Está en la página 1de 7

introduccion

Los avances tecnológicos en los últimos años han cambiado nuestro mundo de manera
instantánea, sobre todo en campos tales como: la informática y los medios de
comunicación; pero sin duda, el fenómeno que más ha incidido este cambio acelerado
en la manera en la cual se relacionan las personas, son las redes sociales.

Las redes sociales han ocasionado un profundo impacto en la sociedad actual


principalmente en las nuevas generaciones, debido a que ha implantado un nuevo estilo
de relacionarse entre los propios jóvenes. Esto ha llevado a que se adopte un modelo
de comunicación virtual en el cual no es necesaria la presencia física, tanto del emisor
como del receptor, sino que la comunicación se genera a través de chats, video
llamadas, mensajes, entre otros.

Hoy en día, y gracias al rápido desarrollo de las redes sociales, la brecha entre
vida privada y pública es muy fina. Según un estudio del IAB (Interactive Advertising
Bureau), ocho de cada diez internautas utilizan las redes sociales para publicar sus
estados de ánimo, a dónde están viajando, lo que están comiendo o las fotos y vídeos
de sus acontecimientos más importantes.

Por su grado de desarrollo, madurez y formación, los adolescentes son


especialmente sensibles a las percepciones externas y sus capacidades pueden estar
afectadas en función de su edad y de sus vivencias, e incluso reducidas para realizar
con plena solvencia ciertos actos con relevancia jurídica, por la dificultad para
comprender el significado y los efectos de sus acciones.

Actualmente es muy común que los jóvenes accedan a una o varias de las redes
sociales más populares, sin embargo, no siempre serán conscientes de las
consecuencias que de ello se derivan. Así, raramente sabrán que están exponiendo sus
datos personales más íntimos, como sus imágenes, comentarios, ubicaciones, y otros
tantos que luego quedarán almacenados en las bases de datos de la red social al
alcance de muchas personas que pueden utilizar sus datos con fines lícitos o ilícitos,
conductas que pueden ser calificadas de delito en los casos más graves.

En este sentido la investigación estuvo orientada a analizar y presentar el mal


uso que los adolescentes le dan a las redes sociales, y como pueden llegar a riesgos
de acoso, extorsión, cyberbullying, sexting, entre otros problemas que afectan a la
sociedad juvenil.

Planteamiento del problema

Las redes sociales son páginas web que permiten a los individuos interactuar con otras
personas con un interés en común. Tienen su inicio desde hace pocos años y en la
actualidad los estudiantes las utilizan constantemente ocasionando que distraigan su
atención de cualquier otra cosa que tal vez tenga mayor importancia, como estudiar, por
ejemplo.

Redes como Facebook y Twitter son las que forman parte de este fenómeno
imparable que ha logrado influenciarse entre los estudiantes, logrando así que los
mismos pierdan el control total de sus actividades por subir fotos, chat, descargar
música o simplemente mantener un perfil socialmente activo, es decir, los jóvenes de
hoy en día necesitan de estos recursos.

Las redes sociales se han ido poco a poco incorporando en la vida de los seres
humano, de tal modo que se encuentran presentes en casi todos los ámbitos, tanto así
que hasta algunas de las personas que no cuentan con servicio de internet o tecnología
han oído hablar de ellas.

Haro, J. (2010) en su libro Redes sociales para la educación aseguró que no hay
mucho problema en un uso adecuado de las redes sociales, que incluso cambian la
forma de relacionarse en el entorno y pueden convertirse en fuentes didácticas de
aprendizaje y búsqueda de información, una opinión que contrasta un poco de otras.

Arrieta, V. (2014) en su libro Redes peligrosas indicó el riesgo de subir fotos a


internet, la trata de personas, los secuestros de adolescentes y otros temas de
actualidad que ponen en peligro a los jóvenes por el mal uso de las redes sociales. Las
protagonistas de la historia cursan el 4to año de secundaria según la escritora, un
periodo de edad que tanto para Arrieta como para Chomsky se considera el más
vulnerable a caer en estos riesgos.
Chomsky, N. (2012) en su ensayo sobre las redes sociales enfatizó que de
alguna manera la red crea una sensación equivocada de pertenencia y autonomía,
pues al construir relaciones basadas en interacciones digitales, solo se construye una
falsa idea de amistad, superficial y limitada. Además, considera que la objetividad,
neutralidad y sobre todo privacidad de las redes sociales está puesta en duda gracias a
las grandes empresas que dominan el ámbito, trayendo consigo una serie de
gigantescos riesgos para los adolescentes.

