Está en la página 1de 45

TEMA :

CURSO :
DOCENTE :
ESTUDIANTE :

SECCION :

1
INDICE:
DEDICATORIA…………………………………………………………………………….3
LEY 1149 DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU…………………………….4
CAPITULO IV: EMPLEO Y CARGO…………………………………………4
CAPITULO V: EVALUACION DEL DESEMPEÑO……………………..11
CAPITULO VI: INCENTIVOS………………………………………………….12
CAPITULO VII: ASCENSOS…………………………………………………..13
CARRERA POLICIAL EN PANAMÁ
CAPITULO VII……………………………………………………………………..24
ANALISIS ENTRE LA CARRERA POLICIAL DE PERU Y PANAMÁ……..41
PERU………………………………………………………………………………….41
PANAMA…………………………………………………………………………..42
ANEXOS……………………………………………………………………………………..44

2
3
LEY 1149 DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU
CAPÍTULO IV EMPLEO Y CARGO
Artículo 23º.- Definición

El empleo es la condición laboral del personal de la Policía Nacional del Perú

en situación de actividad en función a su categoría y grado.

El cargo es el puesto laboral específico establecido en el Cuadro de

Organización, que se asigna al personal con empleo, de acuerdo a las Listas

de Rendimiento Profesional o Técnico, especialidades funcionales y

antigüedad.

Artículo 24º.- Precedencia en el grado

La precedencia se determina en atención a los criterios siguientes:

1) A mayor grado.

2) A igualdad de grado, prima el de mayor tiempo de servicios prestados en

el grado 18.

3) A igualdad de grado y tiempo de servicio en el grado, prevalece la

antigüedad del grado anterior y así sucesivamente; de persistir la igualdad,

la antigüedad se establece por el orden en el cuadro de mérito de egreso de

la escuela de formación respectiva.

4) A igualdad de grado, el personal de armas será considerado de mayor

antigüedad que el personal de servicios;

5) En los grados de alférez y suboficial de tercera, la antigüedad se

determina en atención al orden de mérito obtenido al egreso de la

respectiva escuela de formación; y,

6) Para el personal incorporado por asimilación, la antigüedad se determina

en atención al orden de mérito de su incorporación.

4
Artículo 25º.- Atributos y responsabilidades correspondientes al grado

del personal policial

Son atributos inherentes al grado del personal policial: Los honores,

tratamiento, preeminencias, prerrogativas, remuneraciones, bonificaciones

y demás goces y beneficios determinados por las leyes y reglamentos

respectivos.

El grado conferido al personal tiene carácter vitalicio y solo puede ser

retirado por sentencia judicial consentida o ejecutoriada. Ninguna autoridad judicial o administrativa,
distinta a la establecida en el presente Decreto

Legislativo, está facultada a disponer el otorgamiento de atributos al

personal policial.

El grado en situación de actividad otorga mando y empleo; y obliga a su

desempeño. El grado se ejerce con responsabilidad. A mayor grado, mayor

responsabilidad. La responsabilidad es indelegable.

Artículo 26.- Escalafón Policial

El escalafón policial es el registro en el que se inscribe al personal en

situación de actividad, tomando en cuenta su categoría, jerarquía, grado y

antigüedad. El procedimiento para la ubicación del personal en su respectivo

escalafón se establece en el reglamento de la presente norma.

Artículo 27º.- Instrumentos de gestión administrativa para la asignación de

cargos

Los instrumentos de gestión administrativa determinan la estructura de la

institución y la asignación del personal, son aprobados anualmente mediante

resolución de la Dirección General y son los siguientes: Cuadro de

Organización, Cuadro de Personal y Clasificador de Cargos. La Lista de

Revista es el documento oficial que registra la presencia física y el ejercicio

del empleo y cargo del personal en situación de actividad. Es administrada y

aprobada mensualmente por la Dirección Ejecutiva de Personal.

5
Artículo 28º.- Acciones de desplazamiento y formalización de cargos

Son acciones de desplazamiento de cargos: la asignación, la reasignación y el

destaque.

1) La asignación y reasignación de los Oficiales Generales se aprueba

por resolución suprema;

2) La asignación y reasignación de los Oficiales Superiores se aprueba

por resolución ministerial;

3) La asignación y reasignación de los Oficiales Subalternos se aprueba

por resolución de la Dirección General de la Policía Nacional del Perú;

4) El destaque de Oficiales Generales, Superiores y Subalternos, se

aprueba por Resolución de la Dirección General de la Policía Nacional

del Perú;

5)La asignación, reasignación y destaque de los Suboficiales, se

aprueba mediante Resolución de la Dirección Ejecutiva de Personal.

Los Oficiales y Suboficiales de Servicios serán asignados, reasignados o

destacados según las necesidades del servicio en cargos que tengan relación

directa con la especialidad funcional, profesión o carrera técnica con la que

fueron dados de alta.

En ningún caso pueden comandar unidades operativas. Son nulas las

asignaciones, reasignaciones o destaques del personal policial dispuesta por

autoridad distinta a las consideradas en la presente Ley.”19

Artículo 29º.- Formas del ejercicio del cargo

El cargo es desempeñado en condición de titular, encargado e interino según

el caso.

Artículo 30º.- Causales de asignación y reasignación

La asignación y reasignación del cargo se produce, según corresponda, en los

casos siguientes:

1) Egreso de las escuelas de formación, asimilación o reingreso a la

6
institución;

2) Necesidad del servicio;

3) Ascenso;

4) Especialidad funcional;

5) Límite de permanencia en el cargo por las causales establecidas en el

reglamento de la presente Ley;

6) Solicitud del interesado, previa evaluación y aprobación;

7) Permuta, previa evaluación y aprobación

8) Medidas preventivas establecidas en la Ley del Régimen Disciplinario de

la Policía Nacional del Perú;

9) Cumplir los Oficiales de Armas el límite de permanencia de dos (2) años

consecutivos, en los cargos siguientes:

a. Jefe en zona de frontera.

b. Jefe de Unidad.

c. Comisario o sus equivalentes de las otras especialidades funcionales.

d. Edecán o encontrarse apto para el ascenso al grado inmediato

superior, aun cuando tenga menos de dos (2) años en el cargo de edecán.

e. Ayudante, secretario o jefe de administración.

10) Cumplir los Oficiales de Armas y de Servicios, el límite de permanencia

de dos (2) años de servicios ininterrumpidos en zona de emergencia.

Excepcionalmente, el Director General podrá disponer la reasignación del

personal de la Policía Nacional del Perú que se encuentre incurso en hechos

que atenten contra los bienes jurídicos de la institución, con cargo a

regularizar mediante la resolución correspondiente. Esta medida no

constituye sanción administrativa.

Artículo 31º.- Asignación en cargos

Los cargos de Directores, Jefe de División y equivalentes, Jefe de

Unidades, así como de Comisarios, recaen en Oficiales de Armas, egresados

7
de los cursos de perfeccionamiento profesional correspondientes a su grado

y de acuerdo al perfil del puesto formulado por la Policía Nacional del Perú.

En los lugares donde no se logre cubrir Comisarías con Oficiales de Armas,

se asignarán Suboficiales de la jerarquía de Suboficiales Superiores de

Armas. 20

Artículo 32º.- Asignación en cargo extra institucional

El personal policial que sea asignado a cargos en entidades diferentes a la

Policía Nacional del Perú y el Ministerio del Interior, será autorizado por la

Dirección General de la Policía Nacional del Perú, y el tiempo de permanencia

no excederá de dos (2) años en un mismo grado o cuatro (4) años en toda la

carrera.

Artículo 33º.- Comisión del servicio o misión de estudios en el

extranjero

Son servicios o estudios temporales desempeñados por Oficiales o

Suboficiales en situación de actividad en cuadros, en delegaciones u

organismos en el extranjero, con el objeto de fortalecer los intereses

institucionales y representar al país, hasta un plazo máximo de dos (2) años,

salvo convenio, acuerdos, pacto o análogos de carácter internacional.

El personal al retornar de la misión de estudios, debe ser asignado a una

unidad acorde con la capacitación recibida; asimismo, replicar sus

conocimientos en los órganos de gestión académica del Régimen Educativo

de la Policía Nacional del Perú.

