Está en la página 1de 8

Capitulo I.

Una historia de perfil criminal

1. Líbulo de sangre

Después de leer el capítulo I, como primera instancia nos muestra todo un


panorama de la búsqueda exhaustiva de preguntas científicas y escrutando
respuestas de las mismas. Se aproxima a una profundidad de subsistencia humana
que trasciende hasta la actualidad; nos hace disputar de qué manera esclarecemos
dudas alternas de nuestros antecedentes para convertirnos en lo que somos ahora.
Se analizan los hechos históricos para cuestionarnos, realizar una introspección y
ver más allá de una respuesta certera, concreta y subjetiva.

De esta manera, el autor introduce el origen del criminal perfilado; en la cual da a


conocer que los profesionistas ancestrales encargados de esta práctica, utilizaban
metodologías inductivas y deductivas. Ahora bien, la puesta en praxis histórica de
los científicos enfocados en esta área; demuestran el desarrollo trascendental para
fungir estas pericias con el término: Perfil Criminal.

Es importante mencionar, la primera documentación que se suscitó en el siglo XIX


del año 1475, en la cual se presentó un supuesto ritual ejercido por judíos que
sacrificó a un niño llamado Simon de Trento de 2 años y medio, el cual apareció
asesinado en un lago lindante de la casa de los judíos en un día de pascua. Según
fuentes que relatan este homicidio, dan a conocer que el principal motivo era tomar
la sangre pura del menor. Posterior a ello, torturaron, quemaron y asesinaron a los
15 judíos que participaron en el acto; años más tarde se comprobó la inocencia de
los mismos y se inculpo a Mendel a Beilis, el cual fue enjuiciado agregándole un
segundo asesinato de un menor de 3 años de edad llamado Andrei Iushchinskii.

Con respecto a lo anterior, se relata que los dos crímenes se ejecutaron por causas
religiosas, fanatismo y ritualismo; lo cual tiene apología, ya que en aquella época la
justicia se profesaba de manera subjetiva y bajo otros lineamientos basados en
actos extremos haciendo referencia a tratos crueles e inhumanos. Durante el juicio
de Mendel a Beilis, la audiencia se conformaba por campesinos; los cuales tenían
la jurisprudencia para tomar decisiones y modificar el proceso del caso.
2. Las brujas y las inquisiciones medievales

Uno de los principales relatos plasmados sobre el perfil criminal, fue el libro de
Malleus Maleficarum; el cual fue publicado en el año 1486 por dos profesores
teólogos cuya finalidad era cazar brujas siguiendo procedimientos ilegales y con
fundamentos religiosos. Tenían la creencia de que las brujas, herejes y delincuentes
conspiraban en contra de ellos y se veían relacionados con el diablo. De esta
manera, nos demuestra el impacto y dominio de la región en tiempos occidentales
y las acciones que se llevaron acabo como un principal recurso.

Por consiguiente, en el libro ya mencionado da a conocer características propias


para identificar brujas, las cuales se representaban en su mayoría como mujeres y
describían que las mismas tenían: manchas, cicatrices, marcas de nacimiento en
algunas partes de su cuerpo, mantenían mascotas, vivían solas, presentaban
enfermedades mentales, desarrollaban medicamentos medicinales con plantas y no
tenían hijos. En cuanto a lo anterior, es importante reconocer que la misoginia por
parte de los autores que desarrollaron estas características es latente desde
tiempos inmemorables y se reconocen los juicios de valor emitidos desde una
postura machista.

Por lo que se refiere a, los castigos producidos a aquellas personas que fueran
categorizadas entre brujas, herejes y delincuentes, se les sancionaba con tratos
degradantes y acciones brutales. Así también, un profesional experto en materia de
defensoría no podía intervenir en los juicios ya que sería un sospecho más como
parte del crimen. Por mucho tiempo, estas acciones tomaron sentido y fueron
practicadas como una base estipulada fidedigna, aunque no lo fuera; es notoria la
incredulidad, apatía y la ignorancia en tiempos medievales.

De esta forma, fueron asesinadas miles de presuntas brujas y herejes en Inglaterra


como parte del mismo procedimiento. Ahora bien, la inquisición española surgió en
los años 1478 a 1834 la cual fue ordenada por la iglesia católica a ayudar al gobierno
español y convertirse en aliados. Fue así que después de un tiempo, los judíos
fueron liberados para adentrarse a sus propias comunidades y poder gozar de su
libre albedrío en su religión
3. Brujas y puritanos (1688-1692): Goodwife Ann Glover y los juicios de brujas
de Salem With

Como se mencionaba anteriormente, existieron alianzas en los cuales se unieron


para erradicar religiones contrarias a las que profesaban. Las inquisiciones
medievales y los españoles aceptaron a todos aquellos católicos que asumieran
una postura en la cual negaran que el judaísmo era una imprecación, así mismo los
juicios de brujas de Salem se unieron con religiosos denominados puritanos; los
cuales tenían la creencia religiosa basada en el espiritualismo, asegurando que Dios
ya había seleccionado a aquellas personas que irían al cielo y proclamaban la
contraparte del Diablo, haciendo referencia que siempre buscaba el mal.

