Está en la página 1de 38

LO QUE HAGAS HAZLO BIEN

Cada cosa que hagas en la vida


Hazla bien o mejor no lo hagas;
Si eres artesano ¡sé buen artesano!
Si eres intelectual ¡sé buen intelectual!
Si eres político ¡se buen político!
Cuando degustes de un potaje ¡saboréalo bien!
Cuando tiendas la mano ¡hazlo con franqueza!
La flor que cultivas ¡cultívala bien!
Al ciego que guíes ¡guíalo cuidosamente!
Quien hace las cosas a medias
No lo hace como lo debe hacer.
La marca del mediocre esta,
En todo cuando se hace a medio hacer.
La mediocridad y el fracaso,
Caminan siempre de la mano.
Por eso: para alcanzar la cumbre del éxito,
Todo lo hagas ¡hazlo siempre bien!
Seas lo que seas:
Artista, científico, literato, religioso…
Cumple bien el papel que desempeñas;
Entonces, serás grande, serás un triunfador
Recuerda que a los mediocres
El propio cristo los reprobó
Cuando dijo “Ojala seas frio o caliente,
Porque si eres tibio te vomitaré”
Así pues con decisión,
Obramos o no obramos
Y si decidimos hacerlo ¡hagámoslo bien!
¡Si! o ¡no! sin términos medios, sin vacilaciones
¿Quieres tener éxito en la vida?
No esperes ubicarte en el sitial de las más grandes
El éxito puedes encontrarlo donde quiera que estés
Solo es necesario; que todo lo que hagas lo hagas
bien.
Hasta el más pequeño de los hombres
¡Puede ser admirado!
Cuando todo o que hace, lo hace bien
Al que obra bien lo admiran,
Al que trabaja bien lo buscan
Al que hace las cosas mal o a medias
Lo rechazan o lo esquivan.
Al que cumple a cabalidad la misión
Que se le encomienda;
Le asignan otra misión
Al incumplido le encierran las puertas.
Busquemos entonces el éxito en la vida,
Sea grande o pequeña nuestra ocupación
¡Obrando siempre bien!
Si eres obrero ¡se buen obrero!
Si eres empleado ¡se buen empleado!
Si eres jefe ¡se buen jefe!
Si eres amigo ¡se buen amigo!
Si eres líder ¡se buen líder!
Si eres estudiante ¡se buen estudiante!
Seas lo que seas
¡Se siempre bueno!
Y te recuerdo una vez más,
La frase inicial que dice:
Cada cosa que hagas en la vida,
Hazla siempre bien
O mejor no lo hagas.

¡¡¡TE DESEO ÉXITOS!!!


LA PAZ

¿Qué es la paz?
La paz es la tranquilidad del alma
¿Qué es la paz?
La paz es la armonía de la existencia.
Nos preguntamos una vez más;
¿Qué es la paz?
La paz es la dulzura de la vida.
La paz es la suprema aspiración del hombre
Las preguntas pueden sucederse;
hasta pasar las mil definiciones.
Pero las respuestas siempre se sustentarán
en el más elevado anhelo del hombre ¡vivir!
Para alcázar la plenitud de la vida;
es importante que en la vida exista paz.
La paz y el conflicto son incompatibles.
La paz será palabra vana,
en las almas conflictivas.
Las almas que no tienen paz
son almas en conflicto.
y las que están en conflicto
no disfrutan de la vida.
En el infierno no hay paz.
La paz es el néctar de la gloria.
El manantial de la felicidad es la paz.
La fuente de la desdicha es el conflicto.
La fortaleza del universo está en su armonía.
¡Donde existe armonía existe paz!
Cuando la armonía se quiebra
emerge el caos.
Con el caos adviene la muerte.
¡Donde no hay armonía no hay vida!
y sin armonía la vida se extingue.
Así como el desorden genera caos.
La armonía engendra la paz.
Armoniza tu existencia y con ella,
estarás abriendo las puertas a la paz.
Dale armonía a tu vida y disfrutaras,
del maravilloso perfume de la paz.
Armonízate con el universo,
para que tu alma se nutra
con la paz de los cielos.
Si así lo haces;
sentirás en tu corazón,
la dulce brisa del edén.

¡¡¡TE DESEO EXITOS!!!


LOS CELOS
¿Cuántos crímenes se han cometido por causa de los celos?
¿Cuántas heridas se han abierto por causa de los celos?
¿Cuánto dolor sobre la tierra han engendrado los celos?
¿Cuántas lágrimas se han derramado por causa de los celos?
Pero ¿En quienes germinan los celos?
¿Es posible que existan celos donde exista amor?
¿Son buenos o malos los celos?
¿Cuál es el origen de los celos?
Cela el que tiene temor de perder al ser querido
¡El miedoso!
Cela el que no desea compartir ni una sonrisa,
con la persona que tiene a su lado.
¡El egoísta!
Cela el que ve mal las acciones de los demás.
¡El malicioso!
Cela el que no comprende.
¡El ignorante!
Cela en fin todo aquel que no alcanzado;
los niveles de las almas superiores.
Quien quiere que cele porque ama ¡se equivoca!
Cuando hay amor no hay celos,
porque son incompatibles.
Los celos corresponden a las bajas pasiones
Y el amor a los sentimientos sublimes.
Si de dos personas que se aman una falla,
los celos no constituyen solución alguna.
Si se utiliza los celos para forjar la unión,
entre quienes, donde el amor se ha perdido
Se habrá empleado un recurso brutal;
hemos dicho incompatible con el amor.
Cuando el amor ya no exista entre dos seres
o exista solamente en uno de los dos,
la unión habrá concluido.
El amor es compatible con la sabiduría
y es de sabios aceptar las realidades
sin buscar encubrirlas con falsedades,
que más tarde apartaran amarguras.
¡Insistimos! ¡el amor y los celos son incompatibles!
Cuando entre dos seres surgen los celos
pueden tratarse de pasiones desenfrenadas;
deseos irreflexivos; pero no de amor.
Los celos ofenden y hieren.
El amor perdona y cura.
Los celos corresponden a los defectos del hombre.
El amor pertenece a la perfección del hombre.
Los celos se añaden a las mentes entorpecidos.
El amor, en las mentes clarificadas.
Los celos siembran amarguras, lágrimas, sufrimientos.
El amor siembra dulzuras, alegrías y felicidad.
El amor los transforma en paraíso.
Los celos degradan, el amor enaltece.
Los celos entorpecen, el amor ilumina.
Los celos envilecen, el amor ennoblece.
El amor nos acercado ha Dios.
Cuando hay celos, la vida propia, vale más,
que la vida de otros o es la única que vale.
Cuando hay amor, la vida de otros,
Vale tanto más que la vida propia.
Si quieres vivir como viven los hombres de verdad.
Enciende en tu interior la llama del amor y ¡avívala!
hasta convertirla en una fuerza que le sublime,
por encima de las miserias que ensucian nuestra existencia
entonces comprenderás que los celos no son;
sino, las sombras que se proyectan;
donde la luz del amor no se ha encendido.
Mientras más grande sea el amor;
más pequeños serán los celos.
Cuando el amor invada tu ser
y no haya en él repliegues oscuros
los celos no tendrán cuevas para acunarse
¡Abre tus brazos al amor!
¡Ábrele tu mente!
¡Ábrele tu corazón!
¡Ama con pureza!
y descubrirás ante ti, ¡un mundo maravilloso!

