Está en la página 1de 9

CAMBIOS DE COLOR: CLASIFICACIÓN Y COSMÉTICOS EMPLEADOS

Todos los cambios de color a los que se puede someter artificialmente los cabellos
pueden ser:

 Matizaciones
ATENDIENDO AL OBJETIVO  Coloraciones
PERSEGUIDO  Tintura
 Decoloraciones

 Vegetales
ATENDIENDO A LA NATURALEZA  Metálicos
DE LOS COLORANTES  Compuestos
EMPLEADOS  Orgánicos-sintéticos

ATENDIENDO  Temporal
A SU DURACIÓN  Semipermanente
 Permanente

Cambios de color atendiendo al objetivo perseguido


Matizado. Consiste en cambiar más o menos suavemente el reflejo que tiene el
cabello para darle un carácter propio (aportarle un nuevo valor). Esta operación se
realiza, por ejemplo, para eliminar el tono amarillento de las canas, o para apagar
reflejos demasiado artificiales o no deseados después de una decoloración.

Coloración. Consiste en modificar el tono y/o el reflejo sin modificar la pigmentación


base y sin alterar químicamente la melanina capilar.

Tintura. Consiste en cambiar definitivamente el color y/o el tono modificando la


pigmentación base y afectando químicamente la melanina de los cabellos. Se utilizan tintes
orgánicos de oxidación, tintes metálicos y tintes vegetales, aunque estos últimos no se
usan a nivel profesional.

Decoloración. Consiste en aclarar definitivamente el color natural de los cabellos


afectando químicamente la melanina. Aunque está considerada como una técnica
previa a la tintura representa por sí misma un cambio de color, siempre hacia tonos
más claros (el tono resultante suele tener un reflejo demasiado intenso, por lo que
frecuentemente se hace necesaria la coloración o tintura posterior; de ahí que sea una
operación; previa a la tintura).
Cambios de color atendiendo a la naturaleza de los colorantes
Colorantes vegetales
Se emplean sustancias vegetales que son extraídas de distintas partes raíz, tallo,
hojas, etc.) ricas en pigmentos.

Son tintes "progresivos" que van aportando el color paulatinamente con


sucesivas aplicaciones. Él colorante va adhiriéndose a la cutícula sin penetrar en la
corteza, formando una película.

 Son muy conocidos pero cada vez menos empleados porque:


 Proporcionan gamas de colores muy restringidas con tonos poco
naturales.
 El proceso de teñido requiere mucho tiempo y es muy engorroso.
 Dan colores poco resistentes al lavado y a la luz.
 Al formar una película espesa sobre el tallo ocasionan problemas de
penetración cuando se hacen cambios de forma permanente y dificultades
para decorar o teñir.

Los productos vegetales más usados han sido los siguientes:

Alheña o Henna

Es un polvo verdoso que proviene de las hojas secas y pi arbusto (Lawsonia inermis).
Proporcionan tonos anaranjados-rojizos que variarán según el tono del cabello.

Su uso profesional está destinado, no a obtener una coloración de fondo, sino para
lograr matices o reflejos.

Se aplica en tintura, enjuagues o pasta, y usualmente colorantes vegetales, por lo


común, el índigo. También pueden ir asociados a los colorantes orgánico-sintéticos.
Índigo

Este vegetal (Indigofera argentina) pulverizado forma verdoso que se utiliza


mezclado en proporciones diversas (sombrea el efecto de ésta).

Salvia

La infusión de las hojas de esta planta (Salvia officinalis) oscurece el cabello


claro, dándole tonos verdosos.

Ruibarbo

Por enjuague con infusión de su raíz (Rheum officinalis) se obtienen tonos dorados vivos en los
cabellos claros.
Extracto de nogal (Juglans regia)

Las decoloraciones o tinturas de hojas, cascaras de nuez de nogal, o bayas y


raíces de otros árboles, son de corriente uso casero. Su acción depende del
contenido en ácido pirogálico, que sobre el cabello se oxida y lo oscurece (el
ácido pirogálico es considerado como tóxico si se usa continuamente a
concentración superior al 5%). La gama de tonos es escasa, aunque se
puede asociar a la tintura de alheña.

NOGAL

Manzanilla

Se usan las flores de la camomila o manzanilla romana (Anthemis nobilis) en


enjuagues o emplastos.

