Está en la página 1de 5

El Mito Del Cronovisor..

shemesras.blogspot.com/2011/12/el-mito-del-cronovisor.html

Fotografiando El Pasado....

Así, por medio de técnicas nada claras, al igual que un


vídeo doméstico sintoniza un canal de televisión y graba en
cinta magnética o disco óptico nuestro programa favorito,
los cronovisores "sintonizarían" con el tiempo a voluntad
del experimentador y guardarían los resultados en los
mismos soportes que los vídeos o las grabadoras de audio.

El caso del cronovisor fue dado a conocer por el padre


Ernetti en 1972, al conceder una entrevista a la publicación
italiana La Domenica del Corriere donde afirmó haber
participado en el proceso de gestación y uso de una
máquina capaz de grabar imágenes y sonidos del pasado.
Aquella noticia hizo que muchos se sobresaltaran de
entusiasmo, ¿se habría descubierto pues la máquina del
tiempo? La importancia del medio en el que se publicó la
noticia, hizo que se extendiera el rumor por medio mundo.
Sin embargo, anteriormente, Ernetti ya había desvelado Cámara Delawarr

algunos detalles en otros medios impresos.

En julio de 1965 L´Heure d´Étre, una revista religiosa de Francia, aludió a este cronovisor y, en enero de 1966, la
publicación italiana Civiltà delle Macchine, hizo lo mismo en un articulo titulado L´oscillografo elettronico. La poca
importancia de esos dos medios hizo que la noticia no fuera tomada en cuenta hasta que salió a la luz la entrevista
de 1972, a partir de entonces los rumores sobre el cronovisor del padre Ernetti no han cesado de aparecer. El
benedictino afirmó que su máquina funcionaba a la perfección, no entró en detalles técnicos pero sí ahondó en
alguno de los éxitos conseguidos. A través de este cronovisor afirmó poder reconstruir porciones de algunas obras
musicales perdidas desde hace siglos, como el Thyestes, de Quinto Ennio, representado en Roma en el 169 a.C.
Otras de sus afirmaciones resultan ser demasiado fantasiosas, dijo haber contemplado la destrucción de Sodoma y
Gomorra, localizado el texto correcto de las Tablas de la Ley o haber presenciado la crucifixión de Jesucristo,
siendo capaz de determinar cuáles fueron sus últimas palabras.

¿Un intento de convencer a los "descreídos" de grandes episodios de la historia sagrada echando mano de
"mitología tecnológica"? ..

El experimento estaba basado en la ley física que asegura que la energía no se crea ni se destruye sólo se
transforma. Así, actuando con el convencimiento de que tanto el sonido como la imagen lo son, no había más que
volver a captar los restos de cualquier acontecimiento pasado y reconstruirlo.Las entrevistas que le hicieron al
padre benedictino jamás explicaron el funcionamiento del cronovisor, nombre que se le dio al aparato.

Tan solo se aseguró que se componía de tres partes: una antena para captar las ondas energéticas, un selector
para elegir los distintos momentos y personajes y aparatos para grabar las imágenes y los sonidos. Una especie de
proyector tridimensional.El descubrimiento científico tenía que mantenerse en secreto por las funestas
consecuencia que podía tener para la sociedad pues un mal uso de invento acarrearía la matanza de la humanidad
o el nacimiento de una nueva moral.Los experimentos confirmaron que se podía hasta saber qué pensaba el
vecino o el enemigo.

1/5
Un uso más concreto permitió captar escenas de la pida del papa Pío XII, de Mussolini, los gestos de Napoleón en
Waterloo, Hitler al suicidarse, Colón al llegar a América o, como experto en música antigua, la reconstrucción de la
tragedia romana "Thyestes", representada en el 169 a. C. La auténtica expectación se levantó cuando el padre
Ernetti afirmó que con su invento había logrado fotografiar al mismísimo Jesús en la cruz y como muestra
proporcionó el rostro compungido de un hombre barbado con la mirada hacia arriba. La fotografía aportada
terminaría por desprestigiar las declaraciones del padre Pellegrino al descubrirse que se trataba de un crucificado
existente en la iglesia del Amor Misericordioso de Collevalenza, en Perugia.

Tras años de silencio finalmente lo rompería para afirmar que la jerarquía eclesiástica le obligaba a mantener el
secreto de sus investigaciones. Poco antes de morir en abril del 94 se rumorea que mandó una carta donde decía
que la existencia de una máquina capaz de mostrar las imágenes del pasado era cierta, que también era verdad
que se hubiera conseguido la imagen de Jesús, a pesar del fraude de Collevalenza, y que ciertamente la iglesia le
obligaba a guardar silencio.