¡¡¡TE DESEO EXITOS!!!


NUESTROS ERRORES

¿¡Quien no ha cometido errores en la vida!?


Todos de una u otra forma,
hemos errado en alguna ocasión
Si uno por uno nos fuésemos desnudando,
Uno por uno iríamos mostrando,
las marcas de nuestros errores cometidos.
Pero ¡hay de aquel que desliza su existencia
desde que raya el alba hasta que la noche se lo cubra,
sumido en lamentos por errores cometidos!
¡Hay de aquel que no tiene el valor de enmendarlos,
corregir fallas y seguir avanzando!
¡hay de aquel que al dar un traspiés,
llora de rodillas como el niño que no se atreve
a ponerse de pie y seguir caminando!
¡Hay de aquel que ignora el error,
y lo comete una y otra vez torpemente!
¡Hay de aquel que justifique sus errores
argumentando que otros también lo cometer!
¡Todos ellos son un manojo de ineptos!
¡Estimado amigo!
Cuando cometas un error en la vida
no lo mires desde arriba;
porque lo verás más pequeño de lo que realmente es.
Tampoco lo mires desde abajo,
porque lo veras más grande de lo que realmente es,
A tus errores míralos de frente,
entonces los percibirás tal como son.
No huyas de tus errores,
pues ello de nada servirá
Ya que si así actúas, el error ira contigo,
donde quiera que tú vayas.
No ocultes tus errores, porque al ocultarlo solo tú
podrás engañarte,
ya que el error seguirá subsistiendo.
No lo menos precies; porque aun,
cuando fuese muy pequeño puede hacerte mucho
daño.
Como lo hace en ocasiones la picadura de un
mosquito.
Cada vez que cometas un error hazlo trizas,
Da la espalda y sigue caminado.
Si te detienes a lamentarte o a llorar
perderás el tiempo.
¡Restaña las heridas y avanza!
No pierdas tus horas preciosas de vida
con las que aun cuentas.
¡AVANZA! porque bien sabes que
Cada instante que pasa,
es un instante menos de existencia
Y menor es también las oportunidades
para alcanzar el ideal de nuestra vida.

¡¡¡TE DESEO EXITOS!!!


LOS CHISMOSOS

Cuantos dramas dolorosos


Se han escenificado en el mundo,
a causa de los chismes.
Cuanto sufrimiento, cuanto dolor,
cuanta amargura, cuanta miseria,
han sembrado los chismosos en todo tiempo.
Pero: nos preguntamos ¿Qué es chisme?
Chismear es murmurar.
Chismear es desacreditar.
Chismeares calumniar.
Chismear es desprestigiar.
Chismear es indisponer.
Chismear es en fin;
decir lo que no se debe decir.
Chismea el mal intencionado
Chismea el ligero de lengua
Chismea el mal pensado
Chismea el pendenciero
¡El chismoso es fatídico emisario de infortunios!
Cada ves que el chismoso abre la boca,
emite mensajes de discordia, desesperanza y
calamidades.
El chismoso se escandaliza
de los errores ajenos,
como si él fuese perfecto.
El chismoso empequeñece o deforma
las virtudes de los demás;
¡Porque jamás es justo con sus apreciaciones.
Para el chismoso solo es bueno,
el cuento que crea al chismear,
y lo que es más se regocija con el chisme.
El chismoso es generalmente:
¡Pobre de inteligencia!
¡Pobre en sabiduría!
¡Pobre en nobleza!
Pero abundante en malos pensamientos.
Debe saberse además que el chismoso,
no se genera en las almas superiores;
Pues el chismoso es particularidad
de las gentes superficiales, raquíticas.
Los seres prudentes no se regocijan;
ni se escandalizan con los errores ajenos
¡CALLAN! y en última instancia,
ayudan a corregir los errores.
¡Si quieres vivir en paz!
¡Huye pues del chismoso!
Porque su vómito negro puede ensuciar,
tus relaciones con seres que estimas.
Escúchalo una sola vez al chismoso
y habrás intoxica tu mente.
Escúchalo dos,
y te habrás identificado con él.
Escúchalo tres,
y serás chismoso también.
Recuerda que quien habla mal
de la persona que aprecias,
le hace daño a quien aprecias y a ti también.
Si alguien se acerca a ti;
para hablarte mal de un ser querido,
para entregarte cuentas denigrantes
que agravian a ese ser querido,
¡RECHAZALO! defiende a quien aprecias.
Los chismosos con sus cuentos sucios
distorsionan en nuestras mentes las imágenes
que tenemos de las personas que estimamos.
Si alguien habla mal de un ser querido,
pon en la balanza al chismoso y al ser querido.
Si para ti vale más el ser querido,
pídele al chismoso que haga silencio.
Si el chismoso vale más,
entonces escúchalo.
¡Cuando se estima a alguien!
¡Se la defiende!
Cuando se estima a una persona
no nos sentamos a escuchar que la denigren
¿Quieres un ejemplo?
Pues te pondremos el ejemplo de mamá:
Ella quiere a sus hijos,
¿Qué chismoso es capaz de denigrarlos
hablándola a la propia madre mal de ellos.
Si alguien por ventura lo hiciera:
Mamá se convertiría en una leona,
Capaz de despedazar al chismoso
por ofender a sus hijos.
¡Así pues;
cuando se quiere se protege,
se defiende y se cuida
y el chismoso es siempre peligroso.
El chismoso es transportador de fatalidades,
discordias, desconsuelos y en algunas cosas
de la muerte misma.
Huye pues del chismoso,
si quieres vivir en paz.
El chismoso ni te estima,
ni estima a la persona de quien habla mal.
El chismoso valora la historia que cuenta,
es para él como el pan de cada día.
¡Se prudente!
Si alguno de tus seres queridos ha fallado,
o si algún desconocido te ha denigrado
con el cuento del chismoso nada remedias
¡Total nadie es perfecto!
¡Y lo que es mas!
Los que nos rodean no son necesariamente
como nosotros queremos que sean.
¡Por lo tanto!
Inteligentemente aprende a vivir retira de tu vida al
chismoso;
porque con el junto a ti
¡Jamás podrás vivir en paz!