Otro punto importante es, el caso de Ann Glover, quien era una lavandera en el año
1680 contratada por la familia Goodwin en Boston, y a la cual se le descubrió
robando artículos de lavandería por la hija de los dueños en la casa donde
trabajaba. Durante esos tiempos, los niños que conformaban a la misma familia
presentaron síntomas inexplicables, los cuales se describen extremadamente
dolorosos. Cabe mencionar que, Ann Glover era inmigrante, irlandesa, católica y
romana; todas estas características fueron suficientes en aquellos tiempos para
acusarla de bruja, cuando fue enjuiciada se negaba a hablar en otro idioma que no
fuera el suyo y de esta manera en el año de 1668 fue ahorcada. Bajo investigaciones
previas y 300 años más tarde, se comprobó la inocencia de la misma.

De esta manera, se continuó con los juicios de Salem en donde seguían


incriminando a mujeres y hombres en casos sobrenaturales, haciendo referencia a
las prácticas de brujería. Antes de que los juicios terminaran fueron asesinadas 20
personas, 5 condenados en prisión y 150 más continuaron encarcelados. Si bien es
cierto que, surge un antecedente de perfil señalado como: el de una bruja, la cual
se creía que estas mismas actuaban en base a creencias religiosas y características
sobrenaturales.
4. Perfiladores modernos: una perspectiva histórica multidisciplinaria

Por otro lado, en este subtema se plantea el proceso que se ha llevado acabo para
fundamentar la Perfilación Criminal y reivindicar la puesta en práctica de la
metodología aplicada en nuestra actualidad. De la misma forma, abre todo un
panorama de todos los estudios que se han analizado para plantear nuevas
estrategias de intervención, estudiando el crimen y el comportamiento humano en
base a una herramienta como lo es la Criminología.

Como se ha dicho, la Criminología es una base importante para el esclarecimiento


de hechos delictivos estudiando a la víctima y el victimario. Es importante resaltar a
uno de los principales autores en la misma, como lo es Cesare Lombroso que fue
uno de los pioneros criminólogos en estudiar a los delincuentes realizando una
comparación en tres clasificaciones diferentes: criminales nacidos; que eran
aquellos que desde su nacimiento presentaban alteraciones fisiológicas y cuadros
de agresividad, posteriormente se encuentran los criminales locos; que eran
aquellos que ostentaban enfermedades mentales y por último los criminaloids; que
se basaba en el comportamiento criminal de la persona por la composición mental
y emocional.

Acto seguido, un segundo autor es Gerald Fosbroke el cual publicó una obra
experimental basada en trabajo de campo utilizando la observación y análisis para
rescatar rasgos físicos y el comportamiento de varios individuos. De esta manera,
rescata que la madurez y pensamientos de una persona se ven alterados con el
paso de los años, dando pauta a la evolución del ser humano de forma natural y
provocando alteraciones positivas y negativas.

Posteriormente, el criminólogo Erich Wulffen trae aportes interesantes llevando a


colación la conducta criminal femenina, lo cual le tomo tiempo estudiar este
fenómeno desde su perspectiva empírica y realizando un libro denominado: La
mujer como delincuente sexual en el año 1935; de esta manera explicó causas
sociales, morales y psicológicas de las mujeres en estas circunstancias y se dedicó
a ayudar a las mismas con rasgos similares a estos perfiles.
Así mismo, el autor Kretschmer propuso cuatro teorías que estaban fundamentadas
en la anatomía del ser humano y describía algunas características físicas para ser
identificadas por delitos y comportamientos del ser humano, las mismas eran:
leptosoma o asténico; la cual establecía que las características eran de una persona
con complexión alta y delgada, teniendo similitud con delitos de robo y fraudes. Por
otra parte, se encuentra el atlético; el cual asumía similitudes con complexión
robusta y relacionada con delitos de violencia y agresiones. Continuando con
pyknic: en donde se localizaban a personas con estatura baja y masa corporal
elevada, asociando delitos de daño, agresiones y violencia. Para finalizar se
encuentra la cuarta que es displásico o mixto; y son aquellas que adquirían una
complexión diversa a las anteriores o todo lo contrario con clasificación en delitos
de agresión y cuestiones de moralidad.

Complementando lo anterior, las teorías antes mencionadas fueron rechazadas ya


que no se tuvo un fundamento teórico comprobable para cada término, haciéndolas
ver como prejuicios sociales y sin sentido común. Es importante mencionar que, en
la actualidad se ponen en duda las teorías de Lombroso y Kretschmer, ya que los
sustentos teóricos se han estudiado a profundidad y cada vez se cuestionan más
los antecedentes, no se pueden esclarecer cuáles hipótesis tienen veracidad y de
esta manera llevarlas a la praxis con seguridad. Ahora bien, debemos de tener en
cuenta que el contexto social está en constante cambio; las problemáticas, delitos,
fenómenos y el comportamiento humano es evolutivo.

