Está en la página 1de 4

Asignatura: Funcionalidad Visual y Auditiva

para la Lectura
Máster Universitario en Neuropsicología y
Educación
Facultad de Educación

Trabajo 1: Extraer las ideas claves del


artículo “Los efectos de la pérdida de
audición en el desarrollo”.
Presentado por: Claudia Raquel Orellana Cuenca

Profesor de la asignatura: Oscar González Fernández


DESARROLLO
Cuando la pérdida de audición o problemas de procesamiento auditivo se presenta en niños de temprana
edad, su desarrollo se ve afectado de manera significativa. Por lo que, la detección (identificación) e
intervención oportuna ayudará a reducir las graves consecuencias que se derivan de este problema, tales
como:
*Retraso en el desarrollo de las “destrezas de comunicación receptivas expresivas” (habla y lenguaje).
*Problemas de aprendizaje relacionados con las dificultades del lenguaje y que inciden directamente
en el aprovechamiento escolar.
*Aislamiento social, debido a las dificultades de comunicación su capacidad para interrelacionarse e
interactuar es limitada, tanto en su entorno escolar como familiar, provocándole además baja autoestima.
*Incidencia en el ámbito laboral, debido a las dificultades para comunicarse e interactuar de manera
efectiva en su entorno, sus decisiones profesionales pueden verse afectadas. Pudiera mostrarse muy
inseguro al momento de elegir una carrera.
1.-EFECTOS ESPECÍFICOS EN EL DESARROLLO
a) Dificultades en la adquisición y comprensión del vocabulario
*El proceso de adquisición del vocabulario en los niños con pérdida auditiva es lento y limitado debido a
que se les dificulta el aprendizaje y comprensión de palabras abstractas, funcionales, o con varios
significados (palabras polisémicas). Sin embargo, aprenden con facilidad las palabras concretas.
*A medida que avanzan en edad, las diferencias en la adquisición del vocabulario entre los niños con
pérdida auditiva y aquellos que poseen una audición normal son más notorias; siendo indispensable un
programa de intervención acorde a su necesidad educativa, para que logren nivelarse en relación a su
grupo clase.
b) Dificultades en la estructuración de oraciones
*Las oraciones que construyen estos niños son más cortas y menos elaboradas que las que formulan los
niños sin pérdida de la audición.
*Presentan dificultad para formular, entender y escribir oraciones compuestas u oraciones en voz pasiva,
debido a que poseen no solo un vocabulario limitado; sino también, una escasa comprensión del
significado de las palabras con que se construye una oración.
c) Dificultades en el habla
*Debido a que no pueden oír ciertos fonemas como: “s”, “f”, “t” y “k”, no los incluyen al momento de
pronunciar las palabras dificultando entender lo que hablan, -algunos docentes o familiares pudieran
pensar que el problema es porque son muy consentidos- pero en realidad podría tratarse de un caso de
pérdida auditiva (déficit auditivo), lo mejor es consultar con el equipo interdisciplinario de profesionales.
Esto además puede provocar problemas de comprensión de instrucciones orales y de atención.
*Así mismo, es probable que estos niños no se escuchen, por lo que tienden a hablar demasiado alto,
bajo o en tono muy agudo, no sorprende entonces que éstos pudieran repetir varias veces las oraciones o
instrucciones que dicta el maestro, para estar seguros de que lo que van a realizar es exactamente lo que
lograron escuchar. Un docente, podría confundir la actuación de un niño con pérdida auditiva con un
alumno con problemas de disciplina y pensar que lo hace por molestar o llamar la atención durante el

2
desarrollo de la clase o una actividad, limitando la intervención oportuna del equipo de orientación de la
escuela, sino lo comunica a tiempo.
*A la hora de hablar también presentan dificultades de ritmo, inflexión (cambios en el tono de voz) y
fuerza en la pronunciación de las palabras, incidiendo en la participación activa del alumno en clases. Por
ejemplo, se niega a intervenir en la exposición oral de un trabajo.
d) El aprovechamiento escolar. Durante el proceso de escolarización el niño con pérdida auditiva
presenta dificultades en la adquisición de destrezas matemáticas y de lectura, siendo necesario la
implementación de adaptaciones curriculares para atender las necesidades de este alumno en el aula.
Además se debe tener presente que el aprovechamiento escolar de los niños con pérdida auditiva leve
(moderada) se encuentra en uno o cuatro grados por debajo de aquellos que no tienen esta necesidad
educativa. Y en aquellos niños con pérdida auditiva severa (profunda), la adquisición de destrezas
avanzadas es limitada, logrando desarrollarlas cuando cursan el tercer o cuarto grado. Siendo necesario
un servicio de apoyo permanente tanto en la escuela como en casa.
e) El funcionamiento social.- Los niños con pérdida auditiva tienen escasas oportunidades de interactuar
con otros niños que tengan su misma necesidad educativa, siendo común que tiendan a sentirse solos e
incomprendidos. Por lo que, presentan baja autoestima y dificultades en el desarrollo de habilidades
sociales.
2.- QUÉ HACER PARA AYUDAR.- Investigaciones recientes demuestran que los niños con pérdida
auditiva que reciben una intervención temprana pueden alcanzar la funcionalidad de la audición, y
pueden ser capaces de desarrollar el lenguaje (hablado o por señas) al igual que el resto de su grupo clase
cuya capacidad auditiva es normal. Por lo tanto, la intervención a nivel familiar favorece la
estimulación del desarrollo del lenguaje y cognoscitivo del niño, e involucra a los padres en este
proceso. Además se estimulará el desarrollo del lenguaje y de la comunicación -ya sea hablado o por
señas- considerando la opinión de éstos. En el proceso de intervención la asistencia de un equipo
interdisciplinario de profesionales es vital. Por ejemplo, el audiólogo, evaluará al niño y sugerirá el
programa de intervención audiológica ajustado a su necesidad (pérdida de la audición leve o moderada,
severa o profunda). El patólogo del habla y el lenguaje (logopeda, fonoaudiólogo, terapeuta del habla o
foniatra) se encargará de que el niño desarrolle las destrezas de habla, lenguaje y comunicación. El
docente, por su parte deberá ajustar su metodología de trabajo a las pautas que brinde el equipo
interdisciplinario de profesionales, a través de las adaptaciones curriculares. Ramos (s.f.), menciona que
el proceso de rehabilitación permite mejorar la funcionalidad de la audición mediante el apoyo
pedagógico y un ambiente familiar y escolar que estimule su memoria auditiva y favorezca el desarrollo
del lenguaje.

Webgrafía:
La Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (s.f.). Recuperado el 20 de marzo del 2018 de
http://www.asha.org/uploadedFiles/Los-efectos-de-la-perdida-de-audicion-en-el-desarrollo.pdf

Ramos, B. S. (s.f.) .Desafíos de la Diferencia en la Escuela. Guía de Orientación para la inclusión de alumnos con
necesidades educativas especiales en el aula ordinaria. Alumnos con discapacidad Auditiva. Necesidades y
Respuestas Educativas. Recuperado el 30 de marzo del 2018 de https://www.google.com.ec/url?
sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=3&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwj58qP37pTaAhXjuFkKHaY3AWAQ
Fgg5MAI&url=http%3A%2F%2Fwww2.escuelascatolicas.es%2Fpedagogico%2FDocuments%2Fauditivos
%25205.pdf&usg=AOvVaw0rYImWQJAkjTj2NXVo20fi

3
4