Está en la página 1de 165

Revoluciona

tu ajedrez 111

1I10BIN
1300K
Barcelona - México
Buenos Aires
Revoluciona
tu ajedrez 111
APERTURAS

Viktor Moskalenko

Traducido por Mila Moskalenko


UN SELLO DE EDICIONES ROBINBOOK
información bibliográfica
Indústria, 11 (PoI. Ind. Buvisa)
08329 - Teia (Barcelona)
e-mail: info@robinbook.com
www.robinbook.com

Título original: Revolutionize Your Chess

© 2010, Victor Moskalenko

© 2010, Ediciones Robinbook, s. l., Barcelona.

Diseño de cubierta: Regina Richling

Fotografías de cubierta: i Stockphoto © Marko Kovacevic

D iseño interior: Igor Molina Montes

ISBN: 978-84-9917-084-8

D epósito legal: B-42.136-201O

S . A. DE LITOGRAFIA,
Ramón Casas, 2 esq. Torrent Vallmajor, 08911 Badalona (Barcelona)

Impreso en España - Printed in Spain

«Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta


obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley.
Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www. cedro. org) si necesita fotoco­
piar o escanear algún fragmento de esta obra. »
¡Dedico este libro a mi querida hija Mila, la mejor estudiante de
todos los tiempos, y también a todos los jugadores de ajedrez del mundo!
índice

Símbolos de ajedrez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
Prefacio. Bienvenido al laboratorio de un granmaestro . . . . . . . . . . . . . . . . 13

Capítulo 1 . Nimzo-India, Variante Samisch . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15


Parte 1 . Samisch, un repertorio para las blancas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
Parte 2 . El Caballo de Troya en la Guerra Nimzo . . . . . . . . . . . . . . . . . 61
Parte 3 . El sacrificio de Peón y el Caballo Cautivo . . . . . . . . . . . . . . . . . 73

Capítulo 2 . La Defensa holandesa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 5


Parte 1 . Introducción al Muro de Piedra (Stonewall) 87 . . . . . . . . . . . . . . .

Parte 2. Rolling Stones: un repertorio para


las negras y para las blancas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 1 7
.

Capítulo 3 . Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey,


ataque de los Cuatro Peones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 3 7

Índice de jugadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 72

Epílogo. Mi manera de escribir esta serie


de libros para todos los jugadores de ajedrez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 7 3

Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 75

9
Símbolos de ajedrez

;t Pequeña ventaja blanca. ?? Muy mala jugada.


=¡: Pequeña ventaja negra. !? Jugada interesante.
± Clara ventaja blanca. ?! Jugada dudosa.
=¡:: Clara ventaja negra. /). Con la idea de.
+- Decisiva ventaja blanca. x Debilidad / Mal ubicado.
-+ Decisiva ventaja negra. D Jugada única.
# Mate. o Es mejor.
00 Juego incierto. EE Centro.
00 Compensación. /) Diagonal.
t Iniciativa. <=} Columna.
� Ataque. » Flanco de rey.
? Contrajuego. « Flanco de dama.
e Ventaja de desarrollo. .1 Final.
O Ventaja de espacio. @ Pareja de alfiles.
0 Zugzwang. ¡!I Alfiles de color opuesto.
Buena jugada. .. Alfiles del mismo color.
? Mala jugada. o Peón pasado.
" Excelente jugada. EE> Tiempo.

11
Prefacio

«Todo irá bien si conoces las ideas ocultas en las aperturas,


pero si simplemente copias las jugadas, es cierto que vas a perder.»
Stefanos, miembro del foro www.chesspublishing.com

Bienvenido al laboratorio de ajedrez de u n granmaestro


Si en lugar de ello, nos centramos en la experiencia de especialistas en ciertos
sistemas de aperturas, no tan solo aprenderemos algunas variantes y a ganar
una o varias partidas, conoceremos algo abstracto y preciso. Empezaremos a
entender los secretos de la pura estrategia.
En los siguientes capítulos os presentaré algunas de mis propias especiali­
dades. Como había dicho previamente, mi objetivo no está en cubrir comple­
tamente todas las líneas de las aperturas presentadas. Para jugar un sistema
con éxito, en primer lugar es importante entender las ideas principales y los
puntos críticos. Pero también es imprescindible reconocer los recursos tácti­
cos que serán de influencia más adelante en la partida.

Plan para la sección de Apertu ras


Capítulo 1 . Sistema Samisch contra la defensa Nimzo-India
Capítulo 2 . Defensa holandesa, variante Muro de Piedra (Stonewall)
Capítulo 3 . El ataque de los Cuatro Peones contra la Defensa India de Rey.

Este libro contiene una colección de mis mejores partidas sobre las aperturas
mencionadas, y varias partidas-modelo de otros jugadores.
En mi opinión, las líneas que se presentan con profundos análisis en los
próximos tres capítulos son muy flexibles, ¡ algo que también se utiliza para
evitar las largas líneas teóricas ! Este aspecto encaj a perfectamente con mis
ideas sobre la selección y el estudio de las aperturas, unas ideas basadas en la

13
Viktor Moskalenko

búsqueda de caminos que no habían sido estudiados en profundidad, pero que


esconden unos planes originales.

Las Ci nco Claves en apertu ras


«Mi enfoque personal se centra en estudiar y jugar aquellas aperturas que
conducen a un medio juego donde en las posiciones críticas hay más de una
forma de proceder.» Viktor Moskalenko, el autor, en libro 1, capítulo 1 .

Clave 1 MATERIAL
Clave 2 DESARROLLO
Clave 3 COLOCACiÓN oIv DISPOSICiÓN DE PIEZAS Y PEONES
Clave 4 POSICiÓN DE REY
Clave 5 TIEMPO

(Habilidades Personales de un jugador, libro 1, capítulo 1 )


(Leer todos detalles sobre 5 Claves en libro 1, capítulo 2 )
(PPPC: Propiedades d e Piezas, Peones y Casillas, libro 1, capítulo 3 )

14
Capítulo 1
NimzO-lndia, Variante Samisch
Parte 1. Samisch, un repertorio para las blancas
Este capítulo se dedica a varias estructuras y esquemas en la Variante Samisch
de la Defensa Nimzo-India, que surgen normalmente después de l .d4 tLlf6
2 .c4 e6 3.tLlc3 ib4.

4.a3 (Variante Samisch) y 4.0 (Variante Kmoch) son la dos jugadas más agre­
sivas contra la Nimzo-India.

L o s creadores d e l sistema, G M alemán Frie­ IM austriaco-americano Hans Kmoch


drich Samisch (1896-1975). (1894-1973), jugaron una partida ex­
cepcional con 4.a3 en B rno 1928, aca­
bando en tablas.

17
Viktor Moskalenko

Momento de h istoria
Lo que es interesante, Kmoch nunca había jugado 4.f3, sino que siempre optaba
por 4.a3 . Hay dos posibles explicaciones del hecho de que 4.f3 lleve su nombre.
1) Johann Joseph Kmoch (principalmente conocido como Hans Kmoch) es­
cribió un suplemento a HANDBUCH de Bilguer en 1 93 0.
2) En los años treinta, Kmoch vivía en los Países Bajos, y en aquellos tiempos
trabajó muy unido a Euwe. Euwe puso muchos de los nombres a las variantes
de aperturas en su famosa serie de libros sobre aperturas. Tal vez fue el Cam­
peón Mundial holandés quien llamó la variante con el nombre de Kmoch.
La idea de 4.a3 , invitar al cambio del alfil negro por el caballo en c3 , apa­
reció en torneos durante los años veinte . Después de lo cual, GM alemán
Friedrich Samisch desarrolló la teoría del sistema, empezando a jugar la va­
riante regularmente.
Según la data-base, 4.f3 (preparando el agresivo avance e2 -e4), se jugaba al
principio por el famoso crack de ataque, GM Bogoljubow, en 1 93 1 .
4.8 y 4.a3 son mis armas personales favoritas contra la Nimzo-India y he
continuado usándolas durante muchos años. Ofrecen una compleja lucha es­
tratégica, donde el entendimiento es más importante que el puro conoci­
miento teórico.
En 1 984, durante mi preparación para el Campeonato Soviético, me com­
pré un libro de repertorio en la Defensa Nimzo-India del popular granmaes­
tro Mark Taimanov. Lo que me había interesado fue el Sistema Samisch con
4.a3 . Pero en los textos explicativos encontré una opción sorprendente que
empezaba con la jugada 4.f3 ! ? , pero sin ningún análisis. Así que decidí investi­
gar sobre esta línea y mis primeros resultados fueron más que satisfactorios: 2
puntos de 3 en mi primer Campeonato Soviético (semi-final) y numerosas vic­
torias en torneos de los finales de los años ochenta. Más tarde, compartí mis
análisis de esta nueva variante con un fuerte jugador y compañero mío, V1adi­
mir Malaniuk, y él debidamente se convirtió en otro experto de 4.f3 .
En 1 98 7 , gané una partida espectacular contra Yury Yakovich con esta ju­
gada (ver los comentarios a la partida 1 . 1 5 , en parte 2 ) . Hoy en día Yakovich
es un reconocido granmaestro y, curiosamente, autor del bien conocido libro
llamado «Play the 4.f3 Nimzo-India», Gambit, 2 004. Usando 4.8 , incluso gané
al joven Morozevich en 1 7 jugadas durante nuestro match de 1 994, ver par­
tida 1 . 1 .
En los días que corren, la teoría de Kmoch está progresando rápidamente.
Jugadores de todos los niveles siguen encontrándole recursos, planes estraté­
gicos y también muchas opciones de ataque.

18
Nimzo-India, Variante Samisch

Estadísticas de MegaBase
Aquí se presentan algunas interesantes estadísticas para las variadas respuestas
a la Nimzo-India.
• La mayor popularidad es alcanzada por dos jugadas:

- 4.e3 = 29.947 partidas = 5 2 , 8 % por blancas, y


- 4.'lWc2 = 2 6 . 5 3 2 partidas = 5 3 % .
• Menos usadas son las jugadas (los porcentajes se refieren a la puntuación de

las blancas):
- la universal 4.ltJB = 6. 1 47 = 52 ,4% ;
- la «pseudo-agresiva» 4.i.g5?! = 4. 5 2 7 = 46, 8 % ;
- l a bastante nueva «híbrido verde» 4.8 ! = 4. 52 O = 5 5 % ;
- la jugada favorita d e Sümisch y Botvinnik 4.a3 = 4. 1 92 = 46,2 %
(la última no parece tan extraña actualmente);
- 4.g3 !? = 1 .49 1 = 52 , 5 % , parece una jugada potencialmente de moda al es­
tilo apertura Catalana.

En general, podemos observar que hasta los días de hoy, para enfrentarse con
3 . . .i.b4, la mayoría de los jugadores de nivel que oscilan entre 1 5 00-2 500 ha­
bían seguido las ideas de ataque de Samisch (e3 -a3 -B). Por el contrario, en el
repertorio de un gran número de jugadores de ajedrez profesional con un ra­
ting de 2 500-2 800, siempre había predominado la sólida jugada 4.\Wc2 (que se
parece más al Gambito de Dama) . Por supuesto, tras la ambiciosa jugada de
Samisch a2 -a3 puede usarse en cualquier momento de la partida, siempre y
cuando el intercambio ixtLl no perjudique a la estructura de peones.
A la hora de estudiar la teoría y construir un repertorio, siempre hay dos
opciones para escoger: adoptar las variantes que están de moda, como sería en
el caso de 4. \W c2 !?, o investigar propios caminos en líneas menos usuales (en
nuestro estudio, las variantes 4.a3 y 4.8). También es posible la combinación
de ambas opciones. Personalmente creo que reproducir sobre el tablero unas
2 0- 3 0 jugadas bien conocidas y jugar variaciones que habían sido analizadas
en profundidad por otros, es bastante aburrido, incluso si se trata de jugado­
res de alto nivel.

Mis propias estadísticas en la Nimzo-India:


4.B = 1 64 partidas = 7 3 ,8% Performance = 2 6 1 3 ( 1 -0 = 90, tablas = 5 5 , 0- 1 = 1 4).
4.a3 = 24 partidas = 8 1 , 3 % Performance = 2 5 9 1 ( 1 -0 = 1 7 , tablas = 5 , 0- 1 = 2).
4.e3 = 46 partidas = 67,6% Performance = 2 545 ( 1 -0 = 24, tablas = 1 6, 0- 1 = 6).

Nota: A veces las tres jugadas coinciden por transposición.

19
Viktor Moskalenko

El Sistema Samisch y las Ci nco Claves


La idea principal de las blancas en las líneas que empiezan con 3 .tLlc3 consiste
en la preparación del avance e2 -e4, con el fin de dominar en el centro (+clave
3). En comparación con las líneas de 4.e3 , donde las blancas encierran su pro­
pio alfil en el y optan por un juego lento pero sólido, y 4.'.Wc2 , donde las ne­
gras frenan su desarrollo con el fin de instalar una buena estructura de peones
(-clave 2 = +clave 3), líneas con 4.a3 y 4.8 son más dinámicas: prevalece clave 5.
Las blancas intentan obtener una ventaja inmediata con sus peones centrales.
Los objetivos de las negras tras 3 . . . ib4 son: controlar el centro con piezas
menores (por ejemplo, jugando . . . b6 y . . . ib7), para completar su desarrollo en­
rocándose y empezando la búsqueda de típicos avances de bloqueo como . . . c7-
cS, ... d6/ ... eS, o jugar de manera similar al Gambito de Dama con ... d7-dS .
Muy a menudo las dos líneas se transponen, y por eso tiene sentido estudiar­
las conjuntamente, no solamente las jugadas exactas, sino las ideas generales:

• Jugando 4.8 , con la idea de S .e4, las blancas empiezan una lucha por el cen­
tro que muchas veces lleva a una aguda batalla (+clave 3: estructura de peo­
nes). La desventaja de esta variante está en que el peón en B priva al caballo
blanco de su casilla natural (-clave 2) y también debilita las casillas negras.
• Después de 4.a3 , en comparación con otras variantes donde el alfil en b4 se

retira, aquí las negras están forzadas a tomar el caballo, consolidando el cen­
tro de las blancas (+clave 3: estructura de peones). Las blancas consiguen una
ventaj a inmediata con la pareja de alfiles y oportunidades de ataque en el
flanco de rey (+clave 3 = -clave 4). En las líneas más tensas, el peón en c4 se
sacrifica con el fin de obtener la iniciativa (-clave 1 = +clave 2-clave 5).

Las desventaj as de esta línea también son obvias : las blancas pierden
tiempo con 4.a3 y sus peones en c3 y c4 pueden debilitarse (-clave 3).

Esquemas principales y alternativas


Las ideas principales de las blancas tras a3 y B consisten en prevenir cualquier
contrajuego por parte de las negras, dominar el centro mediante la prepara­
ción del avance e2 -e4 y combinar la iniciativa en el centro con el ataque al
flanco del rey.

Líneas más agudas. Variante Kmoeh


l .d4 �f6 2.e4 e6 3 .�c3 ib4 4.f3 e5 ! ? 5.d5 !

20
Nimzo-India, Variante Siimisch

Aquí las negras tienen a su disposición dos ideas agresivas para un contra-ata­
que directo:
• En partida 1 . 1 analizamos el avance S . . . bS y algunas respuestas más posicio­

nales como S . . . d6 Y S . . . 0-0.


• El ataque con s . . .ttJh S , amenazando 6 . . . 'Wh4+ y preparando . . . f7-fS (Partida

1 .2). Algunas ideas similares surgen sin las jugadas 4 . . . cS S .d S , por ejemplo:
4 . . . 0-0 S .a3 ! .t xc3 + 6.bxc3 ttJhS ! ? (Partida 1 . 3).
• El clásico bloqueo del centro con S . . . .t xc3 + y . . . e6-eS puede encontrarse en

la partida 1 . 1 3 en parte 2 , «El Caballo de Troya en la Guerra Nimzo».

Líneas más agudas. Variante S3misch


4.a3 .hc3 + 5.bxc3 b6! ?

Probablemente ésta es l a mayor arma contra 4.a3 . Las negras preparan un plan
de ataque inmediato contra el peón en c4: . . . .ia6-. . . ttJc6-. . . ttJaS (Partida 1 .4)

4.f3 O-O!?

21
Viktor Moskalenko

Una continuación bastante típica. Las negras esperan otra jugada antes de lan­
zar su plan.
• Ahora las blancas pueden escoger entre el avance inmediato 5 . e4, o también

la jugada más flexible 5 . a3 ! (Partida 1 . 3 ) . Muchas ideas similares aparecen


por transposición; por ej emplo, tras 4.a3 i xc3 + 5 . bxc3 o-o y ahora 6.f3 o
6.e3 b6 7.id3 etcétera.
• En partida 1 . 5 , estudiamos las posibilidades de ataque contra la maniobra

defensiva implementada por Capablanca: 6 . . . ttJe8 ! ?

Esta es una línea importante a la que Este concepto profiláctico fue intro­
pronto se llega por transposición. La ducido por Capablanca en 1 92 9 con
retirada del caballo también puede la partida ]ohner-Capablanca, Carls­
jugarse un turno más tarde, tras la bad, 1 92 9. La jugada se realiza con el
inclusión de las jugadas 6 . . . b6 7. e4. fin de evitar la clavada con ig5 y blo­
Las negras pueden posponer la ju­ quear el ataque al flanco de rey f2 -f4
gada de Capablanca aún más ade­ con . . . V-f5 .
lante y jugarla tras (6 ... tt:Jc6 7.id3 0- También os recomiendo examinar
O 8 . tt:Je2 b6 9 . e4 y ahora 9 . . . tt:Je8 , parte 3 , donde las blancas intentan
observar e l diagrama de l a derecha precisar el caballo de Capablanca en
(ver también partida 1 . 1 7 en parte 3). unas situaciones similares.

22
Nimzo-India, Variante Samisch

Planes Clásicos. Kmoch y Sam isch


4.f3 d5 (para 4 . . . liJc6, ver partida 1 . 1 2 )
5.a3 ! ixc3+ (el caballo también puede ser retirado: para 5 ...te 7 ! ? , ver partida 1 . 1 1)
6.bxc3 e5 ! (o también la respuesta 6 . . . c6 ! ? , como en partida 1 . 1 0)
7 .cxd5, y ahora:

• 7 .. �xd5, las negras luchan con sus


.

piezas contra el centro de las blan­


cas. Ver partidas 1 .6, 1 . 7 , Y también
hay dos partidas en parte 2 sobre el
«Caballo de Troya».
• 7 . . . exd5, d e fine la clásica línea
contra Samisch. Las negras inten­
tan bloquear el centro con su peón
d5 y maniobrar con sus caballos.
El Campeón Mundial Mikhail
Botvinnik ganó muchas partidas
contra tales esquemas. Veremos
algunas victorias fáciles en partidas
1 . 8 y 1 .9.

Las novedades más i m portantes


En partida 1 . 3 , podemos encontrar una posibilidad extra en la antigua línea
principal: la opción 5 .e4 no está de moda últimamente a causa de 5 . . .d5 ! . Pero
el experto de f3 GM Yury Yakovich tiene otro punto de vista y sugiere
lO.i.e3 ! (en lugar de 1 O. liJ O? cxd4!).

Posiblemente, esta creativa jugada


puede cambiar el destino de esta casi
olvidada, pero muy fuerte variante.
Las blancas cuentan con una prome­
tedora estructura de peones, tan solo
necesitan tres jugadas para comple­
tar su desarrollo (+clave 3 frente a
-clave 2).

23
Viktor Moskalenko

Partida 1 . 5 también presenta varias desviaciones interesantes contra . . . b7-b6 y


. . .liJe8 .

D D

En vez de la usual 7 . e4, Mamedyarov La clavada 7 .ig5 ! ? va en contra de


jugó 7 . a4! ? , dificultando a las negras varias normas generales, pero si lo
realizar su plan principal . . . b 7- comparamos con las ideas de Trom­
b6/ia6/lLlc6/lLla5 etc. powsky en capítulo 3 de libro n, debe
ser buena.

Partida 1 .6 contiene algunas ideas revolucionarias:

• •

En su match de Candidatos de 1 990, Otro buen ej emplo de un exitoso


Timman podría sorprender a Karpov juego en la apertura y el medio juego
con el salto de caballo 1 6. lLld4! ! . puede verse en este segundo dia­
Observaremos profundamente este grama: Descubrí la jugada super-star
nuevo motivo en parte 2 , El Caballo 1 8 .<j;>f2 ! ! y así completé de manera
de Troya en la Guerra Nimzo, parti­ eficaz el desarrollo de mi ej ército
das 1 . 1 3 - 1 . 1 6. (+clave 2).

24
Nimzo-India, Variante S¡¡misch

� Para recordar
La flexible maniobra del caballo ttJ g l -h3 es típica, y resulta muy útil en mu­
chas líneas con el esquema Samisch.
En ambas variantes (4.8 y 4.a3) hay un gran margen para la creatividad y
para nuevas ideas.

Variante Kmoch. Partidas


Partida 1 . 1
Preparados para e2 -e4! Esta es mi ju­
D Vi ktor Moskalenko gada favorita que llevo usando du­
• Alexander Morozevich rante años .
Moscú Match (3), 1 994 4 ... c5
Un recurso típico en la Nimzo-India:
l .d4 �f6 2.c4 e6 3 .�c3 ib4 4.f3 ! ? las negras contra atacan inmediata­
mente para bloquear o destruir el
centro de las blancas (clave 5).
5.d5 !
Avanzar el peón -d es la respuesta
usual.
5 .a3 lleva de nuevo a los caminos de
Samisch: 5 ... .hc3 + 6.bxc3 GLJc6 7.e4 0-
O 8.id3 (8.ie3 ! ?) 8 ... cxd4 9.cxd4 GLJxd4
1 0.e5 �a5 + l 1 . 'lfff l GLJe8, Carlsen­
Ivanchuk, Cap d'Agde rápidas, 2 008.

Aquí las blancas tienen dos opciones


interesantes: l2 ..hh7+ cJ?xh7 1 3 .'\Wxd4i
o l 2 .id2 'i/lfc7 1 3 .i.b4 ttJc6!oo .
5 ... b5 ! ?
Un golpe dinámico, a l a manera d e
Gambito Blumenfeld.
A) Una alternativa aguda sería
5 . . . ttJh5 ! ? , empezando la acción en el
flanco de rey y amenazando 6 . . . 'i/lfh4+.
Diagrama de análisis Ver partida 1 .2 ;
B ) 5 . . . d6 está es la opción más estra­
tégica: 6 . e4 exd5 ? ! (tras este inter­
cambio las blancas obtienen una me-
25
Viktor Moskalenko

jor estructura de peones (+clave 3).


Para la idea de bloqueo 6 . . . .hc3 +
7 .bxc3 e S , ver parte 2) 7.cxdS;!;.

Diagrama d e análisis

9 . . . a6 1 0. liJ g3 liJbd7 1 1 .i.e2 liJ e S


1 2 Jl:f1 i.aS 1 3 . � g l ! (completando
Diagrama d e análisis clave 2) 1 3 . . . bS 1 4.�h l i.b6 I S . a4 b4
1 6 . liJ b l c4 1 7 . liJ d2 'Wc7 1 8 .aS ! .haS
Ahora es importante finalizar el desa­ 1 9 . 1iJxc4 liJxc4 20 . .hc4± con una só­
rrollo tan pronto como sea posible: lida ventaja, gracias a la mejor estruc­
7 . . . 0-0 8 .i.d 3 b S 9 . liJ e2 ! (9 . .hb S tura de peones (+clave 3), Moska­
'WaSf±) 9 . . . c4 1 0.i.c2 'Wb6 l 1 .a4! (una lenko-Dimitrov, Monteada, 2 007.
ruptura muy efectiva) 1 1 . . .liJbd7 ? ! 6.e4!
( 1 1 . . .bxa4 1 2 .i.d2 ! ? ;!;) 1 2 . axb S liJ e S
1 3 .liJd4!± con una gran ventaja (+clave
3), Moskalenko-Kortchnoi, Banyoles
rápidas, 2 006. Después de la partida,
Kortchnoi me dijo que tenía ganas de
abandonar aquí, pero se había aver­
gonzado de perder tan fácilmente, de
hecho, la partida terminó en tablas;
C) La naturaI S . . . O-O es bastante si­
milar a la línea B: 6 . e4 d6 7 . liJe2 ! ?
(después de 7 .i.d3 .hc3 + ! ? 8 . bxc3 Esta jugada puede esperarse desde el
liJbd7 9 . liJ e2 liJ e S , las negras tienen punto de vista estratégico: las blancas
cierto contrajuego, Malaniuk-G. crean una cadena de peones central.
Kuzmin, Frunze, 1 98 7) 7 .. Jl:e8 (o Si aceptan el peón con 6 . dxe6 ? ! fxe6
7 . . . b S 8 . liJg3 .hc3 + 9 . bxc3 'WaS 7 . cxb S a6! las negras consiguen un
1 O . dxe6 ! ;!;, Moskalenko-Short, rápi­ contrajuego más que satisfactorio.
das Banyoles, 2 007) 8.�f2 ! ? (por qué 6...0-0!?
no 8 . liJg3 ! ? y entonces 9.i.e2 ! ) A causa de que las negras están mejor
8 . . . exdS 9.cxdH desarrolladas (+clave 2), para las blan-

26
Nimzo-India, Variante Samisch

cas es importante mantener la posi­ con favorable estructura de peones,


ción cerrada. En la práctica, había en­ Moskalenko-Vainerman, Chernigov,
frentado 6 . . .bxc4 7 .ixc4 lL'lxd5 8.ixd5 1 985) 1 3 . .i e3 ! ? d6 1 4.Wb3 ( 1 4.)"(ab l ! ?)
exd5 9.Wxd5 con más frecuencia. 1 4 . . . lL'la5 1 5 .Wc2 lL'lc4 1 6 . lL'ld5 lL'lxe 3
1 7 . Wxe3 Wd8 1 8 . lL'lgH y los caballos
blancos controlan el tablero (+clave 3),
Moskalenko-Ulibin, Pinsk, 1 986.
7.tLlh3 ! ?
L a maniobra del caballo g l puede ser
muy flexible en la Nimzo-India. Lo
mismo vale para las maniobras del
rey: con 7. �f2 ! ? La blancas podrían
haber mejorado clave 4.
7 ... bxc4 8.ixc4 J.xc3 + 9.bxc3 VNa5
Diagrama de análisis 10.VNc2 ! d6
Ahora las negras amenazan 1 1 . . . exd5
Una posición clave en esta línea. Las y entonces . . . ixh3 . La alternativa in­
negras tienen una mala estructura teresante era 1 0 . . . exd 5 l 1 .ixd5 !
(-clave 3) y por ello deben buscar ac­ lL'lxd5 1 2 .exd 5 , pero creo que aquí las
tividades. 9 . . . lL'lc6 (9 . . . 0-0 ! ? es bas­ blancas tienen mej ores oportunida­
tante similar: 1 O. lL'le2 Wb6 1 1 .0-0 .ib7 des (+clave 3).
1 2 .Wd l ixc3 ? ! 1 3 . lL'lxc3 We6 1 4.M4± Si 1 O . . . .ia6 l 1 .ixa6 lL'lxa6 1 2 . .ig5 ! t.
Moskalenko-Gómez Jurado, Mont­ 1 1 .dxe6!
cada, 2 004) 1 0 . lL'le2 .ia6 I l .Wf2 ! O-O Aprovechando la ventaja de su turno
1 2 .)"(d l de jugar.
1 1 ...J.xe6 1 2.J.xe6 fxe6 B.O-O ;!;

Diagrama de análisis

D espués de completar el desarrollo


1 2 . . . Wb6 (o, por ej emplo, 1 2 . . . )"(b8 (clave 2), las blancas mantienen su
1 3 .M4 ! ? )"(b7 1 4.)"(ab l .i xc3 1 5 .bxc3 !;!; ventaja de +clave 3.

27
Viktor Moskalenko

1 3 ... �e6 1 4.M4 e5 1 5 .45 �e8? 8 . e4 f4? ! 9 . dxe6 ! \Wf6 1 0 . lLle2 fxg3
16.VHb3 + �h8?? 1 1 .�g2 ! t Moskalenko-I. Novikov,
Un lapsus táctico que permite una rá­ Lvov, 1 98 8) 7 . f4 ! ? lLlf6 8 .�g2 .txc3 +
pida victoria. ¡Muy extraño para Mo­ 9 .bxc3 O-O 1 0 . lLlh3 ! .
rozevich ! 1 6 .. J'H7 era la única de­
fensa, a lo que las blancas juegan
1 7 .\WdS ! ? con una clara iniciativa.
1 7.VHb7 1 -0
Gané este amistoso y muy interesante
match por un pequeño margen (4 11z-
3 11z), pero tuve el placer de descubrir
el gran potencial del fabuloso
«Moro».

Partida 1 .2 Diagrama de análisis

D Shakh riyar Mamedyarov Preparando el avance temático e2 -e4.


• Ruslan Ponomariov 1 0 . . . d6 1 1 .0-0 ( l 1 . lLlgS ! ?) 1 1 . . .h6
Moscú Tal Memorial Blitz ( 1 5), 2 008 1 2 . lLlf2 \We7 1 3 . e4! t fxe4 1 4. lLlxe4
lLlxe4 I S . .txe4 eS 1 6 .fxeS Éixf1 +
l .d4 �f6 2.e4 e6 3 .�c3 J.b4 4.f3 e5 1 7 .\Wxf1 \WxeS 1 8 .�6 ! + - Moskalen­
5.d5 �h5 ko-Kiriakov, Moscú, 1 996.
6 ... f5
Un motivo de Muro de Piedra (Sto­
newall) (ver también capítulo 2).
A) Una lucha puramente estratégica
sobreviene tras 6 . . . d6 7 . lLlf2 (7 . g4! ?
lLlf6 8 .�g2 .txc3 + 9.bxc3 eS 1 0. lLlf2 t,
Shirov-Adams, Biel 1 99 1 ) 7 . . . 0-0 8.e4
(8 .g4! ?) 8 . . . exdS 9.cxdS fS 1 0 . exfS
ÉixfS 1 1 .�d 3 Éi e 5 + 1 2 .�e4!±, casi ga­
nando por +clave 3, Moskalenko-Ba­
Empezando un ataque de flanco con ches García, Benasque, 2 007;
la preparación de . . . V-fS y amena­ B) Las negras pueden arriesgarse y
zando . . . \Wh4+. capturar varios peones con 6 . . . \Wh4+ ! ?
6.�h3 7 . lLlf2 \Wxc4 8 . e4 (8 .�d2 ! ? .txc3
Una respuesta autentica en el estilo 9 . .txc3 \Wxd Soo Arencibia-Yudasin,
de Samisch. La opción más posicio­ Novi Sad Olimpiada, 1 990)
nal es 6.g3 ! ? fS (6 . . . .txc3 + 7 .bxc3 fS

28
Nirnzo-India, Variante Siimisch

Diagrama de análisis

con un juego muy atractivo para las La blancas consiguen mejores oportu­
blancas en todas las líneas: nidades, ya que pueden más fácil com­
B l ) 8 . . . 'lMrd4 9 . 'lMrc2 exdS 1 0 .ie2 ! ? pletar su desarrollo y pronto luchar por
dxe4 1 l .0-0t (+clave 2); la iniciativa. El problema más grave
B2) 8 .. . ,hc3 + 9.bxc3 'lMrxc3 + 1 O.id2 y para las negras está en la activación de
ahora: sus piezas del flanco de dama (-clave 2).
B2 1 ) 1 0 . . JWf6 l l . g4! ? tLl f4 1 2 .gS ! 10 ... exdS?
'lMrxgS 1 3 . 'lMrc 1 eS 1 4. 'lMrxcS tLla6 I S .,ha6 Esto invita a un golpeteo brutal por
bxa6 1 6 Jkl t 'lMrg2 ? 1 7 .,hf4 exf4 parte de un jugador agresivo como
1 8. 'it>e2+ - CapNemo-FCLitras, play­ Mamedyarov.
chess.com blitz, 2 006; 1 l .VNxdS+ �h8 1 2 .g3 VNf6 l 3 .e S !
B22) 1O ... 'lMra3 ! ? l l .eS exdS 1 2 .g4 tLlc6 VNe7 14.ie2
1 3 . gxhS tLlxeS 1 4.ie2 O-O I S .�gl ! ? �e8 1 4.tLle4! tLlc6 I S .ie2±.
1 6 . <;!tfl d6 1 7 .�g3 ! 'lMrb2 1 8 .f4 tLlc6 14 ... tiJf6 I S .exf6 VNxe3 1 6.fxg7+
1 9.ic3 'lMrxe2 + 20.'lMrxe2 �e2 2 l . �g7+! �xg7 1 7.0-0 tiJc6
<;!tf8 2 2 . <;!txe2 d4 2 3 .fuh7 dxc3 24.tLle4!t Si 1 7 . . . ,hc3 ? ! 1 8 .bxc3 y ahora:
Milov-Cebalo, Zillertal, 1 993 ; 1 8 . . . 'lMrxe2 ? 1 9. 'lMrg5+ <;!th8 2 0 .tLl e4 con
B2 3 ) 1 O . . :lMfd4 1 l . 'lMrc 1 exd S mate en pocas jugadas.
( 1 1 . . . tLlf6 ? 1 2 .ic3 'lMra4 1 3 . �b l ! ? tLla6 1 8J�ae l VNeS 1 9.VNd2 d6 20.a3 !
1 4.ib S ± Khenkin-N. Nielsen, Born­
holm, 2 008) 1 2 .ic3 'lMra4 1 3 . 'lMrgS ! t,
Moskalenko-Barsov, Sitges, 2 007.
7.e4!
Muy fuerte tácticamente. Las negras
no presentan suficientes recursos
para el contraataque.
7 ... fxe4 8.fxe4 VNh4+ 9.tiJf2 O-O
10.ie3 !;t

29
Viktor Moskalenko

La fase final de una partida blitz 8 ... c5 ! 9.a3 ! ia5 1 O.ie3 ! ( l O.liJB ?
siempre resulta dramática. cxd4t )
20 ... .hc3 2 1 .bxc3 �h8 22 . .if3 V!Jg7
23 ..hc6 bxc6 24.V!Jxd6 M5 2 5.V!Jxc5
V!Jxc3 26J:�e3 V!Jg7 2 7.'Se7 V!Jb2
28.'Sxa7 'Sxa7 29.V!Jxf8# 1 -0

Partida 1 . 3

D Shakhriyar Mamedyarov
• Pavel El ianov
Moscú Tal Memorial Blitz (2), 2 008
Diagrama de análisis

l.d4 tLlf6 2.c4 e6 3 .tLlc3 ib4 4.f3 O-O


Una continuación típica; las negras Una nueva jugada del experto en 4.8 :
esperan una jugada más antes de si las blancas simplemente defienden
mostrar sus planes. su centro y acaban el desarrollo, esta­
rán mejor.
1 0 . . . cxd4 ( 1 0 . . . liJ f6 ! ? modulo Rybka)
1 1 .hd4 liJc6 1 2 .liJB liJxd4 y ahora:

.- Tru co: 1 3.tijxd4?? t'i'Jxe5!- +,


Yakovich -Lysyj, Moscú, 2009.
1 3 . V!Jxd4!;!;. Esta podría llegar a ser la
posición clave de una nueva línea.

5.a3 ! 5 ... hc3 + 6.bxc3 tLlh5


Llevando la partida de vuelta al Sis­ Otro ataque de flanco . Vimos una
tema Samisch. Esta opción es la más idea similar en la partida previa. La
popular en nuestros días. Su alterna­ posibilidad clásica después de la ma­
tiva principal 5 . e4! ? actualmente se niobra de Capablanca 6 . . . liJ e8 ! ? es
encuentra en crisis debido a 5 . . . d5 ! . 7.e4 b6, que examinaremos en la par­
Pero aquí hay una idea fresca: 6.e5 tida 1 . 5 , y también en parte 3 .
liJfd7 7.cxd5 exd5 8 . f4 (8 .a3 es peor
debido a 8 . . . hc3 + 9.bxc3 f6 ! �. Des­
pués de esta ruptura, las negras casi
equilibran la partida, Moskalenko­
González García, Mataró GM, 2 004)

30
Nimw-India, Variante Samisch

7.tLlh3 !
Un desarrollo a la Samisch.
7 ... f5 8.ig5 ! ?
Esta activación del alfil puede ser una
mejora de 8 . lDf2 de Mamedyarov, que
había jugado contra Fedorchuk, Vi­ Pavel Elianov, Gran maestro
llarrob1edo rápidas, 2 008. internacional ucraniano.

8 ... Y!Ye8 9.e3 d6 1 0.i.d3 e5 1 1 .0-0


tLlc6 12 ..th4 20.,he4! fxe4 2 1 .gxf8+ Y!Yxf8
La incorporación 1 VlNc2 ! ? podría ser 22.Y!Yxh5 tLlxc4 2 3 .e7 Y!Yg8 24.gf1
fuerte, Landaw-Shabalov, DalIas, 2008. tLld6 25.ig3 Y!Ye8 26.gf8+ 1 -0
12 ... i.d7 1 3 .<i>h1 <i>h8 14.f4!?
Variante Samisch. Partidas
Partida 1 .4

o Vi ktor Moskalenko
• Valery Neverov
Kharkov, maestros jóvenes (8), 1 984
Para mí, ésta fue una partida impor­
tante para aprender el Sistema Sa­
misch, y todavía 10 es. Tras muchos
años de análisis, sigo encontrando
Esta posición e s rica e n posibilidades nuevos recursos de ataque.
de ataque. Justo 10 que quiere Ma­ l .c4 e6 2.d4 tLlf6 3 .tLlc3 ib4 4.a3
medyarov! Esta jugada fuerza a que las negras
14 ... b6 1 5 .d5 tLla5 1 6.fxe5 dxe5 intercambien .ixlD y entren en Sa­
1 7.tLlg5 h6 1 8.tLle6! .ixe6 19.dxe6 misch. Actualmente, esta opción es
e4?? raramente usada en la moderna prác­
1 9 g S era la única defensa, y enton­
... tica de los súper-torneos, ya que las
ces 2 0 .e7! t . blancas no pueden crear fácilmente

31
Viktor Moskalenko

amenazas reales en el flanco de rey Con un juego típico de S amisch:


para compensar la debilidad de sus 8 . . . cxd4 9.cxd4 y ahora:
peones doblados en c3 y c4. Sin em­

"Truco:
bargo, las blancas obtienen la pareja
de alfiles y un centro muy fuerte. 9 . . . liJxd4? l O. eS iJJ7!?
4 ....hc3 + 5.bxc3 l U!lf1!? liJg8 1 2. 'fjg4±.
9 . . . e S 1 0 .liJe2 d6 1 1 .f3 O-O 1 2 . .tgS ! ?
h6 1 3 . .th4 ia6 1 4.0-0t.

5 ... b6
Ésta debe ser el arma principal de las
negras contra 4.a3 . Prepara un ataque Diagrama de análisis

..Truco:
directo al débil peón en c4: . . . ia6-
. . . ttlc6-. . . ttlaS . Mientras que S . . . cS ! ? es No 1 4 . . JJ.c8? debido a
la típica alternativa Nimzo-India, ver l S.f4! exf4 l 6JiJxf4! gS l 7. .!el !?
también partida 1 . 8 y partes 2 y 3 . (1 7. liJ h S!? ; l 7. liJdS!?) l 7. . . gxf4?
Después de 6 . e 3 ttlc6 7 . .td 3 b6 las l 8. .!h4!+ -.
blancas tienen 8 . e4! y ahora las ne­ 14 . . . gS (un forzado avance defensivo)
gras deberían tener cuidado y no l S . .tf2 ttJhS 1 6 . 'fja4 ! ? liJaS 1 7 . .te 1
mezclar dos planes diferentes: ( 1 7Jl:fd 1 ! ? l:!c8 1 8 . l:!acU) 1 7 . . . l:!c8
1 8 .haS bxaS 1 9 . 1:!fd 1 liJf4 2 0 . liJxf4
gxf4 2 1 . .tf1 ±, Moskalenko-E. B erg,
Villa Salou, 2 009.
6.f3
Una típica transposición de Samisch
a la Variante Kmoch.
Un interesante intento sería la cla­
vada 6 . .tgS ! ? h6 7 ..th4.

Diagrama d e análisis

32
Nimzo-India, Variante Samisch

Esta es otra posición clave en Sa­


misch.
8.e5 ! ?
Ahora, l a clavada 8 .igS n o e s tan pe­
ligrosa ya que el caballo blanco toda­
vía está en gl (-clave 2), por ejemplo:
8 . . . h6 9.ih4 Wc8 (9 ... gS ! ? 1 O. in We7
1 1 .h4? ! O-O-O? Carlsen-Leko, Mó­
Diagrama de análisis naco partida a la ciega, 2 007) 1 0.id3
liJ a S 1 1 .Wa4? ( 1 1 .We2) l 1 . . . cS ! (las
A) 7 . . . ia6 8.Wa4 (perdiendo tempo, negras se apoderan de la iniciativa en
podría ser buena idea aquí; 8 . e 3 ! ? el centro) 1 2 ..hf6 gxf6 1 3 . d S Wc7
liJc6 9 . liJ f3 con la misma idea, por 1 4. liJ e2 0-0-0 ! ? l S . f4 fS ! 1 6 . e S d6!+,
ejemplo: 9 . . . liJaS 1 O.liJd2 etc.) 8 . . . Wc8 ganando material y la partida, Raineri
9 . .hf6 gxf6 1 O.liJO ( 1 0.e4! ?) 1O . . . Wb7 de Luca-Moskalenko, Barbera del
1 1 . liJ d2 liJc6 1 2 . e4! liJ a S 1 3 . f3 0-0-0 Valles, 2 004.
1 4. st>f2 ! ? Y aquí yo prefiero jugar con 8 ... �g8 9.�h3
las piezas blancas, Moskalenko-V. Li- Ya conocemos esta maniobra univer­
110 Castay, Estartit, 2 009; sal. Casi 2 0 años después de esta par­
B) 7 . . . liJc6 8 . liJ O! . É sta es la jugada tida, probé 9.id3 ! ? liJaS 1 O.We2 ! ? (en
clave que apoya la defensa del peón en esta casilla la dama está mejor centra­
c4; y después de 8 . . . ia6, las blancas lizada: +clave 3) 1 0 . . . Wh4+ ( 1 0 . . . cS ! ?
continúan con 9.liJd2 ! , para preparar 1 1 .ie 3 oo ) 1 1 . g3 WhS 1 2 .h4! f6
e2 -e4: 9 . . . liJaS 1 0. e4! y obtienen la 1 3 .liJh3 liJe7 1 4.M4! ? O-O-O! con una
iniciativa, Moskalenko-Kastaner posición muy aguda, en Moskalenko­
Harster, Sitges, 2 005 . Vehi Bach, Villa Salou, 2 002 .
6 ... ia6 7 .e4 �c6 9 �a5 lO.VNa4
••.

33
Viktor Moskalenko

En mis partidas posteriores de S li- <j;¡f'S 20.tl:)f7


misch preferí mantener la dama en el
centro . Sin embargo, creo que esta
posición se merece más crédito que
tan solo 2 0 partidas que han jugado
hasta ahora.
10 .. JWh4+
O 1 0 . . . f6 1 1 .�d3 fxe 5 1 2 .�g5 ( 1 2 .0-
O ! ? exd4 1 3 . ltJ g5 ! t) 12 ... ltJe7°o, Mo­
skalenko-Kveinys, Riga, 1 984.
l 1 .g3
Una buena alternativa era l 1 .ltJf2 ! ?±.
1 1 ...YlVh5 12 .<j;¡f2 f6! EJERCICIO: ¿Qué juegan aquí las
negras?

