Está en la página 1de 16

Algunos datos sobre la Casa de Osambela

En la antigua calle de la Veracruz (segunda cuadra del jirón Lima, hoy Conde de Superunda)
destaca la mansión que le perteneció a don Martín de Osambela terminada el año 1808. Fue
una de las casas mas altas de la ciudad con sus cuatro niveles, que incluía la torre mirador
desde donde cuenta la tradición don Martín veía la llegada de los barcos con su mercancía
al Callao. Tras la muerte de Osambela en el sitio del Real Felipe en 1824, su viuda llena de
deudas y sin poder mantener la mansión la pierde, y esta va a una subasta que fue ganada
por don Jose de la Asunción Oquendo, importante vecino de la ciudad y que también le ha
dado el nombre de "Casa de Oquendo" a esta residencia.
A continuación comparto algunos datos cortos sobre esta casona:

1. Originalmente tuvo puertas de tiendas en vez de ventanas como lo vemos


actualmente.
2. El mirador que tiene actualmente es una reconstrucción del año 1960, ya que su
mirador original se cayó con el terremoto de 1940.
3. En esta casa también se dio un gran baile en homenaje al libertador San Martín.
4. Tiene un túnel (ya tapiado) cuyo ingreso hasta hoy existe.
5. El terreno fue comprado por Osambela con un contrato de enfiteusis que decía que
a los 150 años debería regresar el terreno a los dominicos (ya pasaron esos años...).
6. Varias de las bellas alegorías y relieves que adornan su fachada no son de
la época de Osambela, sino fueron realizadas por sus segundos propietarios, los
Oquendo, que adquieren la casa en 1854.
7. Actualmente le pertenece al Ministerio de Educación y ahí funcionan varias
Academias (de historia, medicina, de la lengua, etc).
8. La escalera al segundo piso esta entrando a la mano izquierda, siguiendo una
antigua costumbre (que no era una regla) de que los burgueses tenían que colocar
su escalera a ese lado, los nobles a la derecha y los conquistadores o sus
descendientes frente a la puerta.
9. Subiendo la escalera hay un escudo, es de la familia Oquendo. Osambela no tuvo
ningún titulo nobiliario, sin embargo a veces se comete el error de llamar a la casa
"del marques de Osambela".
10. Por las dimensiones del terreno esta casa tiene su segundo patio a un costado,
ingresando a la derecha... cuando lo común en estas casas de planta virreinal era
que el segundo patio este de frente pasando la cuadra o salón y el comedor..
11. La casa fue ofrecida por la familia Oquendo a don Eulogio Fernandini, y de haberla
comprado quien sabe si también hubiera sido llamada Casa Fernandini.

La ultima: aunque se ha dado por decir que esta casa era la mas alta de la ciudad en un
periodo en que se prohibían esta altura, hay otra casa, que me parece si era la mas alta
de Lima, casi un "rascacielo" para su época: la casa de don Miguel de Castañeda y
Amuzquíbar, que tenia 6 niveles (o pisos) y estaba en la calle Mantas, primera del jirón
Callao:
Casa de Osambela
Casa de Osambela

Fachada de la Casa de Osambela, edificio de estilo neoclásico, con reminiscencias

del rococó. Vista de sus balcones, de estilo Luis XVI, ornamentados con guirnaldas y

acompañados por tres balcones de antepecho, y de los balcones vecinos

Nombre(s) Casa del Marqués de Osambela


anterior(es)

Información general

Uso(s) Sede del Centro Cultural


Inca Garcilaso de la Vega

Estilo Neoclásico con reminiscencias del rococó

Catalogación Patrimonio de la Humanidad (parte de «Centro


histórico de Lima», n.º ref. 500) (1991)

Patrimonio Cultural de la Nación(1972)

Localización Lima, Perú

12°02′38″S 77°01′57″OCoordenadas:
Coordenadas
12°02′38″S 77°01′57″O (mapa)

Inicio Finales del siglo XVIII


(primera construcción)
Finalización 1803 - 1805
(diseño actual)

Propietario Estado Peruano

[editar datos en Wikidata]

La Casa de Osambela o Casa de Oquendo es una edificación construida durante


la época virreinal del Perú. Se levanta sobre el antiguo noviciado de los padres dominicos,
destruido por el terremoto de 1746, y en parte de la huerta, con frente a la calle de la
Veracruz (hoy jirón Conde de Superunda) en el centro histórico de la ciudad de Lima. Es
una de las casonas más grandes del centro de Lima y es notable por su amplia fachada y
balcones de excelente calidad.

