Está en la página 1de 24

TAPAZOL

FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION:


Cada tableta contiene:
Tiamazol 5 mg
Descripción: El tiamazol (1-metilimidazol-2-tiol) es una sustancia cristalina blanca muy
soluble en agua. En cuanto a su estructura química, difiere de los compuestos de la serie
del tiouracilo en que tiene un anillo de 5 átomos en lugar de 6.
Cada tableta contiene 5 ó 10 mg (43.8 ó 87.6 mmol) de tiamazol, un medicamento
antitiroideo de administración oral. El peso molecular es 114.16 y la fórmula empírica es
C4H6N2S.

INDICACIONES TERAPEUTICAS:
El tiamazol está indicado en el tratamiento médico del hipertiroidismo. El tratamiento a
largo plazo puede ocasionar la remisión de la enfermedad.
El tiamazol también puede usarse para mejorar el hipertiroidismo en la etapa de
preparación para tiroidectomía subtotal o tratamiento con yodo radiactivo. El tiamazol
también se usa cuando la tiroidectomía está contraindicada o no es recomendable.

FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS:


El tiamazol inhibe la síntesis de hormonas tiroideas; así es eficaz en el tratamiento del
hipertiroidismo. El medicamento no inactiva la tiroxina ya formada o la triyodotironina
almacenada en el coloide tiroideo o circulando en la corriente sanguínea, ni interfiere con
la eficacia de hormonas tiroideas administradas por vía oral o parenteral.
Las acciones y el uso del tiamazol son semejantes a las del propiltiouracilo. Por unidad de
peso, el medicamento es por lo menos 10 veces más potente que el propiltiouracilo, pero
la acción del tiamazol puede ser menos uniforme.
El tiamazol se absorbe fácilmente en el tracto gastrointestinal. Se metaboliza rápidamente
y debe administrarse a intervalos cortos. El tiamazol se excreta en la orina.
En animales de laboratorio, varios regímenes que suprimen en forma continua la función
tiroidea y aumentan en consecuencia la secreción de HET, producen hipertrofia del tejido
tiroideo. Bajo tales condiciones, también se ha reportado la aparición de neoplasias
tiroideas y pituitarias. Los regímenes que se han estudiado en este sentido incluyen
agentes antitiroideos, como el tiamazol, así como la deficiencia de yodo en la dieta, la
tiroidectomía subtotal, la implantación de tumores pituitarios autónomos secretores de
tirotropina, y la administración de bociógenos químicos.

CONTRAINDICACIONES:
El tiamazol está contraindicado cuando existe hipersensibilidad al medicamento y en
madres durante la lactancia, puesto que el medicamento se excreta en la leche.

PRECAUCIONES O RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO O LA


LACTANCIA:
El tiamazol, usado juiciosamente, es un medicamento eficaz para el hipertiroidismo
complicado por embarazo. En muchas mujeres embarazadas, el hipertiroidismo disminuye
al progresar la gestación; por lo tanto es posible reducir la dosis. En algunos casos se
puede suspender la administración de tiamazol 2 ó 3 semanas antes del parto.
Madres que amamantan: El medicamento aparece en la leche humana y está
contraindicado en madres durante el periodo de lactancia (véase Advertencias).

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:


Las reacciones secundarias de mayor importancia (mucho menos frecuentes que las
reacciones adversas de menor importancia) incluyen inhibición de mielopoyesis
(agranulocitosis, granulocitopenia y trombocitopenia), anemia aplástica, fiebre
medicamentosa, síndrome semejante al lupus eritematoso, síndrome autoinmune de
insulina (el cual puede resultar en coma hipoglucémico), hepatitis (la ictericia puede
persistir durante varias semanas después de haber dejado de administrar el
medicamento), periarteritis e hipoprotrombinemia. La nefritis es muy rara. La reacciones
secundarias de importancia menor, incluyen erupción cutánea, urticaria, náuseas, vómito,
malestar epigástrico, artralgias, parestesias, pérdida del sentido del gusto, alopecia,
mialgias, cefalea, prurito, somnolencia, neuritis, edema, vértigo, pigmentación cutánea,
ictericia, sialoadenopatía y linfadenopatía. Debe señalarse que aproximadamente el 10%
de los pacientes con hipertiroidismo no tratado presentan leucopenia (recuento
leucocitario de menos de 4,000 leucocitos por mm3), a menudo con granulocitopenia
relativa.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO:


La actividad de los anticoagulantes se puede aumentar por la acción antagonista de la
vitamina K que se atribuye al tiamazol.

ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO:


Se debe medir el tiempo de protrombina durante la terapia con el medicamento,
especialmente antes de procedimientos quirúrgicos, porque el tiamazol puede producir
hipoprotrombinemia y sangrado (véase Precauciones). Se debe vigilar periódicamente la
función tiroidea y el hallazgo de una elevación en la HET justifica la disminución en la
dosis de tiamazol.
Precauciones: Los pacientes tratados con tiamazol deben ser vigilados de cerca y se les
debe advertir que informen inmediatamente cualquier sintomatología, especialmente
faringitis, erupciones cutáneas, fiebre, cefalea o malestar general. En tales casos deben
hacerse recuentos y fórmulas leucocitarias para determinar la presencia de
agranulocitosis.

PRECAUCIONES Y RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS,


MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:
En un estudio de 2 años, se les dio a las ratas tiamazol en dosis de 0.5, 3 y 18 mg/ kg/día.
Estas dosis fueron 0.3, 2 y 12 veces la dosis máxima humana de mantenimiento de 15
mg/día (cálculo basado en el área de superficie corporal). Hiperplasia tiroidea, adenoma
tiroideo y formación de carcinoma se desarrollaron en las ratas que recibieron las dosis
más altas. La importancia clínica de estos descubrimientos no se ha establecido.
Advertencias: La agranulocitosis puede ser un efecto colateral grave. Se debe indicar a
los pacientes que reporten cualquier síntoma de agranulocitosis, como fiebre o dolor de
garganta. También pueden ocurrir leucopenia, trombocitopenia y anemia aplástica
(pancitopenia). El medicamento se debe suspender en presencia de agranulocitosis,
anemia aplástica (pancitopenia), hepatitis o dermatitis exfoliativa. Se debe vigilar la
función de la médula ósea del paciente.
Debido a que el tiamazol y el propiltiouracilo tienen perfiles de toxicidad hepática
similares, se hace hincapié en las reacciones hepáticas graves que han ocurrido con
ambos medicamentos. Han habido reportes raros de hepatitis fulminante, necrosis
hepática, encefalopatía y muerte. Los síntomas que sugieren disfunción hepática
(anorexia, prurito, dolor en el cuadrante superior derecho, etc.) dan motivo a la valoración
inmediata de la función hepática. El tratamiento con el medicamento se debe suspender
de inmediato en caso de evidencia clínicamente significativa de anomalía hepática
incluyendo valores de transaminasas hepáticas que sobrepasen 3 veces el límite superior
de los valores normales.
El tiamazol puede causar daño fetal cuando se administra a una mujer embarazada. El
tiamazol atraviesa fácilmente la barrera placentaria y puede producir bocio y aún
cretinismo en el feto en desarrollo. También han ocurrido casos raros de aplasia de la piel
que se manifiesta por defectos en el cuero cabelludo, en niños nacidos de madres que
habían recibido tiamazol durante el embarazo. Si el tiamazol se usa durante el embarazo,
o si la paciente se embaraza mientras está tomando este medicamento, se le debe
advertir del peligro potencial para el feto.
Puesto que no se han informado defectos en el cuero cabelludo en hijos de pacientes
tratadas con propiltiouracilo, en mujeres embarazadas que necesitan tratamiento con
medicamentos antitiroideos, dicho medicamento puede ser preferible al tiamazol. Las
pacientes en el periodo del posparto que estén recibiendo tiamazol no deben amamantar
a sus hijos.

DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION:


Dosis: El tiamazol se administra por vía oral. Por lo general se administra en 3 dosis
iguales a intervalos de aproximadamente 8 horas.
Adultos: La dosis inicial diaria es de 15 mg para hipertiroidismo leve, 30 a 40 mg para
hipertiroidismo moderadamente grave y 60 mg para hipertiroidismo grave, administrada
en 3 dosis fraccionadas iguales a intervalos de 8 horas. El tratamiento de sostén es de 5 a
15 mg diarios.
Niños: La dosis inicial diaria es de 0.4 mg por kg de peso administrada en 3 dosis
fraccionadas iguales a intervalos de 8 horas. La dosis de sostén es aproximadamente la
mitad de la dosis inicial.
Vía de administración: Oral.

SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL: MANIFESTACIONES Y MANEJO


(ANTIDOTOS):
Signos y síntomas: Los síntomas pueden incluir náusea, vómito, malestar epigástrico,
cefalea, fiebre, dolor articular, prurito y edema. Se pueden presentar anemia aplástica
(pancitopenia) o agranulocitosis en horas o días. Los efectos menos frecuentes son
hepatitis, síndrome nefrótico, dermatitis exfoliativa, neuropatías y estimulación o depresión
del SNC. Aunque no se ha estudiado a fondo, la agranulocitosis inducida por tiamazol,
suele asociarse con dosis de 40 mg o más en pacientes mayores de 40 años de edad.
No se dispone de información sobre la dosis letal media del medicamento ni de la
concentración de tiamazol en los líquidos biológicos, asociados con toxicidad y/o muerte.
Tratamiento: En el control de la sobredosis, es preciso tener en mente la posibilidad de
sobredosis por múltiples medicamentos, interacción entre los medicamentos y
farmacocinética poco usual en su paciente.
Proteja las vías respiratorias del paciente manteniendo ventilación y perfusión. Controle
meticulosamente y mantenga dentro de los límites aceptables, los signos vitales, los
gases sanguíneos, los electrólitos séricos, etc. La absorción de los medicamentos desde
el aparato gastrointestinal puede disminuirse con la administración de carbón activado
que, en muchos casos, es más efectivo que el vómito o los lavados gástricos; piense en la
posibilidad de usar carbón activado en lugar de o concomitantemente al vaciamiento
gástrico. La administración de dosis repetidas de carbón activado a lo largo de cierto
tiempo, puede apresurar la eliminación de algunos de los medicamentos que se hayan
absorbido.
Proteja las vías respiratorias del paciente cuando emplee el vaciamiento gástrico o el
carbón activado.
No se ha establecido el beneficio de la diuresis forzada, la diálisis peritoneal, la
hemodiálisis o la hemoperfusión con carbón activado para la sobredosis de tiamazol.

PRESENTACION:
Caja con 20 tabletas de 5 mg.

RECOMENDACIONES PARA ALMACENAMIENTO:


Consérvese a la temperatura ambiente 15 a 30°C (59 a 86°F).

Efectos secundarios
Interacciones de TIAMAZOL
Potencia efecto de: anticoagulantes orales, propranolol u otros ß-bloqueantes, glucósidos digitálicos, teofilina.
Respuesta disminuida con: amiodarona, glicerol iodado, yodo o yoduro potásico. Disminuye la captación
tiroidea de 131I.

Tabletas

(Propranolol)

COMPOSICIÓN

INDERAL® 10 mg

Cada TABLETA contiene:

Clorhidrato de propranolol 10 mg
Excipientes, c.s.

INDERAL® 40 mg

Cada TABLETA contiene:

Clorhidrato de propranolol 40 mg
Excipientes, c.s.

ACCIÓN FARMACOLÓGICA

Farmacocinética:

El propranolol es un antagonista competitivo de los receptores adrenérgicos beta 1 y beta2. No


posee actividad agonista de los adrenoreceptores beta, pero sí moderada actividad estabilizadora
de membrana similar a la quinidina que le confiere efecto antiarrítmico.
En el hombre se ha demostrado el bloqueo beta mediante un desplazamiento paralelo hacia la
derecha de la curva de respuesta dosis-frecuencia cardíaca a los agonistas beta tales como la
isoprenalina.

El propranolol tiene alta solubilidad lipídica por lo cual tiene amplia penetración en los tejidos.

La biodisponibilidad del propranolol se reduce significativamente con el metabolismo del primer


paso. Tras la administración endovenosa, la vida media plasmática del propranolol es de
alrededor de 2 horas y la relación entre metabolitos y medicamento original en la sangre es
menor que después de la administración oral. En particular, no está presente el 4-
hidroxipropranolol tras la administración endovenosa. El propranolol se absorbe por completo
tras la administración oral, y las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan de 1 a 2
horas después de la dosis en pacientes en ayunas. El hígado elimina hasta el 90% de una dosis
oral, con una vida media de eliminación de 3 a 6 horas. El propranolol se distribuye amplia y
rápidamente en todo el organismo, y los niveles más altos se observan en los pulmones, el
hígado, el riñón, el cerebro y el corazón. El propranolol tiene gran afinidad de enlace con las
proteínas (80 a 95%).

Farmacodinamia

El propranolol posee los siguientes efectos:

• Efecto antianginoso debido a su efecto inotropo y cronotropo negativos, lo cual reduce la


demanda de oxígeno por el miocardio.

• Efecto antiarrítmico debido a que reduce la conducción nodal aurículo-ventricular, los latidos
ectópicos y la descarga sinusal. El propranolol es un antiarrítmico Clase II.

• Efecto antihipertensivo: El propranolol reduce el gasto cardíaco, disminuye la respuesta


simpática periférica e inhibe la liberación de renina. Sin embargo, los mecanismos
antihipertensivos no están plenamente dterminados.

• Efecto antitremor: Mediado por mecanismos de beta-2 receptores periféricos.

• Debido a que el propranolol reduce la gradiente de presión del flujo cardíaco elevado, por
estimulación exacerbada de los beta-receptores, el propranolol, asociado con otras drogas,
puede disminuir la cardiopatía hipertrófica.

• Reducción de la isquemia del miocardio, debido a que el propranolol reduce el consumo de


oxígeno en el paciente con infarto de miocardio.

• Prevención de la dilatación arterial (cefalea vascular) por acción beta-bloqueadora, bloqueo


de agregación de plaquetas inducida por catecolaminas y lipólisis, reducción de la adhesividad
plaquetaria, prevención de la elevación de factores de coagulación durante la liberación de
epinefrina, promoción de la liberación de oxígeno tisular e inhibición de la secreción de renina.

• Debido al control de síntomas por su acción de bloqueo de receptores beta, el propranolol


puede reducir la ansiedad.

• La reducción de síntomas como tremor y taquicardia, y de la presión arterial, el propranolol


participa en la terapia contra la tirotoxicosis.

INDICACIONES: Hipertensión arterial. Angina de pecho. Infarto agudo de miocardio. Arritmias


cardíaca. Profilaxis de cefalea vascular. Tratamiento del temblor esencial. Control de la ansiedad.
Tratamiento auxiliar de la tirotoxicosis y crisis tirotóxicas. Tratamiento auxiliar de la
cardiomiopatía hipertrófica obstructiva. Tratamiento auxiliar del feocromocitoma

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Posología por vía oral.

Adultos:

• Hipertensión arterial: 40 mg dos veces al día. La dosis puede aumentar según respuesta y
tolerabilidad, por lo general hasta 120 a 240 mg/día. Incluso, dosis tan altas como 640 mg
pueden ser necesarias.

• Angina de pecho: 80 a 320 mg/día, dividido dos, tres o cuatro veces al día.

• Infarto agudo de miocardio: 180 a 240 mg/día, en dosis dividida.

• Arritmias cardíaca: 10 a 30 mg tres a cuatro veces al día.

• Profilaxis de cefalea vascular: Al inicio 20 mg cuatro veces al día, luego se incrementa hasta
240 mg/día, según respuesta y tolerabilidad.

• Tratamiento auxiliar del temblor esencial o del tremor: 40 mg dos veces al día. Incrementar
la dosis según necesidad hasta 120 mg/día. Excepcionalmente podría requerirse hasta 320
mg/día.

• Tratamiento auxiliar de la ansiedad: 10 a 80 mg 30 a 90 minutos antes de la actividad o


evento que provoca la ansiedad.

• Tratamiento auxiliar de la tirotoxicosis: 10 a 40 mg tres a cuatro veces al día, según


necesidad y tolerabilidad.

• Tratamiento auxiliar de la cardiomiopatía hipertrófica obstructiva: 20 a 40 mg tres a cuatro


veces al día, según necesidad y tolerabilidad.

• Tratamiento auxiliar del feocromocitoma: 20 a 40 mg tres a cuatro veces al día, asociado a


un bloqueador alfa-adrenérgico. Dosis hasta de 160 mg/día, en dosis dividida, pueden utilizarse
en pacientes con tumor inoperable.

La dosis debe reducirse en los pacientes con insuficiencia hepática, pero no en aquellos con
insuficiencia renal.

Paciente pediátrico: Arritmia cardíaca e hipertensión arterial. Dosis inicial 0,5 a 1 mg/kg/día,
dividido en dos a cuatro dosis. Dosis de mantenimiento: 2 a 4 mg/kg/día, vía oral, dividido en
dos dosis.

Pacientes geriátricos: La evidencia sobre la relación entre el nivel sanguíneo y la edad es


contradictoria. En la edad avanzada, la dosis óptima debe determinarse individualmente en base
a la respuesta clínica.

El paciente geriátrico puede tener sensibilidad aumentada o disminuida de los efectos en la dosis
usual de adultos.

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS:


• Amiodarona: Administrado con propranolol aumenta la depresión de la conducción y el
inotropismo negativo.

• Cloroformo, ciclopropano, halotano, isoflurano: Aumentan el riesgo de depresión miocárdica


e hipotensión.

• Cimetidina y quinidina: Aumentan su efecto frente al propranolol.

• Antiinflamatorios no esteroideos, rifampicina y fenobarbital: Disminuyen la eficacia del


propranolol.

• Calcioantagonistas, clonidina, diazóxido, guanabenz, reserpina: Administrados con


propranolol pueden ocasionar hipotensión severa y/o bradicardia sintomática.

• Propranolol y clorpromazina: Aumentan sus efectos cuando se administran juntos.

• Propranolol puede prolongar la respuesta a la insulina.

• La cocaína inhibe los efectos terapéuticos del propranolol.