¡¡¡TE DESEO ÉXITOS!!!


POR FAVOR

Muchos son indudablemente los términos de cortesía,


con las cuales podemos comunicarnos.
Pero hagamos referencia solamente
a aquella expresión que la conforman dos palabras:
¡POR FAVOR!
Si el papá le pide al hijo un vaso de agua
imperativamente,
sin utilizar términos de cortesía o amabilidad,
la orden seguramente será acatada
con muestras de frialdad.
Si ese mismo padre dijera al hijo:
¡Por favor! Alcánzame un vaso de agua,
otra sería la actitud del vástago,
probablemente la respuesta sería cálida y rápida.
Si al solicitar algo a los demás;
incluso al impartir una orden,
añadiendo una palabra o frase de cortesía
nuestro mensaje incuestionablemente,
sería recepcionado mejor.
A nadie le agrada que le formulen
peticiones u órdenes con frialdad,
puesto que ello refleja:
despotismo, tiranía, irrespetuosidad
y total falta de consideración a los demás.
Si dices préstame dinero a secas,
es probable que tu petición no sea aceptada.
Pero si el pedido lo haces añadiendo ¡POR FAVOR!
las posibilidades de tener éxito serían mayores.
Si el jefe pide al servidor,
que por favor realice tal tarea;
el servidor cumple la tarea con agrado.
Si la orden es fría,
el servidor responde con frialdad.
¡POR FAVOR! Son dos palabras que no significan,
ninguna pérdida del tiempo al utilizarlas, pero
pueden servirnos para vivir mejor,
con cuantos nos rodean.
Ciertamente el tirano, el soberbio,
el déspota, el altanero, el orgulloso,
el que se sobreestima y también
el torpe y el ignorante no gustan ni saben de
amabilidades o cortesías con los demás .
Pero tú estimado amigo:
que sabes tratar bien a los demás
tú no puedes ignorar el derecho
que tiene el prójimo:
Derecho a la vida y a la dignidad.
Cada vez que pidas algo o des órdenes
sin usar palabras amables o corteses
evidenciaras un pobre concepto
de lo que otros valen para ti.
Si aspiras a una vida armoniosa
con cuantos te rodean, trátalos sabiamente,
tal como te gustaría que ellos te traten.
Hemos mencionado solamente dos palabras
pero el diccionario está lleno de términos
que suenan agradables a los oídos de los demás
¡Úsalos!
Vive bien.
Respeta y te respetarán
Sé amable y también lo serán contigo.
Procura siempre:
mantener buenas relaciones con los demás
La vida así:
¡Es maravillosa!
¡Hazlo!

¡¡¡TE DESEO ÉXITOS!!!


NO PERMITAS QUE EL MIEDO TE
DESTRUYA

¿Nos hemos detenido a pensar alguna vez


en lo que el miedo significa para nosotros?
Si lo hemos hecho seguramente habremos
comprendido que uno de los causantes
de nuestros males es precisamente el ¡miedo!
El miedo a la pobreza nos convierte
en codiciosos, avaros y hasta en ladrones.
El miedo a perder al ser querido, nos vuelve
celosos y por ello capaces de matar.
Por miedo a las vicisitudes de la vida
huimos despavoridos por caminos degradantes
o renunciamos torpemente a nuestra existencia.
El miedo a que otros nos destruyan
nos hace destruir a los demás,
con insensatez frutal.
El miedo, en, suma,
nos destruye física y espiritualmente.
El miedo condiciona nuestros actos
de instante, en instante.
El miedo es un defecto aniquilante.
Destierra entonces estimado amigo
esa terrible enfermedad llamada: MIEDO,
aterrador flagelo de la humanidad.
La serenidad es particularidad del equilibrio.
El equilibrio pertenece a los hombres de verdad.
Remplaza, entonces, el miedo por la serenidad.
¡El valor llegara solo!
Aleja de ti el miedo a la vida y a la muerte,
al todo y a la nada, entonces,
verás ante ti un mundo diferente.
Por borrascosa o apacible que sea tu existencia,
podrás disfrutar de ella,
concibiendo su grandiosidad.
Cuando en tus ojos ya no estén,
los cristales del miedo,
dejarás de ver el bello atardecer
como si fuese un ocaso sangriento
y el dulce amanecer, como el amargo despertar.
Verás la belleza que te rodea
en todo su esplendor ¡Recuerda además!
Que vivir temblando de espanto, no es vivir
y ten presente que tienes derecho a la vida.
Renuncia al miedo y vive como las aves
viven surcando los aires de la libertad,
sin temor a las altas cumbres,
Ni a los abismos profundos
¡Vive así!
Y descubrirás que la vida
es incomparable y maravillosa.

