Está en la página 1de 10

CACMF

CURSO ABREVIADO DE CARISMA


MISIONERO FRANCISCANO

LECCION 1
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

LA FAMILIA FRANCISCANA: ORÍGENES Y


TRABAJO CONJUNTO.

La amistad entre Clara y Francisco

“ Cuando estaba en Asis San Francisco, visitaba con frecuencia a Santa Clara y le daba santas instrucciones.
Ella tenía grandísimo deseo de comer una vez con él; se lo había pedido muchas veces, pero él no quiso
concederle ese consuelo. Viendo, pues, sus compañeros el deseo de Santa Clara, dijeron a San Francisco
- Padre, nos parece que no es conforme a la caridad de Dios esa actitud de no dar gusto a la hermana Clara,
una virgen tan santa y amada del Señor, en una cosa tan pequeña como es comer contigo, y más teniendo en
cuenta que por tu predicación abandonó ella las riquezas y las pompas del mundo. Aunque te pidiera otro
favor mayor que éste, deberías condescender con esa tu planta espiritual.
- Entonces, ¿les parece que la debo complacer? - respondió San Francisco.
- Sí, Padre - le dijeron los compañeros -; se merece recibir de ti ese consuelo.
Dijo entonces San Francisco:
- Puesto que así les parece a ustedes, también me lo parece a mí. Mas, para que le sirva a ella de mayor
consuelo, quiero que tengamos esa comida en Santa María de los Ángeles, ya que lleva mucho tiempo
encerrada en San Damián ...
El día convenido salió Santa Clara del monasterio con una compañera y,
escoltada por los compañeros de San Francisco, se encaminó a Santa
María de los Ángeles ... y luego la llevaron a ver el convento hasta que
llegó la hora de comer. Entre tanto, San Francisco hizo preparar la mesa
sobre el suelo, como él estaba acostumbrado. Y, llegada la hora de
comer, se sentaron a la mesa juntos San Francisco y Santa Clara ...
Como primera vianda, San Francisco comenzó a hablar de Dios con tal
suavidad, con tal elevación y tan maravillosamente, que viniendo sobre
ellos la abundancia de la divina gracia, todos quedaron arrebatados en
Dios. Y, estando así arrobados, elevados los ojos y las manos al cielo, las
gentes de Asís y de Bettona y las de todo el contorno vieron que Santa
María de los Ángeles y todo el convento y el bosque que había entonces
al lado del convento ardía violentamente, como si fueran pasto de las
llamas la iglesia, el convento y el bosque al mismo tiempo, por lo que los
habitantes de Asís bajaron a todo correr para apagar el fuego, persuadidos de que todo estaba ardiendo. Al
llegar y ver que no había tal fuego, entraron al interior y encontraron a San Francisco con Santa Clara y con
todos los compañeros arrebatados en Dios por la fuerza de la contemplación, sentados en torno a aquella
humilde mesa. Con lo cual se convencieron de que se trataba de un fuego divino y no material, encendido
milagrosamente para manifestar y significar el fuego del amor divino en que se abrasaban las almas de
aquellos santos hermanos y de aquellas santas monjas. Y se volvieron con el corazón lleno de consuelo y
santamente edificados“ (cf. Florecillas 15).

Página 2 de 10
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

A. SUMARIO:
El objetivo de éste primer encuentro es:
a. conocer los antecedentes del movimiento que protagonizan Francisco y Clara: los penitentes y
algunas características sociales y religiosas que nos permitan una mayor comprensión;
b. aproximarnos a lo específico de su movimiento y como se institucionalizó las intuiciones primeras
en las tres Ordenes
c. tomar conciencia de la necesidad de un trabajo conjunto entre todas las comunidades que
integran la familia franciscana.

