Está en la página 1de 4

06 – EL MILENIO, MIL AÑOS DE PAZ

1. LOS EVENTOS AL PRINCIPIO DEL MILENIO.

1. ¿En cuál de las dos resurrecciones dijo Jesús que resucitarían los muertos Justos, que hicieron
el bien, y en cuál los que han sido injustos, y han permanecido en maldad? Juan 5:28, 29
__________________________________
__________________________________

2. ¿Cuándo serán los justos resucitados? 1ª Tesalonicenses 4:16


__________________________________

3. ¿Cómo llama la Biblia a la resurrección de los justos? Apocalipsis 20:6


__________________________________

4. ¿Qué sucede con los justos vivos en el momento de la venida de Cristo? 1ª Tesalonicenses 4:17
_____________________________________

5. ¿Qué sucede con los malvados que están vivos en el momento de la venida de Cristo? 2ª
Tesalonicenses 1:7-9
__________________________________

6. ¿Cuándo será resucitada la gente injusta? Apocalipsis 20:5


__________________________________

Vemos que el milenio está marcado por las dos resurrecciones, 1ª la de los justos, al comienzo; 2ª la de
los injustos, al final del mismo. También aprendemos que la resurrección de los justos se realiza en el
momento de la segunda venida de Cristo. Por lo tanto, el milenio sigue a la segunda venida de Cristo, y
consiste en mil años inmediatamente después de la segunda venida de Cristo.

2. DURANTE EL MILENIO.

1. ¿Qué estarán haciendo los justos en el cielo durante el milenio? Apocalipsis 20:4-6; 1ª Corintios
6:1-3; Judas 6
_________________________________
_________________________________

El juicio que comenzó en el cielo antes del regreso de Cristo (Apocalipsis 22:12; Mateo 16:27).
Determinó quién iba a recibir la recompensa de la vida eterna. Otra etapa de cómo Dios trata el
problema del pecado, comienza ahora. Suponga que ha tenido un amigo muy querido en la tierra y no
lo ve en el cielo. En el milenio repasaremos cómo Dios trató su caso, y el caso de todos. El Señor ha
dedicado estos mil años para este trabajo. Él no correrá el riesgo de dejarnos con la menor duda sobre
sus decisiones con los no salvados. Por eso permite que los salvados participen en el juicio de los que
no fueron salvos. Cada pregunta será contestada, nadie tendrá la oportunidad de dudar de la justicia y
misericordia de Dios.

Satanás dudó de cuán justo era Dios, e indujo a Adán y Eva a dudar también. Sólo el universo se da
cuenta del gran precio de la rebelión, y la injusticia de las acusaciones de Satanás. Dios puede asegurar
la armonía en su universo. Eso es por lo que Dios permite a sus hijos revisar abiertamente toda
información.

2. Si los justos están el cielo, y los injustos están muertos, ¿quién estará en la tierra durante el
milenio? Jeremías 4:23-27.
_______________________________________

Todo está oscuro, no hay nadie vivo en la tierra. Incluso los pájaros se han ido, las ciudades están
destruidas, los muertos sin enterrar están esparcidos por doquier (Jeremías 25:33). Esta desolación es
provocada por una serie de sucesos increíbles.

1. Las terribles plagas (Apocalipsis capítulos 15 y 16), incluyendo por la carnicería y devastación del
Armagedón.

2. La hermosa venida de Cristo en Gloria, en cuyo momento, los injustos vivos y la tierra son
destrozados por un gran terremoto.

3. A causa de que Satanás está “atado”, ¿qué es lo que no podrá hacer durante el milenio?
Apocalipsis 20:3
___________________________________

Pregunta para meditar: ¿Cree usted que la cadena que impide a Satanás andar libremente es literal o
simbólica? (Para averiguarlo lea Judas 6 y 2ª Pedro 2:4)

La expresión “abismo sin fondo”, que viene del griego “abyss” significa: “Un lugar caótico, oscuro,
desolado”. Esta misma palabra es usada en la versión “septuaginta” del Antiguo Testamento en Génesis
1:2 y en Jeremías 4:23-25, en el momento que se menciona la tierra “sin forma y vacía”.

Aparentemente, Satanás no tendrá nada que hacer durante mil años, sino merodear de un lado a otro en
la desolada tierra. Durante 6000 años ha seguido a la gente tratando de alistarlos a su lado, ahora sólo
tiene sus propios pensamientos. Será un tiempo miserable para él, forzado a vivir solo durante 1000
años, pensando y pensando. Contemplando los frutos de su obra desde su rebelión en el cielo en contra
de Dios. Con terror y temblor mira hacia el futuro en que sufrirá por todo el mal que ha hecho. Él sabe
que la palabra de Dios es segura, y que todavía falta un pequeño capítulo en su controversia con Dios
(Apocalipsis 20:3 y Jeremías 4:25 lo confirman).

