Está en la página 1de 11

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/311536360

MÉTODOS PARA MEDIR EL CONTENIDO DE HUMEDAD VS. EL TIEMPO.


ESTUDIOS DE INFILTRACIÓN. EVALUACIÓN DE RESULTADOS DE CAMPO.

Conference Paper · September 2016

CITATIONS READS

0 398

4 authors, including:

Teresa Reyna María Lábaque


National University of Cordoba, Argentina National University of Cordoba, Argentina
36 PUBLICATIONS   11 CITATIONS    33 PUBLICATIONS   12 CITATIONS   

SEE PROFILE SEE PROFILE

Santiago M Reyna
National University of Cordoba, Argentina
40 PUBLICATIONS   48 CITATIONS   

SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Studies of surface runoff in the face of changes in climate and changes in vegetation cover View project

CARACTERIZACIÓN EXPERIMENTAL Y MODELACIÓN NUMÉRICA DEL IMPACTO DE LOS INCENDIOS FORESTALES EN EL PROCESO DE INFILTRACIÓN EN SUELOS DE CÓRDOBA
View project

All content following this page was uploaded by Teresa Reyna on 09 December 2016.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


IAHR AIIH
XXVII CONGRESO LATINOAMERICANO DE HIDRÁULICA
LIMA, PERÚ, 28AL 30 DE SETIEMBREDE 2016

MÉTODOS PARA MEDIR EL CONTENIDO DE HUMEDAD VS. EL


TIEMPO. ESTUDIOS DE INFILTRACIÓN. EVALUACIÓN DE
RESULTADOS DE CAMPO.

T. Reyna, J. Linares, M. Lábaque, S. Reyna


Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba, Argentina.
Universidad de Cundinamarca, Colombia, e-mail of teresamaria.reyna@gmail.com. linjorge@gmail.com,
mlabaque@gmail.com, santiagoreyna@gmail.com.

RESUMEN
La presencia de plaguicidas en aguas subterráneas y acuíferos representa una situación frecuente,
especialmente en aquellas regiones que tienen un elevado consumo de plaguicidas (Pasquarell y
Boyer, 1996). La hipótesis aceptada de que la fracción no saturada del suelo constituye una defensa
efectiva contra la penetración de plaguicidas es por lo tanto cuestionable (Giuliano, 1995). Los
modelos numéricos son herramientas que mejoran el conocimiento del transporte de pesticidas
como atrazina y Acetoclor. Para determinar el nivel de contaminación del suelo y del agua debido al
uso de productos agroquímicos, es necesario caracterizar tanto el movimiento del agua y el
transporte de solutos en la zona vadosa, e identificar los parámetros característicos, así como ajustar
el transporte de productos químicos a través de la zona no saturada. Hay una amplia variedad de
instrumentos que pueden medir la humedad del suelo como las sondas de neutrones, tensiómetros,
sensores de capacitancia, TDR, y otros. Se presentan los diferentes tipos de equipos y valores. Estos
valores se compararon para definir los rangos de fiabilidad para las técnicas más simples y se
utilizaron en los estudios de infiltración. Finalmente los resultados de los modelos matemáticos se
compararon con los valores medidos en el campo.

ABSTRACT
The presence of pesticides in groundwater and aquifers is a common situation, especially in those
regions which have a high consumption of pesticides (Pasquarell and Boyer, 1996). The accepted
hypothesis that the unsaturated soil fraction is an effective defense against the penetration of
pesticides is therefore questionable (Giuliano, 1995) by. Numerical models are essential tools to
improve knowledge of the unsaturated in relation to transport of pesticides such as atrazine and
Acetochlor area. This requires obtaining soil moisture data field that can be purchased with
capacitance sensors (requiring prior calibration), which it will be used to validate the numerical
model parameters. To determine the level of contamination of soil and water due to the use of
agrochemicals, it is necessary to characterize both the movement of water and solute transport in the
vadose zone, and identify the characteristic parameters and adjust the transportation of chemicals
through the unsaturated zone. There is a wide variety of instruments that can measure soil moisture
neutron probes including, tensiometers, capacitance sensors, TDR, and others. different types of
devices and valuesare presented. These values were compared to define ranges for reliability and
simpler techniques used in the studies infiltration. At the end the results of the mathematical models
were compared with the measured field values.

