Está en la página 1de 2

La concepción del Frente Amplio proviene del pensamiento de algunos jóvenes líderes

emblemáticos de los movimientos estudiantiles, que según su ideario político conformaron


distintos partidos. Díscolos en cuanto a la realidad política imperante, enfrentados a una
dualidad entre la “izquierda y derecha” donde las escasas o casi nulas diferencias en su hacer
no son una alternativa en cuanto diferencias básicas del buen vivir y convivir. Por ello, todos
apuntaron a construir un norte en común que se materializa en su origen en 5 principios
fundamentales, los cuales, podremos aumentar en la medida en que las personas que
participamos de este, lo encontremos necesario. Esto quiere decir que estamos en continua
reflexión y construcción del movimiento.

Hubo que hacerse cargo, cuando la política en nuestro país, ha alcanzado grandes ribetes de
perversión del que ya nadie se puede abstraer, surge con fuerza, esperanza y alegría la
invitación a ser parte de este movimiento, la cual provenía de políticos limpios, que trabajan
libres, entusiasmados y lo mejor de todo en transparencia sin corrupción, fieles a principios
básicos que la sociedad necesita con urgencia restablecer, por ello, las personas acudimos al
llamado, lo hicimos nuestro y hoy en día lo sostenemos. Pero no ya desde un amor juvenil, que
idealiza a ese nuevo amor como algo perfecto, sino como un amor maduro que construye
junto al otro una opción de futuro.

Un año de aciertos al interpretar las esperanzas de las personas que empezaron a buscar una
opción distinta, encontraron refugio ene l PRO, pero se vieron decepcionados con las mismas
prácticas de las cuales estaban cansados: cohecho, pertenencia a una coalición que es tan
culpable como la otra por prácticas corruptas y de que las políticas públicas ya no protegen a
nadie.

Como todo inicio de camino, se cometieron errores, en el afán de consolidar la propuesta, a


veces se pierde la vista el origen y bases del proyecto a construir, e intentaron avanzar en el
sueño para una sociedad mejor, pero sin la gente, tal vez por el miedo a lo incierto, que
implicaba más voluntades, entonces nos invitaron a participar, pero nuevamente fuimos visita,
sin embargo, dentro del construir un nuevo camino y en el colocar en marcha ya no una utopía
del ideal lograron y logramos caminar juntos, ya que todos sabíamos que la única forma de
hacer una nueva alternativa real y concreta es con participación , con voz y voto real, donde
las decisiones ya no son a puerta cerrada, entre unos pocos, hoy se entiende que la cocina es
de todos y que cada ingrediente cuenta para hacer un mejor alimento.

Tal vez seguiremos corriendo riesgos, como caer en paternalismos y tratar de ir a lo seguro en
la experticia, no obstante, siempre hay miradas y voces atentas, hermosas discusiones y
reflexiones que nos vuelven a la senda, ya que el frente amplio es tanto tuyo como mío por lo
que tendremos miles de sensores para enmendar el rumbo.

En este año de existencia, no podemos dejar de celebrar y brindar por todo el trabajo
realizado, por lo que se está haciendo, lo que se está por hacer, y por sobre todo, por lo que se
logró.

Lo impensable para algunos, somos la coalición que unió sueños y los llevó a la realidad, lo
inimaginable se hizo concreto, y en solo meses logramos que miles de personas en todo el
país participara de la creación de un programa de gobierno, luego que 16 mil lo votaran en un
plebiscito, aún incluso con muchas vallas por cruzar, tomando en cuenta la brecha tecnológica,
o que muchas personas que participaron de los encuentros eran personas mayores, lo
logramos. Luego aumentamos a 300 mil las personas que votaron en las primarias y cuando las
encuestas (de marketing del duopolio) nos querían invisibilizar con bajos porcentajes, ¡la gente
que no se dejó desalentar! ¡Votó! Confirmamos al mundo que creemos en lo que hacemos,
para sorpresa del duopolio fuimos muchos más de lo que ellos esperaban, 1 millón 300 de
personas.

El siguiente hito, el más grande a mi parecer es que nuestra voz se empieza escuchar cuando
se sistematizó las opiniones vertidas en todos los comunales, por sobre las voces de los
partidos, en la postura que se tuvo en segunda vuelta, ya no somos invitados somos de la casa
y demostramos que somos distintos y nos apegamos a nuestras convicciones, pese al costo
mediático que tuvo no nos arrepentimos. Ahora somos más, porque volvieron los que se
fueron cuando por errores de manejo, lo electoral nos dividió, pero todo lo malo nos da una
enseñanza y es que la única forma de que las cosas cambien es a través de la distribución del
poder, las bases escogerán a sus representantes, ya no en pro de un partido, sino del FA en
general.

El gran desafío del FA es crecer y brindar la mayor participación de todxs lxs frente amplistas,
cuidaremos siempre que las decisiones importantes las tomemos entre todos, desde las bases.
Lo podemos hacer ya que estamos organizados y cada vez mejorando desde nuestros
comunales. Por ello me atrevo a brindar y decir salud por nuestro cumpleaños, hemos crecido
y definitivamente: Todos somos frente amplio!!!!!