¡¡¡TEDESEO EXITOS!!!
DESPUÉS

Cuantas oportunidades brillantes hemos dejado pasar


por causa de la palabra ¡Después!
Cuanto tiempo hemos perdido,
porque una y otra vez
hemos hecho uso del vocablo ¡Después!
¡Después lo hare!
¡Después iré!
¡Después atenderé tu petición!
¡Después pensaré en eso!
¡Después hablaremos!
¡Después, después y más después!
Mientras tanto cada instante que transcurre,
acorta el tiempo que disponemos en nuestra existencia.
Dejamos tanto para después y,
después ya no podemos hacer tanto.
El tiempo perdido no se recupera nunca
porque el tiempo no se puede retroceder
como las manecillas del reloj.
¿Quieres aprovechar tu tiempo razonablemente?
Desecha entonces, la palabra, después,
¡Haz ahora lo que tienes que hacer ahora!
descansa después.
No descanses primero para hacer después
lo que tienes que hacer.
Solo se descansa:
Cuando el esfuerzo nos ha producido cansancio.
Después es una palabra amiga de los irresolutos
de los que no son partidarios de la acción.
Después es un término que suena desagradable
A la gente dinámica, ejecutiva, capaz.
Recuerda querido amigo:
Que las horas que pasaron ya no volverán
Recuerda también: ¡que cada instante que pasa
es un instante menos de existencia!
Realiza tu jornada cuanto antes
y gánale tiempo al tiempo.
Si así lo haces puedes llegar al final de la senda
y esperar tu hora postrera
sin afanes, descansando plenamente.
¡Que sabio!
Aprovecha plenamente las horas que pasan.
Guarda en lo posible,
No dejes nada para después
haciendo hoy cuanto te sea posible.
¡Después estarás más viejo!
¡Después tendrás otras tareas que cumplir!
¡Después abra mayores apuros!
¡Después puede ser demasiado tarde!
“Mas vale tarde que nunca “¡es verdad!
Pero es verdad también;
Que: “Es mejor ahora que después”.
“Mas vale temprano que tarde”
Haz hoy lo que tienes que hacer hoy
y mañana lo que tienes que hacer mañana.
Si dejas lo de hoy para mañana
tu labor mañana será doble
tendrás que esforzarte y te harás daño.
¡Obra prudentemente!
Cumple fielmente el rol de tus actos,
no quiebres el rol
con lo que estos deben desarrollarse.
No olvides querido amigo:
Que el mundo esta lleno de frustraciones
porque muchos dejaron para después,
lo que debían hacer hoy
y ese después, ¡Nunca llegó!
Ahora entonces y no después.
¡Ahora! En este instante.

¡¡¡TE DESEO EXITOS!!!


SABER CALLAR

¿Nos hemos detenido a pensar alguna vez,


en la importancia del silencio?
¿Hemos aprendido a utilizar sabiamente el silencio?
¡Estimado amigo!
Si alguien te ofende y le respondes de la misma forma,
seguramente advendrá el caos.
Pero sin alterarte te amparas en el silencio
el ofensor terminará apaciguándose y
si llega este momento; es decir;
Cuando el insultante haya impuesto la calma,
hablarás con palabras amables;
y así lo destruirás.
Ya alguien ha dicho:
¡Que es tan malo hablar cuando se debe callar!
¡Como callar cuando se debe hablar!
También se ha expresado:
¡Que el silencio es la elocuencia del sabio!
Si al que le agravia le respondes con el silencio,
las palabras de aquel se tornarían vanas,
pero si le respondes con otra ofensa,
entonces seguirá el conflicto.
¡Por no saber callar!
Se viven horas de amargar.
¡Por no saber callar!
Se desperdician brillantes oportunidades de éxito.
¡Por no saber callar!
Suelen perderse amigos y contrariamente ganarse enemigos.
¡Por no saber callar!
Se cometen desagradables indiscreciones.
¡Aprendamos entonces a callar!
¡Aprendamos a utilizar el silencio!
Hagamos silencio, cuando nuestros labios
se disponga abrirse para burlarse de los demás.
Hagamos silencio, cuando estamos
por participar en discusiones estériles o lacerantes.
Hagamos silencio, cuando las palabras por pronunciar
pueden herir a los demás.
Hagamos silencio; antes de decir falsedades.
Hagamos silencio; si al hablar vamos a vomitar odio.
Hagamos silencio; si vamos a exteriorizar amarguras.
Hagamos silencio; si vamos a expresar desesperanzas.
Hagamos en fin silencio; cuando nuestros labios
se dispongan abrirse para decir lo que no se debe decir.
Estimado amigo:
Si al hablar se burlan de ti ¡haz silencio!
Haz también silencio:
Si los demás no creyeron lo que vas a decir.
¡Usa el silencio sabiamente!
Usa el silencio cuantas veces contribuya
al engrandecimiento de tu existencia y al de los demás.
¡Claro! Hay quienes no pueden callar
cuando deben callar ¡Pues bien!
Solo son capaces de hacer silencio en la hora oportuna
¡Por eso! Si acaso no eres capaz de callar un secreto,
de callar un chisme, de callar una mentira,
de callar una grosería, de callar una ofensa,
de callar una respuesta grotesca, de callar
aquello que romperá tu armonía con los demás
¡Entonces amigo reflexiona!
En silencio profundo piensa en ti
¡Analízate! Revisa tu existencia.
¿Quizás estés viviendo por vivir?
Pero si es así,
Si eres consciente de tus actos,
Entonces no olvides los consejos
que aquí te hemos dado.
¡Calla cuando debes callar,
y habla cuando debes hablar!
Porque es tan malo callar cuando se debe hablar,
como hablar cuando se debe callar.

¡¡¡TE DESEO EXITOS!!!


¿POR QUÉ CORRES?

¿Estás corriendo? ¿Por qué?


