Está en la página 1de 3

LO BUENO Y LO MALO DE LAS REDES SOCIALES

INTRODUCCIÓN

Con el siglo XXI plenamente asumido y con las nuevas tecnologías en todo el
ámbito, ignorar que forman parte de la vida de nuestros jóvenes sería poner
una venda en los ojos a nuestra realidad social. Las redes sociales son una
potente herramienta y un peligro que hay que controlar. Son una ventana al
mundo a la que se asoman y lo que se publica se escapa para siempre de
control del usuario.

Por ello hay que enseñar a los jóvenes a usarlo con prudencia y dejar que
se registren con una edad adecuada. De lo anterior, se abren un sinfín de
debates respecto al hecho considerarlas como una oportunidad o un
problema para los jóvenes. Por ende, el presente trabajo tiene como finalidad
exponer algunos puntos tanto en contra como a favor de su uso.

Red social

Primeramente, hay que definir el significado de la palabra red social, la cual


según el portal Mi Espacio, es una de las principales formas de interacción
social de la sociedad actual, caracterizado por un intercambio dinámico entre
los individuos, grupos e instituciones que tienen en común gustos, preferencias,
etc. Uno de sus principales beneficios es que estas nuevas herramientas de
comunicación otorgan a sus usuarios un sentido de pertenencia.

My Space y Friendster fueron algunos de los primeros sitios que tenían


como fin formar grupos que compartían intereses en común: música, cine,
arte, deportes, entre otros. Estas plataformas no tardaron en volverse populares
entre los internautas, que encontraron en ellas diferentes finalidades.

Tiempo más tarde se creó Facebook, red que actualmente es la más


popular, inicialmente su objetivo era promover el contacto entre universitarios,
pero luego se fue diversificando hasta convertirse en una red para todo
público. Otra red social que ha adquirido gran importancia en los últimos
tiempos es el Twitter, la cual se ha convertido en un factor clave para los
negocios.

¿Cómo formar parte de ellas?

Es sumamente sencillo integrase a una red social, basta con dar de alta
nuestro perfil personal, para después comenzar a conformar nuestra lista de
contactos, para ello es necesario invitar a nuestras amistades a seguirnos.
Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas nuevas formas de
comunicación traen consigo una serie de ventajas y desventajas. Por ello, a
continuación se enlistan las más significativas tomando en cuenta sus
beneficios y las consecuencias que genera el uso de estas.

Ventajas

 Brinda la posibilidad de rencontrarnos con conocidos.


 Oportunidades de integrarse a reuniones online con un grupo de
personas.
 Posibilidad de obtener nuevos contactos afectivos: amistades, pareja,
etc.
 Compartir momentos especiales con nuestros seres queridos.
 Eliminan las fronteras geográficas.
 Fundamentales para generar conexiones con el mundo profesional.
 Estar siempre actualizado sobre temas de interés.
 Comunicación en tiempo real.
 Por medio de ellas se puede acudir a la solidaridad ante determinada
situación.
 Permiten producir contenido en Internet.
 Resultan de gran utilidad en la búsqueda de personal por parte de las
empresas.
 El consumidor tiene la posibilidad de interactuar, así como conocer las
características de los productos, promociones, etc.
 Es una forma de hacer publicidad con bajos costos.
 Brinda la posibilidad de conocer más de cerca las necesidades y los
intereses del consumidor.

Desventajas

 Pueden resultar peligrosas si se configura mal la privacidad, debido a


que exponen la vida privada de sus usuarios.
 Pueden darse casos de suplantación de personalidad.
 No se tiene demasiado control de datos.
 Pueden llegar a ser adictivas, así como ocupar gran parte de
nuestro tiempo.
 Los malos comentarios generados en la red pueden dar mala
imagen al negocio.
 Los mensajes deben ser extremadamente cortos, por lo que se debe
abreviar demasiado.
 Muchos usuarios se dedican a hacer Spam.

Redes sociales más utilizadas

A continuación, se muestra en la imagen las redes sociales más utilizadas.


Conclusión

Finalmente, hay que añadir que si bien, es cierto que algunos de estos cambios
son positivos y ofrecen nuevas oportunidades que no deberíamos
desaprovechar en el ámbito de la información, la comunicación, las
relaciones humanas, la economía, la educación, etc. No podemos obviar que
su mala utilización puede producir el deterioro de ciertos valores humanos
como, por ejemplo, la intimidad, la empatía o la veracidad. También el uso
desmedido se relaciona con problemas de rendimiento académico o falta de
sueño; y el supuesto anonimato ha permitido que repunte el acoso entre
iguales, el llamado ciberbullying.

Por ello, la única manera de minimizar los riesgos y maximizar las


oportunidades es el establecimiento de una serie de normas o pautas de
uso. Siempre que en la historia de la humanidad ha aparecido una nueva
tecnología se ha producido una feroz discusión entre partidarios y detractores.
Por ejemplo, los primeros automóviles fueron recibidos con vítores, sin
embargo, a medida que fue popularizándose su uso y empezaron a aparecer
los problemas, aumentaron las voces en su contra. El progreso tecnológico
había traído aparejados otros problemas relacionados con la seguridad vial o
la contaminación acústica y del aire, que intentamos minimizar cumpliendo
una normativa de uso o pagando la correspondiente sanción si nos la
saltamos.

Quizá haya que pensar en una especie de código de circulación en


Internet. En el caso de los adolescentes, menores de edad, ese código
deberían consensuarlo los padres en el hogar y las autoridades educativas en
las escuelas.