• Los estógenos pueden disminuir el efecto antihipertensivo del propranolol, probablemente


debido a que retienen líquidos.

• Fentanil y flecainida pueden incrementar los efectos cardíacos del propranolol

• El propranolol reduce la eliminación de la lidocaína con riesgo de toxicidad.

• Inhibidores de la MAO como furazolidona, procarbazina y selegeline: Pueden producir


hipetensión 14 días después de ser discontinuados en pacientes que reciben propranolol.

• Propranolol y fenotiazinas pueden incrementar sus niveles plasmáticos cuando se administran


juntos.

• Propranolol y fenitoína intravenosa tienen efectos aditivos de depresión cardíaca.

• La propafenona eleva la vida media del propranolol.

• El uso concurrente de un simpaticomimético con el propranolol resulta en la inhibición


terapéutica de ambas drogas.

• El uso concurrente de la metilxantina con el propranolol resulta en la inhibición terapéutica


de ambas drogas.

CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad conocida al propranolol: Bloqueo cardíaco de segundo o tercer grado.


Choque cardiogénico. Bradicardia sinusal (<45 latidos/minuto). Infarto de miocardio con
hipotensión arterial.

Riesgo/beneficio debe considerarse en las siguientes circunstancias: Historia de alergia,


asma bronquial, enfisema, insuficiencia cardíaca, diabetes mellitus descompensada, insuficiencia
hepática, miastenia gravis, feocromocitoma, psoriasis, insuficiencia renal, hipertiroidismo no
tratado y depresión mental.
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS: Debe tenerse un cuidado especial en los pacientes con
bajas reservas cardíacas. Los bloqueadores beta deben evitarse en caso de insuficiencia cardíaca
declarada. Sin embargo, puede utilizarse en pacientes cuyos signos de insuficiencia han sido
controlados.

Una de las acciones farmacológicas de los bloqueadores beta consiste en reducir la frecuencia
cardíaca. En los raros casos en que se produzcan síntomas atribuibles a una baja frecuencia
cardíaca, podrá reducirse la dosis.

Ya que la vida media puede aumentar en pacientes con trastornos renales o hepáticos
significativos, debe tenerse cuidado al empezar el tratamiento y al seleccionar la dosis inicial.

INDERAL® debe emplearse con precaución en pacientes con cirrosis descompensada.

El propranolol puede aumentar el riesgo de desarrollar encefalopatía hepática en pacientes con


hipertensión portal.

INDERAL® modifica la taquicardia por hipoglucemia, así pues debe tenerse cuidado al usarse
INDERAL® de manera concomitante con un tratamiento hipoglucémico en pacientes diabéticos.

El propranolol puede prolongar la respuesta a la insulina.

En los pacientes que sufren cardiopatía isquémica, al igual que con otros bloqueadores beta, el
tratamiento no debe suspenderse repentinamente.

INDERAL® debe sustituirse ya sea por una dosis equivalente de otro bloqueador beta o
suspender de manera progresiva.

INDERAL® puede agravar los padecimientos circulatorios arteriales periféricos.

Al tomar bloqueadores beta, los pacientes con antecedentes de reacción anafiláctica a diversos
alérgenos pueden presentar una reacción más severa con la estimulación repetida. Es posible
que tales pacientes no respondan a las dosis usuales de adrenalina que se emplean para tratar
las reacciones alérgicas.

Debe tenerse cuidado al prescribir un bloqueador beta con antiarrítmicos de la clase I, tales
como la disopiramida.

El uso combinado de bloqueadores beta y bloqueadores del canal del calcio con efectos
inotrópicos negativos (p. ej., verapamilo y diltiazem) puede conducir a una exageración de estos
efectos, en particular en pacientes con alteraciones de la función ventricular o con
anormalidades de la conducción SA o AV. Esto puede resultar en hipotensión severa, bradicardia
e insuficiencia cardíaca. Ni el bloqueador beta ni el bloqueador del canal del calcio deben
administrarse por vía endovenosa en las 48 horas que siguen a la suspensión de la otra
medicación.

El propranolol puede exacerbar los síntomas de la psoriasis, la miastenia gravis y el fenómeno


de Raynaud.

Debe tenerse cuidado al administrar por vía parenteral preparaciones que contienen adrenalina a
pacientes que están tomando bloqueadores beta, ya que en casos raros esto puede resultar en
vasoconstricción, hipertensión y bradicardia.

La administración de propranolol durante la infusión de lignocaína puede elevar las


concentraciones plasmáticas de lignocaína aproximadamente en un 30%. Los pacientes que ya
están tomando propranolol tienden a presentar mayores niveles de lignocaína que los controles.
Debe evitarse la combinación.

Los bloqueadores beta pueden exacerbar la hipertensión de rebote que puede presentarse
durante la suspensión de la clonidina. Si se administran los dos medicamentos en forma
concomitante, el bloqueador beta debe suspenderse varios días antes que la clonidina. Si la
clonidina es reemplazada por un tratamiento con un bloqueador beta, éste último debe
introducirse varios días después de la interrupción de la clonidina.

Es necesario tener precaución si se administra ergotamina, dihidroergotamina o compuestos


relacionados en combinación con el propranolol, ya que se han señalado reacciones
vasoespasmódicas en algunos pacientes.

Anestesia: Debe tenerse cuidado al usar agentes anestésicos con INDERAL®. El anestesista
debe ser informado y debe elegirse un anestésico que posea la menor actividad inotrópica
negativa posible.

No se encontró carcinogenicidad en ratas y ratones que recibieron dosis tan altas como 150
mg/kg/día, durante 18 meses.

Embarazo: (Categoría C de la FDA). Al igual que con todos los demás medicamentos,
INDERAL® no debe administrarse durante el embarazo a menos que su uso sea esencial. No
existe evidencia de teratogénesis con INDERAL ®. Sin embargo, raramente puede ocurrir
hipoglucemia con el recién nacido. El propranolol no afectó la fertilidad en los modelos animales
estudiados. Embriotoxicidad ocurrió en animales que recibieron 10 veces la dosis humana
recomendada.

Lactancia: El propranolol se acumula en cierto grado en la leche materna y el lactante podría


manifestar síntomas de bloqueo adrenérgico como: bradicardia, hipotensión, hipoglicemia y
distrés respiratorio.

Efectos sobre la capacidad para conducir un vehículo u operar maquinaria: El


propranolol no tiene ningún efecto general sobre la capacidad para conducir vehículos u operar
maquinaria.

Uso pediátrico: Aún cuando su uso es limitado en esta población, el propranolol puede
utilizarse en neonatos, infantes y niños.

Uso geriátrico: El propranolol es un fármaco seguro en la población senil; sin embargo son más
susceptibles a algunos eventos adversos, tales como disminución del rendimiento mental, aún
cuando hay otras evidencias que señalan que no se relaciona con tal efecto ni con letargia.

Cirugía: Aún cuando ya no se recomienda el retiro de drogas antihipertensivas antes de la


cirugía, los anestesiólogos deben estar atentos a los efectos que puedan ocurrir.

REACCIONES ADVERSAS: INDERAL® suele ser bien tolerado. Los efectos secundarios menores
tales como extremidades frías, trastornos gastrointestinales, alteraciones del sueño, lasitud y
cansancio, son a menudo transitorios. Puede ocurrir ocasionalmente deterioro de la insuficiencia
cardíaca y cambios en el humor, y raramente, precipitación de bloqueo cardíaco en pacientes
susceptibles. Se han señalado casos aislados de parestesia de las manos. Se han registrado
asimismo raros casos de alopecia, bradicardia, mareos, hipotensión postural a veces asociada
con síncope, hipoglucemia en niños, trombocitopenia, púrpura, reacciones cutáneas de tipo
psoriático, alteraciones de la vista y síntomas en el Sistema Nervioso Central, incluyendo
alucinaciones y psicosis.
Ha habido informes de rash cutáneo y/o sequedad de los ojos asociados con el uso de
bloqueadores beta. La frecuencia señalada es baja, y en la mayoría de los casos los síntomas
han desaparecido con la suspensión del tratamiento. Debe considerarse la suspensión del
medicamento si una reacción de esta naturaleza no puede explicarse de otro modo. El
tratamiento con un bloqueador beta debe suspenderse de manera progresiva. En el raro caso de
intolerancia, que se manifiesta por bradicardia e hipotensión, el medicamento debe suspenderse
y de ser necesario, debe instituirse un tratamiento para sobredosis.

El propranolol puede penetrar al Sistema Nervioso Central y por tanto ofrece riesgos de eventos
adversos a ese nivel.

Eventos que requieren de atención médica: Eventos poco frecuentes: bradicardia,


broncospasmo, insuficiencia cardíaca, depresión mental, reducción de la circulación periférica.
Eventos raros: reacción alérgica, arritmias, lumbalgia, dolora articular, dolor torácico, confusión
(principalmente en ancianos), leucopenia, hipotensión ortostática, erupción psoriásica,
trombocitopenia.

Eventos que requieren de atención médica sólo si el evento continua o es muy molesto
para el paciente:

• Eventos más frecuentes: Disminución de la libido, somnolencia, debilidad, trastornos del


sueño.

