Está en la página 1de 9
QW ye Ne , J Agectos. Mexico: Cimasa v Capt 1 ss cl infancy en las institcionesprimarias, dados familiares, tratamiento de fa rl, eonfanea Bases indopondenca, ete. y 50 van a proysctar como Mode de comportamtonta en las inatituionessccundarisn, I cscs a da ol: o logit Functona ents nollico, ete hffentras nose busgte wna Corelacton oe kiskecamente contradietora, pare no excesiva 0 coon 1 onlcto estar pronta a estan Dbemes define con precision eI murda probable en « que bran de vivir nuestros hos, con objeto de oon lsonancins eatasteicas, El mundo‘en que netualscene inns ha mostrado una eontradision diaéction eee teoauel en que fuimos formados que, sin penero de date, os lleva a caifisa de obsolete inert muests praey Wr deberaligerar eamblar y motifiar tas for Ticionales de educaeidn temprana a fin de preparer ora un mundo diversificado y en permanente Capitulo 2 La orientacién profesional y el psicoandlisis La omenraci6s profesional —desgracinda 0 venturosamen- fe—nocs un examen de sangre que proporcione resultados tlaros y procisos. No hay, digon lo que dligan y pese 2 10 hecho haste ahora por fos orientadares tradicionalisias, ‘manera alguna de determinar mediante tesis, In vocseiOn de ningin ser humano, Esta es parte de [a personalidad.» Ja personalided no es susceptible de radiografiarse, por Is sencilla razin de que el hombre es dinamismo, Peden de terminarse, sf, eiertos rasgos, ciertos rumbos; jamds cami nos precisos.'Un orientador no pode —sin arriesgaes: ‘mucho al error— reconiendar a alguien el estudio ce la Sngenieria o de Ja bioquimica sin antes hacer una larga y minuciosa investigacion de la totaidad de ls persona, Tntentar reducir [a orientacién a una reeeta, es como imaginar que alguien puede aprender a nadst concciendo © agua en un vaso. La ovientaeién debe consistir en sear rumbos, dejando al sujeto en absoluta libertad para elegir. Siuno quiere vestir a alguien, lo que debe hncer es llevaslo ‘una tienda y dejarlo escoger sus prendas y colores favo. Fitos. Si cu eleccién no est& de acuerdo con la media 0 on el buen gusto, lo que hay que hacer es educarlo denteo de ciertos patrones culturales; pero no forzarlo a la incomo- dlidad de andar de negro euando para tl ese color resulta luctuioso y siniestro, Nadie pucde realiearse fuera de sbs limitaciones psicoldgiess, sociales y econémieas, Cabe aqui la férmula existencial de Ortega y Gasset: "Yo say yo y Capitulo 2 pulso eficaz al desarrollo ntegral del pais. | inlento y derarrollo dela potenelalidad humana, Con tory Javon cuando un hombre no sabe qu ke embre to ser ante deter 2 lscimos: “Esté muy desorientado™, Et bio no se ha abusado de la frase "desoricntacton de Ie juventad”, cuando se desea hablar de los eatubios de ode 79 gue ocurten en los jovenes; desde cambios slolégiens asta sociales, que los llevan por fuerza a claborae vecg (eS estructura personal para adaptarse fisteny soca ia fos nuevos esquemas que se les presenton, Ne * toda fo es estar desorientado; esint desorientads saber nadar y no saber para qué sirve tal deportc ‘sorienfacién es una devaluseién —entee otras mic SUS Weg sence lnvatable w inwvtabioments a “acsse sl no se detione y se controla, No en vane he cide ocupacién de todos los pueblos, desde los mes mine (ives fasta el pucblo griego, cuya historia dastuca Io coke rancia que se debe a tal problema, ‘Svolucién industrial —y también Ja politica y eco nica y sus repercusiones, dieron a la. orlenvasiéy Profesional un sentido utilitario; al empresario fe he seer ‘ado cn funcién del aumento de sus gornuclas a tesves ‘a produceign mayer. Primero ae enfocs la atencion a “ste, a su vez revelé la necesidad de adaptar al hombre a la La orientacién profesional y et psicoanalisis 2 de Taylor: “Que cada hombre desemperie aquello que me. ot Sepa hacer.” Los intereses que al comenzar el siglo privaban en pat «es altamente industrializados, circunseribian la orienta: én a Tos objetivos de la seleccién en relacién con los Interesos de las industrins que, inclusive, mantenfan los cen: {nos de orientacién profesional. Esta tendencia aprovecha alas técnicas emanadas de Ia psicoteenia y Ia peicologia Aiferencial, y daba a la orientacién un eentido dingnéstico ena exploracién de las capacidades humanas. Eso exten. 