Índice
[ocultar]

 1Historia
 2Descripción
o 2.1Fachada
o 2.2Interior
 3Véase también
 4Bibliografía
 5Enlaces externos

Historia[editar]
El terreno donde se levanta la Casa de Osambela era propiedad del Convento de Santo
Domingo y, para cumplir unos pagos y acabar con unas obras de la iglesia que habían
quedado inconclusas, fue vendido al armador
de buques, banquero y comerciante español Martín de Osambela, Marqués de
Osambela y teniente coronel de milicias. El solar comprado por Osambela correspondía a
la parte arruinada y casi destruida del noviciado.
En el Archivo Municipal de Lima, Bernardo Moravsky encontró que Osambela
tuvo carruaje y calesa. Osambela en 1815 al parecer debió haberse enfermado de
gravedad, pues, hizo un primer testamento declarando que no tenía herederos. Pero por
un segundo testamento, hecho en 1822, se da a conocer que contrajo matrimonio
con Mariana de Ureta y Bermúdez, siendo los hijos de dicho matrimonio: María Mercedes,
Mariana, José Valentín, Dolores y Cayetano.
Osambela se casó de edad muy madura y llevaba muchos años de edad a su esposa que
era una dama de belleza excepcional. Cuando llegó a Lima el libertador, don José de San
Martín, Osambela puso su casa a su disposición para el gran baile que el libertador ofreció
a la sociedad limeña, habiéndose alojado en ella después de proclamar la Independencia
del Perú. Osambela murió en la Fortaleza del Real Felipe del Callao, donde se refugió con
otros en tiempos de José Ramón Rodil y Campillo.
A partir de allí, la familia Osambela se vio precisada a alquilar las distintas instalaciones de
la casa como locales comerciales y viviendas de cuyos ingresos vivieron la viuda y los
hijos. En 1840 se hizo una tasación del inmueble que dio como resultado: Casa baja:
28,620 pesos. Casa alta: 41,364 pesos. La esposa de Osambela tuvo que deshacerse de
la propiedad para cancelar unas deudas y así, en 1854 el inmueble pasó a manos de José
de la Asunción Oquendo, quien era un hombre de mucha figuración, razón por la cual la
gente comenzó a llamar a la casa como la Casa de Oquendo, nombre con la que se
conoce en la actualidad.

En la fachada de la Casa de Osambela es posible identificar hasta tres tipos diferentes de balcones.

Los Oquendo eran vascos y hubo entre ellos vizcondes y marqueses. María Rebeca de
Oquendo, hija de don José de la Asunción Oquendo, fue su última propietaria y a su
fallecimiento en 1941 la casa pasó a ser propiedad de la Caja de Ahorros de Lima. Fue
declarada Monumento Nacional en 1963. Durante el gobierno de Juan Velasco
Alvarado fue sede de la Empresa Nacional de Turismo del Perú, que en esa época era el
organismo oficial del turismo en el Perú.
Mediante el Decreto de Ley Nº 22677, publicado en el Diario Oficial El Peruano el 11 de
septiembre de 1979, se convirtió en local del Centro Cultural Inca Garcilaso de la
Vega donde tuvieron su sede instituciones culturales como el Instituto Peruano de Cultura
Hispánica y el Círculo Femenino Hispano-Peruano.
Fue restaurada entre 1982 y 1985 por el arquitecto Niño de Guzmán, respetando su color
original que era añil azul. Es sede de eventos culturales, como la Bienal de Fotografía de
Lima, y otros relacionados con la vida de la ciudad de Lima. Actualmente es la sede de
la Academia Peruana de la Lengua y de la oficina regional en el Perú de la Organización
de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Descripción[editar]
Fachada[editar]
La fachada de la Casa de Osambela es de estilo neoclásico, con reminiscencias
del rococó. Muestra cinco balcones, de estilo Luis XVI, ornamentados con guirnaldas y
acompañados por tres balcones de antepecho. En lo alto tiene un mirador cubierto por una
pequeña cúpula de silueta musulmana. Sobre ella el arquitecto Héctor Velarde
Bergmannapunta:
Fachada de la Casa de Osambela y balcones vecinos.