• Eventos poco frecuentes: Ansiedad, nerviosismo, constipación, diarrea, congestión nasal,


náuseas o vómitos, malestar gástrico.

• Eventos raros: Cambios en el sentido del gusto, sequedad de garganta o de los ojos, prurito
cutáneo, pesadillas, sueños vívidos, hormigueo y/o entumecimiento en dedos de pies y manos.

Necesidad de atención médica si los eventos ocurren después que el propranolol ha


sido discontinuado: Arritmia, dolor torácico, malestar general, debilidad, cefalea, dificultad
súbita para respirar, sudoración, temblor.

INCOMPATIBILIDADES: Ninguna conocida.

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS: La bradicardia excesiva puede contrarrestarse


con 1-2 mg de atropina por vía endovenosa. De ser necesario esto puede continuarse con un
bolo de 10 mg de glucagón por vía endovenosa. Si se requiere, este tratamiento puede repetirse
o continuarse con infusión endovenosa de 1 a 10 mg/hora de glucagón, según respuesta. Si no
hay respuesta al glucagón, o si éste no está disponible, puede administrarse un estimulante de
los receptores betaadrenérgicos tales como dobutamina (de 2, 5 a 10 mg/kg/minuto por infusión
endovenosa) o isoprenalina (de 10 a 25 mg en infusión a una velocidad no mayor de 5
mg/minuto). La epinefrina también puede utilizarse. Si la sobredosis es considerable, es
probable que esta dosis sea insuficiente para invertir los efectos cardíacos del bloqueo beta; en
este caso y de ser necesario, la dosis de dobutamina o isoprenalina deberá aumentarse para
alcanzar la respuesta requerida en función del estado clínico del paciente.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral deglutida.


Dosis estándar: Para un efecto óptimo, la dosis deberá ser cuidadosamente individualizada. El
tratamiento deberá comenzar en la dosis más baja efectiva apropiada para la condición en
particular.

Dosis usual en adultos para la administración oral:

Dosis inicial: 5-10 mg. Dependiendo de la gravedad de los síntomas, la dosis común es de 5-20
mg al día. La dosis máxima unitaria oral para adultos no deberá exceder los 10 mg en
condiciones normales.

Duración del tratamiento: El tratamiento deberá ser tan corto como sea posible. El paciente
deberá ser reevaluado con regularidad y deberá determinarse la necesidad de un tratamiento
continuo, especialmente si el paciente ya no tiene los síntomas. No deberá exceder los 2-3
meses, incluyendo el periodo de reducción paulatina. No deberá ocurrir una extensión más allá
de este periodo sin reevaluar la situación. Podría ser útil informar al paciente al principio del
tratamiento que éste tendrá una duración limitada y explicarle precisamente cómo se disminuirá
progresivamente la dosis. Además, es importante que el paciente esté al tanto de la posibilidad
de fenómenos de rebote, para minimizar la ansiedad sobre los síntomas que pudieran aparecer
durante la abstinencia. Existe evidencia de que, en caso de las benzodiazepinas de corta acción,
el fenómeno de abstinencia se puede manifestar dentro del intervalo de la dosis terapéutica,
especialmente cuando dicha dosis es alta. Cuando se utilizan benzodiazepinas de acción
prolongada como el diazepam es importante dar aviso de que no se debe cambiar a una
benzodiazepina de corta acción pues podrían aparecer síntomas de abstinencia.

Instrucciones especiales de administración: La tableta puede dividirse en mitades iguales


para facilitar la dosificación.

Ancianos:

Dosis para pacientes ancianos: Los pacientes ancianos deberán recibir una dosis reducida.
Estos pacientes deberán ser monitoreados regularmente al principio del tratamiento para
minimizar la dosis y/o la frecuencia de administración para prevenir la sobredosis por
acumulación.

Niños:

Dosis para niños: 0.1-0.3 mg/kg de peso corporal al día. No se deberán administrar
benzodiazepinas a niños sin una cuidadosa valoración de la indicación; la duración del
tratamiento deberá mantenerse en un mínimo.

Función hepática alterada: Los pacientes con función hepática disminuida deberán recibir una
dosis reducida.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura


ambiente a no más de 25°C en lugar seco. Protéjase de la luz.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No se


tiene información.

CONTRAINDICACIONES: VALIUM® está contraindicado en pacientes con:

• Historia conocida de hipersensibilidad a las benzodiazepinas.


• Insuficiencia respiratoria severa.

• Insuficiencia hepática severa.

• Síndrome de apnea del sueño.

• Miastenia grave.

Las benzodiazepinas no están recomendadas para el tratamiento primario de trastornos


psicóticos.

Las benzodiazepinas no deberán utilizarse solas para tratar la depresión o ansiedad asociada con
depresión, ya que se incrementa el riesgo de que ocurra un suicidio en dichos pacientes.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Los efectos no deseados reportados con


más frecuencia incluyen: fatiga, somnolencia y debilidad muscular, generalmente relacionados
con la dosis. Estos fenómenos ocurren predominantemente al principio de la terapia y
usualmente desaparecen con la administración prolongada.

Trastornos del SNC: Con dosis terapéuticas puede presentarse ataxia, disartria, pronunciación
inarticulada, cefalea, convulsiones, mareos, amnesia anterógrada, siendo el riesgo mayor al
aumentar la dosis.

Los efectos amnésicos pueden asociarse con conducta inapropiada.

Trastornos psiquiátricos: Es sabido que con el empleo de benzodiazepinas pueden


presentarse reacciones paradójicas como inquietud, agitación, irritabilidad, agresión, delirio, ira,
pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento anormal y otros efectos conductuales
adversos. Si esto ocurre, el tratamiento debe interrumpirse. Las probabilidades de ocurrencia
son mayores en niños y ancianos.

También puede presentarse confusión, aplanamiento afectivo, disminución del estado de alerta,
depresión, incremento o disminución de la libido.

El uso crónico (aun con dosis terapéuticas) puede conducir al desarrollo de dependencia física.
La interrupción de la terapia puede originar fenómenos de abstinencia o de rebote.

Heridas, envenenamiento y complicaciones del procedimiento: Se han notificado casos de


caídas y fracturas en los usuarios de benzodiazepinas. El riesgo es mayor en aquellos que estén
tomando sedantes concomitantes (incluyendo bebidas alcohólicas) y en los ancianos.

Trastornos gastrointestinales: Náuseas, boca seca o sialorrea, constipación y otros disturbios


gastrointestinales.

Trastornos oculares: Diplopía, visión borrosa.

Investigaciones: Frecuencia cardiaca irregular, transaminasas elevadas en muy raros casos,


aumento de la fosfatasa alcalina.

Trastornos de los sistemas renal y urinario: Incontinencia, oliguria.

Desórdenes del tejido cutáneo y subcutáneo: Reacciones cutáneas.


Desórdenes óticos: Vértigo.

Desórdenes cardiacos: Insuficiencia cardiaca, incluyendo paro cardiaco.

Desórdenes respiratorios: Depresión respiratoria incluyendo paro respiratorio.

Desórdenes hepatobiliares: Ictericia, en raras ocasiones.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No se ha


establecido la seguridad del diazepam para su uso durante el embarazo humano. Se ha sugerido
que existe un riesgo aumentado de malformaciones congénitas asociado con el uso de
benzodiazepinas durante el primer trimestre del embarazo. La revisión de los eventos adversos
reportados espontáneamente no muestra una incidencia mayor de la que se podría esperar en
una población similar no tratada con benzodiazepinas.

Las benzodiazepinas deberán evitarse durante el embarazo a menos que no exista alguna otra
alternativa más segura. Antes de administrar VALIUM® durante el embarazo, especialmente
durante el primer trimestre, deberán evaluarse los posibles riesgos para el feto contra el
beneficio terapéutico esperado para la madre, como con cualquier otro medicamento.

La administración continua de benzodiazepinas durante el embarazo puede conducir a


hipotensión, función respiratoria disminuida e hipotermia en el recién nacido. Se han reportado
ocasionalmente síntomas de abstinencia en recién nacidos con este tipo de medicamentos.

Deberá tenerse especial cuidado cuando se utilice VALIUM® durante el parto, ya que altas dosis
unitarias pueden producir irregularidades en el ritmo cardiaco fetal, así como hipotonía, succión
deficiente, hipotermia y depresión respiratoria moderada en el neonato. Con los recién nacidos,
deberá recordarse que el sistema enzimático involucrado en la degradación del medicamento no
está completamente desarrollado aún (especialmente en los prematuros).

El diazepam se transfiere a la leche materna, por lo cual no deberá administrarse VALIUM ® a las
madres que se encuentren lactando.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Propiedades farmacodinámicas:

Mecanismo de acción: El diazepam es un miembro del grupo de los tranquilizantes


benzodiazepínicos que ejercen efectos ansiolíticos, sedantes, relajantes musculares, amnésicos y
anticonvulsivos. Se sabe que esto es resultado de facilitar la acción del ácido g-aminobutírico
(GABA), el neurotransmisor de inhibición más importante del cerebro.

Propiedades farmacocinéticas:

Absorción: El diazepam administrado por vía oral se absorbe rápida y completamente en el


tracto gastrointestinal, alcanzando concentraciones plasmáticas máximas a los 30-90 minutos
después de su ingestión.