4i6 el erréneo concepto de que la personalidad puede ex presarse en la suma de lo resultados de tests cislados, Aasligadoe de una valoracién profunda de los problemas bhumanos. La orientacién se hizo ast singnimo. de psico- eta, . El desarrollo de las ciencias humanas bien pronto st sreocupé en buscar el beneficio mis integral del hombre, Asjando de lado los fines del empresario en particular. Sus Aescubrimientos han ido echando abajo la tendencia des «rita, Hoy se comprende cada vez mas que es necesario resolvrs los conflictos humanos en la empresa, dando rele- vancia @ los faciores afectivos y sociales del comporta- niento, y aboréando el problema humano no en funcién de la adaptacién a una maquina o 2 una eociedad dese. rrollada con tsl concepcién. Ast, Ia orientacién ha venido ‘ser mas un problema educative que empressril, Se con Sidera mis importante abrir perspectivas, orienta al ind vidvo para su futura reslizacién humana en una profesi¢n, ‘qe seleccionarlo para una actividad determinade, hoy la tendencia creciente se enfoca al desarroilo de la concepcién edueativa de la orientacién, que implica tna selén continua de preparacién del individuo para a vida Profesional, con fundamento en el cardcter evolutivo de st fonducta, su plastcidad, y el papel que juegan los cambios a> ambiente en su conformacion, La mueva orlentacién profesional —por Ilamarla de al- gin modo— no pretende negar los avances realizados por 'a orientacién que llomamos tradicional, Es an hecho que ” Capitato 2 {ficiimonte pueden salir campeones de equitacién de una fomilis obrera: esto es econémieo, No prcdle haber pilors londe no hay aviones: esto es social... Es decir, los fac tores que In orientation profesional tradicional ha senaleto son, en cfecto, muy importantes; pero pretendo demenne ‘ue ellos no bastan porque estan montados en un exquern {e6tica que por no englobar Ia personalidad total co de to individual lo fama, lo scil, fo econémie, 9 mip Tes fuctzas asfixiantes, que van ereando un efreulo cade vex mis cerrado, mis Inhibidor, mds dafino para la pers nalidad. De eso depende que los maestros Winitadores ls a La oriontacién profesional y et psicoandtisis 3 que imponen sus ideas en lugar de proporcionar a los alum fis instrumentos y estimuloe para que plensen, hacen mu tho més dao que bien. El alurano reclbe informacién froquelads a costa de a renuneia a impulsos vitals, a costa fz esfuerzos debilitadores de sa salud psiquica; es decir, « costa de frusteaciones. Cuando un deseo resulta inaceptable para el yo —por sjemplo, las ganas de eliminar a un hermano menor con- siderado invasor, enemigo, usurpador—, lo que suele har terse es arrojar el deseo al inconsciente. El deseo desapa fece de In conciencia cubierto con el velo del olvida, pero Sigue aetuando y expresdindose en formas diversas, tanto ini enérgicas cuanto mayor haya sido el es{uerzo para desplazarlo del campo consciente. A ese proceso de ostra- fismo de lop deseas inaceptables se le llama represion Cuando un nif reprime deseos por exigencias internas sanas —equilibradoras— su evoluci6n es normal, Cuando In'tepresign se produce por violeneias externas —sociale, religisas, ete que lo amenszan, el niio queda limited tn su deserrolla pefquico, Cuando los