¿Porque el tiempo va más a prisa que tú?
Y crees que corriendo te adelantarás al tiempo
Estimado amigo:
Ciertamente cada uno de nosotros libra en esta vida,
una carrera con el tiempo en ocasiones dramáticas.
Si nosotros llegamos primero a la meta.
Tendremos la oportunidad de esperar tranquilamente,
que el tiempo nos alcance y nos lleve consigo.
Si el tiempo va delante de nosotros,
el fin de nuestra existencia puede sorprendernos
a la mitad del camino, sin alcanzar la meta.
Librarnos entonces una carrera con el tiempo,
Si llegamos a la meta alcanzando el éxito,
le habremos ganado la carrera al tiempo.
Pero si la búsqueda de nuestro objetivo no culmina;
será el tiempo el que nos ha derrotado.
¿Qué hacer entonces? ¿Caminar a prisa?
¿Correr con todas las fuerzas de nuestro alcance?
Estimado amigo:
Es necesario en este afán de éxitos tener presente:
Que más allá de todos nuestros objetivos;
está nuestro derecho de vivir.
Más allá de todos los ideales está
el sagrado derecho de disfrutar de nuestra existencia.
Ninguna aspiración por grande que fuese;
puede quebrantar en nosotros el sublime derecho de vivir.
Si corres desesperadamente, si te arrojas
a la conquista de un objetivo, sacrificando tu vida
estás renunciando a lo más grande de tu existencia.
¡El sagrado derecho de vivir!
Busca cuanto deseas, pero vive!
Esfuérzate si es necesario; pero vive!
Sacrifícate todo lo que sea posible; pero vive!
Corre si es preciso; pero vive!
¡Nada , absolutamente nada, de cuanto exista,
sobre la tierra, puede ser más grande que:
¡El sagrado derecho de vivir!
¡Se cauto entonces! ¡Si has de correr¡ ¡CORRE!
Pero cautelosamente.
Si tienes que esforzarte ¡ESFUÉRZATE!
Pero dosificadamente.
Si debes sacrificar parte de tu vida ¡HAZLO!
Pero jamás renuncies a tu sagrado derecho de vivir.
Vive por sobre todas las cosas ¡VIVE!
Vive elevándote a los cielos.
Vive respirando aire de grandeza.
Vive haciendo pedazos los defectos humanos.
Vive atesorando la riqueza de los dioses.
Llegues o no llegues a la meta ¡VIVE!
Mientras existas.
Si no disfrutas de tu existencia todo habrá sido vano
¡Pues vive entonces! y ¡recuerda una vez más!
¡Que nada absolutamente nada,
hay superior a tu derecho de vivir!
¡Pero de vivir!
y no solamente de existir ¡ De vivir!
¡Como Dios quiere que vivamos!

¡¡¡TE DESEO EXITOS!!!


BUENAS RELACIONES CON LOS DEMÁS

Cuantas veces hemos reflexionado en la necesidad


de vivir armoniosamente con los demás;
y a consecuencia de ello seguramente nos hemos preguntado:
¿Por qué no podemos disfrutar de nuestra existencia
sin conflictos con el prójimo? ¡pues bien!
Nos permitimos entregarles algunos viejos consejos,
cuyas repeticiones creemos necesaria como la salida del sol.
Cuando te dirijas a los demás, hazlo siempre amablemente.
No seas burlón ni satírico más bien respetuoso y cordial.
Sonríe cuantas veces puedas, pero
evitando las carcajadas sin freno.
Habla demostrando buen humor,
pues, el mal genio fastidia.
Mantente siempre alegre contagiando tu alegría,
que otros encuentren en ti, ¡optimismo!, ¡aliento!,
¡consuelo!, ¡orientación!, ¡comprensión! y ¡cariño!
Si criticas, se cauto, pero en lo posible no critiques.
Si elogias, se moderado, el exceso es dañino.
No menosprecies las ideas de los demás.
Ni trates de imponer las tuyas.
Evita las murmuraciones y toda palabra
que puede dañar a los demás
Cuida la reputación del prójimo como si fuese
la reputación de un hermano muy querido.
Tus puntos de vista exponlos sin soberbia
Pues en realidad eres uno más de los demás.
Mantente siempre sereno ya sea que te elogien
o te censuren , te premien o te castiguen.
Comprende a los demás sea como fuesen.
No te consideres ni más grande ni más pequeño.
Existe sin soberbia ni humillaciones,
sin odios ni rencores , sin halagos ni menos precios.
Se pues; respetuoso, noble, generoso y amable.
Se también comprensible, tolerante, servicial y responsable.
Se así mismo sincero, transparente e integro.
¡Busca amigos!
Busca la armonía plena con, los demás.
¡Busca la paz!
Como una de tus más grandes aspiraciones.
El mundo no es solo tuyo
también es de los demás.
Es menester entonces compartirlo sin pelear.
Ponle freno a tus defectos
y dale libertad a tus virtudes.
Se en todo momento portador de mensajes enaltecedores
que los demás encuentren en ti
el encanto de una existencia ideal.
Todo no es tarea fácil
¡ES CIERTO!
Pero lo fácil generalmente vale poco.
Pon entonces en práctica, todos estos consejos,
Aun cuando al darles cumplimiento sea tarea dura.
¡Vale la pena!
Porque vivir en buenas relaciones con los demás
es una de las supremas aspiraciones del hombre.
En la armonía esta la grandeza de la existencia.

¡¡¡TE DESEO EXITOS!!!


DE QUE TE QUEJAS

Hay quienes se quejan de todo y a cada instante.