20 .. J�h4! !
¡ Un espectacular recurso defensivo !
Después de este terrible golpe, las
negras ganan la batalla.
2 1J�adl
Si las blancas aceptan el regalo con
2 1 . gxh4, la respuesta 2 1 . . .Wxh4+ lan­
zaría un ataque con éxito : 2 2 . � g l
Una típica jugada defensiva de la ltJe7!- + etc.
francesa. Pero si la posición se mira 2 1 . . . gxc4 22 .YlVxd7 YlVxd7 2 3 .gxd7
con un microscopio, concluiríamos �b5 24.gd4 tl:)c6 2 5 .gxc4 ixc4
que la clavada Nimzo es similar a la 26.gdl tl:)ge7 27.ih5 tl:)d5 2 8.f4
de Winawer, ¿verdad? <j;¡e7 29.<j;¡gl b5 3 0.tl:)g5 tl:)xc3
1 3 .tl:)f4 YlVf7 14.id3 fxe5 1 5.dxe5 g5 3 1 .gc 1 tl:)d5 3 2 .i.g4 tl:)d4 3 3 .<j;¡f2
16.tl:)h3 ? ! tl:)b6 34.h4 a5 3 5 .tl:)e4 a4 3 6.h5
Demasiado pasivo. Después d e esta tl:)b3 3 7.ghl b4 3 8.axb4 a3 3 9.tl:)c5
retirada, las negras consiguen una tl:)xc5 40.bxc5 tl:)d7 4 1 .i.f3 gb8
ventaja de tiempo (+clave 5) . La con­ 42 .<j;¡e3 a2 43 .h6 gb l 44.h7 a 1 YlV
tinuación táctica 1 6 .�4! ? era mejor; 45.gxb l YlVc3 + !
o incluso 1 6.ltJd5 ! ? exd5 1 7 .e6!oo . y las blancas abandonaron. Sin em­
1 6 ... h6 1 7.ixg5 ! ? bargo, en esta antigua tensa partida,
Un sacrificio intuitivo, intentando lu­ ha habido muchas oportunidades
char por la iniciativa (activando clave 5). perdidas para el ataque de las blancas.
1 7 ... hxg5 1 8.tl:)xg5 YlVe7 1 9.i.g6+

34
Nimzo-India, Variante Samisch

Partida 1 . 5 4 ... i.xc3 + 5.bxc3 b6! ? 6.f3


Para 6.i.g5 ! ? ver los cometarios de la
D Vi ktor Moskalenko previa partida.
• Manuel Larios Crespo 6 ... 0-0
La Roda (6), 2 004 Remontándose a la popular idea de­
fensiva con . . . lLl e 8 . 6 . . . ia6 ! ? era la
l .d4 ttlf6 2.c4 e6 3 .ttlc3 Jh4 4.a3 partida previa.
También podemos llegar a la posición 7.e4!
de nuestro estudio siguiendo el orden No está claro, pero es una interesante
de Kmoch 4.8 O-O 5 .a3 .b:ch 6.bxc3 clavada 7 .i.g5 ! ? se encontraría con
lLl e 8 (probablemente demasiado 7 . . . h6 8 .i.h4 d5 9 . cxd5 exd5 1 0 . e 3
pronto aquí. Permite un bonito l:% e 8 1 1 . M2! c5 1 2 .i.b5 ! ? .id7 1 3 . .id3 !
avance de flanco. 6 . . . b6 ! ? es la opción lLlc6 1 4.lLle2 lLla5 1 5 .0-0 cxd4 1 6.cxd4
preferible para las negras) 7.a4! ? (7 .e4 l:%c8 1 7 . lLlg3 lLl c4 1 8 . VfJe2 b5 1 9 . e4t
b6 conduce a la partida principal . Bluvshtein-Kunte, Edmonton, 2 00 5 .
Ahora no hay tiempo para bloquear 7 ... ttle8 8.i.d3 ttlc6
este peón) 7 . . . d6 8 . e4 b6 9 . a 5 ! ia6
1 0 .i.d3 lLlc6 l 1 .axb6 axb6 1 2 .lLlh3
lLla5 B.O-O ! .

La posición crítica en esta línea. Las


negras continúan con . . . ia6 y lLl a 5 ,
atacando e l peón c4. Mientras tanto,
Diagrama de análisis las blancas deben completar su desa­
rrollo y avanzar sus peones -e y -f,
y las blancas mantienen la iniciativa: preparando un ataque masivo en el
1 3 . . . c5 ( 1 3 . . . .b:c4? 1 4J%xa5) 1 4.d5 e S centro y en flanco de rey.
1 5 .f4! VfJe7 1 6 . lLlg5 exf4 1 7 . .b:f4 lLl f6 9.ttlh3 !
1 8 . VfJe2 h6 1 9 .1Llf3 l:%fe8 2 0 .l:%ae l lLl d 7 Una flexible maniobra en la Nimzo­
2 1 . e 5 ! dxe 5 2 2 . lLlxe 5 lLl x e 5 2 3 . .b:e 5 India. La posición clásica surge tras el
VfJg5 24.VfJf3 l:%a7 2 5 .i.c7 ! 1 -0 Mamed­ avance 9 . f4 ! ? , el «ataque de cuatro
yarov-Alekseev, Tal Memorial Blitz, peones». Vamos a ver algunos recur­
Moscú, 2 008. sos interesantes: 9 . . . ia6 1 0 . lLl f3 lLl a 5

35
Viktor Moskalenko

1 1 . W!e2 y ahora: equilibrada, Moskalenko-Chepari­


A) 1 1 . . . f5 ! ? 1 2 . e 5 d5 1 3 . exd6 liJxd6 nov, Villa Salou, 2 002 .
1 4.0-000 Moskalenko-Timoshenko, 10 ... ¿¿¡aS 1 l .§'e2 eS
Alushta, 1 99 3 ; Nos estamos acercando al punto crí­
B ) 1 1 . . .liJd6? ! 1 2 .e5 liJdxc4 1 3 .ixh7+! tico de la apertura.
wxh7 1 4.liJg5+ Wg6 1 5 . f5 + ! exf5
1 6.g4--t;
C) 1 1 . . . c5 1 2 . e 5 ! ? (con la táctica
amenaza ixh7 ! . 1 2 .0-0 ! ? también es
buena: 1 2 . . . cxd4 1 3 .cxd4 E:c8 1 4.i.d2
liJxc4 1 5 .i.b4 d6 1 6. E:ac 1 b 5 1 7 .a4i )
1 2 . . . cxd4? (bloqueando el centro in­
mediatamente con 1 2 . . . f5 ! ? parece
mejor: B.O-O ! ? E:c8 1 4.a4 con la idea
i.a3 ; o 1 4.d5 ! ? i.b7 1 5 .d6, ver las So­
luciones en parte 3 para una idea si­ 12.k3 ! ?
milar) 1 3 .ixh 7 + ! --t Esta e s una jugada sólida; defiende el
peón en d4 y también evita las simpli­
ficaciones liJb3 y . . . liJxi..
A) Las blancas podrían haber jugado
más activamente con 1 2 . d 5 ! ? f6
( 1 2 . . . exd5 1 3 .cxdH) 1 3 . dxe6 ! ? dxe6
1 4.e5 ! , parecido a la partida principal,
pero sin las jugadas 1 2 .i.e3 E:c8 :

Diagrama de análisis

1 3 . . . Wxh7 1 4.liJg5+ Wg6 ( 1 4 . . . Wg8


1 5 . W!h5 W!xg5 1 6 . fxg5±) 1 5 . f5 + ! . El
decisivo recurso de ataque, por ejem­
plo : 1 5 . . . exf5 1 6 .g4 liJ d6 1 7 .gxf5 +
liJxf5 1 8 .E:g l , ganando fácilmente
(-clave 4). Diagrama de análisis

9 . .i.a6 1O.0-0
.

También había jugado el avance 1 4 . . . f5 1 5 .i.g5 ! W!d7 1 6 .g4! liJc7


l O .e5 f6 ! ? 1 1 . W!c2 h6 1 2 . exf6 liJxf6 ( 1 6 . . . h6 ! ?) 1 7 .E:ad l W!f7 1 8 .E:f2 ! ? con
1 3 .0-0 liJ a 5 1 4. W!e2 con una partida un potencialmente fantástico ataque

36
Nimw-India, Variante Samisch

al flanco de rey: 1 8 . . . wh8 1 9 . 1Ll f4! lógico. Ahora las piezas del flanco de
gae8 2 0 .h4! ? (2 0 .gg2 ! -+) 2 0 ... h6 dama de las negras se quedan tempo­
2 1 .ge 1 Wg8 2 2 .gg2 (2 2 .M6 ! ±) ralmente fuera de juego (-claves 1 -3).
2 2 . . . hxgS 2 3 .hxgS g6 2 4.gh2 -+ y las 1 3 ...f6
blancas ganan por clave 4, Moska­ Si 1 3 . . . eS 1 4.f4 ! , capturar en c4 es du­
lenko-Trent, Benasque, 2 007; doso, ya que tras 1 3 . . . lLl d6 1 4.eS
B) 0 , alternativamente, 1 2 . eS ! ? con lLl dxc4 1 5 .igS ! las blancas tienen una
una trampa-explosiva: 1 2 . . . cxd4? (la peligrosa iniciativa en el flanco de rey.
mejor defensa era 1 2 . . . f6 1 3 .M4 ! ? ;!; 14.dxe6 dxe6 1 5.e5 !
con un juego creativo por ambos la­
dos, Moskalenko-Vehi, Navalmoral,
2 005)
1 3 .cxd4 ( 1 3 .ixh7 + ! , ver siguiente ju­
gada) 1 3 ... gc8 .

La iniciativa de las blancas puede su­


perar la debilidad de su peón en c4,
creando equilibrio entre las diferen­
tes Claves.
1 5...f5 1 6.g4!?
Diagrama de análisis Buscando nuevos recursos d e ataque.
1 6... g6?
EJERCICIO: ¿Cómo pueden las Esta «defensa» del punto fS debilita
blancas empezar el ataque? demasiado las casillas negras y per­
mite un ataque directo. La mejor ju­
1 4.ixh7+! Una famosa combinación gada es 1 6 . . . lLlc7 ! ? , parecido a Moska­
temática. 1 4 . . . wxh7 l S .lLlgS+ wg8 lenko-Trent, visto en esta partida,
( l S . . . Wg6 1 6.VMe4+ fS 1 7 .VMh4 lLlf6 línea B) 1 2 .d S .
1 8.exf6 gh8 1 9.VMg3 Wxf6 2 0.dS ! + -) 1 7.gxf5
1 6.VMe4 fS 1 7 .VMh4 VMxgS (en 1 7 . . . gf7 , 1 7 .J.gS ! era más potente.
1 8.VMh7+ wf8 1 9.VMhS ! gana) 1 8.ixgS 1 7...gxf5?
ixc4 1 9.J.e7 +-, Moskalenko­ Pierde inmediatamente; 1 7 . . . gxfS
Pogorelov, rápidas Sant Adria, 2 005. 1 8.ixfS exfS 1 9.igS t .
1 2 .. J��c8 1 3.d5 ! 1 8.'tt>h 1 YlYh4 1 9J�g1 + 'tt>h 8 20.YlYg2
Cerrar el centro aquí es un concepto .hc4

37
Viktor Moskalenko

7.cxd5 ! �xd5 ! ?
Las negras luchan con sus piezas con­
tra el centro de las blancas. Para la al­
ternativa clásica 7 . . . exd 5 , ver partidas
1 . 8 y 1 .9.
8.dxc5 'i!Va5
Atacando inmediatamente los peones
en c3 y cS . Otra defensa popular es
8 .. .f5 ! ? , ver partida 1 . 7 .
EJERCICIO: Encuentra la jugada 8 . . . tt'l d7 ? ! 9 . e4 tt'le7 1 O . .!e 3 'Wa5
que gana. 1 1 .'Wb 3 'Wc7 1 2 . .!b 5 ! o-o 1 3 . .hd7 !
.hd7 1 4. tt'l e2 ( 1 4J!b 1 ! ? ) 1 4 . . . e 5
21 .ig5 ! 'i!Vh5 22.M6+ 1 -0 1 5 .c4;!;, Moskalenko-Campos Mo­
reno, Mallorca, 2005.

Planes Clásicos

Juego de piezas: 7 ... �xd5, 8 ... 'i!Va5


Partida 1 .6

D Vi ktor Moskalenko
• Log man G u l iev
Monteada (4), 2 007

l .d4 �f6 2.c4 e6 3 .�c3 ih4 4.f3 d5 9.e4! �e7 ! ?


5.a3 .hc3 + 6.bxc3 c5 ! ? L a más flexible retirada d e caballo.
La respuesta 9 . JiJc7 puede encon­
trarse en la parte 2, sobre el Caballo
de Troya.
9 . . . tt'lxc3 es rechazado por 1 0 .'Wd2 ,
amenazando 1 1 ..!b2 o 1 1 . tt'le2 , con
una clara ventaj a. Pero 9 . . . tt'l f6 ! ? es
una alternativa importante; 1 0 . .!e 3 y
ahora:

El principal recurso en la Nimzo-In­


diana, y también contra los esquemas
de Samisch.

38
Nimzo-India, Variante Samisch

Diagrama de análisis Diagrama de análisis

A) En 1 O . . . lLJfd7, en una reciente par­ B l ) Un bonito truco se realiza des­


tida, la blancas obtuvieron ventaj a pués de 1 3 . . . lLJeS 1 4.l"i:d l .id7 I S .lLJe2
tras 1 1 . l"i:b 1 ! ? O-O 1 2 . @f2 ! lLJa6 bb S 1 6 .'lWxb S lLJbd7 1 7 .0-0 l"i:fc8
1 3 .ba6 ( 1 3 .'lWd6 !) 1 3 ... 'lWxa6 1 4.'lWd6 1 8 . @h l ! a6 1 9 .'lWb4 lLJxcS ? ? (el peón
'lWxa 3 I S . lLJe2± Gyimesi-Werle, Ant­ en e S es intachable) 2 0 .bcS aS
werpen, 2 008; (2 0 . . . 'lWxcS 2 1 .l"i:d8 + ! ) 2 1 .'lWbS 1 -0
B) 10 ... 0-0 1 1 .'lWb3 ( 1 1 .@f2 ! ? es la ju­ Moskalenko-Lapshun, Barcelona
gada de Sergey Volkov, ver también Sants, 2 006;
línea A) 1 1 . . . lLJ fd7 (mi idea principal B2) 1 3 . . . lLJc6! 1 4.'lWa4 lLJceS ! ?
se manifiesta en la línea 1 1 . . .lLJa6 ( 1 4 . . . lLJaS I S .l"i:d l ! lLJxcS 1 6.bcS 'lWxcS
1 2 .ba6 ! 'lWxa6 1 3 .lLJe2 eS, Moska­ 1 7 .'lWxaS a6 1 8 .c4t) I S .'lWd4 a6
lenko-Schneider, Lvov, 1 98 5 , Y ahora 1 6 .bd7 ( 1 6 . .ie2 ! ?) 1 6 . . . l"i:d8+±, Mos­
1 4.l"i:b l ! l"i:b8 I S .'lWb S ! ±) 1 2 . .ibS ! ? (ésta kalenko-González Vidal, Montcada,
es mi moderna idea contra 8 . . . 'lWaS ; 2 008.
defendiendo el peón cS . Solía optar 10.J.e3 !
por 1 2 .a4 'lWc7 1 3 .'lWa3 b6 ! ? +± 1 4.cxb6 Defendiendo el peón en cS .
axb6 I S . lLJe2 i.a6 1 6 .@f2 l"i:c8 1 7 .lLJd4 10 ... 0-0
bf1 1 8 . l"i:hxf1 lLJcS 1 9 .@gL!:: Moska­ 1 O . . . 'lWxch 1 1 . 'it>f2 O-O 1 2 . lLJ e 2 t
lenko-Vaisser, Las Palmas, 1 992) (+clave 3).
12 ... 'lWc7 1 3 .'lWb4! ? 1 1 .�b3

39
Viktor Moskalenko

1 l ...Y!Yc7! ? Diagrama de análisis

L a maniobra favorita del ex Cam­


peón Mundial Anatoly Karpov, pre­ En mi opinión, ésta es una posición
parando para jugar . . . lLld7 cómoda­ muy importante. Las negras amenazan
mente. Una línea peor es 1 1 . . . lLla6 ? ! 1 6 . . . ib3 y 1 6 . . . lLlbc6, pero 1 6.c4? ! se
1 2 J�d 1 ( 1 2 .ixa6 ! ? t) 1 2 . . . lLlxcS ? encuentra con 16 ... a6! +± como en Tim­
1 3 JWb4±; mientras que 1 1 . . .lLld7 man-Karpov, Kuala Lumpur, 1 990.
1 2 .ib S ! ? sería similar a la partida Pero el bonito sacrificio de caballo
principal, y también a la partida 1 . 1 5 1 6.lLld4! ! es un fresco recurso en esta
en parte 2 . línea que estudiaremos más profun­
12 ..th5! damente en la parte 2 : El Caballo de
E s l a idea presentada por el legenda­ Troya en la Guerra Nimzo . Después
rio GM Jan Timman contra Anatoly de 1 6 . . . exd4 1 7 .cxd4± el dominio del
Karpov en 1 990. De esta manera, las centro de peones de las blancas es ob­
blancas intentan defender su peón en vio (+clave 3).
cS . Las negras tienen más oportuni­ 1 3 �a5
•..

dades de equilibrar la partida en caso Con la idea de desarrollar el otro ca­


de la más natural 1 2 .lLle2 lLld7 1 3 .lLlf4 ballo y el alfil. Las negras podrían in­
lLlxcS 1 4.Wc4 b6 1 S .ixcS bxcS sertar 1 3 . . . eS primero, pero aquí lo
1 6 . lLl d 3 lLlc6 1 7 .WxcS ia6 1 8 .lLlb4 interesante es 1 4.0-0 (o incluso,
ixf1 1 9 .1Llxc6 :gfc8 2 0. lLl e 7 + 'kt>f8 1 4.lLlg3 ! ? ie6 1 S .Wa4t) 14 . . . ie6
2 1 . lLl g6+ lh-lh, Mamedyarov-Leko, 1 S .Wa4 a6? ! 1 6 .ic4±, Hernández
Dortmund, 2 008. Carmenates-Guliev, Santa Cruz de la
1 2... �ec6 1 3.�e2 Palma, 2 007.
+clave 2; 1 3 .:gd 1 ! ? lLl a S , y ahora la 1 4.Y!Yb4 id7 1 5 J�Ml ixb5 1 6.Y!Yxb5
dama blanca tiene a su disposición �M8
más de una casilla interesante para
retirarse. La propia partida muestra
1 4.Wb4! ? eS 1 S .lLle2 ie6 . . .
Stop!

40
Nimzo-India, Variante Samisch

Las blancas tienen un peón extra, la


iniciativa y una gran ventaja posicio­
nal en todos los aspectos.

1 9... tLlbc6 20 ..id6 YlYh4+ 2 1..tg3


YlYe7 22.tLld4 gd8 2 3 ..id6 YlYh4+
24.<i!lgl gd7 2 5.e5 YlYg5 26.YlYe2 h5
2 7.g3 h4 28.<i!lg2 YlYd8 29.YlYe4
29.f4! ?
EJERCICIO: Las blancas han obte- 29... tLle7 3 0.YlYxh4 tLlc4 3 1.<i!lh3
nido la ventaja, pero aquí he en- tLld5 3 2.YlYxd8+ gxd8 3 3.g4 <i!lh7
contrado una idea espectacular. 34.<i!lg3 g5 3 5.h4!+ -
¿Cómo continuar?
Ahora empieza un agradable final.
1 7.M4! gxd1 + 1 8.<i!lf2 ! ! 3 5 ... gxh4+ 3 6.<i!lxh4 <i!lg7 3 7.<i!lg3
Esta sorprendente jugada intermedia gh8 3 8.gb l b6 3 9.c6 a6 40.a4 gd8
se basa en un recurso táctico que cul­ 4 1 .c7 gc8 42.tLlc6 tLlxc7 43.tLle7
mina en mate por la octava fila, iY ge8 44.,bc7 gxe7 45 ..id8 gd7
esto hizo que mi oponente se sintiese 46.i.f6+ <i!lg6 47.ghl !
nervioso !
1 8...YlYe7 Las negras sufren -clave 4.
Parece la única jugada. Si 1 8 . . . YlYd7 47... tLle3 48.gh8 gd2 49Jlg8+ <i!lh6
1 9.fud l ! ; o 1 8 .. J'�xh l ? ? 1 9.We8 #. 50 ..tg5+ <i!lh7 5 1.,he3 gd3 52.gf8
1 9.�dl± gxe3 53.gxf7+ <i!lg8 54.gb7 gxe5
5 5.�b6 a5 56.gb5 ge3 5 7.c4

iY las negras pronto se rendirán . . . !


Ver parte 2 para más partidas con la
variante 7 . . . lLlxdS .

41
Viktor Moskalenko

Combinación de juego con piezas las negras está rota, pero el alfil en c8
y juego
con peones: S ... fS ahora puede evitar problemas; 1 2 .ltlB
ltlxcS 1 3 .eS ltlfe400 )
Partida 1 . 7

D Vi ktor Moskalenko
• Vadi m Karpman
Nikolaev, eh-Ucrania ( 1 4), 1 987

l .d4 tLlf6 2.c4 e6 3 .tLlc3 !b4 4.f3 dS


S.a3 ,ixc3 + 6.bxc3 eS 7.cxdS tLlxdS
S.dxcS fS ! ?

Diagrama de análisis

1 2 . . . bxc6 1 3 . ltl f3 WaS ! 1 4.id2 ia6


l S .c4 WcS 1 6 .id3 ltlg4 1 7 .ib4 We 3 +
1 8 .We2 0-0-0 1 9 .Wxe 3 ltlxe 3 2 0 . cJif2
ltl g4+ 2 1 . cJig3 ltl df6 2 2 .ib 1 hS 2 3 .h3
h4+ ! ? 24. ltlxh4 ltl e S 2 S . ltl f3 ! y las
blancas estaban algo mejor hasta el fi­
nal de la partida, Anand-Kramnik,
El avance del peón-f e s e l segundo Bonn, 2 008;
plan para las negras en la posición B) 9 . ltl h 3 ! ? Esta jugada de Samisch
bien conocida, y es un poco más es más flexible en casi todos los casos:
agudo que 8 . . . WaS . La idea es buscar 9 . . . 0-0 ! ? (es un poco tarde para jugar
un contrajuego por el centro. 9 . . . WaS 1 0 . ltl f4 WxcS 1 1 . ltlxd 5 Wxd S
9.e4 1 2 .WxdS exdS 1 3 .M4t, Moskalenko­
La opción más forzosa. Tatai, San Sebastián de La Gomera,
A) La jugada preliminar 9.Wc2 lleva a 2 007) 1 O.c4 (las blancas también pue­
una línea parecida. Debería notarse den jugar con el caballo de S amisch:
que Vladimir Kramnik aplicó el 1 0 .ltlf4! ? ltlc6 1 1 . ltlxd 5 exdS 1 2 .M4t,
avance 8 .. .fS contra Anand en el úl­ en la apertura siempre hay dos opcio­
timo match de Campeonato Mundial, nes) 1 O . . . Wh4+ 1 1 .ltlf2

.. Truco: 1 l . . . Wxc4? es
consiguiendo un juego complicado
tras 9 . . . ltld7 ! ? (9 . . . f4 1 0. ,ixf4! ? ltlxf4 un error:
1 1 .Wa4+ ltlc6 1 2 .Wxf4 eS ¡;¡¡ Ernst-C . 1 2. e4 Wc3+ 1 3. id2 We5 1 4. l1:Jd3 + -.
Hansen, Gausdal, 1 985) 1 0 .e4 fxe4 1 1 . . . 'Wf6 1 2. ig5 (1 2. id2!?) 12 . . . 'Wxg5
1 1 .fxe4 ltl S f6 1 2 .c6 ! ? (la estructura de 1 3. cxd5.

42
Nimzo-India, Variante Samisch

En mi opinión, este final es más fácil


para las blancas. En primer lugar, los
peones negros en dS y fS deberían
bloquearse (+clave 3) : 1 6 . . . i.d7
1 7 .lLld 3 ! ? i.c6 1 8 .cj;>f2 lLld7 1 9 .1Llf4
¡::¡a e8 2 0.h4! . Ahora las negras no tie­
nen ningún contra-juego y las blancas
realizarán su ventaja poco a poco, sin
prisa, pero sin pausa, Moskalenko­
Diagrama de análisis Roktim, Monteada, 2 006;
C) D espués de la alternativa 9 . c4! ?
Hemos llegado a una posición bas­ podemos conseguir algunos finales
tante equilibrada. Sin embargo, am­ interesantes para las blancas.
bos jugadores aún van a tener la Este avance, en lugar de e2 -e4, es
oportunidad de demostrar sus habili­ otro recurso importante que también
dades tácticas: puede ser empleado un tempo más
B 1 ) 1 3 . . . f4 1 4. lO e4 ( 1 4. d6 ! ?) tarde, en combinación con 9.lOh3 .
1 4 . . . WfxdS l S . e 3 ( l S .g3 ! ?) l S . . . fxe3
(Moskalenko-Delchev, España equi­
pos, 2 005), y ahora 1 6.Wfd3 !t;
B2) 1 3 ... exdS 1 4.WfxdS + �h8 l S .Wfd2
Wfe7 1 6.Wfd6 Wfe8 1 7 .e4t Moskalenko­
Campos Moreno, Estartit, 2 006;
B 3 ) 1 3 . . . Wfe3 1 4.Wfc 1 Wfxc 1 + l SJ'\xc 1
exdS 1 6.e3 ! ?

Diagrama de análisis

C 1 ) 9 . . . Wfh4+ 1 0.g3 Wfxc4 1 1 .e4 Wfch


1 2 .i.d2 WfeS 1 3 .i.g2 fxe4 1 4.fxe4 lOc3
l S .Wfc 1 lOxe4 1 6.M4 Wfd4 1 7 .i.e3 Wfd3
1 8 . lOe2 O-O 1 9 . 1O f4 ! con una ligera
iniciativa para las blancas tras
1 9 . . . Wfch 2 0 .Wfxc3 lOxc3 , Moska­
Diagrama de análisis lenko-Karpman, Simferópol ch­
UKR, 1 990;

43
Viktor Moskalenko

C2) 9 . . .'�'f6 1 0.igS (una repetición Un final favorable para las blancas re­
de la táctica; 1 0.id2 ! ?) 1 0 .. .'�xgS sultarÍa tras 1 1 . . .Wh4+ 1 2 .g3 Wf6
l l .cxdS exdS 1 2 .lLlh3 (esto es más se- 1 3 .ig2 Wxc3 + 1 4.Wxc3 lLlxc3 I S .if4 ! :t
guro que 1 2 .WxdS ! ? , y también l a úl- id7 1 6.id6 �c8 1 7 .lLle2 lLla4 1 8 .eS !±.
tima es más activa) 12 . . . Wf6 (si
1 2 . . . We3 1 3 .Wd2 d4 1 4. �d l ! ? :t)
1 3 .lLlf4 Wc3 + 1 4.i>f2 WxcS+ ( 1 4 . . . d4?
I S . lLl d S ! ) I S .e 3 ± y las blancas domi­
naron el final después de recuperar el
peón-dS , Moskalenko-Naumkin,
Moscú, 1 99 1 .
9 fxe4 10.Y!Yc2
••.

Diagrama de análisis

.. Tru co: 1 8 . . . ic6 (Moskalenko­


Koutsin, Lvov, 1 988) y aho ra 1 9. ih3!
id7 20. �cl !¡;¡a6 21 . c6 �xc6 22. 'i!xc6
bxc6 23. 0-0 !¡;¡6c5? 24. 'i!f4, ganando
una pieza tras 25. 'i!c4; 1 -0 en Khenkin­
Karpman, Minsk, 1 990.
El momento clave. 1 2 .tLlf3 Y!Yc7 n.k3 tLld7 1 4.ic4
10 ... 0-0 tLlxc5 15.0-0 id7
La principal alternativa (además de
1 O . . . lLld7 de Kramnik) sería 1 0 . . . e 3 ! ?
l l .id 3 lLl d 7 1 2 .c4! ? ( 1 2 .lLle2 lLlxcS
1 3 .0-0 id7+t, Moskalenko-Rogovsky,
Alushta, 1 999) 1 2 . . . Wa5 + 1 3 .i>f1
lLl S f6 1 4.be3 ( 1 4.c6 ! ?) 14 ... lLlxc S +t
I S .ie2 O-O 1 6 .lLlh3 e S 1 7 . lLl f2 ie6
1 8 .g3 �ac8, con una equilibrada, pero
todavía complicada posición, 1f2-1f2
Yakovich-Chandler, Santo Antonio,
2 00 l . Estamos en una posición de medio
l 1 .fxe4 tLlf4 j uego clave para esta línea. Las blan-

44
Nirnzo-India, Variante Samisch

cas deben explotar su pareja de alfiles Centro bloqueado: 7 exd5 •..

para empezar un ataque. Partida 1 .8


16.e5
1 6.g3 ! ? tLlg6 1 7 .id4t; 1 6.E1ae l ! ? o Vi ktor Moskalenko
1 6... tLlg6 • Fél ix Barrios
1 6 . . . ia4 1 7 JWb 1 mantiene la presión. Barcelona Sants (4), 2 002
1 7.J.d4! gf4 1 8.h4
¡Al ataque ! 1 8 .g3 ! ? E1ff8 1 9.tLlg5 t. l.d4 tLlf6 2.c4 e6 3.tLlc3 .ib4 4.a3
1 8... gg4 1 9.tLlg5 ! gxh4 20:�f5 ! .txc3 + 5.bxc3 c5 !
c!>h8 2 1.V!Yt7 Esta continuación es muy popular, ya
El momento decisivo de la partida. que fija los peones doblados de las
2 1...gg4? blancas en c3 /c4. Sin embargo, las
Un error táctico que permite un bo­ negras tienen varias alternativas :
nito final. 2 1 . . .V�M8 era mej or, con 5 . . . b6 ! ? , ver partidas 1 .4 y 1 . 5 , o la
complicaciones. neutral 5 . . . 0-0, ver partida 1 .9.
6.e3
Una jugada usual en Samisch, prepa­
rando .id3 y e3 -e4. La «opción de
Kmoch» 6.B ! ? es una buena alterna­
tiva.
6... 0-0 7.J.d3 d5 8.cxd5 exd5

EJERCICIO: Encuentra la combina­


ción que gana por las blancas.

22.tLlxe6 gxg2+ 2 3.c!>hl ! !


Un recurso que mi oponente n o se
esperaba. Si 2 3 . '>!lxg2 �c6+ 2 4 . '>!l g l
ttJxe6, y las negras todavía están vivas. Otra posición importante para el Sa­
23 ... tLlxe6 24..txe6 V!Yd8 2 5.V!Yxd7 misch. Tomar con los peones ofrece
V!Yg5 26.V!Yxb7 un juego posicional con el centro
Atacando geométricamente las dos temporalmente bloqueado (ver tam­
torres negras por la diagonal a8-g2 bién partida 1 .9).
(una propiedad de la dama) . Las ne­ 9.tLle2 b6
gras abandonaron. Ejemplo parecidos que muestran me­
j ores esquemas para las blancas son:

45
Viktor Moskalenko

9 . . . tLlc6 y ahora:
A) 1 0 . f3 E!e8 1 1 . 0-0 Wfc7 1 2 .E!a2 ! b6
1 3 .g4! ? i.b7 1 4.tLlg3 E!ad8 l S .gS tLld7
1 6 . f4 i.c8 1 7 . fS f6 1 8 .g6 ! tLl f8
1 9 .9xh7 + tLlxh7 2 0 . E!g2 E!e7 2 1 .tLlhS
tLl a S 2 Vj;lh 1 E!dd7 2 3 . E!fg 1 --+Moska­
lenko-J. Fernández, Piélagos, 2 008;
B) 1 0.0-0 b6 1 1 .B E!e8 y ahora:

Diagrama de análisis

Una maniobra habitual en esta es­


tructura (+clave 3).
1 3 . . . i.e6 1 4. E!af2 Wfd7 l S .e4! dxe4
1 6 . fxe4 cxd4 ( 1 6 . . . tLl g4 1 7 . d S tLlxf2
1 8 .dxe6 !±) 1 7 .E!xf6 ! gxf6 1 8 .tLlhS, ga­
nando tras 1 8 . . .i.g4 1 9 . tLlxf6+ �h8
Diagrama de análisis 2 0 .Wfe 1 ! ? Wfe6 2 1 . cxd4 tLl g6 2 2 .i.b2
Wfb3 2 3 .Wfd2 1 -0 Moskalenko-Flores
B 1 ) 1 2 . g4! ? i.d7 1 3 . tLl g3 h6 1 4. E!a2 ! Campos, Sitges, 2 002 .
Wfc7 l S . E!g2 tLl a S 1 6 .h4 ! --+Moskalen­ 10.f3
ko-G.Rodriguez, Badalona, 2 000; La misma posición puede surgir con
B2) 1 2 .E!a2 ! tLlaS 1 3 . g4 i.e6 1 4. tLl f4 la variante de 4.B .
E!c8 l S .gS ! tLl d 7 1 6 .h4 tLl f8 1 7 .E!g2 10 .. J:'!e8
Wfd7 1 8 . tLlxe6 fxe6 1 9 .a4 tLlc4 2 0.hS O también 1 0 . . . i.a6 1 1 .0-0 i.xd3
cxd4 2 1 .cxd4 e S 2 2 . dxeS tLlxeS 1 2 .Wfxd3 tLlc6 1 3 .e4 cxd4 1 4.cxd4 tLle8
2 3 .i.b5± Moskalenko-Baches García, l S .a4!± y las blancas controlan todo
Benidorm Masters, 2 006; el tablero, Moskalenko-Petkov, La
B 3 ) 1 2 . tLl g3 (preparando e 3 -e4) Pobla de Lillet, 2005.
1 2 . . . tLle7 1 3 .E!a2 ! 1 1 .0-0 i.a6

46
Nimzo-India, Variante Samisch

Este avance completa exitosamente la


Ahora las blancas tienen dos alterna­ estrategia de apertura de las blancas
tivas. en casi todos los casos. Hemos lle­
12.�g3!? gado a la posición deseada, donde las
El intercambio inmediato permite blancas están amenazando atacar con
que el caballo negro siga otro ca­ los peones -e y -f.
mino: 12.ha6 liJxa6 13.liJg3 '!Wd7 16...cxd4
14.'!Wd3 '!Wa4 1S.e4 cxd4 16.cxd4 dxe4 Las negras deciden abrir la posición,
17.fxe4 l:%ad8 18.l:%xf6! l:%xd4 (18... gxf6 buscando algún contra-juego. Si no,
19.1iJfS-j19.'!We2 gxf6 20.'!Wg4+ i>h8 ocurriría lo siguiente: 16...liJaS 17.eS!
21.�b2 liJcS? 22.liJfS+ - Moskalenko­ liJd7 18.f4 liJc4 19.�1 cxd4 20.cxd4
Bebchuk, Belgrado GMA, 1988. l:%oc6 21.fS, con una ataque imparable.
12...J.xd3 13.'!Wxd3 �c6 14.!h2! 17.cxd4 dxe4 18.fxe4 �e5 19.'!Wdl!
Parece ser una manera más sencilla y
natural de preparar e3-e4. La alter­
nativa es la bien conocida maniobra
14.l:%a2 '!Wd7 IS.l:%e2 l:%e6 16.�b2 l:%d8
17.l:%dl liJe7 18.e4 y ahora las blancas
tienen mejores oportunidades, Ma­
medyarov-Ivanchuk, Dortmund,
2008.
14...l:%c8 15.l:%ael l:%e6 16.e4!

Las negras no pueden salvar esta po­


sición.
19...�c4 2"O.ial b5 21.d5!
Esta jugada marca el comienzo de un
ataque decisivo con los peones cen­
trales y todas las piezas.

47
Viktor Moskalenko

2 1 ..J�a6 22.�f5 �e8 2 3 .e5 lk5 9.ctJe2 ! (la jugada más flexible en esta
24.e6 f6 2 5 .VNg4 g6 26.VNd4 �k7 situación. La principal idea de las ne­
27.�h6+ rJlg7 28.�g4 1 -0 gras aparece tras 9.i.d3 cxd4 1 0.cxd4
Una partida modelo para el estudio 'lWc3 + l 1 .'lWd2 'lWxa 1 1 2 .ctJe2 b6 1 3 .0-0
de las posiciones deseadas para las i.a6 1 4.ha6 ctJxa6 1 5 . ctJ c 3 O-O
piezas blancas en los esquemas de Sa­ 1 6.i.b2 'lWxf1 + 1 7 .rJlxf1 oo con oportu­
misch (+clave 3). nidades para ambos lados)
Existen dos planes diferentes: A) Las blancas deberían estar mejor
1. Preparar e3 -e4, jugando en el cen­ tras 9 . . . h5 (una defensa creativa, blo­
tro; o queando el avance g2 -g4) 1 0. ctJ f4 (yo
2 . Jugar el avance alternativo g2 -g4, había jugado 1 0.c4! ? cxd4 1 1 .ctJxd4 0-
combinando el control en el centro O 1 2 . cxd5 ctJxd5 en Moskalenko­
con un posible ataque al flanco de Suba, Alicante, 2 000, y aquí 1 3 .ctJb5 ! ?
rey. Ver también la siguiente partida. ofrecería a las blancas una ligera ven­
taj a) 1 0 . . . M5 1 1 .i.d3 hd3 1 2 .'lWxd3
Partida 1 .9 ctJbd7 1 3 .0-0 'lWc6 1 4. c4 ! dxc4
1 5 .'lWxc4 cxd4 1 6 .'lWxd4± (+claves 2-5)
o Vi ktor Moskalenko Volkov-Kortchnoi, B anj a Luka,
• Ch ristian Cruz 2 008;
Monteada (3), 2 006 B) 9 . . . 0-0 1 0 .g4! �e8 l 1 .i.g2 b6
l .d4 �f6 2.c4 e6 3 .�c3 jh4 4.a3 ( 1 1 . . . ctJ c6 1 2 .0-0 h6 1 3 . ctJ f4 ctJa5
Primero estudiaremos otra idea de­ 1 4.h4! ctJc4 1 5 .'lWd3 cxd4 1 6.cxd4 i.e6
fensiva en el esquema clásico: 4.8 d5 1 7 . g5 ! t, Moskalenko-Roj as, Mont­
5 . a3 hc3 + 6. bxc3 c5 7 . cxd5 exd5 cada, 2 008) 1 2 .0-0 ctJ c6 1 3 .g5 � d 7
8.e3 Wfc7 ! ? ( 1 3 . . . ctJ h 5 1 4.f4) 1 4.f4 i.b7 1 5 .f5 ! 'lWd6
1 6 . ctJ f4 ctJ a 5 1 7 .'lWh5 ! -tMoskalenko­
Suba, Benidorm Masters, 2 008.
4 ... .hc3 + 5.bxc3 O-O 6.f3 d5 7.cxd5
exd5
En esta apertura existen muchas
trampas típicas .

.. Truco: 7. . . ctJxd5?! es sospechoso


aquí tras 8. e4!.
Diagrama de análisis

Un interesante recurso táctico por la


columna -c.

48
Nimzo-India, Variante Samisch

tura, que también ayuda a las blancas


para completar su desarrollo con ig2
seguido por el enroque.
10 ... .te6
A) El sacrificio de caballo
1 0 . . . ttJxg4 ! ? es interesante : I l . fxg4
�h4+ 1 2 . ttJ g3 ( 1 2 . i> d2 ! ? ie4 1 3 .�gl
�xh2 1 4.�e l oo ) 1 2 . . .ie4 1 3 . � g l
�xh2 1 4.ttJxe4 �xg l l S .ttJxcS;I;;
Diagrama de análisis B) La retirada 10 . . .ig6 deja iniciativa
para las blancas tras I I .h4! h6
Con la idea de capturar el caballo des­ 1 2 .ttJ f4, Moskalenko-Lakos, Barbera
pués de 8 ... ttJxc3 9.�b3 �xd4 (9 ... ttJxe4 del Vallés, 2 002 .
1 O.fxe4 �xd4 1 1 .�b l !;I;) 1 O.ib2 �e3 + l 1 .tLlg3
I l .ie2 ! (aquí está el truco) 1 1 . . .ttJdS
1 2 . �xe3 ttJxe3 1 3 . i>f2± y el caballo no
se escapará, Moskalenko-Levin, Le­
ningrado, 1 989.
8.e3 i.f5 ! ?
Las negras proponen un intercambio
de alfiles que les favorecería, sin per­
der tempo, como sería el caso con
. . . b6/ia6.
8 . . . cS se parece a la partida previa.
9.tLle2 ! Esta es una posición típica para tales
Este es el desarrollo más flexible, pre­ estructuras, pero las blancas están
parando ttJg3 o incluso g2 -g4. mucho mejor preparadas gracias a su
9 c5
..• fuerte y dinámica masa de peones
La jugada de bloqueo 9 . . . hS ? ! es du­ (+clave 3). Aquí hay varias jugadas y
dosa después del enroque en el flanco planes.
de rey, por ej emplo : 1 0 .ttJg3 ig6 I l . ttJ f4! ? era una alternativa intere­
1 1 . id 3 h4? ! 1 2 . ttJ fS ttJe8 1 3 .g4! , con sante.
buenas oportunidades para un ataque 1 1 ..:�c7 1 2 .id2 tLlc6 1 3 .id3 !
libre : 1 3 . . . ttJd6 1 4. 0-0 �e8 I S . �a2 ! El alfil es más efectivo en esta casilla.
hfS l 6.gxfS ttJd7 1 7 .�g2 -t l -0, Mos­ 1 3 .. J�fe8 14.0-0 �ad8 1 5 .g5 !±
kalenko-Fluvia Poyatos, Banyoles, En el flanco de rey empieza un ata­
2005. que masivo . En esta situación ya no
10.g4! debería haber ninguna defensa satis­
Un habitual avance en esta estruc- factoria . . .

49
Viktor Moskalenko

1 5 ... �d7 16.f4 �f8


1 6 . . . g6 1 7 .fS gxfS 1 8 .ixfS --+.
1 7.f5 i.c8 1 8.�h5 !

Esta variante no es tan usual como


6 . . . cS, pero está bastante de moda ac­
tualmente, siendo su idea principal
Jugadas automáticas. . . . 0-0, . . . b6, . . ..ia6 y después de cxdS ,
1 8 ... \Wd7 1 9.\Wg4! \Wd6 20.\Wh4 c4 . . . cxdS ! con una favorable estructura
2 1 .i.c2 de peones . Granmaestros como Ro­
Aquí las negras deciden evitar una zentalis y Tiviakov son defensores de
tormenta mayor y abandonan la par­ esta línea por el lado de las negras.
tida. Un posible final sería 2 1 . . ,ttJ a S 7.e3 ! ?
2 2 . lLl f6+ (2 2 .lLlxg7 ! ? también es Siguiendo el tema d e Samisch: prepa­
buena) 22 ... gxf6 2 3 .gxf6+ - etc. rando el desarrollo al flanco de rey
con .id 3 , lLle2 , o-o y luego e3 -e4!
Desviaciones: 6 ... c6! ? A) Otra posibilidad interesante en el
Partida 1 . 1 0 gambito 7.VfJ.c2 , con la idea del avance
e2 -e4: 7 . . . dxc4! 8.e4 bS 9.a4 lLlbd7 (si
D Viktor Moskalenko 9 ... 0-0 1 O ..igS ! ?) 1 O ..ia3 , con una buena
• Sergey Fedorch u k recompensa por el peón, como en Mos­
Casino Barcelona ( 3 ) , 2 005 kalenko-Vehi Bach, Paretana, 1 999;
B) La clavada 7 . .igS es muy opti­
En mi opinión, el Magistral Casino mista. En general, en esta variante el
de Barcelona II fue un éxito organiza­ alfil de dama permanece en el hasta
tivo. Las partidas fueron muy comba­ entrar en el medio juego.
tivas, gracias a la regla que prohibía 7 . . . h6 8 . .ih4 lLlbd7 9.VfJ.c2 eS 1 0 .e3 0-
pactar tablas antes de la jugada 40. O 1 1 .cxdS cxdS 12 . .id3 1:!e8 1 3 . lLl e2
l .d4 �f6 2.c4 e6 3 .�c3 i.b4 4.B d5 exd4 1 4. exd4 lLlb6 1 5 . 0-0 .id 7
5.a3 .hc3 + 6.bxc3 c6! ? 1 6,l''1 ae L t, Mamedyarov-Tiviakov, rá­
pidas Corsica Masters, 2 008;
C) Pero, GM Volkov ofrece el peón
en e4 para su consumo con la inme-

50
Nimzo-India, Variante Samisch

diata 7 . e4! ? dxe4 8.fxe4 lLlxe4 (o 8 . . . eS EJERCICIO: Encuentra la combina­


9 . lLl f3 WfaS 1 0 .Wfd3 ! ? exd4 1 1 ..td2 ción de mate.
dxc3 1 2 . .hc3 �, Volkov-Hou Yifan,
Moscú, 2 008) 9 .Wfg4 (parecido a las 2 S .M8 ! ! con mate en 2 , 1 -0 Moska­
líneas agresivas de Winawer en la lenko-Tunik, Sevastopol, 1 997.
Defensa Francesa) 9 . . . lLl f6 1 0 .Wfxg7 8 ..id3 b6
�g8 I 1 .Wfh6 cS 1 2 . lLl f3 lLlc6 1 3 . .tgS En la práctica también había enfren­
�g6 1 4.Wfh4 cxd4 I S . .td3 ! ? ( I S .cxd4;!;) tado 8 . . . lLlbd7 9.lLle2 eS 1 O.cxdS cxdS
I S . . . �xgS D 1 6 .lLlxgS ( 1 6 .WfxgS ! ? ) 1 1 .0-0 e4! ? 1 2 . fxe4 dxe4 1 3 . .tc2 lLlb6
1 6 . . . dxc3 1 7 .�d l Wfd4 1 8 .Wfxd4 lLlxd4 1 4.lLlg3 �e8.
1 9 . 0-0;!; y las blancas siguen mante­
niendo cierta iniciativa y algún mate­
rial extra (+clave 1), Volkov­
Moiseenko, Internet, 2 004.
7 ... 0-0
7 . . . b6 parece demasiado precipitado a
causa de 8.cxdS ! cxdS 9 . .tbS + ! (9.a4!?)
9 ... lLl fd7 (si 9 ... lLlbd7 1 0 .a4;!; Wfc7 ?
1 1 . .ta3 !±, Moskalenko-Kurajica, Bur­
jasot rápidas, 2 00 1 ) 1 O.lLle2 .ta6 l 1 .a4
O-O 1 2 .0-0 .hbS 1 3 .axbS lLlf6 1 4.Wfd3 Diagrama d e análisis

lLlbd7 I S .c4!± Wfc7 1 6 .cxdS exdS


1 7 . e4 dxe4 1 8 . fxe4 �ac8 1 9 . e S lLl d S EJERCICIO: ¿Cómo las blancas rom­
2 0 . .ta3 �fd8 2 1 .Wff3 Wfc4 2 2 . �ac 1 pen la posición?
WfxbS 2 3 .�xc8 �xc8 24.Wfxf7+ �h8.
I S .�xf6 !
Aquí este temático sacrificio de cali­
dad sirve para desbloquear el centro y
liberar las piezas menores.
1 5 . . . Wfxf6 1 6 . .he4�. A mí me resulta,
más fácil jugar esta posición con las
piezas blancas; gané al cabo de 3 2 ju­
gadas en Moskalenko-Edzgveradze,
Alushta, 1 998.
9.tLle2 ia6 1 0.cxd5
Diagrama d e análisis Forzado.
10 ... cxd5
Si 1 O . . . .hd3 I 1 .Wfxd3 cxdS 1 2 .c4!;!;, las
blancas están más cómodas, prepa-

51
Viktor Moskalenko

rando lentamente su avance estándar casi igualado, Moskalenko-B eltrán


e 3 -e4, Moskalenko-Vehi Bach, Rueda, Sitges, 2 002)
Montcada 2 00 5 , and Moskalenko­
Tiviakov, Banyoles, 2 006.
1 l .ha6 lLlxa6 1 2.V!Vd3

Ésta era la razón para intercambiar el


alfil, ya que con el caballo negro en
a6 las blancas ganan tempo para lle­
var a término e3 -e4 o c3 -c4 ! .
12 V!Vc8
•••

Diagrama d e análisis

1 5 . . . b5 (las negras cambian de planes.


