Está en la página 1de 145

POR ROBIN D.

LAWS
ÍNDICE
PRELUDIO: LOS PROGRESOS DE UN INTRUSO 4
INTRODUCCIÓN: CASA, MAL QUE LE PESE 8
CAPÍTULO UNO: ANTIGUA PODREDUMBRE 14
CAPÍTULO DOS: UNA CIUDADELA REMOTA 30
CAPÍTULO TRES: UNA CASA DIVIDIDA 36
CAPÍTULO CUATRO: EL VIENTRE DE LA BESTIA 46
CAPITULO CINCO:
LOS CONDENADOS Y QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 74
CAPÍTULO SEIS: LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 104
CAPITULO SIETE: LAS SOMBRAS DE CEORIS 130
os progresos
de un intruso
Cuando hubo cerrado tras él la puerta secreta, Bogdan des-
cubrió que no podía seguir avanzando. Su cuerpo había dejado
de obedecerle. Vio cómo sus dedos se crispaban, sintió cómo la
sangre inerte de sus venas se tornaba gélida. Transcurrido un
instante, Bogdan supo ponerle nombre a aquella sensación, por
improbable que le pareciese: era terror. Con aquello si que no
había contado. Bogdan se tenía por alguien que no conocía el
miedo, y así era como le conocían todos sus hermanos. Era él
quien había asombrado a propios y a extraños al adentrarse en
una hoguera para recuperar el yelmo de combate de su sire. Era
Bogdan el que había desafiado a los Tzimisce cuando éstos ha-
bían intentado someterlo. Nada de lo que pudieran hacerle a su
cuerpo conseguiría inducirlo a traicionar los secretos de sus her-
manos. Él era Bogdan, el indómito. En caso de captura, no re-
velaría nada en absoluto. Era él el que se había plantado en
solitario, bajo la nieve, ante el príncipe lupino para exigirle su
amuleto de carne. Bogdan esgrimía la bolsa de cuero que conte-
nía el amuleto; había funcionado, neutralizando barreras y
abriendo cerraduras. Era el maldito Tremere el que debería sentir
miedo... de él. Bogdan esperó, su sangre se templo. Intentó mo-
ver los dedos y descubrió que le resultaba posible. Cerró los ojos
por un instante, antes de adentrarse en las profundidades de la
cámara secreta.
Si Colga se encontraba en algún rincón de aquel edifi- en la parte secreta, puesto que los magos mortales juraban que
cio helado y sacudido por los vientos, sería allí, en las cáma- en Ceoris no se custodiaba a ningún cautivo.
ras secretas donde sólo se aventuran los Cainitas Tremere. Bogdan volvió a detenerse en seco al escuchar un ruido
Hacía meses que no se recibían noticias de Colga. Sin duda procedente de la puerta más próxima, robusta, reforzada con
había sido descubierto por el clan hacia el que llevaba tanto hierro. Albergaba la confianza de que podría recorrer la totali-
tiempo fingiéndose leal. No había muchos Cainitas santos dad del pasillo sin provocar la alarma de quienquiera que estu-
de la devoción de Bogdan, ni siquiera entre sus compañeros viese repiqueteando en su interior. No creía que las celdas se
de clan, pero sentía cierta afecto por Colga, noble y amante contasen entre las primeras estancias con las que pudiera toparse
de la naturaleza. un intruso. Anduvo con cuidado por el firme de piedra, sin
Bogdan llevaba varias semanas dentro de Ceoris, como hacer ruido, hasta doblar una esquina y descubrir un segundo
criado de uno de los magos mortales. Como era menester, pro- pasadizo flanqueado a su vez por puertas de metal. Al no
curaba no llamar la atención. Había prestado atención a los escuchar ni un sonido, se atrevió a probar a abrir una de las
cotilleos de los sirvientes. Había descubierto a los Cainitas en puertas. Todos sus esfuerzos habrían sido en vano si aquellas
su seno. Su supuesto señor no sabía nada del mundo de los puertas estuviesen cerradas a cal y canto. Más la puerta emitió
Cainitas, lo cual a Bogdan le parecía divertido. Llevaba siglos un quejido apagado cuando la empujó con el hombro, y se
oyendo hablar del poder de aquellos brujos, que podían hacer abrió. Levantó su farol para iluminar el cuarto en penumbra.
que los bosques caminaran o que los castillos se derrumbaran Dentro había Gárgolas. Se dispuso a luchar por su vida.
con un simple ademán. Empero, eran incapaces de ver que los Sin embargo (exhaló un brevísimo suspiró de alivio, el
Usurpadores caminaban entre ellos. primero desde hacía décadas) las Gárgolas permanecieron in-
Un repiqueteo despertó ecos escaleras arriba, aproximán- móviles. Estaban muertas, apiladas y amontonadas como tro-
dose en su dirección. Se detuvo en seco. Se pegó a la pared feos de caza. Cada una de ellas exhibía alguna desconcertante
de piedra, cuya humedad le empapó la túnica de lana. Si malformación que la distinguía de los especímenes animados
alguien subía por las escaleras, no albergaba esperanzas de que Bogdan había visto en las garitas del exterior de la capilla.
escapatoria. Fue entonces cuando escuchó los arañazos y el batir de alas
Permaneció un rato inmóvil, pero no se produjeron más procedentes de otra parte de la estancia. Dos de las paredes
ruidos. Se apresuró a descender el resto de los escalones hasta del cuarto estaban cubiertas por jaulas, la mayoría demasiado
llegar al pasadizo del fondo. No le pareció más grandioso que pequeñas para albergar una liebre. Bogdan echó un vistazo a
los anteriores. Ante el se alineaban varias puertas. Aunque se las jaulas y descubrió bestias compuestas de miembros ajenos.
había familiarizado con las zonas públicas de la capilla, nunca Una rata con las frágiles alas de una libélula. Un sinuoso ser
antes había traspuesto la puerta secreta y desconocía por com- semejante a un gusano, mayor que un gato, que se impulsaba
pleto la extensión de aquellas cámaras ignotas. No le quedaba gracias y varios pares de lenguas humanas. Una paloma torcaz
otra opción más que abrir las puertas al azar hasta que diese cuyo pecho supuraba con el lento palpitar de lo que sólo po-
con las celdas donde residían los prisioneros. Tenían que estar dían ser las partes íntimas de una mujer. Bogdan había visto las

6 LA CASA DE TREMERE
muchas atrocidades que los Tzimisce cometían con sus vícti- en comparación, yo podría conseguir que aquello no fuese
mas, con las que, a primera vista, aquellas criaturas guardaban más que un leve pinchazo.
cierta similitud. Los seres de las jaulas eran distintos, aunque A Bogdan le sorprendió lo mucho que aquella mujer ha-
Bogdan no encontraba las palabras para expresar el porqué. bía conseguido ahondar en su mente, pero lo que quería des-
Eran retales cosidos de forma chapucera, fruto de una locura cubrir estaba bien protegido, oculto bajo muchas capas de fuerza
más fría que la de los Tzimisce. Colga sabría explicarlo. Cuan- de voluntad y concentración.
do encontrase a Colga, todo se aclararía. Tendría que salir de La mujer le acarició el rostro con unos dedos resecos.
allí y buscar a Colga, pues no creía que fuese a encontrar las —Te jactas de no conocer el miedo. No obstante, el trina-
llaves de ninguna celda en aquel sitio, pero le resultaba impo- do derribó los muros de tu coraje, tan seguro como que las
sible apartar la vista de las jaulas. Se dijo que a sus hermanos trompetas hebreas anunciaron la caída de Jericó.
les gustaría conocer los secretos de aquella cámara. Bogdan decidió que podía formular alguna pregunta. Aun-
Una de las jaulas estaba cubierta por un paño manchado que no había conseguido encontrar a Colga, al menos podría
de orín. Bogdan lo apartó, antes de maldecirse por su falta de recopilar información de utilidad que llevarles a sus hermanos,
cautela. La bestia del interior estaba formada por los cuartos tras su inevitable huida.
traseros de dos lobos, donde cada par de patas se juntaba en el —¿Qué era esa bestia?
medio para componer un ser sin cabeza ni color definido. Do- Mendacamina esbozó una sonrisa y se apartó de él.
cenas de púas afiladas sobresalían de su pellejo rosado. Cuan- —Una fruslería producto de una de mis colegas. Sus per-
do éstas se abrieron, Bogdan vio que en realidad eran los picos petuos experimentos con la naturaleza siempre consiguen di-
de incontables aves. Los pájaros comenzaron a gorjear. Bogdan vertirme y, en ocasiones, me resultan bastante prácticos. He
sintió el impulso de cerrar la puerta y asegurarse de que nadie descubierto que su trinado funciona de maravilla para reblan-
pudiera oír el estruendo de los trinos, pero aquel ruido tenía decer mentes demasiado pagadas de sí mismas.
algo que lo mantuvo paralizado en el sitio. En medio de aque- Bogdan escuchó el trajín de objetos que se movían a su
lla canción ensordecedora y cacofónica, no tardo en distinguir espalda. Pugnó por girar la cabeza y echar un vistazo, sin éxi-
palabras. Palabras que le hablaban en su dialecto natal. Escu- to. Oyó a unas cuatro personas que resollaban, como si estu-
chó los nombres de su madre, su padre, sus hijos, muertos viesen levantando un objeto pesado. Luego se produjo un chi-
tiempo ha. No pudo contener un escalofrío, antes de que las rrido, algo grande y metálico estaba siendo empujado por el
palabras pasaran a dar voz a todas aquellas ocasiones en las suelo de piedra de la celda.
que Bogdan había sido amenazado, apaleado o torturado. Aque- —Me sumió en una rabia ciega, es verdad, pero ya no me
llas voces le daban nombre al terror que él mismo se decía que posee el frenesí y, sea cual sea el aparato de tortura que estés
jamás había sentido. Demostraban que su impavidez era men- preparando, te advierto que no conseguirá obligarme a hablar.
tira, enumeraban a gritos los terrores que había enterrado en lo Los criados de Mendacamina maniobraron el armatoste
más hondo de sí. Los chillidos de la criatura removieron aque- hasta que hubo quedado a la vista. Se trataba de un cajón de
llos miedos de su interior y lo envolvieron con ellos, para que buen tamaño, forjado en bronce e inscrito con símbolos hechi-
la Bestia se apoderase de él. ceros. Una rueda del tamaño de un escudo sobresalía algunos
centímetros. Mendacamina se acercó a la caja y extrajo de ella
Bogdan se despertó y no se extrañó al descubrir que se un tubo largo, también de bronce, compuesto por muchas par-
encontraba atado a un taburete en una celda mal iluminada. tes articuladas ensambladas entre sí. Bogdan sintió que unas
Tenía los brazos sujetos a la espalda y las piernas a las patas de manos toscas lo sujetaban el rastro y le giraban el cuello a un
la silla. Cuando quiso poner a prueba los nudos, sufrió la bur- lado. Escuchó un ensalmo; había más gente en la estancia, más
lona reprimenda de la insinuante voz de una mujer que entra- allá del círculo iluminado por el Farol. Estaban haciendo magia.
ba en la cámara con paso sigiloso. Bogdan sintió que le frotaban la sien con algo. Sus ojos
La desconocida se acercó. lagrimearon ante el dolor que irradiaba de aquella zona. Le
Bogdan vio lo hermosa que era: un rostro de líneas per- pareció que podía oler cómo se derretía su carne.
fectas, una piel que absorbía la luz del farol. El corte de su —Deseas información que llevarle a tus hermanos. Aun-
túnica inmaculada le recordaba a Bogdan vagamente al hábito que nunca volverás a verlos, no me importa proporcionarte
de una monja. Clavó sobre él una mirada fulminante que Bogdan algunos detalles. El tubo que tengo en mis manos es una cánu-
ya había visto antes en otros apresadores. Todos ellos creían la. Y esto —le reveló una afilada hoja triangular sujeta al extre-
que con unas cuantas expresiones torvas y un puñado de ame- mo del tubo—, se llama trocar. Combinados, me permiten as-
nazas elocuentes podrían asustarlo tanto como para traicionar pirar los humores de un sujeto. El artilugio de mayor tamaño
a sus hermanos. —señaló el cajón—, convierte tu mente en una especie de flui-
—Me llamo Mendacamina. Quiero saber quién te ha en- do pastoso.
viado y por qué. Indicó con un gesto que se encendieran más antorchas,
Al principio, todos se mostraban igual de confiados. torea de la que sus criados se ocuparon de inmediato. La nueva
—No puedo prometerte que vayas a seguir con vida — luz reveló una mesa, sobre la que descansaba un objeto redon-
continuó la mujer—. Ambos sabemos que esa promesa no do, oculto bajo un puño de lino teñido.
sería más que una mentira absurda. Pero podrías librarte del —Como ves, un segundo tubo sale del aparato y va a
dolor. alimentar a alguien que quiero que conozcas, Bogdan. —Tiró
Bogdan decidió guardar silencio. Había llegado a descu- de la tela que cubría el objeto, que se reveló como una cabeza
brir que era la mejor manera de exasperarlos. de bronce de noventa centímetros, dotada de mandíbulas arti-
—Has aprendido a proteger tu mente, hasta cierto punto, culadas y abultados ojos de mármol encerrados en dos orbes de
de los ladrones de ideas —grajeó la mujer. La luz del farol cristal llenos de líquido. El rostro parecía sonreír a Bogdan—.
despertó chispas en sus ojos cuando se inclinó hacia él—. Pero Este es Paracelsus. Se muere de ganas por saborear el conteni-
sé que te llamas Bogdan, que has venido para rescatar a al- do de tu cerebro. Como bien has dicho. Bogdan, no puedo
guien y que te crees inmune a mis halagos. Eso es porque te obligarte a hablar, eso es cierto. Paracelsus hablará por ti.
falta imaginación. Tu mente no alcanza a asimilar las agonías a Dio un paso al frente, trocar en mano, dispuesta a incrus-
las que podría someterte. Los Tzimisce y lo que te hicieron... tarlo en la sien de Bogdan.

LOS PROGRESOS DE UN INTRUSO


7
ntroducción:
Casa, mal
que le pese

Y se vertió la lluvia, y llegaron las inundaciones, y


soplaron los vientos, y sacudieron la casa; y ésta cayó:
y grande fue su caída.
—Mateo 7:27
UNA
Su "apropiación" del vampirismo y la diablerie de Saulot
a manos de su fundador los han marcado como
Usurpadores, tan poderosos como peligrosos. Hay quie-
nes intentan destruirlos sin más, mientras que otros pla-
CAPILLA SITIADA nean aprovecharse de los recién llegados.

Ceoris se yergue como símbolo definitivo de la Casa LOS DEMONIOS DE LOS CÁRPATOS
y el clan Tremere, los presuntuosos conspiradores de los
Los enemigos más implacables de Ceoris son los
brujos mortales de Europa y los descarados Usurpadores
voivodas Tzimisce, dueños de gran parte del reino noc-
de la noche Cainita. Sus paredes revestidas de magia,
turno de Transilvania, Estos antiguos inhumanos le
sus altas torres y sus impenetrables cimientos represen-
guardan un terrible rencor a los Usurpadores, puesto
tan todo el poder de los magos de la sangre de su inte-
que fue a ellos a quienes Tremere les robó los secre-
rior. Mas se aposenta en el rincón más inaccesible de
tos de la no vida, pero aquella desgracia no hizo sino
Transilvania. Seres oscuros reptan de noche por sus alre-
alimentar las llamas de un odio ya arraigado nacido
dedores, pétreas monstruosidades revolotean sobre sus
del orgullo y del territorialismo. Los Tzimisce aborre-
torres y resuena el eco de los gritos en sus salones. Ceoris
cían compartir sus dominios con unos estrafalarios
es el testimonio de los esfuerzos de Tremere por mante-
brujos mortales. El paso al vampirismo sólo consiguió
ner a los depredadores del mundo alejados y a sus pro-
agrandar el conflicto. Los Tzimisce saben que Ceoris
pios demonios encerrados a cal y canto.
constituye una afrenta para ellos, la prueba de su do-
Los depredadores y los demonios abundan.
mino y superioridad no es tanta como afirman. La des-
trucción es la única solución.
ENEMIGOS DEL EXTERIOR
Los Tremere, recién llegados al mundo de los Cainitas, LOS CLANES DE CAÍN
se han forjado enemigos con una rapidez sorprendente. Los demás Cainitas, tanto en el este de Europa como
en cualquier otra parte, son algo menos vengativos. Los
Gangrel y los Nosferatu han sufrido en las mazmorras
de Ceoris, y son muchos los que querrían vengar a
Saulot, pero los vampiros son gente pragmática. Los
RAÍZ TODO
DE Tremere dan muestras de encajar a la perfección (su
Y ESTRELLAS DEL CIELO sed de poder y sus osadías encuentran su reflejo en
todos los clanes) y son muchos los príncipes y los anti-
A lo largo de Casa de Tremere se men- guos dispuestos a acogerlos. Sí debilitan y avergüenzan
ciona a dos seres espirituales, poderosos y enig- a los Demonios, tanto mejor.
máticos: Raíz de Todo y Estrellas del Cielo. Se Lo más importante es que los Tremere resultan muy
los invoca en la fundación de Ceoris. A lo lar- útiles. Poseen una nueva clase de magia de la sangre,
go de los siglos se ponen en contacto con va- muy potente, y parece que están dispuestos a utilizar-
rios magi, a los que incitarán a traicionar y a la a cambio de ciertas consideraciones sin importan-
aspirar a más poder. Una imagen emerge de cia. También son neófitos en lo que a las costumbres
estos seres que manipulan a los orgullosos magi de los Cainitas se refiere, por lo que resultan fáciles
hacia su condena. de manipular. Antes de establecer un puñado de vín-
La naturaleza de estas entidades resulta culos con los Usurpadores, utilízalos lo mejor que pue-
ambigua a propósito. La respuesta más fácil y das y luego destrúyelos desde dentro. La guerra abier-
canónica sería la de que Raíz de Todo es el ta es el último recurso.
demonio Kupala y que Estrellas del Cielo es el Además, Saulot y los suyos eran un puñado de
Antediluviano Saulot, donde ambos empuja- timoratos...
rían a los Tremere al vampirismo y al mundo
hacia la Gehena por sus propias razones. To-
dos los detalles de estos planes aparecen en EL TEMIBLE KUPALA
las épicas Crónicas de Transilvania, aunque El mismísimo aire de Transilvania parece portar ma-
existen otras posibilidades que puedes preferir los presagios, del mismo modo que flotan las hojas muer-
para tus crónicas, Quizá se traten tan sólo de tas en el viento. Las noches son más oscuras, las tor-
espíritus lejanos invocados para proporcionar mentas, más feroces, y los inviernos, más fríos, Los
poder; ambos podrían ser Kupala o Saulot; el amigos se convierten en enemigos y los incultos dan
propio Tremere (u otro vampiro) podría ha- paso a la violencia en un suspiro. La gracia de Dios no
berse arrogado su manto a fin de controlar podría estar más lejos. Si bien los señores Tzimisce y
mejor a los suyos. las disputas de los simples humanos tienen su parte de
culpa por esta atmósfera tenebrosa, una buena parte de
la misma procede de una influencia interna. Kupala, un

10
LA CASA DE TREMERE
diablo de origen antiguo, ha embebido las tierras de
Transilvania y alrededores con su aura oscura. Se ali-
menta del orgullo y del ansia de poder, por lo que fo-
menta la magia negra y otras ignominias para, poco a
poca volver a sus practicantes en devotos. Los magi de
la Casa Tremere, tan orgullosos y hambrientos, consti-
tuyen unos candidatos ideales.

LA ORDEN DE HERMES
La Casa Tremere, antes de incurrir en el vam-
pirismo, era miembro fundador de una asociación de
brujos mortales conocida como la Orden de Hermes.
Ahora los Tremere se encuentran en precario equili-
brio entre los mundos del día y la noche, involu-
crándose en los asuntos de los Cainitas al tiempo que
manteniendo una fachada de humanidad ante sus co-
legas herméticos. Por ahora, el engaño se sostiene,
aunque las sospechas no dejan de crecer y los
Usurpadores saben demasiado bien que, en su actual
tesitura, lo que menos falta les hace es otro enemigo
poderoso. Hasta la fecha, la precaución rige los actos
del clan, pero sólo por el momento.

RIVALES DEL INTERIOR


Si las paredes de Ceoris resuenan con los ataques de
sus enemigos, quizás sea ésa la única fuerza que mantie-
ne unida a la capilla. Los magi de la Casa Tremere, una
banda resuelta, ambiciosa y egocéntrica ya en vida, no
han conseguido sino empeorar, modelados por la Maldi-
ción de Caín. Las rivalidades personales siguen a la or-
den del día, se olvidan cuando atacan los Tzimisce y se
reanudan en los momentos de paz. A pesar de todo, se
están gestando algunas facciones dentro de la capilla y
de la casa en conjunto.

CONSERVADORES
Los denominados conservadores, comandados por
Etrius, el actual regente de Ceoris, son aquellos Cainitas
Tremere que abogan por una paulatina conversión del
resto de la casa. Temen provocar la ira de la Casa de
Hermes con flagrantes exhibiciones de vampirismo y re-
comiendan precaución en todo momento. Aunque los
conservadores componen la facción más poderosa den-
tro de Ceoris, carecen de organización en un sentido
ideológico. La lealtad personal a Etrius y la aversión por
su rival Goratrix son los únicos elementos de cohesión
que los mantienen unidos.

CONSPIRADORES
Los conspiradores son la cara opuesta de los conser-
vadores. Goratrix, el diseñador de Ceoris, los dirige des-
de París, adonde ha sido enviado por Tremere. En
Transilvania, lo representa su chiquilla y aprendiza,
Malgorzata. Los conspiradores proponen el rápido Abra-
zo del resto de magi mortales de Casa Tremere e
involucrarse sin demora en el reino de los Cainitas, al

CASA, MAL QUE LE PESE


11
cuerno con los mortales y sus almas inmortales. Los cons- vo oscuro: Ceoris, la capilla principal del clan Tremere.
piradores, incluso más que los conservadores, son una Tras sus tétricos muros y sus sinuosas catacumbas,
facción levantada a fuerza de carisma. Goratrix es el en- Tremere dio el paso hacia el vampirismo y cometió el
voltorio activo y ambicioso de la cautela de Etrius, y son crimen de la diablerie. Los cautivos Cainitas gritaron mien-
muchos los Cainitas que opinan que sus métodos abren tras eran forjados en Gárgolas. Desde este lugar se han
la puerta al futuro. Sólo la llamada a la precaución del sacudido los cimientos del mundo de los vampiros. Aho-
durmiente Tremere obliga a los aliados de Goratrix a cons- ra, te mostramos sus secretos.
pirar en lugar de actuar a las claras. Casa de Tremere va dirigido sobre todo a los Narra-
dores, a los que les proporcionará un escenario completo
INDEPENDIENTES donde recibir a neonatos Tremere emprendedores u a otros
Cainitas. El material aquí recogido es válido por sí mismo,
Los magi independientes no constituyen una facción aunque se ofrecen contextos adicionales en Transilvania
de pleno derecho, aunque en sus filas se aloja la mayo- Nocturno (el cual cubre toda la región que rodea a Ceoris
ría de los Cainitas y brujos mortales de Ceoris. Es la prin- y las prácticas de los demás clanes), las Crónicas de
cipal capilla de la casa y el centro de su poder, por lo Transilvania (donde se habla del destino de Ceoris) y
que muchos consideran que trabajar en ella valida su Libellus Sanguinis 2: Guardianes de la palabra (don-
propia superioridad. Participar en la rivalidad entre Etrius de se revelan otros secretos de los Tremere). Los perfiles
y Goratrix es una pérdida de tiempo cuando hay una de varios magi mortales emplean también las sendas de
guerra que librar y magníficas ventanas mágicas que abrir. magia menor que se recogen en Señor y vasallo.
Cada magus cree que el suyo es el área de investigación
decisiva, el punto de vista más diáfano y el mejor modo
de seguir adelante. Por tanto, la mayoría se agazapa en
PRIMERO HAY QUE LLEGAR HASTA ALLÍ
Ceoris y Casa de Tremere le plantean un dilema al
sus laboratorios y ataca a los rivales, movidos más por
Narrador. Gran parte de la mística que rodea al lugar
rencillas personales que por cualquier ideología real.
estriba en su inaccesibilidad, pero si los personajes ju-

MORTALES
gadores jamás consiguieran llegar a Ceoris, este libro
tampoco resultaría tan útil, ¿o sí? Existen varias opcio-
Pocos lo saben, pero los magi mortales de Ceoris nes para llevar a los personajes a Ceoris. La forma más
(y de la Casa Tremere en su conjunto) constituyen una sencilla, claro está, sería jugando con un grupo de
minoría menguante. Muchos habitantes de Ceoris se Usurpadores. Acudirían a Ceoris en busca de forma-
encierran en sus laboratorios y bibliotecas e ignoran ción y aprendizaje, para colaborar en la guerra contra
los subterfugios nocturnos de sus líderes. El reconoci- los Tzimisce, o incluso para obtener el Abrazo entre
miento instintivo de la naturaleza depredadora de los sus siniestras paredes.
Cainitas acobarda a algunos y evita que formulen de- En la mayoría de los casos, no obstante, los jugado-
masiadas preguntas. Otros no se conforman con tan res querrán jugar con una cierta variedad de clanes. De
poco. En particular, Tosia, una poderosa hechicera de ser así, acceder a Ceoris dependerá de cuándo se reúna
fe cristiana, ve pruebas de lo infernal en las activida- el grupo. Si el Narrador quiere que Ceoris sea el eje de la
des nocturnas de sus compañeros. Se está preparando crónica, los personajes no Tremere podrían ser enviados
para actuar contra ellos. de los otros clanes que busquen información y una posi-
ble alianza con los Usurpadores. Los personajes podrán
unirse después a un puñado de neonatos Tremere por
SIRVIENTES Y ESCLAVOS motivos personales (quizás para forjar la alianza antes
La inmensa mayoría de los habitantes de Ceoris no mencionada). Si Ceoris va a ser tan sólo un punto inter-
son magi en absoluto. Son soldados y mercenarios, Gár- medio (o final) dentro de una crónica más variada, los
golas de combate, criados y aprendices. Pasan personajes tendrían que encontrarse antes en cualquier
inadvertidos a los ojos de sus líderes, pero ven y pre- otra parte. Conque haya un solo Tremere en su seno ya
sienten muchas cosas. Las Gárgolas constituyen una nueva se habrán ganado una invitación a Ceoris, tras haber
línea de sangre que da sus primeros pasos hacia algo demostrado su voluntad de permanecer juntos.
parecido a la libertad. Los sirvientes mortales gozan de
la libertad suficiente, hasta que aceptan pociones espe- CONTENIDO
ciales de sangre de algunos magi... El Capítulo uno: Antigua podredumbre, narra la

COMO
historia de Ceoris y, por medio de ella, la caída de la
Casa Tremere ante su propio orgullo y desesperación. El
odio, los celos y la inquina han marcado cualquier es-
fuerzo en Transilvania desde el principio, y la condena
UTILIZAR ESTE LIBRO de los magi no es más que la culminación del destino
que ellos mismos se forjaron.
Casa de Tremere es tu guía a uno de los lugares El Capítulo dos: Una ciudadela remota, revela el
más secretos y mejor escondidos del mundo del medie- difícil camino que conduce a Ceoris. Por medio de las

LA CASA DE TREMERE
12
palabras de uno de los enemigos de la capilla, este capí- tantes de Ceoris. Cainitas del clan Tremere en su mayo-
tulo muestra lo difícil que resulta acceder al hogar de los ría, aunque también acechan en las tenebrosas estan-
Usurpadores. cias enviados de otros clanes, magi morrales, sirvientes
El Capítulo tres: Una casa dividida, da cuenta de ghouls y Gárgolas.
las actividades nocturnas de la capilla. El castellano nos El Capítulo seis: Los secretos de los talleres, pro-
habla acerca de las diversas rivalidades y rencillas que porciona una gama de nuevos sistemas de juego para
erosionan su casa, emplear con los habitantes de Ceoris. Aquí se incluyen
El Capítulo cuatro: El vientre de la bestia, nos apuntes acerca de los magi mortales, nuevas sendas y
revela las habitaciones y salones de la capilla. Desde los rituales de Taumaturgia, y las bestias deformes de los
aposentos del servicio hasta el lugar de descanso del laboratorios de la capilla.
mismísimo Tremere, todo ello se expone a disposición El Capítulo siete: Las sombras de Ceoris, exami-
de Narradores emprendedores. na el resto de capillas Tremere relevantes en Europa.
El Capítulo cinco: Los condenados y quienes París, Viena y Durham sirven de hogar a centros de po-
pronto lo estarán, nos detalla a los prominentes habi- der de la casa que sobrevivirán a la propia Ceoris.

CASA, MAL QUE LE PESE


13
apítulo Uno:
Antigua
pobredumbre

Cortada está la rama que debería haber crecido


recta,
Y quemada la rama de laurel de Apolo,
Que antaño creciera en el pecho de este hombre
instruido.
—Christopher Marlowe, Doctor fausto
REVELACIONES observando a los siervos humanos de Ceoris, espiando
sus pasiones y disputas, puedo aventurar mis suposicio-
nes con mayor acierto. Es de rigor que se sientan atemo-
rizados. Han visto y oído muchas cosas inquietantes du-
Testamento póstumo de Ponticulus, antiguo
mago de Ceoris rante sus años de servido entre nosotros. Al igual que las
Bitiurges, mujeres que frotan tus ollas y los hombres que vigilan tus
Qué sensación más extraña la de poseer carne de muros, nos veían como a amos excéntricos y severos. Pocos
nuevo... sentir la pluma en mis manos, una silla debajo... de ellos habían nacido en Transilvania, aunque para aquel
recorrer con mis manos la superficie de este escritorio. entonces conocían el lugar lo suficiente como para sentir-
Me siento desbordado de alegría, intoxicado. Mas esto se asustados en medio de sus bosques por la noche. Va-
no tiene nada que ver con el motivo por el que poseído rias criaturas, horrendas y peligrosas, enviadas por Sata-
tu cuerpo, por el que sostengo tu pluma con tu mano nás, asolaban las colinas y los valles. Sabían que no po-
prestada. Ya siento cómo tu voluntad me combate, y dían confiar en que nosotros empleásemos nuestro poder
tengo tanto que escribir. para protegerles si apareciesen aquellas criaturas, Serían
Aunque morí mucho antes de que tú nacieras. dios, los siervos, quienes habrían de plantarles cara, con
Bitiurges, te conozco bien. Te he estado observando. No las hachas en ristre.
te sorprendas. Has de saber que Ceoris está llena de ojos, Además, ¿por qué habríamos de preocuparnos noso-
sin que haya dos pares que miren en la misma dirección. tros, las figuras ataviadas con túnicas en lo alto de la protu-
Mis ojos son los de una sombra desdichada e inválida. berancia, por el destino de un puñado de hombres prescin-
Veo todo lo que transpira en esta sentina de ambición dibles? Ya teníamos siglos de edad, nuestro vigor se mante-
ciega y asesina. Te he observado lo suficiente como para nía y aumentaba a fuerza de ritos místicos y bebedizos
saber que bajo tus aires de pomposidad y tu garbo de alquímicos. Éramos magi, obradores de maravillas cuyo
pavo real se oculta una mente sagaz, hambrienta de ver- dominio de los secretos de la hechicería nos permitía des-
dades. Escribiré hasta que te duela el brazo. Te daré más ligarnos de las leyes de la naturaleza, incluida entre ellas la
verdad de la que tu estómago podrá soportar. Quizá esto que dictaba el envejecimiento de nuestros cuerpos. Enca-
siembre en ti la semilla de la duda, Bitiurges, pero no bezaba nuestra comitiva un hombre alto de ojos negros
permitas que el miedo o la cautela eviten que hagas lo como el carbón: Tremere, guía de nuestra casa, quien en su
que sea necesario. Tú, entre todos los magi aún con vida, día estuvo a punto de convertirse en el dirigente absoluto
eres mi mayor esperanza. Sé que has visto más mundo de todos los magi de Europa. Lo flanqueaban sus prelados
que esa estúpida adicta al rosario de Tosia. Sin duda te de confianza, el ferviente Goratrix y el comedido Etrius.
darás cuenta de que la misiva que estoy redactando de tu Frente a él se encontraba la plácida y reconfortante
puño y letra es algo más que la mera intervención de Meerlinda. Arundinis, cuya condena llegaría antes que el
algún diablillo entrometido. Investiga los hechos que ex- nuevo siglo; Anguisa, quien no sobreviviría hasta la próxi-
pongo ante ti, Bitiurges. Has de saber la verdad. Actúa, te ma primavera; y Ponticulus, a quien le restaban apenas
lo imploro. Los monstruos aún pueden ser destruidos, antes minutos de vida, completaban el círculo de los siete.
de que todo se haya perdido. Ése soy yo: Ponticulus. El día que nació Ceoris fue el
Tu mano no se ha equivocado al escribir "aún con día que morí Desde entonces, he estado encerrado en
vida", Bitiurges. Sigue levando y te lo explicaré. esta jaula.

LA CONSAGRACIÓN: EL RITUAL
ANNO DOMINI 980
Goratrix había estudiado la zona, había ingeniado el
ritual y había elegido el equinoccio de otoño como el
momento más propicio para la inauguración, Allí sería
donde erigiríamos Ceoris, la joya de la corona de la serie
Veinte años antes del cambio de milenio, siete hom- de capillas que Goratrix había repartido por toda
bres y mujeres se reunieron en los bosques montañosos de Transilvania. La totalidad del territorio era muy rica en
Transilvania. Se agruparon en una prominencia rocosa próxi- vis, la materia prima que utilizamos para proporcionar-
ma a un tosco sendero. Yo era uno de esos siete. Recuerdo les energía a nuestras obras (perdóname, Bitiurges, si
cómo se apelotonaba el anochecer en el cielo, cómo ahu- escribo cosas que ya te resultan conocidas. Puede que
yentaba al sol hinchado y se tragaba sus últimas nubes algún día te veas en la necesidad de entregar estas hojas
teñidas de naranja. Si bien la belleza del momento resulta- de pergamino a alguien que no esté tan familiarizado
ba algo extraña, seguía siendo belleza. Aquella fue la últi- con nuestras prácticas). Aquel lugar, según le habían di-
ma vista agradable de la que pudieron beber mis ojos. cho a Goratrix sus concienzudos cálculos, albergaba la
Nuestros guardias, guías y esclavos se mantenían apar- veta más abundante. Cuando pasó su péndulo de ágata
tados, cuidando de los caballos. Había dos docenas de sobre un mero mapa de la región, el instrumento había
ellos, me parece. No tenía por costumbre prestar atención oscilado hasta detenerse sobre ese punto preciso.
a nuestros criados. Por aquel entonces, no me habría po- Durante los últimos meses, se habían incrementado los
dido percatar de su miedo. Ahora que paso hora tras hora ataques contra los pueblos que nos apoyaban. Nadie duda-

LA CASA DE TREMERE
16
ba que eran los engendros del demonio los que se encon- Invocaría el poder del axis mundi, el mítico árbol del
chan detrás de ellos. Aquel lugar requeriría unas defensas mundo que es el centro de toda la existencia, Tremere le
extraordinarias, acordes con el gran poder que ofrecía. No hizo entrega de la hoz. La asió con la mano derecha, al
sería tanto una torre de sabiduría como una fortaleza de tiempo que acercaba la izquierda a su entrepierna. Al
supremacía, una parapeto desde el cual se divisaba el pai- parecer, creía que bastaría con un único golpe de hoz
saje sobrenatural en cientos de leguas a la redonda. Una para amputarse el falo. Mas no fue así. La carne no siem-
construcción de aquel tipo se ajustaba a la perfección al pre se rinde, ni siquiera ante el acero. Goratrix tuvo que
temperamento de nuestro líder, Tremere, y al de los demás. serrar. De la herida manaba la sangre igual que el agua
Pero primero había que consagrarlo. Los últimos ra- de una fuente. Salpicó a Meerlinda, a Etrius, a Tremere y
yos de sol se filtraban en el cielo, Goratrix comenzó el al resto de nosotros. Aún recuerdo el cálido y húmedo
rito. Extrajo la mitra de oro de su bolsa y desenroscó las contacto de sus humores salpicando la piel desnuda de
siete partes que la componían, para darle una a cada mi barriga. Nadie dio un respingo siquiera. Sabíamos
participante. La cabeza del báculo fue para Tremere, su que Goratrix poseía la magia para lograr que su falo
señor Goratrix reveló el cáliz de las esferas, vertió en él creciese de nuevo, con el tiempo, y he de confesar que
el vino añejo que había encontrado en Runcu, para adul- de un tiempo a esa parte nos habíamos vuelto inmunes
terarlo con la sal de Thoth. Se lo entregó primero a a la parafernalia de los rituales oscuros, tras cogerle gus-
Tremere, quien bebió de él y se lo devolvió. También to a las páginas más espeluznantes de nuestros tomos.
Goratrix dio un sorbo, antes de pasárselo a Etrius. Goratrix Lo más importante era que sabíamos que cualquier so-
esperó a que los siete hubiéramos bebido la poción. Le bresalto, cualquier vacilación en el cántico que entoná-
hizo una seña a su escudero, quien la estaba esperando bamos, echaría a perder la magia, Goratrix hizo una
y sopló un cuerno de caza para advertirle al resto de la mueca, sacó fuerzas de flaqueza, extirpó lo que aun que-
servidumbre de que debían darse la vuelta. Así lo hicie- daba por cortar y lo sostuvo en alto a la vista de todos.
ron, todos a una. Nos desprendimos de nuestros hábitos Con paso tambaleante, lo colocó en el lugar indicado.
y expusimos nuestros flácidos y mortecinos cuerpos a Fue aquí donde cometí el fallo. Un fallo que quizás
los fríos vientos. Goratrix preguntó si alguno de los pre- salvase mi existencia. Lo cierto es que me otorgó una
sentes deseaba ofrendar un sacrificio mayor que el suyo. existencia monstruosa a cambio de otra.
Sabíamos que aquella era una pregunta capciosa; todo Hice lo que no debía. No supe controlarme. Recuer-
formaba parte del ritual. Él proporcionaría las raíces, la do cómo aquella sensación crecía en mi interior, el de-
semilla, el tronco del gran árbol que iba a ser Ceoris. seo por suprimirla, cómo intenté constreñir mi garganta.

ANTIGUA PODREDUMBRE
17
Los ojos se me llenaron de lágrimas. Las rodillas me trai- hasta la diestra de Tremere gracias a inquinas y traiciones,
cionaron y se doblaron bajo mi peso. Por último, la pur- igual que todos nosotros. Lo que quería era que yo persis-
ga de mi estómago. La bilis me subió a la boca y, de allí, tiera y medrara, quizás para convertirme en su espía o en
al exterior. Ya en aquel momento supe qué es lo que su esclavo, quizás por puro placer. No te fíes de él.
tendrían que hacer a fin de evitar que mi debilidad arrui-

CONSTRUCCIÓN
nara para siempre aquel enclave perfecto. Ni por un ins-
tante se me ocurrió pedir clemencia.
Tremere debió de hacerle un gesto con la cabeza a
La construcción comenzó al despuntar la primavera.
Goratrix, sancionando así lo inevitable, a pesar de su
En el ínterin, mi alma asesinada fue testigo de cómo los
herida, Goratrix reunió las fuerzas necesarias para ade-
equipos de criados peinaban la ladera, explorando y di-
lantarse y degollarme, empleando para ello la misma hoja
bujando mapas de sus muchas cavernas naturales. Los
con la que se había mutilado a sí mismo. Me llevé las
constructores y los mineros le hacían consultas a Goratrix,
manos a la herida. Debí de retirar una de ellas en el
más hosco de lo habitual durante el invierno de su se-
último momento, puesto que la imagen final que guardo
gunda pubertad, para pulir los detalles del proyecto de
de mis días de vida es la de mi palma, roja y pringosa.
ingeniería más ambicioso desde la caída de Roma.
Por mucho que los odie, no puedo afirmar que mi
Goratrix quería algo resistente, algo mundano, que fue-
asesinato no recayera sobre sus conciencias. Aún no se
se su baluarte contra las criaturas: combatientes curtidos
habían acostumbrado a ejecutare entre sí. Arundinis y
en la batalla, murallas reforzadas, cepos para osos, un
Anguisa, sin mediar palabra, extrajeron sendos cuchillos de
puente levadizo, trampas.
las bolsas de las túnicas que se habían quitado antes y se
Encontré donde alojarme en el interior de una dimi-
pusieron mano a la obra sobre mi cadáver indigno. Los
nuta semilla, bajo tierra. Al llegar la primavera, la semilla
cuchillos, diseñados para ser empleados en rituales, de-
comenzó a brotar. Volvía a tener forma, si bien no un
mostraron no estar a la altura de las circunstancias. Presen-
cuerpo humano.
cié lo que sucedió a continuación como si flotase sobre sus
Un día vino Goratrix, acompañado de Arundinis y
cabezas. Vi cómo cortaban mi carne y serraban mis huesos.
Anguisa, para asegurarse de que la señal estaba presen-
Etrius tomó el mando durante el resto del ritual. Sacó
te. Si la profecía se cumplía, podrían llevar allí a los
una saca de tierra cretense y la vació en el centro del
centenares de trabajadores que habían adiestrado. Se
círculo. Esperó a que terminaran Arundinis y Anguisa,
suponía que debía de haber brotado un árbol en el lugar
antes de levantar mi cabeza cercenada, jalándola de los
donde habían enterrado mi cabeza. Les di una sorpresa.
cabellos, para depositarla en el montón de tierra.
Cómo disfruté al ver las expresiones de pasmo y enfado
El rostro de Etrius traicionaba la pregunta que le ron-
de sus rostros. Yo era una cosa enorme, semejante a un
daba la cabeza. Ahora que tenían que enterrar mi cabeza
roble, cubierto de hojas temblorosas y aceitosas. Se
bajo el montón de tierra, ¿dónde pondrían el falo de
aproximaron para comprobar que mi semblante burlón
Goratrix? Etrius estudió la expresión de este último: na-
aparecía tallado en la corteza del árbol. Abrí mi recién
die podía pronunciar palabra. Etrius tendría que tomar
crecida boca, babeante de sabia, para advertirles de que
una decisión.
estaban cumpliendo los designios de algo que todos
¿Qué fue lo que impulsó a Etrius a hacer lo que
desconocían. Sentí cómo los seres Estrellas Arriba y Raíz
hizo? Nunca he podido leer las mentes de los demás. Lo
de Todo se aferraban a mis oscuras raíces. Estaba a pun-
único que puedo decir es que Etrius me forzó la boca
to de pronunciar sus nombres cuando Goratrix me pren-
con los dedos. El muy desalmado, hijo de un vikingo
dió fuego con un hechizo. Me revolví. Mis ramas lacera-
bastardo, introdujo el miembro de Goratrix en mi boca y
ron el pecho de Anguisa antes de que Goratrix y Arundinis
luego me la cerró, antes de cubrirme la cabeza con la
me quitasen la vida por segunda vez. Volví a quedar
tierra. Los otros seis magi completaron el conjuro. Vol-
reducido al estado de una sombra desdichada. Oí cómo
vieron a vestirse. Etrius se aclaró la voz, con un fuerte
Goratrix instaba a Arundinis a jurar silencio. Buscó un
carraspeo. Cuando el sirviente de Goratrix lo oyó, tocó
árbol joven por los alrededores, lo arrancó del suelo y
el cuerno. Arundinis y Anguisa condujeron a Goratrix
volvió a plantarlo allí donde había crecido yo.
hasta una tienda, donde Meerlinda llevó a cabo los he-

LA CONSTRUCCIÓN:
chizos necesarios para detener la hemorragia y comen-
zar el proceso de regeneración.
El que yo me quedase allí, una sombra invisible con

981-985
la consistencia del humo, no debió de ser ninguna coinci-
dencia. Los tomos de la orden ya anunciaban que era
costumbre entre los nuestros acechar en el reino de los
vivos durante algunos momentos, pero el que yo haya
seguido aquí durante tantos siglos da muestra de los po- Pasé casi cinco años viendo cómo completaban la
deres que actuaron aquella noche aciaga. Al introducir el estructura. Una pequeña legión de masones, carpinte-
miembro de Goratrix en mi cabeza amputada, Etrius me ros, mineros, labradores, herreros, carreteros y albañiles
vinculó a aquel lugar. Ese diablo pedantesco se declarará se afanaba como si de hormigas se tratasen, bajo la su-
inocente de tal afrenta, pero no le creas, Bitiurges. Trepó pervisión del jefe de ingenieros de Goratrix. Insisto, to-

LA CASA DE TREMERE
18
dos ellos eran hombres corrientes, invisibles a los orgu- mía en una cama vacía. Te diré que su regeneración
llosos ojos de los magos. dejaba bastante que desear. Mascullaba sin cesar acerca
Ya próximo el tiempo de la dedicación, Etrius vino a de ello en sus momentos de intimidad. Culpaba a Etrius
supervisar la obra, y a cuestionar (siempre con una afecta- de su penosa condición; si Etrius no hubiese introducido
da carencia de pasión, dios me libre) los métodos em- aquel miembro en mi boca, todo habría ido bien. Etrius
pleados por su rival. Vi cómo se encrespaba Goratrix. ¿Y hacia bien poco por apaciguar los turbios pensamientos
Etrius? Él siempre frío como una anguila, aun cuando la de Goratrix, con sus constantes reprimendas por su su-
sangre que corría por sus venas seguía siendo la suya. No puesta imprudencia. Aquel lambiscón conspirador me
conseguía adivinar sus intenciones. Etrius solicitó, recibió, había convertido en una sombra, y a Goratrix en un eu-
el permiso de Tremere para mejorar por métodos mágicos nuco, de un solo plumazo. Hicieron su aparición otros
las fortificaciones de Ceoris. Creó una inmensa fisura en magi de la Casa de Tremere. Algunos intentaron estar a
la tierra, cavando así una trinchera de kilómetros de pro- las buenas con ambos; otros no tardaron en tomar parti-
fundidad alrededor de la capilla montañosa de Goratrix. do por uno u otro de los rivales.
Siempre fue un acólito infantil que disfrutaba alardeando Durante el transcurso de la siguiente década y media,
de sus habilidades ante el maestro. Ceoris repelió alguna que otra incursión nocturna lanzada
Cuando la obra se hubo dado por concluida, Goratrix por las fuerzas que, por aquel entonces, llamábamos cria-
y Etrius examinaron la lista de empleados que habían turas de la noche. También se produjeron asaltos por par-
trabajado en la construcción. Seleccionaron a los hom- te de bandidos, motivados sin duda por los demoníacos
bres que sabían más de lo conveniente acerca de su nueva regentes de la región. Aunque los saqueadores asesinaron
fortaleza. Les dijeron a los magi más escrupulosos de la a muchos habitantes de las aldeas circundantes, Ceoris se
casa que se les podía borrar la memoria a los trabajado- mostraba inexpugnable. Al principio, los ataques supo-
res por medios mágicos, antes de que partieran de regre- nían un auténtico quebradero de cabeza para los magi.
so a sus diversos países de origen. Se despertarían de su Las demás capillas de Transilvania acusaban más los asal-
sonambulismo con dinero en las bolsas y nunca dejarían tos del enemigo, pero los atacantes nunca conseguían
de preguntarse cómo había llegado hasta allí. avanzar más allá de cierto punto. Goratrix y Etrius se vol-
Goratrix y Etrius ordenaron matar a aquellos obreros. vieron igual de complacientes. Lo aleatorio de los ataques
A los demás se les permitió asentare en las poblaciones y su desapasionada ejecución los indujeron a suponer que
que rodeaban Ceoris. Los magi les prometieron tierras fér- las criaturas de la noche componían un cuadro desorgani-
tiles que cultivar y la protección de su poderoso castillo. zado y de no muchas luces.
Los que no sucumbieron a la tentación de aquella oferta,
también fueron asesinados. El destino de algunos se vio
retrasado: sucumbirían muchos años después, sobre las UN MISTERIO PERTURBADOR
mesas de Tremere o Goratrix. Creo que intentaban crear Durante ese tiempo, los magos de Ceoris se vieron
homúnculos a partir de tejidos humanos. Uno de aquellos cada vez más frustrados en lo concerniente a sus inves-
sujetos de laboratorio gritaba de una forma singular, igual tigaciones. Las corrientes de análisis mágico que en un
que un gato al que estuviesen desollando vivo. Sus alari- principio parecían prometedoras comenzaron, una tras
dos aún resuenan en mi cabeza. otra, a arrojar resultados decepcionantes. Los hechizos
(Hay algo que acecha entre los pinos que rodean a que se descubrían en textos mohosos no funcionaban
Ceoris, aún hoy. Sólo lo percibo de reojo, puesto que se tal y como se describían. Los nuevos encantamientos
encuentra demasiado lejos de los cimientos a los que es- requerían fórmulas más arduas. Ninguno de los magos,
toy vinculado. Sus aullidos me recuerdan aquellos gritos recluidos todos ellos tras montañas de tomos arcanos,
de antaño. Deberías buscar a esta cosa, Bitiurges. Puede se dieron cuenta al principio de que sus colegas com-
que se trate de un homúnculo fugitivo, ansioso por ajustar partían con ellos aquella sensación incómoda de haber
cuentas. Él podría confirmarte este relato, o revelarte se- llegado a un callejón sin salida. En Francia, la Gran
cretos de los que ni siquiera yo estoy enterado.) Emanación de los Cuchillos Esmeraldas de LeDuc se
derrumbó sin previo aviso, terminando con las vidas de

LOSPRIMEROS
sus dos aprendices. Hubo quien descubrió que sus fil-
tros de inmortalidad no tonificaban como antes los
músculos flácidos ni vigorizaba sus cansados huesos.

AÑOS: 980-999
No fue hasta el año 995 cuando los magi de Ceoris
sometieron a debate su dilema mutuo y decidieron ahon-
dar en las causas. Vi su miedo y me regodeé de él. ¡Se
Tremere no se trasladó a esta nueva capilla. Como suponía que eran los amos de todas las cosas! Sus co-
tenía por costumbre siguió vagando de un enclave a nocimientos prohibidos les otorgaban una comprensión
otro. Nombró señor de Ceoris a Goratrix, pero también extraordinaria de todas las fuerzas que movían el mun-
instaló a Etrius para que ambos colaborasen codo con do y, sin embargo, aquello demostraba su imbecilidad.
codo, la rivalidad entre los dos hombres se gangrenó. Algún tipo de fuerza que no comprendían les estaba
Goratrix, quien antes había mostrado un interés por los privando poco a poco de aquella sensación de control
asuntos de la carne inusitado en un magus, ahora dor- sobre la existencia. Mi risa resultó audible en aquellos

ANTIGUA PODREDUMBRE
19
momentos, y resonó por los pasillos hasta llegar a la Arundinis hasta las orillas del Danubio, donde no en-
cúpula de la Gran Biblioteca. contraron más que un campamento destruido y una ve-
En 996, Etrius demostró que, la potencia del vis de la getación curiosamente enmarañada.
capilla estaba disminuyendo de forma paulatina pero con-

LOS
siderable. En 997, Ceoris albergó la sede de un gran con-
clave de magi Tremere, procedentes incluso de Inglaterra
y Jerusalén. La casa se dio cuenta de que se enfrentaban a AÑOS
EMPRENDEDORES:
una disminución universal de sus poderes. Sus eruditos
expusieron diversas hipótesis para una posible explica-
ción. El milenio que se avecinaba había trastocado las

1000-1021
bases numerológicas de la magia, aseveraba una célebre
teoría. Otros dijeron que las estrellas estaban cambiando
de posición. Los demonios estaban ganando la guerra en
el cielo, aventuraron algunos. El cónclave concluyó con Tremere les ordenó a sus partidarios que investiga-
una orgía de teorías aventuradas; sólo unos cuantos es- ran cualquier posible sustituto para sus trabajos de in-
cépticos estaban dispuestos a considerar la posibilidad de mortalidad. Ceoris se escindió en varios grupos, todos
que el poder que habían manipulado durante tanto tiem- ellos seguros de sus métodos y ansiosos por demostrar
po, y que en muchos casos mantenía su inmortalidad, que el resto se equivocaba. Nuntius supervisó un pro-
pudiera agotarse igual que se apaga una vela. Fuese cual yecto en el que se destilaban hierbas de gran potencia
fuese el problema, sin duda debía de ser cíclico. para conseguir una nueva droga de la inmortalidad; afir-
El propio Tremere estaba decidido a evitarlo. Cuando maba que la pócima no requería magia. Paul Cordwood
los miembros del cónclave se hubieron marchado, reunió se adentró en el campo de la medición y posterior desti-
a los magos de Ceoris y les propuso que se comportaran lación del alma humana, Epistatia se enfrascó en la con-
como lo harían ante las puertas del desastre. Puso a Goratrix secución de una disciplina que había bautizado como
al mando de una exhaustiva investigación para descubrir migración espiritual, según la cual los magi podrían aban-
la raíz del fracaso de sus proyectos. Entre los años 998 y donar sus cuerpos decrépitos y habitar otros más sanos.
1000, Goratrix consiguió, por medio de halagos y coac- La alquimista Therimna envió equipos a los confines del
ciones, que los eruditos residentes entre estos muros lle- mundo para que capturaran a algunos de los monstruos
vasen a cabo sus experimentos según sus deseos. Por de leyenda, cuyas partes irían a parar después a todo un
medio de augurios, meditación visionaria cálculos astro- surtido de pociones tan malolientes como ineficaces.
lógicos y análisis alquímicos, llegaron a la conclusión de
que sus prodigios estaban comenzando a desvanecerse.
La senda hermética desaparecería para siempre. Tanto
LA BOCA INFERNAL DE ETRIUS
Goratrix como Etrius contribuyeron para que el proyecto El hipócrita de Etrius se convirtió al diabolismo, con
ofreciese grandes lagunas de información. la esperanza de duplicar los efectos de los rituales de ese
Etrius quería compartir sus resultados con los magos campo prohibido sin tener que establecer ningún contac-
de otras casas. Arguyó que si los investigadores de Ceoris to directo con los demonios. ¡Qué típico de él, establecer
habían descubierto tanto en tan poco tiempo, sin duda una distinción tan absurda! El propio Tremere había Ju-
los esfuerzos combinados de las mejores mentes de Eu- gueteado con el diabolismo tras su intento fallido, siglos
ropa encontrarían una solución aún más rápida al ame- atrás, por adueñarse de la Orden de Hermes, pero lo ha-
nazador misterio (Bitiurges, si le entregas esta carta a un bía desechado tras percatarse de su primordial paradoja.
lector profano, sin duda tendrás que explicarle que la Los demonios lo bastante débiles como para dejarse do-
Casa Tremere no es más que uno de los muchos grupos minar por un mago mortal nunca poseerán el poder nece-
que componen la Orden de Hermes). sario para ejecutar tareas merecedoras de tanto esfuerzo.
Tremere conminó a Etrius, y a todos los demás, a Los demonios lo bastante poderosos como para otorgar
que guardaran silencio. Le obedecieron, claro está, aun- grandes dones no podrían ser dominados: siempre conse-
que murmuraron a sus espaldas. ¿Por qué querría ocul- guirán engañar al magus de alguna manera. Tremere le
tar los conocimientos que habían desentrañado? Goratrix prohibió a sus acólitos que se inmiscuyeran en los asun-
supuso que lo que Tremere pretendía era que ellos en- tos del Infierno impulsado, no por la ética ni por remilgos
contrasen nuevas formas de alcanzar la inmortalidad y espirituales, sino porque los hechizos nunca serían lo bas-
eclipsar así el antiguo método, cuyo futuro no podía ser tante efectivos. El razonamiento de Etrius sostenía que el
más incierto en aquellos momentos. Con un secreto de poder del culto diabólico podría recaer (o forzarse a re-
tales proporciones en su poder, su Casa reinaría por fin caer), no en el poder de los demonios, sino en la repeti-
sobre las demás. Tremere pensaba aprovecharse de aquel ción de las exigencias rituales. Consiguió la aprobación
revés del destino para adueñarse de la Orden de Hermes. de Tremere para embarcarse en una concienzuda investi-
Fue más o menos por aquel entonces cuando gación que confirmara aquella propuesta. Tras ver los
Arundinis desapareció estando de viaje al sur de Atenas, pobres resultados conseguidos mediante el sacrificio de
junto con un cuarto de los guardaespaldas más fornidos cerdos y gallinas, envió a sus criados en busca de las hijas
de la Casa. Una partida de búsqueda siguió el rastro de vírgenes de granjeros y habitantes del bosque. Sacrificó a

LA CASA DE TREMERE
20
más de dos docenas de muchachas a lo largo de sus dos La cabeza de Arundinis apareció ante la puerta de
décadas de estudios. Etrius repitió sus experimentos sacri- Ceoris. Unos criados que se disponían a cruzar el puente
ficando a bebés recién nacidos, sin obtener mejores resul- levadizo encontraron sus restos disecados una fría maña-
tados. En ocasiones invocaba demonios sin proponérse- na de noviembre. Unos desconocidos la habían deposita-
lo, otras veces sus denuedos no conseguían más que he- do al otro lado del foso que separaba la fortaleza del
dores por toda recompensa. terreno que la rodeaba. Goratrix se pidió la cabeza, que-
Su fracaso más espectacular, no obstante, tuvo lugar riendo comprobar la eficacia de un hechizo que había
durante el equinoccio otoñal del año 1003. Había descu- encontrado en los textos nigrománticos que había estado
bierto que las estrellas eran propicias para contactar con consultando. Tras llevar a cabo un ritual que implicaba la
el Infierno, por lo que se imponía un ritual fastuoso. molienda e ingestión de la calavera, Goratrix revivió unos
Conocía los nombres secretos de tres príncipes de Dis, o momentos cruciales en los últimos días de vida de
eso pensaba, y estaba listo para respaldar sus exigencias Arundinis. Su partida había sufrido la emboscada noctur-
con la sangre de ocho nuevas víctimas. Su éxito rebasó na de unas criaturas que no tardaría en identificar como
todas las expectativas, puesto que abrió un portal al In- vampiros. Lo mantuvieron con vida durante meses, su-
fierno, permitiendo así que los demonios se apoderaran friendo torturas hasta que no pudo soportarlo más. Le
de toda una planta de los calabozos de la capilla. No me había revelado muchos de los secretos de la Casa al tortu-
avergüenza reconocer que sentí un placer malsano cuando rador en jefe, una bestia horrenda llamada Roland. No
las criaturas irrumpieron, procedentes de las entrañas del obstante, en momentos de autocontrol había proporcio-
averno, desgarrando carne y rompiendo huesos. Dos nado también mucha información falsa, exagerando en
magi, cuatro aprendices y media docena de criados ca- gran medida el poder de los magos de Ceoris. Goratrix le
yeron consumidos por el fuego infernal o descuartizados dictó los contenidos de sus visiones a un aprendiz. Tras
a garras de los demonios antes de que Etrius encontrase tamizarlas en busca de pistas que le indicaran el paradero
la forma de invertir en parte el ritual, cerrando así la de las criaturas, envió partidas de reconocimiento en bus-
puerta y sellando el Infierno tras ella. ca de ciertos indicadores del terreno que había visto.
Una vez superada la crisis, comenzaron las recrimi- En 1005, Goratrix solicitó el beneplácito de Tremere
naciones. Claro está que todo el mundo deseaba que el para acometer una incursión sin precedentes. Dirigió en
favorito de Tremere fuese humillado, expulsado, quizás persona a una partida de guerra al refugio de Roland. Sus
incluso ejecutado, por el peligro en el que los había su- soldados más leales y resueltos se abrieron paso a
mido a todos. Lo llevaron a rastras ante el cónclave y le espadadas entre la guardia de esclavos del antiguo
exigieron que se justificara. Sus balbuceos y retorcimien- Tzimisce. Cayeron a docenas en los dos bandos pero, al
tos mientras defendía el porqué de sus actos eran una final, los magos reunidos consiguieron inmovilizar a Roland
delicia para mis ojos. En primer lugar, arguyó que lo con unas cadenas cubiertas de sellos inscritos y lo marca-
había hecho todo tal y como debía ser, que sin duda ron a fuego. Goratrix le prometió la libertad a cambio de
había sido víctima de un sabotaje. ¡Cómo desorbitó algunas respuestas. Gracias a Roland, aprendió los rudi-
Goratrix los ojos al darse cuenta de que Etrius pretendía mentos de la vasta historia y poder de los vampiros. Des-
cargarle a él con las culpas! No pude contener la risa; los cubrió que los vampiros se dividían en facciones, llama-
magi no me oyeron, pero vi cómo se estremecían las das clanes. Roland, por ejemplo, era un Tzimisce, una
llamas de sus velas. Por orden de Tremere Etrius retiró familia de aristócratas decadentes que moldeaban la car-
la acusación y sostuvo que los demonios habían mani- ne como si de barro se tratase. También supo que estas
pulado sus sentidos. Sin duda, dijo, su fe devota los im- bestias se reproducían sorbiendo la sangre de los morta-
pulsaba a castigarlo. Negarse a asumir la responsabili- les y transformándolos después por medio de un proceso
dad de lo acontecido resultaba fútil y los demás, uno por que llamaban Abrazo. El breve tiempo durante el que tu
uno, solicitaron su destrucción. Empero, al término del mano me pertenece no me permite dar cuenta detallada
cónclave, Tremere alzó la mano y se responsabilizó per- de todo lo que aprendió Goratrix acerca de las criaturas
sonalmente del fracaso de Etrius. Había sido él quien de la noche, Bitiurges; debo proseguir con mi narración.
había aconsejado a Etrius, quien había guiado su teoría Cuando su cabeza no pudo asimilar más respuestas
y dado el visto bueno al experimento. Si Etrius había de y dejaron de ocurrírsele más preguntas. Goratrix le orde-
ser expulsado, él también. ¿Deseaba alguien abogar por nó a Roland que Abrazara a dos atónitos y despreveni-
su destrucción? El cónclave había enmudecido. Los ojos dos aprendices, Stephen y Pharus. A su regreso a Ceoris,
de Etrius, húmedos, dirigidos a Tremere en actitud ado- Goratrix invitó a Stephen y a Pharus a que lo acompaña-
radora, eran los de un perro faldero. ran a su taller privado. Permaneció recluido durante años,
sin alardear de sus progresos. Los habitantes de Ceoris
LA SOLUCIÓN DE GORATRIX pronto comenzaron a referirse a Stephen y a Pharus
empleando el pretérito.
Fue Goratrix el que dio con la teoría más fructífera.

LA DESESPERACIÓN SE ASIENTA
A sabiendas de que, por la noche, unos célebres inmor-
tales asolaban los bosques, se decidió a investigar a las
criaturas. Dedicó varios años al desgranado de textos
herméticos en busca de información acerca de los vam- A medida que transcurrían los años y un grupo tras
piros, sin demasiado resultado. otro veía cómo sus prometedoras investigaciones se tam-

ANTIGUA PODREDUMBRE
21
baleaban y desmoronaban, una atmósfera de desespera- Bitiurges, tienes que descubrir quienes son estas cria-
ción se cernía sobre la capilla. Cada vez que se malograba turas en realidad y qué es lo que quieren de nosotros.
un experimento, los magi lanzaban furibundas miradas a Sin ellas, la maldita capilla jamás habría llegado a cons-
sus rivales, convencidos de que eran todos unos truirse y nuestra casa no estaría dividida y condenada.
saboteadores. Vincius, aprendiz de Paul Cordwood, apare- Puede que, armados con esa información, tú y otros dig-
ció estrangulado en su cama en el año 1011. Esto ocurría nos de confianza podáis comenzar a deshacer lo que el
no mucho después de que Epistatia se humillara a sí misma odio y la terquedad han hecho de nosotros.

LA TRANSFORMACIÓN:
ante la asamblea de magi al no conseguir proyectar su cons-
ciencia a la mente de un cazador hecho prisionero. Había

1022
acusado a Vincius de hacerle el mal de ojo durante su de-
mostración. Negó cualquier implicación en la muerte de
Vincius. No se pudo demostrar nada contra ella.
Goratrix salió en su defensa, pero con una condición:
insistió en que la mujer debía abandonar sus estudios y En el año 1022, Goratrix anunció a unos cuantos
ayudarle a él en sus investigaciones. Epistatia fue reclutada escogidos que necesitaba ayuda en su experimento defi-
para ayudarle a proyectar su consciencia por todo el mun- nitivo. Invitó a Tremere, Etrius, Meerlinda y otros cuatro
do, o quizás a los reinos fantasmales del inframundo, en de los asociados más allegados a nuestro fundador. Du-
búsqueda de información referente a los vampiros. La rante siete días con sus noches, los participantes eludie-
ayuda de Epistatia le permitió a Goratrix lograr una serie ron el sueño y se enfrascaron en una serie de rituales tan
de hallazgos. Tan esclarecedores que habría que discul- complejos que las instrucciones ocupaban mil hojas de
parse por haber llegado a sospechar que había sido él el pergamino. Hojas que se quemaron en el transcurso del
que asesinara a Vincius a fin de ganarse el favor de Epistatia ritual. Cuando la ceremonia, alcanzó su clímax, los parti-
(yo no lo vi, pero me parece algo más que probable). cipantes se abalanzaron sobre los aprendices Abrazados,
Contactó al menos con dos entidades distintas que le pro- Stephen y Pharus, los descuartizaron con sus propias
porcionaron instrucciones cruciales. Tras haber sido el árbol manos y devoraron su carne y su sangre, igual que las
del mundo de Ceoris, las reconocí como a Raíz de Todo y ménades enloquecidas de la antigüedad. De aquel deli-
Estrellas del Cielo, los seres que habían impregnado mis rio de violencia pasaron a un estado de éxtasis agónico
raíces de odio. Las indagaciones de Goratrix continuarían y, de ahí, a la inconsciencia. Cuando despertaron, horas
durante otros once años. después, estaban no vivos. Eran vampiros.

LA CASA DE TREMERE
22
Nadie, salvo Goratrix, se esperaba aquel resultado. los Tremere, quienes siempre se habían considerado se-
El español Calderón se lanzó a su garganta, jurando que ñores de todas las cosas, se habían convertido en meros
lo mataría por haberle ocultado el propósito del ritual. títeres. Y, ¿para qué? ¿Para qué? Por una simple vida, es-
Etrius, demudado, acusó a Goratrix de pactar con dia- tuve a punto de chillar, ¡por simple vida! Sólo había una
blos de primera magnitud y predijo que ese día sellaría forma de ascender aquella ladera, de honrar la grandeza
su condena. Tremere, no obstante, sintió de inmediato que otrora los imbuyera. El octavo tendría que hacerse
la eficacia de la magia de Goratrix. Habló con esa con- cargo de sus propias existencias y acabar con ellos. El
denada voz suya que te impele a acatar sus dictados y suicidio era la única escapatoria posible.
les ordenó a todos que guardaran silencio. Los retuvo Etrius asintió y accedió a quitarse la vida. Buscó a
cerca de sí, tras ordenar que los castellanos gobernaran Goratrix y le relató su encuentro conmigo. Junto a
sus capillas durante el tiempo que permanecieran au- Epistatia, ambos acudieron a mí, con la boca llena de
sentes. Pasaron en Ceoris los siete años siguientes, esfor- mentiras, e intentaron encerrarme para siempre en una
zándose por aprender y dominar las nuevas leyes que jaula astral. No soy tan estúpido. Estaba preparado para
regían sus cuerpos. Todos ellos se convirtieron en reclusos una posible traición y había dispuesto mi propio ardid
moradores de la oscuridad a los que les preocupaba el fantasmal, puesto que mi poder es grande en Ceoris. En
que sus compañeros de capilla pudieran ver más allá de cierto modo, yo soy Ceoris. Por lo menos, formo parte
su charada. Mas no ocurrió tal cosa; como de costumbre, de ella tanto como las piedras y el mortero.
sus camaradas magus estaban demasiado ocupados con Destrúyeme, Bitiurges. Destruye Ceoris.
sus estudios privados como para percatarse de los cam-
bios operados en las rutinas de los demás. Intenté gritar-
les al oído pero, como si me encontrase dentro del sue- DE COMO LOS TZIMISCE
SUPIERON DE NOSOTROS
ño de un chiquillo, no conseguí que me saliera la voz.

MAL LANCE: 1024-1026


Ya que los vampiros Tremere no se suicidaban, com-
prendí que tendría que motivar a sus enemigos a tomar
cartas en el asunto. Esperé hasta que apareció entre nues-
Llevaba décadas intentando controlar mí nueva con- tros criados un espía de los Tzimisce, algo que estaba
dición, ejercer algún tipo de poder sobre los aconteci- claro que ocurriría antes o después. Le cogí de la mano
mientos de Ceoris. Una noche, en el año 1024 creo que igual que cojo ahora la tuya y le escribí cartas a su señor,
fue, vi cómo Etrius se alimentaba de una niña inocente un vampiro llamado Rustovich. Las misivas repetían el
secuestrada de una aldea cercana. Lloré de impotencia, informe de Goratrix referente a la captura y ejecución de
como había hecho tantas veces en el pasado, enjugan- su chiquillo, Roland, el Abrazo de Stephen y Pharus y el
do unas lágrimas tan insustanciales como el resto de mi ritual de la usurpación. Las cartas cumplieron con su
ser. Mas, en aquella ocasión, las lágrimas cayeron sobre propósito y los ejércitos de Rustovich no tardaron en
la frente de Etrius. Levantó la vista, sobresaltado, y dejó sitiar nuestras capillas.
de sorber. Etrius podía verme.
Le odiaba y, sin embargo, se me presentaba una
oportunidad para decir algo. ¿Quedaría raciocinio sufi- UNA GUERRA EN TODA REGLA
ciente dentro de él para ver la pendiente por la que Los ejércitos de ghouls comandados por vampiros arra-
estaban cayendo él y los otros? Si hubiese podido aga- saron las demás capillas Tremere de Transilvania, destru-
rrarlo del cuello y sacudirlo hasta que recuperara el sen- yendo la mayoría de ellas en apenas dos años. Desde
tido, lo habría hecho. Mas las palabras eran mi única aquel entonces he tenido tiempo de descubrir los nom-
arma. Le dije que había espiado los rituales exploratorios bres de los clanes que se sumaron a la guerra de Rustovich:
de Goratrix y Epistatia. Éstos habían sentido mi presen- los bárbaros Gangrel y los horrendos Nosferatu. Incluso
cia y habían intentado repelerme en varias ocasiones, los magos sucumbieron cuando sus defensas se vieron
pero siempre había encontrado una rendija por la que superadas por oleada tras oleada, de soldados, entre alari-
colarme. Descubrí que cuando los humanos beben la dos y siseos. Los supervivientes se ocultaron en el bosque
sangre de los vampiros, dista mucho de ser la norma y buscaron el cobijo de Ceoris. La propia Ceoris sufrió
que se vuelvan vampiros ellos mismos, sino que se con- varios atentados, con los que Rustovich pretendía desmo-
vierten en ghouls, esclavos medio mortales de aquellos ralizar a los Tremere más que asestar un golpe mortal. Sus
cuya sangre consumen. Pero los patrones sobrenaturales aliados y él llevaban las de vencer, pero seguía sin haber
de Goratrix y Epistatia les habían proporcionado los forma posible de traspasar estos muros.
medios de ignorar esa ley del vampirismo. También ha- Iluso de mí, había albergado la esperanza de que
bían proporcionado poder para el ritual. Etrius negó mis Rustovich pudiera ejecutar sólo a los ocho. No era mi
palabras con un zangoloteo de cabeza. Le conminé a intención que se erigiera en enemigo de todos los ma-
que rememorara el ritual, que recordase las fuerzas in- gos. No era una guerra lo que yo quería. Dejé de es-
vocadas. Había olido a Raíz de Todo y a Estrellas del cribirle cartas y me desesperé por el fracaso de mi mal
Cielo, sabía que uno de ellos era una especie de demo- lance. Le rogué al destino que permitiese que la locu-
nio y que el otro le iba a la zaga. Los más ilustres entre ra se apoderase de mí, a fin de que pudiera olvidar

ANTIGUA PODREDUMBRE
23
mis errores, mas fue en vano. Aún me atormenta saber año 1036 cuando Etrius visitó la capilla de otra orden
que no conseguí más que acelerar nuestra condena al hermética, los Bonisagi, en Tesalónica. Allí buscó libros
intentar detenerla. que versaran acerca de los vampiros. Durante su estan-

CRISIS
cia en aquel lugar, hubo de resistir el asalto de un ejérci-
to de diminutos homúnculos sibilantes de dientes de fue-
go. Eran fruto de un hechizo lanzado por Vitorio, un

INTERNA: 1026-1036
mago mortal influenciado por las enseñanzas de Goratrix.
El experimento tuvo consecuencias lo bastante insospe-
chadas y sangrientas como para resultarle irrisorias a al-
El auge de la guerra contra las criaturas de la noche guien tan cruel como yo. Desconozco si el fallo se debió
convirtió a estas paredes en una jaula de terror. Los ma- a que intentara ejecutar de forma precipitada un ritual
gos mortales podían oler el miedo en el aire. Los más erróneo o a la volatilidad que afectaba a nuestra magia
perceptivos se percataron de que algo no iba bien en la por aquel entonces. El hechizo extrajo la esencia mate-
jerarquía. Tanto Goratrix como Etrius se habían apartado rial para los autómatas de juguete, no del ladrillo y el
de las actividades diarias. Sus allegados también habían mortero de la capilla, como se pretendía, sino de la car-
optado por la reclusión. Habían restringido el acceso a ne y la sangre de otros magi que dormían cerca de los
muchas de las cámaras experimentales. Ruidos extraños aposentos de Etrius. Ninguno de los magi de Tesalónica
emanaban de las mazmorras, ahora también prohibidas perdió la vida, aunque varios sufrieron mutilaciones: a
salvo para unos pocos. Admito que le ayudé a abrir los uno le agujerearon los ojos, otro se quedó sin carne en
ojos. Abriendo una puerta por aquí. Dejando un libro las piernas. Los Bonisagi, furiosos, rastrearon el funesto
abierto por una página crucial por allá. Empero, tenía hechizo hasta su origen. Llegaron a la conclusión de que
miedo de intervenir demasiado a las claras, después de no era sólo que Ceoris se encontrase inmersa en una
haber cometido tantas estupideces en el pasado. guerra civil, sino que sus magos apelaban sin duda a los
Procuré disfrutar en la medida de lo posible del es- poderes del averno. Aquella historia corrió de boca en
pectáculo que supuso la ruptura de hostilidades entre los boca con la virulencia de una enfermedad y, en cuestión
usurpadores. Goratrix defendía que sólo el Abrazo inme- de meses, hubo llegado a los oídos de todas las capillas
diato de todos los miembros de la casa les proporcionaría europeas. Tremere empleó cinco años en visitar a un
la fuerza que necesitaban para contraatacar a sus enemi- poderoso contacto tras otro, persuadiéndolos a todos de
gos vampiros en igualdad de condiciones. Etrius aboga- que el incidente de Tesalónica había sido un malenten-
ba, con la misma pasión, por mantener la calma y obrar dido monumental. Vitorio fue ejecutado como único acu-
guiados por la cautela. El abrazo improvisado e indiscri- sado del desmán. Ojalá hubiese podido espiar a Tremere
minado de magi no acarrearía más que confusión y deser- por encima del hombro durante aquellos viajes y verle
ciones. Sus colegas tenían que recibir una preparación humillarse, rogar, suplicar y gañir ante quienes él consi-
metódica y cuidadosa para abandonar sus ilusiones de deraba inferiores. Al final, sus malditos poderes de per-
moralidad. Tremere estaba de acuerdo con Etrius, lo cual suasión le otorgaron la victoria, sustentados sin duda por
no impidió que enfrentase a los dos hombres y removiera el astuto aprovechamiento del temor y la estrechez de
las cenizas del odio añejo que se profesaban. En varias miras de sus interlocutores. Los demás accedieron a no
ocasiones, Etrius hubo de repeler ataques mágicos emprender ninguna medida de represalia contra su casa.
exploratorios apuntados contra él. Culpaba a Goratrix de Sospecho que incluso llegó a reclutar a algunos de ellos
los mismos, por lo que solicitó la mediación de Tremere. sin decirle a sus seguidores que había Abrazado a pro-
Este le apaciguó, pero no se preocupó de contener la minentes magi de otras casas.

PIEDRAS ANGULARES
rabia de Goratrix. Ambos rivales llegaron a la conclusión
de que su señor estaba poniéndolos a prueba. Tendrían

DE LA PIRÁMIDE: 1037
que combatir, y el vencedor se merecería el favor de
Tremere. Reclutaron aliados entre los otros magi Cainitas.
Calderón y el francés LeDuc se pusieron de parte de Etrius,
otros apoyaron a Goratrix, y la talentosa Meerlinda buscó
una solución definitiva al conflicto. A pesar de sus esfuer- Tremere llevó a cabo una acción que ha llegado a
zos, los dos bandos siguieron lanzándose ataques ocasio- convertirse en el secreto a voces por antonomasia en lo
nales durante el transcurso de la década siguiente. referente a la historia del clan. Aprovechó el incidente de
Tesalónica para reunir a los siete en sus aposentos, donde

EL INCIDENTE les obligó a formular el juramento de sangre con él. Al


ordenar la lealtad mística de todos ellos, terminaría con la

TESALÓNICA
guerra civil. De este modo, sólo Tremere salía beneficiado
DE de la lucha entre Goratrix y Etrius. ¿Alimentó de forma
deliberada las llamas de su rivalidad, con la esperanza de
Esta historia crucial la conozco sólo de oídas, puesto que alguno de los dos precipitara una acción que justifi-
que tuvo lugar lejos de mis torres y pórticos. Corría el case el juramento de sangre? Desde luego que sí.

LA CASA DE TREMERE
24
Tremere les dijo a los siete que los juramentos de aunaban su diezmado poder, aplastaban a las criaturas
Sangre no eran más que el primer paso hacia la renova- con algún hechizo terrible y las enviaban de regreso a
ción de la Casa. La supervivencia dependía del ejerci- sus refugios en el norte de Transilvania, con el rabo en-
cio de una sola voluntad determinada. Pretendía insti- tre las piernas. Al principio, albergué la esperanza de
tuir una jerarquía férrea según la cual cada Cainita que la guerra pudiera cambiar las cosas pero, cuanto
Tremere recién Abrazado hubiese de acatar sus órde- más se repetía aquel ciclo, más la veía como algo tedio-
nes. Desenrolló un pergamino sobre el que trazó un so, puede que como alguna broma críptica del destino,
diagrama en el que se representaba una pirámide de incluso. Por si te gustan las fechas, Bitiurges, te apunto
lealtades. Tremere coronaba la pirámide. El Consejo los años más duros de aquella guerra: 1040, 1046, 1062,
Interno de los Siete, como había dado en llamar a sus 1066, 1086 y 1105. No alcanzo a comprender del todo el
confederados, quedaba inmediatamente por debajo de porqué de esas largas pausas entre los asaltos, quién soy
él. Cuando se hubiese completado el Abrazo de la casa, yo para aventurar lo que puede pasar por la cabeza de
todos ellos comandarían un cierto número de señores, un Tzimisce. En cualquier caso, los magi, durante los
quien a su vez se encargarían de dirigir zonas mayores, periodos comprendidos entre 1047 y el 1061, y 1067 y el
o reinos, que contendrían varias capillas. Los regentes, 1085, fueron capaces de erigir barreras que evitaban que
todos ellos líderes de una capilla menor, estarían al las criaturas llegasen siquiera a acercarse a nuestras tie-
mando de los magi y aprendices residentes en su edifi- rras. Reconstruyeron las capillas de la periferia por aquel
cio. El juramento de sangre avalaría los votos pronun- entonces, almacenando vis como locos para su uso pos-
ciados por cada Cainita ante sus superiores dentro de terior. Cuando las barreras se disolvieron, los ejércitos
la jerarquía. Durante la ceremonia de iniciación, los enemigos volvieron a descender y los magi volvieron a
aprendices beberían la sangre de sus señores, mezcla- refugiarle en su capilla de Capillas.
da con la de Tremere y sus consejeros. Los magi recibi- Muchos de los que habitan entre estos muros reci-
rían la vitae de sus regentes; los regentes, la de sus bieron el Abrazo por aquel entonces. Ya conoces a
señores, y así sucesivamente. Ese férreo control sobre Malgorzata y su lengua viperina, ¿Sabías que no es nin-
las acciones de los subordinados llegaría a suponer un guna noble, sino una campesina vendida por sus padres
arma contra los otros Cainitas aún mayor que el domi- a Goratrix? Este la convirtió en su aprendiza y la ocultó a
nio de la magia de los Tremere, le dijo a su consejo. El los ojos de sus rivales. Como ocurre a menudo con los
caos asolaba Europa y sólo quienes fuesen capaces de aprendices, la moza se convirtió en una versión más tos-
mantenerse firmes conseguirían triunfar. ca y menos sutil de su maestro, emulando y exagerando
Antes de disolver la reunión, Tremere les informó de los rasgos más destacados de Goratrix, Su atrevimiento y
que Etrius iba a acompañarlo en un viaje por toda Euro- mal genio le granjearon pocos amigos, pero se ganó la
pa y Tierra Santa en busca de secretos de los Cainitas. admiración de los demás aprendices. Transcurridos cin-
Por fin, Goratrix gozaría de la dirección en solitario de co años de su Abrazo, introdujo a su más ferviente admi-
Ceoris. Ambos hombres esbozaron sendas sonrisas... hasta rador, Jervais, en el redil de los Cainitas.
que se miraron. Los semblantes de los dos rivales se En 1105 se produjo una fuerte ofensiva Tzimisce.
convirtieron en espejo del receloso desdén que sentían Arrasó todas las capillas de Transilvania, aparte de Ceoris.
el uno por el otro. Goratrix se reveló contra las ligaduras del juramento de
Sangre, ansioso por Abrazar a todos los magi de Ceoris

EL REINADO DE
de una vez para enrolados en la guerra. Aunque Abrazó
a un puñado de individuos, no consiguió zafarse del
influjo de Tremere, transcurrido tan poco tiempo desde

GORATRIX: 1037-1155
la ceremonia del juramento de sangre.