B. DESARROLLO.

1. El movimiento de los penitentes y el movimiento de las mujeres.


Los penitentes fueron un importante movimiento laical deseoso de una vida radicalmente
evangélica. Muy probablemente Francisco conoció este movimiento ya que él se consideraba un
penitente Éste término designaba una entrega total a Dios. El hombre de la Edad Media tenía una
comprensión de la vocación religiosa que difiere sustancialmente de la nuestra. Con frecuencia, se
aislaba de la convivencia ordinaria de la gente y de la sociedad para vivir con Dios en una relación
particular. A través de una vida de oración, de recogimiento y de renuncia, buscaba su propia
salvación, así como la salvación de los demás. El concepto “penitencia” constituía una
característica fundamental de esa conciencia religiosa, llegando incluso a designar un estilo de
vida, que correspondería a una estructura jurídica. A las personas que habían cometido un pecado
grave, la Iglesia le imponía una penitencia pública por ejemplo: renuncia a la convivencia conyugal,
distribuyendo su dinero a los pobres, fundando iglesia o conventos, rezando, ayunando. Con el
recorrer de tiempo éstas prácticas se abandonaron; pero muchos hombres y mujeres decidieron
abrazar éste estado de vida. Por sí mismos y en sustitución de los demás, se mostraban dispuestos
a asumir las consecuencias que anteriormente eran propias de la penitencia pública.
A su vez en toda Italia central fueron surgiendo movimientos de mujeres. Se trataba particularmente
de persona pertenecientes a familias adineradas o nobles que se retiraban de la sociedad – ya
como anacoretas o ingresando a un monasterio.
Todo esos movimiento influyeron en Clara y Francisco, especialmente en las motivaciones
ascéticas (renuncia y mortificación) características del movimiento franciscano, a pesar de
no constituir su elemento central e imprimiendo una impronta laical y evangélica al
movimiento franciscano que surgía.

2. La propuesta alternativa de San Francisco.


Para entender a Francisco y Clara hay que comprender su época. Ya vimos la importancia del
movimiento de los penitentes. Antes de captar lo esencial de la propuesta franciscana veamos
algunas características sociales.
En su testamento, Francisco divide su obra en dos momentos o fases, la vida en pecado y la vida
en penitencia. Dicha división nos proporciona alguna claridad, no sólo en relación a la biografía de
Francisco, sino también con respecto a diversas formas de vida yuxtapuestas, es decir, la sociedad
burguesa y el movimiento franciscano. Lo que separa una forma de vida de otra es el “abandono

Página 3 de 10
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

del mundo” como Francisco solía llamarle. El entendió su nuevo régimen de vida como una
alternativa y una ruptura con el régimen de vida que había vivido anteriormente en la ciudad de
Asís.
Cuando Francisco habla de pecados se refiere fundamentalmente a una condición general,
un modo de estar sometido a condiciones generales que ignoran por completo a Dios.
El mundo del que Francisco participaba antes de retirarse de él, revestía determinadas
características:
a. Como ocurre hoy en muchas partes del mundo, el desarrollo urbano provocaba el éxodo de la
población rural hacia las ciudades.
b. La mayor parte de la población vivía al margen, percibiendo únicamente un mínimo
indispensable para poder vivir.
c. El desarrollo de las ciudades estimulaba la autosuficiencia de los ricos, lo que provocaba al
mismo tiempo un viraje de la sociedad: la vida social no estaba ya fundada en la posesión de la
tierra, sino en la función que se tenía dentro de la ciudad; no tenía ya su fundamento en los
nobles (“mayores”) sino en el pueblo (“menores”).
Francisco relaciona su conversión a una experiencia muy concreta y única: el ve reflejada la
miseria y pobreza de su época en la cara destrozada de un leproso. Reconoce que Asís es una
“cultura de la inclemencia” y que el sistema social en el que se crió no se basa en el Evangelio.
Toma conciencia de que su mundo no es regido por la hermandad sino por el dinero y el “status
quo”, por el poder y la dominación de los ricos sobre los pobres. De esa manera, Francisco se
distancia del mundo (cfr. Test 1-5) y comienza con su “cultura de la misericordia”. Descubre al
“Crucificado” y ve en él el ejército de los leprosos. Descubre el evangelio de los pobres y se
mezcla con la gran masa de los mendigos y jornaleros. Francisco intuye una Iglesia fraternal
y trata de vivirla en comunidad con los pobres y leprosos.

