Está en la página 1de 6

POLÍTICA EXTERIOR VENEZOLANA

Venezuela hace vida activa en distintas organizaciones internacionales, en el ámbito


regional, continental y mundial, como la ONU. La política exterior de los distintos gobiernos
que se han sucedido en el poder en Venezuela, desde 1958 hasta hoy. Durante todo ese lapso
de tiempo Venezuela ha permanecido dentro de un sistema democrático de gobierno en el que,
la política exterior ha buscado obtener para el país condiciones idóneas para su
desenvolvimiento y desarrollo en el marco de las relaciones internacionales con diversas
Naciones del mundo.

Venezuela, como toda Nación independiente, hace vida en distintas organizaciones


internacionales, en el ámbito regional, continental y mundial, así como también en varios
organismos internacionales especializados, desarrollando de este modo las orientaciones
generales de su política exterior. Venezuela se ha caracterizado durante toda su vida
democrática por pertenecer a los organismos y organizaciones internacionales que se han ido
creando en el mundo desde mediados del siglo XX, como fórmula para alcanzar el desarrollo
social y económico de las naciones, para promover y mantener la paz y tratar de crear un
mundo más justo.

La Política Exterior de Venezuela está regida por los fundamentos de la constitución de


1999 de ese país que establece los principios de independencia, igualdad entre los
Estados, libre determinación y no intervención, solución pacífica de los
conflictos, cooperación, respeto a los derechos humanos, solidaridad entre los pueblos y la
democratización en la toma de decisiones en los organismos internacionales. Según su
constitución Venezuela también debe promover y consolidar la
integración latinoamericana y caribeña, el desarme nuclear y el equilibrio ecológico.

Todos los tratados suscritos deben ser aprobados por la Asamblea Nacional antes de ser
ratificados por el presidente de ese país. El poder legislativo es el único que puede autorizar el
nombramiento de los jefes de misiones diplomáticas permanentes y el envío de misiones
militares fuera de sus fronteras.
DIRECTRICES DE LA POLÍTICA EXTERIOR

La revolución ciudadana que plantea el Gobierno se inscribe en la tendencia actual en


América Latina, inspirada en los valores de libertad, igualdad y solidaridad. La visión de que el
desarrollo humano es un proceso mediante el cual los objetivos, las libertades y las
oportunidades de los individuos se amplían para la realización individual y colectiva, incide en
la elaboración y ejecución de la política exterior, orientada a un mundo centrado en el bienestar
humano y la sustentabilidad, y que se guiará por las siguientes directrices:

 No intervención en los asuntos internos de otros estados.

 Pleno ejercicio de los derechos soberanos del Ecuador sobre sus recursos naturales, medio
ambiente, biodiversidad, y preservación de su pluralidad cultural en beneficio de su
ciudadanía y la comunidad global.

 Respeto interno y promoción externa de los derechos humanos.

 Compromiso con los intereses del país y el bienestar de los ecuatorianos y ecuatorianas, en
especial de los sectores menos favorecidos.

 Ejecución de una política integral en apoyo a los emigrantes y sus familias en los países de
origen, destino y tránsito, basada en el derecho a la libre circulación de las personas.

 Aportar en la construcción de un orden internacional más justo, solidario, democrático y


participativo que promueva la paz, la seguridad y el desarrollo humano.

 Contribuir al fortalecimiento de los sistemas multilaterales financiero y comercial


fundamentados en la complementación, cooperación y equidad, con reglas claras,
transparentes y no discriminatorias.
 Establecer acuerdos bilaterales sobre comercio, inversiones y cooperación, que
diversifiquen el destino y origen de nuestro comercio exterior, mejoren el acceso a los
productos ecuatorianos y propicien la integración en las cadenas productivas de los
artesanos, y los pequeños y medianos productores.

 Atención prioritaria al tema del ambiente, reivindicando la condición de país acreedor de


deuda ecológica.

 Integración latinoamericana productiva, social y ambiental, como mecanismo de potenciar


la presencia soberana de los estados partes en la comunidad internacional y como motor del
desarrollo humano sustentable.

 Canalizar la cooperación internacional mediante una agenda propia, alineada con este Plan
Plurianual, para que desempeñe un papel complementario a la acción del Estado, con
rendición de cuentas por parte de los receptores de cooperación.

 Fortalecimiento de la agenda positiva con los países vecinos.

 Promoción de una política realista, soberana y de principios con los Estados Unidos.

 Elaboración democrática y ejecución transparente de la política exterior, sobre la que se


rendirá cuentas a la sociedad.

SOBERANIA

Se refiere al ejercicio de la autoridad en un cierto territorio. Esta autoridad recae en el


pueblo, aunque la gente no realiza un ejercicio directo de la misma sino que delega dicho poder
en sus representantes. La Soberanía significa independencia, es decir, un poder con
competencia total. Este principio señala que la Constitución es el fundamento o la base
principal del ordenamiento jurídico, por lo que no puede existir norma que esté por encima de
esta.
MUNDO MULTIPOLAR

El mundo multipolar es una realidad que se genera solo a través del esfuerzo humano en
distintas geografías del globo terráqueo a lo largo de la historia universal. El esfuerzo y talento
humano sumado al trabajo en equipo de una sociedad aplicado a un territorio y sus ventajas
comparativas concretas genera un polo de desarrollo. En esas sociedades que se convierten en
polos prevalece la colaboración entre sus ciudadanos e intercambian recursos y conocimientos
con otras protegiendo sus intereses o buscando una balanza de pago positiva. Sin esfuerzo
conjunto de toda la sociedad y sin balanza de pagos positiva las sociedades desaparecen.