Mi truco principal consistía en sacar
provecho de tempo extra (+clave 5)
tras 1 5 . . .'�a6 1 6 .'\�fxa6 ltJxa6 1 7 . exd5
exd5 1 8 .ltJf5 !� y las blancas obtienen
una iniciativa a largo término de
Aquí tenemos una típica estructura acuerdo con las Claves 2 -4) 1 6.0-0
que surge de las Variantes Samisch, y ltJb6 17 .e5 ! (preparando un ataque es­
también el esquema Botvinnik para tándar con f4-f5) 1 7 . . . f6 1 8 . exf6 gxf6
las blancas . ¡ Las negras se defendie­ 1 9 . .il6 �t7 2 0. f4! f5 2 1 .ltJh5 con una
ron contra c3 -c4, pero tenemos a iniciativa ganadora para las blancas,
otro peón importante ! Moskalenko-Giffard, Banyoles, 2 007;
1 3 .e4! B) 1 3 ... e 5 ? ! era una idea sorpren­
Esta es una posición crítica para la lí­ dente. Ahora, 1 4.ig5 ! es una fuerte
nea. Las blancas deben conquistar es­ jugada intermedia (+clave 5): 14 . . . ltJd7
pacio, y rápidamente avanzar sus 1 5 .exd5 exd4 1 6.cxd4 �e8 1 7 .0-0 ltJc7
peones (clave 5 prevalece). Tras 1 3 .0- 1 8 . ltJc3 \Wb7 1 9 .\Wc4±, Moskalenko­
O ? ! �d8 ! , el centro de las blancas se A. Kovacevic, Villa Salou, 2 000.
bloqueará. Ahora, 1 4. e4? se encon­ 14.e5 lLld7 1 5.a4!
traría con 14 . . . dxe4 1 5 .fxe4 ltJc5 ! . Esto previene el avance . . . b6-b5 y
1 3 . m7
.. abre la diagonal a 3 -f8 para el alfil
Otros ejemplos que vienen de mI (+clave 3).
1 5 lLlab8
. . .

propIa expenencla son: •••

A) 1 3 . . . ltJc7 1 4.ig5 ltJ d 7 1 5 . ltJ g3 ! Este encarcelamiento de la torre en


(una nueva idea. Si 1 5 .0-0, 1 5 . . .'�a6 ! a8 parece terrible, pero las negras

52
Nirnzo-India, Variante Siirnisch

preparan la maniobra . . . Wfa6. dama antes de la j ugada 2 1 , ¡ pero me


Si I S .. J �ac8 1 6 .ia3 �fe8 1 7 . f4 fS quedaba poco tiempo! (clave 5 preva­
1 8 .g4! --+ . lece).
16.ia3 �k8 1 7.f4! Por supuesto, no 2 1 . tLlxc3 ? Wfxc3 +
2 2 . 'it>e2 tLlc6 y las negras están mejor.
2 1 .. Jk4 22 .fxe6 fxe6 2 3 J::1 ac1 !

El ej ército de las blancas se acerca


más y más, preparando el ataque final.
1 7 ...�a6 1 8.mS ! ? Ahora las negras se encuentran cap­
Confiaba en mi posición. Sin em­ turadas en zugzwang (-clave 3).
bargo, la opción más lógica habría 2 3 ... a6 24.m3 bS ! ?
sido evitar el intercambio de las da­ Las negras tienen varias j ugadas a su
mas con 1 8 .Wff3 ! , j ugando por el ata­ disposición.
que en el flanco de rey (clave 4). 2SJ�c4!
1 8 .. J:1c4 Preparando un bonito regalo sor­
1 8 . . . WfxbS 1 9.axbH. presa.
1 9.J.d6 �c8 20.fS ! 2 S ... bxc4
Un paso adelante. 2 S . . . dxc4 no modificaría la situación:
20 .. J�xc3 2 6 .Wfh3 Wfe8 2 7 .tLlf4 tLlc6 2 8.tLlxe6+ -.
Una j ugada bastante optimista. Mi 26.Wfh3
oponente no siente peligro. La reac­ Las negras pierden de acuerdo con
ción correcta habría sido desarro­ las normas del ajedrez, y también se­
llarse con 20 . . . tLlc6 ! ? y luego 2 1 .0-0 gún mis Cinco Claves. No tienen
tLl b4! ? , con ciertas oportunidades de tiempo para compensar todas sus des­
complicar la partida. Las blancas res­ ventajas.
ponderían 22 .aS !±. 26 .. :�e8 27.tLlf4 tLlc6 28.tLlxe6 �k8
2 1 .0-0!
Las normas generales del ajedrez re­
comiendan enrocarse en el flanco de

53
Viktor Moskalenko

1 2 .!b 5 + lO fd 7 ? 1 3 .'!Mfxf3 O-O 1 4.0-0±,


Yakovich-Zviagintsev, Novokuz-
netsk, 2 00S.
6.e4!

EJERCICIO: Encuentra la jugada


que gana por las blancas.

29.lLlf8 ! !
¡ Se sacrifica e l caballo en l a casilla Luchando por el centro.
mej or defendida del tablero ! Era el 6 ... dxe4
recurso decisivo que encontré cuando Una idea interesante contra 6 . . . cS es
jugaba 2 S J �xc4. D espués de este 7 . dxcS ! ? .bcS S .b4 .bg 1 9 J '%xg 1 d4
fuerte golpe, las negras abandonan 1 O.eS ! y las blancas obtienen ventaja:
debido a 29 . . . lOxfS 3 0J %xfS+ '!MfxfS 10 ... dxc3 l 1 .'!MfxdS+ @xdS 1 2 . exf6
3 1 .'!Mfe6+! @hS (3 1 . . .'!Mff7 3 2 .'!MfxcS+) gxf6 1 3 .!e 3 ± , Moskalenko-Rash­
3 2 . .bfS, ganando. kovsky, Balassagyarmat, 1 990.
Es ligeramente pasivo 6 . . . 0-0 7 . e S !
Desviaciones: 5 ... i.e7!? (por esta razón las blancas obtienen
Partida 1 . 1 1 más espacio) 7 . . . lO e S S . f4±, Moska­
lenko-Rosich, Mataró, 1 999.
D Vi ktor Moskalenko 7.fxe4 e5 8.d5 !e5 ! ?
• Joan Fluvia Poyatos L a defensa más activa. Las blancas es­
Mataró, Magistral (3), 2 004 tarán mejor si la partida se desarrolla
lentamente : S . . . aS 9 . 1O f3 o-o 1 0 .!d3
l .d4 lLlf6 2.c4 e6 3 .lLlc3 J.b4 4.B d5 !g4 ( 1 0 . . . lObd7 1 1 .0-0 l'%eS 1 2 .�h 1
5.a3 i.e7!? !d6 1 3 . l'%b 1 cS 1 4. lO b 5 ±, Moska­
El retiro del alfil da lugar a un juego lenko-K.holmov, Belgorod, 1 990)
sólido, parecido al Gambito de 1 1 .0-0 lObd7 1 2 .h3 !hS 1 3 . l'%b 1 lO e S
Dama. Pero aquí las blancas tienen 1 4.!e 3 c 6 l S . dxc6 bxc6 1 6 .b4! axb4
algo de tempo extra. 1 7 .axb4 cS l S .bS±, ver el curioso final
Una línea similar es S . . . !d6 6.e4 dxe4 en el capítulo 4, libro II (Táctica),
7 . fxe4 eS S . d S (S.dxeS ! ?) S . . . c6 9.1Of3 Moskalenko- 1. N ovikov, Odessa,
cxd S 1 0 .cxd S !g4? ! 1 1 .h3 .bf3 1 9S9.

54
Nirnzo-India, Variante Sarnisch

9.tLlf3 !
É sta es la mej or manera de desarro­
llar el flanco de rey. Ahora las blancas
están preparadas para atacar el alfil
con b2 -b4.
En caso de 9.ie2 o-o 1 0 .Wfd3 aS
1 1 .ie3 lUa6= con una posición bas­
tante bloqueada, Moskalenko­
Halkias, Heraklion, 1 997.
9 tLlg4
••.

Otra jugada dinámica, pero las negras Con una ligera pero estable ventaja para
necesitan más material para un con­ las blancas, aunque la estructura de las
tra-ataque serio. negras también es bastante sólida.
10.tLla4 La partida terminó con empate en la
jugada 62 , cuando yo todavía estaba
mejor, pero con poco tiempo en reloj .

Partida 1 . 1 2

D Vi ktor Moskalenko
• Ramón Mateo
Sitges (6), 2 004

En esta partida veremos una intere­


10 tLld7
••• sante lucha de peones durante la
El jaque 1O . . . if2+ es tácticamente in­ apertura, que resultó ser una peli­
teresante : 1 1 . <j;Je2 ib4 (Rybka ofrece grosa iniciativa para las blancas. Le
una variante divertida aquí: l 1 . . .b S siguió un ataque en el que también
1 2 .cxbS ! ? id7 1 3 .h3 ixb 5 + 1 4. <j;Jd2 participó el resto del ejército blanco.
ie h l S .<j;Jc3 ;!;) 1 2 .g3 ie7 1 3 .h 3 lU f6 1 .d4 tLlf6 2.e4 e6 3 .tLlc3 i.b4
1 4.lUc3 O-O l S .mf2 lUbd7 1 6 . <j;Jg2 aS Mi oponente me era desconocido,
1 7 .idH. Las blancas están más có­ pero se encontraba entre los líderes
modas aquí, Moskalenko-Hernando del torneo.
Rodrigo, Badalona, 2 008. 4.f3 !
Una opción dudosa consistiría en el Por todas estas razones decidí entrar
intercambio con 10 ... lU f2 ? 1 1 .Wfc2 en líneas bien sabidas.
lUxh 1 1 2 .lUxcS±. 4 tLle6 ! ?
•••

1 1 . tLlxe5 tLlxe5 1 2 . VNe2 a5 13 .h3


tLlf6 14 .td3 VNd6 1 5.J.e3;t

55
Viktor Moskalenko

f1:Je7 9.f1:Je2 o-o (9 . . . a6 1 O.!a4 .tfS


1 1 .0-0 Wfd7 1 2 .a3 !aS 1 3 .b4 .tb6
1 4.mh a, CapNemo-Ovet, play­
chess.com, 2 006) 1 0.0-0 !aS l 1 .mh l
f6 ( 1 1 . . .a6 1 2 . .td3 MS 1 3 . .teH, Cap­
Nemo-Jojo, playchess.com, 2 008)
1 2 .exf6 :!!xf6 1 3 . .tgS t , CapNemo­
Ubica, playchess.com, 2 006;
B) Con tiempo, encontré otra ma­
nera de desarrollar las piezas, mante­
Esta es una de las respuestas más niendo el peón en f3 : 8 . a 3 ! ? !aS
creativas aquí. La idea general es lu- 9 . .tbS ! .
char contra los peones centrales de
las blancas con piezas menores.
S.e4!
También se puede invitar al inter­
cambio del alfil negro inmediata­
mente con S .a3 ! ? , a la «Samisch».
S eS
•••

Otra interesante posibilidad de atacar


el centro es S . . . dS ! ? , un golpe que si­
gue el patrón del Gambito de Dama:
6.cxdS exdS 7.eS f1:Jg8. Diagrama d e análisis

Esta es mi idea, defendiendo el peón


d4 contra . . . Wfh4+.
9 . . . f1:Je7 1 0 . f1:J e2 o-o 1 1 ..tgS ! ? ( 1 1 . 0-
0;1;;) 1 1 . . . .td7 ? (esta modesta defensa
curiosamente pierde el peón d S . Si
1 1 . . . .tb6 1 2 .f1:Ja4! ?;I;; , buscando una li­
gera, pero agradable ventaj a) 1 2 .b4!
.tb6 1 3 .f1:Jxd S ± y las blancas mantie­
nen todas sus ventaj as hasta el final,
Diagrama de análisis Moskalenko-González García, rápi­
das Ampolla, 2005.
La posición crítica en esta línea. Nor­ 6.a3
malmente las blancas juegan 8.f4, pero: Transponiendo a Samisch. Una op­
A) Jugando blitz por Internet (nick: ción dinámica se había jugado en una
CapNemo), había probado 8 . .tbS ! ? de mis partidas antiguas : 6 . d S ! ? f1:Jd4

56
Nimzo-India, Variante Slimisch

7 . a 3 ! ie7 8 .id3 (8 .f4! ?) 8 . . . �hS


9.�ce2 ! cS 1 0. �xd4 cxd4 1 l .g3 ! g6
1 2 . � e2 d6 1 3 .h4! fS 1 4. exfS hfS
l S .ih6 if8 1 6.igS ie7 1 7 . g4! hd3
1 8 .'!Wxd3 � g7 19 . � g3 ! hgS 2 0.hxgS
WixgS 2 1 .�e4t Wid8 2 2 .me2 hS 2 3 .cS !
dxcS 24.Wib 5 + mf8 2 S .WixcS+ @g8
2 6.d6 ! --+Wib6 2 7 .Wid5 + @f8 2 8 .b4 Wic6
2 9.WixeS l"\e8 3 0.Wixd4 @f7 3 1 .l"\ac 1 1 -
O , Moskalenko-Conquest, París ch, Ahora, en caso de la natura1 8.bxc3 , la
1 992 . posición se equilibrará, con iguales
6 ... exd4 oportunidades.
Una novedad. La única jugada utili­ 8.b5 !
zada hasta ahora era 6 . . . hc3 + 7 .bxc3 Es la primera de varias sorpresas. Lo
d6. más importante ahora es no dejar que
el oponente respire y obtener la ini­
ciativa (prevalece clave 5).
8 .. .lt�e5 9.f4!
Los peones persiguen a los caballos.
9 ... tLlg6 1 0.e5
No recuerdo haber jugado alguna vez
¡nueve de diez! jugadas en la apertura
sólo con peones.
1 0 ... tLle4
Aquí mi oponente me ofreció tablas.
Diagrama d e análisis l 1 .tLlB Wie7
Si 1 1 . . . cxb2 1 2 .hb2 Wie7 1 3 .ia 3 d6

..
1 4.id3 , con iniciativa para las blancas .
Truco: 8.ie3 b6 9.iY:l3 iia6?? 12 .bxc3 d6
1 0. Wia4 ib7 1 l . d5+ -, Siimisch­ 1 2 . . .fS 1 3 .id3 d6 1 4.0-0;1;.
Capablanca, Karlsbad 1 929; 1 3 .id3 tLle5 14.0-0
8 . ltJ e2 ! ? b6 9 . ltJ g3 o-o 1 0.ie2 ltJ e 7
1 1 .ie3 cS 1 2 .0-0 ib7 1 3 .igSt , Ma­
laniuk-Grabarczyk, Mielno, 2 006.
7.axb4 dxc3

57
Viktor Moskalenko

Defender siempre es más difícil que


atacar. 1 5 . . . ctJxd3 ! ? hace que las cosas
se compliquen para las blancas, y
ahora 1 6 . fxg6 hxg6 1 7 .!a 3 Wd7
1 8 Jl:a2 ! t .
Si 1 5 . . . e4 1 6.fxg6 hxg6 1 7 .!xe4 ttJxe4
1 8 .ia3 ±.
1 6 ..h3 !

Resu men de las Ci nco Claves:


Las blancas han completado su desa­
rrollo y siguen con una buena ven­
taj a. ¿Por qué ? , podría preguntar el
sorprendido lector. Aunque la res­
puesta es fácil: las blancas tienen ven­
taj a de desarrollo (+clave 2), espacio,
estructura de peones y los dos alfiles
(+clave 3), pero el punto principal está Una posición que merece ser aten­
en que el rey de las negras se encuen­ dida. La dama negra es como una
tra en gran peligro y no puede esca­ amazona que tiene que controlar y
par (-clave 4). Por su parte, las negras proteger a sus caballos enloquecidos.
no tienen nada que ofrecer en contra ¡Pero no lo consigue !
de estos argumentos. 1 6 tbxf3 +
.•.

La posición de mi oponente pronto 1 6 . . . !xf5 1 7 .!xf5 ctJxf5 1 8 J�e l ! �d8


colapsará. 1 9.Wc2 e4 20.ctJd2+ -.
14 ... dxeS 1 7.'�xf3
1 4 . . . ctJxd3 1 5 .Wxd3 dxe5 1 6.ia3 ±; La posición de las blancas ya es gana­
1 4 . . . 0-0 1 5 .exd6 Wxd6 1 6.ic2±. dora, pero esto todavía tiene que ser
l S.fS ! demostrado. 1 7 �d6. . .

Continuando con las líneas iniciales : 1 7 . . . e4 1 8 .!xe4 Wxe4 1 9 .�ae l + -;


las blancas atacan a los caballos ne­ 1 7 . . . 0-0 1 8 . f6 ! gxf6 1 9 .Wg3 + <;t>h8
gros. Había otras opciones, por ejem­ 2 0.Wh4+ -.
plo 1 5 . fxe5 ! ? t o la interesante 18.%Ve3 %Vxd3
1 5 .!xg6 ! ? hxg6 1 6 .ctJxe 5 , y todas las 1 8 . . . b6 1 9 .ie4 �b8 2 0 . �fd l We7
variantes favorecen a las blancas : 2 1 .ic6+ �f8 2 2 .�d5+ -.
1 6 . . . Wh4 1 7 .ctJB Wf6 1 8 .ia3 ! etc. 1 9.%Vxe S + ! tbe6 20.fxe6 !xe6
l S ... tbh4? 2 1 J:�adl !

58
Nimzo-India, Variante Samisch

Las negras abandonaron ya que no


podían parar las numerosas amenazas
de mate : 2 1 . . .'W'xc4 (2 1 . . .'W'g6
2 2 .'W'c5 !) 2 2 .'W'xg7+ -.

Resumen:
En la gran mayoría de las posiciones críticas aún es posible encontrar ideas
nuevas y prometedoras, aunque la teoría de las aperturas considera que nos
llevan a unas posiciones equilibradas. Por eso, si a uno le gusta tal tipo de po­
siciones de sistemas con 4.a3 and 4.8 , ¡ entonces que consiga ser listo y se pre­
pare para luchar!
La cuestión más importante a conservar a lo largo de todo el capítulo es que
mientras se estudia la variante, también se nos lleva por numerosos caminos
diferentes, y podemos disfrutar aprendiendo alrededor de las ideas agresivas
del Gran Maestro Samisch contra la Defensa Nimzo-India.
Continuaremos este estudio en las partes 2 y 3 , investigando muchas inte­
resantes opciones en las direcciones principales de Variantes S amisch y
Kmoch.

59
Parte 2. El Caballo de Troya en la G uerra Nimzo
Posiblemente, lo más complicado en el ajedrez es realizar un sacrificio posi­
cional. En primer lugar, porque tal sacrificio no puede ser calculado, y en se­
gundo lugar, porque nuestra mente tiende a funcionar de una forma distinta.

El recu rso bon ito �d4 !, o « El Caballo de Troya»


En esta segunda parte del capítulo, me gustaría presentar al lector una idea
extraordinaria en el Sistema Samisch, que puede surgir tanto después de 4.f3
como 4.a3 : un sacrificio de caballo en la casilla central d4, la casilla mejor pro­
tegida del tablero !

En la Defensa Nimzo-India el sacrificio ttJ d4 puede ser realizado en dos tipos


de posiciones:

Estructu ra cerrada Estructura semi-abierta

¿ Cómo seguir luchando cuando toda También existe la versión súper-mo­


la posición se encuentra bloqueada? derna del sacrificio ttJ d4 ! si las blancas
Construyendo escaleras para subir un lo juegan con un centro semi-abierto.
muro podría ser una pérdida de Es una maniobra menos conocida en
tiempo. Tal vez podríamos romper el este tipo de posición.
muro con el sacrifico de una pieza, Aprendí que este sacrificio también
¿pero cómo? puede realizarse en estructuras semi­
En las primeras dos partidas modelo abiertas cuando vi la asombrosa par­
encontraremos una posible respuesta, tida de Shakhriyar Mamedyarov, y
siguiendo la idea del Caballo de además en mi favorita línea de
Troya de la Ilíada de Horneros. Nimzo-India.

61
Viktor Moskalenko

o o

1 5 .ttJd4! , un excelente sacrificio posi­ Mi sorprendente 20.ttJd4! era la clave


cional ! Ver partida 1 . 1 5 , Mamedya­ del plan, iniciado en la jugada 1 5 . Las
rov-Khuzman. blancas comienzan el ataque por las
Un año después de observar la ma­ casillas negras ¡ con el sacrificio de su
niobra de Mamedyarov, apliqué este caballo ! Ver Moskalenko-Cuadras
conocimiento en una posición con la Avellana (Partida 1 . 1 6) y otros ej em­
misma estructura (diagrama a la de­ plos acerca del terna del Caballo de
recha) : Troya.

Estructura Cerrada
Partida 1 . 1 3

o George Levtcho u k el centro y juegan 7 . . . W!.e7 (Mamedya­


• Pascal Bergeron rov-Karpov, Tal Memorial blitz,
Quebec (3), 1 993 2 008), la mejor jugada para las blan­
cas sería 8 . ttJe2 ! ? O-O 9 . ttJ g3 ttJbd7
En esta hermosa partida encontra­ 1 O.i.e2 !;t seguido por el enroque en el
rnos lo que probablemente sería la flanco de rey.
idea original de la salida ttJd4 en posi­ 7.e4 d6 8.id3 �bd7 9.�e2 �f8
ciones cerradas.
l .d4 �f6 2 .c4 e6 3 .�c3 A b4 4.f3
c5 5.d5 .i xc3 + 6.bxc3
Después del intercambio .ixttJ las ne­
gras persiguen un famoso plan de la
Nimzo-India: bloquear el centro. Las
otras continuaciones pueden encon­
trarse en parte 1 .
6 ... e5
Una opción equivalente es 6 ... d6 7.e4 Nos encontrarnos en una típica es­
y ahora 7 ... e5. Si las negras no cierran tructura Nimzo-India bloqueada.

62
Nimzo-India, Variante Samisch

10.h4!? 2) : 1 0 . . . tLl g6 1 1 .YNd2 tLl d 7 1 2 .tLlg3 h6


U n ataque de flanco estándar con la 1 3 .tLlf5 VNf6 1 4.h4!
idea del encuentro de 1 0 . . . tLl g6 con
1 1 .h5 ! .
Aquí tenemos el primer ejemplo de
tLld4! : 10 . .tc2 c¡f;ld7 1 l . .ie3 c¡f;lc7
1 2 .gb 1 tL)g6 1 3 .0-0 h6 1 4.VNd2 VNe7
1 5 .a4 a5. Ahora las blancas podrían
continuar tranquilamente con
1 6 .tLlg3 ! ? , pero con el centro cerrado
las negras disponen de una gran canti­
dad de oportunidades para defenderse. Diagrama de análisis

16.tL)d4! !
1 4 . . . tLl f4 1 5 . <j¡ f2 ! tLlxd 3 + ( 1 5 . . . tLl b 6
1 6 . .hf4 e x f4 1 7 . YNxf4 .hf5 1 8 . exf5
o-o 1 9 .YNd2 tLl d 7 2 0 . g4 tLl e 5 2 1 . g5 H
1 6 .YNxd 3 tLl b 6 ? 1 7 .ig5 ! (un motivo
de Alfil de Troya ! ) 1 7 . . . VNg6D
( 1 7 . . . hxg5 1 8 . hxg5 �xh 1 1 9 . 9xf6
�xa 1 2 0 . fxg7+ -) 1 8 .ie 7 ! ± VNh 7 ?
( 1 8 . . . h 5 0) 1 9 . .hd6+ -, Moskalenko­
D omínguez Rueda, Cataluña equi­
pos, 2 009.
Aquí está la idea del «Caballo de 10 ... id7
Troya». ¡Toma mi caballo y mira qué El otro ej emplo había sido mi pri­
ocurre! 16 ... exd4 O 1 6 . . . cxd4 1 7 .cxd4 mera experiencia con tLl d4! :
exd4 1 8 . .hd4 tLld7 1 9.f4 f6 2 0 J�b5+ ­ 1 0 . . . h 5 1 1 .ig5 tLl 8h7 1 2 .YNd2 YNa5
con un ataque ganador. Aceptar el sa­ 1 3 .�f2 id7 1 4.a4 0-0-0 1 5 .ie3 �hf8
crificio deja el centro descubierto, 1 6 . �hb 1 tLlg8 1 7 . �a3 <j¡b8 1 8 .�ab3
dando paso a una legión de peones !e8 1 9.�b5 YNc7 2 0.a5 <j¡a8 2 1 .tLld4!
blancos, por ej emplo: 1 7.cxd4 b6
1 8.e5 ! Destrozando el centro del
enemigo. 1 8 ... tL)xe 5 ? ! Si 1 8 . . . dxe 5
1 9. dxc5 bxc5 2 0 Jl:b 5 , con un fuerte
ataque. 19.dxe5+ La iniciativa de las
-

blancas es decisiva, J. Rodríguez- S .


Mellano, Argentina, 1 989.
Dicho esto, 1 O .ie 3 ! ? también es una
factible jugada de desarrollo (+clave

63
Viktor Moskalenko

Diagrama de análisis
21...lUe7 (las negras no se arriesgan a
dejar su fortaleza descubierta, sino
que más bien permiten al caballo de
Troya mejorar su posición. Aceptar el
sacrificio siempre es peligroso, por
ejemplo: 21...exd4 22.cxd4 cxd4
23.hd4-Hmenazando i.b6) 22.lUfS
lUxfS 23.exfS ± y las blancas mantie­
nen su ventaja, Moskalenko-Kusch, El avance-ruptura decisivo en este
Marganets, 1999. juego de guerra Troyana, abriendo la
1l.h5 h6 12.i.e3 V!!e7 13.i.c2 V!!a5 fortaleza del rey enemigo.
14.c¡f;>d2!? 0-0-0 15.a4 tLl8h7 31...i.e8 32.axb7 + tLlxb7 33.gxb7
16.tilc1 tLlg5 17.tLlb3 V!!e7 18.a5 V!!xb7 34J��xb7 gxb7 35.V!!xd6 tLlxd3
c¡f;>b8 19.V!!c1 l:Mg8 20.V!!a3 c¡f;>a8 36.c¡f;>xd3 gb3+ 37.i.c3 h5 38.gxh5
21.i.d3 ge8 22.gab1 g6 23.hxg6 gxh5 39.e5 h4 40.V!!e 6 1-0
fxg6 24.gb2 tLlf7 25J�hb1 tLld8
26.tLld4!� Partida 1.14

D Viktor Moskalenko
• Jorge González Rodríguez
Monteada (4), 2000

l.d4 tLlf6 2.e4 e6 3.tLlc3 .ib4 4.f3 e5


5.d5 d6 6.e4 .hc3+ 7.bxc3 e5
8.i.d3 V!!a5
Con el centro cerrado, las negras ata­
can rápidamente las debilidades de las
Otro bonito ejemplo de la maniobra blancas en el flanco de dama, pero
del Caballo de Troya. esto es demasiado optimista. Una op­
26...exd4 ción más sólida sería 8 ...V!!e7 9.lUe2
26...cxd4 es incluso peor. lUbd7 1O.g4!? hS 11.gS lUh7 12.h4 g6
27.exd4 gh7 28.gb6!? tLlh5 29.g4 13.i.e3 c¡f;>d8 14.c¡f;>d2!?
exd4? 30..hd4 tLlf4 31.a6!+- (Diagrama en página siguiente.)

64
Nirnzo-India, Variante Sarnisch

peones centrales) 2 S . . . E:xd6 2 6.eS !+ -.


¡Todos para uno y uno para todos !
Las blancas ganaron fácilmente en un
ataque imparable, Eslon-Pogorelov,
San Sebastián, 2 000.
9.ttJe2 c!Llbd7 1 0.0-0 c!Llb6
Un ejemplo típico de un combate ce­
rrado era 1 0 . . . ttJ f8 1 1 . f4 ! ? ttJ g6 1 2 . fS
ttJe7 1 3 .We 1 .id7 1 4.Wg3 @f8 1 S .i.gS
Diagrama de análisis ttJ eg8 1 6 . a4 E:b8 1 7 .Wh4 h6 1 8 .i.d2
ttJe8 1 9.94!
En posiciones bloqueadas, los reyes
pueden desplazarse libremente (clave
4) . 1 4 . . . @c7 1 S .Wg 1 b6 1 6 .Wg3 i.b7
1 7 . a4 aS 1 8 J %ab 1 E:hf8 1 9 . E:hf1 i.a6
2 0.f4 exf4 2 1 .ixf4 f6 (no hay tiempo
para 2 1 . . .E:ae8 2 2 . ttJ g 1 ! ttJ e S 2 3 .ixeS
WxeS 2 4.WxeS E:xeS 2 S . ttJ B E:ee8
2 6 . e S ! , ganando tácticamente tras
26 . . . dxeS 2 7 .d6+ !) 2 2 .gxf6 E:xf6.

Diagrama d e análisis

1 9 . . . f6 2 0 . @f2 Wd8 2 1 . aS We7


2 2 . ttJ g 1 ! Wf7 2 3 . ttJ B @e7 2 4.gS±,
Moskalenko-Kazantsev, Moscú,
1 996.
1 1 .a4 .id7 12 ..id2 ! ?
Preparando ttJ d4! Finalmente
aprendí la idea de esta fabulosa ma­
Diagrama d e análisis niobra.
1 2 . a6
..

Las blancas están mejor, pero cómo Ahora 1 2 . . . Wa6 perdería una pieza
pueden ganar? tras 1 3 .aS ttJxc4 1 4. ttJ g3 i.b S 1 S .We2
2 3 .ttJd4!--+cxd4 24.cxd4 @b7 2 S .ixd6 ! ttJa3 1 6.c4! ttJxc4 1 7 .E:fc 1 + etc.
-

(sacrificando otra pieza con el fin de 1 3 .c!Lld4!


dominar el tablero con los cuatro

65
Viktor Moskalenko

Derribando la estructura de peones


de las negras.
1 9 .. Jk8 20.Y!!g3 !
Con nuevas amenazas.
20 . . . h5 2 1 .h3 o-o 2 2 .ig5 ltlg6
2 3 . .hf6 gxf6 24.hxg4 h4 1 -0

Estructura Semi-Abierta
Partida 1 . 1 5
Coge mi caballo, por favor. . .
1 3 . . . ltlc8 D Shakhriyar Mamedyarov
La única diferencia. Si 1 3 . . . lLJxa4 • Alexander Khuzman
1 4.lLJf5 ! O-O 1 5 .f4! . Varsovia, eh-Europa (3), 2 005
Las negras no pueden capturar
1 3 . . . cxd4? ? ya que tras 1 4.cxd4 la Aquí está la «híper-moderna» ver­
dama está perdida. sión de Mamedyarov de la jugada
14.f4! ltld4! .
Continuando la aguda acción en el l .d4 e6 2 .c4 ltlf6 3 .ltlc3 i.b4 4.a3
centro. Era más seguro 1 4.lLJf5 ! ? o ,ixc3 + 5.bxc3 c5 6.f3 ! ?
bien 1 4.lLJb3 fic7 1 5 .f4!, con iniciativa. Típicas transposiciones d e Sa­
1 4 ... ltle7?? misch/Kmoch. 6.e3 se vio en partida
Confusión total causada por el pode­ 1 . 8 de la parte 1 .
roso Caballo de Troya. 14 . . . cxd4 ! ? 6 ... d5 7.cxd5 ltlxd5 8.dxc5 Y!!a 5 9.e4
era la respuesta principal: 1 5 .cxd4 ltlc7
fib6 ! 1 6 .c5 fib2 ! , con una posición Esto permite que las blancas ejecuten
extremadamente complicada. un favorable intercambio de damas .
1 5 .fxe5 dxe5 1 6.ltlb3 Y!!c 7 1 7.Ae3 Las alternativas más usuales 9 . . . lLJe7 y
ig4 9 . . . lLJ f6 ya se habían estudiado en
1 7 . . . b6 1 8 .a5 ! . parte 1 . Pero no 9 . . . lLJxc3 ? , que se en­
1 8 .Y!!e l b6 1 9.a5!+ - cuentra con 1 O.fid2 ±.

66
Nimzo-India, Variante Siimisch

10.fM4 f6 1 l .VNb4!
Al principio de mi carrera de ajedrez
jugaba de una manera más arriesgada:
1 1 ..ie 3 ! ? lOc6 1 2 .VNc4 eS 1 3 .'1W b 3 .ie6
1 4J�fxb7 ( 1 4.ic4 ! ? ixc4 I S .VNxc4;t)
1 4 . . . 0-0 I S .VNxc6 �fd8 (si 1 5 . . .VNxc3 +
1 6 . �f2 VNxa l 1 7 .VNxc7±) 1 6 .i>f2 ! ?
(con la idea de sacrificar la dama y
mej orar mi estructura de peones)
1 6 . . . id7 1 7 .VNb7 �ab8 1 8 .ic4+ i>h8
1 9.VNb4! .
GM Shakhriyar Mamedyarov: experto en
la Nimzo-Siimisch y en «la guerra de Troya»
en el bando de las blancas.

1 3 ... .id7
Contra l L . e S es interesante exami­
nar 1 4. f4 ! ? ( 1 4. lO e2 es parecido a la
partida) 14 . . . exf4 1 S .ixf4 1Oe6 1 6.id6
id7 y ahora 1 7 .eS ! t , no hay partidas.
14.�e2 ! ?
Diagrama de análisis Una novedad. El caballo quiere saltar
a d4.
Un alternativa curiosa al Caballo de 14 ... e5
Troya. Las negras no parecen creérselo.
1 9 . . . �xb4 2 0.cxb4± con un juego muy 1 5.�d4!
cómodo para las blancas: 2 0 . . . VNa4 ¡ Un excelente sacrificio posicional !
2 1 . 1O e2 ibS 2 2 .ixb S lOxb S 2 3 .�hc 1 D espués de I S . lO g3 g6 1 6 . f4 lOe6 la
aS 24.c6 �c8 2 S .bxaS lO d4 2 6 . lOxd4 posición está igualada, V. Milov-Ako­
exd4 2 7 .id2 hS 2 8 . �ab l VNxa3 2 9 .c7 bian, Morelia, 2007.
VNd6 3 0.�b6 VNxh2 3 1 . f4! 1 -0 Moska­
lenko-Yakovich, Tallinn, 1 98 7 .
1l ... �c6 12 .VNxa5 �xa5 1 3 J�b l ! ?
Anteriormente había probado 1 3 . .ie3
eS ! 1 4.lOh3 .ie6 I S .lOf2 0-0-0 1 6.lOd3
lO b 3 1 7 . �b l lObS 1 8 .c4 1O S d4! con
oportunidades igualadas, Moska­
lenko-Ivanchuk, Madrid rápidas,
2 000.

67
Viktor Moskalenko

1 5 ... 0-0-0! ?
GM Khuzman n o s e arriesga, cono­
ciendo la idea de su rival, y prefiere
jugar el final con un peón menos.
En la variante 1 5 . . . exd4 1 6 .cxd4� 0-
O-O ( 1 6 . . . 0-0? 1 7 .i.d2 b6 1 8 .i.xaS
bxaS 1 9.i.c4+ mh8 2 0 .l'l:b7 l'!fc8 2 1 .dS
l'!ab8 2 2 . l'!xb8 l'!xb8 2 3 .md2 + -,
Khenkin-Rodríguez Céspedes, Sau­
zal Tenerife, 2 007) 1 7 .dS i.a4 (las ne­
gras pueden intentar volver su extra­ 3 3 ... gg7+?
pieza entregando en d S , pero las El error decisivo. La forma correcta
blancas permanecen mej or: era 3 3 . . . e4! ? 3 4.r;!;f4 md3 con un con­
1 7 . . . l'!he 8 ? 1 8 .i.d2 ) 1 8 . l'!b4 ! ? i.c2 trajuego activo, permitiendo que las
1 9.i.d2 tt'lb3 2 0 .i.e3 t . negras se escapen.
1 6.tLlb5 34.�f2 gg6 3 5.h4!
Era interesante 1 6 . tt'l c2 ! ? , cuando el Esto decide la partida.
caballo puede desplazarse a -b4, o 35 ... �d2 36.h5 gg5 3 7.h6! e4
bien, a -e3 . Demasiado tarde.
16 ... tLlxb5 3 8.gd6+ �c3 39Jha6 �d4 40JM6+
0, por ej emplo, 1 6 . . . i.xb S 1 7 .i.xb S �e5 41 .gd7
tt'lxbS 1 8 .l'!xb S tt'lc6 1 9 . r;!;e2 l'!he8 Después de alcanzar el control de
2 0.i.e3 y las blancas tienen una ligera tiempo, las negras abandonaron.
ventaj a y un peón de más, Gyimesi­
Drasko, Vogosca, 2 007. Partida 1 . 1 6
1 7.i.xb5 me7 1 8.me2 .ie6 19 . .ie3
i.c4+ 20 . .h:e4 tLlxe4 2 1 Jlb4 tLlxe3 o Vi ktor Moskalenko
22.mxe3 �M7 2 3 J�hb l �e6 • Jord i Cuad ras Avellana
24JUb2 ghd8 25.�e2 !;!; Banyoles (4), 2 006
+clave 1 .
2 S . . . �xe5 26.gxb7 �e4 2 7.�f2 ! ? l .d4 tLlf6 2 .e4 e6 3 .tLlc3 jh4 4.f3 !
�xc3 28.�g3 d5 5.a3 i.xc3 + 6.bxc3 eS 7.exd5
2 8 .l'!b 1 ! ;!; con la idea de 2 9 . l'!c 1 + y tLlxd5 8.dxe5 Yfa5 9.e4 tLle7 1 0.i.e3
3 0.l'!cc7 ! . O-O 1 1 .Yfb3 tLld7
28 . . . g6 29.a4 fS 30.exf5 gxf 5 3 1 .a5 Anatoly Karpov prefirió la directa re­
a6 32.gxd7 gxd7 3 3 .gb6 tirada de la dama 1 1 . . .1M( c 7, ver par­
tida 1 .6 en parte 1 .
La siguiente partida podría ser origen
para la idea de tt'l d4 en posiciones

68
Nimzo-India, Variante Samisch

semi-abiertas. Esta vez tan solo se usa


para mejorar la estructura central de
peones y para activar las piezas de las
blancas.
1 1 . . . ttJ ec6 1 2 .ib 5 e5 1 3 .ttJe2 Wic7
1 4.0-0 ie6 1 5 .Wic2 ( 1 5 .Wia4 ! ? :t)
1 5 . . . ttJa5 1 6.f4 a6 1 7 .M3 ib3 1 8.Wib l
ttJd7 1 9.ttJd4! ?oo .

Diagrama de análisis

El oscuro caballo negro llega a d4,


¡pero no hasta Troya ! 1 8 . .hd4 exd4
1 9 . ttJ d 5 Wixc5 2 0 .Wib4 b6 2 1 .�d2:t,
Azmaiparashvili-Zubarev, Kallithea,
2 008.
14 ... e5 ! ?

Diagrama de análisis

Con un juego complej o, Ooi Chern


Ee-Livshits, Yerevan Olimpiada,
1 996.
12.J.b5 ! ?
Las blancas luchan por conservar su
ventaja de material, mantener el peón
c5 .
12 ... Wic7 1 3 ..hd7! Las negras están preparando un plan
Tras 1 3 .Wib4 ttJc6 ! regresamos a los común, desarrollando su contrajuego
comentarios a la partida 1 . 6 en parte en las casillas blancas y planeando
1 , la línea con 9 . . . ttJf6. . . . te6 y . . . ttJc6-a5 -c4.
13 ... .hd7 14.l¿)e2 1 5J�b 1 !
1 4J �b l ! ? EUb8 1 5 . ttJe2 ttJc6 1 6 . c4 Este e s e l momento más importante
( 1 6.Wid l !) 1 6 . . . e5 1 7 .ttJc3 ttJ d4. de la partida. Para poder luchar por la
ventaja, necesitaba encontrar un plan,
una estrategia, un truco efectivo . . .
1 5 .. J�ab8 1 6.0-0 l¿)c6
O también 1 6 . . . ie6 1 7 .Wia4 ttJ c6
1 8 J�fd l �fd8 1 9.ttJd4!

69
Viktor Moskalenko

Diagrama de análisis La clave del plan iniciado en la jugada


1 5 . ¡Las blancas quieren atacar las casi­
1 9 . . . exd4 20.cxd4� con iniciativa cen­ llas negras a cambio de renunciar a su
tral para las blancas. caballo !
1 7J�fdl �a5N 20 ... exd4 2 1 .cxd4
En una posterior partida mía de rápi­ El fracaso de la estrategia de las ne­
das fue: 1 7 . . ..te6 1 8 .Wa4! ( 1 8 .c4 lOaSf± gras es evidente. Pronto van a perder
Beliavsky-Kunte, Pune, 2 004) muchísimo material.
1 8 . . J''1 fd8 1 9.lOd4 ! . 2 1 ...a5
2 1 . . .bS 22 . .!g3 + -.
22 .VNc3 b5 2 3 .cxb6
Recuperando material. 2 3 . d S ! tam­
bién era interesante.
23 ... VNc8
Si 2 3 . . J''1xb6 24J''1x b6 Wxb6 2 S .d S , ga­
nando.
24.d5+ -

Diagrama de análisis

Parece que esta maniobra siempre


funciona. 1 9 . . . exd4 2 0 .cxd4 con una
clara iniciativa : 20 . . . lOaS 2 l . d S .id7
2 2 . Wb4±, Moskalenko-Sanchez Bote­
lla, Benidorm, 2 006.
1 8.VNb4 i.e6 1 9.M2 ! �c4
En este punto, mi oponente parecía ha­
ber logrado todos sus planes. Pero no fue 24 . . J�d8 2 5 .dxe6 gxd 1 + 26.gxd l
tan feliz después de mi próxima jugada. VNxe6 2 7.gb l h6 2 8.b7 VNa6 29.h3
20.�d4! f6 30.VNd3 VNe6 1 -0

70
Nirnzo-India, Variante Sarnisch

Resumen del concepto de Caballo de Troya:


La bonita jugada de las blancas lLld4 ! , que tanto se parece a la idea del Caballo
de Troya, puede ser un recurso importante en muchas variantes de la Defensa
Nimzo-India. En posiciones cerradas sirve para atacar el centro bloqueado,
ayudando abrir la fortaleza del enemigo (+clave 5: táctica), mientras que en las
posiciones semi-abiertas se utiliza para mejorar la propia estructura de peones
de las blancas y para activar las piezas (+clave 3).

71
Parte 3 . El sacrificio de Peón y el Caballo Cautivo
En esta parte trataremos el engañoso sacrificio posicional del peón-c4 en la
Nimzo-Samisch.
En los años ochenta, cuando 4.f3 ! todavía no era mi arma principal, dedi­
qué mis estudios a las líneas complejas de 4.e3 y 4.a3 , ya que pueden ofrecer
amplias posibilidades creativas para ambos colores. Aquí tenemos uno de mis
descubrimientos, que aún puede resultar de teórico y de práctico interés.
l .d4 �f6 2 .e4 e6 3 . �c3 .ib4 4.a3 hc3 + 5 .bxc3 e5 6.e3 �e6 7 . .id3 O-O
8.�e2 b6 9.e4 �e8 ! ? 10.0-0 J.a6 1 1 .f4

Estamos en una de las posiciones clave de la Variante Samisch, que puede apa­
recer tras las jugadas 4.a3 o 4.e3 , y también después de 4.f3 . Aquí hay muchas
ideas tácticas. Normalmente, la estrategia de las negras consiste en bloquear
los peones centrales blancos, mientras que las blancas intentan atacar a toda
costa, arrasando con lo que se interponga en el camino.
Entonces encontré un concepto diferente que se basa en un truco estraté­
gico: después de la mej or jugada de bloqueo 1 l ... f5 ! (si 1 1 . . . f6 1 2 . e 5 ! ? , ver
partida 1 . 1 7) intenté 1 2 .d5 ! ? Las jugadas más usuales son 1 V!tJg3 y 1 2 . exf5 .
12 ... �a5 1 3 .e5.

(De hecho, como veremos, el mej or


orden de jugadas para llegar a esta
posición es 1 2 .e5 ! tUa5 1 3 .d5)
É sta es la posición crítica para mi
idea. Las blancas se dejan su peón c4.