PALABRAS CLAVES: medición de humedad en suelo, estudios de campo, sensores y sonda de


neutrones
INTRODUCCIÓN

La determinación de la humedad natural del suelo es primordial para resolver numerosos


problemas como por ejemplo los vinculados a las necesidades de agua de riego; determinación de
los excedentes hídricos y en nuestros días, de manera particular ha tomado relevancia para estudiar
condicionantes ambientales.
En los últimos años las prácticas actuales de expansión de la actividad agrícola y la
incorporación de agroquímicos han incrementado necesidad de avanzar en el conocimiento del
movimiento del agua en el suelo y el transporte de solutos en la zona no saturada. Con diez mil años
de historia y siendo la agricultura la actividad humana más extendida en el mundo, siempre tuvo
repercusión sobre el ambiente, pero a partir de la “revolución verde”, los efectos negativos
ambientales y sobre la salud humana se amplificaron por la utilización inadecuada y excesiva de
agroquímicos sintéticos (Ceccon, 2008, Pérez Vázquez y Landeros Sánchez 2009).
En este contexto la información obtenida de mediciones de campo resultan primordiales.
La evaluación del contenido de humedad en el suelo a diferentes estados de succión en el
campo requiere considerable tiempo y esfuerzo, así también como equipos. El esfuerzo, tiempo y
costo económico del equipo necesario dependerá del rango de interés requerido de los datos.
Unas de las principales dificultades que se encuentran para modelar por ejemplo, los
procesos de infiltración es conocer los parámetros de los suelos para lograr una adecuada
representación de la realidad.
El área del suelo y la profundidad para la cual es necesario la determinación, debe ser
definido cuidadosamente. La selección del tamaño del área donde se realizarán los estudios
dependerá de la variabilidad existente en el lugar cuya caracterización es el objetivo final del
estudio. En ciertas ocasiones las características del suelo - agua varía más con la profundidad que
con el área.
La humedad en el suelo depende principalmente de la textura o de la distribución del tamaño
de partículas. Por otra parte, el contenido de materia orgánica y la composición de la fase solución
pueden jugar un rol determinante en la función de humedad en el suelo o función de retención. La
materia orgánica tiene un efecto directo en la función de retención debido a su naturaleza
hidrofílica, y un efecto indirecto debido a la modificación de la estructura del suelo que puede ser
afectada por la presencia de materia orgánica (Reyna, 2000).
Dado el problema de la heterogeneidad presente en el medio poroso la modelación del
sistema agua-solutos-suelo-planta es complicada. Existen diferentes métodos de medición para el
contenido de humedad como son los de capacitancia, reflectometría, geoeléctricos (llamados
dieléctricos) y neutrones. A continuación se describen dos tipos que fueron utilizados en este
estudio:

Sonda de neutrones: Esta técnica se basa en la teoría que los neutrones rápidos son
termalizados cuando ellos chocan con un cuerpo de masa similar, tales como los núcleos de
hidrógeno La energía de los neutrones es transmitida a los protones lo cual causa que el “rebote o
choque” neutrónico sea mucho más bajo. Por medio de impulsos eléctricos los neutrones captados
por el detector se traducen en una lectura digital. Ya que el número de neutrones atenuados
detectados es proporcional al número de colisiones entre neutrones y núcleos de hidrógeno, los
cuales reflejan el contenido de agua del suelo. (Van Bavel, et al., 1954). Para convertir la lectura de
la sonda de neutrones en humedad volumétrica, es necesario un modelo de calibración, donde la
humedad volumétrica del suelo es el factor principal.

Sensores dieléctricos: Las sondas TDR y FDR miden la constante dieléctrica del medio, la
cual es una propiedad intrínseca de éste (Ferré &Topp, 2002). El sistema FDR calcula la humedad
de un suelo mediante la respuesta a cambios en la constante dieléctrica del medio usando una
técnica de reflectometría de dominio de frecuencias conocida como capacitancia mientras que el
TDR usa la reflectometría en el dominio del tiempo. El FDR (Reflectometría en el dominio de las
frecuencias) es también conocido como sonda de capacitancia. Los electrodos y el suelo adyacente
forman un condensador cuya capacidad es función de la constante dieléctrica del suelo. Esta se
relaciona empíricamente con el contenido volumétrico de agua.
En este trabajo se presentan las ventajas y desventajas de la utilización de dos tipos de
sensores:: de capacitancia y de neutrones, y el valor de los resultados obtenidos para el monitoreo de
las curvas de humedad. Por último se realiza una aplicación particular de las curvas registradas al
análisis del transporte de contaminante Atrazaina en un predio agrícola.

