Está en la página 1de 3

AJEDREZ INTEGRAL

Por MSc. José Ostos/Profesor Universitario/ Entrenador Alto Rendimiento ANAJ/ e-mail:
jostos2008@hotmail.com

DEFENSA PIRC (1.e4, d6)

Esta defensa pertenece al grupo de las aperturas semiabiertas. Se empezó a jugar


con frecuencia a partir del siglo XIX, pero durante mucho tiempo se le consideró como un
sistema defensivo inferior a otros. Gracias a los esfuerzos principalmente del gran maestro
yugoslavo V. Pirc y luego del ajedrecista soviético A. Ufimzev, esta apertura adquirió la
excelente reputación y confianza de que disfruta en la actualidad. En el desarrollo teórico-
práctico de la Pirc han contribuido también los siguientes reconocidos ajedrecistas: M.
Botvinnik, T. Petrosian, V. Korchnoi, J. Timman, Y. Seirawan, J. Speelman, J. Nunn, R.
Fischer, N. Short, L. Ljubojevic, M. Gurevich y otros.

La defensa Pirc se caracteriza por plantear una batalla bastante compleja desde el
punto de vista estratégico, debido a la variedad de posibles planes de juego en donde las
oportunidades para ambas partes son recíprocas. En otras palabras, esta apertura
concuerda muy bien con el enfoque muy contemporáneo de plantear con las piezas
negras una férrea lucha desde el primer movimiento.

En general, las blancas intentan lograr gran ventaja de espacio para sus maniobras
tanto en el centro como en el flanco de rey, a fin de garantizar una duradera iniciativa en
esos sectores del tablero. La negras, en cambio, aprovechan el elevado grado de
elasticidad de esta defensa para atacar el centro con los siguientes posibles contragolpes:
“c7-c5”, “e7-e5”, “d6-d5” o “f7-f5”, según sea el caso. Además, cuentan con la fuerza
potencial del alfil de rey por la gran diagonal de casillas negras, después de realizado su
fianchetto.

Una de las estructuras de peones más recurrentes en la práctica de esta defensa es


la siguiente: (ver Diagrama). Esta posición presenta las siguientes particularidades:
1) Para las blancas:
a) Columna “d” semiabierta con puesto de avanzada en la casilla “d5”, que puede
ser utilizado como trampolín para piezas, a fin de presionar en todos los
sectores del tablero.
b) Tercera fila abierta para maniobrar con las piezas pesadas (dama y torres) y así
atacar, tanto en el flanco de dama como en el flanco de rey.
c) Fuerte peón central “e4” que genera mayor espacio para maniobrar.
2) Para las negras:
a) Columna semiabierta “e” que facilita ejercer fuerte presión sobre el peón “e4”

de las blancas.

b) Diagonal “a1-h8” disponible para el alfil de casillas negras, el cual ejercerá

visible presión sobre el centro y el flanco de dama.

c) Posibles contragolpes “d5” o “f5”, a fin de debilitar el accionar del peón “e4”

de las blancas.

d) Casilla “e5” como potencial trampolín para el traslado de piezas hacia los dos

flancos.