73
Viktor Moskalenko

Ideas Pri ncipales

A) Si las negras aceptan el sacrificio Partida 1 . 1 9 : las negras se defienden


de peón con 1 3 .he4, esto permite
••• con 1 5 ... b5; Milov-Polgar, actuali­
a las blancas encarcelar el caballo de zado con nuevas partidas, análisis y
rey negro: 14 ..he4 �xe4 1 5.d6!, ver comentarios.
partidas 1 . 1 7- 1 . 1 9 . B) Rechazar mediante 1 3 d6 lleva
•••

a una tensa batalla en el centro, ver


partida 1 .2 0 .

Partida 1 . 1 7 : partida original y la


principal idea del sacrificio de peón:
1 5 ... g6 Partida 1 .2 0 e s otro modelo, donde se
Partida 1 . 1 8 : las negras se defienden analiza la respuesta más natural
con 1 5 ... VNe8 . Inmediatamente des­ 1 4.dxe6 y la más agresiva 1 4.g4 ! ? ,
pués de publicar mi análisis de esta jugando con peones . También in­
partida en Informator de 2 00 1 , Vadim cluye el nuevo recurso 14.�g3 ! ? , ata­
Milov aplicó mi idea de sacrificio cando con piezas.
contra Judit Polgar.

El Caballo Cautivo
Partida 1 . 1 7

o Vi ktor Moskalenko
• Dm itry Kai u mov
Kiev, semifinales eh-Rusia (6), 1 985 ( 1 1 .!d2 ! ? b6 1 2 .!e 1 and !h4 ! )
1 L. . lOe7 1 2 .lOg3 lO e 8 1 3 . f4! ? exf4
l .d4 t¿)f6 2.e4 e6 3 .�c3 i.b4 4.e3 e5 1 4.exf4 f5 1 5 J�a2 ! y las blancas domi­
5 .a3 .hc3 + 6.bxc3 �e6 7.i.d3 O-O naron el tablero en la partida Moska­
8.�e2 b6 lenko- Y. Bruned, La Pobla de Lillet,
A veces, las negras juegan en el cen­ 2005.
tro : 8 . . . e 5 ! ? 9.f3 d6 1 0 .0-0 h6 1 1 . d 5 9.e4 �e8

74
Nimzo-India, Variante Samisch

1 5 J�fxd3 @h8 ( 1 5 . . . liJxf6 1 6 .ig5)


1 6 .ig5 ( 1 6 . fxg7+) 16 . . . gxf6 1 7 J �xf6 !
liJxf6 1 8 J :Ul + , Moskalenko-Cruz
-

S ánchez, Copa Catalana rápidas,


2 009;
B) Una desviación como l L. . f6 es
otro método popular de bloqueo que
propone una transposición hacia lí­
neas menos forzadas. Sin embargo,
Esta clásica maniobra fue introducida tras 1 2 . e 5 ! las blancas continúan de
por Capablanca en 1 92 9 . Con el fin una manera que sirve muy bien para
de evitar una posible clavada con nuestro estudio: de nuevo, sacrifi­
ig5 . Para bloquear el avance-empuje cando el peón en c4. Si ahora 12 ... f5
f2 -f4 con . . . f7 -f5 ! . Planeando atacar 1 3 .d5 ! liJa5 1 4.d6 ! ? , las blancas obtie­
el peón-c4 con . . . liJd6. nen un tempo extra en comparación
10.0-0 J.a6 1 l .f4 fS ! ? con la línea principal de l L. .f5 , Elia­
Parando cualquier intento agresivo nov-Alekseev, Kharkov, 2 00 3 , y Ste­
de las blancas con el peón-f. fanova-Pelletier, La Roche sur Yon,
A) El ataque directo a -c4 con 2 007.
l L. . liJa5 puede resultar peligroso
para las negras . Tras 1 2 .f5 ! exf5 1 2 .dS
( 1 2 . . . f6 1 3 . liJf4 hc4 1 4.hc4 liJxc4 El comienzo de un interesante plan
1 5 .fxe6;!; Stefanova-Sargissian, Zafra, ideado en 1 984 (!), con la provocativa
2 007) 1 3 .exf5 hc4 ( 1 3 . . . f6 1 4.dxc5 ! ?) idea del sacrificio del peón-c4. Pero
1 4. f6 ! , las blancas obtienen la posi­ actualmente debemos mej orar el
ción deseada de Samisch. juego de las blancas; ¡ d espués de
todo, estamos en siglo XXI! Probable­
mente, el mejor orden de jugadas es
primero 1 2 .e5 ! ? liJa5 y ahora 1 3 .d5 ! .
1 2 ... ll)aS
En lugar de esta típica maniobra, las
negras tienen una buena posibilidad
intermedia: 1 2 . . . exd 5 ! ? (por eso es
mej or jugar 1 2 .e 5 ! primero) 1 3 .cxd5
hd3 1 4.Wxd 3 fxe4 1 5 .Wxe4 liJ d6 ! �,
con tres partidas ganadas por las ne-
Diagrama de análisis gras en MegaBase, incluyendo Radja­
bov-Leko, Mónaco rápidas, 2 007.
14 . . . hd3 ( 1 4 ... liJxf6 1 5 .ig5 ---+) 1 3 .eS

75
Viktor Moskalenko

tar el contacto entre su piezas mayo­


res. Pero este gasto de tiempo permite
que las blancas reclamen iniciativa en
el flanco de dama. La respuesta
1 5 . . ..Wc8 puede encontrarse en partida
1 . 1 8; para 1 5 ... b5 ver partida 1 . 1 9.
16.%Vd3 ttla5
1 6 . . . b5 1 7 .i.e3 Wb6 1 8 .a4t .
1 7.e4! %VeS l S.id2 %Va6 1 9.J.xa5 !
Con la idea de avanzar d5 -d6. Esta es La consideración más importante es
la primera posición tácticamente im­ que las blancas pueden cambiar cual­
portante. Las negras deben escoger quier pieza, ¡ excepto el caballo cau­
entre aceptar el peón . . . tivo en e8!
1 3 ....he4 1 9 ... %Vxa5 20JUb l ttlg7 2 1 .a4 gfeS
. . . 0 buscar contra-juego en el centro 2 1 . . .a6? ! habría sido una defensa du­
con 1 3 . . . d6 ! ? , ver partida 1 .2 0 . dosa debido a 2 2 .We3 lLlh5 2 3 . lLl c l
14 ..he4! ¡"¡ab8 24.lLlb3 Wb4 2 5 .Wc l ! ±, con po­
Un intercambio favorable. Ahora sibilidades de ganar la dama negra
1 4.d6? es un error debido a 14 ...id5 !+. tras a4-a5 , lLld2 y ¡"¡xW.
14 ... ttlxe4 1 5.d6! 22.gb5 %Va6 23 .a5 VNb7 24.%Vf3
24.¡"¡ab l ! ? o 24.lLlc3 !t era más agresivo.
24 .. Jk6
Si 24 . . .Wxf3 2 5 .gxf3 lLlh5 2 6.�f2 �t7
2 7 .�e3 h6 2 8 .h4;l;.
2 5 .gab l gbS 26.ttlc3 %VeS 27.ttla4
%VdS 2S.VNb3 ttlh5 29.g3 g5

Aquí está mi idea principal. Ahora el


caballo de rey se queda encarcelado y
cuenta con solo tres casillas disponi­
bles : e8, g7 y h5 . Una alternativa in­
teresante es la introducción de
1 5 .Wd3 ! ?
1 5 ... g6 30.%Vf3 !
Las negras aspiran a un rápido fian- Previniendo cualquier contra-juego
chetto de caballo ( . . . lLlg7), para habili- de las negras . Una línea más forzada

76
Nimzo-India, Variante Samisch

era 3 0 .axb6 ! ? axb6 3 1 . lLlxb6 gxf4 D espués de 7 . e4 c5 8 .�d3 (8.d5 ! ?)


3 2 . lLl d 5 (3 2 . lLlxd7 ! ) 3 2 . . . E:xb 5 8 . . . lLlc6 9.lLle2 b6 1 0.0-0 �6 1 1 .f4 re­
3 3 .cxb5+ -. gresamos a la posición del estudio
3 0 ... �g7 mediante un orden de jugadas dis­
Una jugada como 3 0 . . . g4 encerraría tinto.
para sIempre el caballo negro : 4 ... 0-0 S.a3 ixc3 + 6.bxc3 eS 7 . .id3
3 U Mrb3 + -. �e6 8.�e2 b6 9.e4 �e8 1 0.0-0 ia6
3 1 .fxgS+ - l 1 .f4 fS 12 .dS
La partida está decidida. Recordar, primero es mejor 1 2 .e5 !
3 1 . . .'�xgS 3 2 .axb6 axb6 3 3 .�xb6 12 ... �aS 1 3 .eS ixe4 14.ixe4! �xe4
l:kxb6 34J:bb6 gxb6 3 S.gxb6 'iMe1 + I S .d6! 'iMe8
36.�g2 'iMxe4 3 7 .gb7 'iMa4 3 8.�h3
hS 3 9.'iMf4 'iMe6 40.ge7 'iMbS 41 .'iMh6
�f7 42 .'iMf6+ �g8 43 .'iMg6 1 -0
Con el sorprendente plan de bloqueo
de la posición mediante los peones
centrales e5/d5 -d6, las blancas hacen
una clara sentencia de presión ajedre­
cística al caballo negro.

Partida 1 . 1 8
16.'iMd3 ! �aS
o Viktor Moskalenko 1 6 . . . b5 1 7 .a4t .
• Javier Campos Moreno 1 7 . .id2
Barcelona, Cataluña absoluto (8), 2 0 0 1 Preparando c3 -c4 y luego el inter­
cambio ixlLl . 1 7 .c4? es demasiado
En otra partida, quince años más precipitado : 1 7 . . . '\Mra6 ! 1 8 .�d2 '\Mrxc4
tarde, las negras intentaron mejorar 1 9.'\Mrf3 lLl c6+. Pero de manera pare­
el juego de la previa partida. cida a la partida 1 . 1 7 sería 1 7 .�e 3 ! ?
l .d4 �f6 2.e4 e6 3 .�c3 ib4 4.e3 que dio lugar a una hermosa partida
Durante muchos años, mi sistema fa­ en China después de 1 7 . . . g6 1 8 .c4
vorito contra la Nimzo-Indiana había lLl g7 1 9 .E:fb 1 '\Mrc6 2 0 .�d2 '\Mra4
sido 4.f3 ! ? , pero de vez en cuando 2 1 .ixa5 '\Mrxa5 2 2 .E:b5 '\Mra6 2 3 .a4 '\Mrb7
también es necesario probar nuevas 24.a5 '\Mre4 2 5 .'\Mrxe4! fxe4 2 6 . g4!±, si­
(¡ antiguas ! ) ideas. Algunas veces, las guiendo adelante con la idea del ca­
líneas 4.e3/a 3 /f3 se transponen; por ballo cautivo, Li Ruofan-Hou Yifan,
ej emplo, tras 4 . . . 0-0 5 . a3 ixc3 + Beijing, 2 0 0 5 .
6 . bxc3 la maniobra d e Capablanca 1 7 ... e4 1 8.'iMO
6 . . . lLl e8 ! ? también se popularizó. Aunque las negras mantienen un

77
Viktor Moskalenko

peón de más, tan solo tres de sus comendar algo para mejorar el juego
cinco piezas están participando en la de las negras.
acción, ya que la torre en f8 y el caba­ 3 1 .lLlxe6 dxe6 3 2 .�5b4± rll e 8
llo en e8 se quedan cerrados en el 3 3 .�xe4 rll d 7 34.�eb4 �a5 3 5 .�a2 !
otro flanco. g5 36.e4!?
1 8 ... �b7 1 9.�xb7 lLlxb7 20 ..ie3� Amenazando c4-cS ! . ° 3 6.fxgS hxgS
Hemos llegado a un final. Las piezas 3 7 .,hgS±.
negras todavía prescinden de un ac­ 36 ... g4+ 3 7.hxg4 fxg4+ 3 8 .rll xg4
tivo contra-juego, mientras que las lLlf5
blancas pueden mejorar la colocación
de sus piezas y buscar nuevos planes.
20 ... g6 2 1 .�fb 1 lLlg7 22.a4 �fe8
2 3 . lLld4 h6 24.g3 rll f7 2 5 .rll g2 lLla5
26.rllf3 lLle8 27.�a2 !
El ej ército d e las blancas está listo
para la acción.

¡ El caballo está vivo ! Pero, ¿ qué pa­


sará con la torre en aS .. . ?
39.M2 e 5 40.�b5 ! �a6
40 . . J''1xbS 4 1 .axbS+ -.
4 1 .�b 1 ! �g8+ 42 .rll f3 h5 43 .�h 1
�h8 44.�aa1 rll e6 45.rll e4 1 -0
Las negras ya no pueden sostener
27 ... �e5 ! ? 28.h3 más la posición, por ej emplo :
Era mejor conservar la estructura h2 - 4 S . . J''1h 6 46.g4! ? con motivos d e mate
g3 -f4-e S -d6 intacta. Por ello, en c 7 : 46 . . . hxg4 47 Jl:xh6 lLlxh6
2 8 J'1bS ! ? estaba bien, manteniendo la 48J'1h l lLlfS 49J'1h7 etc.
iniciativa.
28 ... �d5 29.�b5! lLlg7 3 0.�ab2 Partida 1 . 1 9
Preparando lLlc2 -lLlb4. 0, alternativa­
mente, 3 0 .id ! ? con la idea de ia3 - o Vad i m M i lov
ib4, atacando el caballo d e bloqueo • J u d it Polgar
en aS. Moscú, eh-FIDE (2), 2 0 0 1
30 ... lLle6?®
En este tipo de posiciones los errores l .d4 lLlf6 2.e4 e6 3 .lLlc3 i.h4 4.e3 0-
son muy comunes, pero es difícil re- O 5.a3 ixc3 + 6.bxc3 e5 7.id3 lLle6

78
Nimzo-India, Variante Samisch

GM Vadim Milov, otro experto de las


Esta pseudo-activa estrategia tan solo
blancas en Samisch.
ayuda a las blancas para abrir favora­
blemente la posición, como veremos
8.tLle2 b6 9.e4 tLle8 1 0.0-0 ia6 en los siguientes ejemplos.
1 l .f4 fS 12.dS Milov: «Sin embargo, permanecer
Milov: «Las jugadas usuales son pasivamente no era mucho mej or».
1 2 .lLlg3 y 1 2 . exfS .» Nota del autor: (se refiere a mi previa partida contra
«es mejor primero 1 2 .eS ! ». Campos)
12 ... tLlaS 1 3 .eS! 1 6.a4
Milov: «Esta idea estaba detrás de l a Aquí tenemos una reciente miniatura
jugada 1 2 de las blancas . Si ahora las de mi viejo amigo GM Gregory Kai­
negras aceptan el sacrificio de peón, danov: 1 6 .'1W d 3 ! ? g6 1 7 .ie 3 lLlxe 3 ? !
entonces tras dS -d6 las blancas encie­ 1 8 .1lMxe3 �b6 1 9 .a4! lLl g7 2 0 . axb S
rran el caballo en e8.» �xb S 2 UUb l �c6 2 2 .�f3 ! ? �dS
13 ... .h:c4 2 3 .Ei:b7 Ei:fd8 24.c4 �d2 ? 2 S .Ei:xd7 ! 1 -0,
Milov: «Ahora el caballo e8 quedará Kaidanov-Gutov, Moscú open, 2 008.
fuera de juego por mucho tiempo. 1 6 ... a6 1 7.YMd3 g6
Las negras pueden prevenir el plan Desocupando la casilla defianchetto para
de las blancas jugando propiamente jugar . . . lLl g7 . En esta posición se ha­
1 3 . . . d6. Es habitual en tales posicio­ bían jugado las siguientes alternativas:
nes, sin embargo, debilita las impor­ A) 1 7 ... Ei:b8 1 8.axbS axbS 1 9 .ie3 �b6
tantes casillas e6 y fS .» 2 0 . lLl c 1 (desarrollando la iniciativa en
14 ..h:c4 tLlxc4 I S.d6 el flanco de dama con lLlb3 -(x)cS . Una
Milov: «Efectivamente, las blancas es­ posición similar apareció en una re­
tán felices tras deshacerse de su debili­ ciente partida que jugué: 2 0 . Ei:a2 ! ? gS
dad y ahora van a empezar un juego 2 1 .Ei:fa l gxf4? ! 22 . .h:f4 �c6 2 3 .Ei:a7
activo en el flanco de dama. El caba­ mh8 24.�f3 ! �xB 2 S .gxB ± lLlexd6?
llo-e8 va a ser un observador inhábil.» 2 6.exd6 eS 2 7 .ig3 + -, Moskalenko­
1 5 ... bS Lettieri, Badalona, 2 006) 20 . . . gS

79
Viktor Moskalenko

2 1 .liJb3 l3:c8 2 2 .1� e2 (2 2 .liJ d2 ! ?) Tras intercambiar todas las piezas a ex-
2 2 . . . <.!?h8 2 3 .ic 1 liJg7 24.fxg5 ! \Wc6 cepción del caballo e8, las negras van a
2 5 .if4 (2 5 .l3:a7 ! ) 2 5 . . . \We4 2 6.\Wxe4 tener complicaciones para defender
fxe4 27 .g4!± Y el caballo en g7 no tie- sus debilidades del flanco de dama. Las
nen salida, Cebalo-Gyimesi, Medulin, blancas ganaron en la jugada 54.
2 002 ;
B) 1 7 . . . \Wc8 1 8 .l3:a2 l3:b8 1 9.ie3 l3:b6 Partida 1 .2 0
2 0 . liJ c 1 liJcxd6 2 1 .exd6 liJxd6 (Ziatdi-
nov-Giorgadze, Kemerovo, 1 985) D G e rt Pieterse
• Kick Langeweg
Eindhoven (6), 1 987

l .d4 �f6 2.e4 e6 3 .�c3 i.b4 4.e3 0-


O 5.a3 ixc3 + 6.bxc3 e5 7.id3 �e6
8.�e2 b6 9.e4 �e8 1 0.0-0 ia6
1 1 .f4 f5 12.e5!

Diagrama de análisis

y ahora 2 2 .axb 5 axb 5 2 3 .l3:a7t , con


ventaja para las blancas.
1 8.axb5 axb5 1 9.ie3
Milov: «Las blancas obtienen com­
pleta compensación por su peón. La
única pregunta está en cómo debería
desarrollar su iniciativa de la manera ¡Por fin, e l mejor orden d e jugadas !
más efectiva.» 1 2 ... �a5
1 9 .. Jha1 20Jha1 M>6 2 1 .�c1 t Un nuevo plan para las negras con­
siste en 12 . . . d6 ! ? , y ahora 1 3 . d 5 ? ! no
funciona a causa de trucos tácticos :
1 3 . . . exd 5 ! 1 4.cxd5 ( 1 4.ixf5 ? l3:xf5
1 5 .\Wxd 5 + l3:f7 1 6 .\Wxc6 ib7=¡:)
14 . . . ixd3 1 5 .\Wxd3 dxe5 ! 1 6.\Wd2 liJe7
1 7 .l3: d 1 liJg6 1 8 .fxe5 liJxe5 1 9.liJf4 l3:f7
2 0 .\We2 liJ g6 2 1 .liJe6 \Wd7 2 2 .c4 liJd6
2 3 .ib2 l3:e8 24.\Wh5 liJf8=¡: Y las negras
han defendido todo, Carlsen-Aro­
nian, Elista, 2 007.

80
Nimzo-India, Variante Samisch

S ería incluso más complicado el tí­ i.xc4! ) 1 9 . �f3 .tb7 ? 2 0 .lLlh5 ! We7
pico ataque con 1 3 .g4! ?oo . 2 1 . lLl f6+ rJJ g 7 22 .�h 3 + - Sharavdorj ­
Otra opción era 1 3 .Wa4 lLla5 1 4.ie3°o Rensch, Las Vegas, 2 0 0 5 .
con una posición jugable, pero no hay B) Atacando con peones: tan solo s e
partidas con esta línea. jugaron dos partidas con 1 4.g4! ? :
1 3 .d5 B 1 ) 1 4 . . . fxg4 1 5 . dxe6 We7 1 6 .lLlg3
1 3 . dxc5 bxc5 1 4.Wa4 d 5 ! f± Syperek­ Wxe6 1 7 .ie4 .tb7 1 8 . .td5 i.xd 5
Kipper, Pinneberg, 1 996. 1 9 .cxd5 con una posición completa­
1 3 ... d6! ? mente incierta donde ambos lados
tienen sus puntos positivos;
B2) 14 . . . g6 1 5 . gxf5 gxf5 1 6 .lLlg3
lLl g7°o Li Ruofan-H. Mas, Kuala
Lumpur, 2 008;
B3) 14 . . . exd 5 1 5 .cxd 5 ( 1 5 . gxf5 oo )
1 5 . . . i.xd3 1 6 .Wxd3 c 4 1 7 .Wd 1 lLl b 3
1 8 .�b 1 fxg4 1 9 .1Ll d4 lLlxd4 2 0 .Wxd4�
Li Ruofan-E. B erend, B eijing rápi­
das, 2 008.

Las negras n o permiten que las blan­ 14 ... Vfe7! ?


cas bloqueen el centro. Ahora la par­ E s l a defensa más precisa, aunque
tida se vuelve muy dinámica. 1 4 . . . g6 1 5 . g4 ! es bastante similar:
14.dxe6 1 5 . . . lLl g7 1 6 . lLl g3 We8 1 7 . gxf5 gxf5
La respuesta más natural. Sin em­ 1 8 . e7 ( 1 8 . �a2 ! and �g2 ) 1 8 . . . Wxe7°o
bargo, en tales posiciones cada tempo Raineri Luca-Parker, Barcelona,
vale un millón. Algunas alternativas 2 00 1 .
creativas podrían ser 1 4.lLlg3 y
1 4. g4, pero necesitamos más expe­
riencia en estas líneas:
A) Atacando con piezas: 1 4.lLlg3 ! ?
g6 1 5 .We2 (o también 1 5 J':l: e 1 ! ? , per­
mitiendo la maniobra lLl fl - lLl e 3 )
1 5 . . . W e 7 ( 1 5 . . . lLlc7 ! ?oo Horch-Mi­
chael, GDR, 1 9 8 8 ; 1 5 . . . lLlg7
1 6 J �d 1 ! Wd7 1 7 . lLl f1 ! ? �ad8
1 8 . lLl e 3 °o Koltsov-Lepikhov, Rusia,
1 995) 1 6 . .td2 ? ! ( 1 6 . .tb2 ! ? y enton­
ces �d 1 ) 1 6 . . . �d8 1 7 .�ae 1 lLlc7 1 8 . .tc 1 El astuto 1M holandés Pieterse estableció
Wf7 ( 1 8 . . . dxe5 ! ? 1 9 .fxe5 exd5 2 0 . .th6 el mejor orden de jugadas.

81
Viktor Moskalenko

1 5.g4!

18 ... VlYxe6 1 9.:i:%e l :aad8? !


1 9 . . . .b:c4°o podría ser l a respuesta
Una típica ruptura en Samisch. El principal.
juego debe ser abierto en este lado 20.:ad2 ! :ade8 2 1 .Jh l ! t
del tablero.
1 5 ... g6
Las negras realizan una sólida jugada
de bloqueo . La crítica respuesta
l s . . . fxg4! ? conlleva un juego muy
complicado: 1 6 . lLlg3 ! ( 1 6 . fs ? es de­
masiado optimista debido a 16 . . . dxes
1 7 . lLlg3 :i:%d8 !::¡:, Bick-Rensch, Pea­
body, 2 007) 1 6 . . . dxes ( 1 6 . . . 1Wxe6 lleva
de nuevo al ataque de los peones con
1 4.g4! ?) 1 7 .1Wxg4 .b:c4 1 8 . .b:c4 lLlxc4 Ahora las piezas blancas tienen mejo­
1 9 . fs ( 1 9 . fxe s ! ? :i:%xf1 + 2 0 . lLlxfh) res oportunidades de ataque.
1 9 . . . lLlcd6 2 0.:i:%a2 (2 0.i.gs ! habría ga­ 2 1 . .. �xc4 22 .i.a2 i>h8 2 3 .VlYa4
nado la iniciativa de una manera más �xd2 24 . .ixe6 � f3 + 2 5 .i>f2 �xe l
sencilla) 20 . . . lLlf6 2 1 .1Wh4 1Wb7 2 2 .:i:%g2 26.VlYxa6 :i:%xe6 27.i>xe l dxe5
�h8 2 3 .i.gst lLl de4? ? 2 4.lLlxe4+ - y 28.i>f2 ¡:U7 29.c4 h6 30.Jh2 1 -0
las blancas ganan pronto, Santos-Ló­
pez González, San Bernardo, 2005. Conclusión:
16.gxf5 gxf5 1 7.�g3 �g7 1 8J�a2 ! Empezando con 1 3 . . . d6 ! ? , ambos la­
Esta activa maniobra de torre, ju­ dos deben invertir tiempo en unos
gando por la segunda fila, es un re­ análisis profundos, ya que cualquier
curso de ataque habitual para Sa­ simple jugada es de suma importancia.
misch.

82
Nimzo-India, Variante Samisch

Resu men del «Caballo Cautivo» :


El sacrificio de peón e5/d5 -d6 puede ser un arma sorpresa en el sistema Sii­
misch. Es una idea creativa que todavía no está completamente desarrollada.
A) Después de 1 3 . . .hc4 1 4.hc4 ltJxc4 1 5 .d6 ! las blancas obtienen más que
suficiente compensación por el peón, con una iniciativa a largo plazo y sin
arriesgarse demasiado.
B) 1 3 . . . d6 ! ? es la continuación más complicada, donde cada jugada es de
gran importancia. Ambos lados deben tener un conocimiento muy preciso de
los planes para poder jugar esta línea con éxito.

83
Capítulo 2
La Defensa hola ndesa
Parte 1. Introd ucción al M uro de Piedra (Stonewal l)
Historia y jugadores
La idea de Sistema Muro de Piedra apareció en el mundo del aj edrez en los
tiempos del legendario Paul Morphy y el oficialmente primer Campeón Mun­
dial Wilhelm Steinitz.
Entre los héroes de las piezas negras, defendiendo este «Castillo» pode­
mos encontrar a muchos granmaestros, desde el lejano pasado hasta nuestros
días : Bernhard Horwitz, Paul Morphy, Adolf Anderssen, Mikhail Chigorin,
Wilhelm Steinitz, Siegbert Tarrasch, José Raúl Capablanca, Alexander Alek­
hine, Savielly Tartakower, Mikhail Botvinnik, Tigran Petrosian, Artur Yusu­
pov, Evgeny Bareev, Simen Agdestein, Anatoly Vaisser, Nigel Short, Predrag
Nikolic, Mikhail Ulibin, Evgeny Gleizerov, Teimour Radj abov, Vladimir
Kramnik. .. y, por supuesto; el autor del presente libro, Viktor Moskalenko.

l .d4 e6 2.c4 fS

También estudiaremos el esquema de Stonewall para jugar con piezas negras


contra las diferentes primeras jugadas de las blancas, como l .c4 fS y 1 .�f3 fS .
El clásico sistema de Stonewall es una defensa universal con una original y
flexible estructura de peones. Las primeras jugadas de las negras se hacen solo
con peones: .. .fS/e6, y preparan . . . dS/c6, construyendo una fortaleza. La par­
tida adquiere un carácter lento posicional, parecido a las aperturas como el
Gambito de Dama o la Catalana, pero el peón Stonewall en -fS permite con­
trolar la estratégica casilla -e4 y temporalmente prevenir el avance e2 -e4 de
las blancas.
Por otro lado, las blancas pueden obtener ventaja de la debilidad creada en
eS y jugar por las casillas negras, intentando intercambiar los alfiles, y enton­
ces llevar su caballo a e S .
87
Viktor Moskalenko

Las estrategias de las negras consisten en utilizar los peones Stonewall y


jugar ciertas maniobras sorpresas con sus piezas . Pueden seguir este simple
plan durante la apertura, en el a menudo tenso medio juego e incluso, en el
mismo final de la partida.

Secretos del Muro de Piedra (Stonewall) y las Claves:

Clave 1 MATERIAL
Clave 2 DESARROLLO
Clave 3 COLOCACiÓN oIv DISPOSICiÓN DE PIEZAS Y PEONES
Clave 4 POSICiÓN DE REY
Clave 5 TIEMPO
(* Leer todos detalles sobre S Claves en libro 1, capítulo 2)

Un rep ertorio p ara las ne gras contra fianchetto

(Clave 2) : El otro caballo normal­


mente queda mej or situado en -d7,
controlando la casilla -eS .
(Clave 3 y Clave 5): En mis partidas, la
mejor pieza de las negras es el alfil de
Stonewall en cS !
(Clave 3): Pero los peones de Stone­
wall también constituyen uno de los
recursos principales de este sistema.
(Clave 4) : «Con el sistema Stonewall,
(Clave 2) : Las mejores casillas para las negras hacen una reclamación in­
desarrollar el alfil del flanco de rey y mediata en el centro y sientan las ba­
la dama son �-d6 y Wi-e7. ses para un potencialmente peligroso
(Clave 3): L a casilla -e4 es un punto es­ ataque en el flanco de rey. » Oacob
tratégico muy importante para el caba­ Aagaard en su libro Dutch Stonewa ll)
llo de rey negro.

• Antes de pasar a los análisis de las partidas, recomiendo que el lector tome
nota de algunos momentos claves, que enseguida le ayudarán a asimilar las
ideas principales de Stonewall.
• La estructura del material no se organiza según las bases tradicionales de la
variante, sino más bien de acuerdo con los planes de las blancas, lo cual tiene
más sentido para el estudio del repertorio defensivo de las negras.

88
La Defensa holandesa

Las blancas combinan M4 con el avance c4-cS (partidas 2 . 1 -2.3)

Las blancas disponen a una partida Estudiaremos las estructuras típicas


clásica con fianchetto en el flanco de que ocurren tras i.f4-ixf4-gxf4.
rey seguido por i.f4.

Las primeras tres partidas muestran los pasos más importantes en mi aprendi­
zaje de este sistema.

Ruptura Central Black Jet


En el momento apropiado, las negras Tras el intercambio de alfiles en f4,
pueden forzar la apertura de las líneas las negras cuentan con un importante
con . . . e6-e S . recurso . . . g7-gS , ( -clave 4) .

• •

2 0 . . . eS ! (Partida 2 . 1 ) introdujo el pri­ 2 4 . . . '�h8 ! (Partida 2 .2 ) preparando


mer éxito en Stonewall de mi vida. un ataque a lo largo de la columna-g.
Ver también partida 2 . 3 .

89
Viktor Moskalenko

Alfi l de Stonewal l

• 2 1 . . . .ig6 ! muestra el gran poder po­


tencial del alfil Stonewall, y la ventaja
en clave 3 y clave 5 en comparación
con su oponente en g2 .

Las blancas juegan M4 sin c4-c5 (partidas 2 .4 y 2 . 5)

• D

Analizaremos muchos esquemas que En partida 1 .4, 1 O . . . bS ! ? manipulando


resultan de esta posición en la partida con los peones de Stonewall. ¡La ho­
1 .4, incluyendo hasta las jugadas in­ landesa se convierte en Eslava ! En
mediatas 8 . . . h6 y . . . gS ! . partida 1 .8, 9 ... bS ! previene .ta3 .

• D espués del avance 2 3 . . . cS ! los peo­


nes blancos caen corno frutas madu­
ras (Partida 1 . S ) . En esta partida las
negras habían usado un método de
contra-ataque distinto jugando
1 2 .. J'!f6 ! ? en lugar de preparar . . . g7-
gS o . . . b7-b6. Este es otro ej emplo
donde el alfil Stonewall en c8 llega a
ser la mejor pieza de las negras.

90
La Defensa holandesa

Planes clásicos de fianchetto con b2 -b 3 , .th2 o a2 -a4 y .b3 (Partidas


1 .6- 1 .8)

• aun no está situado en e S , las negras


pueden hacer cómodamente fian­
chetto de su alfil Stonewall con
. . . b6/.! b7 .

Partida 1 . 6 : las blancas juegan en el


centro y preparan la maniobra lLJ e S .
Las negras pueden contestar con la
inesperada marcha de su peón-a.
La posición clave aparece tras
1 1 . . .a4! ? ¡Atacar con peones puede ¿Podrías encontrar la transposición
ser un verdadero placer! deseada a la estructura de peones fa­
Ideas similares se observan en vorable, usando clave 5 y clave 3?
partida 1 .7, pero, si el caballo blanco

• Partida 1 . 8 : Las blancas juegan b 3 -


.! b2 -�c 1 ( o incluso a2 -a4 y .!a3 ) ,
preparando intercambios estratégicos
con .!a3 .
Incorporar la jugada extra a2 -a4 an­
tes de .!a3 tiene una desventaj a: des­
pués de 8 . . . a S ! ? la estructura de las
blancas (a4-b 3 ) se queda bloqueada
(ver comentarios a la partida 1 .4).

91
Viktor Moskalenko

�h3 , preparando M4 (partidas 1 .9 y 1 . 1 0)

Las primeras claves al contra-juego


de las negras pueden encontrarse en
ciertas desventajas del «poco natural»
Jacob Aagaard escribió buen libro sobre
esquema de las blancas. Por ejemplo, un

la Stonewall holandesa que contiene muchas


-clave 3: el temporalmente pasivo ca­
ideas que también figuran en estas páginas.
ballo en h 3 . Las negras pueden bus­ Lo mismo va para el reciente Win with the
car un rápido desarrollo de sus piezas Stonewall Dutch, por Sverre Johnsen, Ivar Bern
menores (+clave 2 y +clave 3), o un y Simen Agdestein.
avance con los peones Stonewall
(clave 3: desequilibrada). o incluso, pueden ignorar esta regla
Asimismo, podemos cuestionar el y desarrollar sus propios planes.
dogma: de que las blancas tengan una
real ventaj a posicional a causa de su ¡ Finalmente, hemos encontrado al­
control del punto - e S . Las negras gunas opciones para que las negras
pueden forzar simplificaciones inter­ desequilibren el juego ! Ver los inten­
cambiando piezas menores en -eS . tos en partidas 1 .9 y 1 . 1 0.

� Para recordar
Muchos jugadores se preocupan por la «pasividad» del alfil de Stonewall en
c8, igual como en la auténtica Defensa Francesa. Así que inmediatamente in­
tentan activarlo con la maniobra . . . id7-e8-h S ; mientras que otros jugadores
optan por el prematuro fianchetto con . . . b 7 -b6 y . . ib7 . En la verdadera De­
.

fensa Stonewall, esto podría ser un error. En mi opinión, es mejor tomarse un


tiempo hasta entrar en el medio juego, por ejemplo, desarrollando primero la
dama ( . . . We7), el caballo de dama ( . . . ltJb8 -d7) y activando otro caballo

92
La Defensa holandesa

( . . . lLle4), esperar a ver aparecer los planes del enemigo, y solo entonces dispa­
rar con el flexible alfil de Stonewall.
GM Rainer Knaak en ChessBase Magazine 1 20: «Es fascinante observar
como en muchas de sus partidas, en un primer momento, Moskalenko presta
poca atención a su !c8 . El lugar de ello, le gusta jugar un temprano . . . lLl e4, o
. . . aS y . . . a4, y el problema del alfil será solucionado más tarde, o bien con . . . b6
o . . . id7 -e8 etc. ( . . . ) Una fantástica colección que nos permite seguir los pro­
cesos de pensamiento del experimentado experto en Stonewall.»

Una colección de las mejores partidas del autor con Stonewal l


Las blancas combinan M4 con c4-c5

Las siguientes tres partidas enseñan


mis primeros pasos en el aprendizaje
de este sistema.

Partida 2 . 1

o Arshak Petrosian
• Vi ktor Moskalenko
Lvov (6), 1 988
Diagrama de análisis

Esta partida será mi primer éxito de


Stonewall en la vida. Para prevenir 7 . .ia3 (7 . . . b4!). La idea
l .d4 e6! ? de este avance se conoce mejor en la
Este e s mi usual orden d e jugadas: Defensa Eslava.
evitando el agudo Gambito Staunton 7 . lLl e S Wfb6 8 . c4 lLlbd7 9 . c S Wfb7
y las molestas líneas con lLl c 3 /.igS , y 1 0 . lLl d 3 .ie7 I 1 .M4 o-o 1 2 . lLl d2 aS
¡cómo no ! para invitar a mi oponente 1 3 .H (las blancas intentan aplicar un
a jugar la Francesa en caso de la res­ pseudo-ataque con e2 -e4) 1 3 . . . lLlhS ! �
puesta 2 .e4. (atacando l a mej or pieza de las blan­
2.c4 cas; realizamos la misma operación
En el mismo torneo yo había jugado contra el esquema de London en ca­
2 .lLl H fS ! . Ahora todo va bien, ¡ sin pítulo 3 de libro Il) 1 4. e4? lLlxf4
gambitos ! 3 .g3 lLl f6 4 . .ig2 dS S .b3 c6 I S .lLlxf4 eS !+, un típico golpe a la es­
6.0-0 bS ! ? tructura central de las blancas, Lalev­
Moskalenko, Lvov, 1 98 8 .
2 ... f5 ! ?

93
Viktor Moskalenko

Aquí las blancas deben escoger su va­ 8 ... tt:lg4!


riante contra Stonewall. Inmediatamente las negras luchan
3 . tt:l 8 tt:l f6 por el control de la casilla e 5 . Otros
Esperando a conocer qué esquema métodos posibles son:
van a elegir las blancas. Por supuesto, A) 8 . . . tLle4! ? 9.8 he5 1 O.he5 tLld6
la inmediata 3 . . . d5 también es posible. I l . tLl d2 tLlf7 1 2 . �h l ( 1 2 .i.f4 llNb6�
4.g3 12 . . . tLlxe5 1 3 .dxe5 b6 ( 1 3 . . . f4! ?) 1 4. f4
Este fianchetto es la línea más popular, J.b7 1 5 .b4 llNe7? Izeta Txabarri­
ya que ofrece a las blancas unas posi­ Moskalenko, San Sebastián, 1 992 ;
ciones bastante sólidas. B) Atacar el alfil f4 con 8 . . . tLlh5 ! ? es
4 ... c6 otra defensa típica: 9.e3 tLlxf4 1 O.exf4
4 . . . d5 se suma a lo mismo. tLld7 I l .tLld2 tLlxe5 1 2 .fxe5 J.e7 1 3 J'k l
5.ig2 d5 6.0-0 id6! f4!? Khalifman-Bareev, Lvov, 1 990.
La mej or colocación para el alfil de 9.tt:lxg4 J.xf4!
flanco de rey (+clave 3): desde aquí Este cambio intermedio desequilibra
protege las ventanas del Stonewall. la posición, llevando hacia un juego
7.tt:le5 donde las diferencias en las Claves se
Según la teoría de las Cinco Claves, vuelven más importantes.
esta podría ser una incursión prema­ 1 0.gxf4 fxg4 1 l .e3 �h4!?
tura. (-clave 3: caballo sobre-desarro­
llado). Actualmente esta jugada no es
tan popular.
7 ... 0-0
7 ... lL\bd7 ! ? también es una jugada lógica.
8.if4

C o n l a idea de l a maniobra de torre


.. J'%f6-h6 (clave 4).
12.8
Después de esta partida los jugadores
de las blancas han preferido 1 2 .�e l ! ?
�f6 (esta jugada conduce al juego for­
Este plan era popular en los años zado -clave 5. Un plan más sólido
ochenta y noventa. Fue empleado en para las negras sería 1 2 . . . tLl d7 ! ?
varias partidas por los GM's Gelfand 1 3 .tLld2 llNe7 1 4.8 gxB 1 5 .tLlxB b6 ! ?)
y Khalifman. 1 3 .B llNxe I 1 4.�xe l gxB 1 5 .hB g5 !?

94
L a Defensa holandesa

(la posición clave de esta línea. Las Las piezas y peones de las negras
blancas deben dejar el peón en -f4 y aquí se encuentran más activos (+cla­
en el cambio ganarán tiempo para de­ ves 2-5).
sarrollo; +clave 2) 1 6 . ltJd2 gxf4 1 7 . e4 19.�h2 VMh6! 20.VMh4
ltJa6 ! . 2 0J::i: h l ltJxf4+ ! .
20 ... e5 ! !t

Diagrama de análisis

Un fuerte golpe estratégico a la estruc­


Simplemente completando el desa­ tura central de peones de las blancas.
rrollo (+clave 2) . 1 8 . exd5 cxd 5 2 1 .dxe5
1 9.cxd5 ltJb4 20.wh l (Gelfand-P. Ni­ Si 2 1 .fxe 5 , una opción interesante es
kolic, Saraj evo, 1 99 1 ) 2 0 . . . ltJc2 ! ? el «Black Jet» 2 1 . . .g5 (o 2 1 . . .'Wxe 3 !
(2 0 . . . ltJxd5=) 2 1 .�g1 + wf8+. Las blan­ 2 2 . ltJ b 3 VMh6=t) 2 2 .VMe l ltJ f4+ 2 3 . '� g l
cas tienen más debilidades y el caba­ ltJxg2 t .
llo negro en c2 está muy activo. 2 1 ...d4! 22.�e4
12 ... g3 ! 2 2 .'Wg5 'Wxg5 2 3 .fxg5 dxe3 24.ltJc4 e2
Cerrando el alfil g2 para mucho 2 5 .�fe 1 ltJf4+.
tiempo, frustrando cualquier plan ac­ 22 ... dxe3 2 3 . �xe3 VMxf4+ !
tivo por parte de las blancas. Ahora las simplificaciones serán bien­
1 3 .hxg3 VMxg3 14.�d2 �d7 1 5Jk 1 venidas.
�f6 2 3 . . . �xf4 24.ltJg400 .
Parece natural; 1 5 . . . �f6 ! ? 1 6 .'We l 24.VMxf4 �xf4::¡:
'Wg6f±. Tras algunos intercambios, las negras
16.VMe 1 VMg6! obtienen un final favorable con una
Las negras tienen más oportunidades mej or estructura de peones y unas
para atacar, así que no están interesa­ piezas más activas (+clave 3).
das en simplificaciones. 2 5J::i: ed1 .ie6 26.�g3 gae8! 27.gfe 1
1 7.e5 ha2 28.gd4 �h5+ 29.�f2 gxe5
1 7 .b4? ! a5 ! 1 8 .b5 cxb5 1 9.cxb5 i.d7t . 30.gal .id5 ! ?
1 7 . . . M7 1 8 J�ff2 ltJh5 ! ? 3 0 . . .i.e6=t.

95
Viktor Moskalenko

3 1 .111 xd5 cxd5 32J;xa7 lll f4! 5.111 f3 d5 6.0-0 id6! 7.111 c 3 O-O 8.e5
Otro final de caballo contra alfil. J¡;7 9.M4 .hf4 10.gxf4
3 3 .M1 111 e6
Empezando un elegante baile con el
caballo negro (PPPC).
34J;d1 lll xe5- +
Con ventaj as ganadoras en todas las
Claves.
3 5 .b4 lll e 4+ 3 6.i>e3 lll g5 + 3 7.i>d4
lll xf3 + 3 8. i>e5 d4+ 3 9.i>d6 1::!: f6+
40. i>e7 b5
40 . . J::!: e 7 + ! ?
4 1 .1::!: a 5 1::!: e 7+ 42.i>d8 i>f8! Una típica estructura para las líneas
con M4 (el peón-c de las blancas
puede estar en -c4 o -cS). A lo largo
de las partidas 2 . 1 -2 . 5 buscaremos los
mejores recursos en el Stonewall.
10 ... 111 e 4!
Una maniobra muy importante
(+clave 3: colocación de las piezas): las
negras deben usar la casilla e4 para su
caballo Stonewall. En este caso con­
creto, las blancas no pueden atacar
El rey blanco ha venido al centro para inmediatamente con b2 -b4.
felicitar al enemigo (clave 4 frente a 1 1 .YNe2 b6!+í
clave 4). Esta ruptura también resulta muy
43 ..hb5 lll e 5 44.i>e8 efectiva contra el avance c4-cS : ataca
Una combinación curiosa sucedería la estructura de peones y permite a
tras 44. 1::!:x d4 1::!: d 6+ ! 4S .1::!: x d6 ttJf7 + las negras activar el «monstruo».
46.<;t>c8 ttJxd6+ 47 .i>d8 ttJb7 + etc. 12 .b4 ia6!
44 ... 111 e 6 45 . .he6 1::!:xe6+ 46.i>d8 El alfil Stonewall ya está activado.
1::!: d 6+ 47. i>e8 i>e8! 0- 1 1 3 .1::!:fe 1 111 d 7!
Las negras han completado óptima­
Partida 2 .2 mente el desarrollo de sus piezas me­
nores (+clave 2).
D Boris Kantsler 14.a4 bxe5 ! 1 5.dxe5 ?
• Vi ktor Moskalenko Tras esta ambiciosa pero estratégica­
Belgorod, 1 990 mente equivocada decisión, las ne­
l .d4 e6 2 .e4 f5 3 .g3 lll f6 4.J.g2 e6 gras estarán mejor.

