Está en la página 1de 20

LOS CICLOS BIOGEOQUIMICOS

La materia circula desde los seres vivos hacia el ambiente abiótico, y viceversa.
Esa circulación constituye los ciclos biogeoquímicos, que son los movimientos de
agua, de carbono, oxígeno, nitrógeno, fósforo, azufre y otros elementos que en
forma permanente se conectan con los componentes bióticos y abióticos de la
Tierra. Las sustancias utilizadas por los seres vivos no se "pierden" aunque
pueden llegar a sitios donde resultan inaccesibles para los organismos por un
largo período. Sin embargo, casi siempre la materia se reutiliza y a menudo circula
varias veces, tanto dentro de los ecosistemas como fuera de ellos.

Nuestro planeta actúa como un sistema cerrado donde la cantidad de materia


existente permanece constante, pero sufre permanentes cambios en su estado
químico dando lugar a la producción de compuestos simples y complejos. Es por
ello que los ciclos de los elementos químicos gobiernan la vida sobre la Tierra,
partiendo desde un estado elemental para formar componentes inorgánicos, luego
orgánicos y regresar a su estado elemental.

En las cadenas alimentarias, los productores utilizan la materia inorgánica y la


convierten en orgánica, que será la fuente alimenticia para todos los
consumidores. La importancia de los descomponedores radica en la conversión
que hacen de la materia orgánica en inorgánica, actuando sobre los restos
depositados en la tierra y las aguas. Esos compuestos inorgánicos quedan a
disposición de los distintos productores que inician nuevamente el ciclo.
Los ciclos biogeoquímicos más importantes corresponden al agua, oxígeno,
carbono y nitrógeno. Gracias a estos ciclos es posible que los elementos
principales (carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre) estén
disponibles para ser usados una y otra vez por otros organismos.
Los ciclos biogeoquímicos pueden ser gaseosos, sedimentarios y mixtos.

-Ciclos gaseosos

Los elementos casi siempre se distribuyen tanto en la atmósfera como en el agua


y de ahí a los organismos, y así sucesivamente.
Los elementos que cumplen ciclos gaseosos son el carbono, el oxígeno y el
nitrógeno.
La transformación de elementos de un estado a otro es relativamente rápida.

-Ciclos sedimentarios

Son aquellos donde los elementos permanecen formando parte de la tierra, ya sea
en las rocas o en el fondo marino, y de ahí a los organismos. En estos, la
transformación y recuperación de estos elementos es mucho más lenta. Ejemplos
de ciclos sedimentarios son el del fósforo y el del azufre.

-Ciclos mixtos

El ciclo del agua es una combinación de los ciclos gaseoso y sedimentario, ya que
esa sustancia permanece tanto en la atmósfera como en la corteza terrestre.
Los ciclos biogeoquímicos más importantes corresponden al agua, oxígeno,
carbono y nitrógeno.

EL AGUA

Toda el agua de la Tierra forma la hidrosfera, que se distribuye en tres reservorios


principales: los océanos, los continentes y la atmósfera. Entre estos reservorios
existe una circulación continua. Alrededor del 70% de la superficie del planeta está
cubierta por las aguas de los océanos, lagos, ríos, arroyos, manantiales y
glaciares. Al perforar el subsuelo, por lo general se puede encontrar agua a
profundidades diversas (agua subterránea o mantos freáticos). La luz solar es la
fuente de energía térmica necesaria para el paso del agua desde las fases líquida
y sólida a la fase de vapor, y también es el origen de las circulaciones
atmosféricas que transportan el vapor de agua y mueven las nubes.
Ciclo del agua

Los rayos solares calientan las aguas. El vapor sube a la troposfera en forma de
gotitas. El agua se evapora y se concentra en las nubes. El viento traslada las
nubes desde los océanos hacia los continentes.

A medida que se asciende bajan las temperaturas, por lo que el vapor se


condensa. Es así que se desencadenan precipitaciones en forma de lluvia y
nieve.
El agua caída forma los ríos y circula por ellos. Además, el agua se infiltra en la
tierra y se incorpora a las aguas subterráneas (mantos freáticos). Por último, el
agua de los ríos y del subsuelo desemboca en los mares.

EL CARBONO
Es uno de los elementos más importantes de la naturaleza. Combinado con
oxígeno forma dióxido de carbono (CO2) y monóxido de carbono (CO).

