Está en la página 1de 2

Declaración Red Feminista de la Región de Aysén

A partir del caso Sara, distintas colectivas conformadas por mujeres nos articulamos como Red
Feminista de la Región de Aysén, con el objetivo de visibilizar la violencia sistemática vivida por las
mujeres en este territorio.

Es el caso de nuestra compañera, quien durante 4 años fue víctima de la violencia machista por
parte de su ex pareja. Ella el 2019 presentó una denuncia por violencia intrafamiliar, y el 24 de mayo
de este mismo año ingresó una segunda denuncia por el mismo motivo. Cabe mencionar, que el
victimario mantenía una medida cautelar de alejamiento hacia Sara, decretado por el Tribunal de
Garantía de Puerto Cisnes, debido a los hechos de violencia que ponían en riesgo la vida de nuestra
compañera.
Es así, que el día 03 de junio de 2020 el sujeto rompe la medida cautelar, ingresando a la casa
con clara intención de atacarla. Sara, actuando en legítima defensa se defendió. En estos momentos
nuestra compañera sigue siendo juzgada, actualmente imputada por parricidio efectivo.

Como Red Feminista de la región de Aysén, denunciamos y exigimos lo siguiente:

a) La ABSOLUCIÓN de Sara, atendiendo el contexto de violencia reiterada que sufría por parte
de su agresor y considerando el intento de femicidio hacia ella el día 03 de junio por parte de
este su victimario.
b) Rechazamos tajantemente el actuar indiferente de la directora regional del SERNAMEG Aysén,
quien mediante sus declaraciones expresa que no apoyarán el caso de Sara, ya que "condena la
violencia venga de quien venga". Respuesta y acción que consideramos graves y cuestionables,
pues provienen de la institución del estado que debe velar y brindar las herramientas necesarias
para erradicar y combatir la violencia de género, tal como lo indica uno de sus principios
fundamentales: "Ejecutar modelos programáticos para prevenir, erradicar y sancionar la
violencia contra las mujeres e intrafamiliar."
c) Interpelamos a los medios de comunicación regional, por el lenguaje sesgado y sexista utilizado
para referirse al caso de Sara. Los medios son constructores sociales de sentido y realidad, por
ende, deben ser responsables en la forma de transmitir el mensaje y relatar estos hechos, que
son tremendamente sensibles para las mujeres a nivel regional y nacional.
d) Denunciamos la violencia estructural por la que se encuentra pasando Sara, expresado en el
abandono de la red de protección de víctimas, falta de presencia de salud pública y todos los
instrumentos del Estado que existen, programas financiados con nuestros impuestos dedicados a
la reparación de la mujeres violentadas y vulneradas.
e) Revisar la legislación vigente, las acciones por parte del Estado como garante de los derechos
de las mujeres y la estructura estatal en su totalidad, pues muchas leyes que existen no
funcionan. Es inaceptable que las mujeres víctimas de violencias, aun adoptando medidas
indicadas por el conducto judicial, sigan estando en riesgo de vida frente a sus agresores.

Finalmente, declaramos como red feminista nuestro absoluto y total apoyo a nuestra compañera
Sara, quién ha sido víctima de las múltiples violencias ejercidas por el estado, el sistema judicial, el
aparato policial, el sistema de salud y por la sociedad, sobre todo la violencia machista; considerando
que el primer territorio político es nuestras cuerpas. Solidarizamos, conscientes y como testigos de las
violencias que hoy viven cientos de mujeres en nuestra región, producto del abandono total del sistema
de gobierno, en cuanto a las negligencias y medidas de resguardo hacia nuestras vidas, las cuales no
son respetadas y terminan cotidianamente arrebatándonos a alguna compañera.

¡Exigimos la absolución inmediata de la compañera Sara! Por lo que adherimos y levantamos


bandera respecto a que actuar en legítima defensa no es delito sino un modo de sobrevivir.

#YotambiénmeDefendería