Distribución: El diazepam y sus metabolitos se unen en gran medida a las proteínas


plasmáticas. Atraviesan las barreras hematoencefálica y placentaria, y se encuentran también en
la leche materna en concentraciones aproximadas de 1/10 de las que aparecen en el plasma
materno (véase Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia). El volumen de
distribución en estado estacionario es de 0.8-1.0 L/kg. La vida media de la distribución es de
hasta 3 horas.

Metabolismo: El diazepam se metaboliza principalmente a metabolitos farmacológicamente


activos como N-desmetil-diazepam, temazepam y oxazepam.

El metabolismo oxidativo del diazepam está mediado por las isoenzimas CYP3A y CYP2C19. El
oxazepam y el temazepam son conjugados posteriormente con ácido glucurónico.

Eliminación: La disminución en el perfil concentración-tiempo en el plasma tras la


administración oral es bifásica, con una fase de distribución inicial rápida y extensa seguida de
una fase de eliminación terminal prolongada (tiempo de vida media de hasta 48 horas).

La vida media de eliminación terminal del metabolito activo N-desmetil-diazepam es hasta 100
horas.

El diazepam y sus metabolitos se excretan principalmente en la orina, predominantemente en


sus formas conjugadas. La depuración de diazepam es de 20-30 ml/min.

Farmacocinética en poblaciones especiales: La vida media de eliminación podría


prolongarse en recién nacidos, ancianos y pacientes con enfermedades hepáticas. En deficiencias
renales no cambia la vida media del diazepam.

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada COMPRIMIDO contiene:

Diazepam 10 mg

Excipiente, c.b.p. 1 comprimido.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: VALIUM® está indicado para el alivio sintomático de la


ansiedad, tensión y otros malestares asociados con el síndrome de ansiedad. También puede ser
útil como adjunto al tratamiento de la ansiedad o nerviosismo asociados con desórdenes
psiquiátricos. VALIUM® es útil en el tratamiento de espasmos musculares reflejos debidos a
traumas locales (heridas, inflamación). También puede utilizarse para combatir la espasticidad
proveniente de daño a las interneuronas espinales y supraespinales, como en la parálisis
cerebral y paraplejía, así como en atetosis y el síndrome de hombre rígido. Las benzodiazepinas
sólo están indicadas cuando el desorden es severo, inhabilitante o que sujeta al individuo a
estrés extremo.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Interacciones farmacocinéticas: El metabolismo oxidativo del diazepam conlleva a la


formación del N-desmetildiazepam, el 3-hidroxidiazepam (tenazepam) y el oxazepam, lo cual es
mediado por las isoenzimas CYP2C19 y CYP3A del citocromo P-450. De acuerdo con un
estudio in vitro, la reacción de hidroxilación la efectúa principalmente la isoforma CYP3A, en
tanto que la N-desmetilación es mediada por ambas. Esto ha sido confirmado con los resultados
de los estudios in vivo efectuados en voluntarios sanos. Como consecuencia, los sustratos, que
son moduladores de CYP3A y/o CYP2C19 pueden alterar potencialmente la farmacocinética del
diazepam. Los fármacos como cimetidina, ketoconazol, fluvoxamina, fluoxetina y omeprazol, los
cuales son inhibidores de CYP3A y CYP2C19, pueden incrementar y prolongar el efecto sedante.
Han habido reportes de que el metabolito de eliminación de la fenitoína es afectado por el
diazepam.

El tratamiento con cisaprida puede dar lugar a un incremento temporal de los efectos sedantes
de las benzodiazepinas cuando éstas son administradas oralmente debido a su absorción más
rápida.

Interacciones farmacodinámicas: Pueden ocurrir efectos intensificados de sedación,


respiración y hemodinámicos cuando VALIUM® es coadministrado con depresores de acción
central como antipsicóticos, ansiolíticos/sedantes, antidepresivos, hipnóticos, anticonvulsivos,
analgésicos narcóticos, anestésicos, antihistamínicos sedantes o alcohol. Debe evitarse el
empleo de alcohol en pacientes que están recibiendo VALIUM® (véase Precauciones generales).

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Léase instructivo anexo. Su venta requiere receta médica, la cual se retendrá en la farmacia. El
uso prolongado, aun a dosis terapéuticas puede causar dependencia. No se use en el primer
trimestre del embarazo y lactancia. No se administre a menores de 12 meses. Literatura
exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños.

Para información adicional sobre este medicamento comuníquese a nuestro Centro de


Información Médica, a los teléfonos: (01)(55) 5258-5099 y 01-800-8218887, o
mexico.info@roche.com

Hecho en México por:

PRODUCTOS ROCHE, S. A. de C. V.

Según fórmula de:

F. Hoffman-La Roche, S. A.

Reg. Núm. 58834, SSA II

PRECAUCIONES GENERALES:

Uso concomitante de alcohol/depresores del SNC: Debe evitarse el uso concomitante de


VALIUM® con alcohol y/o depresores del SNC, ya que dicho empleo tiene el potencial de
incrementar los efectos clínicos de VALIUM®, que posiblemente incluyen un efecto sedante más
severo y depresión respiratoria y/o cardiovascular clínicamente relevante (véase Interacciones
medicamentosas y de otro género).

Historial médico de abuso de alcohol y drogas: VALIUM® deberá emplearse con extrema
precaución en pacientes con un historial de abuso de alcohol y drogas; y deberá evitarse en
pacientes con dependencia a depresores del SNC, incluido el alcohol, excepto para el tratamiento
de las reacciones agudas de abstinencia.

Se recomienda una dosis menor en pacientes con insuficiencia respiratoria crónica, debido al
riesgo de depresión respiratoria.
Deberán utilizarse dosis menores para pacientes ancianos y debilitados. Deberán observarse las
precauciones usuales al tratar pacientes con función hepática o renal disminuida.

Los efectos sedantes, la amnesia, y la disminución de la concentración y la función muscular


pueden afectar de manera adversa la habilidad para conducir y operar maquinaria.

Reacciones psiquiátricas y "paradójicas": Se sabe que ocurren reacciones paradójicas como


inquietud, agitación, irritabilidad, agresividad, delirio, ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis,
comportamiento inapropiado y otros efectos adversos de comportamiento cuando se utilizan
benzodiazepinas.

Si esto ocurre, deberá suspenderse el uso del medicamento. Es más probable que estas
reacciones ocurran en niños y ancianos.

Amnesia: Deberá tenerse en mente que las benzodiazepinas pueden inducir amnesia
anterógrada. La amnesia anterógrada puede ocurrir al utilizar dosis terapéuticas, aumentando el
riesgo con dosis más altas. Los efectos amnésicos pueden estar asociados con comportamiento
inapropiado.

Tolerancia: Podría desarrollarse cierta pérdida de respuesta a los efectos de las


benzodiazepinas tras el uso repetido de VALIUM® por un tiempo prolongado.

Los pacientes con problemas hereditarios raros de intolerancia a la galactosa (deficiencia de la


Lapp lactasa o mala absorción glucosa-galactosa) no deben tomar este medicamento.

Dependencia: El uso de benzodiazepinas y agentes similares a las mismas puede llevar al


desarrollo de una dependencia física y psíquica. El riesgo de dependencia aumenta con la dosis y
la duración del tratamiento; es también mayor en pacientes predispuestos con una historia de
abuso de drogas o alcohol.

Síndrome de abstinencia: Una vez que se ha desarrollado la dependencia física, la terminación


abrupta del tratamiento estará acompañada de síntomas de abstinencia. Estos síntomas pueden
constar de dolor de cabeza, dolor muscular, ansiedad extrema, tensión, inquietud, confusión e
irritabilidad.

En casos graves, podrían aparecer los siguientes síntomas: desrealización, despersonalización,


hiperacusia, falta de sensibilidad y hormigueo en las extremidades, hipersensibilidad a la luz, al
ruido y al contacto físico, alucinaciones o ataques epilépticos.

Rebote de ansiedad: Un síndrome transitorio en el que los síntomas que condujeron al


tratamiento con VALIUM® recurren en forma agravada. Esto puede ocurrir al retirar el
tratamiento. Podría ir acompañado de otras reacciones, incluyendo cambios de humor, ansiedad
e inquietud. Como el riesgo de fenómenos de abstinencia y rebote de ansiedad es mayor tras la
suspensión abrupta del tratamiento, se recomienda que la dosis disminuya de manera gradual.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS,


MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: El potencial
carcinogénico de diazepam oral ha sido estudiado en muchas especies de roedores. En ratones
machos ocurrió un incremento en la incidencia de tumores hepatocelulares. No se observó un
incremento significativo en la incidencia de tumores en ratones, ratas, hámsters o gerbos
hembras. Varios estudios han proporcionado evidencia débil de un potencial mutagénico a altas
concentraciones que se encuentran muy por arriba de la dosis terapéutica en humanos.