3. SUCESOS AL FINAL DEL MILENIO.

1. ¿Cuándo resucitarán los injustos muertos? (Vea la pregunta 6)


_______________________________________

2. ¿Cuándo será Satanás desatado de su prisión? Apocalipsis 20:7


____________________________________

3. ¿Cómo llegará la ciudad de Dios a esta tierra? Apocalipsis 21:2, 3


____________________________________

Con la resurrección de los injustos, Satanás será soltado; de nuevo tiene otra vez a quien engañar. Al
mismo tiempo la ciudad santa desciende del cielo. ¡Qué vista espectacular! Una ciudad del tamaño del
estado de Oregón bajando despacio (Apocalipsis 21:16). A uno de los profetas del antiguo testamento,
se le mostró una escena de estos momentos (Zacarías 14:3-5 y 10). Aparentemente Jesús precede a la
ciudad, y cuando sus pies tocan el monte de los olivos, el mismo lugar del que ascendió ahora hace 20
siglos, la montaña se parte por la mitad esparciéndose para formar una gran llanura donde aterrizará la
ciudad santa. Cuando Jesús venga por segunda vez, viene a buscar a los Santos y se encuentra con ellos
en el aire (1ª Tesalonicenses 4:17). Esta vez Zacarías dice que todos los santos estarán con Él, en la
Nueva Jerusalén. No es sorprendente que Dios quisiera reafirmar a Juan que no había estado
alucinando, después de viese todo esto en visión, y le dijera que todo lo que vio y oyó eran “palabras
fieles y verdaderas” (Apocalipsis 21:5).

4. ¿Cómo demostrará Satanás que no ha cambiado durante el milenio? Apocalipsis 20:8, 9


____________________________________

5. ¿En qué acabó el desesperado intento de Satanás de tomar la ciudad de Dios? Apocalipsis 20:9,
14, 15
________________________________________

Este es el último acto en la gran lucha entre Cristo y Satanás. Aquí, ante la santa ciudad, toda la raza
humana se reúne por última vez. Los justos protegidos por las preciosas paredes de Jaspe; y los injustos
incontables como la arena de la mar, repartidos en formación para la batalla, hasta donde el ojo pueda
alcanzar, alrededor de las gloriosas alturas. Aquí, la separación entre los salvos y los perdidos, llega a
ser eterna. Dios hace llover fuego desde el cielo, y todo aquel que se rebeló en contra de sus caminos,
incluido Satanás y sus ángeles, experimentan lo que la Biblia llama “la muerte segunda”.

Pregunta para meditar: ¿Por qué cree usted que se llama “la muerte segunda”, y en qué se
diferencia de la primera muerte? Hebreos 9:27
6. ¿Qué efecto hará este fuego sobre la tierra? 2ª Pedro 3:10
____________________________________

El lenguaje humano es inadecuado para describir las cosas que Dios ha preparado para aquellos que le
aman (1ª Corintios 2:9). Tendrá que experimentarse para apreciarlo.

7. ¿Quiénes tendrán el privilegio de habitar esta nueva tierra? Apocalipsis 21:27


____________________________________

Un día cercano, Cristo vendrá a por su pueblo. El viaje por el espacio de todas las épocas será una
realidad. La gravedad no tendrá poder cuando Cristo eleve a sus hijos hacia el cielo, moviéndose sin
esfuerzo a través de la atmósfera y el espacio, el vasto vacío. Finalmente llegarán a su destino: La
ciudad de Dios. Hoy estamos aprendiendo que este será un viaje de ida y vuelta. Después de esto, Dios
cambiará la sede de su ciudad capital a la tierra, donde Él vivirá con su pueblo (Apocalipsis 21:3).
Entonces será realidad la promesa de Cristo: “Recibirán la tierra por heredad” (Mateo 5:5).

Jesús ha reservado un lugar para ti en este viaje (1ª Pedro 1:4; Juan 14:1-3). Él quiere verte allí. ¿Cómo
se va a sentir si al pasar lista tu nombre no está allí? Pensará que desprecias la vida que te ofrece, por la
que pagó un alto precio, con su propia sangre. Sólo hay un lugar donde puedes hacer la reserva, es el
lugar llamado Calvario. Ni riquezas ni fama pueden comprar la entrada a la ciudad de Dios. Tus méritos
no la pueden comprar. Él te espera. Pero Jesús te ha dejado un billete pagado a los pies de la cruz, y está
esperando a que lo recojas.

Cuando Jesús entre por las perlinas puertas de la ciudad con su pueblo, el coro angelical preguntará:
“¿Con qué derecho entras aquí?” La respuesta de cada labio será: “¡Con la bandera roja de la sangre del
Calvario!” Las perlinas puertas y cada habitante de esta nueva, preciosa y gloriosa tierra, entrarán por el
camino de la cruz. ¿Levantarás su bandera ahora, por tu libre elección? No hay forzamientos, sólo un
llamado. Pero eso significa vida eterna, una vida satisfactoria, sería una tragedia perderla –vida que le
costó al Hijo de Dios su propia sangre. ¿La aceptarás?