Artículo 34º.- Requisitos para ser asignado en comisión del servicio o

misión de estudios en el extranjero

Son los siguientes:

1) Pertenecer a la especialidad funcional con un mínimo de dos (2) años de

experiencia, relacionado con el objeto de la comisión o misión de estudios;

2) Cumplir con el perfil ocupacional diseñado para el cargo o estudio a

8
desempeñar;

3) No estar sometido a procedimiento administrativo disciplinario como

presunto infractor;

4) No registrar infracciones graves o muy graves en el grado, conforme a lo

señalado en la Ley del Régimen Disciplinario de la Policía Nacional del Perú,

ni sentencia judicial condenatoria en los últimos cinco (5) años;

5) Tener la calificación en la Lista Anual de Rendimiento Profesional o

Técnico de sobresaliente en los dos (2) últimos años;

6) No estar comprendido en los cuatro (4) años próximos para pasar a la

situación de retiro por las causales de:

a. Límite de edad en el grado;

b. Cumplir cuarenta (40) años de tiempo de servicios. La asignación en

misión de estudios se realizará mediante concurso de selección, entre

el personal que cumpla los requisitos previstos, de conformidad al

reglamento respectivo.

Artículo 35º.- Asignación de cargos en las agregadurías policiales

La asignación de cargos en las agregadurías policiales se produce de acuerdo

con las siguientes etapas:

1) Evaluación y selección: Se somete al siguiente procedimiento:

a. Una Comisión presidida por el Jefe de Estado Mayor General evalúa

y propone al Director General la relación de candidatos, para ser

comisionados en servicio a las agregadurías policiales.

b. El proceso de selección se ejecuta en función a los requisitos

establecidos en la presente norma y al perfil ocupacional diseñado para

el cargo, teniendo en cuenta los factores siguientes: Evaluación anual

del desempeño; evaluación del desarrollo profesional o técnico;

evaluación de la formación académica y evaluación anual de disciplina.

2) Asignación del cargo

9
a. Agregado policial: Para Oficiales Generales o Coroneles de Armas

egresados del Programa de Alto Mando en Orden Interno y Desarrollo

Nacional del Instituto de Altos Estudios Policiales o equivalente del

país o el extranjero, autorizado por la Dirección General de la Policía

Nacional del Perú.

b. Agregado policial adjunto: Para Comandante o Mayores de Armas

egresados del Curso de Oficial de Estado Mayor o de institutos

similares del país o el extranjero, autorizado por la Dirección General

de la Policía Nacional del Perú.21

c. Personal auxiliar: Para Suboficiales Superiores, Brigadieres o

Técnicos de Primera de Armas; con cursos de capacitación

institucionales de inteligencia y computación.

Artículo 35-A.- Evaluación anual de la idoneidad para el desempeño de

cargo

La Inspectoría General, la Dirección Ejecutiva de Personal y la Dirección de

Inteligencia de la Policía Nacional del Perú, coordinadamente, revisan y

evalúan en forma anual las referencias disciplinarias del personal de la

Policía Nacional del Perú, con el fin de determinar su idoneidad para

desempeñarse en los diferentes cargos, informando de manera sustentada a

su término al Alto Mando sobre su resultado y efectuando propuestas que

permitan una adecuada asignación de personal. El informe debe ser

tramitado a más tardar la última semana del mes de noviembre de cada año

y una copia del mismo deberá ser remitida a la Inspectoría General del

Sector Interior.”22

Artículo 35-B.- Consideración de los impedimentos para el ejercicio del

cargo

La Comisión de Cambios Generales de Colocación, o quien desarrolle sus

funciones, observará estrictamente los impedimentos para el ejercicio del

10
cargo conforme a lo previsto en el artículo 16 de la Ley de Régimen

Disciplinario de la Policía Nacional del Perú aprobada mediante Decreto

Legislativo N° 1150. Los miembros de esta Comisión tienen responsabilidad

disciplinaria personal respecto al cumplimiento de esta obligación.23

CAPÍTULO V
EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO
Artículo 36º.- Evaluación del desempeño del personal

La evaluación del desempeño del personal es el procedimiento anual

mediante el cual se mide y valora el desenvolvimiento profesional y logros en

el ejercicio de las funciones de acuerdo al grado que ostenta y cargo que

ocupa, en un periodo determinado, cuyos objetivos son:

1) Ubicar al personal en el nivel que le corresponda en las Listas de

Rendimiento Profesional y Técnico.

2) Aportar indicadores objetivos para los procesos de ascensos,

asignación de cargo, otorgamiento de incentivos y evaluación para la

permanencia en la Institución.

3) Garantizar el cumplimiento de las funciones asignadas, mediante

indicadores de desempeño.

Las pruebas de esfuerzo físico y tiro policial se incorporan en la evaluación

anual del desempeño del personal. Los resultados de dichas pruebas son

considerados en Hoja Anual de Apreciación y Calificación del Oficial PNP y

Hoja Anual de Apreciación y Calificación de Suboficiales de armas y de

servicios.

Los procedimientos y criterios para la evaluación del desempeño, se regulan

en el reglamento respectivo. La Inspectoría General de la Policía Nacional

del Perú supervisa la evaluación del desempeño del personal.24

Artículo 37º.- Listas del rendimiento profesional o técnico

11
La Dirección Ejecutiva de Personal ubica al personal en las listas del

rendimiento profesional o técnico, para facilitar los procesos de ascensos,

asignación de cargo y evaluación de la permanencia en el instituto,

calculando en cada caso el promedio aritmético de la nota de evaluación

anual y la nota de disciplina anual.

La nota máxima es de cien (100) puntos. Se publican anualmente en el mes

de marzo.

Artículo 38º.- Órgano responsable de la evaluación del desempeño

La Dirección Ejecutiva de Personal es responsable del proceso de evaluación

del desempeño que se realiza anualmente.

CAPÍTULO VI
INCENTIVOS
Artículo 39º.- Definición

Los incentivos son reconocimientos que otorgan los diversos niveles del

comando institucional, orientados a distinguir los actos meritorios del

personal. Tienen carácter motivador.

Artículo 40º.- Consejo de Investigación

El Consejo de Investigación estudia, evalúa y emite opinión para el

otorgamiento de incentivos. El reglamento establece el procedimiento para

el otorgamiento de los incentivos.

Artículo 41º.- Clasificación y otorgamiento

Los incentivos se clasifican de la siguiente manera:

1) Ascenso excepcional por acción distinguida;

2) Condecoración de la “Orden al Mérito de la Policía Nacional del Perú”, que

se otorgará en las categorías siguientes:

a. Por servicios meritorios;

b. Por acción distinguida;

12
c. Por esfuerzo intelectual; y,

d. Por servicios excepcionales.

3) Condecoración honorífica “Alférez PNP Mariano Santos Mateos Gran

General de la Policía Nacional del Perú”;

4) Felicitaciones;

5) Becas; y,

6) Permisos.

Mediante Decreto Supremo se aprobará el Reglamento de Incentivos de la

Policía Nacional del Perú.

CAPÍTULO VII
ASCENSOS
Artículo 42º.- Finalidad

El ascenso tiene por finalidad que la Policía Nacional del Perú promueva al

personal policial al grado inmediato superior en consideración a sus capacidades, conocimientos,


habilidades y aptitudes, así como por la

evaluación objetiva de sus méritos y deméritos. Se concede única y

exclusivamente en las formas que establece el presente decreto legislativo.

Son nulos los ascensos, grados o méritos otorgados al personal policial por

autoridad distinta a las consideradas en la presente Ley.25

Artículo 43º.- Clases de ascensos

Los ascensos se clasifican de la siguiente manera:

1) Por selección: El Presidente de la República otorga los ascensos a

Oficiales Generales, a propuesta del Director General, por intermedio

del Ministro del Interior, previo informe de preselección de la

Corporación de Oficiales Generales, observando las etapas y

procedimientos de evaluación de méritos y deméritos.

Ascienden al grado de Teniente General los Generales de Armas, y al

grado de General los Coroneles de Armas y los Coroneles de Servicios

13
abogados y médicos, estos últimos conforme al Reglamento del

presente Decreto Legislativo.