Vi como Goratrix se tragaba sus temores cuando


LA CREACIÓN
DE LAS GÁRGOLAS
Tremere y los demás consejeros partían. Exultaba al ver-
se en poder del Ceoris, siempre había aspirado a domi-
narla en solitario. ¿Por qué si no habría invertido tanta A falta de un arma con la que repeler a los Tzimisce
magia en el empeño? Mientras Etrius, o cualquier otro y a sus aliados, Goratrix recurrió de nuevo a sus bibliote-
participante del ritual original, la ocupara, eclipsaría el cas. Con Malgorzata y Epistatia a su lado, Abrazó a cam-
centro de su poder. Yo la ocupaba también, claro está, a pesinos capturados a fin de estudiar los cambios opera-
mi manera, pero resultaba evidente que el viejo y difun- dos en sus anatomías por el avance del vampirismo. Fue
to Ponticulus no entraba en sus cálculos. mucho lo que aprendió gracias a su programa de
Volcó su furia en la guerra contra los Tzimisce, cu- vivisecciones pero, llegados al año 1109, descubrió que
yos ejércitos de ghouls volvían a redoblar sus ataques, el estudio de Cainitas recién Abrazados había llegado a
los cuales crecían y menguaban a lo largo de las déca- su límite. Epistatia, con la mente embebida de conoci-
das. Las criaturas de la noche saqueaban las capillas de mientos sobrenaturales, le sugirió a Goratrix que busca-
la periferia, llegaban aullando hasta las mismísimas puer- se sujetos para sus experimentos aún más viejos que él.
tas de Ceoris y la sitiaban. Luego, los desesperados magi Tendría que capturar a auténticos Cainitas.

ANTIGUA PODREDUMBRE 25
LAS INDAGACIONES
Goratrix comenzó a Abrazar, no a los magi de Ceoris,
sino a sus criados, sobre todo a los soldados. Aquello no
contravenía de forma directa las órdenes de Tremere, date

DE TREMERE
cuenta. Envió a sus neonatos a misiones suicidas destina-
das a capturar Cainitas veteranos. Cinco o seis docenas de
hombres perecieron en el cumplimiento de sus órdenes,

Y ETRIUS: 1057-1153
aunque las partidas que tuvieron éxito trajeron consigo a
furiosos Tzimisce, Gangrel y Nosferatu que habrían de
enfrentarse a los escalpelos de su señor. Entre 1110 y 1120,
las mazmorras de Ceoris resonaron con los alaridos de
Cainitas mutilados. Aquí hace su aparición un nombre Tremere y Etrius no perdieron el tiempo durante
nuevo, que quizás te suene; el de 1a recién Abrazada maga aquellos casi cien años de derramamiento de sangre.
Virstania, que ya por aquel entonces estaba más loca Entre el año 1037 y 1121, viajaron de una capilla a otra,
que cuerda. Fue el amor malsano que le profesaba a las llevando a cabo los experimentos secretos, que engen-
criaturas que estaban creando lo que las volvió maleables draron el arte vampírico de la Taumaturgia, Ya habían
y les inspiró el odio hacia sus antiguos hermanos. La apren- comenzado su obra en Ceoris y la continuaron en el
diza más leal de Goratrix, Malgorzata, evitaba que los par- extranjero. Convirtieron los hechizos y encantamientos
ticipantes se distrajeran con ilusiones teóricas y los rega- de la magia hermética a un sistema de poder que no
ñaba cada vez que se olvidaban de que sus vidas depen- dependía del vis, sino de la potencia sobrenatural de la
dían del éxito del proyecto. sangre transmitida y almacenada en el cuerpo de los
En 1121, Goratrix dio a conocer al primer ejemplar de vampiros. Aparecían en Ceoris sólo para intercambiar
esta raza recompuesta, la primera Gárgola se llamaba sus hallazgos con los derivados de los estudios con
Chaundice. Presentaba los rasgos que habrían de distin- Gárgolas de Goratrix. Gran parte de las siete primeras
guir a los suyos a partir de ese momento, con un sem- décadas de indagaciones consistió en trabajo teórico.
blante demoníaco, piel pétrea, zarpas temibles y alas se- Los descubrimientos prácticos se producían con cuen-
mejantes a las de los murciélagos. Mas Goratrix, Malgorzata tagotas y fui testigo de cómo Goratrix utilizaba las pro-
y Virstania engendraron muchos tipos de Gárgolas, si bien piedades adictivas de su sangre para esclavizar a varios
no con tanto éxito, durante aquellos años. magi y conseguir que éstos sirvieran de procuradores
Llegado el año 1125, habían creado el número sufi- en el proyecto Gárgola y otros menesteres.
ciente de estos horripilantes sirvientes como para azu- Tremere y Etrius dedicaron los últimos veinte años
zarlos contra sus enemigos. Las Gárgolas cambiaron las a encontrar hechizos y rituales herméticos específicos
tornas de la guerra con los Tzimisce. Sobrevolaban el compatibles susceptibles de transmutarse en magia de
campo de batalla y se lanzaban en picado sobre los es- la sangre para traducirlos a fórmulas taumatúrgicas.
casos vampiros diseminados entre la horda de ghouls Puede que quieras mencionar en alguna conversación,
sedientos de sangre y aterrorizados guerreros mortales. Bitiurges, los nombres de los magos Gyrus, Tabellarius,
Los apresaban y se los llevaban a Ceoris, donde pasaban Decorar y Cautus. Observa la reacción que suscitan esos
a convertirse en materia prima para nuevas Gárgolas. nombres. Fueron esclavizados por tus supuestos supe-
En 1126, Chaundice partió en una de aquellas misio- riores, empleados como bestias de tiro con fines mági-
nes para no regresar. Supongo que los Tzimisce la en- cos para después morir sacrificados, diseccionados sus
contraron, la desmembraron y descubrieron de qué esta- corazones y cerebros en aras de los secretos que Tremere
ba hecha. Nos atacaron con ferocidad renovada poco des- creyó que podría descubrir en su interior... sin resulta-
pués de la pérdida de Chaundice, lo cual nos permite do, que yo sepa.
asumir que reaccionaban impulsados por el odio y el ho-
rror (he oído cómo Virstania le susurraba a sus discípulos
Gárgolas que uno de los suyos escapó para crear su pro- LA CAZA
pia colonia lejos del control de los Tremere. Le llaman el Llegado el año 1121, a sabiendas del éxito que había
Señor de Piedra. Según lo que cuentan de él, no creo que cosechado Goratrix con la creación de las Gárgolas, se
se trate de Chaundice, aunque nunca se sabe). sintieron preparados para rastrear los diversos apuntes y
referencias literarias acerca del vampirismo. Acompaña-
dos por un puñado de Gárgolas tempranas, anduvieron
sin propósito fijo por los rincones más recónditos de
Europa, fingiéndose en ocasiones vampiros pertenecien-
tes a otros clanes (aquí me fío de conversaciones escu-
chadas en Ceoris, cuyos confines no puedo abandonar).
Ensamblaron aquellos hechos básicos de la existencia
de los vampiros. Descubrieron que podían aumentar su
poder bebiendo sangre cuanto más próxima a Caín, el
primer vampiro (sí, Caín, el primer asesino). Tremere
puso en práctica aquella teoría de inmediato, asesinan-

LA CASA DE TREMERE
26
DESDE 1133
do a un antiguo vampiro en Roma y consumiendo su
vitae. En cuanto supo que existía una jerarquía, Tremere
se empeñó en descubrir quién se encontraba en su cús-
pide para derrocarlo. Entre 1126 y 1152, Etrius y él ras- Durante un período de vigilia en Ceoris, Tremere
trearon a los vampiros antiguos conocidos como Matu- planeó el futuro desarrollo del clan que lleva su nombre,
salén. Dondequiera que encongasen a uno de ellos, pla- LeDuc, señor de la capilla de París, en vías de expan-
neaban con minuciosidad un asalto y convocaban a los sión, tendría que viajar a Oriente Medio a fin de conse-
demás consejeros para que abandonasen sus puestos y guir más pistas que ayudaran a comprender los últimos
se unieran a la matanza. Así fue como consiguieron au- acontecimientos. Al parecer, tendría que dar caza a los
mentar el poder de su propia sangre, propulsando al Salubri y desentrañar sus secretos. Goratrix abdicaría
mismo tiempo la fuerza de su Taumaturgia. como señor de Ceoris y partiría hacia Francia para ocu-
parse de la corte parisina. Etrius, recompensada su tena-
LA SIGUIENTE DEPRAVACIÓN cidad, pasaría a regentar Ceoris y a asegurarse de que
nadie interrumpía el descanso de Tremere.
En el lamentable estado al que me habían condena-
do Etrius y los demás, mi consciencia no puede traspa-
sar mis propias murallas, Bitiurges. No sé lo que harán LA FURIA DE GORATRIX
los monstruos que en su día consideré colegas cuando Goratrix contuvo su ira apoplética hasta llegar a sus
están lejos de mí, por lo que el próximo capítulo de esta aposentos, donde fui testigo de como le daba rienda
terrible historia no es más que una conjetura. Por lo que suelta en presencia de Malgorzata y Jervais. ¡Era él,
he podido descubrir, la cacería de los diversos vampiros Goratrix, el que había salvado la casa con la creación de
antiguos condujo a Tremere a ansiar un encuentro con las Gárgolas! ¡El que había expulsado a las criaturas de la
una criatura que él llamaba Antediluviano. Este ser era noche! ¡Era él el que había sacrificado su esencia mística
un padre de vampiros, fundador de una de las grandes a fin de levantar Ceoris! ¡Se suponía que le pertenecía!
líneas de los engendros del infierno. Tremere quería aquel ¡Su fuerza le sería arrebatada para siempre si no ocupaba
poder para sí, supongo que para ascender en el escala- la capilla! El taimado de Etrius había conseguido jugársela,
fón de la superioridad vampírica. después de todo. Aquel lacayo sabía que el verdadero
Etrius y Tremere viajaron de uno a otro confín y he trono se asentaba a la diestra de Tremere, ¿En qué había
llegado a deducir que sus periplos los condujeron a las contribuido? Seguro que se había ganado a Tremere con
tierras controladas ahora por los musulmanes. He oído zalamerías para adueñarse de Ceoris. ¡Menudo revés le
susurros que cuentan que andaban tras la pista del lu- suponía aquello! ¡Menuda renuncia a todo lo que había
gar de descanso del mismísimo Set, dios malévolo del hecho Goratrix! Etrius se había limitado a cubrir a Tremere
antiguo Egipto y padre de vampiros. Aun cuando esto de lisonjas, a velar por su comodidad. ¡Etrius no había
fuese verdad, no lo encontraron. En 1133, Tremere re- hecho nada y se lo llevaba todo!
unió al Consejo de los Siete y espié el informe de Goratrix cogió una espada de la pared y dijo que
Goratrix donde se narra cómo su señor había descu- pensaba plantarse en los aposentos de Tremere y co-
bierto la tumba de una criatura llamada Saulot Este brarse su vida igual que Tremere se había cobrado la de
antiquísimo vampiro, portador del tercer ojo de la sabi- Saulot. En ese momento, su rostro cambió de expresión;
duría, era el padre de una línea de criaturas llamadas estoy seguro de que no me engañó la caprichosa luz de
Salubri. Goratrix partió con la esperanza de amasar más las velas. En ocasiones, cuando recuerdo aquel instante,
poder. No regresó con las manos vacías, ni solo. El creo que debió de verse abrumado por el amor que le
consejo en pleno llegó portando el cuerpo postrado de profesaba a Tremere, tal y como exige el juramento de
Tremere. Algunos venían imbuidos de nuevo poder, sangre. Aunque resulta igual de probable que le asaltara
otros despotricaban contra la locura de la ambición. el temor de arrogarse cualquiera que fuese la maldición
Goratrix guardaba silencio, pero sus zancadas impri- que Tremere se había ganado en la tumba de Saulot. En
mían a su paso la huella de un odio renovado. cualquier caso, cambió de opinión y le dijo a Malgorzata
No sé con exactitud qué es lo que ocurrió, Bitiurges. que iría a Francia y descubriría la forma de conseguir
Al parecer, Tremere bebió la sangre de Saulot y lo ase- que la capilla parisina se convirtiera en lo que debería
sinó. Ahora poseía el poder de los antiguos, pero des- haber sido Ceoris. Etrius sólo gobernaba de boquilla,
de entonces se ha mantenido susceptible a sueños pro- dijo. Ella tendría que ocuparse de gobernar en la som-
fundos y a misteriosos cambios de personalidad e in- bra, mediante conspiraciones. Si bien era cierto que am-
cluso de apariencia física. Tremere fue un hombre en bos deseaban actuar cuanto antes, y que Etrius adolecía
su día, luego fue un vampiro. Ahora es un monstruo de de timidez y de un exceso de cautela, Malgorzata jamás
los que pueblan las leyendas. Nadie se esperaba este debería olvidar la auténtica razón de aquella rivalidad.
resultado y he escuchado rumoras de quienes dicen Tenía que ver con dos hombres, Etrius y Goratrix, y con
haber previsto la caída de la Casa Tremere cuando su el odio que ambos se profesaban mutuamente. Goratrix
líder cometió este último crimen. sentía un odio tan grande que cualquier otro se habría
Descubre la verdad si te resulta posible, Bitiurges, arropado con él y extraído fuerzas de él. Ganarse la leal-
pero ándate con cuidado. tad de un hombre era un error, dijo Goratrix, porque los

ANTIGUA PODREDUMBRE
27
hombres te fallan. Te sorprenden. Flaquean. Rinde tu después había terminado con ella y la enviaba de re-
alma al odio y medrarás y aumentará tu fuerza. Lo cierto greso a París, con su consciencia borrada por comple-
es que pronunció una buena arenga. Yo mismo me ha- to. Goratrix, me lo puedo figurar, se tomó aquel gesto
bría mostrado de acuerdo con él, de no haber consagra- como una advertencia de su señor y le cedió el campo
do mi propio ser al odio hacía ya mucho, un odio que lo de batalla a Etrius.
incluía a él entre sus objetivos cardinales. Conozco tan bien la forma de pensar de Goratrix
que a veces me parece que puedo oírle susurrándome
UNA ANTIGUA al oído. Hasta que se presente una ocasión más propi-
cia para la confrontación, esperará, aumentando su

RIVALIDAD AVIVADA
poder. Sé que ha Abrazado, o quizás convertido en
ghouls, a cortesanos del rey Luis VII de Francia. Le ha
Goratrix partió hacia la capilla de París, desde la dicho a Malgorzata que se siente intrigado por la políti-
que se sumió en una partida de ajedrez a distancia con ca de los mortales. Al principio, le pareció entretenido:
el propósito de derrocar a Etrius. Ambos emplearon después de todo, los mortales podían permitirse el lujo
medios de comunicación taumatúrgicos para reclutar de apresurarse debido a su exigua esperanza de vida.
aliados que los apoyaran en su guerra privada. Luego descubrió que otros cortesanos eran meros títe-
Malgorzata mantuvo a Goratrix al corriente de lo que res de clanes de vampiros que conocía sólo de oídas.
transpiraba entre estos muros. Sin saberlo, sus informes Se introdujo en aquel mundo y forjó alianzas con esos
me resultaron muy útiles también a mí; los escuchaba clanes. Tuvo un éxito especial con los llamados
con el mortificante desapego que el tiempo me ha en- Lasombra y Capadocios. Tú te rozas con sus engendros,
señado a cultivar. Bitiurges: Giacomo Guicciardini y Margaret Vasa, invi-
Vi cómo Malgorzata, más carismática que Etrius, se tados habituales del clan Tremere. Comenzaron a acu-
ganaba las simpatías de muchos neonatos para la fac- dir aquí poco después de 1150.
ción conspiradora de Goratrix, Éste actuaba con pre- Etrius no podía permitir que Goratrix le superase
caución, puesto que Tremere se había vuelto intoleran- como conspirador. En 1155, puso a prueba su capacidad
te con la perpetua persecución del feudo, En 1140, uno para la intriga reclutando al primer desertor de otro dan:
de los nuevos peones más efectivos de Goratrix, Misia Dauud el Copto, otrora seguidor del dios serpiente egip-
Gies, atrajo la atención de Tremere; sigo sin estar segu- cio, Set. Etrius se afanó también en la reconstrucción y
ro de qué es lo que hizo. La hizo venir aquí. Meses defensa de las capillas de la periferia. Los magos morta-

LA CASA DE TREMERE
28
EL DESTINO DE CEORIS
Ceoris, nacida del asesinato y la traición, es una casa, corrupta abocada a un final innoble. Mas éste aún se
encuentra lejos y son muchas las tribulaciones a las que se habrán de enfrentar los residentes antes de abando-
narla de una vez y para siempre.
Faltan pocos años para que la Orden de Hermes descubra el secreto de los Tremere y se enfrente a Ceoris.
Esta guerra entre brujos, llamada Massasa por los magi herméticos, es una batalla terrible que se libra en
circunstancias desesperadas. Ningún bando posee los recursos de antaño y ambos se enfrentan a su vez a
enemigos cada vez más obstinados. Los Tzimisce no piensan echarse a un lado tan sólo porque haya otros brujos
de postín que quieran acabar a su vez con los Usurpadores. Ceoris se enfrenta a asaltos devastadores, pero la
magia hermética tradicional se tambalea y los brujos mortales llegarán a desaparecer.
La guerra contra los brujos zanja de una vez por todas el asunto del Abrazo de los miembros mortales de la Casa
Tremere. Los Cainitas se abalanzan sobre sus camaradas mortales igual que lobos hambrientos y la mayoría de los
nuevos chiquillos terminan dando las gracias por su inmortalidad; otros son asesinados sin más. Esto apacigua las
rivalidades intestinas del clan durante algunas décadas, pero el odio y los celos que se profesan Etrius y Goratrix se
niega a desaparecer. Encuentran otros motivos para pelearse, donde Etrius aboga siempre por la prudencia y
Goratrix defiende la acción. El aletargado Tremere se alía en último extremo con Etrius, siquiera por su inactividad.
Tras una última reprimenda en 1314, Goratrix le vuelve la espalda al hombre que una vez amó y crea una facción
rebelde de Usurpadores, la cual llegará a convertirse en los Tremere antitribu dentro del emergente Sabbat (los
detalles de la última admonición de Goratrix aparecen en Crónicas de Transilvania I: Mareas oscuras).
A finales del siglo XV, mientras los Tremere ayudan a fundar la Camarilla y a poner punto y final a la
Revolución Anarquista, Ceoris vive sus últimos momentos de desasosiego. La facción de Goratrix se da a conocer
entre los anarquistas y Virstania suma sus queridas Gárgolas a la revuelta. Si bien algunos especímenes de la línea
de sangre permanecen leales, otros huyen a las montañas y establecen sus propios feudos. Los Tzimisce no
vacilan y golpean a los odiados Usurpadores cuando más debilitados están éstos.
Tanto Goratrix como Virstania conocían los secretos de Ceoris antes de sus respectivas traiciones, lo que
convierte a la capilla en un refugio inseguro. Etrius, esgrimiendo este argumento convence al Consejo Interno
para que apruebe el traslado de Tremere y del mando de poder a Viena. Deja a Ardan el de la Melena Dorada a
cargo de Ceoris. Escasas décadas después, ambos cooperarán para abandonar Ceoris de forma permanente. La
creación más preciada de Goratrix se convierte en un montón de ruinas alrededor del 1600.

les le instaron a que recuperara las capillas más ricas en es que las barreras originales han fallado. Es la magia de
vis. Aunque les aseguro que así lo haría, en realidad se la sangre de los vampiros, no los rituales herméticos de
ocupó de levantar capillas en emplazamientos estratégi- tus compañeros, lo que evita que el enemigo irrumpa
cos. Fortalezas en todo, salvo en el nombre. Reclutó a por mi puerta principal.
mercenarios y bandidos que usaron las capillas para asolar Debajo de ti, donde pasa la mayor parte del tiempo
las aldeas de los Tzimisce. También se usaron como base sumido en el tortuoso duerme vela que los vampiros
para las partidas de caza cuando los vampiros necesita- llaman letargo. Tremere sueña y profetiza. Me paso mu-
ban sangre fresca. chas horas pegado a sus labios cubiertos de espuma,

LA GUERRA
intentando encontrar algún sentido en sus balbuceos.
Afirma que su clan volverá la vista atrás algún día y verás
estos tiempos desesperados desde una posición de po-
INTERMINABLE CONTINÚA der inimaginable, que todo el mundo le rendirá pleitesía
y tríbulo a él. Puedo ver la duda incluso en los ojos del
El tedioso tira y afloja con los demás clanes de adulador Etrius. Cuando Ioan se retira, los vampiros de
Transilvania sigue su curso. 1169 fue un año especial- Tremere reanudan sus intrigas. Son como ratas atrapadas
mente malo en cuanto a los asaltos de los Tzimisce se en la misma jaula.
refiere, y 1176 fue aún peor. Fue entonces cuando un También tú estás en esa jaula, Bitiurges. Ahora que
nuevo campeón Tzimisce, Ioan, se puso al mando de lo sabes, debes actuar. Es muy tarde, pero puede que no
sus ejércitos. He descubierto poco acerca de este Ioan, demasiado. Tus manos comienzan a cansarse y siento
aparte de que es un general muy capaz. Durante su pri- cómo te resistes a mi control. He abusado de tu hospita-
mera campaña, arrasó muchas capillas exteriores y des- lidad. Puede que regrese mañana por la noche y te cuente
cubrió a varios espías e infiltrados. algo más. No hace falta decir que no deberías enseñarle
Ahora continúa avanzando, con paso lento pero se- esto a nadie hasta que hayamos decidido qué harás con
guro, contra los Tremere. La situación es más seria de la estos conocimientos.
que te pintan. Sabes que las capillas de la periferia han
vuelto a quedar reducidas a escombros. Lo que no sabes
Ponticulus

ANTIGUA PODREDUMBRE
29
apítulo Dos:
Una ciudadela
remóta
Bella, horrida bella,
Et Thybrim multo spumantem sanguine
cerno.
(Veo guerras, guerras horribles, y la espuma
del Tiber cubierta de sangre.)
—Virgilio, La Eneida
A LOS DEMONIOS
Se alza en el seno de las montañas que vuestros siervos quizás
conozcan como los Alpes de Transilvania. Se yergue a unas
ocho leguas al este del nacimiento del río Arges, en las alturas
Informe de Alexandru Basarab, sirviente de los de esas mismas montañas. Esto lo coloca también al este de los
Voivodas majestuosos montes Mindra y Negoiu. Cae, digamos, a unas
Bendito señor, setenta leguas a vuelo de pájaro de Bucarest, que se encuentra
Silbéis que soy hombre de pocas palabras. Le he pedido hacia el sudeste. Budapest se levanta a unas doscientas cuaren-
al escribano que me enviasteis que redacte con palabras ta leguas hacia el nordeste, también a vuelo de pájaro. Quizás
engalanadas, pues no quisiera que mi forma de hablar pu- fuese menester que le proporcionase a vuestros sirvientes días
diera ofenderos. Queréis que os indique cómo penetrar en de viaje en lugar de leguas. Es aquí donde los cálculos se
la fortaleza de los malhadados hechiceros. Os seré sincero y tornan complicados, dado lo abrupto del terreno y las cuan-
daré cuenta de todo lo que sé con la esperanza de que no tiosas dificultades. Pongámonos en el suponer, no obstante,
confundáis mi tosquedad, propia de un aldeano iletrado, de que una pequeña batida que viajara con caballos y trans-
con la falta de respeto. portase las arreos de rigor necesarios para salvaguardarse y
No me cabe duda de que existen formas de trasponer sobrevivir en terreno tan inhóspito y pernicioso. En el supuesto
esas puertas, formas políticas, formas de endulzar las pala- de viajar por tierra desde Bucarest, obvia añadir que sin volar
bras que los ilustrados podrían verter en oídos de otros. como el pájaro, aunque sorteando las tierras más accidentadas
También existen formas de engañar, sin duda, de adoptar la y forestales, se necesitarían once días de camino. En el supues-
guisa de otro y conseguir que los malditos brujos bajen el to de partir de Budapest se recomienda la ruta del río Dunav,
puente y os reciban con los brazos abiertos. Esas formas las que quizás vuestros sirvientes conozcan como el Danubio, Se
desconozco. Soy un hombre del bosque, de la montaña y de esperan dos días de travesía hasta fondear en la aldea donde
los ríos, y sólo sé cómo podríais acercaros al castillo de las mujeres no saben abrir la boca más que para proferir maldi-
Ceoris por medios simples y materiales. Estas formas son las ciones. El pueblo carece de nombre que sus habitanles tengan
que voy a dictarle a vuestro escribano, aquí presente. a bien compartir con los desconocidos, por lo que lo he seña-
lado en el mapa con un ojo sesgado. Desaconsejo la ingestión

CÓMO LLEGAR de la cerveza o el agua que allí os pudieran ofrecer, si bien se


puede catar sin reparos del yantar que preparen en sus enor-
mes pucheros en la plazuela de la aldea. Desde ese punto se
Sumo este mapa a las palabras que escriba. Paso a señalar
dónde se asienta Ceoris, con relación al resto de nuestra tierra. comienza un viaje por tierra que cubre ocho decenas de le-

LA CASA DE TREMERE
32
guas. Os evitará diecisiete días de camino si la suerte os sonríe, de otra cosa más que de Gárgolas, pese carecer de pellejos
más de no ser así. Se ha de andar cuesta arriba desde el lecho de piedra y alas de dragón.
del Dunav a las montañas donde aguarda Ceoris. Uno de vues- De tanto en cuanto reducimos algún puesto de guardia,
tros sirvientes me dijo en cierta ocasión que Ceoris levanta así que los he estudiado con detenimiento. Sus plantas mi-
cerca de mil ochocientos metros del nivel del mar, si bien des- den tres metros cruzados y dos y medio atravesados, y sus
conozco la fórmula que empleara para llegar a tal cifra. Caso de muros quizás alcancen el grosor de media mano. Se trata de
ser posible la remontada del río Arges, el tiempo de viaje se construcciones sencillas que les otorgan a sus ocupantes la
reduciría a menos de un día. Por desgracia, el río se torna casi ventaja de la altura sobre sus atacantes. Alcanzan las dos
infranqueable en sus cotas superiores y las Gárgolas patrullan plantas de alto, se diría que catorce manos hacia arriba en
sin descanso vertiente abajo. total. El piso superior no se cubre con techo, a fin de que las
(Fueren a viajar vuestros sirvientes en invierno, lo cual Gárgolas puedan despegar sin impedimentos desde sus pa-
me atrevo a desaconsejar salvo caso de extrema necesidad, los. Las almenas ocultan a los arqueros, cuyas ventanillas
el tiempo de viaje por tierra se doblaría. La travesía perma- asesinas les dejan espacio de sobra para disparar a quien
necería tal y como ya he apuntado, más segura aún, por intente derruir el puesto.
añadidura, puesto que se llevaría a cabo en trineos que sur- La primera planta proporciona refugio y hogar a aque-
casen los ríos congelados.) llos vigías que lo necesiten.

PUESTOS DE VIGILANCIA
El ras del suelo se cede al almacenaje de amas y vitua-
llas. Aquí no necesitan tablado, ni los brujos lo proporcio-
nan. Aún he de encontrar algo que merezca ser saqueado en
Los malhadados brujos disponen de numerosos puestos
estos lugares. No han de considerarse trofeos a conseguir,
de guardia repartidos por la zona. Construyen los barracones
sino fuentes de entuertos, a evitar.
con madera de pino. Están diseñados para levantarse ensegui-
El celo de los vigías es tan válido como la virtud de una
da y luego abandonarse o convertirse en leña. Según tengo
mujer, lo que viene a decir que cambia de la mañana a la
entendido, erigir uno de esos puestos les lleva medio día, y eso
noche. De encontrarse los magos avispados, o tener motivos
con dos docenas, cabeza arriba o abajo, de sus hombres. Así es
cualesquiera para sospechar la inminencia de un asalto, a
natural que no cesen de trasladar sus barracones de un lado
cualquier partida le resultaría casi imposible superar la vigi-
para el otro con la intención de confundirnos. Podría señalar
lancia. Yo lo he hecho, mas no quisiera a nadie a mi lado en
los lugares donde ya hubiera puestos de vigilancia en el pasa-
tal proeza, puesto que carecería de mi experiencia en tal me-
do, mas, ¿con qué propósito? Para cuando vuestros ojos se fijen
nester. También se embrolla el escapar a la voz de alarma en
en este mapa, ya ocuparían distintos lugares. Por tanto, he pre-
tiempos de escasez de caza, puesto que la hambruna azuza el
ferido trazar una línea de puntos, un límite. Aún estoy por ver
olfato de las Gárgolas y éstas rastrean a la primera presa que
un puesto de vigilancia fuera de la frontera que ahora
se les presente por tenue que sea su rastro. No caigáis en
dibujo.
error alguno, para esas bestias no somos más que vianda,
No me cabe sino aventurar qué fuerza habréis de espe-
bien de carne mortal, de secreta alcurnia o de alguna parada
rar en caso de tropezar con una de estas garitas itinerantes.
intermedia. Ahora, cuando a las Gárgolas les pesa el buche y
El trece es, no obstante, el número de la bruja y los magos
los hechiceros se enfrascan en otras cuitas, los soldados son
gustan de utilizarlo en la organización de su servidumbre.
proclives a fijarse más en sus juegos de dados y naipes que en
Habréis de esperar, especulo, un contingente de trece ha-
el chasquido de las ramas del bosque que los rodea. Un hom-
chas mínimo, todas ellas blandidas por soldados veteranos
bre, furtivismo mediante, bien podría sortear una, dos y hasta
en las lides de la guerra, pongamos la mitad de arqueros de
tres de tales garitas en el transcurso de un día de viaje.
ojo certero (tan agudos en la noche como los de un búho) y
una batida de Gárgolas cuyo número podría variar entre tres No puedo asegurar cuántos puestos de vigilancia al día
y trece (no hace falta que os diga que no se ven Gárgolas de apuestan los encantadores. No lo sabremos hasta que asole-
día). Lo que no puedo deciros es cuántos almetes y arque- mos el lugar en pleno. Sí que puedo atestiguar que nunca he
ros seguirán siendo meros mortales y cuántos habrán catado visto más de tres barracones durante la cobertura del camino
la sangre de los brujos. Sólo en raras ocasiones me he en- que separa las orillas del Dunav de las faldas de Ceoris.

EMBOSCADAS
contrado a los fornicadores del diablo en persona en estos
barracones, y ni una sola vez a más de una legua de distan-
cia de Ceoris. Cuando se vea uno con ellos, habrá que cu i -
Los guardias bien pudieran tender una emboscada, al
darse del fuego que expelen por los dedos, de la tierra que
parapeto de los peñascos, las torrenteras o las copas de los
remueven bajo los pies de uno, del viento que penetra un la
árboles. Rara es la vez que así obran, a menos que se les
piel igual que un filo acostumbrado a probar la sangre y del
advierta de la presencia de uno por medio de cualquier con-
agua que se agita en el fondo de la propia garganta y consi-
moción que se salga de lo natural. La paciencia necesaria
gue ahogarle a uno desde dentro. Si bien me atengo a la
para preparar una emboscada sin estar convencido de que
verdad al afirmar que las apariciones de los magos son me-
alguien va a caer en ella es tarea que excede el acopio de
nos frecuentes de un tiempo a esta parte que décadas atrás,
paciencia de estos montaraces.
y que su furia se aplaca en gran medida tras una o máximo
dos demostraciones de su pavorosa magia. En dos ocasio-
nes, tras tropezar con los puestos de guardia, he visto brotar
de su interior a criaturas de aspecto tan horrendo que juro
PATRULLAS
que debían de ser demonios salidos de los pozos más ne- También han de cuidarse vuestros sirvientes de las patru-
gros del infierno. Empero, vuestra sirvienta, ésa cuya carca- llas que hollan el monte bajo que rodea al castillo. Voy a
jada convierte el vino en vinagre, afirmó que no se trataba trazar una segunda línea en el mapa para señalar la zona

UNA CIUDADELA REMOTA 33


segura. Al norte de esta raya, se han de tener las orejas bien
abiertas, pues aumenta el riesgo de patrullas. Al sur de la
línea, rara vez, se aventuran. Las patrullas en sí suponen una
pobre amenaza para nuestras mejores partidas: los patrulleros
son siempre mortales, exceptuando quizás a un líder que haya
podido catar el vino oscuro. Aún estoy por ver una patrulla
compuesta por más de cuatro, si bien no cuento las veces en
que los brujos peinan las colinas en busca de algún fugitivo o
cualquier otra víctima. Es entonces cuando uno se da cuenta
del número de esclavos a las órdenes de los magos, y se
encoge a la vista del poder que han conseguido amasar.
Más peligro que los patrulleros mortales suponen las Gár-
golas que moran con toda libertad por esos lares en busca de
comida. Por querer ver cómo los monstruos se alimentan de lo
que la naturaleza provea y no de sus menguadas existencias,
los brujos las sueltan en el bosque que rodea al castillo para
que cacen. Algunas lo hacen en solitario, pero cada vez más a
menudo las veo en manadas de cinco o seis. En caso de verse
uno atrapado, habrá de meterse en la piel de un paleto mojiga-
to que se haya extraviado de los cotos de caza seguros. Las
Gárgolas tienen órdenes de llevar al castillo a cualquier prisio-
nero que juzguen interesante para su postrera inquisición, un
destilo que ofrece peligros mucho mayores que el apetito de
los monstruos. Cabe la posibilidad de escapar al colmillo de
una Gárgola, mas no a la truculenta hospitalidad de Ceoris.

BURLAR A LAS PATRULLAS


Vuestros sirvientes bien pudieran querer burlar a las
patrullas sin emplear la fuerza ni ocultándose a sus ojos,
sino por medio del subterfugio. Los magos, así como aque-
llos compelidos a visitar el castillo han de disponer de sal-
voconducto para atravesar estas tierras. Éste consiste en un
objeto por lo general un amuleto imbricado con un símbolo
de portento arcano, si bien no es rara la vez en que se gran-
jea uno el paso libre tras pronunciar determinada contrase-
ña. En más de una ocasión he seguido a alguna partida que
se encaminara hacia el castillo a cielo descubierto para, a la
chita callando, apoderarme de la llave necesaria para fran-
quear la vigilancia. Uno sólo de estos objetos le proporciona
vía libre a toda una partida, puesto que escasean quienes
acuden al castillo sin su séquito de siervos y espoliques.
Los propios patrulleros suponen una coartada aún me-
jor para aquel que desee mantener la charada por más tiem-
po. Los soldados mortales vienen y van, llegan y mueren,
con la frecuencia de las moscas en primavera. Su número es
lo bastante cuantioso como para que no todos se conozcan
de vista. Por tanto, se puede reducir a un pequeño grupo de
patrulleros para apoderarse de sus armaduras e insignias e
intentar hacerse pasar por criados recién reclutados. Por
medio de tales ardides se pueden averiguar muchas cosas
de las que acontecen en el castillo, puesto que con las len-
guas untadas de cerveza, los soldados comunes hablan de-
masiado para su propio bien. Habrá de estar uno dispuesto
a acatar las órdenes de los brujos, arriesgándose así a verse
impulsado a cometer actos atroces. También se puede uno
ver enfrentado a otros que pretendan infiltrarse en el domi-
nio de los magos. Así es que bien pudiera uno preferir el
sencillo uso de la armadura y la insignia robadas para ron-
dar por los alrededores en vez de para penetrar en el casti-
llo. Cuando soltamos aquello que nos dio, la cosa que se
derramó sobre el suelo, lo quemó y emitió aquel sonido que

LA CASA DE TREMERE
34
consiguió que nos sangraran los oídos, lo hicimos por me- Luego hay criaturas aún más extrañas. Bestias que son
dio de este ardid. Nos acercamos nada más que al filo del mitad una cosa y mitad otra distinta. He visto a un insecto de
abismo que rodea el castillo, sin intención de llegar más allá. muchas patas tan grande como un oso, dotado de garras como
Pese a haber tenido éxito con esta treta en varias oca- guadañas, que se había abatido sobre mis hombres y estaba
siones, os recomiendo que la racionéis. Nadie supera la sus- alimentándose de las entrañas derramadas. Otros de los nues-
picacia de aquellos criados recién burlados, por no mencio- tros han visto criaturas como hojas de papel con forma de
nar a las Gárgolas o a los propios hechiceros. hombre, o a una bestia inmensa que parecía creada a partir
de las tripas y las vísceras de un centenar de víctimas.

TRAMPAS En cierta ocasión, un montaraz de carácter resoluto tro-


pezó con el foso de un brujo, donde encontró a una criatura
Donde los brujos no pueden patrullar, sus criados vi- que describió como una cabeza de ciervo propulsada por
vientes tienden trampas. Ha de estar uno ojo avizor por si las palas de una lepisma. Le sorbió el jugo de los ojos y lo
ve algún hilo tendido en el camino, pues podría tratarse hirió de gravedad con alguna clase de icor. Tres días des-
del resorte de algún filo a de una cascada de piedras que pués de su rescate, le hice el favor de hundirle un cuchillo
lloviera de los árboles, o que enviara una punta de lanza al entre los riñones para librarle de su locura.
músculo del corazón. La sábana de agujas y hojas que cu-
bre el suelo del bosque a lo largo de todo el año bien
pudiera esconder enclenques esteras que taparan fosos
excavados. El desdichado que cayese en uno de estos po-
AQUÍ TERMINA MI MISIVA
Mi señor, esto es todo lo que sé de los caminos que
zos podría aterrizar sobre una hilera de estacas puntiagu-
conducen a Ceoris y sus peligros. Llevo casi cinco años sir-
das o un lecho de rocas.
viendo con lealtad en estos parajes. Ahora os pido humilde-

GUARIDAS
mente que me permitáis regresar a mi tierra, junto a los
míos. Por favor, enviad a otro hombre en el que confiéis
como hicisteis conmigo para que pueda ensañarle las artes
Las Gárgolas no son las únicas bestias extrañas que ace- de mi oficio. Siento el cansancio en los huesos. Por las no-
chan en los bosques vecinos de Ceoris. He escuchado con ches, mis sueños son viscosos como la sangre.
estos oídos los gañidos de soldados fallecidos tiempo ha en Vuestro siervo incuestionable,
aquella tenebrosa espesura. Nuestros propios hombres se Alexandru
pasan al enemigo tras la muerte, atemorizando en gran me-
dida a quienes dejaran atrás en el mundo de los vivos. Transcrito por Milos Krevcheski

UNA CIUDADELA REMOTA


35
apítulo Tres:
Una casa
dividida
¡Oh, conspiración!
Dime quién eres para asomar el ceño
enojado de noche,
cuando andan sueltos los demonios.
—William Shakespeare, Julio César
INFORME
natural porque siempre ha sido así. No se detienen a conside-
rar los elementos que constituyen la potestad, a determinar
cómo se pueden extender y mejorar los métodos de gobier-

DEL CASTELLANO
no. Ningún dios ni autoridad decide nuestro destino. Gober-
namos porque debemos hacerlo; si nos viésemos privados del
poder sobre los demás, serían demasiados quienes buscarían
Maese Etrius— nuestra destrucción. Sólo por medio de la agilidad mental,
Sé que os sobran los halagos que un señor de menos gracias a la profunda comprensión de los métodos y estructu-
abolengo esperaría de su leal factótum. Siempre habéis sido ras ocultas del mundo que nos rodea, podremos llevar a cabo
un hombre inclinado a los hechos, que valora la claridad por lo que es necesario e imponer nuestra voluntad sobre aque-
encima de los perifollos, y que ve en la parquedad la sabidu- llos que, en caso contrario, nos derrocarían. En el momento
ría que otorgan los años. Cumpliré, por tanto, con lo que me que nuestra comprensión y diligencia flaqueen, se decidirá el
habéis encomendado y responderé a vuestras preguntas con principio de nuestro declive. Se dice que la mente de los
la debida franqueza, Ya que las palabras que os remito en este Cainitas se osifica con el paso del tiempo, que sus procesos se
pergamino están redactadas con la llaneza de un camarada, anquilosan. De ser eso cierto, habremos de forjar el futuro
debo instaros a que dispongáis de este documento con sumo ahora a fin de que el mundo siga siendo nuestro aun cuando
cuidado tras haberlo leído. Ni siquiera osaría soñar con llamaros hayan transcurrido mil años y el velo de la senectud amortaje
irresponsable, o ajeno a los peligros que podrían aflorar si nuestros pensamientos.
alguno de los aquí descritos llegara a poner las manos sobre Lo que es hoy Ceoris, lo será el resto del mundo en los
él. ¡Sabéis que no es ése el caso! Se trata tan sólo de que días por venir. Todo se juzgará según su debido valor y
habitan entre las paredes de este sagrado centro de sabiduría caerá en la categoría de sus responsabilidades tal y como
quienes se puede describir con toda justicia como víboras que ya ocurre aquí.
se agitan en sus nidos, en busca sin descanso de un enemigo
al que atacar. El conocimiento es un arma tanto más afilada
cuanto mejor envainada. Lo que sepamos al respecto de la
verdad tras sus intenciones ha de mantenerse oculto a sus
EL SEÑOR DE LA CAPILLA
Tremere, señor de todos nosotros, ha elegido en su
ojos hasta que llegue la noche en la que estemos mejor prepa- sapiencia la pirámide como símbolo guía para nuestra em-
rados para agarrarlos por la cabeza, sujetando el resorte de las presa, pensando en los misterios esotéricos del antiguo Egip-
mandíbulas como ha de hacer quien desee capturar una víbo- to. Al igual que los egipcios situaban a sus faraones, a quie-
ra sin correr el peligro de su mordedura. La agitación de estas nes consideraban manifestaciones de lo divino, en la cúspi-
serpientes nos recuerda que la traición se alimenta del poder de de su pirámide, nosotros emplazamos a un único amo y
recién adquirido igual que crece el roble de la bellota. señor a la cabeza de cada capilla. En esta capilla de capi-
Os hablo aquí de los entresijos de Ceoris, y de lo que llas, vos sois ese señor, sagaz Etrius. Habéis de responder
se debe hacer para perfeccionar su funcionamiento. Me sólo ante el mismísimo Tremere, cuyos descansos, por des-
habéis encomendado la tarea de poner en práctica vuestro gracia, tienden a prolongarse en demasía de un tiempo a
arte, de coger vuestros principios de comprensión y apli- esta parte. Ocupáis vuestro trono en la cima de la pirámide
carlos a la dirección nocturna de esta capilla. En este infor- con sabiduría, supervisándonos a todos nosotros. Cuando
me habréis de juzgar si lo he conseguido y si merezco re- un cargo inferior queda vacante, sois vos el que mueve la
compensa alguna por mis esfuerzos. mano y coloca a un sucesor. Mientras que quienes estamos

DE CÓMO HABREMOS
por debajo de vos podemos aceptar aprendices, a los que
quizás queramos preparar para heredar nuestras responsa-
bilidades, la decisión final recae en vuestras manos.

DE PROSPERAR EL CASTELLANO
FRENTE A LOS De vuestros labios a mis oídos, mi señor Etrius. Soy yo,
como castellano de la capilla, quien se encarga del cumpli-

ANTIGUOS DEMONIOS
miento de vuestros edictos y se ocupa de las nimiedades
de la noche. Así es como vos sois libre de continuar con
vuestros estudios y ampliar los horizontes de la Casa en
estos tiempos difíciles. Hace algún tiempo que no se os ve,
Sin duda, la mayor ventaja de la que disfrutamos frente a mi señor, de lo que me atrevo a deducir que he sabido
las criaturas a las que hemos arrebatado el secreto de la vida desempeñar mis tareas.
eterna es nuestra nueva creencia en la jerarquía como expre- Redactaré a continuación la larga lista de obligaciones
sión natural de todo orden. Si bien nuestros enemigos Tzimisce, que he de satisfacer por lo común, a fin de que podáis adies-
más allá de toda duda, gustan de pavonearse y fanfarronear trar a mi sucesor como es debido en caso de que algún
según tienen por costumbre, de controlar toda la creación, sus terrible destino se abata sobre mí. Al menos, ésa es la razón
mentes están demasiado anticuadas como para aplicar la nue- por la que deduzco que me habéis pedido que las enumere.
va ciencia de la razón a la relación entre el mando y la servi- Soy yo quien supervisa las defensas de Ceoris. Al levantarme
dumbre. Ellos ven el liderazgo sobre los demás como su dere- cada noche, Esoara, capitán de nuestra guardia, acude a mi
cho de nacimiento, como algo que se les arroga de forma lado para ofrecerme su informe. Si Ceoris o alguna de nues-

38 LA CASA DE TREMERE
tras aldeas han sido atacadas durante el día, me cuenta lo Esoara me ha informado de algún problema con uno de nues-
ocurrido. Podríamos haber perdido campesinos, soldados, tros esclavos, tengo que repetir la acusación ante ella (en el
ghouls, Gárgolas o magi. Podría haber ardido algún edificio pasado solía invitar a Esoara a que me acompañase en estas
en la aldea. Podrían haber saqueado las provisiones de nues- irritantes expediciones, mas resultaba evidente que los capri-
tros graneros. Si se da alguna de estos supuestos, él me chos de Virstania lo enfurecían y no era mi intención obligar a
explica su plan para marcar a fuego el arrepentimiento en nuestro feroz campeón a someterse a las adulaciones y
los pellejos de quienes hayan adolecido de la impudicia ne- servilismos de la diplomacia). La relación de Virstania con sus
cesaria para afrentarnos. Me apresuro a aclarar que, la mayo- creaciones es, y habréis de disculparme por molestaros con
ría de las noches, no ocurre nada de esto. Los días suelen tales zarandajas de lo más enervante. Estas criaturas son nuestra
transcurrir sin novedad Quizás se haya dado algún caso de mejor arma contra los enemigos que nos asedian con tanto
indisciplina: habrá que azotar a un saldado, o puede que ahínco, no me cuesta admitirlo. Sin embargo, ella las arrulla y
alguna Gárgola haya enloquecido demasiado como para con- las mima de un modo que cabría calificar de maternal, de no
fiarle puestos de guardia. Esoara sabe que me interesan en ser por lo disparatado de la idea. ¡Ay de mí si me veo en la
gran medida las cuestiones de desobediencia. Nuestros cria- obligación de decirle que una de sus criaturas ha sido desobe-
dos deben temernos, y yo me encargo de ponerle rostro a diente! Acusa a Esoara de exagerar o de no saber tratarlas o...
ese miedo. Cuando haya latigazos que propinar, yo estaré No todas sus creaciones son tan perfectas como a ella le gusta
allí para ver cómo las colas laceran la carne. Los sargentos de creer. Algunas de ellas están bastante locas, y son incapaces
Esoara manejan la tralla con una habilidad digna de enco- de mostrar obediencia después de algunos meses. He tenido
mio: sería una pena desdeñar el estudio de su arte. que ordenarle a Esoara que ejecute a los peores sujetos, para
luego decirle a Virstania que cayeron abatidos en lid con los

EL MANEJO DE LOS ESCLAVOS Tzimisce. La situación es insostenible, mi señor. Os ruego que


la ayudéis a volver a ver la luz de la pirámide.
Si Esoara informa de disidencia en las filas de las Gárgo-
las, es a Virstania a quien llamo. Muchas son las ocasiones en
las que he insistido ante ella que un puesto de castellano EL RECLUTAMIENTO DE MERCENARIOS
exige respeto y que tendría que buscarme para presentar un A menudo me corresponde aprobar el empleo de nuevos
informe nocturno tanto de sus actividades como de sus Gár- soldados. Antes de nuestros problemas actuales creo que nunca
golas. Quizá si vos hablarais con ella, mi señor, aceptaría que llegué a considerar siquiera lo difícil que resulta encontrar un
la obediencia es algo necesario. La pirámide no se sostendrá flujo constante de recios mortales dispuestos a combatir y a
si los bloques que conforman sus cimientos deciden actuar a morir por uno. Resulta especialmente complicado en este rin-
su antojo. He de confesar que ya hace algún tiempo que debo cón olvidado del mundo. Nuestras aldeas arrojan quizás un
ir a buscarla a los húmedos túneles de sus catacumbas. Si joven por estación con la fuerza y el coraje necesarios para

UNA CASA DIVIDIDA 39


arriesgar la vida en nuestra defensa, mientras que perdemos a satisfactorio, sufriré sus reproches. La capacidad de un magus
docenas de guerreros todos los años, la consecuencia más para ignorar los aspectos prácticos que rodean mi existencia
obvia es que debemos atraer a mercenarios de otros lugares. no podría resultar más evidente que en la actitud de algunos
Gran parte de mis comunicaciones con otras capillas versan de nuestros camaradas. Sólo se acuerdan de que estamos en
sobre esta irritante cuestión. En todas las ciudades que alber- guerra cuando la batalla ruge ante nuestras puertas. Cuando
guen una capilla Tremere, afloran ciertos rumores que pueden el enemigo se retira por el momento, la amenaza se borra por
escucharse en las peores tabernas, en los arrabales y en los completo de sus memorias. Vuelven a creerse dueños de un
prostíbulos... dondequiera que se reúna la escoria. Sólo los mundo donde las dificultades que suponga transportar un car-
más despiadados, despreciables y descorazonados creen oír gamento por todo el continente no son de su incumbencia.
el canto de una sirena en tales rumores. Se hace correr la voz Cada vez que le hablo a alguno de estos eruditos arrogantes
de que existe un lugar muy lejano, escondido en los Alpes de acerca de las patrullas enemigas, de lo abrupto del terreno, de
Transilvania, donde el oro fluye como el agua para quien se las condiciones del clima y de los límites de las comunicacio-
sienta lo bastante desesperado como para viajar hasta allí y nes, veo cómo dejan de prestarme atención. Les sugiero que a
servir a sus terribles señores. Acuden desde París, Madrid, lo mejor sus próximos estudios tendrían que dilucidar la for-
Bizancio e incluso el Cairo. Murmuran y rezongan y dicen que ma de transportar al instante una carga que se encuentre a
han oído hablar de una fortaleza llena de oro y plata, y de miles de kilómetros de distancia hasta nuestra puerta pero,
unos severos barones que quieren protegerla. Asesinos a suel- claro está, estos comentarios caen en oídos sordos.
do, dementes, violadores y orates, en su mayoría. Sin nuestros Me ocupo de nuestros sirvientes mortales, a fin de que
dones arcanos, estos hombres no podrían apiñarse a salvo en nuestros camaradas diurnos no tengan que preocuparse del
una jaula. Muchas de mis horas se pierden en los hechizos calor de sus mantas, del sabor de sus comidas, ni de la lim-
necesarios para reforzar su obediencia y templar su sed de pieza diaria de sus bacines. Menos mal que los iniciados en
sangre. Tendrán que atacar como bestias salvajes, pero sólo la sangre no se preocupan tanto de las comodidades mate-
cuando se lo ordenemos y sólo contra los blancos designa- riales. Por lo menos, ellos saben llegar solos a la despensa.
dos. Un puñado de ellos da muestras de auténtica astucia y de
estar tocados por el destino, además de ser brutales y estar
desesperados. A estos se les convierte en ghouls o se les ofre-
ce el Abrazo, Esoara fue uno de ellos.
LOS SEÑORES DE LA SANGRE
Aquellos de nuestros magos iniciados en los misterios
Los exploradores de Esoara rastrean el terreno en bus-
de la sangre (evito el término Cainita, no aparece en esta
ca de una oportunidad de caer sobre nuestros enemigos.
página sino a desgana) conforman el siguiente nivel de la
Necesitamos más Gárgolas y menos Tzimisce, Nosferatu y pirámide. Esto no quiere decir, por desgracia, que reconoz-
Gangrel. Cuando ve una ocasión propicia, Esoara acude can la superioridad de mi rango frente al suyo. Me temo que
ante mí con los mapas que ha dibujado. Me explica cuán- no habéis conseguido transmitirles con claridad que, como
tos hombres va a necesitar, durante cuánto tiempo estarán castellano, soy algo más que su burro de carga. Todos ellos
fuera y qué provisiones le hacen falta. Yo decido si la re- se ponen en un pedestal poco menos elevado que el vues-
compensa hace que el riesgo merezca la pena. Yo doy el sí tro, mi señor. No les inhibe formularme cualquier petición
o el no a todos los asaltos. (exigencia, más bien), ni acatan las órdenes, aun cuando

VITUALLAS Y PROVISIONES vengan pronunciadas directamente de vuestros labios. Cuando


necesito que colaboren en la defensa de la capilla, me veo
Mas la supervisión de la guerra sólo es una de mis res- en la obligación de discutir, dar explicaciones, justificarme y
ponsabilidades. He de preocuparme de que Ceoris se encuentre engatusar. Si queremos ganar esta guerra, deberé ser capaz
lo suficientemente abastecida de alimentos para los mortales y de exigir cierta obediencia fundamental sin tener que perder
de sangre para los inmortales. Las aldeas que controlamos nos el tiempo debatiéndome con nuestros arrogantes hermanos.
ayudan a cubrir las necesidades básicas de Ceoris. De ellas Tal y como están las cosas, sólo aceptan órdenes de Tremere,
conseguimos carne, pan y cerveza. Las mujeres de los pue- a quien profesan un temor sin Límites, y de vos, de quien
blos tejen las telas que nos cubren e hilan el hilo con las que aún creen que gozáis del favor de vuestro señor. Me duele
se cosen. Los hombres talan nuestra leña y se ocupan de tener que señalar que hay algunos (Malgorzata y Jervais, por
animar las mesas a las que se sientan los mortales. Pescan nombrar sólo a dos) que acatan vuestros dictados tan sólo
peces en el río y recolectan bayas en el bosque. Estas por decoro o por temor a la vigilancia. Sí, sí saben que los
exquisiteces van a parar primero a nuestros desprevenidos observas, harán lo que se les pide, pero pueden estar tra-
camaradas, y luego a los guerreros que hayan combatido bien mando algo a vuestras espaldas, mi señor... Digamos tan
por nosotros, a modo de recompensa. Otros enseres vienen sólo que sus corazones siguen con Goratrix. Planean
de muy lejos. Las caravanas conducidas por ghouls traen per- apuñalaros en el preciso instante que crean poder hacerlo y
librarse de la reprimenda de Tremere. En cuanto a lo de
gaminos, tintas, esencias arcanas, arreos alquímicos e incunables
obedecer mis órdenes... no me tienen el miedo suficiente
de otras capillas. Junto con algunos mercaderes mortales, bien
para esperar a que me dé la vuelta antes de mofarse de mí.
recompensados por el coraje demostrado, dejan estos carga-
Jamás construiremos una auténtica pirámide de autoridad a
mentos en los pueblos, antes de emprender el peligroso viaje
menos que consigáis que os adoren u os teman. No es mi
de regreso fuera de territorio enemigo. Nuestros sirvientes con- intención ofenderos cuando digo que lo primero resulta im-
ducen una carreta a los pueblos casi cada mes, para recoger lo posible; no son capaces. Se les debe poner freno, mi señor,
que hayan almacenado para nosotros. Si un mago, vivo o no, y forjar una verdadera jerarquía.
desea un ingrediente esencial para sus hechizos, me pide que Si esta desafortunada circunstancia acarrea algo positivo
se lo procure. Si no lo recibe en el tiempo que él juzgue es que nuestros camaradas conversos a la sangre muestran la

40 LA CASA DE TREMERE
misma falta de afecto hacia cualquiera, no sólo hacia vos. pueda engañar con tanta facilidad me carcome. Y, como ya
Intrigan como si hubiesen encontrado en esa acción un susti- he dicho antes, yo soy el más moderado de los nuestros.
tuto del aliento. El bibliotecario Celestyn, quizás vuestro infe- La paradoja se multiplica por dos cuando se tiene en
rior de mayor confianza después de mí, se encontró con los cuenta que los magos mortales son infinitamente más com-
apuntes de todo un mes reducidos a cenizas, ¿Qué crimen placientes y obedientes que sus señores secretos. Le profe-
condujo a este castigo? Tan sólo que, la noche anterior, se san un miedo cerval a los vampiros que aporrean nuestras
había negado a interceder en una riña entre Epistatia y puertas, sobre todo ahora que el poder del vis los abando-
Mendacamina acerca de la posible disposición y la naturaleza na. Nosotros, los de la sangre, si pecamos de algo es de
de los domos celestiales. Ambas se sintieron más ofendidas soberbia, y ellos se rinden por instinto ante nuestra sensa-
por el bueno de Celestyn, lo más alejado de un intrigante, que ción de seguridad. Me aceptan corno castellano, como vues-
antes, cuando se atacaban entre sí. Cualquiera de ellas podría
tros ojos y oídos, y acatan mis órdenes con tan pocas pro-
haber destruido su obra sin más motivo que el mero rencor.
testas como cabría esperar. Malgorzata despierta en ellos el
Hace dos meses, Therimna intentó envenenar a Paul
instinto primario de sumisión, como si vieran en ella la
Cordwood con un bebedizo alquímico, estoy seguro de
encarnación de alguna diosa cardinal y caprichosa. Ven a
ello. Lo que pretendía conseguir la poción, no oso imagi-
Virstania como a su salvadora por haber creado a las Gár-
narlo. El aprendiz de Therimna terminó degollado de resul-
golas. No se plantean siquiera cómo consiguió descubrir
tas de aquello. Empero, ambos han alcanzado una especie
los secretos vampíricos necesarios para su construcción.
de acuerdo y no proferirán una sola acusación en contra
Ahí estriba la verdad, a mi juicio. No es tanto que los
del otro, a menos no ante mí.
estemos engañando como que ellos están permitiendo que
Se que hago demasiado hincapié en el tema, pero nues-
los engañemos. Pueden oler el tufo cobreño de la sangre en
tros compañeros parecen decididos a matarse entre sí antes
el aire. Ven lo que gotea de las paredes cuando la luna no es
de que el enemigo tenga ese placer. Debemos mantener-
propicia. Los gritos procedentes de abajo no escapan a sus
nos unidos todas las noches, no sólo en caso de ataque.
oídos. Pero tienen miedo de sacar esos temas a colación,
¿Quién sabe qué ayuda podría habernos proporcionado la
sabedores de que su destino descansa en nuestras manos.
obra de Celestyn, ahora destruida? Él sonríe, se encoge de

LAS SOSPECHAS DE MENDACAMINA


hombros y dice que no tenía mayor importancia, pero se
apresura a alejarse de los conflictos. Hay ocasiones en las
que uno ha de mostrar su genio para acabar con ellos. En aras de la minuciosidad, repito aquí las opiniones de
Los eruditos rivalizan ya de por sí, pero el misterio de la Mendacamina, señora de nuestras cámaras de tortura. La ins-
sangre parece que hubiese aguzado esa tendencia, té a volcar sus pensamientos directamente ante vos, pero se
transmutándola de engorro a amenaza. Este boquete abierto resiste por razones que según ella, ya os son conocidas.
en nuestra pirámide debe rellenarse con disciplina desde Mendacamina me advierte que no sobreestime la creduli-
arriba y obediencia desde abajo. Mi señor, debéis intervenir. dad de los magos mortales. Los magos abiertamente cristia-

LOS MAGI MORTALES


nos que llegaron aquí procedentes de la derruida capilla de
Umor Mons, conducidos por Tosia y Omnifer, forman una
piña muy unida. Mendacamina afirma que están mejor infor-
El humor de los magos conversos a la sangre no mejora mados de lo que aparentan. Dice que les rodean señales que
al tener que tratar a los magos mortales como iguales. No a sus ojos indican nuestra corrupción. Me ha llamado la aten-
creáis que me he apuntado a la facción de Goratrix. No digo ción sobre el ahogado sonido plañidero que emana en oca-
que deban ser Abrazados todos de golpe. Confieso que no siones de las puertas selladas que conducen a los laborato-
se me ocurre ninguna mentira convincente para que los rios abandonados subterráneos. La sangre que brota como
mortales desprevenidos acepten la súbita elevación de los lágrimas de las estatuas de los grandes filósofos en nuestro
de la sangre por encima de ellos. Sin embargo, todo lo to- olvidado salón, Mendacamina dice que formulan demasia-
cante a nuestros antiguos hermanos me ataca los nervios, das preguntas acerca de la procedencia de las Gárgolas.
aunque me considere el más moderado de los que compo- Debemos movemos con sigilo en torno a la cábala de
nen nuestra cábala secreta. Cuanto más aceptan nuestra cha- Tosia, eso es cierto. Aun con sus menguadas reservas de vis
rada, más lerdos parecen y más esfuerzo cuesta soportar su podrían ocasionarnos graves daños si hubiésemos de en-
arrogancia ciega. Nunca se nos ve de día. Nuestra palidez frentamos a ellos. En particular, el dominio del creo ignem
excede incluso la del típico erudito, para quien la luz del sol de Omnifer impone respeto. Pero debemos cerciorarnos de
no es más que el recordatorio de que se ha alejado demasia- que por culpa de una vigilancia demasiado obvia y excesi-
do de su biblioteca. Hablamos en clave delante de ellos, va, no levantamos sospechas que de momento no existen.
intercambiando miradas de soslayo y gestos furtivos. Es más,
el año pasado tuvimos que decapitar a Jacobus cuando se
tropezó sin querer con el espectáculo de una de nuestras LOS VERDADEROS APRENDICES
cenas. Pero los demás... estaban demasiado ocupados inten- Entre la pirámide verdadera y la falsa, cuesta saber qué
tando expoliar las últimas gotas de vis de la tierra como para lugar les corresponde a los verdaderos aprendices, a aquellos
percatarse de los agujeros que presentaba nuestra improvi- recién incorporados a la sangre. Me refiero a ellos como "ver-
sado relato de su muerte. No debería enfurecerme porque daderos aprendices" para marcar la diferencia entre ellos y los
nuestro plan funcione tan bien pero, ¡por las lágrimas de aprendices de magi mortales (quizás fuese mejor acuñar un
Creso, así es! ¡Antaño consideré a estos necios mis iguales en nuevo apelativo para las recién iniciados, a fin de evitar con-
conocimiento, astucia y ambición! ¡Magi de la Casa Tremere, fusiones. Les he sugerido a varios de mis camaradas el térmi-
señores fundadores de la Orden de Hermes! El que se les no "novato", pero los comentarios suscitados por esta humil-

UNA CASA DIVIDIDA 41


de sugerencia han sitio más bien despectivos, por lo que re- exclusivamente a magi, con la intención de rehacer la Casa en
sulta vano esperar que mis palabras lleguen a calar hondo). cuestión de décadas en lugar de esperar los cien años aproxi-
Reitero ahora los edictos que nos transmitisteis acerca de mados que habéis calculado vos. La mitad de éstos nos han
la captación de nuevos aprendices, como juzgar la propiedad traicionado de una u otra manera. Muchos le han dado la
de su seguimiento y quién ha se ha mofado de ellos. Nos espalda a sus sires, amenazando con informar a nuestros ca-
habéis dicho que, sobre todo, debemos proceder con cautela maradas humanos. La impresión del repentino noviciado es
a la hora de Abrazar a magi de la Casa Tremere. Si poseen más de lo que sus mentes pueden soportar. Siguen sin verse a
escrúpulos religiosos, o profesan la moral de los antiguos grie- sí mismos alejados de toda redención.
gos, se les ha de despojar con sumo cuidado de tales creen- Aún no hemos fracasado a la hora de ajusticiar a uno
cias antes de revelarles con ciertas garantías de seguridad cuál de éstos antes de que pudiera cumplir sus amenazas.
es el futuro real de la Casa. Todos ellos han de someterse a Therimna sacrifica un tiempo que debería dedicar a inves-
una tediosa campaña que bruñirá su costra de ingenua recti- tigaciones de alquimia para desempeñar el cargo de verdu-
tud hasta descubrir el lustre de la verdadera percepción. La go de aprendices extraviados. Desarrolla su trabajo con fría
guerra de Ceoris es una herramienta idónea para tal fin. La determinación. Es una cazadora con la que no me gustaría
necesidad de luchar para sobrevivir barre las creencias de un tropezarme. En ocasiones se ve en la obligación de descu-
hombre igual que un río turbulento arrastra la tierra de sus brir a aquellos aprendices que demuestran tanta lealtad como
orillas para ensanchar su camino. Es un canino largo y acci- poca sabiduría. Los fracasos que amenazan a los superio-
dentado el que habéis tendido frente a nosotros, mi señor, res, despiertan sospechas en los magi mortales o les permi-
puesto que vuestra teoría exige cantidades ingenies de tiem- ten a los Tzimisce averiguar detalles acerca de nosotros
po y de elocuentes apreciaciones de los credos mojigatos que resultan demasiado graves para quedar impunes. Un error
separan al hombre de la auténtica comprensión. Empero, la supone un aviso. El segundo conlleva castigo. El tercero
sabiduría que entraña tal táctica es manifiesta. Ninguno de los conduce a la muerte a manos de Therimna.
aprendices captados de este modo se ha vuelto contra noso-
tros. Ninguno ha engendrado a un chiquillo que nos haya
traicionado. Ninguno ha tenido que ser ajusticiado. A QUIÉN ENGENDRAMOS
Antaño no engendrábamos más que a magi, pero lo que
COMO ENCARGARSE DE LOS FRACASOS más necesitamos ahora son guerreros capaces, montaraces
sigilosos y hombres bien situados que puedan espiar a nues-
Por desgracia, los de la facción de Goratrix no emplean tros enemigos. Los primeros dos tipos son los más fáciles de
tales artes. En contra de vuestras órdenes, Abrazan al azar, sin encontrar. Esoara, capitán de nuestra guardia, mantiene avizor
preparación. Sólo se preguntan si el chiquillo podría serles de sus ojos de halcón. Selecciona a sus favoritos y los abruma
utilidad y si simpatizará con la causa de Goratrix. Abrazan casi con tareas pesadas. Quienes resultan de su agrado llegan a mí

42 LA CASA DE TREMERE
como aprendices en ciernes. En ellos busca no sólo éxitos su señor le envíe lejos de las murallas de la fortaleza para
demostrables contra nuestros enemigos, sino mentes rápidas cumplir con algún recado. Si nos vemos apurados, exijo que
e ingeniosas. Deben ser lo bastante inteligentes como para el aprendiz forme parte de una partida de guerra. Sus seño-
improvisar soluciones a marchas forzadas cuando se enfren- res, como cabe esperar, terminan por soliviantarse y encarar-
ten a pruebas que las órdenes que habían recibido no hubie- se conmigo. Todos debemos estar dispuestos a aventuramos
sen podido anticipar. Cuando un aspirante se gana la confian- más allá de estos muros para librar esta guerra, les digo.
za de Esoara, lo invito a visitarme en mis aposentos. Le inte- Como quiera que nos las ingeniemos para separar a los apren-
rrogo para dilucidar si su astucia obedece a una naturaleza dices de sus señores, Therimna los estará esperando.
subversiva o rebelde. Le pregunto si se ha parado a pensar en Son los aprendices mortales quienes le ofrecen al ene-
la verdadera naturaleza de sus señores. Si se humilla, se siente migo su mejor oportunidad de derribar nuestra fachada de
incómodo, chasquea la lengua y responde que ha preferido subterfugios. Desconocemos cuánto han aprendido los
no romperse la cabeza con tales menesteres, le despido por Tzimisce acerca de nosotros. ¿Cuánto cuesta plantar un cria-
lerdo o por considerarlo un eslabón débil. En cambio, podría do servicial en el camino de uno de nuestros ingenuos ca-
afirmar que sabía que este día llegaría, apuntando así que maradas? Le enseñarían las palabras adecuadas, las reve-
sabe algo de nosotros. El miedo late en su pecho pero desea rencias correctas. Algún día lo intentarán, de eso podéis
sumarse a nuestras filas, dice. Sé que quienes así hablan a estar seguro, mi señor.
menudo resultan ser conspiradores de astucia zorruna, envia- Os propongo que instruyáis a los mortales nuevas re-
dos quizás por el enemigo. Lo que busco es un término me- glas que rijan la llegada de aprendices a Ceoris. Ningún
dio, el que demuestre que ha pensado pero no demasiado, aprendiz debería proceder más allá de la torre vigía más
que sabe utilizar la cabeza pero no contra sus superiores. alejada sin responder antes a las preguntas planteadas por
También Abrazamos a aquellos inmersos en el nido de Esoara y por mí. Sin duda los Tzimisce han preparado a sus
nuestro enemigo, o que puedan abrirse camino hasta él. cucos con historias falsas sobre sus vidas y sobre cómo el
Éstos no habitan en Ceoris; se esconden tras los muros de destino los llevó a conocer a nuestros magos. Tendremos
los Tzimisce. Es Paul Cordwood, nuestro maestro de es- que mirar en el fondo de los ojos de estos neófitos a fin de
pías, el que elige a quienes hemos de engendrar entre és- vislumbrar las almas que allá se alojan. Tendremos que des-
tos. El cómo los escoge es un secreto que no me ha confia- entrañar a los intrigantes y convertirlos en fuentes donde
do. Sus chiquillos nacen lejos de aquí, en sus largos viajes saciar nuestra sed. Hasta que se haya forjado esta regla, mi
hacia el norte, en las ciudades del enemigo. Cuando señor, es cómo si les abriésemos las puertas de par en par
Cordwood está aquí, recibe muchos mensajes. Os los remi- a nuestros enemigos. Incluso Paul Cordwood se muestra
te a vos; vos sabréis lo que haya en ellos. Yo, no. Me atre- de acuerdo conmigo a este respecto; dice que es la primera
vería a decir que yo, como castellano, debería conocer el estratagema que él emplearía contra nosotros, de ser él el
contenido de dichas misivas, puesto que podrían hablar de maestro espía del adversario.
posibles peligros para esta Capilla. Cordwood me mantiene

SIRVIENTES Y OTROS
informado, cuando debe, pero me trata más como a un
adversario que como a un amigo. En varias ocasiones, sus
avisos del acercamiento del enemigo han llegado demasia-
do tarde. Con más preparación, podríamos haber acabado Un centenar de sirvientes trabaja en Ceoris. Aunque en
con varias decenas más de los vasallos del enemigo. Sin su día consideré indignas de atención a tan llanas criaturas,
embargo, conspira contra mí, me acusa de intentar amasar ahora que soy el castellano de una Fortaleza en estado de
más poder del que me corresponde. Es un magus Tremere, guerra, las someto a un escrutinio mordaz. Nuestros sir-
devoto de la razón. Os ruego, mi señor, que se lo recordéis. vientes, en su inmensa mayoría, proceden de las aldeas
circundantes y sirven con escaso entusiasmo. Quizás uno

APRENDICES MORTALES
de cada seis llegue aquí en calidad de esposa o vástago
de un mercenario extranjero. Estos antiguos nómadas de
los campamentos militares la mayoría ya viudas o huérfa-
Los aprendices aún con vida de los magos mortales son nos, hacen gala de una mayor sensatez y lealtad hacia no-
los bloques más cuestionables de nuestra gran pirámide. La sotros. Paul Cordwood ha Abrazado a unos pocos; sus ta-
elección de sus aprendices sigue estando sujeta al libre albe- lentos se aplican a labores más augustas que al vaciado de
drío de cada mago. Pocos proceden de los alrededores. Nues- bacinillas y a la monda de chirivías. Los sirvientes mortales,
tros antiguos camaradas tienden, como solíamos hacer no- claro está, nos proporcionan una fuente fiable de sangre
sotros, a elegir a aprendices que hayan conocido en sus fresca y vigorosa, con la que suplir a los menguados reci-
viajes. Se fijan en la iniciativa, en la imaginación y en la sed pientes que languidecen en nuestras despensas. Debo se-
de conocimientos: todo lo más perjudicial para nuestro em- ñalar, no obstante, que nos alimentamos de ellos con de-
peño. Iletrados aún en la técnica de pasar por alto todo lo masiada frecuencia. Cuando nos mostramos demasiado
que no tenga que ver con sus estudios, a menudo impelidos imprevisores, los dejamos demasiado debilitados como para
por la lujuria y otras curiosidades de la carne, son proclives que lleven a cabo sus tareas. A la abrasadora luz del día, un
a escarbar donde no deben en sus correrías en busca de sorprendentemente alto número de ellos se resiente del
experiencia. Hemos tenido que ocupamos de las repentinas honor que supone ser nuestra reserva de sangre, pese a los
desapariciones de once aprendices sólo en los últimos cinco placeres que nuestro toque les proporciona. Sólo puedo
años. Al hacernos la guerra, los Tzimisce también nos hacen atribuir su mal humor a los recuerdos ancestrales de los
un favor: nos proporcionan la mejor excusa para el súbito siglos pasados bajo la bota de los crueles señores Tzimisce.
fallecimiento de cualquiera. Si sospechamos que un apren- Más de un sirviente resentido ha intentado aproximarse a
diz moral podría ocasionarnos problemas, esperamos a que un mago mortal para confesarle nuestros entresijos. En ta-

UNA CASA DIVIDIDA 43


les casos, nos vemos obligados a deshacernos tanto del tras cacerías en busca de mortales con los que alimentarnos
criado como del mago. Los sirvientes parecen prescindi- sin peligro. Tras despegar a unas cuantas Gárgolas del rega-
bles, pero su reemplazo no resulta tan sencillo como pu- zo protector de Virstania, las utiliza como fuerza impulsora
diera creerse en un primer momento. Necesitamos campe- de sus batidas, las cuales deben alejarse de forma considera-
sinos en las aldeas que labren la tierra que nos da sus fru- ble de nuestros campos a fin de no llamar la atención de
tos y que vigilen nuestras provisiones almacenadas. Así pues, nuestros enemigos. Se han arrojado sobre nuestras partidas
no podemos cobrarnos demasiados granjeros. Los merce- de caza en más de una ocasión a lo largo de los últimos diez
narios no acuden a nosotros con la suficiente frecuencia. años, y en cada ocasión se han perdido muchas preciadas
Os insto, mi señor, a que redactéis edictos donde se restrin- Gárgolas y fornidos soldados. El año pasado, desapareció el
ja el alimentarse de los criados de forma indiscriminada. chiquillo de Epistatia, Roman, y ella lloró desconsolada du-
Los malos tratos en su más amplia acepción también tienen rante muchos meses (se tomó a mal el comentario que le
que acabarse. El mes pasado, Mendacamina destripó a una hice acerca de que aquel incidente demostraba los riesgos
moza tan sólo porque la interrumpió en mitad de un expe- que entraña el preocuparse demasiado por quienes estén
rimento. Este comportamiento no conduce a nada y socava debajo de nosotros en la pirámide).
la buena disposición del resto de la servidumbre. El método de Epistatia consiste en capturar a cuantos
Cada uno de nosotros se ha tomado la libertad de con- más mortales de una tacada, mejor, por lo general una do-
vertir en ghouls a uno o dos de los sirvientes de mirada cena aproximada. Esta táctica disminuye la probabilidad de
más vivaz o cabellos más rubios, según nuestras inclinacio- ser descubiertos por el enemigo y apacigua las sospechas
nes personales. Por mi parte, disfruto del servicio de un de nuestros magos ajenos a la sangre. El escándalo que
quinteto de criados de avanzada edad y sabia mirada. Mis provoca el encierro de prisioneros en la capilla siempre
ghouls son la jefa de cocina, la jefa de las lavanderas, la despierta la curiosidad de nuestros camaradas, por lo que
encargada del servicio de habitaciones, el maese reparador conviene espaciar las batidas. Los encerramos en las maz-
y un quinto, cuya silenciosa omnipresencia casi me impele morras hasta que enferman y mueren. Hago todo lo que
a omitirlo; Hadu, nuestro mayordomo. Pese al poco agra- puedo por mantener a esos desgraciados con vida, con el
ciado físico de todos ellos, están más al corriente que cual- corazón latiendo. Epistatia aspira a controlar el horario de
quiera de nosotros de lo que transpira entre estos muros. cenas, pero yo insisto en que esa es competencia del caste-
Hablo con todos ellos más de una vez por noche, y es llano. Otros, en especial la facción de Malgorzata, dicen
gracias a ellos que sé gran parte de lo que aquí transcribo. que tendrían que disfrutar de la libertad de alimentarse cuan-
Los ancianos y ancianas son sagaces e inteligentes, y me do les apetezca. Este apunto amenaza con encabezar la lista
han proporcionado muy buenos consejos en lo que a asun- de intrigas que nos afectan, puesto que el control de la
tos mundanos se refiere. Gracias a su tutela puedo predecir despensa es fuente de poder en su estadio más cardinal.
las acciones de los campesinos, así como las de los Tzimisce. Debéis otorgármelo, mi señor, a fin de aseguraros de que la
Un día me veré obligado a introducirlos en la sangre, aun- sangre será dispensada de forma justa, sin favoritismos. Tal
que suponga una pérdida elevarlos de sus puestos llanos, y como están las cosas, los recipientes se agotan demasia-
donde no se les escapa nada. do pronto, lo que obliga a Epistatia a adentrarse de nuevo
en la fronda para recolectar otra docena.
PRISIONEROS
Luego están los prisioneros de las mazmorras. Ellos,
claro está, no forman parte de nuestra pirámide. Algunos
ENVIADOS Y VISITANTES
son humanos, otros, Cainitas. Es Mendacamina la que se Pese al riesgo que eso supone para nuestra seguridad,
ocupa de ellos y les sonsaca lo que queramos saber. Man- en ocasiones nos vemos en la obligación de recibir a extra-
tenemos a algunos en calidad de rehenes. No sufren toda ños en nuestra capilla, la mejor forma de forjar vínculos con
la ponzoña que Mendacamina oculta tras su Beso puesta el mundo vampírico preexistente. Con la cabeza embotada
que, cuando hayan de regresar a aquellos que los quieran por el polvo de los ataúdes, nuestros nuevos camaradas nos
de vuelta, habrán de encontrarse en buen estado. La mayo- consideran intrusos imberbes que ven sus cacareadas tradi-
ría pasa a servir a otros fines una vez, nos han revelado sus ciones con una mezcla de ignorancia y desdén. No podemos
secretos. Si son vampiros, pasan a manos de Virstania para obligarlos a que nos quieran, pero sí que podemos conse-
que ésta los transmute en Gárgolas. Los mortales nos sirven guir que algunos de ellos se den cuenta de cómo podríamos
de alimento. Muchos de los prisioneros son camaradas ma- prosperar todos por medio de la persecución de intereses
gos, cuya sangre sabe igual que el Vino fermentado con comunes. No podemos esperar siquiera llegar a hacer las
prisas, demasiado cabezona para nuestro paladar. Debe- paces con el clan Tzimisce ni establecer amistad a Corto pla-
mos mantener nuestros sentidos alerta si queremos recono- zo con los Gangrel ni con los Nosferatu, pero los demás
cer los peligros que nos acechan. podrían llegar a entrar en razón con el tiempo.