Después de la administración de la dosis oral de 100 mg/kg/día antes y durante la gestación y


lactancia los estudios reproductivos en ratas mostraron disminución en el número de embarazos
y en el número de crías sobrevivientes. Se encontró que diazepam es teratogénico en ratones a
niveles de dosis de 45-50 mg/kg, 100 mg/kg y 140 mg/kg, así como en hámsters a 280 mg/kg.
En cambio, el fármaco mostró no ser teratogénico a 80 y 300 mg/kg/día en ratas y a 20 y 50
mg/kg/día en conejos.

PRESENTACIONES: Cajas con 20 o 90 comprimidos de 10 mg en envase de burbuja e


instructivo.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA


ACCIDENTAL:

Síntomas: Las benzodiazepinas comúnmente producen somnolencia, ataxia, disartria y


nistagmus. La sobredosis de VALIUM® rara vez representa una amenaza para la vida si el
fármaco se administra solo, sin embargo, puede provocar arreflexia, apnea, hipotensión,
depresión cardiorrespiratoria y coma. Si ocurre coma, usualmente dura pocas horas pero puede
ser más prolongado y cíclico, particularmente en pacientes ancianos. Los efectos depresores
respiratorios de las benzodiazepinas son más serios en pacientes con enfermedades
respiratorias.

Las benzodiazepinas incrementan los efectos de otros depresores del SNC, incluyendo el alcohol.

Tratamiento: Monitorear los signos vitales del paciente e implementar medidas de soporte de
acuerdo con el estado clínico del paciente, en particular, los pacientes que necesiten tratamiento
sintomático por efectos cardiorrespiratorios o efectos del SNC. La absorción posterior debe ser
prevenida usando un método adecuado, por ejemplo, tratamiento dentro de 1 a 2 horas con
carbón activado. Para pacientes inconscientes es obligatoria la protección de vías aéreas si se
utiliza carbón activado. En el caso de una ingestión mezclada se debe considerar el lavado
gástrico, sin embargo, no como una medida rutinaria.

Si la depresión del SNC es severa, considerar el uso de flumazenil (Lanexat ®), un antagonista de
la benzodiazepina. Sólo debe ser administrado bajo condiciones de monitoreo cercano. Tiene una
vida media corta (alrededor de una hora), por lo tanto, a los pacientes que se les administre
flumazenil requerirán monitoreo después de que los efectos desaparezcan. Flumazenil debe
emplearse con extrema precaución con fármacos que reducen el umbral de convulsiones (por
ejemplo, antidepresivos tricíclicos).

Para mayor información sobre el correcto uso de este medicamento, referirse a la información
para prescribir de flumazenil (Lanexat®).

ROCEPHIN
Ceftriaxona
(Roche)
FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN: ROCEPHIN I.V.:
ceftriaxona disódica equivalente a 500 mg., 1 g. ceftriaxona.
Agua inyectable 5 ml. y 10 ml.
ROCEPHIN I.M.: ceftriaxona disódica 500 mg. y 1 g. lidocaína al 1% 2 ml. ó 3.5
ml.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: antibiótico betalactámico de amplio


espectro y acción prolongada. En el tratamiento de: sepsis.
Meningitis. Borreliosis de Lyme diseminada (fase precoz y tardía). Peritonitis,
infecciones gastrointestinales o de las vías biliares. Infecciones de los huesos,
articulaciones, tejidos blandos o la piel.
Heridas infectadas. Infecciones en pacientes con disminución de los mecanismos
de defensa. Infecciones urinarias y renales. Infecciones respiratorias (sobre todo
neumonías) e infecciones ORL.
Infecciones genitales, incluida gonorrea. Profilaxis perioperatoria de las
infecciones.
Es activo contra las siguientes bacterias:
Aerobios grampositivos: Staphylococcus aureus (sensible a meticilina,
estafilococos coagulasa negativos, Streptococcus pyogenes [ß-hemolítico, grupo
A], Streptococcus agalactiae ß-hemolítico, grupo B), estreptococos ß-
hemolíticos (otros grupos), Streptococcus viridans, Streptococcus pneumoniae.
Aerobios gramnegativos: Acinetobacter wolffi, Acinetobacter anitratus (sobre
todo A. baumanii)*, Aeromonas hydrophila, Alcaligenes faecalis, Alcaligenes
odorans, bacterias del tipo Alcaligenes, Borrelia
burgdorferi, género Capnocytophaga, Citrobacter diversus (incluido C.
amalonaticus), Citrobacter freundii*, Escherichia coli, Enterobacter cloacae*,
Enterobacter aerogenes*, otras especies del género Enterobacter*, Haemophilus
ducreyi, Haemophilus influenzae, Haemophilus parainfluenzae, Hafnia alvei,
Klebsiella pneumoniae**, Klebsiella oxytoca, Moraxella catarrhalis, Moraxella
osloensis, otras especies del género Moraxella, Morganella morganii, Neisseria
gonorrhoeae, Neisseria meningitidis, Pasteurella multocida, Plesiomonas
shigelloides, Proteus mirabilis, Proteus penneri*, Proteus
vulgaris, género Pseudomonas, Providencia rettgeri, otras especies del
género Providencia, Salmonella typhi, especies no tifoideas del
género Salmonella, Serratia marcescens, otras especies del
género Serratia, género Shigella, género Vibrio, Yersinia enterocolítica, otras
especies del género Yersinia.
Muchas cepas de bacterias aerobias que son resistentes a otros antibióticos
(penicilinas, cefalosporinas de 1a. y 2a. generación, aminoglucósidos) son
sensibles a la ceftriaxona.
Bacterias anaerobias: género Bacteroides (especies susceptibles a la bilis)*,
género Clostridium (excepto C. difficile), Fusobacterium nucleatum, otras
especies del género Fusobacterium, Gaffkyaanaeróbica,
género Peptostreptococcus. Clostridium difficile es resistente.
Muchas cepas de Bacteroides productoras de ßlactamasas (sobre todo B. fragilis)
son resistentes.
* Algunas cepas de estas especies son resistentes a la ceftriaxona, debido fundamentalmente a la producción de una ß-
lactamasa codificada cromosómicamente.
** Algunas cepas de estas especies son resistentes a la ceftriaxona, debido a la producción de una ß-lactamasa de amplio
espectro mediada por plásmidos.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: 1 vez cada 24 horas vía I.M. o I.V.


(ver tabla).

PRESENTACIONES: ROCEPHIN I.V.: caja con 1 frasco ámpula con 500 mg.
y ampolleta con 5 ml. de agua inyectable.
Caja con 1 frasco ámpula con 1 g. y ampolleta con 10 ml. de agua inyectable.
ROCEPHIN I.M.: caja con 1 frasco ámpula con 500 mg. y ampolleta con 2 ml.
de solución de lidocaína al 1%.
Caja con 1 frasco ámpula con 1 g. y ampolleta con 3.5 ml. de solución de
lidocaína al 1%.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: heces sueltas o diarrea,


náuseas, vómitos, estomatitis, glositis. Eosinofilia, leucopenia, granulocitopenia,
anemia hemolítica, trombocitopenia. Exantema, dermatitis alérgica, prurito,
urticaria, edema, eritema multiforme. Poco frecuentes: cefalea y vértigo,
precipitación sintomática de sales cálcicas de ceftriaxona en la vesícula biliar,
aumento de las enzimas hepáticas, oliguria, aumento de la creatinina sérica,
micosis genitales, fiebre, escalofríos y reacciones anafilácticas o anafilactoides.
Enterocolitis seudomembranosa y trastornos de la coagulación. Reacciones
flebíticas tras la administración I.V. Casos aislados de agranulocitosis,
precipitación renal.

Perfil del paciente o Dosificación de ROCEPHIN por día


indicaciones especiales Habitual Máxima
Recién nacidos a 2 semanas 20-50 mg./kg. 50 mg./kg.
> 2 semanas a 12 años 20-80 mg./kg. 80 mg./kg.
> 12 años o > 50 kg., adultos 1-2 g. 4 g.
y ancianos
Insuficiencia renal
Depuración de creatinina:
> 10 ml./min. 1-2 g. 4 g.
< 10 ml./min.* 1-2 g. 2 g.
Meningitis en niños Iniciar 100 mg./kg. y 4 g.
reducir según la
sensibilidad del germen
Profilaxis quirúrgica 1-2 g. 30-90 minutos
antes de la cirugía
Gonorrea 500 mg. I.M. en 1 sola
administración

AMIKACINA, SULFATO DE

DESCRIPCION
AMIKIN®Solución inyectable contiene sulfato de amikacina un antibiótico bactericida aminoglicósido semisintético,
derivado de kanamicina. Es C22H43N5O13.2H2SO4.+ D-Estreptamina, 0-3-amino-3-desoxi-a-D-glucopiranosil-(1-
>6)-0-[6-amino-6-desoxi-a-D-glucopiranosil-(1->4)]-N1amino-2-hidroxi-1-oxobutil-2-desoxi, (S)-sulfato (1:2) (sal).
La presentación final se suministra como una solución estéril incolora a un color pajizo leve, para el uso por las vías
intramuscular (I.M.) o intravenosa (I.V.).