2) Por concurso: A los Oficiales de Armas y de Servicios hasta el

grado de Coronel y los Suboficiales de Armas y de Servicios hasta el

grado de Suboficial Superior.

3) Por excepción: El personal de la Policía Nacional del Perú podrá

ascender a póstumamente, al grado inmediato superior, en acción de

armas por hechos que van más allá del cumplimiento del deber. El grado

es otorgado por resolución suprema tratándose de ascenso a oficial

general, y por resolución ministerial para los demás grados.”

Artículo 44º.- Tiempo mínimo de servicios y requisitos para el ascenso

Los Oficiales y Suboficiales deben tener el tiempo mínimo de servicios

reales y efectivos en sus respectivos grados y contar con un tiempo mínimo de años de servicios
efectivos y reales, considerados al 31 de diciembre del

año del proceso, conforme a las escalas siguientes:

1) Los Oficiales de Armas deberán cumplir en el grado con los siguientes

años de servicio

Alférez: 5 años

Teniente: 5 años

Capitán: 5 años

Mayor: 5 años

Comandante: 5 años

Coronel: 4 años

General: 4 años

2) Oficiales de armas deben contar, como mínimo, con los siguientes años de

servicios como Oficial para postular al grado inmediato superior

Para Teniente: 5 años

Para Capitán: 10 años

14
Para Mayor: 15 años

Para Comandante: 20 años

Para Coronel: 25 años

Para General: 29 años

Para Teniente General: 33 años

Para postular al grado de General y Teniente General, es requisito tener una

carrera policial ininterrumpida. Se exceptúa de este requisito a quienes

pasaron a la situación de disponibilidad a su solicitud.

3) Los Oficiales de Servicios deberán cumplir en el grado con los siguientes

años de servicios:

Capitán: 6 años

Mayor: 6 años

Comandante: 6 años

Coronel: 6 años

4) Oficiales de Servicios deberán contar, como mínimo, con los siguientes

años de servicios como Oficial para postular al grado inmediato superior

Mayor: 6 años

Comandante: 12 años

Coronel: 18 años

5) Suboficiales de Armas y de Servicios deberán cumplir en el grado con los

siguientes años de servicios

Suboficial de Tercera: 5 años

Suboficial de Segunda: 5 años

Suboficial de Primera : 5 años

Suboficial Técnico de Tercera: 4 años

Suboficial Técnico de Segunda: 4 años

Suboficial Técnico de Primera: 4 años

Suboficial Brigadier: 4 años

15
6) Suboficiales de Armas y Servicios deberán contar, como mínimo, con los

siguientes años de servicios como Suboficial para postular al grado

inmediato superior:

Suboficial de Segunda: 5 años

Suboficial de Primera : 10 años

Suboficial Técnico de Tercera: 15 años

Suboficial Técnico de Segunda:19 años

Suboficial Técnico de Primera: 23 años

Suboficial Brigadier: 27 años

Suboficial Superior: 31 años28

Artículo 45º.- Tiempo mínimo de servicios prestados en regiones fuera

de Lima y Callao, para el ascenso

Los Oficiales de Armas deben tener periodos mínimos acumulados de

servicios reales y efectivos prestados en regiones fuera de Lima y Callao,

para ser considerados aptos para postular al grado inmediato superior,

conforme a la escala siguiente:

A Teniente: 1 año

A Capitán: 2 años

A Mayor: 3 años

A Comandante: 4 años

A Coronel: 5 años

El Alférez en su tercer año como Oficial, debe ser asignado

obligatoriamente a prestar servicios en regiones fuera de Lima y Callao. El

cumplimiento de esta disposición es de responsabilidad de la Dirección

Ejecutiva de Personal de la Policía Nacional del Perú

Artículo 46º.- Tiempo mínimo de servicios prestados en unidades de

asesoramiento o de inspectoría como requisitos para el ascenso

Para ascender al grado de General y Coronel de Armas, se requiere tener en

16
el grado de Coronel y Comandante respectivamente, nueve (09) meses

ininterrumpidos, como tiempo mínimo de servicios reales y efectivos,

prestados en las unidades de asesoramiento o de inspectoría. Para ello, se

requiere que el cargo sea asignado mediante resolución de cambio de

colocación.

Artículo 47º.- Personal en estado de gestación

El personal femenino de la Policía Nacional del Perú que participa en el

proceso de ascensos encontrándose en estado de gestación, es exonerado

de los exámenes que pongan en riesgo su salud o la del concebido

asignándoles nota aprobatoria, con excepción del examen de conocimientos.

Artículo 48º.- Declaratoria de aptitud para el ascenso a General

Son declarados aptos los Coroneles de Armas y de Servicios que reúnan los

requisitos siguientes:

1) Encontrarse físicamente apto conforme al examen médico anual de la

Dirección de Sanidad de la Policía Nacional del Perú.

2) Encontrarse en situación de actividad en cuadros por lo menos un (1) año

antes al del proceso de selección.

3) No estar sometido a juicio con detención en el año del proceso, en caso

de levantarse esta medida judicial antes de las pruebas de selección, el

postulante recobra su aptitud y continúa en el proceso.

4) Los postulantes que hayan retornado a la situación de actividad por

mandato judicial deberán contra consentida judicial consentida o

ejecutoriada.

Artículo 49º.- Condiciones para ascender a General

Para ascender a General se requiere cumplir las condiciones siguientes:

1) Para los Coroneles de Armas haber aprobado el Programa de Alto

Mando del Instituto de Altos Estudios Policiales o equivalente del

Centro de Altos Estudios Nacionales o de los institutos de las Fuerzas

17
Armadas o del extranjero, siempre que estén autorizados mediante

resolución de la Dirección General de la Policía Nacional del Perú.

2) Registrar la Condecoración de la Orden al Mérito de la Policía

Nacional del Perú, por la causal servicios meritorios, en los grados que

correspondan a los años de servicios.

3) No haber sido sancionado en la jerarquía de Oficial Superior por

comisión de infracciones graves o muy graves.

Artículo 50º.- Requisitos para el ascenso hasta los grados de Coronel y

Suboficial Superior.

Son declarados aptos los Oficiales y Suboficiales de Armas y de Servicios,

que reúnan los requisitos siguientes:

1) Tener un promedio no menor de sesenta y cinco (65) puntos en el

factor rendimiento profesional o técnico, correspondiente al grado que

ostenta.

2) Encontrarse físicamente apto conforme al examen médico anual de

la Dirección de Sanidad de la Policía Nacional del Perú.

3) Encontrarse en situación de actividad en cuadros por lo menos un

año antes al del proceso de ascensos. Incluyendo al personal que

retorna de la situación de disponibilidad.

4) Los postulantes que hayan retornado a la situación de actividad por

mandato judicial - medida cautelar, deberán contar con sentencia

judicial consentida o ejecutoriada

5) No registrar en el año del proceso sentencia judicial consentida o

ejecutoriada, con condena de pena privativa de la libertad, efectiva o

inhabilitación para el cargo.

6) No estar sometido a juicio con detención en el año del proceso de

ascensos; en caso de levantarse la medida judicial antes de la ejecución

de los exámenes del concurso, el postulante recobrará su aptitud y

18
podrá continuar en el proceso.

El postulante que después de haber sido declarado apto, estuviera

comprendido en las prescripciones de los numerales 5) y 6) del presente

artículo, será declarado inapto, siendo excluido del proceso de ascensos, aun

cuando esté considerado en el cuadro de méritos respectivo.

Artículo 51º.- Factores de evaluación y sus coeficientes

Son factores de evaluación de Oficiales Superiores y Suboficiales los

siguientes:

1) Rendimiento profesional o técnico: Coeficiente tres (3)

2) Formación académica: Coeficiente dos (2)

3) Experiencia para el servicio policial: Coeficiente dos (2) 32

4) Moral y disciplina: Coeficiente tres (3)

5) Antigüedad: Coeficiente uno (1)

La nota final de los factores, se obtiene de la suma de los puntajes

multiplicados por su coeficiente correspondiente y dividido entre diez

(10).

