Está en la página 1de 2

SR.

DIRECTOR.
Santiago de Chile , 12 marzo 2010.-

La ORGANIZACIÓN DE MILITARES DEMOCRATICOS DE CHILE,


“OMIDECHI”, a los chilenos aclara..:

1.-ACEPCION, Según la Academia, es el significado en que se toma una


palabra o frase, la pluralidad de las acepciones se designa en
lingüística POLISEMIA. ( varios significados a una misma palabra ).

2.-ACIROLOGIA.: Es una figura que se comete “cuando alguna dicción


se pone impropiamente de lo que significa”.

3.-NUMERO.: Es un accidente gramatical que tiene aplicación a todas


las partes variables y que nos sirve para indicar si un vocablo se refiere
a una sola persona o cosa o a más de una.

Hay otras imperfecciones gramaticales como que el subfijo “ais” , lo


mismo que “vosotros”( ej. “juráis” ) es un “tuteo”, una vulgaridad y
signo de mucha confianza y menosprecio con la persona a la que va
dirigida, más que subirle el “pelo” y solemnizar el evento mediante el
texto, definitivamente se trivializa y vulgariza.

Por tanto…: En el momento de tomar el juramente al presidente NO SE


DEBE DECIR….”JURAIS O PROMETEIS…..” por que en ambas se
incurre en el defecto numeral, esto es se esta solicitando juramento a
varias personas y no a una, y esta persona este envestida de dignidad y
autoridad por lo que no se le debe vulgarizar y tratar con confianza.

Pero tampoco se debe usar cuando el presidente toma juramento


colectivo a sus Ministros, porque si bien es cierto que coincide en el
numeral por tratarse de más de una persona, no es acertado su uso por
tratarlos a todos ellos de manera vulgar y en desacuerdo con su
dignidad.

En un español moderno se debe decir…” JURA O


PROMETE…”…”JURAN O PROMETEN”..

Podrá estar en la constitución y por lo tanto ser legal, pero es


gramaticalmente hablando, un error, QUE HEMOS REPETIDO DESDE
HACE 200 AÑOS.
Si vamos a mejorar la educación, empecemos por la Constitución.

Agradeceremos su publicación
Atte.

MARIO A. DE LA FUENTE FERNANDEZ


Escritor, Teniente de Carabineros ® de Chile
PRESIDENTE DE OMIDECHI.
ANTECEDENTES:
a.-La difusión en francés del sufijo -ais (< ése < -ensis) se debió a su carácter
productivo: se utilizó únicamente para formar derivados de nombres de lugar y de
países; en tal sentido, muy a finales del siglo XIX aún podía reemplazar a otros
patronímicos (basquais aparecía en vez de basque) ( gentilicios para las personas del
país vasco )

Kr. Nyrop, Grammaire historique de la langue française. Copenhague, 1908, t. III


(166, p. 92).
b.-El nivel de desarrollo de las herramientas y recursos de Procesamiento del Lenguaje
Natural depende fuertemente del idioma de que se trate. El inglés es, sin duda, el
idioma que cuenta con más herramientas. El portugués y el español, aunque tienen un
largo camino por recorrer, cuentan ya con diccionarios electrónicos, herramientas de
lematización y/o stemming, etc. En cuanto al gallego, está casi todo por hacer, aunque
hay equipos de investigación en la Universidade de Vigo
(http://webs.uvigo.es/sli/) y en el Centro Ramón Piñeiro para a Investigación en
Humanidades (http://www.cirp.es/) trabajando en distintos frentes. También, desde el
año 2002, investigadores en Filoloxía Galego-Portuguesa e Informática
(http://rosalia.dc.fi.udc.es/lbd) de la Universidade da Coruña están trabajando en el
desarrollo de herramientas y recursos de recuperación de textos para el gallego.

Algoritmo de stemming para el gallego ( para el sistema computacional de


preservación de la lengua gallega )
El algoritmo de stemming para el gallego está construido por reglas, tantas como
sufijos existen en dicha lengua. Cuando una palabra debe ser reducida a su raíz, el
algoritmo comprueba qué regla debe aplicarse, teniendo en cuenta sus sufijos. Para la
construcción de estas reglas han seguido la Gramática da Lingua Galega (vol. II, III)
(Freixeiro, 1999, 2000) y el Vocabulario Ortográfico da Lengua Galega (VOLGA)
(http://www.linuxgalicia.org/diccionario/volga_revisado.zip )

Etapa 1. Reducción de desinencias de plural. En esta etapa sólo se comprueban las


palabras terminadas en –s, verificando si el vocablo acaba en alguna de las
terminaciones de alguna regla, cambiando el sufijo por el indicado cuando
corresponda. En el caso del morfema –s, este es simplemente eliminado. Así, si el
término original es normais, el algoritmo cambia –ais por –al, produciendo la forma
singular de la palabra (normal), que será posteriormente tratada a través de reglas de
otras etapas.