96
La Defensa holandesa

Si 1 S .bxcS 'WaS ! ? � 24 ... cbh8


1 5 ... 'Wf6!t

D escubriendo un nuevo camino. La


Atacando a través de la ventana e n idea es . . . g7-gS , preparando un ata­
Stonewall: por l a diagonal f6-a l . que por la columna-g (-clave 4).
1 6J;a3 gab8? ! 2 5 . gxa7 g5 ! 26.fxg5 �xg5 2 7.f4
Técnicamente era más fuerte �ge4 28.'Wal gb8 !
1 6 . . . ic4! (amenazando . . . a7-aS ! ) Ahora el caballo blanco en -d4 está
1 7 . a S y ahora 1 7 . . . E1ab 8 ! 1 8 .E1b 1 eS ! cargando con la defensa del peón-bS
con una gran ventaj a (+clave 3 = per­ y por eso no puede moverse.
fecto) 29.gc7?!®
1 7.b5 ! D emasiado lento. Aunque m i rival
Las blancas están d e vuelta e n l a par­ estaba apurado de reloj .
tida. 29 ... gg8 ! -+30.�c6?
1 7 ...jb7! Esta jugada de pánico permite reali­
¡ Recordar! El alfil Stonewall es una zar una bonita combinación. La me­
pieza muy flexible; ahora debe defen­ jor defensa era 3 0 . 1O f3 ! ? 'Wxa 1
der el castillo. La alternativa era 3 1 .E1xa 1 E1xbS 3 2 .lOgS ! +±.
1 7 . . . cxbS 1 8 .axbS ixbS 1 9.1OxbS E1xbS
2 0.c6+±.
1 8.e3 gbc8! ?
El peón blanco en c S no tiene ningún
futuro (-clave 3).
1 9 .�d4 �exc5 20.bxc6 hc6
2 1 .�cb5 ixb5 22.axb5 �e4!?
E n esta partida y o prefería contra­
atacar. 22 . . . a6 ! 2 3 .bxa6 1Oxa6+ habría
ganado el peón (+clave 1).
23 .'Wa2 �dc5 24.gf1 30 ... �g2 + !
24.E1xa7 ? lOd3 y entonces . . . lOxf4 ! . E l ej ército de las negras empieza un

97
Viktor Moskalenko

castigo a la manera de Stonewall Introduciendo un plan altamente ac-


(-clave 4). tivo: la idea consiste en jugar . . . g7 -gS .
3 1 .�xg2 l3g8+ 32 .�B Obj etivamente, 1 2 . . . b6 ! ? y . . . ib7 es
3 2 .'tt> h3 ttJ f2 + 3 3 . l"\xf2 Wxa l 3 4. ttJ e S una opción más sólida. 1 2 . . . h6 ! ? y
ttJe4!- + ganando e n todas las líneas. . . . gS es bastante parecido a 1 2 . . . @h8,
32 . . . tbd2 + 3 3 .�f2 tbee4+ 34. �e2 pero puede ser aun más efectivo en
l3g2 + 3 5.�d3 tbe5+ 0- 1 caso de: fxgS hxgS ! (+clave 3 por la es­
con un mate inevitable en cuatro ju­ tructura de peones de las negras).
gadas. 1 3 .e5 ? !
Las blancas preparan u n clásico ata­
Partida 2 . 3 que con el peón -b, pero la posición
contiene algunos trucos dinámicos.
D Antonio Torrec i l las Martínez 1 3 ... l3g8 ! ?
• Viktor Moskalenko 1 3 . . .b6 todavía era posible .
Barcelona, Foment rápidas (6), 2 004 14.tbe5 ! ? g5 !

l .tbB d5 2 .g3 e6 3 .J.g2 f5 4.0-0


tbf6 5.d4 id6! 6.e4 e6 7.b3 We7 !

¡Una buena idea, incluso en las parti­


das blitz!
1 5.tbxe4 fxe4 1 6.B !
Esta e s una jugada muy usada e n el Empieza la lucha de peones.
esquema de las negras (+clave 3) . La 16 ... gxf4! 1 7.exf4 tbxe5!
dama defiende el centro y previene el Intercambio de la mejor pieza de las
intercambio estratégico con �3 . blancas.
8 . .tf4 .hf4! 9.gxf4 1 8.fxe5 exf3
-clave 4. 1 8 . . . e3 ! ? 1 9 .1"\ae l b6 ! f± era más com­
9 . tbbd7!
.. plicado: 2 0 . l"\xe 3 bxcS 2 1 . dxcS
Defendiendo la casilla e S . l"\xg2 + !�.
1 0.tbbd2 tbe4 1 1 .We2 o-o 1 2 .e3 19.13xf3 id7!
�h8 ! ? Es hora de correr al flanco de rey
(clave 5 activada).

98
La Defensa holandesa

20J�af1 .k8! 2 1 .�hl i.g6t

3 8.b5 ? ?
U n gran error e n los apuros de
El alfil Stonewall ha llegado justo a tiempo.
tiempo, creando terribles amenazas Era mejor 3 8 .'We 1 'WgSt .
(+clave 3). Mientras tanto, su contra­ 3 8 ... gf3 3 9.VHe l VHg3 + !
parte (alfil-g2 ) está temporalmente Oo-PPPc. Las blancas abandonaron.
fuera de juego (-clave 3).
22.VHf2 .k4! .if4 sin c4-c5 (partidas 2 .4 y 2.5)
22 . . . tfS ! ? 2 3 J�g3 )"(xg3 24.hxg3 Partida 2 .4
)"(g8�.
2 3 J�g3 ggf8 24.VHe l gxf1 + 2 5 .VHxfl D Tiger H i l larp Persson
gf8 26.VHe l gf4! 27.,he4 dxe4+ • Vi ktor Moskalenko
El peón e4 es una ventaj a adicional Barcelona Sants (8), 2 003
para las negras (+clave 1 y +clave 3).
28.gg1 VHh4!? 29.gg3 l .d4 e6 2.�f3 f5 3 .g3 �f6 4.i.g2 d5
Evitando un final de torres donde las 5.c4 c6 6.0-0
negras estarían mejor: 2 9.'Wxh4 )"(xh4't' El orden de las jugadas puede variar:
(+clave 3: colocación de peones). A) 6.'Wc2 id6 7 .if4 ixf4 8 .gxf4 o-o
2 9 . . . �h5 3 0. 'it>g2 'Wf5 3 1 .'We2 h6 9.tLlbd2 tLl e4 1 O.e3 tLld7 1 1 .0-0 'We7 !
3 1 . . .hS ! �.
32 .b4 a6 3 3 .a4 h5 ! 34.h3 h4 3 5.gb3
VHg5+ 36.�h2 gf7 3 7.VHe3 VHg6 ! ?
U n truco d e blitz; 3 7 . . . 'Wxe 3 ! ?
3 8 .)"(xe3 )"(f4't'.

Diagrama de análisis

99
Viktor Moskalenko

Como regla, este es el mejor sitio


para la dama negra en el sistema Sto­
newall. Aquí tenemos una típica posi­
ción de apertura para esta línea, antes
de que empiece la acción.
1 2 J %ac 1 �h8 ! ? (otro plan agresivo
empieza con 1 2 . . J:!f6 ! ?) 1 3 .�h 1 aS
( 1 3 ... h6 ! ? y ... g7-gS) 1 4.a3 a4
( 1 4 . . . b6 ! y . . . ia6=) l S . lO e S lOxe S ! (la
mej or solución consiste en eliminar Diagrama de análisis

las piezas blancas en eS) 1 6.fxeS lOxd2


( 1 6 . . . i.d7=) 1 7 .VNxd2 f4! �, Cebalo­ Es difícil imaginar cómo las negras
Moskalenko, Val Thorens, 1 990; pueden ganar aquí. . . pero vamos a ver
Las negras también pueden jugar para un juego fino de los peones-Stone­
igualar con 1 2 . . . b6 1 3 .cxdS cxdS=. wall:
1 4. '8ac 1 i.d7 l S .'8c3 dxc4! 1 6 . '8xc4

.. Truco: 1 4: �c7? tiJxd2 1 5. tiJxd2


i.e8 ! (+clave 3 para el alfil Stonewall)
1 7 . dS (las blancas ofrecen un inter­
ia6::¡:: 1 6. '8fel ?? '8fc8 ganando la dama. cambio de peones) 1 7 . . . f3 ! (clave 5:
B) La temprana salida de alfil no jugada intermedia; 1 7 . . . exd S ! ? :¡:)
cambia nada: 6.M4 i.d6 ! ? (la solución 1 8 .hf3 exd S ! (con una favorable es­
más simple) 7 . lO bd2 (7 .hd6 VNxd6 tructura de peones: +clave 3 y clave 4)
8 .0-0 lObd7=) 7 . . .hf4 8 .gxf4 o-o 9.e3 1 9 .'8b4 VNe7 2 0 .i.g2 i.hS 2 1 . e4 dxe4
lObd7 1 0 .lOeS lO e4! 1 1 .0-0 lOxeS ! (2 1 . . . aS ! ?) 2 2 . '8xe4 VNe6 2 3 .f4 '8ad8
1 2 .dxe S VNe7 ! 1 3 .VNc2 lOxd2 1 4.VNxd2 24.VNc3 i.g6 2 S .'8b4 '8d7 2 6 .VNb3 VNxb3
i.d7 l S .'8fd 1 i.e8 1 6 .M3 '8d8 2 7 .'8xb 3 MS :¡: 2 8 . '8f2 ? ! i.e6 ! ?
( 1 6 ... VNh4! ? Y . . . i.hS ; o 16 . . . h6 ! ? y (2 8 . . . <j;Jf7:¡:) 2 9 . '8b4 ha2 3 0 . '8a4 i.e6
. . . g7 -gS) 1 7 .'8ac 1 �h8 ! ? 1 8 . <j;Jh 1 '8g8 3 1 .'8xa 7 gS ! :¡: con un final ganador,
1 9 .cxdS cxd S 2 0.'8g1 i.c6 y con las Jerez Pérez-Moskalenko, Barcelona,
piezas mayores sobre el tablero (+clave 2 00 1 .
3), las negras están listas para contra­ 7 ... hf4 8.gxf4 O-O
atacar, Mancini-Moskalenko, Val En la apertura, siempre resulta útil in­
Thorens, 1 990. cluir 8 . . . VNe7 ! ? , controlando el avance
6 ... i.d6 7.M4 b2 -b4. Un plan loco sería 8 . . . h6! ? ,
7 .VNc2 O-O 8 .M4 hf4 9 . gxf4 lO e4 preparando la inmediata . . . gS .
1 O . lO e S lOd7 1 1 . lO d2 lOxeS 1 2 .fxeS
( 1 2 . dxe S b6 ! ? 1 3 . 1O f3 ia6�)
1 2 . . . lOxd2 1 3 .VNxd2 f4! .

1 00
L a Defensa holandesa

que un peón (-clave 3), Narciso Du­


blan-Moskalenko, Badalona, 2 00 1 ;
Al ) Otra partida compleja s e había
jugado en Moscú: 9 . . . llJbd7 1 0 . llJ c 3
llJ e4 ( 1 O . . . llJ b6 ! ? ) 1 l .�fd 1 h6 ! ?
( 1 1 . . .llJ d6 ! ?) 1 2 . �ac 1 'iflfe7 1 3 . llJ a4
�h7 1 4. llJ e 5 g5 ! 1 5 . llJxd7 'iflfxd7
1 6 . fxg5 llJxg5 1 7 .llJc5 'iflfg7� A. Ry­
chagov-Moskalenko, Moscú, 1 994.
Diagrama de análisis B) No hay nada para las blancas tras
las naturales jugadas 9.llJc3 llJe4 1 O.e3
¡Altamente recomendado para parti­ llJ d 7 1 l . �c 1 'iflfe7 ! 1 2 . llJxe4 fxe4
das blitz, incluso jugadas por Internet! 1 3 . llJ d2 llJ f6 1 4. B exf3 1 5 ..hf3 i.d7
9 . e 3 'iflfc7 (9 . . . g5 ! ?) 1 0 )t:lc3 g5 ! ? ( 1 5 . . . b6 ! ?) 1 6.�h 1 i.e8 1 7 .�gl ig6� ,
1 1 .llJe5 'iflfg7°o con una posición extre­ P. Meister-Moskalenko, Balassag­
madamente desequilibrada, Hernán­ yarmat, 1 990.
dez ]iménez-Moskalenko, Barcelona 9 ... �bd7 10.�bd2
Open, 2 00 l . +clave 2. 1 0 . llJ e 5 ! ? llJ e4 ! (preparado
9.e3 para el intercambio en e 5 ) 1 l .'iflfc2
Algunos otros esquemas son: 'iflfe7 1 2 .f3 llJxe5 ( 1 2 . . . llJ d6 ! ?) 1 3 . fxe 5
A) 9 .'iflfb 3 (esta maniobra también llJg5 1 4. llJ c 3 ( 1 4. f4 llJ e4=) 1 4 . . . f4! ?
era popular en los 1 990) y ahora: 1 5 .exf4 llJf7 1 6.f5 llJh6 ! 1 7 .fxe6 dxc4�
Al) 9 . . . llJe4 1 O.'iflfa3 b5 ! 1 8 .f4 .he6 1 9.d5 cxd5 2 0 . llJxd5 'iflfc5 +
2 l .'iflff2 �ac8= Franco Ocampos­
Moskalenko, Ponferrada, 1 99 1 .
10 ... �e4!

Diagrama de análisis

1 l .cxd5 cxd5 1 2 . llJ e 5 'iflfb6 1 3 .'iflfe3


llJd7 1 4. llJ d 3 b4 1 5 .f3 llJef6 1 6 . a 3 Esta e s una de las posiciones más ha­
bxa3 1 7 . �xa 3 i.a6 1 8 .llJc3 .hd3 !+. bituales con el esquema M4.
Aquí, el alfil blanco en g2 no vale más 1 1 .b4! ?

101
Viktor Moskalenko

Empezando una clásica acción en el Es peor 1 4 . . . lLlxe5 1 5 .dxe5i.


flanco de dama. Pero aquí las negras l S .bxc6 .hc6!
tienen el muro «hard-rock», cons­ Una fantástica casilla para el alfil Sto­
truido por buenos defensores. newall.
I l .lLlxe4 fxe4! (para recordar: en la 1 6.cxdS .hdS 1 7.CDxg4 .hg2
mayoría de las ocasiones esta jugada 1 7 . . . fxg4! ?f±.
es mejor que . . . dxe4 +clave 3: más
- l S.CDh6+ ! ?
peones en el centro) 1 2 .lLld2 lLl f6 L a fase final. Tras las simplificaciones,
1 3 .f3 exf3 1 4.lLlxf3 'We7 ( 1 4 . . . id7 ! las blancas no consiguen más que una
1 5 . lLle5 ieS=) 1 5 .'Wb 3 id7 ( 1 5 . . . b6 ! ? posición igualada. I S .'íf!xg2 fxg4f±.
1 6 . lLl e 5 ib7 1 7 J:!:ac 1 c5� 1 6 .'Wxb7
l"1fbS 1 7 .'Wa6 l"1xb2 ( 1 7 . . . lLl g4! ? �
I S .l"1ab 1 l"1abS 1 9.1"1xb2 l"1xb2°o , Levitt­
Moskalenko, Metz, 1 99 1 .
l 1 ...CDdf6
Por supuesto, ésta no es la única op­
ción. 1 1 . . .b6 ! ? también puede ser bas­
tante sólido. Pero normalmente yo
prefiero esperar con este plan, y con­
servar la segunda posibilidad para el
alfil Stonewall: . . . id7/ieS, etc. l S ... gxh6 19.i>xg2 'WdS+ 20.f3 i>hS
12 .CDeS CDxd2 1 3 .'Wxd2 CDg4! 2 1 .i>f2
2 1 .�h l ! ? l"1gS 2 2 .'Wf2 l"1acSf±.
2 1 . .J�gS 22 .l"1g1 l3xgl 2 3 .l3xgl
l3gS= 24.l3g3 hS
24 . . . l"1cS ! ?
2S.'Wc2 h4! 26.l3xgS+ i>xgS 27.i>g2
i>f7 2 S.a3 a6 29.i>f2 i>e7 30.'Wc7+
'Wd7 3 1 .'WcS+ 'Wd6 3 2 .i>e2 bS
H .'Wb4 i>d7 34.'Wxd6+ i>xd6
3 S.i>d3 aS 36.e4 V2-V2

Recordar: debemos atacar las mejo­ Partida 2 . 5


res piezas del enemigo.
14.bS D Jorge G onzález Rod ríg uez
1 4.lLlxg4 fxg4� 1 4.lLld3 dxc4! . • Viktor Moskalenko
14 ... .id7! Barbera del Vallés (2), 2 005
y la partida continúa con las «Cinco Esta ilustrativa partida concluye
Claves» bastante equilibradas. nuestro estudio de las estructuras tras

1 02
La Defensa holandesa

M4-hf4-gxf4. Resulta instructivo


que las negras no tienen miedo de
quedarse con tan solo su «mal» alfil
Stonewall, ya que ig2 ciertamente
no es mejor que i.c8 !
l .c4 fS 2.tLlc3 tLlf6 3 .g3 e6 4.ig"2 dS
S.d4 c6 6.tLlf3 .id6!
Siguiendo un extraño orden de juga­
das hemos llegado a una normal posi­
ción clásica de Stonewall. Atacando el central bloque de peones
7.0-0 o-o 8.b3 tLlbd7 9.M4 ixf4 de las blancas.
1 0.gxf4 tLle4 1 1 .VNc2 VNe7 1 2 .e3 24.dS ?
gf6!? Las blancas no quieren librar una pa­
siva defensa: 2 4.'1Wf2 cxd4 2 5 .VNxd4
i.c6+.
24 ... exdS 2 S.e6 ixe6 26J�f1 h6!
Importante jugada profiláctica, crean­
do una salida para el rey (+clave 4).
27.h4
2 7 .cxd5 !h3 2 8 J'l:f2 c4!- +.
27 ... gxg2 + !
Un sacrificio puramente posicional,
mientras que en partida 2 .2 ,
Otra posibilidad para las negras (dis- 30 ... l"1xg2 + ! era una combinación tác­
tinta del plan con . . . g7 -g5) es intentar tica.
atacar en el flanco de rey con las pie- 28.�xg2 dxe4�
zas, llevando su torre a la sexta fila.
1 3 .tLlxe4
1 3 .<j;>h l l"1h6 ! ? ?
1 3 ... fxe4 1 4.tLleS tLlxeS 1 S .fxeS
gfS ! ? 16.VNe2
1 6 .f3 exf3 1 7 .l"1xf3 l"1xf3 1 8 .ixf3
VNg5 +?
1 6 ... .id7 1 7.f3 exf3 1 8.gxf3 gxf3
1 9.VNxf3 gf8 20.VNg4 gfS ! 2 1 .e4? !
ggS 22.VNf4 dxc4! 2 3 .bxc4 cSt
Las negras están ganando en todas las
cuentas.
29.gc1 .id7 30.�f2 e3 + 3 1 .�e2

103
Viktor Moskalenko

.te8! las negras un interesante contra­


Para dar un jaque letal desde h5. 0, juego, manipulando los peones de
3 1 . . .h5 ! ? con la misma idea. Stonewall.
32 .�xe3 .ihS+ 3 3 .<;!;>d3 46+
34.<;!;>d2 �d8+ ! Planes con b2-b3/.ib2 o a2-a4/.h3
El ataque con dama + alfil e s muy efec­ Partida 2 .6
tivo geométricamente (PPPC: contro­
lando un gran número de casillas). D Ruslan Pogorelov
3 S.<;!;>c3 �f6+ 36.<;!;>d2 �xh4 • Vi ktor Moskalenko
3 6 . . . b6 ! ? Villa Salou (7), 2 000
3 7.�xcS �h2+ 38.<;!;>c3 �xa2
El ejército de las blancas pierde todos Las tres próximas partidas son bata­
sus soldados. llas de Stonewall contra los planes
3 9J�gl �c2 + 40.<;!;>d4 �f2 + 41 .<;!;>dS clásicos con un fianchetto en el flanco
.te4+ ! 0- 1 de dama.
1 .�f3 dS 2.d4 e6 3 .c4 c6 4.�c2 i.d6
S .g3 fS 6.42 �f6 7.0-0 o-o 8.b3
�e7 !
Controlando l a casilla a3 .
9.�eS �bd7 1 0 . .ib2 aS ! ?

¡ Otro éxito del alfil Stonewall ! Tras


42 .litd6, 43 . . .�f8+ gana la dama.

Resumen M4-.bf4-gxf4:
Como hemos mostrado en muchos
ejemplos prácticos tras e l intercam- Este es un interesante plan estraté­
bio de las piezas menores, la posición gico que he practicado con éxito du­
que surge está bastante equilibrada. rante años : mientras que el peón-a
Pero si las blancas juegan de manera empieza un ataque de flanco, las pie­
más ambiciosa, su dañada estructura zas menores de las negras se preparan
de peones doblados (-clave 3: peones para la acción central. ¡Una situación
blancos en f2 y f4) siempre permite a deseable para los defensores de Sto-

1 04
La Defensa holandesa

newall ! Mi nueva idea. Este intercambio fa­


l 1 .ttld2 a4! vorece a las negras, ya que los dos al­
¡Atacar con los peones es un placer! files blancos no pueden ser activados.
12 .bxa4 Sin embargo, esta posición contiene
Aceptando el peón. Pero ahora la to­ muchas opciones sin explorar:
rre Stonewall llega a ser en la mej or A) 1 2 . . . lLl e4 ! ? 1 3 .lLldB Vf:ld8 1 4.lLld3
pieza de ataque para las negras (+clave Vf:la5 1 5 .lLl f4 hf4 1 6 .gxf4 Vf:lxa4
3). El segundo encuentro con mismo 1 7 .Vf:lxa4 Élxa4 1 8 .cxd5 exd5 ! 1 9. e 3
rival llego cinco años más tarde : lLl b 6 2 0.lLle5 te 6 2 1 .lLld3 lLld7 2 2 .Élfd 1
1 2 .lLldB lLle4 1 3 .lLld3 Élfa8 2 3 .a3 lLl d 6 2 4.Éla2 lLl c4::¡:, Kiria­
kov-Moskalenko, playchess.com,
2 006;
B) 1 2 . . . ta3 1 3 . lLl d 3 lLl e4 1 4. lLl B
hb2 1 5 . lLlxb2 b6 1 6 . cxd5 cxd 5
1 7 . Élfc 1 ta6 1 8 . lLl d 3 lLld6 1 9 . 1Ll fe 5
Élfc8 2 0.Vf:lb2 lLl c4 2 1 .lLlxc4 hc4
2 2 . lLl e 5 lLlxe5 2 3 . dxe5 Vf:lc7 24.Élab 1
Élxa4 2 5 .Vf:lxb6 Vf:lxe 5 + Spacek­
Moskalenko, St Ingbert, 1 989.
1 3 .dxe5 ttlg4 14.ttlf3 ttlb6!�
Diagrama d e análisis

1 3 . . . b6 ! ? (activar el alfil Stonewall es


un plan lógico. Ahora, tras la retirada
del caballo, la casilla c6 no se encuen­
tra bajo ataque. 1 3 . . . a 3 ! ? sería aún
más agresivo : 1 4.tc 1 g5 ! ? 1 5 . lLl fe 5
Vf:lg7 1 6. f400 , Fressinet-S . Williams,
Calicut, 1 998) 1 4.cxd5 cxd5 1 5 .bxa4
ta6 ! 1 6J'!fc 1 tc4!t (+clave 3) 1 7 .lLlfe5
lLlxe 5 ! 1 8 .lLlxe5 he S ! 1 9 . dxe5 lLlc5 L a s negras tienen una mej or estruc­
2 0.td4 lLlxa4 2 U!ab 1 b5 2 2 .Vf:ld2 Élfc8 tura (+clave 3), mientras que el peón
2 3 .Élc2 lLlc5 24.B Vf:ld8 2 5 .tf1 h6 que falta (-clave 1) es más bien una
2 6 .hc5 Élxc5 2 7 .Vf:ld4 Élcc8 2 8 .Élbb2 desventaja temporal.
Éla4::¡:, Pogorelov-Moskalenko, Villa 1 5 .cxd5 exd5 1 6.h3 ttlh6 1 7. �b3
Salou, 2005. ttlc4!
12 ... .he5 ! ?N 1 7 . . . lLlxa4? 1 8 .ta3 .

1 05
Viktor Moskalenko

binación con la acción central.


l .d4 e6 2.e4 f5 3 .g3 �f6 4.i.g2 d5
5.�f3 e6 6.b3 i.d6 7.0-0 VMe7 !
8.i.b2 o-o 9.�bd2 �bd7! ?
+clave 3. L a principal alternativa es el
fianchetto con 9 . . . b6 y . . . i.b7 . ¡Pero yo
prefiero una verdadera estrategia de
Stonewall expectante !
10.�e5 a5 ! ?

La culminación de la estrategia de
apertura de las negras ( . . . aS -a4 y
. . . heS), ganando el peón más impor­
tante en e S . El resto de la partida es
una bonita ejecución técnica.
20.i.b4 VMe6 2 1 .e3 �fxe5 22.�xe5
VMxe5 2 3 .Ml i.e6 24.i.c3 VMe7
25.<i!;>h2 i.f7 26.VMe2 i.e6
2 6 . . . lLl d6 ! ?'t'. Táctica : 2 6 . . . lLlxe 3 ! ? E l mismo contra-plan que e n l a pre­
2 7 .fxe3 l"Ixe3 2 8 .i.e 1 f4-t via partida.
2 7J:�ac1 �b6 2 8.i.d4 �xa4 29J�b l 1 1 .�df3
VMd7 3 0J:�b4? ! b5 3 1 .J.a l �b6::¡: 1 1 . a 3 lLl e4 1 2 . lLl df3 lLlxeS 1 3 . lLlxeS
3 2 J�f4 ga4 3 3 .VMe5 �e4! 34.,ixe4 heS ! ? 1 4. dxe S b6 1f2-1f2, Adorj an­
bxe4 3 5 .gd2 VMe7 ! 36. <i!;>g2 ga5 Moskalenko, Balassagyarmat, 1 990.
3 7.VMb4 e5 3 8.VMc3 gea8 39.g4 ga3 1 1 ...�e4!
3 9 . . . d4! . Una de las jugadas más importantes
40.VMb2 ?® c3 0- 1 en el esquema de Stonewall. Otro
buen ejemplo es 1 1 .. .a4! ? 1 2 .lLld3 lLle4!
Partida 2 . 7 1 3 .cS i.c7 1 4.bxa4 i.b8 ! (desocupando
la diagonal d8-aS para las actividades
D Vlad i m i r B u rmakin de la dama negra; . . . VMd8/VMaS j
• Vi ktor Moskalenko 1 4. . . gS ! ?) 1 S .VMc2 VMd8 1 6.lLlfeS heS ! ?
Olot (9), 2 006 (intercambiando las piezas más peli­
grosas de las blancas y trasponiendo a
Aquí está la extensa actualización de una deseable estructura de peones;
la idea de las negras . . . aS -a4 en com- +clave 3) 1 7 .dxeS WaS 1 8 .i.d4 Wxa4

1 06
La Defensa holandesa

1 9.'Wxa4 E:xa4 20.e3 b6!+. 1 7.dxe5 e5 !

Diagrama d e análisis

Transposición a una favorable estruc­


Este es un recurso de Stonewall muy tura de peones (+clave 3). ¡Ahora los
fuerte contra la estructura de las dos alfiles de las blancas están fuera
blancas. de juego !
2 1 .cxb6 ia6 ! (2 1 . . .cS ! ?) 2 2 .ixe4 fxe4 1 8.e3
2 3 .tt'lcS tt'lxcS 2 4.ixcS ixf1 2 S .ixf8 1 8 .f3 tt'lgS 1 9.cxdS ixdS+ (+clave 3).
�xf8 2 6 . �xf1 E:b4 2 7 .a4 E:xb6 2 8 . aS 1 8 .. J�fd8 1 9.VNe2 dxe4 20.bxe4?
E:a6 2 9 . �e2 �e7 3 0 . �d2 ? �d7 El error final de las blancas .
3 1 .�c3 cS ! 3 2 .�b3 �c6 3 3 .�a4 E:a7 ! . 2 0 . E: fd 1 era una obligatoria jugada
Las blancas están perdidas porque no intermedia.
existe defensa contra la simple 20 ... �d2 !
. . . E:b7mb4/�b S , 0- 1 , Camarena Gi­ Ganando por un ataque estándar.
ménez-Moskalenko, Alicante, 2 000. -clave 4 aquí es el factor decisivo.
12.�d3 ? ! 2 1 JUd l .hg2 2 2 . c;!?xg2 VNb7+
Una inusual maniobra d e espera 2 3 .c;!?gl
(-clave 5). O 2 3 .�h3 gS 2 4 . E:xd2 g4+ 2 S . �h4
Si 1 2 .'Wc2 a4! � 'Wg7 con mate.
12 ...b6! 2 3 . . .llH3 + 24.c;!?f1 �xh2 + 2 5 .c;!?gl
Explotando el tiempo ganado: el �f3+ 26.c;!?f1 �g5 !
peón c6 no está bajo ataque. Y mi oponente se rindió tras varias
1 3 Jk l i.b7 14.�de5 jugadas innecesarias más.
El mismo caballo regresa a su antigua
posición. Pero ahora las negras tie­ Partida 2 . 8
nen +clave 2 y +clave 3.
14 .. J�ae8 D Eduard Raisky
1 4 . . . tt'lxeS ! ? • Vi ktor Moska l e n ko
1 5 .�xd7 VNxd7 1 6.�e5 .he5 ! Yerevan, torneo maestros jóvenes, 1 988

1 07
Viktor Moskalenko

El plan de las blancas de b 3 -J.b2 -


'lWc 1 , con la idea de J.a3 , puede en­
contrarse con el avance . . . b7-bS ! .
1 .�f3 f5 2 .d4 e6 3 .g3 � f6 4.J.g2 d5
5.0-0 J.d6 6.b3 V!Je7 7.c4 c6 8.jb2
A) 8 . a4 es otro intento para inter­
cambiar J.c 1 xJ.d6.

Diagrama d e análisis

.. Truco: 1 4.d5?! (-clave 3: estruc­


tura de peones) 1 4 . . . e4 1 5.tiJg5 I:i:Jc5
1 6. l:i:Jc2 E:d8 1 7. l:i:Je3 I:i:Jg4! 1 8. l:i:Jxg4
fxg4 1 9. h4 h6- +, ganando caballo en
g5, Aloma Vidal-Moskalenko, Sabadell
rápidas, 2007.
8 ... aS ! (creo que la mejor opción con­ 1 4. dxeS I:i:JxeS l S .l:i:JxeS V!JxeS 1 6. l:i:J d 3
siste en bloquear la estructura de las 'lW e 7 1 7 .'lWc2 l:i:J e4 1 8 J �ab 1 J.e6
blancas. Aquí el clásico ataque con el 1 9 .1=!fc 1 l=!ad8 2 0 .V!Jb2 J.c8 = , García
peón -b no era posible.) 9 .J.a3 .ha3 Blázquez-Moskalenko, Avilés, 1 992 .
1 O.lDxa3 lDbd7 ! ? 1 l .'lWc 1 lD e4 1 2 .'lWb2 8 ... 0-0 9.V!Jc1
o-o 1 3 .e3 gS ! ? ( 1 3 . . . b6 1 4J'!fc 1 J.b7=) Con la intención de jugar 1 0.J.a3 .
1 4. lD e S lDxeS l S . dxeS g4! (+clave 3 : 9 ... b5!
estructura de peones) 1 6 .f3 gxf3 De esta manera, las negras evitan el
1 7 . .hf3 lDgS 1 8 .'lWd4 'lWg7 ! Y las ne­ intercambio de alfiles. Actualmente,
gras ganaron fácilmente tras 1 9 . .thS este avance es más popular en la De­
.id7 2 0 .lDc2 dxc4! 2 l .bxc4 cS ! 2 2 .'lWh4 fensa Eslava.
J.c6 2 3 J '!ad 1 h6 ! 24J '!d6 'lWxeS De todas formas, no estoy seguro de
2 S .E:fd 1 .ha4 0- 1 , Hernández ]imé­ que tras 9 . . . b6 (o primero 9 . . . lDbd7),
nez-Moskalenko, Cataluña indivi­ las blancas puedan conseguir alguna
dual, 2 00 l . ventaj a con los intercambios de pie­
B ) Más ideas típicas : 8 . . . 0-0 9 .J.a3 zas introducidos por 1 0.J.a 3 :
.ha3 1 0 . lDxa 3 aS 1 l . lD c2 lDbd7 1 0 . . . lDbd7 1 l ..hd6 'lWxd6 1 2 .'lWa3
1 2 .lDce 1 dxc4 1 3 .bxc4 eS. 'lWxa3 1 3 . lDxa3 lD e4 1 4.E:ac 1 J.b7 = y
las blancas no tienen nada por hacer
aquí.

108
L a Defensa holandesa

1 0. tLleS Disparando una clavada con el alfil


A) 1 O.i.a3 b4 1 1 .Jib2 aS 1 2 .a3 lUa6 Stonewall.
1 3 .axb4 ( 1 3 .lUeS Jib7 1 4.axb4 lUxb4 l S .eS J.c7 1 6.V!Ve2 i'Ub8 1 7J�ab 1
1 S .lUc3 !!fe8 1 6.lUa4 heS 1 7 .dxeS Jb S 1 8.J\a1 a S 1 9.a4 hd3 ! ?
lUd7f± Y2-Y2, Van Wely-Moskalenko, Con el fin d e desequilibrar l a partida;
Metz, 1 990) 1 3 ... lUxb4 1 4.lUc3 lU e4! ? 1 9 . . . i.a6=.
( 1 4 . . . Jid7 1 S .lUa4 !!fb8f± Pogorelov­ 20.exd3 tLlgS 2 1 .tLlxgS V!VxgS 22.f4
Moskalenko, Villa Salou, 2 009) V!Vd8 2 3 .V!Vd2 gxb 1 24.gxb 1 gb8
l S .lUa4 Jib7 ( l S . . . i.a6 !) 1 6.lUeS eS 2S.gxb8 V!Vxb8 26.V!Vb2 V!Va7
1 7 .dxeS lUxeS 1 8 .lUxeS he5=, S. Gu­ 2 6 . . . vgb4! ?+.
liev-Moskalenko, Nikolaev zonal, 2 7.V!Ve2 tLlf8 28.J.c3 �f7 29.�f2 g6
1 99 3 ; 3 0.Jif3 tLld7 3 1 .V!Vd2 �e7 3 2 . �e2
B) 1 0 .eS Jic7 l 1 .lU e S ( 1 1 . b4? ! a S �d8 3 3 .V!Ve3 tLlf8 34.�d2 �e8
1 2 .a3 lUbd7f± Kolmj enovie­ 3 S .�e2 �b7 36.J\d2 V!Vb8 3 7.V!Ve 1
Moskalenko, La Coruña, 1 99 3 ) V!Vd8 3 8.V!Vb 1 + �a6 3 9.Jie3 tLld7
1 1 . . .b4! ? ( 1 1 . . .Jib7 ! ? ; 1 1 . . . lU g4! ?) 40.V!Ve 1 YlYf6 4 1 .YlYf2 YlYg7 42 .Jie2
1 2 .a3 bxa3 1 3 .lUxa3 aS f±Roder-Mos­ J\d8 43 .h3 �b7 44.h4 tLlb8 4S .V!Vg1
kalenko, Balassagyarmat, 1 990. tLla6 46.i.d2 �e8 47.ic3 .tf6!::¡:
10 ... Jb7 1 l .tLld2 tLlbd7=
Las negras han solucionado todos los
problemas de apertura.
12.tLld3 tLle4
1 2 . . . aS 1 3 .eS Jie7 1 4. lU f3 lU e4
( 1 4 . . . b4! f± y . . . i.a6/Jib S) 1 S . ah,
Skembris-Moskalenko, Paretana,
1 999.
1 3 .tLlf3 bxe4! 14.bxe4 J\a6!�

Zugzwang (+clave 3). Después de una


buena defensa detrás de la Muralla,

1 09
Viktor Moskalenko

las negras empiezan un exitoso con­ Empezar con S .tLld2 podría ser dema­
tra-ataque. La amenaza es . . . tLlxcS ! . siado lento (-clave 5): S . . . i.d6 6 . tLl h 3
48.'MJ 1 ixd4 49.'MJ6 �b8 50.ha5 tLlf6 7 . 0-0 o-o 8.Wfc2 Wfe7 ! (siguiendo
SO.WfxaS eS ! . los verdaderos patrones de Stonewall,
5 0. . .Wfe7 ! 5 1 o.ib4 Wfb7 52.Wfxb7+ preparando . . . tLl e4. Nunca me había
<!>xb7 53 .J.c3 in 54.g4 Jxh4 55.d4 gustado elfianchetto temprano 8 . . . b6,
h6 56 . .M2 �d7 57.<!>d3 �f6 a pesar de que es el plan más popular,
58.gxf5 exf5 59.ia5 M2 60.i.f3 pero mej ora el alfil-Catalán blanco
�e4 61 o.M8 ig3 62 .<!>e3 �c3 63 .a5 en -g2) 9.tLlB tLle4! .
<!>a6 64.ig2 i.e 1 65.M1 + �b5
66.M6 <!>xa5 67.ig7 h5 68.i.e5
<!>b4 69.<!>d3 in 70.ig2 h4 7 1 oM1
<!>b3 72.ig2 <!>b2 73 .M1 <!>c1
74.ig2 <!>d1 75 .jh3 <!>e1 76.i.g2
ig1 0- 1
Una larga partida técnica.

Las blancas juegan �h3 , prepa­


rando M4
Partida 2 .9 Diagrama de análisis

D Fernando Peralta Y el Stonewall está listo para la batalla.


• Vi ktor Moskalenko 1 O.i.f4 tLld7 ! (+clave 2) y ahora:
Cataluña equipos (5), 2 004 A) En caso de I l .ixd6 tLlxd6 1 2 .b 3
b6 ! ? (ahora e l fianchetto está e n orden
Tras la moderna maniobra tLl h 3 se­ (clave 5); el plan alternativo sería el
guida por iJ4, surge una posición juego con los peones : 1 2 . . . dxc4
sólida. 1 3 .bxc4 e S ! t± Campos Moreno­
1 od4 e6 2.c4 f5 3 .g3 Moskalenko, Cataluña equipos,
El esquema más flexible para las 2 004) 1 3 .cxdS (después de la princi­
blancas. pal continuación estratégica 1 3 . tLl f4
3 ... d5 4.i.g2 c6 5.�h3 i.b7 1 4. tLl d 3 dxc4! ? I S .bxc4 cS ! t± el
Objetivamente, según las Cinco Cla­ control de las blancas sobre eS pierde
ves (y para reglas generales de aj e­ toda importancia) 1 3 . . . cxd S 1 4.Wfc7
drez) esta jugada y el plan conectado i.b7 ( 1 4 ... i.a6 ! ? I S .tLleS i.bS� I S .tLleS
con ella son bastante raros. ¡ Parece �fd8 1 6 . tLl c6 bc6 1 7 . Wfxc6 �dc8t±y
como si las blancas tuvieron miedo las negras podrían estar algo mejor
del alfil en -d6 y quisieran cambiarlo debido a (+clave 3), Campos Moreno­
por cualquier precio! Moskalenko, Mallorca rápidas, 2 00 5 ;

1 10
La Defensa holandesa

B) 1 1 .l"i:ac 1 (la preparación funda­


mental contra . . . b7 -b6) l L .aS ! (un
paso más arriba) 1 2 .ixd6 ltJxd6 1 3 .b3
a4! (ahora las negras no deberían de­
sarrollar su torre a8: +clave 2 y +clave
3) 1 4.ltJf4 axb3 I S .axb 3 dxc4! ?
1 6.bxc4 eS ! .

Diagrama de análisis

1 0 .cxb S cxb S I 1 .Wixb S ltJc6 y las ne­


gras obtuvieron una buena compen­
sación por el peón en Flear-Moska­
lenko, Fuerteventura, 1 992 (para el
final de la partida, ver capítulo 3 , li­
bro 1).
Diagrama de análisis 6 ... J.d6 7.M4 O-O 8.tt:ld2 te7! ?

Un recurso típico para estas estructu­


ras. 1 7 .dxeS ltJxeS 1 8 .ltJxeS Wixe5 = Y2-
Y2 , Almeida Quintana-Moskalenko,
Sabadell, 2 009.
5 ... tt:lf6
La opción del ordenador S . . . dxc4 to­
davía no se había jugado nunca. Pero
posiblemente por esta razón algunos
jugadores de blancas incluyen la ju­
gada preliminar Wic2 en este es­ Una maniobra bien conocida, utili­
quema. Ver la siguiente partida. zada por muchos defensores de Sto­
6.0-0 newall con el fin de desequilibrar la
La antigua jugada anti-Eslava 6.Wib 3 partida.
puede encontrarse con e l Gambito 9.tt:lO
Volga: 6 . . . td6 (6 . . . Wib6 ! ?) 7 .tf4 o-o Tras la jugada de espera 9.Wic2 ! ? , es in­
8 .ixd6 Wixd6 9.0-0 b S ! ? (arriesgado; teresante 9 . . . h6 ! ? , preparando . . . g7-gS
9 . . . b6 o 9 . . . ltJbd7 son respuestas más (9 . . . ltJhS ! ? sería parecido a la idea pre­
sólidas). sentada en la siguiente partida)

111
Viktor Moskalenko

1 0.ixb8 fub8 1 1 .lDf4 �e8 1 2 .lDd3 i.d6


1 3 .e3 b6 !=, R6der-Vaisser, Bern, 1 992 .
9 ... lDe4!
Amenazando . . . lDbd7 y . . . g7-gS . Creo
que a partir de este momento las
blancas están lejos de tener alguna
ventaja.
10.lDeS tll d 7 1 1 .tvc2 tll xeS ! 12.!xeS
Tras 1 2 .dxe S , 1 2 . . . i.d7 ! ? es más que
suficiente para la igualdad. S ... k7! ?
12 ... tll d6! Usando l a misma maniobra que en la
El alfil «mal-colocado» en eS (-clave previa partida. He aquí algunos pla­
3) permite algunos trucos a las negras. nes alternativos:
A) 8 . . . lD e4 puede ser prematuro,
pero siempre es interesante : 9J�d 1
tve7 1 0 .ixd6 lDxd6 1 1 . lD d2 lD d 7
( 1 1 . . .b6 ! ?) 1 2 .lDf4.

1 3 .!xd6
1 3 .b3 dxc4! ? ( 1 3 . . . gS ! ?) 1 4.bxc4 lDt7+t.
13 ... !xd6 14.e3 i.d7= 1f2-lh

Partida 2 . 1 0 Diagrama de análisis

o Eduardo Iturrizaga Bone l l i • Truco: Ahora 1 2 . . . b6?? se en­


• Viktor Moskalenko cuentra con 1 3.cxd5 cxd5 1 4. lDxd5!.
Villa Salou (9), 2 009 1 2 . . . <.t>h8 (intentando combinar varias
ideas) 1 3 . lD d 3 lDxc4 ( 1 3 . . . b6 ! ? +t ¡ es­
En los comentarios a esta partida, he taba bien !) 1 4.lDxc4 dxc4 l S .�xc4 e S
recogido mis partidas más atractivas 1 6 . dxe S lDxe S 1 7 .�cS ! (+clave 5, una
contra el esquema de las blancas con fuerte jugada intermedia) 1 7 . . . tvxcs
lDh3 y M4. 1 8 . lDxcH Kozul-Moskalenko, B eni­
l .d4 e6 2.c4 fS 3 .g3 tll f6 4.i.g2 c6 dorm Masters, 2 006;
S.tvc2 dS 6.tll h3 i.d6 7.M4 o-o 8.0-0 B) No puedo recomendar 8 ... lDa6? ! .

1 12
La Defensa holandesa

Hoy, prefiero desarrollar el caballo I S .gxf4 gS ! �;


-b8 a -d7; hacia el centro (+clave 3) : B) 1 2 . . . 'We7 ! ? ;
9.liJd2 liJe4 1 O.�ad l 'We7 l 1 .liJB liJb4 C ) 1 2 . . . liJdf6 1 3 . liJ e S liJ g4! 1 4.igS
1 2 .'Wb3 ixf4 1 3 . liJxf4 gS 1 4. liJ d 3 ( 1 4. liJxg4? fxg4 1 5 . liJ gS �fS ! =t=)
liJxd3 I S . exd 3 liJ d6 1 6 . 'Wb4 aS 1 4 . . . 'We8 I S . liJ d 3 (Shipov-Moska­
1 7 .'WcS± Gulko-Moskalenko, Hel­ lenko, Moscú open, 1 996) y aquí las
sinki GMA, 1 992 . negras deberían haber continuado
9.tik3 I S . . . h6 ! ? 1 6.id2 b6 ! 1 7 .liJhf4 ia6�.
Las blancas preparan un juego agre­ 9 ... �h5 ! ?
sivo en el centro (+clave 2). La alterna­ Atacando e l alfil anti-Stonewall,
tiva 9.liJd2 ! ? es estratégicamente más como en el previo comentario, donde
flexible (clave 3), porque aquí hay más el caballo blanco estaba en d2 en vez
casillas libres para el caballo. Además, de d . Creo que 9 . . . dxc4? ! 1 O.�ad l ! es
protege el peón blanco en -c4. peligroso.
1 0J3ad1 �d7 ! ?
Esta natural, pero a l mismo tiempo
ambiciosa jugada conduce a inmensas
complicaciones tácticas . Objetiva­
mente, creo que tras 1 0 . . . liJxf4
l 1 . liJxf4 id6 1 2 . e 3 'We7=, es difícil
para las blancas desequilibrar el juego
en esta cerrada posición.
Si 1 O . . . dxc4? ! l 1 .e4t .
1 l ..ic1 J.d6 12.0
Diagrama de análisis Amenazando romper la posición con
el avance de peones a -e4 o -g4.
9 . . . liJhS ! ? (para 9 . . . h6 ! ? ver la partida 12 ... dxc4!
previa) 1 0 .ie 3 ( 1 0 .ixb8 �xb8 l 1 . e 3 Ahora está forzado.
gS ! ? 1 2 .f4 g4 1 3 .liJf2 liJf6 1 4.liJd3 id6
I S . liJ e S 'We7 = Y2 - Y2 , Jerez Pérez­
Moskalenko, Sant Boi, 2 00 1 )
1 O . . .id6 l 1 .liJB liJd7 1 2 .�ad l .
En mi opinión, esta posición está bas­
tante equilibrada. Ninguno de los dos
lados puede mejorar demasiado sin
arnesgarse.
A) 12 . . . h6 ! ? con la idea de transpo­
sición de la estructura de peones me­
diante 1 3 . liJ f4 liJxf4 1 4.ixf4 ixf4 1 3 .g4!?

