Está en la página 1de 113

1

2
El mago de Farren
¿Cuándo el mundo está en la línea, el amor será suficiente para salvarlos a todos?

Farren Azar llegó a la universidad para obtener su título. Sin embargo, él sabía que no podía
dejar que nadie sepa de su sangre djinn*. Los djinn había sido exiliado a un plano diferente, y
si se descubre su herencia, él podría ser desterrado también. Cuando un djinn y un dios del
fuego se involucran en su vida, tiene que averiguar cómo manejar las dos entidades potentes
sin perderse a sí mismo.

Dan Stewartson sabía que Farren era el elegido. Una mirada entre ellos lo tenía enganchado.
Cuando incendios extrañas comienzan a aparecer alrededor del campus y los dedos están
apuntando a Farren, Dan se niega a creer que su amante podría ser responsable. ¿Será capaz
de salvar la reputación de Farren, o van los secretos interponerse entre ellos y arruinar su
incipiente romanticismo?

*Djin: es genio en árabe. En las tradiciones más antiguas, los genios eran los espíritus de pueblos desaparecidos,
que actuaban de noche y se escondían al despuntar el día. Otras tradiciones dicen que son seres de fuego. En
todos los casos se trata de seres con características de duendes y otros seres mitológicos elementales de la
naturaleza, que pueden, según su talante, atacar o ayudar al ser humano.
Capítulo 1

"¡Tócame!" Farren Azar gruñó a su amante.

Dan Stewartson volteado hacia atrás su cabello castaño donde había caído sobre la frente. Sus
ojos azules brillaban con lujuria y aprecio. "Ahora, bebé, no hay prisa. Tenemos un montón de
tiempo".

"Confía en mí, usted está acabando el tiempo. Si usted no hace algo pronto, voy a asumir el
control".

Dan mordisqueó su cuello. Placer se vertió a través de Farren. Sus dedos se cerraron y su
respiración tartamudeó. Su cuerpo luchaba entre el dolor de las sensaciones y el deseo
codicioso por conseguir más. ¡Oh mierda! Él nunca había tenido a nadie explorando sus zonas
erógenas, hasta que conoció a Dan. Su amante era el dueño del mapa para ello.

Dan deslizó su rostro a través del cuello de Farren, y los pelos ásperos en su mejilla envió
escalofríos a través de la piel de Farren.

"Oh, joder."
4
"Pronto," Dan prometió. "Muy pronto. Aguanta, un poco más".

"¡Ahora!" El cuerpo de Farren se sonrojo con la pasión. Apretó los puños y apretó el fuego de
vuelta, en el fondo de donde no podía escapar.

¡No puedo perder el control!

Tomó respiraciones largas y lentas y mentalmente empujó su magia en una caja y la cerró con
cerraduras industriales triples. Si quemaba a Dan, él nunca se lo perdonaría a sí mismo. Había
pasado demasiado tiempo desde que había purgado su magia. Él debería haber limpiado su
sistema antes de irse a la cama con Dan, pero no pudo resistir la sonrisa o cualquier otra cosa
de Dan.

Dan agarró las muñecas de Farren y las sujeto sobre su cabeza. Farren suspiró con alivio. La
breve presentación de dominación de Dan no podría haber llegado en mejor momento. Con
sus muñecas sujetas, Farren no podía quemar a Dan con los dedos.

"¿Te gusta cuando me tomo el control?", Preguntó Dan.

"A veces”. Especialmente cuando Farren estaba a segundo de perder el control que tenía en su
magia.
Dan besó a Farren, mordiendo su labio inferior cuando terminó. “Un día voy a atarte y
someterte a mí."

El corazón de Farren dio un vuelco con esa promesa, más porque las palabras indicaron que
estarían haciendo esto otra vez, que por él se preocupara de ser atado. "Ya veremos. Tal vez
voy a atarte en su lugar".

La imagen en su cabeza, de Dan atado para el placer de Farren casi lo había hecho venirse.

Él gimió.

"Yo podría dejarte." Dan mordió el pezón derecho de Farren.

"¿Eres un chico de dientes, no?" Farren bromeó.

"Tal vez he estado dando vueltas con los lobos durante demasiado tiempo." La sexy boca de
Dan se inclinó hacia arriba en la esquina.

Farren pensó Dan probablemente había estado teniendo mucho sexo con los werekin.
Rápidamente blanqueó ese pensamiento ante de que los celos dispararan su magia. Esta iba a
ser la primera vez que iban todo el camino y Farren no quería arruinarlo estableciendo la cama 5
en llamas. "Yo preferiría si usted los mantiene fuera de su habitación."

Si él estuviera vestido y no yace bajo Dan con su erección rosándose entre sí, podría haber sido
capaz de lograr la indiferencia. Por el cambio en la expresión de Dan, sabía que había fallado.

"No veo a nadie más que usted," Dan prometió. Besó a Farren, en un voto silencioso que él
aceptó con entusiasmo.

"Bueno", dijo una vez que Dan había terminado besándolo. "Yo tampoco."

"Excelente." Dan soltó las manos de Farren para agarrar sus caderas. Se deslizó hacia abajo
para lamer la polla de Farren.

Farren gimió. "¡Dentro de mí, ahora!"

Nunca había sido tan feliz de que su compañero de habitación tendía a pasar la noche en otro
lugar. La verdad sea dicha, Maddox era una puta completa. En los tres meses desde que vivían
juntos, Farren podía contar con una mano cuántas veces Maddox realmente dormían en su
cama.
El compañero de piso perfecto- lo sería si no estuviera tan decidido a entrar en los pantalones
de Dan. Aunque Dan no había dicho nada, Farren no era un idiota. Vio cómo Maddox miraba a
Dan. De las miradas que Dan envió a Maddox, Farren no había ninguna duda de que su
compañero de cuarto había golpeado a su hombre y que Dan le había derribado.

"¿Quieres hacerme frente o darse la vuelta?", Preguntó Dan.

Los nervios tintineo, Farren pensaban sobre sus opciones. No sabía cómo su magia
respondería a que Dan le penetre. "Voy a darme la vuelta." Farren preocupado de que sus ojos
puedan cambiar de color o las manos gire demasiado caliente. Ya había tenido suficiente
experiencia en el pasado para saber que no siempre se veía humano cuando se venía. Farren
previsto para ocultar su verdadera naturaleza, desde Dan hasta por lo menos su aniversario de
cinco años.

Farren dobló las rodillas, inclinando su culo para arriba.

"¡Oh hombre!, eso es una hermosa vista." Dan gimió. Él golpeó el trasero de Farren, el sonido
ruidoso en la habitación tranquila.

"Ow." Farren volvió la cabeza para mirar a Dan. "Deja de hacer eso." 6
Dan sonrió entonces alcanzado alrededor y bombea la erección de Farren. "No parece que le
preocupe."

"Mi pene no sabe lo que es bueno para él. No tome su consejo".

Dan se rió. Agarró el lubricante de la mesa. Farren suspiró cuando el dedo de Dan rodeó su
agujero. Él se acercó más al toque de Dan sólo para que su culo sea golpeado de nuevo.
"¿Quieres dejar eso?"

"No" el tono leve de Dan tenía a Farren riendo.

"¿Hoy estas un poco Dom?"

"Puede ser."

Cada uno de los omóplatos de Farren recibió un suave beso. Una mordedura a la parte
posterior de su cuello sacó un gemido de su garganta. "Maldita sea, eso se siente bien".

"Tengo algo para que se sienta aún mejor." Dan deslizó su erección entre las nalgas de Farren,
presionando la barra dura a lo largo de su pliegue.
"¡Dentro!" Farren exigió. Apretó los dientes mientras luchaba por mantener la magia en su
interior.

Necesitaba desesperadamente a Dan para envolver su vida sexual antes de que él perdió. Dan
deslizó un dedo dentro de Farren, pero sólo uno. Farren gimió.

"Más."

"No me hagas que te azote de nuevo," Dan advirtió.

"Mando". Él se habría quejado más, pero Dan tomó ese momento para deslizar otro dedo.

Farren arqueó la espalda y se empujó al toque de Dan. Se concentró en mantener su magia


dentro y no estallar en llamas.

Dan tomó unos minutos más para preparar Farren. Cuando Farren estaba a punto de
romperse, Dan atravesó el agujero de Farren con su polla, presionando dentro y extendió a
Farren perfectamente.

"Siiii" Farren siseó por la quemadura y estiramiento.

"Relájese, bebé. ¿Te estoy haciendo daño?"


7
"No." Farren no podía reunir suficientes sílabas o ganar el suficiente aliento para formar
palabras más largas.

Besos llovían de sus hombros y espalda. El aliento caliente de Dan baño el cuello de Farren y el
sudor goteaba por su piel. En general, los movimientos lentos y controlados, Dan se deslizó
dentro y fuera, demorándose innecesariamente, en opinión de Farren.

"¡Más fuerte!" Farren necesitaba sentir a Dan por días. Si él no sobrevivía a su purga mágica, él
quería que se trata de su última memoria.

"Usted va a tomar lo que te doy."

"Recuerde, los reembolsos son una perra," Farren advirtió.

Dan palmeó la cadera de Farren. "Es con lo que estoy contando."

Farren casi se viene con las imágenes que llegaron a su cabeza, de él penetrando a Dan. "Oh,
jodeme."

El cuerpo de Dan sacudió de risa. "Al igual que la imagen, ¿verdad?"


"Sí."

"La próxima vez". Dan envolvió su mano alrededor de la polla de Farren, deslizando su mano
arriba y abajo de la piel de Farren en una tomadura de pelo tentadora. "Quiero sentir esto
dentro de mí."

Farren gimió.

"Eso es todo." Dan apretó su agarre y se frotó con más fuerza, dando a Farren la fricción que
anhelaba. El orgasmo de Farren parecía romper cualquier correa que Dan tenía sobre su
control. Gruñendo, Dan bombeo sus caderas, jodiendo a Farren con una nueva ferocidad que
casi provocó otro orgasmo.

"¡Sí!" Farren no podría ser capaz de venirse, pero aun así disfrutamos de la sensación de Dan
deslizándose en el interior.

Dan gruñó, el ruido profundo y gutural, y luego se derrumbó contra Farren. "Usted derritió mis
huesos."

El corazón de Farren casi se paró por un segundo hasta que se dio cuenta de Dan estaba
hablando en sentido figurado. "Me alegro de que te haya gustado. Ahora sal de encima, estás
8
pesado."

Dan se rió. Se deslizó fuera de la cama y se tambaleó al pequeño, baño incorporado.

Farren rodó lejos de la mancha de humedad. Murmuró un corto período, sonriendo cuando el
desastre rápidamente desapareció fuera tanto de la cama y su piel.

"Lindo", Dan aprobó. "Me encanta ese hechizo."

"Mmhmm, ven aquí." Sería más prudente enviar a Dan en su camino, pero Farren no podía
tirar a su amante fuera de la cama.

Dan inmediatamente subió de nuevo en la cama y se acurrucó cerca. "Usted es siempre tan
cálido."

No tienes ni idea.

****

Farren selló la puerta del estadio de la práctica con un hechizo complicado diseñado para no
sólo mantener a la gente alejada, también hace que se olviden por qué estaban ahí. No podía
mantener sus habilidades ocultas a largo paso exponiendo su magia a través de un momento
de descuido.

Había tardado varias semanas para encontrar este lugar. No había querido utilizarlo hasta que
sea necesario. Ahora había pasado de necesario y se movía hacia desesperado.
Constantemente lanzando hechizos de protección para disuadir a otros magos de no prestarle
atención, que preferiría evitar. No quería atraer a un maestro mago que podía notar la firma
mágica de Farren.

Por desgracia, los últimos días habían demostrado que tenía que purgar su cuerpo de energía
pronto si quería sobrevivir a la semana. Casi había establecido Dan en llamas. Por suerte, Dan
no había aparecido notarlo.

Farren recordó el momento exacto en que la magia había superado a su madre y comenzó a
arder en sus brazos de adentro hacia afuera. Todavía sus gritos lo perseguían en sus sueños y
lo despertaba en la noche. Si no exudaba fuera algo de su exceso de energía en breve, se
reuniría con el mismo destino.

Farren dejó caer su mochila junto a la entrada. Le temblaban las manos de los nervios y la
sobredosis mágica. El ruido sordo del pesado saco golpeando el piso de concreto hizo eco a
9
través de los altos muros, pero Farren ignoró el sonido cuando se volvió a examinar en la
habitación. Una fina capa de polvo y ceniza recubre la arena como una capa gruesa de
glaseado. Obviamente, nadie había utilizado este espacio por años.

Sus palmas quemaban y comenzaron a humear. La vista lo distrajo brevemente de los


escalofríos que reverberan a través de su cuerpo. El sudor sobre sus hombros y se deslizó
como un río fino por su espina dorsal. Maldita sea, tenía la esperanza de tener más tiempo
para la preparación. Así las cosas, tuvo que purgar rápidamente la energía de su sistema antes
de que lo destruyera. También tuvo que llamar a su avatar, por primera vez y asegúrese de
que era una criatura que podía pasar por nada especial.

Magia ilegal corría por su cuerpo. Farren no podía correr el riesgo de la exposición de su
herencia djinn. El djinn había sido desterrado por una razón. Si alguien sospechaba que la
descendencia djinn todavía existía en este plano, la comunidad mágica sería arrojada a la
agitación. Los Djinns habían sido prohibidos debido a su naturaleza volátil y la tendencia a
crear el caos por la diversión de ver las cosas quemarse. Las entidades poderosas, djinn
también podían controlar los elementos, dependiendo de su tipo. La mayoría de ellos eran de
fuego sin humo. Los djinns no tenían un cuerpo físico, a menos que poseyeran a un ser
humano. La línea de Farren había sido creada cuando su abuelo, un djinn, había poseído a un
varón humano. Nunca había conocido a su abuelo, pero de lo que aprendió, el djinn no era un
buen tipo. Su madre se había alegrado del destierro de su padre.

Farren todavía lo echaba de menos. Había muerto cuando sólo tenía diez años.

La falta de flujo de aire causó sudara, antes de que él hubiera caminado al medio de la
habitación. Deseoso de mantener algunas de sus ropas intactas, Farren quitó la camisa ya que
la tela no era a prueba de fuego. Maldijo cuando vio un agujero en la manga.

"Debería haber traído más ropa." Él sabía mejor, lo hacía, pero la magia abrasadora crepitante
en su interior le había revuelto sus pensamientos. Farren no había sido capaz de concentrarse
claramente en los últimos cuatro días.

Si fuera inteligente, dejaría a Dan solo. La primera vez que había ido a la escuela, él se
comprometió a mantener su distancia de los otros estudiantes, pero una mirada a Dan y se
habían enganchado. La química entre ellos era diferente a cualquier cosa que jamás hubieran
tenido antes. De las historias que su madre le había dicho cuando era niño, el djinn reclamaba
a sus amantes por la marca con fuego. Cuando habían hecho el amor, Farren había tenido que
frenarse de dejar su huella en su bello mago. La sabiduría tendía a tomar unas vacaciones
cuando tenía Dan en su cama.
10
Él habría deseado pasar la noche envuelto alrededor de Dan que tratar con su exceso de
energía, pero la idea de que podía herir accidentalmente a su amante había tenido a él
corriendo al estadio para purgar su sistema. Si algo le sucedía a Dan debido a la negligencia de
Farren, nunca se perdonaría. Esperaba que Dan no estuviera herido o enojado cuando había
cancelado su próxima cita.

Empujando pensamientos de Dan fuera de su mente, Farren caminó hasta el centro de la


arena. Una brillante mago había formado un círculo permanente en piedra de color, lo
suficientemente grande como para convocar a casi cualquier cosa. Centrándose hacia adentro,
Farren concentra un hilo de poder hacia el panel de control en la pared. El zumbido de las
salas de contención activando calmó un poco de su energía nerviosa. Escogió el más alto nivel
por lo que no podía haber ninguna posibilidad de escapar del fuego. No quería que su magia se
deslizara a través de las salas y creara una tormenta de fuego, o que cualquier avatar que
convocara quemara todo el campus. Con el poder de un djinn pulsando a través de él, Farren
no sabía qué esperar. Él sabía en el fondo que su avatar se basaría en fuego. El compañero
animal de un mago siempre refleja su magia o necesidades.
El estadio tenía la sensación ponderado de una estructura empapada en la magia. Capa tras
capa de hechizos protectores blindado el edificio, capaz de retener el poder, incluso de Farren.
Este estadio en particular había sido recientemente abandonado porque carecía de las lujosas
instalaciones del nuevo edificio de enfrente. Los nuevos estadios tenian brillante, salas débiles,
frágiles y fácilmente quemados adelante con fuego fuerte, sobre todo una llama de djinn.

Farren sacudió la cabeza ante su estupidez.

L mas reciente no siempre era mejor, pero tal vez esta cosecha actual de magos no
necesitaban las salas más fuertes. En las clases que había tomado hasta ahora, no había
habido una evidente falta de poder detrás incluso los hechizos simples. Farren luchó para
ocultar su habilidad mágica. Su plan era graduarse sin llamar la atención indebida a sí mismo.
Para graduarse y no ser detenido por su herencia djinn eran sus principales objetivos.

Farren tomó una respiración lenta y profunda, tratando de encontrar su centro, mientras que
bajaba la temperatura del cuerpo a niveles saludables. Si se concentraba lo suficiente, podía
reducir su calor interno en algunos grados, pero nunca durado mucho. Había una razón por la
cual djinn, especialmente los de fuego, habían sido expulsados de esta dimensión, el noventa
por ciento de ellos estaban locos. El fuego finalmente quemaba sus mentes de djinn no 11
importa cuántas formas tomaran. Muchos descendientes djinn de fuego se escondieron
haciéndose pasar por magos de fuego menores. Desde que su magia en general se diluye
podían salirse con su engaño.

La familia de Farren no apoyó sus metas educativas. Estaban seguros de que expondría a todos
con su deseo absurdo por una educación avanzada. Después de años de abandono de su padre
y el abuso de su prima, Farren no le importaba lo que pensaban más. Había ido a la
universidad, no sólo para obtener un título, sino también para finalmente ser libre de su
familia.

Farren tenía que llamar a su avatar en su Clase de teoría mágica mañana. Purgando su magia
de antemano, Farren esperaba atraer a una criatura más débil a su lado. A diferencia de otros
magos que aspiraban a llamar a la bestia más fuerte posible, Farren necesitaba uno apenas lo
suficientemente fuerte como para que él pase a su clase. Demasiado poderoso o un inusual
avatar, y las preguntas se plantearían sobre los orígenes de Farren. Había pasado demasiado
tiempo falsificando de sus datos para que la verdad salga ahora. No ayudó que su instructor,
profesor Firestorm, fuera un mago de fuego. Él sabría el nivel de potencia que un mago de
Fuego adecuado debe tener. Farren hasta ahora iba más allá de ese límite, ni siquiera podía
detectar si lo intentaba.
Los avatares respondieron al tipo de magia y el nivel de energía mágica un mago tenía. Al
drenar la mayor parte de su magia antes de que él tratara de llamar a su avatar, esperaba
reducir el tamaño y el poder de la criatura que respondido a su llamada. Mañana cuando
presentó su avatar, Farren espera para mostrarles un gato o un conejo. Incluso un búho
estaría bien-cliché, pero bien.

Farren se quitó los zapatos y los calcetines y los tiro hacia su bolsa. Si hubiera estado pensando
correctamente, los habría eliminado cuando él entró primero la habitación. Había arruinado
más de un par de zapatos en el pasado por la fusión de las suelas de goma.

Tomando otra respiración profunda, Farren se instaló con las piernas cruzadas en el suelo y
luego cerró los ojos. Él bloqueó todo de su mente y se centró exclusivamente en el aire en
movimiento dentro y fuera de sus pulmones. Con soltura, Farren rápidamente cayó en un
estado de relajación.

En chorritos lentos, Farren lanzó su energía. El suelo debajo de su culo empezó a calentarse,
pero Farren ignoró el calor. Por extraño que parezca, aunque el fuego pudiera destruir si
estaba embotellado en el interior, nunca quemó su piel. El aire crujía a su alrededor como si él
había puesto el oxígeno en el aire en llamas. Calor criticó a su alrededor hasta que la 12
temperatura se elevó lo suficientemente alto que probablemente podría haber horneado una
barra de pan en el suelo de piedra.

Después de varios minutos de liberar su magia en el aire, Farren finalmente podía tomar una
respiración profunda y sin ganas de gritar. La presión que empuja contra su cuerpo y
aplastando sus huesos relajándose. Por primera vez en el día, el dolor había desaparecido.

"Gracias a los dioses y diosas," susurró Farren. Sus músculos se relajaron y sin la tensión
mágica en el interior. Lágrimas de alivio goteaba por sus mejillas.

De pie, tropezó con su mochila. Sacó su botella de agua y tomó varios tragos largos antes de
llevar de nuevo con él hasta el borde del círculo. Ahora tenía que estar fuera de las piedras de
colores por lo que el círculo podría contener lo parecía cuando lo hizo su invocación. Si la
criatura era peligroso, Farren tenía que ser capaz de evitar que la destrucción de la
universidad.

"Yo puedo hacer esto", Farren anunció a la habitación como si los oyentes silenciosos dudaban
de su habilidad.
Dejó la botella de agua en el suelo junto a él y luego plantó sus pies de ancho para estabilizar
su postura. Cerrando los ojos, Farren comenzó a transmitir llamadas psíquicas a cualquier
criatura que podría estar de acuerdo para ser su compañero mágico.

Farren no quería ni un avatar. La idea de someter a un animal de cualquier tipo, a


continuación, atrapándolo dentro de los lazos de su magia, le rechazó. Le recordaba mucho de
su infancia. Sus familiares habían tratado de contenerlo en lugar de enseñarle, con la
esperanza de poner una correa a su magia para usarla para sus propias necesidades más tarde.
Farren odiaba la idea de hacer lo mismo a un ser mágico, pero necesitaba un avatar para pasar
la clase.

Para contrarrestar su culpabilidad, Farren invitó a su avatar donde otros exigieron, pidió en
donde otro engatusó.

"Venid a mí, si no le importa," Farren roga. Tenía que encontrar un avatar. Él pediría si es
necesario. Orgullo nunca le había traído nada más que dolor y azotes.

Farren siguió llamando hasta que su garganta se convirtió en bruto y tuvo que tomar otro
sorbo de agua. Sólo una ola de lavado de calor sobre él como una marea de monstruo lo alertó
de que tenía compañía. Farren cerró los ojos para protegerlos de la ola de la llama.
13
"Oh, no" Farren susurró una vez abrió los ojos.

Flotando en el medio del círculo era un djinn de pura sangre. Farren había visto ilustraciones
de ellos en los libros de cuentos, pero nunca se había encontrado con uno en la vida real.
Confrontando el ser poderoso tenía Farren temblando de miedo. Djinns podría ser bueno o
malo, por desgracia, había pocos en la buena columna. La mayoría de los djinn cayeron en la
categoría de criminales dementes.

"Saludos, hijo de mi hijo." La voz profunda vibrar los huesos de Farren. Apretó los dientes
contra la desagradable sensación.

El miedo se hundió sus garras codiciosas en su carne mientras examinaba a su visitante.


Creado de fuego sin humo, el djinn vertió suficiente calor para calentar todo el estadio. Sus
ojos brillaban con un color amarillo brillante como un gato poseído, y su forma humanoide fue
formado en su totalidad por las llamas de color rojo anaranjado.

"Saludos," Farren lograron croar a través de la garganta seca como el desierto. "Creo que tal
vez ha habido un error. Yo estaba tratando de llamar a un avatar".

Un avatar débil, y definitivamente no un djinn.


Tal vez debería haber utilizado una piedra foco después de todo. Había dejado su roca en su
escritorio, en su habitación de la residencia porque se había preocupado que él trajera un
avatar fuerte.

"No hay ningún error." La voz del djinn resonó en la cabeza de Farren como un megáfono.
"Usted es uno de mis hijos."

Farren se inclinó. "Yo no discuto eso, pero una vez más, yo no estaba tratando de llamarte."
Trató de mantener la voz respetuosa. Farren no tenía ni idea de los límites de los djinn. Tal vez
podría variar con el paso de la línea sin interferencia de Farren.

La risa del djinn resonó en la sala. "Djinns no necesitan avatares, no cuando podemos llegar a
ser cualquier cosa. ¿Por qué confiar en otra criatura con su magia? Veo que tengo mucho que
enseñarte, djinn. Por suerte, no tengo nada más que tiempo".

Farren no le gustaba a donde iba esta conversación. ¿Cómo se destierra a un djinn? Lo intentó
de nuevo. Tal vez una explicación haría que el genio más agradable. "Necesito un avatar para
mi clase."

El djinn se burló. "Los mortales de aquí no tienen nada que enseñar a uno de mi sangre. No 14
eres como los demás. Eres más. Mucho más." Él entrecerró sus ojos ámbar. "Usted me llamó
desde el plano djinn. Se necesitó veinte magos para enviarme, pero sólo usted me trajo de
vuelta. Por desgracia, su magia es suficiente para traerme a través de los planos, pero no para
quedarme. Usted necesitará un artefacto para lograr ambas cosas".

Farren esperaba que él escondiera bien su alivio. El único artefacto que conocía estaba en la
muñeca de su tía y planeaba dejarlo allí. Lo último que necesitaba era que esta poderosa
criatura caminara en este plano. Desde el aura de los djinn, Farren no tenía ninguna duda de
que su pariente se había ganado su destierro. Él sabía que la criatura se consideraba superior a
Farren. La mejor manera de salir de esto era no desafiar al djinn. Farren no necesitaba luchar
con el djinn para averiguar quién era más fuerte, él ya sabía que iba a perder esa pelea. "Lo
lamento por mi debilidad."

El djinn se encogió de hombros. "No puede ser responsable de la sangre débil. Eso no significa
que no pueda ser de utilidad para mí. De los hijos de mi descendencia, usted es el único lo
suficientemente fuerte como para llevarme en este momento. Cuando crezcas en su magia,
usted será capaz de tirar de mí por completo en este plano para quedarse. Por este hecho os
haré mi teniente, una posición que no concedo a la ligera".
Farren cayó de rodillas y agachó la cabeza. Esto era peor de lo que pensaba. Mantuvo
cuidadosamente su expresión agradecida mientras temblaba por dentro. "Es un honor que
usted piensa tan bien de mi pobre habilidad. Gracias por esta oportunidad."

No estoy seguro de las capacidades del djinn, Farren aclaró cuidadosamente su mente.

Se atrevió a mirar a través de sus pestañas. El djinn le dio una sonrisa de aprobación.

"Ustedes son adecuadamente humilde ante mi magnificencia, hijo. Me gusta, rara vez alguien
de su ramal me gusta. El resto de su grupo es un grupo de fanfarrones con habilidades
lamentables”.

Farren no podía discutir con esa percepción. "Me complace que usted me encuentra digno."

El calor del djinn rodó sobre Farren como un viento del desierto lleno de fragmentos del sol
del verano. "Supongo que en orden para que usted pueda encajar con estos mortales
patéticos que necesitará este avatar que usted busca. Te concederé dos elementos que te
ayudarán en tu camino adecuado”.

Farren no se atrevía a respirar. Si decía algo equivocado, dudaba incluso el círculo protector
podría salvarlo de la muerte. Como afable como el djinn actuaba, Farren había visto el cálculo
15
brutal en los ojos de la criatura. El djinn era como el resto de los parientes de Farren, sólo está
interesado en el uso de él. Una vez Farren hubiese servido a su propósito, él no tenía ninguna
duda de que el djinn dejaría una cascara quemada de su cuerpo por salir.

"Gracias."

"Puedes llamarme abuelo."

Farren imaginó que honorífico funcionaría así como cualquier cosa, ya que no sabía el nombre
del djinn.

¡El nombre!

Recordando un trozo de conocimiento que flotaba en la cabeza de Farren. Si se encontrabas el


nombre de los djinn, podías controlar a la criatura. Para los djinns, su nombre tenía el secreto
de su poder. Farren tenía lo bastante de humano en él que no podía ser controlado por su
nombre, pero las viejas leyes de la magia influían en el ser antes que él. Si Farren aprendió el
verdadero nombre del djinn, Farren podría salir de esta situación con vida.

"Mi primer regalo es su propia lámpara*. A pesar de lo que se podría haber escuchado, una
lámpara no es la casa de un djinn. No tiene ningún poder sobre nosotros. En lugar de ello, las
*Chicas yo me la imagine como la lámpara de Aladino.
lámparas están hechas de una rara sustancia mágica que absorbe y protege nuestra magia. Le
ayudará a hacer frente a la sobrecarga mágica que impulsa a muchos de nosotros a la locura.
Los djin sin lámparas son a menudo consumidos por su propio poder".

Eso explicaba mucho.