La atmósfera contiene alrededor de 0.03 % de dióxido de carbono. Es el elemento


básico de los compuestos orgánicos (hidratos de carbono, lípidos, proteínas y
ácidos nucleicos). El carbono también forma parte de sales llamadas carbonatos,
como el carbonato de sodio (Na2CO3) y el carbonato de calcio (CaCO3), entre
otras.
Ciclo del carbono
El carbono, como dióxido de carbono, inicia su ciclo de la siguiente manera:
Durante la fotosíntesis, los organismos productores (vegetales terrestres y
acuáticos) absorben el dióxido de carbono, ya sea disuelto en el aire o en el agua,
para transformarlo en compuestos orgánicos.

Los consumidores primarios se alimentan de esos productores utilizando y


degradando los elementos de carbono presentes en la materia orgánica. Gran
parte de ese carbono es liberado en forma de CO2por la respiración, mientras que
otra parte se almacena en los tejidos animales y pasa a los carnívoros
(consumidores secundarios), que se alimentan de los herbívoros. Es así como el
carbono pasa a los animales colaborando en la formación de materia orgánica.

Los organismos de respiración aeróbica (los que utilizan oxígeno) aprovechan la


glucosa durante ese proceso y al degradarla, es decir, cuando es utilizada en su
metabolismo, el carbono que la forma se libera para convertirse nuevamente en
dióxido de carbono que regresa a la atmósfera o al agua.

Los desechos de las plantas, de los animales y de restos de organismos se


descomponen por la acción de hongos y bacterias. Durante este proceso de
putrefacción por parte de los descomponedores, se desprende CO2.

Distribución del carbono en el universo


Diagrama del ciclo del carbono

En niveles profundos del planeta, el carbono contribuye a la formación de


combustibles fósiles, como el petróleo. Este importante compuesto se ha originado
de los restos de organismos que vivieron hace miles de años. Durante las
erupciones volcánicas se libera parte del carbono constituyente de las rocas de la
corteza terrestre.

Una parte del dióxido de carbono disuelto en las aguas marinas ayuda a
determinados organismos a formar estructuras como los caparazones de los
caracoles de mar. Al morir, los restos de sus estructuras se depositan en el fondo
del mar. Con el paso del tiempo, el carbono se disuelve en el agua y es utilizado
nuevamente durante su ciclo.

Los océanos contienen alrededor del 71% del carbono del planeta en forma de
carbonato y bicarbonato. Un 3% adicional se encuentra en la materia orgánica
muerta y el fitoplancton. El carbón fósil representa un 22%. Los ecosistemas
terrestres, donde los bosques constituyen la principal reserva, contienen alrededor
del 3-4% del carbono total, mientras que un pequeño porcentaje se encuentra en
la atmósfera circulante y es utilizado en la fotosíntesis.

EL OXÍGENO

La atmósfera posee un 21% de oxígeno, y es la reserva fundamental utilizable por


los organismosvivos. Además forma parte del agua y de todo tipo de moléculas
orgánicas.
Ciclo del oxígeno

El ciclo del oxígeno está estrechamente vinculado al del carbono, ya que el


proceso por el cual el carbono es asimilado por las plantas (fotosíntesis) da lugar a
la devolución del oxígeno a la atmósfera, mientras que en el proceso de
respiración ocurre el efecto contrario.
Otra parte del ciclo natural del oxígeno con notable interés indirecto para
los organismos vivos es su conversión en ozono (O3). Las moléculas de O2,
activadas por las radiaciones muy energéticas de onda corta, se rompen en
átomos libres de oxígeno (O) que reaccionan con otras moléculas de O2,
formando ozono. Esta reacción se produce en la estratosfera y es reversible, de
forma que el ozono vuelve a convertirse en oxígeno absorbiendo radiaciones
ultravioletas.

EL NITRÓGENO

La reserva fundamental es la atmósfera, que está compuesta por un 78% de


nitrógeno. No obstante, la mayoría de los seres vivos no lo puede utilizar en forma
directa, con lo cual dependen de los minerales presentes en el suelo para su
utilización. En los organismos productores el nitrógeno ingresa en forma de
nitratos, y en los consumidores en forma de grupos amino. Existen algunas
bacterias especiales que pueden utilizar directamente el nitrógeno atmosférico.
Esas bacterias juegan un papel muy importante en el ciclo al hacer la fijación del
nitrógeno. De esta forma convierten el nitrógeno en otras formas químicas como
amonio y nitratos, para que puedan ser aprovechadas por las plantas.