LA OBTENCIÓN DE LA SANGRE
Los enviados de dos clanes, Giacomo Guicciardini de
los Lasombra y la Capadocia Margaret Vasa, pasan mucho
tiempo aquí y los magos mortales los tratan como a erudi-
Nuestra demanda de sangre es grande. La necesitamos tos de visita. Claro está que no hay modo de conseguir que
para vivir, además de para propulsar nuestros hechizos, tan- se sometan a la pirámide, aunque la volubilidad que eso
to los mayores como los menores. Me pregunto si los anti- implica me turba en ocasiones.
guos Demonios utilizan siquiera una décima parte que noso- Hemos recibido visitas de la mayoría de los demás clanes
tras de este líquido vital. Es Epistatia la que organiza nues- aún omitidos. Casi todos de baja alcurnia: resulta evidente

44 LA CASA DE TREMERE
que una misión a Ceoris no se le asigna sino a los prescin- tan sólo para descubrir que ya había caído en las persuasi-
dibles. Los Ventrue se han avenido con nosotros para en- vas redes de Goratrix! Si nuestra pirámide fuese pura, su
viarnos un criado guerrero a cambio de cierta información autoridad avanzaría en una única y predecible dirección.
que deberemos proporcionarles a sus líderes en Francia. Sé que os encargaréis de que el estado de la situación lle-
En estos momentos negocio un acuerdo para enviar a uno gue a los oídos adecuados, mi señor.

COMO DESPEDIDA
de nuestros aprendices como consejero da un acaudalado
Toreador residente en Florencia. A cambio, él nos remitirá
uno de sus novatos, con la consigna de obedecernos. Estos

UNA PROPUESTA
pactos no carecen de riesgos (siguen siendo extraños para
nosotros) pero coincido con vuestro sabio juicio en lo refe-
rente a la necesidad de forjar nuevas alianzas para asegurar
Mientras concluyo esta misiva, se me ocurre mencio-
el futuro de nuestra Casa.
nar cierta empresa que me ronda por la cabeza de un tiem-

OTRAS CAPILLAS
po a esta parte. Con cada año que pasa, se vuelve mucho
más difícil ocultar a los ojos de los visitantes y los magi
mortales la atmósfera de temor que impregna nuestras pa-
También es mi deber, como castellano, supervisar las redes. En los pasillos se oyen con demasiada frecuencia
relaciones con otras capillas de toda Europa y el Oriente susurros y arañazos, cuyo origen no se puede localizar.
Próximo. Me comunico con ellas por medio de rituales de Gotas de lo que parece sangre se materializan en los mu-
mi propia cosecha, los cuales me permiten contactar con ros, o rezuman entre las grietas de las baldosas; mas la
otros castellanos que se hayan sometido a cierto ritual du- sustancia no es nutritiva, sino nauseabunda. Unas brisas
rante alguna de sus visitas a Ceoris. Una vez se forja, el heladas soplan incluso dentro de estancias selladas, trayen-
vínculo, las distancias no importan. do consigo extraños cambios de humor: de repente te pue-
Mi objetivo, tal y como ordenasteis, es el de transfor- des sentir abatido por la melancolía, o la ira, o la risa sin
mar poco a poco a todas las capillas Tremere para que se freno, como si tu piel hubiese absorbido algún tipo de elixir
conviertan en un reflejo de Ceoris. Aunque, esperémoslo, embriagador.
nunca hayan de necesitar las defensas que hemos levanta- Para explicarles estas manifestaciones a los magos mor-
do aquí, todas ellas alojarán a la misma pirámide secreta de tales, les decimos que se tratan de maldiciones enviadas
autoridad. Según lo acordado, empleo vuestro nombre para por las criaturas de la noche (del mismo modo, he justifica-
invitar a venir aquí a magos de otras capillas. Veo que po- do las ventanas ciegas y el cierre al paso de toda luz solar,
sean el orgullo necesario para desprenderse de la ética que diciendo que ésta es la única manera de proteger a Ceoris
los hace débiles; si se les puede modelar para que se des- de la magia de las criaturas de la noche). Estos sucesos
hagan de sus recelos sin que el déficit se deje notar. Si sus acontecen sobre todo de noche pero, a juzgar por los co-
defensas morales necesitan una labor de erosión, no conti- mentarios de los ghouls, ya han comenzado a dejarse sentir
núo. Los años venideros nos traerán más oportunidades de incluso al mediodía. Cada cuatro semanas, más o menos,
conseguir conversos entre nuestros antiguos camaradas. suele producirse una manifestación de relevancia, pera los
Durante estas visitas, debo vigilar de cerca a Malgorzata y a malos presagios de menor resonancia se suceden con de-
Jervais, quienes rondan a mi presa igual que perros a la masiada frecuencia. Los ghouls dicen que el pánico ha co-
carroña, con la esperanza de Abrazarla antes que yo. Ya he menzado a apoderarse de los habitantes de Ceoris. Los vi-
aludido a las desastrosas consecuencias que esto engendra. vos salen de sus aposentos sólo en caso de necesidad, para
Muchos magos que, con el tiempo, se habrían sometido a apresurarse a recorrer los pasillos, con la cabeza gacha.
mí de manera satisfactoria, se rebelan ante el súbito mor- Celestyn me ha hablado del ritual que consagró Ceoris.
disco de Malgorzata y, a causa de ello, resultan inservibles Lo más probable es que el origen de estas manifestaciones
para cualquier cosa que no sea su destrucción. se encuentre en los desafortunados incidentes que lo em-
Cuando tengo éxito, como ocurriera con Probitas de pañaron. Quizás debamos investigas el modo en el que
Viena, le permito al novato que acepte mi condición y pudiéramos volver a consagrar nuestros cimientos. Aunque
luego le pido que envíe a otros a Ceoris para recibir el un ritual de tales características sería difícil y complejo, creo
Abrazo. Cuando más de cuatro magos de la sangre dirigen que pagaría con creces su coste en tiempo y recursos. En
una capilla lejana con ciertas garantías de seguridad, los caso contrario, las extravagancias de nuestra morada llega-
autorizo a conceder el Abrazo. Sin embargo, las víboras rán a hacerse tan obvias que podrían poner en peligro a
me vuelven a sacar de quicio, puesto que los cachorros toda nuestra pirámide.
de Goratrix ya corren sueltos por los campos, construyen- He de cavilar sobre este asunto, ya os detallaré mi pro-
do en secreto sus propias pirámides de autoridad dentro puesta más adelante. Lo incluyo aquí tan sólo a modo de
de cada capilla. Por desgracia, la continua lucha por el última reflexión.
poder no es sino otra característica de Ceoris que se refle- Confío en que este informe haya satisfecho vuestras
ja en otros lugares. ¡Ojalá pudierais persuadir al maese expectativas. Obvia añadir que me tenéis a vuestra disposi-
Tremere para que interviniera y pusiera fin a esta carnice- ción para responder a cuantas dudas pueda despertar en
ría sin sentido! Sólo su palabra nos unirá para combatir a vos su lectura.
nuestros enemigos, y no entre nosotros. El más leal de vuestros sirvientes.
Los demás propagan el Abrazo a una velocidad que sin
duda asombrará a Tremere cuando le pongáis al corriente —Curaferrum
de las circunstancias. En cierta ocasión, dispuse la entrevis-
ta con un candidato prometedor, un tal Cuculus de Perugia, Castellano de la Capilla de Ceoris

UNA CASA DIVIDIDA 45


apítulo Cuatro:
El vientre
de la Bestia
Per me si va nella città dolente,
Per me si va nell'eterno dolore,
Per me si va tra la perduta gente...
Lasciate ogni esperanza voi ch'entrate!
(Yo soy la puerta a la ciudad de los lamentos. Yo soy la
puerta al sufrimiento eterno. Yo soy la puerta tras la
que se encuentran los extraviados... ¡Abandona toda
esperanza, tú que me cruzas!)

—Dante Alighieri, La divina comedía, "Inferno"


EL ACERCAMIENTO
Los visitantes o atacantes deberán acercarse a Ceoris por
las traicioneras y boscosas colinas al sur del edificio. Tal y
como se apunta más adelante, los vientos antinaturales, la
lluvia y la niebla evitan que la luz del sol llegue hasta el valle
durante la mayor parte del tiempo. Los guardias patrullan todo
el valle. Grupos de entre tres y seis mercenarios se enfrentan
a cualquier visitante que cruce el valle de forma descubierta y
exigen que el líder de la comitiva les enseñe el objeto que
garantiza el paso. Cualquier viajero que se dirija a Ceoris por
motivos legítimos recibirá un objeto del Tremere que lo haya
invitado. A sabiendas de que los dueños del pase pueden ser
poderosos, altaneros y susceptibles de ofenderse, los patru-
lleros se encaran con los viajeros con firmeza, pero sin belige-
rancia. Si se les observa a escondidas, es igual de probable
que se les vea registrando la maleza en actitud vigilante en
busca de intrusos o sesteando con indolencia apoyados con-
tra cualquiera de los muchos peñascos que rodean el camino
que serpentea hasta Ceoris. Se muestran más cautos por la
noche, cuando las encorvadas e inmensas Gárgolas se pasean
entre ellos, dedicando amedrentadores bufidos a quien ose
cruzar la mirada con ellas (véase el Capitulo Dos para una
descripción detallada del valle y sus defensas).
El sendero atraviesa el valle y asciende por una empina-
da pendiente hasta las puertas de Ceoris. Es lo bastante escar-
pado y tortuoso como para evitar que cualquiera, salvo los
más enconados enemigos, icen armas de sitio hasta las proxi-
midades de los muros de la capilla. En muchos lugares, las
tropas se ven obligadas a desmontar y caminar en fila de a
uno para sortear los gigantescos peñascos que las Gárgolas
han colocado en medio del camino. Las inmensas rocas les
proporcionan a los defensores de Ceoris unos puntos estraté-
gicos para tender emboscadas.

CUARTELES DE GUARDIA
Tal y como se describe en Capítulo Dos, los Tremere han
dispuesto un buen número de garitas de guardia por todo su
perímetro. Los soldados estacionados en los cuarteles montan
patrullas periódicas, están atentos a cualquier indicio de movi-
miento, juegan a los dados y ahogan sus miedos con alcohol.
Cuando sea preciso, habrá nueve cuarteles de guardia,
distribuidos a una distancia más o menos equidistante entre sí
por los alrededores. Cada uno de ellos alberga a entre diez y
quince soldados, entre cinco y diez arqueros y entre dos y
seis Gárgolas. Se apuesta un número menor de soldados en
tiempo de relativa calma; Además, cuando se espera una in-
minente apertura de hostilidades. Esoara, el capitán de la guar-
dia de Ceoris, podría verse obligado a asignar una cantidad
menor de soldados si los últimos asaltos del enemigo hubie-
sen mermado sus contingentes.

CEORIS A LO LEJOS
La vasta estructura semejante a una torre que es Ceoris,
erizada de torreones y torrecillas, brota de la piedra pulida
por las lluvias de los colindantes Alpes de Transilvania. In-
mensos bancos de una niebla de cohesión antinatural aíslan a
la capilla del mundo y ocultan su fachada. Cuatro de cada

LA CASA DE TREMERE
48
cinco días, el visitante que se aproxime no verá nada salvo un guardia ordenan el levantamiento o el descenso del puente
espeso manto gris que en ocasiones se abre para revelar un levadizo. Éste es lo bastante robusto como para soportar va-
fragmento de risco o de peñasco montañoso. Un viento aulla- rias toneladas de peso.
dor y cargado de lluvia azota la bruma pero, contra toda lógi-
ca, no la dispersa. La niebla se arremolina y adhiere a la es- LA CASA DEL GUARDIA
tructura igual que un espíritu impío. Los visitantes que conoz- Por encima del puente levadizo, del lado de la capilla, se
can bien la naturaleza de los habitantes de Ceoris bien pudie- levanta una garita de piedra desde la que se controla el acceso
ran especular sin temor a equivocarse que las condiciones a la estructura. Los soldados estacionados tras una almena en lo
climatológicas son el resultado de un gran ritual. Durante sus alto de la casa vigilan a cualquiera que se aproxime al foso.
días mortales, Etrius y otros miembros del círculo interno de Suelen recibir a los visitantes con el tradicional "¡Alto! ¿Quién
Tremere lo conjuraron por vez primera, y ahora la magia de la va?" Incluso los habitantes más poderosos de la capilla deben
sangre lo mantiene activo. detenerse e identificarse. Los soldados temen ofender a los magi
de visita, pero saben que el castellano Curaferrum se ocuparía
CEORIS DE DÍA de que los despellejaran si omitiesen dar la voz de alto.
Si los guardias deciden que los supuestos invitados son
Ni siquiera el ritual más poderoso puede mantener a los
hostiles, el oficial de mayor graduación se enfrenta a una
rayos del sol alejados para siempre. Uno de cada cinco días,
sencilla duda: ¿deberían intentar capturarlos o limitarse a ne-
el astro rey se abre paso a través del perpetuo techado de
garles la entrada? Si cree que podrían capturar sin peligro a
nubes y disipa la lluvia y la niebla. Esos días, Ceoris se yergue
los posibles enemigos, les invitará a pasar adentro. Cuando
en todo su sobrecogedor esplendor. Es una inmensa arista de
lleguen debajo de la arcada de la casa del guardia, los solda-
roca negra que se levanta sobre una llanura artificial. Su su-
dos accionarán una polea que cerrará de golpe sendas rejas
perficie, que aún exhibe las marcas de los picos de los cientos
a ambos lados del camino, atrapando a los sospechosos en
de trabajadores que se sacrificaron para extraerla de la monta-
su interior. Si están equipados con algún tipo de arma ex-
ña, no presenta decoración alguna. La perfecta simplicidad de
traordinaria, caso de los hechizos mágicos, los soldados pue-
sus paredes verticales sólo se ve interrumpida por docenas de
den abrir una trampilla y volcar un caldero de líquido cáus-
ventanas largas y estrechas, ahora cegadas con ladrillo y sella-
tico sobre los atacantes.
das con un recubrimiento de ploma. Los visitantes que obser-
Tras la captura de los visitantes, los guardias tocarán una
van su superficie durante mucho tiempo a veces comienzan a
campana a modo de aviso. Si le es posible, Esoara acudirá en
ver formas, tales como cráneos enormes o burlones semblan-
persona para decidir qué hacer con los prisioneros. Si decide
tes de Gárgolas, dibujadas en la disposición de las muescas
que los guardias se han precipitado al detener a los
dejadas por las herramientas. Éste podría ser uno de los malos
visitantes,
presagios que se manifiestan con asiduidad tanto dentro de
los liberará y los conducirá a su destino dentro de la capilla.
Ceoris como en sus alrededores, o tan sólo el resultado de la
Aunque prometa disciplinar a los guardias, en realidad los
imaginación desbocada del observador.
recompensará por su vigilancia: es mejor incomodar a una
visita honesta que permitirle la entrada a un intruso peligroso.
TORRES Y TORREONES Si Esoara no se encuentra disponible (durante el día. por ejem-
plo), una docena aproximada de soldados, comandados por
Igual que lanzas en un expositor, ocho torres y torreones un sargento ghoul, llegará para trasladar a los cautivos a las
se elevan a alturas desiguales del cuerpo principal de la es- mazmorras. Allí esperarán hasta que Esoara, Curaferrum u otro
tructura. Aunque en su origen fueron tan recias y directas miembro del círculo regente de la capilla encuentre tiempo
como la determinación de Goratrix por gobernar, han comen- para interrogarlos. Liberarán a los visitantes inocentes con
zado a inclinarse ligeramente, cada una en una dirección dis- profundas disculpas, falsas promesas de castigar a los respon-
tinta. Una en concreto, la más alta de la fachada oriental, pa- sables y recordatorios de la extrema vigilancia que se ven
rece sostenerse en precario equilibrio, como si estuviese dis- obligados a mantener los habitantes de Ceoris.
puesta a arrojarse al foso en busca de la muerte. Los entre cuatro y seis arqueros apostados en la casa del
Las torres y los torreones existen tan sólo para atraer a guardia son todos tiradores certeros. En período de hostilida-
su condena a los enemigos que puedan llegar por el aire. des, su número se triplica y reciben el refuerzo de hasta seis
Ninguna de ellas proporciona acceso al castillo. La mayoría Gárgolas. Por la noche, se ayudan de antorchas para alum-
están construidas para desmoronarse, para ceder bajo el peso brarse. En caso de ataque, las apagan Los arqueros corrientes
de un grupo de hombres. Dos de ellas estallarían en una no pueden ver a sus blancos en la oscuridad, por lo que dis-
espectacular conflagración si alguien llegase a poner el pie paran desde sus puestos al borde del puente levadizo.
allí. Pese a su deseo de no llamar la atención, los Tremere Los visitantes bien recibidos son invitados a entrar ense-
no pueden reprimir del todo sus impulsos teatrales, a pesar guida. Los soldados repiquetean una gran campana para aler-
de que los vientos han debilitado estas trampas arquitectóni- tar a los operadores de la polea al otro lado del muro de la
cas, antaño gloriosas. capilla en el Recibidor Principal. El puente levadizo tarda unos
cinco minutos en ser izado y, gracias a la fuerza de la grave-
EL FOSO DE ETRIUS dad, sólo uno en bajarse. Si se apoyan más de dos mil kilos de
peso sobre el puente, resultaría imposible levantarlo.
Un gran foso, abierto en la ladera de la montaña gracias a
los poderes sobre la tierra de Etrius, rodea a la capilla. Con
sus cuatro metros y medio de anchura en su punto más estre- EL PATIO
cho y sus seis en el más ancho, supone un serio obstáculo El espacio que separa la casa del guardia de la capilla no
para los intrusos. Los soldados estacionados en la casa del es más que un pedregal salpicado de algún que otro diente

EL VIENTRE DE LA BESTIA 49
de león, pero la grandiosidad de los Tremere les impulsa a Los cuatro soldados de guardia realizan torpes inclinacio-
referirse a él como a su patio. Los ojos perspicaces sabrán nes ante sus superiores y saludan con un gruñido a sus cama-
distinguir un sendero mal definido que se desvía hacia la iz- radas. Los invitados que lleguen solos son invitados a sentar-
quierda. La entrada auténtica se encuentra a la derecha, pero se en una pequeña antecámara. El guardia de mayor rango
los hechizos evitan que por muchos que sean los pies que lo hará sonar una campanilla para llamar a un mozo que se apre-
hollen, se forme un rastro visible. surará a buscar al residente de la capilla que hará las veces de
anfitrión del visitante.

EL CAMINO FALSO
Si los soldados escuchan que la campana de la casa del
guardia repica con su singular señal de aviso, golpearán en
El sendero del patio rodea la montaña hasta llegar a una respuesta un gran gong que cuelga de la pared oriental. Los
precaria cornisa rocosa de unos treinta centímetros de ancho. guardias de las demás estaciones harán sonar a su vez sus
Cualquier intruso podrá caminar con cuidado por la repisa campanas y gongs (incluidos varios de ellos repartidos estra-
hasta tropezarse con una brecha de casi dos metros donde la tégicamente por la capilla) y alertarán a la casa del peligro.
piedra ha cedido. El camino continúa tras el agujero. Si el Los gongs de los barracones y de los establos de las Gárgolas
intruso logra superar ese obstáculo, la cornisa continuará has- de Virstania avisan a los defensores de la capilla para que
ta una portilla apenas visible ingeniosamente trabajado para salgan y se enfrenten al enemigo. Varios ingeniosos sistemas
confundirse con su entorno rocoso. de cuerdas y campanas permiten que unos pocos guardias
Es una trampa. La puerta no se abre. Ella y el camino sólo hagan correr la voz de alarma por toda la casa sin tener que
pretenden incitar a los enemigos a jugarse el cuello en busca recurrir a prodigios mágicos.
de una inexistente puerta trasera de acceso a la capilla.

LA ENTRADA FALSA
Un camino de grava, de unos nueve metros de longitud,
se extiende tras atravesar la casa del guardia y atraviesa el
DENTRO DE CEORIS
Aunque quienes conocen el nombre de Ceoris se estre-
patio hasta llegar a Ceoris. Termina ante una doble puerta mecen al pronunciarlo, y pese a tratarse sin duda de un lugar
de cuatro metros y medio de altura, con bandas de hierro. que inspira visiones de pesadilla, la capilla también sirve de
Éstas presentan unas inscripciones de símbolos arcanos; irra- hogar a cientos de personas, desde taumaturgos Cainitas a
dian una tenue luz amarillo verdosa. Una tercera reja separa humildes criados. Los recién llegados pronto harán observa-
al visitante de esas puertas. Produce un sonido lúgubre cuan- ciones generales acerca de la atmósfera del lugar y del modo
do el viento la atraviesa y provoca que cada barrote vibre en el que se relacionan sus habitantes.
como la cuerda de un laúd o de un arpa. Quienes sean tan

GOBERNADA POR EL MIEDO


incautos de quedarse parados y escuchar podrían llegar a
convencerse de que oyen unos gemidos apenas percepti-
bles. La audiencia se convence, transcurrido el tiempo sufi- La emoción que impera en Ceoris es el miedo. Flota en el
ciente, de que las voces de la reja dicen algo discernible. Por aire igual que un virus. Los vampiros temen las maquinacio-
desgracia, ese algo puede conseguir que las mentes que no nes de los Tzimisce, los ataques de los Gangrel y Nosferatu y,
estén preparadas enloquezcan. cuando las amenazas externas no suponen un peligro inmi-
Las puertas siempre han permanecido cerradas desde nente, se temen entre sí. Las ansiedades de los Cainitas conta-
dentro, selladas con plomo fundido. Una partida de guerra gian a sus ghouls, quienes temen que llegue el día en el que
con un ariete podría atravesar tanto la reja como la doble ya no puedan alimentarse de la embriagadora sangre de sus
puerta. Esto los conduciría al abandonado Recibidor Principal señores. Los lacayos de Ceoris temen más a los dirigentes de
y a otra trampa. Véase la p. 53 para más detalles. Ceoris que a los atacantes del exterior. Los mercenarios temen
la próxima batalla. Los magos aún con vida temen la destruc-
LA ENTRADA VERDADERA ción a manos de las criaturas de la noche. Quienes sospechan
que los líderes de Ceoris se entregan a actividades diabólicas
La pequeña puerta trasera por la que entran los amigos temen que sus sospechas puedan salir a la luz antes de descu-
de la capilla no puede verse de buenas a primeras. Hay que brir los secretos que se esconden tras todo ello.
doblar la esquina de la derecha. Ante la puerta secreta, quien Estas aprensiones están presentes en todo momento en
quiera entrar deberá pronunciar una contraseña. Los invitados el comportamiento de los residentes de Ceoris. Sus habitantes
reciben una contraseña distinta a la de los residentes. Los tienden a hablar en susurros como si les preocupase el que
guardias de esta posición deben saber leer a fin de correlacionar alguien pudiera estar escuchándolos a hurtadillas. Se pierden
una larga lista de contraseñas con sus respectivos propieta- los nervios por cualquier cosa; incluso un pequeño malenten-
rios. Consultan las listas redactadas por el castellano, dido entre soldados o sirvientes puede desembocar en una
Curaferrum, las cuales incluyen preguntas que formular a los pelea sin concesiones. Los ruidos repentinos, como el de un
invitados. Cada pregunta solicita una información que sólo el tenedor que se caiga al suelo en el comedor, consiguen que la
legítimo usuario de la contraseña debería conocer. La catego- gente dé un respingo en sus asientos.
ría, de la contraseña de cada uno refleja la jerarquía piramidal El miedo agudiza otras emociones, sobre todo entre los
de la Casa Tremere. La lista, si se le consigue arrebatar a su habitantes humanos de la capilla. La presencia diaria de la
poseedor, podría proporcionar mucha información acerca de muerte inminente los impulsa a extremos de deseo, ira, an-
la organización de Ceoris. La lista está redactada siguiendo un gustia y alegría. Son muchos los que, con regularidad, se des-
complejo código, pero Curaferrum habrá tenido que enseñár- cubren presas de un llanto inconsolable. Un chiste sin dema-
selo a los guardias estacionados en la entrada. siada gracia podría provocar una incontrolable explosión de

LA CASA DE TREMERE
50
carcajadas a mandíbula batiente Una momentánea chispa de
atracción entre dos criados de distinto sexo bien podría termi- ACTIVIDAD CONSTANTE
nar con ambos abalanzándose encima del otro para un furio- Ceoris acoge a más de un millar de individuos y su activi-
so revolcón... pese a la tajante prohibición de Curaferrum de dad no cesa ni de día ni de noche. Sus salones están llenos de
no incurrir en tales faltas. Los residentes de Ceoris, incluidos sirvientes de mirada furtiva que se afanan por cumplir con sus
los magos Cainitas, opinan que esta exaltación de las pasio- tareas, rezando en silencio para no atraer nunca la atención de
nes posee una naturaleza sobrenatural. Su teoría sostiene que los señores y para no ser testigos de cualquiera de las espeluz-
las emociones erráticas, enviadas quizás por la magia del ene- nantes manifestaciones que asolan el lugar. Cualquiera de ellos
migo, se filtran por las paredes para minar la resolución de que cargue con un objeto demasiado pesado o incómodo para
los débiles de mente. Esta opinión refleja su inclinación hacia transportarlo con una sota mano tendrá que viajar con un se-
las explicaciones esotéricas y su tenue comprensión de la sim- gundo criado que soporte la antorcha (los candelabros de las
ple naturaleza humana, la población mortal está sometida a paredes de Ceoris, antaño poblados de velas, han sido cubier-
una gran presión y está a punto de estallar. tos para sosegar el miedo exacerbado que le tienen los vampi-
La perpetua ausencia de luz solar de la capilla refuerza ros al fuego). Las antorchas proyectan largas sombras sobre los
esta sensación de miedo, al menos para sus habitantes mor- suelos de los pasillos y envían nuevas capas de hollín a unirse
tales. Su superficie estuvo recubierta en su origen de venta- a las negras incrustaciones que cubren todos los tellos.
nas largas y estrechas, pero hace mucho que éstas se sella- Los soldados, con las botas cubiertas de barro tras su
ron (Goratrix tomó la precaución de aislar los rayos de sol guardia, recorren los pasadizos a largas zancadas,
sobre el año 1080, arguyendo que se trataba de una medida intercambiando los acostumbrados chistes soeces que son
preventiva que fortalecería las barrena de la capilla). Las moneda de cuño entre todos los guerreros del mundo. Otros,
gentes sencillas de la capilla añoran la luz del día y se sien- asignados a patrullar el interior de la ciudadela, se esfuerzan
ten enfermar sumidos en la noche eterna de Ceoris. Los sol- por ofrecer un aspecto amenazador y vigilante mientras desfi-
dados se piden las guardias diurnas. Los sirvientes aprove- lan por los pasillo, con la mano apoyada en la empuñadura
chan cualquier excusa para s a l i r al exterior durante el día, o de sus espadas. Aquellos a los que se les haya ordenado que
incluso llegan a abandonar sus puestos para sentir el sol vigilen alguna puerta permanecen apoyados contra las pare-
sobre la piel. La mayoría de los magos mortales, ratones de des, con el oído presto a distinguir el paso firme y resuelto de
biblioteca indiferentes a las ventajas de la vida al aire libre, los sargentos y los señores. Cuando se aproxima un superior,
desdeñan la posibilidad de que la ausencia de luz solar pue- adoptan de inmediato una postura de estólida atención.
da alterar su carácter en modo alguno. No se dan cuenta de De tanto un cuanto, algún mago (Cainita o mortal) cruza
que los vuelve malhumorados, están siempre agotados y re- un pasillo como una exhalación, seguido por un séquito com-
sultan fácilmente sugestionables. puesto por uno o dos siervos, un aprendiz, y puede que al-
guien más. Los señores, poco sociables por lo general, sólo
MALOS AUGURIOS POR DOQUIER saludan a sus iguales (o superiores) cuando se crujan con
alguien, e incluso entonces no proferirán más que el más apa-
Ceoris nació sin estrella. Aun cuando su consagración gado de los gruñidos o el más imperceptible de los gestos.
hubiese sido perfecta, seguiría siendo un lugar tétrico. Con

CÁMARAS
el desastroso ritual que requirió el asesinato de Ponticulus,
uno de sus participantes, se ha convertido en una casa ló-
brega. Las acciones rituales de los fundadores de la capilla
arraparon al espíritu de su compañero dentro del edificio. El
paso del tiempo ha amplificado su angustia, el desprecio
que siente hacia sí mismo, su desesperación, su amargura y
su mordacidad, que ahora se manifiestan de forma física de
DE LA CASA
muchas maneras. Éstas incluyen súbitos descensos de la tem- Las cámaras siguientes están dedicadas a las actividades
peratura, pasillos y suelos cubiertos de sangre (si bien ésta propias de la Casa Tremere. En ellas, los visitantes encontrarán
no proporciona sustento ni poder taumatúrgico alguno), su- magos, tanto de la sangre como mortales, así como aprendices
surros. risas o gemidos de origen desconocido, una hume- y a aquellos sirvientes de mayor confianza de la capilla. Los
dad sempiterna, imágenes de pesadilla (decapitaciones, so- magos de alto rango caminan orgullosos por ellas, deleitándose
bre todo) que afloran en los sueños de los durmientes, imá- con la admiración de sus inferiores. Cuando se encuentran en
genes similares que aparecen por un instante en los espejos presencia de sus superiores, los aprendices humillan la cabeza
y otras superficies bruñidas, y la desaparición, materializa- con la deferencia obligada. Si no, lo observan todo con los ojos
ción o movimiento de objetos cuando nadie está presente. abiertos de par en par y se embriagan con las vistas y los olores
Todo esto no es tanto la voluntad de la sombra de Ponticulus de las cámaras, soñando con el momento en el que también
como el eco de su angustia y su ira. ellos puedan recorrerlas henchidos con una sensación de pose-
Lo ominoso y lo lúgubre de la atmósfera de Ceoris resul- sión y propiedad. La Cámara de los de la sangre, en el tercer
tan evidentes para los visitantes, aunque quienes terminan piso (véase la p. 56) supone la gran excepción, pues los Cainitas
habitando aquí durante períodos de tiempo prolongados se Tremere son los únicos que la conocen y tienen acceso a ella.
tornan ajenos a tales sensaciones. El lugar erosiona de mane- De todas las cámaras de la casa, ésa es la más importante.
ra inexorable el juicio de sus residentes a fin de que lleguen a
aceptar como algo común sus diversas señales de inminente
condena. Las víctimas de tal efecto siguen percibiendo los
SALÓN DEL CONSEJO
malos presagios, pero dejan de considerar que sea antinatural Los magos de Ceoris discuten de asuntos oficiales en esta
vivir en un lugar donde están a la orden del día. cámara, enorme y ostentosa. Cuando la capilla se reúne en

EL VIENTRE DE LA BESTIA
51
consejo, Etrius y sus tenientes de confianza en ese momento que la marcha interna de la capilla sigue siendo la de siem-
presiden la mesa. El letargo ocupa la mayor parte del tiempo pre. Los oficiales comentan el cariz de la guerra contra los
de Tremere, por lo que su sillón suele estar casi siempre va- Tzimisce y anuncian cambios en la política referentes a los
cío. El castellano, Curaferrum, dirige la reunión. Cuando al- derechos o a la conducta de los magi mortales y su séquito.
gún orador se dirige al consejo, abandona su asiento en la Cualquier miembro de la casa o residente de la capilla puede
mesa de oficiales o en el palco de espectadores y se pasea sacar a colación asuntos de interés general. El tiempo que
por el amplio entarimado mientras pronuncia su discurso. Se conceda Etrius para discutir según qué temas dependerá de
considera de mala educación mirar directamente a la mesa de su relevancia; en lo tocante a los asuntos más triviales, todo el
los oficiales mientras se habla ante el consejo, aunque sean mundo tendrá tiempo de sobra para alcanzar un consenso.
quienes la ocupan los que tomen todas las decisiones. Las decisiones de vital importancia recaen en manos de los
Tremere rara vez hace acto de aparición en estos días; líderes de la capilla (léase, los Cainitas) y se anuncian ante la
cuando se deja ver, el silencio se abate sobre todos los parti- asamblea de magos como dados por hecho.
cipantes... estará a punto de plantearse un asunto que revista Empero, los visitantes pueden sentirse impresionados por
la mayor importancia. La disposición de los asientos indica la ceremonia que anuncia las reuniones del consejo. Reafirma
cuál es la clasificación de los rivales por el poder dentro de la la sensación de los residentes de la capilla de que pertenecen
capilla. Quienes son invitados a sentarse con Etrius están al a un grupo con una gran historia, historia que sin duda les
alza. Quien ocupara la cabecera hasta hace poco pero ahora proporciona la fuerza para sobrevivir a la crisis actual. Cada
se mezcla con los alcistas está claro que ha sufrido una rece- cónclave se abre con una procesión. Los aprendices de los
sión. En estos momentos, los oficiales del consejo son el cas- oficiales del consejo son los primeros en entrar, columpiando
tellano Curaferrum; Virstania, señora de las Gárgolas; Esoara, incensarios humeantes y entonando una invocación destina-
capitán de la guardia; Jervais, recolector de vis; Paul Cordwood, da a proteger a los participantes de cualquier ataque mágico.
señor de los espías; y Mendacamina, ama de los calabozos. Adoptan una posición de firmes tras la mesa principal cuando
Malgorzata ronda la periferia del grupo, como simpatizante sus señores aparecen en la estancia, ataviados de pies a cabe-
de la facción de Goratrix, aunque en la actualidad no cumpla za con el uniforme ceremonial. Cada oficial se cubre con una
ninguna función oficial dentro de la casa. túnica de terciopelo rojo ribeteada de armiño y un yelmo do-
Los magos mortales y sus aprendices asisten a las reunio- rado, rematado por astas de venado; cada uno porta una ban-
nes del consejo, al igual que algunos de los invitados de la deja donde se representan distintas figuras alegóricas: la gue-
capilla. En consecuencia, aquí no se debate acerca de asuntos rra (en manos de Esoara), la Benevolencia (Curaferrum), el
de relevancia. El actual consejo es una cortina de humo desti- Arte (Virstania), la Piedad (Mendacamina), la Abundancia
nada a convencer a los magos mortales y a los forasteros de (Jervais), la Visión (Paul Cordwood), la Lealtad (Malgorzata),

LA CASA DE TREMERE
52
la Sabiduría (Etrius) y la Autoridad (Tremere, si es que apare- mo experimento en lugar de tener que escuchar los insignifi-
ce). Sin quitarse la máscara, los oficiales ocupan sus asientos. cantes detalles de la política de la capilla.
El castellano pasa a leer algún pasaje enardecedor de las Cró- Frente a la pared del sur, delante del tapiz, se alza una
nicas Tremere, una historia tan grandiosa como parcial de los mesa de madera de nogal, libre de los estragos causados por
primeros días de la casa. Hará sonar tres veces una campani- los magos ociosos. Antes de que dé comienzo la sesión, los
lla, señal que les indica a los demás que pueden despojarse de ayudantes la cubren con un paño de terciopelo a fin de que
sus máscaras. Comienza la reunión. el blasón de Tremere, bordado en oro, resulte visible para
Cuando el consejo no celebra ninguna sesión, la cámara los asistentes.
permanece vacía, a excepción de los debates que se celebran Tres candelabros cuajados de velas penden del techo de
en ella una o dos veces por semana. Dos magos cuyas opinio- la estancia y la mantienen bien iluminada durante las sesio-
nes difieran a cualquier respecto; por lo general acerca de al- nes, Curaferrum hace poco que ha ordenado que sólo se en-
gún principio abstruso de teoría arcana, solventan sus diferen- cienda uno de los candelabros, a fin de disminuir el desaso-
cias frente al resto de sus colegas. Al final de la exposición de siego de sus camaradas vampiros.

EL RECIBIDOR PRINCIPAL
ambos puntos de vista, los asistentes plantean sus preguntas a
los participantes. Cada orador suele traer consigo un puñado
de simpatizantes que irritarán al oponente con sus dudas. Al Antes de que Etrius ordenase a sus sirvientes que sellaran
cabo, un árbitro neutral, en principio, seleccionado para dirigir las puertas principales (véase la p.50), esta cámara constituía un
el debate marca el final de la sesión. Los espectadores escriben primer e impresionante atisbo para el visitante de las maravillas
el nombre de quien ellos consideren vencedor en unas tablillas de Ceoris. Ahora la ocupan sólo los sirvientes aquí estacionados
de barro que un ayudante recogerá dentro de una canasta fo- para ocuparse del manejo de las poleas del puente levadizo.
rrada de tela. Los aprendices del árbitro leen las tablillas en voz Una gigantesca escalera domina la habitación y conduce
alta y dan a conocer el recuento de votos ante todos los intere- a un par de puertas de madera de roble chapadas en bronce.
sados. Estos debates constituyen la actividad social más célebre El marco del mismo metal que rodea las puertas recuerda a la
dentro de la capilla. No resulta extraño que los perdedores, forma de una cabeza con barba, por lo que quien cruce el
resentidos, descarguen su magia sobre los contrincantes (o so- umbral deberá adentrarse en la boca. La figura pretende re-
bre los miembros de la audiencia que plantearan las preguntas presentar una representación alegórica de la sabiduría, pero
más incisivas) tras una derrota especialmente humillante. Anta- el juego de luces temblorosas procedentes de las antorchas
ño, los debates solían prefigurar las luchas de poder dentro de que se refleja en el rostro le confiere un aspecto siniestro.
la casa. Un mago ambicioso podía calcular el número de sus Dos hileras de bustos que describen a los grandes sabios de la
incondicionales mediante el reto de su rival más directo. La antigüedad se alinean a lo largo de las grandes barandillas de
victoria por un amplio margen le indicaba que podría actuar mármol. Entre los representados se cuentan Aristóteles,
contra su enemigo sin temor a las represalias. La derrota le Pitágoras, Arquímedes, el mago Simón, Anaximander y
advertía de que convenía sofrenar su ambición. En la actuali- Anaxágoras. Están tallados en piedra según el estilo,
dad, la importancia de los debates ha disminuido, dado que los distorsionado y muy estilizado, que imperaba en el siglo X.
magos Cainitas cada vez sienten menos interés por ellos. El Por el día, estos bustos muestran multitud de grietas diminu-
apoyo de los magos mortales carece de importancia para sus tas que llaman la atención, dada su reciente manufactura. Por
luchas de poder. Ya no promueven debates, aunque quizás la noche, los bustos de Aristóteles y Pitágoras, derraman lágri-
sientan la necesidad de mantener una fachada de normalidad si mas de sangre. La cantidad de líquido es insuficiente para
se ven retados por algún mago mortal de alto cargo. No obstan- constituir alimento alguno, pero posee el embriagador sabor
te, sí que asisten a las lizas de los demás, sobre todo cuando les de la sangre de magus. Éste es el más consistente de los malos
interesa evaluar a magos visitantes a los que aún no conozcan presagios descritos con anterioridad.
bien. Curaferrum y Malgorzata son los espectadores más fre- Dos poleas enormes, una a cada lado de las puertas prin-
cuentes; siempre con vistas a descubrir a candidatos propicios cipales selladas, permiten la operación del puente levadizo.
para recibir el Abrazo. Cuatro guardias, vigilan el lugar en todo momento. Cuando los
La sala, larga y rectangular, es el lugar de reunión oficial soldados de la casa del guardia tocan una campana, los hom-
de la torre. Las paredes aparecen recubiertas de madera de bres encargados de las poleas saben que tienen que izar o
roble, todas salvo la del sur, cubierta de mampostería (ésta es bajar el puente levadizo.
la pared que oculta la trampa del pozo, tendida tras la cons- La cámara permanece a oscuras, aunque un candelabro de
trucción del salón del consejo). Este feo muro se ha cubierto hierro con soportes para dos docenas de velas todavía pende
con un tapiz que describe a Tremere y a Etrius de pie ante las sobre la escalera. La cuerda para bajarlo sigue intacta, en caso
grandes pirámides de Giza en Egipto. La inspección minucio- de que alguien desee colocar velas y devolverlo a su lugar.
sa del tapiz revela que el rostro de Etrius es un añadido, cosi-
do para reemplazar una cara recortada (la de Goratrix).
Dos filas de gradas se alinean en las paredes oriental y TRAMPA ARCANA
occidental. Cada fila contiene tres hileras de asientos de ro- Esta trampa se encuentra en el recibidor principal (véase
ble, con brazos de astas de ciervo. Cascos del mismo animal más arriba). Su entrada, enmarcada por la cabeza de la Sabidu-
adornan las patas de las sillas. Se han inscrito sellos y otras ría, solía comunicar directamente con el salón del consejo. Se
marcas arcanas en la madera con el paso de los años. Cual- ha separado una habitación falsa a modo de trampa para los
quier observador podría asumir que se trata de poderosos invasores A fin de conseguir que la trampa parezca más creí-
hechizos de invocación cuando, en realidad, son fruto del ble, la puerta se abre desde el interior. Quien consiga derribarla
aburrimiento y la indiferencia de los asistentes que hubiesen e irrumpir en la estancia se encontrará atrapado. Una segunda
preferido encontrarse enfrascados en los cálculos de su últi- puerta de metal, oculta en la pared por encima de la entrada,

EL VIENTRE DE LA BESTIA
53
caerá a peso tras los intrusos. Mientras éstos se devanan los colocan donde quieran alumbrar. Los muebles, el suelo e inclu-
sesos para encontrar la inexistente salida, una niebla carmesí so las paredes se ven salpicadas por motas de cera de hasta
aparecerá como por arte de magia y comenzará a desollarlos. décadas de antigüedad. Una serie de frisos de marfil donde se
representa a toda una gama de santos y figuras alegóricas de-

CUARTO COMÚN DE LOS SEÑORES


cora los muros. Las delicadas figuras han sufrido el paso de los
años, dado que los magos contrarios a cualquier religión se han
Está cámara sirve de lugar de encuentro informal para los preocupado de cubrirlos reiteradamente con cera, mientras que
magos de pleno derecho de la capilla. Estos señores acuden los devotos se afanan por arrancar los churretes, llevándose en
aquí para codearse con sus hermanos. Sin embarco, constitu- el proceso varias narices y dedos canonizados.
yen un grupo de marcado carácter antisocial. La sala rara vez
alberga a más de tres magos al mismo tiempo. Algunos la
utilizan de comedor, pero la inmensa mayoría de los magi les CAPILLA
ordena a sus sirvientes o aprendices que les lleven la comida Tras su huida de la capilla Tremere, asolada por la gue-
al lugar de trabajo. Aunque en ocasiones debatan acerca de rra, de Umor Mons, erigida en otra parte de Transilvania, la
sus obras o sobre teoría ocultista, el tema principal de conver- pía maga mortal Tosia insistió en instalar un altar en su nuevo
sación es la queja. Los magos se lamentan de las felonías a las refugio, Ceoris. Pese a la oposición de Malgorzata, entre otros,
que los hayan sometido sus colega ausentes y especulan acer- quienes se basaban al tradicional distanciamiento de la Iglesia
ca del magro éxito de sus proyectos actuales. Si bien se mos- por parte de la Casa, Tosia apeló a Etrius, quien, viéndose aún
trarán circunspectos durante algunos minutos en presencia de a sí mismo como a un fiel, si bien algo mancillado, siervo de
las visitas, la libertad de vilipendio es uno de los derechos Cristo, no supo negarse.
más arraigados entre los residentes de la capilla y no tardaran El resultado esta pequeña cámara, dominada por el icono
en retomar el hilo de sus quejas. Por tanto, los invitados pue- pintado de Cristo niño y la Virgen María, recuperado de las
den amasar una considerable cantidad de cotilleos si se dejan ruinas de Umor Mons. Se levanta sobre un pequeño altar, tras
caer por el cuarto común de tos señores. Sin embargo, no el que se yergue una enorme cruz de bronce, un crucifijo
conseguirán hacerse una idea exacta de lo que acontece en independiente. Cuatro bancos miran hacia el altar. Ofrecen
Ceoris porque los magos Cainitas casi nunca vienen aquí. espacio suficiente para dieciséis personas, pero la capilla nunca
Se reparten por toda la estancia mesas y sillas, de buena se llena, ni siquiera durante los servicios dominicales oficia-
calidad pero maltratadas por el uso, en un estado de perpetuo dos por Tosia. Ceoris no aloja a ningún sacerdote, por lo que
desorden. Unos candelabros de metro ochenta de altura se yer- los servicios (celebrados todas las noches) consisten tan sólo
guen también al azar por toda la habitación; los magos los en una contemplación en grupo ante el altar.

LA CASA DE TREMERE
54
De todos los Cainitas sólo Etrius asiste con regularidad Celestyn, el afable Cainita a cargo de la biblioteca de
a los servicios, una vez a la semana, como mucho. Ceoris, libra una batalla perdida de antemano contra los es-
Mendacamina es vista a veces en los alrededores del pasillo, fuerzos de los residentes por mermar su colección. Sus apren-
como si se sintiera tentada de entrar en la capilla. Siempre se dices, quienes sirven tras un largo y maltrecho mostrador que
frena a sí misma, no obstante, y termina alejándose de allí a separa la rotonda de las baldas, intentan que todo aquel que
largas zancadas. vaya a retirar un libro firme antes en su libro de registro. Se
Dado que los conspiradores a los que temen evitan la espera que el mago que quiera llevarse algo redacte su nom-
capilla, ésta constituye el lógico lugar de reunión para Tosia, bre, el nombre del artículo, el número de catálogo de Celestyn
Omnifer y otros magos mortales que sospechan que los mora- y la fecha estimada en la que piensa devolverlo. Dado que a
dores nocturnos del edificio se entregan a prácticas diabolistas. los magi no les gusta que nadie sepa lo que están haciendo,
Se los puede encontrar aquí, susurrando entre sí, al finalizar todos sin excepción proporcionan información falsa, si es que
sus turnos de guardia diarios. Cuando oigan que se aproxima se dignan firmar siquiera. Los ayudantes de la biblioteca le
algún desconocido, se apresurarán a pasar a hablar de asun- tienen más miedo a muchos de los usuarios que a Celestyn y
tos teológicos. ni se les ocurriría plantar cara a sus superiores. Si un bibliote-
cario nuevo parece mostrar exceso de celo, sus colegas le
contarán la historia del pobre Sedulus, desaparecido hace diez
BIBLIOTECA años después de exigirle a Paul Cordwood que revelara el
El corazón de cualquier capilla es su biblioteca, y esta paradero de los diversos volúmenes retirados sin dejar cons-
inmensa cámara sita en la segunda planta de la capilla está tancia escrita de ello. En ocasiones, entrada la noche, el aire
diseñada, no sólo para impresionar a los visitantes, sino para de la biblioteca parece inundarse con el inconfundible olor
dejarlos sin habla. Aunque todos los magi de Ceoris podrían acre del sudor y las cebollas fritas, los cuales acompañaban a
utilizar las salas y reservados de lectura al mismo tiempo, nin- Sedulus, en vida, allá donde fuera.
gún mago que se precie se dejaría ver estudiando en público. El propio Celestyn se ausenta durante el día, y a menudo
Por tanto, la costumbre dicta que se lleven el material que abandona Ceoris en busca de material con el que abastecer la
vayan a utilizar a sus laboratorios o aposentos privados para biblioteca. Por tanto, se ve incapaz de disciplinar a sus apren-
poder estudiar de forma ininterrumpida y sin ser observados. dices para que no se dejen amilanar. Su complejo sistema de
Los magos Tremere siempre han sido muy celosos de sus catalogación, cuyos principios no conoce nadie más que él,
investigaciones. Se sabe que algunos han llegado a callarse se viene abajo en su ausencia. Parece que disfrute recompo-
grandes hallazgos durante años, incluso décadas, en ocasio- niéndolo cada vez que regresa. Según él, es igual que ordenar
nes tan sólo para privar de ellos a sus rivales. un puzzle. Dedica más de una noche a ir de un laboratorio a

EL VIENTRE DE LA BESTIA
55
otro en los niveles inferiores de la capilla, llamando a las sea Etrius quien ostente la autoridad. La tensión que impreg-
puertas y solicitando educadamente la devolución de materia- na las reuniones del auténtico consejo es más que palpable.
les desaparecidos. Celestyn, inusitadamente diplomático y Malgorzata las utiliza a veces para poner a prueba a Etrius,
célebre parte neutral en casi todas las luchas por el poder, hostigando a su hombre de confianza, Curaferrum.
consigue no despertar la ira de sus colegas. Incluso los más Los temas de discusión suelen incluir las defensas de
beligerantes entre ellos se resisten a hacerle daño porque es Ceoris, el estado de las capillas de la periferia, la conversión
una fuente de saberes arcanos y los ha ayudado a todos y de los líderes de dichas capillas y las aperturas diplomáticas
cada uno de ellos a continuar sus investigaciones. con otros clanes Cainitas. Los magi analizan el éxito de los
Más de un millar de tomos, pergaminos, documentos suel- intentos por infiltrarse en el seno del enemigo, y comparten
tos, diarios, mapas, tablillas de arcilla. pedazos de roca inscritos información acerca de las fuerzas y movimientos de los
con jeroglíficos y fragmentos de papiros esperan al investiga- Tzimisce. Tras debatir acerca de los asuntos urgentes, comien-
dor de lo oculto en las altas estanterías de madera que cubren zan los ataques verbales. Los participantes proponen proyec-
las paredes sur y este de la inmensa biblioteca, así como en tos ridículos que, por lo general, implican la apropiación de
baldas individuales que ocupan el anexo del sur. La zona de las responsabilidades de otros. Por ejemplo, Paul Cordwood
estudio está rematada por una rotonda de doce metros de altu- podría exigir que Esoara le cediera un buen número de sus
ra, adornada por un mosaico donde se describe un complejo mejores mercenarios para viajar a territorio Tzimisce sin dar
baile de demonios, ángeles y elementales entre las esferas ce- explicaciones del motivo para el que los necesita. Curaferrum
lestiales. Muchas de las teselas están cubiertas con pan de oro o podría quejarse de que Epistatia se ha relajado en la captura
por una pátina de plata. Bajo la rotonda hay tres filas de sólidos de nuevos mortales de los que alimentarse y se la debería
reservados para el estudio, todos ellos con un largo banco co- urgir a organizar una batida de caza cuanto antes. Cuando la
munal. Estas mesas suelen estar desiertas en su mayoría capilla se ve presionada por los ataques del enemigo, la parte
LA SALA COMÚN DE LOS APRENDICES formal de un consejo autentico se hace cargo de la gravedad
de la situación y los Cainitas enfrentados posponen sus riñas.
Ésta cámara queda a disposición de las decenas de apren- Cuando se sienten a salvo, el grueso de la reunión vuelve a
dices mortales que viven en Ceoris. Al contrario de lo que concentrarse en sus mezquindades.
ocurre con la sala de los señores, esta habitación suele encon- Los visitantes miembros de la hermandad de los Tremere
trarse llena a rebosar. Los aprendices beben cerveza, se que- suelen sobrecogerse ante el intercambio de calumnias que
jan de sus maestros, se lamentan del mal trato general al que empapa la atmósfera. Nadie se siente mejor recibido en Ceoris
son sometidos e incluso se enfrascan en alguna que otra dis- que aquella visita sin alianzas declaradas. Todo el mundo querrá
cusión acalorada concerniente a sus campos de estudio. Los granjearse su amistad con la esperanza de utilizarla en el futu-
señores no tienen prohibida la entrada a este lugar, pero rara ro con vistas a servir a sus propios fines. Si el visitante no se
vez aparecen. Si alguna vez se recortan sus siluetas en la puerta, decanta a las claras hacia uno u otro bando, ambas facciones
la habitación se sume en un silencio inmediato. Por lo gene- intentaran embrollarlo con sus estratagemas. Aunque se trate
ral, si un señor busca a su aprendiz, envía a un sirviente a de un conspirador o de un conservador, se verá inmerso en
buscarlo. Una aparición en persona sólo puede implicar que disputas ridículas. Es en el verdadero consejo donde se espe-
el mago está furioso con el aprendiz y desea echárselo en ra que el huésped tome parte y se una a la refriega. Obrar así
cara sin preámbulos, o algo peor. El infiltrado que se estable- entraña peligro; los Cainitas de Ceoris se sienten más seguros
ciese como mago de pleno derecho no podría, por tanto, em- atacando a sus huéspedes que a los antiguos residentes.
plear su tiempo en descubrir nada de relevancia en este lugar. Los consejos Cainitas se celebran sólo el primer y el ter-
Bajo la guisa de un aprendiz, no obstante, no tardaría en des- cer jueves de cada mes. Etrius convocará sesiones de emer-
cubrir los tejemanejes de Ceoris. Los aprendices no saben que gencia tras un asalto a la capilla, antes de algún asalto antici-
sirven en un nido de vampiros, pero están más al tanto que pado y cuando se de a conocer cualquier novedad referente a
sus maestros mortales de que algo va mal dentro de Ceoris. las actividades del enemigo. También se ha visto obligando a
Sus narices no están tan enterradas en los libros como para convocar un buen número de reuniones de emergencia en un
que eso les nuble el sentido común. Se dan cuenta de cosas intento por establecer la paz entre dos Cainitas en disputa.
como las emanaciones de sangre de los bustos del Recibidor Dado que él lidera una de las facciones, sólo cosecha éxitos
Principal (véase la p.53) y de los gemidos procedentes de en estas mediaciones cuando la lucha no gira en torno al
abajo. Saben que sus compañeros desaparecen a ojos vista. conflicto que enfrenta a conservadores y conspiradores. Se
Ésta cámara es más pequeña y humilde que la de los seño- espera que todos los Cainitas Tremere presentes en la actuali-
res. Sus paredes son de piedra desnuda y sus muebles de pino dad en Ceoris asistan a todas las reuniones del verdadero
mal trabajado. Pese a ser más modesta en todos los sentidos consejo, aun cuando se trate de visitantes venidos de cual-
que la habitación de los señores, se encuentra mejor conserva- quier otra parte. Tremere casi nunca hace acto de presencia,
da. Los aprendices se preocupan de limpiar la cera que se de- no obstante. Si se deja ver, será porque lo acucian asuntos
rrama de los desparejos candelabros. Han decorado los muros urgentes y prefiere dar las órdenes pertinentes en persona
con mapas y diagramas ocultistas rapiñados de la biblioteca. para asegurarse del cumplimiento de las mismas.
Las mesas y los asientos de la cámara son robustos y
LA CÁMARA DE LOS DE LA SANGRE prácticos. Las paredes y el suelo son de piedra sin rematar,
excavados directamente de la roca gracias a la magia de Etrius.
Esta cámara secreta, oscura y desprovista de adornos, es La puerta es indistinguible de la mampostería del pasillo cir-
el verdadero salón del consejo de Ceoris. Las reuniones de los cundante y, gracias a un poderoso hechizo, forma parte de la
magi de la sangre no se abren con ninguna ceremonia en piedra a todos los efectos. Deshacer el hechizo temporalmen-
particular. El castellano Curaferrum preside la sesión, aunque te, a fin de que se abra la puerta, requiere un sencillo ritual

LA CASA DE TREMERE
56
taumatúrgico que implica la inscripción de un triángulo en la mapa. La habitación es sencilla y funcional, de acuerdo con
palma de la mano de quien lo realice. Se necesita sangre de su filosofía espartana. Su mesa y su silla son de buena calidad
vampiro para este rito (aunque se omite la pérdida de san- y robustas, aunque de pino sin barnizar. Las paredes se ador-
gre). Cualquiera de los Cainitas de Ceoris se alarmaría ante la nan con armas y partes de armaduras arrebatadas a emisarios
presencia de un intruso y haría todo lo posible por eliminarlo. eliminados a manos de Esoara. Se asegura de cerrar con llave

BARRACONES
cada vez que abandona la estancia.

BARRACONES

Y ARMERÍAS
Los soldados no tienen camas propias. Los oscuros
barracones siempre están llenos de hombres dormidos. Cuan-
do la guarnición es más numerosa de lo habitual, algunos
deben dormir en sacos en el suelo. Hay quien lo prefiere así,
Esas cámaras están dedicadas a la defensa de la capilla y incluso; las camas tampoco son mucho más cómodas y sus
pertenecen a los soldados y a la comandancia. Cuando los colchones de paja siempre están infestados de pulgas, chin-
soldados están despiertos y libres de servicio, su tosco habitá- ches y piojos. La cámara se ve sacudida, por la conmoción en
culo se llena de fanfarronadas, borracheras, atracones de co- aquellas ocasiones en las que los soldados saltan de sus ca-
mida y cualquier otro intento por distraerse de la probable mas, sobresaltados por la inspección de sus colchones por
inminencia de su muerte. Las habitaciones hieden a sudor parte de las ratas. Los soldados guardan sus escasas pertenen-
estancado. Los soldados no se preocupan del mantenimiento cias personales en sacos junto a los catres. También tienen las
de su alojamiento; generaciones de ellos han tallado diseños armas y la armadura a mano en un montón, por si acaso sona-
en el tosco mobiliario, o rascado los muros de piedra. Sólo los ra la alarma y tuviesen que acudir raudos a la batalla.
cuarteles dirigidos directamente por Esoara reflejan en reali- El capitán de la guardia de Ceoris, Esoara, intenta mante-
dad los gustos espartanos del comandante, ner una fuerza de quinientos cincuenta soldados para defen-
der la capilla. Su fuerza ideal es la de trescientos treinta solda-
CÁMARA DE LOS VIDENTES dos, ciento sesenta arqueros y diez montaraces que actúan
como exploradores y patrulleros. Tras una serie prolongada
Paul Cordwood, maestro de los espías de Ceoris, mantie- de escaramuzas, sus fuerzas podrían reducirse incluso a la
ne esta habitación en la planta baja de la capilla. Esoara es mitad. El escaso éxito en el reclutamiento también podría aca-
uno de sus visitantes más frecuentes, junto con algunos de rrear la reducción de su número. Los voluntarios suelen pre-
sus ghouls de confianza. Esta cámara está dominada por un sentarse a rachas. A menudo, al término de cualquier otra
mapa preciso (según los estándares de la época) de la región guerra en Europa, se extiende el rumor entre las filas de mer-
que rodea a Ceoris, sobre el cual Cordwood y Esoara han cenarios desocupados de que existen grandes riquezas que
señalado el emplazamiento de varios aparatos espías. Estos amasar al servicio de los hechiceros. Cuando llega una canti-
espeluznantes talismanes, forjados con los ojos de víctimas dad ingente de voluntarios. Esoara acostumbra a alquilar los
inocentes, les permiten a los Tremere ver a través de ellos servicios de más mercenarios de los que puede alojar con
desde la cámara. Las otras paredes de la estancia están comodidad, a sabiendas de que la próxima reanudación de
recubiertas de cofres de plomo que contienen viales de vitae las hostilidades diezmará sus fuerzas a un número más mane-
preparada. Estos humores son el resultado del mismo ritual jable. Por tanto, en un momento dado, la guarnición de com-
que crea los ojos espía. Al beberse el frasco adecuado, los batientes alojados en los barracones puede oscilar entre los
Tremere pueden ver a través del talismán aun cuando se en- doscientos y los seiscientos. Combinados, los diversos
cuentre a leguas de distancia. barracones proporcionan lecho a ciento sesenta hombres. Los
Es necesario beber de estas preparaciones únicas de san- soldados sirven en turnos de ocho horas, encargándose de la
gre para emplear un ojo espía, mientras que no hace falta guarnición de los puestos de vigilancia fuera de la capilla,
permanecer en la cámara. Cordwood utiliza los artilugios de Asumiendo que Esoara tenga a su disposición a tantos hom-
seguimiento dispuestos por sus espías desde la intimidad de bres como desee, estacionará a ciento treinta entre las diver-
sus propios aposentos, por ejemplo. Sin embargo, resulta útil sas casas de guardia. Otros ciento setenta estarán durmiendo.
encontrarse en cámara de los videntes ya que la geometría de Cuarenta montarán guardia en diversos puntos repartidos por
las piedras del suelo crea un círculo de poder que aumenta la la capilla. Los ciento setenta restantes estarán de permiso, tiem-
Taumaturgia que une a la poción y al ojo. Véase la p.110 para po del que la mitad deberían dedicar a su entrenamiento.
saber más acerca de Ahora su vista nos pertenece, el ritual

LOS BARRACONES DE LOS SARGENTOS


que crea los ojos espías y las pociones que los acompañan.

SALA DE MANDO Esoara ha elegido a unos veinticinco soldados para que


ejerzan de sargentos. Un par de ellos son Cainitas Abrazados
Esoara dirige a sus soldados desde esta pequeña oficina. hace poco tiempo, pero la mayoría son ghouls. Esoara co-
Aquí se reúne con sus sargentos para que éstos le informen mienza el proceso con el pretexto de regalarles elixires mági-
todas las noches acerca de la disciplina de los hombres y de cos, y no revelará todos los detalles de la conspiración Cainita
sus progresos en el régimen de entrenamiento. Los sargentos hasta que haya transcurrido algún tiempo. No confía del todo
también le transmiten cualquier sospecha de actividad. Una en el poder del juramento de sangre. Todos los ghouls al
versión más pequeña del mapa de la cámara de los videntes corriente de lo que ocurre aspiran a convertirse en Cainitas.
(véase más arriba) está tallada en la pared oriental. Esoara Estos aspiran a ascender a capitanes de la guardia en otras
pinta las localizaciones actuales de las casas de guardia en el capillas. Todos ellos consideran estúpidos de primera catego-

EL VIENTRE DE LA BESTIA
57
ría a los magos mortales y les cuesta ocultar su desdén cada rencia entre la vida y la muerte contra unas habilidades que
vez que reciben órdenes de ellos. escapan a su comprensión. El resto se somete al entrenamien-
Los sargentos duermen en esta lóbrega cámara. Todos to a regañadientes, dándolo todo sólo cuando reciben un la-
ellos disponen de cama propia y de un arcón de madera con drido de alguno de los sargentos. En los momentos de máxi-
llave donde guardar sus objetos personales. Las paredes care- mo entusiasmo, entre ochenta y cien hombres, más un par de
cen de adornos y las antorchas de las abrazaderas nunca se sargentos, sudan y se esfuerzan aquí en cualquier momento
tocan. Como demonios conscientes de su posición aspirantes dado. Las paredes y el suelo de la habitación se han acolcha-
a ascender en la pirámide, los sargentos demuestran una terri- do de forma primitiva con arpilleras rellenas de paja. Unos
torialidad feroz. Cualquiera que se aventure en los barracones toscos maniquíes y perchas de gimnasia se reparten por la
(o en la habitación común de los sargentos, véase más ade- estancia. Hay montones de armas de entrenamiento, mella-
lante) y no ostente la autoridad apropiada se enfrentará a un das, tiradas por cualquier sitio, mientras que los estantes don-
interrogatorio despiadado. de deberían estar almacenadas cuando no se utilizan se ven
siempre vacíos. El lugar huele a generaciones de distintas su-
dadas estancadas. Los soldados apenas notan el hedor.
LA HABITACIÓN
COMÚN DE LOS SARGENTOS LA ARMERÍA
Esta pequeña estancia sirve de lugar de reunión para los Este cuarto alberga las armas de repuesto. Los estantes de
sargentos que no estén de servicio. Juegan a los dados, a los madera alojan un centenar de hachas y la mitad de arcos. Los
dardos, afilan sus espadas, reparas sus armaduras y se embo- arqueros duchos en la fabricación de flechas pasan aquí sus
rrachan. Su pasatiempo favorito consiste en especular acerca horas de asueto, fabricando nuevas saetas. No suele haber
de los acontecimientos del interior de la capilla y a esbozar más de cuatro hombres al mismo tiempo.
planes que les permitan ascender en la jerarquía. Unos pocos

LAS HABITACIONES
podrían aprender por su cuenta a leer o adentrarse en los
entresijos de la magia, con diversos grados de éxito. Están
mejor informados de la auténtica naturaleza de los que aquí

DE LOS MAGI
acontece que cualquier otra persona ajena al círculo interno
de Cainitas que gobierna el lugar. Los sargentos se toman a
mal que los interrumpa cualquiera menos sus comandantes.
Respetan o veneran a Esoara, puesto que será su sire, el sire
Todos los magos veteranos, ya pertenezcan o no a la san-
de su sire o su regente. La mayoría considera a Curaferrum,
gre, dispone de sus aposentos privados. Duermen, llevan a cabo
ante quien también han de responder, un quisquilloso irritan-
sus investigaciones y se relacionan con los demás a puerta cerra-
te. Aunque sin duda hincarían la rodilla en sincera postración
da. A pesar de ello, las plantas dedicadas a las habitaciones de
si Tremere o Etrius llegaran a dignarse dirigirles la palabra, el
los magi rara vez se encuentran en calma. Un flujo constante de
respeto que muestran a los demás Cainitas de la capilla se
sirvientes y aprendices discurre por los pasillos, cumpliendo con
basa tan sólo en el miedo que les inspiran. Se muestran hos-
la voluntad de sus señores. Cada mago dispone de uno o dos
tiles y suspicaces con los visitantes, a quienes consideran es-
criados a su disposición, dispuesto a ocuparse de cualquier reca-
pías o rivales que les estorban en su ascensión de la pirámide.
do a una orden; el mago que desee hablar con un inferior envia-
La forma de ganarse el favor de un sargento consiste en pro-
rá a su recadero a buscarlo. Durante horas, estos sirvientes, a los
meterle un avance más rápido del que conseguiría sin la alianza.
que los magi jamás se les ocurriría franquear la entrada a sus
Las paredes del cuarto están adornadas con dianas, astas
laboratorios, están condenados a esperar detrás de la puerta has-
de ciervo y supercherías robadas a los cadáveres, de algún
ta que sus señores tengan algo que ordenarles. Un extraordina-
enemigo particularmente enconado. Los muebles potreados
rio puñado de magi magnánimos, como Omnifer y Celestyn,
y de dudosa estabilidad, son de ajada madera de pino. A los
podría llegar a permitir que sus sirvientes se sentaran en peque-
sirvientes no les gusta venir aquí y a los sargentos no parece
ños taburetes o bancos junto a la puerta. La mayoría espera que
importarles que nadie limpie su habitación en semanas.
sus criados muestren la debida deferencia a su majestad perma-

LA
neciendo de pie hasta que se les llame.
SALA DE ENTRENAMIENTO La asignación de las habitaciones separa a los Cainitas de
Esta habitación de buen tamaño es el gimnasio donde se los mortales. Esta disposición se ha producido de forma pau-
entrenan los soldados. Día y noche, se ve llena de hombres latina con el transcurrir de las décadas a medida que la capilla
enzarzados en peleas a manos desnudas, con espadas, co- recibía nuevos ocupantes y despedía a los viejos. Aunque era
rriendo o practicando su puntería en el anexo de tiro con normal que los vampiros quisieran estar cerca el uno del otro,
arco. La Europa medieval no destaca por el rigor de sus méto- a Curaferrum le preocupa que el reparto de habitaciones pue-
dos de entrenamiento en el combate, pero Esoara ha leído da reflejar con demasiada exactitud la estructura secreta de
acerca de los antiguos espartanos y sabe hasta qué extremos poder dentro de la capilla. Le gustaría volver a asignar los
llegaban para convertirse en guerreros ideales. Por medio de aposentos, mezclando de nuevo a mortales y a vampiros, pero
sus sargentos, intenta inculcar las virtudes espartanas (o al sabe que sus ocupantes son criaturas de costumbre ferozmen-
menos la ferocidad y la predisposición a morir de los te vinculadas a sus actuales habitaciones y laboratorios. Se
espartanos) en sus hombres, por lo demás mercenarios tan opondrían a cualquier reforma impuesta, por lo que el cam-
dados a la bebida como a la haraganería. Una cuarta parte de bio tendrá que producirse una vez más, de forma gradual.
los soldados se adhiere al programa de adiestramiento con Las habitaciones en sí se parecen bastante. El dormitorio
entusiasmo, tras haber razonado que podría suponer la dife- es pequeño, por lo general cubierto de libros y pergaminos.

58 LA CASA DE TREMERE
Suelen contener una mesa escritorio, cuya superficie podría o
no asomar entre las montañas de textos, y un armario con L OS APOSENTOS DE CELESTYN
llave para la ropa, el calzado y otros efectos personales. El Las habitaciones de Celestyn destacan por el hecho de que
lavadero incluye una palangana y un cántaro; los magos más no contienen ningún libro tomado prestado de la biblioteca por
remilgados incluso llegan a utilizar esos enseres de vez, en tiempo indefinido. Le parece que sería hipócrita por su parte
cuando. El recibidor contiene varias sillas, cómodas según los pedirle a los demás que no rapiñen el material y luego ser el
estándares medievales, y puede que una mesilla. La mayor primero en hacerlo. Guarda los detallados diarios de sus viajes a
parte del espado vital queda reservada para el laboratorio del cal y canto, escritos en un complejo código numérico. Los dia-
mago. Todos los laboratorios contienen una o dos mesas lar- rios describen con todo detalle su transformación en vampiro, en
gas de trabajo, con sus superficies marcadas por incontables términos clínicos y objetivos. No proporcionan demasiada infor-
gotas de productos alquímicos. El equipo mágico, desde ex- mación de interés acerca de la política de Ceoris, asunto que no
traños artilugios de tubos de cobre a calaveras de cristal, po- podría interesarle menos a su autor. El lector furtivo se encontra-
dría encontrarse distribuido de forma ordenada o sumido en rá con página tras página de descripción de la naturaleza, espe-
el caos más completo encima de las mesas, sobre las que culación de la historia y diagramas de excavaciones donde Celestyn
compiten por el espacio con libros y pergaminos. Las baldas espera encontrar antiguas reliquias.
llenas de tarros, todos ellos continentes de algún producto
químico, perfume o cualquier otro ingrediente mágico, cu- LOS APOSENTOS DE CURAFERRUM
bren las paredes. Algunos laboratorios contienen jaulas don- Las habitaciones del castellano delatan que su laboratorio
de se guardan especímenes vivos, desde serpientes a gallinas, ha caído en desuso. Se encuentra demasiado ocupado con el
pasando por aves canoras. gobierno de Ceoris como para dedicarse a su arte. En el falso
Todas las habitaciones exhiben un sello de poder en la fondo de su armario hay un dedo de un pie humano diseca-
puerta que prohibe la entrada a todos menos a unos cuantos do, envuelto en un paño. Según él, pertenecía a la altanera
privilegiados. Aunque nadie debería crear un sello contra Malgorzata. Cree que podrá utilizarlo para maldecir, controlar
Curaferrum o Etrius, muchos se atreven a inscribirlos a fin de o incluso destruirla en caso de que la lucha de poder que
que sólo sus aprendices y ellos mismos puedan entrar sin sacude Ceoris así lo exija.
disparar un ataque mágico. Algunos llegan a ser tan celosos
de sus proyectos de investigación que colocan sellos (u otras
trampas) por todo su laboratorio. A POSENTOS DE E PISTATIA
Aparte de los rasgos generales, cada habitación refleja la Las habitaciones de Epistatia están decoradas con mapas
personalidad y las actividades de su ocupante. del territorio circundante dibujados por ella. Los mapas hacen

EL VIENTRE DE LA BESTIA
59
gala de una exactitud impresionante para el siglo XII; cubren la en forma de vis vacuus, un líquido incoloro e inodoro difícil
totalidad de Transilvania y grandes porciones de Hungría. de refinar pero adecuado para casi cualquier mago (véase la
Bulgaria y Polonia. Ha señalado más de dos docenas de locali- p.129 para saber más acerca del vis).
zaciones con cruces de malta de color rojo. Éstas indican aldeas
que ella considera vulnerables en caso de ataque, parte de sus
responsabilidades como cazadora. Siempre mantiene encerra- LOS APOSENTOS DE MALGORZATA
dos al menos a tres prisioneros humanos en su laboratorio, Estas habitaciones delatan la pasión por el lujo que siente
dentro de barriles modificados, donde los desdichados ofrecen su ocupante. Duerme bajo sábanas de terciopelo; su jarrón y
el semblante demudado y atormentado de quienes experimen- su palangana son de plata; los candelabros, de oro. Todas las
tan la desolación más absoluta. Si bien suelen ser niños, los paredes, salvo las del laboratorio, están cubiertas de tapices,
barriles son demasiado pequeños para ellos, por lo que pasan botín de los saqueos de fortalezas Tzimisce. Describen las
sus horas en perpetuo y doloroso encogimiento. Epistatia sólo procesiones y los pasatiempos de los reyes. El más impresio-
los libera para alimentarse o para utilizarlos en sus experimen- nante cuelga junto a su cama. Muestra a un rey feroz, a lomos
tos sobre la migración de las almas. De vez en cuando asesina de un caballo encabritado, cuya lanza atraviesa a un jabalí de
a un prisionero e intenta capturar su alma. Cree que los espíri- aspecto temible, rodeado por una jauría de perros de caza.
tus de los muertos pueden convertirse en una fuente de poder
mayor incluso que la magia de la sangre. Mientras habla con
cualquier aliado o aprendiz, gusta de acercarse a uno de los
LOS APOSENTOS DE D AUUD
barriles y, como quien no quiere la cosa, insertar un palo afila- Sólo alguna que otra baratija excavada en las arenas de
do por su pequeña apertura, tan sólo por el placer que le pro- Egipto distingue la habitación de Dauud. Varias gargantillas
ducen los lamentos de su ocupante. de cerámica de Faenza, adornadas con escarabajos o hipopó-
tamos cuelgan de una percha dentro de su armario cerrado

LOS E SOARA
con llave. Un pequeño obelisco, inscrito con jeroglíficos, adorna
APOSENTOS DE su lavamanos.
Las habitaciones del líder militar carecen de laboratorio,
escritorio, libros o cualquier otro avío propio de la profesión
de mago. Es un soldado, no un hechicero. La picoteada su-
LOS APOSENTOS DE MENDACAMINA
perficie del entarimado es producto de su incesante práctica Las habitaciones de Mendacamina desprenden el fuerte
en el lanzamiento de cuchillos, actividad a la que se dedica de hedor de la vegetación putrefacta. Su laboratorio está lleno a
forma obsesiva mientras piensa acerca de la posición defensi- rebosar de macetas con plantas. Las baldas dispuestas a lo
va de Ceoris, o incluso mientras entretiene a otro residente de largo del techo del laboratorio albergan cientos de pequeños
la capilla. Al igual que en su oficina (véase la p.57), las pare- árboles moribundos, de ramas y hojas pertenecientes a más
des de su habitación están decoradas con trofeos birlados a de seis docenas distintas de plantas. Ha decorado sus paredes
enemigos derrotados. con cientos de trozos de pergamino, todos ellos inscritos con
sus propios bosquejos de anatomía vegetal.

LOS APOSENTOS DE ETRIUS


Las habitaciones de Etrius revelan su compulsión por el LOS APOSENTOS DE P AUL C ORDWOOD
orden. Cada objeto ocupa su lugar apropiado. Una tenue fra- Las habitaciones de Paul Cordwood contienen un buen
gancia perfumada flota en el aire. Sobre su cama cuelga un número de cerámica de la antigua Grecia, donde se describen
símbolo que contrasta con la imaginería alegórica y arcana escenas eróticas de hombres musculosos enzarzados en feroz
imperante en toda Ceoris: un icono pintado de la Virgen Ma- batalla. Sobre su mesa de trabajo se desparraman textos que
ría, con el rostro sereno rodeado por un halo dorado. documentan varios conceptos de la otra vida, desde el Libro
de viajar de día egipcio a diversas obras griegas. Dentro de
LOS APOSENTOS DE GORATRIX una vitrina cerrada con llave y bien protegida encontramos
informes escritos de sus varios espías repartidos por toda
Las habitaciones de Goratrix permanecen en desuso des- Transilvania. Contienen una gran cantidad de información
de su exilio a la capilla de París, pero las conserva para sus acerca de los clanes Tzimisce, Nosferatu y Gangrel de la pro-
visitas ocasionales. Su mesa de laboratorio está cubierta por vincia, oculta entre una cantidad aún mayor de falsas suposi-
sábanas que ocultan el equipamiento mágico colocado bajo ciones, rumores descabellados y mentiras descaradas.
ellas. Los sirvientes siguen quitando el polvo y las telarañas

LOS T HERIMNA
del cuarto.
APOSENTOS DE
LOS APOSENTOS DE J ERVAIS
La habitación de Therimna huele a azufre. Tras haber
abarrotado su laboratorio hasta no caber nada más con todo
Los objetos de las habitaciones de Jervais son imponen- tipo de arreos alquímicos, ha atestado su propio dormitorio
tes y grandilocuentes. Si sus compañeros duermen en lechos con mesas de sobra para albergar su colección, siempre cre-
sencillos, el grueso colchón de Jervais descansa sobre un vas- ciente. Entre los objetos se cuentan balanzas, quemadores de
to jergón de madera de roble con elaboradas columnas y ca- fuego inapagable, calderos, morteros de todos los tamaños y
becera. Su armario mide casi dos metros y medio de alto, y en sus correspondientes manos. Kilómetros de tubos de cobre
sus puertas se ha tallado una figura alegórica de talante ira- tejen una maraña por las habitaciones igual que una serpiente
cundo que representa el poder. Su caché personal de vis está enroscada sobre sí misma, envolviendo los postes de la cama,
encerrado en un enorme baúl en el laboratorio, a mano para pasando por encima de las estanterías y llegando a las baldas
el soborno de magos mortales. Lo almacena en viales y tarros, que penden del techo. Therimna sabe manejarse en esta

LA CASA DE TREMERE
60
entramada red de cobre, pero cualquier otro que intentase a partir de una sustancia distinta, entre ellas la arcilla, el
inspeccionar sus aposentos tendría que esforzarse para no mármol y el plomo. Aunque Omnifer nunca habla acerca de
tropezar y romper algo en medio de este caos. ello, reticente a jactarse antes de estar seguro de su éxito, a
cualquiera que eche un vistazo le resultará evidente que in-

L OS APPELLO
tenta encontrar un repuesto pura el brazo que, poco a poco,
APOSENTOS DE se le está quedando petrificado.
Se diría que un jabalí enfurecido hubiese arrasado estas ha-
bitaciones Los frecuentes arrebatos de ira de Appello lo impul-
san a volcar su mesa de laboratorio al menos una vez al mes, LOS APOSENTOS DE TOSIA
desparramando libros y equipamiento por todas partes. Coge Sólo las habitaciones de Etrius podrían afirmar que están
unos cuantos objetos y los demás se quedan en el suelo. Aver- más limpias que éstas. Tosia ha tejido una cadena de flores
gonzado por su cada vez mayor falta de autocontrol, hará lo que silvestres a modo de adorno para la cabecera de su cama. Ha
sea para evitar que nadie entre en sus aposentos sin invitación. pintado las paredes de un relajante tono azul pálido. Un colo-
rido tapiz sobre su lecho describe el regreso de Perséfone del

LOS BITIURGES
otro mundo, con flores primaverales que le rodean los pies.
APOSENTOS DE
Las habitaciones de Bitiurges evidencian el interés acadé-
mico por las ciencias de la tierra de este mago mortal. Ejem- L AS HABITACIONES DE LOS INVITADOS
plos de rocas, metales preciosos y gemas se reparten el espa- En la cuarta planta, los huéspedes de Ceoris disponen
cio de su mesa de laboratorio. Una panoplia de coloridos de varios aposentos y habitaciones más pequeñas. Algunas
gorros de tela, todos ellos incrustados con varias piedras pre- no son más que dormitorios y otros cuartos, mientras que
ciosas, se amontona en su armario. Sus túnicas compiten con otras disponen de laboratorios bien equipados, destinadas a
las plumas de un pavo real en cuanto a color y adornos. los magi de la Casa Tremere de visita. El que Dauud el Copto
ocupe una de estas "habitaciones de invitados" (véase la
p.62) revela su escaso peso dentro de la capilla. En la actua-
LOS APOSENTOS DE OMNIFER lidad, los enviados de clanes Cainitas ocupan dos de las ha-
El rasgo que más llama la atención de las habitaciones bitaciones más modestas (véase más abajo). Si los Narrado-
de Omnifer es la media docena de prototipos de brazos arti- res necesitan más habitaciones para acomodar a los perso-
ficiales que descansan, en diversos estados de acabado, so- najes jugadores, pueden situarlas en la quinta planta, la cual
bre su mesa de laboratorio. Cada uno de ellos está fabricado hemos dejado sin definir.