Un libro titulado Father Ernetti's Chronovisor: The Creation and Disappearance of the
World's First Time Machine ("El Cronovisor del Padre Ernetti:la creación y desaparición de
la primera máquina del tiempo del mundo"), de Peter Krassa, explora estas afirmaciones y su autenticidad. La
versión estadounidense del libro incluye la supuesta "confesión" de un familiar de Ernetti -que prefiere permanecer
en el anonimato-, según la cual el propio Padre Ernetti reveló la verdad sobre el cronovisión en su lecho de muerte.

Detalle del libro en Ingles.....

http://www.amazon.co...ader_1892138026

James H. Hyslop

En 1914 el profesor de filosofía de la Universidad de Columbia, James H. Hyslop estudió una serie de fotografías
hechas en un periodo de varios años por la señora Marguerite Du Pont Lee, una de las herederas de la “powder
people” de Du Pont. La señora Lee comenzó sus “fotografías psíquicas” bajo la tutela del doctor Kemper Bocock,
2/5
un ministro episcopal famoso por haber compuesto varios himnos religiosos, que había muerto diez años atrás y
que se comunicaba con la señora mediante la escritura automática.

Mediante escritura automática Bocock le pidió a la señora Lee que intentara la fotografía psíquica. Marguerite
comenzó a fotografiar pinturas al óleo de Bocock o de ella misma, colocadas sobre una silla. Algunas de las fotos
mostraban reflejos luminosos e incluso caras amorfas. Algunas de ellas se parecían al pastor. Luego la señora Lee
le pidió a William M. Keeler, experto en fotografías de espíritus, que le ayudara en sus experimentos. De esa
manera el espíritu de Bocock comenzó a aparecer más claramente en las fotografías: bailando, rezando y en otras
distintas poses.

En 1920 murió Hyslop y su puesto lo tomó Walter F. Prince. Entonces todo cambió. Prince notó que en todas las
fotografías de Bocock, la cabeza del ministro aparecía en tres cuartos o de perfil (ya sea de izquierda o derecha),
pero siempre guardando la misma pose. Nunca sonreía ni mostraba ninguna expresión. Todas las fotografías se
parecían a las únicas dos que se le habían tomado en vida (curiosamente de tres cuartos y de perfil).

El fantasma de Bocock tenía otra singularidad: su cuerpo podía ser gordo, delgado, alto o bajito, pero en todas las
fotos parecía no tener cuello. Para Prince no había duda, se había tomado la cabeza de Bocock y se le fotografiaba
sobre el cuerpo de otras personas.

Además de los ya mencionados en los cuatro artículos anteriores, se conocen varios médiums que en su momento
afirmaron tener el poder de hacer fotografías de espíritus. Son muchos los nombres:

Johannes Bruz en 1976, E. L. T. Mesens en 1927, Reimers y Christian Schad en 1960. Todos ellos de Alemania.

Rogers y Raymond Welsh en los Estados Unidos. Welsh se especializa en “desnudos artísticos” de fantasmas. Su
ex esposa, Margaret E. W. Fleming, continuó con sus experimentos y fue estudiada por el mismo doctor Jules
Eisenbud. El mismo doctor estudió a un par de hermanos, Richard Veilleux y Fred Veilleux, de Waterville, Maine,
quienes a través de la ouija recibieron instrucciones para hacer fotografías de espíritus. Una de las fotografías más
conocidas es la de la hija de Fred, Carol, quien obtuvo una cara flotando en el cementerio de Pine Grove, en junio
de 1968

Hippolyte Ferdinand Baraduc, Bonnet, Louis Darget, David, Colombés, Delanne, M. M. De Saint-Albin, Duguid,
Durville, Girod, Charles Lancelin, Lefranc, Luys, Roger Pillard y Warcollier en Francia.

Baraduc realizó las experiencia más bizarras. En mayo de 1907, tras la muerte de su hijo André Baraduc, observó
una curiosa formación de vapores sobre el ataúd. Hippolyte fotografió los vapores. Seis meses después, el 15 de
octubre de 1907, acongojada por la pena, murió Nadine, la esposa de Hippolyte.. Baraduc ya estaba preparado y
comenzó a sacar fotografías cada cinco minutos. A los 15 y 20 minutos obtuvo las fotos que lo hicieron famoso:
sobre el cuerpo inerte de Nadine se ven algunas luces que van difuminándose conforme pasa e tiempo.

La señora Ada Deane, Duguid, la señora Agnes Guppy, Gladys Hayter, Hudson, John Meyers, Reeves, Russel,
Slater, la señora Vearcombe y Willians en Inglaterra.

La señora Hayter, de Londres, comenzó sus experimentos en fotografía psíquica cuando en 1970 compró una
cámara Instamatic. Comenzaron a aparecer rayas luminosas, extrañas nieblas e incluso fantasmas.

Damián y Ermete Fontana en Italia. Este último nacido en Sassuolo, cerca de Módena, quien supuestamente
producía fotografías psíquicas sobre placas fotográficas vírgenes con sólo la imposición de sus manos.

