Está en la página 1de 5

Geología de Honduras

La geología de Tegucigalpa debe entenderse en un marco global dentro de la geología de


Honduras, y el entorno tectónico en el que este país está enmarcado.

Honduras se encentra en la Placa del Caribe y bastante cerca de los límite que esta placa tiene
con la Placa de Norteamérica al Norte y la Placa de Cocos al Suroeste. El límite existente con la
Placa de Cocos es una zona de subducción donde la placa Oceánica de Cocos subduce por
debajo de la Placa del Caribe dando lugar al arco volcánico que se puede ver en El Salvador,
Nicaragua o Panamá.

Esta zona de subducción se continua al norte limitando la Placa de Cocos con la Placa
Norteamericana, dando lugar al vulcanismo guatemalteco y mejicano.

La zona de subducción por debajo de Honduras tiene una inclinación de entre 60 y 80 grados,
dando lugar a una fuerte sismicidad que se reconoce hasta los 200 Km de profundidad
(Escobar Figueroa et. al 2008) y un alto vulcanismo en el frente de la placa caribeña. Por ello,
este vulcanismo está activo en El Salvador y no en Honduras.

El límite existente con la Placa de Norteamérica son una serie de fallas transcurrentes o de
desgarre que conforman la Falla Potochic-Motagua, Falla de Swan y Fosa de Las Caimán.

La Falla de Motagua da lugar al valle del Río Motagua formando la cuenca del mismo, nombre
que da la frontera entre Honduras y Guatemala.

Es en este sistema de fallas transcurrentes que forman el límite de la placa tectónica del Caribe
con la de Norteamérica en la que se dan el mayor número de terremotos que afectan a
Honduras, como el ocurrido el 28 de Mayo del año 2009 y que causó numerosos destrozos,
sobre todo en vías de comunicación.

El movimiento relativo de la Placa de Norteamérica con la Placa del Caribe hace que toda la
deformación sea absorbida en la falla del Motagua, dando lugar a las principales estructuras
geológicas activas que se encuentran en territorio hondureño.

El territorio hondureño se divide en tres sectores distintos en función de su actividad


estructural, que se identifican como

 Zona 1: o área de actividad en el límite de placas,

 Zona 2: o área de la meseta de América Central y

 Zona 3: o área de rifts inactivos (Rogers, 2003)

Estratigrafía

Las rocas presentes en San Pedro Sula son materiales volcánicos del cenozoico, aunque
también hay presencia de rocas del Mesozoico y del Paleozoico. En términos generales, San
Pedro Sula está representado por tres grupos importantes de rocas.

La estratigrafía se describe a continuación según fue descrita por Donald Curran 1981

 Grupo Valle de Ángeles

 Formación Matagalpa
 Grupo Padre Miguel

Se nombra cada grupo según el sitio donde se encontró la primera muestra generalmente, de
ahí el nombre del Grupo Valle de Ángeles, Grupo Padre Miguel, etc.

Grupo Valle de Ángeles

Valle de Ángeles Inferior, conglomerado masivo de color café claro a gris rojizo con guijarros
de cuarzo y arenisca feldespática de color café grisáceo. Algunas limolitas café rojizas ricas en
feldespato. Miembro Jatique, caliza masiva pobremente estratificada de color azul grisáceo a
gris carbón. Poco fosilífera, pero contiene fragmentos de conchas de Pelecípodos y Graphaea.
Los 30 metros superiores de la unidad están bien estratificados con láminas de 1 a 2
milímetros de espesor. En fractura fresca desprende olor de petróleo.

Valle de Ángeles Superior, arenisca cuarcítica de grano fino, lodolita calcárea desmoronadiza
de color marrón a café rojizo, y limolita en bloques intemperizados de color café rojizo.

Formación Matagalpa

Coladas andesíticas de grano fino, intemperizada en bloques de color púrpura rojizo a gris
purpurino.

Grupo Padre Miguel

Miembro Ocote Arrancado, gruesa secuencia de ignimbritas félsicas de color rojo, café y gris,
constituidas de fenocristles de biotita, cuarzo, sandina y plagiocasa, feno-andesitas gris púpura
de plagioclasa.

La formación Padre Miguel

Está constituida principalmente por capas de tobas e ignimbritas; En zonas de alta pendiente
aflora la roca poco alterada. Debido a la existencia de diaclasas en estas zonas de pendientes
altas aparecen fenómenos de caída de roca. En pendientes intermedias estas rocas generan
coluviones que son muy susceptibles a movimientos de ladera de tipo traslacional.

La siguiente fotografía es un ejemplo de Formación Padre Miguel en la Zona 8 de la Colonia


Cerro Grande, Tegucigalpa, Honduras, la cual presenta un suelo Og lgnimbritas vitrofíricas con
cristales de cuarzo y sanidina:
Foto: Alberto Pinto, Zona 8, Cerro Grande, Honduras.

Miembro Guique, principalmente piroclásticos retrabajados en agua. Arenisca con gránulos de


pómez con capas de cenizas, algunas tobas depositadas por aire, y una ignimbrita delgada de
color gris rojizo a gris, con biotita, plagioclasa y cuarzo. También se presentan algunos sillars.

Basalto Terciario, Basalto fenocristalino con plagioclasa y olivo (alterado). Vesicular. En algunos
lugares tiene ópalo en las juntas y amígdalas de calcedonia.