Contra los que se cree la manzanilla no aclara el cabello decolorándolo,


sino que tiñe por depósito de compuesto flavónico de color amarillo (pero hay
falsas tinturas de manzanilla, que contienen en realidad agua
oxigenada). Para mejorar el efecto colorante de la manzanilla se asocia, a
veces con drogas colorantes tánicas como te, ruibarbo o azafrán. Se usará en
cabellos rubios dorado o rubio rojizo, o castaños claros, al contrario de la
alheña más adecuada a tonos cobrizos o rojos oscuros.
En general los tintes vegetales presentan mordientes naturales llamados TANINOS. Son
sustancias que ayudan a fijar el color. Cuando la planta no contiene (como ocurre en la
camomila) se asocia a otras plantas.

Forma de actuar

Los colorantes vegetales actúan depositándose en una capa coloreada sobre la cutícula
del tallo capilar, por adsorción o formando un película a modo de barniz que no penetra al
interior.

Para su aplicación se lavará el cabello previamente y se secará. Si se usan líquidos se


aplicarán con hisopo, y si pastas, con pincel chato, manteniéndose la humedad cubriendo el
cabello con turbante. Usando alheña o manzanilla, se mantendrá 15 minuto a 1 hora. Enjuagar
luego bien con champú si se usó pasta, seguido de otro enjuague más ácido y de preferencia
coloreado.

Colorantes metálicos
Son preparaciones que contienen sales de plomo, plata, cadmio bismuto,
níquel, cobre, hierro y estaño, etc. Pertenecen a las tinturas llamadas progresivas, que
colorean el cabello gradualmente a medida que se suceden las aplicaciones.
Presentan gran cantidad de inconvenientes y no se utilizan en los salones:
 Son tóxicos, ya que pueden ir acumulándose sobre el cuero cabelludo después
de repetidas aplicaciones y absorberse por la piel.
 Proporcionan un sombreado más que un color, poco natural y consistente
sobre los cabellos blancos, llegando a producir reflejos verdosos o rojizos poco
estéticos.
 Los depósitos que quedan sobre el cabello le hacen áspero al tacto.
 Son incompatibles con operaciones de ondulación permanente o
decoloraciones. Los componentes de ambos cosméticos pueden reaccionar
químicamente con los depósitos y llegar a producir alteraciones en la fibra
capilar, quemaduras en el cuero cabelludo y roturas del cabello.
 Los colores son poco resistentes a la luz.
Sales de plomo

La sal más comúnmente usada es el «acetato de plomo», base del viejo


procedimiento de peinar con peine de plomo al cabello canoso humedecido en
vinagre, así como las lociones conocidas como “agua de castilla”, agua de
renacimiento, etc.
La solución se aplica varias veces por semana y el cabello canoso pasa a
través de matices amarillentos, castaño claro y oscuro, hasta un negro opaco.
Sales de plata

El más usado es el «nitrato de plata» para dar tonos oscuros o negros, en


soluciones acuosas neutras (o amoniacales, que favorecen la reducción). Bajo la
acción de la luz se reduce la plata, y se deposita óxido de plata que se combina con
el azufre de la queratina. En general se refuerza la acción reductora de la luz
empleando reductores, de ahí el nombre «tinturas de dos botellas», pues en una
va la solución de nitrato de plata y en la otra el reductor o acelerador.

Colorantes compuestos
Se denominan así porque incluyen mezclas de colorantes de distinto origen.
Las combinaciones pueden ser colorantes vegetales e inorgánicos como la henna y
sales de níquel, hierro, cobre o plomo. Con estas combinaciones se consigue menor
toxicidad y colores más naturales, pero siguen teniendo todos los inconvenientes de
los tintes metálicos.

Colorantes orgánicos-sintéticos
Este procedimiento de tintura es el más utilizado; constituye el 80 % de la
totalidad de los tintes realizados. Con este tipo de tintes se consigue una
modificación notable y duradera del color natural, obteniendo un matiz más
oscuro o más claro que el de origen, en toda la gama posibles, ya sean naturales o
de fantasía.
Las ventajas de los tintes orgánicos sintéticos con respecto a los anteriores
son:
 Proporcionan gran variedad de tonos y reflejo naturales y de fantasía.
 Son fáciles de aplicar.
 Aunque pueden presentar reacciones alérgicas, no son tóxicos.
 Pueden ser eliminados por decoloraciones.
 Admiten cambios de forma permanente posterior.

