Está en la página 1de 2

ANGEL DEL RAYO AZUL

Dinámica
En el baile del poder,
entre los espejos
de la luz y de la oscuridad,
seguimos la llamada de tu corazón.
Te liberamos de
las ataduras de los engaños.
Escuchamos en la eternidad
el cantar de tu canción.
Oímos la llamada
de tu voz silenciosa.
Céntrate en la luz
del rayo azul,
de la voluntad divina y del poder.
La salvación se acerca.

Sinapsis
Las fuerzas angelicales del primer rayo azul zafiro están regidas por el ARCANGEL
MIGUEL y su complemento divino Lady Faith (confianza), EL ÁNGEL DE LA FE. En
es tipo de fuerzas se trata de legiones de ángeles, que están a disposición del hombre en su
vida cotidiana cuando este las llama.
Los ángeles del rayo azul representan la expresión de la voluntad divina. Bajo la luz azul
arde la llama roja de la voluntad al servicio de Dios. A estos ángeles pertenecen, entre otros:
Ambriel, el ángel de la guarda; Carbriel, el ángel de la pantalla protectora contra
radiaciones o rayos de cualquier tipo; el ángel Florian, un ayudante en la necesidad; los
lares, que son espíritus protectores de la casa; Malchdael. el ángel de la voluntad; Nisroc,
el ángel de la liberación; Ramodiel, el ángel que protege el viaje del alma durante la noche;
Sailiel, el ángel que mitiga el miedo; Tabris, el ángel de la voluntad divina. También los
ángeles de la lucha, de la liberación y de la fe en la victoria de la fuerza divina pertenecen a
las legiones de ángeles del rayo azul zafiro.
Las funciones de estas fuerzas son muy versátiles. Liberan al hombre de posibles enredos, lo
protegen del ataque de demonios, lo vigilan cuando este lo desea durante el sueño, mientras
medita, en los tiempos difíciles, etc. Guían al hombre de manera segura a través de las zonas
oscuras de la vida, rompen viejas estructuras con una fuerza dinámica y viva y hacen sitio
para nuevas.

Las legiones del rayo azul te acompañan y te protegen bajo el mando del arcángel Miguel y
de su complemento divino, el ángel de la fe. Ellos están ahí cuando los llamas, te ofrecen su
protección en momentos en los que te sientes indefenso, en momentos en los que quieres
descansar de los ataques que sufres del reino de los demonios, en momentos de magia negra,
que muchas personas utilizan de forma más o menos consciente. Tú puedes llamarlos. Ellos
te fortalecerán. Con la ayuda de sus espadas de luz azul liberarán a tu alma de sus ataduras.
Te ayudan a libera te de viejos estereotipos.
Los ángeles del rayo azul actúan en el reino espiritual para tu seguridad y en el sentido de la
voluntad divina. Te protegen. Te envuelven en su luz azul, con el fin de que conserves tu
energía en los tiempos difíciles. Los puedes llamar si te encuentras en grupos en los que no
te sientes seguro y protegido. Antes de acostarte puedes pedirles que te protejan mientras
duermes o cuando tu alma realice un viaje. Los puedes llamar para liberarte del abuso de
poder y de condicionamientos. Hay muchas posibilidades de trabajar con ellos. A personas
con funciones que conllevan mucha responsabilidad o que ostentan cargos de poder y en
decisiones que afectan a muchos miembros de un mismo grupo, les ayudan a desempeñar su
labor con el máximo sentido de responsabilidad. Nos apoyan a dirigir circunstancias muy
importantes.
El mensaje de los ángeles del rayo azul zafiro dice: LLÁMANOS. LA VOZ DE TU
SILENCIO DIRIGE LA VERDADERA FUERZA DE LA ACCIÓN.

Ritual
* Ritual de protección y de liberación *

Si quieres proteger un espacio, puedes pedir que se presente el ángel del rayo azul en cada
esquina y en cada entrada de ese espacio. Con sus espadas de luz azul procuran que la
energía en el sentido de manantial divino se conserve en el espacio. En el caso de que una
persona esté enferma, los ángeles del rayo azul pueden ser llamados para que protejan a esa
persona. También en el caso de sueños oscuros y de noches intranquilas sirve de gran ayuda
llamar al ángel del rayo azul. Ellos estarán ahí y tratarán que no ocurra ninguna desgracia o
ninguna injusticia.
Para protegerte y liberarte, también es aconsejable el siguiente ritual:
Tómate tiempo y espacio. Adopta una postura relajada. Cierra los ojos. Respira
profundamente un par de veces. Cuando estés preparado, llama a las legiones del arcángel
Miguel:
«Venid legiones del arcángel Miguel, proteged y custodiad mi desarrollo. Proteged este
espacio. Proteged mi cuerpo, mi mente y mi alma; esta cantando ahora conmigo.»
Cuando tengas la sensación de que los ángeles ya están contigo, entonces comienza con el
ejercicio. Los ángeles se manifiestan de diferentes formas, a través, por ejemplo, de
pequeños centelleos de luz ante tus ojos, que desaparecen rápidamente o por medio de una
sensación de profunda tranquilidad o de alguna señal en el cuerpo, como calor.
Únete a la inmensidad del cielo azul, a la profundidad del agua azul y a la fuerza de tu
espíritu. Imagínate todas las ataduras relacionadas con el pasado y que no tienen lugar en tu
vida. Ataduras de las que te quieres liberar. Ataduras que no te benefician. Se puede tratar
de ataduras familiares, de amistades o relacionan con el trabajo, relaciones con determinados
lugares, etc. Concéntrate en una relación o más de las que te quieras liberar. Cuando estés
preparado, pide a las legiones del arcángel Miguel que actúen:

«Legiones del arcángel Miguel, liberadme, estoy dispuesto, liberadme de mi relación


con ... (nombre). Disponeros a actuar. Liberadme, liberadme, liberadme,Gracias.»

Deja que ocurra lo que ahora ocurra. Confía. Los ángeles del rayo azul son ángeles activos.
Cuando haya finalizado el proceso para ti, da las gracias a los ángeles del rayo azul a tu
manera y continúa con tu vida cotidiana. En ocasiones, el proceso dura más tiempo que el
ritual. Estás en buenas manos. Confía. Las fuerzas del ángel de la fe y del ángel Miguel
están contigo. Cuando los necesites, puedes encender una vela azul y llamarlos

Intereses relacionados