Está en la página 1de 4

ESTABILIDAD MACROECONOMICA DE INDIA

India con una proyección de crecimiento económico de 7,4%, India será en 2018 el país
que más crecerá dentro de los llamados BRICS, (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica),
los principales mercados emergentes. Además, el dinamismo de su economía estará
muy por encima de las economías desarrolladas y del mundo en promedio, cuyas
proyecciones de crecimiento son de 2% y 3%, respectivamente.

De acuerdo al informe “India Soars Higher” desarrollado con el objetivo de informar a


los inversionistas globales sobre los cambios estructurales que han mejorado las cifras
económicas del país asiático, esto se debe a la determinación que ha tenido el
gobierno indio para lograr la consolidación fiscal, complementada con medidas
agresivas y no puramente populistas.
Los indicadores macroeconómicos estables, las reformas estructurales, la mejora del
ecosistema empresarial, el impulso al desarrollo de infraestructuras y el régimen liberal
de IED han dado lugar a altas entradas de capital extranjero y han proporcionado el
impulso necesario para hacer de la India una inversión favorecida Destino.
Se prevé que el PIB de la India aumente a 7,4 por ciento en 2018-19, 7,8 por ciento en
2019-20 y 2020-21, convirtiéndolo de nuevo en el economía de crecimiento más rápido
del mundo. Se espera que GST, que había reducido nominalmente el ritmo de
crecimiento del país, contribuya positivamente a la actividad económica y la
sostenibilidad fiscal al reducir el costo de cumplir con múltiples sistemas tributarios
estatales y ampliar la base tributaria al traer más actividad informal en el sector formal.
El país sigue avanzando hacia el camino de la estabilidad macroeconómica, como lo
demuestra la mejora de la inflación y el déficit fiscal.
La inflación minorista promediada en un 3,4 por ciento para el período 18 abril-enero,
inferior al 4,5 por ciento durante el mismo período en el año fiscal 17.02 el déficit fiscal
ha disminuido gradualmente; sin embargo, el modesto deslizamiento fiscal en FY18 es
en gran medida atribuible a la incertidumbre sobre las colecciones de GST.
Ha habido esfuerzos para aprovechar las ganancias que el país ya ha hecho en el frente
de estabilidad macroeconómica y para aumentar la transparencia en la formulación de
políticas. Por ejemplo, se formó un Comité de política monetaria para mantener la
estabilidad de los precios, teniendo en cuenta el objetivo del crecimiento. Una meta
del 4 por ciento de inflación fue notificada anteriormente, con una banda de ± 2 por
ciento.
Este acuerdo no sólo ha mejorado la transparencia, sino que también ha llevado a una
toma de decisiones equilibrada (porque antes de la formación de la Comisión el
gobernador RBI era el único responsable de la toma de decisiones). Una continuación
de la consolidación fiscal es esencial para lograr un crecimiento económico sostenible y
el sentimiento de los inversores boyantes.
El informe destaca la determinación de la India por lograr la consolidación fiscal,
complementada con medidas agresivas y no puramente populistas. La estabilidad
económica del país se refuerza aún más con sus reservas de divisas de
aproximadamente US$420.000 millones (al 9 de febrero de 2018), que proporcionan
suficiente cobertura para casi 11 meses de importaciones para la India. En el informe
también se analizan los progresos realizados en el marco de varios programas
nacionales prioritarios.

La siguiente fase de crecimiento del mercado nacional, la confianza de los


consumidores, la estabilidad de los fundamentos macroeconómicos, las reformas
estructurales y las iniciativas emblemáticas introducidas por el Gobierno indio han
empezado a cobrar impulso. Aunque algunas reformas todavía pueden clasificarse
como "programas inacabados", ya se ha emprendido un volumen significativo de
trabajo para la realización de estas tareas, tanto en términos de un entorno político
propicio como de un esfuerzo en terreno. Este informe se centra en las principales
iniciativas emblemáticas que tienen el potencial de tener un impacto transformador en
la economía india y acelerar la tasa de crecimiento del país.

Si bien la economía india se encuentra en una posición fuerte, el informe también


señala ciertos imperativos para que la India mantenga su crecimiento, que van desde la
búsqueda de formas de aumentar las exportaciones, introduciendo cambios de política
con respecto a la lentitud de las reformas laborales y la conversión de la India en un
centro mundial de manufactura.