Artículo 52º.- Factores de evaluación de los oficiales y suboficiales

Los factores de evaluación del desempeño profesional o técnico, formación

académica, experiencia para el servicio policial y moral y disciplina, serán

evaluados por las juntas selectoras, con base a la información que obra en el

legajo personal, considerando los méritos acumulados hasta el mes de julio

del año del proceso de ascenso, salvo las condecoraciones de la orden al Mérito de la Policía Nacional
del Perú para el personal, por la causal

Servicios Meritorios, que son reconocidos en el año del proceso de ascenso.

Los deméritos impuestos se ponderan hasta el 31 de diciembre del año del

proceso de ascenso.

1) Factor rendimiento profesional o técnico:

Alcanza cien (100) puntos. Se obtiene del promedio aritmético

19
centesimal de las notas anuales de rendimiento profesional,

correspondiente a los años anteriores al año del proceso de ascenso,

conforme a los diferentes grados:

a. Generales, Coroneles, Comandantes, Mayores, Capitanes, Tenientes y

Alféreces de Armas: cuatro (4) años.

b. Coroneles, Comandantes, Mayores y Capitanes de servicios: cinco (5)

años.

c. Sub Oficial Brigadier, Suboficiales Técnico de Primera, Segunda y

Tercera, Suboficiales de primera, Segunda y tercera de Armas y de

Servicios cuatro (4) años.

2) Factor formación académica y Experiencia para el Servicio

Policial:

Alcanzan la puntuación de acuerdo a las tablas delos ANEXOS I y II,

respectivamente que forman parte del presente Decreto Legislativo.

La suma de ambos factores alcanza 100 puntos

4) Factor moral y disciplina:

Alcanza cien (100) puntos, conforme a lo establecido en el ANEXO III

del presente Decreto Legislativo.

El postulante que obtenga menos de sesenta y cinco (65) puntos, será

eliminado del proceso de ascenso.

El postulante que durante el proceso de ascenso se encuentre

involucrado en una falta Muy Grave prevista en la Ley de Régimen Disciplinario, será suspendido en su
ascenso hasta que el órgano

disciplinario correspondiente adopte una decisión en instancia final.

Artículo 53º.- Exámenes obligatorios

El examen de conocimientos es obligatorio para los Oficiales y

suboficiales desde el grado de Teniente hasta el grado de Comandante

y, desde el grado de Suboficial de Tercera hasta el grado de

20
Suboficial Brigadier.

La nota aprobatoria es de cincuenta y cinco (55) sobre cien (100)

puntos.

El reglamento de ascensos establecerá el procedimiento para el

desarrollo y contenido del examen.35

Artículo 54º.- Nota final

La puntuación obtenida del promedio de los factores desempeño profesional

o técnico, formación académica, experiencia para el servicio policial, moral y

disciplina y antigüedad tiene coeficiente siete(7), resultado que se suma a la

nota del examen de conocimientos que tiene coeficiente tres (3). La nota

final es obtenida de la sumatoria de los coeficientes señalados dividido

entre diez (10).36

Artículo 55º.- Ascenso al grado de Teniente

Para el ascenso al grado de Teniente se evalúan los factores rendimiento

profesional y moral y disciplina. Son eliminados del proceso los Alféreces

que:

1) Registran sanción de rigor o sanciones simples que acumuladas excedan

ciento veinte (120) días, durante los últimos cuatro (4) años. A los Alféreces

que fueron eliminados en el proceso del año anterior por esta causal, solo se

les debe considerar en la evaluación del siguiente proceso las sanciones

correspondientes al año en curso.

2) No ostentan Licenciatura en Administración y Ciencias Policiales.

3) Han sido desaprobados en el Curso Básico para Alféreces.

Artículo 56º.- Ascenso al grado de Suboficial de Segunda, de Armas y

de Servicios

Se evalúan los factores rendimiento técnico, moral y disciplina. Son

eliminados del proceso los Suboficiales de Tercera que:

1) Registran sanción de rigor o sanciones simples que acumuladas

21
excedan ciento veinte (120) días, durante los últimos cuatro (4) años. A

los Suboficiales de Tercera que fueron eliminados en el proceso del

año anterior por esta causal, solo se les debe considerar en la

evaluación del siguiente proceso las sanciones correspondientes al año

en curso.

2) No ostentan título de Técnico en Ciencias Administrativas Policiales

los Suboficiales de Tercera de Armas.

Artículo 57º.- Otorgamiento y acreditación

El ascenso por selección o concurso se otorga con fecha 1 de enero del año

siguiente al del proceso. Se acredita con el despacho otorgado a nombre de

la Nación, mediante:

1) Resolución Suprema, para Oficiales Generales de Armas y de Servicios.

2) Resolución Ministerial, para Oficiales Superiores de Armas y de

Servicios. 3) Resolución de la Dirección General de la Policía Nacional del

Perú, para Oficiales Subalternos de Armas y de Servicios.

4) Resolución de la Dirección Ejecutiva de Personal de la Policía Nacional del

Perú, para todos los grados de Suboficiales de Armas y de Servicios.

Artículo 58º.- Determinación de vacantes

Las vacantes en cada grado se determinan por las siguientes causales:

1) Cargos no cubiertos en el cuadro de personal.

2) Ascensos.

3) Pases a la situación de retiro o disponibilidad.

4) Fallecimiento.

5) Otras necesidades derivadas por cambios en la organización.

El número de vacantes para Oficiales y Suboficiales se aprueba mediante

resolución de la Dirección General de la Policía Nacional del Perú, que se

publica anualmente; luego de lo cual no podrán ser reducidas.

Artículo 59º.- De las Juntas

22
La conformación, funciones y procedimientos de las Juntas para los

procesos de ascensos se establecen en el reglamento respectivo.

23
CARRERA POLICIAL DE PANAMÁ
CAPITULO VII
Sección Primera

Disposiciones Generales

Artículo 48. La carrera policial se basa en criterios de profesionalidad y

eficiencia.

El Órgano Ejecutivo, a través del Ministerio de Gobierno y Justicia, promoverá

las condiciones más favorables para la adecuada promoción humana, social y

profesional de los miembros de la Policía Nacional, de acuerdo con los

principios de objetividad, igualdad de oportunidades, méritos y capacidad.

La carrera policial tendrá los siguiente cargos: agente, cabo segundo,

cabo primero, sargento segundo, sargento primero, subteniente, teniente,

capitán, mayor, Subcomisionado, comisionado y subdirector general.

Artículo 49. Quedan sometidos a la carrera policial, los miembros de la Policía

Nacional que, en virtud de nombramiento, tomen posesión del cargo y presten

juramento de conformidad con la Ley.

Los miembros de la Policía Nacional son servidores públicos que, en virtud de

nombramiento, de forma permanente prestan servicio de orden público a la

comunidad nacional, y reciben remuneración con fondos del Estado fijados en

el Presupuesto General del Estado.

Articulo 50. Todo panameño o panameña, sin discriminación alguna, puede

aspirar a desempeñar un cargo en la Policía Nacional, siempre que reúna los

requisitos y cumpla el período de prueba, establecido en esta Ley y sus

reglamentos.

Artículo 51. El ciudadano que ingrese a la Policía Nacional, siguiendo las

normas de reclutamiento y selección, establecidas en estas Ley y sus

24
reglamentos, adquirirá la posición de policía de carrera, en cuanto cumpla el

período de prueba con una evaluación satisfactoria, y el ingreso se producirá

por el cargo inferior del escalafón.

Articulo 52. Serán requisitos comunes para el ingreso de personal:

1. Ser de nacionalidad panameña.

2. Tener mayoría de edad.

3. Encontrarse en condiciones psicofísicas compatibles con el desempeño de

las funciones correspondientes al cargo en que ingresa, y no supera la edad

máxima que establezca la reglamentación.

4. No haber sido condenado por delito doloso o contra la administración pública.

5. Poseer certificado de educación primaria. 6. Cualquier otro requisito que

establezca el reglamento de esta Ley.

Articulo 53. Los requisitos particulares para el ingreso en cada cargo del

escalafón, serán expresamente determinados por la reglamentación que al

efecto se dicte.

Articulo 54. El procedimiento de ingreso a la Policía Nacional se hará de

conformidad con el reglamento que apruebe el Órgano Ejecutivo, con base en

esta Ley.

