Está en la página 1de 3

Niños con sobrepeso

Para muchas familias, el tener un hijo gordito, mofletudo, y lleno de pliegues es todo un
logro, una señal de que el niño está bien, fuerte, y lleno de salud. Pero los expertos en
nutrición infantil no piensan igual. Y van a más: dicen que estas familias están muy
equivocadas. Lo que importa no es que el niño esté gordo o delgado. Lo que interesa es que
el niño esté sano. Y es ahí donde queríamos llegar. En la última Jornada Nacional sobre
Obesidad y Factores de Riesgo Cardiovascular, realizada en Madrid, España, se diagnosticó
la obesidad infantil como una enfermedad emergente.
Tanto en Europa como en Estados Unidos, desde los años noventa hasta hoy, la incidencia
de la obesidad infantil se ha duplicado. España se ha convertido en el segundo país de la
Unión Europea con mayor número de niños con problemas de sobrepeso, presentando un
cuadro de obesidad en un 16,1 por ciento entre menores de 6 a 12 años de edad, superado
apenas por los datos de Gran Bretaña. Un hecho alarmante en una sociedad que lleva en su
"currículo" una de las mejores dietas alimentarias del mundo: la dieta mediterránea, y en el
cual hace sólo quince años presentaba apenas un 5 por ciento de menores obesos.

¿Tu hijo debe adelgazar?


Si en las curvas de peso tu hijo se sitúa por encima del percentil 85 y, además, uno de
vosotros tiene sobrepeso, vuestro hijo tiene un riesgo cuatro veces mayor de convertirse en
un adulto obeso. La obesidad ha de prevenirse desde bebé y una de las reglas de oro es no
obligarle a comer. Aunque te parezca sorprendente, muchos niños obesos fueron en su día
bebés obligados a terminarse el plato de puré. Esa costumbre altera un delicado mecanismo
innato en los lactantes que les hace rechazar el alimento cuando están saciados.
Los niños son muy pequeños para seguir una dieta estricta; sin embargo, para evitar que de
mayor se conviertan en un adulto obeso, deben adelgazar ahora. Pero no lo hagas por tu
cuenta, lo mejor es acudir a un especialista en nutrición para que os recomiende
la dieta adecuada para perder esos kilos que le sobran sin comprometer su desarrollo.
Normalmente, el problema se resuelve limitando el consumo de alimentos grasos y
azúcares, no excediendo las raciones recomendadas de alimentos y, sobre todo, haciendo
ejercicio.
Así debería comer
 Ofrécele alimentos nutritivos que no supongan un aporte excesivo de grasas o
azúcares: pasta, arroz y cereales, legumbres (cocinadas sin grasa), hortalizas, frutas,
cereales, legumbres, frutos secos…
 Usa aceite de oliva como grasa principal, tanto para cocinar como para aliñar las ensaladas
o poner sobre la tostada del desayuno. Cocina con poca grasa.
 Evita los fritos e incluye en su alimentación platos cocinados al horno, al vapor, cocidos, a
la plancha o al microondas.
 Las dulces deben limitarse. Tiene derecho a disfrutar de las chuches de su cumple, pero
has de evitar que tomarlas se convierta en un hábito.
 No le suprimas el pan creyendo que le engordará más. Lo que engorda no es el pan sino la
salsa con la que lo tomamos. Aporta energía libre de grasa, justo lo que necesita para
sentirse saciado sin añadir demasiadas calorías a su dieta. Según algunos trabajos, los niños
que acompañan su comida con pan presentan menos problemas de exceso de peso.
 Evita el exceso de lácteos: bastará con la leche semidesnatada del desayuno, dos yogures y
una ración de queso al día. Los yogures pueden ofrecerse en la merienda para
acostumbrarle a que el postre de elección tras las comidas principales sea la fruta.
 Huye de las salsas, sobre todo si son muy calóricas –mahonesas, ketchup…

Consejos para evitar el sobrepeso en los niños


Te damos algunas pautas para que tu hijo lleve una dieta equilibrada y coma sano,
dos claves para evitar que se convierta en un niño gordito.

 No usar la comida como premio o castigo: «Si te portas bien, te daré helado de
postre». Podrá tomar este alimento de vez en cuando, no hay que prohibirle tomar ningún
alimento, y con moderación.
 De beber, darle solo agua, nunca refrescos ni zumos que llevan una cantidad exagerada
de azúcar.
 Evitar las chucherías y los aperitivos, que tienen muchas calorías y poco o ningún valor
nutritivo.
 También hay que evitar los postres comerciales: flan, pastel, lácteos... El postre ideal
es la fruta.
 No abusar de fritos, salsas, hamburguesas, que tienen un alto valor calórico.
 Recordar que los alimentos light o sin azúcar también pueden tener bastantes
calorías.
 Reducir o evitar el consumo de azúcar y de sal. Es mejor darle yogur natural con 5 g de
azúcar que yogur azucarado, de frutas o de sabores, que llevan 10 g de azúcar.
 Seguir dándole el pecho, si todavía lo toma.
 Procurar que haga ejercicio todos los días al aire libre.
CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS CON SOBREPESO
Los niños con sobrepeso son mas altos, presentan edad osea mas avanzada y experimentan madurez
sexual a una edad mas temprana que otros niños sin sobrepeso.
Bogalusa Heart Study
DIABETES
En la actualidad, la diabetes tipo 2 continua en aumento en niños y adolescentes estadounidenses,
entre quienes se observa hasta un 85% de sobrepeso u obesidad al momento del diagnostico.
Otros factores de riesgo
Antecedentes familiares de diabetes tipo 2.
Pertenencia a ciertos grupos étnicos y raciales, como estadounidenses de raza negra, hispanos,
asiáticos, habitantes de las islas del sur del Pacifico, nativos estadounidenses y portadores de
síntomas de resistencia a la insulina.
INDICADORES DE OBESIDAD EN NIÑOS
Dietz describe periodos críticos infantiles para el desarrollo de obesidad: gestación, lactancia
temprana, periodo de rebote de adiposidad y adolescencia.
Consecuencias para la salud
- Hiperlipidemia.
Concentraciones mas elevadas de enzimas hepáticas.
Hipertensión .
- Tolerancia a la glucosa anormal.