TAMAÑO DEL MERCADO


La India es la 17º mayor economía de exportación en el mundo. En 2016, la India
exportó $ 261 Miles de millones e importó $ 339 Miles de millones, dando como
resultado un saldo comercial negativo de $ 78 Miles de millones. En 2016 el PIB de
India fue de $ 2,26 Billones y su PIB per cápita fue de $ 6,57 Miles.
Las principales exportaciones de India son Diamantes ($29,4 Miles de
millones), Refinado de Petróleo ($22,8 Miles de millones), Medicamentos
envasados ($14,6 Miles de millones), Joyería ($8,48 Miles de millones)
y Coches ($5,99 Miles de millones), de acuerdo a la clasificación del Sistema
armonizado. Sus principales importaciones son Petróleo Crudo ($54,8 Miles de
millones), Oro ($22,9 Miles de millones), Diamantes ($19,9 Miles de
millones), Briquetas de carbón ($12,3 Miles de millones) y Teléfonos ($10,1 Miles de
millones).
Los principales destinos de las exportaciones de India son los Estados
Unidos ($45,5 Miles de millones), los Emiratos Árabes Unidos ($15,5 Miles de
millones), Hong Kong ($15,5 Miles de millones), China($10,7 Miles de millones) y el
Reino Unido ($8,66 Miles de millones). Los principales orígenes de sus importaciones
son China ($58,9 Miles de millones), los Estados Unidos ($19,9 Miles de millones), los
Emiratos Árabes Unidos ($18,4 Miles de millones), Arabia Saudita ($17,2 Miles de
millones) y Suiza ($14,8 Miles de millones).
Coyuntura económica
La economía india ha resistido mejor que la de otros países emergentes a la
ralentización de la economía mundial, y ha aprovechado los precios bajos del petróleo
en los últimos años. Según cifras del Ministerio de Estadísticas e Implementación de
Programas, la economía india creció 7,1% en 2017, impulsada por un repunte de la
actividad industrial, sobre todo en manufacturas y construcción, y una expansión de la
agricultura. Para el año fiscal 2018, se prevé una cifra de 6,6%. El déficit fiscal en el
período abril-octubre 2017 –de 5,5 billones INR– superó en 96,1% el presupuesto
estimado para 2017/2018, sobre todo debido a una concreción de salario más baja y
un aumento del gasto, con una deuda proporcional al PIB que sigue siendo elevada
(67,5%). El promedio de la inflación del sector minorista ha decaído a su cifra más baja
en seis años (3,3%) en 2017-2018, y la economía se está moviendo hacia un régimen
de precios más estable.

En 2017, el primer ministro Narendra Modi prosiguió su programa de reformas con el


objetivo de sanear las cuentas públicas, promover las inversiones y el desarrollo
industrial, y mejorar el clima de negocios. Desde las elecciones, el gobierno aprobó un
proyecto de ley fiscal sobre bienes y servicios claves (que busca transformar a los 29
estados en un mercado común) e incrementó los capitales de IED en algunos sectores,
con diferentes reformas económicas enfocadas en cambios administrativos y de
gobierno. La mayor decisión del gobierno en 2017 fue declarar de improvisto que los
billetes de alto valor –que corresponden a 86% del efectivo– ya no tendrían valor, y que
debían ser depositados en bancos. Esta política fue elaborada para combatir la
economía informal. Tras un período inicial marcado por cierta incertidumbre, se piensa
que la medida tuvo un efecto positivo en la economía del país (por ejemplo, desde abril
de 2017 más del doble de indios ha entregado su declaración fiscal que en el mismo
período del año anterior).
Sin embargo, los desafíos de largo plazo son importantes, entre los cuales: la
discriminación en India contra las mujeres y mujeres jóvenes, un sistema ineficiente de
producción y distribución de electricidad, una protección ineficaz de los derechos de
propiedad intelectual, una infraestructura inadecuada de transportes y agrícola,
oportunidades laborales limitadas en el sector no agrícola, un gasto elevado y subsidios
mal enfocados, acceso insuficiente a una educación básica y superior de calidad, un
éxodo rural constante.
Se prevé que India sobrepasará a China en cuanto país más poblado del planeta en
2024. Tiene la mayor población joven. Dicho esto, según la OCDE, más de 30% de la
juventud de India es NEET (sin empleo, educación o formación).
India sigue siendo un país pobre: la renta per cápita es muy baja, cerca del 25% de la
población sigue viviendo por debajo del umbral de la pobreza (cerca de un tercio de la
población mundial que vive con menos de 1,9 USD al día vive en India) y las
desigualdades sociales son muy grandes: el 1% más rico posee 53% de la riqueza del
país. Según informes de la OIT, la tasa de desempleo será de 3,5% en 2018 y 2019.

Principales sectores económicos

India es la cuarta potencia agrícola del mundo. La agricultura representa 16,8% del PIB
y emplea a cerca de 47% de la población activa. Esta proporción disminuyó en los
últimos años, mientras que su aporte al PIB aumentó. Los principales cultivos son trigo,
mijo, arroz, maíz, caña de azúcar, té, patata y algodón. India es también el segundo
mayor productor de ganado bovino, el tercero de ganado ovino y el cuarto en
producción pesquera.
El sector industrial emplea a menos de un quinto de la fuerza laboral, y corresponde a
28,9% del PIB. El carbón es la principal fuente energética del país (India es el tercer
productor de carbón a nivel mundial). La producción textil desempeña un papel
predominante en el sector industrial. En términos de tamaño, la industria química es el
segundo sector industrial.

El sector de servicios es la parte más dinámica de la economía india. Contribuye a más


de la mitad del PIB, y emplea casi a un tercio de la fuerza laboral. Su aporte al PIB ha
disminuido recientemente. El rápido crecimiento de la industria del software estimula
las exportaciones de servicios y moderniza la economía india: el país ha aprovechado
su amplia población educada angloparlante para convertirse en un gran exportador de
trabajadores en servicios TI, subcontratación de servicios de negocios y programación.
No obstante, según un informe reciente de McKinsey & Company, más de la mitad de
los 3,9 millones de empleados en el sector TI en India podrían volverse "irrelevantes"
en los próximos tres o cuatro años debido a la creciente capacidad de las máquinas de
aprendizaje automático para reemplazar a trabajadores.