CAMBIOS DE COLOR ATENDIENDO A SU DURACIÓN

Coloración temporal
Se utiliza para matizar o para colorear los cabellos. Es una coloración que sólo
dura desde su aplicación hasta un próximo lavado o incluso a veces el nuevo color
desaparece con un cepillado.

Son moléculas de gran tamaño que no pueden atravesar la cutícula y quedan


adheridas a ella. Como no tienen mucha afinidad por la queratina capilar se desprenden
con facilidad en el lavado. Ejemplos de estos colorantes serían Azul de metileno y Violeta
ácida, que producen reflejos platinados brillantes en cabellos canosos cuando se aplican
en loción.

Suelen emplearse también para lograr ciertos efectos espectaculares o de fantasía,


utilizando colores llamativos o brillantes como la purpurina.

Los colorantes temporales han de eliminarse en el siguiente lavado, pero durante


algunos días han de mantenerse sin ser eliminados por el cepillado, ni por el frotamiento
de la ropa, por el sudor o por la lluvia.

Se presentan en el mercado en formas muy diferente:


 Ampollas (soluciones acuosas hidroalcohólicas, lociones
acondionadoras).
 Fijadores coloreados (lacas, espumas, gominas, etc.)

Coloración semipermanente
Se utiliza para colorear o para matizar los cabellos. Es una coloración que resiste
de cuatro a seis semanas aproximadamente dependiendo de la frecuencia de los
lavados, volviendo a recuperar el cabello su tono natural.
Son moléculas de menor tamaño que las de los colorantes temporales y
pueden, en parte, atravesar la cutícula. Tienen mayor afinidad por la queratina que los
anteriores, es decir, pueden reaccionar químicamente con ella. Por eso el color
permanece más tiempo.

Existen una amplia gama de colores. Los tonos azules son los que se
d e s v i r t ú a n más rápidamente porque las moléculas son grandes y penetran con
dificultad. Las moléculas rojas son más pequeñas y es el color que permanece durante
más lavados.

Suelen presentarse envasados listos para uso y se comercializan con distintos


vehículos:

 Champús color.
 Lociones acuosas o hidroalcohólicas
 Lociones acondicionadoras.
 Cremas.
 Mascarillas.

Coloración permanente
Se utiliza para teñir los cabellos. Se denomina así por proporcionar un color duradero,
que no desaparece. Son permanentes:

 Los colorantes vegetales.


 Los metálicos.
 Los compuestos.
 ciertos colorantes orgánico-sintéticos.

Como sabemos, los tres primeros para conseguir el color deseado deben
aplicarse repetidas veces, son progresivos. Sin embargo, los orgánicos-sintéticos son
instantáneos, el color se consigue con una sola aplicación.
La principal característica de los colorantes orgánico-sintéticos permanentes es que
necesitan la presencia de un oxidante para proporcionar el color. Por ello se llaman
también tintes de oxidación. Con respecto a los anteriores tienen la ventaja de reunir
todas las de los colorantes orgánicos-sintéticos además de ser:
 Capaces de cubrir canas.
 Resistentes a la luz y a los lavados.
Después de una coloración de oxidación nunca se podría volver al tinte natural de
partida, ya que los pigmentos naturales se alteran por acción del oxidante.
Los tintes de oxidación se presentan envasados en dos cueros separados: el cuerpo
colorante (crema, gel, líquido, etc.) y el cuerpo oxidante (agua oxigenada).
La misión del producto oxidante es doble:
Por un lado oxida los colorantes orgánicos-sintéticos transformándolos en tintes.
Al llegar a la corteza, actúa sobre los pigmentos melánicos a los que oxida, produciendo
una decoloración, que podrá ser de 2 ó 3 tonos dependiendo de la concentración
empleada.

Coloración tono sobre tono


Presenta características intermedias entre la semipermanente y la permanente.

Su composición es la siguiente:

 Antes de su aplicación hay que añadir al producto colorante un oxidante de baja


concentración (agua oxigenada de cinco a diez volúmenes).
 No contienen amoníaco.

Las características de esta coloración son:

 No son tóxicos pero pueden producir reacciones alérgicas, igual que los tintes de
oxidación.
 Requieren prueba de sensibilidad
 Al mezclarse con agua oxigenada de baja concentración, no decoloran el
cabello notoriamente y, por tanto, generalmente no aclaran el tono natural.
 Son más resistente a los lavados que la coloración semipermanente, aunque se
va eliminando el tono.
 La cobertura de canas es mejor que la de los semipermanente.
 Se comercializan en gel y en crema