«Aunque la casa fue terminada entre 1803 y 1805 en su aspecto actual, su arquitectura permanece
aún perfectamente dieciochesca y luce mucho de las galas de Luis XVI y reminiscencias de Luis XV;
portada con pilastras neoclásicas de capiteles jónicos con guirnaldas, típicas del estilo, arco
rebajado en segmento de círculo, perillones en forma de copas con flores, superposición central a la
entrada de vanos en tres pisos con continuidad plástica vertical y de poco relieve a la manera
francesa. Es notable que ese sentido de verticalidad se acentúa aún más por el mirador, tan limeño,
que remata y exalta, por contraste y con tanta elocuencia, la amplia y rítmica horizontalidad de la
fachada. De ese minarete, cubierto por una pequeña cúpula de silueta musulmana, parece que el
primer propietario de la casa, el banquero español Osambela, observaba con largavista la entrada
de los galeones al Callao...»

Interior[editar]
Es una edificación colonial tardía con una mezcla de estilos sucesivos, su construcción
data de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Fue terminada entre 1803 y 1805. Su
estilo arquitectónico es una fusión de los que se sucedieron hasta esa época resaltando en
la decoración la influencia francesa del rococó. La Casa de Osambela, llama la atención de
los estudiosos por dos particularidades que la distinguían del resto de las construcciones
limeñas de la época.
En primer lugar, a diferencia de la mayoría de casas virreinales limeñas, las habitaciones
de la casa están distribuidas en forma paralela a la calle lo cual hace que su fachada sea
lo suficientemente extensa para albergar a cinco balcones de cajón y de estilo Luis XVI. De
igual modo la distribución de sus patios era al revés diferenciándose del resto de las
construcciones de la época virreinal, que ordenaban sus instalaciones distribuidas «en
profundidad» y no en el sentido de la fachada.
Su otra peculiaridad radica en sus cuatro niveles de elevación, en lugar de dos, el cuarto
nivel es un mirador de planta octogonal lo que estaba prohibido al momento de su
construcción, por precaución antisísmica. El patio principal es notable por su nobleza
sobria y la magnífica escalera que lleva al segundo piso. El segundo patio, al que se llega
por un pasadizo estrecho, es más pequeño y parece más antiguo tal vez del siglo XVIII.
Cambios por terremotos dentro de la ciudad
de los reyes
Debido a los constantes terremotos que han azotado a la ciudad esta casa también ha ido
sufriendo diferentes cambios y por lo se sabe esta casa fue construida después del
terroríficoterremoto de 1746 sobre los espacios que antes le pertenecían a la orden de los
dominicos, por algo hoy en día tenemos que la Iglesia de Santo Domingo se encuentra
muy cerca de esta casa, esta casa perteneció a un navegante y tiene un detalle especial que es
que tiene un mirador como una especie de tercer piso, por lo que se decía inclusive que
desde esa parte alta de dicho último piso el dueño de la casa podía ver sus naves llegando
al puerto de Callao, claro está que ahora sería un poco difícil poder ver por los edificios que
se encuentran en el centro de Lima.
Como vamos a poder ver en la siguiente imagen se puede apreciar que las fachadas lucen
unos colores vivos, esto ¿saben a que se debia? pues nada más y nada menos al cielo gris
de Lima, sin embargo si vemos en la fotografía el cielo no luce gris sino un celeste, lo que
sucede es la mayor parte de los meses en Lima el cielo permanece un gris y debido a ello
para hacer un contraste con el cielo, las casas del centro histórico de Lima durante la época
colonial eran coloridas para darle más vitalidad a su entorno.
Patrimonio Cultural de la Nación
Es sin duda alguna la casa de Osambela una de las casas más bonitas que se puede
encontrar en el centro de Lima, lo que llama la atención es ese color celeste como también los
diferentes balcones que se encuentran en su fachada, además de ser considerada una de las
más altas del centro histórico de Lima. El estilo que sobresale en la fachada de la casa de
Osambela es de estilo neoclásico con influencias de estilo rococó. En total se pueden
encontrar cinco balcones y gracias a su valor artístico es considerado Patrimonio Cultural de
la Nación en el año de 1972.
Los materiales de su construcción están hechos con cal y canto y las maderas usadas
fueron usadas con cedro traído de Nicaragua, ya que en tiempos de la época colonial se
traía con mayor facilidad que portarlo desde la misma selva peruana. Actualmente este
edificio o monumento le pertenece al Ministerio de Educación.
Actualmente la Casa Osambela es también se del Centro Cultural Inca Garcilaso de la
Vega, esta casa contaba con casi 40 habitaciones y por otro lado se ha podido encontrar
que de acuerdo a la distribución de la casa la familia Osambela no tenía el cargo de noble.
Sin lugar a dudas los balcones son una insignía típica de la ciudad de Lima
Una de las cosas relacionadas con la historia es que se cuenta que antes de que Don José
de San Martín haya llegada la quedarse a la quinta de lo Libertadores, el Libertador
argentino se quedó aquí.
En esta casa se puede respirar un arte ya que en la noche se abre también con muchos
aspectos.
Espero que pronto se animen a conocer esta casa o pasar por sus fachadas ya que en
verdad vale la pena pararse y apreciar su fachada y si tienen la suerte de encontrarla
abierta, entonces deben de ingresar si o si para que aprovechen la oportunidad de respirar
un poco más de la etapa colonial.
Horario de atención
Este lugar lo pueden encontrar desde las 08:00 hrs hasta las 17:00 hrs
Muchas gracias por leer esta pequeña reseña y nos vemos en otra oportunidad ¡hasta
pronto! Nos vemos en otra reseña de Lima. A diferencia de otras casas de Lima esta no es un
museo pero cuenta con mucha historia en sí debido a la importancia que se transmitió por los
hechos históricos que han estado sucediendo en la ciudad de los Reyes. Nos vemos en
otra oportunidad, con más historias de Lima para seguir contando y enamorarnos de cada
uno de sus detalles.
¡Hasta pronto amantes de Lima!