MATERIALES Y MÉTODOS

Para el estudio see eligió una parcela experimental del IInstituto Nacional
acional de Tecnología
Agropecuaria (INTA). Las pruebas fueron realizadas en el INTA ubicado en la coordenadas
geográficas 63° 44’ 44.91’’ Oeste 31° 52’ 19.08’’ Sur Sur, Ruta Nacional N°9 km 636, Manfredi,
Córdoba, Argentina, con una elevación de 295 msnm. La estación experimental del INTA
MANFREDI se encuentra dentro de la región de la llanura central Cordobesa. El lote donde se
realizaron la muestras tiene un área aproximada de 25 ha, posee un sistema de riego suplementario
s
en funcionamiento tipo pivote central
central.. Durante el año se realiza la rotación de cultivo entre el maíz,
soja – trigo y maíz, trigo-soja.

Figura 1.- Ubicación del lote 20 y vistas en barbecho con riego de pivote central

El tipo de suelo presente dentro del lote 20se caracteriza como un haplustol étnico, limosa
gruesa, mixta, térmica para capacidad de uso IIIc. Este suelo presenta característica bien o algo
excesivamente drenado, desarrollados sobre los materiales franco limosos que ocupan las lomas
más extendidas, casi planas (INTA Manfredi, 2010). Se distinguen tres horizontes.
El horizonte superficial A con una profundidad de 23 cm, el horizonte transicional AC con
un espesor de 30 cm y el Horizonte Ck que se encuentra a partir de los 53 cm de profundidad.
profund
En la tabla 1 y tabla 2 se resumen las principales características de los tres estratos del suelo
presentes en la zona de estudio lote 20 Manfredi.

Tabla 1.- Principales características hidráulicas del suelo


Profundidad Arena Limo Arcilla ࣋* CC** PMP***
3 3 3 3 3
Horizonte (cm) (%) (%) (%) H.E (%) (g/cm ) (cm /cm ) (cm /cm )

A 0-23 16.5 68.7 15.7 0,28 1,33 0,34 0,15

AC 23-53 16.1 71.1 12.2 0,25 1,29 0,31 0,14

C 53-+ 16 71.9 11.2 0,23 1,19 0,26 0,12

* Densidad aparente del suelo;** Capacidad de campo; *** Punto


Punt de marchitez permanente
Tabla 2.- Características químicas del suelo

Cationes de intercambio (meq/100g)


Profundidad
Horizonte MO* (%) N T** (%) pH CO*** (%)
(cm)
ାା ାା ା ା ା
࡯ࢇ ࡹࢍ ࡺࢇ ࡷ ࡴ

A 0-23 9.2 1.1 0.2 2.8 1.5 1.9 0.122 6.2 1.10

AC 23-53 10.4 1.5 0.09 1.7 0.5 0.96 0.096 7 0.56

C 53-+ - - 0.4 0.7 0.40 - 8.2 0.23

* Materia Orgánica;** Nitrógeno Total; *** Carbono Orgánico


Ca: Calcio, Mg: Magnesio, Na: Sodio, K : Potasio, H: Hidrogeno

Para el estudio se realizaron mediciones de humedad del suelo y toma de muestras para
medición de Atrazina. Además se contó con mediciones meteorológicas registradas por una
estación meteorológica instalada en el predio de estudio.
Para las mediciones de humedad se contó con equipos de diferentes tecnologías: FDR
(capacitancia) y sonda de neutrones. Los primeros son de fácil instalación y económicamente
accesibles mientras que los segundo requieren manejos cuidadosos y especializados, siendo además
de costo económico muy elevado.
Para las mediciones de humedad con sensores de capacitancia se instalaron tres sensores
ECH2O con un data logger de marca Decagon: 10 – HS, 5 - TE; 5 – EC.

