Está en la página 1de 10

(100 AÑOS VS.

5 MINUTOS)
En una ciudad muy cerca de Santiago en Chile, dos jóvenes
emprendieron el descubrimiento de una bolsa plástica que no
sea contaminante para nuestro planeta Tierra.

Es así que Roberto Astete y Cristian Olivares diseñan esta


maravillosa bolsa, qué es soluble en agua; que a diferencia de
las bolsas comunes ésa se destruiría en 5 minutos y la común en
100 años.

Lo que pasa es que el ingrediente que hace que sea


contaminante y demora en degradarse la bolsa es el petróleo,
mientras que las bolsas son solubles, creado para no dañar el
medio ambiente por derivados de una caliza no
contaminante.

Un día, Roberto, un joven muy apuesto; pero algo


desesperado, le informó a su parner, Cristian; el Atlético el más
calmado, sutil y práctico. Que habían prohibido el uso
comercial de bolsas plásticas, y que en su momento había
llegado para ambos, ya que sus respectivas profesiones les
ayudaría a crear un producto sinigual. Roberto es físico -
químico y Cristian ingeniero químico, entonces ambos con sus
conocimientos y proyecciones de estudio lograron crear una
bolsa tratando que tenga similitud con la bolsa común
cuando esto estuvo listo llamaron a Mabel una colega muy
linda y joven que los animaba en su proyecto pero el veterano
y amargado del profesor Harrinson trataba de echar abajo los
sueños de ambos emprendedores. Mabel informa a los chicos
lo siguiente:

¡Hey .. Roberto y Cristian!! hay un concurso donde deben crear


algo que no contamine el planeta pero que sirva para todo el
mundo ambos chicos reaccionaron sorprendidos ¡ siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii !
contestaron juntos.

Mabel añadió: si la organización Greenpeace ha declarado


este concurso y hay muy buenos premios y reconocimientos
¡Vamos Anímense! ¡Claro por qué no! dijo entusiasmado
Roberto que en su descuido derramó un vaso con agua sobre
la bolsa creada y observaron sorprendidos lo que pasaba

Echar le informa ambos

¡Miren dijo Cristían! el agua hace que lo desaparezca ¡no lo


puedo creer!

Roberto añadió: ¡somos ricos, somos ricos!

¡Hum...................! escuchaba el profesor Harrison tras la puerta,


el no creía que los jóvenes hayan descubierto tan notable
invento; un poco fastidiado e intrigado, piensa apropiarse de
la fórmula de la bolsa.

¡calma, calma! dijo Maribel espérate todavía no lo han


presentado y ya te estás haciendo la idea Jajajajajaja sonrío
ella.

Ruborizado Roberto la tomó de la mano y le dijo: “tiene razón”


hagámoslo Y así pues los tres se retiraron del departamento de
ciencias de la universidad Francisco de Sales, dejando los
informe proyecto de la bolsa sobre el escritorio y el profesor
Harrinson lo tomó y hace suyo el proyecto

Pero Roberto se detiene y dice a los muchachos ¡ahorita los


alcanzó me olvidé el folder!

¡ya ok! contestaron Cristían y Mabel cuando Roberto abre la


puerta se da con la sorpresa que la fórmula en el folder ya no
estaba

¡Dios mio! ¿Ahora? de inmediato informó a sus amigos lo


ocurrido.

Mabel dijo:

No teman, ya sé, veamos las cámaras, quién fue el último en


entrar al salón, vamos por las cámaras de seguridad.

Corrieron y pidieron ayuda y se dieron con la gran sorpresa que


fue el profesor Harrinson

¡Vamos a alcanzarlo!, dijo Cristian:

Muy agotado llegaron a alcanzarlo

¡De pronto Cristían lo derribo al piso, una tremenda discusión se


armó en la vía pública uno reclamando su derecho al invento
y el otro acusando de daños y perjuicios contra su persona de
avanzada edad tuvo que intervenir un policía, cuando ambos
manifestaron los hechos, al policía le pareció llevar el caso a su
comisaría; Esto fue inaudito pero eficaz, porque hasta las
televisoras llegó la noticia: “Bolsa mágica no contamina ni
destruye el planeta, “Enfrentamiento entre dos estudiantes y su
profesor por bolsa, fueron los titulares

Entonces frente a un Jurado ambos dieron la versión del caso


y los hechos tanto así que ambos tenían la misma explicación
pero como Cristian era más osado prefirió tomar el vaso donde
la bolsa se disolvió y lo hizo porque sabía que no había ningún
efecto en su organismo y por eso fueron declarados inocentes.

Al hacerse conocido el tema

Sale a la luz el invento y le llueve propuestas, muchas


empresas estaban al acecho de patrocinar tan increíble
descubrimiento.

Roberto y Cristian dieron una rueda de prensa y mostraron


nuevamente la bolsa soluble al agua y además que se puede
beber sin alterar el sistema humano; Cristian la tomó y no pasó
nada.

Pronto los estudios confirmaron que esta bolsa era un


magnífico invento y que no destruiría más el planeta.

Roberto y Cristian recibieron reconocimiento, además de miles


de dólares, ambos decidieron dar parte del dinero a las
investigaciones futuras que faltaba demandar en su natal
Chile.

Pronto Roberto y Mabel se casaron y Cristian siguió con sus


investigaciones futuras y creó la organización JÓVENES
EMPRENDEDORES DEL SIGLO XXI junto con el apoyo de sus
amigos.
CONTRATAPA
Este bello libro, relata una experiencia en post de cuidar el
medio ambiente, como es el hecho d crear una bolsa mágica
biodegradable que no es tóxica para el ser humano por dos
emprendedores chilenos que a base de constancia y
perseverancia logran sus objetivos y que tendrán que pasar por
situaciones difíciles para defender su invento.

“SI CON NUESTROS HIJOS QUEREMOS JUGAR EL MEDIO


AMBIENTE DEBEMOS CUIDAR”
COLEGIO SAN FRANCISCO DE SALES

“SALESIANO”

TEMA: EL CUENTO

CURSO : COMUNICACIÓN

PROFESOR : HERBER M. RODRIGUEZ HERENCIA

AÑO Y SECCION : 2DO “C” – SECUNDARIA

INTEGRANTES : AMIR TAMARA CHICA

NELSON OXOLON OLAECHEA

2018

Intereses relacionados