Está en la página 1de 2

¿Cómo LIDIAR con la presión social?

¿Qué es presión social?…Eres recién casada y se espera de ti que seas una buena ama de
casa, eres recién egresado y se espera de ti que obtengas un trabajo y seas exitoso, eres
padre primerizo y se espera de ti que seas el mejor papa. La realidad es que aunque muchas
de esas expectativas sean “buenas” (entre comillas), la gente no termina de entender que
todo lleva un proceso, la mayoría de las expectativas sociales se basan en una meta y no se
centran en el proceso que conlleva: tomará tiempo para un padre primerizo aprender a
cuidar a su hijo, tomará tiempo para un recién egresado tener experiencia.

En donde empieza la Presión Social…

¿Es más importante la meta o el proceso? Sin meta no habría proceso, pero sin proceso
tampoco habría meta. Así es que el proceso que conlleva la formación o la culminación es
de suma importancia. Como dice la frase: “Muchos ven el éxito, pocos ven el proceso.”
Antes de poder lidiar con la presión social en cualquier proyecto, habría que comprender
que la experiencia, la habilidad, el aprendizaje y el desarrollo adquirido durante un proceso
es de sumo valor, el oro tiene que pasar por fuego para purificarse y que tenga un valor real.

9 Formas de Lidiar con la Presión Social


1. Mantén el enfoque: cuando quitamos los ojos de lo primordial, perdemos el
enfoque y nos desviamos. Aunque la gente nos presione, uno no debe poner los ojos
sobre las circunstancias. Todo gran líder a tenido que pasar por dificultades, por
ejemplo: Lincoln le tomó 2 periodos presidenciales pasar la enmienda a la
constitución contra la esclavitud, aún cuando el país se desmoronaba por la guerra
civil (a causa de la esclavitud) y toda la presión se encontraba en sus hombros.
2. Valora lo esencial: aunque la gente tenga puestos los ojos sobre otras cosas,
critiquen, juzguen y rechacen, ellos solamente lo hacen porque no tienen
perspectiva. Valorar lo esencial significa que si lo que estás haciendo te llena, te
está siendo constructivo, de desarrollo personal y de aprendizaje, entonces poco
significa lo demás, el éxito llegará en su momento.
3. Cuida tu autoestima: la imagen propia que tenemos se encuentra influenciada por
comentarios, críticas o prejuicios de la gente, especialmente los que tienen una
“carga de autoridad” o “valor sentimental” hacia nosotros. Debes de cuidarte de lo
que piensas de ti mismo, porque los pensamientos tendrán gran influencia en lo que
reflejas, en lo que haces y en tus motivaciones.
4. Agradece y reflexiona: de las situaciones de las que estés agradecido siempre da
gracias y de toda situación (buena o mala) reflexiona para poder extraer un
aprendizaje. A final de cuentas pueden quitarte tus logros, tu puesto, tu negocio, o
cualquier cosa material, pero el aprendizaje es algo que nadie te podrá quitar.
5. Ten claro lo que quieres: “La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas.”
Y es una realidad, no seas de esas personas, debes de tener claro lo que quieres en la
vida e ir tras ello. No puedes perseguir metas, sueños y tener aspiraciones si no
sabes lo que quieres, lo que te apasiona y lo que te gusta.
6. Ten claro hacia donde vas: como decía, las metas son importantes porque son la
bandera que marca nuestra llegada. Sin embargo, durante los procesos y debido a
las presiones sociales, muchas veces podemos perder de vista nuestros objetivos.
Mantén siempre claro un objetivo y una perspectiva adecuada.
7. Ten un mentor: una persona que te pueda enseñar sobre lo que estás haciendo, si
no tienes a alguien físico, los libros, audios y vídeos siempre son un buen recurso.
Un maestro te puede guiar, ahorrar errores y corregir. Un mentor debe ser una
autoridad en el área en la que te encuentres, sea arquitectura, diseño, psicología,
ventas, etc. Un mentor no puede ser alguien que no sabe absolutamente nada de lo
que estás haciendo o que no ha tenido experiencia y éxito en esa área. A demás,
tener un mentor nos sirve para mantener clara la visión, las metas y el enfoque.
8. Toma tiempo para olvidar: siempre un buen rato de distracción, ya sea salir de la
ciudad, hacer ejercicio, leer, escuchar música, pasar tiempo con los amigos, etc. será
excelente para que olvides todo y tu mente pueda descansar. Las presiones sociales
desaparecen cuando las ignoras.
9. Cuídate de ti: no adquieras expectativas de la sociedad para ti mismo si no es algo
que vaya acorde a tu persona. Las exigencias y demandas de la sociedad pueden
causar estrés, depresión, insomnio, ansiedad y otros problemas psicológicos. Ten
cuidado de que dentro de tus expectativas no estés tratando de darle gusto a otros, o
llenar un espacio social.