La selección para el ingreso a la Policía Nacional se hará basada en la

capacidad, competencia profesional, mérito y moral pública del aspirante,

aspectos que se comprobarán mediante instrumentos válidos de medición,

previamente establecidos por la Ley y su reglamento.

Artículo 55. Para lograr la objetividad en el proceso de ingreso a la Policía

Nacional, los instrumentos válidos de medición deberán ser claros, preci

aspirante a policía hasta su evaluación, de acuerdo con el reglamento

respectivo, que determinará, al final de dicho término, si adquiere el status de

policía de carrera, o su separación de la institución.

Sección Segunda

25
Acciones Administrativas

Artículo 59. Entre otras, son acciones administrativas, señaladas por la Ley y el

reglamento, las siguientes: nombramientos, retribuciones, trasladados,

ascensos, licencias, evaluaciones, capacitación, bonificaciones, incentivos,

retiros, reintegros, vacaciones, renuncias, sanciones, destituciones, suspensión

del cargo, permisos, condecoraciones y jubilaciones.

Artículo 60. El presidente de la República, con la

participación del Ministro de Gobierno y Justicia nombrará, cesará y ascenderá

a los miembros de la Policía Nacional, con sujeción a las disposiciones que al

efecto establezcan esta Ley y los reglamentos.

Artículo 61. Los miembros de la Policía Nacional que formen parte de la carrera

policial, tendrán derecho a una remuneración justa, que contemple su nivel de

formación y especialidad, cargo, categoría, antigüedad, nivel académico y

responsabilidad.

Las remuneraciones consistirán en:

1. Sueldo base en función de la categoría.

2. Sobresueldo por años de servicio.

3. Viáticos y gastos por funciones y destino de responsabilidad específicos,

conforme lo disponga el reglamento de esta Ley.

4. Gastos de representación, en los casos en que la Ley los determine.

Artículo 62. Los miembros de Policía Nacional pertenecientes a la carrera

policial, recibirán un sobresueldo del cuatro por ciento (4%) sobre el sueldo

base, por cada dos años de servicios continuos.

Artículo 63. Los miembros de la Policía Nacional tendrán derecho a que se les

conceda licencia con goce de salario, en los siguientes casos:

1. Para asistir a los funerales del cónyuge, compañera o compañero, hijo o hija,

padre, madre y hermano o hermana. Esta licencia será efectiva a partir del día

siguiente al fallecimiento.

26
Además, el Estado le otorgará una asistencia económica para los gastos

de sepelio, cuya cuantía será determinada, de tiempo en tiempo, por el Órgano

Ejecutivo.

2. En el caso de que el policía contraiga matrimonio. En este evento, la licencia

deberá ser solicitada por escrito con quince días de anticipación.

3. En caso del nacimiento de un hijo habido con el cónyuge, o con la

compañera o compañero declarado en la hoja de vida del policía. El Estado le

otorgará una asistencia económica, cuya cuantía será determinada de tiempo

en tiempo, por el Órgano Ejecutivo.

4. En caso de graves calamidades domésticas debidamente comprobadas, a

discreción del Director General de la Policía Nacional, conforme a la gravedad

del hecho. La licencia deberá ser solicitada por el policía, tan pronto tenga

conocimiento del hecho. En el evento de que el policía requiera ausentarse por

tiempo mayor que el establecido en el reglamento, podrá autorizársele

descontándole de su sueldo el tiempo no trabajado, o compensándolo el policía,

con igual tiempo de servicio efectivo, en horas distintas del turno ordinario de su

servicio o de los servicios prestados anticipadamente fuera de sus días libres.

Parágrafo. Las asistencias económicas que en este artículo se establecen,

serán pagadas al policía, aun en el caso en que se encuentre de vacaciones.

Para tener-derecho a ellas, deberá presentar pruebas documentadas del

suceso de que se trate.

Estas asistencias económicas serán imputables al presupuesto de

funcionamiento de la Policía Nacional.

El reglamento de esta Ley determinará el número de días que

corresponda a cada una de las licencias concedidas, de conformidad con e

Artículo 64. El Órgano Ejecutivo, en coordinación con el Instituto para la

Formación y Aprovechamiento de los Recursos Humanos (IFARHU)

establecerá, anualmente, un programa de becas para estudios, en beneficios

27
de los hijos de los miembros de la Policía Nacional.

Artículo 65. Todo miembro de la Policía Nacional que obtenga un título

universitario, debidamente acreditado ante la institución, tendrá derecho a

recibir un reconocimiento y un incentivo salarial, de acuerdo con lo que

establezca el reglamento de esta Ley.

Artículo 66. Los gastos de transporte y viáticos de alimentación y hospedaje

para la realización de misiones especiales, dentro o fuera del territorio nacional,

se ajustarán a las normas que rigen la administración presupuestaria.

Artículo 67. Además de los beneficios antes señalados, el Órgano Ejecutivo

podrá promover y establecer otros que eleven la calidad de vida, desarrollo

cultural, recreativo y moral de todo el personal de la Policía Nacional.

Artículo 68. La Policía Nacional proporcionará defensa técnica, a cargo de la

institución, en procesos judiciales y penales en que sean parte el policía, su

esposa o los hijos menores de edad.

Artículo 69. El personal integrante de la Policía Nacional en estado de

embarazo, tendrá derecho a gozar de licencia remunerada, conforme a las

normas de la seguridad social.

La institución hará los arreglos necesarios para que el personal en estado

de embarazo no efectúe tareas inadecuadas o perjudiciales a su estado.

Artículo. 70. El total de deducciones y retenciones que autoriza esta Ley sobre

el salario de los miembros de la Policía Nacional, en. ningún caso excederá del

cincuenta por ciento (50%), salvo que se trate de pensiones alimenticias o de la

situación prevista en el artículo 4 de la Ley 97 de 1973 y lo que disponga la Ley

Orgánica del Instituto para la Formación y Aprovechamiento de los Recursos

Humanos.

Artículo 71. Los miembros de la Policía Nacional no podrán percibir más de un

sueldo pagado por el Estado, salvo lo que la Constitución Política o la Ley

dispongan para el ejercicio de la docencia y otros cargos públicos, ni

28
desempeñar otros cargos en jornadas simultáneas de trabajo.

Tampoco podrán celebrar, por sí o por interpuesta persona, contratos con

el Estado, ni realizar actos de comercio que tengan relación con la función

policial, salvo los servicios especiales debidamente reglamentados y

autorizados.

Artículo 72. El traslado es el acto de autoridad por el cual la Policía Nacional

transfiere a uno de sus miembros de una dependencia policial a otra.

Artículo 73. El traslado de un miembro de la Policía Nacional, de una zona o

área policial a otra, será recomendado por el jefe de la unidad, de conformidad

con el reglamento interno, salvo los cargos de dirección que requerirán de la

aprobación del Órgano Ejecutivo.

Artículo 74. Dentro de cada zona o área policial, los traslados y rotaciones serán

efectuados por el mando respectivo, según el procedimiento establecido en el

reglamento y de acuerdo con las necesidades del servicio.

Todo traslado o rotación deberá ser informado al Director General de la

Policía Nacional.

Artículo 75. Los traslados y rotaciones de los jefes y subjefes de zona o área

policial, se harán cada dos años o en un tiempo menor, a discreción del Órgano

Ejecutivo.

Artículo 76. A petición de otros directores de instituciones de seguridad pública

o por solicitud de los interesados, por razón del servicio, el Órgano Ejecutivo

podrá autorizar el traslado de unidades de la Policía Nacional a otra institución

de seguridad pública, manteniendo el mismo cargo o su equivalente, y el

derecho a ascenso y jubilación.

Artículo 77. Los ascensos se conferirán a los miembros de la Policía Nacional,

en servicio activo, que cumplan los requisitos legales, dentro del orden

jerárquico, de acuerdo con las vacantes disponibles y conforme a los requisitos

de clasificación establecidos en el reglamento de evaluación y ascensos, que

29
para tal fin adoptará el Órgano Ejecutivo.

Cuando un miembro de la Policía Nacional muera en el ejercicio de sus

funciones, se le hará ascenso post mortem.

Artículo 78. Los miembros de la Policía Nacional tendrán derecho a ser

ascendidos al cargo inmediatamente superior por disposición del Órgano

Ejecutivo, en atención a recomendaciones del Director General de la institución.

