Está en la página 1de 4

DICTAMEN Nº………..

CA/FDCP/UNSCH
AL : Dr. Oscar Galván Oviedo
DE : Comisión Académica
ASUNTO : Dictamen sobre el caso del estudiante Efraín Sacha Soto
FECHA : …………………………………………………………………

Mediante la presente nos dirigimos a Ud. para manifestarle que el caso del alumno Efraín Sacha
Soto ha sido remitido a esta Comisión, por lo que procedemos a presentar nuestro Dictamen de
Archivo de proceso administrativo disciplinario conforme a lo siguiente:
I).- ANTECEDENTES:
1. De acuerdo al documento de descargo presentado por el referido estudiante, con fecha 02 de
junio del presente año, menciona que en el Proceso de Admisión 2011-II, en la modalidad de
TRASLADO EXTERNO, ingresó en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad
Nacional de San Cristóbal de Huamanga.
2. Después de consultar al Director de la Escuela y demás docentes de la Facultad, decide acopiar
los requisitos con la finalidad de convalidar los cursos que había aprobado en la universidad de
procedencia de la que se trasladó. Es así que, solicita la convalidación respectiva de las
asignaturas, la misma que se corrobora en el PROVEIDO Nº 03095-2011-FCPD/EFPD, de la
referencia del DICTAMEN DE CONVALIDACIÓN de fecha 19 de diciembre de 2011.
3. El 30 de mayo de presente año, cuando acudió a tramitar su grado de Bachiller, el alumno refiere
haberse enterado a través de una relación de alumnos con matrículas irregulares publicada en la
vitrina de la secretaría de la facultad.
4. Respecto de esta publicación, el alumno se apersona a la secretaría y consulta con el
encargado, respecto a aquella relación; quien entrega una hoja con dos cuadros, las mismas que
contenían las observaciones:
a) Se le convalidó el curso HC148 sin haberse matriculado el requisito SO147.
b) Le convalidaron varios cursos en el 2012-I, pero fue llevando secuenciales previos a la
convalidación desde el 2010-I
5. Notificado el alumno, presenta su respectivo DESCARGO dentro del plazo de Ley, con fecha
02 de junio de 2017, y expone detalladamente los hechos y fundamentos legales.
6. Respecto de la primera observación, el estudiante refiere que, por error involuntario, se matriculó
la asignatura de HC148, sin haber aprobado, mucho menos matriculado el requisito SO147; al
haberse confundido SOCIOLOGIA GENERAL con SICOLOGIA GENERAL (que en el certificado
de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega aparece sin la “P”), generando entonces una confusión
en la percepción visual, que le hizo pensar que la primera asignatura había sido convalidada; por
consiguiente, estaba expedita para llevar la secuencia del curso, HC148.
7. Respecto de la segunda observación, el alumno refiere en su descargo que, de acuerdo a la
ficha de matrícula, él se matriculó en el SEMESTRE 2011-I en el 2011 y no en el 2010 como se
indica en la ficha de observación, materia de su descargo.
8. Además, el alumno indica que se matriculó con la anuencia del Director de la Escuela de ese
entonces, de la Abog. Beatriz Medina Espinoza y el responsable de la Secretaría de la Facultad
de Derecho, respectivamente. Dice también que, desconocía sobre el sistema de matrículas
porque era un alumno nuevo que, además provenía de Educación a Distancia, cuyo sistema era
muy diferente a las universidades públicas y presenciales.
II. CUESTIONES QUE SE PLANTEAN:
Con relación a los antecedentes expuestos, se plantean las siguientes cuestiones jurídicas:
1. Supuesta matrícula irregular del estudiante, a quien le habrían convalidado HC 148 sin
haberse matriculado y estudiado la asignatura SO147, respectivamente.
2. Supuesta convalidación de varios cursos en el 2012-I, sin embargo, el estudiante fue llevando
secuenciales previos a la convalidación desde el 2010-I.
3. Estas cuestiones jurídicas precedentes a resolver, son faltas a los deberes del estudiante que
están contempladas en el Estatuto (Sección I, Art. 79, numeral 5 y Sección II, Art. 84, Numeral
7); y en el Reglamento Interno de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga,
respectivamente, refrendado en el Plan de Estudios de 2004.
