Está en la página 1de 5

Las aguas residuales en la industria farmacéutica se caracterizan por presentar una enorme

variabilidad en cuanto a su caudal y composición, parámetros que dependen de factores como el


régimen de producción, la elaboración concreta que se esté llevando a cabo, qué actividades son las
generadoras de las aguas residuales, etc. Todas estas variables hacen que la contaminación del
efluente final pueda ser muy diversa y variante en el tiempo.

Generalmente, estas aguas residuales contienen:

 Un elevado contenido de materia orgánica, de la cual una gran fracción es materia orgánica
fácilmente biodegradable (alcoholes, acetonas, etc.)
 Compuestos orgánicos lentamente biodegradables y sustancias refractarias (compuestos
aromáticos, hidrocarburos clorados, etc.)
 Compuestos inhibidores y tóxicos (antibióticos)
 Jabones y detergentes con tensioactivos

El volumen más importante de aguas residuales se produce durante el lavado de los equipos al
finalizar el proceso de producción. También existen otros aportes de menor volumen y contaminación
procedentes de la purificación del agua utilizada (rechazos de ósmosis inversa y regeneración de
resinas de intercambio iónico), limpieza de las instalaciones, efluentes de los laboratorios, etc.

Las mejores técnicas para el tratamiento de aguas residuales en la industria farmacéutica dependerán
de cada caso concreto, dada su considerable variabilidad y el amplio abanico de compuestos
diferentes posibles.

A continuación se hace un análisis de las técnicas que en función de difere ntes factores pueden
resultar las más competitivas, indicando en cada caso sus ventajas y puntos débiles.

Proceso biológico de fangos activos

Aunque es el proceso más competitivo cuando se trata de aguas residuales con materia orgánica
fácilmente biodegradable, a causa de la posible presencia de compuestos inhibidores y tóxicos para la
biomasa, así como la baja biodegradabilidad de algunos efluentes producidos, no es el proceso más
recomendable. No obstante, si la contaminación es biodegradable, es un proceso sencillo y eficiente.

Proceso con biomasa fija sobre lecho móvil (MBBR)

Cuando las aguas residuales sean compatibles con un tratamiento biológico y el contenido de materia
orgánico sea elevado, el MBBR es sin duda la opción más eficiente. Esta tecnología consiste en el
crecimiento de biomasa, en forma de biopelícula, en unos soportes de plástico que están en continuo
movimiento dentro del reactor biológico. Estos soportes tienen una elevada superficie específica por
unidad de volumen, factor que hace posible el crecimiento de mayor cantidad de biomasa por unidad
de volumen que en el caso de reactores convencionales.

Los MBBR, por un lado, no presenta los problemas de colmatación del lecho por el excesivo
crecimiento de la biomasa que presentan los sistemas de lecho fijo, y en comparación con el sistema
convencional, se trata de un sistema considerablemente más eficiente porque la biopelícula que se
forma en las paredes del soporte se caracteriza por una mayor efectividad que los flóculos biológicos.
Además, teniendo en cuenta que las partículas del soporte disponen de una eleva da superficie
específica, los reactores MBBR son de un volumen mucho menor que los de fangos activos.

Otra ventaja adicional es que se puede dividir el proceso en diferentes etapas y en cada una de ellas
crecerá una biomasa específica adaptada a la carga contaminante de la corriente alimentada. Esta
flexibilidad permite poder degradar compuestos más persistentes. Esta técnica solamente es viable
cuando la contaminación es biodegradable.
Evaporadores al vacío por compresión mecánica del vapor

Cuando la contaminación de las aguas residuales es compleja y no es viable un proceso biológico


(presencia de compuestos persistentes, inhibidores o tóxicos, baja biodegradabilidad, etc.) o bien su
naturaleza es muy variable en el tiempo, la evaporación al vacío del agua mediante la compresión
mecánica del vapor es una opción muy eficiente, robusta, sencilla y asequible a un bajo coste
energético.

