Está en la página 1de 4

CAPITULO IV: DINAMICA DE LA CORTEZA TERRESTRE

MOVIMIENTOS DE LA CORTEZA TERRESTRE. Los movimientos de la corteza terrestre son


tectónicos y se entiende tectonismo a todos los movimientos que afectan las partes sólidas de la
tierra y que son causados por fuerzas internas. Los movimientos tectónicos producen pliegues,
fallas y el levantamiento de las rocas generando las montañas, o asentamientos generando los
valles. Los movimientos de la corteza pueden ser:

a) Movimientos Epirogénicos. Son movimientos ligeramente lentos y que producen


levantamientos o hundimientos amplios que afectan grandes porciones de un continente;
se caracterizan por la inclinación o alabeo de la superficie. Efectos de este tipo de
movimientos tenemos en el Perú en las terrazas marinas de Ica, que han sido levantadas
varios cientos de metros por encima del nivel del mar, y en loa tablazos de Piura.

b) Movimientos Orogénicos. Son movimientos más intensos que los epirogénicos y que
afectan áreas largas y angostas, producen fuerte deformación en las rocas involucradas
por lo que originan una topografía montañosa con predominio de fallamientos y
plegamientos, si bien son movimientos lentos ocurren más rápido que los epirogenicos.
Los sismos y la actividad ígnea se hallan generalmente asociados a este tipo de
movimientos. Seles conoce también como movimientos formadores de montañas u
orogenia.

TEORIA DE LA ISOSTACIA. Puede definirse como el equilibrio gravitatorio ideal. Etimológicamente


significa igual estabilidad. Es así que una región cordillerana se mantiene alta porque es la porción
superior de una enorme masa de rocas, relativamente más ligeras (granito) asentada
profundamente. Es así como las montañas se encuentran en equilibrio gravitatorio con las
regiones inferiores, constituidas por basalto (roca más pesada) que en los extremos de estas se
encuentra más cerca a la superficie. Análogamente los continentes graníticos se estabilizan sobre
las cuencas oceánicas basálticas.

La desviación que experimentan ciertas ondas sísmicas al pasar por debajo de las grandes
cordilleras graníticas y la reducción de la atracción de la gravedad en la cercanía de ellas (pruebas
de gravimetría) nos sugiere que estas montañas alcanzan grandes profundidades, como si tuvieran
raíces en el basalto subyacente. Aparentemente la zona granítica bajo las montañas, puede ser
cuatro veces más gruesa que la que se encuentra en las planicies.
TEORIA DE LA TECTONICA DE PLACAS. El mapa geotectónico del mundo muestra la distribución
actual de los continentes y su configuración respecto de los fenómenos más importantes de la
deriva continental. Las placas continentales principales son América del Sur, América del Norte,
Africa, Australia, Antártica, y Europa-Asia-India.

Las Placas Oceánicas más importantes son la Placa de Nazca, Placa Cocos y Placa del Pacífico.
Además se puede observar las regiones donde actualmente existe subducción (Chile, Perú,
Marianas, Aleutas y Tonga).

Los Lomos Centrales oceánicas donde se forma las dorsales oceánicas se conoce en el Centro del
Atlántico, Pacífico e Índico. Los choques más recientes son Africa-Europa y India-Asia. También
Europa choco con Asia (Montañas Urales en Rusia) pero en tiempos más antiguos.

La idea básica de Teoría de Placas, propuesta por Isacks y colaboradores en 1968, es que la
envoltura más superficial de la tierra, la Litósfera, se halla dividida en varias placas rígidas que
nacen en las cadenas dorsales Meso-Oceánicas, son transportadas lentamente sobre otra
envoltura menos rígida, la Astenósfera, y consumidas en las zonas de subducción, donde existen
fosas marinas. El mecanismo que causa el movimiento se supone debido a las corrientes de
convección ó movimiento del manto plástico y caliente, y a los efectos gravitacionales y de
rotación de la tierra.

Los límites o bordes de las placas, las zonas de subducción y las fallas llamadas de transformación
a lo largo de las cuales las placas se deslizan una respecto a la otra. La mayor parte de la actividad
tectónica mundial sucede en estos bordes.

En la Cuenca del Pacífico interaccionan las Placas Pacífico, Indo-Australiana, Asia, Filipinas,
América, Nazca, Cocos, etc. Las zonas de subducción se extienden desde Nueva Zelandia e Islas
Somoa, Japón, Aleutianas y Alaska; y se les encuentra nuevamente en la costa occidental de
Sudamérica.

Las dorsales se ubican en medio del océano y en algunos lugares cercanos al Continente
Americano. Todo el borde del Pacífico es de alta sismicidad y conocido como el Círculo
Circumpacífico o de Fuego.

A nivel local, la Placa Sudamericana, Continental, que crece en la Cadena Meso-Oceánica del
Atlántico, avanza hacia el Noroeste y se encuentra con la Placa de Nazca, que nace en la cadena
mesooceánica del Pacífico y avanza hacia el este. En el encuentro, la Placa Nazca subduce debajo
de la Sudamericana. Como resultado de la compresión de la corteza terrestre se han formado la
fosa Perú-Chile y la Cordillera Andina, en diferentes etapas.
Distribución de Dorsales Mesooceánicas

TEORIA DE LA DERIVA CONTINENTAL. Fue Wegener quien a comienzos de siglo dio impulso a esta
teoría afirmando que los actuales continentes son porciones producidos por la ruptura de un único
y gigantesco continente-al que llamo Pangea y que derivaron hasta ocupar sus actuales posiciones.

Esta teoría se apoya en el notable hecho de que los contornos continentales a ambos lados del
Océano Atlántico concuerdan mutuamente –concasan- así como también en las semejanzas
estructurales y litológicas que existen a ambos lados. Afirma que la deriva –o flotación- es posible
debido a que los continentes están formados principalmente por roca granítica de peso específico
menor que el de las rocas basálticas ubicadas más profundamente bajo la corteza.

Se ha determinado que aún hoy, América continúa separándose de Africa a razón de unos cuantos
centímetros por año y que, mientras la primera se dirige al Oeste, la segunda lo hace hacia el Este.