Figura 2.- Figura. Imágenes de los sensores 10-HS, 5 – EC y 5 -TE.

Los sensores se ubicaron en perforaciones de profundidades de 0.1, 0.4, y 0.9m.


Para este tipo de sondas se recomienda la realización de una calibración del suelo específica
para mejorar la precisión en las mediciones del contenido volumétrico de agua, por lo que se
procedió a realizar la calibración del equipo para el suelo de la parcela.
Para ello se extrajeron seis columnas de suelo para cada profundidad de instalación de los
sensores. Las muestras se utilizaron para la medición de la humedad en laboratorio y calibración.
En el terreno en estudio se contaba también instalado una sonda de neutrones del INTA
Troxler 4301 (International Ltd., EEUU) previamente calibrada con mediciones gravimétricas
(Severina, 2011). Los datos del mismo fueron proporcionados por personal de este Instituto los
cuales nos permitieron contrastar con los resultados obtenidos por los otros métodos.

Para el caso de las mediciones de Atrazina en campo las tomas de muestras se realizaron
entre los meses de diciembre del 2010 y marzo del 2011. La aplicación de los herbicidas atrazina se
realizó con fumigación terrestre tipo “mosquito” con una concentración de 2lts por Ha.
Se hicieron 6 muestreos de tipo simple aleatorio sistemático (Reyna, et al., 2011), a
profundidades de 0.05, 0.4 y 0.90 m con barreno manual (IRAM 29481-1, 2 y 4 y ASTM Standards
on Environmental Sampling, 1995). El tiempo para la cual se realizó la adquisición de las muestras
fue previo a la aplicación de la Atrazina y Acetoclor (concentración de 2 L/Ha) y a los 7, 15, 30, 60,
90 días después de la aplicación.
Se utilizó un cromatógrafo liquido (HPLC) Alliance 2695 (WATERS), con un detector de
espectrometría de masas triple cuadrupolo (qQq) Quattro Ultima Pt(Micromass). Las muestras
fueron analizadas por Electrospray a presión atmosférica en modo positivo y negativo (APIESI +/-).
En el análisis de Atrazina y Acetoclor se utilizó una columna C18 de 100x2.1 mm Hypersil Gold
(Thermo). Un sistema de gradiente entre agua (20 mM de formiato de amonio) y metanol
Las muestras fueron extraídas con una mezcla de agua/acetonitrilo y ácido fórmico e
inyectadas en el HPLC/MS/MS. Se analizaron por monitoreo de reacción múltiple (MRM)
utilizando los siguientes iones específicos: Plaguicida Ion padre Iones hijos Atrazina 216 174 (ion
de cuantificación) 96 (ion de confirmación) Acetoclor 224 133 (ion de cuantificación) 148 (ion de
confirmación).
Los Patrones usado son Atrazina Supelco (49085), Acetoclor Sigma-Aldrich (33379). Las
cuantificaciones se hicieron por el método de estándar externo y las curvas fueron preparadas en
extracto de matriz.
El suelo del lote sobre el que se realizaron los ensayos fue caracterizado en sus propiedades
físicas y químicas en laboratorio, Fósforo Extractable (método Bray y Kurtz), Nitrógeno de Nitratos
(método Fenildisulfónico), Nitrógeno Total (método Kjieldahl), Materia Orgánica (método Walkley
& Black), Cond. Eléctrica (método relación suelo/agua: 2,5 x 5).

OBTENCIÓN DE LA CURVA DE HUMEDAD

Para la modelación del proceso de infiltración se utilizó el software Hydrus HYDRUS-1D