SOLIDARIDAD Y COMPLEMENTARIEDAD

Se refiere al sentimiento y la actitud de unidad basada en metas o intereses comunes en


un sistema económico-social que permite vivir en armonía y equilibrio para bien de los
involucrados. Está basado en la reciprocidad y complementariedad, es un proceso de
integración que permite que haya una libre movilidad de personas, bienes y servicios, así como
de capitales.
La Solidaridad y complementariedad, son principios que se enuncian y repiten como
base de la actual búsqueda de una Integración alternativa de los países de América del Sur.
Son, al mismo tiempo los que presenta la oportunidad para que el rediseño del modelo
económico, político y social en la región.

ANTIIMPERIALISMO

El antiimperialismo1 es una posición política surgida a finales del siglo XIX que se
caracteriza por una categórica oposición al imperialismo. El pensamiento antiimperialista está
estrechamente vinculado al cuestionamiento de los mecanismos
de dependencia neocolonial caracterizados por mecanismos de sujeción económicos y
financieros, así como a los llamados procesos de liberación nacional.
RESPETO AL DERECHO INTERNACIONAL
El derecho internacional define las responsabilidades legales de los Estados en sus
relaciones entre ellos, y el trato a los individuos dentro de las fronteras estatales. Sus
competencias comprenden una gran variedad de problemas de importancia internacional, entre
los que figuran los derechos humanos, el desarme, el delito internacional, los refugiados, las
migraciones, los problemas de nacionalidad, el trato a los prisioneros, el uso de la fuerza y la
conducta durante la guerra. También regula los bienes comunes mundiales, como el medio
ambiente, el desarrollo sostenible, las aguas internacionales, el espacio ultraterrestre, las
comunicaciones mundiales y el comercio internacional.

RESPETO AL LA PROTECCION DE LA HUMANIDAD


Las Naciones Unidas se crearon en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial con el
objetivo principal de salvaguardar la paz y la seguridad en el mundo. Desde sus inicios, los fundadores
eran conscientes de la estrecha relación existente entre la paz y los derechos humanos, puesto que
únicamente en un contexto de paz sería posible que los seres humanos disfrutaran plenamente de sus
derechos. Las personas no debían volver a verse perseguidas por las atrocidades, ni volver a ser
víctimas de políticas tan genocidas como las que habían devastado sociedades de toda Europa.

Los derechos humanos son normas que reconocen y protegen la dignidad de todos los
seres humanos. Estos derechos rigen la manera en que los individuos viven en sociedad y se
relacionan entre sí, al igual que sus relaciones con el Estado y las obligaciones del Estado hacia
ellos. Las leyes relativas a los derechos humanos exigen que los gobiernos hagan determinadas
cosas y les impide hacer otras. Las personas también tienen responsabilidades; así como hacen
valer sus derechos, deben respetar los derechos de los demás. Ningún gobierno, grupo o
persona individual tiene derecho a llevar a cabo ningún acto que vulnere los derechos de los
demás.

Los derechos humanos son universales e inalienables. En todas partes del mundo, todas
las personas tienen derecho a ellos. Nadie puede renunciar voluntariamente a sus derechos. Y
nadie puede arrebatárselos a otra persona.
Indivisibilidad
Los derechos humanos son indivisibles. Ya sean civiles, políticos, económicos, sociales o
culturales, son inherentes a la dignidad de todas las personas. Por consiguiente, todos
comparten la misma condición como derechos. No hay derechos “pequeños”. En los derechos
humanos no existen jerarquías.

Interdependencia e interrelación
El cumplimiento de un derecho a menudo depende, total o parcialmente, del
cumplimiento de otros derechos. Por ejemplo, el ejercicio efectivo del derecho a la salud puede
depender del ejercicio efectivo del derecho a la educación o a la información.

Igualdad y no discriminación
Todas las personas son iguales como seres humanos y en virtud de su dignidad intrínseca.
Todas las personas tienen derecho al disfrute de sus derechos humanos, sin discriminación
alguna a causa de su raza, color, género, origen étnico, edad, idioma, religión, opiniones
políticas o de otra índole, origen nacional o social, discapacidad, posición económica,
circunstancias de su nacimiento u otras condiciones que explican los órganos creados en virtud
de tratados de derechos humanos.

Participación e inclusión
Todas las personas y todos los pueblos tienen derecho a contribuir, disfrutar y participar
activa y libremente en el desarrollo civil, político, económico, social y cultural, a través de lo
cual los derechos humanos y las libertades fundamentales pueden hacerse efectivos.

 
Rendición de cuentas y Estado de Derecho
Los Estados y otros garantes de derechos deben respetar las normas y los principios
jurídicos consagrados en los instrumentos de derechos humanos. Cuando no lo hacen, los
titulares de derechos que han resultado perjudicados tienen derecho a entablar un proceso ante
un tribunal competente u otra instancia judicial, en busca de una reparación apropiada, y de
conformidad con las normas y los procedimientos previstos en la ley.