Está en la página 1de 9

El currículum educativo es la pieza clave de la metodología

didáctica de cualquier profesor, pues permite disponer de una guía


práctica que se debe seguir a lo largo de todo el curso escolar. Se elabora
un currículum de educación por cada etapa o año, desde Primaria hasta
Bachillerato, pasando por la ESO (Educación Secundaria Obligatoria). A su
vez, en las universidades y centros de formación profesional también es
habitual que se recurra a este útil instrumento, si bien solo se encuentra
regulado por ley en la formación que se imparte desde los 3 hasta los 18
años. Aunque el currículum educativo no es un Curriculum Vitae
propiamente dicho, es muy importante para todas aquellas personas que
busquen trabajo como docente.
A su vez, el currículum educativo puede ser de varios tipos, en función
de su utilidad específica y los objetivos que se pretenden obtener con su
utilización. A continuación, te contamos qué peculiaridades tiene cada tipo
de currículum educativo.

Alexander Raths || Shutterstock

El currículum oficial
Se basa en los fundamentos del sistema educativo vigente, que,
mediante leyes y reales decretos, establece los contenidos mínimos que
deben ser asimilados por los alumnos durante la etapa de la educación que
se considera básica en España.
Aunque sirve como una importante base sobre la que los maestros y
profesores elaborarán después su programa y toda su unidad didáctica,
permite cierta flexibilidad a la hora de seleccionar los diferentes tipos de
contenido, su orden y su tratamiento en el aula.

El currículum operacional
Se encuentra estrechamente relacionado con la estructura del currículum
educativo oficial, pero en este caso se centra en la parte más práctica de
la asignatura en cuestión. Su función es la de trasladar todos los conceptos
y toda la teoría incluida en el currículum oficial a la práctica.
Así, se incluyen en el una serie de tareas, actividades, ejercicios o
talleres que tendrán siempre el objetivo de facilitar al alumnado la
asimilación de los contenidos. Al mismo tiempo, todas estas acciones
contempladas en el currículum operacional podrán ser evaluadas, de tal
forma que serán parte de la calificación que el alumno obtenga al terminar el
curso.

En este punto de la metodología didáctica juegan un papel muy


importante las nuevas tecnologías, pues permiten un número mucho
mayor de posibilidades prácticas en la clase y también son mucho más
eficaces a la hora de conectar al estudiante con los conocimientos
impartidos.
gpointstudio || Shutterstock

El currículum oculto
Se trata de las normas institucionales o los valores del centro
educativo en el que se desarrolla la formación. Pueden ser valores
ampliamente compartidos y reconocidos por todos (también por los alumnos
y los padres de los alumnos), o más bien internos, es decir, que solo sean
los profesionales del centro los que reconozcan y sigan estas normas o
valores, y traten de aplicarlos también en el aula.
Algunos de estos valores o normas tienen que ver con la autoridad, con la
conducta, con la raza, el género o las clases sociales.

El currículum nulo
Se incluyen en el currículum nulo todos aquellos temas de estudio o
contenidos que no se consideran tan relevantes y que no se prevé
enseñar a los alumnos, ni tampoco que formen parte de las evaluaciones.
El principal valor del currículum nulo es el organizativo, pues con él se
tiene constancia de lo que se deja fuera y lo que se incluye en el programa.

El extra currículum
Son todos aquellos contenidos o actividades que se han planeado
impartir a lo largo del curso, aunque no formen parte del currículum
oficial. Por tanto, el contenido de este tipo de currículum es opcional y
voluntario, y está vinculado a los intereses del alumnado o incluso a los del
propio profesor.
En este sentido, hay que recordar que el currículum oficial solo establece la
materia mínima a evaluar por parte del profesorado, y por tanto a ella se
pueden sumar otro tipo de contenidos que se consideren también
interesantes.
3.
Cada cuánto se realiza la evaluación del currículo? La evaluación es permanente y sistemática, se
recomienda que por lo menos dos veces en el periodo de vigencia del Registro Calificado, puede
incrementarse el número de acuerdo a las necesidades particulares del programa. 5. ¿Cómo se
realiza la evaluación del currículo? El proceso de evaluación de currículo se centra en el gráfico 2.
Gráfico 2: Proceso de Evaluación del currículo. En cuanto a la evaluación curricular hay varios
métodos utilizados como lo son: