Está en la página 1de 2

Discurso pronunciado por el

Gobernador del Estado de Jalisco,


Jorge Aristóteles Sandoval Díaz,
durante el encuentro estatal cañero y
entrega de apoyos. Parque Industrial de
Tala. Tala.
Pronunciado por:
Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha:
Viernes, Noviembre 14, 2014
Me da mucho gusto el día de hoy estar aquí con todos nuestros amigos y amigas productores de
caña. Porque el día de hoy somos testigos de este compromiso que hicimos al inicio de nuestra
administración de trabajar del lado de ustedes, de trabajar pensando como prioridad en el campo
de Jalisco y así ha sido la visión de nuestro Presidente Enrique Peña Nieto: impulsar el campo de
todo el país, porque ahí está la clave del desarrollo, ahí está la clave de poder impulsar mejores
condiciones de vida y aprovechar la riqueza que tiene nuestro país, que está en su gente.

Yo le agradezco el día de hoy la presencia a nuestro amigo Manuel Cota Jiménez, dirigente
nacional de la CNC, por su solidaridad, porque siempre ha estado trabajando con nosotros y
gestionando cualquier tema o planteamiento desde el estado de Jalisco y así, trabajando unidos,
yo le agradezco al presidente de Tala su anfitrionía, a Toño, así como a todos y cada uno de los
presidentes municipales que nos acompañan de las diferentes regiones donde se produce la caña.

Agradecerle a Héctor Padilla, nuestro secretario; a Roberto de Alba, que ha venido trabajando,
impulsando modelos modernos que apoyen el campo. Agradecer a nuestro líder cañero, a Daniel,
por su presencia; asimismo, a Carlos Blackaller, que aquí también nos acompaña en
representación a Víctor Hugo, muchas gracias.

A los delegados federales, a nuestros diputados locales, diputados federales que siempre han sido
solidarios con la gente del campo, a nuestros jóvenes, a nuestras mujeres, a nuestra gente que el
día de hoy se da cita para ser fieles testigos de que estamos cumpliendo.

Y me refiero al compromiso que hicimos desde que empezamos, como los 130 millones del año
pasado, cuando vimos que íbamos a enfrentar conflictos porque no íbamos a llegar al precio, al
costo por el cultivo nos adelantamos y del 2013 sé que todavía hay algún rezago. Yo le quiero
pedir a Héctor Padilla actualice con quien tenga algún rezago para poder cumplir con lo del 2013 a
la brevedad, facilitándoles sobre todo el que vayamos a los ingenios, que no esperemos a que
vengan a los trámites, vamos al encuentro de ellos para facilitarles las condiciones y espero que
así sea también para que les llegue el apoyo de manera pronta y expedita en este 2014 con esa
visión que tiene el Presidente, en toda una gran transformación del campo, que es más de hecho
que de derecho, de no ir otra vez a reformas.

Hoy lo que se requiere es reorganizar el campo de México, cómo facilitar las condiciones y acercar
las herramientas, la tecnología para que podamos tener mayor calidad en lo que producimos y ser
más competitivos.
Y también lo ratifico con el problema que tuvimos aquí en el ingenio de Tala, cuando nos querían
limitar la exportación a Estados Unidos, nos sumamos a gestionar esa injusticia, que a todas luces
iba a dejar a mucha gente sin ingreso para su familia del trabajo que habían producido y con el
apoyo y el respaldo de la SAGARPA, de Enrique Martínez y Martínez, de la Secretaría de
Economía y del Presidente de la República logramos levantar esta cancelación para que pudieran
exportar nuestra gente y nuestros productores de caña.

Así es cómo venimos trabajando de la mano de ustedes, porque entendemos que en estos tiempos
debemos trabajar redoblando esfuerzos. No me esperaba que la gente ni los campesinos aplaudan
los intentos, porque lo que queremos son resultados. Esa es la obligación que tenemos con
quienes nos dieron su confianza, responderles con hechos y no con palabras; es más rápido que
lleguen los beneficios a cada región del campo, a nuestro estado y a nuestro país.

Aquí, en Jalisco, impulsamos 30 por ciento más el presupuesto este año y asimismo lo vamos a
seguir incrementando. Llegan apoyos de tractores, aquí se está dando el 23 por ciento de los seis
mil que se han distribuido en todo el país. Hemos logrado también apoyarlos a ustedes con
recursos de alrededor de trece millones de pesos en material vegetativo, tractores, infraestructura
para riego.

Porque yo estoy atento a lo que se está haciendo en cada una de las ramas productivas y ésta es
una de nuestras ramas productivas en las que tenemos liderazgo y en donde estoy seguro que lo
que ellos hacen es la producción más competitiva del país de lo que hacen por esta área. Por eso,
un reconocimiento a todos nuestros productores de caña aquí, en nuestro estado de Jalisco.

Gracias a quien nos acompaña de Autlán de Navarro, gracias a quien nos acompaña de Casimiro
Castillo, gracias a quienes nos acompañan de El Grullo, de Buenavista, de Ameca, por supuesto
aquí de Tala. Muchas gracias a todos. ¿De dónde más? Bueno, vienen de todos lados, de
Chapala, Ocotlán, Tlajomulco, El Salto, Zapotlanejo.

Queremos seguir estando cerca de ustedes y reconozco su unidad, porque hoy hay unidad en
torno a la CNC, en torno a nuestra organización, con la que siempre hemos venido trabajando en
la CNC. Hoy hay unidad porque la prioridad es dar resultados y no seguir perdiendo el tiempo.

Hoy Jalisco nos necesita a todos, el país necesita su pueblo unido. No permitamos que la
inmediatez de la insensibilidad creando desestabilidad del gran avance que tiene nuestro país en el
mundo y que tiene nuestro estado.

Hoy generando más empleos –faltan muchos– pero estamos avanzando. Hoy atrayendo más
inversiones. Hoy invirtiendo más tecnología en el campo. Hoy generando más espacios para
nuestros estudiantes y que se queden en su región, aprendiendo a hacer lo que ahí se produce y
que puedan tener un desarrollo pleno. Esa es la visión del Presidente y ese es mi compromiso, por
eso quise estar aquí el día de hoy con todas y todos ustedes, ratificando y siendo testigo del
cumplimiento de los apoyos y decirles que así vamos a trabajar todo el sexenio, poniendo como
prioridad a nuestra gente del campo, porque se lo merece y además porque se lo debemos.

Muchas gracias.