(Šimůnek and van Genuchten, 2008). Este software resuelve en simultáneo las ecuaciones de
infiltración y de transporte de contaminantes; para ello necesita de parámetros que establecen las
propiedades hidráulicas y de los parámetros que gobiernan el flujo y dispersión de contaminantes.
Los parámetros de infiltración se establecieron mediante modelación inversa de los datos
gravimétricos obtenidos, que también se usaron para la calibración de los sensores de capacitancia.
Los parámetros se estimaron a partir de ecuaciones de edafo-transferencia (FETs) elegidas a partir
de la teoría de redes neuronales mediante el código ROSETTA (Schaap, et al., 2001)
Las propiedades hidráulicas del suelo fueron modeladas usando la ecuación constitutiva de
van Genuchten-Mualem (vG-M) (van Genuchten. 1980). La extracción de agua por la planta fue
considerada a partir del modelo de Feddes (Feddes et al. 1978). En el proceso de calibración de los
parámetros de van Genuchten-Mualem no se tuvo en cuenta la absorción por las raíces, ya que en el
periodo de estudio, el suelo se encontraba en descanso.
Los parámetros del modelo que se obtuvieron para la obtención de humedad se presentan en
la Tabla 3.¡Error! No se encuentra el origen de la referencia.
Tabla 3.- Parámetros de vG-M optimizados para los datos gravimétricos
Horizonte ߠ௥ ܿ݉ଷ /ܿ݉ଷ ߠ௦ ܿ݉ଷ /ܿ݉ଷ ߙ ݊ ‫ܭ‬௦ ܿ݉/݀݅ܽ ݈
A 0,04931 0,4065 0,06263 1,092 35,59 0,5
AC 0,114 0,51 0,0006975 1,246 59,3501 0,5
C 0,0438 0,4937 0,003697 1,268 11,69 0,5
Donde
θr es la humedad volumétrica residual
θs es la humedad volumétrica saturada
α, n, l son parámetros del modelo vG-M
Ks: conductividad saturada

Se establecieron las láminas de lluvias en cm registrados por la estación meteorológica


durante el periodo de medición del 20 de julio del 2010 al 30 de septiembre del 2010 el cual
comprende un total de 73 días y donde la máxima lámina caída es de 1.5 cm (figura 3).
Figura 3.- Laminas de lluvias ocurridas en el periodo de medición del 20/07/10 al 30/09/10

See realizan perfiles de humedad después dde ocurrido un evento de lluvia.


Los datos registrados por las sensores de capacitancia y los simulados presentan el mismo
comportamiento pero el contenido de humedad simulada se encuentra desfasada un 3% menos con
respecto al contenido de humedad del méto
método gravimétrico (Figura 4).

Figura 4.- Perfil de humedad obtenido por las sondas de capacitancia y el obtenido por
simulación

Con respecto a la sonda de neutrones y los simuladores


simuladores, los
os datos registrados presentan
mejor concordancia, conon diferencia un poco mayor en la superficie y a medida que aumenta la
profundidad la precisión aumenta y presentan el mismo comportamiento (Figura 5)..

Figura 5.- Perfil de humedad obtenido por las sondas de neutrones y el obtenido por simulación
Los resultados muestran que los registros obtenidos por las sondas de capacitancia, aunque
tienen mayor defierencia que los obtenidos por las sondas de neutrones, son aceptables para la
determinación de las curvas de humedad en suelos y no generan grandes costos ni complicadas
tareas de instalación. Debido a esto se considera muy importantes extender su uso.

UNA APLICACIÓN AMBIENTAL A LA CURVA DE HUMEDAD OBTENIDA

Desde el comienzo del desarrollo de la agricultura el hombre tuvo la necesidad de combatir