COMPOSICIÓN
AMIKIN® 100 mg/2 mL Solución inyectable
Cada ampolla de 2 ml contiene:
Amikacina (como sulfato) 100 mg
Excipientes c.s.p. 2 mL

AMIKIN® 250 mg/2 mL Solución inyectable


Cada ampolla de 2 ml contiene:
Amikacina (como sulfato) 250 mg
Excipientes c.s.p. 2 mL

AMIKIN® 500 mg/2 mL Solución inyectable


Cada ampolla de 2 ml contiene:
Amikacina (como sulfato) 500 mg
Excipientes c.s.p. 2 ml

AMIKIN® 1 g/4 mL Solución inyectable


Cada ampolla de 2 ml contiene:
Amikacina (como sulfato) 1 g
Excipientes c.s.p. 4 mL

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
ACCIÓN FARMACOLÓGICA

Mecanismo de acción: Activamente transportado, atraviesa la membrana celular bacteriana, se une


irreversiblemente a uno o más receptores de proteínas en la subunidad 30S del ribosoma bacteriano e interfiere con
el complejo de iniciación entre el ARN mensajero (ARNm) y la subunidad 30S. El ADN puede ser mal codificado,
produciendo así proteínas no funcionales; los polirribosomas son separados y son incapaces de sintetizar proteínas.
Estos resultan en un transporte acelerado del aminoglicósido, incrementando el rompimiento de la membrana
citoplasmática bacteriana y la muerte eventual de la célula.
Absorción: Intramuscular: Se absorbe rápida y completamente después de la administración intramuscular.

Distribución: Distribuido en el líquido extracelular, incluyendo suero, abscesos, fluidos ascíticos, pericardial, pleural,
sinovial, linfática y peritoneal. Se han encontrado altas concentraciones en orina y bajas concentraciones en bilis,
leche materna, humor acuoso, secreciones bronquiales, esputo y líquido cefalorraquídeo (LCR). En adultos no
atraviesa la barrera hematoencefálica a concentraciones terapéuticamente adecuadas. Pequeño aumento en la
penetración con las meninges inflamadas. Mayores concentraciones son alcanzadas en el LCR de recién nacidos
que en adultos. Atraviesa la placenta. También se distribuye todos los tejidos del cuerpo, donde aminoglicósidos se
acumula intracelularmente. Altas concentraciones se encontraron en órganos, tales como hígado, pulmones y
especialmente los riñones donde los aminoglicósidos se acumulan en la corteza renal. Bajas concentraciones son
vistas en músculos, grasa y hueso.
El volumen de distribución es en adultos: 0,26 L/kg (rango 0,20 a 0,4 L/kg); en niños de 0,2 a 0,4 L/kg; en neonatos
menores a 1 semana de edad, menor a 1,5 kg: hasta 0,68 L/kg; en neonatos menores a una semana de edad,
mayores a 1,5 kg: hasta 0,58 L/kg; y en pacientes con fibrosis quística: 0,30 a 0,39 L/kg.

Unión a proteínas: Los aminoglicósidos tienen una baja unión a proteínas (0-10%).

Biotransformación: Los aminoglicósidos no son metabolizados.

Vida media: La vida media de la distribución es de 5 a 15 minutos.


La vida media de eliminación es en:
• Adultos: Con una función renal normal es de 2 a 4 horas; con deterioro de la función renal varía de acuerdo al
grado de insuficiencia; hasta 100 horas.
• Pacientes con fibrosis cística: 1 a 2 horas.
• Pacientes con quemaduras y con fiebre: Puede haber una vida media más corta que en el promedio debido a un
incremento de la depuración de la droga.
• Pediátrica: Neonatos de 5 a 8 horas; niños de 2,5 a 4 horas.
• Vida media terminal: Mayor a 100 horas (liberación de aminoglicósidos unidos intracelularmente).

Tiempo de concentración pico:


• Intramuscular: 0,5 a 1,5 horas.
• Intravenoso (tiempo para niveles pico posdistribución): 30 minutos después de finalizar los 30 minutos de infusión,
o 15 minutos después de finalizar 1 hora de infusión.

Concentración sérica pico:


• En adultos con función renal normal
– Intramuscular- 7,5 mg por kg de peso corporal (mg/kg): 21 mcg por mL.
– Intravenoso sobre los 30 min- 7,5 mg/kg : 38 mcg por mL.

Eliminación:
• Renal: Excretada sin cambios por filtración glomerular, se recupera 70 a 95% de la dosis de los aminoglicósidos en
orina sobre las 24 horas. Pequeñas cantidades son excretadas en bilis.
• Hemodiálisis: Cada periodo de hemodiálisis de 4 a 6 horas disminuye la concentración en plasma de los
aminoglicósidos hasta un 50%.
• Diálisis peritoneal: Menos efectivo que en hemodiálisis. Se elimina aproximadamente 25% de la dosis en 48 a 72
horas.

INDICACIONES
• Infecciones en el tracto biliar.
• Infecciones en huesos y articulaciones.
• Infecciones en el Sistema Nervioso Central (incluyendo meningitis y ventriculitis).
• Infecciones intraabdominales (incluyendo peritonitis).
• Neumonía, causada por bacterias gramnegativas.
• Septicemia bacteriana.
• Infecciones en la piel y tejidos blandos (incluyendo infecciones de heridas por quemaduras).
• Infecciones en el tracto urinario (recurrente o complicadas).

CONTRAINDICACIONES Y ADVERTENCIAS
CONTRAINDICACIONES/CONSIDERACIONES MÉDICAS: Las consideraciones/contraindicaciones incluidas han
sido seleccionadas en base a su potencial significancia clínica (posibles efectos en paréntesis donde sea apropiado)
( • mayor significancia clínica).

Considerar el riesgo-beneficio cuando existan los siguientes problemas médicos:


• Botulismo infantil o miastenia gravis o parkinsonismo (aminoglicósidos pueden producir bloqueo neuromuscular
causando debilidad muscular).
• Deshidratación o deterioro de la función renal (posible incremento en el riesgo de toxicidad debido a
concentraciones séricas elevadas; es recomendable que en estos pacientes los aminoglicósidos sean administradas
en dosis reducidas en intervalos fijos o en dosis normales a intervalos).
• Deterioro en el 8.º par craneal (aminoglicósidos causan toxicidad auditiva y vestibular).
• Reacción alérgica previa a aminoglicósidos (la reacción de hipersensibilidad a uno de los aminoglicósidos podría
contraindicar el uso de otros aminoglicósidos debido a la conocida sensibilidad cruzada).

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS ESPECIALES


PRECAUCIONES

Sensibilidad cruzada y/o problemas relacionados: Pacientes hipersensibles a un aminoglicósido también pueden ser
hipersensibles a otros aminoglicósidos.

Carcinogenicidad/Mutagenicidad/Tumorigenicidad: Estudios sobre los efectos carcinogénicos o mutagénicos en


humanos aún no han sido realizados.

Embarazo/Reproducción:
• Fertilidad: Estudios de reproducción en ratas y ratones aún no han demostrado que amikacina causa deterioros en
la fertilidad.
• Embarazo: Todos los aminoglicósidos atraviesan la placenta, algunas veces resultando en concentraciones
significativas en cordón umbilical y/o líquido amniótico. Los aminoglicósidos pueden ser nefrotóxicos para el feto
humano. No se han realizado estudios bien controlados en humanos con amikacina.
Amikacina no ha mostrado efectos adversos en el feto, aun cuando concentraciones séricas pico de amikacina en el
feto son en promedio aproximadamente 16% de la concentración pico séricas materna y amikacina puede estar
concentrado en el riñón fetal. Sin embargo, desde que otros aminoglicósidos han reportado ser causantes de
sordera en el feto, el riesgo-beneficio debe ser cuidadosamente considerado cuando este medicamento es requerido
en situaciones de amenaza de vida o en serias enfermedades por el cual otros medicamentos no pueden ser usados
o son inefectivos.
Categoría D de la FDA para el embarazo.

Lactancia: Los aminoglicósidos son excretados en leche materna en pequeñas, pero variables cantidades. Sin
embargo, los aminoglicósidos son pobremente absorbidos por el tracto gastrointestinal y aún no han sido
documentados problemas en lactantes.

Pediatría: Todos los aminoglicósidos tienen el potencial de causar bloqueo neuromuscular.


Amikacina debe ser usado con precaución en infantes prematuros y neonatos por la debilidad renal que estos
pacientes presentan, el cual puede resultar en una prolongación de su vida media y toxicidad inducida por
aminoglicósidos. El ajuste del dosaje puede ser requerido en pacientes pediátricos.

Geriátricos: Debido a su toxicidad, aminoglicósidos deben ser usados con precaución en pacientes mayores, sólo
después de que alternativas menos tóxicas han sido consideradas y/o encontradas inefectivas. Pacientes mayores
son más propensos a tener disminución de la función renal relacionada a la edad. Las dosis recomendadas no
deben ser excedidas y los pacientes con disfunción renal deben ser cuidadosamente monitoreados durante la
terapia.
Pacientes geriátricos pueden requerir dosis diarias menores de acuerdo a su edad, por la disminución de la función
renal y posiblemente por una disminución en su peso. Además puede ocurrir una pérdida de la audición en pacientes
con función renal normal.

EFECTOS ADVERSOS
REACCIONES ADVERSAS: Los siguientes efectos adversos han sido seleccionados en base a su potencial
significancia clínica (posibles señales y síntomas en paréntesis donde sea apropiado).