"¿Había un montón de lámparas perdidas?"

El djinn asintió. "Ellos fueron destruidos por los magos. Querían controlarnos y nos unieron a
su voluntad. Creían que si conseguían nuestras lámparas, podrían obligarnos a cumplir sus
órdenes. Cuando nos negamos, el poder nos comía por dentro. Yo fui uno de los pocos que
escapó de ese destino. No hay muchos de nosotros, pero hemos crecido en fuerza. Con su
ayuda podemos recuperar su plano".

"No he escuchado ninguna buena historias sobre los djinn," Farren respondió con cuidado. Si
está de acuerdo a lo que el djinn dice que se vaya, él sabía que la criatura recogería su
mentira.

El djinn se burló. "¿Por qué lo harías? Usted vive entre nuestros enemigos. Si te dijeran acerca
de nuestras buenas obras, tendrían que admitir que cometieron un error con desterrarnos a 16
todos nosotros".

"Eso es verdad." Farren no quería involucrarse en una discusión filosófica con un ser que podía
aplastarlo a pesar de su vínculo familiar. Él no se llevaba bien con el resto de su familia y no
confiaba en que iban a hacer lo que era mejor para la humanidad. Si su prima había estado en
esta situación, ella hubiera saltado a ayudar a los djinn estuvieran locos o no. Betina era una
perra hambrienta de poder.

Una llama apareció en el medio de la mano del djinn. Se creció más y más brillante hasta que
Farren tuvo que apartar la mirada. El ruido metálico le llamó la atención. Al abrir los ojos,
Farren vio una pequeña lámpara de bronce en el borde del círculo. Sabía que no tenía que
agarrarla. Si llegaba a través de la línea, se rompería la protección y liberaría a los djinn. Un
vistazo rápido mostró que había estado en lo cierto. El djinn vio a Farren con una expresión
alegre. A pesar de lo que dijo el djinn, Farren no se fiaba de la criatura. Incluso un poco de
tiempo libre podría dar al djinn la oportunidad de causar una gran cantidad de caos.

"Gracias." Farren inclinó pero no alcanzó para la lámpara. Puede que sea joven, pero no era
estúpido.
“Muchacho inteligente", el djinn aprobó. Hizo un gesto con la mano y la lámpara se contrajo
hasta que una pequeña lámpara en tres dimensiones colgaba de un llavero. "Para que sea más
fácil de llevar a todas partes."

"Gracias." Farren no sabía lo que el djinn estaba haciendo, pero no podía negar que la lámpara
sería práctica.

“Usted es grato. Ahora, para ser un djinn adecuado necesitará la marca”.

Farren conocía el djinn utilizaba sus marcas para transformarse en un nuevo ser. Los djinn de
pura sangre podrían convertirse en cualquier animal que deseaban. Él había pensado que el
djinn no sería capaz de cruzar la línea. Él debería haber sabido mejor. El djinn lanzó una bola
de fuego a él. Farren no podía escapar. Gritó mientras las llamas ardían a través de su cuerpo,
ardiendo en su piel.

El mundo giró, azotando entre el calor y el dolor. Los ojos de Farren, en la parte posterior de la
cabeza y cayó al suelo. Incapaz de soportar la agonía, Farren dejo que la oscuridad lo llevara.

17
Capítulo 2

¡Esto es un error!

Dan Stewartson acercó al dormitorio de Farren con pasos lentos, cada colocación de los pies
convirtiéndose más lento que el anterior. Un empujón desde atrás le hizo girar para
enfrentarse a sus hermanos. "¡Para!"

"Bueno, si hubiera sabido que iba a ser un coño al respecto, no hubiera sugerido que vayamos
a visitarlo", Dean se burló. "Tal vez Farren no contesta su teléfono porque no quiero verte
nunca más."

Dan golpeó a su hermano en la parte posterior de la cabeza. "Ni siquiera lo sugieras. Estoy
preocupado por él. Yo no quiero que piense que soy un acosador, pero él ha estado actuando
muy estresado últimamente. Tenía la esperanza de que pudiera tomar un descanso y comer
pizza conmigo o algo así. Ustedes dos no tienes que venir".

"No queríamos perdernos que seas rechazado," Devin ofreció, de pie fuera del alcance de Dan
en el otro lado de Dean. "Quiero decir, no a menudo trabajas así de duro para conseguir una
cita." 18
Dan sacudió la cabeza ante las burlas de sus hermanos. Ellos le pueden dar un mal rato, pero
él sabía que tenía lo apoyaban. Se frotó las manos sudorosas en los pantalones. Farren había
dejado un mensaje de voz que cancela su cita con la excusa de demasiada tarea. Dan
necesitaba averiguar lo que estaba pasando. Él sabía que su amante tenía un carácter secreto,
completamente diferente de las personalidades más abiertas de Dan y sus hermanos, pero no
dejaría que Farren se escondiera a sí mismo en su tarea.

Farren nunca había confundido a Dan con sus hermanos, ni siquiera al principio. Cuando
hablaban, Dan siempre se sintió como si hubiera nacido solo en vez de tres. Farren no
entendía lo queriso que le hizo a Dan sentirse. A veces era difícil ser un trillizo. La gente veia
tres caras idénticas y pensaban que eran los mismos en el interior, como si estuvieran sellados
a partir de moldes idénticos. Nada podría estar más lejos de la verdad. Eran personas muy
diferentes. Dan era el mayor y más tranquilo, Devin siempre estaba listo para una fiesta y
Dean había sido siempre el más serio incluso antes de que su novia Lisa hubiera sido
asesinada.

Dan llamó a la puerta y luego respiró hondo para calmar los pequeños dragones picando
alrededor de su estómago. Se abrió de inmediato, pero no era la persona que Dan había
esperado ver. "Hola, Maddox."
Incluso en un buen día, el compañero de habitación de Farren le irritaba. A pesar de la cara
atractiva de Maddox y un cuerpo musculoso, era un imbécil conspirador. Dan sabía que
Maddox estaba tratando de abrir una brecha entre él y Farren, pero no dejaría que las tácticas
del idiota funcionaran.

No voy a renunciar a Farren por cualquier persona.

Maddox miró a Dan arriba y abajo como si fuera un pedazo de carne antes de que trasladó su
mirada a los hermanos de Dan con el mismo interés lascivo. "¿Estás aquí para ver a su chico?
No está. No estoy seguro de dónde está. Él no me dijo a donde iba antes de que él saliera.
Supongo que tenía una cita caliente".

Dan apretó los puños a los costados para contener el impulso de golpear a Maddox. Sin duda
Maddox jugaría a la víctima hasta la empuñadura y conseguiría a Dan expulsado de la escuela
por asalto, o al menos impediría entrar en el dormitorio de Farren, sólo para hacer las cosas
difíciles.

"¿Podrías decirle que pase?" Dan odiaba preguntar, pero él quería que Farren supiera que
todavía estaba interesado, a pesar de que cancelo otra cita.
19
Farren no contestaba su teléfono, lo que preocupaba a Dan un poco. Había dejado varios
mensajes, pero aún nada. La sensación de que algo estaba mal mantenía a Dan nervioso e
inquieto. Quería encontrar Farren-¡ahora!

"Claro, me aseguraré de decirle. ¿Cualquier otra cosa que necesites?" El tono sensual de
Maddox indicaba que le gustaría lo que Dan pidiera.

"No, gracias." Dan no confiaba en Maddox, no desde que él había hecho un movimiento hacia
Dan durante una fiesta-poco después de que Dan había mostrado interés en Farren. No le
había dicho a Farren sobre intento de beso de Maddox porque él no quería causar problemas
entre los compañeros. Eso no significaba que lo había perdonado.

"Si estás seguro. Siempre se puedes entrar y esperar." La lujuria brillaba en los ojos de Maddox
mientras barría otra mirada espeluznante hasta Dan, sin duda lo imagino desnudo.

"Aprecio la oferta, pero tenemos que seguir adelante. Adiós." Dan se dio la vuelta y se dirigió
por el pasillo. Él no esperó a que Maddox dijera algo más. No quería hablar con el compañero
de habitación de Farren menos que fuera absolutamente necesario.

Podía oír a sus hermanos siguiéndolo. El chirrido suave de sus zapatillas de deporte era un
contrapunto reconfortante para el dolor en el pecho de Dan. ¿Dónde podría estar Farren?
"¿No dijo Farren donde estaría esta noche?", Preguntó Devin.

Dan deseaba por un segundo ser un shifter como algunos de sus amigos lobos. Habría amado a
gruñir su frustración, tal vez tener un buen aullido.

"El hecho de que él no esté aquí, ¡no significa que no está estudiando!" Dan rompió. No
importa si su hermano tenía razón o no, él se negó a pensar lo peor de Farren. Tal vez eso le
hacía ingenuo.

Devin asintió. "Eso es cierto, pero, hermano, es la tercera cita que rompió. Y sólo han salido en
dos”.

"Lo sé, pero eso no lo convierte automáticamente en culpable." Dan no condenaría a Farren
de mentir antes de que él hablara con Farren de nuevo. "Cuando lo vea, yo sólo voy a
mencionar que he venido por él y ver lo que dice."

Dean frunció el ceño. "Simplemente no entiendo ¿Qué es tan especial acerca de este tipo?
Usted nunca ha tenido este comportamiento con cualquier otra persona. A Cualquier otra
persona lo hubieras pateado a la acera".

Su hermano tenía un buen punto. Dan nunca habría aceptado ser ignorado por un hombre
20
antes. Él tenía su orgullo, al parecer no funcionaba con Farren.

"Creo que es el único, Dean. Creo que podría ser mi pareja." Él suspiro de alivio al finalmente
decir lo que había sospechado. Retenerlo en secreto de Dean y Devin había pesado mucho en
él. Después de la muerte de sus padres en un accidente de coche, eran todo lo que tenía.

Dean levantó una ceja ante la vehemencia de Dan. "¿Estás seguro? Tal vez lo que desea es tan
mal que está dispuesto a tomar a cualquiera. Realmente no nos apareamos como los werekin,
ya sabes".

Dan se tragó la dura réplica que asoma en su lengua. Tal vez había estado colgando alrededor
de los werekin demasiado. Durante el tiempo que podía recordar, Dan había soñado con
encontrar a alguien a quien le encantaría simplemente él, un hombre que piense en Dan como
único en lugar de tres. Por mucho que adoraba a sus hermanos, tenía que ser un individuo, así
como un trillizo. Después de un momento de consideración, él negó con la cabeza. "No. Él es el
único."

Devin negó con la cabeza. "No se apresure en algo permanente, hermano. Aún eres joven.
Llévalo a la cama un par de veces más y asegúrese de que puede mantenerle satisfecho antes
de asentarse".
Dan se rió. Deja a Devin escoger al sexo como factor determinante de una relación.

"Usted no tiene que compartir los detalles", Dean se apresuró a decir. Su hermano apoyaba a
Dan y Devin en su sexualidad, pero él no quería oír lo que hacían en su vida sexual más de lo
que querían oír sobre el tiempo de Dean en la cama con una mujer. Era una regla no escrita,
pero funcionó para ellos.

"Sí lo hace," Devin argumentó. "Quiero que cada pequeño detalle, y me asegurare de que me
des todos los detalles sobre cómo Farren se ve desnudo."

Dan se detuvo en seco. Se dio la vuelta para mirar a su hermano. "Yo no te voy a dar los
detalles de mi vida sexual, en especial de la participación de Farren. Algunas cosas son
privadas”.

En el pasado se había intercambiado con frecuencia data historias con Devin, pero él no quiere
compartir nada sobre Farren, ni siquiera con sus hermanos. Farren era suyo y él no compartía
nada.

"Creemos que solo debes pasar más tiempo pensándolo bien antes de empezar a escoger
porcelana y cohabitación", dijo Dean. Dan pudo ver la preocupación en los ojos de su 21
hermano, pero se negó a dar marcha atrás.

Dan se pasó los dedos por el pelo. "Sé que piensas que soy demasiado joven para sentar la
cabeza. Pero cuando está bien, está bien”.

¿Cómo iba a explicar a sus hermanos cuánto Farren significaba para él? Después de sólo unas
pocas citas no tenía idea de cómo Farren se sentía por él, pero sabía que el dulce mago de
fuego tenía el corazón de Dan. Sólo esperaba que no lo pisoteara.

"Si este tipo significa mucho para usted, vamos a estar muy bien, pero si nos damos cuenta de
que hace trampa, voy a vencer a la mierda fuera de él." Dean siempre había sido el protector.

Dan le dio unas palmaditas a su hermano en el hombro. "Lo suficientemente justo."

No quería estar en las salidas con sus hermanos, pero incluso si Farren tenía otro chico, Dan
sabía que no podía dejar que sus hermanos tocaran a Farren. La idea del joven mago siendo
herido volvió el estómago de Dan. Al mismo tiempo, sus hermanos eran su sistema de apoyo y
si los herían, nunca se lo perdonaría a sí mismo. "No creo que él me esté engañando a mí. Él es
un gran tipo. Creo que simplemente tiene mucho en su mente. Parecía bastante estresado por
sus clases".
Maldita sea. Espero que no me esté engañando.

Dan puso el concepto en su cabeza, pero su corazón argumentó en contra de ello. Sus
hermanos pensaban que era un idiota por confiar en Farren cuando el mago de fuego no
parecía querer compartir sus secretos, pero el corazón quería lo que quería el corazón, y el
órgano de Dan anhelaban a su apuesto mago.

"Su gran tipo sigue cancelándolo a usted," Devin le recordó.

"Yo sé que él cancelo en nuestra cita. Usted no tiene que seguir recordándomelo. Voy a hablar
con él al respecto." Esperemos que pudiera convencer a Farren de decirle lo que estaba mal.
Dan supo por evasión ciertas cuestiones relacionadas con su magia que Farren tenía algunos
problemas que él no estaba dispuesto a compartir. Aunque Dan respeta la privacidad de
Farren, no podía evitar sentirse herido por que Farren no confiaba en él.

"¿Y si cancela de nuevo?", Preguntó Dean.

Dan tragó el nudo en su garganta. "Entonces voy a tratar con él."

Le tomó mucho esfuerzo para decir incluso las palabras y mucho menos imaginar seguir
adelante con ellas. Dan sospechaba que si resultaba necesario, romper con Farren sería una de
22
las cosas más dolorosas que alguna vez había hecho.

Dean le dio un abrazo con un solo brazo. "Por lo menos no está muerto. Usted todavía tiene la
esperanza”.

Dan asintió. La muerte de Lisa el año pasado había marcado a su hermano. Esperaba que Dean
comenzara a salir de nuevo, pero hasta ahora no había mostrado interés en ninguna de las
mujeres en el campus. Devin y Dan habían decidido dar a Dean más tiempo antes de que se
iniciar la venta agresiva para conseguir que salgo de nuevo. Lisa había sido una gran chica,
pero Dean no habían estado saliendo por mucho tiempo. Con suerte, él se recupere de su
muerte antes de que pasara más tiempo.

Un ruido fuerte saco a los hermanos de su conversación. Tres camiones de bomberos pasaron
por la calle en una fila de sirenas y luces intermitentes rojas y blancas. Los vehículos de
emergencia pararon en seco en el otro lado del patio.

"Maldita sea, ¿Qué construcción es eso?", Preguntó Devin.


Dan volvió a mirar donde Devin había señalado. Humo vertiéndose en el cielo como una nube.
El hedor del humo y ceniza saturaba el aire. Por suerte no parecía estar cerca de su residencia,
por lo que no iba a perder otra habitación.

"Espero que nadie resultara herido." Dean se mordió el labio mientras examinaba la zona.
"Creo que es uno de los antiguos estadios de hechizo."

"Pensé que no estaban siendo utilizados ya." Dan observaba las llamas dispersadas en lo alto.

"¿No está protegido contra accidentes?", Preguntó Devin.

Dan se encogió de hombros. "Tal vez las protecciones caducaron. No sé cuándo se


construyeron”.

Se suponía que todo el campus estaba resguardado contra la destrucción accidental mágica,
pero de vez en cuando los hechizos de protección fallaban. Esta parecía ser una de esas veces.

"¿Hay que ir a ver?", Preguntó Devin.

Dan negó con la cabeza. "No. Sólo nos pondremos en el camino. No es como que cualquiera de
nosotros esté capacitado para manejar el fuego”. 23
Los trillizos estaban construyendo una buena base mágica con sus talentos, pero hasta ahora,
dos años después de su formación, no habían tenido ningún tipo de magia destacada. Juntos
podrían tirar de más poder que cualquier mago a excepción de su amigo Jaynell, pero por
separado eran uno más en el rango medio de las habilidades. No es espectacular, pero no
débil tampoco. Dan sospecha que cuando se graduaran acabarían enseñando o haciendo
hechizos más grandes como un trío. Sólo el tiempo lo diría. Sus parejas románticas también
podrían afectar a su magia. Dan secretamente sospechaba que era por qué tenía una
salamandra de fuego como su avatar. A pesar de lo que dijeron sus hermanos, Dan sabía que
Farren estaba destinado a ser el suyo.

"Vamos a buscar una pizza", dijo Devin después de un momento de ver al personal de los
bomberos desplegar las mangueras. "Estoy hambriento."

"Siempre estás muriendo de hambre," Dan regañó. Por supuesto lo mismo podría decirse de
cualquiera de ellos. Todavía estaban creciendo en sus cuerpos, y que, junto con la realización
de la magia, los llevó a gastar de miles de calorías al día, una de las razones por las que había
muchos restaurantes en los alrededores de la escuela. Los hambrientos magos en crecimiento
eran excelentes clientes. Se volvieron hacia la pizzería, con la intención de llenar sus
estómagos y recargar antes de tener que apretarse el cinturón y estudiar para las clases de su
día siguiente.

Un movimiento por los arbustos tenía a Dan deteniéndose. No eran las únicas personas en el
campus por cualquier medio, pero la mayoría de los estudiantes se dirigían hacia el fuego. Esta
persona estaba corriendo lejos de ello. Sospecha lleno a Dan. Se quedó sin aliento cuando
reconoció a la persona corriendo.

"¿Farren?"

Farren se congeló a medio de paso. Dan oyó un suspiro escapar de su novio antes de que
Farren cambió de rumbo y se dirigió a Dan. Mientras Farren llegó más cerca, más ansioso el
nudo en el estómago de Dan creció. Farren tenía un agujero quemado en la parte delantera de
su camisa y él olía a humo, como si hubiera estado lleno de llamas, como una bolsa de té en
agua caliente.

"¿Qué te pasó?", Preguntó Dan. "¿Estás bien?"

Se tragó las preguntas que asoman en su lengua. Acusar a Farren de iniciar un incendio no le
ganaría cualquier punto de buen novio. 24
Farren asintió. "Sí." Se aclaró la garganta. "Estoy bien. Lamento no haber podido ir a nuestra
cita de esta noche".

Remordimiento estallado en los ojos color jerez-de Farren. Los ojos de Farren fascinaban a
Dan. Eran de color marrón casi rojizo, pero cuando él se concentró en su magia, sus pupilas
brillaban como si el fuego que dio a luz vino desde el fondo de Farren. Por suerte, eso no era
posible o Dan estaría preocupado por la salud de Farren. Seguramente una llama dentro
mataría a un usuario de magia.

"¿Tuvo algo que ver con ese fuego?", Preguntó Dean, asintiendo con la cabeza hacia la masa
de luces de coche de bomberos, el humo y gente.

Por desgracia, sus hermanos no tuvieron problemas acusando al interés amoroso de Dan de
conducta impropia.

Farren no parecía irritado por la pregunta. Respondió sin signos de malestar. "No. Yo estaba en
un ala diferente. Yo ni siquiera sabía que había un incendio hasta que llegué afuera. Llegue
terriblemente cerca, sin embargo."
"¿Por qué estabas allí? Yo no creo que hubiera alguna habitación libre." Devin ni siquiera trató
de sofá la cuestión en algo menos acusatorio.

Farren se encogió de hombros. "Ellos tienen algunas. Yo pensaba que el ala se había cerrado,
sin embargo." Él asintió con la cabeza hacia el fuego.

Una vez más, Dan podía sentir ningún engaño en Farren. Él cerró los dedos, resistiendo el
impulso de tocar la piel expuesta.

Dean levantó el interrogatorio. "¿Qué pasó con tu camisa?"

Farren miró el agujero y metió el dedo a través de él. "Mis manos estaban demasiado caliente
cuando me las puse de nuevo. Consecuencia de ser un mago de fuego".

"Deja de interrogarlo." Dan miró a sus hermanos. Interesado como estaba en las respuestas de
Farren, Farren no merecía ser recogido aparte. "¿Por qué no van a conseguir una mesa? Estaré
ahí."

Sus hermanos no se movieron.

Los ojos de Farren reunieron Dan como si estuviera tratando de determinar los pensamientos 25
de Dan. "Usted puede ir con sus hermanos. Estoy bien. Siento haber tenido que cancelar, pero
estoy un poco estresado por lo de mañana".

"¿Por qué? ¿Qué está pasando? "Dan sabía que Farren tenía una clase que estaba preocupado,
pero no sabía si Farren tenía algo en particular que le preocupaba.

"Tengo que llamar a mi avatar para la clase. Yo no creo que vaya a ir muy bien”.

Dan se encogió de hombros. "No todo el mundo puede hacerlo la primera vez. Puede ser que
tome un poco de práctica”.

"¿En serio?" El alivio completo en la expresión de Farren dijo a Dan que Farren realmente
había hecho hincapié en ello.

"Claro, le tomó a Devin tres intentos," Dean ofreció.

Devin asintió ante la declaración de Dean. "Es cierto."

"¿Qué tienen como avatares los tres?", Preguntó Farren.

Dan señaló a cada uno de ellos a su vez. "Tengo una salamandra, Dean tiene un monstruo de
gila y Devin tiene un gecko*."

*Son distinto tipo de largartos, creo


"Eh, interesante."

Dean se encogió de hombros. "Somos trillizos."

Habían estado ligeramente sorprendido de que no tuvieran avatares idénticos, pero Jaynell se
mantenia diciéndoles que eran diferentes en el interior. A veces, incluso Dan tenía problemas
para recordar eso.

Devin palmeó a Dan en la parte posterior. "Iremos a conseguir una mesa y pediremos nuestra
orden. Bonito verte de nuevo, Farren. Le invitamos a unirse a nosotros si quieres".

Dean asintió con la cabeza.

Dan dejó escapar un suspiro de alivio cuando sus hermanos se fueron con un gesto amistoso.

"Ellos me odian", dijo Farren.

Una risa asustada salió de Dan. "¿Cómo llegaste a esa conclusión desde una invitación a comer
pizza?"

Farren se encogió de hombros. "Es una sensación que tengo. Son muy protectores de usted y
piensan que soy un culo para cancelar nuestra cita".
26
Dan no podía discutir exactamente con esa lógica. "Están preocupados de que me estés
engañando."

"¡Yo nunca haría eso!"

Tono horrorizado de Farren aligeró el peso de Dan. Cualquiera que sonara tan ofendida ante la
idea no podía hacerlo, o al menos eso es lo que se dijo. Él estaría dispuesto a pasar por alto
casi cualquier cosa, siempre y cuando él no perdiera a su amante.

Dan dio un paso adelante hasta que llena el espacio personal de Farren. "Entonces, ¿por qué
no dejas de cancelar nuestras citas y podemos pasar más tiempo juntos?"

Teniendo la oportunidad, él rozó sus labios con los de Farren.

Un suave gemido lo saludó. Farren apretó más a Dan, aniquilando el pequeño espacio que
queda entre ellos. Sus lenguas se enredaron por el dominio, pero sin que ninguno estuviera a
cargo, ya que fácilmente pasan el liderazgo de uno a otro. Cuando el oxígeno comenzó a
escasear, se separaron para tomar aire.
Farren lamió los labios y el pene de Dan se animó para tomar nota. Necesitaba esa boca en él.
"Yo quiero que me chupe." Dan se sonrojó como las palabras se derramaron de sus labios sin
un filtro.

"Quiero eso también." Una mirada vidriosa cruzó el rostro de Farren como si estuviera
imaginando el acto. Farren negó con la cabeza después de un momento, como si rompiera de
un deslumbramiento. "No puedo."

"¿Por qué no?"

"Porque estamos de pie en medio del campus." Farren dio un paso atrás y fuera del alcance de
Dan.

Dan contuvo un gruñido por el movimiento. No le gustaba ningún espacio entre ellos, pero eso
no significaba que tenía que actuar como un culo. Nunca había sido tan posesivo antes. Miró a
su alrededor y vio a más personas caminando alrededor. El fuego debe estar bajo control si los
estudiantes se estaban dispersando.

"Hmm, buen punto. Me he enterado de que mi dormitorio está vacío ya que mis hermanos
están consiguiendo pizza..." Dejó caer frase al final. Farren tuvo que estar de acuerdo al final. 27
Él podría querer a Farren hasta que sus manos temblaban de lujuria, pero él no lo presionaría
para que haga nada.

"¿Crees que van a entender?"

Alivio barrió a Dan, robando el aliento por un momento. "Voy a enviarles un texto rápido para
advertirles que toman su tiempo para comer." Dan sacó el teléfono de su bolsa y
frenéticamente tecleó un mensaje. Tuvo que retroceder mucho porque sus dedos temblaban
de emoción. No sería la primera vez que uno de ellos había utilizado su habitación como un
lugar para el romance, pero nunca se había sentido tan importante.

"Vamos." Farren entrelazó los dedos de la mano izquierda con la derecha de Dan. Tomados de
la mano, cruzaron el campus.

Dan podía comer más tarde. En este momento él tenía cosas más importantes que hacer.
Capítulo 3

La frecuencia cardíaca del Farren se duplicó. Se agarró el mango de su apretada mochila para
ocultar el temblor de sus dedos. La emoción y los nervios le hacían inquietos. Él no podía
decidir si debía correr o saltar sobre los huesos de Dan. Estaba inclinado a hacerlo.

Cuando se había despertado en el estadio, había estado desorientado. Pero le había dicho la
verdad. El fuego en la otra parte del edificio no tenía nada que ver con él. Su contención había
ayudado.

Y a pesar de que su hombro le dolía y todo su cuerpo palpitaba por el cansancio, Farren no iba
a rechazar la oportunidad de tener sexo con Dan. Tenía sueños húmedos sobre tocar la piel de
Dan.

Tal vez si tenía suerte, un pequeño dragón como Betina apareciera cuando llamara a su avatar.
A pesar de lo que el djinn había dicho, Farren necesitaba un avatar. Si accede a su magia y se
transforma en una bestia, sabrían con certeza que Farren tenía sangre anormal en su interior.
Esperemos que tuviera suficiente sangre mágica para convencer a algo que sea su avatar.

En este punto, era poco lo que podía hacer para detener cualquier criatura que planeaba 28
venir. La buena noticia de que los trillizos que no habían sido capaces de llamar a su avatar de
inmediato alivió algo de su estrés. Tal vez podría posponerlo hasta el final del trimestre y el
contrabandeaba una bestia relativamente inofensivo para reclamar. No era como si el maestro
supiera si Farren había llamado o no.

Dan se rió del mensaje en su teléfono. "Dean dice que tenemos una hora antes de que están
regresando y trayendo pizza, y él no quiere ver alguna pieza de hombre desnudo."

Farren sonrió ante el evidente amor Dan tenía por sus hermanos. Él sólo tenía un miembro de
su familia cerca de su misma edad, y su prima Betina era un psicópata. El día que había dejado
él nunca había estado tan feliz de arrojar esa conexión, pero ahora no era el tiempo para
cavilar sobre el pasado, era el momento para el sexo caliente y posiblemente la construcción
de una relación con Dan. Tal vez si llegaba a conocer al mago lo suficientemente bien, Farren
sería capaz de determinar si se podía confiar su secreto.

"¿Usted tiene una salamandra como tu avatar?"

"Sip. Lo llamé Kimo. Él es muy lindo. Él es más grande que una salamandra regular y puede
envenenar con su toque".
"¿Eso significa que usted tiene una afinidad con el fuego?" La mayoría de los magos tenían una
tendencia hacia alguna especialidad.

Dan negó con la cabeza. "Yo no lo creo. Ni mis hermanos ni yo parecemos tener ninguna
habilidad especial en particular. Tenemos una buena magia general, pero eso es todo".

"Eh." Farren nunca había oído hablar de eso antes. "Tal vez lo que no ha entrenad su poder.
¿Qué pasa con el resto de su familia?"

"No sabemos. Fuimos inseminados artificialmente a partir de un donante de esperma


anónimo. Nuestro padre tenía un recuento bajo de espermatozoides y nuestra madre no era
maga en absoluto. Toda nuestra capacidad viene de nuestro donante de esperma misterioso.
Nuestros padres murieron en un accidente de coche hace dos años, por lo que nunca
sabremos nada más".