1 13
Viktor Moskalenko

¡ Empieza la gran batalla! Mi opo­ Ahora es mi turno. Era mej or


nente tenía miedo de jugar 1 3 . e4 a 1 7 . . . bh2 + ! 1 8 .�hl '!We8 ! ?
causa de 1 3 . . . e 5 ! 1 4.ltJe2 ! ? b5eo . 1 8 ..hf6 gxf6 19.tl)e4 J.e7 20JU'3
1 3 ...fxg4 2 0.'!Wxc4! ? .
La defensa más activa. 1 3 . . . ltJhf6 ! ? 20 fS 2 1 J�g3 + �h7 22.tl)gS+ .hgS
.•.

1 4.gxf5 exf5 1 5 .e400 . 2 3 J:�xgS �g8 !


14.tl)gS Para intercambiar los atacantes ene­
Esta jugada es fácil de entender ('!Wh 7 mIgos.
mate). 1 4.fxg4! ? �xf1 + 1 5 .�xf1 ltJhf6 24.�g8 '!Wxg8 2S.�hl eS !
1 6.g5 ltJd5 es complicado, pero +clave 1 ¡ Cuántas veces he jugado este contra­
para las negras. golpe mientras defendía las Murallas
14 ... tl)df6? de Stonewall ! 2 5 . . . i.d7 ? ! (-clave 5)
Durante la partida pensé que esta era 2 6.'!Wxc4t .
la única jugada (Habilidad Personal
reducida: como es habitual, jugamos
la última ronda por la mañana), pero
el ordenador propone una opción ex­
celente para las negras: 1 4 . . . �f5 !

26.dxeS J.e6+!
De nuevo, la partida se equilibra.
27.'!Wd2 '!Wf7
2 7 . . . '!Wg7 ! ?
28.M3 �g8 29.'!We3 a S 3 0.�d6 '!We7
Diagrama de análisis 3 1 .'!Wf4 '!Wg7!
clave 4: con amenaza 3 2 . . . '!Wg l mate.
1 5 .fxg4 ( 1 5 . ltJ ce4 g3 ! ) 1 5 . . . �xg5 3 2 .'!We3 '!We7 3 3 .'!Wf4 '!Wg7 34.�dl
1 6 .bg5 '!Wxg5 1 7 . ltJ e4 ( 1 7 .gxh5 �h8 3 S .a3 .idS !
'!Wxh 5 t ) 1 7 . . . bh2 + 1 8 . �xh2 '!Wxg4? El gran alfil Stonewall ayuda a resol-
con una posición complicada (Cinco ver situación.
Claves desequilibradas). 3 6.'!Wg3 '!We7 3 7.'!Wf4 '!Wg7 3 8 . .hdS
1 5.fxg4 h6 16.gxhS hxgS 1 7 ..hgS ? cxdS 3 9.'!Wg3 '!Wxg3 40.hxg3 �xg3
Un ataque fallido. 1 7 .'!Wg6 ! �. 4 1 .�xdS �e3 42 .�xaS �xe2 43 .�bS
1 7 ... '!We8? �g7!

1 14
La Defensa holandesa

+clave 4.
44J�b6
44.a4! ? �h6 ! 4S . � g l �xhS 46. �f1
�e4! 47 .aS �g4=.
44 . . J�xe5 45. �g2 �c5 46Jbb7+
'it>h6 47.a4 c3 48.bxc3 gxc3 49.gb5
ga3 50.a5 'it>xh5 5 1 .gxf5 + 'it>g4
52 .gb5 lh-1/2

Resumen y Concl u siones sobre el Sistema M u ro de Piedra (Stone­


wal l) frente a los fianchetto de las blancas:
Después de aprender bien este sistema, logré grandes resultados prácticos .
Ello no significa que las negras estén mejor, pero las posiciones que surgen de
esta apertura son bastante sólidas y no se presentan las demasiado largas y for­
zadas variantes teóricas.
Creo que la clave del sistema de Muro de Piedra (Stonewall) está en el
buen conocimiento de las posibilidades que se ofrecen por los peones, sobre
todo los centrales; sus típicos avances y rupturas a lo largo de la partida. Por
otro lado, debemos considerar cuáles son los mejores esquemas y las mejores
maniobras de las negras. En ambos casos, es imprescindible estudiar clave 3 y
clave 5.

¡ Las Murallas siempre tienen dos lados !

1 15
Parte 2 . Rollin g Stones : un repertorio para las
neg ras y para las blancas

Hardrock en Stonewal l
E n esta parte presentamos u n repertorio universal contra los planes secunda­
rios y las sub-variantes de las blancas en el sistema Stonewall.
Después de l .d4, l .c4 o l .lLl f3 , las negras usan las jugadas . . . e6IfS/d S y las
mismas ideas que en la Defensa holandesa. Mientras tanto, las blancas están
buscando un juego activo. En lugar de planear un juego clásico con fianchetto
del alfil de rey (o de dama), se guarda este tempo y se desarrolla ambos alfiles
más rápidamente, intentando abrir el centro o iniciar un ataque en el flanco de
rey (de acuerdo con clave 5 y clave 4). Estas líneas tienden a seguir un juego más
dinámico. Sin embargo, las posiciones resultantes son muy flexibles, permitiendo
que ambos jugadores cambien sus planes desde cualquier punto de esta compleja
apertura.

Holandesa vs. Nimzo-India e híbridos N imzo-Sam isch


l .d4 e6 2 . c4 fS 3 .lLlc3 y 3 .lLlf3 lLl f6 4.lLlc3 son los planes más agresivos.

Ver los comentarios a la partida 2 . 1 1 Después de 3 . lLlf3 lLl f6 4.lLlc3 i.b4, las
(Fluvia Poyatos-Moskalenko). En blancas pueden intentar forzar el inter­
esta versión, tras 4 . . . lLl f6 , las blancas cambio del alfil con S .Wfb3 . El contra­
tienen la opción de desarrollar su ca­ método más activo es S ... cS ! .
ballo a S , o jugar S .e3 y desarrollar el
caballo a e2 .

• o

También existen algunos híbridos peligrosos Nimzo-Samisch, donde el plan


más delicado para las blancas se basa en el enroque al flanco de dama (ver la
página siguiente).

1 17
Viktor Moskalenko

• D

Después de 9 .i.d2 , el ej ército de las Cuál es la mejor recaptura del caba-


blancas está preparado para atacar 1l0-dS para las negras aquí?
Stonewall (+clave 3). ¿Puedes encon­
trar la mejor defensa?

Holandesa. Estructu ras Gambito de Dama


Puede surgir si las blancas no se hacen fianchetto contra la Holandesa o si, en
un Gambito de Dama, las negras juegan . . . ltJe4 y .. .fS . Existen dos posibles es­
quemas para las blancas, dependiendo de la dirección en la que se enroquen.

1 . Las blancas se enrocan en el flanco ración d e Stonewall, e l alfil s e des­


de dama y las negras se esfuerzan plaza hacia su mejor casilla. Las ne­
para desarrollar su ejército al estilo de gras ahora están agradablemente de­
Stonewall. sarrolladas y pronto serán capaces de
emprender una iniciativa.
D 2 . El sistema moderno donde las negras
juegan . . . dS -e6-c6-fS y las blancas e2 -
e3 con o-o. Cuando los caballos se in­
tercambian en eS y e4, surge una posi­
ción muy típica para el «Gambito de
Dama Holandés».

Posición tras 1 6 . . . i.d6 ! en partida


2 . 1 2 : Peek-Moskalenko.
En el orden de jugadas donde se pos­
pone . . . d7-dS , las negras desarrollan
el alfil de casillas negras primero a e 7,
pero una vez conseguida la configu-

118
La Defensa Holandesa

En partida 9. 1 3 , Van Wely-Moska­ casillas blancas a -e2 , y ahora no pier­


lenko, el juego de la apertura por parte den tempo después de la captura ttJxe4
de las blancas es digno de elogio. Han (+clave 5). A pesar de ello, la ventaja de
desarrollado de inmediato su alfil de las blancas es mínima.

Planes sin i nmediato d2-d4


(Stonewall contra esquema Inglés)

Después de las jugadas habituales Inglesa/Stonewall l .c4 fS 2 .ttJB e6 3 .g3 ttJf6


4.i.g2 d S 5 . 0-0 c6 6 . d 3 , existe una idea curiosa (Partida 2 . 1 4: Matamoros­
Moskalenko):

6.b3 (Partida 2 . 1 5, Gorbatov-Moska­


D lenko)

6 . . . dxc4 es una jugada que merece ser


atendida, intercambiar las damas en
seguida, reduciendo la iniciativa de 9 . . . ttJg4! ? , no pude encontrar ninguna
las blancas. otra jugada útil. Pero más tarde, tras
Esta opción permite que las negras 2 1 . . .ttJhg4+ ! el mismo caballo se vol­
jueguen un simple final donde espe­ vió atrás a g4 y le siguió una partida
ran tener sus peones «rodando». romántica.

1 19
Viktor Moskalenko

Batallas con Stonewall contra u n esquema Réti


(Fianchetto de las blancas sin un inmediato d2 -d4)

D D

7 . . . lLle4! (Partida 2 . 1 6, Delchev­ Una sorprendente idea contra el


Moskalenko) es un plan sólido, pare­ gambito al estilo de Staunton l .lLl B
cido a la Holandesa clásica, prepa­ f5 2 . e4 fxe4 3 . lLlg5 d 5 4.d3 e n l a tác­
rando el avance con . . . e6-e 5 . tica 4 . . . 'Wd6 ! ? , amenazando 5 . . .h7-h6 !
(+clave 5).

Lt Para recordar
«Desde su importante primera jugada, las negras crean una asimétrica estruc­
tura de peones, desequilibrando con ello la posición desde una fase muy tem­
prana, y permitiendo tanto a las blancas, como a las negras luchar por la ini­
ciativa.» Neil McDonald en Starting Out: The Dutch Defence.

120
La Defensa Holandesa

Rolling Stones. Partidas

Esquemas Holandesa Nimzo-Sii­


misch
Partida 2 . 1 1

D Jordi Fluvia Poyatos


• Vi ktor Moskalenko
Barcelona, Magistral EDAMI (6), 2 008
Diagrama de análisis

l .d4 e6 2 .c!LlO
También existen vanos híbridos EJERCICIO: Cambia la estructura a
Nimzo/Samisch peligrosos; por favor de las negras.
ejemplo 2 .c4 f5 3 .llJc3 .
9 . . . dxc4! (empieza la batalla por el
centro: +clave 5) 1 0.ixc4 llJb6 l 1 .id3
llJ fd 5 ! 1 2 . llJxd5 (un momento clave)
1 2 . . . llJxd5 ? ! (después de 1 2 . . . cxd 5 ! f±
l a posición de las negras e s sólida)
1 3 .0-0-0 ! (lo más peligroso para las
negras) 1 3 . . . llJ b4? 1 4.ixb4! ixb4
1 5 . g4t , ahora las blancas tienen me­
j ores oportunidades, Inkiov­
Moskalenko, La Roda, 2 004.
Diagrama de análisis B) La clavada inmediata 3 ...ib4 tam­
bién es posible: 4.'\Wc2 llJf6 5 .id2 b6 ! ?
A) 3 ... llJf6 4.e3 (4.ig5 ib4 5 .Ék l o-o 6.e3 ib7 7 . f3 c5 ! ? (un típico recurso
6.llJS d6 7 .g3 llJc6 8.ig2 e5=, Pan­ Nimzo) 8 .id3 cxd4 9.exd4 llJc6
chenko-Moskalenko, Rostov-on-Don, 1 O.llJge2 O-O 1 1 .0-0 l:!c8 1 2 .a3 id6f±,
1 99 3 ) 4 . . . d5 (4 . . . b6 ! ?) 5 .id3 c6 D oroshkievich-Moskalenko , Ros­
6.llJge2 ! ? id6 ! (esto ya no es Nimzo­ tov-on-Don, 1 993).
India) 7.S ! ? (pero ahora regresamos a 2 ... f5 3 .c4
Samisch) 7 . . . 0-0 8 .'\Wc2 llJbd7 (en una Una interesante desviación sería
partida rápida en León, 2 009, Ivan­ 3 . d 5 ! ? id6 ! ? 4. dxe6 dxe6 5 . e4 fxe4
chuk no encontró la idea correcta. Ha­ 6 . llJ g5 ib4+ ! ? 7 .c 3 �xd l + 8 . <;t>xd l
bía jugado 8 .. .';t>h8? 9.id2 a6? , y Mag­ ie7 9.llJxe4 llJ f6 1 0.id3 O-O l 1 .llJbd2
nus respondió 1 0.c5, conquistando llJbd7 f±, Anic-Moskalenko, Metz,
espacio con su peón (+clave 3). Las 1 99 1 .
blancas ganaron en la jugada 6 1 ) 3 c!Llf6 4.c!Llc3
•••

9.id2 .
121
Viktor Moskalenko

4.WI'c2 está investigado en partida 2 . 1 2 . 7 .id2 O - O 8.g3 Wl'e7 ! ? 9.ig2 ttJxcS !

"Truco: I O. WJxb4?? tDd3+.


4 ... ib4
Mantener el alfil al otro lado del ta­
blero podría ser más flexible: 1 0.WI'c2 b6! 1 1 .0-0 ib7 +± y las negras
4 ... !e7 ! ? , ver partida 2 . 1 2 . obtuvieron una posición fantástica en
5.V9b3 Silman-Moskalenko, Pardubice,
Las blancas intentan intercambiar el 1 994.
alfil de Nimzo (+clave 3) . S .igS era 6 ...ixc3 + 7.V9xc3 ltle4 8.V9d3 ! ?
una simétrica clavada muy popular en Para proteger el peón en d4. S i 8.WI'c2
los años 80: S . . . h6 ! ? 6 .ixf6 ixc3 + ! ? Wl'a5 + ! ? 9.id2 ttJxd2 1 0 .WI'xd2 Wl'xd2 +
7.bxc3 Wl'xf6 8.e3 d6 9.!e2 O-O 1 0 .0-0 I 1 .Wxd2 b6=.
ttJc6 con una partida bastante equili­ 8 ... ltle6
brada, Moskalenko-Birmingham, 8 . . . cxd4! ? se merece atención: 9.ttJxd4
Cannes, 1 990. O-O+±(+clave 2).
5 ... e5 ! 9.e3 V9a5 + ! ?
El contra-ataque más dinámico, tí­ Es una pequeña mejora. Una anterior
pico para la Defensa Nimzo-India. Es partida mía enseña 9 . . . 0-0 1 O.ie2 d6
un poco pasivo S . . . WI'e7 ? ! 6 . g3 ttJc6 ( 1 0 . . . b6 ! ? 1 1 .0-0 d S � 1 1 .0-0 eS
7 . a 3 ixc3 + 8 . WI'xc3 d6 9 .b4;t Y las 1 2 .b4!;t, Narciso Dublan­
blancas obtienen una ligera ventaja, Moskalenko, Barcelona Casino Mas­
Onischuk-Moskalenko y Vyzhmana­ ters, 2005.
vin-Moskalenko, Alushta, 1 994. 1 0.ltld2

,,-- Arma: Sería un poco tramposo


1 0.id2 ttJxd2 I 1 .WI'xd2 Wl'xd2 +
1 2 . Wxd2 b6+±.
S. . . aS 6.a3 a4 7. WJxb4? tDc6 8. WJbS 10 ... cxd4 1 l .exd4 d5 !
¡"¡aH, ganando la dama blanca.
6.a3
Después de 6.dxcS , 6 ... ttJa6 ! es la idea
clave:

12.h2
Lleva a una posición igualada. 1 2 . f3
ttJf6+±.
Diagrama de análisis 12 . . . dxe4 1 3 .V9xe4 o-o 1 4.b4 ltlxd2

122
L a Defensa Holandesa

l S .,bd2 VMd8 16.�3 liJe7 1 7 . .M3


.id7 1 8.dS liJxdS 19.,bdS exdS
20.VMxdS+ l/z-lh
Conclusión: Después del intercam­
bio de Nimzo ixttJ , para equilibrar la
partida, las negras deben explotar su
ventaja en desarrollo (+clave 2).

Esquemas Gambito de Dama


Partida 2 . 1 2 Diagrama de análisis

o Mareel Peek Este caballo es un súper-Stone.


• Vi ktor Moskalenko 9 .ixd6 ttJxd6 1 0 . ttJ e 5 ttJd7 1 1 .ttJxd7
Barcelona Sants (6), 2 007 ixd7 1 2 .c5 ttJf7 ( 1 2 . . . ttJ e4! ?) 1 3 . f4 !
(bloqueando e l centro) 1 3 . . . <;:t>h8 ! ?
Aquí tenemos el esquema «Holan­ (con la idea de atacar por la columna
desa» con estructura Gambito de -g. Como siempre, 1 3 . . . b6 ! ? era una
Dama. El Muro puede ser usado alternativa sólida: 1 4.b4 bxc5 1 5 .bxc5
tanto para defender, como para atacar. Wl'a5 ?) 1 4.b4 g5 ! (el activo «j et-ro­
l .d4 fS ller») 1 5 .�b 1 gxf4 1 6 .exf4 Wl'f6 1 7 .!e2
Una atractiva alternativa para las ne­ a6 1 8 .WI'd2 �g8 1 9 .WI'e3 �g7 2 0 .�f2
gras es 1 . . .e6 2 .c4 d5 3 .ttJB c6. �ag8 2 1 .a4 ttJh6 2 2 .b 5 axb 5 2 3 . axb 5
te8 ! (finalmente, la maniobra del al­
fil Stonewall. Las negras necesitan
más tropas para el ataque: +clave 1 y
+clave 3) 24.�b4 Wl'h4 2 5 .td 1 th5
2 6 . .hh5 Wl'xh5 2 7 .h3 .

Diagrama de análisis

A) 4.ttJc3 (las blancas proponen en­


trar en el Gambito de Dama) 4 . . . f5 ! ?
(¡ pero yo prefiero el Stonewall Ho­
landés !) 5 .tf4 ! ? ttJ f6 6 . e 3 td6 7 .td 3 Diagrama de análisis

O-O 8.0-0 ttJe4!

123
Viktor Moskalenko

EJERCICIO: Que rueden las piedras. (+clave 2), en comparación con la po­
pular jugada de la India de Dama
27 . . . e5 ! Me gustan estas jugadas. 4 . . . b6 ! ? o la Bogo-India 4 . . . i.b4+, o
2 8.bxc6 bxc6 2 9.dxe5 (2 9.fxe 5 ? l:%g3 y incluso 4 . . . d 5 , parecido a Kekki­
las negras ganan) 2 9 . . . d4! (otro golpe Moskalenko.
con una piedra) 3 0 .vgxd4D ( 3 0 . l:%xd4 5.�c3 o-o 6.M4
l:%g3 4 3 0 . . . vgxh3 3 1 .e6! vgh4 3 2 .l:%e2 ? ? El alfil London viene del capítulo 3
(3 2 .l:%b7D ttJ g4 H .l:%xg7 l:%xg7 3 4.e7 de libro TI.
vgxe7 =) 32 ... ttJ g4 ! - + H . e7 vgh2 +


3 4. �f1 vgh 1 + 3 5 .vgg 1 ttJh2 + 3 6 . �f2
l:%xg2 + 3 7 .vgxg2 vgxg2 + 3 8 .�e 1 ttJ f3 + Truco: A) 6. e4?! es un avance
3 9 .�d 1 vgg 1 + 40 . �c2 l:%e8 0- 1 , fue pseudo-activo, ya que sin un buen desa­
una partida realmente tensa; Kekki­ rrollo (-clave2), jugar según elfactor di­
Moskalenko, Helsinki GMA, 1 992 ; námico de Tiempo (clave 5) está conde­
B) 4.vgc2 en una típica maniobra nado al fracaso. El ejército de las blancas
anti-Eslava, pero de todas formas : será machacado por los héroes Stonewall,
4 . . . f5 ! ? 5 . .tf4 ttJ f6 6 . e 3 i.d6 7 .i.xd6 ver: 6. . fxe4 7.liJ xe4 liJxe4 8. vgxe4
vgxd6 8 .i.d3 o-o 9.0-0 ttJ e4! 1 O.vgb3 ! ? d5!f!.
(preparando el intercambio con vga3 .
O también 1 O.ttJc3 ttJd7 1 1 .l:%ab 1 b6=,
Schenk-Moskalenko, Paris, 2 004)
1 0 . . . ttJd7 1 1 .vga3 a5 ! ? 1 2 .vgxd6 ttJxd6
1 3 .ttJbd2 b6 ! 1 4.l:%fc 1 i.b7 = , Scheka­
chev-Moskalenko, Salou, 2005.
2.�f3 �f6 3 .c4 e6 4.vgc2 ! ?

Jugado en la auténtica manera de


Stonewall. Ahora:
9.vgc2 ? (aunque 9.vge3 c 5 t ) 9 . . . ttJc6
(+clave 2) 1 0 .i.e 3 ( 1 0 .i.d3 i.b4+
l 1 .�f1 l:%xB ! �) 1 O . . . i.b4+ 1 1 .ttJd2 e5 !
1 2 .cxd5 ttJxd4 1 3 .i.xd4 exd4 1 4.i.d 3
vge7+ 1 5 .�f1 .
Una jugada d e espera bastante útil.
4 ... i.e7! ?
É sta debe ser l a opción más flexible

124
La Defensa Holandesa

Diagrama de análisis

Sin la preliminar h2 -h3 , el alfil no


EJERCICIO: ¿Puedes ver las siguien­ queda bien colocado en f4 y no tiene
tes tres jugadas para las negras? salida. Para más material sobre la sa­
lida temprana del alfil, ver capítulo 3 ,
l S . . J!xf2 + ! 1 6 . mxf2 Wl'eh 1 7 . mf1 libro II.
bd2 ! ? --+ (esto también está bien. 7.i.d2 d5 8.cxd5 exd5 9.e3 c6
Desde principio de combinación ha­ 1 0.i.d3 g6 1 l .O-O-O! ?
bía planeado la salida del alfil Stone­ El plan más agresivo para las blancas.
wall 1 7 . . . .ih3 ! ! - +, pero durante la Completamente opuesto habría sido
partida no veía una clara continua­ 1 l .0-0 ! ? , donde las Cinco Claves es­
ción (Habilidad Personal -6), aunque tán más equilibradas.
las negras ganan aquí) 1 8 . .hh7+ mh8 1 l ... ltlf6 12 .mb1
1 9 .WI'e4 Wl'h6 2 0 J �d 1 ? (2 0.MS bfS Una pequeña profilaxis (+clave 4).
2 l .WI'xfS Wl'd6) 2 0 . . . id7 2 U!xd2 Wl'xd2 1 2 .h4 ! ? era una opción más dinámica
2 2 .h3 Éie8 2 3 .WI'h4 gS ! 0- 1 , Oms Pal­ (clave 5).
lise-Moskalenko, Reus, 2 009; 12 ... 1t1e4!
B) Una mejora realizada por el Siempre es una posición para el caba­
mismo jugador en una partida poste­ llo Stonewall (+clave 3).
rior fue 6 . h 3 ! ? dS 7 .i. f4 (+clave 3) 1 3 .k 1 k6 14.1t1e2 ltld7 1 5 .1t1f4
7 . . . c6 (7 . . . lLlhS 8 . .ih2 ) 8 . e 3 lLl e4! M7 1 6.h4 J.d6!
9 .i.e2 i.d6 1 0 . lLl e S Wl'e7 1 1 .0-0 lLl d 7
1 2 . lLlxd7 b d 7 1 3 .bd6 lLlxd6= Oms
Pallise-Moskalenko, Santa Coloma
rápidas, 2 009.
6 ... 1t1h5 ! ?

125
Viktor Moskalenko

36.Y!Ve 1 Y!Vxg4 3 7.Y!Vc3 gxf2


+clave 1 .
38.Y!Vc5 Y!Ve2 39.i.a3 g f1 40.b3 gf2 !
0- 1
Una bonita y combativa partida.

Partida 2 . 1 3

D Loek van Wely


• Viktor Moskalenko
Desarrollando el ej ército de las ne­ Ciudad Real, clubs España ( 1 ) , 2 004
gras en el verdadero espíritu de las
Defensa Stonewall. Aquí tenemos otro ejemplo de Gam­
1 7.Y!Ve2 ? ! bito de Dama Holandés.
(-clave 3 y -clave 5) 1 7 .hS ! ? g S 1 8 .lUe2 En la primera ronda del Campeonato
Y!Ve7 1 9.h6 aS ! ? de España por Equipos los empareja­
1 7 .. J3e8 !� mientos se realizaron poco antes de
Ahora las siguientes jugadas son bas­ empezar la ronda, así que no hubo
tante forzadas: mucho tiempo para preparar algo
1 8.,he4 fxe4! ? 19. tLlg5 Y!Vf6 realmente sorprendente . En esta si­
20.tLlxfi Y!Vxfi 2 1 .h5 g5 22 .Y!Vg4 h6 tuación decidí llevar a mi oponente al
2 3 .tLlg6 tLlf8? ! camino que me era bien conocido.
Un ligero lapsus . 2 3 . . .'\We6 ! sería un l .d4
orden de jugadas mejor: 2 4JWe2 El híbrido Stonewall-Eslava puede
lUf8+. conseguirse así: l .lUB dS 2 .c4 c6 3 .e3
24.tLlxf8?! e6 4.lUc3 fS S .Y!Vc2 lU f6 6 . b 3 .td6
24.lUh4? 7 . .tb2 o-o 8 . .te2 lUe4! ?
24 .. J:�xf8+ 25J:k1 Y!Vf5 ! 26.Y!Ve2
Después de 2 6 .Y!VxfS E:xfS las negras
tienen una estable ventaja.
26 .. J:�fi 27.g4 Y!Ve6!
La dama negra deja paso para las to­
rres Stonewall. El ejército de las ne­
gras domina la batalla.
28J:�gl gaf8 29.gc2 gf3 3 0J:k1
gh3 ! 3 1 .gg2 Y!Vf6 ! 3 2 .M2 Y!Vf3
3 3 .Y!Vf1
3 3 .Y!VxB exB 3 4.E:gg l E:h2 - +. Diagrama de análisis

33 ... gh2 34.gxh2 ixh2 3 5 .J.b4 gfi

126
La Defensa Holandesa

De nuevo, el salto de caballo Stone­


wall que equilibra la posición (Sunda­
rarajan-Moskalenko, Badalona, 2 008).
Una interesante alternativa es la ju­
gada de desarrollo 8 ... tLla6 ! ? ?
1 ...e6
La Holandesa desde la variante Me­
rano se consigue en caso de 1 . ..dS 2 .c4
c6 3 .tLlf3 tLl f6 4.e3 e6 S .i.d3 tLl e4! ?
6.0-0 tLld7 7 .Vff c 2 fS ! , transformando Diagrama de análisis

el Gambito de Dama en la Holan-


desa. Con una posición jugable para las ne­
gras. La partida siguió: 1 0 . f4? ! tLl d 7
1 U':\b 1 tLlf6 1 2 .e3 Vff e 7 1 3 .a3 h 6 1 4.b4
bS l S J�e 1 i.d7 1 6 .i.f1 aS 1 7 .bxaS
l"ixaS 1 8 .cS i.c7 1 9 .1"ib3 gS 2 0 . tLl b 1
l"ia7 2 1 .i.d2 Ii?h7 2 2 .l"ie2 i.e8 2 3 .l"ig2
i.hS 2 4.i.e2 he2 2 S .Vffx e2 l"ig8
2 6.tLlc3 Vff d 8 2 7 .i.e 1 bS 2 8 .tLlb 1 he 1
2 9 .Vffxe 1 gxf4 3 0.gxf4 l"ixg2 + 3 1 .mxg2 .

Diagrama de análisis

8.b3 aS 9.tLlc3 �6 (de nuevo, la colo­


cación adecuada para el alfil) 1 0.i.b2
O-O 1 1 .tLle2 Vff f6 1 2 .l"iac 1 gS ! ? (la sa­
lida «BlackJet» es la señal para el ata­
que de las negras) 1 3 .tLld2 Vff h 6?y el
Stonewall está listo para el combate,
Oms Pallise-Moskalenko, Andorra la Diagrama de análisis

Vella, 2005.
Un bonito ejemplo en la Apertura EJERCICIO: Encuentra el avance­
Catalana es 4.g3 e6 5 .�2 �6 6.tLlc3 ruptura.
Y ahora la idea interesante es
6 ... tLle4 ! ? 7.tLlxe4 dxe4 8.tLld2 fS 9.0-0 3 1 . . . e S ! 0- 1 , Jerez Pérez-Moska­
O-O. lenko, Sant Boi, 2 002 .

2.c4 d5 3 .�f3 c6 4.e3

127
Viktor Moskalenko

Esta jugada encierra el alfil en c l . Las las blancas no pierden el tiempo que
otras opciones de las blancas son se habrían gastado si jugasen con el
4.ttJc3 y 4.Wfc2 que habían sido trata­ alfil a d3 (+clave 5).
das en las partidas previas. 10 ... fxe4
4 ... id6 S.llk3 fS ! ? Preferí tener más peones en el cen­
Cambiando d e dirección: d e Meran a tro, las Cinco Claves quedan más
la Holandesa. equilibradas asÍ. 1 0 . . . dxe4! ? era otra
S ... ttJf6 es la jugada más usual. posibilidad, llevando a una estructura
diametralmente opuesta en compara­
ción con la partida: 1 1 .i.d2 ttJxe S
( l L .cS ! ?) 1 2 .fxeS i.e7°o .
1 1 .id2 �xeS
El caballo en eS es demasiado fuerte,
y las negras deben cambiarlo tan
pronto como sea posible.
12.dxeS i.e7
Las negras deben perder el tempo an­
teriormente mencionado para salvar
6.�eS ! ? a su alfil (-clave 5).
L a idea es seguir con f2 -f4. Van Wely 13 ..ic3
emplea el mejor plan contra este sis­
tema. Su reputación como jugador
teórico está bien fundada.
6 ... �f6 7.i.e2 !
Una excelente jugada, más correcta
que i.d3 . La diferencia se hará más
clara después.
7 ... 0-0 8.0-0 �bd7 9.f4 �e4
Hemos llegado al momento crítico
de la apertura, y es la hora de tomar
algunas decisiones importantes para Durante la partida, consideraba que
obtener ventaj a, o, al menos, igualar mi posición era algo inferior, pero só­
la partida. lida. Ahora el obj etivo más impor­
10.�xe4! tante es encontrar un buen plan.
Ahora podemos ver la ventaja de 1 3 ... aS ! ?
7 .i.e2 ! . El peón negro llega a e4, pero

128
La Defensa Holandesa

2 3 . . JWb5 ! , ya que si 2 4 . f5 ? ! (24.g5


YlYe2 !t ), 24 ... ixa3 !:¡: gana material.
24.f5 YlYa7! 2 5.fxe6 gxf1 +
Simplificación. Me encontraba en
apuros de tiempo y por eso no pude
calcular todas las jugadas, pero no
quería arriesgarme demasiado. Por
encima de todo, vi que mi equipo ya
había perdido el match. La jugada
más ambiciosa era 2 5 . . .ixe3 ! ? , aun­
que la posición es terriblemente
complicada, y parece como si las
blancas tuvieran muchas jugadas.
26.gxf1 YlYe7 27.i.d4 ixd4
28.exd4 YlYxe6
GM holandés Loek Van Wely: un gran tiburón
teórico. Empleó el mejor plan Anti-Stonewall
enfrentándose al autor.

Estoy iniciando un juego en el flanco


de dama, pero las blancas aun pueden
escoger donde jugar gracias a su ven­
taja espacial (+clave 3).
14.a3 b6 1 5.YlYd2 .h6 1 6J�ad l YlYe8 !
Las negras han conseguido un equili­ La estructura de peones en el centro
brio posicional y ahora amenazan to­ es bastante extraña. La posición está
mar el peón-c4. equilibrada, pero ambos nos encon­
1 7.cxd5 ixe2 1 8.YlYxe2 cxd5 1 9.94!? trábamos en apuros de tiempo (Habi­
L a única jugada para progresar. lidades Personales).
19 .. J��c8 20J�cl YlYd7 29.YlYf4 h6 3 0.gf2 ? YlYg6
Una jugada defensiva. No sabía 3 0 . . . gc4! era una idea para seguir ju­
dónde mi dama sería más efectiva. La gando por un tiempo. La verdad es
posibilidad más aguda era 2 0 .. JWg6 ! ? que trae un final favorable tras
2 1 . @h l a4 2 2 .i.d4 i.c5 con un muy 3 1 .Wff8 + @h7 3 2 .Wff5 + Wfxf5 B .gxf5
buen contra-juego para las negras (B .fuf5 e 3 - +) 3 3 . . .gxd4- +.
(clave 4). 3 1 .h3 h5 3 2 .�g2 hxg4 3 3 .YlYxg4
2 1 .�hl a4 22.YlYg2 .k5 2 3 .YlYg3 b5 gc6
Una opción muy interesante era Una manera más fácil de alcanzar ta-

129
Viktor Moskalenko

bIas sería 3 3 . . .'�xg4+ 3 4.hxg4 l"í:f8=. l .c4 e6 2 .EilB f5 3 .g3 Eilf6 4.ig2 d5
34.�xg6 gxg6+ 3 5.c¡f;>f1 gc6 36.c¡f;>e l 5.0-0 c6 6.d3
gc7 3 7.e6 ge7 3 8.gf5 gxe6 39.gxd5
gb6!=

6 ... dxc4! ?
La idea que hay detrás de esta jugada
40.ge5 b4 4 1 .gxe4 bxa3 42 .bxa3 consiste primero, en cambiar las da­
gb3 43 .d5 gxa3 44.c¡f;>d2 ga2 + mas, y luego avanzar el peón-e.
45.c¡f;>c3 gal ! 46.c¡f;>b4 a3 47.gd4 c¡f;>f7 Aquí, el esquema con 6 . . . J.d6? ! es una
48.d6 c¡f;>e8 49.gg4 lh-1h opción peor: 7 .ltJc3 o-o 8.e4t .
Esta fue una partida posicional por Una posible alternativa sería 6 . . . :!J.e7
ambos lados sin demasiadas complica­ 7 . b 3 (7 .ltJbd2 O-O 8 .b 3 ltJ g4 ! ? +±Bode­
ciones en el medio juego. Las negras Moskalenko, Schwabisch Gmünd
encontraron buenas soluciones a pro­ 1 990) 7 . . . 0-0 8 .:!J.b2 aS (8 . . . ltJg4! ? 9.h3
blemas de espacio y desarrollo (clave 3 ltJh6 1 0 .ltJbd2 ltJd7 I l . e4 dxe4
y clave 2), y gracias a ello, tenían opor­ 1 2 .dxe4 ltJcS 1 3 .�e2 Wd3 +±Makarov­
tunidades en los momentos críticos. Moskalenko, Podolsk, 1 990) 9 . a 3
ltJa6 (podría s e r mejor 9 . . . ltJ g4! ?
Planes sin inmediato d2-d4 1 O.ltJbd2 :!J.f6+±N. Kirov-Moskalenko,
Groningen, 1 989) 1 O.ltJbd2 ltJg4! ?
Stonewall contra esquema Inglés
Partida 2 . 1 4

D Carlos Matamoros Franco


• Vi ktor Moskalenko
Ciudad Real, clubs España (5), 2 004

Normalmente, en las líneas de Stone­


wall la teoría es bastante limitada.
Pero a veces, pueden surgir unos fi­
nales altamente instructivos. Diagrama de análisis

130
La Defensa Holandesa

¡Tengo la patente para esta jugada en Marin-Moskalenko, Banyoles rápi­


las Defensa holandesa ! 1 1 .'lMc2 if6 das, 2 007;
1 2 .,hf6 'lMxf6? Damlj anovic­ A2 ) 9 ... ib4 ! ? (dirigido contra el
Moskalenko, Barcelona clubs, 2005. avance e 2 - e4) 1 0 .id2 o - o 1 1 .a 3 ie7
7.dxc4 1 2 .if4 ! ( 1 2 . e4? ! fxe4 1 3 . ttJ gS e 3 !
7 .d4! ? llevaría a la Apertura Catalana, 1 4.,he3 ttJ e S ?) 1 2 . . . h6 ( 1 2 . . . ttJ g4! ? )
siendo una opción viable para aque­ 1 3 . ttJ e S ( 1 3 . e4? ! fxe4 1 4. ttJ d2 e S
llos que prefieren jugar con las damas l S .ie 3 Schekachev-Moskalenko,
sobre el tablero. Barcelona rápidas, 2 000; y ahora
7 ... Y!Yxdl 8Jhdl ttlbd7 l S . . . ttJ g4't') 1 3 . . . ttJxeS 1 4.,heS ttJ g4 ! ?
Tácticamente es interesante 8 . . . icS ! ? l S .id6 ,hd6 1 6 .�xd6 e S ( 1 6 . . . ttJ e S =)
con presión sobre f2 : 9.ttJc3 o-o 1 7 . e4 con un final bastante equili­
(9 . . . ttJ g4! ? 1 0 . e 3 e S ! ?) 1 0 .if4 ttJbd7 brado, Kolev-Moskalenko, Badalona,
( 1 0 ... ttJ g4! ?) 1 1 . ttJ a4 ie7 1 2 . ttJ e S 2 003 .
ttJxeS 1 3 .,heS ttJd7 1 4.ic7 e S : l S . e4 B) Si 9 . ttJ d4 wf7 1 0 . ttJ d2 icS
fxe4 1 6 .ttJc3 ttJcS ! 1 7 . ttJxe4 ttJxe4 1 1 .ttJ 2 B h6 1 2 .b3 g6 1 3 .ib2 eS?
1 8.,he4 ig4! 1 9.8 ,hB 2 0.,hB �xB
2 1 .,heS �e8 2 2 .id4 if6 2 3 .,hf6 �xf6
24.�d2 �e7 lh-lh, Narciso Dublan­
Moskalenko, III Magistral, Badalona,
2005.
9.b3
A) Una opClOn ligeramente más
agresiva sería 9.ttJc3 (clave 5), y ahora:

Diagrama d e análisis

1 4. ttJ c2 �e8 l S .b4 if8 1 6 . ttJ d2 e4


1 7 . B exB 1 8 . exB ttJ b6 1 9 .a4 ie6
2 0 .cS ttJ c4 2 1 .ttJxc4 ,hc4 2 2 . a S ttJ d S
2 3 .id4 ib3 2 4.�d2 �ad8t , Valdés­
Moskalenko, Barcelona Vulcá, 2 003 .
9 ... ic5 1 0 .ib2 O-O 1 l .ttlc3 �e8!

Diagrama de análisis Soportando al avance . . . e6-e S .


12.ttle l ? !
A l ) 9 . . . icS ! ? 1 0 . ttJ a4! ? ( 1 0 .if4 Un plan lento (-clave 5) . Posible­
ttJ g4!) 1 O . . . ie7 1 1 . ttJ d4 ( 1 1 .if4 ! ?) mente para las blancas sería mej or
1 1 . . .@f7 1 2 .b 3 ttJb6 1 3 .ttJxb6 axb6?, 1 2 . ttJ a4! ? con el fin de disponer un

131
Viktor Moskalenko

bloqueo en e S : 1 2 . . . if8 1 3 .tDeS tDxeS gras están ligeramente mejor, pero no


1 4.heS con un juego igualado: pude ver cómo progresar.
1 4 . . . tD g4 (es equivalente 1 4 . . . tD d7 ! ? 20.fxe3 gxe3 2 1 ..td4 geeS 22 .h3
I S .J.d6 eS= 1 6JM2 Y2-Y2, Llobel Cor- J.e2 2 3 .gc2 gadS::¡::
tell-Moskalenko, La Roda, 2 004)
I S .id6 e S ! 1 6 .tDcS ( 1 6 . h 3 tD f6
1 7 .tDc3 e4�, Kohlweyer­
Moskalenko, Benasque, 2 007) 1 6 . . . e4
1 7 .hf8 �xf8=, Burmakin­
Moskalenko, Sitges, 2 007.
12 ... e5 !�13 .�d3 if8 !
L a posición d e las negras e s muy só­
lida.
14.e4? !
Ahora esto es un avance pseudo-agre- Ahora el ej ército de las negras do-
SlVO. mina el tablero (+clave 3).
14 ... fxe4! 1 5 .�xe4 �xe4 1 6.he4 24 . .hf6?
�f6t De hecho, aquí la defensa es un tra­
bajo duro para las blancas. Por ejem­
plo: 24.'.tf2 É1xd4 (24 . . . J.d3 ! ? 2 S .tDxd3
É1xd4t ) 2 S . É1xe2 É1xe2 + 2 6 . '.txe2
tDhS=F.
24 ... gxf6 25.Jf3 ?
Un error en posición complicada que
permite un sorprendente golpe tác­
tico. Si 2 S . tD B id3 ! 2 6 . É1cc l ia 3
2 7 .É1e l ie2 !- + y la pareja de alfiles es
muy fuerte en esta situación (+clave
Las piezas de las blancas no pueden 3).
mantener sus posiciones en el centro 2 5 ...id1 !- + 0- 1
(-clave 3: sobre-desarrollo). ¡ Un gran éxito para el Alfil Stone­
17.J.g2 wall ! El secreto de la línea Rolling­
1 7 . B ? tDxe4 1 8 . fxe4 ig4 1 9 .É1e l Stone 6 . . . dxc4 está en que básica­
É1ad8t . mente, tras el intercambio de las
1 7 ... e4 l S.�e1 ig4 1 9J�dc1 e3 ! damas, las blancas no obtienen una
+clave 3. No me gustaba la natural seria ventaja en ninguna de las
1 9 . . . É1ad8 ! ? debido a 2 0 .tDc2 . Las ne- Claves.

132
La Defensa Holandesa

Fianchetto de las blancas sin un in­ 8 ... 0-0 9.tLlc3 tLlg4!?


mediato d2-d4 L a idea d e esta salida está e n preparar
Partida 2 . 1 5 . . . ttJbd7 (ahora que el peón fS está de­
fendido). En caso de h2 -h3 , aparece­
o Alexey Gorbatov rán algunos aguj eros en el flanco de
• Vi ktor Moskalenko rey blanco (-clave 4) .
Monteada (8), 2 002 lO.e3 tLld7
En tales estructuras también existe la
l .c4 f5 2 .tLlfl tLlf6 3 .g3 e6 4 ..ig2 d5 posibilidad creativa de 1 0 . . . dxc4! ?
5.0-0 c6 6.b3 ! ? 1 1 .bxc4 eS?
Preparando un típico fianchetto doble 1 l .tLld4 tLlb6 l 2 .h3 tLlh6 ! ?
«Inglés» sin avanzar el peón central E n esta partida los caballos vagabun­
d2 -d4. dean por todo el tablero. 1 2 . . . ttJ f6
1 3 .cxdS ttJfxdS 1 4.ttJxdS exdS era una
opción más tranquila.
1 3 .cxd5 exd5 l 4.f4 tLld7! 1 5 J�fe l
tLlf6
Trayendo algo de material extra al
flanco de rey (+clave 3).
l 6.d3 ge8 l 7.a3 .id7 l 8 .b4 gac8
1 9J�ac 1 V!!f7 20.V!!b 3 V!!g6! 2 1 .�f2

6 ... .id6! 7.ib2 V!!e 7


Un automático esquema Stonewall.
7 . . . 0-0 8 . d 3 ttJbd7 9.ttJc3 (9 . ttJbd2 eS
1 0 .cxdS cxdS � 9 . . . ttJ e S ! lleva a favo­
rables simplificaciones (+clave 3) :
1 0 . ttJxe S ixe S = , De B oer-Moska­
lenko, Groningen, 1 989.
8.V!!c2
Un buen ej emplo reciente del es­ 2 1 ...tLlhg4+ ! ?
quema defensivo de las negras es 8.d3 E l caballo vuelve a g4 y empieza un
o-o 9.ttJbd2 eS (9 ... f4! ?) 1 O.cxdS cxdS ataque romántico (clave 5 frente a
1 1 .e4 fxe4 1 2 . dxe4 d4? 1 3 . ttJ e 1 ttJ c6 clave 4). Por supuesto , 2 1 . . .:ge 7 ! era
1 4. ttJ d 3 i.g4 1 S . f3 i.e6 1 6 Jk 1 ttJb4! una opción más sólida, preparando
1 7 . ttJxb4 ixb4 1 8 . ttJ c4 ttJd7 1 9 . f4 . . . :gce8 (+clave 3): 2 2 . e4? ! ttJhS 2 3 .:ge3
:gad8 ! con una clara iniciativa para las fxe4 24.dxe4 i>h8 ! 2 S .eS :gf8-t
negras, Franco-Moskalenko, Renedo 2 2 .hxg4 tLlxg4+ 2 3 . �gl tLlxe3
de Piélagos, 2 009. 24.tLlce2 h5 !
133
Vtktor Moskalenko

+clave 3, +clave 1 . 2 4 . . . \Wg4! ? 2 5 .M3 Uno de los rolling stones negros de­
\Wh3�. cide el asunto.
25.�f3 h4?<f> 40.e6 .ie8 41 .e7 fxg2 42.\We6+
Una decisión demasiado optimista, 42 .\Wxg3 Eixg3 43 . Eif2 wh7 44.Eif8
pero la posición resultante es bas­ Eig8- +.
tante interesante. 2 5 . . . lLlxg2 ! ? intro­ 42 ... �h7 43 .\Wf5+ gg60- 1
duciría una línea más forzada:
2 6. Wxg2 Eixe2 + ! 2 7 .Eixe2 J.xf4 2 8 .Eif1 Batallas con Stonewall contra un
\Wxg3 + 2 9.wh l Eie8 ! ? 3 0.Eixe8+ J.xe8� esquema Réti
con cuatro peones por una torre. Partida 2 . 1 6
26.�xh4 \Wg4 27 . .it3 \Wh3 28.\Wc3 !
Ahora las blancas quieren ganar. o Aleksander Delchev
2 8 ... Eie7 29.�g6 �ke8 30.�xe7+ • Vi ktor Moskalenko
Eixe7 3 1 . \Wd2 ! Illes Medes (9), 2 007
3 1 .\Wd4 i.e8 ! --+.
3 1 ...g5 ! ? Las negras también tienen muchas
opciones en la Defensa holandesa:
desde la ultra-sólida formación Sto­
newall al fluido Sistema Clásico.
1 .�f3 f5 2.c4
A) En el estilo de Gambito Staun­
ton encontramos 2 . e4 fxe4 3 .lLlg5 d 5
4 . d 3 \Wd6 ! ?