3. Clara de Asís

Clara de Asís es la co-fundadora que participó de esta nueva visión


espiritual. Antes de conocer a Francisco había elegido un estilo de vida
radical en la condición de los penitentes. Francisco al oír hablar de Clara,
se puso en contacto con ella. Fue entonces cuando Clara decidió
acompañarlo y se incorporó al movimiento franciscano en 1212. En un
sueño, sintió la presencia de Francisco como la de una madre “que la
amamantaba”,
Mientras que Francisco pertenecía a los “menores”, pues era miembro de
la rica corporación de los comerciantes, Clara era miembro de una familia
de “mayores”, es decir, pertenecía a la aristocracia.
La forma de vida escogida por Clara era hasta entonces completamente
desconocida en la Iglesia. A lo largo de varias décadas Clara tuvo que
luchar por su derecho de vivir esta forma de vida franciscana, muy
particularmente en lo referente a su exigencia central: la pobreza
absoluta.
No estaba previsto en el Derecho Canónico que una comunidad de
mujeres no poseyera bienes y se dedicase a la predicación ambulante
Tan sólo luego de una lucha prolongada y decidida con la Curia Romana,
Clara conquistó el derecho el derecho de vivir el ideal franciscano en lo que respecta a la pobreza
absoluta.

Página 4 de 10
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

4. Las ordenes

La atracción que ambos ejercían hizo posible la aparición de las tres Ordenes que, ya en la obra de
Tomas de Celano(biógrafo de Francisco), se presentan como una unidad histórica. Se trata de una
comunidad de personas, procedentes de diversos estratos y núcleos sociales que deseaban
participar en la alternativa propuesta por Francisco y en la que habían creído encontrar su
propia identidad, el sentido de sus vidas y su propia realización. Cabe citar un texto de un
testigo ocular, Jacobo de Vitry que no pertenecía al movimiento franciscano inicial, en donde
describe a los hermanos y hermanas escrito en 1216:
“He visto un gran número de hombres y mujeres que renunciaban a todos sus bienes y
abandonaban el mundo por amor de Cristo: los “Hermanos menores” y las “Hermanas
menores” como se les llama. Tanto el señor Papa como los cardenales sientes hacia ellos
un gran aprecio. No les interesan para nada los valores y los bienes temporales. Alimentan,
con todo, una única pasión a la que consagran sus esfuerzos: arrancar de la vanidad del
mundo las almas que están en peligro para atraerlas a sus filas. Y por la gracia divina han
tenido ya grandes éxitos y han realizado numerosas conquistas...éstos hermanos viven de
acuerdo con la forma de vida de la Iglesia primitiva, de la que se escribió “la multitud de los
fieles tenían un solo corazón y un asola alma (He. 4,32). Durante el día entran en las
ciudades y aldeas, dedicados a la vida activa del apostolado, por la noche, vuelven a sus
eremitorios o se retiran a la soledad de la vida contemplativa. Las mujeres conviven en
alguno hospicios no lejos de las ciudades; no recibe ni aceptan donaciones, sino que viven
del trabajo de sus manos. Pero se afligen y se siente muy molestos con la veneración que
tanto clérigos como laicos le tributan, por parecerles desmedida. Una vez al año, los
hombres de esta Orden se encuentran en un lugar previamente convenido para alegrarse
en el Señor y comer juntos, lo que resulta altamente provechoso a todos. Valiéndose de la
ayuda de consejos rectos y virtuosos, redactan, promulgan y presentan para su aprobación
a Señor Papa santas instituciones; y luego, se separan de nuevo por un año y se expande
por toda Lombardia, Tosacana, Apullia y Sicilia” (Jacobo de Vitry, carta de 1216).
Actualmente podemos distinguir las siguientes formas de vida del movimiento franciscano.