Para ello, se cumplirá lo que disponga el reglamento de evaluación y ascensos.

Artículo 79. Los ascensos se consideran estímulos al mérito profesional, a la

antigüedad y a la eficiencia en el servicio policial. A este efecto, se creará una

comisión de evaluación adscrita a la Dirección de Recursos Humanos, cuyo

desempeño será objetivo e imparcial. Ningún miembro de la Policía Nacional

podrá valerse de medios ilícitos para obtener ascenso.

Se reconoce el derecho al recurso de reconsideración y apelación, para

los casos de evaluación que no satisfagan las expectativas del interesado.

Artículo 80. No podrán ser ascendidos los policías llamados a juicio en procesos

penales, los detenidos, los suspendidos del cargo por orden de autoridad

competente, los que no hayan prestado servicio en el cargo inmediatamente

anterior y quienes padezcan trastornos psiquiátricos debidamente

comprobados.

Artículo 81. El Órgano Ejecutivo reglamentará el sistema de evaluación, así

como su periodicidad, el valor de sus resultados y demás detalles necesarios,

para que dicho sistema tenga efectos correctivos y de motivación.

Artículo 82. Las vacaciones consisten en un descanso anual remunerado, que

se calculará a razón de 30 días por cada 11 meses continuos de trabajo, o a

razón de un día por cada 11 días de trabajo efectivamente servido, según

corresponda.

El Director de la Policía Nacional, o la instancia administrativa que

corresponda, debe velar por programar y hacer cumplir el descanso obligatorio

30
de los miembros de la Policía Nacional, evitar que acumulen más de dos meses

de vacaciones y asegurarse de que las vacaciones no se tomen en períodos

fraccionados menores de 15 días cada uno, de acuerdo con la necesidad del

servicio.

Artículo 83. En uso del retiro o terminación de la función de un miembro de la

Policía, el Estado le pagará las vacaciones vencidas o las proporcionales,

según corresponda, en un término no mayor de 30 días, contados a partir de la

fecha de su retiro o terminación de las funciones.

Artículo 84. El Órgano Ejecutivo, a propuesta del Director de la Policía

. Nacional formulará las políticas de capacitación y elaborará las normas técnica

por las cuales debe regirse la capacitación de los miembros de la Policía

Nacional.

Artículo 85. Los miembros de la Policía Nacional pasarán a retiro por las causas

siguientes:

1. Renuncia escrita, debidamente aceptada.

2. Invalidez o jubilación, de conformidad con la Ley.

Artículo 86. El policía podrá presentar renuncia de su puesto cuando lo estime

conveniente, pero no podrá abandonar el puesto sin haber comunicado a su

jefe inmediato la decisión de su renuncia, por lo menos con 15 días de

anticipación. En caso de que incurra en la violación de esta norma, se le

descontará, de las prestaciones que deba percibir, el equivalente a una semana

de salario.

Artículo 87. Reintegro es la acción por medio de la cual la autoridad

nominadora, por propia iniciativa o en cumplimiento de orden proveniente de

autoridad competente, devuelve a un miembro de la Policía Nacional su calidad

de tal, siempre que haya privado previamente de ella, con carácter

permanente, por efectos de una acción de destitución.

Artículo 88. El miembro de la Policía Nacional perteneciente a la carrera policial,

31
reintegrado por orden judicial, tendrá derecho a los salarios dejados de percibir

desde su destitución o separación, hasta el momento en que se haga efectivo

su reintegro y vuelva a ocupar el mismo cargo, salvo que éste acepte otro

equivalente en jerarquía, funciones y remuneración.

Sección Tercera

Niveles y cargos

Artículo 89. La Policía Nacional consta de los siguientes niveles y cargos:

1. Nivel básico: agente, cabo segundo, cabo primero, sargento segundo, y

sargento primero.

2. Nivel de oficiales: subteniente, teniente, capitán y mayor.

3. Nivel superior: subcomisionado y comisionado.

4. Nivel directivo: director y subdirector general.

Artículo 90. Los ascensos y cargos serán otorgados por el Presidente de la

República, previa recomendación del Director General de la Policía Nacional y

del Ministro de Gobierno y Justicia, de acuerdo con la hoja de vida del miembro

de la Policía Nacional.

Artículo 91. El régimen de personal de la Policía Nacional incorporará las

escalas salariales, correspondientes a los respectivos cargos, Y contemplará

los procedimientos de ascensos.

Artículo 92. Las normas y principios establecidos en la presente Ley y sus

reglamentos, relativos a la carrera policial, serán aplicables únicamente al

personal juramentado de la Policía Nacional.

Artículo 93. Los miembros de la Policía Nacional que ingresen a la carrera

policial, luego de su nombramiento y toma de posesión, y antes del inicio de sus

funciones, prestarán juramento de acatamiento a la Constitución Política y a las

leyes, en los siguientes términos:

"Juro a Dios y la Patria, en presencia de la bandera y bajo la autoridad del

Presidente de la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes en

32
defensa de la democracia y los derechos humanos, la seguridad y el orden público"

Artículo 94. Los miembros de la Policía Nacional que no profesen creencia

religiosa, podrán prescindir de la invocación de Dios en su juramento.

Sección Cuarta

Estados del Personal

Artículo 95. Los estados en que puede encontrarse el personal de carrera de la

Policía Nacional son:

1. Servicio activo

2. Disponibilidad

3. Jubilación.

Artículo 96. Las causas por las que un miembro de la Policía Nacional puede

pasar del estado de servicio activo al de disponibilidad, son las siguientes:

1. Una sanción disciplinaria que no implique destitución.

2. Causa penal, que lleve consigo la separación provisional del cargo hasta que

se dicte sentencia definitiva.

3. Sentencia judicial condenatoria, cuando la pena sea privativa de la libertad.

4. Enfermedad o incapacidad temporal.

Artículo 97. Para volver al servicio activo desde el estado de disponibilidad, será

precisa la comprobación de que persisten en el interesado las aptitudes

psicofísicas y profesionales adecuadas para el desempeño de la función

correspondiente, según se establezca en el reglamento.

Artículo 98. El personal separado definitivamente del servicio activo, pasará al

estado de jubilación, si ha cumplido el tiempo de servicio reglamentario.

Artículo 99. Los miembros de la Policía Nacional tendrán derecho a ser

jubilados por los siguientes motivos:

1. Haber cumplido 25 años de servicio consecutivos o 30 años de servicio no

continuos prestados dentro de la institución.

La jubilación conlleva el derecho a percibir la suma correspondiente al último

33
sueldo devengado.

Parágrafo. Los miembros que ingresaron a la policía a partir del 1 de enero de

1985, tendrán derecho a ser jubilados al cumplir 30 años de servicio dentro de

la institución.

2. Cuando, en cumplimiento del deber, queden inválidos de por vida o

imposibilitados para prestar servicio. En este caso, la jubilación se cubrirá

conforme lo indicado en el numeral anterior.

3. Previa solicitud, por disminución de la capacidad psicofísica; por incapacidad

profesional o por conducta deficiente, o por sobrepasar la edad mínima

correspondiente a su cargo, después de 20 años de servicio continuos dentro

de la institución. En este caso tendrá derecho a que se le pague una asignación

mensual de retiro que no sobrepase el setenta por ciento (70%) de su último

sueldo. El Órgano Ejecutivo proveerá los fondos en el presupuesto para cubrir

esta prestación y el reglamento establecerá la forma de determinar la cuantía

de la asignación.

Artículo 100. El personal no juramentado se jubilará según lo dispuesto en la

Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social.

Artículo 101. El miembro de la Policía Nacional que encontrare la muerte en un

acto de heroísmo; en tránsito hacia su puesto de servicio o viceversa, o en el

desempeño de sus funciones, será sepultado por cuenta del Estado y se le

harán los honores que le correspondan, luego de los cuales se podrán celebrar

las ceremonias o ritos que sus familiares hayan dispuesto. Sus beneficiarios

tendrán derecho a un auxilio pecuniario que será decretado por el Presidente

de la República, previa comprobación de las circunstancias expresadas. La

cuantía será igual al sueldo que hubiere podido devengar el fallecido durante un

año de servicio.