III. NORMATIVA APLICABLE:
Para la resolución de las cuestiones jurídicas planteadas se puede acudir a la siguiente normativa
y jurisprudencia que resulta de aplicación a las mismas:
1. Artículos de la Constitución Política del Perú
2. Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General
3. Estatuto de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga.
4. Reglamento Interno Modificado del 2011 de la Universidad Nacional de San Cristóbal de
Huamanga
5. Jurisprudencia relacionado al caso
IV. FUNDAMENTOS JURÍDICOS:
PRIMERO: Las observaciones emanadas del órgano encargado de investigar hechos irregulares,
básicamente, referidos a las matrículas irregulares de los alumnos; en particular, del estudiante
EFRAÍN SACHA SOTO, las mismas que fueron planteadas en el apartado de las cuestiones
jurídicas, no guardan relación jurídica administrativas con los hechos de los que se responsabiliza
al estudiante; puesto que, en la primera cuestión, al estudiante no le convalidaron la asignatura
de HC148, sino el estudiante, se matriculó la asignatura en cuestión y estudió de manera regular,
aprobando el curso con la nota meritoria de 18, conforme se acredita en las boletas de nota y actas
correspondientes; no obstante, no haberse matriculado, demostrándose entonces, la capacidad
intelectual del estudiante.
SEGUNDO: De igual forma, la segunda cuestión jurídica planteada corre la misma suerte, puesto
que, el estudiante se matriculó en el 2011, como consta en las actas que la comisión constató, y
no el 2010 como indica en la observación emitida, por ende recepcionada por el alumno y
respondida por el mismo mediante el descargo.
TERCERO: En consecuencia, la Comisión Académica, no puede resolver de manera idónea estos
casos cuando no hay esta relación de pertenencia entre los hechos y las responsabilidades que
se le atribuye al alumno.
CUARTO: Sin embargo, si fuera el caso como se indica en la observación emitida por el órgano
de investigación, el alumno, tal como sostiene en su descargo, no se matriculó la asignatura de
SO147 y sí se matriculó su secuencia, HC148, por confusión; hecho que el alumno invoca en su
descargo como ERROR MATERIAL, planteamiento con el que no está de acuerdo la comisión.
Sin embargo, creemos sí que el alumno, incurrió en esa matrícula indebida por equivocación y lo
hizo de buena fe, que tiene pertinencia y relación con el inciso 10 del Artículo 246 de la LPAG, a
la luz de la interpretación textual del maestro Luis Alberto Huamán Ordóñez, Procedimiento
Administrativo General Comentado, 2017-Pág. 1107, se puede leer que “El cuerpo único ordenado
de la LPAG a través del inciso 10º del artículo 246º se dedica a establecer este principio ligándolo,
precisamente, a la intención del autor de la presunta infracción de realizar esta-esto es,
entendiendo tal comportamiento disvalioso como responsabilidad-bajo criterios de dolo, culpa o
diligencia debida lo que, en consecuencia, lleva a dejar atrás o de lado todo interés, como criterio
de evaluación del comportamiento del administrado, enfocado en la noción de daño generado en
perjuicio de la administración”. En consecuencia, el alumno, con el hecho materia de este análisis,
no tuvo la intención de dañar o perjudicar a terceros o a la administración pública, mucho para
satisfacer sus intereses.
QUINTO: Lo que sí es necesario y pertinente remitirnos al Art. 124º del Reglamento Interno del
2011 de nuestra universidad, cuyo texto dice: “La Comisión Académica y la Secretaría de la
Facultad son responsables de la correcta inscripción de las Fichas Únicas de los alumnos. La
Comisión Académica está autorizada para anular la matrícula en la asignatura que no cumpla con
tener aprobado el o los requisitos”. En consecuencia, si los responsables de la matrícula no
advirtieron del error, por ende firmaron la conformidad como se acredita con la ficha de matrícula,
mucho menos hubiera advertido el alumno; porque provenía de una universidad cuya modalidad
era a distancia.
Respecto de lo antes expuesto, es preciso remitirnos también al Artículo 135 e incisos 135.1,