EL VIENTRE DE LA BESTIA
61
LOS APOSENTOS DE capilla en funcionamiento, de forma que la mayoría de ma-
gos y Cainitas del lugar no sospechan siquiera.
GIACOMO GUICCIARDINI En estas zonas, los habitantes de menos abolengo de
La decoración de estas habitaciones es muy recargada, lo Ceoris intentan evadirse del miedo a sus señores y disfrutar
que sugiere que Guicciardini, enviado de los Lasombra, pre- de los sencillos placeres humanos. Éstas son las únicas habi-
tende quedarse por un largo periodo de tiempo. Ha cubierto taciones de la capilla donde resuenan risas de vez en cuando.
Las paredes de tapices y bandejas de plata rapiñadas en los Sus habitantes se reúnen cada vez que les resulta posible,
asaltos contra los Tzimisce (los cuales llevó a cabo en compa- para intercambiar chistes, chismorreos y sentirse seguros en
ñía de Paul Cordwood). Cuando recibe invitados en sus apo- compañía de los demás. Cada vez que una figura de autori-
sentos, ensalzará con elocuentes discursos la calidad de estos dad irrumpe en su isla de ordinaria humanidad, los criados se
objetos saqueados. quedan paralizados y enmudecen; se los ha vuelto a recordar
que ningún lugar en su mundo es un refugio seguro.

LOS APOSENTOS DE MARGARET VASA HERRERÍA


Las habitaciones de la enviada de los Capadocios, por el
contrario, carecen de adornos. Aparte de un segundo vestido Esta herrería manufactura y repara armas y piezas de ar-
colgado en el armario, ni un solo objeto de su estancia apunta madura para los guardias, así como herraduras y otros ense-
siquiera a cuáles pudieran ser sus intereses ni revela nada de res de metal para uso general dentro de la capilla. Cazos,
su personalidad. sartenes, trinchantes y demás arreos propios de la cocina cons-
tituyen otra de las especialidades de la herrería. También
manufactura joyas y baratijas de metales preciosos, muchos
HABITACIONES DE LOS APRENDICES de los cuales se utilizan o consumen durante el transcurso de
Los aprendices viven en comuna, ocho por cuarto. Las rituales mágicos. Por ejemplo, los delicados recipientes de
atestadas y anónimas estancias les recuerdan la bajeza de su oro para los instrumentos espías de Paul Cordwood (véase la
posición a sus ocupantes. De ahí que los aprendices prefieran p.110) son obra del orfebre de la capilla, Ziphias Ash. Ash es
pasar en ellas el tiempo justo paca dormir y poco más. un mortal que chochea un poco y no ve ni tres en un burro,
Las habitaciones de los aprendices huelen a sudor y a pese a lo que es capaz de labrar los más intrincados detalles
comida derramada; son muchos los que sisan algún bocado en la cabeza de un alfiler. Es completamente ajeno a lo que
de la sala común para hincarle el diente en los momentos más acontece en Ceoris. Paul Cordwood fantasea con la idea de
insospechados. Todos los aprendices poseen una humilde cama convertirlo en ghoul o incluso en Cainita, sólo para mantener-
y un arcón donde guardar sus posesiones. Casi todos los cie- lo con vida y que pueda seguir realizando su excelente traba-
rran con llave, pero saben que sus señores les pueden exigir jo. El trabajo más arduo, la manipulación de espadas o herra-
que les enseñen sus pertenencias en cualquier momento. No duras, recae sobre un mortal recién reclutado llamado Tescu.
adornan las paredes con mapas y croquis robados de la bi- Es grande, fornido, peludo, sudoroso y territorial en extremo
blioteca, como ocurre con su sala común. A Celestyn le resul- en lo que respecta a sus herramientas y a su lugar de trabajo.

COMEDOR
taría demasiado sencillo encontrar al culpable si este colgase
algo encima de su cama.
Etrius ha aventado a los aprendices humanos de los En este enorme salón, amueblado con largas mesas y ban-
Cainitas, quienes habitan en los cuartos más próximos a las cos, comen los aprendices mortales, los sirvientes y los solda-
escaleras. Los aposentos de los vampiros están vacíos por la dos. El comedor debe servirles dos comidas al día a los qui-
noche, al igual que los de los mortales durante el día; cuan- nientos sesenta soldados y ciento cincuenta sirvientes que vi-
do se despiertan, los aprendices prefieren congregarse en su ven en Ceoris. A la vista de los turnos de trabajo tanto de los
sala común (véase la p.56). De vez en cuando, un aprendiz soldados como de los sirvientes, el comedor se encuentra ocu-
podría acudir aquí en busca de intimidad si espera que no pado de forma permanente. Ésta es la habitación más ruidosa de
haya nadie más. Es probable que cualquier aprendiz des- Ceoris. Es uno de los pocos lugares donde los sirvientes y los
pierto que se encuentre en su habitación mire con malos soldados tienen permiso para comportarse como gente normal.
ojos a alguien de igual o menor rango que se inmiscuya en Intercambian historias, se gastan bromas entre si, se insultad y,
sus momentos de soledad. Sin embargo, si es un señor el de vez en cuando, se pelean. Aunque la estancia esté atestada
que aparece, cualquier aprendiz solitario se pondrá en pie de continuo, consideran al salón como su refugio contra la
de un salto, listo para servir. locura solapada del resto de la capilla. Los susurros de docenas

LAS ESCALERAS
de conversaciones resuenan por todo el suelo.
Los magos comen en sus aposentos personales, donde
les llevan la comida las mozas de servido (los Cainitas ordenan
que les lleven platos también a ellos a fin de evitar las sospe-

DE SERVICIO
chas de los magos). En ocasiones, alguno baja a esta planta,
furioso, interrumpida su concentración por el sonido apagado
de las conversaciones que se originan en el salón y despiertan
Aunque los señores de Ceoris se hayan desapegado de ecos en toda la estructura. La súbita aparición de un señor
muchas necesidades mortales, su capilla sigue necesitando inspira temor y vergüenza. De repente, el lugar se sume en un
alimento, dar de comer a su población humana y deshacerse silencio absoluto y los comensales clavan los ojos en la punta
de los desperdicios resultantes. Una auténtica colmena de sir- de sus botas. Quizás los aprendices se muestren algo menos
vientes trabaja de manera incansable a fin de mantener la amedrentados, pero no dejan de saber que la visita de uno de

LA CASA DE TREMERE
62
los maestros no presagia nada bueno. Cualquier dignatario visi-
tante que entre en el salón provocará un estado de alarma LOS APOSENTOS DEL MAYORDOMO
similar. Cualquier intento por conversar de tú a tú con los aquí Hadu, un ghoul esquelético de pelo cano, lidera la legión
congregados está destinado al fracaso. Los sirvientes y los sol- de sirvientes de Ceoris. Responde directamente ante Curaferrum
dados saben cuál es el lugar que les corresponde, y entienden (tanto su superior como su regente), le asigna tareas a cada
que la familiaridad con los señores siempre redunda en su des- criado, inculca una férrea disciplina y reúne información de
gracia antes o después. Algún que otro raro guardia o recadero los asuntos que circulan por la escalera de servicio para su
podría esperar a ser ascendido a la posición de aprendiz y señor. Habita este pequeño agujero mohoso. Su posesión
aprender los entresijos de la magia. Aunque responda si se le más preciada es una cama de desorbitado tamaño. Obediente
pregunta, también el se mantendrá a una distancia social pru- hasta extremos compulsivos, incluso para un ghoul, dedica
dencial de cualquier patrón en potencia. cada hora de vigilia a sus quehaceres, por lo que rara vez se
le encuentra aquí como no sea durmiendo.

COCINA LOS APOSENTOS DE LOS SIRVIENTES


Los fogones de la cocina arden día y noche, con docenas de
Los sirvientes viven en grandes zonas comunales similares
mujeres arremolinadas a su alrededor, afanadas por satisfacer las
a los barracones de los soldados, segregados según su sexo.
demandas de los habitantes de la capilla. Amasan levadura, hier-
Los Tremere se muestran inflexibles en cuanto a la supresión
ven sopa, pringan jabalíes o jatos en el espetón, trocean verduras
de los apetitos carnales de sus criados. Quienes deseen copular
y remueven grandes y pegajosos tarros de gachas. La jefa de
con sus cónyuges o amantes podrán hacerlo, a escondidas.
cocina. Zuha, es los ojos de Curaferrum. Le informa de cualquier
Hadu castiga sólo a aquellos cuyas asignaciones atraen la aten-
actividad destacable de la que sea testigo. La aparición de cual-
ción de los señores. Entre sus órdenes más estrictas se cuenta
quier personaje de alto rango en su puerta sin duda sería motivo
la de informar a Esoara de cualquier guardia que retoce con
de sospecha, pues no cabe duda de que el desconocido no pue-
alguna manceba. Esoara prescribe latigazos para aquellos de
de tener en mente otra cosa que el envenenamiento. La materia
sus hombres incapaces de controlar sus impulsos.
prima aún sin cocinar se almacena en la despensa, una habita-
Las estrictas prohibiciones de Ceoris contra la conducta
ción donde impera una sempiterna bruma de harina. La necesi-
sexual fueron instituidas por Goratrix y han sido continuadas
dad de agua de la capilla queda cubierta por un pozo artesiano.
de manera entusiasta por Curaferrum, quien ve en la conducta
A sabiendas de que el pozo es crucial para la supervivencia de
lasciva una afrenta al buen orden. De todas las reglas de los
Ceoris, Curaferrum ha asignado a todo un destacamento de guar-
señores, ésta es la que los sirvientes y los soldados infringirán
dias para que desanimen a los saboteadores.

EL VIENTRE DE LA BESTIA
63
con mayor probabilidad. Aunque los soldados que, por lo de- cientos de sirvientes y soldados a su servicio siguen produ-
más, admiren a Esoara, se resienten de su rígida aplicación de ciendo cantidades ingentes de orines y heces. Los sirvientes
esta norma tan cruel como imposible de acatar. Los sirvientes y de menor rango del complejo son quienes recogen los baci-
los soldados por igual dedican una cantidad de ingenuidad nes de las habitaciones y trasladan sus contenidos en toscas
considerable a satisfacer sus anhelos sin verse descubiertos. parihuelas con ruedas hasta la sala de almacenaje. Allí se re-
Cada habitación contiene alrededor de dieciocho camas, Los cogen los excrementos en grandes barriles que después se
sirvientes guardan las, escasas posesiones en toscos sacos debajo apilarán en una carreta. Los basureros tiran de la carreta por
de los colchones. Las camas están ocupadas día y noche, dado el largo pasillo que desemboca en lo que han dado en llamar
que los sirvientes trabajan a turnos. Al igual que ocurre en los como el "culo de Ceoris", un agujero en la pared del foso,
barracones, los deslavazados colchones de paja están infestados camuflado a los ojos de los observadores por el espeso manto
de piojos, chinches, pulgas y alguna que otra rata. de niebla mágica que encapota la fachada. Una pesada reja
proporciona protección adicional contra cualquier intruso ca-
LAVANDERÍA paz de descender hasta allí. Los basureros deben izar la reja
antes de proceder a la descarga. Sí se les han dado órdenes,
Las lavanderas restriegan ropas y sábanas en esta estan-
se detendrán para escuchar en busca de cualquier indicio de
cia (la ropa de a diario de Ceoris se lava quizás una vez cada
testigos al borde del foso, antes de abrir la portezuela trasera
tres meses). Las costureras reparan las túnicas estropeadas de
de la carreta y dejar que los barriles rueden hasta caer por el
los Señores en una pequeña alcoba sita en este cuarto. La
agujero hasta el fondo del foso, a decenas de metros. Los
ropa limpia se almacena en el anexo que queda al norte. La
basureros no destacan por su sagacidad ni por su capacidad
ropa sucia se guarda en su equivalente al este. Las mujeres
de atención y, desde luego, no van armados. Aunque nadie lo
que trabajan aquí se sorprenderían y alarmarían al ves que
haya intentado todavía, el Culo de Ceoris constituye la que
cualquiera de los señores o sus visitantes entrasen es esta
quizás sea la manera más sencilla (y menos digna) de
estancia. Los intrusos más comunes son los aprendices de
introducirse a hurtadillas en el castillo. Aquellos cuyos estó-
Malgorzata y Tosia, quienes acuden con frecuencia para reñir
magos les permitan soportar degradaciones aún mayores,
y amenazar a las lavanderas cuando una tela delicada se ha
podrían ponerse los harapos cubiertos de porquería de los
visto dañada por el lavado.
criados tras haberlos reducido. Incluso el resto de la servi-

ZONAS
dumbre trata a los basureros como si fueran invisibles. Nadie
DE RECOGIDA DE DESPERDICIOS se molesta en saberse sus nombres ni en memorizar sus ros-
La docena aproximada de Cainitas que ocupan la cúspide tros. Viven en habitaciones separadas de las de los demás y
de la pirámide habrá dejado de comer y de evacuar, pero los comen en una mesa apartada en el comedor. Disfrutan de

LA CASA DE TREMERE
64
libre acceso a todos los aposentos del castillo, aunque se les
ha indicado que no se molesten en recoger las bacinillas de EL MISTERIO DE LAS CAVERNAS
las habitaciones de ciertos magos. Éstos son, claro está, los Las cuevas no son naturales. Parecen caverna crea-
Cainitas, quienes ya no padecen las necesidades perentorias das por la erosión del agua en la piedra caliza, pero se
propia de la humanidad. Por tanto, el intruso (o el Tremere adentran en la roca volcánica de la que están compues-
mortal) que quiera redactar una lista completa de los vampi- tas las montanas de la región. Ninguno de los habitantes
ros de Ceoris no tendría más que interrogar a los basureros de Ceoris está cualificado para darse cuenta de ello. Ha-
acerca de las habitaciones que les estén vedadas. brán de transcurrir varios siglos antes de que la geología
avance hasta tal que punto que incluso cualquier perso-

LO QUE HAY ABAJO


na con estudios alce una ceja ante la mención de una
extensa red de cavernas excavadas en la roca volcánica.
Dentro de mucho tiempo, Tremere y Etrius se da-
Los niveles inferiores de Ceoris ocultan sus secretos. Al- rán cuenta de este principio básico de la geología y co-
gunas cámaras inferiores están excavadas en la roca, igual menzarán a preguntarse qué fuerza creó las cavernas de
que las de arriba. Otras son versiones ampliadas de las caver- Ceoris. Su vacilante especulación apuntará a Kupala, un
nas originales que inspiraron a Goratrix y a Etrius para cons- demonio local de inmenso poder, responsable indirecto
truir aquí su fortaleza. Lo hicieron porque las grutas de mayor de muchos de los desastres de la región. Ni siquiera
tamaño son ricas en vis. entonces podrán adivinar la directa implicación del de-
Curaferrum prohibe la entrada a esta zona a todo el mun- monio en su transformación de magi a Cainitas. Véase
do, salvo a los visitantes de mayor confianza, y desaconseja Transilvania Nocturno. p.78 y 126, para más informa-
que los magos mortales bajen aquí. Los magi saben que los ción acerca de Kupala y su posible intromisión en las
laboratorios donde se engendran las Gárgolas están en este actividades de los Tremere.
lugar, junto con otras lóbregas instalaciones como la cámara
de torturas y las mazmorras. Aparte del grupo de magi cristia-
nos de Tosia, a los demás no les importa alejar de su pensa- de los laboratorios de Virstania. Incluso han escuchado los
miento estos lugares sobrecogedores. Las sospechas de Tosia, gemidos de los prisioneros de la sala de alimentación (véase
claro está, giran en torno a ellos: se imagina una enorme cate- más adelante), aunque asumieron que serían futuras víctimas
dral demoníaca, altar manchado de sangre incluido. Lo que para los sacrificios y no fuentes de sangre.
ella no sabe es que Omnifer y sus criados han realizado varias El aire de este lugar es húmedo y congela incluso los
incursiones a esta zona prohibida y han penetrado en varios huesos más vigorosos. En los pasadizos, uno puede encon-

EL VIENTRE DE LA BESTIA
65
trarse con vampiros como Virstania. Malgorzata, Etrius, Paul Aparte de los combates, las actividades de las Gárgolas
Cordwood o Mendacamina, así como con sus respetivos sé- en los establos se limitan sobre todo a comer y a dormir. De
quitos. Los dos últimos bien podrían encontrarse de camino a, vez en cuando capturan un animal de gran tamaño, algún
o de vuelta de, algún experimento. Etrius se dirigirá a, o re- soldado enemigo o un aldeano desvalido al que perseguirán,
gresará de, una audiencia con Tremere. Ambos discuten sus torturarán y, por último, devorarán. Esto lo hacen por entrete-
asuntos en las celdas y la sala de torturas. Todos se muestran nerse, y para enseñar a las Gárgolas recién creadas, torpes en
especialmente cautelosos aquí abajo y se apresurarán a inte- sus primeros días, cómo cazar y matar. A Virstania no le gusta
rrogar a cualquiera que ronde por estos pasadizos sin un buen observar cuando se entregan a tales actividades. En una oca-
motivo que lo justifique. sión llegó a prohibir estas sesiones de tortura, pero vio que la
moral de las Gárgolas se resentía cuando intentaron obede-
LOS APOSENTOS DE VIRSTANIA cerla. Ahora acepta los juegos, aunque a desgana.
Ceoris no puede satisfacer la enorme demanda de sangre
Las habitaciones de Virstania son monótonas y carecen de las Gárgolas. Cada Gárgola adulta tiene permiso para dedi-
de decoración. Está demasiado obsesionada por su proyecto car una tercera parte de su tiempo a la caza (otro tercio ha de
con las Gárgolas como para preocuparse de tales minucias. emplearse en el cumplimiento del deber). Al principio, las
Los sirvientes no bajan aquí, por lo que las esquinas de la criaturas mermaban sin descanso los rebaños de las granjas
cámara están cuajadas de telarañas. La piedra desnuda del cercanas y se apropiaban de ciervos y otros animales de caza
suelo acumula décadas de polvo y cascajos. Hace años que mayor de los bosques circundantes. No tardaron en acabar
no se lavan las sábanas ni las mantas de su desaseada cama. con la caza en el bosque y obligaron a los campesinos a aban-
La fina capa de moho que cubre el fondo de su lavamanos donar la región. Virstania las enseño a tejer una red más am-
delata su creciente desinterés en la higiene personal. Su reci- plia, por lo que ahora, algunos de los especímenes más fuer-
bidor le sirve de almacén, donde los libros se amontonan tes vuelan cientos de kilómetros todas las noches para traer
sobre las sillas. A nadie le gusta visitar a Virstania; si alguien carne a la comunidad.
se ve obligado a acudir a su presencia para discutir cualquier Las Gárgolas duermen apiladas, como si la proximidad
tema, procurará organizar la reunión en la Cámara de los de la de sus congéneres les proporcionara seguridad. Duermen pro-
sangre (véase la p.56). fundamente, mas no en silencio, y emiten una cacofonía de
El rasgo más destacable de las habitaciones es el pasillo silbidos, chillidos y gruñidos que las Gárgolas de vigilia pare-
que comunica con los establos de las Gárgolas. Una serie de cen agradecer pero que cualquier otro espectador (a excep-
siete agujeros espías puntúa sus muros y un banco largo tapiza- ción de Virstania) encuentra desquiciador.
do de cuero les permite a los visitantes sentarse y observar el Las Gárgolas no reaccionan demasiado bien ante la apa-
comportamiento de las criaturas. Virstania lo hace durante ho- rición de nuevos rostros en su guarida. Se inclinan ante Virstania
ras todos los días, apuntando sus observaciones en una serie y se encogen de temor ante Esoara. Los demás Cainitas de
de libros que amontona sobre los bancos. Cuando ve que ha- Ceoris procuran mantenerse lejos de este lugar. Cualquiera que
cen algo que merezca la pena reseñar, agarra el primer libro entre sin Virstania o Esoara será amenazado de inmedia-
que tenga a mano y comienza a garabatear. Por tanto, los apun- to. Al principio, las Gárgolas advertirán a los intrusos por medio
tes de un día cualquiera podrían estar repartidos entre media de silbidos, batiendo las alas y enseñando los dientes. Los
docena de cuadernos. Una balda de madera pende bajo los intrusos que no prefieran retroceder muy despacio hasta salir
agujeros, donde Virstania ha colocado una pluma y un tintero. de la guarida serán atacados de inmediato por tantas Gárgolas
como puedan ponerles la zarpa encima.
LOS ESTABLOS DE LAS GÁRGOLAS
Esta serie de cavernas conectadas, ampliadas por medios AGUILERA
de magia de la tierra., aloja al batallón de Gárgolas de Ceoris. Esta salida les permite a las Gárgolas despegar y aterrizar
Su número asciende a trescientas bestias listas para la batalla, en Ceoris sin tener que atravesar el castillo. Se trata de una
más unos setenta y cinco individuos mal formados. Virstania cámara alargada que desemboca en el foso que separa, la ca-
siente demasiado afecto por ellos como para hacer otra cosa pilla de la ladera de la montaña. Su longitud les permite a las
que dejar que perezcan por sí mismos. Las Gárgolas sanas Gárgolas coger impulso al tiempo que intentan despegar.
muestran una sorprendente preocupación por sus hermanos Aquí las Gárgolas exhiben sus trofeos óseos: los cráneos
más débiles y les llevan animales capturados, a veces solda- de enemigos muertos clavados en estacas. La salida alberga
dos enemigos, para que se alimenten. Las Gárgolas fuertes en la actualidad seis de estas estacas, todas ellas cargadas con
luchan entre sí de vez en cuando, pero nunca atacan a los una veintena de osamentas. Muchos de los cráneos muestran
tullidos. Cerca de un tercio de las Gárgolas de Ceoris se re- enormes brechas o agujeros producidos por los colmillos de
únen aquí en un momento dado. las Gárgolas. Montañas de huesos de dedos se apilan en la
Las cámaras en sí son toscas y adornadas tan sólo por base de cada estaca. Virstania contribuye a ampliar su colec-
montañas de huesos. Aunque se puede encontrar algún que ción de trofeos. Emplea un ritual menor de su invención para
otro cráneo humano entre los deshechos, casi todos los hue- reconstruir los cráneos de los Cainitas asesinados que se con-
sos pertenecen a reses, limpios y abiertos para succionar el vierten de inmediato en polvo.
tuétano. De tanto en cuando, las Gárgolas limpian los restos y La aguilera se encuentra a unos veinticinco metros bajo el
se los llevan a los aprendices de Gárgola de Virstania. Éstos borde del acantilado. Seis Gárgolas montan una guardia perma-
separan los huesos según el tipo de criatura y los machacan nente, con órdenes de destruir a cualquier mortal o vampiro
en el mortero. El polvo óseo constituye un ingrediente que intente acceder a Ceoris a través de la aguilera, aun cuando
alquímico muy versátil que Ceoris exporta a otras capillas a se parezcan a Virstania o Esoara e incluso huelan como ellos. Si
cambio de sales y esencias recogidas en otros lugares. se ven atacados, los guardianes emitirán de inmediato chillidos

LA CASA DE TREMERE
66
de auxilio, alertando así al cerca de un centenar de Gárgolas su celda, pasando por la case del guardia, pasillo abajo. Lo
adultas que puedan rondar por el complejo de la guarida. tenderán de un empujón, de espaldas, sobre la mesa de exa-
Durante el día, una decena de ghouls vigilan la aguilera, men de Virstania y le inmovilizarán las, muñecas, los tobillos y
Se trata de individuos dementes convertidos, en ghouls por las el cuello con tiras de cuero, reforzadas con alambre de acero.
propias Gárgolas. A fin de optar a tan dudoso honor, el mer- Virstania, asistida por su cuarteto de aprendices de Gárgola,
cenario deberá destacar por su inteligencia y exacerbada sed procederá a efectuar una serie de mediciones. Agujereará el
de sangre. Curaferrum sufrió una apoplejía cuando supo que cuerpo de la víctima repetidas veces para extraer fluidos que
Virstania había permitido que sus Gárgolas creasen ghouls. Le analizar más tarde en su laboratorio. Por último, colocará un
pidió a Etrius permiso para destruirlos de inmediato, argu- buen número de gemas artificiales sobre la piel de la víctima
mentando que no se le podía confiar el derecho de iniciar para medir el flujo de energía mágica que recorre su cuerpo.
juramentos de sangre a esas esclavas bestiales. Malgorzata, Las gemas adquirirán diversos colores, según el grado de ener-
viendo en ello una oportunidad para forjar lazos con Virstania gía detectada. Cuando brillen, quemarán la piel de la víctima.
e irritar a Curaferrum, se puso en pie para defender que la Pese a lo indiscreto de este examen, se extrae poca sangre.
fuerza de la pirámide no se vería amenazada por un puñado
de guardias babosos en un rincón olvidado de la capilla. Etrius
despertó en cólera de Curaferrum al declarar que cavilaría acerca LA SALA DE ESTUDIO DE VIRSTANIA
del tema para después no tomar ninguna medida al respecto. Esta habitación parece una versión reducida de los labo-
A Curaferrum le gustaría que los ghouls fuesen destruidos y ratorios sitos en los aposentos de los demás magos. Una bal-
que nadie los reemplazara, y podría buscar aliados dispuestos da llena de libros ocupa la pared oriental. Las estanterías de
a ayudarle a conseguir su objetivo. las demás paredes contienen tubos y tarros llenos de diversos
polvos, pastas y soluciones alquímicas. En esta cámara, Virstania

EL
mide y comprueba los fluidos recogidos durante el examen.
ANEXO DE LOS SIMULACROS Los mezcla con distintos polvos alquímicos, los sumerge en
Esta pequeña cámara sin adornos contiene cuatro camas, una solución para ver qué sales cristalizan a partir de ellos y
un lavamanos y un armario. Esta habitación aloja a los simula- luego quema las sales. Atrapa el humo en un pergamino y,
cros de Ceoris, Gárgolas creadas a imagen de los Cainitas (véa- según el diseño, adivina los poderes que podría impartirle a
se la p.126). Estas criaturas, solitarias y desconsoladas, no pue- una Gárgola por medio de los restos desmembrados del suje-
dan mezclarse con las demás Gárgolas. Los sentidos de las cria- to. La habitación huele a carne quemada.
turas las reconocen como Gangrel, Tzimisce o Nosferatu. La

LA
mayoría de las Gárgolas siente un odio violento e instintivo
hacia al menos uno, cuando no hacía todos, de esos tres clanes. SALA DE CONVERSIÓN
Aunque anhelan la compañía de las demás Gárgolas de los Virstania y sus aprendices desmiembran a sus prisioneros
establos, saben que éstas los descuartizarían de inmediato. Por Cainitas en esta cámara antes de convertirlas en Gárgolas.
tanto, matan el tiempo aquí, a la espera de que Paul Cordwood Cada victima ha de ser descuartizada según un proceso de
les encargue alguna misión de alto riesgo. Los pasatiempos que disección individual, cuyos detalles ya habrá determinado
podrían aliviar el aburrimiento de un genuino Cainita, como la Virstania durante el estudio del prisionero en la sala de exá-
lectura no despiertan el interés de los simulacros. Se limitan a menes. A fin de recordar las incisiones exactas que se requie-
permanecer sentados, con la mirada fija en la pared, los rostros ren, dibujará un diagrama a tamaño natural de la víctima con
demudados por la desdicha. A Virstania le dan pena estas cria- líneas punteadas marcadas sobre él. La sangre se derrama en
turas y solía venir a visitarlas. Sin embargo, esperaba que se tan grandes cantidades que suele colocar el papel vitela en la
comportaran con ella como sus iguales y se sintió desolada al pared, donde los residuos de antiguos desmembramientos
ver que no era así. Su deforme aprendiz de Gárgola, Fidus, ha evitan que se despegue.
superado su aversión primaria a los simulacros y hace todo lo El suelo de esta sala circular presenta una sempiterna
que puede por animarlos durante sus cortas estancias en esta capa de sangre pegajosa a medio secar, y aquí y allá se ven
cámara. Dado que él mismo sólo es una Gárgola medio acepta- pequeños nudos de víscera disecadas, algunos tan grandes
ble, su presencia anima a los simulacros, pero no consiguen como pulgares. El pelo y los coágulos de sangre obturan el
desprenderse de la sensación de añoranza. desagüe del centro del firme. Unas perchas de madera encaja-
Aunque haya cuatro camas, Ceoris rara vez alberga a tan- das en la pared exhiben una sucesión de hachas, sierras, na-
tos simulacros a la vez. Puede que no haya ninguno. Los si- vajas, clavos, escalpelos, tijeras, pinzas, tenazas y grapas.
mulacros suelen crearse para misiones específicas y parten de Aún se adhieren a la pared jirones de antiguos croquis. Si
inmediato para cumplirlas. Lo normal es que los atrapen y se da el caso de que un personaje se ha infiltrado en Ceoris
sean asesinados. Por tanto, existe la probabilidad de que esta en busca de un camarada secuestrado, no sería inconcebible
habitación se encuentre vacía. En tal caso, sólo una extraña que encontrase un trozo de papel con el nombre del desapa-
atmósfera de tristeza inconfesable le dará la bienvenida al recido aún pegado con sangre a la pared.
Cainita que se aventure hasta aquí.
LA SALA DE GERMINACIÓN
LA SALA DE EXÁMENES En esta pequeña habitación, cuyas dimensiones se han
Virstania examina a los Cainitas capturados en esta cáma- determinado por medios matemáticos para colaborar en la
ra, larga y húmeda, de paredes de roca toscamente tallada. Su empresa, Virstania y sus aprendices cogen a las víctimas "con-
objetivo es el de calcular su potencial como materia prima vertidas", reducidas ahora a trozos de carne y huesos, y co-
para nuevas Gárgolas. Los guardias ghouls conducen a la víc- mienzan el tratamiento. Algunas partes se empapan en solu-
tima, con los ojos vendados, encadenado y a empellones, desde ciones químicas. Otras se curten. Otras se secan, o se salan.

EL VIENTRE DE LA BESTIA
67
Cuando todas estén dispuestas, Virstania las reunirá y las co- Cuando Virstania ha creado una semilla (el saco lleno de
será, antes de embutirlas en el pellejo fresco y sin intuir de partes del cuerpo, desmembradas y vueltas a coser en un
una vaca, para coser la piel hasta formar un saco semejante a nuevo orden) la trae a la sala de gestación. Con un cuchillo
un útero. Ahora es cuando sus ayudantes llevan el saco a la recién afilado, vuelve a abrir la cicatriz de la barriga de Alvusia
sala de gestación. y le ordena a sus Gárgolas que arrojen el saco al interior. Cose
de nuevo la herida mientras los chillidos de Alvusia alcanzan
LA SALA DE GESTACIÓN todo su desgarrador esplendor Durante los próximos meses,
volverá a la cámara con regularidad para ejecutar los diversos
Las paredes y la puerta de esta habitación se han acol-
rituales necesarios para el proceso del parto. Por último, en
chado con ahínco para intentar sofocar los incesantes gritos
un momento que Virstania puede predecir con exactitud ma-
de la criatura que la ocupa. Esta criatura de seis metros de
temática, Alvusia se convulsiona, grita aún más fuerte y co-
largo y doce toneladas de peso, llamada Alvusia por su crea-
mienza a dar a luz. Las demás Gárgolas se apiñan y pugnan
dora y torturadora, es la procreadora de Gárgolas (Virstania
por entrar en la sala para presenciar el milagro. Plañen en una
prefiere referirse a ella como su madre). Su rasgo más
armonía estridente y desquiciadora para dar la bienvenida al
destacable es su enorme vientre distendido, cuya tosca super-
mundo a su nuevo hermano o hermana. La criatura se abre
ficie aparece surcada por venas y vasos capilares latentes.
paso por el inmenso tracto expulsor y rasga las paredes de
Una fea cicatriz enrojecida, cosida con bramante, cruza la ba-
carne para emerger, cubierta de una sangre verdosa. Las Gár-
rriga y rezuma gotas de pus verde blancuzco. Donde uno
golas presentes más próximas se apresuran a abalanzarse so-
esperaría encontrar manos y pies con garras, sólo verá
bre el recién nacido para lamer los jugos del parto. Este gesto
muñones, cauterizados y cicatrizados. Unas bandas metálicas,
vincula a la Gárgola al resto de la manada. Después le ense-
incrustadas en el suelo de piedra, retienen a Alvusia inmóvil
ñarán a adorar a Virstania como madre, creadora y diosa. Las
sobre su espalda. Aunque no puede moverse más que algu-
Gárgolas se llevan a su nuevo hermano a sus establos, mien-
nos centímetros, no deja de debatirse. Su cabeza, un globo de
tras el semblante de Virstania irradia satisfacción a la vista de
casi dos metros improbablemente encajado en un cuello ra-
su nueva creación.
quítico incapaz de soportar su peso, está echada hacia atrás

SALA DE GESTACIÓN SECUNDARIA


por la agonía. Su boca desdentada, de un metro de largo, se
esfuerza por aspirar el aire o emite un aullido ensordecedor, a
intervalos, Virstania tiene que taponarse los oídos para no Cuatro hileras de toneles de tamaño natural ocupan esta
escuchar los gritos de Alvusia; sus aprendices de Gárgola afir- habitación. En cualquier momento dado, un tercio aproxi-
man que el sonido les parece tranquilizador. Es el sonido que mado de los toneles tendrá la tapa puesta y estarán sellados
asocian con sus meses en el vientre, el canto de su madre. con copiosas cantidades de cera. Cada tonel muestra una

LA CASA DE TREMERE
68
serie de sellos arcanos tallados, así como otras marcas me- permanecen intactas, Virstania las estudia en su afán por per-
nos permanentes, dibujadas con tiza. Éstas últimas suelen feccionar la forma de Gárgola. Muchas nacieron ya muertas y
ser fechas, escritas con la letra de Virstania; le recuerdan presentan horrendas deformidades. Algunos especímenes
cuándo se instalaron las Gárgolas fetales y cuándo fueron exhiben garras mal formadas, más de una cara, extraños apén-
revisadas por última vez. dices agusanados o articulaciones bifurcadas.
Los partos de Alvusia engendran Gárgolas de mejor cali- La puerta es de hierro macizo. Sólo Virstania posee la
dad y le proporcionan al resto de la colonia de Gárgolas una llave, aunque a veces se le olvida echarla. Cree que sus apren-
experiencia comunal mucho más satisfactoria que estos tone- dices de Gárgola ignoran lo que encierra en esta sala, pero la
les. Por mucho que a Virstania le gustaría preparar con mimo más valiente de ellas, Luma, se aventuró en su interior una
a cada Gárgola según el ritual perfecto; sus colegas la instigan vez, y examinó con cuidado lo que encontró.
a producir muchas más de las que ese método produce al
año. Por tanto, el grueso de las Gárgolas sale de estos toneles, EL ANEXO DE LOS NACIMIENTOS
donde los sacos se han colgado del fondo de las tapas, sus- En este anexo de la sala de los especímenes, una cierva
pendidos en un fluido alquímico nutritivo. roja de gran tamaño y apenas con vida yace, atada, sobre su
Virstania podría invitar a un aliado de confianza a acom- espalda, con el vientre abierto y cosido igual que el de Alvusia,
pañarla en sus rondas mientras abre con cuidado uno o dos la productora de Gárgolas. Esta desdichada criatura es para
toneles y recoge una muestra de fluido. No permitirá que los animales alterados de la sala de los especímenes lo que
nadie rasgue los sacos para ver a las Gárgolas que se gestan Alvusia es para las Gárgolas: una incubadora viviente.
en su interior. Las Gárgolas fetales pueden enfermar y morir si
se las expone a los "humores malignos" del aire.
A fin de ocuparse de los posibles intrusos que preten- LA SALA DE RECOLECCIÓN DE ICOR
dan manipular a las Gárgolas, Virstania ha colocado protec- Ésta es otra cámara de la que las Gárgolas no saben nada.
ciones destructivas en las tapas de cada tonel en activo. Sólo En el centro de la habitación se yergue una prensa similar a
ella porta el amuleto que evita que se activen. Dado que un potro de tortura, gigantesca y de operación manual. El
lleva un gran número de amuletos de aspecto parecido, in- aparato es lo bastante grande como para triturar un objeto del
cluso mientras duerme, resultaría difícil arrebatarle el co- tamaño de un hombre. Entre los dos lados de la prensa se ve
rrecto de forma inadvertida. una sección de suelo enrejado, bajo el cual un enorme reci-
La otra persona que posee una llave de esta cámara, ade- piente aguarda los fluidos corporales que el potro exprima de
más de Virstania, es Malgorzata. Sin embargo, rara vez se deja las criaturas. Un surco en el recipiente comunica con un cana-
ver por aquí de un tiempo a esta parte, perdido su interés por lón. Si el potro está siendo utilizado, se colocará un cubo de
la creación de Gárgolas. plata bajo el canalón. De no ser así, una inspección meticulo-
sa podría revelar un círculo de una sustancia roja y pegajosa
LA SALA DE LOS ESPECÍMENES en el suelo bajo el canalón, el residuo de lo que se derrama
del cubo ahora ausente. Una serie de pesadas planchas se
Virstania le tiene prohibido a sus criaturas que vengan a apoyan contra una de las paredes. El investigador perspicaz
esta habitación, depósito tanto para las Gárgolas muertas y podría percatarse de que las planchas poseen el tamaño exac-
embalsamadas como para los ejemplos vivientes de sus otros to para taponar la prensa y evitar la huida del desdichado que
experimentos con la hibridación hechicera. Docenas de jaulas sufra la tortura del potro.
de alambre se amontonan desde el suelo hasta el techo a lo El observador que se cuele en esta habitación bien po-
largo de las paredes este y norte, todas ellas ocupadas por dría asombrarse al descubrir su propósito. Parece un método
algún horrendo animal fruto de los experimentos de Virstania. bastante ineficaz de recoger la sangre. De hecho, se emplea
Entre ellos se cuentan arañas del tamaño de un puño con en el grotesco ritual que extrae los provechosos jugos de una
torturados rostros humanos sobre sus abdómenes, cabezas de criatura aún más grotesca, el retoño de Gárgola llamado el
ciervo decapitadas pero móviles gracias a cientos de patas de hexápodo. Véase la p.113 para la descripción del ritual y la
milpiés y un montón de tejido grisáceo escamoso capaz de 124 para la del hexápodo.
envolver y devorar a una rata en menos de un minuto. Las
criaturas enjauladas trinan, silban, zumban, gorjean o berrean
si alguien entra en la estancia. Virstania les da de comer de su LAS CELDAS DE LOS PRISIONEROS
mano, con mimo. Pocas de estas criaturas son capaces de Los Tremere, en ocasiones, mantienen a ciertos prisione-
reproducirse o de sobrevivir durante mucho tiempo. Algunas ros en relativas buenas condiciones, a fin de canjearlos a cam-
de ellas son depredadoras muy peligrosas. En varias ocasio- bio de la liberación de sus propios compañeros de clan cap-
nes, en el pasado, cuando las fuerzas enemigas obligaban al turados. En estos momentos, no obstante, los enemigos de los
abandono de todos los puestos de guardia y a la retirada den- Tremere los odian y temen de tal modo que el intercambio de
tro de la capilla, Virstania ha liberado a hordas de estas mons- prisioneros ha dejado de ser una opción. Retienen a los cau-
truosas criaturas para hostigar a las fuerzas sitiadoras. Un pe- tivos, sobre todo, para conseguir información de ellos. Pue-
queño número de ellas aún sobrevive en el bosque. Los guar- den llegar a ofrecerte la libertad a quienes hablen, pero no
dias de Ceoris y las Gárgolas las matan allá donde las vean, o acostumbran a mantener su palabra en tales asuntos. Los
las colocan en el fondo de fosos ocultos para que reciban a Cainitas prisioneros, ingredientes vitales en la transformación
los intrusos desafortunados. de las gárgolas, suponen un recurso que vale más no malgas-
Las grandes baldas de la pared del sur contienen los cuer- tar. Los magos mortales que sospechan de la transformación
pos conservados en salazón de Gárgolas muertas. Algunas de los Tremere resultan demasiado peligrosos como para arries-
han sido destripadas con minuciosidad, mientras que otras garse a que extiendan el rumor.

EL VIENTRE DE LA BESTIA 69
Los Tremere retienen a sus prisioneros en celdas peque- a sus víctimas. Los prisioneros tienden a morir, además, aque-
ñas y húmedas. Todas ellas han sido excavadas en roca sólida jados de la mala nutrición o por culpa de las enfermedades. A
por medios mágicos. Por tanto, no hay piedras sueltas tras las veces intentan matarse entre sí para poner fin a su sufrimien-
que esconder objetos, ni oportunidad de escapar cavando un to. Cuando el número de prisioneros desciende por debajo de
túnel. Han sido diseñadas para quebrar la voluntad de sus sesenta. Epistatia organiza otra batida. Los cautivos han visto
ocupantes y carecen de ventanas u otras fuentes de luz. La poco de Ceoris, sólo saben que han sido capturados por de-
comida de los cautivos mortales cae en las celdas a través de monios que ahora se alimentan de ellos. Sin embargo, dado
unas pequeñas rendijas practicadas en las puertas de hierro. Los que los mordiscos suelen sumir a las víctimas en un estado de
prisioneros no disponen de platos ni tazones, por lo que éxtasis, suponen los únicos momentos de evasión de su mise-
deben recoger el alimento del sucio suelo, pellizco a pellizco. ria que estos desdichados llegan a experimentar. Cada vez
El agua potable se derrama también por las rendijas; tendrán que entra alguien en la prisión, los recipientes saltan hacia
que acuclillarse bajo ella igual que perros para lamerla. Los delante hasta que las cadenas los detienen en seco. Todos
guardias no pueden hablar con los prisioneros, ni siquiera ellos quieren donar su cuello al mordisco. Los pálidos y
pueden gritarles para insultarlos. Las puertas no se abren des- escrofulosos prisioneros a menudo ponen fin a sus vidas ofre-
de el interior. El único modo de salir de la celda es hacer lo ciendo su sangre tan a menudo que la pérdida exagerada de
que exigen los Tremere. Clara está que incluso el prisionero la misma termina con ellos. Si se suicidan a sabiendas o sen-
más intransigente sale de su celda alguna que otra vez para cillamente pierden la razón es una cuestión que intriga a los
visitar la sala de tortura. vampiros de Ceoris.
Los prisioneros cautivos en la actualidad se describen en
el Capítulo Cinco.
LA CASA DEL GUARDIA
LA
Seis guardias se encuentran estacionados aquí a todas
SALA DE ALIMENTACIÓN horas: un ghoul, una Gárgola y cuatro soldados mortales
En esta celda, mucho más espaciosa, se hacinan encade- Pese a la hediondez a huesos descompuestos que impreg-
nados entre ciento cincuenta y trescientos aterrorizados cam- na la zona y a los desquiciadores alaridos de los prisione-
pesinos. Éstas son las víctimas de la última incursión en busca ros torturados, el destacamento aquí se considera un lujo,
de alimento de Epistatia. La demanda de sangre de Ceoris es No entraña demasiado peligro ni resulta agotador. Los guar-
desorbitada, incluso para un gran nido de vampiros, ya que la dias sitúan a la Gárgola al pie de las escaleras, cerca de las
práctica de la taumaturgia exige enormes cantidades de vitae. celdas. Con ella lejos, pueden dedicarse a jugar a los da-
Aunque los Cainitas de Ceoris intentan alimentarse de ellos dos, a lanzar dardos contra una diana improvisada y, en
con moderación, en ocasiones su ansia los lleva a dejar secas general, a gandulear. Eso sí, hasta que oigan que alguien

70 LA CASA DE TREMERE
se aproxima por el pasillo, momento en el que se ponen
en guardia de inmediato y ocultan todas las evidencias de CUEVA DEL VIS
su haraganería. El ghoul, claro está, le informa de todo a Aunque rara vez la visita nadie, esta gigantesca cámara
Cordwood, a quien en el fondo le da igual que los hom- subterránea supuso el motivo original para el emplazamiento
bres disfruten con su trabajo. de Ceoris. Esta caverna albergó en su día la veta de vis, la
La casa del guardia contiene un banco, algunos dardos, sustancia sobrenatural que los magos mortales utilizan para
una diana movible y unos cuantos platos birlados del come- potenciar su magia, más rica de toda Europa. El vis puede
dor. Algún soldado ha pintarrajeado la pared con motivos las- aparecer bajo distintos aspectos: en forma mineral, de fruta
civos, entre los que se puede ver a una mujer ayuntando con mágica, o en los órganos de las bestias mágicas. En la cueva
un jabalí. La pintura ya ha comenzado a descascarillarse. del vis se aparece como depósitos cristalinos sobre el lecho
de un estanque subterráneo. El agua del estanque contiene
poder mágico de baja concentración. Aunque no resulte útil
LA SALA DE TORTURA para lanzar hechizos, produce efectos alucinatorios cuando lo
Esta sala de tortura, de buen tamaño y bien equipada, beben magos y Cainitas. Algunas Gárgolas han descubierto
sirve de escenario para los prolongados interrogatorios de sus propiedades embriagadoras e intentan colarse aquí algu-
Paul Cordwood. Contiene un potro de tortura, una dama na que otra vez para darle un lengüetazo al agua. El estanque
de hierro, varias jaulas para la cara, un brasero a rebosar solía donar docenas de cristales todos los meses. En la actua-
de brasas, así como diversos trinchadores, cuchillos y tena- lidad, una docena al año ya sería algo extraordinario. Casi
zas. Las víctimas que no ocupen el potro podrían estar su- todo el vis de Ceoris procede ahora de otras capillas.
jetas a las pesadas sillas de madera por tiras de cuero. Un Se accede a la cueva del vis a través de un túnel vertical
sumidero para la sangre reluce cruel en el centro de la de nueve metros de longitud, desde el sótano de la capilla.
habitación, justo debajo de la pequeña chimenea que per- Las cuñas de metal insertadas en sus paredes facilitan el as-
mite la salida del humo del brasero Cordwood insiste en censo y el descenso del trayecto. Jervais controla el acceso
que aquí abajo todo esté reluciente; muchos de los instru- al vis. Los guardias de esta posición están siempre supervi-
mentos de tortura son de plata y los guardias los bruñen sados al menos por uno de sus ghouls y le ha prohibido el
con regularidad. Cubos de agua y lejía descansan junto a la acceso a los demás magos. Quienes intenten colarse recibi-
puerta; se utilizan para fregar o para salpicar ojos y heridas rán insolentes comentarios por parte de los guardias, lo que
abiertas. Utiliza la sala al menos una vez cada dos noches. no hará sino enfurecerlos aún más. Aunque cualquier magus
Firme creyente de la minuciosidad, jamás da por terminado del que se burlase un mero mortal debería experimentar un
un interrogatorio si le parece que la víctima podría sobre- impulso incontenible de desintegrar al mono insolente con
vivir a otra sesión la noche siguiente. fuego conjurado, los residentes de Ceoris saben que Jervais

EL VIENTRE DE LA BESTIA
71
ha sido designado a este puesto por Tremere. Por tanto, se hueste de demonios en el nivel de la capilla que en aquellos
contienen cuando tienen que sufrir la impudicia de sus guar- momentos albergaba los laboratorios de una docena de ma-
dias. Jervais, al igual que los demás Cainitas, no tiene nin- gos. Siete aprendices, dos magos y dieciséis sirvientes fueron
gún interés personal en el vis, pero vigila con celo la reser- devorados por los diablos invasores. Etrius y sus colegas se
va. Utiliza el vis para comprar la lealtad de magos mortales. apresuraron a repeler a los demonios y lanzaron hechizos de
Les tienta ofreciéndoles vis a cambio de algún favor desagra- protección para sellar la puerta.
dable, como espiar a los alborotadores o robar apuntes so- Los demonios, presumiblemente, aún acechan allí. Etrius
bre experimentos. Los más flexibles optan al Abrazo de y Malgorzata unen sus fuerzas cada pocos años para reforzar
Malgorzata. Jervais suele traerlos aquí para proponerles sus los sellos de protección que evitan su fuga. Quizás para
tratos; la visión del vis aumenta su codicia. zaherirlo, Malgorzata ha especulado ante quien ha querido
La vigilancia del estanque de vis es otra tarea descansada. escucharla que Etrius abrió una puerta al infierno. Ya que los
Los guardias tienden a volverse perezosos, e incluso se sien- demonios jamás han superado las defensas, los líderes de Ceoris
tan en improvisados asientos compuestos de sábanas robadas se conforman con dejar el asumo tal y como está. La entrada
y cajas viejas. No obstante, saltan a la que oyen venir a al- a los laboratorios abandonados está muy vigilada. Los magos
guien. Suele supervisarlos una Gárgola de la variedad más y los aprendices tienen prohibida la entrada a esa zona. Guar-
espeluznante, de las que no muestran ningún interés; por be- dias ghouls o Gárgolas vigilan nerviosos el lugar, con órdenes
ber de esa agua. de atacar a cualquiera que intente trastocar las defensas, tras
Las aguas, vagamente luminiscentes, proyectan un tétrico dar la alarma golpeando un enorme gong que cuelga cerca de
diseño ondulado en el techo abovedado y sobre los rostros sus puestos. Aun cuando se abriese la puerta, las proteccio-
de todos los que las miran. Un espeso manto incoloro de nes repartidas por el pasillo son lo bastante fuertes como para
hongos trepa por las paredes de la caverna que tocan el es- evitar que los demonios cruzasen el umbral. Los sellos lanzan
tanque. Huele a delicioso vino tinto, pero el iluso que lo pruebe un chillido cuándo se interfiere con ellos.
descubrirá su letal toxicidad. Jervais recoge muestras del hon- Los habitantes del otro lado guardan silencio hasta que
go en ocasiones para diluirlo en las bebidas de los enemigos alguien se acerca a menos de medio metro de la puerta sella-
humanos de su facción. da, momento en el que la puerta se estremece y bailan sus
goznes, se condensan gotas de légamo sobre su superficie,
un hedor sulfuroso inunda el aire e hilachos de humo ácido
LOS LABORATORIOS ABANDONADOS emanan del suelo. Las órdenes de los guardias los instan a
Durante las incursiones de Etrius en el diabolismo a prin- detener a cualquiera que se aproxime tanto a la puerta como
cipios del siglo XI, cometió un error de cálculo y desató una para provocar esta reacción.

72
LA CASA DE TREMERE
Los laboratorios ocupan toda la quinta planta inferior de veces, sus brazos se repliegan en el torso y sus piernas se
Ceoris. Nótese que el mapa representa el complejo construi- funden en una sola extremidad. En ocasiones, su piel, ya mar-
do por Etrius y Goratrix. Ninguno de los residentes de Ceoris mórea de por sí, refulge y adquiere una textura agusanada. Le
sabe a ciencia cierta si sus nuevos residentes habrán altera- brotan ojos como bulbos en la cabeza, que más tarde revien-
do las dimensiones del piso en todo este tiempo. Cualquiera tan en una erupción de pus y vapores cáusticos.
que consiga penetrar en el laboratorio abandonado se verá Etrius pasa mucho tiempo aquí abajo, estudiando la con-
asaltado de inmediato por una horda de demonios de ex- dición de Tremere. Exige que sus ayudantes escriban cual-
traordinario poder. quier balbuceo inteligible de Tremere. Lleva a cabo, de forma
periódica, un cuidadoso experimento para restaurar la con-
ciencia y la volición de Tremere: a veces le aplica un ungüen-
LA GUARIDA DE TREMERE to o recita un encantamiento. Los visitantes que pudieran sa-
Aquí yace Tremere, quien rara vez emerge de una espe- ber algo del estado de Tremere podrían ser escoltados a su
cie de letargo con síntomas que, para consternación de su cámara para que lo vieran por si mismos, pero sólo tras gran-
clan, no se parecen a nada de lo que hayan descubierto con jearse la absoluta confianza de Etrius.
sus estudios de la sabiduría Cainita. Aunque inconsciente e Éste cree que ha conseguido ocultar todos los detalles de
insensato, se revuelve en su lecho de madera de roble, inscri- las tribulaciones de Tremere a Malgorzata y su facción de
to con profusas tallas. Lo atienden siempre al menos dos apren- leales a Goratrix. Se equivoca. La mujer consigue mediante
dices Cainitas, quienes se ocupan de que no se haga daño él amenazas que uno de los ayudantes la informe, y ésta comu-
solo durante sus arrebatos. Los aprendices viven esta tarea nica el núcleo de esas confusiones a Goratrix, en París. Esta
con intensa trepidación. A veces Tremere, imbuido de una dispuesta a correr el riesgo de que una de sus misivas a Goratrix
fuerza sobrenatural, se abalanza sobre ellos, acusándolos de pudiera ser interceptada. Las redacta en términos eufemísticos
ser agentes de Saulot. Un aprendiz se sumió en el letargo tras que podrían confundir al lector que no estuviese familiariza-
uno de los ataques de Tremere: otro fue reducido a pedazos do con Tremere y su condición.
por una mera mirada de los vidriosos ojos de su señor. La única entrada a la cámara está sellada por una puerta
Los aprendices tienen prohibido hablar del estado de de hierro vigilada por Gárgolas, célebres por su nula curiosi-
Tremere: a lo largo de los años, son muchos los que Therimna dad. Las paredes de la estancia rezuman agua que parece
ha ejecutado por no respetar esta orden. Por tanto, nadie sal- emanar directamente de la roca. En ocasiones, el agua ad-
vo Etrius sabe que Tremere sale de su letargo a menudo para quiere un color rojizo. La decoración brilla por su ausencia
hablar, que lo hace con dos voces distintas, y que una de ellas En esas raras ocasiones en las que Tremere recupera el senti-
habla en un idioma que nadie reconoce. Tampoco se mueren do y desea hablar con alguien que no sea Etrius, utiliza la Sala
de ganas por describir sus periódicos cambios de aspecto. A de los de la sangre (véase la p.56).

EL VIENTRE DE LA BESTIA
73
apítulo Cinco:
Los
Condenados y
quienes pronto
lo estarán
...Crimine ab uno
Disce omnis.
(del mismo crimen son todos culpables)

—Virgilio, La eneída.
En la cúspide de la ensangrentada pirámide de ambi- Etrius encabeza la facción conservadora de Ceoris, así
ción de Ceoris se asienta una élite de Cainitas, casi todos como la del clan al completo. Su factótum más leal es su
abrazados durante el siglo XI. Son los supervivientes de la castellano, Curaferrum, para el que la calumnia es un credo
capilla. La longevidad de los aprendices y los invitados es personal.
algo menor, obligados a morir en lugar de los amos que los Los conspiradores preferirían ser francos y abiertos en
manipulan. Los magi mortales, o bien persiguen sus pro- lo que al Abrazo respecta, pero deben emplear subterfu-
pios fines, ajenos a todo o, con una precaución nacida del gios para sortear el poder de Etrius y las prohibiciones de
miedo, buscan pruebas que corroboren sus sospechas acerca Tremere. La líder de los conspiradores es Malgorzata, pro-
de Etrius y su círculo. Bajo el escrutinio de los manipulado- tegida y servidora de Goratrix. Ha jurado mantener la capi-
res, los ghouls se afanan en sus quehaceres y las Gárgolas, lla de Goratrix lista para el inevitable día en el que él regre-
aun sin saberlo, construyen una sociedad aparte. se y vuelva a regir. Cuenta con la absoluta devoción de
Jervais, el guardián del vis de Ceoris. Gracias a su acceso a

UNA TELARAÑA esa substancia, Jervais disfruta de influencia sobre los magi
mortales de la capilla.
El resto de los Cainitas que ocupan puestos de ventaja

DE ODIO Y AMBICIÓN
incluye a Esoara, el señor de la guerra, a Paul Cordwood, el
señor de los espías, a Epistatia, la cazadora, a Celestyn, el
bibliotecario y a Mendacamina, la torturadora. Obedecen las
Aunque destacan las dos facciones que dominan las lu- órdenes de Etrius (transmitidas por medio de Curaferrum, por
chas por el poder dentro del clan Tremere, la política del lo general) sin considerarse a si mismos por ello miembros de
interior de Ceoris consiste, sobre todo, en una telaraña de la facción conservadora. Siguen a Etrius porque es el señor ac-
alianzas temporales forjadas entre jugadores aislados que tra- tual de Ceoris. Lo más probable es que obedecieran a su suce-
man planes impulsados sobre todo por la inquina y el des- sor con la misma presteza. La mayoría piensan en el futuro y
precio. Incluso antes de que el Consejo de los Siete se entre- en ocasiones se alían con Malgorzata, por si acaso ésta consi-
gara al pacto arrogante e imprudente que los transformó en guiera derrocar a Etrius. Sólo Celestyn se interesa de verdad
vampiros, los magi dirigentes de la Casa Tremere eran tan más por sus estudios (acerca de los secretos de los Tzimisce)
célebres por sus ensañadas rivalidades internas como por que por enfrentarse a sus compañeros Tremere. El resto se
conspirar para hacerse con el poder dentro de la Orden de inmiscuye sin pudor en las responsabilidades de su vecino,
Hermes. Desde su concepción, la Casa Tremere ha sabotean experimentos e intentan sobornar a los aprendices
ejemplificado los peores rasgos de la mente culta, desde el de los demás. Para la mayoría, la política de la capilla consiste
indolente desdén hacia el hombre de a pie hasta el odio más en vengarse, de forma mezquina pero ineludible, del colega
visceral hacia aquellos colegas cuyos logros empañaran los que haga menos tiempo que le ha ofendido.
suyos. La transformación no ha conseguido sino intensificar

ENTRE LOS MAGI


esos defectos para la mayoría de los magi vampiros. Algu-
nos, arrepintiéndose de su irreversible error, se sumen en las
simas del odio hacia si mismos y aprenden a proyectar esa
aversión hacia el exterior. Otros beben con avidez de la exis- Muchos magi mortales, sobre todo visitantes de otras
tencia vampírica, encontrando en el exceso de crueldad una capillas, se suman a las rivalidades internas sin saber que
sensación de poder tan pura y primaria como el ejercicio de intrigan con o contra vampiros. Por ejemplo, el engañosa-
la magia jamás había sabido proporcionarles. Por si esto no mente astuto Bitiurges se ha unido hace poco a Mendacamina
fuese suficiente para asegurar que la capilla se convirtiese en para volver a un protegido en ciernes de Curaferrum contra
una jaula llena de ratas enzarzadas en una guerra por la él. Se sentía satisfecho de granjearse un futuro favor de la
supremacía, el cerco de Ceoris a manos de los clanes enemi- temible Mendacamina y actuó sin saber que la interrogadora
gos consigue que cada uno de estos individuos, egoístas de la capilla procedió a Abrazar al aprendiz al cual Curaferrum
feroces, dependan de los demás para sobrevivir, cuando para había señalado como suyo con anterioridad.
ellos no existe nada más odioso que tener que estarle agra- Una facción relativamente nueva entre los magi mortales,
decido a alguien. Esta dependencia impuesta alimenta aún exclusiva de Ceoris, es la de los hechiceros cristianos. Su líder
más las llamas de los celos y los resquemores. es Tosia, una maga venerable que volvió a encontrar la fe
religiosa tras sufrir una humillación a manos de los Tremere.

FACCIONES VAMPÍRICAS
En su capilla de Umor Mons, ahora destruida, se rodeó de
magi que pensaran como ella. A los miembros más jóvenes de
su facción les preocupa cada vez más que no esté cualificada
Las dos facciones coherentes de Ceoris son las de los para el mando, y se vuelven en silencio hacia su antiguo apren-
conspiradores y los conservadores. Los primeros abogan diz, el maldito pero vigoroso Omnifer. Los magi cristianos
por el Abrazo inmediato de todos los Tremere mortales. saben que algo horrible ocurre en Ceoris y, en cónclaves se-
Los Conservadores defienden un acercamiento gradual des- cretos, señalan a Etrius como al responsable. No obstante, sus
tinado a que nadie entre en la hermandad antes de asegu- sospechas apuntan al diabolismo y no al vampirismo.
rarse de que acepta todas las consecuencias. Esta división

VISITANTES
de estrategias parece una percha endeble donde colgar un
conflicto letal de siglos de antigüedad, y debe entenderse
como una guerra de personalidades entre dos hombres que
se desprecian entre sí con un fervor incombustible. Se tra- Pese a la reputación de Ceoris como fortaleza inexpug-
ta, claro está, de Etrius y Goratrix. nable, en realidad Etrius se alegra de abrirle sus puertas a

LA CASA DE TREMERE
76
cualquier visitante de utilidad. Le interesa, sobre todo, cul-
tivar posibles alianzas dentro de otros clanes. Sabe que
Goratrix está haciendo lo mismo y no quiere ver a su fac-
ción eclipsada por la superioridad diplomática de su rival.

ENVIADOS DISPENSABLES
Los Cainitas importantes de los demás clanes se resis-
ten a entrar en Ceoris (la magia de los Usurpadores sigue
siendo fuente de malentendidos), pero envían a sus infe-
riores más prescindibles como enviados permanentes o tem-
porales. Algunos envían a agentes de confianza, pero la
mayoría selecciona a novatos, a rivales demasiado ambi-
ciosos y a violadores de la disciplina del clan. En ocasio-
nes, el Cainita que desee deshacerse de un subalterno sin
despertar sospechas lo asigna a Ceoris, a sabiendas de que
las probabilidades de que encuentre allí su Muerte Final
son excelentes. En casos extremos, el enviado llega incluso
con una carta que transfiere su alianza feudal a los Tremere,
a quienes no podría importarles menos aprovecharse de
un juramento de lealtad incondicional.
Los enviados vulnerables y temerosos pueden encon-
trar intereses en común e incluso formar una facción infor-
mal dentro de la capilla. Un grupo reciente de enviados
incluía a un caballero francés del clan Ventrue, un Lasombra
italiano exiliado por su hostil sire y una erudita Capadocio
en basca de ampliar sus conocimientos de la magia de la
muerte. El grupo desapareció durante una excursión al norte,
hacia los dominios del señor Tzimisce, Ioan. Curaferrum ha
enviado hace poco una brazada de cartas solicitando una
nueva comitiva de enviados que los sustituyan. áreas de conocimiento, incluido el ocultismo. Los atentos
oídos de Calnor oyeron rumores de magi cercanos, que ter-
MAGI DE OTRAS CASAS minarían por conducirlo a una capilla próxima a los límites
de las tierras de su señor. Se plantó ante la puerta y solicitó
Aunque se fomente la visita de otros vampiros, Etrius
que le aceptaran en calidad de aprendiz. Incapaz de desani-
evita la llegada de magi procedentes de otras casas hermé-
mar a aquel muchacho de pico de oro, o de negarse a saciar
ticas tanto como le resulta posible, temeroso de que pudie-
su sed de conocimientos ocultistas, un mago de nombre
ran descubrir la conspiración. Por su parte, la mayoría de
Persigno lo aceptó a su cargo y le dio el nombre de Celestyn
los magi ajenos a los Tremere prefiere mantenerse lejos de
debido al interés que mostraba por los cuerpos celestes.
Ceoris. Cuando sus obligaciones los impelen a acudir a una
Celestyn aprendía rápido y, llegado el año 995 se sumergió
capilla Tremere, eligen alguna menos siniestra, como el tran-
en una existencia peripatética y se lanzó a recorrer Europa
quilo Cubil del León en Inglaterra o las soleadas tierras de
en busca de reliquias antiguas, libros perdidos y mitos casi
Perugia (ambas descritas en el Capítulo Siete).
olvidados. En el año 999, Etrius, tras haber oído hablar del
Empero, siempre hay algún mago cuyas investigacio-
talento demostrado por Celestyn en la gestión de la bibliote-
nes le exigen escarbar en la famosa biblioteca de Ceoris.
ca de Londres, lo llamó a Ceoris. Los magi, a punto de em-
Tosia se preocupa de darle una calurosa bienvenida a estos
barcarse en su empresa para encontrar una alternativa a los
visitantes y ocuparse de que sus necesidades sean bien
filtros herméticos de la inmortalidad, habían amasado una
atendidas. Con los que se ganen su confianza compartirá
colección de textos tan vasta como desorganizada de otras
sus sospechas acerca de Etrius y sus seguidores.
bibliotecas Tremere. Etrius le ordenó a Celestyn que pusiera

LOS CONDENADOS
orden en aquel caos. Celestyn se sumó a la búsqueda e im-
presionó a sus señores con sus valientes (o locas) incursio-
nes en distritos controlados por los Tzimisce en busca de
información. Etrius le concedió el Abrazo en 1039.

CAINITAS TREMERE
Inusitadamente abierto para un Tremere Celestyn siem-
pre busca nuevos aliados que le ayuden a aumentar sus co-
nocimientos. Si se encuentra con extraños al clan durante
CELESTYN, MAESE BIBLIOTECARIO alguna de sus exploraciones, bien podría invitarlos a Ceoris.
Aspecto: Celestyn exhibe la misma apariencia sana y
Trasfondo: Celestyn comenzó su viaje por un mundo
robusta que poseía antes del Abrazo. Su cabello es rubio
lleno de curiosidades en el año 971. Bajo el nombre de Calnor,
oscuro, castaños sus ojos. Su semblante es gallardo, ya que
nació cerca de Londres, hijo del senescal de un señor algo
no hermoso. En Ceoris, se viste con ropas de erudito, bien
excéntrico. La conexión le permitió disfrutar de una educa-
cuidadas e incluso algo ostentosas. Para el exterior prefiere
ción aristocrática. Su amor por el estudio abarcaba todas las

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 77
ropas resistentes que le permitan gatear entre ruinas y que Destino: Celestyn sale de Ceoris por última vez, en 1313
no interfieran si se ve obligado a poner pies en polvorosa. y desaparecerá. Sus colegas asumen que ha caído a manos
Sugerencias de interpretación: No sabes qué es lo de los Tzimisce. En realidad, ha decidido explorar los secre-
que más te gusta, si encontrar un pasaje tan obscuro como tos esotéricos de otras tierras en busca de conocimientos
revelador enterrado en un texto polvoriento o enfrentarte relativos a la Gehena. Reaparece a finales del siglo XX, tras
a vociferantes hombres lobo mientras huyas de un anti- haberse educado en el arte chino de la geomancia, con el
guo túmulo que acabas de excavar. Tu transformación en que pretende influenciar el curso de los acontecimientos que
Cainita no te supone ninguna carga: te brindó la oportuni- conducirán a la Gehena (tal y como se detalla en las Cróni-
dad de explorar la cultura de los vampiros y te permitirá cas de Transilvania IV: El ascenso del Dragón).
sobrevivir a siglos de exploraciones y estudios. Tus inves- Clan: Tremere
tigaciones actuales te llevan al corazón del territorio Sire: Etrius
Tzimisce. Aprender sus secretos se ha convenido en tu Naturaleza: Arquitecto
principal obsesión, con la que esperas poner fin a la gue- Conducta: Juez
rra. Puede que cuando dejen de agolparse los enemigos a Generación: Sexta
las puertas de Ceoris, desaparezca la pendiente hacia la Abrazo: 1039
locura que ves a tu alrededor. Lo único que te aburre Edad aparente: veinte (tirando a treinta)
soberanamente es la política de la capilla, la cual conside- Físicos: Fuerza 3, Destreza 4, Resistencia 4
ras una completa pérdida de tiempo. Sociales: Carisma 3, Manipulación 2, Apariencia 3
Secretos: Celestyn le ha ocultado a los demás hasta Mentales: Percepción 5, Inteligencia 5, Astucia 4
dónde llega el contacto con los otros clanes Cainitas al que Talentos: Alerta 3, Atletismo 2, Empatía 2, Esquivar 2,
le han llevado sus aventuras. No quiere que le consideren Fullerías 3, Pelea 2, Subterfugio 1
un posible traidor. Tampoco desea verse obligado a revelar Técnicas: Tratos con animales 1, Tiro con arco 1, Eti-
los secretos de la guerra y la política Cainitas de sus cama- queta 3, Herbolaria 2, Armas cuerpo a cuerpo 3, Equitación
radas eruditos. El Gangrel francés Aristotle de Laurent es 3, Sigilo 2, Supervivencia 4
un buen amigo; el Tzimisce bizantino Myca Vykos (véase Conocimientos: Academicismo (metafísica) 5, Astro-
Constantinopla Nocturno), un enemigo encarnizado. logía 1, Cartografía 2, Sabiduría popular 3, Historia 3, In-
Influencia: Celestyn es apreciado por las dos faccio- vestigación 3, Leyes 1, Lingüística (árabe, francés, griego,
nes de Ceoris. Si intentase mediar entre ellas o inmiscuirse húngaro) 4, Orientarse 2, Ocultismo 3, Ciencias 2
en sus asuntos, no tardaría en perder ese respeto. Sus ulti- Disciplinas: Auspex 3, Celeridad 2, Dominación 1, For-
mas averiguaciones y enfrentamientos con los Tzimisce le taleza 1, Taumaturgia 4
están ganando cierta reputación incluso fuera del clan. Sendas taumatúrgicas: Rego Aquam 2, Rego Motus
3, Rego Vitae 1
Trasfondos: Contactos 4, Influencia 2, Recursos 2, Cria-
dos 1, Posición 3 (entre los Tremere)
Virtudes: Consciencia 4, Autocontrol 3, Coraje 4
Camino: Humanidad 7
Fuerza de Voluntad: 7

PAUL CORDWOOD, SEÑOR DE LOS ESPÍAS


Trasfondo: Paul Cordwood creció con el sobrenom-
bre de Harald el Delgado, el más pequeño en edad y ta-
maño de cinco hermanos. Su padre fue un célebre señor
feudal que combatió junto a Eric Hacha Sangrienta,
ocupador nórdico de Yorkshire en el siglo X. Sus herma-
nos aguzaron su valor para la guerra castigando a Harald,
tanto con palabras como con los puños. Harald aprendió
a no llamar la atención, a pasar inadvertido para los de-
más. Dedicaba gran parte de su tiempo a vagabundear
por los bosques en compañía de un tío suyo al que la
familia tenía por retrasado. El tío ocultaba algunos secre-
tos. Inició al mozalbete en los secretos de la magia popu-
lar (del gusto de Harald) y en los de la carne (ya no tan
agradables). Acostumbrado a ser apaleado por quienes le
superaban en tamaño, ocultó el asco que sentía por el
hombre que abusaba de él. Su tío le presentó a otros ma-
gos que consiguieron que sus modestos pronósticos
empalidecieran en comparación. Se trataba de los Diedne,
una casa de magos de la naturaleza. Sabían reconocer el
talento cuando lo tenían delante, por lo que reclutaron a
Harald. A fin de mostrar el desprecio que sentía por sus
parientes, se cambió el nombre a Paul Cordwood.

LA CASA DE TREMERE
78
Incluso entre sus nuevos asociados, disfrutó de una A lo largo de las décadas siguientes, su atención se
posición humilde. Las mujeres por las que bebía los vientos concentró cada vez más en la guerra con los Tzimisce. Sos-
lo trataban como a una mascota. Los hombres le daban tuvo que los Tremere no tenían más opción que aprender
órdenes sin parar. Su poder había crecido, pero seguía es- más acerca del enemigo, lo que conseguirían infiltrándose
tando rodeado de personalidades más fuertes que la suya, en su campamento. Con una sobria confianza que sorpren-
de personas que le veían como poco más que a un lacayo. dió tanto a Etrius como a Goratrix, Cordwood se hizo cargo
En el año 1003, Epistatia, una maga de otra Erudición, de la misión y ha continuado siendo el señor de los espías
vino a vivir con los Diedne. No les cayó bien ni se ganó su de Ceoris hasta la actualidad. Si bien siempre está dispues-
confianza, pero necesitaban su ayuda para algún ritual de to a compartir sus hallazgos con Tremere o Etrius, ejecuta
gran importancia cuyos pormenores Paul desconocía. El su misión sin supervisión ni segundas opiniones. A medida
joven magus se sintió atraído por Epistatia, quien lo trataba que construye su red de operativos por toda la provincia,
con respeto e incluso le pedía su opinión acerca de deter- Abraza a humanos normales con total abandono. Si no fue-
minados asuntos. Epistatia le preguntó todo lo que quiso se por el hecho de que la mayoría de sus chiquillos no
acerca de los Diedne: quién era cruel, quién era justo, quién tardan en ser descubiertos y asesinados por los Tzimisce,
era astuto y quién crédulo. Paul compartió con ella todos ya haría tiempo que habría superado la capacidad de la
los secretos que había descubierto en su calidad de obser- región para alojar Cainitas.
vador silencioso. No se imaginaba que Epistatia utilizaría Cordwood siempre anda a la búsqueda de nuevos re-
esa información para desencadenar una guerra entre bru- clutas que sumar a su red de espionaje. Sus agentes o él
jos que culminaría con la destrucción de los Diedne. mismo podrían ponerse en contacto con otros Cainitas a tal
Epistatia se llevó a Cordwood consigo y lo presentó a la fin; e invitarlos a Ceoris.
Casa Tremere. Cordwood se convirtió en una figura insigni- Aspecto: Cordwood roza el metro ochenta de altura.
ficante dentro de la casa, más interesado en sus estudios que Calvo en la coronilla, no renuncia a su melena plateada.
en las intrigas que mantenían ocupados a Tremere y al Con- Sus ojos son de un azul acerado, sus pómulos, altos y pro-
sejo Interno. Su principal interés se volcó en la proyección nunciados. Ancho de hombros y de brazos musculosos.
de la consciencia astral desde la forma física. Sus camaradas Viste de negro; en el exterior, se cubre con una capa larga
magi lo tenían por un compañero inofensivo e incluso algo y de color azabache que parece flotar a su alrededor como
absurdo en cuyas respuestas a asuntos esotéricos siempre se dotada de vida propia.
podía confiar. Algunos de ellos llegaban a burlarse de él a las Sugerencias de interpretación: Antes de convertir-
claras pero, comparado con lo que había tenido que sopor- te en vampiro, eras débil y estúpido. Todo el mundo se
tar en el pasado, los nuevos denuestos no alcanzaban a me- cría con derecho a abusar de ti. Disfrutas de tu nueva
recerse el nombre de malos tratos. sensación de poder. Ahora disfrutas con el ejercicio físico.
Llegó a Ceoris en el año 1004. Tanto Etrius como Aunque ya no sientes el menor deseo de poseer sexual-
Goratrix lo vieron como a un don nadie neutral que podría mente a ninguna mujer, te gusta saber que todas vuelven
ayudar en sus investigaciones a otros magi más influyentes la cabeza a tu paso. Nada te proporciona más placer que
si se quedaba encerrado en su propio laboratorio. Mientras saber que los demás te temen. También te excita el reto
los magi buscaban el medio de relanzar sus degradados de infiltrarte en los refugios de los Tzimisce. Tu antigua
hechizos, él estudiaba en vano la migración del alma como obsesión parece vana y carente de sentido comparada con
un medio de cosechar un equivalente más potente de vis esta nueva y peligrosa misión de cuyo éxito dependen tus
de otras esferas celestiales. compañeros. Por fin te has convenido en el hombre que
En el año 1023, se convirtió en uno de los primeros siempre tendrías que haber sido.
Tremere ajenos al Consejo Interno en ser Abrazados. Ni Secretos: Sólo Cordwood conoce las identidades de to-
Etrius ni Goratrix pudieron encontrar una razón de peso dos los espías Tremere de Transilvania. También sabe mu-
para rechazarlo cuando se propuso su nombre. Cuando chas cosas acerca de los Tzimisce, Gangrel y Nosferatu, gran
Tremere le propuso entrar a formar parte de su élite, parte de las cuales no comparte con sus compañeros. Oculta
Cordwood accedió, sin pensárselo dos veces. Sus incursio- la auténtica extensión de la falta de respeto que siente por el
nes en el viaje astral se habían estancado. Puede que una quisquilloso y entrometido Curaferrum. Piensa eliminar al
existencia perpetua en el umbral entre la vida y la muerte viejo inútil, algún día. Sus agentes le informan de que uno
le iluminara de nuevo. de los Cainitas de Ceoris ha forjado un pacto secreto con los
La transformación lo cambió más de lo que había podi- Tzimisce. Todos los días se convence de que la identidad del
do anticipar. El poder físico de la sangre, los arrebatos fu- traidor es distinta de la que creía el día anterior.
riosos de la Bestia, todo ello le imbuyó de una pasión como Influencia: Sus agentes incluyen a media docena de
nunca antes la había sentido. Abandonó su encorvamiento Cainitas, dos docenas de ghouls y unos sesenta operativos
habitual y comenzó a caminar con la gracia natural de un mortales, una tercera parte de los cuales podría conocer la
depredador nato. Los colegas ajenos a la conspiración Cai- verdadera naturaleza de su señor y sus enemigos.
nita no pudieron evitar el darse cuenta del cambio operado Destino: Cordwood extiende su influencia con el paso
en él; exudaba una sensación de amenaza que les obligaba de los siglos, pasando a dirigir todas las actividades de la
a mostrarse respetuosos con él. Comenzó a dirigirse al con- Casa Tremere relacionadas con el espionaje. Desaparece
sejo y a acallar las descabelladas propuestas de los magi de Ceoris a finales del siglo XV, poco después de la deser-
mortales. Trató con un desprecio especial a quienes que- ción de muchas de las Gárgolas de la capilla. El consenso
rían enviar una delegación de paz para poner punto y final general afirma que falleció en la batalla o en las revueltas
a la guerra contra las criaturas de la noche. Sólo se podía del Sabbat, pero persisten los rumores de que se ha unido
hacer una cosa con los enemigos: exterminarlos. a los Tremere renegados de Goratrix o de que, sencilla-

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 79
mente, permanece en la sombra. Hay quien cree que sigue Nació cerca de Minsk en 1098, como Yan, hijo de Symon.
dirigiendo a los espías Tremere desde una capilla secreta. Su padre era granjero pero su hermano Frantsyk, mucho
Clan: Tremere mayor, se había convertido en un vendedor ambulante. El
Sire: Epistatia hermano de Yan viajaba por todo el este de Europa ven-
Naturaleza: Solitario diendo reliquias sagradas (pocas de ellas auténticas) a los
Conducta: Autócrata nobles adinerados. Ante la poco halagüeña perspectiva de
Generación: Séptima una vida entre cerdos y gallinas. Yan decidió seguir los
Abrazo: 1023 pasos, en apariencia, prometedores, de su hermano. Mien-
Edad aparente: treinta y cinco tras redactaban su lista de mecenas, se dieron cuenta de
Físicos: Fuerza 3, Destreza 3, Resistencia 2 que un buen número de individuos interesados en huesos
Sociales: Carisma 3, Manipulación 4, Apariencia 3 de santos y trozos de la cruz verdadera también estaba
Mentales: Percepción 1, Inteligencia 3, Astucia 3 dispuesto a comprar otras mercancías exóticas: huevos de
cocatriz, cuernos de unicornio y ciertos cristales puros.
Talentos: Actuar 2, Alerta 2, Atletismo 1, Pelea l, Es-
Tras la muerte de Frantsyk en 1135 a manos de los guardias
quivar l, Intimidación 3, Liderazgo 2, Subterfugio 4
de un cliente al que había engañado, Yan abandonó la fal-
Técnicas: Trato con los animales 1, Armas cuerpo a
sificación y explotó su talento natural para localizar objetos
cuerpo 4, Equitación 1, Sigilo 1
imbuidos de lo que sus clientes llamaban vis. En 1128, un
Conocimientos: Academicismo 2, Investigación 5, Lin-
cliente le canjeó a Yan cierta información por un puñado
güística (inglés, escandinavo) 2, Medicina 1, Ocultismo 5
de perlas cargadas de vis. El cliente le habló de una capilla
Disciplinas: Auspex 5, Dominación 3, Taumaturgia 5
de Transilvania, gobernada por una maga honesta llamada
Sendas taumatúrgicas: Creo Ignem 4, Perdo Magica
Tosia. Esa capilla, Umor Mons, aceptaría todo el vis que
2, Rego Tempestas 2, Rego Vitae 4, Senda del Paso 3
Yan pudiera reunir y le recompensaría con creces por ello.
Trasfondos: Contactos 5, Criados 2, Posición 3 (entre
Yan acudió a la capilla de Tosia. Llegado el año 1130, con-
los Tremere)
venció a uno de sus magi, Iusta, que lo aceptara como
Virtudes: Convicción 5, Instinto 2, Coraje 3 aprendiz. Adoptó el nombre de Curaferrum.
Camino: Diablo 7 En 1135, los Tzimisce arrasaron Umor Mons y los su-
Fuerza de Voluntad: 7 pervivientes se refugiaron en Ceoris. Allí, el ambicioso
CURAFERRUM, CASTELLANO Curaferrum, recién elevado a mago de pleno derecho, aban-
donó a Iusta y a su patrona para cultivar la amistad de
Y ESCALADOR DE LA PIRÁMIDE Etrius. Éste acababa de instalarse como timonel de Ceoris y
Trasfondo: Podría decirse que Curaferrum es un recién disponía de pocos aliados de confianza. Curaferrum pla-
llegado tanto a las filas de los magi como de los Cainitas. Por neaba aconsejar a Etrius, poco disciplinado en ocasiones,
medio de un excelente instinto para la política y una energía sobre las sutilezas del gobiernes de una capilla. Antes de
incombustible, ha ido amasando poder dentro de Ceoris. darse cuenta, se vio respondiendo a una serie de preguntas
capciosas que le planteó el señor de la capilla a lo largo de
varios meses, Etrius, satisfecho con sus respuestas, al pare-
cer, le confió el secreto de los Cainitas Tremere. Curaferrum
sintió un nudo en la garganta al conocer la verdad pero,
viendo que era la única forma de conseguir más poder
dentro de la casa, consintió de inmediato ante la propuesta
del Abrazo. Etrius seleccionó como sire del novato a un
taumaturgo, ya desaparecido, llamado Pervicax y ascendía
a castellano a Curaferrum seis años después, en 1146.
Malgorzata se opuso al nombramiento con todas sus fuer-
zas pero no pudo hacer nada por impedido.
Durante las cinco décadas siguientes, Curaferrum no ha
dejado de insistir en los privilegios que le corresponden como
castellano, además de abandonar casi toda cautela a la hora
de conservar y aumentar su poder. La facción conspiradora
le hace tan poco caso como resulta posible sin incurrir en la
ira de Etrius. Tosia considera que es un codicioso sin escrú-
pulos y se arrepiente de haberte permitido franquear las puer-
tas de Umor Mons. Otros magi mortales lo ven como a un
recién llegado arrogante al que el cargo le viene grande. Los
aprendices mortales cuentan numerosos chistes a su costa y
se mofan de su conducta quisquillosa y desmesurada devo-
ción a las reglas, más ridículas. Su arrogancia y su inquebran-
table confianza en sí mismo evitan que se dé cuenta de la
baja estima en la que lo tienen los residentes de Ceoris. Es
demasiado cauto para conspirar por cuenta propia contra
sus enemigos dentro de la casa; sólo actuará contra Malgorzata
o Jervais si Etrius o Tremere lo aprueban.