Se quejan de la conducta de los demás.
Se quejan de su propi suerte,
se quejan de esto y se quejan de aquello.
Se cuenta el caso de quien se quejaba
de no poder comprar los zapatos que quería
y esta frustración lo llenaba de amargura.
Mientras él se quejaba de no poder tener
los zapatos que deseaba.
Descubrió que a su lado, sonreía alguien que no tenía pies!
Estimados amigos:
Cuando nos quejamos de algo acumulamos amargura
y la amargura es contraria a la dulzura de la vida.
Cuando nos quejamos de algo evidenciamos inconformismo
y el inconformismo es contrario a la satisfacción de vivir.
Cuando nos quejamos de algo,
evidenciamos menosprecio a lo que poseemos,
y el menosprecio a lo que poseemos;
es contrario al aprecio de lo que el cielo nos ha dado.
Y en ocasiones insuperado el motivo de la
QUEJA; pero nos seguimos quejando.
Hay cosas que las quejas no lo pueden cambiar
¡Porque son inalterables! ¡Amigos!
Si las quejas nos vuelven inconformes
despreciativos y amargados.
Si las quejas nos convierten en resentidos,
insociables y hasta en pendencieros.
Si las quejas frustran en nosotros la sublime
aspiración de disfrutar plenamente de la vida.
¡Evitemos entonces las quejas!
¡Quien vive quejándose no vive feliz!
Si aspiras a disfrutar de tu existencia.
Antes de quejarte de todo, busca en todo
Un motivo de alegría ¡¡Si lo hay!
Porque en donde está lo positivo esta también lo negativo.
No hay noche sin día.
Los rayos del sol pueden llegar a los abismos profundos
y con ellos, es posible encender una fogata.
Una simple semilla puede servir para embellecer
un jardín con flores maravillosas y llenas de fragancia.
Una gota de agua de una hoja temblorosa
puede motivar un bello poema.
¡No te quejes de tu destino!
Si no estás conforme con él ¡Fórjalo!
Busca el rayo de sol.
¡ No te quejes de cuantos te rodean!
Si crees que deben ser diferentes ¡Ayúdalos!
Busca la semilla de la flor.
¡No te quejes de tu existencia!
Si no hallas en ella grandiosidad ¡Enaltécela!
Busca la gota de rocío.
No te quejes del frio ¡Abrígate!
No te quejes de la oscuridad ¡Enciende la luz!
No te quejes de lo que no tienes ¡Disfruta de lo que tienes!
No pierdas el tiempo quejándote ¡Disfruta de la vida!
Observa detenidamente todo aquello,
de lo que te estás quejando;
y descubrirás que no tienes razón de quejarte.
¡Vive entonces sin quejarte!
No pierdas el tiempo en lamentaciones.
Disfruta de cada segundo de tu existencia.
¡Ten fe!
¡Ten valor!
¡Ten amor!

¡¡¡TE DESEO ÉXITOS!!!


DE QUE SIRVE DISCUTIR

Cuántas veces hemos discutido,


sin arribar a conclusiones satisfactorias.
Cuantas consecuencias desagradables
hemos pasado a consecuencia de las discusiones.
Valioso tiempo perdido y en ocasiones heridas abiertas
por discusiones irreflexivas.
Las discusiones propiamente dichas no son malas;
pero nosotros, los que discutimos, al fijar posiciones
irrenunciables y algunas veces irrazonables,
las hacemos estériles o dañinas.
Pues es común en nosotros creernos
poseedores de la verdad.
Suponernos infalibles, considerarnos sabios
y así partiendo de esa falsa premisa;
defendemos ciegamente nuestro parecer,
rechazando obcecadamente los criterios ajenos
sin admitir que podemos estar equivocados
y que las otras pueden estar en lo cierto.
Esa tiranía en la transmisión de los conocimientos
la podemos apreciar a cada instante.
Observamos por ejemplo:
Al papá frente al hijo, lo que él dice es cierto;
aunque esté equivocado.
Lo mismo sucede reiteradamente
en todo aquel que jefatura un grupo de personas
o una comunidad.
Siempre creemos que los demás deben aceptar
lo que pensamos; pero nosotros no estamos dispuestos
a aceptar lo que piensan los demás.
No somos capaces de admitir el razonamiento mutuo
Estimados amigos:
Mientras menospreciemos las ideas de los otros
y consideremos que nuestros ideales
son las únicas verdaderas.
¡Las discusiones de nada servirán!
Alguien dijo en cierta oportunidad:
“Que cuando dos personas discuten
siempre hay una tercera que tiene la razón”.
¡Esto debe hacernos reflexionar!
Si hay discreciones razonemos en los puntos de vista
de quienes discrepan con nosotros.
Quizás tengan razón.
¡O tal vez ellos y nosotros estamos errados!
No fijemos posiciones ciegas,
negando a los demás el derecho de la verdad.
Pero querido amigo:
Si agotas todas las posibilidades de error
sabes que estás en lo cierto
y tienes la razón en lo que afirmas.
Entonces defiende tu posición, pero sin discutir.
Si alguien no acepta lo que dices;
por más clara que sea la verdad que expongas.
¡Nada conseguirás discutiendo! Además;
“La verdad no se discute, simplemente se expresa”.
Quien en posesión de la verdad discute
para imponerla. ¡La Maltrata!
El que posee la verdad simplemente la expone
Si los demás no los acepta; eso es problema de ellos,
eclipsará la verdad quien pretenda imponerla,
subyugando la mente ajena.
“La verdad ni se discute ni se impone,
sólo se enuncia en la hora oportuna
y se silencia cuando es menester”.
No discutas jamás estimado amigo;
Porque a causa de las discusiones
Muchas heridas se han abierto
y mucho tiempo se ha perdido.
¡Obremos sabiamente!
Huye de las discusiones porque altera la paz
y recuerda, que vivir en paz con los demás,
es el sublime anhelo del ser humano.
En esa elevada aspiración,
resulta inadmisible la discusión.
No discutas con el sabio es torpeza hacerlo.
Mejor, ¡escúchalo!
Tampoco discutas con el ignorante,
también es torpeza hacerlo,
¡Mejor compréndelo!
¡Cuando uno y otro viven en paz!
¡La vida será más dulce!

¡¡¡TE DESEO ÉXITOS!!!


