Está en la página 1de 2

ESTADO DE A MATERIA

La materia se presenta en tres estados o formas de


agregación: sólido, líquido y gaseoso.
Dadas las condiciones existentes en la superficie terrestre, sólo algunas
sustancias pueden hallarse de modo natural en los tres estados, tal es el caso del
agua.
La mayoría de sustancias se presentan en un estado concreto. Así, los metales o
las sustancias que constituyen los minerales se encuentran en estado sólido y el
oxígeno o el CO2 en estado gaseoso:

 Los sólidos: Tienen forma y volumen constantes. Se caracterizan por la


rigidez y regularidad de sus estructuras.

 Los líquidos: No tienen forma fija pero sí volumen. La variabilidad de forma


y el presentar unas propiedades muy específicas son características de los
líquidos.

 Los gases: No tienen forma ni volumen fijos. En ellos es muy característica


la gran variación de volumen que experimentan al cambiar las condiciones
de temperatura y presión.

LAS TRANSFORMACIONES

Son aquellas en donde las sustancias que intervienen no presentan


cambios, siendo el peso inicial de la materia idéntica al peso final. Por
ejemplo, la construcción de una mesa de madera a partir del tronco de un
árbol o la rotura de un vidrio en varios fragmentos tras un golpe o caída. En
efecto, tanto la madera como el vidrio conservan la misma estructura
molecular a pesar de haber sido transformadas.
SOLUCIONES
Son transformaciones físicas en donde una sustancia (soluto) es disuelta en
otra (disolvente). Si a un recipiente con agua se le agrega una cucharada de
sal común, las moléculas de cloruro de sodio se dispersan mezclándose con
las moléculas del agua. El producto obtenido es una solución salina, donde
la sal es el soluto y el agua el solvente. Por lo tanto:

solvente + soluto = solución

Los solutos pueden ser sólidos como la sal, líquidos como el alcohol o
gaseosos como el dióxido de carbono (soda, bebidas gaseosas).

DESTILACIÓN
Es una transformación física que consiste en separar, dentro de una
solución, el soluto del solvente. En el ejemplo anterior, si se calienta la
solución salina hasta llegar al punto de ebullición, se produce vapor de
agua. Mediante un dispositivo como el de la figura, se hace pasar el vapor
por una corriente de agua fría para que se transforme en un líquido que
puede ser recuperado en otro recipiente. Ese líquido es el agua (solvente)
que formaba parte de la solución salina. En el primer recipiente queda
solamente el soluto (cloruro de sodio o sal común).
Debe notarse que en un cambio o transformación física, los materiales que
interactúan entre sí continúan siendo los mismos, por lo que no hay
producción de elementos diferentes. Tan solo varían sus formas, sus
proporciones o los estados de agregación de la materia. Son ejemplos de
transformaciones físicas las soluciones y la destilación, la elasticidad, la
condensación, la caída libre, la fusión y la trituración, entre otros.