La Tercera Orden Regular (TOR)

Pertenecen a esta Orden 22 congregaciones masculinas y 382 congregaciones femeninas, como


también algunos institutos que poseen la misma Regla en común. Sus miembros hacen los tres
votos y profesan una forma de vida fundada en los “consejos evangélicos”, es decir, en la pobreza,
obediencia y celibato.

La Orden Franciscana Seglar (OFS).

En sus comienzos, esta “Orden de Penitentes” gozaba de una gran importancia dentro de la
sociedad civil; pero en el curso de los tiempos acabó por no ser más que una fraternidad piadosa.
Hoy se observan vientos de renovación guiados por la Regla aprobada por Pablo VI en donde se
impulsa a sus miembros a colocarse en la vanguardia de la evangelización en el compromiso
concreto en la transformación de las estructuras sociales que promuevan la Justicia, la Paz y la
conservación de la Naturaleza.

Página 5 de 10
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

La Orden de los Hermanos Menores.

Desde sus comienzos los hermanos que seguían el estilo de vida propuesto por Francisco vivían
una fuerte tensión entre dos interpretaciones de sus ideales fundamentales: por una parte, los
hermanos procuraban vivir un estilo de vida elemental y precario, realizando trabajos asalariados
pesados recurriendo a la mendicidad cuando lo veían necesario y dedicándose a la predicación; y,
por otra parte, llevaban una vida de oración/contemplación y cultivaban la convivencia con la gente
de fuera por medio de una relación fraterna. Esta tensión provocó numerosos movimientos de
reforma y división. Actualmente, encontramos tres Ordenes masculinas independientes y
autónomas que reconocen a Francisco como su fundador y asumen la Regla de 1223.
a. Orden de los Hermanos Menores (OFM)
b. Orden de los Hermanos Menores Conventuales (OFM conv)
c. Orden de los Hermanos Menores Capuchinos (OFM cap)

Las Hermanas Clarisas.

En el año de 1263, el Papa Urbano IV decidió que las “Damas Pobres de San Damián”, es decir,
todas las Hermanas que de manera más o menos explícita estaban vinculadas a Clara, deberían
llamarse Clarisas.
Detrás de esta decisión se esconde una historia muy compleja en donde Clara lucha por
mantenerse unida al movimiento franciscano en lo que respecta a la pobreza absoluta.
En dos ocasiones se le imponen Reglas que intentan determinar su estilo de vida. Tanto Gregorio
IX y Inocencio IV la equiparan a la vida monástica y de clausura absoluta conocida hasta el
momento. Hasta que Clara decide escribir su propia regla para su comunidad. Allí, no obstante
mantiene la forma de vida contemplativa adaptándola al espíritu franciscano.
En los capítulos centrales Clara describe su propia experiencia espiritual, la que la condujo a aliarse
con Francisco, en un espíritu de Fraternidad y pobreza absoluta. Esta circunstancia constituía algo
completamente desusado, fuera de lo común. Se ha podido incluso comprobar que Clara planteó
con más fuerza que el propio Francisco el carácter democrático de la convivencia espiritual.
Poco antes de su muerte fue aprobada su Regla, pero a pocos monasterios se les autorizó
adoptarla. Urbano IV escribe una nueva Regla que desconoce por completo la espiritualidad de
Clara. Pasó mucho tiempo hasta que la Regla de Clara tuviera aplicación.
Actualmente se reconoce dos formas de vida de las Clarisas:
 Las Damianitas que reconocen su fundamento en la Regla de Santa Clara
 Las Urbanitas que se acogieron a la Regla de Urbano IV.

JUFRA- Juventud Franciscana

La Juventud Franciscana (JUFRA) es la fraternidad de los jóvenes que se sienten llamados por el
Espíritu Santo a hacer en fraternidad la experiencia de vida cristiana, a la luz del mensaje de San
Francisco de Asís, profundizando la propia vocación en el ámbito de le Orden Franciscana Seglar
(OFS). La JUFRA es un camino vocacional, que presupone una llamada inicial que se desarrolla
hacia una opción de vida. Al ser una llamada, implica por parte del joven su propia respuesta, que
se confirma con un compromiso personal ante Dios y en presencia de los hermanos.

