Está en la página 1de 3

Aprender fotografía (II)

En esta segunda parte vamos a entrar ya en lo que es manejar nuestra máquina de


captar momentos. Principalmente hay 3 ajustes que son básicos a la hora de sacar una foto. La
velocidad, la apertura del diafragma y la ISO.

Funcionamiento de la cámara
Primero tengo que explicar un poquito cómo funciona la cámara. Mucha gente ya lo
sabrá porque lo explican mucho, en muchos lados. Primero la luz que entra por el objetivo se
refleja en un espejo, él que a su vez desvía los rayos de luz a un prisma. Al mirar por el ocular
nosotros vemos la imagen que sale del prisma. Bien, ahora a la hora de pulsar el botón de
disparar el espejo de nuestra cámara se levanta y deja pasar la imagen al sensor que hay
detrás. Este recoge la imagen (la luz) que le llega hasta que el espejo se vuelve a poner otra vez
en su sitio. En ese periodo de tiempo, mientras el espejo esta levantado, toda la luz recogida
por el sensor se mostrará en la fotografía que acabamos de sacar.

El sensor de nuestras cámaras es como un lienzo en blanco. La luz le llega y lo pinta.


Los megapíxeles famosos es la cantidad de pixeles que tiene nuestro sensor. Es decir: seguro
que cuando has hecho mucho zoom en una imagen has llego al punto de decir “mira, se ven
los pixeles” aquellos puntitos de colores. Una imagen está compuesta por muchísimos puntitos
de colores. Imaginaros que cada puntito es un folio. El sensor está formado por millones de
escáneres minúsculos que escanean la cantidad de luz que les llega y el color. Luego lo
imprime en un folio puntito a puntito, así mostrándonos la imagen. Eso es nuestro sensor: un
lienzo en blanco.

La óptica de cada cámara son las lentes que direcciona la luz que le llega hacia el
espejo/sensor. Lógicamente dependiendo de su construcción, calidad, estructura, lentes podrá
recibir más luz o menos, llegar a recibir la luz de sitios más lejanos o poder enfocar a distancias
más cercanas.

Velocidad
La velocidad es básicamente el tiempo que dejamos a nuestro sensor que reciba luz.
También llamado tiempo de exposición, como antes hemos explicado la si necesitamos una
fotografía rápida, de un coche de la Formula 1, necesitaremos mucha velocidad por lo tanto
poco tiempo de exposición. También cuanto más rápida sea la foto menos luz llegará al sensor
por lo tanto más oscura saldrá la foto. Aquí os dejo una escala de velocidades.

1" ½ ¼ 1/8 15 30 60 125 250 500 1000 2000

+ luz más lento< > más rápido - luz

Las velocidades en negrita suelen ser las más comunes, ya que a luz de día
en principio no necesitaríamos más. En el interior de una habitación con luz
artificial entre 1/60 segundos y 1/125 segundos. Un día de mucha nieve se puede
llegar a disparar hasta a 1/4000.

Este parámetro no suele afectar a la calidad de la foto, salvo a velocidades


bajas, la trepidación de la cámara nos devolverá unas tomas movidas.

Diafragma
La focal, el diafragma, son dos conceptos estrechamente relacionados. Las cámaras
réflex tienen un dispositivo de filtración de la luz. Esta herramienta se llama diafragma. Tiene
varias posiciones y en cada una deja pasar una cantidad determinada de luz. Abierto del todo
la foto será muy luminosa. Cuanto más cerrado menos luz tendremos y más oscura saldrá la
foto lógicamente. Pensareis que para que este dispositivo si ya tenemos la velocidad. Bien,
este dispositivo tiene una segunda utilidad: la profundidad de campo.

Para explicaros esto tengo que poner un ejemplo bastante ridículo. La mayoría de las
personas miopes, cuando no ven algo a lo lejos suelen cerrar los ojos, pero no del todo. Seguro
que lo habéis visto. Todos hemos tenido un compañero en clase que no veía la pizarra y se
esforzaba medio cerrando los ojos. O quizás vosotros mismos. Bien, al cerrar los ojos se
aumenta la distancia de enfoque. De allí que el instinto humano tienda a hacer ese gesto
cuando ve desenfocado algo. A la hora del diafragma es lo mismo, cuanto más cerramos,
aumenta la distancia de enfoque.
Otro ejemplo fácil, poneros en situación: queremos sacar una foto a una pared dónde
hay un grafiti y solo nos interesa sacar el grafiti pero también que se vea toda la pared.
Queremos que el fondo de la fotografía no distraiga la mirada a la hora de ver la foto. Lo que
tenemos que hacer es desenfocar el fondo y enfocar nuestro dibujo/texto. ¿Cómo hacerlo?
Abriendo el diafragma para que la profundidad de campo o distancia de enfoque sea muy
pequeña; de esta forma solo enfocará el grafiti y lo demás quedará borroso.

Fotografía con diafragma muy cerrado Fotografía con diafragma muy abierto

ISO
O sensibilidad del sensor, es el tercer parámetro del que depende la luz en una
fotografía. Esto es más fácil que la velocidad o el diafragma. Solo consiste en el siguiente
concepto. Cuanta más ISO más luz. Lo que hace es hacer más sensible el sensor de la cámara y
de esta manera con la misma luz la fotografía saldrá más iluminada. El problema de esta
herramienta es que al aumentarlo la toma incrementa el ruido. El ruido es gran cantidad de
granos o puntitos en la fotografía, ensuciando nuestro momento. En la Wikipedia explica
mejor lo que es y los tipos que hay. La ISO más común es 100 y 200. Se puede llegar hasta ISOs
de 1600, o Hi1. Una cámara profesional es capaz de sacar fotos a 800 o 1600 de ISO y tener
muy poco ruido, en cambio una réflex amateur a 400 de ISO ya se aprecia bastante ruido.

Alin Oancea