"Siento oír hablar de eso."

Dan se encogió de hombros. "Nunca fuimos especialmente estrechos. Eran más cerebral que
amor".

Tal vez era por eso que los trillizos estaban tan unidos. Si Farren hubiera tenido hermanos,
29
seguramente habría estado más cerca de ellos que a su padre insensible. Un pensamiento
callejero le hizo preguntarse: "¿Es raro?"

"¿Qué es lo raro?"

"Sin saber su historia familiar. No creo que me gustaría no saber de dónde proviene mi magia".

Él habría ya muerto por sobredosis mágica si no hubiera sabido por qué se puso tan caliente
después de una prolongada falta de uso de magia. Sin saber de la muerte de su madre, Farren
podría haber muerto de no saber el origen de su sobrecarga de energía.

Dan se encogió de hombros. "No es gran cosa. No somos lo suficientemente fuertes para
nuestra magia para causar ningún problema real".

Farren frotó la espalda de Dan. "Creo que subestimas a ti mismo."

Dan negó con la cabeza. "Yo no. Nunca voy a ser el genio que Jay es, o incluso Kevin con sus
capacidades curativas. Yo y mis hermanos son más fuertes juntos. Y está bien".
Farren no conocía a Jay o Kevin, pero él conocía a los trillizos. No tenía la menor duda de que
iban a hacer algo más que salir adelante. Él no conocía a ningún otro conjunto de trillizos en el
mundo mágico.

"Tal vez cada uno sólo tiene que encontrar su mitad". Muchos magos incrementaban su
capacidad cuando se encontraron con su otra mitad, algo acerca de tener magia compatibles.

Dan sonrió. "Espero hacerlo."

Habían llegado al edificio de residencia antes de que Farren pudiera decir nada más. Siguió a
Dan por dos tramos de escaleras y esperó para abrir la puerta. Dan abrió la puerta, tiro a
Farren al interior y luego cerró la puerta detrás de ellos. Farren gimió en el beso cuando Dan lo
inmovilizó contra la pared. El calor curvó alrededor del cuerpo de Farren en un camino lento,
lujoso, deslizándose por su columna vertebral y endureciendo su eje.

"Maldita sea, me pones caliente", Dan susurró contra la boca de Farren.

Farren se echó hacia atrás. Preocupado, se llevó una mano a la frente de Dan. "¿Estás bien?"

Dan se rió. "No lo digo literalmente."


30
"Oh." Farren sonrojó. "Lo siento, Yo-yo soy un mago de fuego. Yo no sabía si te estaba
haciendo daño".

Las mentiras que se derramaban fuera de su boca volverían a perseguirlo algún día. ¿Cómo
podía ocultar la verdad de un hombre que quería comenzar una relación con? Farren dejó de
lado su conciencia. Más tarde se preocuparía de las mentiras. Si esta cosa con Dan se convertía
a largo plazo, entonces el tiempo de confesión podía comenzar.

"No, bebé, no me duele. Sé que no me harías daño." Dan tomó la mejilla de Farren en un gesto
tan tierno que casi lo fundió.

"Espero que no." Habia muchos niveles de dañar a alguien. Farren no quería a hacer daño a
Dan de ninguna manera.

"Lo sé." Dan levantó la mochila de Farren sobre su cabeza y la colocó junto a la puerta.

Farren deseó tener la misma confianza. Aun así, no podía negar que quería al magnífico mago.
Se inclinó hacia delante y capturó la boca de Dan con la suya. Se froto contra Dan, él disfrutó
de la protuberancias rosándose juntas. Él sufría por Dan con un dolor en su corazón y una
herida en su alma.
"Ven a mi cuarto."

La suite Stewartson estaba en la esquina del edificio. Dan le había dicho cuando se
encontraron que debido al trauma que los trillizos habían experimentado en la escuela, fueron
capaces de tomar sus propias habitaciones. Su dormitorio era más como un apartamento de
dos dormitorios con dos camas individuales en cada dormitorio y una pequeña zona común en
el medio. Dan tenía una habitación para sí mismo desde que Kevin ya no vivía allí.

Tropezaron a la habitación de Dan, sin éxito, tratando de quitarse sus zapatos mientras
caminaban.

Dan señaló a Farren. "Te quitas la ropa y quitas la mía. Si quitó su ropa esto estará terminado
antes de empezar".

Farren sonrió. El pensamiento de Dan queriéndolo tan mal que se vendría antes de que
comenzara, impulsó su ego a alturas estratosféricas. "Yo puedo hacer eso." Farren se quitó sus
zapatos, pantalones y camisa con una velocidad récord. Luego esperó impaciente a que Dan
siguiera su ejemplo.

En cambio, el magnífico mago se quedó mirando. 31


"Maldita sea, eres hermoso." La voz baja de Dan había hecho que Farren rodara los ojos.

"Me gustaría decir lo mismo, pero usted todavía está vestido."

"Mmm, sí." Dan un paso adelante y cayó de rodillas. "Tengo una idea mejor."

Dan envolvió su mano alrededor de la erección de Farren y le dio una lamida.

"Oh, mierda." Farren apretó los puños, sin saber si debía tocar a Dan o no.

"Adelante, agarre mi cabello. Me gustan los hombres que toman el control cuando estoy en
mis rodillas".

"Yo no quiero hacerte daño", Farren confesó. Nunca había tenido un chico dándole una
mamada mientras él estaba de pie antes.

"Estaré bien. Ahora tire de mi pelo y follar mi boca y yo te considerare el mejor novio."

Farren rió y su ansiedad se fue volando por debajo con la determinada alegría de Dan.
Sin previo aviso, Dan tragó Farren de nuevo. Farren agarró instintivamente cabello de Dan y se
aferró mientras empujaba, extendiendo los labios besables de Dan alrededor de su pene.
Aspiración gloriosamente el sacó a Farren más lejos en la caverna caliente de la boca de Dan.

"Oh mierda," susurró. Él no tenía una manera de resistir el toque de Dan. En ese momento se
debatía entre odiar a cualquiera que alguna vez había tenido sexo con Dan antes y con ganas
de darles las gracias por la experiencia de Dan.

"Voy a venirme", advirtió.

Dan se quitó. "No. Aún no. No estoy dentro de ti".

Farren congeló. "YO…"

Dan se puso de pie. "En la cama."

Farren instaló torpemente en la cama doble. No habría un montón de espacio para maniobrar,
pero no era como si su cama habría habido más espacioso. Esta sería la primera vez que
hicieron el amor en el dormitorio de Dan ya que Maddox normalmente no estaba en el de
Farren y Dan no quería lidiar con las burlas de sus hermanos.
32
"Creo que querías que chupan que hace unos minutos", Farren recordó Dan. Le encantaba el
sabor de su amante en su lengua. Una vez Dan subió a la cama a su lado, Farren se deslizó por
el cuerpo de Dan, colocando besos y lamidas por el camino. Él pellizcó la cadera de Dan luego
lamió su saco, tarareando alegremente. El sabor de Dan explotó a través de la boca de Farren.

Yum.

Copiando la conducta anterior de Dan, le lamió el pegajoso líquido preseminal de la punta y


luego envolvió sus labios alrededor de la cabeza esponjosa cálida y chupó tentativamente.
Farren no tenía mucha experiencia dando este tipo de trabajo, pero él era un estudiante
entusiasta.

"¡Siiii!" Dan silbó.

Farren cerró los ojos para concentrarse en la textura y el sabor de su amante. Podía saborear a
Dan todo el día, pero de las manos de Dan que estaban en su pelo sabía que no iba durar
mucho.

Envolvió la mano alrededor de la base de la erección de Dan y asintió con la cabeza hacia abajo
más allá, dejando que la punta de la polla de Dan se deslizara por su garganta. Se detuvo
cuando comenzó a ahogarse y retrocedió un poco. Se centró en la succión más duro y
apretando ligeramente en la base. Se pasó la lengua debajo de la cabeza. Súbita inhalación de
Dan le hizo repetir el movimiento.

"Lento, bebé. Voy a venirme."

Farren tarareó. Había leído acerca de hacer eso en un libro el romance de una vez.

"¡Oh, mierda!" Dan gritó, luego vertio su semilla en la garganta de Farren.

Farren tragó varias veces, tratando de mantenerse al día con el fluido que sale a borbotones.
Algo chorreaba por su barbilla, pero él estaba contento con su habilidad general.

"Lo hiciste bien", Dan estuvo de acuerdo como si pudiera leer la mente de Farren.

Farren lamió los labios, saboreando el sabor de su amante. "Gracias."

"Ahora ven aquí y dame un beso." Dan agarró los hombros de Farren y lo arrastró hacia atrás
hasta que estaban boca a boca, Farren acostado en la parte superior.

Después de una larga sesión de lenguas enredadas, Farren se desplomó contra su amante.
"Eso fue genial, gracias."
33
"De nada." Dan se acurrucó cerca de él.

Cuando los ojos de Farren comenzaron a decaer, Dan volvió a hablar. "¿Qué es esto?"

"¿Que es qué?"

Dan apretó un punto en el hombro de Farren. "Esta marca. ¿Cuándo usted tiene tiempo para
hacerse un tatuaje?"

Farren puso sus dedos donde Dan estaba tocando. Las palabras del djinn sobre una marca
resonaban en su cabeza. Farren sentó. "No es nada. Una cosa de la familia".

"¿Qué significa?" Dan tomó la mejilla de Farren lo que le obligó a mirarlo.

"Yo realmente no quiero hablar de ello." Un escalofrío se deslizó a través de su cuerpo. ¿Y si el


djinn había hecho algo a Farren? ¿Podría ser poseído ahora que tenía una marca djinn?
Tendría que hacer una investigación para descubrir qué demonios estaba pasando. "Hey,
¿podría tomar una foto de él para mí para que yo pueda ver cómo se está curándose?"
"Um, seguro." Dan agarró su teléfono de la mesa auxiliar. Rápidamente tomó una foto y luego
se la devolvió. "Aquí tienes. Voy a mandarte un mensaje con una copia. ¿Se ve cómo usted
esperaba?"

El corazón de Farren dio un vuelco. Se mordió el labio mientras examinaba la imagen. Una
serie de palabras se arremolinaba en un círculo. El idioma no era uno que Farren supiera leer.
Dudaba que nadie en este plano conociera el idioma.

¡Mierda!

"Sí, es perfecto. ¡Gracias!" Esperaba no sonara enfermo cuando su estómago se volvió.

"¿Qué dice?"

Farren se encogió de hombros. "No lo sé. Mi abuelo lo diseñó."

"Oh, bueno, se ve bien."

"Gracias."

"Será mejor que me vaya." Ahora que Dan lo señaló, la marca en su hombro herido como si
alguien había enterrado un tridente rojo brillante debajo de su piel. Odiaba tener sexo y
34
correr, pero necesitaba ver si podía averiguar más sobre su marca.

"¿Estás seguro? Mis hermanos traerán la pizza pronto. Usted probablemente no ha tenido
tiempo para comer. "Dan deslizó una mano por el pecho de Farren en una acción injusta de
manipulación que tenía a Farren listo para babear.

"Yo no creo que sea por la pizza por lo que usted está de humor."

Dan sonrió. Se puso de pie y se deslizó en el pantalón y la camisa. "voy a caminar hacia atrás.
Yo no quiero que te sientas presionado, incluso para quedarte. Respeto su necesidad de estar
preparados para la clase, aunque me gustaría que no te fueras”.

"Gracias." Farren deseaba que fueran la verdad. Si la verdad salió y Dan terminaba odiándolo,
él quería que todos sus recuerdos sean buenos.

Esperó mientras que Dan se puso los zapatos. Farren se había deslizado y vestido mientras que
Dan se vestía.

Farren abrió la puerta para encontrar a Dean y Devin en el exterior, ambos llevan grandes
cajas de pizza. Wow, la hora había pasado rápidamente. "Hola chicos, me iba."
Dan pasó un brazo alrededor Farren. "Voy a acompañarlo a su dormitorio. Vuelvo a la directo".

Farren resistió rodar los ojos. Fácilmente podría acabar con cualquier persona que le diera
algún problema. No le hacía falta su grande y malo novio a para llevarlo al otro lado de
campus. "Puedo hacerlo por mi cuenta, ya sabes."

Devin resopló. "Deja que te lleve. De lo contrario, vamos a escucharlo durante los próximos
veinte minutos”.

Dean asintió con la cabeza.

"Bueno, si los ayudo." Farren fingió pensar en ello.

Dan pellizcó el culo.

"Ouch". Farren se frotó la parte del cuerpo maltratado y se deslizó más allá de los hermanos.
"Hasta luego, muchachos."

Calidez tranquilizadora de Dan a su lado tenía a Farren tomándose su tiempo para dar un
paseo por el campus.

"¿Me pregunto qué causó el fuego?", Preguntó Dan.


35
Farren se encogió de hombros, jadeando como el dolor atravesó su hombro como vidrios
rotos. "Podría haber sido cualquier cosa. Estos edificios son mayores y a veces sus
protecciones se rompen si no se renuevan cada año".

"¿Cómo sabes eso?"

"Leí un libro sobre la arquitectura de principios de la escuela. Todos los realmente buenos
hechizos tienen que ser renovado anualmente, pero con el director arrestado, ellos no podrían
haber estado tomando el cuidado de las renovaciones." Farren había hecho su investigación
antes de decidirse a asistir a esta universidad.

"Eh. Si tienes razón, alguien va a conseguir su culo regañó por eso. La junta escolar no tomará
esta negligencia a la ligera, sobre todo si alguien resultó herido." Dan frunció el ceño ante el
edificio quemado a lo lejos. "No se ve como si se hubiera extendido. Están probablemente sólo
limpiando los escombros ahora".

Si el djinn había dicho la verdad, Farren no tendría que purgar su magia más. Él debe ser capaz
de canalizar su energía extra en la lámpara. Por suerte, la lámpara encogida no debe llamar la
atención de su compañero de piso entrometido. Giraba en el cinturón de Farren mientras
caminaba. Le gustaba mantenerlo cerca. Cada vez que la tocaba, la lámpara se llevó los bordes
afilados de su magia.

"Debemos revisar nuestros dormitorios y ver cuando fueron renovadas la última vez", dijo
Dan.

Farren sabía de su investigación que cada dormitorio tenía un sello de renovación en la


entrada principal a la lista de su certificación cada vez que el equipo de mantenimiento
actualiza el hechizo de protección. Hasta ahora Farren no había dado más que una mirada
superficial. "Si le falta, debemos informar al director Candine, y tienen a cuidar de ello."

"Lástima que ella es temporal. Ella quiere retirarse y vivir en las montañas o algo así ", dijo
Dan.

"Sí."

Los pensamientos giraban en torno a la cabeza de Farren. ¿Había el djinn comenzado el fuego
para destruir a punto de la práctica de Farren y obligarlo a utilizar la lámpara? No le gustaba
ser sospechoso, pero no pudo evitarlo. Incluso con la misma sangre mágica quema a través de
sus venas, Farren no confiaba en los djinn. 36
Farren plantó un beso en la boca de Dan. No podía resistirse. Cada vez que se puso de pie más
de unos pocos metros de distancia que tenía que tocarlo. Provar. Devorar. Si él fuera un lobo,
él declararía a Dan como su compañero y nunca lo dejaría ir otra vez. Desafortunadamente los
magos no consiguieron la tarjeta de acoplamiento automático. Pueden encontrar a sus
compañeros del alma, pero sólo era un bono por el trabajo duro.

Dan tomó la parte posterior de la cabeza de Farren y lo mantuvo quieto mientras devoraba la
boca de Farren como si Farren fuera el último sorbo de agua en el desierto de verano.

Un silbato de un transeúnte los hizo separarse, jadeando.

"Vamos a llevarte a tu dormitorio."

Farren no sabía si podía manejar a Dan cerca de su cama sin abalanzarse. Tenía que poner un
poco de distancia entre ellos. "Creo que puedo hacer el resto del camino por mi cuenta."

"No tengo dudas de que puedas, pero como he dicho, ya la novia de Dean fue asesinada el año
pasado me preocupo por la gente que me importa deambulando sola por la noche."

Farren rápidamente reprimió su esperanza ante las palabras de Dan. Por mucho que le gusta
Dan, él no quería arrastrar a Dan en su drama.
"Realmente me gustas demasiado." Farren echado Dan una mirada de reojo a través de sus
pestañas. "Me fastidió mucho no poder ir a nuestra cita."

No era mentira, porque él preferia pasar tiempo con Dan que con un djinn psicótico tratando
de convencer a Farren que era inocente de todos los delitos. Farren de alguna manera dudaba
de que su abuelo fuera tan inocente como él demandó.

"Yo también. No quiero que pienses que soy acosador, pero todavía estoy interesado”.

Farren dejó escapar un gran suspiro. "Bien. Tenía muchas ganas de salir contigo esta noche,
pero tuve que practicar”.

"Comprensible. Le dije a Maddox que te avisara que pase, pero me sorprendería si lo hace".

"Me sorprendería demasiado. Maddox tiene una verdadera erección para usted." Farren
cambiaron la correa de su mochila y jadeó.

"¿Estás bien?"

"Sí, sólo mi nuevo tatuaje."

"No debe aún hacerle daño. Se veía completamente curado. Kevin me enseñó algunos
37
hechizos de curación. ¿Quieres que probar uno?"

"No" respuesta apresurada de Farren tenía Dan alzando la ceja. "Gracias pero no. Estaré bien.
Es sólo, probablemente, un moretón”.

Farren deseó tener alguna influencia mágica. Desafortunadamente, genios eran más sencillo
criaturas de tala y quema, no persuadir y convencer. No sabía lo que sucedería si Dan
intentaba un hechizo de curación en su marca djinn. La colisión entre magia probablemente no
sería una buena cosa.

"¿Qué estabas haciendo en realidad esta noche? Te ves como si estuvieras atrapado en un
incendio”.

Farren palideció. "¡Yo no hice nada!" Él hizo una mueca cuando su voz alcanzó un alto chillido.
Vaya manera de hacer que Dan le crea.

"Oh, bebé, ¿qué pasó?" Dan dejó de caminar y utilizó sus manos enlazadas para tirar a Farren
en sus brazos.
Farren asentó con la cabeza en el hombro de Dan, tomando el breve poco de consuelo que
podía del toque de su amante. Una vez que todo salió, dudaba que Dan le permitiera tan cerca
de nuevo.

"Nada. No podría haber sido yo. Yo estaba en un campo de contención." Farren negó a
reclamar la responsabilidad por el fuego. Había contenido la llama del djinn. La pequeña voz
en la parte posterior de la cabeza se preguntó cómo el djinn había sido capaz de marcarlo,
pero se metió esa idea de la cabeza.

"Bueno. Está bien, bebé. Siento haber dudado de ti”.

Suspirando, Farren permitió que Dan lo abrazara.

Dan frotó la espalda y luego se sacudió las manos lejos. "¡Ay!"

Farren salió del abrazo de Dan con el grito de Dan. "¿Qué pasó?"

Dan levantó la mano roja. "Su espalda está caliente."

"¿Estás quemado?" Farren agarró la muñeca de Dan para examinar la piel. Tomando un poco
de la frescura del aire alrededor de ellos, que se filtró en la mano de Dan, hasta el 38
enrojecimiento alivió.

"¿Mejor?"

Dan presiona la piel con el dedo. "Si gracias. Pensé que tenía que ser el que le ayude”.

Farren sonrió. "Lo hiciste. Sólo quiero ir a mi dormitorio y acostarme. Vamonos."

Se dio cuenta de la expresión de Dan que quería hacer más preguntas, pero su agotamiento
debe de haberse mostrado en su cara porque Dan envolvió un brazo cuidado alrededor de él y
lo llevó hacia su edificio. El estómago de Farren anudada con ansiedad. Necesitaba a Dan, pero
¿cuánto tiempo podía ocultar la verdad de su amante?

El corazón de Farren tartamudeó en su pecho, una bestia salvaje e indómita tratando de


liberarse de su cuerpo. Terminaron su caminar en silencio. Ninguno de los dos debe de haber
sabido qué decir. Farren no podía forzar las palabras a través de sus labios. Si se contuvo una
mentira al no pronunciar la verdad, ¿es la honestidad o una pendiente resbaladiza hacia el
engaño y el lado oscuro de convertirse en un djinn? Casi podía sentir las paredes de fuego de
su jaula genética que le rodea.
Capitulo 4

Farren despertó sin aliento. Dolor ardiente atravesó su hombro como si alguien hubiera
apuñalado un atizador caliente en su cuerpo y se arremolinaba a su alrededor, agitando sus
entrañas. La marca. De alguna manera el djinn había hecho algo a él. Farren cerró los ojos
tratando de tener una idea de la marca en su espalda. Aspiro y lanzó respiraciones largas y
lentas, buscando en su memoria para todos los consejos que había aprendido en cuanto a la
búsqueda de maldiciones. La incertidumbre sobre lo que el djinn había hecho con él era como
una bestia temible, en cuclillas sobre su pecho y aplastando la vida fuera de él.

"¡Mierda!" Su espalda se inclinó y apretó los puños, tratando de mantener el dolor dentro y no
gritar. Alertar a todo el alumnado de su situación no sería la cosa más sabia que hacer. Se
mordió el labio. El sabor metálico de su sangre le llenó la boca. Maldita sea, ahora tendría que
explicar la costra a Dan la próxima vez que nos reuniéramos.

El sudor vertido a Farren en chorritos como si la agonía se apretaba la humedad de su cuerpo.

"Relájese, mortal."

Las palabras vibraban en su cabeza, haciendo eco a través de su cerebro y deslizándose a 39


través de sus pensamientos como un rastro ardiente. La voz del djinn consume Farren hasta
que todos sus sentidos se centraron en que una sola voz y el resto del mundo habían
desaparecido bajo un manto de nieve sin sentido.

"¿Qué me hiciste?", Preguntó Farren. Echó una mirada inquieta alrededor de su habitación,
pero se relajó cuando el djinn no salió de debajo de la cama o de la pared.

"Hay que aprender a aprovechar sus poderes. Cuanto más fuerte sea, más fácil será para
dirigir".

"¿Qué me hiciste?" Farren se negó a continuar este chat sin obtener una respuesta a su
pregunta. Tenía que averiguar que le había hecho el djinn, para descubrir si tenía que ir a una
de esas personas modificadoras del cuerpo y tener una marca colocada sobre su marca djinn.
Dolería como un hijo de puta, pero no sería controlado mentalmente por un djinn malvado
tampoco.

"Simplemente he hecho que sea más fácil para nosotros para hablar. La marca le da la mayor
parte de la potencia de un djinn completo. Transformación, control del fuego y la comunicación
psíquica a través de planos. Como usted no es realmente tan poderoso como yo, no te podría
dar la posibilidad de poseer a otro, pero usted debería ser capaz de hacerlo bien con lo que se
les dio".

Alivio apartó algunos de angustia de Farren. Él no tenía ningún deseo de tomar el cuerpo de
nadie. Averiguar que el djinn no podía dar eso a él ciertamente no arruinaba su día.

"Voy a ayudarle a alcanzar su pleno potencial. A su vez, usted me ayude a hacerme cargo de su
mundo".

"¿Qué obtengo de ello?" Farren espera desesperadamente que el djinn no pudiera leer su
mente. Se vistió frenéticamente mientras esperaba una respuesta.

"Poder, muchacho. Usted obtiene todo el poder que usted podría desear. Vaya a sus clases o lo
que tienes que hacer para ocupar su día. Estaré en contacto. Tal vez deberías pasar más
tiempo con su novio. Parece un buen tipo”.

La presencia del djinn desapareció. Farren cayó sobre la cama, jadeando.

Él sabe de Dan.

Hasta ahora el djinn le había preocupado, pero no tanto hasta que él había mencionado a Dan 40
tenía a Farren verdaderamente preocupado. Farren tenía que encontrar una manera de
bloquear la poderosa criatura de su mente al mismo tiempo tratando de descubrir todo de la
marca en su espalda. Farren no sólo tenía sangre djinn, su padre había sido un usuario de
magia con talento en su propio derecho. Tal vez podría encontrar un hechizo para revertir la
marca o algo. Tenía que ir a la biblioteca.

Farren miró el reloj en la pared. Tenía diez minutos para llegar a clase. Farren se despojó
rápidamente de su ropa, agarró una pelota hechizo de actualización, que activaba el hechizo
entonces se vistio con ropa nueva dentro de los cinco minutos. Agarrando su mochila, corrió
hacia la puerta y rápidamente dio la vuelta al bloqueo detrás de él.

Se preguntó brevemente dónde Maddox había ido pero apartó su curiosidad en su prisa por
llegar a clase. Como de costumbre, fue el último en llegar. Además Farren, había otros nueve
estudiantes. Profesor Firestorm frunció el ceño, pero no dijo nada. Unas sonrisas maliciosas de
sus compañeros de clase no tranquilizaban a Farren que su día sería ser mejor. Nunca había
engranado bien con los otros estudiantes. Tal vez podrían sentir que no era como ellos.

León, un mago del agua, se situó en la parte delantera de la clase agarrando su piedra de
enfoque en la mano. Su rostro delgado se volvió más pálido mientras se concentraba. Si el tipo
no era tan idiota, Farren hubiera estado preocupado por la cantidad de esfuerzo que parecía
estar tomando León, por no hablar de la bienvenida.

Profesor Firestorm asintió a Farren pero rápidamente se volvió hacia el mago de agua.
"Adelante, León, intente llamar a su avatar de nuevo", el profesor ánimo.

¿Cuántas veces León lo había intentado antes? Farren se acomodó en su asiento para mirar.
Quizás Leon tomaría toda la puta clase y Farren podía pasar por alto este proceso horrible y
hacerlo más tarde, mucho más tarde. Por ahí después de que él descubriera cómo llamar a un
conejo o alguna otra criatura esponjosa.

Satisfecho que no había conseguido un culo de masticado por su tardanza, Farren trató de
guardar silencio. Su hombro se estremeció y quemo como si el djinn estuviera tratando de
influir en él de alguna manera. Él frotó distraídamente en la marca, con la esperanza de la
sensación se desvanecería. Si no, sería un largo tiempo antes de que se sintiera cómodo en su
propia piel.

León cerró los ojos, apretó los puños y murmuró una especie de oración acuosa. Contener la
risa nunca había sido más difícil.
41
Después de repetir su mantra durante varios minutos, un chasquido fuerte llenó la habitación.
Un pequeño, dragón de agua flotaba en el aire. Dio un resoplido suave de saludo.

Farren sonrió a la criatura linda. Él esperaba que conseguir algo que inocuo como su avatar.

La clase aplaudió.

"Felicidades, León," dijo el profesor Firestorm.

"Lamentable", la voz de los djinn se hizo eco en su cabeza. Farren cerró los ojos. El djinn que
habla en su cabeza era como tener un amigo imaginario constante que nunca se iba.

"Tú eres el siguiente, Farren."

Por supuesto que lo era. A Firestorm disgustaba sin razón. Tal vez no debería haber hecho
caras cuando Firestorm había anunciado que iban a practicar llamando a su propio avatar.

"Sí, profesor." Farren no trató de retirarse de ello. Firestorm no dudaría en reprobar a un


estudiante que no intente una evocación.

Farren ni siquiera fingió entusiasmo mientras caminaba delante de la clase. El pequeño dragón
de León ya se había evaporado. Farren no sabía si el mago de agua se había despedido de su
avatar o si él no era lo suficientemente fuerte como para sostenerlo. De cualquier manera, él
había tenido éxito donde Farren probablemente no.

León sonrió mientras Farren se acercó, pero no dijo nada. Probablemente no quería perder su
lugar como favorito de la clase. Por alguna razón, a Firestorm le gustaba el mago engreído.
Farren apretó los dientes y resistió el impulso de decir algo mordaz.

Farren trató de recordar todo lo que el profesor Firestorm les había enseñado. Tuvo que al
menos dar la impresión de tratar de llamar a un avatar. Un intento fallido era todavía un
intento. Firestorm no sabría cuánto esfuerzo Farren puso en el proyecto. Él podía fingir una
cara concentración, así como el siguiente estudiante, bueno, por lo menos tan buena como
León.

"¿Dónde está la piedra?" Firestorm preguntó con voz dura.

Farren sacó a regañadientes su rubí de su bolsillo. "Aquí."

El asistente del equipo mágico le había asignado la piedra. El gnomo bastante había dado un
vistazo a Farren y le entregó un rubí del tamaño del puño de un bebé si el puño pertenecía a
un bebé troll. Farren tenía que tener cuidado donde la dejaba desde que tendría que devolver 42
finalmente la roca. Pertenecía a la universidad. Cuando se trasladó por su cuenta, se esperaba
que pudiera encontrar la manera de llamar a uno sin una piedra de enfoque, o al menos uno
mucho más pequeño.