Un estudio realizado en 2017 por la agencia especializada en telecomunicaciones de la


ONU reveló que el 80% de los jóvenes en 104 países tienen acceso a internet, es decir,
7 de cada 10 jóvenes están conectados a una red social. A nivel internacional se siguen
realizando este tipo de estudios, más que todo para determinar qué tipos de problemas
de salud mental pueden padecer los adolescentes que pasan su tiempo
mayoritariamente en línea.

En un mundo caracterizado por rápidos cambios tecnológicos y sociales, a los


estudiantes cada vez se les facilitan dispositivos electrónicos de alta gama, los cuales,
por medio del uso de tecnologías de comunicación como el internet, se complementan y
abren paso a las más recientes y relevantes herramientas de socialización creadas esta
última década.

Las redes sociales constituyen una nueva forma de interacción, una nueva puerta que
genera distintas posibilidades en el ámbito de las relaciones personales y profesionales.
Son una poderosa herramienta que puede generar beneficios a la sociedad.

Las causas de la popularidad y el uso de las redes sociales se deben a muchos


factores, lo que es innegable en la actualidad es que representan uno de los pilares
fundamentales de la comunicación, sin embargo, también pueden afectar de manera
directa y negativa el comportamiento e inclusive el rendimiento académico y estudiantil
en los adolescentes por la creación de un ambiente predominante para el ocio.

La normalización del uso de las redes sociales influye en el desarrollo de la


dependencia, en algún momento las prácticas sociales pierden diversión y creatividad,
pasan a ser una obligación psicológica del adolescente que siente la necesidad a
hacerse notar en las redes por causa de un sometimiento a ellas.
El mundo de las redes y de las personas que lo integran proyecta un universo en el que
la vanidad y el alimento del ego parece una constante, el usuario se convierte en
necesitado de atención y comentarios que fomenten su autoestima, el amor propio del
adolescente se convierte en algo que exige la opinión externa antes que la que
garantice su propio bienestar.

La adolescencia es uno de los periodos más vulnerables de la vida, la falta de


formación sobre el uso positivo de las redes y los peligros que estas acarrean
aumentan las posibilidades de ser presa de alguno de los riesgos.

Distintos factores de dificultades personales, por ejemplo, barreras en el plano de las


habilidades sociales, pueden hacer que una persona se sienta aparentemente más
cómoda a relacionarse a través de internet.

Cuando las personas reducen su universo al filtro constante de las redes sociales,
desplazando los vínculos presenciales a un segundo plano, este tipo de medio de
comunicación puede acarrear consigo un riesgo importante con ciertas patologías. La
adicción es un hecho real que produce mucho sufrimiento a quien la padece. Una
realidad que requiere un tratamiento integral y especial.

La tendencia de vivir pegado a una pantalla altera el ritmo de vida en factores tan
esenciales como los hábitos del sueño y el descanso, la costumbre de revisar las redes
por la noche atrasa la hora y genera la pérdida de tiempo.

Es de recalcar que otra de las consecuencias de la adicción o el simple uso de las


redes sociales es la falta de cuidado de la privacidad, los adolescentes pierden el
control de aquella información que comparten de sí mismos, es decir, no se dan
cuentan de la cantidad de datos de su propia vida que facilitan a los demás generando
problemas como suplantación de identidad, relaciones ficticias con depredadores
sexuales, modificaciones de contenido, etc.…

Es de hacer notar que ha surgido como otra consecuencia del cada vez más amplio uso
de las redes sociales, una serie de problemas, tales como: El grooming que es una
práctica en la que un adulto por medio de redes sociales manifiesta conductas y
acciones con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad y poder abusar
sexualmente de él, el sexting que podría definirse como el envío de mensajes sexuales,
eróticos o pornográficos con contenido multimedia por medio de las redes y el
ciberbullying que describe cuando un individuo es amenazado, molestado, acosado,
humillado y abusado por otro en las redes.