LA CASA DE TREMERE
80
Quiere establecerse como algo más que el castellano Talentos: Esquivar 1, Intimidación 2, Liderazgo 3, Sub-
de Ceoris, y espera demostrar su acuidad política atrayen- terfugio 3
do a Ceoris a un prestigioso enviado de otro clan. Técnicas: Herbolaria 4, Armas cuerpo a cuerpo 4
Aspecto: Curaferrum viste una humilde túnica marrón, Conocimientos: Academicismo 2, Lingüística (griego,
igual que Etrius, pero la adorna con pedrería y borde de rumano) 2, Medicina 2, Ocultismo 3, Política 2, Ciencias 2,
piel. Se toca con un elaborado sombrero de piel imbricado Senescal 3
con símbolos místicos. Pese a su aspecto juvenil, prodiga Disciplinas: Auspex 2, Dominación 2, Taumaturgia 4
una larga barba, con la pretensión de resaltar su sabiduría y Sendas taumatúrgicas: Senda de la Protección 4, Rego
elevada posición. Magica 3, Rego Motus 2, Rego Tempestas 2
Sugerencias de interpretación: No se te cae de la Trasfondos: Mentor 4, Criados 5, Posición 4 (entre los
boca la palabra orden. Crees en la pirámide de autoridad Tremere)
decretada por Tremere. Tu deber consiste en meter en ve- Virtudes: Consciencia 2, Autocontrol 3, Coraje 3
reda a los alborotadores e indisciplinados habitantes de Camino: Caballería 6
Ceoris, quienes estarían perdidos sin ti. Son todos unos Fuerza de Voluntad: 7
infelices que ya habrían muerto si no te preocupases de
hacer cumplir las sabias directrices de Etrius. Algún día se
darán cuerna de todo lo que has hecho por ellos, y se ESOARA, SEÑOR DE
LA GUERRA DE CEORIS
pelearán por el derecho a ser el primero en darte las gra-
cias. Etrius es un gobernante admirable. Te da igual que se
burlen de ti, pero te saca de tus casillas que no le muestren Trasfondo: Esoara nació en una aldea a las afueras
a él el debido respeto. Al menos, eso es lo que te gusta de Bistritz en 1116. Su madre fue una muchacha de cator-
creer. Nunca se te pasaría por la cabeza traicionar a Etrius o ce años, víctima de una violación, hija de un molinero.
a Tremere, eso sería una soberana hipocresía. Murió durante el parto y los abuelos de Esoara lo trataron
Secretos: Una red de sirvientes ghouls informa a siempre como si él tuviese la culpa de la desgracia de su
Curaferrum. Gracias a ellos, se ha enterado de muchas cosas hija. Nunca se cansaban de maldecir al mercenario de ta-
interesantes acerca de las magi mortales. Sabe que Tosia y lante sombrío que, hacha en mano, irrumpió una noche
los otros magi cristianos se han estado reuniendo en secreto en el molino y les arrebató a su niña. Esta misteriosa figu-
y cuchicheando entre sí con semblante preocupado. Tam- ra, de salvaje melena y armadura ennegrecida por el fue-
bién sabe que Bitiurges lleva siempre encima una carta de go, arraigó en la imaginación de Esoara. Decidió que se
alguien, y le pica la curiosidad por saber lo que pone en ella. convertiría en un guerrero mercenario, a fin de encontrar
Influencia: Curaferrum dirige las actividades de cada algún día a su feroz padre y combatir junto a él. En cuanto
noche de Ceoris. En su cargo, ostenta una influencia consi- tuvo edad para levantar un hacha de combate, abandonó
derable. Sin embargo, depende por entero de Etrius para su hogar en busca de guerras que librar. Les preguntó a
conservar el poder, al no haber conseguido que ningún sus camaradas soldados si alguien conocía a su padre.
subalterno le profese lealtad a él solo. Todos ellos se encogían de hombros y le proporcionaban
Destino: Curaferrum es destituido de su cargo en 1250, vagas pistas que lo conducían a batallas cada vez más
cuando Goratrix y Malgorzata le tienden una emboscada a remotas. En 1137, estaba muy lejos de su hogar y se había
él y a uno de sus aprendices. Acusado de complicidad en convertido en un mercenario experto. Combatió con los
un incidente durante el cual un guerrero Gangrel no sólo pisanos en el saqueo de Amalfi, aquel mismo año. En
entra en Ceoris sino que a punto está de llegar hasta la 1144, luchó por Alfonso de Portugal, quien expulsó a los
mismísima cámara de Tremere, Curaferrum pasa media dé- musulmanes de Lisboa. En 1160, blandía su hacha por
cada en las mazmorras, sufriendo torturas periódicas. Sin Federico Barbarroja y ayudó a arrasar Milán.
embargo, Ceoris se sume en los altercados y el desorden Meses después, en una taberna española, llegó a sus
sin él, por lo que Tremere termina por perdonarle su inexis- oídos la conversación de un grupo de hombres desdenta-
tente traición en 1255. Curaferrum sigue ejerciendo de cas- dos y paralíticos que fanfarroneaban de sus gestas de anta-
tellano hasta 1476, cuando Virstania conduce a sus adora- ño. Uno de ellos, el de aspecto más deteriorado, enumera-
das Gárgolas hasta sus aposentos. Las bestias lo inmovilizarán ba cada una de las violaciones que había perpetrado. Entre
mientras ella se bebe la sangre de su corazón como última ellas, descrita con inconfundible detalle, se contaba la de la
declaración de su desprecio hacia la jerarquía del clan. Ar- madre de Esoara. El joven no daba crédito. Aquel no era
dan el de la Melena Dorada, otrora maese de la pequeña ningún poderoso jinete a lomos de semental negro salido
capilla de Praga, ocupa el lugar de Curaferrum como resul- del infierno. Ni siquiera en sus mejores tiempos podría ha-
tado de la rebelión de las Gárgolas. ber respondido a tal descripción. A juzgar por el relato del
Clan: Tremere viejo, había sido un saqueador, bandido y carroñero cobar-
Sire: Pervicax de y oportunista. Esoara pensó en matar al hombre por
Naturaleza: Autócrata haberle decepcionado, pero no consiguió reunir la sangre
Conducta: Autócrata fría necesaria. Opto por volver a su hogar.
Generación: Octava La ruta de regreso a Transilvania lo condujo al fragor
Abrazo: 1140 de una batalla nocturna entre extraños guerreros de rostro
Edad aparente: cincuenta y muchos ensangrentado. Algunos de ellos le atacaron, tomándolo
Físicos: Fuerza 2, Destreza 2, Resistencia 2 por un enemigo. Se defendió y, sin darse cuenta, tomó
Sociales: Carisma 2, Manipulación 4, Apariencia 1 partido por las fuerzas sitiadas del otro bando. Cuando
Mentales: Percepción 3, Inteligencia 5, Astucia 3 Esoara retrocedía con su caballo, presto a decapitar a un

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 81
pasar algún tiempo en compañía de Esoara, escuchando
sus quejas. Esoara sospecha del hombre, pero confía en
utilizar la amenaza de su conspiración para instigar a sus
señores a entrar en acción.
Aspecto: Esoara es un hombre gigantesco, dotado de
unas espaldas fuertes como las de un oso y de un tupido
copete de negros cabellos grasientos. Una barba enmaraña-
da extiende sus zarcillos por toda su mandíbula hasta cubrir-
le el cuello. Una gruesa vena palpitante le surca la frente, en
dirección a su nariz de gancho. Sus ojos negros son como
brasas insertadas en su osamenta. Se cubre con una armadu-
ra pesada, cuyo peto muestra el elaborado relieve de una
serpiente que se infiltra en un costillar y una calavera huma-
nas. Lleva consigo a todas partes su inmensa hacha, a menu-
do ajeno en apariencia al hecho de que la empuña.
Sugerencias de interpretación: Tener la vista vuelta
hacía el pasado socava la confianza de un hombre. Tú no
eres de los que se lamenta por el rumbo que has elegido ni
te paras a considerar las ironías de la vida. El destino te
trajo a Ceoris y te convirtió en un vampiro. El destino no es
algo con lo que se pueda jugar. Hizo de ti un poderoso
guerrero. Naciste para combatir y dirigir. Eso es lo que ha-
ces, en la batalla se cumple tu destino. El único problema
es la incapacidad de tus señores para ver lo que hay que
hacer a fin de derrotar a sus enemigos. Harás lo que sea
necesario para convencerlos. Entonces les demostrarás lo
que es capaz de hacer un auténtico guerrero.
Secretos: Esoara se siente bastante atraído por
Meerlinda, miembro del Consejo Interno y líder de la capi-
lla de Londres, desde la primara vez que la vio. Ella le
halagó buscando su consejo en asuntos militares. No tardó
en acceder a vigilar a Etrius por ella y en informar de cual-
jinete enemigo, restalló un relámpago. Captó el momentá- quier indicio de que fuese a actuar contra Goratrix sin el
neo reflejo de si mismo en un charco fangoso. Se había consentimiento de Tremere. Meerlinda se lo propuso sin
convertido en la terrible figura que acudía siempre a su que pareciera que su colaboración fuese a tener nada de
mente cada vez que imaginaba a su padre. Cercenó la ca- desleal. Al fin y al cabo, ella vela por los intereses de Etrius
beza del contrincante y levantó el hacha, al tiempo que y sólo pretende protegerlo de sí mismo. Meerlinda le dio a
profería un aullido mezcla de desesperación y exultación. Esoara una concha marina de plata en la que puede susu-
Los Cainitas que comandaban las fuerzas Tremere, por rrar cualquier revelación que desee compartir con ella.
quien Esoara estaba combatiendo sin saberlo, habrían su- Influencia: Esoara dirige las operaciones militares de
cumbido antes de su llegada. El actual líder de la partida Ceoris, pero no le interesa la política. Ahora responde ante
Tremere, uno de los ghouls de Curaferrum, le dio las gra- Curaferrum, pero jurará lealtad a cualquier otro castellano
cias a Esoara y le dijo que sus señores sin duda querrían que saliera designado sin ni siquiera un bufido de desapro-
recompensarle con un puesto. Esoara se mostró de acuer- bación. El castellano no ha renovado el juramento de san-
do, pensando que así lo habría dispuesto el destino. Siguió gre entre ellos y éste se ha diluido hasta convertirse en
a las tropas de regreso a Ceoris donde compareció ante el respeto por el cargo más que por la persona que lo ocupe.
castellano y fue nombrado sargento. No tardó en demostrar Destino: Esoara se convierte en asesor militar de los
su iniciativa y su talento. Curaferrum lo convirtió en ghoul Tremere durante su guerra contra los magi herméticos. La
medio año después, y le otorgó el Abrazo en 1167. cual dará comienzo dentro de pocos años. Aunque aban-
Como capitán de la guardia, Esoara se ha convenido dona Ceoris a menudo para supervisar los sitios a capillas
en un elemento indispensable para la defensa de Ceoris. Le rivales. Ésta seguirá siendo su morada. Combate con valor
proporciona experiencia de primera mano en el arte de la cuando las Gárgolas se rebelan y la Revuelta Anarquista
guerra a un grupo dominado por místicos y académicos. estremece el mundo Cainita. Nunca llega a convertirse en
Pese a la lealtad que le profesa a Curaferrum y a Etrius, ha taumaturgo, no obstante, y su posición se erosiona poco a
comenzado a quejarse de lo limitado de su papel dentro de poco. En 1720, abandona la capilla de Viena y se une a los
Ceoris. Quiere Abrazar en persona a más guerreros, y diri- Tremere antitribu de Goratrix.
gir un asalto definitivo contra las fortalezas Tzimisce. A jui- Clan: Tremere
cio de Esoara, sus señores se toman la guerra como un Sire: Curaferrum
incordio intermitente del que no merece la pena preocu- Naturaleza: Bárbaro
parse hasta que llama a la puerta. Él sabe que la mejor Conducta: Defensor
manera de ocuparse del enemigo es destruirlo por comple- Generación: Novena
to y apoderarse de la iniciativa. Jervais ha comenzado a Abrazo: 1167

LA CASA DE TREMERE
82
Edad aparente: Cuarenta y cinco
Físicos: Fuerza 4, Destreza 3, Resistencia 3
Sociales: Carisma 2, Manipulación 2, Apariencia 2
Mentales: Percepción 3, Inteligencia 2, Astucia 3
Talentos: Alerta 2. Atletismo 2, Pelea 2, Esquivar 2,
Intimidación 3, Liderazgo 2
Técnicas: Trato con los animales 1, Tiro con arco 2,
Armas cuerpo a cuerpo 3, Equitación 3, Sigilo 2, Supervi-
vencia 1
Conocimientos: Investigación 1, lingüística (español,
francés, italiano) 3, Senescal 1
Disciplinas: Auspex 1, Dominación 2, Fortaleza 2, Po-
tencia 2
Trasfondos: Mentor 3, Criados 3, Posición 2 (entre los
Tremere)
Virtudes: Consciencia 4, Autocontrol 3, Coraje 5
Camino: Humanidad 4
Fuerza de Voluntad: 10

Epistatia, cazadora usurpadora


Trasfondo: Los estudios en el campo de la magia de
Epistatia la han dejado escasos y vagos recuerdos de su
vida anterior, algo que apegas la turba. En ocasiones pue-
blan sus sueños extrañas imágenes, quizás extraídas de sus
recuerdos desaparecidos. Puede que fuese la hija de un
senador durante los últimos días de imperio romano. O
quizás una oráculo al cargo de un antiguo templo. No im-
porta. Sabe que hace mucho que es una maga Tremere, y
eso es todo lo que le hace falta saber.
Desde que es capaz de recordar, la obsesiona la idea
de que las almas débiles pueden desplazarse de sus cuer- entidades que le enseñaron a Goratrix las claves para el
pos por breves espacios de tiempo, lo cual las volvería ritual de transformación... o eso afirma ella, al menos.
susceptibles a la mente superior de un mago que se encon- Epistatia no disfrutaba del rango suficiente dentro de la
trase lejos de ellas. Pensó en utilizar sólo a criminales como casa como para disfrutar de un sitio en la ceremonia de
sujetos experimentales. Por desgracia, los rebeldes y los transformación pero, inmediatamente después, se convirtió
forajidos tendían a manifestar voluntades fuertes e inde- en la primera persona fuera del Consejo Interno en ser
pendientes, lo que dificultaba la escisión de sus almas. Hace Abrazada cuando Goratrix le entregó la sangre sin el per-
unos doscientos años, decidió que, en aras de la ciencia, miso de Tremere. Dado que conocía el ritual, la otra op-
debía emplear a campesinos de voluntad débil y a otros ción habría sido asesinarla, y había demostrado que era
supuestos inocentes de escaso valor para Dios y el hom- demasiado útil para eso. Epistatia no recuerda haber obje-
bre. Ocultó sus maquinaciones al regente de la capilla y tado nada a su nueva condición.
contrató a rufianes para que capturasen víctimas que utili- Durante varios años los Cainitas de Ceoris se alimenta-
zar en sus experimentos. Continuó con esta costumbre des- ron de forma indiscriminada, pero no tardaron en percatarse
pués de trasladarse a la capilla de Viena de Etrius a media- del porqué había tan pocos vampiros en el mundo. Las vícti-
dos del siglo X. Sus apuntes le dicen que Etrius descubrió mas tendían a escasear si se las daba caza sin control. Luego
sus actividades en el año 990. La expulsó de su capilla, por llegaron los Tzimisce, aporreando las puertas de Ceoris.
lo que acudió a Ceoris en busca de la protección de Goratrix... Epistatia
Éste la implicó en la guerra contra los magi de la Casa se ofreció voluntaria para dirigir las cacerías y organizar bati-
Diedne, recompensando sus éxitos con campesinos con das a fin de capturar varias víctimas de una sola incursión, que
los que experimentar. Condujo sus estudios sobre la migra- más tarde serían llevadas a Ceoris, encadenadas, para servir
ción del alma hacia el esfuerzo de contrarrestar el declive de recipientes de sangre hasta el fin de sus días.
de la magia de los Tremere. En 1011, acusó al aprendiz de Tras convertirse en la señora de la caza, Epistatia con-
Paul Cordwood, Vincius, de maldecirla con el mal de ojo, tinuó con sus estudios de la migración de las almas. Si,
arruinando así una demostración que había preparado ante durante el transcurso de sus cacerías, se encuentra con al-
la asamblea de magi de Ceoris. Vincius no tardó en apare- gún vampiro que le parezca que puede resultar útil para
cer estrangulado en su cama. Pese a ser sospechosa de Ceoris (o proporcionar nuevas pistas acerca del funciona-
asesinato, no se logró reunir pruebas que la inculparan. miento del alma), lo llevará a la capilla, por las buenas o
Goratrix puso freno a sus estudios y le exigió que se con- por las malas.
centrara en ayudarle a él con los suyos. Le propuso que lo Aspecto: Epistatia es una mujer de baja estatura y
ayudara a proyectar su consciencia en el espacio astral. Fue desgarbada, de rostro pastoso casi sin rasgos destacables.
durante estos experimentos cuando contactó con las dos Su nariz es recta y estrecha, sus ojos están algo separados y

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 83
su boca es blanda y sin personalidad. Sus lacios mechones Abrazo: 1022
de cabello rubio platino se derraman formando una larga Edad aparente: Sesenta y pocos
maraña. Se cubre con telas holgadas, de color marrón cla- Físicos: Fuerza 3, Destreza 4, Resistencia 3
ro, que ocultan sus formas. Su rostro nunca pierde la ex- Sociales: Carisma 2, Manipulación 2, Apariencia 1
presión plácida e impertérrita, ni siquiera aunque esté co- Mentales: Percepción 3, Inteligencia 4, Astucia 2
metiendo las crueldades más atroces. Talentos: Alerta 4, Atletismo 3, Pelea 3, Esquivar 3,
Sugerencias de interpretación: Lo único que impor- Intimidación 4, Liderazgo 2, Subterfugio 2
ta es tu investigación. Cualquier cosa que hagas a fin de Técnicas: Trato con los animales 1, Tiro con arco 2,
avanzar en tus estudios quedará justificada. Convertirte en Herbolaria 1, Armas cuerpo a cuerpo 4, Equitación 2, Sigilo 3,
Vampiro te mantuvo viva para poder continuar con tus ex- Supervivencia 2
perimentos, que podrían proporcionar información valiosa Conocimientos: Academicismo 3, Lingüística (griego,
acerca de la naturaleza física del alma. Aceptas tus deberes arameo) 2, Medicina 2, Ocultismo 5, Política 2, Ciencia 2,
de cazadora porque es necesario. La caza te da de comer y Senescal 1
evita que los demás magi, por lo general celosos y Disciplinas: Auspex 4, Dominación 4, Taumaturgia 6
metomentodos, interfieran con tu trabajo. Las vidas de las Sendas taumatúrgicas: Creo Ignem 3, Perdo Magica 2,
personas que capturas no merecen ni que pienses en ellas. Cebarse en el miedo del alma 2, Rego Elementum 2, Rego
No debes forjar ninguna relación con tus colegas; la lealtad Motus 2, Rego Tempestas 3, Rego Vitae 5, Senda del Paso 4.
provoca malentendidos. Mantenlos a cierta distancia y vela Trasfondos: Posición 3 (entre los Tremere)
siempre por la fortaleza de tu posición. Virtudes: Convicción 4, Instinto 2, Coraje 3
Secretos: Aunque Epistatia sufre pérdida de memoria, Camino: Diablo 6
les oculta el verdadero alcance de su amnesia a sus camara- Fuerza de Voluntad: 7
das. Otro hecho que esconde es que la primera vez que la

ETRIUS, SEÑOR DE CEORIS


entidad Estrella del Cielo se puso en contacto con ella fue
en 1007, cinco años antes de los experimentos que condu-
jeron a la transformación. Vino a ella mientras intentaba Cuarta generación, chiquillo nominal de Tremere
extirpar y encerrar el alma capturada de un sujeto, y le Naturaleza: Tirano
ofreció conocimientos a cambio de su silencio. Le propor- Conducta: Conformista
cionó nuevas vías de investigación, algunas de las cuales Abrazo: 1022
estaban relacionadas con los antiguos vampiros que Tremere Edad aparente: Treinta y pocos
y Etrius cazaron en su día. Nacido a las afueras de Gotheborg, Suecia, en el año
Influencia: Incluso tras la marcha de su patrón, 850, Etrius fue el hijo estudioso e introvertido de un forni-
Goratrix, Epistatia conserva una posición sólida dentro de do vikingo que se convertiría en uno de los primeros con-
la capilla. Los Cainitas de Ceoris disfrutan de las ventajas de versos al cristianismo de aquella tierra. El padre de Etrius
su nueva existencia, pero no les gusta tener que pensar en servía como patrón y protector de Ansgar, el obispo ale-
el precio que entraña. Se sienten aliviados porque Epistatia mán que se aventuró en la primera misión oficial a Suecia
les evita la vejación, el peligro y la molestia que entraña la en el año 869. Ansgar dejó una huella indeleble en el im-
caza de humanos. Ella afirma que los asuntos políticos no presionable Etrius, quien se vio atraído sin remisión a la
le interesan y se profesa neutral en la lucha entre conserva- doctrina cristiana. Ya desde el principio, su fe era pura idio-
dores y conspiradores. De hecho, a menudo les hace favo- sincrasia: no creía más que en su propia santidad. Como
res encubiertos a ambos bandos para guardarse las espal- santo en ciernes, no dudaba en perdonarse transgresiones
das. En este sentido, emula a Tremere al azuzar a ambas que condenaría en los demás. Tras razonar que el primer
facciones entre sí. paso hacia la canonización pasaba por cubrirse con las ropas
Destino: Epistatia desaparece en 1282, y se presume de un clérigo, decidió convertirse en sacerdote. Tarea harto
que los magi mortales se han cobrado su vida, pues en complicada en la aún pagana Suecia. Su padre lo envió de
esos momentos los Tremere están en guerra contra ellos. peregrinaje a Roma. Transcurridos escasos días desde el
Lo cierto es que Epistatia ha sucumbido a los efectos de su comienzo del viaje, los peregrinos fueron atacados por ene-
amnesia y se ha olvidado de toda su existencia como miem- migos del padre de Etrius. Etrius se convirtió en esclavo y,
bro de la casa. Vaga de ciudad en ciudad, se establece du- más tarde, sería vendido en la lejana Constantinopla. Su
rante breves periodos de tiempo y adopta diversas identi- comprador no fue otro sino Tremere, quien vio en él de
dades que le permiten mantener una existencia nocturna y inmediato un talento en bruto para la magia y una predis-
alimentarse sin llamar la atención. En 1932, se convierte en posición a cumplir órdenes. Tremere adoptó a Etrius en
la propietaria de una polvorienta tienda de mercadería ba- calidad de aprendiz, el primero desde su amargo fracaso
rata en Baltimore, Maryland. Ha mantenido la tienda abier- por apoderarse de la Orden de Hermes.
ta hasta nuestros días, capturando a algún que otro vaga- Etrius permaneció junto a Tremere incluso mucho des-
bundo o a algún ladronzuelo para alimentarse. En ocasio- pués de demostrar que era un magus de gran poder. Tremere
nes, curiosas imágenes de un sobrecogedor castillo entre toleraba su retórica cristiana, aunque lo mortificaba de vez
las montañas pueblan sus sueños. en cuando recordándole el antagonismo entre la Iglesia y
Clan: Tremere los brujos. Etrius no encontraba motivos para explicar que
Sire: Goratrix sin duda el Señor había querido que él se convirtiera en
Naturaleza: Fanática magus. ¿Por qué si no habría dispuesto el Altísimo el desti-
Conducta: Innovador no de Etrius de tal manera?
Generación: Sexta

LA CASA DE TREMERE
84
La arrogancia de Etrius crecía al tiempo que su proceso
de envejecimiento se retardaba por procedimientos mági-
cos y enterraba a sus contemporáneos. Se quitó de la cabe-
za sus sueños de beatificación, tras llegar a la conclusión
de que Dios debía de tenerle reservado un final mayor que
el de convenirse en un simple santo. A mediados del siglo
X, había comenzado a actuar como si todas las acciones
que emprendiera disfrutasen, por definición, del beneplá-
cito de Dios. En el año 962, redujo a polvo a un informador
que pretendía revelar un complot de escasa repercusión de
los Tremere a los magi rivales. Se justificó argumentado
que si los discípulos hubiesen estado dispuestos a matar
por él, Cristo jamás habría sido crucificado. Tremere esbo-
zó una sonrisa al escuchar aquello.
Cuando Etrius conoció a Goratrix, siendo aún un apren-
diz, ambos sintieran odio a primera vista. Tremere le había
preparado para que aborreciera a su predecesor, Etrius veía
en Goratrix toda la maldad a la que él se consideraba inmu-
ne. Goratrix le tenía por un hipócrita de proporciones bíbli-
cas. Con cuanta más sagacidad señalaba Goratrix los puntos
débiles de la teología aplicada a sí mismo de Etrius, con
mayor testarudez se agarraba éste a ellas. Etrius, viendo que
Goratrix pretendía eclipsar a Tremere, comenzó a concebir
la lealtad a su señor como la virtud más importante de todas.
Etrius construyó la pequeña capilla de Viena en el año
920, de la que fue regente nominal, pese a sus numerosas
ausencias, hasta el 1022. Durante su mandato se dedicó a
infringir de forma solapada la tácita prohibición hermética
que prohibía la implicación en los asuntos de política de
los mortales, ayudando al rey alemán (más tarde empera- vampiros. Etrius se sintió abrumado, e incluso llegó a ex-
dor de la Roma católica) Otto el Grande contra las hordas presar en voz alta su preocupación por su alma inmortal.
magiares en la batalla de Lechfeld, en el año 955. Actuó así Sus compañeros intercambiaron miradas de soslayo y Etrius
siguiendo su programa de cosecha de contactos dentro de guardó silencio (sus objeciones morales no duraron mucho
la iglesia y las clases dirigentes de Austria. Aunque los tiempo. Una vez Goratrix hubo salido del escenario y con
magiares se mostrasen abiertos a la conversión al cristianis- el vampirismo convertido en el eje de la existencia de los
mo en el año 955, Etrius los tenía por paganos impíos, Tremere, Etrius llegaría a asegurar que fue él quien había
semejantes a sus propios paisanos. Fue también durante practicado el gran ritual).
aquellos años en Viena cuando Etrius conocería a En 1024, el fantasma de Ponticulus se apareció ante Etrius,
Mendacamina, para terminar embarcándose en una pasión para advertirle de que Goratrix había conspirado con entida-
mutua condenada al fracaso. des del otro mundo para conseguir la ceremonia de transfor-
En el año 980, intervino en el ritual de Goratrix para mación. Ponticulus urgió a Etrius para que indujese al suici-
consagrar Ceoris. Fue decisión suya colocar el miembro dio a los demás participantes del ritual, si no querían que la
amputado de Goratrix, de manera humillante, en la boca magia desapareciese del mundo. Hacía tiempo que Etrius
del mago Ponticulus, decapitado tras cometer un error du- aguardaba la aparición de Ponticulus e intentó esclavizar al
rante el ritual. Luego cuestionaría los métodos de construc- fantasma, sin éxito. Ponticulus escapó y acudió a los Tzimisce
ción de Goratrix y creó el abismo que separa la capilla de para revelar el secreto de los Tremere.
la ladera. Pasó mucho tiempo en Ceoris durante aquellos Etrius volvió a enfrascarse en su rivalidad con Goratrix,
primeros días, para mayor consternación de su rival, al que recomendó precaución antes de dar el paso de Abra-
Goratrix. En el año 996, eclipsó a Goratrix al demostrar sin zar a nuevos miembros, argumentando que quienes fuesen
lugar a dudas que la magia estaba disminuyendo. Ambos reclutados a la fuerza no serían dignos de confianza. Obs-
compitieron furiosos entre sí para encontrar una manera de cureció la estrategia de este plan envolviendo sus objecio-
contrarrestar ese fenómeno. Sus ansias de vencer llevaron nes en términos religiosos. Con Tremere cada vez menos
a Etrius a abandonar los vetos formulados por su señor en presente, los dos sempiternos rivales se volcaron en su
contra del diabolismo. Intentó duplicar la magia conjuradora guerra intestina. En el 1036, cuando sus reyertas amenaza-
de demonios sin tener que contactar con ellos. Sus experi- ban con delatarlos a todos, Tremere salió al paso y aprove-
mentos fracasaron de forma estrepitosa en el año 1014, chó la excusa para someter a los siete miembros del Conse-
cuando atrajo a una verdadera horda de demonios (incluso jo Interno al juramento de sangre. A Etrius le pareció que
puede que abriese un portal a las esferas infernales), obli- aquello era un buen resultado.
gando así al abandono de toda una planta de laboratorios. Tremere se llevó a Etrius consigo en su épico viaje
Goratrix lo dejó atrás en el año 1022, al ocuparse de la para conocer más acerca de los vampiros y de sus costum-
magia que convertiría a Tremere y a siete miembros de su bres. Llegado el año 1126, los dos se hallaban enfrascados
casa, entre ellos tanto Etrius como el propio Goratrix, en en la busca y captura de Matusalenes, a fin de que el Con-

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 85
sejo de los Siete pudiera sumarse a su diablerie. Las súpli- ban por encima del hombro, como corresponde a los
cas de Etrius para excluir a Goratrix de los beneficios de su magus pagados de sí mismos.
empresa cayeron en oídos sordos. En el año 1088, Malgorzata visitó la capilla de París con
En 1133, Etrius ayudo a Tremere a encontrar y asesinar a Goratrix. Jervais se quedó prendado de ella a primara vista,
Saulot. Una parte de su conciencia, enterrada tiempo ha, le le flaquearon las rodillas ante su hermosura y sobrecogedora
decía que aquello era el crimen definitivo, que debería dete- autoridad. Se acercó a ella y le dijo que nada le gustaría
nerse. Sin embargo, Tremere estaba ansioso por seguir ade- más que ponerse a su servicio. Malgorzata, halagada por su
lante y estaba claro que, si Etrius no le ayudaba, lo haría servilismo, vio en él lo que los demás habían pasado por
Goratrix. Sostuvo al antiguo durmiente mientras Tremere se alto. Jervais poseía talento, pero sólo florecería de la mano
bebía su sangre. Cualquier remordimiento que pudiese al- de un maestro severo y estricto. Malgorzata sabía lo que se
bergar desapareció cuando Tremere le recompensó hacién- decía; por aquel entonces, ella era ghoul de Goratrix. Se
dole entrega de Ceoris y enviando a Goratrix a París. llevó a Jervais de regreso a Ceoris para convertirlo en su
Al coger las riendas de la capilla, se dio cuerna de que aprendiz. La fascinación que sentía Jervais por su nueva
las fuerzas de Goratrix seguían en su sitio. Malgorzata era señora le proporcionó la motivación necesaria para progre-
especialmente enervante, una chiquilla del señor exiliado, sar en las artes herméticas. No tardó en demostrar que los
intrigante, cuya sed de prestigio esa insaciable. La facción magi de París habían cometido un error al menospreciarlo.
conspiradora continuó ignorando sus órdenes de refrenar- Demostró un talento especial para los cálculos esotéricos y
se y Abrazar sólo a aquellos magi que accedieran a ello. La llevó a cabo importantes avancen en las técnicas para des-
lucha sigue hasta el momento. cubrir la sustancia mágica conocida como vis. Cada vez
que este precioso "combustible" comenzaba a escasear, él

JERVAIS, COSECHADOR
encontraba nuevos yacimientos. También estudió los mé-
DE VIS todos para recolectar estos delicados frutos, perlas y otras
Trasfondo: El padre de Jervais ejercía de escribano formas de vis. Su rápido acceso a los abastecimientos del
en la hacienda de un modesto noble francés. Jervais nació material en rápidas vías de extinción consiguió que los
en el año 1070 y fue educado para continuar con la profe- demás magi dependieran de él y, por añadidura, de
sión de su progenitor. El señor de su padre poseía algu- Malgorzata y Goratrix. En 1102, cinco años tras su Abrazo,
nos contactos exóticos y, en 1085, dispuso que Jervais Malgorzata se lo concedió a él, con la aprobación de
entrase a trabajar como escribano en la capilla Tremere de Goratrix. Una visita de Etrius bastó para que Jervais le co-
París. El bibliotecario del lugar le asignó la copia de varios giese asco. Etrius puso en tela de juicio la decisión de
textos. A Jervais, los manuscritos ocultistas que copiaba le Goratrix de Abrazar a Jervais porque no había contado con
parecían complejos, pero interesantes. Los magi de la ca- el beneplácito de Tremere. Aunque Jervais se encontraba
pilla vieron en él una chispa de talento mágico, si bien no presente, Etrius no se dignó dirigirse a él ni mirarle siquiera
tan importante como para fomentarla. Algunos le cogie- a la cara. Jervais aún no ha olvidado aquel desplante.
ron aprecio y se portaban bien con él; la mayoría lo mira- Desde su Abrazo, Jervais ha continuado descubriendo
vis. Al tiempo que se lo entrega a los magi mortales, trabaja
para ganarse su confianza. Su señora se permite la licencia
de aterrorizar a los mortales para mantener el control de
sus riendas, renunciando a la necesidad de captarlos para
su bando. Jervais representa la cara amable de la facción. A
los magi irredentos les susurra que existen secretos que,
cuando se revelen, demostrarán que su señora es una auto-
ridad benévola que siempre tiene en mente el interés de
todos ellos. Es a Etrius, explica, al que hay que temer. Su
inactividad supondrá la ruina de todos cuando la magia
desaparezca del mundo. Jervais evalúa con sumo cuidado
las reacciones de su audiencia a sus sugerencias. Los magi
que demuestren un despecho especial hacia Etrius se con-
vierten en candidatos al Abrazo de los conspiradores.
Aspecto: Jervais, de constitución y altura medianas,
ve el mundo a través del velo de unos ojos miopes. Su
osamenta y mandíbula angulosa están enmarcadas por un
ribete de cabello castaño y una barba recortada con esme-
ro. Aunque adquirirá un aura amenazadora con el paso
de los siglos, en la actualidad proyecta la imagen algo
inepta de un hombre bondadoso pero de cuya amabilidad
se abusa. Esto contrasta con su naturaleza de avezado se-
ductor político.
Sugerencias de interpretación: Aunque Malgorzata
sigue siendo tu diosa (sigues bajo su influjo), tus años de
Cainita te han ayudado a aumentar la confianza en ti mis-
mo. Ahora sabes que hay ciertas cosas, como persuadir a
los magi mortales, que se te dan mejor que a ella. Esto te

LA CASA DE TREMERE
86
halaga, y te da esperanzas para el futuro. La mayor ame-
naza para, tu porvenir la constituye Etrius, quien se opuso MALGORZATA, LA CONSPIRADORA
a tu Abrazo a posteriori. Socavar su autoridad te produce Trasfondo: Malgorzata, de nombre real Malana, trabajó
una gran satisfacción. Tu esperanza más ferviente es la de durante los primeros años de su vida como sirvienta de la
que, algún día, Malgorzata y Goratrix te ofrezcan la opor- gleba para los ocupadores magiares que invadieron Ruma-
tunidad de destruirlo. nia y despojaron a su familia de su noble rango. Sus padres
Secretos: Jervais mantiene cierta información en se- podrían haber conservado su posición si hubiesen accedido
creto, incluso ante Malgorzata. Conoce la localización de al a renunciar a la fe ortodoxa para convertirse a la occidental
menos cuatro vetas de vis a un día de viaje de Ceoris, las de los magiares. Aun cuando la niña, como sexta primogéni-
cuales podría explorar en caso de que alguna emergencia ta, habría disfrutado tan sólo de una posición marginal si no
le obligara a sobornar con urgencia a algún magus mortal. se hubiese producido la invasión magiar, los padres de
También comprende las ambiciones y los temores de los Malgorzata alimentaron en ella una profunda sensación de
magi mortales, mejor que ningún otro Cainita de Ceoris. pesar. Le inculcaron que había sido despojada de su verda-
Incluso sabe que Tosia y Omnifer sospechan que Etrius es dero destino, y que los sacerdotes de la Iglesia católica ha-
un diabolista, hecho que aún no se ha decidido a confiarle bían desempeñado un importante papel en el robo.
a Malgorzata. Se teme que su señora pudiera actuar algo Cuando sus padres la vendieron a un desconocido en-
precipitadamente al apoyar a Tosia; al fin y al cabo, si la capuchado cuyo porte denotaba un poder innato, Malgorzata
Orden de Hermes los descubriera, su ira inquisitorial no no se sintió traicionada, sino vengada. Sabía que ese hom-
respetaría a ninguna facción. bre, Goratrix, poseía la llave para reclamar la posición y la
Influencia: Jervais goza de las simpatías de los magi autoridad que sus ineptos progenitores habían perdido. Por
mortales y posee un poder significativo sobre ellos, gracias su parte, Goratrix reconoció poder en la joven; su poten-
a su acceso al vis (tiene acceso al equivalente a unos cua- cial mágico era tal que podía oler cómo abrasaba el aire
renta almacenes y puede cosechar más). Los Cainitas de que la rodeaba. Malgorzata aprendía con rapidez y sor-
Ceoris lo ven tan sólo como el recadero de su señora, pero prendió a Goratrix con su insaciable curiosidad. A los trece
Malgorzata le confía otras tareas de importancia, además años, ya era una maga de pleno derecho. Combinó su pro-
de la recolección de vis. En varias ocasiones, ha viajado en pio nombre, el de su señor y el de una diosa maléfica local
calidad de mensajero de su señora a diversas ciudades de para bautizarse a sí misma como Malgorzata.
Hungría y Transilvania. Cuando Goratrix se convirtió en Cainita en el año 1022,
Destino: Jervais es herido de gravedad durante el no pudo ocultar su transformación a los ojos de Malgorzata.
motín de las Gárgolas en 1476 y se sume en un letargo Ésta le suplicó que le concediera el don de la inmortalidad.
que durará varios años. Resurge en 1653, habiendo he- Si bien Goratrix no accedió de inmediato a satisfacer sus
cho las paces con Etrius, al parecer, tras la desaparición fervientes súplicas, se arriesgó a despertar la ira de Tremere
de su regente Malgorzata. Vela por los intereses de los al convertirla en su ghoul, violando así un edicto dispuesto
Tremere al seguir y vigilar al primer ministro francés, el por el antiguo hechicero. Durante décadas, le rogó que
cardenal Mazarin. Encuentra la Muerte Final en 1931, in- convenciera a Tremere para que sancionara su Transforma-
molado por republicanos españoles que, al parecer, cum-
plen órdenes de Goratrix.
Clan: Tremere
Sire: Malgorzata
Naturaleza: Arquitecto
Conducta: Tirano
Generación: Séptima
Abrazo: 1102
Edad aparente: Treinta y pocos
Físicos: Fuerza 2, Destreza 2, Resistencia 2
Sociales: Carisma 3, Manipulación 3, Apariencia 2
Mentales: Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 3
Talentos: Alerta 1, Atletismo 1, Pelea 1, Esquivar 1,
Subterfugio 3
Técnicas: Trato con los animales 1, Tiro con arco 1,
Etiqueta 2, Herbolaria 1, Armas cuerpo a cuerpo 2, Equita-
ción 2, Sigilo 1, Supervivencia 2
Conocimientos: Academicismo 2, Ocultismo (vis) 4,
Política 2, Senescal 1
Disciplinas: Auspex 3, Taumaturgia 5
Sendas taumatúrgicas: Perdo Magica 4, Rego Aquam
3, Rego Vitae 3, Senda de la Centella 4
Trasfondos: Contactos 3, Mentor 2, Posición 2 (entre
los Tremere)
Virtudes: Convicción 3, Instinto 3, Coraje 3
Camino: Diablo 6
Fuerza de Voluntad: 5

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 87
ción, hasta que por fin obtuvo el Abrazo, setenta y cinco poder, el cual compartirá con ella cuando a su debido mo-
tortuosos años más tarde. A pesar de que el juramento de mento. Ha comenzado a organizar sus propias batidas de
sangre la convenía en leal a Goratrix, el despecho que sen- caza en secreto, a fin de que Etrius no pueda utilizar el
tía por Tremere ardía en lo más hondo de su ser. También control del rebaño de la capilla que ostenta Curaferrum
había aprendido a odiar a Etrius, lambiscón del fundador, para que el hambre consiga someter a su facción. Retiene a
al que Goratrix culpaba de la cautela de su señor a la hora sus cautivos en una cueva a medio día de viaje de las puer-
de Abrazar a magi ajenos al Consejo de los Siete. tas de Ceoris.
Tres años más tarde, Goratrix le pidió su ayuda para Influencia: Malgorzata inspira pavor tanto en los magi
crear las Gárgolas. Trabajó junto a Virstania y Epistatia, pero mortales como en sus camaradas Cainitas. Aunque otros
le pareció que ambas estaban demasiado dispuestas a se- vampiros ambiciosos, como Therimna, Epistatia y Paul
guir tangentes a la investigación y no eran lo bastante cons- Cordwood, en ocasiones la convierten en blanco de puyas
cientes de la necesidad de las armas que intentaban crear. verbales o de sus intrigas para comprometerla, nadie se
Malgorzata las intimidó con bravatas, a veces llegaba a re- atreve a plantarle cara directamente. Posee un aliado de
gañar al propio Goratrix, a fin de que ninguno perdiese de confianza en Jervais, y también goza del apoyo de Goratrix,
vista su auténtico objetivo. También supervisó las obras de el cual, pese a su exilio, jamás puede ser subestimado.
las falsas torres trampa de Ceoris, y empleó su magia ígnea Destino: Tras su escisión del clan en 1314, Goratrix aún
para crear una sorpresa explosiva para cualquier enemigo mantiene un contacto ocasional con Malgorzata. Ésta sigue
tan estúpido como para aterrizar allí. siendo sus ojos y oídos dentro de Ceoris hasta la séptima
El exilio de su señor en 1133 enfureció a Malgorzata, al década del 1500, cuando los anarquistas Tzimisce la captu-
recordarle cómo sus padres se habían visto despojados de ran durante un asalto a la capilla, ya en declive. Revela, bajo
lo que les correspondía por nacimiento. Quiso partir con tortura, todo lo que sabe acerca de las defensas de Ceoris y
el, pero Goratrix insistió en que permaneciese en Ceoris en de los planes de los Tremere. El propio Goratrix, ya líder de
calidad de emisaria. Accedió a regañadientes y juró acele- los Tremere antitribu del Sabbat, dará con ella varias tortuo-
rar el Abrazo de los magi de la casa. Goratrix le había ase- sas décadas más tarde. Ella le ruega que la rescate, pero él se
gurado que eso era lo que quería Tremere, y que sus es- da la vuelta y la deja para que agonice. Es posible que siga
fuerzos le ganarían el puesto de Etrius como líder de la agonizando, deformada y olvidada
capilla. Su lealtad a Goratrix la impide cuestionar la veraci- Clan: Tremere
dad de tal afirmación. Sire: Goratrix
El distanciamiento de Etrius de los asuntos nocturnos Naturaleza: Tirana
de Ceoris le permite a Malgorzata actuar a sus anchas. Trata Conducta: Autócrata
a su castellano, Curaferrum, con un desprecio sin disimulos, Generación: Sexta
y sólo obedece sus edictos cuando le conviene. Por desgra- Abrazo: 1097
cia, su plan adolece de un serio inconveniente: los magi Edad aparente: Veinte y pocos
que Abraza sin previo aviso a menudo se burlan de ella y Físicos: Fuerza 5, Destreza 3, Resistencia 4
amenazan con revelar la conspiración Cainita a otros mor- Sociales: Carisma 1, Manipulación 5, Apariencia 4
tales, por lo que Therimna debe capturarlos para su poste- Mentales: Percepción 3, Inteligencia 4, Astucia 4
rior conversión en Gárgolas. La cazadora disfruta demasia- Talentos: Actuar 2, Alerta 2, Atletismo 1, Pelea 3, Es-
do con esta situación, para el gusto de Malgorzata. quivar 1, Intimidación 3, Liderado 3, Subterfugio 2
Se interesa de forma especial por cualquier enviado que Técnicas: Etiqueta 2, Trato con las Gárgolas 3, Herbo-
llegue a Ceoris procedente de otro clan. Intenta atraerlos a laria 2, Armas cuerpo a cuerpo 2, Sigilo 2
su círculo, con la esperanza de desbaratar los intentos de Conocimientos: Academicismo 2, Investigación 3, Lin-
Etrius por eclipsar los esfuerzos diplomáticos de su señor. güística (griego) 1, Ocultismo 4, Política 3, Ciencias 1,
Aspecto: Malgorzata hace gala de una belleza fría e Senescal 1
imponente. Sus ojos son del color de un cielo despejado en Disciplinas: Auspex 4, Dominación 4, Fortaleza 1, Po-
invierno. Suele adornarse la melena castaña con joyas de tencia 2, Taumaturgia 6
oro con incrustaciones de piedras preciosas. Dentro de Sendas taumatúrgicas: Creo Ignem 5, Perdo Magica
Ceoris, viste suntuosas túnicas de mago. Cuando viaja, se 3, Rego Vitae 4
viste como una noble húngara. Trasfondos: Mentor 4, Recursos 1, Criados 2, Posición
Sugerencias de interpretación: Goratrix es tu único 3 (entre los Tremere)
igual. Tremere es una figura distante y caprichosa, temible. Virtudes: Convicción 4, Instinto 3, Coraje 3
Todos los demás que alguna vez hayas conocido, desde tus Camino: Diablo 6
desdichados padres al pusilánime Etrius, no son más que Fuerza de Voluntad: 7
estúpidos que merecen ser pisoteados. El poder es la única
meta a la que merece la pena aspirar, y el miedo que inspi-
ras en los demás le resulta más embriagador que el vino.
MENDACAMINA, LA DAMA DE HIERRO
Demuestra cuanto amas a Goratrix y Abraza a tantos magi Trasfondo: Mendacamina era conocida como herma-
como te sea posible. Cuando se hayan convertido en na Agnes cuando, siendo una joven interna en un conven-
Cainitas, te amarán por el modo en el que los gobiernas. to a las afueras de Viena, descubrió su interés por las plan-
Secretos: Malgorzata conoce todos los secretos de tas. Labró un enorme huerto y comenzó a cultivar distintos
Ceoris, incluso los de los establos de las Gárgolas de tipos de hierbas medicinales. Aunque en el convento hubo
Virstania. También le guarda un secreto a Goratrix: éste quien consideraba que aquel interés la distraía de sus de-
afirma que ha encontrado una forma de amasar aún más beres para con Dios, la madre superiora fomentó la afición

88 LA CASA DE TREMERE
de la hermana Agnes. Ésta pensó que aquello se debía a convencerla de que olvidase su afán de venganza. Al ver
que las pociones y los ungüentos que hacía a partir de las que la hora de atacar había pasado, pero a sabiendas de
hierbas aliviaban un buen número de malestares sufridos que algún día volvería a presentarse la oportunidad.
por diversas hermanas. Lo cierto era que la madre superio- Mendacamina prometió contenerse. No obstante, primero
ra, otrora mujer de mundo, era una confidente del magus hizo sufrir a Goratrix, regocijándose en la ironía que supo-
Etrius, a quien consideraba un hombre santo pese a sus nía que él tuviera que suplicar por la vida de Etrius.
conocimientos ocultistas. En el año 945, Etrius escuchó su A Goratrix le mortificaba tenerla como aliada, pero no
descripción de la hermana Agnes y pensó que la joven podía negar el poder de su ira implacable. En 1042, la nom-
bien pudiera poseer algún talento para la magia. Dispuso bró señora de los calabozos de Ceoris, e interrogadora en
enviarle copias de libros antiguos acerca de plantas y jardi- jefe de sus prisioneros. Cuando Goratrix fue enviado a Fran-
nería. En los márgenes apuntó notas que explicaban su cia en 1133, ella conservó el cargo. Ni siquiera hoy se atre-
significado místico. Intrigada, la hermana Agnes quiso co- ve Etrius a entrevistarse con ella en privado. Por mucho
nocer la identidad de su misterioso benefactor. La abadesa que le disguste la violencia caprichosa que a veces desata
accedió, a regañadientes a permitir el intercambio de co- la mujer sobre aquellos sirvientes que la desagradan, suma
rrespondencia con Etrius. sus esfuerzos a los de los demás Cainitas para ocultar sus
Estas cartas entre dos creyentes y eruditos solitarios crímenes a los ojos de los magi mortales.
desembocaron en un amor en vías de expansión, expresa- Mendacamina busca aliados que la ayuden en su bús-
do en exclamaciones de fervor religioso y exaltadas des- queda de venganza contra Etrius, pero aún ha de encontrar
cripciones botánicas. Una severa hermana veterana encon- a alguien que se merezca su plena confianza. Podría gran-
tró las cartas de Agnes, vio en ellas las emociones que ambos jearse la amistad de algunos visitantes de Ceoris y utilizar-
corresponsales se negaban a reconocer, y se las llevó a la los para lograr sus fines sin revelarles cuáles son sus verda-
madre superiora quien, previa lectura de las misivas, ex- deras razones.
pulsó a Agnes del convento. Pensó en acudir a Etrius, cosa Aspecto: La tez de Mendacamina reluce con un fulgor
que hizo. También pensó que ambos admitirían el amor radiante que contradice la cólera arremolinada tras sus ojos
que sentían por el otro y contraerían matrimonio. Se equi- verde oliva. Su rostro es un óvalo perfecto. Viste por entero
vocaba. Etrius, atormentado por haber separado a Agnes de blanco y el corte de su vestido recuerda al de los hábitos
de Dios, suprimió la atracción que sentía hacia ella. Agnes, monacales.
segura de que Etrius desaprobaba sus impulsos básicos y Sugerencias de interpretación: La persona que amaste
carnales, no se atrevió a declararse. antaño te ha traicionado y te ha condenado. Ahora se revela
Sin ningún pariente con vida. Agnes no tenía medios ante ti toda la hipocresía de Etrius. No te amaba a ti, ni a Dios,
para subsistir. Etrius encontró a una compañera maga, de sólo a si mismo. Conseguirás vengarte de él, pero eso implica
instinto maternal, en la capilla de Viena y consiguió que paciencia, necesitas tiempo y fingir que tienes otra razón para
Agnes se convirtiera en su aprendiza. Agnes adoptó el nom- vivir. Te comportas como una maga más, intrigante y obsesio-
bre de Mendacamina y desarrolló su fascinación por la magia nada por el conocimiento. Finges que te importan el futuro de
de las hierbas. Etrius y ella se rondaban sin tocarse, teme-
rosos de que la pasión los abrumara. Con el transcurso de
las décadas, su ardor pareció enfriarse.
Sin embargo, con el cambio de siglo, Etrius comenzó a
pasar cada vez más tiempo en Ceoris, pese a ser el líder
nominal de la capilla de Viena. Envalentonada por la dis-
tancia, Mendacamina reanudó la correspondencia con él.
Su pasión floreció de nuevo. En 1022, se reunieron en Viena
y a punto estuvieron de consumar su amor, pero se
achantaron en el último momento. Etrius le prometió que
antes contraerían matrimonio. Luego partió hacia Ceoris,
para tomar parte en cierto ritual.
Mendacamina recibió una carta en la que Etrius le ex-
plicaba que no podía casarse con ella, aunque no podía
explicarle el porqué. Ella se dirigió a Ceoris para hablar
con él cara a cara, y terminó llorando cuando su amado la
repudió. Tenía la impresión de algo no había salido según
lo previsto durante el ritual. Continuó buscando su compa-
ñía. Por fin, un año después, Etrius cedió, la atrajo hacia sí
y la Abrazó. Cuando despertó, lo que había sentido por
Etrius permaneció al otro lado del umbral de la muerte. El
odio la consumió cuando se dio cuenta de que había perdi-
do la facultad de amar sin concesiones. Se convirtió en la
más cruel y encarnizada de los Cainitas de Ceoris. Renegó
de Etrius. Se unió a Goratrix y comenzó a ayudarle en sus
esfuerzos por asesinar al hombre que una vez había ama-
do. Cuando Tremere obligó a Goratrix y a los demás conse-
jeros a prestar el juramento de sangre, a Goratrix le costó

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN
89
la casa, tus estudios y el desarrollo de la guerra. Sólo lo haces Naturaleza: Fanática
para mantener a la vista al objeto de tus iras. Cada vez que Conducta: Monstruo
acabas con la vida de un criado irritante o aplicas el hierro Generación: Sexta
candente a la carne de un prisionero, ves los rasgos agonizan- Abrazo: 1023
tes de Etrius en vez de los de tu victima. Edad aparente: Menos de veinte
Secretos: Sólo Goratrix sabe cuanto ha intentado aca- Físicos: Carisma 2, Destreza 3, Resistencia 2
bar con Etrius. Nadie se imagina que lo único que espera Sociales: Carisma 3, Manipulación 3, Apariencia 2
es otra oportunidad. Mentales: Percepción 3, Inteligencia 4, Astucia 3
Influencia: Gracias a sus concienzudos interrogatorios Talentos: Alerta 5, Esquivar 5, Intimidación 5, Subter-
Mendacamina ha demostrado su utilidad a los demás fugio 5
Cainitas. Aunque no posee ningún aliado dentro de la capi- Técnicas: Trato con los animales 2, Herbolaria 2, Ar-
lla, todos temen cruzarse por ella por culpa de la venganza mas cuerpo a cuerpo 2
que anida en su interior y del odio que la propulsa. Siente Conocimientos: Academicismo 2, Investigación 2,
una atracción calculada por el antiguo Setita, Dauud el Ocultismo 3
Copto. Se dice a sí misma que no es amor, puesto que su Disciplinas: Auspex 3, Dominación 3, Taumaturgia 6
capacidad para sentir tal emoción ha sido erradicada para Sendas taumatúrgicas: Creo Ignem 3, Senda de Pro-
siempre. Empero, quizás al cabo de muchos años de cuida- tección 2, Cebarse en el miedo del alma 5, Rego Motus 3,
doso seguimiento, el hombre se muestre lo bastante digno Rego Tempestas 2, Rego Vitae 5
de confianza como pura convertirse en su amigo. Trasfondos: Posición 2 (entre los Tremere)
Destino: Tremere la nombra regente de la capilla de
Virtudes: Convicción 5, Instinto 3, Coraje 3
Viena en 1232, tras la muerte de su predecesor a manos de
Camino: Diablo 7
la Orden de Hermes. Mendacamina acepta a los magi mor-
Fuerza de Voluntad: 10
rales como enemigos sustitutos y se convierte en su más
encarnizado azote. En 1240, abdica para dar caza a los magi
en solitario. Le proporciona un placer especial destruir a THERIMNA, LA EJECUTORA
aquellos que se ocultan tras un manto de pureza. En 1284,
Trasfondo: Therimna, nacida en Flandes en el año 882,
se encuentra por sorpresa con Etrius en la catedral de
nunca se imaginó que se convertiría en una hechicera, y
Beauvais. Intenta matarlo y su lucha provoca que el edifi-
mucho menos en un Vampiro. Hizo todo lo que fuese ne-
cio se desmorone a su alrededor. Etrius consigue escapar,
cesario para sobrevivir, y aquellas acciones la condujeron a
pero ella perece bajo los escombros.
su estado actual. Desconoce qué habrán de traer los próxi-
Clan: Tremere
mos siglos, pero está convencida de que sobrevivirá a ello.
Sire: Etrius
Se llamaba Irene y nació hija de una prostituta. Aun-
que no quería sufrir los magreos y vejaciones que había
tenido que sufrir su madre, tampoco le quedaban muchas
más opciones. Un criado del gobernante de la corte de
Flandes, Baldwin II, compró su virginidad cuando contaba
doce años de edad. Pese a su juventud, Irene atisbó una
oportunidad y se abrió paso hasta el corazón del noble. Le
indujo a establecerla como cortesana en una lujosa man-
sión, atendida por sirvientes. Para cuando hubo cumplido
los veinte años, ya había pasado por su cama casi toda la
élite gobernante de Flandes, e iba en camino de convertir-
se en un poder secreto tras los asuntos de la corte. Fue por
aquel entonces cuando conoció y se acostó con Goratrix,
quien se encontraba en la provincia francesa en busca de
vis. Irene acertó a adivinar que Goratrix era un antiguo
magus, y él acertó al adivinar que ella sería una aprendiza
dispuesta y capaz. Se la llevó consigo cuando abandonó
Flandes y le dio el nombre de Therimna.
Para cuando se hubo convertido en una maga de ple-
no derecho. Therimna ya se había acostado también con
Tremere para enseñarle a Goratrix con qué facilidad era
capaz de cambiar de patrón. Cuando hubo conseguido la
inmortalidad por medio de la magia hermética, no obstan-
te, renunció a su promiscuidad. Ya había conseguido todo
lo que quería gracias al sexo y había encontrado una mane-
ra mejor de conseguir que sus colegas la necesitaran. Se
convirtió en la alquimista más sobresaliente de la Casa. Via-
jó de capilla en capilla durante todo el siglo X, aumentando
sus conocimientos. Cuando se construyó Ceoris, se encerró
en su laboratorio y rara vez se la encuentra fuera de sus
muros desde ese momento.

LA CASA DE TREMERE
90
En el año 996, cuando Etrius demostró el inminente Hace apenas algunos meses, Paul Cordwood comen-
declive de la magia hermética, Therimna sintió miedo por zó a sospechar de la implicación de Therimna en la des-
primera vez en muchos años. Trabajó sin descanso para aparición de su hombre Neru, acaecida en 1185. A modo
encontrar un medio alquímico según el cual conservar su de ajuste de cuentas, asesinó a Pugio, aprendiz mortal de
juventud, sin éxito. En 1026, comenzó a envejecer a ojos la ejecutora. Entonces establecieron una tentativa de tre-
vista. Por aquel entonces, ya sospechaba que ocurría algo gua. Therimna convenció a Cordwood de que había asesi-
extraño con Tremere, Goratrix y los demás. Habían dejado nado a Neru porque éste había estado a punto de traicio-
de preocuparse por los secretos de la inmortalidad. Se en- narlos a Ioan.
caró con su antiguo amante, Goratrix, y le rogó que com- Therimna es desde hace poco embajadora entre los
partiera su hallazgo con ella. No le gustó la forma en la que Ventrue de Budapest (el diplomático anterior, Contionari,
él se regodeó de su debilidad; desde sus tiempos de corte- fue capturado y asesinado por los Tzimisce durante su viaje
sana en Flandes, él no había disfrutado de tanto poder so- de regreso). Viaja allí con una periodicidad casi anual para
bre ella. Tras hacerla sufrir y suplicar, Goratrix le dijo que solicitar provisiones al príncipe, el Ventrue Vencel Rikard
Ceoris no podía permitirse el lujo de perder a su mejor (véase Transilvania Nocturno, p. 105). También anima a
alquimista, y la Abrazó. Rikard a abastecer a Ceoris de enviados Cainitas, ya sean
Therimna no se sintió horrorizada ni culpable tras su de su propio clan o de otros que le deban algún favor,
transformación, sino aliviada. Su supervivencia parecía ga- Etrius envió al chiquillo de Therimna, Locus, a la corte de
rantizada pero, cuando la guerra con los Tzimisce se recru- Rikard. Locus, taumaturgo estudioso pero político deficien-
deció, se dio cuenta de que su existencia continuada se- te, no deja de recordarle a su sire que debería reemplazarle
guía en entredicho. También le preocupaba que los magi por un candidato más adecuado.
mortales descubriesen la conspiración de los vampiros. En lo que a sus estudios mágicos respecta, Therimna
Comenzó a vigilar de cerca a sus colegas humanos en Ceoris. ha descubierto que su condición vampírica es una gran
Aunque en ocasiones ayudó a Goratrix en sus luchas por el ventaja. Al haber dejado de preocuparse por su propia
poder contra Etrius a lo largo del siglo XI, también lo hizo mortalidad, ha abierto nuevas vías de experimentación con
en secreto. En 1042, inmoló a un aprendiz mortal que ha- su alquimia. La alquimia taumatúrgica (véase Edad Oscura
bía sobresaltado a Mendacamina y había visto sus colmi- Companion, p. 92) es obra suya, lo que la asegura el as-
llos. Después de que acabase con las vidas de otros mu- censo dentro del clan.
chos que habían demostrado demasiada curiosidad para su Aspecto: El cabello de Therimna presenta parches des-
propio bien, Goratrix la nombró ejecutora oficial. Durante coloridos a causa de las docenas de accidentes sufridos con
el transcurso de los últimos ciento cincuenta años, ha mata- productos químicos a lo largo de los años. Presenta las manos
do casi a dos docenas de magi y aprendices que se aproxi- siempre agrietadas y escamosas. No parece que le preocupe
maron demasiado a la verdad. El primer mago hecho y su vestuario, sus túnicas estás siempre raídas por el exceso de
derecho que despachó fue un herbolario llamado Nuntius, uso y llenas de lamparones por el trabajo en el laboratorio.
antiguo pupilo suyo. El hombre sucumbió a sus letales cui- Sugerencias de interpretación: Por la noche, te sien-
dados en el año 1049. tes segura del éxito de tus manipulaciones, y orgullosa por
En 1176, tras los avances del general Tzimisce, Ioan, el modo en el que has conseguido mantenerte con vida du-
contra los Tremere, Therimna comenzó a temerse que la rante trescientos años. Mas, cuando la malévola luz del ama-
causa de los Tremere estuviese abocada al fracaso. Entre la necer despunta y te ves obligada a arrastrarte hasta tu frío
Orden de Hermes, la Iglesia y los diversos clanes Cainitas, lecho, el miedo se apodera de ti. No puedes dejar de pensar
la fuerza del enemigo resultaba abrumadora. Había llegado en los incontables enemigos que te asedian, en la amenaza
la hora de volver a cambiar de patrones. Sobornó a Neru, de verte descubierta, y en el hecho de que, al unirte a todos
uno de los espías mortales de Paul Cordwood, y lo convir- los bandos, no has conseguido más que quedarte sola.
tió en su ghoul para enviarlo a negociar con los Tzimisce. Secretos: Aparte de su alianza con Ioan, Therimna pre-
En 1178, tras haber intercambiado varios mensajes, Therimna tende mostrarse útil tanto para los Lasombra como para los
abandonó Ceoris, en principio para dar caza a un aprendiz Ventrue. Le proporciona información acerca de las luchas
fugado (se había encargado en persona de la desaparición de poder entre los Tremere a Giacomo Guicciardini, al que
del inocente, a fin de enmascarar el verdadero propósito sugiere que podría necesitar la protección de los Lasombra
de su viaje). Se entrevistó con Ioan y prometió ser sus ojos si los Tzimisce lograsen destruir a su clan. También le ha
y oídos dentro de Ceoris. Desde aquel entonces, son cien- indicado al príncipe Rikard de Budapest que estaría dis-
tos los mensajes que ha enviado. Le proporciona sólo la puesta a cambiar de alianzas, siempre y cuando encontrase
información necesaria para garantizar su seguridad en caso la motivación adecuada. Los dos escuchan sus palabras con
de que Ceoris sea ocupada. Finge tener poca influencia una mezcla de cautela e interés, a sabiendas de que les
sobre la política de la capilla, o saber poco sobre la misma. resultará de mucha mayor utilidad dentro de Ceoris que
Lo engaña cada vez que le es posible. Cuando le honra con como fugitiva de la venganza de los Tremere.
algo de información, consigue que sus traiciones sirvan a Los estudios taumatúrgicos de Therimna también la han
sus propios fines. Hace una década, un mago Abrazado conducido por caminos insospechados. Al combinar su al-
por Curaferrum interceptó uno de sus mensajes a Ioan. Este quimia con su experiencia con la sangre Cainita, ha descu-
mago, llamado Gravis, comenzó a extorsionarla y a exigir bierto como romper el juramento de sangre que la vincula
sus servicios como alquimista a cambio de su silencio. El a la pirámide de los Tremere. Sus alianzas secretas atesti-
día que el hombre emprendió un Viaje a la capilla de Viena, guan la libertad de su voluntad.
Therimna se aseguró de que Ioan conociera la ruta y el Influencia: Sus camaradas respetan a Therimna, in-
horario a seguir por la caravana. cluso la temen, pero también la desprecian. Sus labores de

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 91
ejecutora y enviada le proporcionan amplias oportunida-
des para moverse fuera de la capilla, pero le proporcionan
escasa influencia dentro de ella.
Destino: En 1327, un ojo espía colocado por Paul
Cordwood en los aposentos del príncipe Rikard muestra
como Therimna confía secretos de los Tremere a los
Ventrue. Intenta capturada, pero fracasa. Therimna busca
refugio en Budapest, pero Rikard la expulsa una década
más tarde bajo sospecha de actuar como espía para los
Tzimisce. Se convierte en una nómada y ayuda a varios
señores Cainitas a supervisar sus dominios. Llegado el si-
glo XX, trabaja con el nombre de Uta Kovacs y viaja de
ciudad en ciudad en calidad de consejera y asesina. Uta
Kovacs se presenta a si misma como antigua expulsada
del seno de los Tzimisce.
Clan: Tremere
Sire: Goratrix
Naturaleza: Superviviente
Conducta: Juez
Generación: Sexta
Abrazo: 1023
Edad aparente: Varía
Físicos: Fuerza 3, Destreza 4, Resistencia 4
Sociales: Carisma 2, Manipulación 3, Apariencia 2
Mentales: Percepción 3, Inteligencia 4, Astucia 3
Talentos: Actuar 2, Alerta 3, Atletismo 3, Esquivar 1,
Intimidación 3, Subterfugio 3
Técnicas: Trato con los animales 1, Tiro con arco 2,
Herbolaria 1, Armas cuerpo a cuerpo 2, Equitación 2, Sigilo 2,
Supervivencia 2
Conocimientos: Academicismo 2, Investigación 4, Lin-
güística (francés, flamenco) 2, Ocultismo 5
Disciplinas: Auspex 5, Dominación 5, Serpentis 1, decidió vengarse de sus puyas convirtiéndose en la maga
Taumaturgia 6 de pleno derecho más joven de toda la historia de la capi-
Sendas taumatúrgicas: Perdo Mágica 4, Rego lla, honor que alcanzó en 1080. No obstante, su carrera
Elementum 2, Rego Magica 4, Rego Vitae 5, Alquimia dentro de la capilla se estancó enseguida. Los magi de más
taumatúrgica 5 edad la trataban como a una curiosidad, no como a una
Trasfondos: Contactos 4, Posición 3 (entre los Tremere) colega. Seguía siendo más joven que muchos aprendices.
Virtudes: Convicción 3, Instinto 3, Coraje 5 La resultaba imposible hacer amigos, o mantenerse alejada
Camino: Diablo 6 de las numerosas insidias que cuajaban la política de la
Fuerza de Voluntad: 10 capilla. Por lo tanto, decidió crear sus propios compañeros.
Animó figuras de barro y cruzó animales, ocultando los
VIRSTANIA, MADRE DE LAS GÁRGOLAS grotescos resultados de sus experimentos a los demás magi.
Llegado el año 1105, se había convertido en una maga de
Octava generación, chiquilla de Brunavog pelo cano, carente de amistades, con el laboratorio lleno
Naturaleza: Fanática de animales tan extraños como secretos. Aquel mismo año,
Conducta: Innovadora un asalto Tzimisce arrasó Cephesis y envió a sus habitantes
Abrazo: 1111 supervivientes a buscar el refugio de Ceoris. Antes de aban-
Edad aparente: Treinta y pocos donar sus aposentos. Virstania cogió a su bestia híbrida
Virstania nació en el año 1060, varios cientos de kiló- favorita, un visón amarillo con cabeza de esturión, y la su-
metros al sudeste de Ceoris, en la capilla Cephesis de la jetó con firmeza contra el pecho. Al llegar a Ceoris, el ser
Casa Tremere. Su padre fue un guerrero criado de los consiguió escapar para corretear entre las piernas de los
Tremere; su madre la jefa de cocina de la capilla. Virstania soldados y provocar ataques de histeria entre las sirvientas
jamás ha conocido ninguna otra forma de sociedad fuera del edificio. Goratrix entró en la estancia y acorraló a la
del mundo de los magi Tremere. Se crió hablando el latín cosa, que murió a sus pies.
como su primera lengua, y utilizaba materiales alquímicos No regañó a Virstania, sino que la juzgó preparada para
obsoletos a modo de juguetes. Virstania poseía una tempra- una nueva misión: la creación de las Gárgolas. Permitió
na aptitud para la magia y con trece años se convirtió en que uno de sus aliados, Brunavog, la Abrazara en 1111.
aprendiz del regante de la capilla, Iubara. Su comprensión Después, Goratrix lo mandaría lejos y se ocuparía de la
natural de los principios esotéricos y sus ganas de agradar tutela de Virstania en persona. Transcurrido un año, la te-
la llevaron a eclipsar a otros aprendices, cuya envidia no nía trabajando junto a él en el proyecto. A Virstania no le
tardó en merecerse. En vez de internar ganarse su amistad, preocupaban las cuitas espirituales intrínsecas al vampirismo.

LA CASA DE TREMERE
92
Floreció de nuevo, radiante por haber conseguido por fin había seguido de buena gana. No consiguió trazar ninguna
la aprobación de un camarada magus. Puso a prueba sus perspectiva de futuro para sí; añoraba los días anteriores a la
técnicas de cruce de especies y, en 1121, ayudó a Goratrix sangre de Umar, pero no conseguía recordar ningún sueño
a construir las primeras Gárgolas. Derramó sobre ellas el ni esperanzas. Concluyó que debía de haber sido un ser
mismo amor incondicional con el que había regalado a sus hueco incluso antes de su Abrazo.
grotescas creaciones en Cephesis. Las Gárgolas se portaban Vagó fuera de la capital egipcia hacia el desierto, en
con ella igual que cachorros con su madre, y sus instintos busca de algo que encendiera su pasión adormecida. En-
filiales facilitaron su control. contró varios cultos de Set en pequeñas poblaciones, pero
Cuando Goratrix fue exiliado a París en 1133, Virstania todos le aburrían sin excepción. De vez en cuando se en-
creyó que había perdido a su único amigo entre los hom- contraba con Salubri y hacia todo lo posible por acabar con
bres y los Cainitas (resulta dudoso que Goratrix corres- ellos, por vengar la muerte de Umar, más también aquello
pondiera a sus sentimientos de camaradería). Virstania le dejaba frío. Se planteó el sumirse en un letargo volunta-
se retiró a los niveles inferiores, donde continuó con sus rio, pero desechó la idea al pensar que eso sería como
esfuerzos por perfeccionar la raza de las Gárgolas. Las rendirse a su falta de carácter. Continuó su periplo por todo
trae al mundo, les asigna sus tareas y oficia sus ceremo- Egipto, uniéndose en ocasiones a partidas heterogéneas,
nias fúnebres. Las incita a que piensen en ella como en ayudándolas a encontrar lo que fuese que estaban buscan-
su Gran Madre. do. De vez, en cuando creyó que había encontrado un nue-
Con el transcurrir de los años, Virstania ha llegado a vo mentor en el seno de algunas pero, al final todos termi-
preocuparse más de las Gárgolas que de sus compañeros naban decepcionándolo y continuaba su ciclo de experien-
Cainitas. Según ella, sus retoños necesitan todavía la pro- cias infructuosas.
tección de Ceoris, y así será hasta dentro de muchos años, Todo cambió en 1152, cerca de la pequeña ciudad de
pero algún día formarán una raza independiente a la que Dara, donde había ido a parar como líder a desgana de
temerán magi y Cainitas por igual. Luma, la más ambiciosa una banda de salteadores de caminos. Los sectarios de
de las aprendizas de Gárgola de Virstania, la ha convencido Dauud le alertaron de la presencia en Dara de un par de
de que tanto Esoara como Paul Cordwood se oponen a sus europeos. Con la ayuda de un intérprete, la pareja había
deseos y deben ser desprestigiados, si no eliminados. Aun- estado buscando información acerca del dios Set. Dauud
que Virstania no alberga ningún deseo de sumarse a las los buscó y trabó amistad con uno de ellos, Etrius. Aun-
luchas internas, le ha dado permiso a Luma para que vigile que Etrius no le reveló su naturaleza Cainita, Dauud supo
al capitán de la guardia y al maestro de espías en busca de reconocerle por lo que era. Lo más importante era que se
puntos débiles que aprovechar. había sentido fascinado por la ambición que ardía en los

INVITADOS Y
ALIADOS CAINITAS
DAUUD EL COPTO
Octava generación, chiquillo de Umar
Clan: Seguidores de Set (renegado)
Naturaleza: Solitario
Conducta: Innovador
Abrazo: 902
Edad aparente: Cuarenta y pocos
Dauud nació en Fustat, Egipto, en el año 877. Durante
siglos, su familia había sido seguidora incondicional de la
iglesia copta de Egipto, dirigían sus comunidades y trabaja-
ban para varias dinastías islámicas como altos cargos buro-
cráticos. Dauud, joven estólido acostumbrado a cumplir con
las expectativas de su familia y de la comunidad, ocupó su
cargo dentro del sistema burocrático. Por aquel entonces, la
administración estaba cuajada de agentes de un Setita llama-
do Umar, quien pretendía desmoronar el régimen desde den-
tro. A Umar le gustó la obediencia instintiva de Dauud y le
convirtió en su ghoul. Con su voluntad embotada por el
juramento de sangre, Dauud siguió a ciegas las instrucciones
de Umar durante muchos años hasta que, por fin, Umar le
concedió el Abrazo y comenzó a instruirlo en las costumbres
de la magia de la sangre de los Setitas. Por desgracia, Umar
encontró la Muerte Final pocos años más tarde, a manos de
un guerrero Salubri. La pérdida de su señor dejó a Dauud sin
planes ni voluntad para continuar. El culto a Set no significa-
ba nada para él: era al dinámico e impetuoso Umar a quien

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 93
ojos de Etrius, ¡Este podría ser su nuevo Umar, quien le memorar los incidentes que llevaron hasta sus manos los
diera fuerza y propósito! Quiso postrarse a los pies de documentos en cuestión. En retrospectiva, son muchas las
aquel hombre y suplicarle que le aceptara, pero mantuvo coincidencias que se suceden. Dauud se teme que haya
la compostura. Alguien tan solemne como Etrius no valo- sido el peón de una fuerza superior (Set, quizás).
raría a un esbirro adulador. Etrius quería investigar algo
en Dara, por lo que regresaría. Dauud esperó a que se
presentara su oportunidad. GIACOMO GUICCIARDINI,
ENVIADO MAGISTER
Etrius volvió a Dara en numerosas ocasiones a lo largo
de las siguientes décadas. En todas ellas, envió aviso a
Dauud. En 1153, Dauud le confió a Etrius su condición de Décima generación, chiquillo de Enrico Guicciardini
Setita. Dos años más tarde, Etrius le sugería que se uniera a Clan: Lasombra
la causa de los Tremere y ser instalara en Ceoris. Aún ansio- Naturaleza: Renegado
so por impresionar a Etrius como empleado servicial, Dauud Conducta: Superviviente
ocultó la verdadera magnitud del éxtasis que le embargaba. Abrazo: 1147
Desde entonces, ha sumado su conocimiento de los miste- Edad aparente: Veinte y pocos
rios Setitas al gran proyecto de traducir los rituales hermé- Los camaradas Lasombra de Giacomo Guicciardini pa-
ticos en magia de la sangre. lidecerían si conocieran sus verdaderos orígenes. Nació
Dauud desempeñó un papel en la localización de Saulot, hijo de un cazador de ratas, mendigo y buscavidas.
algo que aún ha de confesarle a Etrius. Durante sus perió- Giacomo (que entonces respondía a otro nombre) seguía
dicos ataques contra Salubri egipcios, había cosechado de los pasos de su padre, cubriéndose apenas con harapos y
forma paulatina una colección de documentos pertenecien- comiendo lo que encontraba en las calles de Nápoles.
tes a ese clan, donde algunos datos que aportaban se co- Durante una racha peor de lo habitual, se vio obligado a
rrespondían con otros que había leído en antiguas inscrip- ejercer la prostitución. Fue así como conoció a un tal
ciones Setitas. Profundizó en sus investigaciones y fue re- Beniamino Guicciardini, hijo de un prominente banquero
compensado con la posible localización del lugar de des- relacionado con el gobierno republicano de Nápoles, quien
canso del Antediluviano Salubri, Saulot. En 1128, sus secta- quiso que el joven se enamorase de él para poderlo cubrir
rios se infiltraron en una orden de sacerdotes de Osiris que de riquezas. Transcurridos pocos años desde el inicio de
buscaban la tumba de Set. Dauud les proporcionó informa- su relación, Beniamino sorprendió a Giacomo retozando
ción falsa a fin de conducirlos hasta Saulot. Según él, ellos con una de las doncellas, lo que desencadenó una violen-
a su vez guiaron sin saberlo a Tremere hasta el progenitor ta discusión. Enfurecido por los puñetazos de Beniamino,
de los Salubri. Dauud no se percató de la conexión entre Giacomo lo mató. Tuvo el buen juicio de huir fe Nápoles,
aquella estratagema y su adorado Etrius hasta 1153 No lo pero no pudo escapar de los agentes del padre de
ha mencionado nada a Etrius, porque ha comenzado a re- Beniamino, quienes parecían encontrar su rastro por mu-
cho que se esforzara en ocultarlo. Condujeron a Giacomo
ante Enrico Guicciardini, el padre de Beniamino. El hom-
bre, imponente y dueño de si mismo, parecía poseído por
una ira asesina al principio pero, cuando más interrogaba
a Giacomo, con mayor interés estudiaba al homicida.
Al parecer, Enrico era un vampiro que ya hacía tiem-
po que había abandonado toda esperanza de que el ca-
beza loca de su hijo siguiera sus pasos. Sin embargo,
este joven y osado rapaz... ¡sus acciones resultaban pro-
metedoras! Enrico le exigió a Giacomo que se hiciera
pasar por un hijo bastardo recién aparecido. Sus sirvien-
tes ghouls adiestraron a Giacomo en secreto en la cultu-
ra de la élite adinerada. Tras varios años de demostrar
que era merecedor de tal privilegio, Giacomo se ganó el
Abrazo de Enrico y pasó a estudiar la cultura de los
Lasombra. Enrico envió a su "nuevo y auténtico hijo" a
París, para proseguir sus estudios bajo la tutela de un
mentor más prestigioso, Raymond el Inferior, uno de los
poderes tras el trono de Louis VII. En 1152, cuando los
intermediarios de Goratrix se pusieron en contacto con
Raymond para dar el primer paso hacia una alianza,
Giacomo fue enviado a la capilla de París a fin de cali-
brar las distintas posibilidades. Sobrellevó su relación con
Goratrix con gran astucia y le dijo a su compañero
Lasombra que los Tremere sólo confiaban en él. En caso
contrario, sus deberes como enviado entre los Tremere
habrían recaído en otro Lasombra más veterano.
Giacomo continúa aprovechando sus contados entre
los Tremere para aumentar su prestigio dentro de su pro-

LA CASA DE TREMERE
94
pio clan. De los Tremere consigue tesoros mágicos y secre-
tos, que entrega a los aliados de su sire. A cambio, filtra
información referente a la política Cainita, tanto a los Tremere
de París como a los de Ceoris. Pasa unos tres meses al año
en Ceoris, intentando averiguar cómo podría aprovechar el
potencial de la magia de la sangre y el de los ejércitos de
Gárgolas para acelerar su propia ascensión entre las filas
de los Magistri.
Hace poco que ha llegado a la conclusión de que no
sería mala idea asegurar la instalación en Ceoris de algunos
enviados procedentes de otros clanes... siempre y cuando
él pueda asegurarse su lealtad de antemano.