las plagas que afectaban sus cultivos y productos para ello se utilizaron diversas sustancias capaces
de eliminarlos. Con el correr del tiempo se empezaron a desarrollar productos sintéticos y se
comenzó a utilizar los dinitro derivados. En 1940, Müller descubre las propiedades insecticidas del
dicloro-difenil-tricloroetano, conocido como DDT (Estrada, 1998), sustancia ampliamente conocida
y utilizada en la segunda guerra mundial, para la eliminación de algunos ectoparásitos que
transmitían enfermedades como el tifo. A partir de esa fecha se sintetizaron otros plaguicidas
potentes como los organoclorados (poseen átomos de carbono, cloro, hidrógeno, en ocasiones
oxígeno y son muy estables en el ambiente) y los órganofosforados (derivados del ácido fosfórico),
que son los más tóxicos y menos estables en el ambiente en relación a los organoclorados (Albert,
1997).
En los últimos años las prácticas actuales de expansión de la actividad agrícola y la
incorporación de agroquímicos han incrementado necesidad de avanzar en el conocimiento del
movimiento del agua en el suelo y el transporte de solutos en la zona no saturada. Con diez mil años
de historia y siendo la agricultura la actividad humana más extendida en el mundo, siempre tuvo
repercusión sobre el ambiente, pero a partir de la “revolución verde”, los efectos negativos
ambientales y sobre la salud humana se amplificaron por la utilización inadecuada y excesiva de
agroquímicos sintéticos (Ceccon, 2008, Pérez Vázquez y Landeros Sánchez, 2009).
Esta situación hace interesante la utilización de los datos obtenidos en campo para estudiar
el comportamiento y condicionantes ambientales de la aplicaciones de pesticidas en campo, de
manera particular la Atrazina.
Al igual que para los estudios de infiltración, se utilizó el software HYDRUS-1D (Šimůnek
and van Genuchten, 2008) para la modelación del proceso de transporte de contaminantes.
Para establecer los parámetros de dispersión longitudinal y coeficiente de adsorción
isotérmica en agua del herbicida aplicado (Atrazina) se ajustó por medio de la modelación inversa
de la ecuación de transporte, donde se obtuvieron los valores de concentración obtenidos en campo
para cada horizonte del suelo, en una concentración de ingrediente activo de 8.33 mg/(cm3) de
Atrazina y considerando un caudal de entrada de 0.002 cm/hora
Para la simulación para la obtención de los coeficientes de transporte de la atrazina la
distribución de las raíces adoptada es la función Trapezoidal de Absorción de Gardner (1967), y
para la simulación del efecto del estrés hídrico del suelo sobre la absorción radicular se utilizó la
función de Feddes (Feddes R. et.al, 1978) con parámetros correspondientes para el cultivo de maíz.
La precipitación (P) se obtuvo a partir del pluviómetro automático de la estación
meteorológica ubicada en el lote de estudio; mientras que la evapotranspiración (ET଴ ) ha sido
calculada según la ecuación combinada de Penman-Monteith (Monteith, 1981), a partir de las
variables meteorológicas medidas por la misma estación.

Condiciones iniciales y de contorno

Se definió un dominio de flujo unidimensional con una profundidad de 150 cm para los tres
horizontes, se impuso una condición de contorno atmosférica con escorrentía. En el límite inferior
del dominio la condición fue de drenaje libre, es decir que el gradiente de potencial hidráulico fue
igual a la unidad para el movimiento del agua. Mientras que las condiciones para el transporte del
soluto se consideró como condiciones iniciales que se tenga en cuenta las concentraciones en la fase
liquida, para el límite superior
rior se consideró concentración de flujo y en el límite inferior del
dominio se consideró gradiente cero (drenaje libre).

En la zona superficial del suelo la malla utilizada fue más densa. A medida que aumentó la
profundidad, la dimensión vertical de los elementos se incrementó hasta una anchura de 2.8 cm.
Esta mayor densificación en la zona superior se debe a que en esta parte es donde se produce más
activamente el movimiento de agua debido a la infiltración como a la evaporación.

Como condición iniciall se adoptaron las curvas de humedad medidas por los sensores de
capacitancia para todo el perfil del suelo. Con nodos de observación a 10, 40 y 90 cm para comparar
con los datos obtenidos experimentalmente.

ANÁLISIS Y RESULTADOS DE LA MODELACIÓN DEL FLUJ


FLUJO
O Y TRANSPORTE

En la figura 6 see observa el comportamiento de la curva de concentración simulada con los


parámetros obtenidos de los datos de sondas de capacitancia y los
os obtenidos en el laboratorio.

Figura 6.- Concentración de atrazina datos observados y simulados


simulad

Las mediciones muestran a los 15 días el pico máximo de concentración a los 5 cm de


profundidad, decayendo hasta alcanzar un valor de 0.00056 μg/cm3 a los 60 día.. Para los 40 cm de
profundidad los valores simulados presentan ascenso en la concentración a partir del día 18
zando el máximo de concentración de 0.000456 μg/cm3 a los 60 días. La modelación
alcanzando
subestima tanto el pico como la concentración residual en aproximadamente el 5%. Lo que
representan valores aceptables a los fines de estudiar las condicionantes ambientales.

