Está en la página 1de 3

Cómo dejar de discutir y empezar a

resolver tus problemas de pareja

11 NOV

Es habitual que nos preocupe mucho más el cómo evitar una discusión,
que cultivar el arte de conversar con nuestra pareja. Y cuando surgen
losproblemas de pareja, es también normal que olvidemos cómo
lograr una verdadera conexión a través del diálogo, porque sentimos
que nada de lo que podamos decir va a mejorar la situación. En ese
momento, cualquier tipo de acuerdo se ve bastante lejano.
¿Por qué olvidamos algo que parece tan sencillo y que a la vez podría
darnos la llave para una unión sólida en nuestro matrimonio o relación
de pareja? Quisiera compartir contigo en este artículo, algunas técnicas
y reflexiones para que agregues una herramienta muy valiosa que logre
mejorar “al triple” la conexión que tienes con tu pareja.Usé la expresión
“al triple”, como una forma de expresar una mejora importante en algo
que no puede cuantificarse en números, pero que si
puedes cualificar en términos de bienestar emocional en tu relación.
Cuando comienzo este artículo, hablo de que muchas parejas, cuando
atraviesan una crisis solo se centran en cómo evitar las discusiones,
pero no en cómo mejorar su diálogo, es decir, no logran entablar
conversaciones enriquecedoras, de calidad.
En definitiva, ¿Qué es conversar? Comúnmente se define una
conversación como un diálogo entre dos o más personas. Se establece
una comunicación a través del lenguaje hablado y está condicionado
por el contexto. Podemos añadir aquí, para que nuestra definición
resulte más útil, que conversar no significa simplemente hablar “de
algo”. Deberíamos agregar entonces que para lograr una conversación
enriquecedora tenemos que tener un diálogo comprensivo, donde
prestamos nuestra plena atención al otro.
Con esto en mente, tenemos que considerar que si una pareja no
conversa, no quiere decir necesariamente que no se hablan, sino que no
tienen un diálogo donde se comprendan mutuamente.
Para conseguir una conversación enriquecedora y de calidad con
nuestro esposo o esposa, convendría que entendiéramos primero esto:
¡La gran mayoría de las personas solo están interesadas en sus propios
problemas! Piensa que la mayor parte del tiempo estamos pendientes
de nuestro propio sufrimiento, nuestras propias frustraciones, nuestras
propias alegría y logros. Pocas veces nos detenemos a pensar en lo que
quiere o necesita el otro. Es por eso que no resulta demasiado
sorprendente notar que muchas parejas no logran establecer
momentos valiosos, donde una conversación sincera los acerque a un
nivel más profundo.
Te propongo a que uses La Conversación como una herramienta para
fortalecer tu relación y la conviertas en un medio para dar
amor. Cuando conversamos y entregamos nuestra total atención
estamos dando nuestro tiempo, que es lo más valioso que tenemos y
nuestro principal activo. El tiempo no se puede guardar, no se puede
ahorrar. El tiempo se puede invertir, y si decides invertir tu tiempo
escuchando a tu pareja, estas dando de tu propia vida. Por esta razón
tenemos que enfocarnos 100% en nuestra pareja y no conversar
mientras hacemos actividades como, por ejemplo, ver televisión.
Cuando prestamos total atención en el otro mientras hacemos algo
juntos, estamos creando lazos potentes que permitirán que una crisis
de pareja pueda ser superada con éxito. Imagina que comparten un
paseo juntos por algún lugar que este rodeado de vegetación, un lugar
muy agradable. Este es un momento ideal para compartir y conversar,
pero fíjate que cuando prestas genuino interés entonces recibirás de
vuelta lo mismo: el amor e interés de tu pareja.
Por eso tienes que tener en cuenta que nunca es tan importante
el quéhacemos juntos, sino el cómo. La actividad que
realizamos entonces, se convierte en el vehículo por el que se
manifiesta nuestro amor e interés.
Un sabio de la antigua Grecia, Cleóbulo de Lindos, dijo: “Hablad
poco y escuchad mucho”. Esa es precisamente la clave. Cuando no
tenemos una conversación de calidad sólo nos preocupamos de lo
que queremos que decir, “de nuestros problemas”. En cambio, una
conversación de alta calidad, que puede enriquecer nuestra
relación, tiene puesta su prioridad en lo que oímos.
Te animo a que practique el hábito de escuchar para conseguir una real
conexión espiritual con tu pareja. Ya hablaremos más sobre el tema de
escuchar en otro artículo. Si compartir tu experiencia por favor, deja tu
comentario!

http://crisisdepareja.wordpress.com/