135.2, 135.3 y 135.4 de la indicada ley administrativa, referida a la subsanación documental de
la que se colige que “las entidades de la Administración Pública se encuentran obligadas a realizar
una revisión integral del cumplimiento de todos los requisitos de las solicitudes que presentan los
administrados […] Cosa que no ha ocurrido en este caso.
SEXTO: Asimismo, es importante remitirnos también a la esencia básica de la predictibilidad como
principio del procedimiento, contemplado en el apartado 1.15. del inciso 1º correspondiente al
artículo IV del Título Preliminar de la Ley 27444, Ley de Procedimiento Administrativo General, el
mismo que expresa la obligación de la administración pública de hacer conocer a los administrados
el contenido y el sentido de sus trámites. Sin embargo, los responsables de la matrícula hicieron
caso omiso a esta norma, por ende no le informaron oportunamente sobre el error formal al
estudiante, quien hubiera corregido oportunamente la equivocación evitando cualquier
responsabilidad posterior. En consecuencia, en concordancia al Art. IV, inciso 1.18 de la ley
administrativa: “Principio de responsabilidad”, los responsables habrían actuado con
irresponsabilidad en el cumplimiento de sus funciones conforme prescribe el citado artículo e inciso
de la norma administrativa.
OCTAVO: De igual manera, es razonable también remitirnos a la prescripción de la potestad
sancionadora de la ley administrativa empotrada en el Artículo 250, incisos 250.1, 250.2 y 250.3;
de los que se colige que “La facultad de la autoridad para determinar la existencia de infracciones
administrativas, prescribe en el plazo que establezcan las leyes especiales, sin perjuicio del
cómputo de los plazos de prescripción respecto de las demás obligaciones que se deriven de los
efectos de la comisión de la infracción. En caso ello no hubiera sido determinado, dicha facultad
de la autoridad prescribirá a los cuatro (4) años.
“El cómputo del plazo de prescripción de la facultad para determinar la existencia de infracciones
comenzará a partir del día en que la infracción se hubiera cometido […] (inciso 250.2 de la
precitada norma).
“La autoridad declara de oficio la prescripción y da por concluido el procedimiento cuando advierta
cuando se ha cumplido el plazo para determinar la existencia de infracciones […] (inciso 250.3 de
la precitada norma administrativa)
A la luz del artículo e incisos de la ley administrativa antes indicada, la responsabilidad atribuida
al alumno ya no sería alcanzada por la potestad sancionadora de la ley administrativa, puesto que,
desde la supuesta comisión de la infracción han transcurrido siete años.
NOVENO: Respecto de la segunda observación del órgano de control, el alumno ha obrado de
acuerdo al Estatuto vigente de nuestra universidad, que en el Artículo Art. 107º prescribe
textualmente que “Los admitidos por traslado interno, externo y por poseer grado o título
profesional, tienen derecho a solicitar la convalidación de sus estudios realizados mediante la
presentación de sus certificados y sílabos correspondientes”.
Si el alumno estuvo llevando los cursos secuenciales, fue porque hubo una demora en el Dictamen
de la Comisión de Convalidación, por ende de la emisión de la Resolución de la convalidación de
cursos que, además como se indicó anteriormente, no fue en el 2010 como indica el órgano de
control correspondiente.

DÉCIMO: Entonces, por los fundamentos jurídicos antes esgrimidos, el caso se trata de hechos
consumados: aprobó los cursos por capacidad y eso es lo que se evaluó. No se puede anular un
hecho tan solamente tomando en cuenta la forma y no el fondo del asunto.

V. CONCLUSIÓN:
1. Dejar subsistente las asignaturas aprobadas según el certificado y demás documentos en las
que se acreditan las mismas.
2. Exhortar a la autoridad de la facultad, a fin de que disponga que el estudiante proceda a realizar
trámite de matrícula que viabilice la aprobación de la asignatura SO147 mediante la modalidad de
curso regular, exonerados o curso único.

…………………………………. ……………………………….. ………………………………..