El vapor de agua se comprime mecánicamente para incrementar su temperatura y obtener así vapor
sobrecalentado, el cual, mediante un intercambiador de calor, cede su energía para calentar el agua a
evaporar mientras el propio vapor condensa. Al trabajar al vacío, las temperaturas de ebullición y de
vapor van desde los 60 ºC hasta los 90 ºC.

Esta alternativa va más allá del simple objetivo de tratar satisfactoriamente los efluentes, puesto que
transforma la corriente de las aguas residuales en un residuo pastoso concentrado (minimización de la
cantidad de residuo generada) y agua limpia, la cual puede ser acondicionada para su reutilización,
alcanzando así el escenario óptimo de sostenibilidad consistente en el vertido cero.

Proceso de digestión anaerobia


En aquellos casos en los que las aguas residuales presentan una elevada concentración de materia
orgánica biodegradable y no existen sustancias tóxicas ni inhibidoras, el tratamiento de las aguas
residuales mediante un proceso de digestión anaerobia puede resultar eficiente y económico. Al ser
anaerobio no sólo se ahorra la aeración del proceso, sino que se genera biogás, el cual puede ser
convertido con relativa facilidad en energía calorífica y eléctrica.

Procesos de oxidación avanzada

Cuando las aguas residuales contienen una elevada concentración de compuestos persistentes (muy
estables químicamente) o de sustancias tóxicas, casos que suponen una muy baja biodegradabilidad,
se hacen más necesarios procesos que sean más intensivos en la destrucción de los contaminantes.
La oxidación avanzada hace referencia a un amplio grupo de tecnologías basadas en s u mayoría en la
generación de radicales hidroxilo o en el aporte de la energía necesaria para la destrucción de la
molécula de contaminante. Estas técnicas son especialmente competitivas para la eliminación de
hidrocarburos halogenados (benceno, tolueno, fenol, etc.), detergentes, colorantes, etc.

Entre el amplio abanico de técnicas disponibles las más comunes son la oxidación electroquímica, la
ozonización catalítica, la oxidación anódica, la combinación de radiación ultraviolada y peróxido de
hidrógeno, el reactivo Fenton y la fotocatálisis. Todas ellas se caracterizan por ser técnicas capaces
de eliminar elevadas cargas y de poder atacar cualquier contaminante, gracias a su carácter no -
selectivo. No obstante, se trata de técnicas costosas hecho que hace que sean reservadas para
aquellos casos en que la destrucción química del contaminante es la única solución.

A modo de síntesis, destacar que cuando los contaminantes son orgánicos y fácilmente
biodegradables, tanto el proceso con biomasa fija sobre lecho móvil (MBBR) como el proceso
anaerobio pueden resultar una buena opción. Cuando un proceso biológico no es viable, la
evaporación al vacío supone una opción robusta, eficiente, versátil y competitiva. Las técnicas de
oxidación avanzada, a pesar de su elevada eficacia y no-selectividad, quedarían reservadas para
aplicaciones en las que el caudal a tratar sea bajo por los costes económicos que suponen. A nivel
general, la opción óptima de tratamiento dependerá de cada caso y será necesaria la colaboración de
una empresa experta para estudiar y diseñar el proceso de tratamiento mas indicado para cada caso.

Las AGUAS RESIDUALES EN LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA se caracteriza por presentar


una enorme variación en cuanto a su caudal y su composición, sus parámetros dependen de factores
como el régimen de la producción, la elaboración concreta que se esté llevando a cabo, se da cuando las
actividades son las generadas de las aguas residuales. No todos los productosFARMACÉUTICOS son
removidos lo suficiente con los sistemas actuales de tratamiento, por lo que pueden estar presente en la
planta de tratamiento, si no en distintos cuerpos de agua, e incluso en el agua potable a muy bajas
concentraciones.

PROCESOS
Los procesos más competitivos, se da cuando se trata de agua residuales con materia orgánica fácilmente
biodegradable, que son a causa de la posible presencia de compuestos inhibidores y tóxicos para la
biomasa, cuando las aguas residuales son para los productos FARMACÉUTICOS sean compatible
para un tratamiento biológico y el contenido de materia orgánica sea elevada, en aquellos casos en los
que las aguas residuales presentan una elevada concentración de materia orgánica biodegradable y no
existen sustancias toxicas ni inhibidoras. Cuando estas aguas contienen una elevada concentración de
compuestos persistentes o de sustancias toxicas, en estos casos que suponen una hay muy baja
biodegrabilidad, donde se hacen más necesarios los procesos que son más intensivos en la destrucción de
los contaminantes.