Miembro Potrerillos, colada de riolita fenocristalina de color café rojizo con cuarzo, plagioclasa
y sandina. Contiene capas rojas e inclusiones basálticas, así como vesículas rellenas de
calcedonia.

También tiene estructuras de desvitrificación de color lavanda.

Miembro Cerro Verde, ignimbritas félsicas bien endurecidas de color gris rojizo a gris y blanca
por intemperismo, conteniendo fenocristles, plagioclasa, sandina y cuarzo.

En menor medida, y estratigráficamente sobre estos materiales se depositan aluviones del


Cuaternario, formados por depósitos y terrazas de gravas junto con un basalto con
fenocristales de plagioclasa y olivio alterado junto con ceniza.

Hay dos formas primarias de estructuras en las rocas ígneas

 Masiva o intrusiva y

 Extrusiva

Las rocas Intrusivas son de grano grueso, consolidadas a grandes profundidades. Las rocas
extrusivas son de grano fino, debido a su rápido enfriamiento. Las rocas ricas en minerales
ferromagnesianos, son más comúnmente extrusivas, como los basaltos y las doleritas.

Las grietas y discontinuidades que se forman por enfriamiento y flexión, dividen las grandes
masas en bloques o primas de distinto tamaño, debilitándolas.

Las rocas ricas en minerales ferrogresianas, como el basalto, producen arcillas Mont
morillonícas de alta plasticidad con caloraciones de óxidos de hierro que varían desde el rojo
intenso al castaño oscuro.
Cuando estas rocas quedan expuestas en la superficie del terreno sufren exfoliaciones o
desbastes y aceleran su meteorización.

♦1

Clasificación de la geología según el Manual para la Evaluación de Riesgo de COPECO:

Estas relaciones pueden ser indicativas para una primera aproximación previa a la visita de
campo.

Esquistos Cacaguapa:

Se trata de rocas de edad paleozoica, metamórficas. Están constituidas por gneises y pizarras
metamórficas. En general son rocas duras, poco alteradas aunque en ocasiones presentan
derrumbes en las zonas de mayor pendiente (mayor del 100%) y en zonas afectadas por fallas
geológicas.

Formación Valle de Ángeles:

Es una formación de edad Cretácica. Presenta varios miembros. Uno de los miembros más
conocidos son las capas rojas constituidas por alternancias de capas de lutitas y areniscas de
color rojo. El otro miembro está constituido por alternancia de margas y capas
carbonatadas. Ambos miembros son susceptibles a los movimientos de ladera, sobre todo
deslizamientos superficiales y traslacionales. Estos movimientos aparecen en pendientes
intermedias (del 15 al 50%) y pueden derivar en flujos de lodo o detritos.

Formación Padre Miguel:

La formación Padre Miguel está constituida principalmente por capas de tobas e ignimbritas de
color verde claro. En zonas de alta pendiente aflora la roca poco alterada. Debido a la
existencia de diaclasas en estas zonas de pendientes altas aparecen fenómenos de caída de
roca. En pendientes intermedias estas rocas generan suelos que son muy susceptibles a
movimientos de ladera del tipo deslizamientos traslacionales. Es frecuente en el contacto
entre Padre Miguel y la formación Valle de Ángeles encontrar movimientos de ladera de
grandes dimensiones en el suelo de Padre Miguel que se ha depositado sobre Valle de Ángeles.
Este tipo de movimientos corresponde a los deslizamientos del Reparto y el Berrinche en
Tegucigalpa.

Grupo Yojoa:

Formado principalmente por capas de caliza con alternancia de margas. En esta formación
aparecen en ocasiones grandes movimientos de ladera asociados a suelos. También presenta
derrumbes y fenómenos de caída de roca en zonas de alta pendiente.

Intrusiones graníticas terciaras:

En estas intrusiones se desarrollan suelos lateríticos que son muy susceptibles a


deslizamientos rotacionales, especialmente en pendientes intermedias.

♦1

Según el tipo de terreno que se encuentre, se deberán realizar los siguientes ensayos y así
determinar las características del suelo para asegurar la inversión del propietario y más si es
un proyecto grande (como ser edificios, centros comerciales, gasolineras, etc.).
Estudios Geológicos/Geotécnicos, recomendados:

1. Humedad natural ASTM D-2216

2. Granulometría ASTM D-422

3. Límites de consistencia o límites de Attemberg ASTM-D-423

1. Limite Líquido

2. Límite Plástico

3. Índice de Plasticidad

4. Sistema de clasificación de los suelos ASTM/AASHTO D-2487/M-145

1. Clasificación unificada

2. Clasificación AASHTO

5. Peso volumétrico

1. Peso unitario (suelo seco) g/cm3

2. Peso unitario (suelo húmedo) g/cm3

6. Penetración Estándar ASTM D-1586

7. Número de golpes por pie lineal

8. Capacidad soportante de campo en Kg/cm2, mediante el número de golpes

9. Gráficas de los ensayos físicos

1. Límite Líquido

2. Índice de Plasticidad

3. Número de golpes por pie lineal

10. Cortante Directo

1. Ángulo de Fricción Interna

2. Cohesión en Kg/cm2

11. Geología del terreno

12. Observaciones, Conclusiones y Recomendaciones de la empresa que realizó los


estudios.