Ciclo del nitrógeno

Está compuesto por las siguientes etapas.:

1- Fijación: se produce cuando el nitrógeno atmosférico (N2) es transformado en


amoníaco (NH3) por bacterias presentes en los suelos y en las aguas. Rhizobium
es un género de bacterias que viven en simbiosis dentro de los nódulos que hay
en las raíces de plantas leguminosas. En ambientes acuáticos, las cianobacterias
son importantes fijadoras de nitrógeno.
2- Amonificación: es la transformación de compuestos nitrogenados orgánicos en
amoníaco. En los animales, el metabolismo de los compuestos nitrogenados da
lugar a la formación de amoníaco, siendo eliminado por la orina como urea
(humanos y otros mamíferos), ácido úrico (aves e insectos) o directamente en
amoníaco (algunos peces y organismos acuáticos). Estas sustancias son
transformadas en amoníaco o en amonio por los descomponedores presentes en
los suelos y aguas. Ese amoníaco queda a disposición de otro tipo de bacterias en
las siguientes etapas.

3- Nitrificación: es la transformación del amoníaco o amonio (NH4+) en nitritos


(NO2–) por un grupo de bacterias del género Nitrosomas para luego esos nitritos
convertirse en nitratos (NO3–) mediante otras bacterias del género Nitrobacter.

4- Asimilación: las plantas toman el amonio (NH4+) y el nitrato (NO3–) por las
raíces para poder utilizarlos en su metabolismo. Usan esos átomos de nitrógeno
para la síntesis de clorofila, de proteínas y de ácidos nucleicos (ADN y ARN). Los
consumidores obtienen el nitrógeno al alimentarse de plantas y de otros animales.

5- Desnitrificación: proceso llevado a cabo por bacterias desnitrificantes que


necesitan utilizar el oxígeno para su respiración en suelos poco aireados y mal
drenados. Para ello, degradan los nitratos y liberan el nitrógeno no utilizado a la
atmósfera.

Diagrama del ciclo


del nitrógeno
NITRIFICACIÓN: transformación bacteriana de amoníaco en nitratos.

DESNITRIFICACIÓN: transformación bacteriana de nitratos en nitrógeno.

AMONIFICACIÓN: transformación de los desechos orgánicos en amoníaco por


los descomponedores.

ASIMILACIÓN: absorción de nitratos y amonio por las raíces de las plantas.

FIJACIÓN: transformación bacteriana del nitrógeno atmosférico en amoníaco.

EL FOSFORO

La proporción de fósforo en la materia viva es bastante pequeña, pero el papel


que desempeña es vital. Es componente de los ácidos nucleicos como el ADN. Se
encuentra presente en los huesos y piezas dentarias.

En la fotosíntesis y en la respiración celular, muchas sustancias intermedias están


combinadas con el fósforo, tal el caso del trifosfato de adenosina (ATP) que
almacena energía.

El fósforo es el principal factor limitante del crecimiento para los ecosistemas,


porque su ciclo está muy relacionado con su movimiento entre los continentes y
los océanos.

La mayor reserva de fósforo está en la corteza terrestre y en los depósitos de


rocas marinas. El fósforo se encuentra en forma de fosfatos (sales) de calcio,
hierro, aluminio y manganeso.

Ciclo del fósforo

La lluvia disuelve los fosfatos presentes en los suelos y los pone a disposición de
los vegetales. El lavado de los suelos y el arrastre de los organismos vivos
fertilizan los océanos y mares. Parte del fósforo incorporado a los peces es
extraído por aves acuáticas que lo llevan a la tierra por medio de la defecación
(guano). Otra parte del fósforo contenido en organismos acuáticos va al fondo de
las rocas marinas cuando éstos mueren. Las bacterias fosfatizantes que están en
los suelos transforman el fósforo presente en cadáveres y excrementos en
fosfatos disueltos, que son absorbidos por las raíces de los vegetales.

Diagrama del ciclo del fósforo

EL AZUFRE

El azufre está presente dentro de todos los organismos en pequeñas cantidades,


principalmente en los aminoácidos (sustancias que dan lugar a la formación de proteínas).
Es esencial para que tanto vegetales como animales puedan realizar diversas funciones.
Las mayores reservas de azufre están en el agua del mar y en rocas sedimentarias.
Desde el mar pasa a la atmósfera por los vientos y el oleaje.

