Está en la página 1de 2

Llamados con un propósito

Ilustración del bus.


Infinidad de personas en todo el mundo no encuentra hoy sentido a su existencia. Pasan los días sin
pena ni gloria, lo que torna tortuosa su existencia. Incluso, a esa carencia de metas claras, lleva a un
incremento progresivo de suicidios que encontramos en sinnúmero de países. ¿Hay acaso algún fin
para cada día? Y el conjunto de nuestros años, ¿para qué? Cuando vamos a las Escrituras
encontramos que nuestro Padre celestial no hizo nada por accidente, sino con un propósito
específico (Proverbios 16:4 a)

Cuando tenemos clara esa perspectiva, entendemos que hay una misión que debemos cumplir y hacia
el cumplimiento de ese fin o propósito, orientamos nuestra relación con Dios.

“Cada cosa que pasamos, vemos, vivimos, presenciamos, tiene un propósito en la vida”

Hoy cada uno de nosotros, como jóvenes, hijos, estudiantes, hermanos en cristo, usuarios de los buses
xoyitas, debemos comprender que Dios tiene un propósito para mí y para cada cosa que nos ocurre.

Desarrollo
a. Dios tiene un plan perfecto para cada persona.
Nos creó con un propósito.
1. Dios no improvisa; todo lo tiene cuidadosamente previsto (Jeremías 1:5, 10)
2. Cada detalle de nuestro cuerpo estaba contemplado en el plan de Dios desde antes de la
creación del universo (Salmos 139:13, 15, 16)
3. Dios dice que tiene pensamientos de bien y de paz, no de mal. (Jeremías 29:11)
4. Quiere decir que siempre Dios está pensando en nosotros.
5. Piensa en lo que somos capaces de hacer cada día.
6. Dios no piensa mal de nosotros, puede que no tenga una buena reputación, pero Él sabe que
podemos ser cada vez mejores si lo buscamos.
7. También dice la Biblia que esos pensamientos son para darnos lo que esperamos, claro
Dios nos va a dar algo que no somos capaces de manejar.
 Dios nos quiere bendecir, pero todo a su tiempo.
 Si hoy no sabemos comer sanamente, no pretendamos que nos bendiga con ¢20.000
para gastarlos en comida rápida.
 Dios sabe de qué tenemos necesidad. Mateo 6:7-8 (conocimiento divino).

b. Todo lo que nos pasa es para bien. Romanos 8:28


1. ¿Por qué a veces reclamamos por todo lo que nos pasa? Porque no amamos a Dios
verdaderamente.
2. Todas las cosas nos ayudan para bien.
3. Los que conforme a su propósito ha sido llamados.
4. La Biblia dice Todas las cosas les ayudan a bien, todas son todas,
a. No hay una situación que nos ocurra que no tenga propósito en la vida, así sea ir estrujado
en un bus de o pararse en una caca de perro.
b. Dios nos quiere bendecir y prosperar en todo y por eso ocupamos pasar por cosas en la
vida que no entendemos, pero que tienen un fin.
 La muerte de un familiar
 El atropello de la mascota
 Pasar el ridículo pegando contra un poste por ir distraídos.
c. Todo tiene un propósito en la vida.

c. Cuando estamos en el plan de Dios, encontramos propósito para nuestra vida


(Éxodo 3:1-12) Llamado de moisés
1. Dios nos da una visión clara.
2. Cuando nos dejamos encontrar y tratar por Dios, Él nos revela su propósito para nuestra vida.
 Encontrar propósito a nuestra vida, parte de someternos a Él (Mateo 16.24-26)

3. ¿A dónde iría un chofer de bus si lleva los ojos vendados y va en pista a 120 km/h? a ningún
lado, directo a u accidente, a un fracaso.
4. Así es la gente que no tiene visión clara en la vida, de saber hacían donde vamos.
5. Esa visión es ver cómo Dios ve
6. Si yo no sé para donde voy, cualquier bus me sirve.
7. La visión nos ayuda a saber a donde tenemos que llegar.
8. Por eso Dios mandó a: (Mateo 28:18-20)
a. Hacer discípulos a todas las naciones
b. Bautizarlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
c. Pero para hacer un discípulo ocupamos primero:
 Hablarle
 Ser ejemplo.
 Predicarle o hablarle de Dios.
 Así la gente verá que lo que predicamos es verdad y puedan creer.
 Así pasarán por el proceso de ser discípulos
 Una vez que alguien cree y comienza su proceso de crecimiento, es bautizado en el
nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, no antes.

Hay un propósito que es únicamente para ti, no para mí, y sólo tú lo vas a cumplir, porque Dios te ha
dotado de todo lo que necesitas para hacerlo; tu propia misión, tu propia responsabilidad. Hay un plan
hecho por Dios para que lo cumplas.
La Biblia dice que, si amamos a Dios, lo que nos pase será para bien, con un propósito que me ayudará
en algo, a veces no sabemos en qué, pero en algo será.
El plan de Dios es perfecto, no tiene errores, pero si Dios traza un camino por el cual desea que
caminemos en bendición, con pruebas claro, pero guiados por Él, pero como tenemos libre albedrio,
podemos irnos por otro lado y alejarnos del plan de Dios, y claro muchos en ese alejamiento le echan
la culpa por todo lo que les pasa, el libre albedrio es nuestro, nosotros decidimos que hacer con nuestra
vida, pero no nos podemos quejar de lo que permitimos.