La extorsión y juegos que fomentan el suicidio también son comunes en las redes
sociales, se trata de una forma de manipular a los menores al sometimiento e incluso a
la realización de hábitos que creen comunes.

Otras posibles afectaciones hacia los estudiantes son

1. Déficit en las actividades escolares. El pasar tanto tiempo conectado en las redes
sociales, hace que los jóvenes se desconecten de la realidad y solo se concentren en lo
que ocurre en su teléfono o computadora, dejando de lado toda actividad, en especial
los estudios, ocasionando una baja de notas con un comportamiento desinteresado en
sus actividades estudiantiles.

2. Aislamiento. El joven se centra tanto en las notificaciones y comentarios de las


redes que llega hasta el punto de alejarse de su familia y amigos, a menos que hablen
por teléfono. Ya no le dan importancia a las reuniones familiares y prefieren permanecer
más tiempo encerrados en sus habitaciones en compañía de un equipo electrónico que
le permita el acceso a las redes sociales.

¿Cuáles son los usos que los estudiantes del 4to año de la unidad educativa Nuestra
Señora De La Consolación le dan a las redes sociales?
JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTICACIÓN

Las redes sociales son un medio de comunicación utilizado por muchas personas, en
general por los jóvenes, encontrando un motivo más para utilizar el internet. Estas
redes empezaron a surgir durante los años 2001 y 2002 teniendo un gran impacto en
los adolescentes de esa época; teóricamente les sirve para obtener una comunicación
continua con sus amigos o incluso aspectos escolares. Si bien es cierto, las redes
sociales consumen cierto tiempo útil para los estudiantes ya que el éxito de las redes
sociales radica principalmente en que han venido a concentrar las herramientas que
antes se encontraban dispersas, como lo son el correo electrónico, los blogs, las webs
de consultas, el chat y hasta el compartir imágenes y videos de forma fácil y rápida.

Hoy en día las redes sociales han tenido gran auge y son de uso diario y prácticamente
necesario para la mayoría de personas que tienen acceso a internet. Al ser las redes
sociales tan comunes ya son parte del diario vivir, por lo que el uso abusivo no ha
permitido tener en cuenta los posibles efectos negativos que pueden acarrear.

El cómo afectan las redes sociales el rendimiento académico de los estudiantes es el


cuestionamiento que surge en estos tiempos, y es que las redes sociales aparte de ser
utilizadas como una fuente investigativa, también suelen ser una adicción en muchos
estudiantes que se torna negativa ya que por medio de esta pueden hacer sentir mal a
otras personas y hasta provocar problemas innecesarios.

Se intenta generar conciencia en los adolescentes, padres y la comunidad educativa,


sobre el buen uso de las redes sociales, no solo por las consecuencias de índole
personal y familiar, también por las consecuencias sociales derivadas y que ponen en
riesgo la vida de los adolescentes al incrementarse el número de casos de jóvenes
abusados entre otras cosas.
Por eso se hace preponderante enmarcar la investigación en la importancia de fomentar
a través de todas las estrategias posibles la influencia del uso de las redes sociales
para comprender la conducta de los estudiantes en el aspecto académico, y manejarlo
como un problema social, que afecta a toda la comunidad en general, ya que aqueja a
los jóvenes, la familia y las comunidades. Es necesario hacer hincapié en garantizar la
ejecución de los programas y medidas de prevención a través de las aulas de clase,
orientación familiar y por medio del desarrollo de proyectos investigativos de manera
permanente con supervisión constante en su ejecución.

Se busca la solución de un problema de interés social que posee relevancia porque


beneficiará a jóvenes que comienzan su vida en todos los órdenes: pre profesional y
social, pero, además, los informará de las grandes afectaciones que para su salud
mental y física ocasiona el uso abusivo de las redes sociales en su formación.

Utilizando los resultados obtenidos se pueden implementar de manera innovadora


estrategias educativas que favorezcan la buena utilización de las redes sociales en la
formación de los jóvenes estudiantes del colegio, y por consiguiente evitar que los
adolescentes vivan un mal momento en sus vidas, buscando con esto, contribuir a
mejorar la calidad y estilos de vida de los adolescentes

Es necesario, además, constituir un aporte teórico a las investigaciones futuras


que puedan realizarse tanto en el país como fuera de él.