Aquellas que indican la necesidad de atención médica


• Incidencia más frecuente:
– Nefrotoxicidad (aumenta o disminuye gradualmente la frecuencia de orina o cantidad de orina, aumento de la sed,
pérdida del apetito, náusea, vómito).
– Neurotoxicidad (temblores musculares, entumecimiento, convulsiones, hormigueo).
– Ototoxicidad, auditiva (pérdida de la audición, zumbido o sentimiento de llenura en los oídos).
– Ototoxicidad vestibular (torpeza, vértigo, náusea, vómito, inestabilidad).
• Incidencia menos frecuente:
– Hipersensibilidad (picazón en la piel, enrojecimiento, rash o hinchazón).
• Incidencia rara:
– Bloqueo neuromuscular (dificultad en la respiración, sueño, debilidad).

Aquellas que indican posible ototoxicidad, toxicidad vestibular o nefrotoxicidad y la necesidad para atención médica
si ello ocurre y/o progreso después que la medicación es descontinuada
• Cualquier pérdida de la audición.
• Entorpecimiento o inestabilidad.
• Vértigo.
• Incremento o disminución de la frecuencia urinaria o cantidad de orina.
• Incremento de la sed.
• Pérdida del apetito.
• Náusea y vómito.
• Sonidos o zumbido o sensación de llenura en los oídos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
INTERACCIÓN CON MEDICAMENTOS Y/O PROBLEMAS RELACIONADOS: Las siguientes interacciones
medicamentosas y/o problemas relacionados han sido seleccionados en base a su potencial significancia clínica
(posible mecanismo en paréntesis cuando es apropiado), no necesariamente inclusive (• = mayor significancia
clínica).
Nota: Combinaciones que contienen algunos de los siguientes medicamentos, dependiendo de la cantidad presente
podría interactuar con éste medicamento.
• Aminoglicósidos, 2 o más concurrentemente o
• Capreomicina (debe evitarse el uso concurrente y/o secuencial de 2 o más aminoglicósidos, por cualquier vía o uso
concurrente de capreomicina con aminoglicósidos desde que el potencial para ototoxicidad, nefrotoxicidad y bloqueo
neuromuscular puede ser incrementado; puede ocurrir pérdida de audición que podría llevar a sordera aún después
de discontinuar la droga, la pérdida de la audición puede ser reversible, pero usualmente es permanente, el bloqueo
neuromuscular puede resultar en debilidad del músculo esquelético y depresión de la respiración o parálisis (apnea).
Además el uso concurrente de 2 o más aminoglicósidos puede resultar en una reducción en la captación bacteriana
para cada uno desde que las medicaciones compiten por el mismo mecanismo tomado).

Antimiasténicos (el uso concurrente de medicaciones de acción bloqueadora neuromuscular puede antagonizar el
efecto antimiasténico del músculo esquelético, el ajuste de dosis temporales de antimiasténicos puede ser necesaria
para controlar los síntomas de miastenia gravis durante y después del uso de medicaciones con acción bloqueadora
neuromuscular).

Antibióticos betalactámicos: (Los aminoglicósidos pueden ser inactivados por muchos antibióticos betalactámicos
[penicilinas, cefalosporinas] in vitro e in vivo, en pacientes con disfunción renal significativa. La degradación depende
de la concentración del tiempo y temperatura de almacenaje del betalactámico).

Indometacina, intravenosa (cuando aminoglicósidos son administrados concurrentemente con indometacina


intravenosa en neonatos prematuros, la depuración renal del aminoglicósido puede disminuir, incrementando su
concentración en plasma, su vida media de eliminación y el riesgo de toxicidad; puede necesitarse un ajuste en la
dosis del aminoglicósido basado en la medida de las concentraciones de plasma y/o evidencia de toxicidad).
• Metoxifurano o-Polimixinas parenterales (el uso concurrentemente y/o secuencial de estos medicamentos con
aminoglicósidos debería evitarse desde que el potencial de nefrotoxicidad y/o bloqueo neuromuscular puede ser
incrementado; el bloqueo neuromuscular puede resultar en una debilidad músculo-esquelética y depresión en la
respiración o parálisis (apnea), también es recomendada cuando metoxifurano o polimixina son usados
concurrentemente con aminoglicósidos durante la cirugía o en periodo posoperatorio).
• Medicamentos nefrotóxicos o medicaciones ototóxicas (uso concurrente o secuencial de estos medicamentos con
aminoglicósidos pueden incrementar el potencial de ototoxicidad o nefrotoxicidad, pérdida de audición puede ocurrir
y podría progresar a sordera aún después de discontinuar la droga, ello podría ser reversible, pero usualmente es
permanente, por lo que la determinación de la función audiométrica seriada puede ser requerida con el uso
concurrente o secuencial de otros antibacterianos ototóxicos; también puede requerirse la determinación de la
función renal).
(Vancomicina y aminoglicósidos deben administrarse frecuente y concurrentemente en la profilaxis de endocarditis
bacteriana causada por especies de estreptococos y Corynebacteria, en el tratamiento de infecciones estafilococos-
resistentes, o en pacientes alérgicos a la penicilina; el monitoreo apropiado ayudaría a reducir el riesgo de
nefrotoxicidad u ototoxicidad. Puede requerirse determinaciones de función renal, aminoglicósidos séricos y
concentraciones de vancomicina, reducciones de dosis y/o ajuste en el intervalo de dosaje, o antibacterianos
alternativos).
• Agentes bloqueadores neuromusculares o medicaciones con actividad neuromuscular bloqueante, (el uso
concurrente de medicaciones con actividad bloqueadora neuromuscular, incluyendo inhalaciones anestésicas
hidrocarbonadas halogenadas, analgésicos opioides y transfusiones masivas con sangre anticoagulada con citrato,
con aminoglicósidos debería ser cuidadosamente monitoreada ya que pueden aumentar el bloqueo neuromuscular
resultando en debilidad muscular y depresión respiratoria o parálisis (apnea), se recomienda tener precaución
cuando estas medicaciones y aminoglicósidos son usados concurrentemente durante cirugía o en el período
postoperatorio, especialmente si hay una posibilidad de retroceso incompleto de bloqueo neuromuscular
posoperativo, el tratamiento con agentes anticolenesterasa o sales de calcio pueden ayudar a desaparecer el
bloqueo.

INCOMPATIBILIDADES
Las mezclas extemporáneas con antibacterianos beta-lactámicos (penicilinas y cefalosporinas) y aminoglicósidos
podrían resultar en una inactivación sustancial mutua. Si estos grupos de antibacterianos son administrados
concurrentemente, deben hacerse por separado. No mezclarlo en la misma bolsa o botella intravenosa. Amikacina
es incompatible con amfotericina B, cefalotina sódica, nitrofurantoína sódica, sulfadiazina sódica y tetraciclinas (en la
misma solución). No se recomienda la mezcla extemporánea de AMIKIN® puesto que forma complejos con otras
series de drogas.

SOBREDOSIFICACIÓN
SOBREDOSIS
En el tratamiento de una sobredosis o reacción tóxica, la hemodiálisis o la diálisis peritoneal ayudarán en el retiro de
amikacina y otros aminoglicósidos en sangre de pacientes con deterioro de la función renal.
Para tratar el bloqueo neuromuscular se administran agentes anticolenesterasa, sales de calcio o asistencia
mecánica respiratoria, dando debilidad muscular prolongada, depresión respiratoria o parálisis (apnea), que puede
ocurrir cuando dos o más aminoglicósidos son dados concurrentemente.
Cuidados de soporte, desde que no hay antídoto específico, el tratamiento de sobredosis de aminoglicósidos o
reacciones tóxicas deberían ser sintomáticas y de soporte. Pacientes con sobredosis intencional conocida deberían
ser referidos a consulta psiquiátrica.

DOSIFICACIÓN Y POSOLOGIA
DOSIS Y VÍAS DE ADMINISTRACIÓN

Dosis usual en adultos y adolescentes


• Antibacteriano (sistémico): Infusión intramuscular o intravenosa, 5 mg por kg de peso corporal cada 8 horas; o 7,5
mg por kg de peso corporal cada 12 horas por 7 a 10 días.
Nota: Infecciones en el tracto urinario, bacteriana (no complicada). Infusión intravenosa o intramuscular,
250 mg cada 12 horas.
• En pacientes con hemodiálisis, puede administrarse una dosis de suplemento de 3 a 5 mg por kg de peso corporal.

Límite usual prescrito en adultos: Hasta 15 mg por kg de peso corporal diariamente, pero no exceder de 1,5 gramos
diariamente por más de 10 días.´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

Dosis usual en pediatría


• Antibacteriano (sistémico).
• Infusión intravenosa o intramuscular:
– Neonatos, prematuros: Inicialmente, 10 mg por kg de peso corporal, luego 7,5 mg por kg de peso corporal, cada 18
a 24 horas por 7 a 10 días.
– Neonatos: Inicialmente, 10 mg por kg de peso corporal, luego 7,5 mg por kg de peso corporal, cada 12 horas por 7
a 10 días.
– Infantes mayores y niños (ver Dosis usual en adultos y adolescentes).
´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´