Ciclo del azufre

Gran parte del azufre que llega a la atmósfera proviene de las erupciones
volcánicas, de las industrias, vehículos, etc. Una vez en la atmósfera, llega a la
tierra con las lluvias en forma de sulfatos y sulfitos. Su combinación con vapor de
agua produce el ácido sulfúrico. Cuando el azufre llega al suelo, los vegetales lo
incorporan a través de las raíces en forma de sulfatos solubles. Parte del azufre
presente en los organismos vivos queda en los suelos cuando éstos mueren. La
descomposición de la materia orgánica produce ácido sulfhídrico, de mal olor,
devolviendo azufre a la atmósfera.

Diagrama del ciclo del azufre


BIODIVERSIDAD
“La naturaleza tiene la clave a nuestras satisfacciones estéticas, intelectuales,
cognitivas y aún espirituales”

Edward O. Wilson (1929- )


Biólogo, investigador, naturalista y autor estadounidense

¿Qué es la biodiversidad?
La biodiversidad o diversidad biológica es la variedad de la vida. Este reciente
concepto incluye varios niveles de la organización biológica. Abarca a la
diversidad de especies de plantas, animales, hongos y microorganismos que viven
en un espacio determinado, a su variabilidad genética, a los ecosistemas de los
cuales forman parte estas especies y a los paisajes o regiones en donde se ubican
los ecosistemas. También incluye los procesos ecológicos y evolutivos que se dan
a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes.

El concepto fue acuñado en 1985, en el Foro Nacional sobre la Diversidad


Biológica de Estados Unidos. Edward O. Wilson (1929 - ), entomólogo de la
Universidad de Harvard y prolífico escritor sobre el tema de conservación, quien
tituló la publicación de los resultados del foro en 1988 como “Biodiversidad”.

Los seres humanos hemos aprovechado la variabilidad genética y “domesticado”


por medio de la selección artificial a varias especies; al hacerlo hemos creado una
multitud de razas de maíces, frijoles, calabazas, chiles, caballos, vacas, borregos y
de muchas otras especies. Las variedades de especies domésticas, los procesos
empleados para crearlas y las tradiciones orales que las mantienen son parte de la
biodiversidad cultural.
En cada uno de los niveles, desde genes hasta paisaje o región, podemos
reconocer tres atributos: composición, estructura y función.

La composición es la identidad y variedad de los elementos (incluye qué especies


están presentes y cuántas hay), la estructura es la organización física o el patrón
del sistema (incluye abundancia relativa de las especies, abundancia relativa de
los ecosistemas, grado de conectividad, etc.) y la función son los procesos
ecológicos y evolutivos (incluye a la depredación, competencia, parasitismo,
dispersión, polinización, simbiosis, ciclo de nutrientes, perturbaciones naturales,
etc.)

La composición es la identidad y variedad de los elementos (incluye qué especies


están presentes y cuántas hay), la estructura es la organización física o el patrón
del sistema (incluye abundancia relativa de las especies, abundancia relativa de
los ecosistemas, grado de conectividad, etc.) y la función son los procesos
ecológicos y evolutivos (incluye a la depredación, competencia, parasitismo,
dispersión, polinización, simbiosis, ciclo de nutrientes, perturbaciones naturales,
etc.)

¿Qué es un país "megadiverso"?


México es considerado un país “megadiverso”, ya que forma parte del selecto
grupo de naciones poseedoras de la mayor cantidad y diversidad de animales y
plantas, casi el 70% de la diversidad mundial de especies. Para algunos autores
el grupo lo integran 12 países: México, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Congo,
Madagascar, China, India, Malasia, Indonesia y Australia. Otros, suben la lista a
más de 17, añadiendo a Papúa Nueva Guinea, Sudáfrica, Estados Unidos,
Filipinas y Venezuela.

México es uno de los tres países megadiversos (junto con Estados Unidos y
Colombia) con litorales tanto en el Atlántico como en el Pacífico.

¿Por qué se pierde la biodiversidad?

Los factores directos que impactan y amenazan a las especies son cuatro:

Destrucción, deterioro y fragmentación de hábitats generado por la


agricultura, ganadería, construcción de presas, desarrollo urbano,
carreteras, gaseoductos, oleoductos, etc.;

Sobreexplotación directa legal e ilegal (como tráfico ilegal de especies) e


indirecta (como la pesca incidental);
Introducción de especies exóticas (voluntaria y accidentalmente). Estas
especies compiten, depredan, transmiten enfermedades, modifican los
hábitats afectando a las especies nativas y;

Contaminación generada por el uso de combustibles fósiles y de


agroquímicos. Actualmente el cambio climático, generado por la
contaminación, es una de las principales amenazas para las especies de
flora y fauna.