CONCLUSIONES

La determinación de la humedad natural del suelo es primordial para resolver numerosos


problemas como por ejemplo los vinculados a las necesidades de agua de riegoriego; determinación de
los excedentes hídricos y en nuestros días, de manera part
particular
icular ha tomado relevancia para estudiar
condicionantes ambientales.
El proceso de infiltración en el suelo puede ser modelado mediante la ecuación de Richards
cuya solución implica conocer las funciones hidráulicas del suelo. Estas funciones dependen de
algunos parámetros que necesitan para su calibración de las propiedades hidráulicas, determinadas
por medio de mediciones. Para lograr las mediciones de las propiedades hidráulicas del suelo uno se
enfrenta a numerosas complicaciones debido a dos factores importantes, la no linealidad de la
función de conductividad / succión y la no linealidad de la función de humedad / succión (Reyna,
2000). Para realizar las mediciones de campo se pueden utilizar distintos tipos de equipos dentro de
estos se encuentran los sensores de capacitancia.
En relación a los sensores de capacitancia se debe indicar que todos los sensores de
capacitancia instalados en suelos, aun con características similares, deben ser calibrados con el
objetivo de mejorar su precisión dado la influencia en la medida de otros factores independientes al
contenido de humedad como por ejemplo la variabilidad del pH o la conductividad eléctrica dentro
de la matriz porosa.
El uso de los sensores de capacitancia (más económico y de fácil instalación) permite un
registro en continuo de los valores de la humedad en el suelo, posibilitando una información directa
y en tiempo real. Siendo de gran utilidad para la planificación de sistemas de monitoreo de alertas.
Pudiendo ser utilizados como sustitutos a las sondas de neutrones.
Dentro de la aplicaciones de los estudios de infiltración en campo y los modelos
matemáticos se desarrolló un caso particular para el uso de las curvas de humedad registradas;
modelación del transporte de contaminantes.
La utilización de los contenidos de humedad y de las funciones de edo-transferencia
permitieron la obtención de los parámetros de ajuste del modelo con mucha más eficiencia,
permitiendo efectuar las simulaciones con un menor esfuerzo, aunque para obtener una mejor
precisión del suelo siempre es recomendable obtener además curvas de laboratorio de la
conductividad hidráulica saturada.
La simulación numérica se mostró como una herramienta válida para el estudio del
movimiento del flujo y el transporte de sustancias contaminantes en la zona no saturada. En este
sentido, el modelado permitió interpretar los resultados experimentales y establecer algunos
comportamientos con respecto al flujo y el transporte de contaminantes por la columna de suelo
simulada (Reyna, et al. 2013).
Con respecto a la información de plaguicidas, la concentración de plaguicidas en diferentes
matrices ambientales se estima en base a muestreos basados en métodos estadísticos. En general,
debido a la gran variabilidad espacial de las concentraciones de los distintos plaguicidas en el
medio, los valores obtenidos en un muestreo sólo son una aproximación a la realidad. Por lo tanto,
el mayor o menor grado de certeza en la obtención de los datos colectados y su interpretación
depende en gran medida de un adecuado muestreo, de la recolección de la muestra y de la
preservación de éstas. (Linares, 2012). Sin embargo, una limitada disponibilidad de datos de campo
representa la principal limitante para evaluar la validez de los modelos.
En relación a lo observado y modelado respecto a la Atrazina se determinó transferencia de
la atrazina en el suelo. El pico de concentración que se observó a los 5 cm de profundidad
corresponde al día séptimo después de haber aplicado el producto por lo que concentraciones
superiores se pueden detectar si se realizan muestreos más cerca al día de la aplicación. La
concentración encontrada a los 90 cm de profundidad puede representar una concentración residual
del terreno, dado que este terreno ya tiene historia en la aplicación de estos químicos.

REFERENCIAS

ALBERT, L. (1997). Compuestos orgánicos persistentes. En: Introducción a la toxicología ambiental.


