Está en la página 1de 13

Los principios del Sistema Stanislavski

Constantin Stanislavsky, actor y director ruso, fue el primero en articular de


forma sistemática un método de actuación realista.

Guido SirnaFollow
Oct 7, 2014
Konstantín Stanislavski (1863 — 1938) fue actor, director escénico y
pedagogo teatral. Fue el primero en articular de forma sistemática un método
de actuación realista, llamado “Sistema Stanislavski”.

El método es el resultado de muchos años de esfuerzo para determinar cómo


una persona puede controlar el rendimiento en los aspectos más intangibles e
incontrolables del comportamiento humano, tales como las emociones y la
inspiración artística.
Sentido de verdad
Diferenciar entre lo orgánico y lo artificial. Stanislavski creía que existen leyes
naturales de la actuación que se deben seguir.

Relajación
Eliminación de la tensión física y relajación de los músculos mientras se hacen
las presentaciones

Concentración
Descubrir la base sensorial del trabajo; aprender a memorizar y recordar
sensaciones, comúnmente llamada “memoria sensorial” y/o “memoria
afectiva”; aprendiendo a trabajar desde pequeñas sensaciones,
expandiéndola, técnica llamada por Stanislavski “esferas de atención”.

Stanislavski diferenciaba entre la atención o concentración “interna” y la


“externa”. La atención externa estaba dirigida a los objetos materiales fuera
del actor, y la atención interna en el imaginario creado por el actor. También
hacía una distinción entre “atención emocional” y “atención intelectual”:
Luego de observar intelectual (o analíticamente) un objeto, el actor necesita
crear circunstancias imaginarias alrededor de él para emocionalizar al objeto,
poniendo en marcha el aparato creativo.

Comunicación y contacto
Sin violar el contenido del libreto desarrollar la habilidad de interactuar con
otros personajes espontáneamente.

Unidades y objetivos
Aprender a dividir el papel o rol en unidades sensibles que puedan ser
trabajadas individualmente. Desarrollar la habilidad de definir cada unidad del
rol, por un deseo activo de objetivos, en lugar de una mera idea literaria

Trabajar con el texto del libreto


Desarrollando la habilidad de descubrir el sentido social, político y artístico del
texto, y viendo que esas ideas están contenidas en la actuación.
Para Stanislavski, el conocimiento del contexto añade textura y riqueza a la
acción. Conociendo el momento social, político o económico, e incluyendo
esas ideas en la interpretación, los espectadores empatizan con aquello que
motiva el comportamiento, las emociones y los pensamientos del personaje.

Lógica y credibilidad
Descubrir cómo es verdadero que la suma de objetivos combinados son
consistentes y coherentes, y que ellos se encuentran en línea con el libreto
como un todo.

Cuando los objetivos se encadenan juntos en una forma lógica y coherente, se


traza una línea de acción y un rumbo claros para el personaje. Esto era
importante para crear un sentido de totalidad o completitud. Por ejemplo, el
objetivo final de un personaje podría ser recuperar el amor de su amada. Para
poder lograrlo, tendría que completar objetivos menores sucesivos como
seducirla, complacerla, provocarla y excitarla. Estos objetivos, puestos en
perspectiva, descubren el objetivo principal, la línea de acción lógica y
coherente por la cual pasó el personaje.

Estado mental creativo


Es una culminación automática de todos los pasos previos.

Es importante mencionar que Stanislavski buscó constantemente nuevos


puntos de vista, con el fin de encontrar siempre formas de interpretación más
eficientes para el actor. Nunca se ató a sus ideas. Este es uno de los motivos
por los cuales se resistió a publicar su obra por un largo tiempo.