Todos estos factores se deben a las actividades humanas y sus causas


subyacentes son sociales, económicas y políticas.

Los efectos de nuestras actividades, que durante gran parte de la historia han sido
de una escala pequeña, se han convertido de gran escala, llegando a afectar el
clima de todo el planeta. El cambio global, ha pasado a ser una de las principales
amenazas a la biodiversidad.

En México, gran cantidad de especies endémicas de distribución altamente


restringida son susceptibles a ser afectadas por los factores indicados.
Estrategia Nacional sobre Biodiversidad en México (ENBM)

La Estrategia Nacional sobre Biodiversidad de México (ENBM) es un conjunto de


objetivos, líneas estratégicas y acciones requeridas para la conservación y el uso
sustentable de la biodiversidad en México, que diversos representantes de los
sectores de la sociedad han propuesto como base orientadora de las políticas
públicas en la materia. Los trabajos para la elaboración de la ENBM iniciaron
desde 1997 bajo la coordinación de la CONABIO. Se contó con el apoyo financiero
del Fondo Fiduciario para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en
inglés), a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La Estrategia Nacional se conformó a través de Talleres de Consulta (Proceso de


Formulación de la Estrategia ). En estos se abordaron ideas y opiniones de
distintos Sectores de la Sociedad Mexicana (Sector Social, Sector Académico,
Sector Privado, y Sector Organizaciones No Gubernamentales ), con la finalidad
de definir el papel que cada uno desempeñará en la tarea de conservar y asegurar
la permanencia de la diversidad biológica nacional. Los talleres se llevaron a cabo
con métodos de Planeación Participativa de la Toma de Decisiones.

La ENBM, publicada en 2000, establece una visión a cincuenta años en la que


México habrá detenido y revertido los procesos de deterioro ambiental que
amenaza su vasta diversidad, tendrá un conocimiento amplio y suficiente de su
biodiversidad, que facilitará la correcta toma de decisiones para promover un
desarrollo económico armonioso con la conservación de la biodiversidad. Esta
visión habrá de lograrse mediante la implementación de las cuatro líneas
estratégicas propuestas en la ENBM :
1. Protección y conservación
2. Valoración de la biodiversidad
3. Conocimiento y manejo de la información
4. Diversificación del uso

La diversidad biológica y cultural de México hace que en su implementación, la


Estrategia Nacional deba adecuarse a distintas escalas y realidades. Para poder
alcanzar los objetivos planteados en el CDB y llevar a cabo las acciones trazadas
en esta Estrategia desde una perspectiva federalista. En 2002 la CONABIO inició,
en colaboración con gobiernos estatales y representantes de los diversos sectores
de la sociedad, la elaboración de las Estrategias Estatales sobre Biodiversidad
(EEB), un proceso que toma en cuenta la gran diversidad cultural, geográfica,
social y biológica de México. Sin lugar a dudas, las EEB serán un importante
instrumento de planificación que permitirá conservar y utilizar de manera
sustentable la diversidad biológica propia de cada entidad federativa.

Estrategias Estatales de Biodiversidad (EEB)

La planificación para la conservación y el uso sustentable de la biodiversidad es


un proceso continuo y dinámico que debe reflejar los cambios en el entorno socio-
ambiental. La generación de estrategias y planes de acción representan
instrumentos importantes para determinar metas y objetivos básicos (a corto,
mediano y largo plazo), cursos de acción y asignación de recursos necesarios
para alcanzar las metas previstas.

En este sentido, la Estrategia Nacional sobre Biodiversidad de México (ENBM)


constituye el conjunto de líneas estratégicas y acciones de participación de los
sectores de la sociedad mexicana con el propósito de dar cumplimiento a los tres
objetivos establecidos en el Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB):
 Conservación de la biodiversidad.
 Aprovechamiento sostenible de los recursos biológicos.
 Reparto justo y equitativo de los beneficios derivados del aprovechamiento
de los recursos genéticos.

Para poder alcanzar los objetivos planteados en el CDB y llevar a cabo las
acciones trazadas en la ENBM desde una perspectiva federalista, la CONABIO, en
colaboración con gobiernos estatales y representantes de los diversos sectores de
la sociedad, ha iniciado los trabajos de elaboración de las Estrategias Estatales
sobre Biodiversidad (EEB), un proceso que toma en cuenta la diversidad cultural,
geográfica, social y biológica de México.

Convenio sobre la diversidad biológica

El Convenio sobre la Diversidad Biológica es un tratado internacional firmado en la


Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo en 1992,
conocida como “La Cumbre de la Tierra”.