LA CASA DE OSAMBELA

Ficha técnica
Centro Cultural "Inca Garcilaso de la Vega"
Antiguo Palacio del Marqués de Osambela
Fachada de la casa de Osambela, edificio de estilo neoclásico, con reminiscencias del
rococó. Vista de sus balcones, de estilo Luís XVI, ornamentados con guirnaldas y
acompañados por 3 balcones de antepecho, y de los balcones vecinos
Ubicación: Lima-Perú
Estado : Terminado
Fecha de comienzo: Finales del siglo XVIII (primera construcción)
1805 (diseño actual)
Construido: 1805
Uso: Local del Centro Cultural "Inca Garcilaso de la Vega"
Restauración entre 1982 y 1985 por el arquitecto Niño de Guzmán, respetando su
color original que era añil azul.
Propietarios: Martín de Osambela
José de Oquendo
Estado Peruano
LA CASA DE OSAMBELA
La casa de Osambela o casa de Oquendo es una edificación de laépoca virreinal y se
levanta sobre el antiguo noviciado de los padres dominicos, destruido por el terremoto
de 1746, y en parte de la huerta, con frente a la Calle de la Veracruz (hoy jirón Conde
de Superunda) en el centro histórico de la ciudad de Lima, Perú. Es una de las
casonas más grandes del centro de Lima y es notable por su amplia fachada y
balcones de excelente calidad. Es una edificación colonial tardía con una mezcla de
estilos sucesivos, su construcción data de finales del siglo XVIII y principios
del XIX y fue terminada entre 1803 y 1805. Su estilo arquitectónico es una fusión de
los que se sucedieron hasta esa época resaltando en la decoración la influencia
francesa del rococó. La Casa de Osambela, llama la atención de los estudiosos por
dos particularidades que la distinguían del resto de las construcciones limeñas de la
época.
 En primer lugar, a diferencia de la mayoría de casas virreinales limeñas, las
habitaciones de la casa de Osambela están distribuidas en forma paralela a la calle lo
cual hace que su fachada sea lo suficientemente extensa para albergar a
cinco balcones de cajón y de estilo Luis XVI.
 De igual modo la distribución de sus patios era al revés diferenciándose del resto de las
construcciones de la época virreinal, que ordenaban sus instalaciones distribuidas "en
profundidad" y no en el sentido de la fachada.
 Su otra peculiaridad radica en sus cuatro niveles de elevación, en lugar de dos, el cuarto
nivel es un mirador de planta octogonal lo que estaba prohibido al momento de su
construcción, por precaución antisísmica.
 El patio principal es notable por su nobleza sobria y la magnífica escalera que lleva al
segundo piso. El segundo patio, al que se llega por un pasadizo estrecho, es más
pequeño y parece más antiguo tal vez del siglo XVIII.
El terreno donde se levanta la Casa de Osambela era propiedad del Convento de Santo
Domingo y, para cumplir unos pagos y acabar con unas obras de la iglesia que habían
quedado inconclusas, fue vendido al Armador de buques, Banquero y comerciante
español Martín de Osambela, Marqués de Osambela y Teniente Coronel de Milicias. El
solar comprado por Osambela correspondía a la parte arruinada y casi destruida del
noviciado. En el Archivo Municipal de Lima, Bernardo Moravsky encontró que Osambela
tuvo carruaje y calesa.
Osambela en 1815 al parecer debió haberse enfermado de gravedad, pues, hizo un
primer testamento declarando que no tenía herederos. Por un segundo testamento,
hecho en 1822, se da a conocer que contrajo matrimonio con Mariana de Ureta y
Bermúdez, siendo los hijos de dicho matrimonio: María Mercedes, Mariana, José
Valentín, Dolores y Cayetano.
Si bien el nombre de Don Martín de Osambela no figura entre los firmantes de las Actas
de la Independencia del Perú, su amistad con el General San Martín hizo que éste se
alojara en la casa durante su estadía en Lima, y que allí se realizaran los festejos por la
firma de dicha Acta. Sin embargo, esta amistad entre Don Martín de Osambela y el
Libertador, no impidió que el propietario fuera perseguido por el Ministro Monteagudo,
teniendo que refugiarse en el Castillo del Callao, hasta su muerte en 1825. A partir de
allí, la familia Osambela se vio precisada a alquilar las distintas instalaciones de la casa
como locales comerciales y viviendas de cuyos ingresos vivieron la viuda y los hijos.