Un ataque d e Rolling Stonewall.


3 2 .ie5?!

Defender siempre es más difícil;


32 . .tf6 ! ?
3 2 ... J.xe5 3 3 .fxe5 ?
3 3 .\Wxe3 ! .
3 3 ... f4! �34.�d4??
El error decisivo. 3 4 .lLlxf4o gxf4 Diagrama de análisis

3 5 .\Wh2°o .
34 ... \Wxg3 + 3 5 . .tg2 gh7 !- + 36.�f3 Una idea sorprendente. Las negras
g4 3 7Jhe3 preparan . . . h7-h6.
3 7 .\Wf2 Eih 1 + ! . 5 . dxe4 h6! 6 . lLl f3 (6.\Wh 5 + g6 7 .\Wh4
3 7. . .fxe3 3 8.\Wxe3 gxf3 39Jk2 gg7 i.g7+ Shwarts-Moskalenko, Podolsk,

1 34
L a Defensa Holandesa

1 990) 6 . . . dxe4 7.cufd2 cuf6 8.cuc3 M5+ C 3 ) 8.\Wc2 cuxc3 9.\Wxc3 M6 ! ? (pre­
9 Jlfe2 cuc6 1 0 .\Wb 5 \Wd7 ! 1 1 .cu b 3 a6 parando . . . cuc6 y . . . e6-e5) 1 O .c5 cuc6
1 2 .\Wa4 e6 y las negras están mej or, 1 1 .cxd6 ( 1 1 . e 3 e5 1 2 . E:d 1 e4+, Cam­
Ortega-Moskalenko, Holguín Cien­ pos Moreno-Moskalenko, Mallorca,
fuegos, 1 989; 2 00 5 ) 1 1 . . . cxd6 1 2 .if4 d5 1 3 .E:ac 1
B) La línea anti-Holandesa 2 .d3 d6 \Wb6 1 4. E:fd 1 id7 1 5 . cu e 5 ixe 5
3 . e4 e5 4.c3 cu f6 5 . cubd2 g6 6 . d4? ! 1 6 . dxe 5 E:fc8=, Aloma Vidal­
exd4 7 . \Wa4+ id7 8.\Wxd4 \We7 9.\Wb4 Moskalenko, Sabadell, 2 009.
cuc6 1 O.\Wxb7 E:b8 1 1 .\Wa6 ( 1 1 .\Wxc7 ? ? 2 ... !¿'¡f6 3 .g3 e6 4.J.g2 1il!7
cu d 5 - +) 1 1 . . . fxe4 1 2 . cu d4 cuxd4 Otro plan plausible para las negras
1 3 .cxd4 e 3 ! 1 4. fxe3 ih6+, ]. Her­ sería preparar . . . d6 y . . . e 5 .
nando Rodrigo-Moskalenko, Sant 4 . . . d5 ! ? e s l a jugada usual.
Boi, 2 003 ;
C) O el fianchetto clásico 2 . g3 cu f6
3 .ig2 d6 4.d4 e6 5 . 0-0 ie7 6 . c4 O-O
7 . cu c 3 cue4! ? (7 . . . \We8 ! ? o 7 . . . a5 son
jugadas más populares).

5.0-0 o-o 6.b3


O 6 . d4 c6 7 . b 3 d5 8 . ia 3 b 5 (o bien
8 . . . ixa 3 9 . cuxa 3 cubd7 1 0 . cu c2 \We7
1 1 . cuce 1 dxc4 1 2 .bxc4 e 5 1 3 . dxe5
cuxe5 1 4.cuxe5 \Wxe5 1 5 . cu d 3 \We7
Diagrama de análisis 1 6 . \Wc2 ie6 1 7 . E:ab 1 E:ad8= YZ - YZ ,
Khuzman-Moskalenko, Lvov ch­
C 1 ) 8 . cuxe4 fxe4 9 . cu d2 d5 1 0 . f3 VCR, 1 988) 9 .ixe7 \Wxe7 1 0 . cu e 5
(Hurtado-Moskalenko, San S ebas­ ib7 1 1 . cu d2 cubd7 1 2 . cuxd7 cuxd7
tián de La Gomera, 2 007) 1 3 . e 3 a5 1 4.\Wc2 ia6 1 5 .E:fc 1 E:fc8
1O ... cuc6 ! ? � ; 1 6.M1 cuf6 1 7 .cxb5 cxb5 1 8 .\Wb2 \Wd6
C2) 8 . cud2 cuxc3 9.bxc3 e 5 = Pe­ 1 9 .a3 b4 2 0 .ixa6 Yz - Yz , D orfman­
ralta-Moskalenko, Cataluña clubs, Moskalenko, Lvov, 1 988.
2 008; 6 ... d6! ? 7.d4 !¿'¡e4!?

135
Viktor Moskalenko

Jf7!�
El gran alfil Stonewall entra en el
juego. La idea es . . . i.h S .
1 7.f4
l 7 .�c2 ! ? i.hSft
17 ... e4 18 . .hf6 gxf6 1 9.94 .tg6 !
20.h3 tLle7
20 . . . hS ! ?
2 1 .MI fxg4 22.hxg4 h S 2 3 . .ie2
Parecido a la Holandesa clásica. hxg4 24 ..hg4+lh-lh
8 . .tb2 M6 9.¿ik3 tLlc6 I O.e3 tLlxc3 En general, las líneas de la Holandesa
1 l ..hc3 eS clásica ofrecen posiciones algo pasi­
l L .We8 ! ? j l L .aS ! ? vas, pero muy sólidas. ¿ Qué más se
1 2 .dxeS dxeS 1 3 .WdS+ �h8 quiere de los clásicos?
14.V!Vxd8 gxd8 I S JUdl .ie6 1 6.tLlel

Conclusiones sobre el sistema Stonewa l l contra las l íneas s i n fían­


chetto o sin avanzar d2-d4
• Debido a la gran popularidad del Sistema Stonewall he jugado estas posicio­

nes bastante a menudo con ambos colores, y con buenos resultados.


• Probablemente, los planes usados en las líneas sin fianchetto del alfil de rey

de las blancas, son un poco más complicadas para estudiar y entender que
las del fianchetto clásico, ofrecido en parte 1 .
• Para jugar adecuadamente este tipo de posiciones es muy aconsejable ser

muy pacientes durante la apertura y disfrutar de la táctica en posteriores fa­


ses de la partida (prevalece clave 3).

¡Y no se debe olvidar que Stonewall siempre tiene dos caras !

136
Capítulo 3
Estrategia y táctica en
la Defensa I n d i a de Rey,
ataq ue de los C uatro Peones
«La infantería es el alma de un ejército.»
Alexander V. Suvorov, Mariscal de Campo Ruso ( 1 729- 1 800)

Momento de historia
Sin lugar a dudas, la India de Rey es una de las defensas más populares. Había
sido utilizada durante un largo período de tiempo por jugadores de todos los
niveles. De hecho, en Rusia se le llama como Staroindiskaya Zaschita, o la An­
tigua Defensa India, como la oposición a la Nueva India (= de Dama). Siendo
una excelente opción para las negras y un arma práctica muy poderosa, ofrece
a sus seguidores planes estratégicamente fáciles y casi siempre conduce a un
juego complejo.
No hace falta mencionar a todos los jugadores de elite que cuentan con
esta defensa en su repertorio. Basta con decir que uno de ellos es el gran
Garry Kasparov, que durante muchos años fue el mayor experto y un cam­
peón de la India de Rey. Respecto a los jugadores de las blancas que empiezan
su partida con 1 .d4, deben venir muy bien preparados para esta defensa, con
sus conceptos teóricos e ideas prácticas.
Personalmente, a lo largo de toda mi carrera he experimentado casi todas
las posibles variantes contra la India de Rey, pero nunca me había gustado re­
producir las largas líneas que se ponen de moda, algunas de las cuales requie­
ren de análisis teóricos hasta las jugadas 20 o 3 0.
En los años noventa decidí ampliar mi repertorio contra esta defensa con
algo original que correspondería con mi personal estilo de juego (Habilidad
Personal*) . Tras alguna investigación descubrí que el Ataque Cuatro Peones
era justo lo que estaba buscando: teoría sub-desarrollada y juego activo para
las blancas, gracias a los avanzados peones centrales. En términos de nuestro
sistema: uso de +clave 3 y PPPC**.

(* Leer todos detalles sobre 5 Claves en libro 1, capítulo 2)


(** PPPC: Propiedades de Piezas, Peones y Casillas, libro 1, capítulo 3 )

1 39
Viktor Moskalenko

l .d4 �f6 2.c4 g6 3 .�c3 Jg7 4.e4 d6 5.f4

¿Qué más se puede pedir?


En este capítulo final sobre aperturas, me gustaría compartir con el lector va­
rios secretos que he estado descubriendo durante un largo período de tiempo,
y presentar algunas líneas muy inusuales en la actualidad. A lo largo de años
he podido cosechar puntos muy importantes con estas líneas contra jugadores
de diferentes niveles.
Las ideas estratégicas del Ataque de los Cuatro Peones contra la India de
Rey son bastante originales y dan lugar a un complejo medio juego. Las posi­
ciones que surgen contienen numerosas opciones para ambos colores. Había
escrito artículos sobre esta variante en Yearbooks 82 , 8 3 , 8 5 Y 8 8 , Y Yearbook
87 incluye un apartado con un enfoque similar para Benoni.

Estadística de Moskalenko con Ataque 4P:


Total 69 partidas 8 8 % Performance 2 700
= =

1 -0 54 partidas; tablas 1 4; 0 1 ¡solo 1 !


= = - =

Hablando de la estadística, puedo afirmar que últimamente algunos jugadores


fuertes que tienen que enfrentarse conmigo cambian temporalmente su re­
pertorio de aperturas por el temor del Ataque 4P.

Recursos para las blancas


Las blancas tienen un centro muy fuerte y deben usar este factor para domi­
nar. Existen buenas posibilidades de un fuerte ataque al flanco de rey. Nor­
malmente, en los Cuatro Peones, el medio juego empieza pronto, y las negras
contra-atacan en el centro y en el flanco de dama. Las blancas deben intentar
mantener su centro fuerte.
Tras un juego correcto en la apertura, seguido por un complejo medio
juego, normalmente las blancas consiguen un final favorable, debido al factor
de disponer de más espacio y mejor desarrollo, y también a las características
dinámicas de su estructura de peones (+clave 2, +clave 3 y +clave 5).
1 40
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

Una d iferente Cuña de Peones (Partidas 3.1 -3.5)


Tras 5 ... 0-0 6.�f3 e5 7.d5 e6 11egamos a una de las posiciones principales del
Ataque 4P.
Ahora, sorprendentemente, las blancas juegan 8.dxe6!

¡Una jugada un poco paradójica para los jugadores de inclinación teórica!


Mediante el intercambio del peón -dS y descubriendo la columna -d, las
blancas obtienen un dinámica estructura central de peones e41f4 con buenas
perspectivas para avanzar eS o fS más adelante . Además, el peón d6 negro
ahora está mucho más débil.
El carácter de la partida se hace más que original. Inmediatamente, ambos
lados empiezan a luchar por la iniciativa, y las partidas en esta línea resultan
muy emocionantes.

Recu rsos para las negras


Las negras deben intentar reducir el dominio de que disponen las blancas. Las
partidas del gran jugador Garry Kasparov pueden ayudar a los jugadores de
las negras para solucionar sus dudas respecto a la dirección que deberían se­
guir en sus análisis. Enfrentándose a los Cuatro Peones, Kasparov escogía tres
líneas diferentes:

Desarrollo del alfil: 8 ... J.xe6 deben encontrar rápidamente un


En su partida de 1 97 6 contra Murey, contra-juego, ya que una de las des­
Kasparov había jugado 8 ... ,he6 (Par­ ventajas de 8 . . . i.xe6 es que el avance
tidas 3 . 1 , 3 .2). Las negras desarrollan atacante f4-fS puede jugarse con
el pasivo alfil mientras mantienen la tempo.
columna -e abierta para su torre. La A) Kasparov jugaba 9 a6 en vez de
••.

mej or respuesta de las blancas es la más usual 9 . . . ltJc6 o 9 . . . .ig4, para


9.J.d3 , intentando avanzar sus peones preparar el avance . . . b7-bS (Partida
y empezar el ataque. Ahora las negras 3 . 1).

141
Viktor Moskalenko

B) Los ejemplos que se presentan en


los comentarios a la partida 3 .2 ilus­
tran que las negras no llegan a tiempo
para 9 ... i.g4, con la idea de
. . . ltJ c6/ltJ d4. Así que en mi opinión,
una cuidadosa preparación del ataque
con 10.0-0 sería lo más sano para las
blancas. Después de 10 .. .tik6 1 l .h3 !
.hf3 1 2 .%Yxf3 tLld4 1 3 .%Yfl , surge la
posición crítica. Las blancas tienen Esta es la principal posición de la lí­
un buen potencial de ataque. nea Cuña de Peones . Aquí existen
gran número de posibilidades. Vamos
a examinarlas:
Partida 3 . 3 : algunas desviaciones
tempranas, y la jugada teórica
10 ... �h8 ? ! .
Partida 3 .4: las posibilidades princi­
pales contra los lentos planes de las
negras 1 0 ... %Ye7, 1 0 .. a6, 1 0 ... b6, y
.

10 ... id7.
Partida 3 . 5 : la jugada más popular y
La flexible 8 ... fxe6 dinámica para las negras (clave 5) es
Seis años más tarde, Kasparov probó 10 ... �d4! ? , practicada en la partida
8 ... fxe6 ! ? Esta probablemente es la Christiansen-Kasparov, Moscú, 1 982 .
mejor respuesta, y ahora, la natural Ahora 1 1 .ltJgS e S ! es muy compli­
9.id3 tLlc6 10.0-0. cado, pero también es interesante la
sólida opción de 1 1 .ltJxd4 cxd4
1 2 .ltJbS ! .
En ambas partidas, Kasparov consi­
guió un buen resultado básicamente
gracias a su combatividad, ya que
tuvo que atravesar algunos momentos
difíciles.

1 42
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

� Para recordar
La maniobra 1 1 . c!i) gS ! ? (observar el
diagrama de la derecha) ¡ es casi siem­
pre favorable para las blancas ! Esta
jugada resulta muy molesta para las
negras. Las blancas empiezan la acti­
vidad en el centro y en el flanco de
rey.

Warcraft contra los Cuatro Peones ( Partida 3.6)

7 . . . b5 la dinámica 8 . e S también es posible


(prevalece clave 5). Tras 8 ... a6, la con­
tinuación principal 9.a4! es la más rica
en posibilidades para ambos bandos.
El objetivo consiste en situar un obs­
táculo en bS de tal manera que se re­
duzca la actividad de las negras en el
flanco de dama. Ahora no resulta fá­
cil encontrar una buena continuación
para las negras. Deberíamos exami­
nar las tres posibilidades principales:
En esta agresiva línea, parecida (¡pero 9 .. .'Wa S , 9 ... axbS y la «Línea Benoni»
no exactamente igual !) a Gambito de 9 . . . e6.
Volga/Benko ( l .d4 ttJ f6 2 . c4 cS 3 .d S

� Para recordar
bS), ambos ej ércitos deben usar sus
peones. Las jugadas usuales de las ne­
gras son: . . . bS -a6-e6-dS y de las blan­ Evidentemente, los contra-ataques
cas: cxbS -bxa6-a4-dxe6-eS -fS . rápidos de las negras en el flanco de
8.cxb5 Aceptar e l peón e s l a jugada dama se retrasan y su actividad allí se
principal (+clave 1 y +clave 3), aunque encuentra limitada.

1 43
Viktor Moskalenko

Waterloo (partida 3 .7)

«Nunca interrumpas a tu enemigo mientras está cometiendo un error.»


Napoleón Bonaparte

6 ... �a6 ! ? fue escogido por Garry Kasparov en su última partida contra el Ata­
que de los Cuatro Peones. Hay que tener en cuenta que esta fue la tercera vez
que Kasparov cambió de variante contra los Cuatro Peones.

Parece una maniobra muy extraña, pero en realidad es el comienzo de un plan


sólido y efectivo. El objetivo inicial de las negras consiste en la preparación
del avance-bloqueo con . . . e7-eS . Esto en combinación con el salto de caballo
desde a6 a cS , atacando el peón e4. Como la diagonal del alfil de casillas blan­
cas se encuentra abierta, este puede «disparar» a g4.
Como veremos en partida 3 . 7 , las posiciones que surgen son muy flexi­
bles. Permiten que ambos jugadores planeen sus estrategias y escojan entre
diferentes estructuras de peones en la apertura. Sin embargo, se necesita te­
ner mucho cuidado, ya que pronto empezará la verdadera batalla.

Varios Planes
Tras 6 . . . ttJa6, las blancas pueden escoger entre tres posibilidades principales:

144
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

1 ) El ataque frontal
Las blancas pueden evitar la amenaza
de las negras de . . . e7 -eS decidiéndose
por el típico brusco ataque frontal
7.eS.

En algunos libros modernos ésta se


presenta como la línea principal para Garry Kasparov, el Campeón de! Mundo

las blancas . Aunque obstaculiza a las más joven de la historia, mantiene


el record de ser e! número uno
negras, pero en términos generales
del mundo durante mayor tiempo.
este avance puede resultar demasiado
apresurado.
Esta es una posición tácticamente im­
2) Desarrollo clásico portante con muchas posibilidades
En mi opinión, es más natural pri­ para ambos lados.
mero acabar el desarrollo del flanco
de rey con 7.i.e2, también analizado 3) Una cas i l la mejor
por GM Vaisser en Yearbook 78, pero Después de analizar las dos primeras
con ideas diferentes. Permite que las opciones, empiezo a intuir que el al­
negras persigan su idea principal fil-fl estaría mejor en la casilla d 3 :
7 ... eS ! . 7.i.d3 ! , con la intención 7 . . . e S 8 .fxeS
dxeS 9 . d S , cuando 9 . . . ttJcS es menos -
efectivo, ya que el peón-e4 está bien
defendido.

Batalla de Waterloo
Tanto la teoría moderna, así como los
últimos libros, ofrecen para las negras
un «pseudo-contra-plan» como la
mejor solución del problema: 7 ... ig4

1 45
Viktor Moskalenko

8.i.e3 ! tLld7 9.0-0 eS!? 1O.fxeS eS ! . ron lugar desde los tiempos del Im­
perio Romano hasta la época de Na­
poleón Bonaparte. La legión de peo­
nes ataca, detrás de ellos siguen las
pIezas menores y mayores.
Pero ahora la destacable jugada:
1 l .i.e2 ! . Los libros han ocultado esta
fuerte jugada de los lectores. Una de
las víctimas de estos libros fue un ju­
gador de negras en la última partida
de este capítulo . Después de aquella
¡La lucha comienza con esta pinto­ partida, exclamó que 1 1 .ie2 ! no
resca posición! En cierto modo, es «existe» ya que no figuraba ni en
muy similar a las batallas que tuvie- ECO, ni en cualquier otro libro.

Lh Para recordar
Algunas de las emocionantes partidas de este capítulo son unas excelentes ilus­
traciones del espíritu del Ataque de los Cuatro Peones, según el lema « ¡ Si tú
no me ganas, yo te destrozaré ! »
Por otra parte, en esta variante los actores principales son los peones blancos.

1 46
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

Ataque Cuatro Peones. al peón e4, como f4 y también a las


Partidas piezas en el inminente ataque. Esta­
mos en uno de los momentos críticos
La Captura de Alfil 8 ... .he6 de esta variante . Las negras deben
encontrar rápidamente algún tipo de
«Si tú no me ganas . . . » contra-juego efectivo, de lo contrario
Partida 3 . 1 se pondrán en peligro.
9 ... a6
D Jacob M u rey Preparando el avance . . . b5 ! ? , pero
• Garry Kasparov perdiendo en -clave 2. La clavada
Moscú (7), 1 976 9 . . i.g4, evitando f4-f5 , se analizará
.

en la siguiente partida.
Para empezar con nuestra colección 10.f5 !
de partidas, deberíamos analizar una Un típico ataque d e los Cuatro Peo­
batalla histórica que demuestra el po­ nes. Por supuesto que las blancas po­
tencial de ataque de los Cuatro Peo­ drían continuar su desarrollo primero
nes. El joven Garry Kasparov se de­ con I O.O-O ! ?
fiende con las piezas negras. 10. . .id 7 1 1 .0-0 i.c6
l .d4 tLlf6 2 .e4 g6 3 . tLlc3 i.g7 4.e4 En esta partida el joven Kasparov ju­
d6 5.f4 o-o 6.tt:lB e5 7.d5 e6 gaba muy lentamente . 1 1 . . . ttJ c6 pa­
8.dxe6! ? .he6 rece más elástico.
Esta recuperación tiene por obj etivo 12.�e l ! ?
el desarrollo del pasivo alfil, mante­ L a dama s e dirige al flanco d e rey
niendo la colurnna-e semi-abierta. La (+clave 3).
otra opción es 8 . . . fxe6, que analizare­ 1 2 ... tLlbd7 1 3 .�h4! tLle5
mos en partidas 3 . 3 - 3 . 5 . Las negras intentan levantar un blo­
9.id3 ! queo en el centro, pero esto no es su­
ficiente.
14.tLlxe5 dxe5 1 5 .tLld5

El alfil se dirige hacia la importante


diagonal d3 -h7, donde ayudará tanto

1 47
Viktor Moskalenko

Ahora podemos observar los frutos EJERCICIO: ¿Cuál es la jugada gana­


del juego de la apertura por parte de dora para las blancas?
ambos lados. La posición de las ne­
gras es muy incómoda y prescinden 2 1 ..hg6? !
de contra-juego, mientras que las Una lástima. Probablemente el maes­
blancas están preparadas para el ata­ tro Murey cometió un error en sus
que. Amenazas como 1 6 . .tgS son cálculos, o simplemente se equivocó
muy serias. de concepto (Habilidad Personal: de­
1 5 ... .hd5 sequilibrado) . Optó por continuar el
Es peor 1 S . . . ltJxdS 1 6 .'1Wxd8 Ei:fxd8 ataque, pero entonces hizo varios
1 7 .exdS±. errores tácticos, permitiendo al talen­
16.exd5 t¿)h5 toso Kasparov volver a la partida.
1 6 . . . e4 1 7 . .te2 ! ?t . Lo más simple y fuerte era 2 1 . .hf6 !
1 7.i.g5 ! \Wxf6 2 2 .\Wxf6 ltJxf6 2 3 . .hg6 ltJxg4
Sin demasiado esfuerzo, las blancas (2 3 . . . bS 2 4.MS bxc4 2 S . Ei:d 1 ! + -)
han conseguido una ventaja casi deci­ 2 4.Ei:e 1 con un final prácticamente
siva (+clave 3), y el ataque final mera­ ganado por las blancas.
mente les exige precisión (+clave 5). 2 1 ...hxg5 22 .�xh5 �e7 23 . .tf5 �g7
1 7 ... .tf6 24.�f1
1 7 . . . f6? 1 8 .fxg6 ! . 24.\Wh3 ! ?
1 8.fxg6! fxg6 1 9J�xf6! �xf6 20.g4! 24 ... e4�
El punto culminante de la partida. Ahora las negras tienen un serio con­
Pocas jugadas más, y parece que las tra-juego . Poco claro, pero intere­
blancas podrán celebrar la victoria. sante era 24 . . . Ei:h6 ! ? 2 S . .te6+ �h8
20 ... h6 2 6 .\Wt7 e4! 2 7 .\Wxg7+ �xg7, con un fi­
La única defensa. nal complicado.
2 5.�h3 �e8 26.�e3 b6 2 7.�d1 �d6
28.�d2 �e7 29.<.t>g2 �h8 !
Kasparov coloca sus piezas en las ca­
sillas negras para protegerse del alfil
blanco en -fS .
30.�e2
Después de haber perdido la inicia­
tiva resulta muy difícil encontrar un
buen plan.
30 ... �h6!
Tras una prolongada defensa, las ne­
gras poco a poco empiezan a acosar al
rey blanco.

1 48
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

3 1 .<;!?f1 E:e8 32.E:d2 VNeS 3 3 .VNxgS La siguiente partida es un buen ejem­


Todo parece tranquilo, pero . . . plo de cómo se puede desarrollar el ata­
3 3 E:h3 ! 34.d6?
.•• que de las blancas en el flanco de rey.
El error decisivo . Su última oportu­ l .d4 tLlf6 2 .c4 g6 3 .tLlc3 J.g7 4.e4
nidad era 3 4.Wg6 ! ? e3 3 5 Jl:e2 , mante­ d6 S .f4 cS 6.dS o-o 7 . .M3 e6 8.dxe6
niendo el equilibrio. .he6 9.tLlf3 tLlc6
34 e3 !
•.. 9 . . . i.g4! ? , para evitar la posibilidad de
Ahora la posición de las blancas es f4-f5 .
completamente indefendible. 10.0-0
3 S.E:e2 VNxd6 36.<;!?e l E:d8 3 7.k2 En mi opinión, esta es la jugada co­
rrecta. La principal alternativa es
l O.f5 ! ? con un juego complejo.
1 0 J.g4 1 1 .h3 !
..•

Resolviendo la amenaza de 1 1 . . . lLld4.


1 l ... .hf3 12.VNxf3

EJERCICIO: Encuentra la victoria


para las negras.

3 7 ... VNg3 + !
¡ Kasparov nunca dej a una segunda
oportunidad! Esta es la posición crítica de la va­
3 8.<;!?f1 E:f8+ 39.MS VNf3 + 0- 1 riante. El plan básico de las blancas
Esta emocionante partida es una ex­ consiste en preparar el avance f4-f5 ! Y
celente ilustración del espíritu del seguir desarrollando la iniciativa con
Ataque de los Cuatro Peones : «Si tú las jugadas Wf2 -Wh4-ig5-lLld5 -f6, etc.
no me matas, yo te destrozaré». 1 2 ... a6
El antiguo orden de las jugadas de
Atacando con soldados Kasparov, preparando . . . b7-b 5 . En la
Partida 3 .2 práctica, la línea más frecuente es
l 2 . . . lLld4 1 3 .Wf2 l'l:e8 l 4.ie3 ( 1 4.f5 es
o Vi ktor Moskalenko menos fuerte a causa de l 4 . . . lLl d7 ! ?
• L l u ís María Perpi nya Rofes con un contra-juego tras . . . lLl e 5 )
Barcelona, Colon (3), 2 002 l 4 . . . a6 1 5 .l'l:ae 1 ! y la posición de las
blancas es muy sólida.

1 49
Viktor Moskalenko

A) Las negras pueden complicar el buenas perspectivas para las blancas.


asunto con I S . . . b S ! ? 1 6 . cxb S tLlxb S 14J:�ae 1 !
(en caso 1 6 . . . axb S 1 7 .hd4! tLl g4 El desarrollo d e las blancas s e ha
1 8 .hxg4! hd4 1 9J%e 3 ±) 1 7 .fS ! t tLlxc3 completado y ahora están listas para
1 8 .bxc3 tLlxe4? 1 9.he4 l"i:xe4 2 0 . fxg6 el asalto final (+clave 3).
fxg6 2 l .�f7+ <it>h8 2 2 .!h6 !+ -. En ge­ 14 .. J�ae8 1 5.i>h1 !
neral, podemos ver que las blancas La última medida preventiva que
están mejor preparadas para las com­ evita el contrajuego de las negras en
plicaciones; la diagonal d4-g 1 (+clave 4).
B) O I S . . J%b8 1 6.fS tLld7 1 7 .<it>h l tLleS 1 5 ... tüd4 16.V!ffl V!fd7 17.f5 !
1 8 .l"i:d l bS 1 9 .cxb S axbS 2 0 . f6 i.f8 Empieza el ataque.
2 1 .hd4 cxd4 2 2 .�xd4 b4 2 3 .tLl dS±, 1 7 ... V!fc6 1 8.V!fh4!
Moskalenko-Andriasian, play­ Desde aquí la dama opera con más
chess.com, 2005; efectividad (+clave 3).
C) IS . . . tLld7 (las negras prefieren una 1 8 ... b5
estrategia expectante) 1 6.cj;Jh l ! (el rey Ya es demasiado tarde para un con­
deja la diagonal g l -d4, riéndose del tra-juego serio.
contra-juego de las negras ) 1 6 . . . cj;Jh8 19.ig5 !
1 7 .l"i:d 1 ! (el peón e4 está bien prote­
gido, así que la torre se dirige hacia la
columna-d) 1 7 . . . tLlb8 (demasiado
lento) 1 8 . e S ! ? (una ruptura típica.
También es posible la sólida 1 8 .tLldS ! ?
tLlbc6 1 9 .fS ! i.eS 2 0.b4t ) 1 8 . . .fS ? ! (la
idea principal era 1 8 . . . dxeS 1 9.fS tLld7
2 0 . tLl e4! , con buenas oportunidades
de ataque) 1 9 . exf6 hf6 2 0 .fS ! --+. Las
blancas han cumplido su plan, obte­
niendo una enorme ventaj a. Las ne­ El dominio de las blancas es obvio.
gras estaban perdidas en Moska­ La iniciativa progresa automática-
lenko-Muñoz Pantoj a, Badalona, mente.
2 00 l . 1 9 ... tüd7
1 3 .i.e3 V!fe7 Si 19 . . . b4 2 0 .hf6 hf6 2 l .�xf6 bxc3
Otras posibilidades son 1 3 . . . tLld7 2 2 .bxc3 , ganando el caballo.
1 4J 3ad l ! l"i:b8 I S . <it>h l �h4 1 6 .i.b l ! ± 20.f6!
Moskalenko-Barlov, Maspalomas Este avance de los cuatro peones de
2 002 ; o 1 3 .. . !%b8 1 4.l"i:ad l �aS las blancas encierra al rey de las ne­
1 5 . �f2 ! t Moskalenko-Komlj enovic, gras.
Burjasot rápidas, 2 00 1 , siempre con 20 ... i.h8 2 1 .cxb5 axb5 22 .tüd5 !

I SO
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

ltle5 2 3 .ib 1 ge6 Flexible recaptura 8 . . . fxe6

El modelo anti-teórico
Partida 3 . 3

D Vi ktor Moskalenko
• Manuel Apicella
Paris-ch (9), 1 992

Debe ser entendido que en los Cuatro


Peones, las blancas poseen un centro
muy fuerte y deben usar este factor
EJERCICIO: ¿Cómo continuar el para dominar (+clave 3). Además, exis­
ataque con las blancas? ten buenas posibilidades de un fuerte
ataque en el flanco de rey (-clave 4).
24.V!Yh6! l .d4 ltlf6 2 .c4 g6 3 .ltlc3 J.g7 4.e4
Buscando un mate inmediato . d6 5.f4 O-O 6.ltlB c5 7.d5 e6 8.dxe6
24.tLle7+? ! fue7 2 S .fxe7 E:e8�. fxe6! ?
24 ... gfe8 25.gf4! Esta continuación es más flexible que
Amenaza E:h4. 8 . . . .he6.
2 5 ... ltlg4!? 9 ..td3 !
L a última resistencia siempre s e rea­ Como en la previa línea, esta es la co­
liza con la ayuda de táctica (clave 5) . locación más activa para el alfil
En variante 2 S . . . tLl d 7 , 2 6 .E:h4 tLl f8 (+clave 3). Sin embargo, un plan inte­
2 7 .tLle7+ gana por todas las Claves. resante para las blancas es 9 . .ie2 ! ? ,
26.gxg4! manteniendo abierta la columna-d,
2 6 .hxg4? �xdS ! 2 7 . exd S E:xe 1 + por ej emplo : 9 . . . lo c6 1 0 .0-0 b6
2 8 .';!,h2 E:xb 1+. 1 1 .�d3 ! ? .ib7 1 2 .tLlgS !t .
26 ... ltlf5 27.exf5 gxe 1 + 28. c,t,>h2
V!Yxd5 29.fxg6 fxg6 30.J.xg6! 1 -0
¡Desde luego que esta partida ha sido
una paliza !

Diagrama de análisis

151
Viktor Moskalenko

1 2 . . . lLl d4 1 3 .'1W h 3 e S ? ! 1 4 . .ig4! .icS Esta es la posición principal de la va­


I S .hcS WxcS 1 6 .fS h6 1 7 . lLle6 lLlxe6 riante Cuña de Peones : debido a la
I S .fxe6±, Kouatly-Minasian, Tehe­ gran cantidad de posibilidades que
rán, 1 992 . hay aquí.
9 .. .tik6 10 ... lt>h8
Esto parece natural, pero existen va­ Aunque es recomendado por la teo­
rias alternativas: ría, en mi opinión, es una pérdida de
A) 9 . . . eS (intentando activar esta par­ tiempo. Deberíamos examinar otras
tida atacando f4) 1 0.0-0 exf4 l 1 .hf4 alternativas en partida 3 .4, y la res­
lLlc6 ( 1 1 . . . lLlxe4? es malo: 1 2 .he4 puesta más popular 1 0 . . . lLl d4 ! ? en
l"ixf4 1 3 .Wd 5 + \i¡hS 1 4. lLl gS ! + -) partida 3 . 5 .
1 2 . .ie2 ! t atacando el débil peón-d6, 1 1 .�g5 ! t
Moskalenko-Nataf, Villa Salou, Esta maniobra e s e l principal recurso
2 003 ; de las blancas en la línea S . . . fxe6
B) O 9 . . . lLl h S , con la misma idea de (+clave 3).
tomar en f4: 1 0 .g3 lLl c6 ( 1 0 . . . eS
l 1 .fS !) 1 1 . 0-0 b6 1 2 . .ie 3 .ib7
1 3 .lLlgS ! .

1 1 ...�e7
Las negras no tienen ninguna buena
opción.
Diagrama de análisis A) Tras la floj a 1 1 . . . lLl d4? las negras
pierden rápidamente : 1 2 . e S ! --+ dxe S
Las negras no tienen recursos sufi­ ( 1 2 . . . lLleS 1 3 .Wg4+ - con la idea de
cientes para jugar activamente. lLlh7 ! o hg6 !) 1 3 .fxeS lLld7 1 4.l"ixfS + !
1 3 . . . hc3 ? ! ( 1 3 . . . We7 1 4.Wg4 ! ? lLl d4 ( 1 4. lLl f7 + ? ! l"ixf7 I S .l"ixf7 lLlxe S con
I S . lLlb S ! t ) 1 4.bxc3 lLl g7 I S .Wg4--+h6 contrajuego) 1 4 . . . Wxf8 .
1 6 .lLlf3 WeS 1 7 .Wh4 hS I S .WgS ! lLle7
1 9. Wh6+ -, Moskalenko-Vidarte Mo­
rales, Castellar, 1 999.
10.0-0

1 52
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

EJERCICIO: ¿Aun no sabes cómo


progresar?

1 7 .tLlxh7 ! -t �xh7 1 8 .1Mfh5 + \t?g7


1 9 .i.g5 1 -0, Moskalenko-Gutiérrez
CIares, Badalona, 1 999;
C) En 1 1 . . .h6 ? ! el caballo regresa:
1 2 .tLlB± con la idea de tLlh4 y eS ! .
1 2 ..te3
Diagrama de análisis 1 2 .1Mfe l ! ? y 1Mfh4--t
1 2 ... .id7 1 3 .1Mff3 !
EJERCICIO: ¿Cómo progresar?

l S .tLlxh7 ! tLl B + (si l S . . . \t?xh7 1 6.'1Wh5 +


\t?g8 1 7 .ixg6+ -) 1 6 .gxB \t?xh7 1 7 .f4
i.h6 1 8 .1Mfg4 1Mfg8 1 9 . tLl e4 b6 2 0 .1Mfh3
\t?g7 2 1 . tLl d6 �b8 2 2 . f5 ! ixc 1 2 3 . f6+
tLlxf6 24. exf6+ �xf6 2 5 . �xc 1 \t?e7
2 6 .1Mfg3 ! 1 -0, Moskalenko-Arribas,
Badalona, 1 999;
B) l L .e5 1 2 .f5 ! con un juego táctico
después de 1 2 . . . gxf5 ( 1 2 . . . tLl e 7 Planeando 1Mfh3 o 1Mfg3 .
1 3 . 1Mf B ! ?±, idea 1Mfh 3 , Moskalenko­ 1 3 h6
•..

González Rodríguez, Barbera, 2 002) Tras esta jugada el peón g6 es muy


1 3 . exf5 e4 1 4. tLl cxe4 tLlxe4 1 5 .ixe4 débil (-clave 3 y -clave 4) .
.td4+ 1 6.\t?h l 1Mff6. 14.�h3 �h7 1 5JWg3 gg8 1 6.e5 ! ?
Las blancas empiezan su ataque, aun­
que todavía podrían mejorar su posi­
ción. Tal vez primero era mejor fina­
lizar el desarrollo con 1 6.�ad l ! ?
1 6 dxe5 1 7.Wfxg6
..•

D emasiado precipitado. Era más


fuerte 1 7 . �ad l ! ? i.e8 1 8 .i.e4 ! y las
blancas obtienen la iniciativa.
1 7 e4?
.•.

Mi oponente se agrieta bajo la presión.


Diagrama d e análisis Su última oportunidad era 1 7 . . . tLl f6 ! ?
1 8 .1Mfg3 ( 1 8 . tLl e4 i.e8 1 9.1Mfg3 �d8 ! ?)
1 8 ... e4! con algún contrajuego.

153
Viktor Moskalenko

1 8.VNxe4 l .d4 lbf6 2.c4 cS 3 .dS d6 4.lbc3 g6


Ahora la posición de las negras es di­ S.e4 i.g7 6.f4 O-O 7.lbfl e6 8.dxe6
fícil de defender. fxe6 9.i.d3 lbc6 10.0-0
1 8 ... i.xc3
1 8 . . . ltJf6 1 9.WB±.
1 9.bxc3 lbf6 20.VNfl lbaS
20 ... eS 2 l .fxeS ltJg4 2 2 J�ae 1±.

Después de estas jugadas naturales


llegamos a la posición principal. Aquí
mis oponentes habían probado mu­
chas jugadas diferentes.
EJERCICIO: Encuentra la jugada de 10 ... a6
ataque que gana. A) 1 0 . . . eS ? ! es un intento prematuro
de conseguir la iniciativa, que falla:
2 1 .ll)gS!+ - l l .fS ! ltJd4 1 2 .i.gS gxfS 1 3 .exfS ltJxfS
El caballo regresa a gS con efecto de­ 1 4.Wc2 ltJ d4 I S .ltJxd4 cxd4 1 6 .i.xh7 +
cisivo (-clave 4). La amenaza es Wh3 . <j¡ h 8 1 7 . ltJ d S + -, CapNemo-Watu,
2 1 ...hxgS 22.fxgS lbh7 2 3 .VNhS gg7 playchess.com, 2 006;
24.g6 gag8 2S.gt7! � B) 1 0 . . . We7 l l . ltJ gS ! ? ( l l . e S es una
2 S . . . Wd6 ? 2 6 .Wxh 7 + ! E:xh7 2 7 .E:xh7 posibilidad de iniciar un ataque di­
mate. recto, Moskalenko-G. Hernández,
26.gxt7 gg7 2 7.gf1 VNf8 2 8.i.xh7 San Clemente, 2 000; 1 1 . . . dxeSoo )
gxh7 29.VNeS+ 1 -0 1 1 . . .i.d7 1 2 .i.d2 a6 1 3 .VNB ltJhS
1 4.Wg4 i.h6 I S .h4 ltJ f6 1 6 .Wg3 i.g7
Alternativas más lentas 1 7 .E:ae l ltJ d4 1 8 . e S ! t Moskalenko ­
Partida 3 .4 De la Paz Perdomo, Monteada, 2005;
C) 1O . . . i.d7 l l .ltJgS ! ?
(* CapNemo en playchess.com, son

"Truco: 1 l . . . lb d4? 1 2. e5! dxe5


mis partidas blitz)

D Vlktor Moskalenko 1 3fxe5 lb e8 14. '&f8+ ixf8.


• José Antonio Lacasa Díaz
Barcelona Sants (4), 2 000

1 54
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

Diagrama de análisis Diagrama de análisis

EJERCICIO: ¡Ya sabes cómo pro- EJERCICIO: Encuentra la refutación.


gresar!
1 4. ttJxh7 ! �xh7 1 5 .Wfh5 + \t>g8
1 5 . ét:lxh 7 ! \t>xh 7 1 6 . Wfh5 + \t>g8 1 6 .hg6 ttJ f6 ( 1 6 . . J�f5 1 7 .Wfh7 + �f8
1 7 .Wfxg6+ i.g7 1 8 .i.g5 Wfc7 1 9 .Wfh7+ 1 8 .g4+ -) 1 7 . exf6 l'%xf6 1 8 .f5 ! i.b7
1 -0, CapN emo-Cameron Crowe, 1 9 .Wfh7 + �f8 2 0 .i.h6 ! ttJ f3 + 2 1 .l'%xf3
playchess.com, 2 006. l'%xg6 2 2 . fxg6+ 1 -0, Moskalenko­
1 1 . . .h6 1 2 . ttJ f3 i.e 8 1 3 .\t>h 1 Wfe7 Sarto, Villa Salou, 2 004;
1 4.Wfe 1 ttJh5 1 5 . g3 b6 1 6 .i.e 3 ttJ b4 B) 1 1 . . .e5 1 2 .f5 ! h6 1 3 .ttJh3 ( 1 3 .fxg6? !
1 7 .i.b 1 i.c6 1 8 . a 3 ttJ a6 1 9 . \t> g l ! hxg5 1 4.hg5 i.e6 1 5 .ttJd5 hd5
(+clave 4) 1 9 . . . ttJc7 2 0 . ttJh4 ! t (con el 1 6.exd5 ttJ d400 ; 1 3 .ttJe6 he6 1 4.fxe6
ojo al peón-g6) 20 . . . i.e8 2 1 .e5 ! -+. La ttJd400 ; 1 3 .ttJf3 ! ?;l;) 1 3 . . . gxf5 1 4.exf5
superior estructura de peones de las b5 ? ! ( 1 4 . . . ttJ d4! ?oo ) 1 5 .ttJ e4 ( 1 5 .ttJf2 !;l;)
blancas les garantiza una clara ven­ 1 5 . . . d5 1 6.cxd5 Wfxd5 1 7 . ttJhf2 !± l'%a 7 ? ,
taj a (+clave 3), Moskalenko-Alcázar Moskalenko-Matamoros Franco, Mo­
]iménez, La Roda, 2 004 (final en ca­ tril, 2005.
pítulo 3 , libro 1).
Pero ahora, de nuevo las blancas tie­
nen la prometedora salida del alfil:
1 1 .ttlg5 ! ? ttld4
A) Es dudoso 1 1 . . . b5 ? ! 1 2 .cxb5 ttJ d4
1 3 .e5 ! ttJe8.

Diagrama d e análisis

155
Viktor Moskalenko

EJERCICIO: Encuentra la jugada Ocupando la casilla e4.


intennedia.

1 8 .hb 5 ! Wxd l 1 9 .i.c4+ gana un


peón.
12 ..ie3
Digno de consideración 1 2 . e5 ! ? , lu­
chando por la iniciativa.