¡Aquí, conejito mullido! Farren en silencio llamo. Con su suerte sería un conejito llameante con
dientes de sable.

Profesor Firestorm se aclaró la garganta. "Estamos listos siempre que esté, Farren."

"Gracias." Ignoró tono de desaprobación de Firestorm. No podía explicar por qué había sido
retrasado. Dudaba que Firestorm aceptara quedarse dormido después del sexo caliente con su
novio y hablando con un djinn como buenas excusas.

A diferencia de León, Farren mantuvo los ojos abiertos. Quería ver algo que pudiera acercarse.
Una vida de precaución no había cambiado con la matrícula escolar. Nunca había confiado en
nadie antes. Él no tenía intención de empezar ahora, no mientras rodeado de otros usuarios
de la magia. Farren no tenía ninguna duda de que él podría tomar de forma individual, como
un grupo que podría ser capaz de dominarlo a menos que él estuviera dispuesto a incendiar la
universidad. Él lo dejaría como el plan B.
Apretando los puños, Farren trató de aclarar su mente. ¿Qué podía llamar para no alertar de
su condición genética? Había oído que otro chico había llamado a un ave fénix. Eso sonaba
bien. ¿Seguramente él sería capaz de llamar a un pequeño pájaro de fuego para ser su familiar
sin despertar ninguna sospecha?

"No pienses, Farren", dijo Firestorm. "Llamar a lo que siente."

Farren no se rió. Sabía que el profesor estaba tratando de ayudar. Firestorm no sabía que
podía tirar a Farren de planos opuestos.

Se agarró el rubí hasta que los bordes afilados cortan las palmas. Sangre acumulada en el
puño, las pequeñas gotas pegajosas deslizamiento a través de sus dedos, pero Farren ignoró
mientras pensaba sobre lo que quería llamar.

Imagino una pequeña ave fénix aproximadamente del tamaño de dragón de León, Farren
envió a su llamada.

"Por favor presta atención", suplicó en silencio. "Yo sólo lo necesito para unas pocas clases
entonces serás libre. Yo no te vincularía a mí para siempre".

Farren no tenía ningún interés en esclavizar a una bestia a su entera disposición, no importa
43
cuánto mejoraría su magia. Aunque la mayoría de los magos trataban bien sus avatares, había
visto a algunos que los trataba como esclavos, por lo que traen y llevan como bestias de carga
en lugar de como los amplificadores de magia que eran.

Mantuvo su vocación, alternando palabras de vez en cuando. Una gota de sangre salpicada en
el suelo, una mancha de color carmesí en el azulejo blanco. Antes de que Farren pudiera pedir
una venda para envolver su parte, la presión del aire se redujo y los diminutos pelos en la
parte posterior de su cuello saltaron sobre el borde como soldados en posición de firmes.

"Oh, mierda."

Calor deformando las baldosas bajo sus pies mientras que el olor de el crepitante esmalte y
muebles carbonizados llenan la nariz de Farren hasta que no pudo oler nada más que los
materiales quemados.

En el medio de la sala de clase, una enorme serpiente llameante se desenrolló sus escamas de
color turquesa, brillando como el océano en un claro, soleado día. Farren apenas alcanzó a ver
a la serpiente antes de que sus rodillas tocaran el suelo y se inclinaron. "Saludos, Xiuhcoatl*".
* Xiuhcoatl: serpiente de fuego, serpiente brillante, serpiente solar. Es el arma más poderosa de los
dioses mexicas empuñada por el dios de la guerra Huitzilopochtli con la cual mató a 400 de sus hermanos y a su
hermana la diosa Coyolxauhqui .
En una ocasión había visto representaciones de forma espiritual de la deidad del fuego en un
libro entre las cosas de su madre. La imagen de la serpiente se había pegado con él porque
había sido la criatura más temible que había visto nunca.

"Saludos, Farren, hijo de mis favoritos. Que vivas largo y sus escalas siempre brillar." Las
palabras serpientes, empapado con el poder, se vierte a través de Farren como una manta
pesada hasta que casi se derrumbó bajo el peso de cada sílaba mágica.

Tomando respiraciones superficiales para mantener atrás su pánico, Farren permaneció


arrodillado en el suelo. Nunca había conocido a un dios, pero había leído de los encuentro con
ellos. El dolor ardiente en el hombro de Farren incluso se retiró con la presencia del dios del
fuego. Tal vez uno anulaba al otro.

"¿En qué puedo servirle, dios del fuego?" Farren preguntó cuándo se hizo evidente que la
serpiente no iba a hablar más sin ningún aporte de Farren.

"Usted llamó a un ayudante, me he decidido a responder. Va a ser importante, hijo de fuego.


Tu madre me hizo un favor hace muchos años. Antes de morir, pidió una bendición-para que
yo viera a su único hijo y vengo a usted si usted tiene necesidad. He venido a cumplir mi
promesa".
44
"Um, gracias." Farren mantuvo la cabeza baja. Mirar directamente a un dios no podría ser una
buena cosa. El tobogán seco de escalas rozaba el suelo y el fuego crepitante que rodea la
serpiente abrumados sentidos de Farren.

"Usted es humilde a pesar de su poderosa magia. Va a ser un excelente guardián”.

"¿Un guardián de qué?"

"Mi hijo." El dios de la serpiente se inclinó sobre el círculo y abrió la boca. Una pequeña
serpiente azul cayó en el suelo junto Farren. "Velar por ella y ella seguirá siendo fiel a ti por el
resto de sus días. Si puedes conquistar sus miedos, va a vivir una vida larga, hijo del fuego,
pero hay muchos que desean verte destruido. Es importante que aprenda a aceptar su
herencia, oculta".

"¿Y si no lo hago?" Farren se atrevió a preguntar.

"Usted ya sabe la respuesta a esa pregunta, tú y todos los que amas morirá." Xiuhcoatl se
deslizó más cerca. Antes Farren podría preguntarse lo que la serpiente estaba haciendo, él
parpadeó su lengua contra la mejilla de Farren. Fuego quemó a lo largo de su piel. Se mordió el
interior de la mejilla para contener el grito, ignorando la sangre que llena la boca. Mostrar
debilidad no era una opción cuando se trata de dioses o djinn.

"Te he marcado como mi guerrero. Usted está a salvo de la posesión del djinn. Quien lo acecha
ya no podrá tomarte todo el camino. Si encuentra un camino dentro de su cuerpo, de todas
maneras tendrá el control de su mente. Un día será una ventaja importante para su batalla".

"Um, gracias." Farren no sabía qué decir acerca de eso, pero él sabía agradecer siempre a
alguien por un regalo.

Farren tenía muchísimas más preguntas, pero antes de que pudiera preguntarles, el dios
serpiente desapareció, dejando Farren rodillas en el suelo derretido de la aula con una
serpiente turquesa deslizándose pulgadas de su nariz. Él admirado las escalas turquesas
brillantes en el reptil luego de una ola de calor se apoderó de él y se dio cuenta que el dios del
fuego no había terminado con él.

"¡Farren!" Gritó Firestorm.

Farren abrió la boca para hablar, pero no pudo conseguir que ninguna palabra más allá del
dolor abrasador en su pecho. Antes de que pudiera averiguar el problema o tratar de detener 45
el dolor, el mundo se volvió negro.

****

"Farren... Farren, bebé, abre tus bonitos ojos," una voz suave declaró.

Conocía esa voz. Lo hizo. El nombre lo evadió como una niebla complicada, sin forma ni
sustancia, pero lo reconoció como alguien que le importaba.

Farren luchó por abrir los ojos. El tono angustiado del orador tiró de él desde la neblina de su
mente.

"Vamos, bebé, despierta," la voz rogó.

Un olor, picante como un buen ají, le hizo cosquillas en la nariz. Parpadeo, trató de enfocar sus
ojos. Un hermoso rostro lo miró, y el reconocimiento le espetó plenamente en la realidad.

"Dan", susurró, sonriendo al hombre hermoso. "Hey, ¿por qué tan triste?"
Dan parpadeó como si quisiera contener las lágrimas, pero no podía estar en lo cierto. ¿Por
qué Dan estaria llorando? Dan era un tipo feliz que casi siempre tenía una sonrisa en su rostro.

Farren le tendió la mano, aliviado cuando Dan aceptó.

"Nadie sabía lo que pasó. Usted llamó a un dios del fuego para su avatar, se les concedió una
serpiente de fuego rara entonces usted estaba gritando en clase. He oído de la rumorología
estudiantil que te enviaron aquí." La voz de Dan rompió al final, diciendo Farren lo preocupado
que había estado realmente.

"Lo siento por haberte preocupado. ¿Cuánto tiempo he estado fuera?" Buscó en su mente
para cualquier información sobre lo que pudo haber pasado, pero nada iba a venir. ¿Qué le
había pasado? "¿Dónde está la serpiente?"

Dan señaló.

"Eh." Farren no había registrado el peso en su estómago como cualquier cosa. La serpiente
pesaba menos de lo que Farren esperaría. Tal vez ser el descendiente de un dios significaba
que no tenía la misma masa que una serpiente regular. Se había acurrucado en un pequeño
círculo en el centro del estómago de Farren y parecía estar dormido. 46
"Usted ha estado dormido durante veinticuatro horas. No pudieron conseguir que cualquiera
de su familia viniera a visitarnos y ver cómo estás. Lo siento."

"No estoy sorprendido por mi familia. Sólo la muerte les traería a verme, y sólo porque se
vería mal para ellos si no lo hicieron."

La familia de Farren era todo acerca de las apariencias. Ellos no querían a la policía para
investigar por qué no van y reclaman uno de los suyos.

Dan acarició la frente de Farren. Farren trató de no gemir con el contacto cuando la sensación
fresca del tacto de Dan contra su rostro lo puso más duro que las vigas de acero. Después de
varios veranos de trabajar en la construcción para conseguir dinero de la matrícula, Farren
sabía exactamente la rigidez de esas vigas metálicas.

"¿Te acuerdas de lo que pasó?"

Farren negó con la cabeza y luego hizo una mueca. El dolor atravesó sus sienes y apuñalado en
su cráneo como un pequeño cuchillo. "No. Después de que el espíritu de fuego se fue, todo lo
que recuerdo es el dolor. ¿Hay algo mal conmigo?"
Le dolía la espalda como si alguien le hubiera marcado, pero era una sensación que había
llegado a conocer en los últimos días. Aunque, ahora que lo pensaba, el dolor estaba en el
hombro opuesto.

Susurros débiles de recuerdos flotaban en la cabeza de otra voz que le hablaba. Algo más
tratando de comunicar. ¿Y si él estaba poseído después de todo? ¿Podría suceder? ¿El djinn
había cruzado los planos para hacerse cargo del cuerpo de Farren?

Dan habló, interrumpiendo el diálogo interno de Farren. "Nadie me va a decir nada. No soy de
la familia y apenas hemos estado saliendo. Voy a llamar al médico por usted".

"Está bien." Cuanto más rápido supiera lo que estaba mal, más rápido que podía salir de aquí.
Las salas de medicina nunca habían sido las cosas favoritas de Farren. Si hacían una prueba de
ADN en él, podría estar en serios problemas. Tenía que averiguar cuál es la información que
tenían sobre él luego actuar en consecuencia.

Realmente debe romper las cosas con Dan antes de ir más lejos. Si alguien se entera de Farren,
asumirán que Dan sabia y había contenido la información, haciéndole culpable de fraternizar
con una persona de ascendencia ilegal.
47
Sí, tenía que romper con él.

Su resolución se prolongó hasta el punto de que Dan regresó con el médico y Farren cayó en
amor otra vez con un par de profundos ojos azules. Por alguna razón, ninguno de los dos
hermanos de Dan lo hizo sentir así. Sólo Dan. La conexión entre ellos se arqueó como un cable
de alta tensión. Farren no podía dejar a Dan, incluso si se arriesgaba a la exposición. Él podría
ser un idiota, pero él era un idiota enamorado.

"Estaba empezando a preocuparme de que ibas a dormir todo el día", dijo el médico. La cara
estrecha del hombre recordó a Farren de un ave de presa. La nariz curvada no ayudó tampoco.
Se preguntó si el hombre era una especie de shifter ave, pero abandonó esa línea de
pensamiento, si fuera un shifter, el médico no sería capaz de hacer magia curativa. "Soy el Dr.
Evian Thistle. Yo fui el que le examinó cuando entraste. Bueno, todo lo que pude".

"¿Qué quieres decir?"

"Su serpiente no le gusta que nadie juegue con usted. Hice un examen superficial. Si no
hubieras despertado pronto, que íbamos a tratar de encontrar una manera de atrapar a su
compañero de protección." El médico señaló a la serpiente. La serpiente levantó la cabeza y
chasqueó la lengua al médico.
"¿Hay algo seriamente mal conmigo o puedo salir?" Farren no le gustaba salas Médicas.
Acostado en algún lugar donde la gente podía meter y le pinchar en cualquier momento no era
su idea de un buen tiempo.

El médico se encogió de hombros. "No podemos determinar nada. Tenías sobrecarga mágica
en la medida de lo que puedo decir. Como usted aparece alerta y sin daño alguno, no hay
ninguna razón real para mantenerlo." Dr. Thistle parecía bastante decepcionado en su
declaración. Farren no tenía ninguna duda que el médico deseaba mantener a Farren ahí para
ejecutar las pruebas más invasivas, pero no tenía ninguna intención de estar allí para otra
ronda de exámenes. Farren se negaba a una prueba de ADN.

Dan frunció el ceño. "¿Qué pasa si esto sucede otra vez? ¿Qué quiere decir sobrecarga
mágica?

"Si se mantiene lejos de conversar con los dioses, él debe estar muy bien," el médico dijo con
ironía.

"Estoy seguro de que el médico sabe lo que está haciendo." Farren sonrió Dr. Thistle, con la
esperanza de reclutar al hombre a su lado.
48
Si Dan arruinaba su fuga, Farren le daría un puñetazo. Sin excepciones.

Dr Thistle escribió a toda prisa en un talonario de recetas. "Si usted comienza a sentirse débil
de nuevo, consigue algunas de estas gotas de aceite de madera. Ellos le darán un choque de
azúcar a su sistema. Si el problema persiste, vuelve aquí a verme. Creo que tal vez esto es sólo
un caso de agotamiento. Una gran cantidad de niños que llegan aquí por la época de
exámenes. Creo que todo irá bien".

Farren le arrebató el papel de las manos del médico. "Muchas gracias."

De ninguna manera iba a volverá a convertirse en rata de laboratorio de alguien.

Farren se sentó, cogió a la serpiente y sacó las piernas sobre un lado de la cama antes de
colocar al reptil a su lado. La serpiente se abalanzó sobre él. Antes de que Farren pudiera
hacer nada más que gritar, había en la mano algo azul, pulsera escamosa. La serpiente se
envolvió tres veces alrededor de la muñeca de Farren. La masa de la serpiente era menos la
que había sido en la cama. Hmm, que tendría que investigar este hecho más tarde. En este
momento, necesitaba salir de allí.

Dan extendió una mano y tiró de Farren en pie.


"Gracias." Farren dio la mano de Dan un apretón.

Estaban sólo unos pocos pies de distancia de la entrada del hospital cuando Dan planto los
talones y se negó a dar un paso más.

Farren gruñó. "¿Qué?" No le había dicho al médico, pero su cabeza golpeó como si tuviera un
pulso propio y era superando a un ritmo brutal, del tribal.

"No tome esa actitud conmigo. Sólo estoy tratando de ayudar." Dan cruzó los brazos sobre su
pecho.

"Bueno, gracias por ayudarme. Ahora voy a volver a mi habitación y dormir por unos días más.
¿Quieres venir conmigo o no?"

Deseó poder abrazar a Dan y disfrutar de ser mimado por una vez en su vida, pero podía decir
por la inclinación de la barbilla de Dan que su feliz sueño no se haría realidad.

"Firestorm está bastante molesto por Xiuhcoatl destrozando su salón de clases. Él también
estaba un poco sorprendido de que un estudiante con supuestamente baja potencia podría
hacer descender un dios".
49
"Um... no me concentré en Xiuhcoatl. Yo sólo pedí que un avatar venga. Creo que es mi
naturaleza de fuego lo que atrajo a la serpiente. El dios del fuego sólo vino a causa de mi
madre. Dijo que ella le hizo un favor una vez. ¿Nadie le dijo eso?"

"¿Cómo lo sabes?", Preguntó Dan. "El Xiuhcoatl no dijo nada."

Farren tenía idea de que Xiuhcoatl había hablado directamente en su mente. Al parecer, su
cerebro era un patio de juegos para los más poderosos que él.

"Me habló de mente a mente. Realmente pensé que todo el mundo podía oír lo que decía. Es
debido a mi naturaleza de mago de fuego." Las mentiras se mantienen acumulando, uno tras
otro. Farren podía sentir a Dan tirando de él a pesar de que su amante se quedó allí.

"UH Huh. Es extraño como ninguno de los otros magos de fuego han sido capaces de lograr el
mismo truco." La expresión de Dan dijo que no iba a comprar la historia que Farren estaba
tratando de venderle.

"No puedo ser responsable de la incompetencia de otros magos."

La risa de Dan, corto y brusco, hizo que Farren sonriera. Él le dio un beso espontáneo en la
mejilla a Dan.
"Gracias por venir por mí."

No quería pensar en despertar en la sala del médico solo y consciente de lo que había
ocurrido. La presencia de Dan había hecho toda la situación tolerable.

"Siempre." Dan tomó la mano de Farren, entrelazando sus dedos, y se dirigió hacia su
dormitorio.

No volvieron a hablar hasta que estuvieron a pocos pasos de la residencia de Farren. Se apoyó
en gran medida en Dan mientras caminaban. "Lo siento, estoy muy cansado de repente."

"No me sorprende, con todo lo que sucedió. Te meto en la cama y te dejo solo hasta mañana”.

Farren se rió entre dientes. "Me gustaría que pudieras venir a dormir conmigo, pero yo no
tengo la energía para cualquier cosa."

"Eso está bien. Me gusta pensar que estamos juntos para algo más que sexo. Puede descansar
por el resto del día. Mañana podemos cenar juntos o algo así." Dan apretó su agarre sobre
Farren como si preocupara de ser el único que mantiene a Farren en pie. Él podría estar en lo
cierto.
50
Avanzaron por las escaleras y en el pequeño dormitorio de Farren con problemas. La cama de
Maddox tenía el buen aspecto de una cama nunca usaba. Farren preguntó brevemente si
debería estar preocupado. ¿Cuánto tiempo debías fingir preocupación por su compañero de
habitación desagradable?

Farren decidió preocuparse por Maddox otro día. Si Maddox no se presentó en los próximos
días, empezaría a preguntar por ahí. Seguro que alguien lo había visto recientemente. Farren
se arrojó sobre la cama y gimió sobre lo bien que se sentía.

Unas manos fuertes despojaron rápidamente a Farren de sus zapatos y calcetines. "Se puede
quitar el resto de su ropa cuando esté listo. Si empiezo a tomar las cosas, no voy a dejarte".

"Cierto". Farren no estaba en condiciones de convencer a Dan en una sesión de hacer el amor.

"¿Vas a estar bien? Me siento raro dejándote solo cuando usted acaba de salir de la sala del
médica." Dan flotaba a su lado, revoloteando como un pájaro asustado de la tierra.

"Ven conmigo. No quiero estar solo." Probablemente debería haber tripulado y hecho algún
tipo de excusa, pero que estaba sintiendo en bruto y de mal humor. Necesitaba reconfortante
presencia de Dan. Si eso le hacía débil, entonces que así sea.
La radiante sonrisa de Dan le convenció de que no había cometido un error.

"Yo estaría feliz de quedarme."

Farren vio como Dan hizo una llamada rápida a sus hermanos y luego se desnudaron y se
metió en la cama junto a él. Estaban apretados, pero Farren no le importaba. Envolvió un
brazo alrededor de Dan y tiró de él a mitad de camino en la parte superior de él.

"Mejor," susurró Farren. Su mundo se instaló ahora que él tenía a la persona más importante
en sus brazos. Cansado, pero en paz, Farren se deslizó en el sueño.

51
Capítulo 5

Después de una noche maravillosa en los brazos de Dan, Farren pasó los siguientes dos días
solo en su habitación tratando de encontrar información sobre marcas djinn-hasta el
momento, sin suerte. Maddox se había detenido un par de veces para cambiar los libros y
cambiar de ropa, aliviando a Farren de tratar de encontrarlo. Por lo que Farren podía detectar
desde su discurso apresurado, su compañero de habitación tenía una nueva chica caliente
para pasar el rato. Farren hizo todos los comentarios correctos en los momentos adecuados y
luego miro a Maddox. Su compañero de habitación sólo le había echado de un rápido vistazo a
la serpiente de Farren acurrucada sobre la mesa, pero no había comentado. Sin duda,
sorprendente, ya que los rumores volaban por el campus como un incendio forestal, y Maddox
no era conocido por su discreción.

Inquieto, Farren metió un portátil en su bolsa y se dirigió a la biblioteca. Necesitaba ver si


podía desenterrar un libro sobre djinn. La poca información que pudo encontrar en el Internet
no le dijo nada que no supiera ya. Desde el incidente con el dios del fuego, Farren no había
oído al djinn. Quizás Xiuhcoatl verdaderamente había bloqueado al djinn de la mente de
Farren.
52
Para su alivio, Farren no encontró a nadie que conociera en el camino a la biblioteca. Por
mucho que se había perdido a Dan en los últimos días, necesitaba estar solo para hacer su
investigación. Nadie más podía saber lo que estaba buscando. Los estantes de la biblioteca se
alzaban sobre Farren, creando corredores sombríos donde cualquier cosa podía ocultarse.
Farren sacudió la cabeza para despejar su imaginación fantasiosa. Nadie estaba al acecho
entre los libros mohosos ni la remota posibilidad de que vagaran por ahí. Realmente tenía que
centrarse.

Farren encontró lo que estaba buscando debajo de una pila de tomos polvorientos. Sólo por
accidente no pudo detectar el título-el brillo mágico que veía ayudó un poco demasiado.
Farren cogió el delgado volumen. Marcas de Djinns y Otros Seres Mágicos no podría haber sido
más de doscientas páginas, pero era el primer golpe de suerte que Farren había tenido
durante su búsqueda. Se mordió el labio y contempló si retirar el libro estaría alertando a los
poderes fácticos. Tal vez él acababa de tomar un vistazo rápido para ver si valía la pena correr
el riesgo.

Encontró un pequeño escritorio metió debajo de una luz, Farren se sentó y abrió el agrietado
libro. Hizo un sonido asociado a romper una nueva columna. ¿Eh? Farren comprueba la fecha
de copyright. Al parecer, el volumen había estado languideciendo en los últimos cincuenta
años sin que nadie mire a escondidas para ver lo que había dentro. Extraño, él habría pensado,
al menos, el bibliotecario habría revisado el libro.

Farren pasó las páginas, sus dedos hormigueo de emoción. Espere. ¿Hormigueaban? Por
primera vez, usó su otra magia para centrarse en el libro. Todo lo demás fue a tonos de gris,
pero el libro se encendió naranja brillante, resplandeciente con la magia. No es extraño que los
dedos se estremecieran. Deberían haberse quemado con esa cantidad de energía que vierte
fuera del documento. Tal vez si quemaba a todo el mundo que podría explicar por qué el libro
permaneció virgen. Nadie más con la sangre djinn había vagado en la biblioteca antes.

Ese pensamiento enfrió un poco su emoción del descubrimiento. Se lamió los labios secos de
repente mientras lentamente se volvió hacia el primer capítulo. Columnas de símbolos cubrían
la página, pero ninguno de ellos tenía sentido. La serpiente se deslizó alrededor de su brazo,
ajustándose a una posición diferente por lo que su cabeza descansaba en la parte superior de
la muñeca de Farren. Lo miró con los ojos verdes esmeralda.

Después de hojear algunos capítulos, el texto comenzó a tener un poco de sentido. El libro
estaba escrito en persa antiguo, un dialecto que Farren sólo tuvo un breve conocimiento de
los diarios de la familia. Tendría que tomar el libro con él para descifrar el texto. Suspirando, 53
cerró el libro, agarró su bolso y se volvió para marcharse. Una cabeza rubia brillante le llamó la
atención. Su corazón martilleaba en su pecho antes de que él se diera cuenta de que él debe
haber sido confundido. Betina no estaba aquí, su prima seguía millas de distancia en el hogar.
Después de que él convenció a sus rodillas de repente temblorosas de su error, se dirigieron
hacia el escritorio de la bibliotecaria.

"¿Tarjeta de estudiante?" La bibliotecaria solicitó. Su pelo gris estaba tenso en un moño,


dando a sus cejas un aspecto sorprendente. Desde el ceño fruncido en su rostro, Farren
sospechaba que albergaba un dolor de cabeza monstruoso.

En silencio entregó su tarjeta.

Echó un vistazo al libro en sorpresa. "Parece que este libro nunca ha estado fuera de nuestra
biblioteca antes. Felicidades, joven, es el primero".

Farren le dio una débil sonrisa. "Proyecto de investigación."

Ella tocó la ID contra el escáner y luego se lo entregó. "Buena suerte."

"Gracias."
No tomó otro respiro sólido hasta que dio un paso fuera de las puertas de la biblioteca. Eso
había ido mejor de lo que había atrevido a esperar.

Maddox estaba allí cuando Farren regresó a su habitación. La serpiente se deslizó fuera de la
muñeca de Farren y sobre la pequeña manta que había dejado sobre la mesa para dar la
serpiente un hogar acogedor.

"¿Qué pasa con la serpiente? Sabes que hay una política de no mascotas”.

Farren frunció el ceño a Maddox. "No es una mascota. Es un avatar, y me imagino que se
desvanecerá a donde las serpientes de fuego van cuando yo no lo llamo".

Maddox se rascó la cabeza. "Bueno, por lo general, pero no se ve como que esté ansioso por ir
a ninguna parte."

Farren se negó a aceptar que Maddox hiciera un buen punto.

****

Dan entró en su dormitorio. El agotamiento lo venció Por mucho que disfrutó de su tiempo
54
con Farren, que había tenido que trabajar duro para ponerse al día con todas las tareas que se
había descuidado.

"Hey, Dan, ¿cómo está tu chico?" Preguntó Dean desde su lugar en el sofá. Dean estaba
tumbado de lado leyendo la última historia de fantasmas. Un thriller basado en un asesinato
en la escuela hace cincuenta años. Dan había desnatado* el libro, pero le había dado los pelos
de punta por lo que se lo pasó a su hermano.

"Supongo que bien. No lo he visto en los últimos días. Los dos hemos estado muy ocupados.
¿Te dije que se hizo un tatuaje?" Los pensamientos de Farren fracturaron su cerebro. Su piel
caliente, los toques suaves y dolor de no estar al lado de su amante en todo momento,
inundaba a Dan como una ola de lujuria y deseo.

Dean arrancó su atención de las páginas. "¿Es caliente?"

"Tengo una foto de él." Dan agarró el teléfono y se detuvo la foto que había tomado. "Creo
que significa algo especial para él, pero él no quería hablar de ello. Él dijo que tiene que ver
con su abuelo".

*No entendí, pero supongo que Dan lo compro


Había un montón de cosas que Farren no deseaba discutir, sobre todo por su familia. Dan se
preguntó si lo habían rechazados cuando él había salido como gay. Por ahora respetaba los
deseos de Farren, pero espera que con el tiempo su amante vendría a confiar en él lo
suficiente como para compartir sus secretos.

Dean lanzó la novela a un lado y con entusiasmo agarro el teléfono.

"Oye, ¿dónde está Devin?" Dan sabía horario de sus hermanos y Devin tenía tiempo libre en
este momento.

"Él está estudiando con su compañero de laboratorio."

La manera en que Dean dijo 'estudiar' hizo pensar a Dan que no estaban estudiando de los
libros.

Dean inclino el teléfono en ese momento se fue. "Eh, curioso. ¿Dijo qué idioma es?"

"No, él no dijo mucho de ello en absoluto." Como la mayoría de las cosas con Farren. No
estaba muy seguro.

Dean comenzó a apretar botones en el teléfono de Dan. 55


"¿Qué estás haciendo?"

"Se lo envío a Jay, él será capaz de descifrarlo o conocer a alguien que pueda hacerlo."

Buscar información a espaldas de Farren lo golpeo con flechas afiladas de culpa. "No sé si eso
es una buena idea."

"Lo es absolutamente. ¿Qué pasa si tu pareja está poseída por un demonio, pero no lo dijo
porque no quiere herir sus sentimientos? No, Dan, tenemos que saber lo que significa. No
parece normal para mí".

Dan deseaba poder discutir, pero no pudo. Había encontrado el comportamiento de Farren
extraño, incluso para él. Si Farren hubiera pedido ayuda y Dan no hubiera sabido, nunca se lo
perdonaría a sí mismo. "Está bien, pero sólo porque no quiero hacerle daño."