VENTAJAS
 Un elevado contenido de materia orgánica fácilmente biodegradable (alcoholes, acetonas, etc.)
 Compuestos orgánicos lentamente biodegradables.
 Sustancia invulnerables a una enfermedad.
 Compuestos antibióticos.
 Jabones y detergentes con tensioactivo.

Tratamiento de agua para la industrias Farmacéuticas y Cosméticas

En la industria farmacéutica el agua se usa comúnmente en su forma líquida, no sólo como ingrediente
de muchas fórmulas sino también como agente de limpieza.

Se reconoce ampliamente que la producción de agua purificada, agua altamente purificada, agua sin
pirógenos y WFI según los estándares farmacéuticos internacionales es un proceso crítico.

Tratamiento específico de agua para las industrias farmacéuticas y de cosméticas

La experiencia tecnológica inigualable de Veolia Water Technologies brinda soluciones completas que
cumplen y superan estos estándares, a través del cumplimiento de:
 Los estándares USP y Ph europeo más recientes
 Requisitos cGMP
 Sistemas de control de validación GAMP
 Requisitos de la FDA
 Guía de ingeniería ISPE
 Marcado CE
 Requisitos ambientales IPPC

Independientemente de la aplicación (pretratamiento, purificación, almacenamiento y distribución o


tratamiento de aguas residuales), utilizamos las últimas tecnologías disponibles para mejorar la
eficiencia de fabricación y reducir costos, sin comprometer la seguridad del proceso ni la calidad del
producto. Todos los aspectos de nuestras ofertas de desarrollo de producto, gestión del proyecto y
mantenimiento se rigen por estándares de alta calidad para asegurar que nuestro equipo exclusivo de
expertos esté en sintonía con las necesidades del mercado.

¿Por qué las empresas farmacéuticas y


cosméticas reúsan agua?
¿Dónde se puede reutilizar el agua?
UN PROYECTO DE REÚSO
 Identificar la cantidad de agua regenerada disponibles
 Detectar todos los usos actuales y futuros potenciales
 Identificar a los usuarios potenciales.
1. Dentro y fuera de la planta
2. Determinar si los usuarios aceptan el agua de recuperación
Comparación de la oferta a la demanda potencial
 Determinar la viabilidad económica
 Aprobación regulatoria
1. Resolución 1207 de 2014
2. Norma interna de la empresa
 Prueba en planta

ÓSMOSIS INVERSA MULTI-ETAPA


Típicamente un 50% de recuperación se logra en cada etapa

 Un sistema de 2 etapas operaría a un 75% de recuperación


 Un sistema de 3 etapas estaría limitado a un 88% de recuperación.
 Los elementos iniciales típicamente están sujetos a un flujo tangencial elevado y por lo
tanto expuestos a ensuciamiento.
 Los elementos finales están sujetos a un flujo tangencial bajo y concentraciones de alta
salinidad, haciéndolos susceptibles a incrustaciones.

ÓSMOSIS INVERSA DE ALTA RECUPERACIÓN


• Recuperación desde un 75% - 98% fijado en el panel de control, flujo y flujo tangencial independiente

• Ensuciamiento/incrustación limitado por la distribución del flujo normalizado y flujo tangencial elevado
y controlado por la bomba de recirculación

• Hasta un 35% de reducción en energía a comparación con la ósmosis tradicional a igual recuperación

LAS ÓSMOSIS INVERSAS DE ALTA


RECUPERACIÓN PUEDEN TENER UNRETORNO
DE INVERSIÓN MUY RÁPIDO

 Veolia siempre garantiza la recuperación máxima


 Ahorro de energía de 35%
Bomba de frecuencia variable
 Diseño simple
Una sola etapa
 Flexibilidad inigualable
Recuperación ajustable
 La recuperación siempre se puede maximizar