"Truco: 1 2. J i Je8?
1 5 ... J.h7? !
Si 1 5 . . . bxc4 1 6 . hc4+ rJlh8 1 7 .i.g5 !
hf5 1 8 J'�xf5 ! tLlxf5 1 9 . tLl d 5 t con un
bloqueo a la Nimzowitsch por las
casillas blancas (+clave 3: dominio);
1 5 . . . tLlxe4 ! ? 1 6 . he4 hf5 1 7 .ha8
Wxa8 1 8 . cxb 5 axb 5 1 9 . tLl xb 5 ! t
(+ clave 1).
1 6.b3 b4 1 7.�xf6+ gxf6 1 8 ..ie4!
Otro disparo.
Diagrama de análisis 1 8 ... .he4
1 8 . . . bxc3 1 9.hb7 c2 2 0.Wd3±.
EJERCICIO: Encuentra la refuta­ 1 9.�xe4
ción. Con una peligrosa iniciativa.
1 9 ... gxf5 20.gxf5 �xf5 2 1 .J.g5 !
1 3.éiJxh 7! rJlxh 7 1 4.Wh5+ �. VNc8 22.VNd5+
1 2 . . . dxe 5 1 3 .fxe5 tLl d 7 1 4J''1x f8+ 2 2 .tLlxd6 ! ?
Wxf8 ? ( 1 4 . . . ltJxf8 1 5 .i.f4t ) 1 5 . tLlxh7 ! 2 2 ... rJlh8 2 3 .gf1 ga7 24.�xd6 �xd6
rJlxh7 1 6 .Wh5 + rJlg8 1 7 .hg6 We7 2 5.VNxd6 gd7
1 8 . Wh7 + rJlf8 1 9.i.h6 ! 1 -0 CapNemo­ En caso de 2 5 . . . e4 Ie sigue 2 6.i.f6 ! ? �.
Topchess2 , playchess.com, 2 006. 26.VNe6 gd8 2 7.VNxc8! ? gxc8
12 ... e5 ! ?N 1 3 .f5 gxf5 Tras una interesante lucha entramos
1 3 . . . h6 ! ? 1 4.tLlf3 ( 1 4.tLlh3 ! ? gxf5 en un final agradable para las blancas.
1 5 . exf5 b5 ! 1 6 .b3 ! ? oo ) 1 4 . . . tLlg4 Cómo gané esta partida se demostró
1 5 .i.d2 gxf5 1 6 .exf5 tLlxf5 ( 1 6 . . . hf5 en capítulo 3 de libro I.
1 7 .tLlxd4 !) 1 7 .We l ! ? � con una posi­
ción poco clara.
14.exf5 b5 1 5.�ge4!

1 56
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

Siguiendo los pasos de Kasparov: A) Sería más complicado 1 1 . lU gS ! ?


1O ... ttld4! Ya sabemos que ésta es la jugada más
Partida 3 . S activa y que fuerza a las negras a to­
mar la acción. Pero quizás esta vez es
D Vi ktor Moskalenko algo precipitado: 1 1 . . . eS ! .
• Pedro Toledano Luna
Barcelona, Cataluña clubs (3), 2 009

La última partida con Cuña de Peo­


nes investiga la línea principal, y
puede ser de ayuda tanto para levan­
tar el ánimo, como para indicar hacia
dónde deberían dirigirse los análisis
de esta variante.
l .d4 ttlf6 2 .e4 g6 3 . ttlc3 i.g7 4.e4
d6 5.f4 O-O 6.ttlB e5 7.d5 e6 8.dxe6 Es una posición difícil d e entender,
fxe6 9.id3 ttle6 10.0-0 ttld4! ¡ asÍ que debemos seguir jugando !
l 2 . fS ! ? h 6 ! (atacando la mej or pieza
de las blancas) 1 3 .lUh3 (el sacrificio
l 3 .fxg6 no promete mucho debido a
1 3 . . . hxgS l 4 . .hgS i.e6 ! + y no hay
compensación suficiente por la pieza)
1 3 . . . gxfS l 4.exfS bS ! .

La jugada de negras más popular,


gracias a la famosa antigua batalla
Christiansen-Kasparov. Las negras
esperan obtener un fuerte puesto
avanzado en -d4. Esta posición con­
lleva muchas posibilidades para am­
bos jugadores. Este contra-golpe a l a manera B en­
1 l .ttlxd4!? koNolga es la idea clave para las ne­
Una sólida opción que asegura un gras. Las complicaciones que empiezan
juego técnico. Vamos a considerar ahora son relativas a conceptos estraté­
también otros planes interesantes gicos, así ql,1e necesitamos considerar
para las blancas: las Cinco Claves.

157
Viktor Moskalenko

1 5 .�e 3 ? ! parece una mala respuesta. e n Christiansen-Kasparov, Moscú,


Las blancas deberían reaccionar con 1 982 . A pesar de ser antigua, esta par­
algo más efectivo. tida es muy importante para la com­
Por ejemplo, tuve una partida intere­ prensión de la línea. Sin embargo, en
sante con la jugada de bloqueo l S .b3 : su siguiente encuentro contra los
l S . . . �b 7 ( l S . . . b4! ? oo ) 1 6 .ttJf2 ! (hacia Cuatro Peones, Garry se volvería a
una reunificación en el centro : +clave 6 . . . ttJa6, ver Lautier-Kasparov en los
3) 1 6 . . . dS 1 7 .cxd S c4 1 8 .bxc4 bxc4 cometarios a la partida 3 . 7.
1 9 .�e4! ttJxdS (si 1 9 . . . hdS 2 0.hd S + B) También es interesante 1 l . cj;>h 1 ! ?
ttJxdS 2 l .ttJxdS WTxdS 2 2 . ttJ g4t ) con la idea de avanzar e4-e S ! ? , pero
2 0 .hd5 + hdS 2 l . ttJ g4 ! t (+claves 2- también anticipando malas reaccio­
5), Moskalenko-Fortes Gil, Cataluña nes como 1 1 . . . ttJ e8 ? ! ( l l . . . ttJhS
clubs, 2 002 ; 1 2 . ttJgS ! ? h6 1 3 .ttJh3 e S 1 4. fSoo La­
Jugadores valientes pueden aceptar el hiri-Janko, Stare Mesto, 2 008) 1 2 .e S !
peón con l S .ttJxbS y ahora: ( 1 2 . ttJ gS ! ?) 1 2 . . . ttJxf3 1 3 J %xf3 dxeS
Al) l S . . . ttJxbS 1 6.cxbS dS ! . 1 4. fxe S :gxf3 l S .WTxf3 heS 1 6 .ttJ e4 !
WTe7 1 7 .�gS WT f7 1 8 .WTe2 ! t

Diagrama de análisis

1 8 . . . �g7 1 9 .:gf1 ( 1 9 . ttJxcS±) 1 9 . . . WTc7


Los tres peones centrales de las ne­ 2 0 .WTf3 h6 2 l .�e 3 !+ Y el ejército de
-

gras son una fuerza peligrosa que las blancas domina el tablero (clave 2-
compensa el material sacrificado. Sin clave 5), Moskalenko-Arias Boo,
embargo, las cosas todavía están poco Montcada, 2 00 l .
claras después de 1 7 .�e 3 ! ? con un 1 l ... cxd4 12.tLlbS !
juego complejo, pero +clave 1 para las Esto lleva a la posición clave de mi lí­
blancas. nea anti-ttJ d4. Si 1 2 .ttJ e2 ? ! e S ?, Vo­
A2) l S . . . bxc4! 1 6.hc4+ 'it?h8 ! . Ahora kac-Zimmerman, Ceske Budejovice,
la posición era buena para las negras 1 997.

158
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

bastante forzada sería 1 3 .fxe5 ! ? dxe 5


1 4. c 5 , utilizando peón-c como pieza
de ataque (clave 5 prevalece).

12 ... eS!
La defensa principal (+clave 3).
A) Con 1 2 . . . ltJ e 8 las negras pueden
intentar defenderlo todo, pero sus
piezas están pasivas (-clave 3): 1 3 .M2 Diagrama de análisis

a6 1 4.ltJa3 Wh4? ! (las negras no están


suficientemente preparadas para ha­ 1 4 . . . .ie6 1 5 .Wc2 (es similar 1 5 . .ig5 ! ?
cer jugadas tan activas. Era preferible a6 ( 1 5 . . . h6 ! ? ) 1 6 . ltJ d6 Wc7 1 7 .b4 b6
1 4 . . . ltJ f6 1 5 .ltJc2;!;) 1 5 .We 1 ! y el inter­ 1 8 .Wc2 bxc5 1 9 .\Wxc5 Wd7 2 0 . ltJ c4? !
cambio de las damas deja a las negras (2 0 . a 3 ! ?) 2 0 . . . l"iac8 2 1 .ltJb6 l"ixc5
sin contra-juego) 1 5 . . . Wxe 1 2 2 . ltJxd7 ltJxd7 2 3 .bxc5 ltJxeS? con
1 6Jl:axe l;!; (las blancas tienen un final buena compensación por la calidad,
favorable) 1 6 . . . .th6? (de nuevo inten­ Peng- Salazar, Azov 1 990) 1 5 . . . We7
tando jugar activamente, pero era 1 6 . .ig5 ! h6 ! 1 7 .ixf6 ixf6 1 8 . .ic4
mejor 1 6 . . . e5 1 7 . ltJc2 .ie6 1 8 .ltJb4;!;) ixc4 1 9 .\Wxc4+ c;t>g7 2 0 . ltJ d6°o
1 7 . g4! .ig7 1 8 . e 5 ! bloqueando la es­ (PPPC : caballos contra alfiles)
tructura, con una clara ventaj a para 20 . . . .ig5 2 1 . g3 ! ? (+clave 4) 2 1 . . . .ie h
las blancas en Moskalenko-Nataf, Vi­ 2 2 . c;t>g2 d 3 2 3 .b4 d2 2 4.We2 ! ? .id4
lla Salou, 2 004; Moskalenko-Campos Moreno, Ma­
B) Otra posibilidad es 1 2 . . . a6 llorca, 2 00 5 .
1 3 . ltJxd4! ( 1 3 . ltJxd6 Wxd6 1 4. e 5 Wc7
1 5 .exf6 l"ixf6 1 6 . .id2 .id7 Moska­
lenko-Grigore, Solsona, 2 004)
1 3 . . . Wb6 1 4 . .ie 3 ltJg4 ( 1 4 . . . ltJ d 5 ? !
1 5 .cxd5 ixd4 1 6.ixd4 Wxd4+ 1 7 .c;t>h 1
exd 5 1 8 . .ic2 ;!;) 1 5 .Wxg4 ixd4 1 6 .M2
Wxb2 1 7 .l"iad 1 ! t .
1 3 .\Wb3 !
Las blancas empiezan la acción en el
flanco de dama (+clave 5) . Una línea Diagrama d e análisis

1 59
Viktor Moskalenko

• Truco: Ahora 2 5JJ.ab 1 !? era la


1 8 . . . axb4 1 9 .9xf8W+ rj;>xf8 2 0 .1&6+
cj;Jg8 2 1 .'8.xf7 ! cj;Jxf7 2 2 . '8.f1 +; tras
mejor opción, por ejemplo: 25 . . . b6 2 2 . . . cj;Je6 2 3 .MS + esto parece ser ta­
26."!!ixd2 bxc5?? 27.bxc5 + -. blas) 1 8 . . . rJ1xh7 1 9.fxg7i (-clave 4).
13 ... J.e6! 1 5 ... a6 16.�a3
Otra vez, la mejor jugada para las ne­
gras .

• Truco: 1 3 . . . rJ1h8 1 4."!!i b4!


(1 4. Wa3!?) 1 4 . . .tiJ e8 1 5.fJ.d2 a6
1 6. GtJa3 We7?! 17 fxe5! '8.xf1 + 1 8. '8.xf1
�e5 1 9.if4!± (+clave 3), Moskalenko­
A. Cabrera, Ampolla rápidas, 2006.
14J;Vb4! �e8
Otro momento clave. La partida es muy complicada. La
1 5.id2 pregunta principal es: ¿ quién podrá
+clave 2 . Una idea más dinámica po­ ser el primero en traer a su caballo de
dría ser 1 5 . fS ! ? , por ej emplo : nuevo al juego?
l S . . . gxfS ( l S . . . W ! ?oo ) 1 6 .exfS !lf7 16 ... b6
( 1 6 . . . ilc8 1 7 .Wb3 ! ?) 1 7 .f6 ! . 1 6 . . . '8.b8 1 7 . fxe S ( 1 7 . '8.f3 ! ?) 1 7 . . . dxeS
1 8 . cS b S ! oo 1 9 .cxb6 '8.xf1 + 2 0 . '8.xf1
'8.xb6 2 1 .Wa4 (2 1 .WaS ! ?) 2 1 . . .'8.xb2
2 2 . � c4 '8.b8 2 3 .Wxa6 Wc8 2 4.Wxc8
'8.xc8 2 S . '8.c 1 � f6= 2 6 .�xeS '8.xc 1 +
2 7 .ilxc 1 ilxa2 2 8 . � f3 V2-lh,
Moskalenko-Perpinya Rofes,
Cataluña clubs, 2 003 .
1 7.'8.f3 ! ?
El plan d e las blancas s e basa en una
ligera ventaja en +clave 3.
Diagrama de análisis 1 7 .. J:�a7 ! ? 18.'8.afl
1 8 .fS ! ? siempre es un motivo intere­
De repente, ganando la iniciativa: sante en esta línea.
1 7 . . . aS ( 1 7 . . . �xf6 1 8 .�xd6;!;; 1 7 . . . ilxf6 18 .. J:�af7 19.Wa4 .ic8 20.�c2
1 8 .1&6 !lg7 1 9 .ilxg7 cj;Jxg7 2 0 .cS ! i 2 0.cS ? dxcS 2 1 .!lc4 bS=t.
(-clave 4) 2 0 . . . WgS ? 2 1 .'8.f3 ! ) 20 ... i.b7 2 1 .�b4 �c7 22 .Wdl
1 8 .ilxh7 + ! ? (el sacrificio de dama 2 2 .fxeS ! ?
1 8 .fxg7 lleva a un juego interesante : 2 2 ... �e6 23 .fxeS �lxf3 24.'8.xf3 dxeS

1 60
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

2 5 .�d5 .hd5 26.cxd5;!; �c5 Res u men de la Variante Cuña de


27 ..tc2 ! b5 28.g3 ! ? Peones:
Una jugada profiláctica, bastante útil Como conclusión general de la va­
en esta estructura (+clave 4). riante 8.dxe6! ? , las negras no podrán
2 8 .b4! ? ltlb7 2 9 J"\xf8+ .hf8 3 0.§'g4t . solucionar sus problemas sin un espe­
28 ... �b7 29Jhf8+ .hf8 30.�g4t cífico trabajo analítico previo, mien­
Ahora las blancas dominan la partida tras que las blancas tendrán éxito en
de acuerdo con +claves 2-5. su lucha por la iniciativa.
30 ... �6 3 1 .<i!.>g2 ! a5 De todos modos, estoy convencido
3 1 . . . d3 ? 3 2 . .hd 3 §,d4 3 3 .§'e6+ �g7 de que estudiando seriamente el pre­
3 4.!c3 §'xd3 3 S .beS + �h6 3 6 .§,h 3 + sente material, finalmente seremos
�gS 3 7 .§,h4#. capaces de captar las sutilezas princi­
32 .�d7 �d8 pales de esta importante variante.
32 . . . ltlcS 3 3 .§'c6±.
3 3 .!d3 b4
Warcraft. Lucha de Peones

Partida 3 .6

D Vi ktor Moskalenko
• Fra n k De la Paz Perdomo
Barbera del Valles (8), 2 003

l .d4 �f6 2 .c4 g6 3 .�c3 !g7 4.e4


d6 5.f4 O-O 6.�f3 c5 7.d5 b5

EJERCICIO: Encuentra el avance­


ruptura.

34.d6!+ -
Combinando varios motivos tácticos
y claves 3-5.
34 ... �xd6 3 5 . .tc4+ <i!.>h8 3 6.�xd6
Las negras abandonaron debido a
3 6 . . . bd6 3 7 .!gS ! (-clave 4 y -clave 3)
3 7 . . . ltlb7 3 8 .M6#. 8.cxb5
Aceptar el peón es la opción princi­
pal.
8 ... a6

161
Viktor Moskalenko

Hemos llegado a una línea similar al 1 1 ..ha6 �xa6 1 2 .�e2 tLlbd7 1 3 .�xa6
Gambito Volga/Benko . Pero no es E:xa6 1 4.i>e2 E:b8 l S .E:ab 1 tLlb6� De­
exactamente lo mismo. german-K.Berg, Gausdal, 1 990;
9.a4! C2) En caso de 9 . . . �b6, es intere­
Surge la primera posición clave . sante 1 0 .�b 3 ! ? Vakin-Zakharevich,
Ahora para las negras no es fácil en­ St Petersburgo, 1 999;
contrar una buena continuación C3) 9 . . ..ha6 1 0.eS ! ? (ésta siempre es
(+clave 2 = -clave 1 y -clave 3). una dinámica posibilidad de ataque
Alternativas poco comunes pero inte­ en el esquema Cuatro Peones)
resantes: 10 . . . tLlfd7 1 1 .e6 .hf1 1 2 .E:xf1 tLlb6 (si
A) 9.�b 3 �b6 1 O .a4 axbS l 1 ..hbS 1 2 . . . fxe6 1 3 . tLl gS ! t , Arencibia-
ia6°o Piket-Shirov, Aruba, 1 995; Ocaña, Málaga, 2 000) 1 3 . exf7 + E:xf7
B) O 9.i.d2 �b6 1 0.a4 axbS l 1 .axb S 1 4. g4! ( 1 4.tLlgS E:fS � 1 4 . . . i.f6 ! ?
( l 1 ..hb S ! ?) 1 1 . . J''ixa 1 1 2 .�xa 1 e6 l S . tLl e4! E:a4 1 6 . tLlxf6+ ( 1 6 . tLl egS ! )
1 3 .dxe6 ( 1 3 .i.c4! ?) 1 3 ... .he6+tArenci­ 1 6 . . . exf6 1 7 . i>f2 !;!; (+clave 3), Moska­
bia-Tal, Manila, 1 990; lenko-Paragua, Villa Salou, 2 000 (ver
C) Aceptar el gambito con 9.bxa6 el final en capítulo 3 , libro 1).
normalmente sucede en una partida 9 ... �a5
Volga/ Benko estándar, aunque la po­ Con esta maniobra las negras combi­
sibilidad de ataque e4-eS siempre nan las amenazas de . . . tLl e4 y . . . axb S .
añade dinamismo al juego de las Sin embargo, l a solución e s simple.
blancas . Esta opción no se reco­ Otros intentos importantes son:
mienda por la teoría, pero aquí debe­ A) La lucha más tensa se produce en
mos examinar la típica batalla War­ la línea de «Benoni» 9 . . . e6 ! ? Las ne­
craft de VolgalBenko: gras enriquecen la partida con con­
ceptos que proceden de la Defensa
Benoni (clave 5 prevalece).

Diagrama de análisis

C 1 ) 9 . . . � aS ! ? podría ser la jugada Diagrama de análisis

crítica: 1 O .i.d2 (1 O . e S ! ?) 1 0 . . . .ha6

1 62
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

1 O.dxe6 J.xe6 l 1 .eS ! (las blancas efec­


túan en seguida) 1 1 . . . dxe S 1 2 .Wxd8 !
E:xd8 1 3 .fxeS (la opción dinámica.
También es posible 1 3 .ltJxe S ! ? ;!; con
una ligera ventaja garantizada en to­
das las líneas, por ej emplo 1 3 . . . ltJ fd7
( 1 3 . . . ltJdS 1 4. ltJxd S J.xdS l S . m f2 ! ±
Stocek-Babula, Plzen, 2 000;
1 3 . . . axb S 1 4.J.xb S ltJa6 El Gindy­
Bergez, Clichy 1 998; y aquí 1 5 .i.e3 ! ? El gran jugador Alexey S hirov no «respeta» al­

ltJb4 1 6 . �f2 ±) 1 4. ltJxd7 ltJxd7 gunas reglas del ajedrez (-clave 1 y -clave 3), pero
utiliza sus excepcionales habilidades personales,
l S . .ie H, Albarran-Peralta, Villa Ba­
tales como el cálculo, el estilo agresivo, los estu­
llester, 1 999) 1 3 . . . ltJg4. dios de la apertura y el talento. Fiel a su estilo,
El momento clave de esta línea. contra el Ataque de Cuatro Peones se decidió por
la línea más agresiva y tomó riesgos máximos.

diendo la torre a l ) 1 1 . . .J.xbS (las ne­


gras intentan resolver la situación en
el flanco de dama . También podrían
haber sido más pacientes: 1 1 . . .Wb6
1 2 .We2 ! ? ;!;) 1 2 . axb S E:xa 1 1 3 .Wxa 1
Wb6 1 4.0-0 ( 1 4.Wa4!±). Tras comple­
tar el desarrollo, las blancas mantu­
Diagrama de análisis vieron su peón extra y guardaron la
ventaja tanto en el medio juego como
1 4 . .if4;!;, Peng-Arakhamia, León, en el final en Lautier- Shirov, B el­
2 00 1 ; también 14 . .igS ! ? E:e8 y luego grado, 1 997.
l S .M4!;!;; o 1 4.ltJgS ! ?
B ) Tenemos un interesante duelo 10.id2 ! V!Yb4
Warcraft entre dos jugadores de nivel Si 1 0 . . . ltJbd7 1 1 ..ie2 axb S 1 2 .J.xb S ! ?
más alto : 9 . . . axb S (la desventaj a de Wb6 1 3 .0-0±, Hausner-Kohler, Pots­
esta jugada es que ahora el alfil-fl dam, 1 99 5 .
puede salir de su casilla inicial sin 0, por ejemplo, 1 0 . . . .ig4 1 1 ..ic 4 axbS
perder tiempo) 1 O.J.xbS .ia6 (después 1 2 .ltJxb S ! ± 1 -0, Chatalbashev­
de 1 O . . . ltJa6 l 1 .eS ! t las blancas tienen Marholev, Plovdiv, 1 999.
mejores oportunidades, Banikas-Kar­ 1 1 .Wc2 !
ner, Menorca, 1 996) 1 1 ..id2 (defen-

163
Viktor Moskalenko

Weide, Enschede, 1 998.


B) 1 1 . ..axbS 1 2 .ixbS y ahora:

.. Truco: 1 2 . . . �6? 1 3. e5!+ -


CapNemo- Uzma, playchess.com 2007.
1 2 . . . ttJa6 1 3 .0-0 WaS (Crickmore­
Iglesias, Castelldefels, 2 005) y ahora
1 4.eS ! ttJb4 1 S .Wb3±.
Ésta es la mejor casilla para colocar la 12.e5 ! ?
dama, desde aquí lo defiende todo Finalmente h e realizado este pode­
(+clave 3). roso avance. Otra jugada fuerte sería
1 1 ...ig4 1 2 .ttJgS !± con la amenaza de capturar
Otra jugada agresiva. Sin embargo, la dama negra.
las alternativas no cambian la evalua­ 12 ... dxe5 1 3 .ti:)xe5 M5 14.i.d3 ixd3
ción de esta línea: 1 5 J�Yxd3 Wd4
A) Tras 1 1 . . . c4? ! la solución más sim­
ple es 1 2 .aS ! axbS 1 3 .ttJa4!

Hemos llegado al momento crítico


de la partida. Aquí encontré una ju­
Diagrama de análisis gada extraordinaria que no he podido
resistir:
1 3 .. J"lb3 1 4.Wxb 3 cxb 3 1 S .ttJb6 �a7 1 6.<be2 ! !
1 6 .eS ! con una posición absoluta­ +clave 4 y pppc. ¡Nunca s e debe ol­
mente ganada, Lanchava-Van der vidar que el rey también es una pieza
Weide, Leeuwarden, 1 995; útil !
1 2 . eS ! ? también es bueno: 12 ... dxe S Pero, evaluando la posición obj etiva­
1 3 .fxeS ttJ g4 1 4. ttJ e4 Wb 3 1 S .Wxc4 mente, debo admitir que con
Wxc4 1 6 .ixc4 ttJxe S 1 7 .ttJxeS ixe S 1 6.�3 ! ? las blancas habrían obtenido
1 8 .j,c3 ± y las blancas ganan rápida­ un final con una clara ventaja.
mente, Cifuentes Parada-Van der 16 .. JM8

1 64
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

La partida se hace algo más compli- 3 1 .g4!


cada (clave 5 prevalece).
1 7 ..k3
1 7 .b6 ! ?±.
1 7 .. :�b4 1 8J�hdl
+clave 2; 1 8 .�B .
1 8 ... �h5
1 8 . . . et:lfd7 1 9 .1tJc6! ltJxc6 2 0 . dxc6
Wlxb2 + 2 1 .Wld2±.
1 9.93 ixe5 20.fxe5 VNg4+
2 0 . . . ltJd7 2 1 .Wle4! ? Wlxb2 + 2 2 .i.d2
Wlb4 2 3 .g4!t ; En el Ataque de los Cuatro Peones
2 0 . . . axb5 2 1 .Wlxb5 Wlg4+ 2 2 .�e l ±. los PEONES BLANCO S son los
2 1 .<i!?f2 principales protagonistas.
3 1 . . . �g7 3 2 .M6 �e6 3 3 .ge7 � c7
34.�c7!
Las negras se rindieron debido a
3 4 . . J''1 x c7 3 5 . .k 5 �cb7 3 6 .ixb8 �xb8
3 7 .�a5+ -, ganando fácilmente.

Resumen:
En mi opinión, la idea de las negras
del avance 7 . . . b 5 , para conseguir un
esquema de Gambito Volga/Benko
Las blancas han estabilizado su posi­ con motivos de Benoni, no es crítico
ción y pronto estarán ganando, gra­ contra el Ataque de los Cuatro Peo­
cias a su ventaja de material y desa­ nes, pero incrementa la importancia
rrollo (+clave 1 y +clave 2) . de los peones, ¡uno para todos y to­
2 1 ...�d7 22.VNe4! VNxe4 2 3 .�xe4± dos para uno !
Tras un juego correcto en la apertura Así que podemos decir que la jugada
y en el complejo medio juego es nor­ Warcraft 7 . . . b5 es un gambito que
mal que las blancas consigan un final complica la posición, pero si las blan­
favorable. cas pueden completar su desarrollo
23 ... �xe5 24.ixc5 ax:b5 2 5 .ixe7 satisfactoriamente, conservan mej o­
�Mc8 26.ax:b5 i'k2 + 27.<i!?e3 gb8 res posibilidades en el medio juego y
28.d6! en el final de la partida (+clave 1 y
Los (extra) peones pasados deciden la +clave 3).
partida (+ PPPC).
2 8 ... f5 29.d7 ! �xd7 3 0.gxd7 fxe4

165
Viktor Moskalenko

Waterloo. Partida 3 . 7 el jugador de las blancas puede escoger


entre tres posibilidades principales.
Los minuciosos análisis de ideas inte­ 7.i.d3 !
resantes en el sistema 6 ... tba6 frente Creo que esta es la jugada más ambi­
al Ataque de los Cuatro Peones lleva ciosa (+clave 3).
a la conclusión de que las blancas tie­ A) En los Cuatro Peones, la posición
nen que escoger entre tres complejas de las blancas es bastante sólida, pero
líneas: en cualquier momento pueden optar
1 ) 7 . e S ! ? , una apresurada, pero bas­ por el ataque frontal 7 . e S ! ? (clave 5) .
tante dinámica y aguda línea, con Aquí recomiendo 7 . . . tLl d 7 8 .i.e2 cS !
oportunidades para ambos colores; (8 . . . dxeS ! ? también es lógico : las ne­
2) 7 .i.e2 ! ? e S ! , la continuación clá­ gras dejan la posición descubierta, ex­
sica, que mantiene la partida en equi­ plotando su superioridad en desarro­
librio; llo (+clave 2), por ejemplo: 9.dxeS f6f±
3) 7 .i.d3 ! , desplegando el ejército a la Khudyakov-Golubev, Alushta, 2 005)
manera de los antiguos Emperadores. 9.exd6 exd6 1 O.dS ( 1 0.0-0 tLlf6 1 1 .dS)
¿Preparados para la gran batalla de 10 . . J'1e8 ! 1 1 .0-0 tLlf6f±.
Waterloo? ¡Mucha Suerte !

Waterloo
Partida 3 . 7

D Viktor Moskalenko
• Josep Manuel López Martínez
Barcelona, Cataluña clubs (2), 2 007

l .d4 tbf6 2 .c4 g6 3 .tbc3 J.g7 4.e4


d6 5.f4 O-O 6.tbf3 tba6 Diagrama de análisis

Con una partida compleja (Leitao-] .


Polgar, Sao Paulo, 1 996). E n general,
si las negras combinan un juego en el
centro con el clásico plan del avance­
Benoni . . . b7-bS , entonces tienen
buenas oportunidades de crear un
exitoso contra-juego;
B) Tras la natural jugada de desarro­
llo 7 .i.e2 las negras pueden continuar
Preparando el avance . . . e7-eS . Ahora con su idea principal: 7 . . . eS ! con mu-

1 66
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

chas posibilidades para ambos colo­ frente a Murey, había jugado la línea
res, por ej emplo: 8 . fxe S (si 8 . dxe S de Cuña de Peones con 8 . . . ie6 (Par­
dxe S 9.WFxd8 E:xd8 1 0 . tLlxe S tLl c S �) tida 3 . 1 ) , y su segundo intento fue
8 . . . dxeS 9.dS . 8 . . . fxe6 (Partida 3 . 5 ) . ¿ Qué querrá
En mi opinión, cerrar la posición está decir esto?
en conformidad con el esquema de 7 .ig4! ?
...

las blancas. Pero ahora las opciones Mi oponente empieza un plan que
de las negras incluyen 9 . . . tLlcS ! � con «desafía» la teoría. Con 7 . . . eS las ne­
presión sobre e4. gras pueden proponer el típico sacri­
ficio de peón : 8 . fxeS (rechazando la
oferta; si 8 . dxeS dxe S 9 . tLlxeS E:e8; o
9 . . . tLl g4 ! ? con compensación por el
peón) 8 . . . dxe S 9 . d S t con una posi­
ción bastante agradable, ya que el al­
fil queda muy bien situado en d 3
( + clave 3):

Diagrama de análisis

B 1 ) La natural 1 0 .WFc2 ? no es sufi­


ciente debido a la elegante
1 0 . . . tLl fxe4! , que ha tenido lugar en
varias partidas: 1 1 . tLlxe4 ifS 1 2 .id 3
( 1 2 .tLlfd2 ? tLlxe4 1 3 . tLlxe4 WFh4+)
1 2 . . . he4 1 3 .he4 fS 1 4.hfS E!:xfS Diagrama de análisis

l S .!e3 e4! t , Peregudov-Kochyev, St


Petersburg, 1 994; A) 9 . . . tLlcS (la otra casilla es 9 . . . tLlhS ? !
B2) 1 O.igS ! ? (la única manera de de­ 1 0 .0-0 tLl f4 1 1 .ie3 ! WFe7 1 2 .a3 tLlcS
fender e4) 1 0 . . . h6 1 1 .hf6 WFxf6 1 2 .b4 1 3 .ic2 t Moskalenko-Carrasco Sa­
tLla6 (la posición crítica surge con la gredo, Benidorm rápidas, 2 006)
jugada 1 3 , ¡ el número favorito de 1 0.ic2 (guardando el alfil por si a
Kasparov!) 1 3 .a3 cS ! =, bloqueando el caso; 1 0.0-0! tLlxd3 l 1 .WFxdH tLlhS
centro y el flanco de dama, Lautier­ 1 2 .cS ! h6 1 3 .WFc4 cj¡h7 1 4.ie 3 ± par­
Kasparov, Ámsterdam 1 99 5 . tida blitz CapN emo-Tikva, play­
* Notable, e n sus tres partidas contra chess.com, 2 007) 1 0 . . . aS 1 1 .0-0 WFd6
Ataque Cuatro Peones Kasparov es­ 1 2 .WFe 1 ! (maniobra clásica de Alek­
cogió tres planes diferentes. Primero, hine, intentando WFh4) 1 2 . . . id7

167
Viktor Moskalenko

1 3 .'!Wh4t , Alekhine-Lasker, New ( 1 2 . .id2 ! ?) 1 2 . . . hc3 ? ! 1 3 .bxc3 fS


York, 1 924. 1 4. � gS ! t , Moskalenko-Golubev,
* A lo largo de su carrera aj edrecís­ ECU playchess.com, 2 006;
tica, el Campeón Mundial Alexander O 8 . . . e S 9 . fxe S dxeS 1 0 . d S eS ! ? (con
Alekhine ( 1 892 - 1 946) experimentó un centro cerrado, las negras pueden
todas las posibles aperturas, incluso el preparar fácilmente el ataque habi­
Ataque de los Cuatro Peones; tual con ... f7-fS) 1 1 .0-0 �e8 ! ? (una tí­
B) 9 . . . cS ! ? 1 0 .0-0 � e 8 l 1 .a 3 �d6 pica maniobra de caballo en esta es­
1 2 .�bS ! We7 1 3 .h 3 .id7 14 . .ie3 b6 tructura, intentando desplazarlo a la
I S .�xd6 ! Wxd6 1 6 .i.c2 ! (intentando casilla d6, donde estará perfecta­
1 6 .h4! ) 1 6 . . . f6 ( 1 6 . . . fS 1 7 . .ia4t) mente colocado) 1 2 .a 3 �d6 1 3 .b4 ! t
1 7 .h4 É\f7 1 8 .hd7 Wxd7 1 9 .É\f2 ! CapNemo-N euman, playchess.com,
( 1 9.b4! ?) 1 9 . . . M8 ? ! 2 0 .We2 ! É\e8 2 006.
2 1 . É\afl É\ee7 (2 1 . . . .ig7 2 2 . � gS ! ?) 9.0-0 eS 10.fxeS eS !
2 2 .�h2 ! .ig7 (2 2 . . . fS 2 3 . exfS gxfS
24. É\xfS !) 2 3 . � g4+ -, Moskalenko­
Kalegin, Villa Salou, 2 009.
8 ..ie3 !

La jugada clave en el plan de las ne­


gras. En mí partida contra 1M Mat­
hias R6der en 1 999, esto fue una sor­
presa inesperada para mí, pero tras
Un esquema muy similar al de las ba­ una profunda reflexión delante del ta­
tallas en los tiempos antiguos. La le­ blero, encontré el antídoto:
gión de peones ataca y las piezas me­ 1 l ..ie2 !
nores y mayores se sitúan por detrás. Al retirar el alfil, las blancas abren la
8 c!l)d7
••• columna-d para la dama, empezando
En una partida mía blitz por Internet una interesante lucha en el centro en
ocurrió lo siguiente : 8 . . . cS ? ! (parece todas las líneas.
una idea absurda después de 6 . . . � a6)

.- Truco: La teoría propone 1 1 .d5?!


9 . d S e6 1 0 . dxe6 ! (la misma idea que
en la variante Cuña de Peones)
1 0 . . . he6 1 1 .0-0 � g4 1 2 . .ic 1 c!l)xe5, con un excelentejuego para las ne-

1 68
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

r;ras. Si l l . exd6?? cxd4 y las ner;ras ga­


nan una pieza.
1 1 ... .ht'3 12.gxf3 !
Más peones (+cla v e 3). En caso de
1 2 J'1xf3 cxd4 1 3 .hd4 ltJxe S f± ; o
1 2 .hB cxd4 1 3 .hd4 ltJxeS =, se blo­
quea el centro.
12 ... cxd4 1 3 ..hd4
Es interesante 1 3 .�xd4! ?

Tras el breve combate en la apertura,


las blancas han obtenido una estable
ventaja: dos alfiles, la casilla-dS para
el caballo, tres peones contra dos en
el flanco de dama y el alfil negro en
g7 temporalmente encerrado. Sin
embargo, en apertura como India de
Rey las negras siempre mantienen
perspectivas para algún contra-juego.
Diagrama de análisis 14 ... �ac5
Intentando activar el caballo.
1 3 . . . dxe S ( 1 3 . . .ltJxeS 1 4.�d2 ;!;; 14 . . . ltJb4 se vio en Moskalenko-Ro­
1 3 . . .heS 1 4.�d2 ltJacS 1 S . ltJ b S ;!;) der, Barbera, 1 999. Ahora 1 S .�d2 ! se
1 4.�d6 ! ? (uno de mis alumnos, con parece a la idea de la partida princi­
blancas, había jugado 1 4.�d2 ! ? ltJdcS pal: 1 5 . . .ltJc6 1 6.�ad 1 ! etc.
1 S J'1ad 1 ltJe6 1 6 . ltJ dS ? ! ( 1 6.�xd 8 ! ) 1 5 .�d2 !N
1 6 . . . ltJac7f± Ávila ]iménez-Saldaño Si 1 S .�dS ? ! ltJe6t±y ... ltJd4 o ltJf4;
Dayer, Albacete, 2 00 5 ) 14 . . . ltJ dcS 1 S .b4 también es peor: 1 S . . . ltJe6
1 S .�xd8 ! ( 1 S .hcS �g5 + 1 6 . �h 1 1 6 .cS ltJ d4 ! f± Moskalenko-Del Rey,
�fd8� 1 5 . . . �fxd8 1 6 . ltJ d S ltJe6 Granada rápidas, 2 00 1 .
1 7 .b4!;!; Agdestein-Gullaksen, NOR­ 1 5 ... �e6 1 6J�ad l ! �d4
chT Moss, 2 005 . En otra de mis partidas sigmo
1 3 ... dxe5 14.J.e3 1 6 . . . ltJ f6 1 7 .�xd 8 ! �fxd8 1 8 . �xd8+
ltJxd8 ? ! ( 1 8 ... �xd8 1 9 . �d 1 ! ? �xd 1 +
2 0 .ixd l;!;) 1 9.cS !±

1 69
Viktor Moskalenko

1 8 ... lDb6 1 9.%bd8!


Cambiar las damas es la clave del plan
de las blancas . Con ello se garantiza
un final favorable sin ningún contra­
juego por parte de las negras.
1 9 .. J�fxd8 20.a4!
Utilizando la pareja de alfiles y la su­
perior estructura de peones (+clave 3).
El plan de las blancas consiste en el
Diagrama de análisis avance de los peones del flanco de
dama lo más rápidamente posible, lu­
1 9 . . . lOc6 2 0 . .tc4 (2 0 . Éld l ! ?) 2 0 . . . Élc8 chando por la iniciativa.
2 1 . 1O d S (2 1 . 1O b S ! ?) 2 1 . . . �f8 20 ... .tf8
(2 1 . . . lOxdS 2 2 . exdS lO d4 2 3 .b4 aS

.-
24.d6 !±) 2 2 .a3 aS 2 3 .b4 axb4 24.axb4
Éla8 (2 4 . . . lOxdS 2 S .exdS lOxb4 2 6 .c6 !) Truco: 20 . . . lOxa4 2 1 . fl,xd8+
2 S . Élb l Éla3 2 6 .bS ! lOaS (2 6 . . . lO d4 fl,xd8 22. fl,al ! lDxb2 23. fl,a2! t1'Jdl
2 7 . c6+ -) 2 7 . c6 ! bxc6 2 8 . .tc5 + 1 -0, 24 . .td2 + -, ganando material.
Moskalenko-Gutiérrez CIares, Bada­ 2 1 .a5 !
lona, 2 006. Gracias al éxito del peón-a la partida
1 7.lDb5 ! ya está prácticamente decidida.
Atacando la única pieza activa del 2 1 ...lDa4 22.fl,xd8 �d8 23 ..b:a7
enemIgo. 2 3 .Éle l ! ? .
1 7 ... lDxb5 ? ! 2 3 ... fl,d2 24 . .tc4 fl,xb2 25.a6!+ -
Probablemente la mejor oportunidad
práctica era el sacrificio de peón
1 7 . . . lDcS ! ? , para desequilibrar la par­
tida: 1 8 . lDxd4 exd4 1 9 . .txd4 .txd4+
2 0 .'lWxd4 WigS + 2 1 . �h l Élad8
(2 1 . . .lOe6 2 2 .Wif2 ;!;) 2 2 .Wif2;!;.
1 8.exb5

2 5 lDe5 26.fl,a 1 ! gb4 2 7.M1 gb2


• • •

28.gel bxa6 29 . .txe5 axb5 30 . .txíS


�xf8 3 1 .ge5 b4 3 2 .gxe5 ge2
3 3 .gb5 gc3 34.�t2
Y finalmente las negras abandonaron.

1 70
Estrategia y táctica en la Defensa India de Rey, ataque de los Cuatro Peones

Post Scriptum Ataque de los Cuatro Peones

El «Temible» Ataque de los Cuatro Peones requiere una comprensión tanto


del juego con los peones centrales, como del ataque con piezas. El estudio que
tenemos entre las manos es una ayuda donde los lectores pueden encontrar
todo el material necesario para introducirse, profundizar sus conocimientos y
captar los momentos importantes de esta interesante variante.
Espero que en esta variante, los jugadores activos que están de lado de un
juego atacante que lucha por la iniciativa descubran buenas posibilidades para
combatir exitosamente la Defensa India de Rey.

171
índice de j ugadores
Los números se refieren a las páginas.

A l
Apicella 151 Lacasa Díaz 1 54
Langeweg 80
B Larios Crespo 35
Barrios 45 Levtchouk 62
Bergeron 62 López Martínez 1 66
Burmakin 1 06
M
e Mamedyarov 2 8 , 3 0, 66
Campos Moreno 77 Mateo 55
Cruz 48 Milov 78
Cuadras Avellana 68 Morozevich 25
Murey 1 47
O
De la Paz Perdomo 161 N
Neverov 31
E

Elianov 30 P

Peralta 1 10
F Perpinya Rofes 1 49
Fedorchuk 50 Petrosian 93
Fluvia Poyatos 54, 1 2 1 Pieterse 80
Pogorelov 1 04
G Polgar 78
González Rodríguez 64, 1 02 Ponomariov 28
Guliev 38
R
H Raisky 1 07
Hillarp Persson 99
Huzman 66 T
Toledano Luna 157
K Torrecillas Martínez 98
Kantsler 96
Karpman 42
Kasparov 1 47

1 72
Epílo g o. Mi manera de escribir esta serie
de libros para todos los j ugadores de ajedrez

El formato que ha adquirido esta serie de libros permite que el autor disponga
de grandes posibilidades de improvisación, algo similar a lo que ocurre en los
libros de la conocida serie de Mark Dvoretsky. Además, casi todos los aspectos
del juego son investigados profundamente, incluyendo la estrategia y la táctica,
y tienen un fuerte toque personal. ¡Todo muy dinámico y nunca aburrido !

Para Revoluciona tu Ajedrez, he tratado de presentar una amplia gama de mate­


rial, repartido en tres volúmenes que forman un proyecto único. La mayoría
de los ejemplos vienen de mi experiencia personal, y el resto también data unas
fechas muy recientes, así que es de esperar que el libro sea muy apropiado para
los tiempos modernos. Pero de la misma manera he aplicado la dinámica pers­
pectiva revolucionaria de las «Cinco claves» a una serie de partidas antiguas,
por ejemplo, Botvinnik, Smyslov, e incluso al mismísimo Nimzowitsch.
Espero que con los ej emplos, ej ercicios y explicaciones presentadas en el
libro se ayude a aclarar cómo se juega hoy en día una partida de ajedrez, desde
mi punto de vista. Debemos tener en cuenta ciertas «normas eternas», esta­
blecidas en las Propiedades de piezas, peones y casillas, así como en nuestras
Habilidades personales; y luego, cuando se examine una posición crítica en la
partida, debemos evaluar la situación en cuanto al material, el desarrollo, y la
colocación de las piezas, peones y el rey. Pero debemos hacer estas evaluacio-

173
nes de una forma dinámica. Como la vida misma, una partida de aj edrez va
cambiando todo el tiempo. Por eso, difícilmente podemos hablar de ventajas
o desventajas «permanentes»: ¡con Tiempo (TS), todo puede cambiar!
Como también ya hemos visto en mis anteriores libros The Fabulous Budapest
Gambit (New In Chess, 2 007) y La Flexible francesa (New In Chess, 2 008), se
necesita un enfoque flexible de nuestro juego para el ajedrez del siglo XXI . Los
Elementos de Steinitz y el Sistema de Nimzowitsch, dos hitos en la historia
del ajedrez, han significado mucho para la comprensión de miles de jugado­
res, pero tan sólo mediante una buena comprensión del factor del Tiempo se­
remos capaces de llevar el ajedrez a una nueva dimensión.

Viktor Moskalenko
Barcelona, julio de 2 0 1 0

1 74
Bibliog rafía

Programas
• ChessBase 1 0, Fritz 1 1 y Rybca 4

• MegaBase 2 0 1 0, CBM series

Li bros
• Ajedrez Esencial de Antonio López Manzano y José Monedero González,
Paidotribo 2 000
• My System y Chess Praxis de Aaron Nimzowitsch

• El Sentido Común en Ajedrez de Emanuel Lasker, 1 9 1 7 , versión española

• Chess Fundamentals y A Primer Of Chess clásico libro de J osé Raúl Capa-

blanca
• Play Like a Grandmaster de Alexander Kotov, antigua editorial rusa

• Dynamic Chess Strategy de Mihail Suba, Pergamon Chess 1 99 1

• Todos los libros d e Mark Dvoretsky (escritos en ruso)

• Secrets of Chess Intuition de Alexander Beliavsky y Adrian Mikhalchshin,

Moscú 2 003
• Secrets ofModero Chess Strategy and Chess Strategy in Action de J ohn Watson,

Gambit 1 998 y 2 003


• How to Play Dynamic Chess de Valery Beim, Gambit 2 004

• Play the 4.f3 Nimzo-Indian de Yury Yakovich, Gambit 2 004

• Win with the Stonewall Dutch de Sverre Johnsen y Ivar Bern, Gambit 2 009

• My Great Predecessors Partes I-IV de Garry Kasparov, editorial rusa 2 003 -

2 005
• Winning Chess Middlegames de Ivan Sokolov, New In Chess 2 009

• Chess Strategy for Club Players de Herman Grooten, New In Chess 2 009 se­

ries New In Chess Yearbook

175