"Me alegro de que está de acuerdo porque yo ya le envié un mensaje."

"Jay está muy ocupado en este momento, él puede no tener tiempo para respondernos," Dan
argumentado.
Dean hizo un sonido burlón en la parte posterior de la garganta. "Usted sabe que sólo le va a
tomar un segundo o dos. Él sabe todo".

"Cierto." Dan se sentó frente a su hermano.

"¿Cuánto has visto de Farren? ¿Tiene tatuajes en otro sitio?" Dean movió las cejas en Dan.

"Pensé que no querías la imagen de su hermano teniendo sexo gay incrustadas en su cerebro,"
Dan bromeó.

"Veo que estás evitando la pregunta."

"Le examiné muy de cerca, yo voy a decir que sólo tiene el uno." El calor a través de él se
sonrojó al recordar la larga noche que besó y lamió cada pulgada del cuerpo de Farren.

"¡Basta!" Dean lanzó una almohada él.

"¿Qué?" Dan bateó el cojín lejos.

"Deja de pensar en tu chico desnudo, me asusta." La empatía entre hermanos tenían ellos a
veces leer la mente del otro.
56
Dan puso los ojos. "Bueno, no preguntes si yo le he examinado. Yo no pienso en una chica
desnuda, pero sería falso".

Dean resopló. "Vienes a la fiesta este fin de semana, ¿verdad? Los lobos siempre arrojan un
buen golpe".

Dan permitió que el abrupto cambio de tema sin comentarios. "Sí, yo no he estado en la casa
de la manada en mucho tiempo. Espero que puedo conseguir que Farren se una a mí".

Se instalaron para pasar la noche, charlando acerca de sus clases, su futuro y si Devin se daría
cuenta del chico pelirrojo en su clase de Historia de Hechizos que lo miró como si estuviera
colgando la luna. Fue una buena noche.

Tal vez mañana sería agradable y tranquilo. A Dan le vendría bien un día tranquilo.

Sirenas gritaban más allá de la ventana. Dan salió de un sueño confuso donde serpientes de
fuego se arremolinaban alrededor del cuerpo de Farren y la escuela se incendió. Sacudiendo la
cabeza para tratar de despejarse, Dan corrió a la ventana en la sala común sólo para encontrar
a Devin y Dean lo habían golpeado allí. Todos observaron cómo los bomberos estaban en el
dormitorio de enfrente.
Oh mierda. Conozco ese dormitorio.

"¡Farren!" Se volvió para salir corriendo por la puerta.

"¡No!" Devin agarró el brazo de Dan. "No puede correr allí y salvarlo."

"Bueno, yo no voy a simplemente estar aquí y verlo arder." Dan tiró lejos del agarre de su
hermano y corrió a su dormitorio. Por suerte sólo dormía en su ropa interior, por lo que no
necesitaba a desnudarse antes de vestirse. Salto de un pie al otro, él tiró de un par de
pantalones de mezclilla, la camiseta más cercana luego metió sus pies en un par de mocasines
maltratados. Encontrar calcetines habría tomado demasiado tiempo.

Haciendo caso omiso de los gritos de sus hermanos, Dan corrió hacia la puerta y bajo las
escaleras. El único pensamiento en su cabeza era llegar a Farren. Esperaba con todo su ser que
Farren hubiera usado su magia de fuego para controlar las llamas y mantenerse a salvo.

Los camiones de bomberos estaban tirando fuera de la residencia cuando Dan llegó. Las llamas
del techo y los estudiantes estaban echando fuera como una inundación de ratas que huyen
de un barco que se hunde. Dan buscó frenéticamente entre los estudiantes que iban de un
grupo a otro, pero hasta el momento ninguno de ellos había visto a Farren. 57
"Sí, lo vi. Contuvo las llamas y nos sacó de allí," una niña en pijama amarillo dijo. Se mordió el
labio y miró ansiosamente a las llamas. "Espero que esté bien."

"Estoy seguro de que estará bien." Dan logró forzar las palabras de su garganta
repentinamente seca. Si Farren podía controlar las llamas, él estaría a salvo. A menos que el
piso se derrumbara por debajo de él, o el techo se derrumbara.

"Él va a estar bien." Dean agarró los hombros a Dan y lo sacudió. "Él va a salir de allí con
seguridad. Quiere volver a ti".

La visión de Maddox caminando fuera del edificio espetó último hilo del control de Dan. Saco
las manos de su hermano, Dan corrió a Maddox y lo agarró del brazo.

"¿Dónde está Farren?"

El rostro de Maddox estaba manchado de hollín y una mirada salvaje llenó sus ojos. "Él está
todavía dentro. Él me dijo que me fuera. Él me dijo que me fuera." Maddox comenzó a
sollozar.

Uno de los bomberos, un tipo fornido grande con un casco rojo, dio un paso adelante. "Vamos
a llegar a la camioneta, así que lo puedo comprobar si inhalo humo.
Dan empujó a Maddox hacia el bombero. "Mierda, dejó a Farren dentro," gruñó.

"Hey, si un mago de fuego me dijo que me fuera, me gustaría conseguir la mierda de allí
también", dijo Devin. "Tenga paciencia, Dan. Estará bien".

Cada uno de sus brazos fue agarrado con fuerza por sus hermanos. Dean y Devin lo conocían
demasiado bien. Ellos sabían que él quería correr allí y salvar a su amante. Si tuviera una pizca
de control de incendios, habría entrado en el edificio en llamas. Como no lo era que tenía que
resistir el impulso ahora.

"¡No!" Dean señaló un arco en las llamas.

Una figura cubierta de hollín caminó tranquilamente fuera del edificio. El fuego se arqueó y
escupió sobre él, pero no una chispa de fuego se acercaba. Fuego se arremolinó alrededor de
Farren como si quisiera jugar con él en lugar de quemar el campus. Farren volvió, hizo un gesto
con la mano y las llamas se apagaron como una gigante vela de cumpleaños. Confundido y
preocupado, Dan corrió al lado de Farren.

"¿Estás bien?"

Farren asintió, con el rostro pálido. "Sí, tuve un montón de tiempo para salir."
58
"Lo que hiciste con ese fuego es simplemente increíble", Dan derramó.

"Gracias."

"¿Por qué no lo apagaste antes?", Preguntó Dean.

"No puedo apagar las llamas si estoy en el medio de todo. Tengo que ver todo el alcance del
fuego antes de que pueda hacer cualquier cosa." Farren se tambaleó un poco en sus pies.

Dan pasó un brazo alrededor de él. "Te tengo."

"Gracias, ha sido un día de mierda." Hizo un gesto a los hermanos de Dan. "Dean, Devin,
¿cómo estás?"

"Estábamos tratando de evitar que Dan corra a un edificio en llamas," Devin gruñó.

Farren volvió los ojos muy abiertos a Dan. "No estabas pensando en correr allí para salvarme,
¿verdad? Usted me dijo que tenía la capacidad de fuego limitada".

Cuando lo ponen así que sonaba más tonto que heroico. "Quería asegurarme de que estabas
bien." Dan argumentó como todo el mundo lo miraba como si fuera un idiota.
Farren se arrojó a Dan que felizmente lo atrapó. "Nunca he tenido a nadie que se preocupe
por mí antes."

Confesión susurrada del mago de fuego apuñaló a Dan en el corazón. No podía imaginar un
mundo en el que nadie se preocupe por su seguridad. Por lo general tenía que encontrar una
manera de hacer retroceder a sus hermanos.

"Siempre vendré por ti", Dan prometió. Un viento azotaba a su alrededor, un énfasis
espeluznante de las palabras de Dan como si los dioses estaban espiando a ellos y quería tener
algo que decir.

Farren besó a Dan en la mejilla. "Gracias."

Los cuatro se observaban los bomberos entran en el edificio para comprobar si había
personas. Algunos de los magos superiores se precipitaron hacia adelante para evaluar los
daños. Al menos eso es lo que Dan pensó que estaban haciendo. No podía oírlos desde donde
estaba.

"Me pregunto qué comenzó el incendio," Dan reflexionó. "Revisé los hechizo de actualización
de su edificio cuando bajé la última vez. Había sido renovada hace un mes". 59
"Eh. Eso no tiene ningún sentido." Farren frunció el ceño. "No debería haberse prendido
fuego."

"No, no debería haberlo hecho." Si los hechizos estaban protegiendo todo el edificio debería
haber estado a salvo del fuego. "Sólo un poderoso fuego, mágicamente inducido podría haber
arrasado a través de la protección, y ninguno de los estudiantes tienen esa habilidad.”

"Algo está destruyendo las salas", dijo Farren, apenas lo suficientemente alto para que Dan lo
oiga.

"¿Cómo qué? Lo único lo suficientemente fuerte como para romper una maldición de
protección contra incendios es un djinn, y no existe más ", dijo Dean.

"Vamos, bebé, puedes pasar la noche en nuestro dormitorio." Dan pasó un brazo alrededor
Farren y tiró de él cerca. Estaba empezando de nuevo. La sensación en sus huesos susurrando
tan mal la magia que estaba en el aire. De los tres, Dan era el más sensible a las vibraciones
psíquicas. No sabía lo que venía, pero el instinto le decía que protegiera a su amante de
cualquier daño. La magia tenía una sensación ominosa que le daba escalofríos que hizo que
Dan quiera ocultar a Farren en un camión cargado de hechizos protectores. No se preocupaba
por sí mismo, pero estaba empezando a obsesionarse con la salud de Farren.
El hombre envuelto en sus brazos trajo todos instintos protectores de Dan a cabo.

"No me quiero imponer," Farren objetó.

"No, está bien", Dean y Devin se apresuraron a tranquilizar a Farren.

Dan sonrió. Sus hermanos eran los mejores.

"Debería llamar a Maddox y asegurarme de que tiene un lugar para quedarse." Farren frotó el
brazo.

"Es más, con los bomberos, está a salvo. Van a asegurarse de que no haya personas sin hogar",
dijo Devin.

Farren debe haber estado más cansado de lo que Dan había sospechado porque él no discutió.
Farren asintió con la cabeza. Dan se dio cuenta de que la serpiente en el brazo de Farren
brillaba de un azul profundo. ¿Había el pequeño reptil protegido a Farren del daño?

Farren dejó que Dan lo llevara al dormitorio y a su habitación con poco ruido. La idea de
dormir envuelto alrededor Farren le atraía. Si Farren se quedaba con ellos había que empujar
las dos camas juntas para más espacio. Esta noche Farren estaba demasiado agotado por el 60
fuego y todo lo que había sucedido. Tenía el rostro demacrado.

"Puedes quedarte aquí por unos días hasta que le encuentren un nuevo dormitorio. Incluso si
su habitación no fue destruida, el olor a hollín será lo suficientemente fuerte van a tener que
poner un poco de bombas de hechizos ahí y va a tomar un poco para que se disipen".

"Gracias. Realmente aprecio que ustedes dejen que me quede aquí".

"No hay problema", dijo Devin. "Yo sólo pido que si saltas a los huesos de mi hermano lo hagas
donde yo no puedo ver ni oír, o podría estar marcado de por vida."

Farren rió. "Tendré cuidado al saltar sobre él, donde no se puede ver."

"Si usted quiere tomar una ducha, hay toallas limpias en el armario." Gnomos sirvientes
hicieron estallar adentro y hacia fuera, suministrando con ropa limpia y dejando el desayuno.
Jay tenía un acuerdo con los gnomos para dar servicio a la habitación de los trillizos desde que
tenía más gnomos que puestos de trabajo.

"Gracias. Me gustaría eso. Todavía puedo oler el humo en mi ropa." Nariz de Farren se arrugó
deliciosamente. Dan resistió a besarla. Farren estaba volviéndose locamente adorable, pero
Dan no quería soportar las burlas de su hermano. Si avergonzaban a Farren demasiado tal vez
no desee quedarse.

Dan buscó en su cómoda y le entregó un par de pantalones y una camiseta. "Aquí, estos serán
un poco grande, pero no van a apestar. Ponga la ropa en el cesto. Los gnomos las limpiaran".

"¡Cool, servicio gnomo!" Farren sonrió. La primera sonrisa que Dan recordaba haber visto en el
rostro de Farren.

¿Qué podría estar preocupando a su amante? Farren había estado con el ceño fruncido
después del primer incendio. Dan estiró su memoria para recordar la última vez que había
visto a Farren feliz. No desde habían pasado la noche juntos.

"Ir obtener su ducha." Dan dio un codazo a Farren hacia baño y cerró la puerta tras de sí. Se
fue a la zona común para unirse a sus hermanos. Él se dejó caer en su silla favorita. Dean y
Devin se sentaron en el sofá.

"Hay algo que hacer con él", dijo Devin.

Dan asintió. "Sí, no sé qué, pero ese es el segundo incendio recientemente donde Farren
estaba cerca, cuando empezó."
61
"Y él es un mago de fuego," Devin impulsó.

Dean sacudió la cabeza. "No me da la impresión de que él es el responsable. Él apareció a la


derecha de las llamas, pero parecía tan sorprendido como nosotros que estuviera en llamas".

"Mantenga un ojo en él, Dan", dijo Devin, los ojos fijos en la puerta del baño cerrada. "Tengo
la sensación de que esto no es el final. Tal vez él tiene magia de la cual no es consciente. No
todos los magos tienen el control de sus capacidades".

Dan estuvo de acuerdo en silencio, pero cualquier cosa que dijera podría ser interpretado
como un acuerdo de culpabilidad de Farren. Él no condenaría a Farren sin más pruebas. "Ya
veremos."
Capítulo 6

Farren no podía estar limpio. El agua caía sobre él, pero el olor a humo y hollín de la
construcción no se desvanecieron. Había usado su poder para dominar el fuego fuera de los
dormitorios. Esperaba que nadie hubiera visto su trabajo. Si esto se sabía estaría expuesto más
rápido que si gritara sus raíces djinn en medio del campo.

Había pasado varios minutos asegurándose de que todos salieran de allí con seguridad.
Demasiados incendios al azar se habían producido en los edificios que debería haber sido
protegidos. Farren sabía que las acusaciones comenzarían a volar pronto y quién mejor para
culpar que un mago de fuego que tenía un poco más de magia de lo que nadie había esperado.

Dan.

Las lágrimas goteaban por el rostro de Farren. Deseó que el mago de cabello oscuro estuviera
en la ducha con él. Le dolía no tenerlo en ese momento. Puede que no lo merecía, pero Farren
quería la comodidad. La serpiente de fuego se deslizó de la muñeca de Farren luego se enroscó
alrededor de su cuerpo. La picazón de las escamas a través de su piel estaba volviendo loco.

"¿Podrías por favor dejar de moverse?" 62


Una niebla de vapor llenó la cabina de ducha. Su piel quemada cuando la serpiente se deslizó
del pecho de Farren y se arremolinaba alrededor de sus tobillos. La serpiente de fuego ardió
alrededor del desagüe, vapor flotaba desde donde el agua tocó la serpiente en llamas.

"¿Qué estás haciendo? ¿Vas a desaparecer como la mayoría de los avatares?"

Farren sobresaltó cuando la voz de la serpiente se deslizó en su mente.

"Debo permanecer con usted. Es la única manera que puedo guardarte todo el tiempo. Eres
precioso para mi padre. Como uno de los pocos djinn restantes, el gran Xiuhcoatl lo ha
declarado como uno de sus hijos. Yo no soy tu avatar, pero si su espíritu protector".

Farren suspiró. El honor de ser amado por un dios iba a conseguir lo echaran de la escuela y
ser solitario, una vez que Dan lo dejara por un monstruo serpiente que llevaba.

Apagó el agua. "Tal vez usted puede permanecer fuera de mí por la noche. Yo no creo que
pueda dormir contigo deslizándose por mí".

Por no hablar de que no quería que Dan frotar su mano contra la serpiente y accidentalmente
lo puso en movimiento. Cualquier cosa además de Dan era demasiadas criaturas en su cama.
La serpiente se deslizó por el lado de la bañera, al parecer era incapaz de pegarse a algo. "Me
he enlazado con usted, ahora somos uno. Siempre voy a mirar hacia fuera por usted, Farren,
líder del djinn".

Farren estremeció al título. La piel de gallina viajó por su columna vertebral.

"Yo no soy un líder." Farren luchó por encontrar las palabras para convencer al reptil. "Ni
siquiera puedo controlar a mi familia. Además, no hay muchos de nosotros. Lo ha dicho usted
mismo. ¿No voy a tener a nadie para liderar?"

La serpiente silbó. Le tomó un momento a Farren para darse cuenta que la criatura estaba
riendo. "Hay más. Están dispersos. Ambos magos de fuego y djinn se sentirán atraídos por ti.
Va a llevar a todos a una nueva comprensión. Va a ser su mentor y su policía. Sin ti, las especies
se extinran en la autodestrucción y su tipo no existirá más".

"¿Por qué le importa a tu padre?"

"Porque los djinn son uno de los pocos que pueden entender el poder de la llama. Sólo los que
crean y manipulan el fuego verdaderamente puede apreciar a un dios del fuego".

Eso lo hizo sentirse aterrado. Farren podía entender por qué Xiuhcoatl querría apoyar a Farren
63
para crear una base de adoración. Los dioses aumentaban su poder por la cantidad de
seguidores. Si toda la gente del fuego se extinguiera, el dios serpiente de fuego desaparecería
también.

"¿Qué puedo hacer yo?" Farren cogió una toalla del gabinete bajo el fregadero y
enérgicamente se secó.

"No hay nada que hacer ahora. Usted tendrá que tomar algunas decisiones que determinarán
el camino de los djinn y todos los demás fabricantes de fuego. Yo te ayudaré en lo que pueda,
pero usted debe ser el que conduce. No soy más que un asesor no un líder".

Genial, ahora él tenía una escamosa Yoda para dirigir en su vida.

"No creo que soy la persona adecuada para este trabajo", confesó Farren.

"Usted no es menos ni más de lo que necesita ser." La serpiente se deslizó fuera de la bañera y
se deslizó alrededor del brazo de Farren. "Con el tiempo me convertiré en un tatuaje y me
llevara en su piel."

Farren no sabía cómo se sentía acerca de esa idea, pero que tomaría toda la ayuda que
pudiera conseguir.
La serpiente no hizo ningún comentario. Farren no podía decir que estaba sorprendido. El
avatar parecía prosperar en respuestas medias y declaraciones portentosas. "Voy a tener que
elegir un nombre para ti."

Suspirando por la complicación de su vida, Farren se vistió rápidamente. Exhausto no


empezaba a explicar lo cansado que su cuerpo se sentía.

Dejó su ropa en el cesto de la puerta y luego salió del baño. Necesitaba descansar.

"¿Te sientes mejor?", Preguntó Dan.

"Sólo quiero dormir." El agotamiento volvió sus pies para convertirse en bloques, los talones
golpearon en el suelo como un ritmo de marcha. Se deslizó en la cama e inmediatamente al
bien recibido sueño. Sólo débilmente deseaba que Dan pudiera unirse a él, pero para entonces
ya era demasiado tarde para pedirlo, la oscuridad se hizo cargo.

Comenzó inocentemente. Nubes mullidas, la hierba verde y los árboles hasta donde alcanzaba
la vista. Sólo tomó a Farren unos minutos para darse cuenta de que todo era un poco
demasiado perfecto. La hierba tenía un matiz esmeralda nunca visto en la naturaleza, las
64
nubes eran tan blancas que eran casi del color de la nieve blanqueada y los árboles eran
grandes y de forma extraña como si hubieran sido creados a partir de la arcilla por las manos
de un gigante.

"¿Dónde estoy?" Preguntó Farren. Echó un vistazo a la zona, pero no vio a nadie más
alrededor.

"Encantado de verte de nuevo, muchacho."

La voz profunda familiarizada tenía a Farren dando vueltas. Un hombre de anchos hombros
con largo cabello negro estaba a su lado. Llevaba unos vaqueros y una camiseta con una
imagen de una lámpara en la parte delantera.

"Señor". Farren asintió. Poder salió del djinn como un perfume espeso, nublaba el aire con su
magia. Él podría no estar dispuesto a tomar el mundo por el djinn, pero no creía que fuera
prudente antagonizar con el ser poderoso. Parecía humano en su sueño. Farren preguntó si
estaba proyectando.

"Me has decepcionado, Farren." El djinn flotaba sobre el suelo, con los pies descalzos metidos
debajo de él.
"Lo siento, no estoy hecho para la dominación del mundo, simplemente."

El djinn asintió. "Va a cambiar de opinión una vez que se haga cargo. Por ahora voy a dejarte ir
libre. He encontrado otro dispuesto a hacer mi voluntad. Éste es más débil de voluntad y es un
buen siervo, pero no tiene la inteligencia para un dominio adecuado."

"Um, eso es bueno, entonces." En el interior, Farren fue presa del pánico. ¡Mierda! Él había
sido vano pensar que él era el único con fuerte sangre djinn en todo el maldito mundo. Era
raro, no era el último.

El djinn sonrió, una sonrisa depredadora. "No te preocupes, muchacho. Habrá espacio para
usted en la parte superior. Una vez que nos hagamos cargo, su dilema moral habrá terminado.
Tengo entendido que no quiere participar en el sometimiento de los demás. Yo incluso le
permiten mantener su pequeño compañero mago si quieres. Siempre puedo encontrar un uso
para más magos. Usted será mi mano derecha y juntos vamos a llevar al djinn de nuevo a su
plano y al poder".

"Um, gracias por pensar en mí." Dentro de Farren entro en pánico. ¿Cómo podía detener al
djinn si él no sabía dónde estab? ¡Mierda! Él debería haber aceptado, al menos sabría sus
acciones.
65
El djinn se rió, un gran estruendo vibro en el pecho de Farren y el aire a su alrededor. Joyas
verdes ojos de los Djinn brillaban con diversión. "Sus poderes están creciendo, hijo. Estoy
impresionado con su amigo allí. Pocos han ganado el favor del dios del fuego, y nunca un djinn.
Estamos normalmente compitiendo por los mismos poderes".

Farren miró hacia abajo. Su serpiente de fuego se arremolinó alrededor saliendo de los
pantalones de Farren.

"Pronto usted será capaz de transformarse en muchas criaturas y convertirse en un verdadero


ser de fuego. Tal vez con el tiempo usted incluso se convierta en un verdadero djinn y superar
sus debilidades humanas”.

"Yo no creo que tenga suficiente magia para eso, pero gracias." Farren no confiaba en esta
criatura junto a él, podía sentir la malicia vertiendo el djinn, pero la idea de negarle no
terminaría bien. Sería mejor que seguir siendo educado y evitar cualquier confrontación mayor
el tiempo posible. Farren sabía que tendría que ceder pronto y hablar con su amante sobre el
peligro.
"No te preocupes, Farren, yo nunca abandonaría a mis hijos." Eso es lo que Farren tenía
miedo. Este ser poderoso en realidad no le importa el bienestar de Farren tanto como la forma
en que podría utilizar las habilidades de Farren para manipularlo para traer el djinn de nuevo
al plano terrenal.

La voz del djinn se hizo eco a través del cuerpo de Farren como una pequeña vibración
eléctrica. Farren frotó el pecho, tratando de calmar la sensación. La serpiente de fuego
enroscada alrededor del cuerpo superior de Farren tratando de protegerlo.

"Aprecio eso." No. "Pero estoy seguro de que tiene otros que pueden ayudarle mucho más
que yo."

¡Por favor, deja que haya alguien! Cualquier persona.

"Ninguno de ellos son tan poderosos como usted. Si me niegas, voy a destruir al hombre que
amas. Si está de acuerdo en ayudarme, entonces él puede permanecer a tu lado. Mira, yo no
soy un monstruo. Estoy dejando a mantener su libre albedrío. Mi siervo actual sólo puede
ayudar mucho, pero no es lo suficientemente fuerte como para terminar el trabajo. Es por eso
que te necesito. Su sangre y magia junto con su encanto serán suficientes para que me ayude
en todo".
66
Mierda.

Un escalofrío atravesó por el cuerpo de Farren, por el temor por sí mismo y el pánico de Dan.
"Dime lo que tengo que hacer."

Si nada más que podía aprender y crecer sus propios poderes. Tenía que encontrar siervo del
djinn y destruirlo manteniendo a los seres de fuego en el otro reino. Hubo un tiempo en que él
hubiera dicho que era injusto desterrar toda la raza, pero cuanto más se enteró de su relación,
más comenzó a pensar en los magos habían hecho una buena elección. Los djinn eran
demasiado peligrosos para correr libremente entre la humanidad. Tenían que ser contenidos.

Sin previo aviso, la escena se fracturó, rompiendo como una ventana cuando una bola era
lanzada a través de él. No es que él nunca hubiera sido atrapado haciendo eso.

"¡Farren!"

Farren parpadeó hasta que la cara preocupada de Dan entró en foco. "¿Qué?"

Su mente luchaba con la vuelta brusca a la conciencia.

"Usted estaba murmurando en su sueño y no podía despertarte."


"Estaba teniendo un mal sueño." Después de todo, tener un djinn visitándolo en sus sueños y
diciéndole que construir sus poderes y prepararse para la dominación del mundo no era su
idea de una historia feliz. Pronto tendría que compartir la verdad con su amante. Necesitaría
tantos aliados como pudo para la próxima batalla. Esto no era sólo entre él y uno djinn más.
Esto era entre los djinn y cada persona en el planeta.

Dan se sentó en el borde de la cama. Farren escabulló para darle más espacio.

Luz entraba por la ventana. "¿Qué hora es?"

"Diez".

Farren trató de preocuparse por la clase a la que falta, pero era difícil preocuparse por dar
bien un tema, mientras que millones de vidas pendían de un hilo. Buscó en su mente, pero no
podía pensar en nadie que pudiera hablar. ¿Quién lo creería? Lo que él dijo, tendría que
demostrar su fondo djinn, sólo terminaría con él siendo arrojado a un ambiente de contención
y, posiblemente, ser desterrado a otro plano.

Por primera vez se preguntó si el siervo del djinn que menciono era quien creaba los
incendios. ¿Qué mejor manera de conseguir que Farren diera un paso adelante para que 67
parezca culpable por los incendios? Farren se mordió el labio mientras trataba de considerar
qué hacer a continuación. No podía ceder a los djinn, pero no podía arriesgar a Dan tampoco.

Se conformó con una advertencia. "Yo quiero que seas muy cuidadoso."

Dan frunció el ceño. "¿Por qué? ¿Qué está pasando?"

La voz de Farren se atascó en la garganta, las palabras le asfixiaban. Lo intentó de nuevo. "Solo
presta atención cuando estás caminando por el campus. Hay algunas cosas raras sucediendo”.

No, eso fue adecuadamente vago.

"¿Quieres decir más raro que mi novio tiene un tatuaje oscuro y un avatar concedida por un
dios del fuego?" Los ojos de Dan brillaban con diversión.

"Sí, más extraño que eso." Él había esperado tener más tiempo para llegar a una mentira
creíble. Dan no era estúpido. Él estaba dejando a Farren tener sus secretos ahora, pero
¿cuánto tiempo podía él esperar hasta lo último?

"Yo no puedo ayudarte si no me dices lo que está pasando." Dan acarició el brazo de Farren en
un gesto tranquilizador.
"¿Dónde están tus hermanos?" Farren agarró desesperadamente un cambio de tema.

"Están en clase."

Farren agarró Dan, le dio un tirón hacia abajo y luego rodó hasta Dan yacía debajo de él. "¿qué
vamos a hacer con este tiempo a solas?"

Dan sonrió. "Supongo que eso depende de ti. Usted ha tenido una mala noche”.

No podía discutir. Los últimos días habían necesitado a Dan más de lo que sabía. Farren
necesitaba consuelo, saber que estaba vivo y vale la pena tocar. Dan no le gustaría tener algo
que ver con Farren una vez que se enterara de su secreto. Por la forma que iban las cosas,
Farren no sabía cuánto tiempo más iba a seguir así. Estaba perdiendo rápidamente terreno y
los djinn venían.

Dan olía bien. Farren presionó su nariz al cuello de Dan, inhalando el olor del hombre que
había llegado a gustar de verdad y podría fácilmente crecer en al amor. Él iba a luchar para
mantener a su amante. El djinn ya sabía de Dan. Empujar Dan a un lado ahora no le haría
ningún bien, sino que dejaría a Dan vulnerable sin conocer a su enemigo.

"Shh, usted está pensando tan fuerte que casi puedo oírlo." Dan acarició más cerca.
68
Farren rió. Incluso en los tiempos oscuros de su Dan podía traer alegría. Farren aumentó la
presión sobre Dan. "Voy a mantenerte a salvo."

Dan sonrió. "Creo que tienes ponerte de espaldas."