Además del auxilio pecuniario de que trata este artículo, los hijos del

miembro de la Policía que encontrare la muerte en la forma antes descrita,

34
recibirán un auxilio cuya cuantía será determinada, de tiempo en tiempo, por el

Órgano Ejecutivo.

Este auxilio pecuniario será destinado para la crianza y educación de los

hijos, hasta la terminación de sus estudios universitarios.

Estos beneficios cesarán por abandono de los estudios y par fracasar dos

años académicos en el período de cinco años, si es estudiante de escuela

secundaria. En el caso de los mayores de edad, por tener un índice académico

universitario inferior a uno o por haber cumplido años de edad.

Si el hijo del miembro de la policía fallecido es un discapacitado profundo,

el auxilio pecuniario se dará hasta que esté lo requiera.

Los auxilios pecuniarios de que trata este artículo no podrán ser

embargados ni secuestrados judicialmente.

Artículo 102. El auxilio de que trata el artículo anterior será otorgado con el

sueldo correspondiente al cargo superior inmediato al que tenía el fallecido, y

será repartido de lo que el policía disponga en la hoja de

beneficiarios o en su defecto, se distribuirá por parte iguales entre hijos y el

cónyuge sobreviviente o compañero o compañera declarados en unión libre.

De no existir hijos ni cónyuge sobreviviente o compañero o compañera

declarada, y no haber dispuesto nada el policía en la hoja de beneficiario, el

auxilio se entregará a la madre y al padre, y a falta de éstos, a los familiares

más cercanos por consanguinidad o afinidad.

Artículo 103. Los miembros de la Policía Nacional que pertenezcan a la carrera

Policial serán destituidos, motivo por el cual se les eliminará en el

correspondiente escalafón de la institución, en los siguientes casos:

1. Haber sido condenado mediante sentencia judicial ejecutoriada por la

comisión de un delito doloso que conlleve pena de prisión.

2. Por decisión disciplinaria ejecutoriada, tras la violación de los preceptos

1. Cumplir, en todo momento, los deberes que impone la Ley, así como

35
respetar y proteger la dignidad y los derechos humanos de todas las personas.

2. Prestar personalmente sus servicios, con la eficiencia requerida para el

cumplimiento de las tareas encomendadas, conforme a las modalidades que

determinen los reglamentos.

3. Acatar las órdenes e instrucciones emanadas de los superiores jerárquicos,

que dirijan o supervisen las actividades del servicio correspondiente, de

conformidad con las especificaciones del cargo que desempeñan.

4. Guardar, en todo momento, conducta decorosa y observar, en las relaciones

con sus subordinados y con el público, toda la consideración y cortesía debidas.

5. Guardar secreto absoluto sobre los asuntos del servicio que, por su

naturaleza o por las instrucciones recibidas, no deben ser divulgadas, excepto

cuando el asunto del servicio sea violación a los derecho humanos o a la Ley.

El deber de mantener el secreto existe aun cuando el miembro de la Policía

Nacional haya cesado en el ejercicio de sus funciones.

6. Vigilar, conservar y salvaguardar los documentos, bienes e intereses de su

componente policial, confiados a su guarda, uso o administración. 7. Atender

regularmente las actividades de adiestramiento y perfeccionamiento destinados

a mejorar su capacitación.

8. Poner en conocimiento de sus superiores, las iniciativas que estimen útiles

para conservación del patrimonio nacional y para mejoramiento de los servicios

que brindan.

9. Conocido el hecho, presentarse en el término de la distancia cuando ocurran

alteraciones graves del orden público, en cuyo restablecimiento deba participar

de acuerdo con órdenes, planes o convocatoria pública por parte de sus

superiores.

10. Instruir debida y oportunamente a los subalternos, acerca de la observancia

de los reglamentos y órdenes relacionadas con la prestación del servicio,

cuando se esté obligado a ello por razón del cargo o función.

36
11. Informar al superior sobre la comisión de delitos investigables de oficio o

sobre las faltas disciplinarias que comprometan la responsabilidad del Estado o

pongan en serio peligro el prestigio y la moral institucional.

Artículo 109. El miembro de la Policía Nacional tendrá derecho a:

1. Gozar de estabilidad en el desempeño de su cargo. En consecuencia, sólo

podrá ser retirado de servicio por los motivos señalados en esta Ley y sus

reglamentos.

2. Gozar de treinta días de vacaciones anuales pagadas.

3. Obtener permisos remunerados, así como licencias, con o sin sueldo. Las

formas y procedimientos relativos a éstas serán determinados en el reglamento

interno de la Policía Nacional.

4. Percibir el pago de sus vacaciones y decimotercer mes, aun en los casos de

destitución o renuncia.

5. Cumplir un horario de servicio, que se determinará de acuerdo con esta Ley,

adaptado a las peculiares características de la función policial. 6. Emitir

libremente su voto durante las elecciones.

7. Reunirse pacíficamente en su tiempo libre, para tratar asuntos que no tengan

relación con actividades políticas.

8. Percibir remuneración justa, conforme a lo establecido en esta Ley, o en

leyes especiales y sus reglamentos.

9. Ejercer la propiedad del cargo y usar el título correspondiente. El U50 del

título del cargo policial, queda prohibido para la realización de actividades

comerciales y políticas.

10. Servir el destino y cumplir las funciones inherentes a cada cargo y

escalafón.

11. Ocupar el cargo correspondiente al nivel alcanzado, según las aptitudes

demostradas, en los distintos aspectos de la función policial.

12. Recibir los ascensos que les correspondieren, conforme a las normas de la

37
reglamentación respectiva.

13. Solicitar cambio de destino, siempre que no causare perjuicio al servicio.

14. Usar el uniforme, insignias y demás distintivos propios del cargo y función

que desempeña, de acuerdo con las disposiciones legales vigentes.

15. Percibir los sueldos, emolumentos y demás asignaciones que las

disposiciones legales vigentes determinen para el nivel, cargo y situación.

16. Percibir el haber de retiro para sí y la pensión policial para sus derechos

habientes, conforme a las disposiciones legales vigentes.

17. Recibir asistencia médica gratuita y la provisión de los medicamentos

necesarios, a cargo del Estado, hasta el total restablecimiento de una

enfermedad contraída, agravada o producida, por accidente o por acto en

servicio.

18. Recibir servicio asistencial para sí y para familiares a su cargo,' I conforme a

las normas legales vigentes.

19. Desarrollar sus aptitudes intelectuales y físicas, mediante la asistencia a

cursos extra policiales, estudios regulares en establecimientos reconocidos

oficialmente, de cultura general o formación profesional, y práctica de deportes

y otras actividades análogas, siempre que su asistencia no dificulte la

prestación normal del servicio exigible a su nivel, cargo o destino, y los gastos

consiguientes no carguen al interesado.

20. Recibir defensa técnica, a cargo de la institución, en procesos penales

incoados en su contra, con motivo de actos o procedimientos del servicio.

21. Tener acceso a la documentación que sustente una resolución denegatoria

de ascenso, uso de licencias reglamentarias y otros derechos determinados en

esta Ley y su reglamentación.

22. Presentar recursos en los casos de procedimientos, por actitudes

ostensibles del superior que signifiquen menoscabo a la dignidad del policía, en

servicio o fuera de él.

38
23. Percibir el auxilio pecuniario, pagado por el Estado para su sepelio o

entierro y honras fúnebres que, para el nivel y cargo, determine la re- glamentación correspondiente.

24. Participar en cursos de perfeccionamiento en la carrera policial.

Artículo 110. Es prohibido a los miembros de la Policía Nacional:

1. Tratar a los superiores subalternos, compañeros o al público, en forma

descortés e impropia, o empleando vocabulario soez o con modales no

acordes con la moral y las buenas costumbres.

2. Faltarle el respeto y consideración a. un miembro de otro cuerpo u

organismo de seguridad o funcionario del Estado, al cual se le debe

asistencia o apoyo en el ejercicio de sus funciones.

3. Inducir, por cualquier medio, a otra persona a cometer errores u omitir

información, declaraciones, conceptos o datos, necesarios para es- clarecer la verdad acerca de un
hecho relacionado con el servicio.