En 1840 se hizo una tasación del inmueble que dio como resultado: Casa baja: 28,620
pesos. Casa alta: 41,364 pesos. La esposa de Osambela tuvo que deshacerse de la
propiedad para cancelar unas deudas y así, En 1854, la casa es adquirida por el
abogado limeño José de Oquendo, quien la habitó hasta su muerte en 1892, legando la
propiedad a sus dos hijas, María Rebeca y María Sara. Ambas vivieron en París, donde
la menor, María Sara, fue una notable escritora laureada en los círculos intelectuales y
colaboradora de las más importantes revistas literarias de su tiempo; y donde contrajo
matrimonio con el Conde de Lignereux para no regresar nunca a Perú. En cambio,
María Rebeca fue una excelente pintora, galardonada con la Medalla de Plata en la
exhibición de la Exposición Universal de París y se casó con el diplomático chileno
Joaquín Subercasseaux, con quien tuvo a su hijo Emmanuel. Sin embargo, el
matrimonio no duró mucho tiempo, por lo cual se separaron y Rebeca regresó a Lima.
A partir de entonces, el inmueble pasó a llamarse "Casa de Oquendo" y se le realizaron
algunas reformas a su fachada. en María Rebeca fue su última propietaria y a su
fallecimiento en 1941 la casa pasó a ser propiedad de la Caja de Ahorros de Lima.
MARCO LEGAL
Fue declarada Monumento Nacional en 1963.
Durante el Gobierno del Presidente General de División EP Juan Velasco Alvarado fue
sede de la Empresa Nacional de Turismo del Perú (ENTUR-PERU), que en esa época
era el organismo oficial del turismo en el Perú, y por el Decreto Ley Nº 22677, publicado
en el Diario Oficial "El Peruano" el 11 de septiembre de 1979, se convierte en local del
Centro Cultural "Inca Garcilaso de la Vega" donde tuvieron su sede instituciones
culturales como el Instituto Peruano de Cultura Hispánica y el Círculo Femenino
Hispano-Peruano.
Fue restaurada entre 1982 y 1985 por el arquitecto Niño de Guzmán, respetando su
color original que era añil azul.
Es sede de eventos culturales, como la Bienal, y otros relacionados con la vida de la
ciudad de Lima.
Actualmente es la sede de la Academia Peruana de la Lengua (RAE – Perú) y Lenguas
Nativas y de la Oficina Regional en el Perú de la Organización de Estados
Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).