Está en la página 1de 2

La noche de hoy tengo una bella historia que contarles.

Una hermosa noche con cielo estrellado, día


domingo 1 de febrero del año 2004, mis padres Iraida Barrantes y Hector García estaban ansiosos por
mi llegada, ya que me esperaban con mucho amor. Justo a las 9.25 pm vine a este mundo, para llenar
de alegría y regocijo a mi familia, en ese instante empezaba mi historia, la historia de mi vida. Aquella
noche en el hospital Dionisio Arrocha, en manos del doctor Abrego con un de peso de 7 libras y una
talla 53 cm de llegue al mundo para ser la pequeña de mis padres.
Fui una niña amada desde que nací, crecí junto a mi familia, grande y muy especial, mi tía Yomare
me cuidaba cuando era un bebe. Cuando tenía años, me bautizaron mis padrinos Felipe y mi madrina
y quien también es mi tía Albania.
Crecí y jugué con quienes han sido mis compañeros de vida, de travesuras, mis amigos y también mi
familia, mis primos Dariane, Julia, Jesús y en las deseadas vacaciones se nos unían Margie y
Marbelys.
En la escuela me gustaban las clases de educación para el hogar, ya que me gusta coser. También me
gustaban mucho las clases de folclore. Bailar típico es una de las cosas que mas disfruto. Desde la
escuela participaba en los conjuntos típicos. Fui parte de la banda de mi escuela, me gustaba la lira.
Estuve desde primer hasta 5to grado en la Escuela Tomas armuelles, 6to grado terminé mi primer
logro escolar en la Escuela San Vicente.

Quiero agradecer en primer lugar a Dios por el privilegio de tener una familia maravillosa.
A mis fabulosos padres por haberme dado la vida. Por mimarme y corregirme cuando era
debido. Por estar conmigo todos los días. Por orar por mí siempre. Por reír y llorar conmigo
sin decir más nada. Por velar mis sueños y por sus desvelos. Por esta fiesta linda, por todo su
esfuerzo al cumplir este sueño por tanto tiempo anhelado. Gracias por el esfuerzo que conlleva
ser buenos padres, porque se que no ha sido fácil, por todo el amor, por toda la compresión.
Siempre les estaré agradecida y nunca me olvidaré de ustedes, son mi vida.
Gracias a mi hermano Nivardo por siempre estar presente en mi vida, aconsejarme y regañarme
cuando es necesario.

Gracias a mis abuelas, Martina y yayi. Y A MIS ABUELOS

Gracias a mis tíos y primos. A mis tíos que son como mis padres y a mis primos que son como
mis hermanos con los que siempre puedo contar. Ustedes son mi familia y siempre estarán en mi
corazón, gracias por estar conmigo aquí esta noche.

Gracias a mis amigos por formar parte de esta ocasión que será un hermoso recuerdo que guardaré
por siempre. Hemos pasado muchas cosas juntos y sé que siempre nos tendremos unos a otros.
Son los mejores, nunca cambien.
Esta noche empiezo una nueva etapa en mi vida y me alegra que todos ustedes estén aquí para
presenciarlo. Espero a lo largo de mi vida seguir contando con ustedes. Espero se diviertan hoy
y que al igual que yo, guarden de esta fiesta un lindo recuerdo.”

Estoy muy emocionada al ver reunida hoy a tanta gente. Están los que tenían que estar y los que
quería que estén. Familiares y amigos que han aportado muchas cosas positivas durante estos 15 años
de mi vida. He reído, he llorado y hasta renegado con muchos de ustedes y casi siempre están en mis
mejores momentos y a veces en los que no son tan buenos. Me he caído, me he levantado y hoy estoy
aquí de pie, disfrutando de este bello sueño que es más de lo que imaginé.
Quiero comprometerme a no descansar hasta lograr mis metas, a luchar diariamente por mejorar cada
día más. Me anima saber que cuento con el apoyo de mi familia y también con los ánimos y ejemplos
de todos quienes están aquí. Porque sé que mi felicidad también sumará a la de ustedes. Tengo el
deber de ser muy feliz.

Celebremos nuestras vidas hoy, esta fiesta es también por ustedes, gracias por venir, diviértanse
mucho.