Está en la página 1de 5

Página 1

Universidad Particular de Chiclayo

Prof.: Lito Becerra Angulo

Alumno: Carranza Arroyo José Carlos

Curso: Derecho Constitucional Peruano

Tema: Análisis del art 41 de la constitución Politica.

Ciclo: IV

Año: 2018
Página 2

Articulo 41.-Responsabilidad de los funcionarios y servidores


públicos
Los funcionarios y servidores públicos que señala la ley o que administran o
manejan los fondos del Estado o de organismos sostenidos por este deben
hacer declaración jurada de bienes y rentas al tomar posesión de sus cargos,
durante su ejercicio y al cesar en los mismos. La respectiva publicación se
realiza en el diario oficial en la forma y condiciones que señala la ley.
Cuando se presume enriquecimiento ilícito, el fiscal de la nación, por
denuncia de terceros o de oficio, formula cargos ante el Poder Judicial.
La ley establece la responsabilidad de los funcionarios y servidores públicos,
así como el plazo de su inhabilitación para la función pública.
El plazo de prescripción se duplica en caso de delitos cometidos contra el
patrimonio del Estado.

Análisis
El artículo 41 de la constitución Política del Perú establece que cuando se
presume enriquecimiento ilícito, en el caso de funcionarios y servidores
públicos que señala la ley o que administran o manejan fondos del estado, el
fiscal de la Nación, por denuncia de terceros o de oficios, formula cargos ante
el Poder Judicial.
El primer párrafo del artículo obliga a los funcionarios mencionados a
publicar, en el diario oficial, una declaración jurada de bienes y rentas al
tomar posesión de sus cargos, durante su ejercicio y al cesar en los mismos.
Esto quiere decir que se podrá comparar la situación patrimonial del
funcionario entre el principio el fin del periodo de servicio,
Debiendo tenerse información, al mismo tiempo, de todos los ingresos que
tuvo en el intermedio.
Asimismo, debe inferirse de este enunciado constitucional, la prohibición de
realizar aquellos actos que puedan favorecer a algún allegado, en perjuicio de
quienes no lo son, especialmente en el tema de la contratación de personal
o renovación de contrato.
Página 3

La declaración jurada bienes equivale a decir bajo juramento cuantos y


cuales bienes son de su propiedad. La declaración de rentas consiste en decir
que ingresos tiene, por todo concepto, dentro de ciertos periodos de tiempo.
EL segundo párrafo habla de presunción de enriquecimiento ilícito. Esta
ocurre bien cuando se tiene sospecha de que el funcionario ha recibido
ingresos que no corresponden a sus rentas, bien cuando existe una
manifestación o disconformidad entre su patrimonio, o su nivel de vida, y las
declaraciones realizadas. En estos casos corresponde al Fiscal de la Nación
formular cargos corresponde al fiscal de la Nación formular los cargos a que
hubiere lugar ante el Poder judicial el artículo 7 del decreto legislativo N°
1057 regula la responsabilidad administrativa y civil de los funcionarios a los
que corresponde contratar a los funcionarios o servidores públicos, cuando lo
hagan fuera de los alcances del dispositivo impugnado. En ese sentido, la
norma prevé: Art 7
Responsabilidad administrativa y civil
Los funcionarios o servidores públicos que efectúen contratación de personas
que presten servicios no autónomos fuera de las reglas del presente régimen,
incurren en falta administrativa y, en consecuencia, son responsables civiles
por los daños y perjuicios que le originen al Estado.
Corresponde anotar que esta norma es perfectamente concordante con el
tercer párrafo del artículo 41° de la constitución, que expresamente
establece que: “La ley establece la responsabilidad de los funcionarios y
servidores públicos, así como el plazo de su inhabilitación para la función
pública”. De modo que, como se advierte en el presente caso, se ha
respetado la reserva legal relativa contenida en la constitución y en modo
alguno, lo previsto por el legislador delegado resulta abusivo,
desproporcionado o carente de razonabilidad, sobre todo, cuando las
probables responsabilidades que se pretenda derivar, no son automáticas,
sino que deben ser probadas en el proceso jurisdiccional que corresponda.
Página 4

El artículo 41° señala también algunas de las normas relativas al control


frente al enriquecimiento ilícito, como por ejemplo que, cuando se presume
este, el fiscal de la nación, por denuncia de terceros o de oficio, formula
cargos ante el Poder Judicial; asimismo, la ley establece la responsabilidad de
los funcionarios y servidores públicos, así como el plazo de su inhabilitación
para la función pública; y que el plazo de prescripción se duplica en caso de
delitos cometidos contra el patrimonio del Estado.
La “criminalidad gubernativa”, si bien no constituye una categoría técnica-
jurídica, si posee rasgos propios, y resulta legitimo como criterio de
racionalización y sub-especialización procesal penal, que por razón del cargo
disfrutan de una especial capacidad de información e influencia.
Comprende, como es obvio, no solo a los titulares de cargos públicos
directamente elegidos o investidos por un órgano representativo, sino
también a los titulares y funcionarios de confianza, así como los particulares
que se coludan con aquellos.
Esta configuración particular de la criminalidad gubernativa se manifiesta,
entre, entre otros aspectos, en la complejidad que supone su investigación
judicial. De ahí que, en el caso de autos, la sub-especialización de los jueces
penales se haya visto completada por la autorización de contratar personal
auxiliar, por la prestación de apoyo técnico y financiero así como por la
adopción de medidas especiales para la custodia de los medios probatorios,
como se precisa en el último de los artículos de la resolución administrativa
antes citada.
Página 5

El articulo obliga al Fiscal de la Nación a actuar en este sentido sea por


denuncia de terceros o de oficio, lo que queda ratificado como potestad
general en el inciso 5 del artículo 159 que citamos al final del párrafo
anterior. El penúltimo párrafo del artículo bajo análisis remite al legislador el
deber de establecer por la ley la responsabilidad de los funcionarios y
servidores, así como el plazo de su inhabilitación para la función pública,
cuando se hayan incurrido en los delitos vinculados a estos problemas de
corrupción. La responsabilidad puede tener tres dimensiones, dependiendo
de cómo ocurren los hechos