4. Conceder declaraciones, provocar o dar lugar a publicaciones, sin

autorización de sus superiores, sobre asuntos de la institución, que

afecten la disciplina y la moral o pongan en peligro la integridad de sus

miembros.

5. Desautorizar, interferir o desobedecer, sin causa justificada, decisiones

que, con base en atribuciones legales o reglamentarias, asuma cualquier

miembro de la Policía Nacional en relación con el servicio.

6. Obstaculizar y negar la cooperación necesaria en las investigaciones

que realice cualquier autoridad administrativa o judicial.

7. Aprovechar la autoridad del cargo o del nivel para obtener, de los

subalternos o de los particulares, dádivas, préstamos o cualquier otro

beneficio, para sí o para tercero.

8. Servirse de bienes y equipos de la Policía Nacional, o de carácter

particular, puestos bajo su responsabilidad, para violar la Ley, los reglamentos o instrucciones
superiores, mediante alguna de las siguientes

39
conductas:

a. Retenerlos o apropiárselos.

b. Incurrir en negligencia o actuar con impericia o imprudencia. c.

Usarlos en beneficio propio o de tercero.

ch. Darles aplicación o uso diferente al que les fue asignado.

d. Extraviarlos, perderlos, dañarlos o deshacerlos.

e. Entregarlos a personas distintas a su verdadero dueño.

f. Demorar injustificadamente su entrega a las autoridades

competentes o la devolución al dueño. g. Realizar o promover actividades tendientes a paralizar, total o

parcialmente, la presentación del servicio que le corresponde a la

Policía Nacional.

9. Discriminar a un superior, subalterno o compañero, por razón de sexo, etnia

o credo religioso.

10. Someter a acoso sexual a sus compañeros o compañeras de labores. El

reglamento interno definirá y desarrollará esta materia...

11. Realizar servicio de inteligencia a los partidos políticos y a sus miembros.

12. Exteriorizar juicios, opiniones o críticas de carácter político.

13. Cualquier otra que establezca el reglamento de esta Ley.

El reglamento de disciplina establecerá la sanción correspondiente a cada una de

estas prohibiciones.

40
ANÁLISIS DE LA CARRERA POLICIAL DEL PERU Y
PANAMA
PERU
Esta es la ley 1149, cuyo artículo 87 está referida a la renovación de
cuadros de la PNP. En comisión ya fue abolida

Un grupo de trabajo de la Comisión de Constitución decidido por mayoría,


se recomendó la derogación de la modificación del artículo 87 del Decreto
Legislativo 1149, referida a la renovación de cuadros de manera
excepcional de la Policía Nacional del Perú (PNP).

Bajo esta ley que fue modificada a fines del año pasado, se pasó al retiro a
790 oficiales de la institución castrense.

Se estaba observando en artículo 1, en el extremo que modifica el artículo


87 del DL 1149 señalándose en el inciso 2, que el comando institucional de
la PNP en consideración a las necesidades de la institución y en base a
criterio de oportunidad pública podrá promover la renovación de cuadro de
manera excepcional en cualquier momento indistintamente, una vez al año
respecto de cada grado

Comentarios de muchos congresistas tras la promulgación de la ley fueron:


"excede cualquier precepto constitucional". "Consideramos que debe
evaluarse los fines legítimos que la decisión pretende alcanzar o servir por
lo que se recomienda la derogación de la modificación del artículo 87,
referida a la renovación de cuadros de manera excepcional"

Oficiales y suboficiales en actividad así como los oficiales que fueron


pasados al retiro se expresaron conformes con esta aprobación

Se indicó si la derogación se aprueba, no sería retroactiva, esta


derogatoria es de aquí hacia adelante, no tiene ningún efecto retroactivo,
quienes quieran reincorporarse van a tener que continuar sus procesos
judiciales.

41
PANAMÁ
Con la nueva Ley de la Policía Nacional se formará una nueva policía. Los
patrones de organización y funcionamiento que han prevalecido hasta
ahora en la policía serán sustituidos por los que postula el Régimen de la
Policía Comunitaria, solidaria, próxima al ciudadano, promotora y
protectora de los derechos humanos y de la participación ciudadana, con
prácticas transparentes y orientadas hacia la rendición de cuentas. La
implementación de este régimen será gradual y progresiva. Su avance
requerirá del diseño y ejecución de los programas y proyectos que se
ejecuten en aplicación de la política de personal que se formule. Las
estrategias al respecto serán adoptadas con la participación de los niveles
estrictamente policiales. En relación con éstas, la ley hace énfasis en el
aspecto humano de la relación de servicio, particularmente porque las
exigencias de la nueva policía demandan del agente el compromiso y
dedicación que hagan posible el respeto, confianza y credibilidad de la
sociedad en la institución policial. El esfuerzo y el sacrificio, que son
factores siempre presentes en la prestación de este servicio, son, bajo este
régimen, mayores, porque el nuevo policía, en su relación con la sociedad,
no se acompañará únicamente con los recursos propios de la autoridad de
que está investida, sino con los que se derivan de su condición de factor
determinante para promover instancias de participación ciudadana en la
prevención y control del delito, y de promotor del bienestar social de la
comunidad. Su papel no será exclusivamente el de quien combate el
delito, porque se alternará con el del servidor de la comunidad, dispuesto
permanente a auxiliar a quien lo solicite o lo necesite, o a acompañar a los
vecinos en sus esfuerzos de superación comunal. En este nuevo régimen
policial, se requiere de un agente con voluntad de servicio, orgulloso de
pertenecer a la institución y entregado por convicción a la protección y
defensa de la integridad, vida y dignidad de las personas. No se logrará si
no se crean las condiciones que le garanticen seguridad para él y su
familia. Seguridad en salud, en educación, en vivienda, en salario, en
superación personal y demás. Por lo anterior, al par de la regulación propia
de una ley de esta naturaleza, se establecen la normativa que reconoce
protecciones especiales al agente policial por su riesgosa labor. Quien
arriesga la vida por los demás como una profesión, tiene derecho a que se
le reconozcan especiales estímulos materiales y espirituales. La institución
debe acoger a sus agentes y a sus familias en un ambiente armonioso, en
donde la integridad y superación familiar sea la piedra angular sobre la que

42
se sostenga la voluntad de servir a riesgo de su vida. Hasta ahora la
policía no ha tenido regulación clara, precisa y sistémica en sus relaciones
laborales. Con este proyecto se crea la carrera policial dotándola de los
elementos estructurales y sustantivos. Se distribuyen las funciones entres
los órganos competentes, se crea el escalafón y se consagran los
derechos, obligaciones y demás situaciones jurídicas subjetivas que
forman la relación de servicio. Las sanciones son acordes a las faltas y el
despido es atribuido a un órgano especial. La baja deshonrosa es una
sanción para el que viole la ley. Nadie que haya sido condenado por un
delito o expulsado del servicio con deshonor, puede ostentar sus grados,
sus insignias, sus condecoraciones, sin ofender la dignidad de quienes
encontrándose en servicio activo, arriesgan su vida con honor para evitar
que otros cometan los actos de aquel. Quienes traicionen los principios y
valores que inspiran, rectoran y dirigen el servicio policial no deben gozar
de ningún privilegio de los que corresponden al policía respetuoso de la ley
que se encuentre en servicio activo o en retiro. Sin los mecanismos
reconocidos en este proyecto y en el de la Ley de Policía Nacional, la
nueva policía no será posible. Necesita de este marco para ser una
realidad, porque su nacimiento y desarrollo está condicionada a esta
normativa. Pero será el ritmo que se le imprima a la aplicación de estos
mecanismos, el que condicionará su avance. El que se medirá con el
aumento de la confianza y credibilidad de la población sobre la actuación
de la policía. Éste será el mejor y más auténtico indicador del momento en
que se considerará el nacimiento oficial de la nueva policía.

43
ANEXOS

44
REFERENCIAS
file:///C:/Users/Lino/Downloads/310224826-Ley-18-Panama.pdf
https://cambiogeneracional.files.wordpress.com/2012/11/proyecto-de-ley-de-la-carrera-
policial.pdf
https://photos.state.gov/libraries/honduras/328666/naspdf/laws_police.pdf

45