MARGARET VASA, ENVIDIA


DE LOS LADRONES DE TUMBAS
Undécima generación, chiquilla de Wechsel
Clan: Capadocio
Naturaleza: Juez
Conducta: Innovadora
Abrazo: 1145
Edad aparente: Menos de veinte
Margaret Vasa, oriunda de Hungría, se mereció el Abrazo
tras sobrevivir a una plaga que se cobró las vidas de todos
los habitantes de su aldea. Caminó entre los cadáveres de-
vorados por la viruela de sus familiares y amigos, en busca
del humor maligno que la enviara a reunirse con ellos. La

MAGI MORTALES
enfermedad llegó en la forma disecada de Wechsel, un La-
drón de tumbas fascinado por las epidemias. Ella le pidió la
muerte y él le otorgó la no vida.
Durante los cincuenta años siguientes, Margaret se con-
virtió en una prometedora erudita del dan. Wechsel, aparte
de su obsesión por las pestes, era un buen maestro y la
APPELLO, LA OSCURIDAD ESCONDIDA
preparó bien para el mundo. Margaret ha demostrado estar Trasfondo: Durante generaciones, la familia de Appello
a la altura de su nueva existencia. Estaba lista para sufrir ha enviado a uno de sus hijos no herederos a la capilla
una muerte dolorosa y ha terminado encontrando la inmor- Tremere de Creta. La tradición comenzó en el siglo IX, des-
talidad y todo un nuevo mundo de posibilidades. Ha co- pués de que Tremere librara, al cabeza de familia, por aquel
menzado a estudiar la animación de los cadáveres y a las entonces un humilde pescador, de la maldición de una bru-
criaturas zombu creadas por algunos miembros de su clan. ja. En 1130, un descendiente del pescador, un mercader
Ha oído que los Giovanni italianos tienen mucho que ense- adinerado, envió al menor de sus dos hijos, Philip, para
ñarle a este respecto. que se convirtiera en un mago. Philip aspiraba a un puesto
Hace diez años, Wechsel le anunció a Margaret que ya en los negocios familiares. Tras adoptar el nombre de
le había enseñado todo lo que él sabia y la animó a buscar Appello, se convirtió en un aprendiz indisciplinado que
su propio camino. Margaret viajó al templo de Erciyes, donde pasaba de maestro a maestro. Su carácter violento y su
la antigua Constancia accedió a convenirse en su nueva testarudo rechazo a aceptar cualquier tipo de autoridad
maestra a cambio de servicio al templo y al clan. Margaret hacían que resultara casi imposible enseñarle nada. La
se mostró de acuerdo sin dudarlo: la oportunidad de apren- regidora de la capilla, Clementia, le solicitó su permiso a
der junto a tan reputada tanatóloga, matrona del templo Tremere para expulsar a Appello, pero le fue denegado
más importante del clan, era imposible de pasar por alto. basándose en que romper una antigua tradición podría traer-
Constancia envió a Margaret primero a París, para con- le mala suerte a la capilla o incluso al propio Tremere. Una
vertirse en enviada ante Goratrix y ahora dentro de la descontenta Clemencia, por medio de palizas y algún que
propia Ceoris. Su misión consiste en averiguar los secretos otro periodo de reclusión, intentó apaciguar el genio de
de los Usurpadores y evaluar la amenaza que supongan. El Appello. Con el tiempo Appello llegó a admitir que habían
clan de la muerte desconfía de los recién llegados, pero el sofocado su ira y se concentró en sus estudios. Se convirtió
potencial de la taumaturgia es considerable. Los informes en un mago de habilidad atestiguada, ya que no extraordi-
de Margaret bien podrían determinar la posible alianza de nario. Sin embargo, su carácter siguió aflorando de vez en
Constancia con los Tremere en noches venideras. cuando y Appello se ganó la enemistad de todos y cada
Margaret pasa casi un tercio de su tiempo en Ceoris, uno de sus colegas cretenses. En 1190, puede que por des-
ayudando a Paul Cordwood y a Epistatia con sus experi- pecho, Clementia encontró una justificación para transferir
mentos. Le gustaría colaborar con Virstania, pero Curaferrum a Appello a Ceoris. Desde entonces, ha proseguido su tra-
le impide ahondar en los secretos de las Gárgolas. bajo en su investigación personal, una técnica obscura que

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 95
él llama "medición de la ausencia". Nadie sabe qué es lo extender su alcance más allá de los Tremere. Tendrá que
que eso significa. Los magi y los Cainitas de Ceoris coinci- fijarse en todos los visitantes de Ceoris y examinarlos para
den a la hora de tildarlo de excéntrico a tolerar en aras de descubrir si se ajustan al perfil adecuado. Tendrá que dibu-
la paz y la tranquilidad. jar cierta marca con tiza en las puertas de sus dormitorios,
Aspecto: El alto y musculoso Appello presenta un as- señalando así su disposición al toque de Kupala.
pecto juvenil pese a su avanzada edad. Presenta un hoyue- Influencia: Appello disfruta de escasa influencia... to-
lo en la barbilla. Cuando se le molesta, su voz desciende davía.
una octava y suena algo estrangulada. Destino: Appello se queda en Ceoris hasta 1339, cuando
Sugerencias de interpretación: No querías ser mago. Tectusa, un miembro especialmente impulsivo de la fac-
Se creen que te has olvidado de lo que te hicieron, todas ción conspiradora, decide Abrazarlo por puro capricho. Para
aquellas palizas de muerte, pero no. Ya te ocuparás de que ese entonces, Appello se ha transformado ya en un servi-
se den cuenta. No eres tan tonto como ellos, por eso ves dor demoníaco de Kupala, si bien capaz de mantener su
cosas que a los demás se les escapan. Cuando hayas proba- forma humana. El intento de Abrazo termina con Tectusa,
do tu teoría de la Ausencia Cósmica, los destruirás a todos. el cual queda reducido a un charco viscoso, y revela la
Secretos: Appello se ha puesto en contacto con una verdadera naturaleza de Appello a los demás. Consigue
entidad celestial que se identifica como Raíz de Todo, la escapar de Ceoris a duras penas y pone rumbo a Inglaterra.
cual le ha estado proporcionando información a cambio de Resurge como abad de un boyante monasterio, como me-
algunos favores, cuya importancia desconoce Appello. A cenas de la exploración durante el Renacimiento y, a prin-
veces le pide que ponga la calavera de un cuervo detrás de cipios del siglo XXI, como principal accionista de varias
una cortina o que lama las páginas de un texto antiguo y firmas destacadas en el ámbito de las telecomunicaciones.
luego transfiera el polvo y la tinta a un paño. Le ha adver- Casa: Tremere
tido que mantenga estos contactos en secreto, sobre todo Edad Actual: 82
delante de Etrius y Curaferrum. Edad aparente: Treinta y pocos
Hace poco le pidió que acudiera al Cubil del León, la Físicos: Fuerza 2, Destreza 2, Resistencia 2
capilla que tienen los Tremere en la ciudad inglesa de Sociales: Carisma 2, Manipulación 3, Apariencia 2
Durham. Allí se entrevistó con la magus Erro, quien ya se Mentales: Percepción 2, Inteligencia 3, Astucia 4
había puesto en contacto con Raíz de Todo durante una Talentos: Atletismo 4, Pelea 3, Esquivar 5, Intimida-
visita a Ceoris. La mujer identificó a Raíz de Todo como el ción 3
demonio Kupala y reveló que había estado promulgando Técnicas: Tiro con arco 1, Herbolaria 1, Armas cuerpo
su culto en Inglaterra. Predijo un destino grandioso para a cuerpo 2, Equitación 2
Appello y le prometió que algún día desataría su cólera Conocimientos: Academicismo 2, Lingüística (griego,
sobre el mundo entero, convirtiéndolo así en un lugar ideal hebreo) 2, Medicina 2, Ocultismo 3
para los adoradores de Kupala. Por ahora, su deber consis- Sendas: Creo Ignem 1, Imposición 3, Senda de Protec-
te en encontrar a otros posibles sectarios. Kupala pretende ción 3, Invocación 3
Trasfondos: Contactos 1
Fuente de vis: equivalente a 15 puntos de Fuerza de
Voluntad
Fuerza de voluntad: 5

BITIURGES, UN TONTO
A LOS OJOS DE TODOS
Trasfondo: El vanidoso y petimetre Bitiurges descien-
de de un largo linaje de magi Tremere. Se crió en una capi-
lla, habla latín como primera lengua y todo lo que sabe
acerca del mundo lo ha aprendido en los libros. Cambia de
refugio cada cinco años, y ha visitado todas las capillas
Tremere en algún momento de su vida. También ha residi-
do en calidad de invitado en varias capillas pertenecientes
a casas rivales. Esto le conviene en una fuente inagotable
de chismorreos, un pasatiempo al que se entrega con alo-
cado abandono. Aunque se haga el tonto y presuma de su
desinterés por el trabajo de laboratorio, se ha ganado una
reputación por su habilidad en el empleo de la magia.
Aspecto: Bitiurges se cubre con túnicas llenas de ador-
nos, polainas de vivos colores y elaborados sombreros. Se
siente desnudo a menos que haya al menos tres plumas
prendidas de su túnica o clavadas en su sombrero. Acentúa
su pequeño rostro redondo con un enorme bigote y una
pequeña perilla.
Sugerencias de interpretación: El sabio sabe cuan-
do hay que hacerse el tonto. Tú sabes cuando largar lo que

LA CASA DE TREMERE
96
Sociales: Carisma 2, Manipulación 3, Apariencia 3
Mentales: Percepción 3, Inteligencia 4, Astucia 3
Talentos: Actuar 2, Alerta 2, Esquivar 3, Empatía 2
Técnicas: Etiqueta 1, Herbolaria 1, Música 1, Equita-
ción 1, Sigilo 1
Conocimientos: Academicismo 2, Investigación 3, Lin-
güística (acadio antiguo, babilonio, árabe, ugarítico) 4. Ocul-
tismo 4
Sendas: Adivinación 2, Encantamientos 3, Efímera 5,
Senda de Protección 4
Trasfondos: Contactos 4, Recursos 3, Criados l
Fuente de vis: equivalente a 17 puntos de fuerza de
Voluntad
Fuerza de voluntad: 7

OMNIFER, EL FUERTE
Trasfondo: Omnifer nació en Suabia en el año 936,
hijo de un forjador de armaduras. Bajo el nombre que
había recibido al nacer, Reinhard, combatió en el ejército
sajón del rey Henry el Cazador. En el año 956, fue asigna-
do a velar por la salvaguardia de una dama que pensaba
atravesar el territorio sajón. La dama era Tosia, dolida to-
davía por la deserción de Canalista, aprendiza por la que
sentía un gran afecto. Tosia había tomado la decisión de
que su siguiente aprendiz, tendría que ser un hombre, para
así poder darse cuenta antes si comenzaba a conspirar
contra ella. Brusco y cándido, Reinhard quedó prendado
de su carismática protegida, y le confesó que no le gusta-
ba la vida de soldado. Ella vio en él escaso talento, pero
también una gran sinceridad, y le ofreció una nueva vida
sabes y cuando morderte la lengua. Sabes que algo va mal como su aprendiz. Reinhard se debatió entre sus escrúpu-
dentro de Ceoris, y te has propuesto descubrirlo sin pere- los religiosos y la promesa de un nuevo comienzo duran-
cer en el intento. te todo el viaje, pero prosiguió viaje junto a Tosia tras
Secretos: La sombra de Ponticulus hace poco que se llegar a la frontera del rey.
apoderó del cuerpo de Bitiurges durante el tiempo necesa- Pese a no ser un estudiante brillante, mostraba una
rio para dictarle una detallada misiva donde se da cuenta gran tenacidad; se convirtió en un mago de pleno derecho
de la historia de la conspiración vampírica de Ceoris (su en el año 980 y adoptó el nombre de Omnifer. Permaneció
texto compone el Capitulo Uno de este libro). Aunque junto a Tosia en la capilla de Transilvania de Umor Mons
Ponticulus pretendía animarlo a emprender acciones con- hasta su destrucción, en 1176. Poco antes del éxodo, fue
tra Tremere y sus aliados, Bitiurges ha extraído sus propias testigo de una aparición mariana en el bosque. La Virgen le
conclusiones. Lleva la carta encima en todo momento, a fin dijo que iba a hacerle entrega de un regalo terrible que
de que nadie la descubra, y aguarda con paciencia a que pondría a prueba su fuerza. Le causaría un enorme sufri-
llegue su oportunidad de recibir el Abrazo. miento, pero le permitiría conocer una verdad que debía
Influencia: Bitiurges ejerce una influencia asombrosa. salir a la luz. Si lo soportaba, sería absuelto del pecado de
Ha adivinado los secretos de muchos de los residentes de la brujería. Antes de que Omnifer pudiera formular pregun-
Ceoris. Sabe quién desprecia a quién y, en caso de que ta alguna, la visión desapareció. El incidente lo mantuvo
alguien se enemistara con él, no le costaría nada conspirar turbado durante varios años, pero no parecía que hubiese
contra su rival vertiendo determinados rumores en los oí- traído mayores consecuencias y, de forma paulatina, lo fue
dos adecuados. olvidando. Volvió a acordarse de él hace dos años, cuando
Destino: En 1202, cuando la Orden de Hermes descu- su brazo derecho comenzó a envararse y a convertirse en
bre el secreto de los Tremere, es Bitiurges quién avisa a piedra. La osificación comenzó en los dedos y ya le ha
Etrius. A cambio de su servicio, recibe el Abrazo que tanto alcanzado el hombro. La zona petrificada carece de sensi-
ansiaba. En 1707, parece que deserta en favor de los bilidad, pero la piel y los músculos subyacentes están siem-
antitribu, pero en 1917 vuelve a estar entre los Tremere. Al pre inflamados y envían punzadas de dolor por todo su
parecer, fallece en 1977, durante el asalto de la policía de la cuerpo. Aunque la parte de él que es un magus desapasio-
Alemania occidental a un escondrijo de terroristas que le nado opina que éste debe de ser el síntoma del declive de
servía de refugio. su magia de inmortalidad, su alma creyente le dice que se
Casa: Tremere trata de una tribulación religiosa.
Edad actual: 40 El dolor es tal que le impide dormir más que algunas
Edad aparente: 40 horas todas las noches. En los momentos de insomnio, apro-
vecha para pasear por los pasillos de la capilla. Después de
Físicos: Fuerza 2, Destreza 2, Resistencia 2

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 97
conocido por su permisividad para con la Orden de Hermes.
En su misiva apunta sin rodeos al diabolismo que habita en
Ceoris, pero no cita nombres.
Influencia: Sin Omnifer, muchos de los magi mortales
tendrían miedo de seguir a Tosia. No confían en ella a la
hora de tomar decisiones o de mantener la calma en épo-
cas de crisis. La franqueza de Omnifer, su coraje y su porte
militar calman sus temores. Aunque ella sea la maga más
veterana del grupo de mortales preocupados, es Omnifer a
quien acuden en busca de guía.
Destino: En 1202, cuando la Orden de Hermes expul-
sa a la Casa Tremere y la tilda de anatema, Omnifer ayuda
a muchos magi mortales, Tosia entre ellos, a escapar de las
Gárgolas de Ceoris. Se dirige hacia el norte y se une a una
pequeña cábala de refugiados Tremere mortales que, con
el tiempo, adoptarán el nombre de Casa Liban. Varias déca-
das más tarde, en un precario estado de salud y con la
maldición de su osificación avanzando por su pecho, viaja
al sur en busca de Tosia, pero cae en manos de la Inquisi-
ción y sucumbe en la hoguera en Francia (véase Hechice-
ro, edición revisada de Mago: La Ascensión para más
información acerca de la Casa Liban).
Casa: Tremere
Edad actual: 261
Edad aparente: Cincuenta y pocos
Físicos: Fuerza 5, Destreza 1, Resistencia 3
Sociales: Carisma 3, Manipulación 2, Apariencia 2
Mentales: Percepción 3, Inteligencia 3, Astucia 4
Talentos: Alerta 3, Atletismo 2, Pelea 2, Esquivar 3,
Empatía 3, Liderazgo 4
Técnicas: Herbolaria 2, Armas cuerpo a cuerpo 2, Equi-
ser testigo presencial de las actividades nocturnas de Ceoris, tación 2, Sigilo 2, Supervivencia 3
ha llegado a la conclusión de que algo va mal. Tremere, Conocimientos: Academicismo 3, Investigación 2, Lin-
Etrius, Curaferrum y quién sabe si alguien más deben de güística (escandinavo, árabe, gaélico, burgundio, frisón) 5,
estar implicados en un asunto de culto al diablo. Ésta debe Ocultismo 5, Política 3, Ciencias 2
de ser la verdad que la Santa Virgen quería que él viera. Él Sendas: Creo Ignem 5, Encantamiento 3, Perdo Magica
ha tenido que padecer para que ellos hayan sido revelados. 3, Senda del Rayo 4
Omnifer se lo contó a Tosia, quien ya albergaba sus Trasfondos: Aliados 3, Contactos 3, Criados 3
propias sospechas. Juntos lideran un grupo secreto de magi Fuente de vis: equivalente a 30 puntos de Fuerza de
mortales a los que les preocupan los entresijos nocturnos Voluntad
de Ceoris. Tosia les ha advertido que deben andarse con Fuerza de voluntad: 8
cuidado. Omnifer así lo ha jurado, pero le cuesta no com-
partir sus más sombrías especulaciones con los demás para
liberarse de la carga que pesa sobre sus hombros. El dolor TOSIA, LA SANTA MADRE
constante y la falta de sueño le nublan el juicio. Trasfondo: Tosia, nacida hace más de seiscientos años
Aspecto: El rostro rectangular y chato de Omnifer y en el seno de una familia ateniense, es la maga Tremere
sus rasgos bien perfilados ofrecen una imagen de sólida más longeva fuera del círculo de Cainitas. Durante los pri-
determinación. Gotas de sudor se apiñan todo el tiempo meros días de la casa fue una de las consejeras de confian-
sobre su ceño fruncido, indicadoras del dolor que oculta za de Goratrix, al que ayudó en su intento por apoderarse
con toda su resolución. Salvo durante las ceremonias, se de la Orden de Hermes tras su creación.
cubre con un sencillo traje militar de permiso. La daga de Los escépticos padres de Tosia la enseñaron a no creer
su cinto apunta también a su pasado en el ejército. en dioses de ningún tipo, arguyendo que no eran sino re-
Sugerencias de interpretación: No debes permitir que presentaciones de los miedos y anhelos de los hombres.
nadie sepa hasta que punto padeces. Te criaron como a un Arrastró consigo esa actitud incluso después de haberse
hombre, y los hombres ocultan sus debilidades. Te preocu- convertido en maga pero, en el año 869, experimentó una
pa que Tosia esté siendo demasiado cauta; para cuando se conversión religiosa. Mientras investigaba una cripta próxi-
decida a actuar, tú bien podrías haberte convertido ya en ma a Jerusalén, tuvo una visión. Vio a Cristo resucitado y
una estatua de piedra. Lo que más te asusta es no superar alzándose de la tumba. Cuanto más intentaba olvidar la
la prueba de la Virgen y condenar tu alma. experiencia o aceptarla como nada más que el mal funcio-
Secretos: Ansioso por comunicar el misterio de Ceoris namiento de la magia, más arraigaba en su mente. Bregó
a una autoridad, Omnifer hace poco que ha enviado un por desvelar el significado de la visión durante décadas,
mensaje al arzobispo de Viena, un alto cargo eclesiástico hasta que por fin buscó a un sacerdote y solicitó el sacra-

LA CASA DE TREMERE
98
mento del bautismo. Durante sus años de crisis espiritual, lozana, ya que no joven y núbil. Sus rasgos, cálidos y atrac-
se distanció de Tremere y sus tejemanejes. Tosia no se en- tivos, quedan enmarcados por un halo de cabellos dora-
frentó a él de forma directa; se limitó a concentrarse en sus dos. Las sedas de vivos colores resaltan su oronda figura.
estudios y a dejar de colaborar en sus venganzas contra los Durante las ceremonias, se permite un generoso escote,
diversos magi rivales. Aunque los magi cristianos eran des- compensado por un crucifijo de plata colgado al cuello.
conocidos para la Casa, Tosia mantuvo sus creencias en Dado que los métodos herméticos para conservar la inmor-
privado durante más de treinta años después de su bautismo. talidad son cada vez más difíciles de obrar, Tosia debe de-
Estableció relaciones, de forma solapada, con otros Tremere dicar cada vez más tiempo y energía a sus rituales de reju-
cristianos. En el año 928, supervisó la construcción de la venecimiento. En aquellos momentos en los que la abru-
capilla de Umor Mons, la cual cosechaba vis de un manan- man la ansiedad o la preocupación, llega a mostrar un as-
tial mágico en los Alpes de Transilvania. Animó a otros pecto mucho más envejecido del que es habitual en ella.
Tremere devotos a que se reunieran allí con ella y, llegado Sugerencias de interpretación: Cristo espera mucho
el año 950, la mayoría de los cristianos de la casa conside- de ti. No basta con ser virtuosa; has de demostrarte eficaz
raban a aquella capilla como su hogar. Etrius, demasiado en la erradicación de sus enemigos. Todo depende de ti. Si
interesado en ganarse el favor de Tremere como para acep- te sientes avergonzada o demuestras alguna debilidad, la
tar la existencia casi monástica entre los magi de Umor causa de Cristo entre los Tremere se resentirá. Por tanto,
Mons, supuso una destacada excepción a la regla. tendrás que actuar con cautela y dentro de los límites mar-
En el año 954, su aprendiza, Canalista, la traicionó. cados por la moral cristiana. Si el poder de Tremere te ten-
Tosia guardaba un diario en clave de sus reflexiones espiri- tase a sacrificar la pureza de tu alma durante tu intento por
tuales, entre las que se incluían numerosas descripciones derribarlo, suya sería la mayor victoria de todas.
desfavorables de las acciones emprendidas por los Tremere Secretos: Tosia ha comenzado a ver señales de
a lo largo de los siglos. Canalista robó el diario, lo descodificó diabolismo por todas partes. Etrius, a quien otrora consi-
y le entregó las páginas a Etrius quien, a su vez, se lo dio a deró puro, es sin duda el promotor de alguna argucia
Tremere. Éste desafió a Tosia a un certámen, un duelo satánica. Su aliado más cercano, Omnifer, leal en apa-
mágico. Tosia sabía que Tremere, el creador de esta forma riencia, sigue aquejado por una maldición de osificación
de combate entre hechiceros, sería el ganador sin lugar a que ella no puede por menos que creer que deriva de
dudas. Declinó el duelo, perdiendo así el respeto de sus algún tipo de mácula de su alma. La magia, al parecer, es
seguidores cristianos. Aunque conservó el liderazgo titular intrínsecamente impía. Tosia, necesitada de consejo, ha
de la capilla, sus magi comenzaron a tratarla como a una comenzado a mantener correspondencia con algunos erudi-
autoridad de postín y se sometieron a los dictados de su tos del seno de la iglesia.
castellano. Canalista aceptó un cargo de prestigio en la ca-
pilla vienesa de Etrius.
En el año 956, Tosia tomó a Omnifer como aprendiz.
En el pasado sólo había formado a mujeres, pero había
llegado a la conclusión de que no podía confiar en ellas.
Próximo el siglo XI, había conseguido rodearse de un nue-
vo grupo de jóvenes partidarios y volvía a ostentar el go-
bierno de Umor Mons. Entonces comenzaron los ataques
de los Tzimisce. En tres ocasiones hubo de escapar de la
capilla, cuando los enemigos llegaron hasta sus puertas.
Una horda de vociferantes hombres murciélago (es decir,
ghouls de guerra modelados por los Tzimisce) arrasó de-
finitivamente Umor Mons en 1176. Varios de los jóvenes
aliados de Tosia sacrificaron sus vidas para que ella consi-
guiera escapar a Ceoris.
Tosia presintió de inmediato que se cernía una maldi-
ción sobre Ceoris pero durante muchos años creyó que
sería el resultado de los malignos ardides de las criaturas
de la noche. No ha sido hasta hace pocos años que el in-
somne Omnifer la ha convencido de que el mal de Ceoris
reside en su interior. Ninguno de ellos sospecha de la trans-
formación vampírica; en vez de eso, han recabado eviden-
cias que demuestran el fracaso de las investigaciones de
Etrius en el cambio de siglo y huelen el rancio tufo del
culto al diablo. Tosia se resiste a las exigencias de Omnifer
de una confrontación rápida. Si Tremere y Etrius han caído
en las garras del demonio, su poder podría ser incalcula-
ble. Ya ha humillado a Tremere en una ocasión y sabe a lo
que se expone si carga contra él y fracasa. Quiere asegurar-
se la victoria antes de actuar.
Aspecto: El único pecado en el que incurre Tosia es el
orgullo, tal y como demuestra su aspecto. Se ha mantenido

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 99
Influencia: Tosia disfruta del respeto de los magi mor- dad se hubiese cobrado las vidas del resto de su familia. Su
tales que sospechan que el diabolismo se ha cebado en abuelo, quien respondía también al nombre de Hadu, era
Ceoris... el mismo respeto que podría esperar un antiguo un viejo encorvado y mugriento. Su ganado se moría. La
mutilado de guerra incapaz de continuar la lucha. Confían tos retumbaba en su pecho, dispuesta a llevárselo no den-
en su guía espiritual, pero acuden a Omnifer cuando se tro de mucho. Hadu quería a su abuelo, pero no quería
trata de trazar cursos de acción. Los Cainitas de Ceoris sub- terminar igual que él. Quería convertirse en el sirviente de
estiman la amenaza que supone; dejaron de considerarla un mago. La siguiente vez que los hombres del castillo
relevante para los planes de los Tremere desde su negativa llegaron para depositar algunos bultos en el almacén, les
a enfrentarse a Tremere en certámen. rogó que le dejaran ir con ellos. A regañadientes, le palpa-
Destino: En 1202, en gran parte debido a los informes ron para comprobar cuánta carne le cubría los huesos y le
de Tosia, la Orden descubre la verdad acerca de Tremere y levantaron los labios para inspeccionar sus encías. Se fue-
declara la guerra a su Casa. Por desgracia para Tosia, los ron, sin prometerle nada. Semanas después, volvieron a
espías de Tremere se enteran de la decisión en cuanto se por él y se lo llevaron a su terrible castillo. Allí se quedó
toma y ella se ve obligada a huir de noche. Se une a otras temblando en un cuarto a oscuras hasta que un hombre de
casas herméticas, pero ve la huella del maligno en todas aspecto severo llegó y le dijo lo que tenía que hacer. Empe-
ellas. Llegado 1225, se refugia en la Iglesia y se incorpora a zaría frotando los suelos con estropajo. Si lo hacía bien,
la floreciente Inquisición, dispuesta a redimirse. Poco des- quizás algún día consiguiera un trabajo mejor. El tirano le
pués recibe noticias de Omnifer. A sabiendas de que es un recitó la lista de normas que tendría que acatar. Añadió que
engendro del diablo, lo envía a la hoguera sintiendo la los criados morían con facilidad.
satisfacción del deber cumplido. Hadu acató las reglas. En el comedor, se sentaba con
Casa: Tremere los criados más jóvenes. No carecía de cierto atractivo y
Edad real: 630 encontró a una sirvienta con la que charlar. Se llamaba
Edad aparente: Cincuenta y pocos Zuha. Llegó a enamorarse de ella y no tardaron en co-
Físicos: Fuerza 2, Destreza 2, Resistencia 2 menzar a verse a escondidas. Ella le contó que uno de los
Sociales: Carisma 4, Manipulación 2, Apariencia 3 brujos le había ordenado que limpiara su cuarto y luego
Mentales: Percepción 3, Inteligencia 5, Astucia 2 se había ido a ocuparse de otros asuntos. Zuha había en-
Talentos: Esquivar 5, Empatía 3, Intimidación 2, contrado algunos pergaminos que debían de ser intere-
Liderazgo 2 santes, Hadu le llevó los pergaminos al nuevo castellano,
Técnicas: Etiqueta 3, Herbolaria 5, Equitación 1 Curaferrum. Éste dijo que los pergaminos carecían de im-
Conocimientos: Academicismo 5, Investigación 2. Lin- portancia, pero que la decisión de Hadu de hacerle entre-
güística (griego, hebreo, arameo, egipcio antiguo, francés) ga de ellos demostraba una inteligencia inusitada en un
5, Medicina 1, Ocultismo 5, Ciencias 2
Sendas: Adivinación 4, Efímera 5, Curación 4, Vías
Herbales 4, Perdo Magica 2, Invocación 4
Trasfondos: Aliados 5, Contactos 5, Influencia 3, Re-
cursos 3, Criados 3
Fuente de vis: equivalente a 30 puntos de Fuerza de
Voluntad
Fuerza de voluntad: 10

SIRVIENTES
Y ESCLAVOS
GHOULS
HADU, MAYORDOMO DE CEORIS
Ghoul de Curaferrum
Naturaleza: Fanático
Conducta: Protector
Edad real: 50
Edad aparente: 90
Hadu nació en una aldea cercana. Se crió escuchando
las historias acerca de los magos del castillo negro de la
montaña. Había visto a sus sirvientes por el pueblo. Vesti-
dos con ricas telas, bien alimentados, armados y con porte
seguro, eran todo lo que quería ser él. Se fijaban en su
abuelo, quien lo había criado después de que la enferme-

LA CASA DE TREMERE
100
aprendiz de criado. Nombró a Hadu ayudante del mayor-
domo, un viejo encorvado igual que su abuelo. Hadu des-
empeña bien su trabajo. Un día, el anciano mayordomo
desapareció de su lecho. Hadu no sabía por qué. Buscó a
Curaferrum y afirmó que él podía hacer todas las cosas de
las que antes se había ocupado el desaparecido, mejor y
más rápido. Curaferrum lo ascendió a mayordomo, pero
también le hizo beber una poción encerrada dentro de un
frasco opaco. Le advirtió a Hadu que cambiaría. Le pro-
metió que viviría, para siempre. Tendría que ingerir tres
dosis del filtro, en otras tantas noches.
Cuando Hadu se hubo bebido la última dosis, se des-
mayó. Al despertar, se miró en el espejo. Estaba envejecido
y encorvado, igual que su predecesor. "Tuve que hacer que
parecieras mayor, para que los demás no sintiesen celos de
ti", le dijo Curaferrum. "Te tendrán por estúpido y senil, y
se irán de la lengua en tu presencia. Tendrás que prestar
atención a todo lo que digan e informarme de ello".
Hadu creyó que se enfadaría, pero no fue así. Ahora
amaba a Curaferrum. Cuando Zuha lo vio apergaminado
y legañoso, lloró, pero a Hadu le dio igual. Le advirtió a
Curaferrum que quizás tuviese que deshacerse de ella,
pero el mago tenía otros planes. Necesitaba una nueva
jefa de cocina. Los demás sirvientes le habían dicho que
la joven era lista como Hadu. También tendría que beber
la poción, Hadu se sintió celoso, no quería que Zuha
compartiera aquella hermosa sensación, pero así fue. Se su ghoul, al igual que había hecho con Hadu. Zuha se olvi-
presentó ante él, con la piel semejante al lecho seco de dó del amor que había sentido por Hadu y lo volcó sobre
un río y los pechos colgantes como las ubres de una Curaferrum, quien la nombró jefa de cocina.
vaca. Le dijo que estaba embarazada de su hijo en el Cincuenta años después de haber paladeado la vitae
momento de beber la poción, que la criatura ya no po- de Curaferrum, el feto aún se revuelve y patalea en su vien-
dría nacer sana, pero le daba igual. Hadu meditó acerca tre. Se supone que esto no debe ocurrir cuando las mujeres
de aquello y se dio cuenta de que a él tampoco le impor- en estado se convierten en ghouls, pero Ceoris es un lugar
taba, le preguntó a Zuha cómo sabía que era un niño, y donde las cosas más extrañas se tornan posibles. Hace tiem-
ésta respondió: "Porque lo siento en mis entrañas, más po que Zuha se acostumbró a las molestias.
que nunca". Hadu se encogió de hombros. Había algo Zuha espía a los demás sirvientes y se asegura de que
en todo aquello que lo turbaba, pero no podía antepo- obedecen las órdenes de Curaferrum. Presta una atención
nerse al amor que sentía por Curaferrum. especial a los nuevos sirvientes, quienes podrían ser infil-
Más tarde, Hadu se dio cuenta de que había más ghouls trados del exterior.
de Curaferrum entre la servidumbre. Aquello no le hizo
ninguna gracia. Tendría que deshacerse de ellos, si es que
le resultaba posible sin decepcionar al amo que tanto ama- GÁRGOLAS
ba. Todo esto ocurrió hace más de cincuenta años. Nadie
parece haberse dado cuenta de que Hadu no ha envejeci-
FIDUS, LA BESTIA ENCOGIDA
do, ni muerto, en el ínterin. Nadie le presta atención. Es Gárgola de décima generación
igual que los tapices, el mobiliario, las piedras sobre las Naturaleza: Innovador
que se asienta Ceoris. Está siempre presente, pero no lla- Conducta: Solitario
ma la atención. Fabricación: 1187
Fidus tiene diez años. Es el más joven de los cuatro

ZUHA, JEFA
aprendices, logro conseguido tras impresionar a Virstania
DE COCINA con su voluntariedad e inteligencia. A menos que le resulte
Ghoul de Curaferrum imposible de evitar, jamás se aleja de su lado. Demasiado
Naturaleza: Fanática débil y deforme para actuar de guardián o para participar
Conducta: Niña en las incursiones bélicas, procura ser útil en otras tareas.
Edad real: 60 De los cuatro, es el único que entiende algo de magia. Sabe
Edad aparente: 60 leer e incluso ha llegado a proporcionarle a Virstania algún
Gran parte de la historia de Zuha aparece relatada con que otro consejo práctico en cuestiones mágicas. Fidus,
anterioridad, como parte de la de Hadu. Nació hija de una tras haber presenciado los rituales de Virstania, ha pensa-
sirvienta del castillo y se crió en una aldea vecina, antes de do en formas de cambiarlos a fin de que las Gárgolas pue-
ser reclutada para servir como había hecho su madre. Se dan gozar de una mayor independencia intelectual. No
enamoró de Hadu, ambicioso y de ojos brillantes. Estaba obstante, no le encuentra utilidad a estos conocimientos
embarazada de su hijo cuando Curaferrum la convirtió en porque lo parece que no son lo bastante leales.

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 101
Luma nació hace catorce años. A Virstania le gustaría
duplicar al detalle las condiciones de su fabricación para
obtener más como ella. Luma no es sólo la más agresiva de
todas las Gárgolas, sino también la más carismática. Las
demás Gárgolas acatan sus órdenes por instinto. Todos los
machos aspiran a copular con ella, pero le tienen demasia-
do miedo como para intentar nada sin su consentimiento.
Luma, sin que Virstania lo sepa, ha persuadido a dos
Gárgolas recién engendradas, Crystalus y Ampulla, para
que se sometan a ella por medio del juramento de sangre.
Ambas fueron creadas siguiendo los mismos métodos ri-
tuales de Luma, por lo que resultan idénticas a ella. Luma
sirve ahora como una de las ayudantas de Virstania. De los
cuatro, es la menos interesada en hacer recados sin impor-
tancia para Virstania. Soporta la indignidad para aprender
más cosas acerca de su ama y de los secretos de su raza.
Luma es una criatura esbelta dotada con el semblante
sereno y encantador de las estatuas de la Grecia clásica.
Sus garras, largas y sensualmente curvadas, y sus alas re-
matadas en punta consiguen añadirle cierta belleza exóti-
ca. Su piel, semejante al alabastro refulge con un tenue
brillo amarillo; el efecto sólo resulta visible en la oscuridad.

SAXUM, SEÑOR DE LOS ESCLAVOS


Fidus, de apenas metro y veinte de altura, presenta un Gárgola de octava generación
cuello sempiternamente encorvado, rematado en una larga Naturaleza: Autócrata
cabeza en la que destaca un pico curvo. Sus ojos se aseme- Conducta: Defensor
jan a diminutas cabezas de alfiler relucientes. Las alas de Fabricación: 1123
Fidus son pequeñas, deformes e inútiles. Babea sin control Saxum es el líder de los aprendices de Gárgola de
y habla con un seseo que los demás encuentran cómico. Virstania (hay tres de ellos, además de él mismo). Tras su

LOMA, BELLEZA PÉTREA


Gárgola de novena generación
Naturaleza: Rebelde
Conducta: Tirana
Fabricación: 1133

LA CASA DE TREMERE
102
creación en 1123, es la Gárgola que más tiempo ha logra- que era inexpugnable. En realidad, el señor de la guerra
do sobrevivir (la original, Chaundice, desapareció en 1127 Tzimisce Vladimir Rustovitch (véase Transilvania Noc-
y se la supone destruida). Además de ayudar a Virstania turno. p. 117) había contratado sus servicios a cambio de
en sus experimentos, Saxum ejerce de líder de las Gárgo- la libertad de su hermano mortal, al que mantiene prisio-
las, a las que comunica las órdenes de su señora. Pone fin nero. Marta ya se ha decidido a admitir que trabaja para
a las peleas, distribuye la comida y le hace llegar cual- Rustovitch, aunque omitiendo la parte concerniente a su
quier queja a la Gran Madre. Es a ella a la que le debe hermano. Confía en poder engañar a Cordwood ofrecién-
lealtad, no a los Tremere. dose para espiar a Rustovitch.
Saxum es un espécimen ejemplar de la Gárgola básica.
Sus rasgos faciales están bien cincelados, resultan casi he-
roicos. Su piel pétrea es lisa al tacto, marmórea, y su mus-
PULSATIO, APRENDIZ DESCARRIADO
culatura resulta impresionante. La envergadura de sus alas, Aprendiz mortal de la Casa Tremere
tres metros de punta a punta, supera a la de la mayoría de Naturaleza: Defensor
los suyos. Porta orgulloso una túnica enhebrada con oro, Conducta: Defensor
regalo de Virstania. Edad real: 35
Edad aparente: Treinta y pocos

PRISIONEROS
Pulsatio, mortal musculoso, era tanto el guardaespal-
das como el aprendiz de Tosia, la más influyente de los
magos aún sin convertir de Ceoris. Ha sido aprehendido hace
Las desdichadas almas que se mencionan a continua- poco, después de que formulara demasiadas preguntas
ción languidecen en las prisiones de Ceoris en 1197. durante uno de los consejos. No subía qué es lo que ocu-
rría, pero desde su aprisionamiento ha tenida tiempo de
ITERA, USURPADORA encajar todas las piezas. Pulsatio, cree que podría escapar
enfrentándose a los guardias, de camino a la sala de tortu-
CAÍDA EN DEGRACIA ras. De aquí se desprende que le ha dado motivos a
Tremere de séptima generación, chiquilla de Malgorzata Cordwood para que lo torture. Se ha inventado una historia
Naturaleza: Arquitecto según la cual fue enviado por una Casa Hermética rival
Conducta: Juez para descubrir el misterio de los Tremere. Pretende contar
Abrazo: 1197 la historia poco a poco y soportar las sesiones de tortura
Edad aparente: Treinta y muchos hasta que se le presente una oportunidad de fugarse. Des-
Itera es una maga visitante Abrazada hace poco por pués intentará encontrar a Tosia y amotinar a los magos
Malgorzata. Le escribió una carta a Probitas, regente de mortales contra las criaturas de la noche de Ceoris. Su enor-
Perugia, capilla de la Casa Tremere, adviniéndole acerca me confianza en sí mismo evita que se dé cuenta de lo
de un complot vampírico dentro de Ceoris. No sospechaba descabellado que resulta buscar la tortura.
que Probitas ya había sido transformado, ni que la conspi-
ración se extendía más allá de Ceoris. Etrius quiere a Itera
con vida, como recordatorio del desliz de Malgorzata. Ésta
VILICH, MÁRTIR LEPROSO
la quiere muerta. Curaferrum ha apartado a los soldados Nosferatu de duodécima generación, chiquillo de Tybald
ghouls de Malgorzata de las mazmorras para evitar que ase- Naturaleza: Solitario
sinen a Itera. Esto enfurece a Malgorzata y podría provocar Conducta: Penitente
un nuevo brote de intrigas dentro de Ceoris. Abrazo: 1193
Edad aparente: Desconocida
MARTA, ESPÍA CHARLATANA Vilich es un neonato Nosferatu que las Gárgolas tu-
vieron la suerte de capturar durante una batida en busca
Ravnos de novena generación, chiquilla de Vassily Taltos
de ganado. Su sire lleva una existencia de ermitaño y sólo
Naturaleza: Superviviente
Abraza a algún que otro aldeano marginado a fin de tener
Conducta: Renegada a alguien con quien conversar y jugar al ajedrez. El sire de
Abrazo: 1175 Vilich le enseño a no implicarse en las guerras Cainitas, y
Edad aparente: Veinte y pocos mucho menos en la batalla contra el nuevo y extraño clan
La Ravnos que se hace llamar Marta fue capturada de brujos. Vilich se lamenta de su captura, la considera un
después de infiltrarse en Ceoris, haciéndose pasar por una trágico e injusto capricho del destino. Suplica por su su-
de las criadas. Curaferrum la encontró tendida y magulla- pervivencia a todo aquel que quiera escucharle. Aunque
da frente a su puerta, herida por el sello que había colo- ha dicho la verdad cuando afirmó que no sabía nada de
cado sobre ella. La explosión había cegado a Marta. los planes de los Nosferatu contra los Tremere, Paul
Cordwood le da sangre para que regenere los ojos y, en Cordwood no lo cree. Cordwood lo somete a periódicas
cuanto vuelve a ser capaz de percibir la luz, vuelve a cegarla sesiones de tortura, maravillado ante la asombrosa capa-
con un hierro candente. Ya ha repetido la operación en cidad del joven Cainita para guardar sus secretos pese al
tres ocasiones y Marta está a punto de hablar. Hasta la inimaginable sufrimiento. Si se le libera, Vilich solo que-
fecha ha asegurado que quería penetrar en Ceoris tan sólo rrá alejarse de Ceoris tan rápido como le sea posible y sin
por el morbo que eso le suponía después de haber oído correr ningún riesgo.

LOS CONDENADOS Y
QUIENES PRONTO LO ESTARÁN 103
apitulo Seis:
Los secretos
de los talleres

Nos asemejaremos a los dioses,


conocedores del bien y del mal.
—Génesis, 3:5
AVANCES DE LA CREACIÓN DE NUEVAS SENDAS
Tras un razonable periodo de estudio de formas de

LA TAUMATURGIA
magia herméticas equivalentes, el taumaturgo podrá crear
una nueva senda que él y otros taumaturgos que sigan sus
pasos podrán utilizar. La senda debe girar en torno a la
creación (Creo), al control (Rego), a la percepción
(Intéllego), a la transformación (Muto) o a la destrucción
Durante los dos siglos aproximados desde que Tremere
(Perdo) de una única categoría de fuerza u objeto. Las cate-
y sus camaradas se convirtieran en vampiros, gran parte
gorías comunes incluyen a los animales, a cada uno de los
de sus esfuerzos se han dedicado a descubrir la forma de
cuatro elementos clásicos, a la mente o a las plantas. El
conservar y recuperar sus habilidades para el arte de la
término en latín que describa la fuerza o el objeto aparece-
magia. La nueva magia de la sangre que llaman Taumaturgia
rá en la segunda parte del nombre de la senda. Por ejem-
es fruto de esos estudios, aún inacabada. Dentro del dis-
plo, una senda que le permita al taumaturgo engendrar
currir general de los acontecimientos, Tremere y los de-
enfermedades se llamarían Creo Malum.
más taumaturgos se encuentran todavía en los primeros
El proceso de investigación requiere años de inmersión
estadios de su obra. Han establecido el funcionamiento
en tomos polvorientos, de cálculos y de ensayos alquímicos.
básico de la Taumaturgia y se afanan para adaptar las ar-
La clave estriba en descubrir las diversas formas de imitar los
tes y rituales herméticos a sus exigencias (empleando la
efectos herméticos por medio de los poderes de la sangre
senda Rego Magica detallada más adelante). Las innova-
Cainita. El taumaturgo empieza dando origen al primer poder
ciones que han tenido lugar son relativamente pocas, con
de la senda, antes de crear efectos cada vez más poderosos,
la notable excepción de la senda Rego Vitae, centrada en
hasta haber engendrado al menos cinco poderes. Los tauma-
torno a la sangre. En cuestión de pocas décadas, la Casa
turgos que consigan una puntuación de seis en la senda crea-
Tremere romperá de una vez por todas con la Orden de
da podrían improvisar efectos añadidos más poderosos. Qui-
Hermes. Esto señalara el fin de la fase de "conversión" del
zás el vampiro desee dar cuenta escrita y detallada de sus
desarrollo taumatúrgico, tanto porque Tremere y Etrius
esfuerzos para permitirle a otros el aprendizaje de la senda, o
habrán agotado las artes y rituales más viables como por-
confiar todos sus secretos al baúl de su memoria y no compar-
que se les vetará el acceso a las enormes bibliotecas her-
tirlos con nadie. En cualquier caso, si omite la toma de apun-
méticas. Desde mediados del siglo XIII en adelante, la
tes durante el proceso de creación, en el futuro le resultará
Taumaturgia emprende su propio camino, distinto al del
muy difícil enseñarle la senda a otro taumaturgo.
saber hermético.
Sistema: El jugador crea un poder al escribirlo según
Aquellos lectores que se sientan interesados por el avan-
el formato que facilitamos aquí, donde la descripción de
ce de la Taumaturgia y otras formas de magia de la sangre
sus habilidades ocupará uno o dos párrafos seguidos por
quizás deseen consultar el libro Magia de la sangre se-
información especifica referente a la mecánica del juego en
cretos de la Taumaturgia. Quienes quieran saber más
otro párrafo titulado "Sistema". El Narrador tendrá la última
acerca del cisma que separa a Tremere de los magi hermé-
palabra en lo que concierna a la senda y a cada poder
ticos durante los siglos subsecuentes, pueden consultar La
individual; se deben respetar los siguientes criterios:
traición de la sangre, un suplemento para Mago: La As-
• Debe seguir el sistema de valoración por puntos. Si
censión. En cualquier caso, ninguno de estos libros es
el personaje va a crear su primer poder de la senda, éste
necesario para disfrutar del Casa de Tremere ni para utilizar
tendrá que ser un poder un punto. A continuación, creará
los sistemas descritos más adelante.
un poder de dos puntos, y así sucesivamente.
Las dos sendas taumatúrgicas que aparecen a conti-
• La puntuación del vampiro en Rego Magica debe
nuación estarán disponibles sólo a discreción del Narrador.
superar a la del poder deseado en al menos 2.
Rego Magica es muy rara y si la reseñamos aquí es sobre
• Su efectividad debe asemejarse a la de los poderes de
todo, para proporcionarle al Narrador un atisbo del proce-
otras sendas Tremere que compartan su puntuación. Los
so de conversión mágica que está teniendo lugar. Perdo
poderes de nivel uno no tendrán más efecto dentro de una
Magica está algo más extendida.
partida que mover un objeto de medio kilo, invocar niebla o

REGO MAGICA (NUEVA SENDA) una llama del tamaño de la de una vela, ver acontecimientos
pasados dentro de una localización específica o aumentar
Tremere, Goratrix y Etrius diseñaron esta senda para los Atributos por medio del gasto de Fuerza de Voluntad. Los
que les permitiera convertir técnicas herméticas a magia de poderes de nivel dos podrían obligar a otro vampiro a gastar
la sangre. Tremere ha decretado que el conocimiento de puntos de Sangre contra su voluntad, podrían mover hasta
esta senda no llegue a oídos de cualquiera, puesto que no diez kilos, invocar lluvia o extraer información de un objeto
quiere que sus inferiores creen sendas de las que él no esté inanimado. Los poderes de nivel tres consiguen que el vam-
al corriente. Eso podría tener consecuencias desastrosas en piro pueda reducir de forma temporal su verdadera genera-
caso de rebelión. La senda ofrece además un formidable ción, crear una llama del tamaño de una hoguera de campa-
catálogo de técnicas a emplear contra magi enemigos. mento, mover cien kilos, eliminar un nivel de salud por cada
Therimna y Curaferrum han aprendido a utilizar la senda, éxito conseguido en una tirada opuesta con la víctima o
una para interrogarlos mejor y el otro para mejor extermi- conseguir que una silla aprisione a quien se siente en ella. La
narlos. El Círculo Interno conoce su existencia, aunque no magnitud de los poderes de nivel cuatro llega robar puntos
todos sus miembros son capaces de utilizar la senda. En de sangre a distancia, a invocar llamaradas o relámpagos, a
estos momentos, nadie más camina por ella. mover doscientos cincuenta kilos o a crear un muro de agua

106 LA CASA DE TREMERE


imposible de traspasar para los seres sobrenaturales. Los poder, siempre y cuando el taumaturgo pueda dedicar al
poderes de nivel cinco no deberían ser menos poderosos menos treinta horas a la semana a su investigación. Trans-
que aquellos capaces de eliminar tanto niveles de salud como currido el tiempo necesario, el vampiro hará una tirada de
puntos de sangre por cada éxito, invocar rayos, mover qui- Inteligencia + Ocultismo (dificultad 6) y deberá conseguir
nientos kilos o convocar a una poderosa entidad procedente un número de éxitos igual o mayor que la puntuación del
de otro plano de la existencia. poder. El fallo obliga a regresar a la biblioteca y al laborato-
El Narrador puede modificar el párrafo del sistema a rio y a dedicar al menos seis meses por cada punto del
fin de ajustarlo en comparación con otros poderes. Podría poder antes de volver a intentarlo de nuevo.
permitir que la víctima disfrute de la oportunidad de hacer Si un poder demuestra resultar inadecuado en términos
una tirada de resistencia, reduciendo así su efectividad con de juego, el Narrador se reservará el derecho de revisar los
cada éxito conseguido, rebajar el efecto según el número detalles de su sistema. Podría introducir limitaciones adicio-
de éxitos conseguidos, aumentar o disminuir el tamaño del nales para contener poderes demasiado útiles para su pun-
efecto o imponer condiciones al usuario, tales como la proxi- tuación, del mismo modo que podría impulsar la efectividad
midad al efecto o el gasto de puntos de sangre adicionales de los poderes que demuestren ser demasiado sosos.
además del habitual 1 por cada poder empleado.
• Tendrá que encajar en el tema general de la senda. Por
ejemplo, si el personaje está creando la senda Creo Malum LA CREACIÓN DE NUEVOS RITUALES
el poder deberá provocar algún tipo de enfermedad. Rego Magica permite además la creación de nuevos
• No podrá duplicar el efecto de ninguna otra senda ni rituales de la sangre. El taumaturgo que lo desee antes de-
del poder de ninguna otra Disciplina (sí que podría, por berá llevar a cabo un estudio exhaustivo de los rituales
otro lado, ofrecer una versión más amplia de algún efecto herméticos ya existentes. Se concentrará en encontrar aque-
proporcionado por un ritual ya existente). Los Narradores llos que dupliquen con mayor exactitud el efecto deseado,
no tienen que preocuparse por los poderes que se detallen antes de seleccionar y purificar los arreos espirituales que
libros a los que no puedan acceder. Los efectos más comu- se correspondan con las fuerzas que desee controlar. Las
nes (como puede ser la absorción de daño) se aceptarán si acciones rituales que lleve a cabo con estas herramientas
proponen un giro único en la fórmula original o incluso si servirán de metáfora visual para la magia que desee crear.
resultan demasiado entretenidos como para rechazarlos. Por ejemplo, si aspira a conseguir un ritual según el cual
Una vez el jugador y el Narrador hayan llegado a un una víctima desprevenida sucumba a su voluntad, podría
acuerdo acerca de la descripción definitiva del poder, el elegir un cetro (representación del poder) y una marioneta
personaje se embarcará en un periodo de estudio intensi- (la víctima). Durante el transcurso del ritual, podría atar los
vo, en busca del modo de llevar la teoría a la práctica. hilos del títere al cetro y luego mover la marioneta comple-
Tendrá que emplear un año por cada uno de los puntos del ta al son de la varita de mando. El acto de atar al muñeco

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 107


representa su deseado dominio sobre el sujeto, al igual que genio racionalista, insensible y cuasi científico de los
el movimiento del cetro. Tremere. Los electos a los que mejor se ajustan los rituales
Deberá ir a su laboratorio y formular sales, humores o Tremere se enumeran a continuación:
afeites. Estos productos podrían fortalecer al lanzador du- • El efecto interfiere con la composición natural de
rante el ritual, efectuar transformaciones necesarias en los seres vivos o inertes, tales como los rituales de las Gárgolas
objetos rituales (su destrucción, entre ellos) u obrar directa- y las criaturas híbridas detallados más adelante en este mis-
mente sobre el objeto o individuo objetivos. Tendrá que in- mo capitulo.
geniar los cánticos y entonaciones empleados para desenca- • Ofrece protección contra los numerosos enemigos
denar el poder innato del ritual A tal fin, deberá emplear un de los Tremere.
manual de cálculos, establecido por Goratrix, el cual ajusta • Altera las leyes del vampirismo para ayudarles a so-
las fórmulas herméticas para uso de los magi de la sangre. brevivir.
Este manual aún es una obra inconclusa y proporciona sólo En cualquier caso, los Tremere siguen aun en una tem-
equivalencias aproximadas útiles para la experimentación: prana fase creativa, y podrían adentrarse en nuevas áreas a
el taumaturgo deberá realizar ajustes en su laboratorio. discreción del Narrador.
Cuando haya diseñado el ritual, ahondará en sus Si el Narrador acepta el efecto, deberá asignarle un
entresijos, practicando sus movimientos y ensalmos y pro- nivel de ritual comparándolo con los ya existentes en tér-
bando de forma repetida cualquier reacción alquímica ne- minos de su utilidad para el lanzador y del grado de cam-
cesaria. Insertará inofensivos cánticos y movimientos in- bio que produzca en el objetivo. Los efectos que tengan
ofensivos en momentos fundamentales, a fin de no desen- sólo un pequeño impacto en el transcurso de una historia
cadenar ninguna magia poderosa antes de estar segura de se merecen niveles de ritual bajos. Aquellos con el poten-
cómo dominarla. Durante este proceso deberá estar atenta cial para cambiar de forma abrupta la dirección de una
a la presencia de espíritus impíos al acecho u otras fuerzas, línea argumental exigen niveles altos. Del mismo modo, los
atraídas por la potencial puerta abierta a cualquier diablu- efectos que conlleven un cambio extendido u obvio tam-
ra. Podrían intentar confundir su mente, a fin de que prac- bién optan a niveles de ritual altos.
tique movimientos y conjuros que podrían descargar cual- Aunque el nivel determina la dificultad estándar de un
quier desastre sobre el mago. ritual, el Narrador siempre podrá añadir requisitos adicionales
Cuando por fin intente realizar el ritual, sabrá que puede para limitar la utilización de un efecto poderoso. El más efec-
obtener tres posibles resultados. Podría conseguir establecer- tivo obliga a gastar un punto de sangre. Empieza por un coste
lo como un método permanente y razonablemente fiable de de un Punto de sangre por nivel de ritual y ajústalo según
invocar el efecto deseado. Podría fallar de tal modo que aún convenga. El Narrador también podría exigir el empleo de
pudiese revisar los pasos y volver a intentarlo más adelante. O objetos difíciles de conseguir o de gran valor durante la ejecu-
podría sufrir una catástrofe que le acarreara varias consecuen- ción del ritual, estipular que requiera la colaboración de ayu-
cias inmediatas, pero que también le impidiera de forma per- dantes u otros taumaturgos, ampliar el lapso de tiempo nece-
manente establecer el ritual o entregarle sus apuntes a otra sario para practicar el ritual o limitar la duración de su efecto.
persona para que ésta se ocupase de completarlo. No deben utilizarse jamás los resultados exactos de un fracaso
En el primer caso, el paso final para completar un ritual como factor limitador, aun cuando sean particularmente des-
nuevo consiste en darle un nombre poético que se ajuste a agradables. Los fracasos nunca deberían ser tan predecibles
sus efectos. La breve frase o palabra se escribe en un trozo de como para que el Narrador pueda poner freno a voluntad
pergamino y luego se quema, a fin de que todos los elemen- ajustándolos a las circunstancias del momento.
tales y demonios de la creación lo conozcan y lo teman. (Los jugadores siempre pueden incluir limitadores con
Sistema: El jugador redacta una descripción del ritual antelación en sus descripciones, con la esperanza de ganarse
según el formato visto aquí o en otros productos. La prime- el beneplácito del Narrador. Algunos Narradores podrían
ra sección describe, sin mecánicas de reglas, el efecto del desear evocar los rigores del proceso de investigación y
ritual y proporciona una breve descripción de los medios negarse a sugerir limitaciones de su propia cosecha, prefi-
necesarios para evocarlo. riendo rechazar el ritual tal y como esté redactado y enviar
El Narrador deberá comprobar primero si el efecto es al jugador de vuelta al escritorio sin indicarle de forma es-
parecido al de alguna otra Disciplina o ritual. Solo deberá pecifica los cambios necesarios para mejorarlo.)
preocuparse de aquellos que se recojan en libros que po- Cuando el jugador y el Narrador hayan concebido, por
sea. Si el efecto ya existiera, el lanzador lo descubrirá du- el método que fuere, un ritual aceptable, el personaje po-
rante los primeros estadios de su investigación y no seguirá dría intentar convertirlo en parte del canon Tremere y co-
adelante con ello. Si el efecto se desconoce, el Narrador menzar a estudiarlo. La cantidad de tiempo que deberá
pasa a preguntarse si se ajusta a los temas asociados con la emplear en su investigación y ensayo del ritual se mide de
magia Tremere. Los detalles del ritual deberían evocar el la siguiente manera:

Nivel Tiempo de estudio original Tiempo antes del próximo intento


Uno 1 mes 1 semana
Dos 3 meses 1 mes
Tres 1 año 3 meses
Cuatro 3 años 1 año
Cinco 10 años 5 años

108 LA CASA DE TREMERE


Estudio Éxitos Ejecución Éxitos Resultado
0 0 El ritual no ha sido creado. Cualquier intento posterior que realice el taumaturgo
para crearlo (o para crear algo muy similar) estará abocado al fracaso.
1+ 0 El ritual no ha sido creado. El taumaturgo podrá intentarlo de nuevo transcurrido
el tiempo detallado con anterioridad bajo el epígrafe "Tiempo antes del próximo
intento".
2+ 0 El taumaturgo ha conseguido crear un ritual que no termina de comprender del
todo. Tras dedicar el equivalente al tiempo necesario antes de volverlo a internar
a la profundización en su estudio, habrá aprendido el nuevo ritual, sin necesidad
de posteriores tiradas.
0 1+ El ritual no ha sido creado. El taumaturgo puede volverlo a intentar transcurrido
el tiempo detallado con anterioridad bajo el epígrafe "Tiempo antes del próximo
intento".
0 2+ El efecto se manifiesta, pero el taumaturgo no será capaz de repetir el ritual ni
enseñárselo a otros. Podrá volverlo a intentar transcurrido el tiempo detallado
con anterioridad bajo el epígrafe "Tiempo antes del próximo intento".
1+ 1+ El ritual ha sido creado. Se manifiestan sus efectos.

Los periodos de tiempo aquí detallados asumen que el lo en el sitio. Lo consiguió prometiéndole que la ayudaría con
taumaturgo dedica casi todo el tiempo que dedique a la inves- su último ritual para la migración del alma (Mendacamina quería
tigación a este ritual y que el resto de sus obligaciones no le matar al mago con sus propias manos... muy despacio).
impiden dedicarle al estudio al menos treinta horas a la sema- El señor de la capilla tiene derecho a ordenar que un
na. Cumplido este plazo, hará dos tiradas. Por lo general, el practicante de Rego Magica ayude a otro. Los taumaturgos
vampiro procederá a lanzar los dados sólo si su puntuación no aceptan de buen grado el tener que abandonar sus pro-
en Rego Magica supera al menos en dos al nivel del ritual. La pios proyectos en interés de un colega, por lo que el re-
primera tirada es de Inteligencia + Ocultismo (dificultad 5); así gente inteligente rara vez hace uso de esta potestad.
se mide el éxito cosechado en el estudio del ritual. La segunda
tirada será, por tanto, la del ritual que desee crear. Los resulta-
dos varían según el número de éxitos conseguidos en cada
tirada, tal y como pormenoriza la tabla siguiente.
Tras haber conseguido crear un ritual, el taumaturgo
CÓMO EVITAR LAS LIMITACIONES
será el único que lo conozca. Si desea compartirlo con otros,
tendrá que enseñárselo él mismo o escribir instrucciones
DE NIVEL DE LOS RITUALES
precisas en un libro o pergamino. La redacción del ritual Los taumaturgos pueden crear rituales de niveles
facilita su aprendizaje a colegas que se encuentren lejos, mayores que los que sus puntuaciones en Rego Magica
pero también da lugar a que el enemigo pueda afanar una permiten por regla general, estudiando primero ri-
copia y se apodere del efecto sin permiso. Los investigado- tuales similares pero menos afectivos. De este modo,
se llega a un descubrimiento mayor por medio de un
res de Ceoris sienten celos el uno del otro y no comparten
proceso de desarrollo gradual. Podrían actuar como
los frutos de sus estudios así como así. Relajan la presa con
si sus puntuaciones en Rego Magica se hubieran
la que sujetan sus secretos cuando desean cimentar alian-
incrementado en 1 por cada ritual relacionado de ni-
zas, zanjar disputas o recompensar servicios prestados.
vel inferior que hayan creado en el pasado (hasta un
máximo de puntos adicionales igual a su verdadera
LA COMBINACIÓN DE ESFUERZOS puntuación en Rego Magica).
Los rituales de desarrollo suelen caer en desuso
Los taumaturgos pueden superar algunas limitaciones
después de que sus investigadores hayan consegui-
de la creación de sendas y rituales si aúnan esfuerzos. Para do lo que se proponían. Puede verse un ejemplo de
encontrar un único valor efectivo en la puntuación de Rego ritual de desarrollo en "Poblar los jardines de la no-
Magica de un grupo de investigadores, réstese 1 a la pun- che" (p.114). Goratrix, Malgorzata y Virstania desa-
tuación de Rego Magica de cada uno de los participantes y, rrollaron ese ritual para acelerar la consecución de
a continuación, súmense todos los valores. Sólo uno de los "Respira cuando se lo ordenamos" (véase la p.116)
investigadores podrá hacer las tiradas necesarias para de- En estos momentos sólo Virstania conserva algún
terminar los éxitos. interés en ejecutar el ritual menor.
La capacidad de combinar esfuerzos en un estudio ejerce Otro ejemplo de ritual de desarrollo es el "Despla-
una gran influencia sobre la política de Ceoris. La ayuda de zamiento del neuma" de Epistatia (véase la p. 113). Du-
otros magos de la sangre es inestimable. El ofrecimiento de rante años, intentó por todos los medios encontrar el
ayuda es un poderoso incentivo, y se utiliza a menudo para ritual que obligara a un alma a separarse de su cuerpo.
zanjar enemistades o como moneda de cambio para grandes Aún ha de lograr su propósito: ahora estudia los efectos
favores. Por ejemplo, Mendacamina persuadió a Epistatia en del Desplazamiento del neuma con la vista puesta en la
cierta ocasión para que trajera a un mago que había cazado creación de un ritual de nivel cuatro más efectivo.
de vuelta a Ceoris en calidad de prisionero, en lugar de matar-

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 109


PERDO MAGICA
después de que éstos hayan sido extirpados de sus propieta-
rios originales. El lanzador debe recitar una serie de conjuros
antes de diseccionar a la víctima, aún con vida, tras lo que
Los Tremere Cainitas continúan existiendo codo con rociará las partes deseadas con el humo procedente de un
codo con los magi humanos, cuyas habilidades temen, y incensario donde se estén quemando sales alquímicas.
con razón. Adaptaron la siguiente senda de la práctica her- Los vampiros creativos podrían ingeniar otros usos para
mética a fin de defenderse de sus colegas mortales. Cuan- el ritual. Por ejemplo, resulta mucho más desalentador para
do contrarreste magia, el taumaturgo hará un gesto despec- la familia de un enemigo arrojarles a los pies una cabeza de
tivo, como si espantara a un mosquito, y recitará un breve aspecto lozano que mostrarles una mera osamenta. También
ensalmo. La senda ofrece docenas de estos conjuros, cada resulta útil para la creación de coartadas: para cuando se
uno de ellos correspondiente a una fuerza o elemento pre- encuentre un cuerpo tratado de este modo, el lanzador po-
sente por lo común en los prodigios mágicos. El ensalmo dría encontrarse ya a leguas de distancia, mientras que el
que disipa la magia ígnea alude al agua, por ejemplo. cadáver parecería haber muerto hace poco tiempo. Este ri-
La senda contrarresta en parte otros tipos de hechice- tual también conserva la sangre para su consumo a posteriori.
ría, incluidas la nigromancia y las prácticas Setitas, Assamita Sistema: Un único éxito conserva cinco puntos de san-
y Koldúnicas. Sin embargo, Perdo Magica no afecta a las gre o cincuenta kilos de carne de un solo espécimen du-
Disciplinas ajenas a la hechicería. rante una semana como máximo. Los jugadores pueden
Perdo Magica no tardará en demostrar su utilidad, cuan- emplear éxitos adicionales para aumentar el tiempo de con-
do la Casa Tremere es vetada por la Orden de Hermes, lo que servación (una semana por éxito) o la cantidad a preservar
dará comienzo a una guerra contra sus antiguos camaradas (cinco puntos de sangre/cien kilos por éxito).
que durará ochenta años. Al término del conflicto, los líderes Apunte histórico: El descubrimiento de la refrigera-
Tremere desaconsejarán el uso de esta senda por culpa de su ción convertirá a este ritual en una reliquia del pasado.
efectividad contra la Taumaturgia. Los taumaturgos más pode-

AHORA SU VISTA NOS PERTENECE


rosos del clan no quieren que los demás sepan cómo ahuyen-
tar sus prodigios más letales. Llegada la época actual, la Orden
de Hermes habrá alterado sus prácticas lo suficiente como
Este ritual crea un artilugio espía que podrá emplearse
para inutilizar Perdo Magica, mientras que los Tremere se con-
para observar a los enemigos y cualquier acontecimiento des-
centrarán en deshacer los prodigios internos de sus enemigos.
de una distancia segura. Paul Cordwood lo diseñó para uso
Hoy en noche, se la conoce como Contramagia Taumatúrgica
propio y el de sus espías. El ritual precisa una aguja dorada de
(véase la Guía de la Camarilla, p. 108).
nueve centímetros de longitud, alambre, una miniatura de oro
Sistema: El vampiro puede anular el efecto de cual-
en forma de pata de gallo, algo de vitae del lanzador y una
quier senda o ritual taumatúrgico o hermético, siempre y
víctima humana con al menos un ojo sano. Al comienzo del
cuando su puntuación en Perdo Magica iguale o supere a los
ritual, la víctima estará de rodillas, atada, amordazada y con
puntos del poder de la senda o al nivel del ritual. El jugador
los ojos vendados. El mago (o un ayudante; por lo general se
gasta un punto de sangre y tira un número de dados igual al
necesitan dos asistentes para sujetar a la víctima durante la
doble de la puntuación en Perdo Magica de su personaje
siguiente fase) le quita la venda a la victima y le alumbrará el
(dificultad igual a la del efecto que se pretende anular). Cada
rostro con una luz brillante. Con la ayuda de un calibre, el
éxito conseguido anula uno de los éxitos del mago contrin-
vampiro extraerá el ojo deseado, con cuidado de no dañarlo.
cante. Cuando se pretenda contrarrestar sendas y rituales
Mientras los sirvientes se deshacen de la víctima, el mago
que no sean taumatúrgicos ni herméticos, la reserva de da-
comienza a recitar una serie de ensalmos y atraviesa el ojo
dos de Perdo Magica del vampiro se reduce a la mitad.
con la aguja. Sujetará la misma al alambre y éste a la garra,

RITUALES
imbuirá el ojo en el humo de varios incensarios como medida
de conservación y después lo sumergirá en su propia vitae,
contenida en un recipiente de oro inscrito con la imagen de
Thoth, dios egipcio de la sabiduría. Se retira la vitae; se coloca
Ceoris es el centro de aprendizaje de los Tremere en en una solución de sales y esencias conservantes y se guarda.
estos tiempos. Es la primera universidad versada en el arte El artilugio pasa a colocarse en el emplazamiento que el
de la magia de la sangre taumatúrgica. Como tal, aloja una vampiro desee espiar de lejos. La garra sirve para sujetarlo
gran variedad de rituales nuevos y únicos, muchos de los a una superficie. Obvia añadir que deberá ocultarse a la
cuales se desconocen fuera de sus muros. A menos que se vista de cualquier observador fortuito.
especifique lo contrario, todos los rituales necesitan la tira- A fin de ver a través del ojo del ingenio, el usuario
da estándar de Inteligencia + Ocultismo (dificultad 4 + el (quien deberá ser un vampiro, pero no tiene porqué tratar-
nivel del ritual). El tiempo por defecto para concluir el ri- se del que llevó a cabo el ritual) ingiere la poción de vitae.
tual es de cinco minutos por nivel. El artilugio se apodera de su percepción visual; verá lo que

RITUALES DE NIVEL UNO


vea el ingenio, y no lo que tenga delante.
Sistema: El mago debe gastar al menos tres puntos de
sangre en la poción de vitae, aunque no tiene por qué

LA MOSCA DE LA CARNE DEMORADA limitarse a esa cantidad. Cada punto da lugar a cuatro dosis
de la poción.
Este ritual permite la conservación de partes del cuerpo No hace falta tirada para utilizar el artilugio, a menos que
de seres vivos (o no vivos) a fin de que puedan utilizarse en el usuario se vea obligado a ingerir la sangre preparada. En tal
rituales que necesiten componentes cárnicos frescos mucho caso, tiraría Fuerza de Voluntad contra una dificultad de 9

110 LA CASA DE TREMERE


para resistirse a la visión. La imagen que inunda la visión del retorcerse, y en cuestión de momentos estará reproducien-
usuario carece de relieve; un único ojo no puede proporcio- do los movimientos del sujeto. La distancia entre la víctima
nar la sensación de profundidad. Será un efecto puramente y el ingenio no supone impedimento alguno.
visual que no apelará al olfato, al oído ni a ningún otro senti- El objeto debe colocarse de forma adecuada para per-
do. El usuario podrá variar la duración de la visión alterando mitir que puedan verse con claridad los movimientos de la
la cantidad de vitae que beba. Durará diez minutos por cada mano o del rostro. La mano suele colocarse al final de una
dosis consumida. La poción carece de valor nutritivo; no pue- serie de tubos de cobre, construidos para proporcionar la
de utilizarse para aumentar la reserva de sangre. variedad de movimientos de un brazo; la máscara, en un
El ojo conserva su potencia hasta ser destruido, pero marco metálico redondo. El observador podrá deducir las
resultará inútil sin la poción de sangre correcta. El tauma- actividades de la víctima a juzgar por las articulaciones de la
turgo original, y solo él, podrá llevar a cabo un nuevo ritual mano o las expresiones de la cara. Si la victima escribe algo,
utilizando un ojo ya existente (Sin necesidad de nuevas puede sujetarse una pluma entre los dedos de la mano y ésta
víctimas) para conseguir más dosis de sangre. Cada vez redactará un facsímil indistinguible del documento original.
que se lleve a cabo esta acción con el mismo ojo, la dificul- La máscara dispone de una boca bien formada, labios y len-
tad del ritual aumentará en dos. gua, por lo que puede reproducir todos los sonidos que

RITUALES DE NIVEL DOS


emita la víctima (un toque de una varita rematada con una
piedra de ágata la induce a callar, sí el usuario así lo desea.
Dos rápidos toques consiguen que hable de nuevo). Cuando

POLVO DEL RECUERDO


la haya creado, el mago puede dársela a cualquier otra per-
sona tras enseñarle cómo cuidar del artilugio.
Curaferrum diseñó este ritual para que le alertara de El mago puede cortar la conexión entre la víctima y el
indicios de disturbios dentro de la capilla. Para llevarlo a artefacto en cualquier momento. En el caso de la máscara,
cabo, el taumaturgo deberá amputarse un dedo y dejar que hay veces en las que esto resulta muy útil. La máscara con-
se convierta en polvo mientras genera uno nuevo. Combina- serva su articulación y puede colocarse sobre el rostro para
rá el polvo con mirra, heces de vino, plata pulverizada y sal disfrazarse de la víctima. Cuando se utiliza de esta manera,
conseguida de las lágrimas de un infame, dejará que la mez- la máscara se amolda para ajustarse a las manipulaciones
cla se seque y después recitará una serie de ensalmos, lo que faciales del portador. Aunque el falso rostro parece real y
dará como resultado varias dracmas de un polvo blancuzco, cuesta distinguirlo del de la víctima, no le confiere al usua-
con el cual el taumaturgo salpimentará un objeto cualquiera. rio la habilidad de imitar sus expresiones características. El
Si el objeto se mueve cuando él no esté delante, el taumatur- mago no podrá restablecer una conexión cortada.
go sentirá una punzada de dolor en el dedo regenerado. La piel que compone el artilugio está viva, a su manera,
El castellano hace uso estratégico de este ritual espolvo- y debe conservarse así. El usuario alimenta a la mano sumer-
reando ciertas puertas para saber cuándo se producen visitas giéndola en una solución de sangre y agua una vez por
inesperadas. También lo emplea en bagatelas. A veces coloca semana. La solución se compone de tres puntos de sangre.
el polvo en los armarios para saber si los criados cogen ropa
sin permiso, o en algún lápiz con la imagen de Etrius, para
averiguar quién es el vándalo que disfruta pintándolo bigotes.
ROBA VUESTROS SUSURROS
Sistema: El mago podrá espolvorear hasta veinte objetos El mago crea un ingenio con el cual podrá escuchar
durante el ritual. Sabrá distinguir cuál de ellos es el que está sonidos desde una distancia considerable. Paul Cordwood
siendo manipulado si supera una tirada de Inteligencia + Ocul- vuelve a ser el padre del invento, similar al del ritual Ahora
tismo. La conexión con los objetos así preparados dura un su vista nos pertenece (p. 110), con las siguientes excepcio-
mes lunar por cada éxito conseguido en la tirada del ritual. nes: la parte corporal que dona la víctima es una oreja; el
brujo debe cortarla con una sierra pequeña de plata, en

APROPIACIÓN DE LA MEMBRANA
cuyo mango podrá verse una imagen de Hades, dios griego
del inframundo. La oreja se moja en la vitae del vampiro,
La materia prima necesaria para este ritual es la piel que después se vierte en un elixir. El mago cubrirá la su-
reconstituida que aparece en el aparato alquímico del mago perficie de un cuerno de cobre con el vapor.
después de que un Cainita haya sufrido el ataque de los Sistema: Tras tener éxito con el ritual, el vampiro habrá
Comepieles (véase la p.123). Al contrario que en otros rituales creado un objeto que podrá colocar en secreto donde más le
que utilizan este mismo material, el taumaturgo deberá pre- interese. Capturará cualquier sonido al alcance del oído hu-
ocuparse de que la piel proceda de un solo individuo. El mano y lo enviará al cuerno de cobre. Quien haya, ingerido
mago tendrá que amasar el pellejo como si de masa para el una porción del elixir escuchará los sonidos captados. El
pan se tratara, antes de cocerlo en un horno que no se calien- jugador tendrá que gastar al menos tres puntos de sangre.
ta con fuego, sino con un destilado de vis (véase la p. 119). Lo Por cada punto empleado, el ritual crea una dosis de elixir.
retirará del horno alquímico a media cocción y lo modelará La duración dé la escucha dependerá de la cantidad de
hasta conferirle la forma de una mano derecha o de una más- elixir ingerida por el usuario: el efecto dura diez minutos por
cara. Lo devuelve al horno y lo pringará de vez en cuando cada dosis consumida. Durante este tiempo, será incapaz de
con alumbre, resina de pino y polvo de escamas de serpiente. escuchar lo que ocurra a su alrededor. El elixir no es nutritivo,
Sistema: Cuando se haya completado el ritual, el tau- no aumenta la reserva de sangre de quien lo beba. Da igual
maturgo poseerá un objeto vinculado al individuo cuya piel cuánta sea la distancia o cuántos obstáculos se interpongan
utilizara. Será una máscara o una mano. Si la víctima se entre el oído y el cuerno. El artilugio no aclara los sonidos
encuentra consciente, el objeto comenzará a palpitar y a apagados ni traduce los idiomas desconocidos para el usuario.

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 111


Al igual que el ojo en el otro ritual de Cordwood, la Si el ritual tiene éxito, el ojo permanecerá abierto hasta
oreja conserva su potencia hasta ser destruida, pero resulta que el sujeto sufra la Muerte Final. Si el sujeto se sume en
inútil sin la poción correcta de sangre. El taumaturgo origi- el letargo, los párpados del ojo se cerrarán y volverán a
nal, y sólo él, podrá llevar a cabo un nuevo ritual utilizando abrirse cuando despierte. En el caso de la Muerte Final, el
una oreja ya existente (sin nuevas víctimas) a fin de conse- ojo quedará reducido a polvo. De este modo, el ojo sirve
guir más dosis de sangre. Cada vez que esto ocurra, la de indicador del destino general del sujeto.

RITUALES DE NIVEL TRES


dificultad del ritual aumenta en dos.