Cap.20. Centro de Ecología Humana y Salud. Organización Panamericana de la Salud de la OMS.
Ashton, F. M., y Crafts, A. S. (1981).Mode of action of herbicides.Wiley-Interscience, New York, NY, 525.
Ceccon E. (2008). La revolución verde tragedia en dos actos. Ciencias 91, 21-29.
Dierksmeier G., Hernández R., Ricardo C., Llanes M.N., Linares A.C. y Cárdenas Z.(2002).
Movimiento de algunos plaguicidas en el suelo. Fitosanidad 6, 43-49.
Estrada, M. (1998). Uso Moderado de Plaguicidas en México. Memorias, Ciclo de conferencias "Hacia una
renovación ambiental en México". Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Autónoma del Estado de
Morelos. Cuernavaca, Morelos, México.
Feddes, R., Kowalik, P., & Zaradny, H. (1978). Simulation of filed water use and crop yield. simulation
monogrphs, (pág. 189). wageningen: Pudoc.
Ferré, P. A. y Topp G. C. (2002). Time domain reflectometry.En: Dana, J.H. &Topp, G. C. (Eds), Methods
of soil Analysis, Part 4-Physical Methods, pp.434-446. American Society of Agronomy, Madison, WI, USA
Linares, J. (2012). Aplicación de un Modelo Unidimensional para Flujo en Suelos Saturados y no
Saturados y Transporte de Herbicidas. Aplicación en Zona Centro de la Provincia de Córdoba. Tesis de
Maestría. Universidad Nacional de Córdoba.
Monteith, J. L. (1981). Evaporation and surface temperature. Quarterly J. Royal Meteo. Soc., 107, 1-27.
Palacios, A. L. Plaguicidas [Internet]. Capítulo 21. En: Introducción a la toxicología ambiental. Metepec:
ECO/OPS/Gobierno del Estado de México; 1997. p. 359-82. [citado 19 junio 2013]. Disponible en:
http://www.bvsde.paho.org/bvstox/fulltext/toxico/toxico-04a21.pdf
Pasquarell, G.C., and Boyer, D.G. (1996).“Herbicides in Karst groundwater in Southeast West
Virginia”.Journal of Environmental Quality, 25:755-765.
Giuliano, G. (1995). Groundwater vulnerability to pesticides: An overview of approaches and methods of
evaluation. Chapter 4: 101-118. In: Pesticide risk in groundwater. Editors: Vighi, M., and Funari, E. CRC
Press, Inc. Boca Raton, Florida, USA, 275p.
Pérez Espejo R. (2012). La contaminación agrícola del agua: aspectos generales y teoría. En: Agricultura y
Contaminación del Agua. Mexico (R. Pérez Espejo y A. Aguilar Ibarra, Eds.) UNAM, Instituto de
Investigaciones Económicas, pp. 16-22.
Reyna, T. (2000). Funciones Hidráulicas en Suelos No Saturados - Aplicación al Loess Pampeano. Tesis de
Maestría. Universidad Nacional de Córdoba. Argentina.
Reyna, T.; Linares, J.; Reyna, S.; Lábaque, M.; Riha, C.; Murialdo, R. y Pesci, H. (2013) “Modelación
y Medición de Contaminantes de Origen Agropecuario en Suelos Agrícolas de la Provincia de Córdoba”.
Memorias XXIVº Congreso Nacional del Agua 2013.
Schaap, M. G., Leij, F. J., & van Genuchten, T. (2001). “ROSETTA: a computer program for estimating
soil hydraulic parameters with hierarchical pedotransfer functions”. Journal of Hydrology , 251, 163-176.
Severina, I. (2011). Capacidad de uso del agua del subsuelo y productividad de dos genotipos de
maní. Efecto de la disponibilidad hídrica subsuperficial y la oferta fototermal. Tesis de Magister.
Facultad de Agronomía Universidad de Buenos Aires.
Šimůnek, J., and M. Th. van Genuchten.(2008). Modeling nonequilibrium flow and transport with
HYDRUS.Vadose Zone J. 7(2): 782-797
Van Bavel, C. M., Hood, E., & Underwood, N. (1954).“Vertical resolution in the neutron method for
measuring soil moisture”.Trans. Am Geophys. Union , 595-600.
Van Genuchten, M. Th. (1980).A closed-form equation for predicting the hydraulic conductivity of
unsaturated soils. SSSA J. 44(5): 892-898.

View publication stats