Previamente, otro autor es Arthur Conan Doyle, quien tuvo gran relevancia dentro
de la Medicina y trato temas relacionados a la criminalidad, basó sus explicaciones
en la observación minuciosa y la interpretación de la persona bajo estándares del
análisis a profundidad. De igual forma, propuso la iniciativa de eliminar sesgos de
teorías innecesarias no comprobables y en conocer la vida del individuo, el hecho
delictivo, la Perfilación Criminal y la resolución de los casos; lo cual tuvo un impacto
dentro de las Ciencias Forenses y en otros autores. Debido a esto, logró reivindicar
los métodos judiciales que fueron ejecutados por muchos años de manera
retrograda.
Por otra parte, se hace mención de otro autor llamado Hans Gross el cual era
criminólogo y abogado; reconocido por su habilidad en la innovación de teorías con
una mirada holística hacia el estudio de la criminalidad. Sus principales
cuestionamientos estaban basados en la explicación de la resolución de casos,
reconstrucción de evidencias, falsos testimonios y pruebas erróneas. Posterior a
ello, fue considerado como el principal padre del perfil criminal moderno, dando a
conocer su libro System der Kriminalistik, publicado en el año 1906 el cual tuvo
demanda a nivel internacional.

Por consiguiente, dos autores O'Connell y Soderman trabajaron en conjunto para


publicar el libro Modern Criminal Investigation en 1935, el cual describe perfiles
criminales de delincuentes y desarrollan una clasificación de los diferentes tipos de
ladones, robos e incendios. Así también, se enfocan a la reconstrucción de la
evidencia para realizar un buen peritaje en la escena del crimen desde diversas
posturas y características.

En resumidas palabras, los aportes que se han realizado son fundamentales para
estudiarlos y conocer el impacto que ha tenido la investigación científica a lo largo
de los años. No obstante, el trabajo que se realiza en la actualidad es
multidisciplinario y tienen injerencias para complementar la resolución de los
mismos. Es por ello que, una de las principales ramas que formaron parte del origen
es la Patología Forense; aquella conformada por la Medicina y se basa en la
exploración del cuerpo de la víctima tomando en cuenta señas particulares de las
causas de su muerte, así mismo estudia el entorno de la escena del crimen para
esclarecer dudas del caso.

Es importante mencionar que, el Dr. George B. Phillips intervino en el caso de


Whitechapel, también conocido como Jack el Destripador. De esta manera, las
víctimas fueron revisadas por el doctor; estudiando las heridas producidas e
interpretando la personalidad del asesino serial asumiendo que el comportamiento
era extremadamente violento y aterrador. Posteriormente, el Dr. Paul L. Kirk fue el
primer científico reconocido trayendo aspectos importantes en la resolución de
casos. En el año 1953 fue publicado su libro Investigación del crimen, en el cual se
relataba la reconstrucción de evidencias, análisis sobre el comportamiento humano
y dando a conocer las características para la Perfilación Criminal.

Del mismo modo, la Psiquiatría; es otra rama de la Medicina que se encarga de


estudiar las enfermedades mentales mediante la interferencia de entrevistas
personales, posteriormente llevar acabo un diagnóstico y posible tratamiento para
la persona. De igual forma, esta disciplina tiene su aportación en la Psiquiatría
Forense que ayuda a la resolución de los casos por medio de la investigación. Acto
seguido, el Dr. James A. Brussel fue un psiquiatra reconocido el cual estudio perfiles
clínicos de los delincuentes atendiendo los diferentes trastornos mentales. Estuvo
a cargo de un caso de un terrorista denominado: Bombardero loco, el cual se le
caracterizo con problemas de paranoia.

Conclusión

Los estudios analizados sobre la Perfilación Criminal han dejado referencias


transcendentales y significativas dentro de las Ciencias Forenses. Sus inicios se
caracterizan por política, religión y prejuicios; siguiendo paradigmas retrogradas que
posteriormente se erradicaron dentro de la práctica con métodos sustentados de
manera innovadora. Sin embargo, es necesario analizarlos para tener un respaldo
y poder intervenir en base a modelos modernos.

Ahora bien, la Perfilación Criminal en la actualidad utiliza una metodología científica


para obtener resultados comprobables, objetivos y demostrables. Ante esto, se lleva
a cabo una investigación exhaustiva conformada de la observación, utilización de
técnicas, hipótesis, experimentación y conclusiones para verificar los resultados
obtenidos de la misma. Como ya se ha mencionado con anterioridad, el trabajo
multidisciplinario ayudará a esclarecer el propósito de la investigación, ya que cada
disciplina realizará un aporte científico que será sustancial.
Bibliografía

Turvey, Brent. E. (2012). Criminal Profiling: An Introduction to Behavioral Evidence


Analysis. Sitka, Alaska, EE.UU: ELSERVIER.