NO PERMITAS QUE LA CORRIENTE TE
ARRASTRE

En un libro leíamos cierta vez un consejo que decía:


Si en la embarcación en la que navegas, coaliciona.
Con un arrecife se hace pedazos.
Aférrate a una de las tablas
y con ella busca la orilla
Cuantas veces estimado amigo:
Todo, lo que poseemos se convierte en escombros.
En ocasiones un mal pasado dado
motiva a que rodemos al abismo
ya sea porque todo lo hemos perdido.
o porque muy hondo hemos descendido.
Existen oportunidades en las cuales creemos
que para nosotros todo ha terminado.
¿Si algo así te sucede?
Quiero que recuerdes al naufrago:
“No permitas que la corriente de las aguas te arrastren”
¡Lucha resueltamente por sobre vivir!
Aférrate con las ansias sublimes de vivir.
A los restos que algún valor aun conserves.
¡Hazlo como si fuera verdaderas tablas!
de salvación y alcanza la orilla!
¡No renuncies a la vida!
A tu sagrado derecho de vivir
Pelea contra la adversidad
con todos los recursos de tu alcance
¡Pero vive!
¡Recuerda que la vida!
¡Es la más importante que poseemos!
¡Lucha entonces!
Hasta alcanzar la victoria.

¡¡¡TE DESEO ÉXITOS!!!


ATRAPADOS EN EL PASADO
Hay quienes viven aferrados al pasado.
Muestran a cada instante las heridas cruentas.
Relatan hasta la saciedad,
los dramas más grandes que han vivido.
Tienen su propia película que la proyectan
y la re proyección hasta llegar al fastidio
¡Me pasó esto!
¡Sufrí tal cosa!
¡Me ocurrió aquello!
Es decir, recordemos y más recordamos.
Los relatos no son moderados como debiera de ser.
Si no una y otra vez, hasta resultar mortificantes.
Hay también quienes se aferran al a pasado
con recuerdos gratos.
Para ello lo vivido en horas que ya se fueron
les permitió alcanzar límites formidables
de grandiosidad
¡No hay ni habrá algo superior!
Así pues: los recuerdos son buenos o malos.
Hay gente que vive fuertemente aferrado al pasado
olvidando la importancia del presente y el futuro.
¡De que sirve! ¡Estimado amigo!
El pasado de grandeza
y si el presente es de miseria
y el futuro será también de miseria!
Debemos tener presente que los recuerdos
son solamente recuerdos.
Y que logramos recordando una y otra vez
las horas amargas que hemos vivido.
Ciertamente nada.
Pues como lo hemos señalado,
“los recuerdos son solamente recuerdos”.
Si te propones alcanzar la cumbre del éxito:
¡Avanza sin mirar atrás!
Si vuelves el rostro perderás el tiempo,
y lo que es peor; ¡puedes caer!.
Si a cada instante te detienes a pensar
en los momentos ingratos que has vivido
¡No avanzarás!
¿Conoces la historia de la esposa de Lot?
Cuando la familia salía de Sodoma
Ella miró hacia atrás
y se convirtió en estatua de sal
¡Cuántos seres hacen a diario lo mismo!
A cada momento están mirando el pasado:
¡El esposo a la esposa!
¡La esposa al esposo!
¡El hermano al hermano!
¡El amigo al amigo!
Recordando continuamente:
Tú me hiciste esto, tú fuiste aquello;
en fin, recuerdos y más recuerdos
A causa de los recuerdos amargos,
los momentos que pudieran ser felices,
se convierten en horas de infierno.
Y el caminante así queda atrapado en los recuerdos,
girando sin rumbo en el mismo lugar,
perdiendo miserablemente su precioso tiempo.
Otros viven los gratos momentos que se fueron
Hoy todo es calamidad o por lo menos el pasado fue mejor;
por lo tanto se aferran al pasado,
se aferran a los recuerdos.
Cuentan una y otra vez sus apreciadas historias.
Éstas también ingresan a un círculo vicioso
Girando sobre sí mismo sin avanzar,
perdiendo inútilmente su valioso tiempo.
¡No queridos amigos!
Es necesario tener presente que el pasado, pasado es.
No lo menos preciamos;
pero lo que realmente importa es el presente y el futuro.
Del pasado solo podemos conservar los valores útiles
para forjar un porvenir mejor.
Dejemos entonces de mostrar a toda hora
las cicatrices del pasado
y de exhibir a cada instante los trofeos del pasado.
¡Pongamos cada cosa en su lugar y avancemos!
Los recuerdos son solo recuerdos.
De nada servirá si al final de la caminata hemos fracasado.
¡La cumbre del éxito te espera!
No vuelvas el rostro puedes convertirte en estatua de sal
¡Mira adelante! ¡A la cima!
¡¡¡TE DESEO ÉXITOS!!!
LA AMISTAD