Página 6 de 10
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

5. La familia Franciscana

DECRETO

La Conferencia de la Familia Franciscana (DFF, compuesta por el Ministro General de la Orden


de los Hermanos Menores (OFM), por el Ministro General de la Orden de los Hermanos Menores
Conventuales (OFM Conv.), por el Ministro General de la Orden de los Hermanos Menores
Capuchinos (OFM Cap), por el Ministro General de la Tercera Orden Regular (TOR), por el
Ministro General de la Orden Franciscana Seglar (OFS), y por el / la Presidente de la Conferencia
Franciscana Internacional de los Hermanos y Hermanas de la Tercera Orden Regular (CFI-TOR),
trabaja desde hace algunos años promoviendo, en el respeto de la autonomía propia de cada
Orden, formas de colaboración y animación inspiradas en el mismo ideal de vida franciscana.
Los miembros de la referida Conferencia de la Familia Franciscana, después de haber tenido una
larga experiencia positiva, han dirigido solicitud a la Sede Apostólica para que esta Conferencia
fuese reconocida como persona jurídica.
La Congregación para los Institutos de vida consagrada y las Asociaciones de vida apostólica,
tras haber examinado el Estatuto presentado, con el presente Decreto erige la Conferencia de la
Familia Franciscana (CFF) como persona jurídica de derecho pontificio, y aprueba su Estatuto.
Además, el mismo Dicasterio confía a la citada Conferencia la facultad de añadir al Estatuto las
modificaciones que pudieran ser necesarias en el futuro, con tal que obtengan los dos tercios de
los votos y sean presentadas a la Sede Apostólica, para que compruebe su fidelidad a la finalidad
de la misma Conferencia.
No obstante cualquier disposición contraria.
Vaticano, 23 de marzo de 2004.

La familia Franciscana en Argentina

La Familia Franciscana de Argentina (FFAr) es una organización religiosa fundamentada en la


espiritualidad de Francisco y Clara de Asís.

Sus objetivos son:

• Incentivar la vivencia y el anuncio del Evangelio.


• Proponer una reflexión sobre la vida franciscana y su carisma.
• Ser presencia activa en la Iglesia y en el mundo de hoy.
• Estimular el conocimiento, la comunicación, y la comunión de los que se reconocen en el
Carisma Franciscano.
• Promover cursos y encuentros de carácter religioso y cultural que interesen a la vida y a la
formación de la Familia Franciscana.
• Prestar asistencia espiritual a sus miembros y colaborar con entidades afines a los ideales
de Francisco y Clara de Asís.
• Involucrarse en el servicio de Justicia, paz e integridad de la creación, promoviendo y
valorizando la vida donde ella se encuentre más amenazada.

Página 7 de 10
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

En la actualidad se han conformado los Núcleos Regionales de Animación, con el fin de promover
la vida y las actividades de la FFAr en todo el ámbito nacional, y para fomentar más directa y
adecuadamente en cada lugar el trabajo de las distintas entidades franciscanas, la Junta Directiva
promueve la existencia de núcleos regionales de animación.

La Asamblea Plenaria Junta Ejecutiva


a) Los/as Ministros/as Superiores/
as mayores o delegados/as de las Presidente, Secretario,
Ordenes y Congregaciones. Tesorero,
b) El Ministro/a nacional JUFRA. Director del CFA
c) Los Representantes de los
Institutos Seculares.

Los órganos de régimen de la FFAr

Familia Franciscana de Argentina


(FFAr)
Los órganos que dependen de la FFAr son:

Centro Fundación Núcleos


Franciscano Franciscana Regionales de
de Argentina de Argentina (CFA) Animación.
(CFA)

Centro Franciscano de Argentina.


