Está en la página 1de 3

Nombre: Kevin Andrés Pico Prada

Taller: Frase de Bobbio

"Mientras la igualdad no puede ser definida en términos de libertad, hay un caso al menos
en que la libertad puede ser definida en términos de igualdad. Esa condición por la cual
todos los miembros de una sociedad se consideran así mismos libres porque son iguales en
poder" (Norberto Bobbio)

1) Norberto Bobbio fue un jurista, filósofo y político italiano que mantuvo una ideología
socio-liberal en el ámbito del Estado democrático. Dicha visión respondía a modo de crítica
hacia un carácter de notoria desigualdad social ante sistemas jurídicos y legislativos que
pregonaban derecho para todos los ciudadanos, cuando la realidad política exponía un
ausente sentido de responsabilidad en la segregación económica, cultural y hasta democrática
que dichos Estados decían combatir con tanto orgullo.

Bobbio sentenció con esta frase en el marco de las democracias modernas, en que el sentido
de libertad e igualdad yace sesgado por los intereses de particulares que dirigen las
instituciones propias del Estado. Pero no solamente ello, el sistema capitalista también ha
fortalecido sociedades clasificatorias y divididas entre ellas y el gobierno en sí, alejándose
del verdadero sentido que requiere una democracia. Para el jurista, vivir en una sociedad en
la que los derechos cívicos sean aptos para todos, implica una autentica libertad que remite a
un verdadero gobierno de oportunidades.

Esto significa apoyo al sistema democrático como la mejor opción de gobierno, pero en el
buen sentido del término, es decir, «como un sistema de gobierno donde el poder de la
ciudadanía es expresado en su homogeneidad más absoluta mediante entes representativos
que detenten ese poder común en nombre “de” y “para” el pueblo mismo quien lo otorgó.»
Lo que implica la consciente participación del individuo en las decisiones fundamentales del
campo político, algo remitente a la colectividad participativa de antaño, en que los Estados
eran liberales y por lo tanto respondía no solo al ámbito histórico sino también jurídico de la
democracia.
En otras palabras, todos estamos condicionados a cumplir leyes y normas que el Estado
estipula para el correcto proceder de la sociedad civil. No obstante, esa “igualdad de la ley”
de la que todo legislador está obligado a cumplir, se estipula en el caso de “igualdad ante la
ley”, donde la exigencia es dirigida al poder judicial y ejecutivo, quienes deben supervisar a
profundidad de que se cumpla el principio; asunto donde no siempre se realiza de la forma
correcta y tanto el sentido de libertad e igualdad se ve empañado por su no completa
ejecución. De ahí fenómenos como la violencia urbana, la intolerancia o la discriminación,
donde la impunidad y deficiencia de las organizaciones establecidas por un gobierno
democrático no cumplen con los estándares básicos por los que fueron erigidos: la vida, la
libertad y la propiedad; los tres pilares sagrados de todo individuo. Aquello atenta la igualdad
material, relacionada a las condiciones de vida de las personas, y, por tanto, con el medio que
le rodea, entrando de esta manera la paradoja capitalista, que dictamina el derecho para todos
en obtener los bienes que desee mediante el fruto de su trabajo, pero obviando el hecho de
que no todos tiene los medios, recursos u oportunidades de hacerlo.

2) Norberto Bobbio propone un Estado democrático liberal. Lo que implica una sociedad
donde se le declare la protección de sus libertades, en cuanto a la obtención de mejores
condiciones materiales de vida donde no se vislumbre el contraste de abundancia y derroche
de unos, y la miseria y escasez de otros. En el caso de Colombia, esto implica la unificación
de periferia y centro. Claro está que el filósofo italiano reivindica la propuesta aclarando que
no se trata de una igualdad “impuesta” sino más bien relativa, es decir, ideológica. Lo que
propone es la desaparición de las fronteras sociales invisibles que se han trazado, la libertad
incorporándose en aspectos sociológicos de las personas siendo todos una comunidad de
leyes y principios equitativos donde tengan oportunidades de emprender. Un gobierno que
realmente tome en cuenta al pueblo que lo eligió en los miembros de sus funcionalidades, y
de un sistema jurídico y legislativo que, así como demanda también cumpla. Para Colombia
esto vendría como anillo al dedo, y de allí el significado de la frase sentenciada por Bobbio:
"Mientras la igualdad no puede ser definida en términos de libertad, hay un caso al menos
en que la libertad puede ser definida en términos de igualdad.” Así, todos estarían bajo un
verdadero poder común que logre manifestarse en una autentica democracia liberal.
Bibliografía

- Squella Agustín (1998). Libertad e igualdad en el pensamiento político de Norberto Bobbio:


¿Se puede ser liberal y a la vez socialista? Doxa 21-I. Pp. 351-366