¡Tener un amigo!
Es tener una puerta abierta,
cuando todas están cerradas.
¡Tener un amigo!
Es saber que alguien piensa en nosotros,
cuando todos nos han olvidado.
¡Tener un amigo!
Es disponer de un cálido rinconcito en el mundo,
cuando la fría tormenta todo nos ha quitado.
¡Tener un amigo!
Es poseer un jardín fecundo,
en el que podemos cultivar sentimientos hermosos.
¡Tener un amigo!
Es en suma saber que en nuestras almas
No existe la soledad que nos aterra.
Cultiva entonces la amistad, porque ella es;
una de los más preciados matices de la vida.
¡Ten amigos! Tantos amigos:
Como frutas tiene el árbol fecundo.
Así como el viajero, extremado se nutre
de la frondosidad del árbol que hay en el camino.
Así permite que los demás se sustenten
de tu suprema concepción de la amistad
¡Da sin pedir!
¡Da sin esperar!
Simplemente siembra tu amistad,
Total la semilla brotara.
¡No busques enemigos!
Pues ello te impulsará al infierno.
¡Busca amigos!
y con ellos disfrutaras de los perfumes de la gloria.
¡No busque enemigos! Porque la enemistad
destruye los valores celestiales del hombre
¡Busca amigos!
Porque la fraternidad nos acerca a dios.
¡No busque enemigos!
Porque una vida salpicada llena de reencias
se acerca más a la muerte que a la vida.
¡Busca amigos!
Porque la armonía es la suprema manifestación del hombre.
¡No busque enemigos!
Porque si lo haces demostraras ¡cuán pequeño eres!
¡Busca amigos!
Porque vivir bien con los demás
Es una de las grandes aspiraciones de los hombres de verdad
¡Quiero que sepas!
Que vivir sin amigos: Es vivir en soledad
Y ¡Quien vive en soledad! No vive, solo existe.
¡Quiero que sepas!
Que no hemos nacido para vivir solos;
sino para compartir nuestra vida con los demás.
¡Quiero que sepas!
Quien vive sin amigos es ermitaño, egoísta
y sobre todo, cruel consigo mismo.
¡Quiero que sepas! , en fin
Que cultivando la amistad estás construyendo;
al engrandecimiento del mundo en que vivimos.
Ten por ello todos los amigos que puedas.
¡Pero te advierto!
No te conviertas en esclavo de ellos,
Ni hagas a ellos tus esclavos
Ten todos los amigos que puedas,
recordándolos siempre, uno por uno
¡Pues ese es el tributo de la mistad!
Si el amigo falla, no falles tú;
porque él fue tu amigo sin condición alguna.
Si tu amigo falla, entonces,
ha llegado la hora de demostrarle
con todas las fuerzas a tu alcance:
Que eres su amigo de verdad.
Si el amigo falla compréndelo, admíralo
y demuéstralo la grandeza de tu amistad.
¡Dios te premiará!
Dale a tus amigos comprensión, dales afecto,
dales protección, dales parte de tu vida misma.
¡A fin de cuentas!
Todo cuanto des volverá a ti,
La semilla brotará en el terreno fecundo
y la hora de la cosecha llegará.
¡Ponte entonces de pie!
y camina por los senderos de la vida,
extendiendo tu mano franca:
¡En pro de la amistad!
A cuantos encuentres a tu paso
al final de la jornada, cuando llegues a la meta
Una multitud, pronunciará tu nombre
y sus voces estarán impregnadas
de la sublime fragancia de la amistad
que fuiste sembrando a tu paso.
¡Entonces busca amigos!
Y vive con el encanto de las almas superiores.

¡¡¡TE DESEO ÉXITOS!!!


LA QUINTA NOTA
I
Cualquiera al ver mi libreta
Me mira con desconfianza
Segurito que piensa
Este burrito no pasa.
II
Es que te tengo tantas notas en rojo
Que parece el calendario
Del país de los ociosos
Donde es fiesta todo el año.
III
Es que a simple vista las cosas
Nos podemos engañar
Es mejor averiguar
De donde salen esas notas
IV
Y me adelanto en decir
Que no soy un mata perro perdido
Aunque la gente por ahí
Digan que son un jodido
V
Que no me baño
Que no me peino
Que ando todo mugriento
Y un poquito pesuniento
VI
Es que más caso le hago yo
A los jueguitos de mi barrio
Entre todo el chiquilleo
Que se amontona en mi cuadro.
VII
Pero a quien no le gusta jugar
Al cachaquito, a las bolitas
A la cometa, a las escondidas
Y a todo tipo de jueguitos
VIII
Es una normalidad entonces
Todo lo que les cuento
Que todo chico de mi edad
Tenga igual comportamiento
IX
Lo que pasa es que de algún tiempo
Mi familia anda toda volteada
Con el entender revuelto
Y un insulto en la mirada.
X
Es que nadie me conversa
Todo lo hablan gritoneando
Que tu madre es una espesa
Y tu viejo es un tacaño.
XI
Te ha cruzado el pensamiento
Me lo contaron ayer
Hoy de ti, sale cierto
Y es verdad no ten mentido
XII
Que es un perro tu marido
Porque es un viejo cruel
Y mi perrito da un ladrido
Porque es un perro fiel.
XIII
Interviene una comadre
Que un lugar de apaciguar
Pone todo más vinagre
Con su forma de arbitrar
XIV
Y parece que todo este enredo
Nunca habrá de terminar
Cada día dan más fuego
A este infierno familiar.
XV
Y es que también mi papá
Con una tremenda raza
Quiere que con mi mamá
Viva la otra en la casa.
XVI
Mi mamá como es normal
Por supuesto que no aceptado
Como pues con dos mamás
Mi viejo va andar juntado.
XVII
Entre todo este enredo
Estudiar casi no puedo
Entre gritos y peleas
Se me enredan las tareas.
XVIII
Por ejemplo en religión
Cometí una gran burrada
Por eso el profesor
Me tiró una requintada.
XIX
Escribí que judas fue
Quien descubrió la corbata
Y probándose con un nudo
Se ajustó la garganta.
XX
Que Pilatos se lavó
Las manos con detergente
Y que su hijo mató
A Herodes por mala gente.
XXI
Y así todo un crucigrama
De difícil solución
Se me sale en cada tema
En lugar de una lección.
XXII
Ahora pues ya saben
Porque se pintan mis notas
Muy pocas pasan de diez
Casi todas vienen rojas.
XXIII
Se que estoy a tiempo de cambiar
Tanto número en rojo
Que más salen de mi hogar
Y no de mi responder.
XXIV
Porque a la hora de estudiar
Puedo el rojo superar
Me ha pasado en otros años
Que me son números extraños
XXV
Si alguien me quiere ayudar
Que venga pronto al colegio
Que hable con mi auxiliar
Y le explique mi complejo.
XVI
Que también venga a mi casa
Que converse con mis padres
Para que se dejen de vainas
Y no tengan que pelear.
XXVII
Muchas veces he escuchado
Que se van a separar
Los que tanto me mimaron
Y ya no se que pensar
XXVIII
Ni mucho sé que responder
Cuando como haciendo un juego
Me piden para escoger
Con quien más irme prefiero
XXIX
Y digo: si los dos me hicieron
Nada cabe preguntar
A los dos juntos los quiero
Y no me partan por mitad.

¡¡¡GRACIAS!!!