educadores Iogren familiarzarse con los procesos y resultados del psicoanilisis, les ser més facil Feconocer determinadas fates de la evelucién infantil. So- bre todo, no correrdn el riesgo de exagerar Ia importancia de los deseos antisoclales que el nifio demuestra y, por lo ‘ontratio, se guardardn de toda tentativa que propenda a inhibirlos, La represién de los deseos antisociales no los elimina, sino como ya se dijo los transforma en expre- siones de conducta inconseiente. El psicoandlisis ha demios- trado defintivamente que una educacin represiva conduce Ala neurosis y que, en cambio, una educacién que eanaliza Jas pulsiones infantiles en lugar de reprimirla, es camino Ala vida sana, ‘La educacién munca debe cerrar Ins fuentes de la ener tia psiquiea, aunque porercan negativas, sino canalizariss Por ejemplo, en lugar de reprimir Ia envidia de un nifio por fl juguete del hermano, hay que ensefiarlo a compartir el Jnguete y luego a fabricaree el propio. Esto, aparte de no {el Ay au Capituto 2 SPIoHe dav senda de soidaridod y de seguridad on In nonrsien PsCoaniliss, por tanto, es una protilany Ge {rpewosis en el proceso edueativo. A menor Revers teens, mayor libertad interna, incluco jamiente, Por eso el proceso de ories linposietén, 1s cupaciones —como se verd mis adelante— tem. o srentaty @ Veees, caracteres probibides. Un nifec a Hing atméticamente se le ha reprimilo ln natural core in coat Pears clesr la profesién de investigador pong duets eel N08 Ie concent por cixfosos, deste Cifees lavestgan el mecanisma dal tela, aren ae he Sclons, destazan ratones; lo cual, en al fondon ne ce ns s eselasamiento de una curiosidad serusl nore gs tn problema ta fruta que més le ageaday de ie Earle, csperard pasivamente a que le den ata ns goo, Ee Perblemene no reibiek nunes, Ahora bien: ce Ieee Epa que existen muchas fratas, que lor eee tr slept bremente. Lo nemo sconce oe cl testono de las profesiones, “eugesamente ls dificultades e Ia comunicacién y In ‘fanes de las ocupaciones faclitabon la clecctor. », an la actualidad se han multiplicado do tal crore etn 44 orientacion profesional y et pstcoandiisis 35 Bicilosrala", ya Ia vex debe tener Is. bert yle seesaliGits Pata clegiraquella que mejor corre 2 personalidad total. puce aMacién profesional fncada en el psicoansics taney a veaeién, un informacién, feral tslmente— un camino a’Ia libertad Capitulo 3 Vocacién y profesin Ex Homans es un ser de posibilidades. El peiconndlisis ha dado valoracién cienificn al refrén vulgor que reza: "De {nddico, poeta y loco todos tenemos un poco”, asf como a In sentencia del clisice latino que pregona: “Hombre soy, y nada de lo humana me es ajeno”. Sin embargo, zqué es fo que determina que algunos realicen una posibilidad, y dentro de ella una determinada e individualizada modali dad, y otros otra? gPor qué unos son mas médicos que poetas, 9 otros mAs locos que médicos? ¥ Juego, por sobre fhe diferencias que hay en evanto a contacto lumano entre tin matemético y wha hermana de la caridad, Zpor qué en~ the los miédices algunos son oculistas y dentro del grupo) ide estos unos se especializan en cataratas y otros en estra pismo? ¥ entre los poetas, iadependientemente de su talen tory preparacion attistien, gpor qué algunos se ocupan de Sues y de florecttas, y otzos de angustias y melancolias? Y entra los “angustiados", qué determina que unos hablen de su angastia personal y otros de In angustia de ser pat- te de un mundo de guerras e injusticia? Eso se debe fun- damentalmente a dos elementos: la vocacin y la profesién. ‘La vocacign esel llamado a cumplir una necesidad pero zo es el cumplimiento; el cumplimiento es la profesién. Yoossién es un toque de clarin que eada quien oye y sienie Toa manera, 1a vocacion es un Impulso, una