Está en la página 1de 4

Aclaraciones preliminares.

Este caso se desprende de un estudio particular, en donde una de las integrantes del grupo
es colaboradora voluntaria. El Estudio hace un seguimiento (investigación cualitativa) a un
paciente con diagnóstico de Depresión Mayor. El estudio inicia con el registro en el diario
de campo el Día 11 de Enero de 2018, y se pretende prolongar hasta Diciembre del 2020.

El objetivo del estudio del cual se extrae el caso, es comprender la depresión desde la
perspectiva del paciente que la sufre.

Nota: Durante el lapso arriba mencionado, el paciente, dada su condición, se ha negado en


ocasiones a realizar el reporte, situación que hemos respetado y comprendido, por tanto
existen algunas semanas en vacío en el diario. En cuanto el paciente ha mostrado
nuevamente interés en el estudio se ha retomado el registro en el diario de campo.

Hace un poco más de 100 días se le ha dotado al paciente de un herramienta tecnológica,


(aplicación para android) desde la cual él mismo ha podido registrar sus estados de ánimo
(contamos con dichos registros).

El paciente ha aceptado colaborar en el estudio por la necesidad de comprender su


trastorno. Su único requerimiento ha sido total privacidad (llevada a su máxima expresión)

Dado que la voluntaria, estudiante de psicología del Politécnico GranColombiano, no está


aún graduada, su participación se reduce a registrar el reporte del paciente sin intervenirlo.

Dada la longitud del tiempo de observación y registro, disponemos de un amplio material de


campo, que se aproxima ya a los dos años.

El Estudio de Caso
Paciente diagnosticado con Depresión Mayor Endógena, por parte de su psiquiatra tratante
miembro de la Asociación Colombiana de Psiquiatría.

Presenta un segundo episodio de depresión, diagnosticado el 11 de Octubre de 2016 y


en tratamiento desde entonces con 50 mg (hoy ya 100 mg, con pretendidos incrementos
semestrales de 50mg, hasta una dosis máxima de 400 mg) de Sertralina en las mañanas y
50 mg de Trazodona en las noches. Por tanto para la fecha en que se inicia la observación
el paciente lleva 15 meses de tratamiento psiquiátrico con su respectiva psicoterapia
asociada por el mismo tiempo y aportada por el psiquiatra tratante.

Recibió el mismo tratamiento durante el primer episodio, que se prolongó durante tres
años (Octubre de 2009 a Octubre de 2011). A partir de Noviembre de 2011 su psiquiatra
ordenó disminución gradual de la medicación. Para Febrero de 2012 el paciente se hallaba
sin medicación y sin presentar signo o síntoma alguno de depresión, sintiéndose totalmente
recuperado y con la seguridad (a pesar de las advertencias de su médico, en relación a la
cronicidad de éste trastorno) que éste episodio sería el primero y último de depresión en
su vida.

Sin embargo transcurridos casi 5 años el paciente empieza a sentir nuevamente los
síntomas ( ya conocidos) de depresión. Ésta vez amparado por una buena psicoeducación
aportada por su psiquiatra, acude casi de inmediato en su búsqueda y ayuda.

Le es diagnosticado entonces, un segundo episodio de depresión y se inicia tratamiento de


inmediato.

Los signos y síntomas

Fase crítica inicial


El paciente presenta en la fase inicial del episodio depresivo los siguientes síntomas:

A nivel físico
Temblor muy notorio en las manos, ataques de ansiedad varias veces en el día, con sus
correspondientes síntomas como sudoración en manos y pies, aceleración del ritmo
cardiaco, sensación de ahogo, insomnio de conciliación (es una de las razones para la
prescripción del Trazodone o Trazodona) insomnio de mantenimiento, pesadillas, mareos,
deseo de comer compulsivamente dulce, estreñimiento severo y crónico, contracturas
musculares en cuello y hombros principalmente.
Fuertes oleadas de calor, que lo llevan a pasar la noche frente a la ventana abierta, con
temperaturas promedio de 8 grados.

A nivel cognitivo
Pérdida casi total de la concentración y la atención, graves dificultades de memoria, muy
baja (casi ninguna) capacidad de aprendizaje, articulación lenta del lenguaje hablado,
dificultad con el lenguaje escrito (en parte atribuido al temblor de las manos), en cuanto a la
percepción presenta hiperestesia en todos sus sentidos, (con la consecuente irritabilidad
por los sonidos, molestia frente a la luz, dolor ante contacto suave, dificultad para comer por
la intensidad de los sabores, molestia por los olores). Dificultad para diferenciar su lado
izquierdo y derecho (usa su argolla de matrimonio para saber cuál es su lado derecho)

A nivel afectivo
Curiosamente este paciente reporta “tener una depresión que no lo deprime” es decir no
experimenta tristeza aguda, ni periodos de llanto. Sin embargo la ideación suicida es fuerte
y permanente. Se aísla socialmente, no debido a fobia social, sino a la confusión mental
que le producen las aglomeraciones. No manifiesta apego por la vida y expresa que su
deseo más profundo es una muerte rápida e indolora, porque no le encuentra ningún
sentido a su vida y tampoco a la de los demás, de hecho no se logra explicar el por que del
apego a la vida de las demás personas. Presenta una muy marcada anhedonia.
Fase media, al año de tratamiento
El paciente presenta al año de tratamiento los siguientes síntomas:

A nivel físico

Los temblores y los ataques de ansiedad han desaparecido, el insomnio permanece sin
modificación, el sueño es inducido por el Trazodone pero nunca se da de manera natural y
no logra mantenerlo por más de 3 horas, las pesadillas continúan al igual que los mareos
matutinos. Tiene un mejor control de su alimentación, el estreñimiento sigue siendo severo
y crónico.

Los estresores físicos (como el calor y el hambre) y los psicológicos (como una discusión o
preocupación) detonan una parálisis facial con caída de la comisura labial izquierda,
movimientos involuntarios de la lengua, retracción de la ceja, recogimiento del brazo, todo
sobre el lado izquierdo del cuerpo. Ésta alteración puede durar horas.

A nivel cognitivo
Recuperación total de:
Articulación del lenguaje hablado y producción escrita

Recuperación moderada de:


Niveles de concentración y atención (aún no normales)
La hiperestesia continúa en grado menor

Sin recuperación:
Memoria, aún no diferencia lado izquierdo de derecho

A nivel afectivo
Ya no parece un riesgo para su vida la ideación suicida, continúa aislándose socialmente,
sigue sin encontrar sentido para su vida o la de los demás. La anhedonia continúa siendo
severa.

Fase de resolución, de los 24 meses hasta hoy (32 meses)

A nivel físico

Tal vez el mayor avance se ha dado en la calidad del sueño, ya no necesita inducirlo, pero
aún no lo mantiene más allá de las 3 a.m.

La parálisis facial sigue siendo muy marcada, pero el costado izquierdo del cuerpo ha
recuperado su postura y movilidad totalmente
A nivel cognitivo
No se evidencian avances ni retrocesos con respecto a la fase media.
A nivel afectivo
No se evidencian avances ni retrocesos con respecto a la fase media.
Salvo una mayor disposición para el trabajo y las actividades cotidianas.