Farren lo besó. "No. No creo que lo haga. "

Mordió el cuello de Dan, sin romper la piel, pero dejando una marca. Dan convulsionó bajo él.
Farren lamió el lugar un poco. Lo lastimo. Bien. Necesitaba dejar un signo posesivo sobre Dan-
reclamarlo.

El teléfono de Dan zumbó. Él lo ignoró.

"¿No vas a comprobar? Podría ser importante”.

"Nada es más importante que yacer aquí con usted." Dan tomó la mejilla de Farren. "Todo lo
demás puede esperar."

Farren se zambulló en el beso, incapaz de resistirse a su compañero.

Se quitó la camisa y la tiró al suelo. "Sal", ordenó a la serpiente.


La serpiente de fuego se deslizó fuera Farren.

"Usted tiene una serpiente de una especie de extraña." Dan se acercó más a la cabecera.

"Ella es sólo de protección."

"Usted me puede decir, Farren, ¿qué eres?" Mirada penetrante de Dan buscado a Farren como
si pudiera ver la verdad, mirando a su alma.

La bilis trató de llegar a la garganta de Farren. Tragó saliva de nuevo hacia abajo y luego se
bajó de la cama. El momento se perdió. Él bruscamente tiró de su ropa, con determinación sin
mirar a Dan. "Yo-yo tengo que ir a clase."

"¿Vas a la fiesta esta noche?"

Farren se centró en sus zapatos. La serpiente de fuego se deslizó hacia atrás alrededor de sus
tobillos y movió a su pierna. Farren ignoro la actividad. "¿Que fiesta?"

"En la casa Wolf. Jay y Kevin nos invitaron. Me gustaría llevarte".

"Tal vez." No creía que pudiera concentrarse en sus planes para la noche, y no con las sombras
del sueño djinn nublando su cabeza.
69
"Me gustaría que vinieras si puedes."

Farren se encogió de hombros. "No lo sé todavía. T-te llamaré".

Su corazón le dolía y sabía que la verdad terminaría con la buena relación que jamás había
tenido.

"Hey, lo siento. Eso no salió como lo decía en serio." Dan frotó la espalda de Farren.

Farren se puso de pie, se obligó a alejarse del toque de Dan. Farren agarró su mochila junto a
la puerta. "Creo que salió apenas cómo usted pensó en ello. Voy a ir a ver si algo quedo de mi
habitación. Veré por todo".

Estaba orgulloso que había sido capaz de conseguir esas palabras con su corazón roto.
Capítulo 7

Dan lanzó su zapato contra la puerta. "¡Maldita sea!" Acababa de joder su relación.

¿Qué tipo de pregunta estúpida fue esa? Usted solo salió y le pregunto a su novio lo que es.

Dan se agarró del pelo y tiró, saboreando el dolor. "Tengo que arreglar esto."

Iría a hablar con Jay y Kevin. Ambos estaban en relaciones y tenía buenas cabezas sobre sus
hombros. Por supuesto que era probablemente más fácil con los lobos. Un werekin decidió
que eras su pareja y más o menos tenías que aceptarlo.

Decidido a solucionar sus problemas de relación, Dan fue a tomar una ducha. Tal vez el agua
caliente lavaría el hecho de que era un idiota absoluto.

****

La casa de la manada estaba llena de gente corriendo cuando Dan llegó. Los werekin iban
todos hacia fuera para esta fiesta. Estaban celebrando el primer aniversario del apareamiento
del alfa, junto con el hecho que los hermanos habían encontrado a sus compañeros en la
70
misma época. Aparentemente los werekin tomaban en serio sus aniversarios. Dan esperaba
que no marcar esto como la primera fecha de cuando había roto con el mayor chico que había
conocido nunca.

Se apresuró a subir los escalones, agradecido cuando la primera persona que vio fue Jaynell.

"¡Jay!"

"¡Hey, Dan!"

Los ojos de Jay brillaban con su poder suprimido, pero Dan fue expuesto durante mucho
tiempo a la energía crepitante de su amigo.

Dan abrazó rápidamente al mago de gran alcance. Debió aferrarse más de lo que él había
planeado, porque después de un momento Jay lo aparto. "¿Que está mal?"

Algo goteaba por sus mejillas. ¿Cuándo había empezado a llorar? "Estoy l-lo siento. No quería
arruinar su día".

Aquí llegó a una fiesta y él estaba goteando todo en uno de los invitados de honor.
Jay apretó los hombros de Dan. "¿Qué onda?"

"¿Yo no sé?" Dan contó toda la situación con Farren en un torrente de palabras y lágrimas.

"¿Así que el mago de fuego estaba cerca de los incendios cuando empezaron?"

Dan se mordió el labio. "No creo que importa. Él no los hizo." Farren había parecido tan
confundido como el resto de ellos sobre cómo se habían iniciado los incendios.

"Yo creo que importa mucho. ¿Tiene una foto de él?"

"Sí." Dan sacó su teléfono.

Jay se inclinó sobre su hombro mientras Dan hojeó sus fotos.

"¡Espera, vuelve!"

"¿Qué?" Dan regresó a la imagen de la espalda de Farren. "Eso es sólo su nuevo tatuaje.
Quería ver cómo se veía”.

"Yo apuesto a que él hizo," Jay murmuró. Cogió el teléfono de Farren. "Este es el mismo que su
hermano me envió el otro día. Iba a hablar con él al respecto. Tu amante dulce, inocente es un 71
djinn. Apuesto a que sabe más acerca de esos fuegos que él está dejando sucesivamente. ¿Y oí
el rumor de que él tiene una serpiente de fuego? "

Dan se llevó una mano a su estómago. Sus entrañas se arremolinaban vertiginosamente. "Sí."

"Interesante. El dios del fuego y los djinn no son aliados. Si Farren es tan inocente como
parece, está en un montón de problemas".

Ceño preocupado de Jay solamente intensificó la preocupación de Dan. "¿Por qué dices eso?"

"Porque eso es una marca djinn y serpientes son signos del favor de Xiuhcoatl. Él debe ser muy
poderoso y ha cosechado su atención".

Dan no había pensado que Farren fuera tan poderoso, pero tal vez él lo había escondido junto
con todo lo demás. Si Dan eran parte de una raza perseguida, él no sabía si quería ir por ahí
anunciándolo tampoco. Tal vez por eso Farren había tomado su pregunta tan mal. Dan quería
dar a Farren el beneficio de la duda desesperadamente. "¿Qué voy a hacer?"

"¿Está viniendo a la fiesta?" Jay colocó un mechón de pelo detrás de la oreja, el movimiento
fácil y elegante.
"No lo sé. Lastimé sus sentimientos antes. Podría tratar de evitarme. No creo que él sea el
responsable. Realmente no lo sé".

Dan tenía que creer en la inocencia de Farren. Si él no confiaba en el hombre que amaba a
continuación, no tenía nada. Estaría tan perdido como Dean estaba desde que su novia murió.

"Traelo aquí y lo voy a comprobar. Voy a ser capaz de saber si él está bajo el control de otro. Si
él sigue siendo independiente, voy a hacer lo que pueda para ayudarlo".

Dan dejó escapar un suspiro que no se había dado cuenta que había estado conteniendo. Sin
la ayuda de Jay sabía que nunca iba a llegar al fondo de las cosas.

"¿Qué vas a hacer si él está siendo influenciado por un djinn?" Su voz tembló al final, pero él
consiguió pronunciar las palabras. Cada músculo de su cuerpo se tensó mientras esperaba el
veredicto de Jay. Dan no podía luchar contra Jay y él no era tan tonto como para pensar que
podía. Eso no significaba que no iba a hacer lo que pueda para convencer a su amigo para no
matar a su amante.

Jay se quedó callado por un momento, como si estuviera pensando en su respuesta con
cuidado. "Tendría que entregar a Farren al consejo. Puede ser que sean capaces de liberarlo. 72
No puedo hacerlo yo mismo. No soy lo suficientemente fuerte como para luchar contra un
djinn o un dios del fuego solo".

Dan había pensado que Jay era lo suficientemente potente como para combatir cualquier
cosa. Fue una especie de lección de humildad, aprender que había algunas cosas que incluso
Jay no podía destruir.

Dan abrazó a Jay de nuevo. El apoyo de su amigo significaba más para él que él pudiera decir.

"Gracias, Jay." A pesar de que dijo que las palabras, que esperaba que su amigo no tuviera que
tirar de la artillería pesada. Si Jay llamaba el consejo vendrían corriendo. Todavía esperaba
tener a Jay unidos a ellos en unos pocos años.

"Esperemos que venga de buena gana. Realmente necesito evaluarlo,"Jay reflexionó.

"Sí, esperemos."

Dan marcó el teléfono de Farren.

Él no contestó.

Tal vez él realmente había ido a clase.


Farren vio su teléfono. Maldita sea, realmente necesitaba llamar a Dan vuelta. Su estómago
dio giros mientras se preguntaba qué decir. ¿Qué pasa si Dan estaba llamando para pedir
disculpas? Farren suspiró y empujó a su teléfono en el bolsillo. Él lo llamaría más tarde.

En este momento él tenía una marca que descifrar y algunas investigaciones que hacer. ¿Era
posible combatir el fuego con fuego? ¿O Farren terminan quemando la escuela?

El libro que había extraído de las marcas djinn sólo se había revelado lo que Farren había
esperado, un señor djinn le había reclamado. Si el djinn nunca se liberaba, él podría tomar el
cuerpo de Farren. No es de extrañar que el djinn hubiera querido que Farren tomara la
iniciativa. Cuánto más fácil era quedarse a cargo si poseías a una persona que ya estaba en un
lugar de poder. Farren se estremeció al pensar en su cuerpo no siendo suyo.

Farren dejó caer rápidamente el libro en la ranura de retorno. Había tenido bastante malas
noticias. Tal vez podría leer sobre su avatar y aprender más. Cualquier cosa para tomar su
mente de las ruinas de su vida amorosa sería genial. Con el tiempo que tendría que hablar con
Dan. No ahora, cuando la preocupación por el mundo estaba malditamente cerca de
aplastarlo, pero pronto.
73
Una búsqueda rápida en la computadora de la biblioteca le llevó a la tercera planta de una
sección dedicada a los dioses del fuego. Siguiendo el sistema de catalogación, se dio la vuelta
de la esquina. Una persona que se levantó de la mesa donde estaba sentado. El corazón de
Farren se detuvo.

"Hola primo."

"Betina." Farren se maravilló un poco en la uniformidad de su voz.

Los recuerdos de la tortura, tanto físicos como psicológicos, desde sus hermosos dedos
pintados, pasaron por su cabeza como escenas de una película de terror. El tiempo que había
dejado de él en la nieve, diciéndole que un mago de fuego real podría mantenerse caliente. Tal
vez podría, pero había tenido tres y no había entrado en su magia todavía. El tiempo que
"accidentalmente" había cortado la muñeca con un cuchillo. Diez puntos de sutura después, la
familia había abrazado a Betina por sus lágrimas e ignorado la lesión de Farren, diciéndole que
vaya arriba. Incidentes tras incidente mientras crecía había enseñado a Farren la verdad. Por
debajo de los ojos azules y rizos rubios turgentes vivido el alma de un sociópata.
Su conocida sonrisa amistosa casi lo envió en shock postraumático. El apriete de su avatar en
torno a su pecho como un abrazo de apoyo le sacó de su aturdimiento.

"¿Qué estás haciendo aquí?" No, se las había arreglado una frase entera. ¡Que se vaya!

Betina paseó más cerca hasta que estaban a sólo una columna de libros de la biblioteca de
diferencia. "Tenemos a alguien en común y él me quiere contratar a nuestra causa."

Su tono indicaba que prefiere chupar aguas residuales. Farren no tuvo que forzar su mente
para darse cuenta de que ella estaba hablando.

"El djinn le envió." Farren apretó sus escudos protectores mágicos. No podía darle tanto como
una mota de una abertura o ella lo tendría. Por suerte la magia de Farren había llegado más
fuerte que su propia cuenta o sabía que aún estaría doblado en casa a su voluntad. En su lugar,
había escapado.

"Sí." Ella jugó con un rizo en lo que ella probablemente pensó que era un fetiche.

Descoloco a Farren como el infierno.

"Olvídalo." La boca de Farren fue seca y un ligero temblor rodó a través de su cuerpo, pero no 74
quiso dar marcha atrás.

Una sonrisa cruel torció la boca. "Creo que te olvidas de lo que puedo hacer por usted."

Farren rió. El sonido carecía de toda la diversión. "Yo no soy un niño pequeño asustado para
usted torture ya, Betina. Si intentas algo, voy a tomar represalias".

Betina hizo un ruido extraño asfixia. Le tomó un momento darse cuenta de que se estaba
riendo. "¿Usted? No hay nada que puedas hacer. Es posible que tenga más magia pero usted
es débil en los momentos importantes. Usted no tiene las bolas para detenerme".

"¿Detenerte de qué?" Cualquiera que sea el plan maestro del djinn, Farren tenía que evitarlo.

Betina olfateó. "El maestro quiere que vengas a la iglesia. Le dije que podía hacerlo."

"Usted mintió para ganar su favor. Nada nuevo. Estoy seguro de que puede mentir a su salida
de ello".

Farren nunca había visto el miedo en los ojos de Betina antes. "Él no acepta un no por
respuesta."

Betina rodó bajo la manga para exponer una huella de la mano quemada en su carne.
"Esuviste demasiado cerca de él." Farren entrecerró los ojos. "Lo llamaste sin un campo de
protección."

"La protección es para los gatitos," Betina burló.

"O la gente inteligente. Si hubieras tenido un campo de protección, no habría sido capaz de
hacerte daño," Farren señaló.

"Siempre pensé que eras mejor que yo. Es por eso que he disfrutado haciéndote daño".

"Un niño de dos años no tiene una opinión sobre quién es mejor que nadie. Me has hecho
daño porque eres una psicópata. Ahora usted tiene un amo igual de loco. Disfrute." Farren
volvió a alejarse, su corazón latiendo tan fuerte en el pecho que le sorprendió los
bibliotecarios no le fueron a retar.

"Si usted camina lejos, voy a quemar por el campus", dijo Betina, su tono informal, como si
estuvieran discutiendo el clima.

Farren se dio la vuelta. "¡Fuiste tú!"

Sabía que los incendios eran sospechosos, pero se había estado culpando a sí mismo por ello. 75
"Sí." Su sonrisa satisfecha tenía fuego crepitante junto dedos de Farren.

Sólo el hecho de que ella era inmune al fuego le impidió intentar cualquier cosa. Además, ¿qué
podía hacer en un edificio lleno de productos de papel que no pongan en peligro sus vidas?

"¿Por qué?"

"Para llamar su atención, idiota. Por desgracia, no tiene ningún sentido en absoluto. Usted
podría ser el mandamás. En lugar de jugar junto a ser un estudiante. Eres mejor que todos
ellos".

Cualquier otra persona y Farren hubiera pensado que estaba dando una charla, pero los años
de lesiones que sólo curadas por la magia de Farren había levantado sus sospechas. El único
uso que Betina tenía para Farren era para seguir su propia agenda.

"¿Qué quieres?"

"Tu cooperación. Si usted no recibe en mi camino, no voy a matar a su amante".


No había preocupación en sus ojos. Farren sabía que podía matar fácilmente a alguien y sonar,
así como un niño abrazando a su osito de peluche. No todos los asesinos emitían vibraciones
enojadas, algunos de ellos tenían sonrisas dulces y ojos vacíos.

"El djinn sólo lo está usando a usted, usted lo sabe. Él te llama su siervo." Farren no sabía por
qué se burló, pero la idea de que ella pudiera dañar a Dan lo tuvo queriéndolo hacer daño a su
espalda. Con Betina la forma más rápida era insultar su ego.

Betina frunció el ceño. "Él me subestima. Voy a conseguir todo lo que necesito y luego tomar
el relevo. Después de todo, yo voy a ser la cabeza de la gente de fuego, no un djinn tonto. Es
por eso que tomé la pulsera de mamá después de todo. Lástima que no quería entregármela”.

El choque aturdió un momento a Farren. "¿De qué estás hablando?"

Betina sonrió lentamente como el gato de Cheshire que siempre había odiado. Cuando llegaba
la familia, siempre había usado esa táctica. El buen comportamiento no fue recompensado.
"Pensé que llamaría su atención."

"¿Qué le hiciste a tu madre?" Tía Jane siempre había estado demasiado ocupada para prestar
atención a Farren, pero cada vez que ella se molestó en darse cuenta de lo que estaba 76
pasando, ella hacia a Betina responsable. Siempre había sido bueno para un indulto unos días
antes de que su prima empezara a aterrorizarlo de nuevo. Los Flashbacks todavía lo
golpeaban en el medio de la noche. A veces todavía se despertaba gritando.

"Yo la convencí para que me diera su brazalete. Ella era resistente al principio, pero la hice ver
las cosas a mi manera", dijo Betina. Ella echó hacia atrás su cabello con sus uñas con punta de
plata. "No me mires así. Yo no la maté, sin embargo. "

Farren apretó los dedos en puños. Sólo con una gran cantidad de auto-control no ataco. Este
no era el momento ni el lugar para luchar contra su prima. No le importaba cuántas personas
lesionó. El hecho de que ella había casualmente mencionado matar a su propia madre, le dijo
a Farren que ella finalmente había roto esa última restricción en su sano juicio.

"Estás cometiendo un error". Farren no trató de endulzarlo aun cuando sabía que no iba a
prestar atención a lo que decía.

Una amplia sonrisa se dibujó en su rostro, dándole la apariencia de una muñeca malvada. Su
pelo rizado rubio sólo ayudó con la ilusión.
"Bueno, estoy segura que usted puede pensar en algo para detenerme." Regocijo de Betina
sólo aplica más miedo a Farren. "Y tú no eres como mamá. Quiero decir después de lo que
pasó con ella, estoy segura de que debe estar preocupado".

Farren suspiró. Betina haría cadena de suspenso como la goma de mascar, solamente para
retrasar el desastre inevitable. "¿Que le ocurrió a ella?"

"Los médicos dicen que ella perdió el control de su regalo. ¿Que nadie te llamó?"

Un arrebato de ira se precipitó a través Farren. Por un segundo perdió una pizca de su control
duramente ganada. La serpiente de fuego se deslizó por su cuerpo y luego se dirigió hacia
Betina con la gracia furtivo.

"¿Q-qué es eso!" El miedo en el rostro de Betina. "L-Llévalo lejos de mí."

"Es sólo una serpiente." Farren sonrió. Se había olvidado de su miedo a los reptiles. Betina
había sido mordida cuando era niña y nunca se había recuperado del trauma. Cuando vio que
ella le prendía fuego. Serpientes de fuego no podían ser manejadas de esa manera. Una astilla
de optimismo tenía a Farren dando un paso adelante. "Es posible que desee reconsiderar sus
planes, Betina. Mi avatar te perseguirá si no me dejas en paz". 77
"No-no puede hacerme daño."

Farren debería haber sido la persona más grande. Se puso a buscar a su superioridad moral.
Eh, al parecer, su moral habían golpeado una llanura inundada.

"Usted probablemente esté segura. Quiero decir que sólo está hecho de fuego divino. Estoy
seguro de que todo irá bien”.

Él realmente no creía que la serpiente podría perjudicar Betina. Uno de los beneficios de ser
un descendiente djinn de fuego era que todos eran a prueba de fuego. Sin embargo, había
diferentes tipos de fuego, y un dios llama super-calentado pueden tener diferentes cualidades.

Betina dio un paso atrás y lejos del avatar. "Voy a conseguirlo incluso con usted intentando
detenerlo, Farren. Cuando este dominado el mundo desearás haber sido más agradable".

Antes de que Farren pudiera tomar represalias, Betina huyó.

Farren suspiró y luego se apoyó en la librería más cercana. El olor a humedad de los
volúmenes antiguos y el crepitar del conocimiento arcano lo tranquilizó. Su serpiente se
deslizó de nuevo a él y hasta la pierna de Farren para resolver una vez más alrededor de su
muñeca.
"Voy a tener que nombrarte con el tiempo."

Farren había tenido la esperanza de que Xiuhcoatl cambiara de idea y volviera por su
descendencia. Cuanto más tiempo la serpiente se quedaba con él y se unía, menos probable
que las esperanzas fueran realistas.

"Mi vida se pone cada vez más rara y más rara."

Renunciando a su investigación por el día, Farren se dirigió afuera. Sacó su teléfono y marcó
un número que él había pensado que nunca llamaría de nuevo.

"Hola, papá, es Farren."

Se había prometido no volver a llamar a casa, pero tenía que averiguar lo que estaba pasando.
¿Cómo Betina había estado en contacto directo con el djinn?

"Farren, ¿Para qué me llamas?" La voz de su padre no era bienvenida, pero tampoco quería
colgar.

"Acabo de tener una visita de Betina."

El silencio sobre la línea colgaba pesado entre ellos.


78
"¿En serio?" La voz de su padre sacudió.

"Sí, ¿sabías que ella estaba en la ciudad?"

"Había oído que podría viajar de esa manera." La voz de su padre era cautelosa.

¡Excelente! ¡Gracias por el aviso! Farren mantuvo las palabras dentro. No serviría de nada
ventilar. Pero no tendría ningún efecto en su padre.

"¿Es cierto tía Jane está en el hospital?" Betina no estaba mintiendo.

La larga pausa no era alentadora.

"Sí, no sé si ella va a hacerlo."

"¿Por qué nadie me llamo?"

"¿Por qué querríamos?"

Farren abrió la boca para protestar. En su lugar, desconecto la llamada. El dolor de no ser
deseado no se había desvanecido con el tiempo. Su madre había muerto cuando Farren era un
niño pequeño. Farren apenas se acordaba de ella. El resto de su familia se había alejado de su
alrededor como si no existiera. Todos excepto Betina. Ella había salido de su camino para
atormentarlo.

A pesar de las consecuencias, Farren necesitaba ayuda. Su primer impulso fue decirle a Dan,
pero él no quería que su amante se involucrara. ¿Qué pasa si Betina se apoderó de Dan? No
podía darle la oportunidad a ella. Tal vez podría hablar con el consejo. Sin embargo, las
posibilidades de que magos poderosos escucharan a Farren eran mínimas.

Frustrado y exhausto, Farren se dirigió de nuevo al dormitorio de los trillizos. Él necesitaba


dormir. Él no se había recuperado totalmente. Pensó brevemente de ir a la fiesta de manada
de lobos, pero no tenía la energía. Él sólo quería dormir.

Exhausto, Farren despojado hasta los calzoncillos metió en la cama. Tal vez las cosas se verían
mejor en la mañana. O tal vez peor. Probablemente peor con su actual racha de suerte. Al
menos su almohada olía a Dan.

El sonido del portazo espetó a Farren de salir de su letargo. Antes de que pudiera llamar a su
fuego, reconoció a los intrusos. Dan estaba en el umbral con sus hermanos.
79
Dan se deslizó en la cama junto Farren. "Cariño, tenemos que hablar."

"¿Por qué? ¿Qué está pasando?" La voz de Farren se sacudió. Tenía un mal presentimiento
sobre esto.

"No." Dan tomó las manos de Farren en su propias. "Jay me habló de la marca en su hombro."

"¿Y qué?" Los músculos de Farren tensos, temblaban. El hacha caería sobre él pronto,
cortando su primera relación seria.

"¡Tío, eres un djinn!" Devin gritó. "¿Qué coño! Pensé que todos ustedes estaban muertos o
exiliados".

Farren se frotó las palmas de las manos a lo largo de la manta. "¿Quieres que me vaya?"

"No, cariño." El toque suave de Dan derritió a Farren más rápido que el fuego djinn a la cera.
"Pero yo quiero que vengas ver a mi amigo Jay."

"¿Por qué?"

Dan pasaba los dedos por el cabello de Farren, una caricia relajante. "¿Estoy en lo cierto al
pensar que los incendios tienen algo que ver con usted?"
"Yo no empecé a ellos", Farren protestó.

"Pero usted sabe acerca de ellos", dijo Dean. "¿No?."

Farren deseaba poder negarlo, pero él no le mentiría a Dan. "¿Tal vez sería mejor si me voy?"

"No, tienes que contarme lo que sabes." Dan apretó el brazo de Farren. "Por favor por mí."

80
Capítulo 8

Durante un largo minuto el corazón le dolió, Dan pensó que Farren se negaría. La expresión
triste de Farren retorció a Dan por dentro.

"Está bien, por usted." Farren besó la frente de Dan. "Deja que me vista."

Dan se puso de pie e hizo una seña a sus hermanos. Los siguió fuera de la habitación. "Vamos a
darle un minuto."

"Hey, vamos a llegar este embrollo." Dean apretó el hombro de Dan. "Farren es un buen tipo y
vamos a llegar al fondo de esto."

"Quizá es tiempo de que me vaya de nuevo a la fiesta y recoger un lobo sexy." Devin sonrió.

Dan había abandonado la fiesta cuando Farren no recogió sus llamadas. Él había estado
buscándolo antes de encontrar a su amante dormido. Sin sus hermanos aquí, probablemente
se hubiera metido entre las sábanas con Farren y lo llamaría un buen día.

"Mantén la concentración, Dan. No dejes que un par de ojos de cachorro influencien en su


curso. Tenemos que averiguar lo que está pasando", dijo Dean. 81
Dan suspiró. "Si lo sé. Es sólo que no quiero arruinar esto. Realmente me gusta, Dean. Creo
que es el único para mí".

Devin gimió. "¿Por qué todo el mundo quiere sentar la cabeza? Eres joven, Dan. Usted tiene
años antes de que usted necesite encontrar su hombre por siempre. No es como si en la
universidad fuera su última oportunidad. No tienes exactamente un pie en la casa del señor".

"Lo sé." Dan se pasó los dedos por el pelo. "Pero yo no quiero ignorarlo y arruinar el resto de
mi vida tampoco. Él es el indicado. Sé que no lo entiendes, pero él es todo para mí".

Con las palmas en sus ojos, Dan enjugó sus lágrimas. Sin Farren, habría un enorme agujero en
su corazón.

"Oye, ¿qué estáis haciendo?" Farren envolvió un brazo protector alrededor de Dan luego besó
la mejilla de Dan. "Tú lo estas molestando."

El calor se derramo de Farren. Dan lo besó con fuerza, con la esperanza de distraer a su
amante de quemar a sus hermanos. "Ven conmigo, bebé. Iremos a ver Jay".

Dan no podía perder de vista su objetivo. Tenía que llevar a Farren con Jay.
Farren presionó su frente en Dan. "Realmente me gustas, Dan, pero yo soy una mala noticia.
Tengo un montón de equipaje siguiéndome alrededor".

Casi podía oír las palabras que Farren deseaba decir. Rápidamente interceptándolas. "Olvídalo.
No voy a dejarte. Vámonos."

Agarrando el brazo de Farren, arrastró a su amante fuera del edificio. La limusina de la manada
esperaba junto a la acera.

"¿Estabas tan seguro de mí?", Preguntó Farren.

Dean se rió. "Dan pensó en sus habilidades persuasivas."

Dan frunció el ceño a su hermano. Si esta no fuera la primera vez que había visto a su hermano
sonriendo en meses él lo hubiera golpeó en la parte posterior de la cabeza. "Yo tenía la
esperanza."

Él empujó a Farren en la limusina antes de que Farren pudiera llegar a una razón para evitarlo.

"No sé si debería guardar muchas esperanza", dijo Farren. "Soy un pequeño lío. Usted puede
desear que te hubiera dejado". 82
Dan se acurrucó más cerca de Farren hasta que se sentaron el muslo contra muslo. No podía
imaginar nada tan malo que Farren hubiera hecho. Se deslizó fuera cuando un horrible
pensamiento se insinuó en la cabeza. "Usted no está engañándome, ¿verdad?"

La boca de Farren se abrió. Le llevó un momento de infarto antes de responder. "¿Por qué
sigues yendo allí? Yo no te engaño".

"Oh, bueno." Dan se relajó en el asiento, haciendo caso omiso de las expresiones burlonas de
sus hermanos. Les daría una patada más tarde. Era demasiado cerrado dentro de la limusina
para conseguir una patada potente.

Dan mantuvo su atención en Farren. Tenía la sensación extraña de que si se daba la vuelta, su
amante se desvanecería. Tal vez él había leído demasiados cuentos de hadas acerca de djinn.

"¿Puede desaparecer en una nube de humo?", Preguntó Devin.

Dan resopló. Él no debería haber estado sorprendido, él y sus hermanos habían crecido con las
mismas historias.

"No." Farren entrecerró los ojos en Devin.


Farren no dio detalles sobre lo que podía hacer, en vez dirigió su atención a la ventana, con la
mandíbula apretada. A Dan le dolía por envolverse alrededor Farren pero dudaba que Farren
quería mimos de él. Esperemos que no hubiera arruinado lo mejor que le ha ocurrido a él por
prejuicios mágico.

