Está en la página 1de 17

Envolventes cilíndricas de gran

espesor.
• Considerando un cilindro cuya pared tiene un
espesor constante, sometido a presión interna
y externa. En él se produce una deformación
simétrica alrededor del eje, que no varia a lo
largo de su longitud.
• Para el análisis del sistema, adoptaremos un
elemento perteneciente a un anillo.
Delimitado por dos planos axiales y dos
superficies cilíndricas concéntricas.
• Siendo σ t, la tensión tangencial normal a las
caras mm1 y nn1, y σ r la tensión radial normal
en la cara mn. Se desarrollara:
La tensión radial es función del radio r y varía en
𝜕σ r / 𝜕r 𝜕r cuando r varía en 𝜕r.
La tensión radial en la cara m1n1 es:
σ r + 𝜕σ r / 𝜕r 𝜕r
• Partiendo de lo anterior, se llega a
• σ t - σ r –r 𝜕 σ r / 𝜕r =0
Una ecuación con dos incógnitas σ t y σ r .
Para dar solución al problema, es necesaria otra
ecuación. Para obtener la misma se consideraran las
deformaciones del cilindro.
La deformación es simétrica respecto al eje y consiste
en un corrimiento radial de todos los puntos de la pared
del cilindro.
Este corrimiento es constante en dirección
circunferencial. Pero varia a lo largo del radio, es decir
que es en función del radio.
• Representando con u al corrimiento de la
superficie cilíndrica de radio r, el corrimiento
para la superficie de radio r+ 𝜕r será:

𝜕u
• u+ 𝜕r.
𝜕r
Solución de Lamé y Clapeyron
• Partiendo de las situaciones planteadas, se
llega a dos ecuaciones finales:
𝑎2 pi−𝑏2 p0 pi−p0 𝑎2𝑏2
• σr= 2 2 − 2 2 2
𝑏 −𝑎 𝑟 𝑏 −𝑎
𝑎2 pi−𝑏2 p0 pi−p0 𝑎2 𝑏2
• σt = +
𝑏2 −𝑎2 𝑟 2 𝑏2 −𝑎2
• p0= Presión externa; pi = Presión interna; a =
radio interior; b = radio exterior; r = posición
donde se desea calcular la tensión.
• La suma de las dos tensiones, permanece
constante. Por la cual la deformación de todos
los elementos en la dirección del eje del
cilindro es la misma. Y las secciones rectas del
cilindro permanecen planas después de la
deformación.
Deformaciones

1−𝜇 𝑎2 pi−𝑏2 p0 1+𝜇 pi−p0 𝑎2 𝑏2


• u= 2 2 𝑟 +
𝐸 𝑏 −𝑎 𝐸 𝑟 𝑏2 −𝑎2

• Esta expresión nos dará la deformación radial


de cualquier punto de la pared del cilindro.
Casos particulares.
• Solo presión interna.
𝑎2 pi 𝑏2
• σ r = 2 2 (1 − 2)
𝑏 −𝑎 𝑟
𝑎2 pi 𝑏2
• σt = 2 2 (1 + 2)
𝑏 −𝑎 𝑟
𝑎 pi 𝑎2 +𝑏2
• U r=a = ( 2 2 + 𝜇)
𝐸 𝑏 −𝑎
(𝑎2 +𝑏2 ) pi
• σ t 𝑚𝑎𝑥 =
𝑏2 −𝑎2
• De las ecuaciones anteriores podemos
destacar:
La tensión radial, es siempre una compresión.
La tensión tangencial, es siempre una tracción.
Siendo máxima en la superficie interior del
cilindro.
La tensión tangencial, es siempre mayor que la
presión y se aproxima a la misma según crece
b.
Casos particulares.
• Solo presión externa:
𝑏2 p0 𝑎2
• σ r = − 2 2 (1 − 2)
𝑏 −𝑎 𝑟
𝑏 2 p0 𝑎2
• σt = − 2 2 (1 + 2 )
𝑏 −𝑎 𝑟
𝑏p0 𝑎2 +𝑏2
• U r=b = - ( 2 2 − 𝜇)
𝐸 𝑏 −𝑎
En este caso ambas tensiones son de
compresión.
La tensión tangencial es siempre mayor que la
radial.
La tensión de comprensión máxima se da en
la superficie interior del cilindro.
Tensiones por zunchado
• Como casos de aplicación podemos pensar en
un enclavamiento de una polea en un eje o un
cilindro por fuera de otro.
• La diferencia entre el radio externo del cilindro
interior y el radio interno del cilindro exterior,
la denominaremos (δ).
Tensión por zunchado.
• Con base en las ecuaciones de las
desplazamientos planteadas anteriormente,
obtenemos:
E δ (𝑏2−𝑎2)(𝑐 2−𝑏2)
• 𝑝=
𝑏 2𝑏2 (𝑐 2 −𝑎2 )
• Luego de obtener 𝑝, utilizamos las ecuaciones
de lo casos particulares para obtener las
tensiones actuantes.
Tensión por zunchado.
• Las tensione que normalmente nos
interesaran, serán las actuantes en la
superficie interna del cilindro externo:
• σr=−𝑝
𝑝(𝑏2 +𝑐 2 )
• σt =
𝑐 2 −𝑏2
𝑝 𝑐2
• τmáx =
𝑐 2 −𝑏2
Tensión por zunchado.
• Para el caso de un eje macizo, a = 0.
Por lo tanto:
Eδ 2 2
• 𝑝= 2 (𝑐 −𝑏 )
2𝑏𝑐

• τmáx =
2𝑏
Tensión por zunchado.
• Si un cilindro zunchado se somete a presión
interna las tensiones que se producen por la
presión. Se corresponde con las de un cilindro
único con espesor de pared igual a c – a.
• El zunchado produce una tensión tangencial de
compresión en la superficie interna del cilindro,
cuyo efecto es reducir la tensión máxima de
tracción en ese punto, producida por la presión
interna. Con esta práctica se obtiene una
distribución de tensiones más favorable que con
un único cilindro.