Sus objetivos son: 1) la conservación de la diversidad biológica, 2) la utilización


sostenible de sus componentes; 3) la participación justa y equitativa en los
beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos; 4) el acceso
a los recursos genéticos; 5) la transferencia de tecnologías pertinentes; y 6)
financiamiento.

El Día Internacional de la Diversidad Biológica se celebra el 22 de mayo.


¿Por qué conservar?

Existen muchas razones para conservar nuestra riqueza natural.

Económica. Cuando el capital natural se deteriora perdemos valor y opciones. El


capital natural es el stock de ecosistemas naturales que proporciona un flujo de
valiosos bienes y servicios del ecosistema hacia el futuro. Por mucho tiempo
hemos disfrutado gratis de los productos de la naturaleza, ahora conocidos como
“servicios ambientales”, como el oxígeno, el agua limpia, el suelo fértil, la
polinización de flores que resulta en la producción de frutos, entre otros muchos.
Sin embargo, no les hemos dado el valor necesario, hasta ahora que empiezan a
ser escasos. En el lenguaje de los economistas, hemos externalizado los costos.

Ética. Ésta es una razón tan importante o más que la primera. Todas las especies
tienen derecho a permanecer en el planeta. La gran mayoría estaban aquí antes
que el ser humano. De hecho, nosotros somos los únicos que tenemos la
capacidad de darnos cuenta del estado del planeta, de los ecosistemas y de las
especies y tenemos la responsabilidad de asegurar su existencia.

Ecológica. La conservación mantiene las funciones ecológicas de los


ecosistemas. El llamado “desequilibrio ecológico” es la afectación de las
relaciones funcionales entre las especies de un ecosistema.

Estética. Una gran cantidad de especies enriquecen nuestra vida con sus formas,
texturas, colores, olores, comportamientos. Los bosques, selvas, estuarios y ríos,
en buen estado de conservación, proporcionan satisfacción a nuestra necesidad
de belleza.

Espiritual. Para muchas civilizaciones y personas, las plantas y animales y los


fenómenos naturales tienen significado religioso. El sol es el generador de vida en
el planeta y transmite su energía a los organismos vivos. En las culturas
mexicanas constantemente encontramos que los fenómenos naturales, y los seres
vivos forman parte integral de la cosmovisión.

En 1995 se fundó la Alianza de Religiones y Conservación un grupo secular que


apoya a las religiones del mundo a desarrollar sus programas ambientales.

Científica. La naturaleza es una biblioteca que hemos ido descifrando a través de


los siglos. El entendimiento científico nos ha proporcionado innumerables
beneficios que van desde productos medicinales hasta una visión holística del
lugar del hombre en la naturaleza.

¿Qué puedo hacer?

Muchas personas consideran que no tienen responsabilidad sobre la crisis de la


biodiversidad, sin embargo, todos contribuimos mediante nuestros hábitos de
consumo cotidianos.

Infórmate. El primer paso es informarte sobre las especies y ecosistemas de


México, sobre las causas de la pérdida de la biodiversidad, sobre alternativas para
disminuir nuestro impacto. Utiliza este sitio web. Exige información de los medios
de comunicación como periódicos, radio, televisión sobre la situación actual.

Participa. Puedes unirte con grupos organizados de la sociedad civil o con


organizaciones gubernamentales para apoyar el trabajo de conservación de la
naturaleza. Existen cientos de organizaciones que necesitan tus habilidades, tu
tiempo o tu apoyo financiero. Encuéntralas en el Directorio mexicano de la
conservación (2008) del Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental
(FCEA).

Consume responsablemente. Piensa en tus actividades diarias y cómo puedes


reducir tu impacto o “huella ecológica”. Millones de mexicanos pueden hacer la
diferencia si cada uno es consciente de sus decisiones y acciones. Reduce el uso
de energía y de combustibles. Camina. Reduce el uso excesivo de alimentos y
otros productos cuya obtención, empaque, transporte distante, refrigeración, etc.,
tienen un alto impacto (como la carne y los camarones). Ahorra agua y recicla.
Produce responsablemente. No desperdicies energía y materiales al producir. No
hagas productos desechables. Incluye el verdadero costo ambiental en tus
productos.

Denuncia. Exige a las autoridades que protejan a las especies (mascotas, plantas
ornamentales) que se comercian ilegalmente, que detengan el deterioro de
nuestras áreas protegidas, y que no permitan actividades con alto impacto en
nuestro ambiente (PROFEPA).