Está en la página 1de 4

Presentación

Nombre:
Edio Rodríguez

Matricula:
1812
LOS PADRES DE LA IGLESIA
En principios la denominación de Padres de la iglesia se guardo para cuatro
padres de la iglesia oriental; posteriormente se agregaron otros cuatros de la
iglesia latina o de occidente.
¿A quienes se le llama padre de la iglesia?
En sentido general se consideran como padres de la iglesia al Papa y los
obispos. En sentido propio son los doctores de la iglesia que vivieron en, los
primeros siglos del cristianismo y que reúnen estas condiciones:
1- Excelencia de la doctrina;
2- Santidad de vida
3- Antigüedad
4- Reconocimiento oficial por parte de la iglesia.

Padres de la iglesia del oriente y del occidente:


Los padres de la iglesia oriental:
También conocidos como los Padres griegos o como los padres de la iglesia de
rito griego.
Los Padres de la iglesia del oriente son:
San Atanasio Obispo de Alejandría (M.373)
San Basilio Obispo de Cesárea de Capadocia (M.378)
San Gregorio Nacianceno (M.389)
San Juan Crisóstomo
Los cuatros padres Occidentales
También conocidos como los cuatro Padres latinos o cuatro padres de la iglesia
de rito latino.
Los Padres de la iglesia del Occidente estos son:
San Ambrosio, Obispo de Milán (M.3r98)
San Agustín Obispo de Hipona (M430)
Sam Gerónimo, traductor de la biblia (M.420)
San Gregorio Magno Papa(M604)
Padres Apostólicos estos son:
Los que vivieron en tiempo de apóstoles y en contacto con ellos, estos son: San
clemente Romano, tercer sucesor de pedro(M99)
San Ignacio de Antioquia (M107)
San Policarpo, Obispo de Esmirna (M.155)
Papias Obispo Hierapolis de Frigia (A.130)
Los padres de la iglesia son un grupo de pastores, teólogos y escritores
eclesiásticos cristianos Obispos en su mayoría, que van desde el siglo I hasta el
siglo VIII, y cuyo conjunto de doctrina es considerado testimonió de la fe y de
la ortodoncia del cristianismo.
Aportes de los Padres de la iglesia:
-Dar vida a la ciencia teológica.
Los padres de la iglesia son maestros voces del pueblo cristiano, mantienen la
rectitud de la doctrina y el bienestar espiritual de los fieles y presenta a cristo a
los hombres de su tiempo.
-Sus escritos, los ofrecen una riqueza cultural y apostólica, que hace de ellos
los grandes maestros de la Iglesia de ayer, de hoy y de siempre.
-Continuadores inmediatos de la obra que los apóstoles habían iniciado, y a los
que con ella pasaron a sustituir ventajosamente, pues dejaron un amplio
testimonio de sus trabajos y enseñanzas.