SE SABRÁ TU DESTINO
El taumaturgo intercambia sangre con un participante CRISOL DE AGONÍA COMPARTIDA
voluntario, bien sea Cainita o ghoul, tras lo que empleará una
Mendacamina, torturadora en jefe de Ceoris, realiza su
aguja de oro para penetrar uno de los ojos del sujeto y extraer
trabajo ayudándose de herramientas tan mundanas como
una pequeña cantidad de humor vítreo, la substancia gelati-
efectivas. Sin embargo, ha volcado sus talentos taumatúrgicos
nosa que rellena el glóbulo ocular. Frota un ágata u otra pie-
en la empresa de traspasar las fronteras del dolor y la per-
dra semipreciosa con el humor. A lo largo de una semana, la
suasión. El crisol de agonía compartida disocia al cuerpo
piedra será empapada con una serie de vapores alquímicos.
de la víctima torturada de su dolor, sorteando así muchas
Durante el proceso, se formará una especie de piel humana
fortalezas mentales. Resulta ideal para crear obediencia, pero
alrededor de la gema. Cuando esté completa, la piel se abrirá
tiene otras aplicaciones.
y revelará que la piedra se ha convertido en un ojo.
El mago coloca a dos víctimas, en un lecho de hierro,
Paul Cordwood diseñó el ritual para controlar a su red
con los pies juntos, y les cose las plantas entre sí. Si las
de espías. Conserva los ojos sujetos a un colgante que oculta
víctimas son capaces de experimentar el orgasmo, los ayu-
bajo la túnica. Virstania también utiliza el ritual para cono-
dantes del mago los estimularán, con el objetivo de que ambos
cer el destino de sus Gárgolas favoritas. Tiene sus ojos in-
alcancen el clímax al mismo tiempo. Si el mago dispone de
crustados en una corona de plata que a veces se pone cuan-
un colaborador Cainita, los dos se alimentarán de los sujetos
do está en su laboratorio.
en el momento de mayor éxtasis, a fin de intensificar el efec-
Sistema: La ejecución del ritual (tanto si tiene éxito como
to. El taumaturgo pasa a torturar a uno de los sujetos como
si no) inflige un nivel de daño letal al vampiro o ghoul que
herramientas bañadas en sales y vapores alquímicos,
tome parte en él. Un fracaso podría provocar niveles de daño
El segundo sujeto sentirá toda la agonía padecida por
adicionales o incluso la ceguera, a discreción del Narrador,
el primero, pero su cuerpo no sufrirá daños físicos. El sufri-
aunque las habilidades regeneradoras de los vampiros con-
miento del primero anula cualquier resistencia que pudiese
siguen que tal aflicción sea sólo temporal.
haber ofrecido antes de sucumbir ante la tortura. Si la pri-

112 LA CASA DE TREMERE


mera victima fallece en el proceso, la segunda sabrá la que pliendo las instrucciones aun cuando el mago no esté presen-
se siente al morir te, pero sólo durante unos pocos minutos. Cuando se dé cuenta
Sistema: Si el taumaturgo está utilizando el ritual como de que el taumaturgo no está a la vista, se detendrá. Se queda-
simple ayuda a la tortura, los éxitos en la tirada de ritual del rá, o bien de pie, o bien encogido en el suelo en posición
jugador se añadirán a su reserva de dados para la siguiente fetal. Sin voluntad, ni siquiera se preocupará de sobrevivir y
tirada de tortura o interrogatorio. Si el ritual se utiliza para morirá de sed si no se le ordena que beba.
crear obediencia, no obstante, la tirada de ritual se enfrentará Tres éxitos le permiten al taumaturgo recuperar el alma
a una tirada de Fuerza de Voluntad por parte del jugador de la de la víctima a su cuerpo al final del ritual. La victima no
víctima. Si el mago consigue un éxito, la víctima accederá a recuerda, nada del tiempo pasado fuera de su cuerpo. Cuatro
obedecer cualquier instrucción del taumaturgo, salvo la de éxitos permiten, no sólo que el alma regrese al cuerpo, sino
acabar con su propia vida. Si los éxitos del taumaturgo supe- que la víctima pueda hablar de lo que sintió tanto dentro del
ran a los de las victimas por dos o más, podrá, a voluntad, cuerpo del animal como durante la transmigración. En estos
volver a evocar el dolor experimentado por la víctima durante dos últimos casos, el alma permanecerá fuera durante unas
el cenit del ritual, siempre y cuando haya contacto visual. dos horas, menos diez minutos por cada punto de Fuerza de
Si las órdenes del taumaturgo colocan a la víctima en una Voluntad de la víctima. El jugador de la víctima puede anular
situación de peligro mortal inmediato, el Narrador podría per- el efecto gastando más puntos de Fuerza de Voluntad que
mitir una segunda tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 8) puntos en Taumaturgia posea el mago.
para resistirse a las órdenes hasta que haya pasado el peligro. Nota: Este ritual, la expresión más coherente hasta la
La víctima sometida de este modo no es dueña de si misma y, si fecha de los estudios de Epistatia acerca de la migración
bien no estará en trance, se mostrará distraída y alicaída. del alma, está en proceso de experimentación. Considera
que ha tenido éxito si es capaz de conseguir recuerdos e

DESPLAZAMIENTO DEL NEUMA impresiones de la víctima al término de la sesión. Apunta


en detalle estas sensaciones extracorporales, con la espe-
Se suspende al prisionero dentro de un tubo de cobre, ranza de que algún día podrá utilizarlas para diseñar un
asegurado por medio de un elaborado sistema de correas de ritual más completo. Su objetivo es ser capaz de poseer el
cuero y cadenas de hierro. Unas tenazas mantienen abiertos cuerpo de una víctima a voluntad, sin que ninguna de las
los párpados de la víctima. Se fijan pinzas de cobre a unas almas sufra daño alguno. Prosigue sus investigaciones por
incisiones practicadas en el cuello, sobre el corazón, riñones y pura curiosidad, aun cuando la casa ha encontrado ya otra
estómago, en las genitales y dentro del recto. Se le rocía con alternativa a la inmortalidad hermética. No sabe adonde la
unos vapores alquímicos, con la ayuda de unos fuelles. Si la conducirán, pero está segura de que hay poder en ellas.
víctima se desmaya a causa del dolor o por puro terror, el
ritual deberá suspenderse hasta que recupere la conciencia.
Entra en la estancia un animal, por lo general una cabra o ICOR DEL HEXÁPODO
una oveja. Se la encierra en una jaula y, tras recibir varias El hexápodo es una forma de Gárgola inusual que ras-
incisiones en puntos críticos de su anatomía, se le aplican trea a su víctima y, cuando la alcanza, la envuelve en una
unas pinzas conectadas a unas cuerdas de tripa de cabra, las substancia que establece un vínculo psíquico entre ambos
cuales convergen en tinaja que hierve a fuego lento. El tauma- (véase la p.124). Para poder utilizar el vínculo, el vampiro
turgo recita conjuros para encerrar las energías de seres de emplea este ritual para exprimir el jugo del cuerpo del
otro mundo dentro de la cuba. "Sacrifica" al prisionero pasán- hexápodo y destilarlo. El hexápodo, que deberá permanecer
dole por la garganta un cuchillo embotado. La hoja está hueca consciente durante el ritual, es bajado a una gigantesca prensa
y contiene un poco de su propia sangre; una palanca en el de tamaño natural. El hexápodo, pese a ser menos inteligen-
mango del arma libera la sangre, que se derrama por el pecho te que la mayoría de las Gárgolas, suele darse cuenta de lo
de la víctima. El ritual surte más efecto si la víctima no se que está a punto de ocurrir y lucha por liberarse de sus
percata del engaño y cree que acaban de degollarla. cautivos. Si consigue escapar, atacará a sus atormentadores.
En este momento, el taumaturgo grita una palabra de Si no, los portadores lo bajarán a la prensa y colocaran unas
poder al oído de la víctima, con todas sus fuerzas. Si tiene pesadas planchas a modo de tapadera para evitar que el
éxito, el alma de la víctima abandonará su cuerpo, viajará hexápodo huya de un salto. Mientras el vampiro entona unos
por las pinzas y las cuerdas de tripa hasta llegar a la tinaja, conjuros y dibuja una serie de sellos arcanos en el aire, los
y de allí al cuerpo del animal. ayudantes comienzan a girar la enorme rueda que controla
Sistema: Un éxito significa que el alma de la víctima se la prensa, semejante a un potro de tortura. El hexápodo se
ha separado del cuerpo, pero no ha llegado al animal. Bien debate sobre la reja de alambre que constituye el suelo de la
pudiera haber muerto por medios mundanos. No hay for- prensa. Cuando las dos mitades del potro exprimen la vida
ma de conseguir que el alma regrese al cuerpo, aunque de su interior, su sangre y otros fluidos se filtran por la reja y
podría convertirse en fantasma a discreción del Narrador. se recogen en un canalón de cobre. La masa viscosa discurre
Dos éxitos indican que el alma llegó hasta el animal pero por allí hasta un cubo de plata. Cuando no pueda exprimirse
no puede regresar. La victima vivirá el resto de la vida del más icor de la bestia, el vampiro se llevará el recipiente lleno
animal atrapado en su cuerpo. Al carecer de los instintos de la a su laboratorio, donde lo mezclará con mirra, polvo de co-
bestia, puede que no consiga sobrevivir por sus propios me- bre, heces de vino y algo de su propia vitae, antes de verter-
dios. Parte del intelecto, memoria, deseo o fuerza de voluntad lo en un cuenco hondo de plata de casi un metro de diáme-
de la víctima permanece en el cuerpo humano. El ser sin alma tro. Tras otra ronda de ensalmos, acompañados por la que-
es sugestionable y obedecerá las órdenes dadas por el tauma- ma de seis tipos de incienso, aparecerá una imagen en el
turgo, pero sólo si no requieren interpretación. Seguirá cum- líquido rojo verdoso del cuenco. Al mirar en él, el taumatur-

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 113


go podrá ver una representación borrosa de lo que vea la búsqueda de correspondencias, así como cualquier otra nece-
víctima del hexápodo. Si se inclina y se concentra, podrá saria para otorgarle al animal la anatomía deseada (si quiere
escuchar los pensamientos de la víctima, como una voz que- un ciempiés con cabeza de búho, le hará falta una cabeza de
da en el fondo de su propia mente. búho y el cuerpo de un ciempiés). Las colocará en una bolsa
Epistatia es la responsable de la creación del hexápodo. compuesta por el útero de una vaca, una oveja u otro animal
Lo hizo para demostrar la ineficacia de los insignificantes de gran tamaño, antes de llevarlas a la cámara de gestación,
rituales de Paul Cordwood quien, aunque al principio se donde sumergirá el saco en un barril lleno de una substancia
sintió tan enojado como repugnado por su gesto, no ha uterina creada por medios alquímicos. Resulta más poderoso
desperdiciado la oportunidad de sacarle provecho. Al igual para engendrar futuros horrores el vientre de una criatura creada
que a los simulacros (véase la p.126), los encuentra tan con anterioridad por este mismo ritual (la criatura que apare-
útiles por su efecto desmoralizador en los desafortunados ce en el Anexo de nacimientos de Virstania, p.67, es un buen
testigos como por la información que le proporcionan. ejemplo de esta técnica). Esto lleva unas cuantas horas de
Sistema: Un éxito le permite al observador ver lo que trabajo, tras las cuales el jugador hará una tirada de Destreza +
vea la víctima: se necesitan dos para escuchar sus pensa- Medicina (dificultad 6).
mientos. A menos que el vampiro consiga tres o más éxi- • Fase cuatro: Cubrirse con el manto del creador.
tos, la victima experimentará la inquietante sensación de Con la ayuda de un calendario astrológico, el vampiro cal-
que le espían cada vez que el taumaturgo se asome al cuen- cula el tiempo de gestación. Cuando la criatura esté a pun-
co. El líquido deberá refrescarse con un punto de la sangre to de nacer, abrirá la tinaja de gestación o practicará una
del taumaturgo todas las semanas. Si no, se coagulará y incisión en el vientre de la bestia preñada. Liberará a la
dejará de ofrecer imágenes. criatura recién nacida y la espolvoreará con el humo de
Apunte histórico: El empleo de hexápodos por parte sales sanguíneas quemadas, con la ayuda de un fuelle. El
de los Tremere llega a su fin al unirse a la Camarilla y vampiro deberá actuar con precaución, dado que la criatu-
aceptar los términos de la Mascarada. ra recién nacida podría atacar de inmediato, sobre todo si
fue engendrada por su ferocidad. La duración mínima del

POBLAR LOS JARDINES DE LA NOCHE periodo de gestación queda a discreción del Narrador; el
jugador tirará Inteligencia + Ocultismo (dificultad 7). El
Con este ritual, el vampiro crea una criatura híbrida con empleo de un vientre viviente durante la tercera fase redu-
animales de dos o más especies distintas. Virstania, Malgorzata ce a cinco la dificultad de la fase cuatro.
y Goratrix lo establecieron como preludio al proyecto de las La cantidad de sangre empleada durante la fase final
Gárgolas, con algo de ayuda por parte de Epistatia. Sólo dependerá de los rasgos de juego que se deseen para la
Virstania continúa utilizando el ritual de forma entusiástica. criatura. El jugador deberá gastar tres puntos de sangre por
A los demás, su obsesión por los híbridos les parece algo cada punto de Fuerza, Destreza, Resistencia o Percepción y
morbosa y gratuita, y desearían olvidarse de su creación. nueve puntos de sangre por cada punto en Carisma, Mani-
Sistema: El ritual tiene lugar en distintas fases. El vam- pulación, Inteligencia o Astucia, que los animales no suelen
piro puede espaciarlas tanto como desee. El jugador debe- poseer. Alerta, Pelea, Esquivar, Intimidación, Sigilo y Super-
rá tener éxito en cada fase antes de que el vampiro pueda vivencia también cuestan tres puntos de sangre por nivel.
proceder a la siguiente; el fallo en cualquiera de las fases Los animales dotados de Inteligencia podrían utilizar otras
no invalida los éxitos previos. habilidades a discreción del Narrador, a un coste de cinco
• Fase uno: Vivisección. El vampiro disecciona al por punto. Cada punto de daño que inflija la criatura al ata-
menos a tres especímenes vivos de cada tipo de animal car cuesta un punto de sangre. Los ataques que no se vayan
que vaya a componer el híbrido. Dibujará diagramas exac- a utilizar demasiado podrían costar sólo medio punto de
tos de las anatomías de las criaturas, poniéndole nombre a sangre por cada punto de daño. El Narrador podría imponer
cada parte. El proceso ocupa dos noches enteras de traba- costes de sangre adicionales para los ataques o habilidades
jo, tras las que habrá de hacer una tirada de Destreza + especiales, como mordiscos venenosos, miradas petrificantes,
Medicina (dificultad 5). sentidos inusuales o métodos de locomoción exóticos.
• Fase dos: Búsqueda de correspondencias. El vam- La última fase del ritual puede durar mucho tiempo, lo
piro identifica las cualidades que desee otorgarle a la cria- que le permite al mago almacenar la sangre necesaria. Tam-
tura. Consultará textos sobre el mundo animal. Cogerá par- bién cabe la posibilidad de colaborar con otros y extraer
tes conservadas de las criaturas diseccionadas durante la sangre de aprendices. Las Gárgolas de Virstania se ofrecen
primera fase y las sumergirá en substancias alquímicas. De gustosas cada vez que le hace falta sangre.
este modo, determina qué partes de la criatura poseen las El ritual crea criaturas con una corta esperanza de vida;
cualidades que busca. Por ejemplo, podría desear crear un mueren transcurridos tantos días como puntos de sangre
ciempiés con los instintos rastreadores de un sabueso. Po- invertidos en la fase final. El ritual no le garantiza al lanza-
dría asumir que los instintos residen en el hocico del perro, dor el control de la criatura. Sin embargo, ambos proble-
pero deberá confirmarlo sometiendo un morro al análisis mas quedan resueltos si el Vampiro decide convertir a su
alquímico. Cuando crea que ha localizado las parles co- creación en ghoul, lo que garantiza las ventajas acostum-
rrectas, proseguirá. Este proceso ocupa aproximadamente bradas de longevidad y obediencia.
dos semanas de estudio tras las que el taumaturgo habrá de Las criaturas son estériles, pero el lanzador puede inten-
hacer una tirada de Inteligencia + Ocultismo (dificultad 6). tar una tirada adicional de Inteligencia + Ocultismo (dificul-
• Fase tres: Construcción de la entidad fetal. Cogerá a tad 8) después de Cubrirse con el manto del creador. Si tiene
un espécimen vivo de cada criatura a utilizar y la diseccionará. éxito, la criatura será fértil y podría procrear con otro espéci-
Podrá a un lado las partes extirpadas identificadas durante la men de su mismo tipo (las criaturas ghoul pierden esta posi-

114 LA CASA DE TREMERE


bilidad). Para que las criaturas se reproduzcan, es necesario nea, el tejido de su cerebro se resecará y se convertirá en
superar una tirada de Inteligencia + Trato con los animales polvo. Uno o más éxitos le permiten existir como un casca-
(dificultad 7). Habrán de pasar hasta cinco días antes de rón baboso carente de voluntad.
determinar si el intento ha tenido éxito. Nace un espécimen Si la anguila sobrevive a su víctima puede ser extraída
por cada éxito. El sexo de los especímenes así engendrados de su cuerpo. Si se la destila, producirá dos puntos de vis
es aleatorio, suelen ser fértiles y disfrutan de una esperanza por cada punto de Fuerza de Voluntad que devorara. El
de vida treinta veces superior que la de sus padres creados tipo de vis imita al que la víctima utilizara más a menudo.

RITUALES DE NIVEL CUATRO


por medios artificiales. Las generaciones siguientes manten-
drán la fertilidad y longevidad de sus padres.
Apunte histórico: Cuando Virstania abandona a los
Tremere, el ritual cae en el olvido. Aunque aún existen
copias en un puñado de capillas, entre ellas la de Viena, los
HABLA LA CABEZA DE BRONCE
Cainitas de hoy en noche se lo pensarían dos veces antes Mendacamina diseñó este ritual para contrarrestar una
de poner en peligro la Mascarada con la producción a gran irritante limitación de la Disciplina de Auspex. Si bien el
escala de horrendas bestias híbridas. poder Robo de Secretos permite experimentar los pensa-
mientos superficiales de una víctima, el resultado a menudo

ANGUILA DE MERCURIO
no es más que una serie de imágenes sin sentido. Cuando se
pretende averiguar cuales son los planes y secretos del ene-
Tras mezclar varias substancias alquímicas en su labo- migo, hace falta precisión. Cuando los Tremere le preguntan
ratorio, el taumaturgo crea un ingenio capaz de penetrar en a un prisionero donde está el refugio más próximo de los
la carne de un mago y robarle su voluntad. El ritual produ- Tzimisce, quieren una descripción exacta, no una visión
ce una bola ondulante de mercurio del tamaño aproxima- borrosa de un arroyo cantarín y un puente a la luz de la luna.
do de un puño. Deberá colocarse en un recipiente no po- Este ritual proporciona la exactitud deseada, al menos cuan-
roso para su transporte. El más adecuado sería un tarro de do el sujeto es un infeliz maniatado destinado a morir
cristal con tapadera. diseccionado sobre la mesa del laboratorio de Virstania.
Cuando el usuario (que no tiene por qué ser su creador) Mientras los ayudantes entonan una elegía a las almas
se encuentre en presencia de un mago mortal, podrá liberar al perdidas, advirtiéndoles de que otro condenado está a punto
ingenio de su envase (en una situación de combate, podría de unirse a ellas, el mago unge la cabeza de la víctima con
arrojar el tarro para que se rompa a los pies de su enemigo). un afeite alquímico que socava la voluntad, abrasa el mo-
Cuando esté libre, el ingenio cobrará vida y se asemejará a un lesto cabello y reblandece el cráneo. Luego cocerá un tubo
renacuajo líquido y plateado con el rostro cuajado de dientes flexible de bronce (una cánula) rematada en punta (trocar)
como cuchillos. El ingenio se abalanzará contra el mago más y atravesará con él la sien derecha del prisionero, hasta
próximo, atravesando ropas y calzado hasta llegar a la carne. llegar al cerebro. El tubo está conectado a una bomba de
Una vez dentro, se abrirá camino hacia arriba por la estructura operación manual. Los ayudantes accionarán la manivela
ósea de la víctima, siguiendo la columna vertebral hasta llegar de la bomba durante el resto del proceso, sorbiendo así la
al cerebro. Allí comenzará a devorar la voluntad de la víctima pulposa materia cerebral de la víctima y conduciéndola hasta
y su habilidad para practicar la magia. una enorme cabeza de bronce. Cuesta mucho producir este
Epistatia diseñó este ritual para debilitar e incluso destruir tipo de cabezas, deberá ser modelada por un maestro arte-
a los magos mortales que en ocasiones debía cazar. Es mani- sano. Mide más de medio metro de altura y posee una
festación de su creatividad no deja de fascinarla. En ocasiones mandíbula articulada que le permite hablar. Sus ojos son
se sienta junto a una víctima mientras el ingenio se adueña de bolas de marfil suspendidas en pequeños cristales rellenos
ella, y se mofa de ella a medida que su fuerza de voluntad se de líquido; se ponen en blanco cada vez que la víctima
apaga igual que la llama de una vela moribunda. sufre un latigazo de dolor o una punzada de remordimien-
Sistema: Si no hay magos (personajes con puntuación tos por los secretos que escucha revelados.
en cualquier senda de brujería u otros poderes sobrenatura- Cuando la cabeza cobra algo semejante a la vida, el mago
les) en un radio de treinta metros alrededor de la anguila de puede formularle preguntas. Los conocimientos de la cabeza
mercurio cuando ésta sea liberada, vagará al azar hasta en- se limitan a los recuerdos de la víctima, pero la falta de volun-
contrar a alguno o perder su potencia. El ingenio conserva tad o la frágil memoria del prisionero no le suponen impedi-
su potencia durante un número de días igual al doble de mento alguno. La cabeza puede ahondar en su mente para
éxitos conseguidos por el jugador en la tirada del ritual. La rescatar recuerdos largo tiempo enterrados de su existencia
anguila hiere al mago devorando su voluntad, el báculo de antes del Abrazo o incluso suprimidos por medios mágicos.
poder mágico de los magi herméticos. La víctima no sufre Cuanto más lejos esté el recuerdo de la memoria consciente
ninguna herida cuando la anguila se entierra dentro de él, de la víctima, más tiempo tardará la cabeza en dar con él.
aunque sí que puede sentirla reptando entre su carne y teji- La cabeza no habla con la voz de la víctima, sino que
dos. Por cada día que permanezca enterrada en el cerebro posee una rudimentaria personalidad propia. La cabeza de
del objetivo, reducirá en uno la Fuerza de Voluntad del mago, Ceoris, bautizada Paracelsus, se muestra obsequiosa, se inte-
de forma permanente. Cualquier senda, númenes u otro Rasgo resa por la salud de Mendacamina y aprovecha cualquier
mortal sobrenatural de valor igual o superior a la Fuerza de oportunidad que se le presenta para ensalzar la perspicacia
Voluntad del personaje también se reduce en uno cada vez. de su creadora. También gusta de hacer chistes de mal gusto
Si la Fuerza de Voluntad de la víctima se reduce a cero a expensas de la víctima y de proclamar información humi-
mientras la anguila de mercurio siga activa, deberá hacer llante para ella ("Lamento tener que mencionarlo, pero éste
una tirada de Resistencia. Si falla, morirá de forma instantá- y su hermana cometieron algún que otro pecadillo cuando a

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 115


él todavía le interesaba la carne"). Cuando le cuesta encon- Cordwood para el día en el que le pida a Etrius y a Tremere
trar la respuesta adecuada a alguna pregunta, exhorta a los la ampliación de los derechos de sus Gárgolas.
ayudantes a que bombeen con más fuerza o le advierte a Sistema: El jugador hace una tirada de Destreza +Ocul-
Mendacamina que el cerebro de la víctima, ya esponjoso, es tismo (dificultad 6) para que el mago consiga un continente
probable que no aguante mucho más. A Mendacamina no receptivo a la animación, y luego otra de Carisma + Ocultis-
siempre le hace gracia su cháchara incesante y suele orde- mo (dificultad 6) para atraer a un fantasma. La vitela vivirá
narle que cierre la boca, cosa que hace de inmediato. durante seis meses por cada éxito conseguido en esta última
No hay dos cabezas que posean la misma personali- tirada. Dado que la víctima de los comepieles pierde mucha
dad, aunque todas comparten una escalofriante indiferen- sangre, el mago no necesita contribuir con la suya.
cia por el padecimiento de la víctima. Apunte histórico: Virstania se lleva las instrucciones
Sistema: El jugador del taumaturgo tira Inteligencia + de la creación de vitelas con ella cuando abandona Ceoris.
Ocultismo (como siempre), contra la Resistencia + Fortale- Los Tremere actuales no conocen el ritual.

RITUALES DE NIVEL CINCO


za de la víctima (dificultad 9). Cada éxito le proporciona al
taumaturgo un detalle informativo. El contenido exacto de
las revelaciones dependerá del Narrador.
Un mortal, o un ghoul sin Fortaleza, no podrá sobrevi-
vir al proceso de licuado de su cerebro. Los vampiros, en RESPIRA CUANDO SE LO ORDENAMOS
especial los que posean Fortaleza (y los ghouls con esta Este ritual permite la creación de una Gárgola a partir de
disciplina), disponen de una oportunidad de sobrevivir los miembros amputados a Cainitas sacrificados: es el proceso
gracias a sus habilidades regeneradoras inhumanas. El Ju- según el cual cobró vida el primer espécimen de ese linaje. El
gador hará una tirada de Resistencia + Fortaleza (dificultad vampiro (con ayudantes, si lo desea) recoge partes recién
9); se necesitan tres éxitos para que el personaje sobreviva cortadas de los cuerpos de varias víctimas y los cose hasta
y se suma en el letargo al final de la sesión de tortura. Con darles forma humanoide. A continuación, envuelve su crea-
cinco éxitos, el personaje quedará Incapacitado. Los ghouls ción en un saco curtido a partir de la matriz de un animal (una
no pueden sumirse en el letargo, por lo que necesitan cin- vaca, por lo general, pero también una oveja o un ciervo, en
to éxitos para sobrevivir. ocasiones). La bolsa se suspende dentro de una tinaja llena de
El vampiro que muera durante el ritual puede ser equivalente alquímico a los fluidos del útero, o dentro de una
diseccionado y convertirse en materia prima para una Gár- Gárgola hembra especialmente preparada para la gestación.
gola, siempre y cuando se puedan utilizar sus miembros de Durante un periodo que varía entre uno y tres meses, el tau-
inmediato o sean conservados por medios mágicos. maturgo debe visitar a la Gárgola preñada de forma periódica
Apunte histórico: Aunque Paracelsus pereció con Ceoris y entonar diversos conjuros y bendiciones. Si permanece lejos
en 1476, el ritual sobrevivió, y varias capillas Tremere de de la cámara de gestación durante más de una semana segui-
renombre construyeron nuevas cabezas de bronce al entrar da, la Gárgola fetal morirá y no podrá ser revivida. Por último,
en guerra con sus enemigos. El ritual sigue en vigor hoy en la Gárgola se abrirá paso por el útero de la madre o emergerá
noche; los detectores de mentiras y los sueros de la verdad de su cascarón. El mago deberá encontrarse presente para
no han conseguido eclipsar su capacidad de intrusión. ungir a la Gárgola recién nacida con humo purificador. Cual-
quier Gárgola presente en un radio de ochocientos metros
INTEGUMENTO FURTIVO sentirá por instinto el inminente nacimiento de un hermano.
Se sentirán impelidas a apiñarse a su alrededor para lamer los
El taumaturgo crea un espécimen de una cuasi Gárgola fluidos corporales que empapen su piel. Aunque esta costum-
que recibe el nombre de vitela (véase la p.127). El ritual se bre ayuda a vincular a la Gárgola y su nueva comunidad, no
divide en dos fases. Durante la primera, el mago consagra es un requisito del ritual. La Gárgola puede nacer sin necesi-
una serie de frascos y ampollas de cristal tras conseguir la dad de comités de bienvenida.
bendición de un elemental de la carne. Después envía un Sistema: El taumaturgo cose entre sí trozos de Cainitas
enjambre de los diminutos insectos artificiales llamados para crear una forma humanoide y otorgarle diversos talen-
comepieles (véase la p.127) para que se ceben con la vícti- tos a la nueva Gárgola. La correspondencia de cada parte
ma. Durante el festín, gran parte de la piel de la víctima con una habilidad se rige según las instrucciones de varios
aparecerá en los envases de cristal. El taumaturgo dispone textos médicos antiguos y arcanos (por ejemplo, el corazón
ya de la materia prima para crear una vitela. Prensará la piel proporciona coraje y resolución, los ojos otorgan percep-
con un hierro al rojo, con cuidado de no marcada, antes de ción y sabiduría) pero también depende de preparados
tensarla sobre un molde de alambre cuya forma imita el per- alquímicos específicos. La belleza física escapa a la compe-
fil de un cuerpo humano. Convoca a los espíritus de la ilu- tencia del ritual, no obstante. Todas las Gárgolas presentan
sión llamados fantasmas e inducirá a uno de ellos a entrar en un aspecto pétreo y deforme.
la hoja de piel prensada, la cual quedará animada. El taumaturgo hace la tirada del ritual cuando la bolsa
Virstania diseñó este ritual en un enrevesado intento fetal entre en estado de gestación. La tirada es de Inteligen-
por sacarle provecho a su creación anterior, los comepieles. cia + Ocultismo (dificultad 9 + uno por cada donante des-
Le regaló la primera vitela a Paul Cordwood en señal de pués del primero). Un útero no vivo (como el de Alvusia,
buena voluntad después de que una Gárgola le rompiera el véase la p.67) reduce en cuatro la dificultad. Un único éxito
cuello a uno de sus aprendices. Aunque al principio se permite la creación de un personaje Gárgola creado según
sintió escéptico acerca de la utilidad del engendro, ahora las reglas de generación de personajes estándares (véase el
Cordwood anima a Virstania a que cree más para él, cosa Libro de los secretos del Narrador). El coste de sangre
que hace gustosa, con la esperanza de ganarse el apoyo de base del ritual es de cinco puntos por cada Cainita utilizado

116 LA CASA DE TREMERE


en la manufactura de la Gárgola. Añádanse cinco puntos Los humares existen en un "estadio rayano en la per-
adicionales si el lanzador desea que la Gárgola sea fértil. fección", según el eufemismo empleado por Malgorzata.
Tras dedicar varios años al estudio de la creación de En otras palabras, sus efectos, a menudo impresionan-
Gárgolas, el taumaturgo puede diseñar y construir varian- tes, ponen en serio peligro la salud de sus usuarios. Es-
tes como el hexápodo o el icor, o úteros de alquiler como tos inconvenientes se añadieron a los rituales de acuer-
Alvusia (véanse las páginas 124, 125 y 67 para sus respecti- do con la Ley del Equilibrio, un principio hermético que
vas descripciones). afirma que cualquier acción mágica es contrarrestada por
Apunte histórico: Los Tremere dejan de construir una acción contraria. Al aceptar los efectos secundarios
Gárgolas después de la revolución de los esclavos y pro- de la fuerza contraria, se pueden obrar prodigios más
meten no revivir la técnica durante las negociaciones con potentes. En cualquier caso, los humores suelen emplear-
la Camarilla. Las instrucciones para ejecutar el ritual per- se sólo con Gárgolas y Virstania quiere volverlos más
manecen ocultas, que no destruidas. Hay quienes sospe- seguros para velar por el bienestar de sus protegidas.
chan que la Gárgola Fidus las utiliza en ocasiones. Esto daría lugar a nuevos y más avanzados rituales de
formulación basados en los ya existentes. Los demás tau-

HUMORES MALIGNOS
maturgos, indiferentes al sufrimiento de las Gárgolas,
concentran su atención en otros asuntos.
Aunque los creadores de las Gárgolas no hayan toma-
do demasiadas precauciones para ocultar la existencia de
A lo largo de los años, Virstania, Malgorzata y Goratrix estos humores, no todos los residentes de Ceoris saben de
han diseñado una serie de rituales que les permiten formular su existencia. Quienes sí están al corriente creen que sólo
humores mágicos que potencian de forma temporal las habi- funcionan con Gárgolas. De hecho, también podrían fun-
lidades de las Gárgolas, si bien luego se cobran su precio. cionar a la perfección con cualquier Cainita. Sin embargo,
Ya que estos rituales más bien mundanos carecen de Goratrix decidió evitar que los demás Tremere se sintie-
dramatismo e interés plástico, los Narradores deberían omitir ran tentados de utilizar las peligrosas substancias... de mo-
el proceso de creación. Cada ritual requiere su propia lista mento, al menos. No cabe duda de que las circunstancias
de ingredientes exóticos, cuya naturaleza exacta queda a la son lo bastante alarmantes como para impulsarle a él, a
entera discreción del Narrador. Los ingredientes estarán Malgorzata o a Virstania a dejar de lado cualquier escrú-
relacionados con la naturaleza del humor. Por ejemplo, la pulo, sobre todo si el recipiente es un neonato ajeno al
Leche cruel de la serpiente, un humor que dota al usuario clan o cualquier otro don nadie.
de un mordisco ponzoñoso, podría servirse de una ser-
piente venenosa con vida, junto con otras toxinas.
El usuario no puede engullir el humor como quien
vacía una jarra de cerveza. Deberá someterse a una trans-
HUMORES DE NIVEL UNO
fusión durante la cual se extraen ingentes cantidades de
sangre con la ayuda de un aparatoso ingenio mecánico.
DOSIS DE JUSTA AQUIESCENCIA
Esto no es un humor en sí, sino una substancia que
La vitae se mezcla con el humor antes de volver a ser
se mezclará con otro humor para asegurarse de que el
inoculada a la víctima cautiva, quien podría ser humana,
recipiente obedezca las órdenes del mago. Éste le deta-
Cainita o incluso un animal de gran tamaño (los humores
llará las instrucciones de su misión al recipiente mientras
que utilizan la sangre de Lupinos o de magi, dotada de
se alimenta del receptáculo. Si la Gárgola desease con-
cualidades inusitadas, suelen provocar efectos secunda-
travenir de forma directa las órdenes del mago en cual-
rios tan inesperados como desagradables). La Gárgola se
quier momento mientras dure la dosis, el jugador debe-
alimentará de este receptáculo temporal, recuperando así
ría hacer una tirada de Autocontrol o de Instinto contra
la sangre perdida con anterioridad junto con parte de la
una dificultad igual a la Fuerza de Voluntad del mago. Si
de la victima y con el humor. El proceso entero ocupa seis
fracasa, la Gárgola pierde un punto de sangre por turno
horas. Los receptáculos pierden tres niveles de salud. Tam-
hasta que vuelva a actuar según sus instrucciones. Nada
bién podrían padecer otros efectos secundarios relaciona-
impide que el usuario actúe en contra de las órdenes.
dos con la naturaleza del humor, sobre todo si son utiliza-
Siempre y cuando pueda interpretarlas de una forma ra-
dos para este propósito de forma repetida (quienes sirvan
zonable o literal que sirva a sus propósitos, permanecerá
de receptáculos en tres ocasiones quedarán sujetos al ju-
a salvo de los efectos punitivos.
ramento de sangre). La substancia permanece latente en
el sistema del usuario hasta que desee utilizar el poder, Duración: Una noche por cada punto de Fuerza de
momento en el que habrá de recitar un breve conjuro Voluntad del mago.
para activar su magia inherente. Consecuencias nefastas: En algunos casos, la necesi-
A menos que se especifique lo contrario, sólo el juga- dad de obedecer las instrucciones del mago al pie de la
dor del mago que creara el humor necesita lanzar los da- letra podría evitar que el usuario emprendiera el curso de
dos. Hará la tirada estándar de Inteligencia + Ocultismo acción necesario, ya fuese para salvar la vida o para com-
contra una dificultad de 4 + nivel. Un solo éxito indica pletar con éxito su misión. Los creadores de la dosis elimi-
que el vampiro ha preparado el humor con éxito y se lo naron cualquier riesgo que la Ley del Equilibrio pudiera
ha imbuido a la Gárgola a través del receptáculo. El juga- suponerles como beneficiarios de la magia.
dor de la Gárgola no necesita ninguna tirada; a menos Apunte: La Dosis de justa aquiescencia fue diseñada
que se especifique lo contrario, la activación será automá- por Goratrix y Malgorzata la utiliza en ocasiones. Virstania
tica siempre y cuando la Gárgola pueda pronunciar el se considera lo bastante querida por sus protegidas como
ensalmo apropiado. para emplear coacciones innecesarias.

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 117


HUMORES DE NIVEL DOS usuario. Cuando expire la duración del humor, se aplicarán
todas las penalizaciones acumuladas. El jugador también

FILTRO DEL AUTÉNTICO RECUERDO deberá tirar pata absorber un número de dados igual a la
bonificación total de daño soportada gracias al humor.
Al activar este humor mientras comienza a devorar el
cerebro de una víctima Cainita, el usuario se apodera de sus
recuerdos. Al término del banquete, deberá hacer una tirada
POCIÓN DEL MARTIRIO
de Fuerza de Voluntad (dificultad 6); por cada éxito, conse- El usuario puede provocar que su propio cuerpo ex-
guirá los recuerdos de toda una década comenzando en el plote con una terrible erupción de carne en llamas. Queda-
presente y retrocediendo en el tiempo. No podrá recordar rá destruido de inmediato y cualquiera en un radio de diez
nada que la víctima hubiese olvidado. Podrá recordar lo que metros sufrirá como si se viese expuesto a una intensa ho-
la víctima estaba viendo, escuchando, sintiendo y pensando guera. Los testigos más alejados podrían sufrir el impacto
de trozos de carne incandescente, incluso a cien metros de
en un momento especifico. Los recuerdos más accesibles
distancia (los jugadores testigos deberán hacer una tirada
serán aquellos de acontecimientos dramáticos que causaron
de Astucia + Esquivar, dificultad 6, para esquivar los peda-
una respuesta emocional por parte de la víctima. Los mo-
zos). La Poción del martirio proporciona el arma ideal para
mentos de calma contemplativa, como la memorización de
un ataque suicida. Aunque es posible obligar a una víctima
un libro, son más difíciles de recordar. Conjurar un recuerdo a beber la poción, o engañarla para que lo haga, habrá de
específico exige que el jugador haga una Tirada de Inteligen- ser el usuario quien active el poder deseando morir. Per-
cia contra una dificultad impuesta por el Narrador. Los acon- manecerá en el organismo del usuario durante un tiempo
tecimientos dramáticos imponen una dificultad de cuatro o indefinido. De este modo, sería posible beberla sin cono-
menos, mientras que los detalles académicos precisos esta- cer sus efectos y, décadas más tarde, explotar tras una
rán sujetos a una dificultad de ocho o más. momentánea reflexión acerca del suicidio.
Duración: El acceso a los recuerdos dura una hora Duración: Instantáneo.
por cada punto de Fuerza de Voluntad del mago. Consecuencias nefastas: Descritas más arriba.
Consecuencias nefastas: No resulta sencillo manipu- Apunte: La Poción del martirio es obra de Malgorzata.
lar los recuerdos de otra persona; pueden arraigar en la cons- Virstania se opone a su utilización cada vez que los demás
ciencia del usuario y cobrar vida. Cuando expire la duración Tremere la proponen, pero suele estar en minoría.
del efecto, el Narrador hará una tirada secreta de Camino

LA LECHE CRUEL DE LA SERPIENTE


(dificultad 8) en nombre del jugador. Si no la supera, los
recuerdos de la víctima aflorarán en la mente de la Gárgola.
Estos recuerdos de sobrecogedora emotividad asaltarán al Cuando el usuario se alimenta, reemplaza la sangre
usuario cuando menos necesite distraerse, llegando a au- que toma con una poción corrosiva letal para la víctima. El
mentar la dificultad de una amplia variedad de tiradas. Po- jugador de la víctima tira Resistencia (o Resistencia + Forta-
drían llegar incluso a provocar el frenesí o el Röschreck. La leza, si le es posible) contra una dificultad igual a la Fuerza
Gárgola sufrirá un número de flashbacks distintos igual a la de Voluntad original del mago. Las víctimas que no la supe-
puntuación de Fuerza de Voluntad de la víctima. ren sufrirán un punto de daño no agravado por noche has-
ta que mueran o caigan en letargo, o hasta que el veneno
BREBAJE DE LA IRA FUNDIDA pierda su efectividad. La víctima mortal que quede incapa-
citada de resultas del veneno podría regresar del umbral de
El usuario no sólo ignorará los efectos debilitantes de las la muerte con una tirada diaria de Medicina (dificultad 8,
heridas, inmerso en el fragor de la batalla, sino que aprove- dos éxitos mínimo). El jugador del usuario puede gastar un
chara su dolor para propulsar poderosos golpes contra sus punto de Fuerza de Voluntad para evitar que la víctima
atacantes. Después de que la Gárgola haya activado el poder sufra esa herida nocturna, siempre y cuando la Gárgola
del humor, su jugador hará una tirada de Fuerza de Voluntad esté en presencia de la víctima (esto convierte al veneno en
(dificultad 7) cada vez que pierda un nivel de salud en com- el arma persuasiva definitiva para lograr que la víctima obe-
bate. Si la supera, el jugador ignorará cualquier nueva penali- dezca al usuario). La misma víctima puede ser envenenada
zación a la reserva de dados y sumará ese mismo número de en múltiples ocasiones por el mismo usuario o por otros, y
dados a sus tiradas de daño. Por ejemplo, si una Gárgola des- sufrir por tanto múltiples heridas todas las noches.
ciende de Malherido a Tullido, el jugador perdería tres dados, Duración: El mordisco del usuario es venenoso du-
bajando de -2 a -5. Si supera esta tirada, ignorará la pérdida y rante un turno por cada punto de Fuerza de Voluntad del
en realidad sumará tres dados a su reserva de daño. Esto per- mago. Después de que la víctima haya sufrido su efecto, el
dura aun cuando hubiese superado sus anteriores tiradas de veneno perdurará durante tres noches por cada punto de
Fuerza de Voluntad y no sufra ninguna penalización real. Po- FV del mago.
dría aplicar sus bonificaciones del Brebaje de la ira fundida Consecuencias nefastas: Uno de los ingredientes del
con independencia de cualquier otra limitación al número de humor es un poco de energía mental robada y un diablillo
dados que pueda lanzar. Si la Gárgola llega a Incapacitado o o a otra entidad maligna menor. En ocasiones, esta energía
más abajo seguirá cayendo inconsciente, entrará en letargo o conserva parte de la malevolencia de su donante involun-
será destruida, lo que corresponda. tario y lucha con saña por contrarrestar la utilidad del efec-
Duración: Tantos turnos como puntos de Fuerza de to con un resultado no deseado, El Narrador hará una tira-
Voluntad del mago. da secreta de Resistencia (dificultad igual a la Fuerza de
Consecuencias nefastas: El humor sólo aplaza los Voluntad original del mago) en nombre del usuario. Si no
efectos de las heridas, empeorados por las acciones del la supera, envenenará a una de las próximas víctimas de las

118 LA CASA DE TREMERE


que se alimente tanto si lo desea como si no. El Narrador Gárgola tantos puntos como la mitad de la Fuerza de Vo-
determinará al azar qué víctima resulta envenenada. El ve- luntad del mago. Si lo utiliza una Gárgola formada al me-
neno inoculado de este modo sólo dura durante un tercio nos en parte por el cuerpo de un Tzimisce, reducirá la
del número normal de noches. reserva de dados del Demonio en tantos puntos como la
puntuación total de la Fuerza de Voluntad del mago.

HUMORES DE NIVEL TRES Duración: Una hora por cada punto de Fuerza de
Voluntad del mago.

BILIS CÁUSTICA Consecuencias nefastas: Cuando formuló este ritual,


Virstania obedeció la Ley del Equilibrio volviendo al usu-
El usuario consigue que la piel de sus manos (u otra ario más vulnerable a la Taumaturgia. Si un usuario se con-
parte del cuerpo, como desee) supure una substancia tóxi- vierte en la víctima de un efecto taumatúrgico adverso en
ca que, de transferirse a la piel expuesta de una víctima, menos de un mes tras la ingestión del medicamento, el
ejerce un paulatino efecto debilitador. Aparte de su método jugador del taumaturgo añadirá la mitad de los puntos de
de aplicación, sus efectos son los mismos que los de la Fuerza de Voluntad del creador del humor a su reserva de
Leche cruel de la serpiente. El jugador debe conseguir al dados, solo para ese efecto.
menos un éxito en Pelea para aplicar el veneno.
Duración: El usuario segrega la substancia tóxica du-
rante tantos turnos como el valor de Fuerza de Voluntad
LAS LÁGRIMAS DE PHOEBUS
del mago. Una vez aplicada, el veneno dura tres noches El usuario resiste los efectos destructivos de la luz del
por cada punto de FV del mago. sol. Por cada cuatro puntos completos de Fuerza de Volun-
Consecuencias nefastas: La Ley del Equilibrio se tad del mago, la dificultad para resistir el daño provocado
muestra cruel en este caso. Al término del periodo de dura- por la luz solar se reduce en uno, hasta un máximo de dos
ción, el jugador de la Gárgola hará una tirada de Resisten- (véase la tabla de la p. 222 de Vampiro: Edad Oscura).
cia (dificultad 6). Si no la supera, también su personaje Duración: Dos turnos por cada punto de Fuerza de
sufrirá el efecto de la bilis. Voluntad del mago.
Consecuencias nefastas: El humor aumenta la resis-

MEDICAMENTO DE LA CARNE RESISTENTE


tencia del usuario a la luz solar robándole parte de su futu-
ra capacidad para soportarla. El jugador del usuario hará
La invocación de este humor proporciona resistencia una tirada de Camino (dificultad 7) al término de la dura-
contra la temible habilidad de los Tzimisce para modelar la ción. Si no la supera, la dificultad de su resistencia durante
carne de sus víctimas como si fuera barro. El humor reduce la próxima expedición de la Gárgola al sol aumentará tanto
la reserva de dados del Demonio cuando actúe contra la como se redujo en la ocasión anterior.

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 119


HUMORES DE NIVEL CINCO na alrededor del usuario falto de formación. Estas energías
se disipan por si solas en ocasiones, pero también podrían

SUERO DE LA VITAE PERPETUADA desencadenarse de golpe de forma que inviertan el éxito


original del usuario. El Narrador hará una tirada secreta de
Cada vez que el jugador del usuario vaya a gastar un Astucia + Ocultismo (dificultad 6) en nombre del jugador de
punto de sangre, podrá hacer una tirada de Fuerza de Vo- la Gárgola. Si no la supera, sufrirá el resultado de un fracaso
luntad (dificultad 8). Si la supera, el humor conseguirá que con el poder en cuestión antes del final de la historia en
los huesos de la Gárgola generen una cantidad de sangre curso. El Narrador habrá de reservar el fracaso para un mo-
compensatoria, a fin de que su reserva de sangre perma- mento de interés dramático... es decir, para que le acarree al
nezca inalterada. usuario las consecuencias más funestas posibles.

ENGENDROS
Duración: Una noche por cada punto de Fuerza de
Voluntad del mago.
Consecuencias nefastas: La Ley del Equilibrio se co-
bra su precio en sangre cuando se acaban los efectos del

DE LOS TALLERES
suero. A partir de ese momento, el usuario ganará sólo un
punto de sangre por cada dos puntos de sangre que extraiga
del recipiente del que se alimente. El efecto secundario du-
rará tanto tiempo como duró el del humor, aunque podría
solventarse tomando otra dosis de Suero. Cuando la dura- La línea de sangre de las Gárgolas es uno de los ejemplos
ción de cualquier dosis del suero toque a su fin, el vampiro más claros del poder y la locura de los Tremere. Esta raza
sufrirá además una sed de sangre asesina, puesto que la esclava nace de la fusión taumatúrgica de varios linajes Cainitas
Bestia se agitará en su interior. El jugador deberá tirar los (Tzimisce, Gangrel y Nosferatu). Ha decantado la balanza de
dados para evitar el frenesí (dificultad 10) la próxima vez la guerra contra los Demonios, pero también ha conseguido
que esté delante de un recipiente mortal. Los cuidadores de aumentar el odio que éstos sienten hacia los usurpadores.
las Gárgolas solventan ese problema asegurándose de que La naturaleza de las Gárgolas sigue desarrollándose, como
haya una víctima cerca con la que saciar a la criatura. ocurre con la de la propia Casa Tremere. Son Cainitas, pero

SUERO DE LA
imperfectos al carecer de conciencia de sí mismas. A nivel
psicológico, experimentan un instinto de manada muy pode-
EXHORTACIÓN PAVONEADA roso, animal. Se protegen las unas a las otras, se inclinan ante
los Tremere, a quienes consideran sus maestros, e incluso
El usuario se resiste al Rötschreck con mayor facilidad. practican el acto sexual. Estos acoplamientos no engendran
La dificultad de cualquier tirada de Coraje se reduce en uno cachorros, claro está, y parecen girar más en torno a la domi-
por cada éxito conseguido por el jugador del mago al for- nación dentro de la manada y a la vinculación con la misma
mular el humor. que al hecho de experimentar sensaciones placenteras.
Duración: Dos turnos por cada punto de Fuerza de La Gárgola de rostro pétreo y alas de murciélago es la
Voluntad del mago. culminación de una investigación exhaustiva y numerosos
Consecuencias nefastas: Según la Ley del Equilibrio, experimentos. Estos especímenes ideales constituyen un ter-
el suero crea un déficit mágico que el usuario deberá pagar cio del total de Gárgolas. Las demás son formas menores,
antes o después. Le proporciona coraje robándoselo a su deformes o deficientes en uno u otro aspecto. La mayoría de
futuro yo. El usuario pierde un dado la siguiente vez que las Gárgolas ideales puede Abrazar progenie, mientras que
haga una tirada de Coraje sin la ayuda del humor. La pena- la mayoría de las demás, no. Los Tremere siguen sin estar
lización durará hasta que falle una tirada de Coraje. seguros acerca de la viabilidad de la progenie de las mejores

HUMORES DE
Gárgolas, y Virstania se ha percatado de que los chiquillos
no son aceptados por la manada con la misma prontitud que
aquellos que emergen de úteros artificiales en los laborato-

NIVEL VARIABLE rios. Por este motivo, emplea a la mayoría de los chiquillos
como fuerzas de choque y prefiere continuar con su proceso

ICOR DE LA TRANSMISIÓN OCULTA


de creación artificial que, no por casualidad, le asegura su
posición como madre y creadora de la línea de sangre.

EL CAMINO DEL SERVICIO


El usuario puede utilizar un poder individual de una
senda taumatúrgica que conozca el mago que formule el
humor. El mago debe ser capaz de usar ese poder. El juga-
dor hará una tirada de Taumaturgia cuando el vampiro cree Muchos Tremere creen que las Gárgolas carecen de
el icor, como si fuese a desencadenar su poder (a discre- voluntad propia. Por tanto, según ellos, las Gárgolas obe-
ción, el Narrador puede hacer una tirada secreta en nom- decen sus órdenes porque la magia de los rituales que las
bre del jugador). Esta tirada se aplica contra la dificultad creó no les deja otra alternativa. En realidad, las Gárgolas
relevante cuando el usuario active el humor. siguen su propio Camino, el Camino del Servicio, el cual
Para saber el nivel de este ritual, súmese dos al nivel coincide por casualidad con los intereses de sus creadores.
del poder de la senda que duplique. En el futuro lo abandonarán y se independizarán de los
Duración: La misma que la del poder en cuestión. Tremere... que no de su Gran Madre, Virstania.
Consecuencias nefastas: El uso a ciegas de poderes El Camino del Servicio, o Via Servilis, proclama que sólo
mágicos causa a menudo una aglomeración de energía arca- aquellas acciones que agraden y veneren a los creadores de

120 LA CASA DE TREMERE


la raza de las Gárgolas serán dignas de admiración. La Gran cer las defensas de la capilla. Las criaturas salvajes po-
Madre, Virstania, es la más gentil y adorable de todos los drían atacar a los intrusos, afirma, alertando así a los sol-
creadores y se la debe ensalzar por encima de todas las dados y a las Gárgolas. Esoara se opone con vehemencia
cosas. Pero también se les debe rendir homenaje al distante a sus esfuerzos por poblar el bosque de bestias espeluz-
Goratrix y a la amedrentadora Malgorzata. Tanto la Gran nantes; afirma que lo más probable es que se dediquen a
Madre como los demás creadores decretan que el propósito atacar a sus propias fuerzas, que deben patrullar los bos-
de las Gárgolas no es otro que seguir los edictos del clan ques de noche, antes que a los ocasionales invasores. Cada
Tremere. Si ellos lo dicen, por algo será. Si los creadores vez que Esoara presiona con sus protestas, Curaferrum se
llegasen a alterar sus intenciones y les ordenasen a las Gár- las transmite a Etrius, que lo mismo podría dignarse que
golas que sirvieran a otro clan, lo harían pero, hasta que no a bajar a la guarida de Virstania y pedirle amablemente
llegue ese día, la gloria y el honor bañan a quien obedezca que desista. Cuando se ve obligada, Virstania deja de sol-
las Órdenes de los Tremere con mayor coraje y exactitud. Los tar a sus criaturas... durante algún tiempo.
Tremere son los señores. Cuestionarlos es como escupirle Por otra parte, Esoara ha considerado la posibilidad
en la cara a la Gran Madre y a los Creadores. de soltar a estas criaturas en territorio enemigo para hos-
Las Gárgolas se rigen por poderosas pasiones. Al con-
trario que el resto de los vampiros, aún sienten impulsos
sexuales, el deseo de copular. Su esterilidad las enfurece y TRATO CON LAS
GÁRGOLAS (NUEVA HABILIDAD)
le suplican a Virstania que les conceda la facultad de en-
gendrar otras Gárgolas. Tratan a quienes Abrazan como
harían los lobos con sus cachorros, y sienten un poderoso Las Gárgolas son seres inteligentes dotados de
instinto de proteger a sus polluelos de las inclemencias del voluntad propia, en algunos aspectos, y animales gre-
mundo. Son gregarias y se sienten muy cómodas, incluso garios, en otros. Odian por instinto a los Cainitas per-
extáticas, en presencia de una gran cantidad de congéne- tenecientes a los clanes que aportaron las partes que
res. Las Gárgolas fuertes sienten un fuerte impulso de do- las constituyen y veneran a sus creadores como a en-
minar a las débiles. Los débiles se someten a los fuertes por tidades cuasi divinas. A fin de no inducirlas al frenesí
instinto. Cuando una Gárgola joven y ambiciosa vea que el por accidente, quienes traten con ellas deberán com-
líder dominante da fuerzas de flaqueza, su primera reac- prender sus costumbres primarias. Las Gárgolas sólo
ción será la de saltar sobre él, arrancarle las alas, machacar- obedecen a otros Tremere aparte de Virstania mien-
le el rostro y apoderarse del manto del liderazgo. Resulta tras les parezca que sus órdenes se ajustan a los de-
curioso el hecho de que las Gárgolas sienten una profunda seos de su Gran Madre. Las Gárgolas, aunque ahora
aversión hacia los miembros de los clanes de vampiros a sean menos rebeldes de lo que llegarán a ser, aún
los que pertenezcan las partes que las componen. podrían negarse a seguir las instrucciones que les den
Aunque las órdenes de sus señores les permiten a las los superiores ajenos a su Jerarquía animal o a sus
Gárgolas dar rienda suelta a estas pasiones, en ocasiones aspiraciones a gestas mayores. Los más adeptos en el
deben anteponer el servicio al instinto. Aquí es donde el trato con las Gárgolas apoyan sus instrucciones con
Camino se torna difícil de seguir. Uno de los señores po- señales sin palabras, como gruñidos o el acto de ense-
dría ordenarle a una Gárgola que le perdone la vida a un ñar los dientes, que las criaturas utilizan entre si cuan-
Tzimisce, aunque el odio hacia ese clan la aflija como una do quieren zanjar asuntos de relevancia.
fiebre. Los señores podrían ordenarle a los adorados ca- • Novicio: Puedes conversar con una Gár-
chorros de otra algo que los pusiera en peligro, y prohibir- gola y conseguir que ésta no sienta de-
le a la Gárgola que los proteja. Podrían designar líder a una seos de matarte.
Gárgola considerada débil por el resto de la aguilera. Todas •• Ducho: Si Virstania te autoriza a darle ór-
estas órdenes deben ser acatadas. Ceder a estos instintos es denes a las Gárgolas éstas seguirán a
convertirse en una bestia, en un objeto. regañadientes aquellas instrucciones que
Algún día, las Gárgolas se demostrarán dignas de sus tengan sentido.
señores, quienes se darán cuenta de que han conquistado ••• Competente: Si gozas de la autorización de
sus pasiones y se han ganado el reconocimiento como igua- Virstania, las Gárgolas obedecerán in-
les. Entonces crearán su propio Camino, o elegirán alguno cluso aquellas órdenes tuyas que no ten-
de los que suelen recorrer los Cainitas. Al menos, eso es lo gan sentido para ellas.
que dice la Gran Madre. Ese día sólo llegará cuando las •••• Experto: Las Gárgolas asumen por tu par-
Gárgolas dominen el Camino del Servicio. Cualquier Gár- te que Virstania te ha autorizado a darles
gola que se salga de sus márgenes se traicionará a sí misma órdenes.
y al resto de la aguilera. No se merecerá otra cosa más que ••••• Maestro: Las Gárgolas arriesgarían sus vi-
el desprecio y la muerte. das por ti.
El Camino del Servicio apela a las Virtudes de la Con- •••••• Leyenda: Las Gárgolas te reconocen como su
vicción y el Instinto. dios y creador.
Poseído por: Líderes Cainitas de Ceoris; sus ca-

HÍBRIDOS HORRIPILANTES pitanes y sargentos.


Especialidades: Labores de guardia, ayudantes
de laboratorio, patrullas, incursiones.
Virstania también ha liberado animales híbridos en
las colinas que rodean a Ceoris, con la excusa de fortale-

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 121


tigar a los soldados del contrincante. Aún ha de llevar a nas parecen conocer hechos desconocidos para la au-
cabo su plan por falta de secuaces lo bastante robustos diencia. Un vampiro expuesto a un trinado debe resistir
para la tarea. Cuanto más peligrosa para el enemigo pu- el frenesí (dificultad 7).
diera ser la criatura, mayor sería el riesgo que correría el Los trinados picotean semillas, raíces y cualquier trozo
grupo que la transportase hacia el norte. Una partida comestible para alimentarse. Sin embargo, no pueden co-
asignada al servicio de los señores de Ceoris podría te- mer lo bastante rápido como para obtener el sustento
ner que enfrentarse a esta misión como prueba de su que necesitan, por lo que deben nutrir sus cuerpos con
habilidad y lealtad. las energías mágicas dispersas por los alrededores de
Aunque el ritual que condujo a la creación de los Ceoris.
híbridos fue un predecesor de Respira cuando se lo orde- Mendacamina, siempre dispuesta a castigar cualquier
nemos, estos seres no son Gárgolas, ni tampoco vampiros pecado con toda su cólera, utiliza en ocasiones a los trinados
de ningún tipo. Son animales extraños producidos por para ablandar a los prisioneros que vayan a ser sometidos a
medios mágicos. Por tanto, no pueden dar el Abrazo, ni interrogatorio. Soltará a uno en la celda del prisionero, tras
recibirlo, ni sufren la Maldición de Caín. asegurarse de que éste esté inmovilizado y no pueda atacar
a la criatura. Paul Cordwood se llevó a un par de ellos

TRINADO
consigo en una misión que lo condujo a territorio Tzimisce,
pero se escaparon en el camino de regreso y aún acechan
El trinado se compone de los cuartos traseros de dos en las montañas de Ceoris. Son ovíparos: cada cuarto trase-
lobos, frente a frente y unidos por el medio. La superfi- ro puede fertilizar los huevos del otro.
cie de su cuerpo rosado y sin pelo está cubierta de doce- Malgorzata, en cierta ocasión, llevó a cabo un experi-
nas de estridentes pitos de aves. El ser se alimenta de mento en el que obligó a un vampiro cautivo a beber la
semillas y granas que picotea con las más accesibles de sangre de un trinado. La víctima Gangrel se convirtió en la
sus bocas, repartidas al azar. Por separado, los trinos imitación de un Malkavian.
emitidos por cada pico son sólo moderadamente Atributos: Fuerza 1, Destreza 1, Resistencia 1, Percep-
enervantes y chillones; pero la cacofonía de los cantos ción 1, Astucia 1
combinados posee la facultad de afectar a la mente de la Niveles de salud: OK, -1, -3, -5, Incapacitado
víctima. Quienes la escuchan no pueden evitar el oír Ataque: Ninguno, pero obligar a resistir el frenesí por
patrones en medio del estruendo. Si permanecen a la cada dos turnos de exposición a su canto.
escucha durante unas cuantos segundos, comenzarán a Habilidades: Esquivar 5, Sigilo 2
escuchar alguna que otra palabra suelta al azar en su Reserva de sangre: 3. Fuerza de voluntad: 2
idioma natal. No mucho más tarde, distinguirán frases Apunte histórico: Los trinados se extinguen algunos
completas que enumeran burlonas sus crímenes y peca- siglos después de la destrucción de Ceoris, cuando se ago-
dos. Esta información no parece provenir de los pensa- ta el extraño halo mágico de la zona. Sin ella, están aboca-
mientos de la víctima. De algún modo, las voces chillo- dos a la inanición.

JERARQUÍA DE PECADOS
Nivel Infracción mínima para la tirada de Consciencia Base lógica
10 Desobedecer una orden directa de la Gran Madre Virstania es tu diosa; desafiarla constituye el peor
de los sacrilegios.
9 Desobedecer la orden directa de otro Creador Honrarás a quienes colaboraron con La Gran Ma-
dre en nuestra creación.
8 Desobedecer una orden directa de uno de los señores Los señores son más sabios que nosotras y pue-
Tremere al que uno de los Creadores haya investido den elegir a nuestros comandantes.
de autoridad sobre las Gárgolas
7 Frustrar el cumplimiento de una orden dada por Decepcionar a la Gran Madre es una vergüenza;
la Gran Madre más si se criban sus palabras en busca de excusas
para ello.
6 Desobedecer a cualquier señor Sin los señores y su pirámide de autoridad, no
existiríamos.
5 No castigar un agravio contra los señores Permitir la falta de respeto a los señores es lo
mismo que faltarles al espeto uno mismo.
4 No vengar un crimen contra los señores Si los enemigos no nos temen, es que no somos
dignas.
3 Señalar la falibilidad de los señores No nos corresponde a nosotras cuestionar a nues-
tros superiores.
2 Huir de la oportunidad de sufrir heridas en una batalla Derramar sangre sobre el campo de batalla mues-
contra los enemigos de los señores tra el grado de devoción.
1 Huir de la oportunidad de morir de forma gloriosa Los señores nos dieron la vida; es justo que algún
durante el cumplimiento del deber día debamos devolvérsela.

122 LA CASA DE TREMERE


SEGADOR Un comepieles es casi demasiado pequeño para ser
visto por el ojo humano; se parece a una mota de pimienta.
El segador, llamado así por sus dos largas extremida- Bajo la lupa, el observador verá que son ácaros de color
des delanteras en forma de guadaña diseñadas para una rojo dotados de unas mandíbulas desproporcionadas. Al
decapitación más fácil, es un insecto del tamaño de un contrario que otras de sus creaciones de laboratorio, Virstania
hombre con una concatenación de sibilantes cabezas de mantiene a los comepieles bien vigilados. Un tarro lleno de
rata donde debería estar su rostro. Unas alas deformes e comepieles constituye un arma temible. Therimna y Paul
inútiles para el vuelo se recogen bajo su caparazón negro Cordwood los utilizan contra sus enemigos cuando desean
como el hollín. Caza de noche, y se alimenta de criaturas evitarles a sus sirvientes el riesgo o la inconveniencia de un
cuyos tamaños varían entre el de un zorro y el de un oso. asalto directo. Los comepieles resultan muy efectivos para
Los segadores viven en madrigueras atestadas que excavan obligar a salir al enemigo de su escondrijo. Lo único que
en la tierra suelta. Si se ve amenazado por una herida gra- hay que hacer es acercarse al edificio, cueva o trinchera
ve, el segador puede escabullirse y desaparecer dentro de donde se haya parapetado el rival, abrir el frasco de
una madriguera, siempre que haya alguna cerca. Su esque- comepieles y correr como alma que lleva el diablo, con la
leto externo puede comprimirse a fin de que su cuerpo no esperanza de que ninguna de las diminutas criaturas le hin-
supere el medio metro en su parte más gruesa. Le temen al que el diente a su carne.
fuego, a las flechas y al estruendo metálico que emiten las Los comepieles se guían sobre todo por el olor; pueden
espadas al chocar entre sí. detectar la presencia de mamíferos y Cainitas incluso a una
El segador constituye un ejemplo inmejorable de los distancia de cincuenta metros, tras lo que se arremolinarán
fallidos intentos de Virstania por defender la capilla a fuerza en enjambre sobre la fuente de carne más próxima. Si consi-
de liberar en el bosque a criaturas tan peligrosas como guen entrar en contacto con la piel, comienzan a ascender
incontroladas. Aunque los seres sean difíciles de extermi- por el cuerpo de la víctima a una velocidad vertiginosa, de-
nar, parecen poco interesadas en aventurarse lejos de jando la carne al descubierto en cuestión de instantes.
Ceoris. Quizás sólo puedan sobrevivir con la ayuda de las Ni las habilidades de Pelea o Armas cuerpo a cuerpo
energías mágicas erráticas que rodean a la capilla. En oca- surten efecto para defenderse del ataque de los comepieles.
siones, Esoara descubre un nido y envía a una tropa de En ocasiones, resulta posible correr más que el enjambre,
soldados y Gárgolas para exterminarlo. En cierta ocasión, que suele desplazarse a una velocidad de veinticinco me-
encontró una madriguera que contenía más de una doce- tros por minuto. Los comepieles no vuelan mientras atacan
na de tales seres. Si se viera al frente de un comando o se alimentan, sino que se deslizan arriba y abajo de cual-
formado por, es un suponer, un grupo de jóvenes vampi- quier superficie. Cuanto más abrupto sea el terreno, más
ros enviados a Ceoris para servir a sus señores, bien po- despacio avanzarán. Una mesa volcada podría retrasarlos
dría enviarlos en una misión de exterminio a modo de lo suficiente como para otorgarte a la víctima varios cuer-
examen preliminar para comprobar su temple. Si demues- pos de ventaja, por ejemplo. Claro está que si la víctima
tran su valía contra los segadores, no cabrá duda de que debe sortear sus propios obstáculos, los comepieles po-
están preparados para enfrentarse a los horrores de la drían darle alcance.
guerra que enfrenta a los Tremere con los Tzimisce.
Atributos: Fuerza 3, Destreza 5, Resistencia 5, Percep-
ción 5, Astucia 2
Niveles de salud: OK, OK, -1, -3, 5, Incapacitado
Ataque: Extremidades en forma de guadaña. 8 dados
de daño
Habilidades: Alerta 3, Atletismo 3, Pelea 5, Esquivar 2,
Sigilo 3
Reserva de sangre: 10. Fuerza de voluntad: 5
Apunte histórico: Los antiguos vasallos mortales de
los Tremere, habitantes de las aldeas vecinas aguardan un
tiempo prudencial tras la destrucción de Ceoris antes de
abrir la veda de caza de estas criaturas y poner fin a su
existencia. Ninguna ha sobrevivido hasta nuestros días.

COMEPIELES
Para crear a los comepieles, Virstania utilizó el ritual
Poblar los jardines de la noche para engendrar unos dimi-
nutos insectos, del tamaño de una pulga, dotados de un
apetito insaciable. Los gestó en tinas llenas de sangre pro-
cedente de sus Gárgolas ayudantes. Por tanto, se convirtie-
ron en ghouls de sus Gárgolas a las que pertenecía la san-
gre en la que nacieron. Bajo la atenta mirada de Virstania,
las Gárgolas entrenaron a las criaturas para que obedecie-
ran órdenes simples, creando así un voraz circo de pulgas
hambrientas de piel en lugar de sangre.

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 123


El agua y otros fluidos frenan su avance El contacto sión de polvo de tiza. En el colector queda una masa indis-
directo con el fuego, el ácido el aceite hirviendo o el frío tinguible de tejido cutáneo que las Gárgolas recogen para
extremo los mata de inmediato. Es difícil, que no imposi- entregárselo a Virstania. Ésta lo utiliza como materia prima
ble, exterminar a todo un enjambre de una sola vez, des- de la Apropiación de la membrana (p.111) y en el ritual
cargando un objeto de gran tamaño, como una baldosa de para crear a las Gárgolas llamadas vitelas (p.127).
mármol, sobre ellos. Sin duda existen otros métodos exóti-
cos de exterminar comepieles.
El contacto con el enjambre provoca la pérdida de un
GÁRGOLAS EXTRAÑAS
nivel de salud por turno hasta que la víctima quede Las criaturas descritas a continuación son tipos raros
Malherida, momento en el que los comepieles dejarán de de Gárgolas. Por tanto, son vampiros y sufren la Maldición
alimentarse porque la víctima habrá sido desollada. Sin piel, de Caín. Los rituales empleados para crearlas, no obstante,
la víctima se desangrará hasta perecer, perdiendo un nivel las vuelven estériles, incapaces de Abrazar.
de salud por turno hasta que muere o se suma en el letar-
go. Los vampiros obligados a regenerar toda la piel jamás
recuperan su aspecto normal, La piel que vuelve a crecer
HEXÁPODO
toda al mismo tiempo presenta un aspecto demasiado puli- E1 hexápodo, de construcción limitada, dado que se
do y artificial, otorgándole a la víctima una apariencia cerosa necesitan seis brazos sanos de vampiro, le permite conocer
e indistinguible. Los supervivientes al ataque de un enjam- a los Tremere lo que piensa y percibe un enemigo.
bre de comepieles pierden un punto de Apariencia. El hexápodo se orienta de forma horizontal igual que
Las criaturas son capaces de comer una cantidad de un insecto, con la parte posterior de su torso hacia arriba.
carne cientos de veces superior al peso combinado de todo Su cabeza sobresale entre los hombros. Dos juegos de tres
el enjambre. Darán por terminado su ataque tras consumir brazos se fijan a la parte baja del tronco. Los antebrazos y
la piel, momento en el que desplegarán sus diminutas alas las manos se extienden sobre el lomo. Sus dedos están
y volarán de regreso a Ceoris, a unos colectores de cerámi- cubiertos por una substancia gomosa adhesiva con la que
ca especiales colocados dentro del foso. Al llegar allí, caen se puede pegar, igual que una mosca, a las paredes o al
rendidos de cansancio. La comilona los obliga a hincharse techo. Se mueve mucho más rápido cuando avanza sobre
y a reventar, uno a uno. El sonido de estos centenares de las yemas de los dedos que cuando repta sobre sus codos.
diminutos chasquidos recuerda al que haría un puñado de El hexápodo no posee pies propiamente dichos; de hecho,
arena que se derramase sobre una superficie de mármol. La es una masa de tejido cicatrizado. Su cabeza carece de ros-
muerte de un enjambre de comepieles es como una explo- tro, donde ocupa su lugar una masa de cicatrices informes

124 LA CASA DE TREMERE


Una marcada incisión, enrojecida y perpendicular, va des- Apunte histórico: Los Tremere crearon pocos hexá-
de la coronilla hasta la barbilla, cosida con cintas de cuero. podos tras la formación de la Camarilla, pero conservan
Estos puntos de sutura se gangrenan enseguida con sanare, apuntados los rituales necesarios para su creación en varias
pus y otras excrecencias. capillas antiguas, la de Viena entre ellas.
El hexápodo, poseedor de una inteligencia padecida a la
de un perro y de poderosos instintos, rastrea a su víctima sin
descanso después de captar su olor psíquico. El creador de IECUR
la Gárgola sólo tiene que sacudir una prenda de vestir re- Lo bueno que tiene el iecur es que puede crearse a
ciente del objetivo, o un objeto que haya utilizado con fre- partir de los restos resultantes de la construcción normal de
cuencia, bajo el pecho del hexápodo. No tarda en abrirse un una Gárgola. Lo malo es que el resultado es tan espantosa-
esfínter sito en el torso, del que sobresale un apéndice agu- mente asqueroso que ni siquiera las demás Gárgolas son
sanado protegido por un afilado caparazón quitinoso. El capaces de mirarlos sin sufrir deseos de vomitar. El iecur es
apéndice está equipado con órganos sensoriales que pare- una masa de vísceras, entrañas y órganos de un metro ochenta
cen aletas de la nariz pero que en realidad leen el aura de la de altura. Su forma recuerda a la de un cono de pie, cuya
víctima, cuyo residuo permanece en el objeto incautado. Tras superficie está cuajada de hígados y vejigas húmedos y pal-
inhalar profundamente, el hexápodo emprende la búsque- pitantes. El iecur desarrolla hígados y vejigas adicionales
da. Capaz de abrir puertas, supera cualquier cerradura y se durante el proceso de gestación; aunque se cosan sólo seis
escabulle entre los guardias, superando cualquier obstáculo en el saco fetal, aparecerán docenas cuando la criatura se
que se interponga entre su víctima y él. Sus poderes de ras- haya desarrollado por completo. Los iecur (el término es
treo, aunque no sean infalibles, superan con mucho los de tanto singular como plural) no hablan, aunque sí muestran
cualquier criatura normal. Al olfatear sin cesar el aire en bus- signos de inteligencia, como la habilidad para responder a
ca del aura de su presa, es capaz de rastrearla incluso a órdenes complejas. Incluso pueden volver a interpretar sus
cientos de kilómetros de distancia. Prefiere caminar por el instrucciones cuando se les planteen circunstancias impre-
techo dentro de los edificios. En el exterior, se mueve entre vistas. Sin embargo, están poseídos por un instinto abruma-
las copas de los árboles, los acantilados y las laderas. dor que los impulsa a devorar carne de vampiro, a lo que se
Cuando se ve amenazado, su primer impulso es el de dedicarán a menos que reciban órdenes estrictas de lo con-
huir. Si consigue escapar de sus perseguidores, permane- trario. Puestos a elegir, prefieren a los Cainitas a cuyos clanes
cerá oculto durante un rato antes de reanudar la caza. Si no pertenezcan las partes que los componen. Digerirán ghouls,
le queda más alternativa que combatir, se arrojará sobre su mortales u otras Gárgolas si se sienten amenazados, pero
enemigo con el vientre por delante. Su única arma es el sólo atacarán por iniciativa propia a estos seres menos ape-
apéndice de su pecho, lo bastante duro como para atrave- titosos si así se les ordena o si se sienten famélicos.
sar una armadura ligera. Intentará hundir su afilado aguijón El iecur come aplastando a su víctima y envolviéndola.
en el pecho de la víctima y chuparle la sangre. Cuando le sea posible, la arrinconará contra una pared u
Cuando encuentre por fin a su presa, se arrancará los otra superficie y después se abalanzará sobre ella. Si esto no
puntos que unen las dos mitades de su cabeza, la cual se fuese posible, el iecur internará enroscar una tira de tripas
abrirá como una bisagra. El hexápodo eyaculará sobre la alrededor de una de las extremidades de la víctima y luego
víctima una masa espumosa de tejido procedente de su cere- tirará de ella hacia sí para engullir al desdichado y facilitar
bro expuesto. Tras haber forjado un poderoso vínculo psí- así el contacto con sus cientos de órganos digestivos. Cada
quico con la victima, se retirará. Dotado de un poderoso órgano segrega ingentes cantidades de un poderoso ácido
instinto migratorio, regresará exactamente al punto donde le digestivo que comienza de inmediato a reducir el cuerpo de
dieron a olfatear la prenda del objetivo. Su avance sólo se ve la víctima a una pasta. Los cientos de intestinos absorberán
obstaculizado por el palmoteo de las dos mitades de su crá- esa pasta. El fluido digestivo ciega a la víctima si entra en
neo. Podría adherirse a su cerebro una masa de hojas, tierra, contacto con sus ojos. Su hediondo olor suele desencadenar
agujas de pino y otros detritus, pero esto no lo detendrá. una sensación primaria de terror, ya que el instinto les dice a
Al igual que un perro que le devolviera un palo a su las víctimas que están siendo deglutidas. En los Cainitas, este
dueño, el hexápodo busca a su creador. En lugar de una terror se manifiesta en forma de Rötschreck.
recompensa, lo que recibe es una terrible traición. El tau- Por suerte para los enemigos de los Tremere, el iecur
maturgo le ordenará a sus reticentes secuaces que se mueve muy despacio salvo sobre superficies lisas. Las
inmovilicen al hexápodo, antes de conducirlo a una cáma- ramas caídas, las piedras, las cuestas y otros accidentes
ra especialmente equipada para el ritual del Icor del comunes del terreno casi consiguen inmovilizarlos por com-
hexápodo (véase la p.113). pleto, Virstania los mantiene dentro de Ceoris, no patrullan
Atributos: Fuerza 3, Destreza 5, Resistencia 5, Percep- por el exterior ni participan en las escaramuzas. En conta-
ción 2, Astucia 2 das ocasiones, el clan ha enviado iecur a otras capillas para
Niveles de salud: OK, OK, OK, -1, -1, -1, -1, -3. -3, -5, realizar labores de vigilancia en sus sótanos prohibidos.
Incapacitado Para transportar a un iecur hay que encerrarlo en un baúl
Ataque: El ataque cuerpo a cuerpo hace el daño nor- forrado de plomo y tratarlo como a cualquier otro carga-
mal. El apéndice hace 8 dados, pero deja de atacar tras mento (el forro de plomo impide que los ácidos digestivos
golpear con éxito, pasando a absorber 3 puntos de sangre del iecur corroan el recipiente). Los iecur mueren si no
por turno. comen cinco kilos de carne fresca todos los días. Se volve-
Habilidades: Alerta 3, Atletismo 3, Pelea 5, Esquivar 5, rán apáticos y caprichosos si al menos una cuarta parte de
Sigilo 2 esa carne no es de Cainita. Por suerte, almacenan cualquier
Reserva de sangre: 10. Fuerza de voluntad: 5 substancia mágica derivada de la ingestión de carne de

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 125


Apunte histórico: Los iecur permanecen en Ceoris tras
la deserción de las demás Gárgolas y continúan sirviendo
de guardianes de sus rincones más oscuros. Todos los iecur
de Ceoris son destruidos junto a la capilla en 1476.

SIMULACROS
En ocasiones, Virstania crea a una Gárgola a imagen
y semejanza de los vampiros de los que está hecho su
cuerpo. La criatura resultante es una tosca versión in-
completa del Cainita original, pero piensa y actúa como
una Gárgola. El simulacro no pasaría el examen crítico
de los conocidos del original, pero podría dar el pego
ante quienes conocieran al Cainita sólo de pasada o de
oídas. Los simulacros a veces reciben identidades falsas
de manos de Paul Cordwood, quien los utiliza en sus pla-
nes. Por ejemplo, podría enviar al simulacro de un
Nosferatu para que se infiltrase en una asamblea de miem-
bros de ese clan. Los trasfondos falsos de Cordwood sue-
len incluir que el simulacro fuese Abrazado en alguna tie-
rra lejana por un sire ya destruido. Los simulacros, algo
lentos de entendederas, no están bien preparados para las
charadas complejas y continuadas. Los planes que les re-
serva Cordwood suelen dar por sentado que no tardarán
en ser descubiertos. Por lo general no espera más que se
introduzcan en el refugio del enemigo, ejecuten alguna
acción rápida y emprendan la huida. Se les puede asig-
nar que coloquen instrumentos espías, que roben docu-
mentos o que comentan burdos asesinatos. En ocasio-
nes, Cordwood los utiliza sólo para desmoralizar a sus
enemigos, por lo general pidiéndole a Virstania que con-
vierta en simulacro al protegido de un enemigo en con-
creto y luego lo envíe con su mentor. Lo hace sólo para
socavar la moral del enemigo, obligándolo a matar a su
querido aliado. Los simulacros son duros de pelar y este
acto horripilante puede llevar bastante tiempo.
Cainita. Cada punto de sangre que poseyera el vampiro le
Los simulacros son las Gárgolas más desdichadas y
permite al iecur pasar un día sin tener que volver a comer
solitarias. Tendrán suerte si las Gárgolas comunes se limi-
carne de Cainita.
tan a rehuir su compañía. Para cualquier Gárgola, su aspec-
En ocasiones, Virstania Abraza a un mortal de la cáma-
to y su olor es el de un Gangrel, Nosferatu o Tzimisce. Los
ra de alimentación tan sólo para conseguir alimento para el
simulacros, quienes no desean más que formar parte del
iecur. Sabe que Etrius no lo aprueba y, por tanto, la mantie-
resto de la manada, se sienten mortificados por este recha-
ne en secreto. Realiza experimentos con los iecur con la
zo. Aguardan sus instrucciones sentados en su lóbrega ha-
esperanza de encontrar la manera de reducir sus necesida-
bitación, escuchando entristecidos los animados gañidos y
des alimenticias, pero no ha tenido éxito.
gruñidos de los establos de las Gárgolas. De vez en cuando
Por horrendos que resulten, los iecur son, al igual que
asoma a sus ojos una lágrima ácida que mancha las toscas
las Gárgolas, una forma de Cainita. Son tan vulnerables al
sábanas de sus camas.
fuego y a la luz del sol como cualquier otro vampiro.
Cordwood y Virstania se esfuerzan para que los simu-
Atributos: Fuerza 5, Destreza 1, Resistencia 10, Per-
lacros no se den cuenta de hasta qué punto son prescindi-
cepción 1, Astucia 1
bles. Les dicen a las solitarias criaturas que han sido crea-
Nivelas de salud: OK, OK, OK, OK, -1, -1, -3, -3, -5,
das para llevar a cabo un importante y noble sacrificio en
Incapacitado
nombre de sus creadores. Los simulacros aguardan ese
Ataque: Debe superar con éxito un ataque de Carga o
momento con una mezcla de temor y ansiedad. Esperan
Presa antes de comenzar a digerir a su víctima. Una vez
ser destruidos y escapar así de su miserable existencia, pero
conseguido, le quitará a la víctima un nivel de salud y un
también poseen un poderoso instinto de supervivencia que
punto de sangre por turno, sin necesidad de más tiradas.
les impide desempeñar sus tareas con intenciones suicidas.
Para que la víctima se libere del iecur que la envuelve, el
Al recibir la primera herida, descubren para su pesar que
jugador deberá superar una tirada de Fuerza + Pelea. Si se
morir no resulta tan sencillo.
ve atrapada contra una pared, la victima no podrá liberarse
Cordwood no tiene forma de asegurarse de que el si-
de su presa y sólo podrá confiar en matar al monstruo an-
mulacro que no regrese de una misión haya muerto en
tes de quedar reducida a pulpa.
realidad. No sería descabellado pensar que algunos hayan
Habilidades: Alerta 3, Pelea 8
decidido no volver a Ceoris después de cumplir la tarea
Reserva de sangre: 10. Fuerza de voluntad: 5

126 LA CASA DE TREMERE


encomendada. Si estos individuos existieran, sin duda bus-
carían la soledad o darle un propósito a sus vidas.
Los simulacros son grotescas exageraciones de sus an-
tiguos cuerpos. Los rasgos faciales están hinchados y em-
brutecidos. El pelo pierde todo su color y ha de teñirse
para aproximarse a su aspecto original. Enormes cicatrices
les rodean la cabeza, mostrando dónde les extirparon el
cerebro para su manipulación. También los torsos están
cuajados de cicatrices. La piel de los simulacros es blanca
como la tiza, da igual lo robusta que fuese su complexión
original. La carne de la criatura pende rolliza o en bolsas de
pellejo. Las articulaciones se hinchan, las encías se apartan
de los dientes y los párpados se encogen, otorgándole a los
simulacros una mirada saltona.
Atributos: Fuerza 2, Destreza 3, Resistencia 2, Carisma
1, Manipulación 1, Apariencia 1, Percepción 2, Inteligencia
1, Astucia 2
Niveles de salud: OK, -1, -1, -2, -2, -2, -2, -2, -5, Inca-
pacitado
Habilidades: Actuar 1, Alerta 1, Atletismo 2, Pelea 3,
Esquivar 1, Subterfugio l, Armas cuerpo a cuerpo 3, Sigilo
2, Supervivencia 2
Reserva de sangre: 10. Fuerza de voluntad: 3
Si conoces los rasgos del Cainita original, reduce todos
los Atributos Sociales a 1. Réstale 3 a todos los Conoci-
mientos y 2 a las demás Habilidades y Disciplinas (1 sigue
siendo el mínimo). Reduce la Fuerza de Voluntad a la mitad
y la reserva de sangre a 10.