wrgeneis, uno fnecesidad insatisfecha; fa satisfaccién de exa necesidad es Ts profasién, si el hombre se satisface adecundaments, ob tentied relajamiento de tensiones, tcanquilidad, poz. Si se ” j i roel Capitulo 3 le gaa con sueedaneos que no fo mutran, ademas de vive at le, ear deem esona 9 deg “mht As las profesones Ia que puede ser a felled ‘Fg, pte ance f detrcln deo ‘hor ben la profesion onesbida coma “trabajo” te nena fnsi de fatsfactor indispensable del sor hamano. trabajo, especinimente el manual fue vide, durente silos coma wa malign zNo lo habia impocsto Yehve liombre come easigo de su descbedienea? Ls liberacin 4 Jn ion del tabajo com condens, data ~pareddicn mente— de Calvino y Litero, quienes, al delenit Ia pre destingeién, 8 deen, la dovtina de que el hombre est Je desde qe nace dstnado ala slvatén ola conden in, proceron que muchos hombres, en el fan de eon sencctse de convencer a Tos demis ee qos estaban en ‘sind de prala", se dediearan a trabajar para que Ie prospeidd material demostrata que Dice los bendeci, Hero ls ideas da la Reforma no llegaron la Amseea hs veo sino las otras, las que preieaban insstentemente ~recursoras de Jansenio que la tera es un "vale de Viginas", que el papel del Hombre es de suoisi¢n a Ja tad divine aeatando el estado econbmivo, social 7 0 as que cada qulen edtuvire,y que su consuelo ‘ive estibar en la esperanza de Ia savacidn en la vida {usura el cco, Las espaleserearon colons con tna s- ciedad arstcrtien que miraba con desden el abajo mar unl eonsderado come menester de Inds, newros mee Y aunove ya el Arciprste de Hita habia proclamado «que la primera preocupacton del hombre es “aver mante nenciat a ade se Te curr Interpretar in dea dal "co Ss el oan eon el sudor det frente com ln tine poubildad de vvi de realizarse no s6lo examen Siro internament. "Ora et labora” (reza ytabaja) era el ie para Ta regia de os monjesy para la explotactén del prin. A cat eento emewentaafos de In eanssimacion de muestea Independenia, todavia hay que lice contre la paralisis que provoraron doe ideas antagonicas respect vooacién y profesién 9 sl trabajo: aquel considerado desde el punto de vista del Smo y desde el punto de vista del trabajadoi ‘Por otra parte ge nos habla de la importancia del amor y no de la del trabajo, Podemos recorrer la literatura y Extadiarla, investigarla desde Platéa hasta nuestros dias [Dénde hay atenclin al trabajo como Ia que se concede al {inor? (Qué obra literaria famosa hay en Ta que se hag Ja apologfa del trabajo? gQuidn ha escrito un arte de tra baler, oun estudio del trabajo como fuente de felicidad? 2Y no esextrafo, por otra parte, que todos los panegirstas fel amor sean grandes trabajadores? ios heroes y las herofnas de la literatura son grandes amantes, no grandes trabajadores. Pero todos son trégieos, Jos Romeos y las Tulietas, los Abelardos y las Eloisa, y hasta In. Traviata (Violeta). Si el amor es un sostén en lsentido de ternura, afecto—, éste necesita a st vee apo- {arse en el trabajo, Bl alimento del amor es el trabajo. "Obras son amnores y no buenas razones"; “a Dios 10: gando y con el mazo dando”, dicen los viejos refranes. La Eecidad —pav,slegra, tranguilidad, dar y recibir cariiom slo puede Tertlizarla’en Ta tierra ol trabajo. Piense cada {quien on lo siguiente: geuntas personas conocemos, direc mente oa través de informes, que dedicadas a su trabajo han vivido “felices”? c¥ cudntas conocemos que hayan vi+ vido durante lergo tiempo entregadas exclusivamente a amar y set amadas? El ejemplo parece grotesco, pero te hemos que partir de Ia realidad del hombre y no de ihsio nes El eanto del amor es melodioso, pero poco substantive. En éilima insianela, queremos llegar a un planteamiento {que de antemano resulta obvio para todos: