Está en la página 1de 2

Una mirada al Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior

El Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior es una denominación común para el uso de una serie de
mecanismos tendientes a controlar, garantizar y promover la calidad de las instituciones de educación superior, con el
aseguramiento de la calidad se busca garantizar y promover la calidad de las instituciones de educación superior y del
servicio que estas brindan, de modo que estas atiendan los fines establecidos por sus propósitos institucionales, así como
las demandas del mercado laboral, la comunidad académica y el desarrollo del país.

La forma de analizar estos mecanismos, es respondiendo preguntas que son de interés para los diferentes actores del
Proceso que involucra la Educación Superior, ¿Son igualmente confiables las Universidades o Institutos de Educación
Superior?, ¿Será posible que el título obtenido por una institución sea reconocido por otras instituciones en el mismo país,
o por instituciones de otros países? ¿Se justifica que el Estado financie los estudios en un programa o una institución
determinados, si se aprecia que sus egresados no consiguen emplearse adecuadamente? ¿Cuáles son las necesidades
reales relacionadas al mejoramiento de la calidad de la educación superior en una región del país, en sus instituciones,
dentro de un área del Conocimiento, en el conjunto del sistema?, ¿Las Instituciones de educación superior están
generando profesionales que permitan satisfacer las necesidades del mercado laboral?

Se aprecia por tanto que el aseguramiento de la calidad en la educación superior está relacionado con diversos
propósitos que reflejan además intereses y necesidades.

El CINDA1, en su estudio sobre aseguramiento de la calidad realizado en 17 países, considera que estos propósitos
pueden agruparse en tres categorías:
▪ Control
▪ Garantía
▪ Mejoramiento

Control de Calidad: LICENCIAMIENTO


El proceso de licenciamiento está orientado a garantizar que las instituciones de educación superior que se encuentran en
operación cumplan con condiciones básicas de calidad para la provisión del servicio educativo que prestan, esto se logra
mediante un proceso de evaluación que verifica el cumplimiento de un conjunto especifico de estándares “básicos de
calidad”, su cumplimiento conduciría o no a la obtención de una licencia temporal y renovable que les permite operar.
Esta acción, de carácter obligatorio aseguraría que ninguna institución opere por debajo de las exigencias establecidas,
tanto en las instituciones nuevas como en las ya existentes.

En este sentido, el licenciamiento constituye un mecanismo de protección a los consumidores (en este caso, estudiantes
y sus familias, empleadores) al eliminar del sistema a aquellas instituciones que no cumplen con las condiciones básicas
para su funcionamiento, contribuye también a la legitimidad de las nuevas instituciones, al darles un sello de aprobación
cuando demuestran que cumplen con los criterios establecidos.

Garantía Pública: ACREDITACION


Si bien el Licenciamiento permite asegurar que el Sistema de Educación Superior ha superado al menos un nivel básico
de calidad, aún subsiste la necesidad de informar al público interesado acerca de la calidad de sus ofertas. Al mismo
tiempo, es preciso dar cuenta pública de los recursos recibidos, ya sea del gobierno, que proporciona fondos públicos, de
los estudiantes que pagan por sus estudios o de otras fuentes.

La acreditación hace referencia al testimonio que da el Estado sobre la calidad de una institución o programa conducente
a obtener un grado académico. El Proceso de Acreditación consiste en la evaluación de una institución o carrera en función
de sus propósitos declarados, en base a un conjunto de altos estándares definidos por el Estado en coordinación con otros
actores pertinentes.

El objetivo principal de este mecanismo de Aseguramiento de la Calidad es proporcionar a los distintos actores información
confiable acerca del grado en que una institución de educación superior cumple con los compromisos adquiridos, lo cual
incluye información acerca del grado en que los egresados satisfacen las expectativas de su grupo de referencia
profesional o disciplinaria.

1
Centro Interuniversitario de Desarrollo (CINDA), 2012: Informe 2012, “Educación Superior en Iberoamérica”
Mejoramiento de la Calidad: AUDITORIA ACADEMICA
Este proceso parte del reconocimiento que, asegurar la calidad y promover su desarrollo creciente es una responsabilidad
de las propias instituciones de educación superior.

La implementación de este proceso considera la evolución del Sistema de Aseguramiento de la Calidad pues se centra en
la capacidad institucional para desarrollar y aplicar políticas y mecanismos eficaces de autorregulación y en su avance
continuo hacia la calidad, lo que implica que previamente se han generado al interior de las instituciones, condiciones
mínimas necesarias para ejercerla, situación que generalmente corresponde a aquellas instituciones más consolidadas
dentro de un determinado sistema.

El Proceso de Evaluación de la Auditoria Académica se centra en los propósitos institucionales y en la forma en que una
institución logra determinar el grado de avance hacia esos propósitos y hacer los ajustes necesarios para mejorar su
desempeño cuando detecta áreas débiles en su operación.

Si bien los mecanismos de Aseguramiento de la Calidad descritos tienen características metodológicas diferentes, en la
mayoría de los sistemas latinoamericanos estos se encuentran integrados formando un único Sistema de Aseguramiento
de la Calidad el cual tiene rasgos de todos ellos, donde los distintos propósitos se han ido implementando y desarrollando
de manera progresiva, de acuerdo a las necesidades de la educación superior respectiva de cada País.