Demasiado pronto se detuvieron frente a la casa de la manada. El edificio no fue tan


brillantemente iluminado como cuando lo habían dejado. La fiesta había llegaba a su fin.
Incluso mientras subían los escalones, más personas fueron tropezando por la puerta.

Miró para ver a Devin haciendo pucheros. Tendría que encontrar una manera de hacer las
paces con su hermano. Devin había estado esperando la fiesta de la manda durante meses.

Jay se reunió con ellos en la entrada. Una impresión de dientes espeluznante marcaba la suave
piel de su cuello. Thomas estaba a su lado. Al shifter lobo no le gustaban los extraños
alrededor de su compañero, especialmente los usuarios de magia. Dan sospecha que Thomas
se preocupan de que el vínculo no era tan fuerte por parte de su compañero ya que Jay no era
un lobo.

"Farren, este es nuestro amigo Jaynell y su compañero Thomas. Jay este es mi novio Farren."
Dan esperaba que Farren todavía los considerara pareja. Lo mataría si resultaba que Farren
83
decidió terminar todo.

Jay se adelantó para dar la mano.

Thomas gruñó.

"Deja de hacer eso. Tengo que tener una idea de su magia." Jay dirigió una mirada a su
compañero antes de tomar los pasos restantes para estrechar la mano de Farren.

Cuando los dos hombres se tocaron, Dan tuvo una breve impresión de que dos titanes del
poder chocaba él unos contra el otro. Jay se estremeció antes de que él soltó la mano de Dan.
Thomas dio un paso adelante, gruñendo protectoramente. Dan corrió al lado de Farren. Él no
trató de mirar hacia abajo al shifter lobo, él no era un idiota, pero se colocó entre Thomas y
Dan.

"¿Hemos terminado con nuestra fiesta de meadas?" Farren arqueó una ceja mientras tomaba
la agresión que vertiendo de Thomas.

Jay rió. "Creo que me vas a agradar. Usted tiene el aura más increíble”.
Dan se mordió el labio para evitar preguntar. A pesar de que podía ver las auras cuando Jay le
tendió la mano, aún tenía que dominar la destreza.

"Um, gracias, supongo."

"Es un cumplido." Dan dio un codazo a Farren.

Los ojos penetrantes del mago se fijaron en Farren. "No sabía que había algún djinn de fuego
restantes. Sin ofender."

Farren sonrojó. "Mi familia es una de las pocas con sangre djinn de fuego. La mayoría de
nosotros no tiene mucha magia".

"Pero usted es muy poderoso." Los ojos de Jay brillaron. Dan sabía que Jay estaba examinando
Farren con su otra vista. Jay podía ver más que la mayoría de los magos. "De hecho nunca he
visto tan fuerte magia del fuego antes."

Farren se movió sin descanso al lado de Dan. Dan apretó el hombro de Farren, tratando de
mantener la calma. La temperatura de la habitación se elevó mientras más larga era la
conversación. El brazalete de la serpiente de fuego se movió como si quisiera responder al
aumento de la magia.
84
"Hey, Farren, ¿no nos hiervas bien?" La frente de Devin estaba perlada de sudor.

Dan estuvo de acuerdo en silencio, pero él se iba a cocer en sus pantalones antes de que él lo
comentara. La temperatura descendió varios grados. Un suspiro recorrió la sala.

"Gracias", susurró Dan.

Farren le concedió una pequeña sonrisa, pero Dan la consideró una victoria. Al menos Farren
no lo había cerrado por completo todavía. Dan no sabía cómo iba a hacer frente si Farren
verdaderamente lo dejaba. Necesitaba a Farren. La chispa en sus ojos, la pequeña media
sonrisa que ofreció cuando él no estaba listo para comprometerse con una risa, todos las
pequeñas peculiaridades de Farren retorcían el corazón de Dan hasta que él sabía que nunca
latería correctamente de nuevo sin Farren a su lado.

"Vamos a ir a la biblioteca y discutir lo que ha estado pasando." Jay hizo un gesto hacia las
escaleras.

Los músculos de Farren agrupados bajo la mano de Dan. "Tranquilo, amor, sólo vamos a
hablar."
Miedo recubre la garganta. ¿Qué pasaba si Jay encontró Farren inmanejable? No sabía si podía
ver a Jay capturar su amante.

"No voy a ser considerado." La mirada desafiante de Farren iba hacia Jay.

"Entendido. Sólo quiero hablar ", Jay le aseguró.

Farren asintió y siguió el camino de Jay por las escaleras. Por primera vez, Dan vio el poder
puro y duro debajo de su novio tímido. Farren había escondido su fuerza, no hay duda que lo
hacía para evitar llamar la atención del personal.

"¿Te duele?" Dan soltó la pregunta. Ni siquiera seguro de por qué le había preguntado.

"¿Qué duele?" Farren se detuvo en el tercer paso para hacer frente a Dan.

"¿Retener todo ese poder?"

"Sí." La boca de Farren apretó a una línea recta. "A veces es insoportable."

Sin decir una palabra, continuó por las escaleras.

El corazón de Dan giró violentamente en su pecho. ¿Podría la magia matar a alguien desde el 85
interior? Un destello de algo colgando del lazo de la correa de Farren le llamó la atención.

Esperó a que todos estuvieran en la biblioteca antes de que él hiciera la pregunta que asoma
en sus labios. "¿Qué es eso?"

Farren siguió su dedo puntiagudo y levantó el artículo. "Mi lámpara. El djinn me lo dio para
almacenar mi exceso de poder”.

"¿El djinn te lo dio?"

Farren asintió.

"Yo no sabía que podían llevar las cosas a través de los planos. ¿Dónde lo conociste?" Antes de
que Farren hablara, Jay hizo un gesto a los muebles. "Todo el mundo, por favor, siéntese. Esto
puede tomar un tiempo".

Thomas se sentó en el brazo del sillón de Jay y Dan se sentó junto a Farren en el sofá. Supuso
que ambos se sentían protectores de sus compañeros.

Compañero.
Dan sabía que los magos no se aparean como shifter, pero nada más podría explicar la,
necesidad de obsesiva tenía de mantener a Farren cerca y fuera de problemas.

Farren lamió los labios nerviosamente. La mente de Dan brilló de nuevo a todas las otras cosas
deliciosas Farren hizo con esa lengua.

"Centrate", Thomas gruñó.

Dan sacó los ojos de la cara de Farren. Se encogió de hombros hacia el shifter lobo. No quiso
pedir disculpas por encontrar a su hombre atractivo más que Thomas había casi el secuestrado
a Jay en la pizzería en su primera reunión.

Al principio Farren utilizo sus palabras con moderación, como si hubiera una escasez de
vocales y consonantes y tuviera que utilizar cada una con mucho cuidado. Una vez que
empezó, la historia se derramó como algo de una telenovela paranormal.

En el momento en que terminó con la historia de su serpiente persiguiendo a su prima, Jay se


había trasladado hasta el borde de su asiento, con los ojos muy abiertos. "Eso es increíble. Eres
un mago interdimensional. Eso es aún más raro que un djinn".

"¿Qué?" La frente de Farren frunció adorablemente. Dan resistió la tentación de plantar un


86
beso en medio de la nariz arrugada.

"Un mago que puede tirar de los seres de una dimensión a otra. Tienes suerte de que los djinn
se centra en la sangre en lugar de sus habilidades mágicas".

"Pero si Betina contacto con el djinn, ¿no significa eso que ella es uno también?", Preguntó
Dan.

Jay sacudió la cabeza. "Una vez que Farren lo llamó, ha sido más fácil para los djinn hablar con
los demás."

Farren emitió un sonido de ahogado. "¿Eso significa que he abierto una puerta para que el
djinn viniera?"

El horror en la voz de Farren tenía Dan frotando la espalda de su amante tratando de inyectar
algo de calma. Farren sonaba al borde del pánico. Dan podía sentir el corazón de Farren
golpeando desde la espalda.

Jay sacudió la cabeza. "No necesariamente. Creo que se abrió un rasguño. Probablemente sólo
sus niños puedan tirar de él temporalmente. Si se hubiera abierto completamente, estoy
seguro de que estaríamos oyendo hablar mucho más incendios alrededor de la ciudad. Eso no
quiere decir que no se pueda ampliar. Tenemos que ir al sitio donde lo llamo al djinn por
primera vez. Puedo ver si hay más agujeros en el velo entre los planos".

"Bueno, sí." La manzana de Adán de Farren balanceaba arriba y abajo en la garganta. "Puedo
mostrarte."

"¿Vas a llamar al concejo?", Preguntó Dean.

Jay sacudió la cabeza. "No si puedo evitarlo. Ellos prácticamente se cortan y se secan cuando
se trata de djinn. Si aún sospechoso que Farren es uno de ellos, podrían tratar de enviarlo a
otro plano.”

"¡No!" Dan agarró el brazo de Farren como si pudiera mantener a su novio allí por su agarre
solamente.

Farren palmeó la mano de Dan antes de que sobresalía su barbilla como si se preparara para
un golpe. "Si eso es lo que se necesita para mantener el mundo seguro, estoy dispuesto."

"No te tires a la pila del sacrificio todavía." La voz completamente seca de Jay tenía a Dan
mordiéndose el labio para contener una carcajada.
87
Este no era el momento para la risa. Había serios problemas a la mano. Tal vez una risa
histérica o dos eran razonables, pero Dan los empujó hacia atrás. Tenía que ser fuerte por
Farren.

"Estoy tan jodido." Farren plantó su cara entre las manos.

"Todavía no, pero si salimos de ésta, estoy seguro que Dan puedo obligarte," dijo Devin.

Farren gimió.

"Vamos, amor. Vamos a ir al estadio práctica. Necesitamos controlar al djinn".

"Farren, si no te importa, ¿podrías dejarme ver tu avatar antes de irnos?"

Farren levantó la cabeza. "¿Por qué?"

"Tengo que evaluar qué parte de su poder es su serpiente y cuánto es tuyo."

Oh, está bien." Farren cerró los ojos. Sólo unos pocos latidos pasaron antes de que el brazalete
brillara entonces se desenrollara de su muñeca. Después de una breve vacilación se deslizó por
su pierna, chasqueando la lengua fuera para olfatear a los ocupantes de la habitación.
"¡Vamos sal, pequeño hombre!" Jay convenció.

"Um... no es tan poco", dijo Farren.

Dan vio a la pequeña serpiente deslizarse por el suelo. "No es exactamente un gigante
tampoco."

"Él fluctúa de acuerdo con el nivel de peligro", explicó Farren.

"Fascinante, nunca he oído hablar de un avatar que hizo eso antes", dijo Jay.

"¿Has oído hablar de un ser asignado por un dios?", Preguntó Dan.

"No, tengo que admitir que es nuevo también," dijo Jay. Su mirada no dejo a la serpiente

La serpiente de fuego se detuvo a medio camino entre Farren y Jay. Se levantó hasta que sólo
las últimas pulgadas de su cola tocaron el suelo. Ante la mirada sorprendida del grupo, la
serpiente aumenta gradualmente de tamaño. Dan parpadeó y se perdió la próxima etapa de
crecimiento. La serpiente fue de pequeño a un gigante. Silbo, en forma de serpiente pequeña
había sido adorable. En miedo, el tamaño de película de terror, Dan preocupaba que podría
atacar. 88
"Shh, todo está bien", aseguró Farren al reptil. "Nadie quiere hacerte daño."

Dan no dijo que Farren estaba mintiendo, ahora mismo estaría feliz de dejar sin colmillos y sin
piel a la serpiente. La presión de la magia aumentó en la habitación. Farren paso un pulgar a
través de su llavero, inmediatamente disminuyo algunos de los crepitante remolino de energía
alrededor.

"¿Eso era verdad?", Preguntó Dan.

Farren se encogió de hombros. "Te dije que tengo un exceso a veces."

Dan no podía discutir Farren les había advertido. Sin embargo, contar y experimentarlo no
eran los mismos. Nunca nadie sabe cuanta magia realmente tenían que purgar su sistema. La
magia de Jay rivalizaba con todos, Dan sabía, pero Farren existía en un nivel diferente. Dan
tenía que asegurarse de que no importaba qué, nadie pudiera desterrar a su amante.

La serpiente se balanceaba la cabeza, ya que Jay la examino.


Los ojos de Jay iluminaron con un resplandor misterioso mientras miraba a la serpiente de
vuelta. La luz extraña en sus ojos sólo duró un minuto, pero cuando se desvaneció, Jay se
derrumbó contra el respaldo de su silla como si hubiera corrido una maratón.

"Tú eres amado por el dios del fuego, Xiuhcoatl. Él piensa que eres la salvación de los que
llevan la esencia de fuego. La serpiente solamente tiene magia tótem, lo que significa que
puede protegerte, pero no puede hacer ninguna verdadera magia por su propia cuenta. Todo
el poder que sentimos es tuyo".

"Genial". Farren entrecerró los ojos a Jay. "¿Qué significa eso?"

Jay sonrió. "Significa que juntos tenemos el poder suficiente, entre todos nosotros, para
detener a un djinn de apoderarse del mundo."

Un peso flotó del pecho de Dan. No se había dado cuenta de lo mucho que había estado
conteniendo el aliento a la espera de la conclusión de Jay. Aunque Jay hubiera decidido que
necesitaban llevar a Farren eal consejo, Dan sabía que hubiera luchado por él.

"¿Cuál es el plan?" Tenía que haber uno, Jay siempre tenía un plan.

"Atrapar a Betina luego llamar a los djinn y darle nuestras demandas." El tono tranquilo de Jay
89
engaño a Dan por un momento.

"¿Has perdido la cabeza? ¿Qué tipo de demandas podemos hacer a un djinn "? Preguntó Dan.

Thomas deslizó una mano acariciante sobre la cabeza de Jay como si apoyara la idea idiota de
su compañero.

"Entre Farren y yo, podemos convencerlo de que mantenga su culo en su reino o vamos a
hacer de su vida muy incómodo." Jay palmeó la pierna de Thomas.

"¿Cómo hacemos lo que planeamos hacer?" Farren entrelazó sus dedos con los de Dan y los
puso en su rodilla.

"He hecho un poco de investigación sobre djinn", dijo Jay, una expresión pensativa en su
rostro enjuto. "Usted necesita encontrar su nombre."

"Pensé en eso. La biblioteca no tiene ninguna información sobre el djinn, no es que he podido
encontrar." La frustración marcada en el rostro de Farren. "Mi familia sólo se refería a él como
padre o abuelo, no por su nombre."
Dan luchó contra el impulso de abrazar Farren más cerca. Deseó poder ayudar a su
compañero. Apretó su agarre, trató de transmitir su apoyo a través del tacto. Deseó que
estuvieran solos para poder tranquilizar a Farren, no iba a abandonar a su amante.

"Tranquilo, Dan, estará bien." La voz de Dean se deslizó por la cabeza de Dan. Su hermano
tratando de prestar su calma para parloteo interno de pánico de Dan.

Dan asintió indicando que había oído. Deseó a veces poder hablar de nuevo a Dean-mente a
mente, pero ya podía compartir las emociones de sus hermanos, estar en la cabeza todo el
tiempo sería demasiado abrumador.

"Usted no va a encontrar lo que necesita en la biblioteca", dijo Jay. Dan noto que el tono de
Jay había cambiado en lo que Dan llama en privado 'modo de enseñanza de Jay'. "Es necesario
comprobar su biblia familiar o donde sus familiares mantienen la historia de su familia. El que
sigue su genealogía familiar tendrá el nombre que aparece en alguna parte. Estoy apostando a
que tu prima llama a los djinn utilizando su nombre propio, pero no tienen el poder para
controlarlo. Un nombre es algo muy poderoso, pero no es el único elemento necesario para
superar una entidad mística".

Farren se aclaró la garganta. "Mi tía Jane es la matriarca. Si alguien tiene la información, será
90
ella".

"¿Es la tía que está en el hospital?" Dan preguntó, sin saber cuántas tías Farren podría tener.
En el poco tiempo que habían estado saliendo, Farren no había sido exactamente abierto con
la información familiar.

"Sí. Voy a tener que volver a casa”.

Si la repentina pérdida de la sensibilidad en la mano izquierda era una indicación, Dan no


anticipó que sea una visita feliz.

"Tu prima no suena como el tipo que quiere compartir su magia con nadie. ¿Por qué crees que
reclutó a los djinn? ", Preguntó Jay, su mirada fija en la serpiente de fuego. La criatura se había
cansado de mirar a Jay y se enrollaba como un gato por el pie izquierdo de Farren. Dan no
pudo resistir pasando rápidamente sus propios pies más cerca. La serpiente vierte el calor
como una chimenea.

"Tienes razón, Jay, pero creo que Betina tiene un objetivo mayor en mente."

"¿Y que sería eso?" Jay entrecerró los ojos como esperando oír lo peor.
"Mi magia. Siempre he sido más fuerte que ella. Ella quiere drenarme y llevarse mi poder. Ella
está loca." Farren anunció que como si estuviera hablando sobre el tiempo. El cielo era azul, la
hierba era verde y su prima psicótica estaba tratando de apoderarse del mundo.

"Averigüe el nombre del djinn y usted puede arrebatar las concesiones que tiene de él. Él no
puede servir a dos señores, pero ayudará al más fuerte. Los Djinn son oportunistas." Jay dio
Farren una sonrisa de disculpa.

"No es que no lo haya oído antes. Mi infancia estuvo llena de la historia de los djinn una vez
brillantes y poderosos." La boca de Farren se torció en una mueca irónica. "Yo no creo en la
mayoría de ellos hasta ahora."

Dan frotó el brazo de Farren. "¿Pensarían algo de ti por traer un novio a casa?"

Sutilmente sondeó si Farren estaba fuera o no con la delicadeza de un elefante borracho


marcho a través de una tienda China. ¿Ellos incluso tienen tiendas chinas?

Farren deslizó sus manos unidas en la mejilla como si se tranquilizar a sí mismo a través de su
contacto combinado. "No les importo lo suficiente para estar molestos sobre si soy gay o no."

El dolor en la voz de Farren cortó a Dan hasta la médula. No podía imaginar tanta indiferencia.
91
Abuso podría tomar muchas formas, el abandono era tan doloroso como muchos otros tipos.
Su magia estalló inesperadamente, sus instintos protectores se arremolinan en torno a la idea
de golpear al padre de Farren.

"No voy a dejarte ir solo. ¿Qué pasa si Betina está a la espera de que se mueva?“ Dan no sabía
con cuánta anticipación Betina lo había planeado, pero no dejaría que su hombre camine a
una trampa.

"Usted no se va sin nosotros", Dean tomó la palabra.

Dan abrió la boca para discutir. Después de todo, él no necesitaba a sus hermanos para ver su
espalda todo el tiempo, pero el dolor en los ojos de Dean le había chasqueando la cerró de
nuevo. La muerte de su novia había hecho a Dean un poco pegajoso. Dan supo que Dean se
preocupaba de que se fuera, y que no volviera.

Farren soltó la mano de Dan para exprimir su hombro. "Eso está bien. Estaré feliz de tener a
todos viniendo".

Si él no lo hubiera amado, Dan habría caído sin poder hacer nada, hundiéndose más en este
mmento.
"¿Cuál es el avatar de tu prima?", Preguntó Thomas, uniéndose inesperadamente la
conversación.

"Un dragón de fuego pequeño. Por lo general lo mantiene en su bolso, y se ve miserable."

"Un dragón lo suficientemente pequeño como para caber dentro de un bolso, delicioso. ¿Me
pregunto cómo sería eso?" Thomas le dio a su compañero una mirada afilada.

Jay puso los ojos. "¿Cree usted que va a continuar con su alboroto si estás fuera de la ciudad, o
ella necesita una audiencia?"

Hubo una pausa mientras Farren consideraba su respuesta. "Creo que ella quiere que yo
presencié sus acciones. Yo soy el único que entiende lo que está haciendo. Pero tendría que
saber que me había ido para que su comportamiento cambie".

"Deja eso a mí," Jay ofreció. "Me aseguraré de que reciba el mensaje."

Dan resistió la tentación de preguntar cómo. A veces lo que usted no sabía que era más
importante para evitar el arresto.

92
Capítulo 9

Farren se quedó en la acera en el centro exacto de la escuela. Los trillizos estaban alineados
delante de él en un semicírculo. "¿Te chicos utilizaron la línea ley* para viajar antes?"

Ellos asintieron en sincronizados misteriosamente. Espeluznante.

Captó la sonrisa de Dan antes de que su novio la escondió.

"Sólo estás jodiendo conmigo ¿no es así?"

Devin se rió. "Bastante."

La tensión se desplegó desde las entrañas de Farren, similar a ver su serpiente desenrollada. Él
había estado colgado apretado desde que se había dado cuenta de que tendría que volver a
casa para averiguar la verdad. Dejarla había sido la mejor cosa que jamás había hecho. Volver
era casi físicamente doloroso. Esperaba sobreviviría una segunda vez. Los dedos de Dan se
deslizaron a lo largo de él, calmándolo y tranquilizándolo. Una sensación de fusión de
serenidad pura vertida a través de él como la mantequilla caliente.

"¿Qué estás haciendo?" Tenía que ser Dan. Farren nunca había experimentado este nivel de 93
paz antes.

"Medicamento mágico. Tomé el curso de nivel trescientos. Es para ayudar a relajarse después
de un día de lanzamiento de hechizos".

"Mmm." Farren tendría que investigar ese curso. Tal vez sería útil.

"Si ya está envolviendo a su novio en su esencia, ¿podemos irnos? El campus no es a prueba


de fuego en sí." Dean golpeó el pie.

Farren estalló en carcajadas. No fue divertido, no realmente, pero la falta de estrés de la


técnica de Dan y el alivio al saber que no tenía que hacer esto solo había cobrado su precio.
Ahora tenía a alguien de su lado. Todo el tiempo que había estado creciendo, habría dado
cualquier cosa, incluso para que una persona hablara en contra de Betina y tomara el punto de
vista de Farren en consideración. Incluso una vez.

Él asintió con la cabeza a Dean. "Vamonos."

• Las líneas ley son alineaciones alegadas de varios lugares de interés geográfico e histórico, como los
antiguosmonumentos y megalitos, partes altas del terreno natural y vados. La frase fue acuñada en
1921 por el arqueólogoaficionado Alfred Watkins, en sus libros Early British Trackways y The Old
Straight Track, quien trató de identificar rastros antiguos en el paisaje británico.
Creo que es esto. Nunca habia escuchado de esto
La línea ley que Farren accede era muy antigua, y sin duda una de las razones por la que la
escuela fue colocado donde estaba. Cerró los ojos para bloquear los ruidos del exterior, pero
mantuvo su dominio sobre Dan. Si algo salía mal, no quería perder a Dan en el camino. No
importa lo que dijeron los trillizos, tenía la sensación de su experiencia de viajar en líneas ley
fue mínima. Farren lo había dominado a los diez para escapar de su prima Betina.
Desafortunadamente, sin ningún lugar adonde ir, siempre había regresado al final.

Decididamente haciendo a un lado los malos recuerdos, Farren se concentró en su casa. La


línea de poder que pasó de la universidad a la ciudad natal de Farren era sólo una milla más o
menos de distancia de la casa de su padre y aún más cerca del hospital. Él esperaba que
pudieran entrar y salir antes de que sus parientes vinieran clamando acerca de ello. Sólo se
preocupaba por él cuando necesitaban ayuda, y Farren no pensaba que hubiera uno entre
ellos que merecía la asistencia de ningún tipo.

Abriendo su mente, Farren abrazó la energía, su cuerpo se convierta en un ser de luz puro
mientras saltaba.

La tierra se encontró con sus pies de nuevo con una oleada discordante como la gravedad
realineada. 94
Dan se quedó sin aliento al lado de él.

"¿Estás bien?" Farren sonrió.

El cabello de Dan sobresalía por todos lados como una alfombra sobrealimentada le había
liquidado. Sus ojos estaban más anchos que Farren hubiera visto.

"Um. Sí. Estoy bien."

Antes Farren le podría molestar más, Dean y Devin aparecieron. Ahora había tres hombres que
se parecían cabreados gatos con el pelo de punta. Farren corrió tímidamente una mano por el
suyo para comprobarlo.

"¿Cómo es que no te ves como un troll?", Preguntó Devin, la indignación coloreando su voz. Si
la molestia podría tener un color, Devin hubiera sido un rojo brillante.

"He viajado por línea ley mucho. Estoy adivinando que ustedes tres no".

"Lo hicimos para llegar a la escuela... una vez," Dean confesó.

Farren apretó la mano de Dan. "La próxima vez avíseme si no ha tenido mucha experiencia en
algo. Sé que algunos trucos que le ayudarán a lo largo".
Devin resopló. "Apuesto a que le dices eso a todos los chicos lindos."

Farren se detuvo un momento. "Sabes que tienes razón. ¿No te lo digo a ti, Dan? "

Dan tocó la barbilla mientras fingía que pensar en ello. "No, usted dijo lubricante, más
lubricante. Lo recuerdo muy claramente."

La risa se aclaró el aire. Después de un momento, Farren señaló por la calle. "El hospital es de
esta por ahi." Él volvió a colocar la mochila en sus hombros para mayor comodidad. "Vamos a
hablar con mi tía."

Los nervios de Farren estiran tenso al pensar sobre qué decirle a su tía. El hospital se cernía
sobre ellos. "Hey, tal vez debería hablar con ella a solas."

"No." El tono de Dan no permitía ningún margen de maniobra. "No sabemos quién está dentro
o si ella es inocente. Ella podría estar en ello con su hija por lo que sabemos. No es como si ella
te protegiera como un niño".

Deseó poder discutir con la lógica de Dan, pero las palabras no venían. Después de una
infancia de mierda, Farren sabía que no podía poner su fe en cualquiera de sus parientes. Él
asintió, sin confiar en su voz. El apoyo de Dan significaba más para él de lo que su amante
95
sabia. Confiar en Dan y sus hermanos fue un gran paso.

Fácilmente se dirigieron al tercer piso del hospital después de descubrir el paradero de su tía
por una enfermera amable.

"Ella quería sus pantalones mal, amigo," Devin bromeó.

"Bueno, ella no puede tenerlos, son míos." El tono de Dan terminó las burlas de su hermano
allí mismo.

Un vistazo a la cara de Dan casi tuvo a Farren tratando de tragarse la lengua. Su amante
tolerante tenía una expresión feroz en sus ojos como un guerrero dispuesto a luchar por su
reino.

"Hey, vamos a salir de esto". Farren palmeó el brazo de Dan.

Por lo menos se aseguraría de que Dan sobreviviera. Si alguien iba a hacerlo a través de esta
cosa, era Dan y sus hermanos. Él no se preocupa por Devin y Dean tanto, pero sabía que Dan
se perdería sin los otros dos. Farren sacrificaría todo antes que dejar que el djinn o su prima
dañaran un pelo en la cabeza de los trillizos.
Sus botas resonaban sordamente contra las baldosas del hospital de color azul y el olor a
antiséptico chamuscaba la nariz mientras se acercaba a la habitación de su tía. Se llevó una
mano a su estómago repentinamente mareado y respiró profundamente, llenando sus
pulmones con el falso coraje.

Dan agarró el hombro de Farren. "Vamos, bebé, puedes hacer esto."

Farren asintió. Sí que podía hacer esto. Tenía que. Si no obtuvo la información que necesitaba,
estaban todos muertos.

Obligando a sus pies para ir hacia adelante, Farren entró en la habitación. Se mordió el labio
para contener un grito de asombro al ver a su tía. Su poderosa tía Jane que había presentado
las pocas notas brillantes de su infancia yacía en la cama del hospital como un cadáver. Su
normalmente rosado cutis se había vuelto de color blanco tiza y arrugas Farren nunca había
notado antes cubierto su rostro. ¿A dónde se había ido su tía energética?

Se acercó a la cama y vio que había tubos en sus brazos, pero su boca no estaba cubierta, lo
que llevo a pensar que ella estaba respirando muy bien por su cuenta. Farren maldijo en
silencio su falta de magia médica. Sus habilidades de curación eran mínimas, casi inexistente.
96
"Ella parece estar agotada." Farren no podía ponerlo de otra manera. Era como si alguien le
hubiera chupado toda su energía a través de una pajita y sólo la cáscara cansada se mantuvo.

"Puedo oírte, muchacho." Incluso su voz tenía una cualidad frágil, como la paja seca, cada
palabra romper al final.

"Lo siento, tía Jane, yo tenía que venir a hablar con usted."

Sus ojos se abrieron de golpe y por un momento que brillaron negro con solamente un anillo
delgada de oro alrededor del borde. "¿Qué ha hecho?"

"Ella está tratando de abrir un portal y permitir que un djinn pase. Ella piensa que él puede
dominar y hacerme que su esclavo".

"Ella no puede." La tía Jane cerró los ojos como si eso terminó el asunto.