Surgen el año 1977, en el contexto de Medellín. Tiene su sede actual en Alsina 380, de la CABA.
Surge como necesidad de comunión y participación. Primero surgió para a formación de los frailes,
luego se abrió un departamento de laicos y comienza a participar de la Familia Franciscana.
El Centro Franciscano de Argentina es una organización interna de la familia franciscana, que la
misma utiliza como ejecutor de sus objetivos.

Los fines del Centro Franciscano de Argentina son:


- Cultivar el patrimonio espiritual del movimiento franciscano mediante la difusión, equipo de
investigación, cursos etc.

Página 8 de 10
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

- Procurar el conocimiento y la colaboración entre hermanos de la familia franciscana


mediante jornadas, convivencias, retiros. Así como el trabajo en comisiones, delegaciones,
etc.

- Trabajar con otros centros franciscanos, especialmente los de América Latina y El Caribe.

- Crear lazos de comunicación y colaboración con otros organismos que tienen objetivos
afines, especialmente con la Confar.

- Estimular el cambio de mentalidad y el trabajo en lo referente a la Paz, Justicia y reverencia


a la creación, según el Espíritu de Asís.

- Responder el reclamo de la “Nueva Evangelización” cada vez que se emprenda alguna


acción.

Centro Franciscano
de Argentina
(CFA)

Consejo
Ampliado
Consejo Directivo Consejo Directivo
Director y los coordinadores
Vicedirectores y/o representantes
de cada ÁREA DE
TRABAJO

AREAS DEL
CENTRO
JPIC FRANCISCANO COMUNICACIÓNES

CURSO DE
ESPACIO CARISMA
JOVEN
CONGRESO
FORMACIÓN S EDUCACION

Página 9 de 10
CURSO ABREVIADO DE CARISMA MISIONERO FRANCISCANO 2017

C. EJERCICIOS

1. Leer detenidamente la Segunda Carta de San Francisco a los Fieles.


a. ¿En qué consiste la dimensión misionera de esta carta?
b. Examinando el contenido de esta carta, ¿qué es lo que distingue a la Orden Seglar de la
Primera y Segunda Orden?
c. ¿Cuáles son los rasgos comunes de todas ellas?.

2. ¿Conoce la familia franciscana de su lugar?. ¿Qué tareas y compromisos realizan?. ¿Estas


tareas se realizan como familia franciscana o por ramas? ¿Qué ramas de la familia franciscana
son las que participan en estas tareas?. ¿Qué experiencia personales realizó en colaboración
con otras comunidades franciscanas?.

BIBLIOGRAFÍA SUGERIDA

❖ “Los escritos de Santa Clara”. CEFEPAL. Chile, 1982.


❖ “Clara de Asís ante el espejo”. María Victoria Triviño. Paulinas. Madrid, 1991.
❖ “La Orden Franciscana: Orígenes e Ideales”. Kajetan Esser. Ed. Franciscana Aránzazu- Oñate.
1976.
❖ “Francisco de Asís y el Movimiento Franciscano”. David Flood. Ed. Franciscana Aránzazu.
Oñate. 1996.
❖ “La Forma de vida franciscana, ayer y hoy”. Javier Garrido. Ed. Franciscana Arámzazu. Oñati.
1993.
❖ “Nueva Era: la Civilización Planetaria”. Leonardo Boff. Verbo Divino. Buenos Aires. 1995.
❖ Todas las Cartas que van emitiendo los y las Ministros Generales desde Roma
❖ Boletines de “Franciscanos en la ONU”.

CENTRO FRANCISCANO DE ARGENTINA – Diciembre 2017


Equipo CCMF- E-mail:ccmfarg@gmail.com
Alsina 380 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel: 011-43316072
E-mail: centrofranciscanoargentina@gmail.com
Facebook: "Familia Franciscana de Argentina"
Web: www.familiafranciscanadeargentina.blogspot.com

Basado en la lección 2 y 3 del Curso de Carisma Misionero Franciscano

Página 10 de 10