3/5
Tomokichi Fukurai

En Japón, el doctor Tomokichi Fukurai, de la Universidad Imperial de Tokio, realizado entre 1910 y 1913, le valió su
renuncia a la universidad. Su trabajo Toshi to Nensha (Fotografía de espíritus) fue publicado en 1913 y 18 años
después fue traducido al inglés[3]. Fukurai trabajaba con placas secas que exponía a los “poderes” de sus
médiums. Los experimentos consistían en tratar de fotografiar pensamientos de formas simples, caligrafías hasta
seres humanos vivos. Los experimentos se realizaban a distancias de más de 500 kilómetros.

En 1910 era ayudante de profesor de sicología en esa universidad y comenzó a trabajar con una clarividente
llamada Chizuko Mifune, pero resultó ser un fraude. Apenada por haber sido descubierta, Chizuko se suicidó en
1911, a los 25 años, tomando veneno. Creyente convencido de lo sobrenatural, Fukurai no se amilanó y pronto
encontró otra médium llamada Ikoku Nagao, que resultó que también hacía fraudes.

Fukurai continuó con sus estudios y en 1913 encontró a Sadako Takahashi quien, además de clarividente, tenía el
poder de hacer fotografías de espíritus (Nensha). Los médiums se sucedieron uno a otro. Por el laboratorio de
Fukurai pasaron entre otros: la señorita Tetsuko Moritake, la señora Tsuneyo Mifune, Tenshin Takeuchi, Isai
Watanabe e incluso el famoso médium inglés William Hope.

Uno de sus mejores médiums la señora Sadako Takahashi, en estado de trance, se desdoblaba en un ser que se
presentaba como “Duende”.
El más espectacular de todos estos médiums estudiados por Fukurai lo fue el psíquico japonés Koichi Mita quien,
de acuerdo con Toshiya Nakaoka, director de la Asociación Japonesa para la Investigación Psicotrónica y del
Instituto Fukurai de Psicología de Niza Kadori, “proyectó mentalmente una imagen del lado oscuro de la Luna en
una placa fotográfica, 26 años antes que cualquiera la viera”.

De acuerdo con el periodista John Cooke[6], la foto fue hecha en noviembre de 1933 en la ciudad de Gifu, y fue
confirmada por el Lunik III en octubre de 1959.Cooke afirma que la fotografía ha estado bajo estricto control desde
que fue hecha. Sin embargo, no existen datos del original debido a que la ciudad de Gifu fue borrada del mapa
durante la Segunda Guerra Mundial. Si en realidad existió un original la pregunta es ¿cómo logró “sobrevivir” a la
guerra? No se sabe.

El ingeniero de la NASA, James Oberg hace el siguiente comentario:

“El aspecto más desconcertante de la fotografía es que se parece mucho a las


fotos del Lunik III. Empero, las fotografías del Lunik III son de una pobre calidad y
contienen muchos errores de interpretación y otros (una cadena montañosa,
orgullosamente bautizada como “Montañas Soviéticas”, resultó ser un error de
transmisión).

“Aún considerando la gran similitud de las fotografías (el ángulo de visión, distancia
de la toma, condiciones luminosas, y otras numerosas variables que son idénticas)
podemos suponer que la foto de Mita es una versión modificada o retocada de la
foto rusa”.

Las fotos más recientes del lado oscuro de la Luna son bastante distintas a las del http://www.nasa.gov
Lunik II y de Mita. En resumen, es un fraude posterior a 1959.

Masuaki Kiyota es otro psíquico japonés. Fue descubierto por el parapsicólogo Tosio Kasahara y se hizo famoso
por ser la versión japonesa de Uri Geller. Pero, además de doblar cucharas, Kiyota hace la rutina de Ted Serios.
4/5
Nuevamente Eisenbud estudió este médium y lo expuso a los rayos X en 1984. Para Eisenbud los poderes de
Kiyota eran auténticos. Pero no para la televisión nipona. En un programa de ese mismo 1984, se encontró, en una
película de alta velocidad, que Masuaki hacía trampas. Actualmente Kasahara se ha dedicado a cantar pop.

http://www.uri-geller.com

Mencionaremos sólo tangencialmente el caso del padre benedictino Alfredo Marcello Pellegrino Maria Ernetti.
(1925-1994), exorcista que trabajó en Venecia y dijo haber construido un “cronovisor” mediante el cual fue capaz de
fotografiar a Cristo en el momento de su crucifixión. La fotografía ha aparecido en diversas publicaciones de lo
paranormal pero en realidad es un acercamiento a la cara del Cristo de un crucifijo conservado en el Santuario del
Amor Misericordioso, de Collevalenza, en la italiana provincia de Perugia.

Fuentes:
http://www.alpoma.net/tecob/?p=146
http://www.alpoma.net/tecob/?p=716
http://pondscienceinstitute.on-rev.com
http://www.findagrave.com
http://www.amormisericordioso.org/ws/santuario-collevalenza/el-crucifijo-del-amor-misericordioso.htm

5/5