VITELAS
Virstania y Fidus se enzarzan en largos debates podrán escribir. Por tanto, resulta posible enviarlas a espiar
.semánticos sobre si las vitelas son Gárgolas o monstruos sin la ayuda de instrumentos para que redacte más tarde un
híbridos. Una vitela está formada por tejidos robados, pero informe de sus actividades, cosa que hará a su regreso a
no se crea según el ritual habitual, ni tienen por qué ser Ceoris. En algunos casos, Paul Cordwood ha dispuesto la
Cainitas los donantes. Por otro lado, la luz del sol las hiere permanencia de una vitela en territorio enemigo, con ins-
y huyen del fuego, igual que cualquier Gárgola o Cainita. trucciones de dejar sus informes en un lugar predetermina-
Una vitela se crea a partir de la carne devorada por los do. Otros miembros de su red de agentes se encargan de
comepieles (véase la p. 123), que se recoge en una serie de recoger los documentos y enviarlos a Ceoris.
frascos en los laboratorios de Virstania cada vez que desue- Las vitelas son frágiles y no suelen ser capaces de de-
llan a una víctima. Posee forma humana, pero plana, pues fenderse. Esta deficiencia puede paliarse por medio de al-
no es más que una piel que no supera el grosor de una gún humor por lo general la Bilis cáustica (véase la p.119).
hoja de pergamino que deja traslucir la luz. Se puede es- La Leche cruel de la serpiente también se utiliza, pero no
tirar y contraer Al estirar los brazos como si de alas se suele surtir efecto en combate porque a las vitelas les cues-
tratase, puede convertirse en una cometa de piel y surcar ta morder a sus contrincantes antes de quedar reducidas a
los aires. La mayoría de las vitelas carece de rasgos faciales trizas. Si son descubiertas, prefieren huir, irguiéndose con
en sus cabezas redondas y achatadas; algunas exhiben una una rapidez insospechada para perderse en la noche con
deforme sonrisa congelada en un rictus eterno. sus largos y poderosos brincos.
Los Tremere aprecian su habilidad para llegar a lu- La vitela se alimenta tendiéndose sobre la piel de su
gares impenetrables por cualquier otro método. Una vitela víctima, sorbiendo la sangre a través de los poros. Tras
se puede doblar en un cuadrado de escasos centímetros alimentarse, la vitela adquiere una tonalidad rojiza y se hin-
de lado y medio centímetro de espesor. Puede escurrirse cha ligeramente. Contienen sólo pequeñas cantidades de
bajo una puerta o entre los tablones que configuren el sangre y deben alimentarse con regularidad para no morir.
suelo. Casi todos los cuartos les ofrecen a las vitelas una Dado que las vitelas carecen del don de la palabra,
plétora de escondrijos: se pueden aplastar contra una resulta difícil saber qué es lo que piensan o sienten. Sus
cortina, doblarse dentro de un cajón, e incluso ocultarse informes no revelan gran cosa a este respecto aunque, si se
entre los efectos personales de alguien. Son, por tanto, lee entre líneas, resulta evidente que encuentran un sinies-
las espías ideales. Las vitelas suelen ir equipadas con tro placer en su capacidad para poder moverse sin ser vis-
instrumentos de espionaje y parten en pos de los enemi- tas entre los Cainitas. Puede que sientan una especie de
gos de los Tremere. desprecio hacia aquellos a quienes espían, sobre todo ha-
Aunque no puedan hablar, las vitelas son inteligentes. cia aquellos de cuya piel estén hechas. Una vitela formada
Si fueron formadas a partir de la piel de una persona culta, a partir de un Tzimisce demuestra un entusiasmo especial

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 127


compartir (de forma imperfecta) sus conocimientos y apren-

LLÁMESE COMO SE LLAME


der de los demás. La orden en general, y los Tremere en
particular, utiliza fórmulas y complejos conjuros para reali-
Mago verdadero, magus, brujo menor, hechice- zar sus prodigios. Siguen las instrucciones detalladas en
ro, encantador. Los nombres son tantos como vanas tomos, preparan afeites alquímicos, inscriben símbolos an-
sus distinciones. Pese a las aserciones de una jerar- tiguos en círculos de poder. Los Tremere destacan por el
quía de valía entre aquellos capaces de realizar pro- pragmatismo de sus formas y su hechicería refleja este ca-
digios sobrenaturales, desde la perspectiva del vam- rácter sistemático y cuasi científico. Se siguen invocando
piro (y de Vampiro: Edad Oscura), son todos bru- espíritus y entonando ensalmos, pero con la actitud de un
jos. Algunos serán poderosos, y otros, no. pero no ingeniero que operase una maquinaria compleja.
existe ninguna diferencia cosmológica entre ellos. Los Tremere y muchos otros herméticos siguen una ma-
Claro está que un magus de la Casa Tremere se reante multitud de sendas con nombres en latín. Estos nom-
distingue de la bruja del pueblo, pera lo que con- bres combinan por lo general lo que hacen (técnicas) y a qué
vierte a la Casa Tremere en algo especial es su orga- se lo hacen (formas). Las técnicas más comunes son el control
nización y sus enseñanzas sistemáticas, no una posi- (Rego), la creación (Creo), la destrucción (Perdo), la percep-
ción inherente de "magos verdaderos". Los Tremere ción (Intéllego), y la transformación (Muto). Las formas son
forman parte de la Orden de Hermes, tienen sus ca- mucho más variadas y suelen variar de magus a magus. Las
pillas y bibliotecas, enseñan a sus aprendices y ano- más comunes incluyen el cuerpo (Corporem), la tierra (Terram),
tan sus descubrimientos. Sólo seleccionan a los más y los sentidos (Imagonem). Las sendas taumatúrgicas derivan
dotados para entrar a formar parte de sus filas. Eso y obtienen sus nombres a raíz de estas artes.
es lo que los hace espaciales. Los Tremere mortales también utilizan una mareante
Va, para aquellos a los que les interese la pers- variedad de rituales, que funcionan de modo muy similar al
pectiva global en términos de juego del Mundo de de los rituales taumatúrgicos... si bien no están tan relacio-
Tinieblas, lo cierto es que en el siglo XII el sistema nados con la sangre.

SISTEMAS
de esferas mágicas, la base del poder de los "magos
verdaderos", aún no ha sido desarrollado. Estas dis-
tinciones tendrán lugar en el futuro e incluso enton-
ces seguirán siendo algo vagas... e irrelevantes por Los jugadores de Vampiro: Edad Oscura tendrán per-
completo para un juego centrado en los vampiros. sonajes vampiros, no magos, por lo que los Narradores
pueden utilizar una estructura más versátil para adjudicar
los efectos de la magia de los mortales. En cualquier caso,
si recibe el encargo de espiar a ese clan, por ejemplo. Algu- quienes quieran interpretar el tiempo anterior al Abrazo de
nas han escapado de los Tremere, pero siguen acosando a un Tremere o deseen saber a qué atenerse con los persona-
los blancos que les asignaron. Quizás sepan lo inquietante jes mortales del Narrador podrán utilizar las siguientes op-
que resulta su presencia y disfruten apareciendo en los ciones para representar la magia arcana de los Tremere.
momentos más inoportunos. Quienes deseen emplear sistemas más elaborados diseña-
Atributos: Fuerza 1, Destreza 5, Resistencia 1, Percep- dos con los personajes de los jugadores en mente pueden
ción 3, Inteligencia 1, Astucia 1 consultar Mago: La Ascensión, el suplemento para Mago,
Niveles de salud: OK, -2, -5, Incapacitado Hechicero, edición revisada u Mago: La Cruzada.
Habilidades: Academicismo 1 (algunas), Alerta 4, Es- Nótese que, en todos los casos, la habilidad para utili-
quivar 4, Armas Cuerpo a cuerpo 1, Sigilo 4, Supervivencia 2 zar estos diversos poderes mágicos desaparece con el Abra-
Reserva de sangre: 3. Fuerza de voluntad: 3 zo, aunque no lo haga el conocimiento subyacente.

LA MAGIA DE CÓMO UTILIZAR LA MAGIA VULGAR


En Señor y vasallo se detallan las reglas para la llama-

LOS MORTALES
da magia menor que utilizan los mortales. Si bien en el su-
plemento se implica que esas sendas son algo inferiores a
las artes de los "magos verdaderos". La distinción carece de
fundamento. Lo que ocurre es que los Tremere tienen acce-
Incluso en Ceoris, los magi mortales aún pasean por so a múltiples sendas y a niveles muy altos. Aunque la corre-
sus pasillos. Estos hechiceros atraviesan horas bajas y ven lación entre las sendas de magia menor establecidas y las
cómo muchos de sus prodigios comienzan a fallar, pero no combinaciones, de técnicas y funciones de los Tremere no
carecen de recursos. La siguiente sección proporciona al- sea perfecta, tampoco constituye un obstáculo insalvable. El
gunas formas de retratar la magia de los Tremere mortales Narrador es libre de ajustar las sendas para amoldarlas al
dentro de una crónica de Vampiro: Edad Oscura. estilo de los Tremere y darles nombre en latín que se ajusten

MAGIA TREMERE
a ellas (Perdo Corporem para Castigo, por ejemplo).

La magia Tremere es una variación de la magia hermé- CÓMO UTILIZAR LA TAUMATURGIA


tica que practican las diversas facciones de la Orden de Casi todas las diversas sendas de Taumaturgia derivan
Hermes. La orden existe porque le permite a sus miembros de antiguas artes y sendas herméticas, convertidas y trans-

128 LA CASA DE TREMERE


formadas en magia de la sangre por los Cainitas de la ejemplos suponen opciones apropiadas para un personaje
Casa Tremere. Por tanto, resulta perfectamente viable jugador antes de su Abrazo.
emplear estas sendas con magi Tremere mortales, con al- Aprendiz (20 años): Atributos (6/4/3 puntos), Habili-
gunas modificaciones. dades (11/7/4 puntos), Trasfondos (5 puntos), Sendas (1
El sistema básico para el empleo de las sendas es el punto), Virtudes (7 puntos), Puntos gratuitos (21), Vis 0
mismo que para los vampiros, salvo que el jugador del Magus joven (35 años); Atributos (7/5/3 puntos), Ha-
magus gastará un punto de Fuerza de Voluntad en lugar de bilidades (13/9/5 puntos), Trasfondos (5 puntos), Sendas (5
uno de sangre. Seguirá tirando Fuerza de Voluntad contra puntos), Virtudes (7 puntos), Puntos gratuitos (15), Vis 10
una dificultad igual al nivel del poder más tres. Algunas Magus veterano (60 años): Atributos (8/5/3 puntos),
sendas relacionadas con la condición vampírica, como Rego Habilidades (21/12/7 puntos), Trasfondos (10 puntos), Sen-
Vitae y Rego Magica, no están disponibles para los morta- das (10 puntos), Virtudes (7 puntos), Puntos gratuitos (15),
les. La mayoría de los rituales taumatúrgicos sí que lo esta- Vis 20
rán, aunque bajo formas algo menos horripilantes (a dis- Magus senescente (100 años): Atributos (8/5/3 pun-
creción del Narrador). tos), Habilidades (25/15/10 puntos), Trasfondos (10 pun-
tos), Sendas (20 puntos), Virtudes (7 puntos), Puntos gra-

VIS tuitos (15), Vis 30

Otra de las razones por las que los magi de la Casa


Tremere (y otras órdenes herméticas) consiguen logros
mayores que aquellos a los que denigran con el apelativo
de brujos menores estriba en su consistente acceso a la rara
substancia (o substancias) llamada vis. La verdadera natu-
LA MUERTE DE
raleza del vis da lugar a muchos debates, pero parece ser el LA MAGIA Y OTRAS FALACIAS
potencial para el poder hecho tangible. Del mismo modo
Los Tremere comenzaron a buscar otra ruta ha-
que la leña y el carbón son capaces de alimentar enormes
cia el poder y la inmortalidad cuando descubrieron
hogueras, el vis parece mundano a simple vista, pero es
que la magia estaba muriendo. El vis escaseaba, sus
capaz de propulsar magníficos prodigios mágicos. Magnifica
prodigios y protecciones comenzaban a flaquear y,
y acentúa la voluntad del hechicero del mismo modo que
sobre todo, volvían a experimentar el paso del tiem-
una palanca aumenta la fuerza del obrero.
po. Sirva de testimonio de la exacerbada soberbia de
El vis aparece bajo diversas formas, por lo general liga-
los Tremere el que pudieran llegar a pensar siquiera
das a alguno de los elementos clásicos. Las piedras precio-
que la magia estaba muriendo. La magia no es una
sas podrían ser vis de la tierra, una bruma enrarecida lo
cantidad cuantificable que pueda crecer o desvane-
sería del aire, etcétera. Los órganos de criaturas exóticas y
cerse, sino una concepción parcial de las poderosas
los frutos de árboles casi extinguidos también podrían pro-
fuerzas en perpetuo cambio de la creación. Nada
porcionar vis. En el pasado, el vis abundaba. Ahora escasea
estaba (ni está) muriéndose. El mundo estaba cam-
y los magi mortales se pelean por el privilegio de explotar
biando, tal y como siempre ha hecho.
una veta. El vis es el ingrediente clave de las numerosas
Los Tremere no supieron darse cuenta entonces,
pociones y ritos de inmortalidad que mantienen jóvenes a
y continúan sin verlo ahora. El mismo acercamiento
los magi herméticos. Es la disminución de sus efectos lo
dogmático y sistemático a la magia que les permitió
que ha llevado a la casa a incurrir en el vampirismo.
medrar y prosperar como una gran casa también les
En términos de juego, el vis le sirve al magus mortal de
impide comprender que se avecina un cambio. No
reserva de Fuerza de Voluntad que gasta en efectos mági-
puede ser que las formas de recurrir a la magia estén
cos. Esta Fuerza de Voluntad puede emplearse para lograr
cambiando, no, tiene que ser todo o nada. Sólo una
el efecto y conseguir éxitos automáticos en el mismo. No
medida drástica puede reemplazar a la magia "mori-
puede utilizarse para proezas que no estén relacionadas
bunda". Algo como el vampirismo.
con la magia y no afecta a la puntuación de Fuerza de
Los Cainitas Tremere ven a los magi humanos
Voluntad del magus.
como a idiotas condenados a extinguirse. Quienes se
lo merezcan recibirán el Abrazo y el resto se marchi-
MAGI MÁS RÁPIDOS Y SUCIOS tará y morirá. La ironía estriba en que, aunque mu-
chos magi herméticos si que desaparecen durante
Si deseas utilizar a otros magi mortales como persona- los continuos cambios universales, otros, sobreviven.
jes del Narrador aparte de los presentados en el Capítulo Consiguen dejar su dogmatismo a un lado para cola-
Cinco, puedes fijarte en los siguientes ejemplos para confe- borar con las demás tradiciones y formular el sistema
rirles rasgos de juego en función de su posición. Los Cono- de las nueve esferas de la magia. Consiguen crecer.
cimientos suelen ser las Habilidades primarías y los magi La Orden de Hermes y el clan Tremere han per-
más antiguos rara vez poseen Atributos físicos elevados, durado hasta nuestras noches, pero cualquier rasgo
menos todavía con el creciente fracaso de las pociones en común que pudieran haber compartido hace mu-
herméticas que los mantienen jóvenes. Los primeros dos cho que ha desaparecido.

LOS SECRETOS DE LOS TALLERES 129


apitulo Siete:
Las sombras
de Ceoris

Tener que sentarme aquí, a oscuras,


Imaginando vanos imperios.
-John Mílton, paraíso perdido
Aunque el sur de Transilvania lleva siglos siendo el que había servido con toda su alma. Juró vengarse tanto de
foco de las actividades de los Tremere, la Influencia de la Tremere como de su perro faldero, Etrius. Transcurridos
Casa se extiende por toda Europa. Los Tremere, más que la varios años en París, comenzó a ver el método que se es-
mayoría de las facciones herméticas, siempre se han visto condía tras la aparente locura de Tremere. Francia le pro-
atraídos por los asuntos mundanos. Suelen emplazar capi- porcionaba a Goratrix una fascinante panorámica de la políti-
llas en las ciudades, o cerca de ellas, desdeñando los claros ca mortal. Los reyes se enfrenaban a sus nobles por el
silvanos y los valles recónditos que tanto atraen a sus riva- territorio... y por los ingresos que éste les reportaba. El oro
les. Sus dos capillas más importantes en Europa occidental y los privilegios sumían a la iglesia en un mar de intrigas.
son las de París y Viena. La primera sirve de cuartel general Goratrix no se pudo resistir a implicarse en aquel juego;
para la facción conspiradora, mientras que la segunda es el decidió manipular a los demás tal y como Tremere le había
santuario de los conservadores. La capilla de Durham es manipulado a él. El descubrimiento de los antiguos clanes
digna de mención debido a la reciente influencia que ha de Cainitas ya hacía tiempo que intervenían en aquellos
ejercido sobra ella una entidad relacionada con Kupala, el tejemanejes apeló a su competitividad. Aunque ha supervi-
archidemonio transilvano. La capilla italiana de Perugia es sado al menos un experimento mágico secreto de impor-
un ejemplo de lugar de encuentro para los Tremere, más tancia desde su llegada a París, Goratrix se ha concentrado
pequeña y tranquila un lugar donde los novatos prueban durante los últimos años a la consecución de poder tempo-
la temperatura del agua antes de sumergirse en los abismos ral. Con el tiempo, se pasará de la raya y descargará la ira
de las luchas por el poder dentro del clan. de la Inquisición sobre todos los Cainitas, lo que provocará
su separación definitiva de Tremere. Por ahora, su influen-

PARÍS,
cia y su confianza en si mismo no dejan de crecer.

UN REY PODEROSO,
EL NIDO DE VÍBORAS UNA CIUDAD EN AUGE
En 1155, Tremere expulsó a Goratrix de su creación, El París de 1197 es una ciudad en crecimiento y re-
Ceoris, y lo envió a París para liderar su capilla. Por aquel bosante de energía. Aunque los Cainitas no pueden es-
entonces, Goratrix se lo tomó como una terrible derrota, cuchar el incesante sonido de las obras que resuena du-
por no decir una traición humillante por parte del señor al rante el día, si que pueden ver las mejoras y la expan-

132 LA CASA DE TREMERE


sión de los edificios de la ciudad, el puerto y las carrete- Goratrix se ve obligado a ordenar las muertes de
ras. Pueden ver la riqueza de la ciudad en los suntuosos muchos magi que reaccionan al Abrazo de forma desfa-
vestidos y las relucientes joyas que tan en boga están vorable. Su teniente en estos asuntos es la gélida
entre la clase comerciante. El oro del comercio atrae a la Frondator. La sádica Frondator, una mujer alta y flaca,
ciudad a gente de toda Europa, por lo que París rebosa perdió todo el cabello después del Abrazo. Utiliza una
presas. Los vástagos de Goratrix han Abrazado a un par variada colección de pelucas para cambiar de aspecto
de miembros destacados del marchandise de l'eau, el con regularidad. Aunque le resultan útiles a la hora de
gremio mercantil que controla el puerto más importante dar caza a neonatos fugitivos, se las pone sobre todo
de la ciudad. El rey les ha concedido una considerable para seguir los dictados de la moda.
autonomía y se jactan de ser los máximos responsables Goratrix deja los estudios alquímicos en manos de la
de la buena marcha de la ciudad. erudita y antisocial Lectora, cuya falta de tacto cabría califi-
Goratrix ha convertido en ghouls a varios miembros car de crónica y hace mucho que podría haberle buscado
influyentes de la corte del rey Felipe II (también conocido la ruina de no ser porque goza de la protección de su señor
como Felipe el Augusto), uno de los hombres de más du- y porque no se entera de nada de lo que transpira dentro
dosa reputación que se haya tocado jamás con la corona de la capilla. Se ocupa de dispensar equipo y horas de
francesa. Se unió a una alianza favorable al rey y ayudó a laboratorio a todos aquellos residentes de la capilla que
Felipe a poner freno a las nobles rivales, lo liberaron para sigan interesados en el estudio de la magia.
combatir al rey inglés. Enrique II, y también a Ricardo Co- Orlando Oriundus es un antiguo mago con cara de
razón de León por el control de Normandía. Por medio de torta, célebre por sus desfachateces. Por ejemplo, afirma
sus contactos en el seno de la Iglesia, Goratrix contribuyó a que una vez inventó un ritual para viajar atrás en el tiem-
que Felipe participase en la Tercera Cruzada. Goratrix en- po y que fue Factótum de Alejandro el Grande. Goratrix
vió criados a la guerra con la esperanza de descubrir algún lo Abrazó pese a su obvia charlatanería. Como Cainita,
secreto acerca de Saulot y los Salubri. Aunque Felipe regre- mostró una perspicacia que jamás había exhibido en vida.
só a Francia tras un año de inestable alianza con su rival, él Se convirtió en el consejero de confianza de Goratrix en
rey Ricardo, Goratrix tuvo tiempo de conocer los nombres lo referente a la política de los mortales. Dice que, como
de varios Salubri supervivientes y el emplazamiento de sus mentiroso empedernido, sabe distinguir cuándo los de-
escondites, repartidos por toda la región mediterránea. Ahora más dicen la verdad y cuándo no. Orlando ha adoptado
pretende atraparlos con la esperanza de conseguir de ellos una identidad falsa, la del monje burgundio Osvaldus.
información de utilidad para Tremere. Dependiendo de la De esa guisa, acompaña a peregrinos adinerados y acu-
naturaleza de estos hipotéticos secretos, los empleará para mula una útil cantidad de chismorreos para los planes de
recuperar el favor de Tremere o para chantajearlo para que Goratrix. Como el hermano Osvaldus, viajó a Tierra San-
Etrius reciba su justo castigo. ta junto al rey Felipe y descubrió la lista de nombres de

SICARIOS DE GORATRIX
Salubri. Goratrix valora en gran medida el consejo de
Orlando, pero también quiere instalarlo al menos como
visitante asiduo de Ceoris. Si algo llegara a ocurrirle a su
Los únicos magi mortales que quedan en la capilla de protegida, Malgorzata, Goratrix sin duda internaría en-
París son los que vienen a hacer breves visitas. Incluso viar a Orlando para reemplazarla como su agente en el
ellos deben protegerse el cuello por las noches porque seno de los de Etrius.
Goratrix continúa Abrazando a un ritmo que asombraría a Marcel de Dreux, un caballero hambriento de gue-
cualquier otro Cainita, cuando no les da permiso a otros rras, estuvo junto a Orlando durante la Tercera Cruzada.
para que hagan lo propio. Su castellano, Lucubratio, dedi- Por el camino, protegió al rey del ataque de unos bandi-
ca todo su entusiasmo a alimentar las intrigas políticas de dos, lo que le ganó un pequeño feudo que donó a la
Goratrix y ya ha Abrazado a media docena de parisinos capilla. Goratrix lo Abrazó con vistas a disponer de un
de renombre. Este antiguo mago relamido, glotón empe- criado dispensable, pero ahora se arrepiente de haberle
dernido en vida, se dedica ahora a la cata de caldos hu- alimentado con demasiada vitae artificial (véase la p.134).
manos, los cuales analiza con el mismo rigor que reserva- La poción ha erosionado la cordura de Marcel y éste se
ba antes para los mejores vinos. No se ocupa de las ope- encuentra siempre en un perpetuo estado de rabia. Hace
raciones nocturnas de la capilla, las cuates confía a su poco tiempo salvó la vida de Goratrix de una manada de
ghoul, Isabella, quien produce la que Lucubratio asegura perros de guerra ghouls; asesinó a una docena con las
que es la sangre más exquisita de toda Francia. Las contri- manos desnudas. Goratrix le ha ordenado a Lectora que
buciones de Isabella al éxito de la capilla deberían haber- encuentre la forma de revertir el efecto enloquecedor que
le ganado ya el Abrazo, pero Lucubratio se muestra reti- ejerce la vitae artificial sobre él. Mientras tanto, Marcel se
cente, y ha conseguido que Goratrix acceda a sus deseos. vuelve cada vez más incontrolable; sale de la capilla por
Bromea y afirma que no quiere privar a su paladar de la las noches en busca de pelea sólo para olvidarse por un
sangre de la mujer (dado que, como Cainita de pleno de- momento de su demencia galopante.
recho, dejaría de producirla) pero lo cierto es que le pre- El brujo moro Remugio se unió a la casa de Tremere
ocupa que el juramento de sangre con la pirámide Tremere hace una década, tras ser exiliado de su tierra natal (adoptó
se impusiera al que la vincula ahora a él. En ese caso, no su nombre de mago en latín después de eso, pese a haber
le cuesta imaginársela eclipsándolo si lograse ascender a sido educado por magos árabes). Habla con una voz honda
una posición de poder. Lucubratio se interesa de manera y estridente que cuando alcanza su máximo volumen, es
especial por los asuntos de la iglesia y es el principal ex- capaz de intimidar incluso a Goratrix. Remugio renegó con
perto de Goratrix al respecto.

LAS SOMBRAS DE CEORIS 133


todas sus fuerzas al principio de su Abrazo por sorpresa, res, pero el rey aún no la ha reconocido de forma oficial.
pero supo guardarse esa ira para sí. Continuó con sus estu- Cuando lo haga, dentro de algunos años, llamará a esta
dios y mantuvo los ojos abiertos. Aunque no forme parte del zona la Orilla Izquierda. Docenas de profesores por cuenta
círculo de Goratrix, tampoco se le considera una amenaza. propia competirán por el patronazgo de los adinerados es-
Remugio viaja a Viena cada dos años y allí ha establecido tudiantes, y se establecerán en edificios que irán de lo gran-
contacto, con mucha discreción, con la facción conservado- dioso a lo destartalado. Los estudiantes, por lo general de
ra. En secreto, envía cartas a Viena informando de las activi- sangre noble, cabeza llena de pájaros y dados a empinar el
dades de Goratrix, que llegan a manos de Etrius en Ceoris. codo, provocarán numerosos encontronazos violentos con
Aunque sus aliados dentro del clan le hacen sentir protegi- el resto de la ciudadanía.
do. Remugio ha llegado a desencantarse de los Tremere en La capilla se camufla haciéndose pasar por otra institu-
general y contempla la posibilidad de desertar a otro clan. ción privada dedicada a la enseñanza, evitando así la aten-
Ha comenzado a establecer el contacto con un cortesano ción del clero inquisitorial. No recluta estudiantes, sólo aque-
Ventrue leal a los rivales de Felipe. Sin embargo, no abando- llos que ya estén en el ajo conocen su verdadera naturaleza
nará la capilla de París a menos que, en el proceso, pueda y optan a convertirse en aprendices. Para confundir aún
atentar contra Goratrix con garantías de éxito. La venganza más a las autoridades, Goratrix ha ordenado que la otrora
le interesa más que la supervivencia, aunque no albergue opulenta fachada quede desatendida hasta ofrecer un as-
ningún anhelo especial por experimentar la Muerte Final. pecto ruinoso. La mellada fachada de piedra está cubierta
Siempre procura entablar amistad con los Tremere neonatos de estatuas decorativas, cuyas manos, pies y rostros se han
asignados a París por señores que no tengan ninguna co- desmoronado, aunque el observador que esté ojo avizor
nexión con Goratrix y podría intentar convertirse en mentor aún podrá distinguir que representan alegorías del apren-
de algún recién llegado que prometa. dizaje y el desarrollo espiritual.
La maternal pero temperamental Lignupeda hace poco Al esconderse a la vista de todos, la capilla evita la
que ha llegado procedente de la capilla de Durham, con- necesidad de medidas defensivas como las de Ceoris. Los
vencida de que ha hecho bien en escapar de la tenebrosi- ayudantes ghouls estudian a través de una mirilla secreta a
dad opresiva de aquella capilla. Dos noches después, era todo aquel que desee entrar y le prohíben el paso a todo
asaltada por uno de los criados de Goratrix, el repugnante aquel que no supere la inspección. Las protecciones contra
Culmen, y recibía el Abrazo. Desconcertada y furiosa, des- los intrusos inesperados se encuentran en las puertas prin-
encadenó un hechizo que redujo a Culmen a un montón cipales y en unos cuantos puntos estratégicos repartidos
de serrín mojado. Encadenada en la mazmorra, dejó que por toda la capilla. Los guardias no suelen tener mucho
Goratrix pensara que había conseguido embaucarla para trabajo. No hay Tzimisce en Francia, los Gangrel no entra-
aceptar su nueva posición. Ahora que se ha ganado su li- rán en la ciudad a menos que sea imperioso y los Nosferatu
bertad, se pregunta cuál es el siguiente paso que deberá parisinos sin duda estarán al corriente de la lucha que en-
dar. Remugio ha pensado en acercarse a ella, pero quiere frenta a sus hermanos con los Tremere en Transilvania pero,
estar seguro de que es digna de confianza antes de revelar- sin aliados, no tienen prisa por abrir su propio frente. No
le sus intenciones. Lignupeda bien podría acudir a otros les apetece terminar convertidos en Gárgolas (Goratrix ha
recién llegados en busca de consejo y ayuda. Su futura considerado la idea de enviar a Frondator a cazar Nosferatu
lealtad sigue sin estar determinada. para tal fin, pero siempre llega a la conclusión de que no
Manicae, maniático y charlatán compulsivo, se oculta merece la pena correr el riesgo, sino que prefiere importar
en la capilla tras haber asesinado a uno de los escribanos Gárgolas de Ceoris cuando necesita reemplazar a algún
del rey Felipe delante de una docena de testigos. Antes de miembro de su pequeña reserva de criaturas).
su Abrazo era un mago de medio pelo y, tras recibir la Los laboratorios, aposentos y áreas comunes se encuen-
sangre, recibió el encargo de hacerse pasar por uno de los tran bajo tierra en su mayoría, en una de las cinco plantas
escribanos del rey. Demostró su utilidad copiando mensa- del edificio. Los calabozos, los establos de las Gárgolas y el
jes de vital importancia y enviándoselos a Goratrix. Por laboratorio secreto (véase más adelante) se encuentran a
desgracia, también él fue alimentado con vitae artificial gran profundidad, debajo de unas antiguas catacumbas. La
para que no tuviese que correr el riesgo de cazar dentro capilla, pese a su modesta fachada, se encuentra bien situa-
de la corte. Sus efectos lo condujeron al asesinato, da y es muy espaciosa.
Frondator quiere ejecutarlo de inmediato, opinión que no
se ha molestado en ocultar al aterrorizado Manicae.
Goratrix, por su parte, contempla la posibilidad de enviar-
lo a Ceoris para asesinar a Etrius.
VITAE ALQUÍMICA
En 1135, poco después de que Goratrix asumiera el
Goratrix aún tiene que darse cuenta de hasta qué pun- control en París, varios de sus neonatos fueron cazados y
to ha conseguido enfurecer a los Cainitas veteranos de la empalados como castigo por alimentarse de forma
ciudad el creciente tamaño de su cuadra de vampiros. indiscriminada. Una delegación conjunta de Ventrue y

EN LA ORILLA IZQUIERDA
Lasombra interceptaron a Goratrix durante la celebración
del carnaval y le advirtieron que se atuviera a la justa
proporción de depredadores y presas. Goratrix tuvo mie-

(Y DEBAJO DE ELLA) do de enemistarse con los Cainitas ya establecidos de Pa-


rís, pero no quería reducir el número de Abrazos, por lo
La capilla se encuentra en el barrio ilustrado de la ciu- que comenzó a trabajar en un nuevo proyecto, emplean-
dad. La Universidad de París existe como gremio de tuto- do el conocimiento de la anatomía vampírica acumulado

134 LA CASA DE TREMERE


a lo largo del siglo anterior gracias a la experimentación de la conveniencia de propagar el vampirismo por la casa.
con Gárgolas. Cuando los entresijos de la política ocupa- Tremere accedió a actuar con cautela y ordenó una con-
ron toda su atención, puso su obra en manos de Lectora versión lenta. Etrius aprovechó su autoridad para prohibir
quien, en 1141, diseñó un método alquímico para fabricar cualquier Abrazo en Viena, alegando que él se haría res-
sangre con ciertas garantías de nutrición. Aún se necesita ponsable de los escasos magi allí congregados. Entre 1030
un prisionero vivo (o Cainita) para la catálisis del proce- y 1185, Tremere y él fueron los únicos vampiros que en-
so. Se extrae sangre de la víctima por medio de unos tu- traron en la capilla austriaca. Mientras Goratrix Abrazaba
bos que la conducen a una serie de tinas y contenedores, magi tan rápido como le permitían las órdenes de Tremere,
donde se mezcla con varias limaduras de metales, órga- Etrius aguardó a que llegara su hora y fue carcomiendo
nos de aves exóticas y una pequeña cantidad de vis. El despacio los prejuicios de sus candidatos en potencia. En
bebedizo resultante consigue que medio litro de sangre 1185, invitó a una cábala de magi vieneses a Ceoris y dio
de la víctima se convierta en cinco. La vitae puede el último paso. Regresaron convertidos en firmes aliados
almacenarse durante un mes y resiste los efectos degra- y agentes. Etrius se enorgulleció de anunciar que Viena
dantes del calor y el frío. Posee un sabor asqueroso pero, abría sus puertas al resto del clan.
si fuese necesario, Lectora podría camuflar el sabor y la Toda esta espera ha dado sus frutos. Viena el refugio
textura de pequeñas cantidades del líquido. La vitae artifi- más seguro para la facción conservadora del clan. Su señor,
cial no puede utilizarse para realizar magia de la sangre. Filaereus, sigue siendo tan firme partidario de Etrius en la
Goratrix alimenta con esta sangre a sus neonatos no vida como lo fue en vida. Los visitantes de su capilla
prescindibles, pero él ni la prueba ni la distribuye entre que sean reputados aliados de Goratrix son sujetos a una
sus aliados de confianza dentro de la capilla. Aunque estrecha vigilancia con el propósito de hacerles sentir que
mantiene a sus usuarios con vida y puede gastarse en no son bien recibidos. Filaereus da la bienvenida a los de-
puntos de sangre del modo habitual (salvo para la más con un discurso que habla en contra de la torpeza y la
Taumaturgia), la ingestión continuada de vitae alquímica rudeza de la "facción de París", como ha dado en llamar a
posee efectos corrosivos para el alma. Después de que un los conspiradores. Incluso los magi mortales son preveni-
vampiro haya consumido cincuenta puntos de vitae artifi- dos contra la perfidia de Goratrix. Como es lógico, una
cial, el jugador deberá superar una tirada de Autocontrol/ capilla regida por los conservadores alberga a una propor-
Instinto (dificultad 4) o su vampiro perderá un punto de ción inusitada de magi mortales; sólo cuatro de sus diez
Autocontrol/Instinto. Por cada diez puntos del bebedizo magi veteranos han recibido el Abrazo.
que ingiera el vampiro a partir de ese momento, el juga-

INFLUENCIA INSÓLITA
dor deberá hacer otra tirada, aumentando en uno la difi-
cultad en cada ocasión (el Narrador puede alterar ligera-
mente la cantidad de puntos de sangre artificial que es
necesario beber para realizar estás tiradas, a fin de que no La capilla de Viena, la cual data del año 920, se cons-
resulte tan sencillo predecir el peligro). truyó siguiendo las especificaciones de Etrius, quien la
La vitae artificial sólo es una solución parcial para el rigió desde su fundación hasta el año 1022, aunque fue-
problema de Goratrix. Los neonatos que la beben se vuel- ron frecuentes sus ausencias a partir del cambio de siglo,
ven inestables y en ocasiones llegan a llamar la atención de por lo que la administración quedó en manos del por aquel
forma espectacular cuando por fin ceden al frenesí. Tras entonces castellano, Filaereus. Durante su estancia en
escapar por un pelo de una peliaguda situación en la que Viena, Etrius infringió la prohibición de la Orden de Hermes
tenía algo que ver un abad destripado, Goratrix ha aprendi- de implicarse en los asuntos del mundo para granjearse el
do ha reconocer los síntomas y a adoptar medidas preven- favor de los dirigentes locales. Entabló amistad con lide-
tivas. Le encarga a Frondator que se ocupe con discreción res de la Iglesia, consiguiendo desarmar con sus fervien-
de que desaparezca de forma permanente cualquier criado tes expresiones de piedad cualquier temor que pudiera
que muestre indicios (ojos saltones, labios resecos, venas sentir el clero hacia los hechiceros. Se esforzó por quitarle
abultadas), de haber bebido demasiada vitae falsa. importancia a La Casa Tremere y al verdadero alcance de
Goratrix esperaba que la vitae artificial bastase para sus habilidades sobrenaturales. Si les prestaba ayuda má-
apaciguar el miedo y la hostilidad que los demás Cainitas gica a sus aliados, rehusaba todo el mérito por sus accio-
sienten hacia su capilla. No ha sido así. Ahora les advierte a nes. En el año 955, hizo uso sutil de su magia de la tierra
los neonatos que oculten su verdadera naturaleza a los ojos para ayudar al rey alemán Otto el Grande a expulsar a los
de los demás vampiros de la ciudad. invasores magiares, paganos y, por tamo, enemigos de
todos los hombres temerosos de Dios. Embarró el terreno

VIENA, LA CASA QUE


bajo los pies de los magiares, y lo solidificó bajo los de las
fuerzas de Otto. El caos imperante en cualquier campo de
batalla ocultó la intervención de la magia de Etrius en la

CONSTRUYÓ ETRIUS
victoria. Etrius mantuvo su gesto en secreto también para
sus compañeros magi. Tremere entre ellos. Pensó que
Tremere se burlaría de su altruismo. Por aquel entonces,
no sabía que los magiares alojaban a vampiros en su seno,
La mayoría de sus habitantes no lo sospechan siquie- ni supo ver los indicios que delataban la presencia de
ra, pero la capilla de Viena hace poco que ha emergido vampiros en la corro de Otto.
por fin de una cuarentena que ha durado más de un siglo. Dado que la presencia de Etrius en Viena era cada vez
Tras la transformación, Etrius expresó serías dudas acerca menor, Filaereus comenzó a presentarse a las amistades de

LAS SOMBRAS DE CEORIS 135


UNIDOS CONTRA GORATRIX
su líder en la corte y entre la jerarquía eclesiástica. A me-
diados del siglo XI, se convirtió en consejero ocasional del
dirigente de Austria, el duque Leopold III, entonces cabeza
Filaereus es un hombre de facciones marcadas que se
de la poderosa familia regente de la región, los Babenburg.
olvida de su acostumbrada taciturnidad cada vez que piensa
Filaereus no ayudó a los Babenburg abriendo simas en la
en Goratrix. Ya hace mucho que ha desistido de ocultar el
tierra ni enviando a árboles animados contra sus enemigos
odio que siente hacia el fundador de Ceoris. Etrius metió
en el campo de batalla, sino que se dio a conocer como un
a Filaereus en la Casa Tremere después de que hubiera
erudito conocedor de algunos divertidos juegos de salón.
sido expulsado a traición de otra casa hermética. Aunque
Gran parte de los consejos que dispensó procedían más de
Filaereus le está agradecido a Etrius por haberle ofrecido
su innato sentido de la cautela que de cualquier conoci-
refugio, su odio hacia Goratrix no es sólo un reflejo del
miento arcano. Tampoco Filaereus se dio cuenta de las
de su amigo. Hace noventa años, Goratrix humilló a
maquinaciones Cainitas que se escondían tras ciertas deci-
Filaereus durante una demostración de magi en Ceoris.
siones extrañas que tomaron los Babenburg a lo largo de
Filaereus había dedicado meses al perfeccionamiento de
los años, ni supo relacionar los diversos atentados que su-
un efecto con el que pretendía impresionar al mismísimo
frió con las "criaturas de la noche" que, por aquel enton-
Tremere: quería materializar diamantes de la nada, para
ces, también asediaban Ceoris. Los seres ocultos entre las
que se derramaran sobre el salón del consejo como una
sombras de los Babenburg terminaron por acostumbrarse a
lluvia delicada. Lo que consiguió fue cubrir de hollín a los
la presencia de Filaereus, o eso parece... hace décadas que
grandes magi de Tremere allí reunidos. Goratrix aplicó
no sufre ningún ataque.
toda su sangrante mordacidad con Filaereus y Tremere
1197 es el último año de un periodo de cuatro durante
sumó su risa a las de los demás. Aunque no pudo demos-
el que los cuatro hijos del difunto Leopold V se han repar-
trar nada, Filaereus sospecha que Goratrix interfirió con
tido los territorios austriacos. Filaereus le ha cogido cariño
su hechizo, incluso sus aliados en Viena conocen esta
a Leopold VI, sin duda el más brillante y carismático de los
historia y le achacan el odio que siente Filaereus por
cuatro. Aunque su interés por la política ha menguado, si-
Goratrix... aunque jamás osarían decírselo a la cara. En los
gue visitando de forma ocasional a Leopold VI para pro-
momentos de mayor aflicción, Filaereus incluso admite
porcionarle augurios y sabios consejos libre de segundas
para sí que sus esfuerzos por vengar aquella humillación
intenciones.
sólo consiguen ridiculizarlo aún más pero, cuanto más
La confusión que impera ahora en Austria retrasará
masculla acerca de aquel lejano incidente, más alimenta
la prosperidad de Viena. Filaereus, ya vampiro, se ha
su odio. Ha llegado a un punto en el que estaría dispuesto
percatado de los Cainitas manipulan la política de los
a sufrir la Muerte Final, incluso a enviar su alma al supli-
mortales tanto aquí como en el resto de Europa. Varios
cio eterno, con tal de arrastrar a Goratrix consigo.
clanes apoyan a cada uno de los cuatro hermanos com-
La voluptuosa y rubia pajiza Ala amó en secreto a
petidores. Las desapariciones de una noche para otra son
Filaereus durante muchos años antes de que éste le con-
cada vez más frecuentes, ya que la lucha en la sombra,
cediera el Abrazo. En vida, su fuerte fe cristiana, profesa-
de los Cainitas se recrudece. Pese a tener una corazona-
da con mesura, la llevó a trabar amistad con Tosia, ahora
da, Filaereus ha comenzado a aprenderse los nombres y
líder moral de los magi con vida de Ceoris, a la que cono-
los planes de la jerarquía secreta de la ciudad. Aunque le
ció en Umor Mons, su capilla en Transilvania. Sin embar-
gustaría ver cómo Leopold VI sale triunfante, ese objeti-
go, dado que albergaba impulsos salvajes y carnales que
vo es secundario en relación con la seguridad de la capi-
era incapaz de suprimir por completo, Ala se consideraba
lla. A tal fin, ha forjado una alianza con los partidarios
indigna de la admiración de Tosía. Cuando huyó a Viena,
Ventrue de Leopold y ha llegado a un acuerdo con los
sus fantasías comenzaron a girar en turno al señor de la
Lasombra vieneses, quienes apoyan a Frederick
capilla, Filaereus. Aunque sus rasgos curtidos por el tiem-
Babenburg. Este último pacto de no agresión se consi-
po y su torso poderoso hacían de él un hombre atractivo,
guió gracias a la mediación de Giacomo Guicciardini,
el deseo de Ala le parecía absurdo incluso a ella. Los pro-
enviado Lasombra en Ceoris. Si cualquiera de los otros
pios amigos de Filaereus lo tenían por una figura absurda.
dos hermanos resulta victorioso, Filaereus se teme que
Él parecía darse cuenta de lo que ella sentía por él, lo cual
los clanes enemigos pudieran atacar su pacífica capilla.
contribuía a alimentar su tormento. Cuando por fin se rin-
Aunque le gustaría mantenerse al margen de la lucha por
dió y se arrojó a sus brazos, él la Abrazó. El descubrimien-
el poder, los Ventrue están implicándolo cada vez más
to de su vampirismo supuso un gran alivio para ella: re-
en ella, contentos de poder desconcertar a sus enemigos
sultaba evidente que la había embrujado con sus poderes
con la ayuda de los inusitados poderes de Filaereus y
sobrenaturales. Se sentía tan aliviada por haber encontra-
sus seguidores. Filaereus ha llegado incluso a Abrazar a
do una explicación para sus ansias que no tuvo tiempo de
personas ajenas a la capilla para poder suplir a los Ventrue
lamentarse por su inocencia robada. De hecho, disfrutaba
con los agentes que exigen.
de su nueva claridad. Se ha convertido en la partidaria
Aunque Etrius intuye que Guicciardini se relaciona de más vociferante de Filaereus en Viena. Aquellos Cainitas
algún modo con Filaereus en Viena, no se imagina la mag- que se burlan de Filaereus a sus espaldas, temen y respe-
nitud de la implicación de su protegido en la crisis política tan a Ala. Mientras ella siga dispuesta a apoyar a Filaereus,
de esa ciudad. Filaereus se lo ha ocultado, igual que Etrius ellos también. Sin embargo, si algo llegara a ocurrirle, el
le ocultó a Tremere su participación en las batallas de Otto. liderazgo de Filaereus podría verse puesto en entredicho
Filaereus teme la desaprobación de Etrius y está convenci- por parte de algún colega cuya dedicación a la causa con-
do de que eso es justo lo que le granjearía su papel de servadora proceda más de una convicción juiciosa que de
peón de los Ventrue si llegase a oídos de su superior. un rencor envenenado.

136 LA CASA DE TREMERE


El posible retador bien pudiera ser el sorprendentemente siado testarudo como para unirse motu propio a las filas
joven Audax, víctima de la maldición de un demonio. Cuan- de los de la sangre, y demasiado poderoso como para des-
do tenía catorce anos, empleó su talento mágico innato hacerse de él con facilidad.
para expulsar a un demonio que había adoptado forma

MADERA MACIZA
humana de su aldea natal. El ser se vengó encantando a
Audax para que su aspecto no cambiara jamás. A lo largo
de toda su carrera, desde su periodo de aprendiz junto a
un magus Tremere hasta su estado actual como Cainita en La capilla de Viena, anclada en un escarpado promon-
Viena, ha sufrido la inevitable tendencia de los demás a torio varios kilómetros al norte de la ciudad, se parece a un
tratarle como si fuese un novato imberbe. Ni siquiera quie- enorme e imponente pabellón de caza. Sus paredes están
nes conocen sus extraordinarios prodigios como mago y levantadas con inmensos bloques de piedra gris, extraídos
erudito pueden evitar tratarle como a un crío. Audax se de la tierra gracias a la magia de Etrius. Unos voluminosos
enfrenta con gran seriedad a las circunstancias, decidido a maderos componen los pilares y las vigas que soportan la
superar esta deficiencia sin guardarles rencor a aquellos estructura. Todas las habitaciones son muy espaciosas.
que se dejan engañar por las apariencias. Rara vez se aleja Una vasta red de estancias abandonadas surca la colina
de la capilla vienesa, donde los demás le conocen y respe- sobre la que se yergue el edificio. Etrius las construyó para
tan. Aceptó encantado la condición de Cainita: ahora se alojar al futuro aumento de población sin llamar la aten-
mueve en un mundo donde la edad aparente de cada uno ción. A la capilla todavía no le ha hecho falla ese espacio y
no significa nada. Se ha convertido en el participante más las cámaras llevan siglos selladas. Los intrusos podrían sen-
activo de la política de las noches austriacas. Le encanta tirse tentados por los sellos de plomo de las puertas que
reunirse con otros Cainitas, incluso los enemigos a los que conducen a las cámaras subterráneas, sólo para dedicar un
debe intentar destruir le fascinan. Algún día se parará a considerable tiempo y esfuerzo a la tarea de irrumpir en
pensar y se dará cuenta de que ése debía de ser el propó- una zona que no se utiliza ni como almacén.
sito de la maldición del demonio... prepararlo para el día Los laboratorios de Viena son más grandes y están mejor
en el que renunciaría a su alma para abrazar alegremente abastecidos que los de Ceoris. Resulta mucho más sencillo
una existencia vampírica. transportar los ingredientes exóticos que necesitan los al-
Peter Schloss, antiguo mercenario cuya sangre se con- quimistas a Viena que a los Alpes de Transilvania. Los labo-
virtió en hielo tras el Abrazo, participa junto a Audaz en la ratorios no están ligados a los aposentos personales. Cada
batalla encubierta en nombre de Leopold VI. El fuerte de mago puede elegir un laboratorio para uso personal y ase-
Schloss es la muerte a distancia. Envía a sus adversarios a la gurarse de que nadie lo moleste por medio de cerraduras,
Muerte Definitiva construyendo elaboradas trampas, enve- defensas y alarmas.
nenándolos con venenos alquímicos o manipulando a sus La biblioteca es la mejor que tienen los Tremere a su
enemigos para que se destruyan entre sí. Schloss ha senti- disposición, aparte de la de Ceoris. Cuando Goratrix creó
do un miedo cerval a la muerte desde la primera vez que la biblioteca de Ceoris, lo que hizo fue saquear las colec-
puso el pie en un campo de batalla, siendo un mozalbete. ciones de otras capillas. Etrius protegió la biblioteca de su
Le está agradecido a Tremere, y a Filaereus en particular, capilla consiguiendo que Tremere la dejara exenta de con-
por haberle ofrecido la posibilidad de la existencia eterna, tribuir con ninguno de sus libros. La biblioteca de Viena es
pero jamás permitiría que su sentido de la lealtad le obliga- más pequeña que la de Ceoris, pero también está más or-
ra a emprender una acción que pudiese poner en peligro denada. Su bibliotecario, la maga mortal Farica, es muy es-
su propia supervivencia. Le gusta la compañía de Audax y tricta con sus colegas y no duda en presionarlos para que
se ha decidido a conseguir que su serio camarada aprenda devuelvan el material desaparecido. Aunque los residentes
a disfrutar de los efímeros placeres del mundo. de la capilla (sobre todo los Cainitas) no se toman sus re-
Entre los magi mortales, puede que la principal ame- primendas demasiado bien, saben que, al final, su pasión
naza a la autoridad de Filaereus sea el rigorista teutón, por el orden redunda en beneficio de todos. Farica se ase-
Lucidus. Calvo, vanidoso e imperioso, sus compañeros so- gura de que los documentos estén siempre disponibles y
portan a regañadientes su presencia en la capilla. Se ha resulte sencillo encontrarlos. Los Tremere vieneses que
aprendido textos enteros sobre ocultismo y exhibe una irri- regresan de Ceoris, con su colección controlada por el caos,
tante capacidad para responder enseguida a casi cualquier aprenden a apreciar a Farica por su infatigable determina-
pregunta acerca de metodología arcana que se le plantee, ción, por irritante que pueda resultar a veces. Los propios
da igual lo rebuscada que sea. Sus habilidades como mago magi de Ceoris acuden a Viena en ocasiones para buscar
son legendarias: llegó a derrotar en una ocasión al mismísimo tomos que deberían estar disponibles en su propia Capilla
Tremere en un certámen, el duelo mágico creado por este pero que algún rival ha debido de hurtar.
último. Sin embarco, Lucidus se resiste a emplear sus po- Las áreas comunes son suntuosas y formidables a un
deres antes de haber examinado en detalle todas y cada tiempo. El robusto mobiliario de madera está cubierto por
una de las posibles consecuencias. Preferiría no hacer nada manteles de terciopelo ribeteado de oro. Inciensos de abru-
antes que llevar a cabo alguna acción que pudiera ganarle madora fragancia, del gusto de Ala, emana de numerosos
el desprecio o el recelo de los demás. Filaereus conoce incensarios de cobre. Los tapices representan a Tremere,
demasiado a Lucidus como para confundir su impopulari- Goratrix, Etrius y varios fundadores de la tradición hermé-
dad con necedad, y le preocupa que no tarde en descubrir tica, fallecidos tiempo ha; todos ellos parecen dedicar mira-
la verdad. Lucidus no oculta su desdén por él y Filaereus le das de desaprobación a los ocupantes de la estancia. Im-
ha encargado a la adorable Ala que comience a prepararlo presionantes astas de ciervo, cabezas de jabalíes y otros
para el Abrazo. A ella le preocupa que el mago sea dema- trofeos de caza mayor se reparten las paredes del edificio.

LAS SOMBRAS DE CEORIS 137


La capilla de Viena carece de las elaboradas medidas magi mortales ha conseguido escapar a su conocimiento
defensivas de la sitiada Ceoris, aunque Filaereus ha añadi- hasta la fecha.
do algunas dado que los Tremere comienzan a hacerse notar

EXTRAMUROS
en los círculos Cainitas de la ciudad, Audax y Peter Schloss
trabajan junios en la colocación de ingeniosas trampas:
Schloss las diseña y Audax las crea por medio de Alquimia
Taumatúrgica. Inglaterra, al igual que Francia, disfruta de su prosperi-
dad, construye nuevos puertos y se beneficia del comercio

UNA FORTALEZA
de la fruta. Ricardo ha partido hacia Francia para defender
el territorio de Normandía de Felipe II, quien está decidido
a expulsarlo. En su ausencia, el arzobispo de Canterbury,
CONSERVADORA Huben Walter, administra el país. En 1197, ostenta el título
de justiciar, en 1199, será nombrado canciller.
Viena es bien conocida en los círculos conspiradores Los residentes de la capilla no se preocupan de lo
como territorio enemigo. La llaman "la capilla de Etrius", que ocurra al otro lado de sus muros. Sus intereses están
un insulto por partida doble que cuestiona el derecho de más que servidos sin necesidad de inmiscuirse en política
Etrius a regir Ceoris y la posición de Filaereus como nada La prosperidad de Inglaterra facilita el abastecimiento. Pue-
más que el lambiscón de su mentor. Goratrix no ha vuelto den desplazarse por el condado sin tener que preocupar-
a pisar Viena desde su transformación. Malgorzata nunca se de los bandidos, dado que los señores locales se pue-
ha estado aquí aunque sí que ha enviado a Jervais para den permitir el equipamiento de sus patrullas. El clero,
que utilice la biblioteca en varias ocasiones desde la engordado a base de generosos donativos y preocupado
reapertura. Aparte de su papel como bastión conservador, por el gobierno, está demasiado saciado como para dedi-
la principal cualidad de Viena estriba en su bien organiza- carse a buscar hechiceros.
da biblioteca. Cuando Goratrix desea colocar un par de Si los Cainitas de Durham prestasen más atención a la
oídos dentro de los muros de Viena, envía a un aliado de política del exterior, se darían cuenta de que la aparente
baja posición para que rastree sus estanterías. A Filaereus placidez de su entorno oculta resentimientos en ebullición
le gustaría poder prohibirle la entrada a los partidarios de que amenazan con acabar con la paz. Los nobles y los
Goratrix, pero Etrius le ha aconsejado que no lo haga. prohombres de las ciudades se quejan por igual de los
Etrius sabe que ese gesto sería visto como una provoca- abusivos impuestos que hubieron de soportar para pagar a
ción por parte de los conspiradores, quienes probable- Leopold el rescate de Ricardo. El siguiente aspirante al tro-
mente apelarían a Tremere y es posible que consiguieran no es John quien, tras su coronación dentro de algunos
la expulsión de Filaereus. Por tanto, éste incomoda a los años, no tardará en convertirse en un monarca impopular.
visitantes conspiradores sometiéndolos a una vigilancia Propiciará una revuelta de la nobleza que terminará obli-
nada sutil. Poco dado a ardides, ni se le ocurre intentar gándole a firmar la Carta Magna. Muchos de los Cainitas
persuadirlos o embaucarlos para que traicionen a su líder. ingleses más experimentados ya prevén esta cadena de
Audax, por otro lado, se da cuenta de que el orgullo y la acontecimientos: de hecho, algunos dedican sus esfuerzos
mordacidad de Goratrix hacen de él un señor difícil de a que ocurra todo esto. Los Tremere que establezcan con-
servir. Se ha propuesto sonsacar a los criados de Goratrix tactos con otros clanes podrían verse inmersos en el tumul-
cada vez que viene alguno de visita y ya ha marcado a to. La mayoría, no obstante, se ocupa de sus propios asun-
unos cuantos como posibles desertores. Cree que tos. Saben que el príncipe de Londres se llama Mithras y
Frondator, la cazadora parisina de Goratrix, podría llegar temen su poder, por eso su capilla está lejos de la capital.
a volverse contra él si se le prometiera una capilla para Otra de las razones para haber construido el Cubil del León
ella sola. Audax ha llegado a tentar a Jervais para que en Durham estriba en la resonancia mágica de la zona. Se
encauce su camino. Aunque Jervais no tiene ninguna in- dice que alberga los huesos, de san Cuthbert y los evange-
tención de traicionar a Malgorzata, le gustan los duelos lios de Lindisfarne, así como toda una red de líneas de ley
dialécticos con Audax y ha llegado a cogerle cierto apego. paganas; la magia innata de la región inmediata rivaliza
Ambos esperan no verse obligados a destruir al otro en con la de Transilvania.
caso de que se declare la guerra abierta dentro del clan.

EL DOMINIO DE MEERLINDA
Durham, Meerlinda presenta el aspecto de una mujer serena y
atractiva que aún no ha cumplido los cuarenta años. Go-
bierna la capilla de Durham con voz suave pero firme. Confía

el león dormido en sus extraordinarios poderes de persuasión para asegu-


rarse la cooperación de sus subordinados. Aborrece la dis-
cordia y se esfuerza por atajarla al menor indicio de proble-
La capilla de Durham es conocida también como el mas. Busca a las partes implicadas en cualquier altercado y
Cubil del León. Meerlinda, en apariencia la más benévo- habla con ellas por separado, deja que sumerjan la mirada
la del Consejo de los Siete, la administra con éxito. Dedi- en sus límpidos ojos y les asegura que ella comprende sus
ca sus considerables talentos diplomáticos a la reconci- posturas, pero que no aprueba sus métodos. Meerlinda les
liación de las facciones conspiradora y conservativa. Una promete que conseguirán sus objetivos si siguen sus conse-
extraña conspiración que ha surgido entre las filas de los jos, les garantiza paz y cooperación y, en el proceso, consi-

138 LA CASA DE TREMERE


gue que ambos contrincantes lleguen a un acuerdo. Puede el medievo oscuro), Oblatam aprendió hace mucho a con-
que no consiga que dos antagonistas que se profesen un siderarse a sí mismo un regalo que Dios le había hecho al
odio amargo lleguen a quererse, pero suele conseguir per- siglo XII. Para él, el poder es su derecho de nacimiento, y
suadirlos para que zanjen sus disputas de modo que no se enroló en la causa de Goratrix porque pensó que el
amenace los intereses comunes de la capilla. antiguo Cainita prevalecería sobre Etrius. Es un entusiasta
Meerlinda desempeña el mismo papel dentro del Con- hipócrita religioso que cree en Dios porque seguramente
sejo Interno. Conserva el respeto tanto de Goratrix como Dios cree en él. No siente curiosidad por examinar las con-
de Etrius, y a menudo ha intervenido para calmar los áni- tradicciones entre su supuesta fe y sus actuales actividades
mos entre ambos. Meerlinda les ha pedido a sus informan- como Cainita. Aunque le gustaría impresionar a Goratrix,
tes tanto dentro de Ceoris como en París que la informen si enviándole la cabeza de Virfortis, por ejemplo, Meerlinda
encuentran alguna prueba que demuestre que alguno de le impone demasiado respeto como para permitirse tamaña
los dos líderes planee tomar medidas drásticas contra el osadía. En vez de eso, se limita a informar a Goratrix con
otro. Aunque el Cubil del León aloja a miembros de ambas regularidad y aguarda a que llegue su hora, esperando la
facciones, éstos no son tan estúpidos como para pelearse oportunidad que lo catapulte al lugar que le corresponde
bajo su atenta mirada. Limitan su rivalidad a las discusio- como miembro destacado del clan.
nes, a las puyas mordaces y a algún que otro sabotaje de La principal rival Cainita de Meerlinda comparte la neu-
escasa repercusión. Les deja entrever a miembros de cada tralidad de ésta en lo que se refiere al eterno tira y afloja
bando que está dispuesta a dejarse persuadir para su causa; entre conservadores y conspiradores. Cuando Domina fue
con el fin de conseguirla, todos se prestan a mantenerla Abrazada por Brunavog hace treinta años, se llevó una sor-
informada sin sospechar nada. presa... pero no por la transformación en sí, sino porque
El castellano de Meerlinda, el calvo y relamido Dulcis, no entendía cómo no la habían captado antes. Le echó la
ocupa un puesto que cabría calificar de ceremonial. culpa a Meerlinda, a quien hacía años que veía como al
Meerlinda no puede dejar de inmiscuirse incluso en los objeto que eclipsaba su verdadera valía a los ojos de Tremere
detalles más nimios de las operaciones de la capilla, desde con quien, hace siglos, Domina se embarcó en una rela-
la cantidad exacta de grano que hay que comprar a la con- ción de amor no correspondido. Cree que Meerlinda dis-
tratación de caballerizos. Dulcis se dice que probablemen- frutó del lecho de Tremere antes de la transformación de
te él podría desarrollar estas labores con mayor habilidad 1023 y que la mantuvo apartada del lugar que le corres-
que su señora, y no deja de hacer comentarios burlescos al pondía dentro del Círculo Interno. El odio que siente hacia
respecto. Sabe que ella no sería ella si no se entrometiera Meerlinda ha crecido hasta superar los límites de lo razona-
de continuo en sus tareas. La amaba con locura y en secre- ble. Fantasea con capturar a Meerlinda y mantenerla prisio-
to antes de su Abrazo y el juramento de sangre, y moriría nera durante años, cuando no décadas. Domina dedica gran
con una sonrisa si pudiera sacrificarse por ella. Los demás parte de su tiempo a refinar las elaboradas sesiones de
habitantes del Cubil del León le desprecian en vano por su tortura que seguirían a ese encarcelamiento. Desde su des-
carácter fisgón: sabe que informa puntualmente a su seño- censo al vampirismo se ha vuelto imprevisible y podría
ra de la menor infracción en los procedimientos de la capi- cometer una locura en cualquier momento. Alberga la es-
lla. Meerlinda sabe que él la ama y valora su lealtad, pero peranza de encontrar aliados impresionables que sientan el
ni por asomo corresponde a sus sentimientos. Dulcis po- mismo odio que ella hacia Meerlinda entre los recién llega-
dría rebelarse, e incluso llegar al asesinato, si algún día dos al Cubil del León. Domina traicionaría el Cubil del León
tuviese que enfrentarse a la prueba definitiva de que su a cualquier otro clan, sin ningún remordimiento, si creyera
amor es una causa perdida. que así podría destruir a su enemiga.
Virfortis, de semblante somnoliento y quisquilloso, ya Al igual que París, el Cubil del León aloja a suficientes
era un anciano cuando le llegó el Abrazo, y ha preferido no vampiros como para que los Cainitas establecidos en la
revitalizarse a sí mismo después de él, creyéndolo una pér- región antes que los Tremere se sientan inquietos. Al con-
dida de tiempo. Pese a su insistencia, petulante a veces, trario que Goratrix, Meerlinda ha sabido manejar el pro-
acerca de los derechos que le corresponden como antiguo blema con tacto y diplomacia, prometiéndole a sus ene-
de la Casa, varios Cainitas de la capilla siguen acudiendo a migos en potencia que mantendría sus actividades dentro
él en busca de liderazgo, acordándose de sus pasadas ha- de los límites estrictos. Le ha demostrado a la jerarquía
zañas. En su día fue un mago guerrero de considerable local lo útil que pueden llegar a resultar para sus fines la
valor y ferocidad, y combatió como un lobo enfurecido magia de la sangre.
durante la llamada Guerra de las Brujas contra la Casa

LA INFLUENCIA DE KUPALA
Diedne. Aunque adora contar historias de sus tiempos de
gloria, odia ver en los demás la impetuosidad que caracte-
rizó su juventud. Más por testarudez y prejuicios que por
estar de acuerdo con la postura de Etrius, Virfortis se ha Meerlinda, capaz de observar las actividades diurnas de
convertido en el defensor más enconado de la causa con- los magi mortales sólo a través de los informes de sus servi-
servadora dentro de la capilla. El que el jefe de los conspi- dores ghouls, no ha descubierto todavía a una floreciente
radores de la capilla personifique todo lo que ahora abo- cábala de diabolistas que se aloja en su seno. Este grupo de
rrece Virfortis no hace sino añadir leña al fuego de sus seis magi está dirigido por la oficiosa y envarada Erro, una
acaloradas acusaciones. mujer esquelética envuelta en un aire de rectitud que no
El joven y apolíneo Oblatam encabeza la facción conspi- permite sospechar sus verdaderas acciones. Erro regresó a
radora del Cubil del León. Rubio de prominente mentón y su capilla natal el año pasado, tras una prolongada estancia
dueño de una sonrisa deslumbrante (algo poco común en en Ceoris. Estando allí, estudió la magia concerniente al alma

LAS SOMBRAS DE CEORIS 139


humana, ganándose en el proceso los celos y la desconfian- reunió a los magi más independientes de la capilla. Uno a
za de Epistatia, a quien no le hizo gracia aquella intrusión en uno, vertió unos polvos en sus bebidas y les transmitió las
su especialidad. A medida que transcurrían los meses, sus mismas visiones enloquecedoras que ella había padecido
sueños se poblaban cada vez más de visiones de un campo en Ceoris. Uno de los magi tuvo que ser quemado en su
de batalla infernal empapado de sangre. Estas visiones co- propio lecho, pero los demás se aprestaron a ponerse al
menzaron a asaltarla durante las horas de vigilia y consiguie- servicio de Kupala.
ron llevarla hasta el borde de la locura. Una entidad comen- Erro desciende de una familia noble que posee un gran
zó a manifestarse durante sus experimentos. Al principio, se terreno boscoso a pocos días a caballo de Durham. Guarda
identificó como Estrellas del Cielo, pero terminó invitándola un modesto altar a Kupala en un rincón poco frecuentado
a llamarla Kupala. Le dijo que había operado una transfor- de la hacienda de su padre. El pequeño bosque que rodea
mación en los líderes de su casa, con la esperanza de desen- al altar se ha vuelto cada vez más lúgubre y recuerda al
cadenar algún tipo de batalla final que le permitiría campar a paisaje transilvano. Cuatro veces al año, Erro y su cábala
sus anchas sobre la faz de la tierra. Mas Tremere le había viajan en secreto hasta aquí para realizar ofrendas a Kupala,
fallado; su mente estaba constreñida por su estrecho con- quien hace poco que ha comenzado a exigir sacrificios
cepto del poder personal. Kupala sólo había hablado con humanos. Erro lo satisface alquilando los servicios de cri-
Tremere por medio de intermediarios, pero no había encon- minales que raptan huérfanos de la calle para ella. La nece-
trado a nadie digno de convertirse en su consorte y ocupar sidad de transportar a los niños cautivos con ellos en su
su trono de cráneos. Había convenido a Tremere y a sus peregrinación al altar dificulta el no llamar la atención.
seguidores en meros principiantes de la sangre, pero Erro Aunque se han visto acosados en varias ocasiones, Erro
sería mucho más que eso. Más, a fin de conseguir su trans- siempre ha conseguido persuadir a los viajeros curiosos de
formación, tendría que destruir a aquellos a los que Kupala que todo estaba en orden.
había investido con su magia, por error. Erro había confiado Entre los miembros de la cábala de Erro encontramos a
en formar una cábala de magi en Ceoris y trabajar para ter- Fascinare, soldado curtido en mil batallas, a Singula, el flir-
minar de raíz con sus Cainitas. Le costó persuadir a sus cole- teo encarnado, y al voluble Numen. Todos han sometido
gas con la pía Tosia en medio. Al final, Epistatia consiguió sus antiguas personalidades a la vocación sutil pero irre-
que la expulsaran de Ceoris. sistible, que les ha impuesto Kupala.
Erro, quien jamás había gozado de tacto alguno se El primer objetivo de Erro es destruir a Meerlinda y
encontró en el Cubil del León con el regalo de unos pode- luego a los demás miembros del Círculo Interno de los
res de persuasión que rivalizaban con los de Meerlinda. Tremere. Sólo entonces podrá acabar con Tremere. Erro
Con cautela, siempre con un ojo avizor por si los espías, desea regresar a Ceoris, pero Kupala se lo prohíbe. Sí que

140 LA CASA DE TREMERE


la anima, no obstante, a enviar a otros miembros de su tas, tomándolas por indicadores de posición. Ahora forman
cábala a respirar el aire saturado de miedo de Transilvania. parte de la capilla, hasta el punto que algunos magi despis-
tados suelen olvidarse de ajustarlas para permitir el paso de

UNA MASÍA DE
criados recién incorporados al servicio.
Puede que el rasgo más notable del Cubil del León lo
constituyan sus suntuosos jardines, diseñados por la propia
LO MÁS MODESTA Meerlinda. Su laberinto de setos, delicado y perturbador,
evoca sutiles epifanías en quienes lo atraviesan a la luz de
El Cubil del León es una torre de piedra. La mayoría de luna. Más de un aprendiz ha descubierto que la mejor ma-
los vecinos asume que se trata de una casa de campo pro- nera de conseguir que Meerlinda se despeje de su habitual
piedad de algún noble que prefiere la vida de la ciudad. placidez consiste en arrancar una rosa o en aplastar sin
Meerlinda, reticente a llamar la atención ampliando la querer un macizo de brotes.
estructura, obliga a sus ocupantes a vivir hacinados. Las ha-

PERUGIA, LEJOS
bitaciones están atestadas. Hace mucho que los miembros
de mayor graduación de la capilla reclamaron para sí las que
tienen menos corrientes de aire. Las habitaciones para las
visitas y los recién llegados son gélidas. Pese a ser lo bastan-

DE LA TORMENTA
te fría como para recordarle a un Cainita que también sus
huesos pueden congelarse, los aposentos de los invitados
no entrañan un riesgo real para la salud de sus ocupantes.
La otrora majestuosa biblioteca ha quedado abandona-
La capilla de Perugia, encajada en las abruptas colinas
da desde que su antiguo administrador, Celestyn, fuese lla-
de esta pequeña ciudad del centro de Italia al norte de
mado a Ceoris. Ocupa casi toda una planta. Sus enormes
Roma, es un ejemplo de fortaleza Tremere modesta. Su re-
estanterías de madera se han deformado por culpa de la
gente, Probitas, hace poco que entró a formar parte de las
humedad, se ciernen ominosas sobre los visitantes de la
huestes de los no vivos. Aunque se encuentra cerca de una
biblioteca, amenazando con desplomarse en cualquier
veta de vis, casi todos los Tremere la utilizan de lugar de
momento. Los libros y los pergaminos hace tiempo que
descanso, un sitio en el que los magi pueden reunirse de
dejaron de ordenarse, por lo que resulta casi imposible
manera informal y cambiar de aires por un tiempo.
encontrar enseguida cualquier documento, o incluso saber

CALMA ECLIPSADA
que es lo que contiene la colección. Una búsqueda de re-
ferencias al diabolismo será en balde: Erro y su cábala han
desvalijado la biblioteca a conciencia, llevándose todos los
textos de utilidad y ocultándolos en un cobertizo próximo
a su altar a Kupala. POR LOS TUMULTOS
Los magi deben compartir uno de los cuatro laborato- Italia no se libra más que cualquier otra parte de Europa
rios comunales, distribución que es campo abonado para de sus interesantes alborotos, agitados entre bastidores por
los conflictos. Los estudiosos se ven obligados, a trabajar las facciones Cainitas competidoras. El rey alemán (y empe-
bajo la celosa mirada de sus colegas. Los experimentos más rador de la Roma católica) Enrique IV gobierna el país a
delicados se quedan en nada tras la intervención accidental distancia, tras haber desbancado al anciano Papa. Celestino
de otros magi o, cuando los ánimos se caldean, al sabotaje III. La revolución se agita al sur de Sicilia, propiciando la
deliberado. En ocasiones, varios experimentos simultáneos brutal represión de las fuerzas de Enrique. Por el momento,
reaccionan mal entre sí, con resultados desastrosos. Varios los Tremere no se inmiscuyen en la política italiana, ante
años antes de entregarle su alma a Kupala, el mago Fascinare cuya complejidad palidecen incluso sus luchas internas.
perdió la capacidad de oír por su oreja derecha cuando En el pasado, Perugia servía de lugar de descanso de
una nube de gas procedente de las tinajas alquímicas de un las intrigas herméticas. La Casa de Tremere dejaba que sus
colega confundió sus sentidos durante un ritual de invoca- conflictos internos se suavizaran bajo un manto de relaja-
ción. Los diablillos aparecieron y le robaron el tímpano. ción y camaradería. Sin embargo, ni las bodegas de Perugia
Los Cainitas de la capilla se resignaron hace tiempo a ce- ni sus patios bañados por el sol les proporciona ningún
derles los laboratorios a los magi mortales y confían en solaz a sus miembros Cainitas. Aunque los magi mortales,
Ceoris para la continua innovación de la Taumaturgia. quienes se reúnen aquí por docenas para huir de los invier-
El Cubil del León carece de celdas y salas de tortura. nos de las capillas norteñas, siguen considerando a Perugia
Meerlinda rara vez, necesita confinar o interrogar a sus ene- una especie de balneario, los vampiros procuran evitarla.
migos. Los enemigos capturados se llevan a los aposentos Si acuden hasta aquí significa que las rivalidades de las
privados de los Cainitas, donde no tardan en ser despacha- facciones han alcanzado su punto de ebullición y les obli-
dos. Esto ha ocurrido sólo en dos ocasiones en las últimas gan a buscar suelo neutral para una confrontación.

Una capilla
tres décadas. Quienes acuden al Cubil del León en busca
de cámaras secretas buscarán en vano. Unas poderosas
defensas impiden que los invitados inesperados entren en
las habitaciones de los Cainitas durante el día. Estos sellos
provocaron comentarios de curiosidad entre los magi mor-
dirigida por novatos
tales cuando fueron instalados por primera vez, pero luego El líder de la capilla, Probitas, es Cainita desde hace
también ellos inscribieron sus propias barreras en sus puer- dos años. Hace uno que recibió permiso de Etrius para

LAS SOMBRAS DE CEORIS 141


conceder el Abrazo, siempre y cuando fuese a alguien que nización. Como reciente converso al vampirismo, com-
él considerara preparado para la transformación. Cuando prende a la perfección el abismo que media entre un mago
uno de sus neonatos se rebeló y amenazó con revelar el poderoso y bien proviso de vis, y un mero practicante de
complot Cainita a los demás magi, Etrius envió a un Cainita la Taumaturgia. Probitas, demasiado vil como para mere-
más experimentado de Ceoris para que le ayudara. Goratrix, cer la atención de Tremere, aún no ha recibido los secre-
ansioso por evitar que Perugia se convierta en otra Viena, tos Taumatúrgicos que contrarrestan la magia hermética,
también envió a varios criados. Sin embargo, los agentes de por lo que no comprende por qué sus señores se mues-
ambos Consejeros Internos son de rango bajo. Perugia no tran tan confiados. Ve a casi todos los mortales que aún
es más que un peón en el tablero de ajedrez de los Tremere. quedan en la casa a lo largo del año (Tosia y su cohorte
Antes de su Abrazo, Probitas sentía su fe cristiana con constituyen una excepción. No abandonan Ceoris para
una vehemencia que bordeaba la santurronería. El caste- supervisar de primera mano los tejemanejes "diabólicos"
llano de Ceoris, Curaferrum, supo aprovechar esa vanidad que allí acontecen). Todos los días recibe a algún mago
e inseguridad y, a lo largo de varios años, logró conven- de visita. Sabe quién es suspicaz y también sabe distinguir
cer a Probitas para que cometiera atrocidades horribles en a aquellos candidatos propicios para el Abrazo. Le pre-
el nombre del estudio de lo oculto, tras lo que accedió de ocupa el conflicto que enfrenta a Goratrix y a Etrius, ya
buena gana a convertirse en Cainita. Al contrario que Etrius, que se teme que sólo conseguirá que uno o el otro come-
Probitas ha renunciado a su antigua fe. Si la noche es tan algún error y revelen la verdad. Por desgracia, Probitas
propicia, se dice que sólo ha descartado una forma estú- carece de la majestad y las habilidades persuasivas de una
pida de ver el mundo, la cual evitaba que actuase como Meerlinda. Bastante tiene con mantener separados a los
debería hacerlo un verdadero mago. Cuando no se siente partidarios locales de ambas facciones.
de tan buen humor, se recrimina el haberse condenado Su chiquillo, Sodalis, ha dedicado toda una vida al
más allá de toda redención. Su principal objetivo como reclutamiento y posterior seducción de jóvenes aprendi-
regente de la capilla consiste en retrasar el inevitable des- zas disolutas. Si bien su aspecto desgreñado y licencioso
cubrimiento de la conspiración Cainita por parte de los y sus ingeniosos comentarios no le habrían granjeado de-
magi mortales de la casa. De todos los Tremere Cainitas, masiadas conquistas fuera de los confines de la capilla, a
Probitas es el que con más claridad prevé las devastadoras lo largo de los siglos ha conseguido atraer a un sorpren-
consecuencias de la escisión con los brujos sin convertir. dente número de lozanas encantadoras. Entre sus anti-
Cree que tanto Etrius como Goratrix se preocupan dema- guos trofeos de alcoba se cuenta Farica, la actual biblio-
siado de la amenaza que suponen los otros Cainitas como tecaria de Viena, y Lignupeda, quien ahora ocupa uno de
para reconocer el grave peligro dentro de su propia orga- los calabozos de la capilla de París. Sodalis, aturdido al

142 LA CASA DE TREMERE


principio por el Abrazo, no tardó en sacarle provecho. ces Abrazados por Frondator por su carácter violento. Cada
Para él, las semanas y meses de seducción habían sido uno pretende ser más astuto y refinado que el otro, pero
siempre más satisfactorias que el mero acto de la consu- en realidad los dos son unos matones sádicos y perezo-
mación. No se arrepiente de la disminución de si poten- sos. Goratrix no tardó en cansarse de su presencia, pero
cia sexual, y disfruta de sus poderes de dominación men- quiso mantenerlos con vida para su posible uso en el fu-
tal. Acata las órdenes de Probitas tan sólo para conseguir turo. Envió a Michel y a Martial a Perugia con órdenes, de
tiempo que dedicar a estas deliciosas nuevas habilidades. evitar que los conservadores se apoderaran del lugar. Se
Sodalis, a quien nunca le preocupó el futuro, no logra pasan el tiempo amenazando a Jean sin demasiadas suti-
imaginare que la transformación de la casa pueda tener lezas y alimentándose de forma indiscriminada de los ha-
repercusiones negativas. Aunque no se opondría al Abra- bitantes de la Ciudad. Merusa, aburrida, juega con ellos,
zo de todos los magos de la casa de inmediato, le parece enfrentándolos entre sí y fingiendo sentir un interés ro-
que la lucha entre las facciones conspiradora y conserva- mántico hacia e