"Lo sé, ella no es lo suficientemente fuerte."

Ella negó con la cabeza lentamente, como si incluso que el movimiento tomó toda su energía
restante. "Ella es solo un mago de fuego. Ella no es un Djinn".

"¿Qué?"
Un suspiro largo y lento emite desde su tía. "Ella no sabe que es adoptada. Yo no era capaz de
tener hijos, por lo que cuando una pareja mago de fuego murió en un accidente, la llevé en
conmigo".

Farren frunció el ceño. "¿Los djinn no saben la diferencia?"

Una, tos áspera dura sacudió la figura de su tía. "Sí, la está usando como un peón."

"Espera, ¿cómo se llama el djinn en el primer lugar?", Preguntó Dan.

Farren apretó el brazo de su compañero, contento de que Dan hubiera dado un paso adelante.
Su mente aún estaba conmocionada por el hecho de que su prima no era su sangre. No
debería haber importado, pero la cantidad de alivio que experimentó al no compartir el ADN
de Betina era casi abrumadora.

Tía Jane se sonrojó, trayendo un poco de color de nuevo en sus mejillas. "Ella me robó el
brazalete."

"Lo sé. Ella me dijo. No estoy seguro de lo que hace".

"El encanto de la lámpara de plata permite a una persona para hablar con un djinn." 97
La tensión se relajó en el pecho de Farren. "¿Ella no puede seguir adelante, entonces?"

"No. Al menos no por sí misma, pero que podría ser capaz de conseguir la construcción de un
portal".

"Mierda". Si se creaba un portal, algo más que un djinn podría regresar a su plano. "Tía Jane,
necesito a saber el nombre del djinn".

Ella apretó los labios en una línea plana como si tratara de resistirse a hablar.

"Si yo voy a detener a Betina, necesito ese nombre," Farren insistió. Tiempo para la timidez
pasada. Todo el futuro de Farren dependía de él conseguir el nombre del djinn. Farren se fue a
la yugular. "Te debes a mí, tía Jane. Betina hizo de mi vida un infierno".

Sudor perlaba la frente de su tía. "Lo sé. Debería haber hecho más para controlarla. Lo siento.
Su nombre es Jahangir. Él es el líder de los djinn y tu abuelo".

"Gracias. Espere, ¿él es el líder de los djinn?" ¡Genial! No cualquier djinn al azar, sino el líder
enloqueciendo. Sí, su vida seguía mejorando.
"Sí. Una de las cosas que hemos estado escondiendo es que usted es el descendiente restante
del djinn Jahangir, el gobernante de los djinn. No hay otros tan poderosos como usted, porque
la magia djinn se salta una generación. Tu madre y yo compartimos la magia fuego de tu
abuela, pero no tenemos otros poderes djinn. Jahangir ha estado esperando a que crezcas.
Usted es su plan maestro. Betina sólo un peón. Yo sé que ella le hizo la vida difícil, pero ella es
mi única hija. Si usted puede salvarla, por favor trate. Si no se puede", unas lágrimas goteaba
por su mejilla-"lo entenderé".

Farren palmeó la mano de su tía. "Voy a hacer lo que sea necesario para salvar nuestro
mundo."

Se negó a hacer promesas vacías, sobre todo cuando no le importaba si Betina sobrevivía.

"Gracias." Ella cerró los ojos.

No sabía si estaba realmente dormido, pero había aprendido todo lo que necesitaba. Farren se
volvió y salió de la habitación de su tía y lejos de la cortina de la enfermedad y la muerte. No
podía soportar los hospitales. Su fobia no era racional, pero detestaba los lugares. El silbido de
los uniformes, el chirrido de zapatos ortopédicos y los anuncios constantes en el
intercomunicador frotaron contra los nervios de Farren. Había pasado demasiado tiempo en
98
los hospitales como un niño. Después de varios "accidentes", habían comenzado a tomar el
cuidado de él en casa, pero no antes de que él hubiera llegado a despreciar la mirada de
lástima en los ojos de las enfermeras.

Nadie iría en contra de su padre y cuestionar lo que pasó en casa, y el desprecio de su padre
por Farren por no ser lo suficientemente hombre para vencer a su prima sólo había
erosionado la autoestima de Farren. No podía explicar a su padre cruel que no era una
cuestión de no ser fuerte, pero si se hubiera desatado verdaderamente su poder, habría
matado a todos. Algunos días se preguntó por qué no lo había hecho.

"Oye, ¿estás bien, bebé?" La voz de Dan, cálido con preocupación, y un toque suave por el
codo sacaron a Farren de sus pensamientos oscuros.

"Sí." Él apartó la humedad de sus mejillas, negándose a dejar que los recuerdos de su infancia
lo desplazaran de la realidad.

"Vamos a volver y poner nuestro djinn en su lugar. Si terminamos teniendo que matar a su
prima, deje a esa perra para mí." Dulce tenor de Dan celebró un borde afilado.
Sorprendido, Farren examinó de cerca la cara de Dan. Nunca había visto a su amante
sanguinario antes. "¿Estás bien?"

Dan negó con la cabeza. "Cada vez que oigo hablar de cómo te han tratado me pongo furioso.
Vamos a salir de aquí antes de que decida sofocar a su tía con una almohada".

Farren rió. La angustia y la ira desapareció de su cuerpo como si Dan los había borrado de su
pecho. "Te amo." Las palabras espetaron antes de que pudiera detenerlas.

Dan llegó a un punto muerto en el medio del pasillo. "¿Ahora? ¿Aquí es donde usted decide
compartir que me amas?"

"Supongo que podría haber elegido un lugar diferente." Farren podía sentir sus mejillas
calentándose. "Sólo tenía que decirlo."

Él no quiso decir que él no sabía si estaban saliendo de allí con vida. Fue casi un hecho que las
probabilidades no estaban necesariamente en su favor.

Dan tomó las mejillas de Farren y tocó la frente. "Vamos a salir de esta. Eres mío, y yo no dejo
que nada mío escape".
99
"Yo secundo eso", dijo Devin. "Todavía tengo cicatrices de un año en Acción de Gracias cuando
Dan quería el último palillo."

Dan sonrió. "Fue una pequeña marca, no eres más que un gran coño."

"Nos llevó una eternidad sanar", Devin puso mala cara.

Dean golpeó a Devin en la parte posterior de la cabeza. "asúmelo".

Reprimiendo su risa, Farren siguió a los hermanos por la calle a la línea ley. Sus pensamientos
giraban en su mente mientras consideraba todo lo que su tía le había dicho. ¿Sabía Betina que
ella fue adoptada? ¿Era por eso que ella tenía la intención de traer de vuelta a los djinn, para
demostrar que ella era tan fuerte como Farren?

"Yo no entiendo por qué pensaría que traer a un djinn de nuevo a este plano es una buena
idea." Farren frotó la parte posterior de su cuello, ya que se colocaron para el transporte.

"Los locos no necesita tener un buen juicio", dijo Devin. "¿No has visto ninguna película de
superhéroes?"
Farren no tenía una respuesta para eso por lo que se centró más bien en llevar a todos de
vuelta a la escuela.

100
Capítulo 10

Ellos se reunieron en la biblioteca de la casa de la manada. Jay y Thomas estaban abrazados


juntos en un sofá y el resto de ellos estaban esparcidos por la habitación.

"¿Cómo fueron las cosas mientras yo no estaba?", Preguntó Farren.

Dan vio los nervios correr por el rostro de Farren. La ansiedad de su amante casi pulsaba a
través del cuarto con el nivel de su estrés.

"Betina abatida. No hubo incendios u otros eventos inexplicables," Jay le aseguró.

"Bien. Ahora tengo que encontrar una manera de atraerla a fuera para que pueda tomar la
pulsera de vuelta", dijo Farren.

Dan pudo ver el estrés que causan las líneas en la boca de Farren. El pobre hombre no había
tenido una infancia fácil y parecía que sus veinte años no iban mucho mejor. Dan frotó el brazo
de Farren. "Nosotros nos encargaremos de ella. Una vez que ella no tenga el brazalete, no va a
tener el poder de llamar a los djinn".

"No se equivoquen, ella no necesita el brazalete para causar problemas", advirtió Farren. 101
"Vamos a entregarla al concejo," Jay prometió. "Mi palabra será suficiente para ellos para
llevarla a la cárcel hasta que puedan llevarla a confesar sus crímenes."

"¿Cómo van a conseguir que confiese?", Preguntó Farren, luego sacudió la cabeza. "No
importa, no quiero saber. No puedo permitirme sentirme mal por ella. Ella va a tomar ventaja
si le doy una pulgada".

El hecho de que Farren podía sentir alguna compasión por la perra que había hecho su infancia
un infierno tenía Dan a aún más enamorado de él.

"¿Cómo la encontramos?", Preguntó Dan. Se deslizó otra vez hasta que sus muslos se tocaron,
tratando de transmitir su apoyo a Farren.

Jay le respondió. "Si Farren vuelve a su horario regular, su prima se mostrará."

Farren levantó una ceja oscura. "¿Cómo puedes estar tan seguro?"

"Como sospechábamos, mientras estabas fuera no hubo incendios. Ella está esperando por ti
porque te anhela como público. Por lo que yo puedo ver, nada ha cambiado. Tengo la
sensación de que te está viendo y sabe que has regresado." Tono confiado de Jay alivió los
temores de Dan. Si Jay tenía alguna duda, les habría dicho.

"Si estás seguro, yo confío en ti", dijo Farren. "Voy a ir a descansar un poco ahora. Ha sido una
larga noche".

"¿Por qué no y los Ds pasaran la noche aquí? Tenemos un montón de habitación y si usted va a
su dormitorio, Betina podría prenderle fuego sólo para obtener su atención", Thomas propuso.

La boca de Farren se abrió, luego la cerró de nuevo. "Estás bien. Eso es exactamente lo que
hizo antes. Yo me quedo, aunque, yo no puedo hablar por los demás".

"Yo me quedo." Dan no dejaría a Farren a solas con sus demonios.

Dean y Devin asintieron, indicando su acuerdo.

"Voy a tener a los gnomos mostrándoles una habitación," Jay ofrecido.

"Gracias." Dan se puso de pie y tiró a Farren de pie.

102
A Dan y Farren, les mostraron una habitación, mientras que Devin y Dean fueron conducidos a
otra. Dan sonrió a la gran cama king ocupando gran parte de la habitación.

Con un grito feliz, se quitó los zapatos y luego se arrojó sobre la superficie suave. "Oh, tan
agradable."

"Eres como un niño pequeño", bromeó Farren.

Dan palmeó el lugar junto a él. "Ven a jugar conmigo y yo te mostraré cómo de adulto me
siento."

Farren sonrió, la expresión limpio temporalmente la tristeza de sus ojos. Manteniendo sus ojos
en Dan, él se quitó los zapatos y luego subió a su lado. En lugar de inmediatamente tratar de
despojar a Dan de su ropa, Farren acurrucó y apoyó la mejilla en su pecho. Dan envolvió
instintivamente el brazo por Farren.

"Va a estar bien, bebé," Dan tranquilizó. Frotó la espalda de Farren y le abrazó cerca. "Vamos a
derrotarla al final. Juntos podemos aplastar a sus pequeños sueños de poder djinn".

El cuerpo de Farren sacudió con su risa silenciosa. "Me alegro de que te conocí, incluso si estoy
arruinando tu vida. "
Dan apretó su agarre. "No estás arruinando nada, usted lo está haciendo."

Suaves labios rozaron la barbilla. Dan inclinó la cabeza hacia abajo para capturar la boca
errante de Farren con la suya.

"Realmente me gustas, Dan. Lo siento, te arrastré a esto".

"Yo no. Me hubiera perdido de algo maravilloso".

Dan tiro a Farren en un férreo control, con miedo a perderlo, incluso en sueños.

Dan se despertó y encontró Farren envuelto a su alrededor como un peluche, pulpo caliente.
Soltó un suspiro de satisfacción. "Es una lástima que no puedas seguir así."

El cabello de Farren se deslizó sobre su pecho. "Sí, sería bueno si mi prima no estuviera
tratando de arrastrar todo bajo control de los djinn y posiblemente nos maten."

"Buen punto, amor." Dan hundió sus dedos en mechones oscuros de Farren el roce y
calmante. Deseó que pudieran permanecer así durante el resto del día.
103
Miró al reloj. "Maldita sea, no tenemos tiempo. ¿No tienes tu primera clase?" Dan escaneo el
cuerpo de Farren en agradecimiento. Con el ceño fruncido, levantó la manta. "¿Dónde está la
serpiente?"

Las palabras de Farren tenían sueño y su aliento pulsaron través de la piel de Dan. "Viene y se
va."

Dan se sentó. "Usted no tiene control sobre él."

"No. Es más como un compañero que un avatar. Ella realmente no tomo mi consejo u
orientación o realmente nada".

"¿Cuál es su propósito, entonces?" Dan frunció el ceño. Una punzada de inquietud hormigueo
a lo largo de su columna vertebral.

"El dios Xiuhcoatl me pidió que cuidara de ella."

"¿Es una ella?"

"Supongo, nunca la registré, pero Xiuhcoatl afirmó que era una niña."
Dan deslizó una mano hacia arriba y abajo de la espalda de Farren. "Me sentiría mejor si ella
velaba porque no sabemos cuándo Betina actué."

"Ella va a estar allí si la necesito", dijo Farren con calma. Él permaneció relajado contra Dan
como si no tuviera ninguna preocupación en el mundo.

Dan gimió. "Tenemos que continuar."

"Ugh." Farren se arrastró fuera de la cama y abrió la cómoda. El werekin siempre mantenía
ropa de repuesto en cada habitación para los visitantes.

Farren arrojó un par de pantalones y una camisa a Dan. "Aquí tienes, amor."

Una sensación de calor derritió sus huesos. Se vistió antes de que él se olvidara de la razón
para prepararse. La piel de Farren brillaba en la luz del sol. El juego de los músculos debajo de
la piel brillante tenía a Dan en trance. Extendió una mano para tocar antes de que él se lo
arrebatara de vuelta. Colegio. Tenía que ir a la escuela.

Sacudiendo la cabeza, se vistió rápidamente antes de que los dos pudieran ser expulsados por
falta de asistencia. Dan tenía una prueba en su clase de pociones, pero él iba a faltar si Farren
lo necesitaba.
104
"Llámame si la ves," Dan advirtió.

"Lo haré," Farren prometido.

Dan vio por última vez a Farren cuando la limusina los dejó y se dirigió a su clase. Estaba
bastante seguro de que él pasó su prueba de pociones, al menos nada explotó. Dejando la
clase lo único que podía pensar era en Farren. ¿Estaba Farren haciéndolo bien en su clase?
¿Betina lo había encontrado?

"Hola, Dan."

Dan se dio la vuelta para ver a una rubia de pie detrás de él.

Habían hecho un enorme error de cálculo. No habían pensado que era lo suficientemente
inteligente como para obtener garantías. Dan se concentró en Dean, tratando de enviar su
sensación de pánico a su hermano. Esperemos que la empatía de Dean entrara en juego y se
daría cuenta de que Dan estaba en problemas.
Fuego se arremolinaba a través de sus dedos mientras se acercaba.

"Supongo que eres Betina."

"Aww ¿Farren ha hablado de mí?" Su voz almibarada tiro del último de los nervios de Dan. "Él
siempre me trataba bien."

Dan mantuvo una distancia prudente. "Eso no es lo que he oído."

"Inteligente también." Betina acechó adelante. Un pequeño dragón se derramó de su bolso y


se subió a su lado. Su cola colgaba atrás. El contraste entre el triste dragón y la elegante
serpiente de fuego de Farren fue sorprendente.

"¿Qué quieres?"

"A Usted. El pequeño Farren se ha enamorado. Sólo lo necesito un poco. Yo ni siquiera lo


lastimare mucho".

Dan apretó los puños. Podía llevarla. Puede ser. Silenciosamente llama Kimo, la salamandra, a
su lado. Un resplandor a su izquierda llamó su atención. El gran anfibio sólo casualmente se
parecía a su primo más pequeño. La versión avatar era un pie y medio de largo desde la punta 105
hasta la cola. Las líneas amarillas marcan el cuerpo negro como franjas de carreras.

"Ooh usted trajo una mascota," arrulló en su tono dulzón.

Dan retrocedió un poco más.

"No vaya demasiado lejos, Dan. Voy a pensar que no te gusto".

"Me siento cómodo con eso." Dan cruzó los brazos sobre su pecho. Su corazón podría latir
salvajemente, pero no le daría la satisfacción de ver su temor.

Una bola de fuego cayó a sus pies, lo que desató el césped delante de él.

"Eso fue un disparo de advertencia. Si vienes conmigo, no voy a prenderte fuego”.

Dan se encogió de hombros. "Yo puedo detenerte." Casi se cree esas palabras.

"Usted puede ser capaz de detenerme de quemarte, pero usted no puede detener a un djinn
de prender su residencia fuego o cualquiera de estos otros edificios. Dudo que usted tenga la
magia para hacer cualquier cosa." Ella negó con la pulsera.
Dan lanzó una mirada alrededor, a los edificios que lo rodeaban. Cada uno contenía cientos de
estudiantes. "Está bien, voy a ir contigo."

"Bueno, usted puede traer a su pequeña mascota con usted también."

Kimo silbó.

Dan trató de enviar pensamientos de pánico a Dean, pero debe de haber fallado porque sus
hermanos no se presentaron para salvarlo.

"¿A dónde vamos?"

"Mi primo encontró el lugar perfecto para una evocación. No queremos que sea demasiado
difícil para él encontrarnos. Ven".

Se dio la vuelta y se alejó, el pequeño dragón salto tras de ella. Dan no tenía otra opción... él la
siguió.

****

Farren apenas había hecho dos pasos de su clase antes de que Devin y Dean lo asaltaran.
106
"Dan está en problemas", dijo Dean sin un saludo.

"¿Qué pasó?" Farren se congeló.

"Creemos que su prima lo tiene. Tengo la impresión de que está en pánico".

"Eso suena como Betina." La serpiente de Farren se desplazó a través de su piel en respuesta a
sus nervios. "Estoy bastante seguro de que sé dónde se fue también."

"Tu avatar debe ser capaz de realizar un seguimiento de Dan. Usted se ha unido con él, ¿no es
así?"

Farren se agarró el pelo con las manos. "No lo sé. Supongo que sí. Quiero decir que no somos
lobos ni nada. Él no puede ser mi compañero".

Devin le dio una palmada en la espalda. "Sólo porque no se vinculó no significa que no
podemos caer en el amor. Ahora envía a su avatar".

Él nunca había tratado de hacer que la serpiente haga algo antes. No estaba seguro de cómo
hacerlo. Farren cuadro los hombros, tratando de relajar sus músculos tensos. Los miedos de la
infancia trataron de apoderarse de su mente. Casi no reconoció los pequeños sonidos de
gemidos que salían de él.

"Usted puede hacer esto, Farren. No puedes dejar que gane. No podemos perder a Dan.
¡Enfóquese!" La voz de Dean trajo a Farren de nuevo a sus sentidos.

"Tienes razón." No podía permitir que toda una vida de abuso lo detuviera de proteger a Dan.

"Vamos, serpiente, vamos a encontrar a Dan."

Realmente necesitaba nombrar a la criatura.

"Yo lo puedo oler." La serpiente se deslizó fuera de Dan y movió a través de la hierba.

Los tres se apresuraron a seguir al reptil rápidamente. Se escabulló hacia el estadio viejo.

"Eso es lo que me temía, está llamando al djinn y el uso a Dan de cebo", dijo Farren.

"¿Por qué iba a necesitarte?", Preguntó Dean.

"Ella le puede llamar, pero ella no puede abrir el plano y traerlo. Ella necesita mi sangre y la
magia." Farren tragó el nudo de miedo en su garganta al entrar en el edificio. 107
El olor de fuego e incienso cubría el aire. Se sentía pesado contra su piel. Farren ni siquiera se
dio cuenta de lo oscuro que se había convertido el interior hasta que se dio cuenta que la
serpiente de fuego brillaba intensamente en la luz tenue.

"Ya está aquí", dijo Farren.

La puerta estaba abierta cuando llegaron al estadio. Betina ni siquiera trató de ocultar sus
huellas. Caminando en el interior, se encontraron con lo que Farren había sospechado. El djinn
flotaba en medio del estadio. Él sonrió cuando vio Farren.

"Chico, tú lo hiciste. Estoy tan feliz de verte", dijo el djinn.

Dan yacía en el suelo junto a él. No se movía.

"¡Dan!"

"Yo no le he hecho daño. Sólo necesito un poco de su sangre." El djinn hizo sonar todo tan
razonable.

"¡Devuélvemelo!" Farren no se sentía en absoluto razonable.


"Hola, querido primo." Betina salió de las sombras, sonriendo su sonrisa espeluznantemente
familiar.

Farren apretó los puños. El poder rodó por él, llamas lívidas quemó a lo largo de sus brazos. La
serpiente se deslizó a su alrededor añadiendo a su fuego.

"Ha ido demasiado lejos." La furia venció al miedo por su prima.

Betina se rió. "¿Es porque siempre tengo todas las cartas?"

Farren tiró aún más de su poder. Tocó la pequeña lámpara atada a su cinturón. Por primera
vez, en lugar de empujar su poder de distancia, Farren accedió aún más.

El djinn sonrió. "Usted es definitivamente vale la pena."

"Dame mi amante y yo dejaré a sobrevivir en su plano." Farren no sabía dónde esas palabras
venían, pero no pudo evitar que se derrame fuera de su boca. "Si luchas, voy a destruirte."

La risa del djinn se hizo eco en las paredes. Betina se rió con él.

El cuerpo de Farren le dolía por el calor abrasador quema a través de su cuerpo. Tenía que
proteger a Dan. Lástima que Jay no estaba allí para ayudarlo.
108
"No hay nada que puedas hacer para detenerme ahora, Farren." La voz de Betina había
perdido algo de su alegría el brillo de Farren creció.

"Tomale." Farren le dijo a la serpiente.

Dan se movió, pero Farren no podía pasar por encima de la línea para rescatarlo. Si se rompía
el círculo, liberaría al djinn.

Hizo caso omiso de los gritos de su prima cuando la serpiente de fuego la apoyó en una
esquina.

"Espero que la mate", dijo el djinn perezosamente, "ella es molesta."

"Sí, ella lo es," Farren gruñó.

Dientes afilados de los Djinn mostraron aún más prominente. Él flotó más cerca de Dan. "Por
lo menos ella me trajo un buen cuerpo."

Farren fue hacia el borde del círculo. "¡No te atrevas!"


"Pero cómo podría resistirse a una deliciosa delicia", el djinn ronroneó. "A menos que tenga
oferta mejor."

"No." Devin y Dean agarraron sus brazos y lo arrastraron fuera del borde del círculo.

"Ni siquiera pienses en ello," Devin gruñó.

"¡No voy a dejar que posean a Dan!"

"Dan nos va a matar si le dejamos en ese círculo", dijo Dean.

"Entonces sólo hay una solución". Farren fijo los ojos con el djinn luego se puso el pie en la
línea. Forzando el fuego a través de la suela de su zapato se quemó una línea a través del
círculo.

"Buen trabajo, hijo." El djinn flotó hasta Farren. "Ahora, usted tiene una opción. Sacrificarse o
tomo a tu chico".

Farren sabía que sólo había una respuesta. "Soy tuyo."

"Buena elección, hijo. Me aseguraré de que tu pareja tenga una buena vida. Incluso podría
mantenerlo".
109
Farren necesitaba para poner fin a esto ahora. Por primera vez, Farren sabía que podía ser lo
suficientemente fuerte y lo suficientemente valiente. Él haría cualquier cosa por Dan.

El djinn flotó más cerca y antes de Farren podría prepararse a sí mismo, el espíritu se estrelló
contra Farren, llenándolo a rebosar.

Farren gritó. El dolor que sintió cuando tuvo demasiada magia era nada en comparación con
los djinn forzando su camino en el cuerpo de Farren. Cada molécula había quemado con el
poder del djinn. Una sensación fresca de las escamas a travesó su piel se sacudiendo a Farren
de vuelta a la tierra. Le tomó un momento darse cuenta de que el avatar no se había vuelto
frío, pero Farren quema más caliente que nunca. En lugar de luchar con la sensación, él la
abrazó.

"¡Ahora!", Susurró la serpiente.

Lleno hasta los topes, Farren transformó en la más poderosa forma que se le ocurrió. Él
canalizo a Xiuhcoatl. El dios del fuego oyó la súplica de Farren y vino en su ayuda. El cuerpo de
Farren estirado y estirado, su piel cambió a escalas y se transforma desde el color de la carne
al color de la llama. Las escamas de las serpientes rojas continuaron hasta formar una
serpiente que llenaba la mayor parte del estadio. Con cada pulgada de crecimiento, Farren tiró
aún más potencia de su lámpara, de la tierra y de su avatar. No iba a ser una víctima. Nadie lo
controlaría nunca más.

"¡No!"

La voz del djinn resonó en la cabeza de Farren, pero Farren lo ignoró. Él lo sacaría fuera de él
aunque tenga que quemarse.

El djinn gritó. Corrientes de niebla salieron de Farren.

"¡Dean, Devin, ayúdame!" La voz de Dan se filtró a través del dolor de Farren.

"¡Corre, Dan!" Gritó Farren telepáticamente, con la esperanza de que Dan oiría.

Los trillizos lo rodearon, hasta que estuvo parado en medio del trio. La magia de enfriamiento
se arremolinaba a través de su cuerpo, aumentando el poder de la serpiente.

Dan agarró la lámpara de Farren y lo lanzó fuera del ring. La niebla seguía la lámpara, en buscá
de más poder. Farren esperó que el djinn estuviera completamente dentro de la lámpara. El
pequeño colgante se transforma en una talla completa que hubiera hecho a Aladin* estar 110
orgulloso.

Farren se enrollaba en un pilar deteriorado mientras que la energía se derramaba fuera de él


como el calor del mediodía.

"Espera, amor, casi lo tenías", susurró Dan.

Farren no dejó de empujar a los djinn de él hasta que sintió hueco por dentro.

"Dejame", le dijo a su serpiente.

Miró alrededor del hombro de Dean para ver a la serpiente tragar la lámpara. Una fuerte
explosión resonó en el aire.

Los trillizos dejaron caer sus brazos, señal para que Farren liberara su magia. Su cuerpo se
encogió y sacudió hasta que finalmente yacía temblando en el suelo en su forma humana con
toda su energía gastada. Ropa mágicamente apareció el cuerpo. Levantó la vista para ver a
Dan agitando las manos.

"Es un pequeño truco que aprendí de Jay", explicó Dan.

*Personaje de las mil y una noches, llevado al cine por


Disney
"Práctico". El sudor en la frente de Farren, pero se sintió mejor de lo que se había sentido en
semanas. Aceptó la mano de Dan y le dejó tirar de él hasta sus pies.

El reptil se quedó inmóvil en el suelo, su llama extinguida. Farren tropezó con el reptil, pero
antes de que pudiera tocar una sola escama, la serpiente se movía. El pequeño fuego
enroscado alrededor de su piel, ya que se deslizó de nuevo a su lugar favorito en la muñeca de
Farren.

El corazón de Farren se instaló con el contacto.

"¡Farren!" Betina gritó. "¡Has arruinado todo!"

Miró a su prima gritar. Se había olvidado por completo de ella. Sin su abuelo, ella no tenía el
nombre de un djinn para llamar. Betina no podía hacer nada.

En lugar de ir tras Farren, se vengaría con Dan. Farren levantó una mano para detenerla. Una
gran bola de fuego corrió a través de su palma. Creció a su paso por el aire hasta que la
envolvió por completo.

Gritando, ella cayó al suelo. Dos segundos más tarde, no quedaba nada de ella, pero si un
montón de cenizas.
111
"Pensé que era a prueba de incendios", dijo Devin.

"Tal vez, pero no djinn a prueba de fuego." Farren sabía que había tomado en sus poderes
adecuados. Ahora era un djinn.

Su transformación fue completa.

Se preocuparía por el consejo y la prohibición de djinns otro día. Sospechaba que Jay se haría
cargo de todo aunque sólo sea para proteger a Dan. Odiaba tener que decirle a su tía que
Betina no pudo ser salvada, pero no había nada que podría haber hecho por ella. Algunas
personas simplemente nacían malvadas.

"Oye, bebé." El brazo de Dan llegó a su alrededor en un toque reconfortante. "Va a estar bien.
Te tengo. Siempre estaré aquí para ti."

"Lo sé." Farren besó a Dan. "Voy a estar allí para usted también."

"¿Qué está haciendo su serpiente?", Preguntó Dan.


Farren miraba a la serpiente. Copos de escamas de color turquesa estaban cayendo y
deslizándose de la muñeca de Farren como copos de nieve y escamosas. "Creo que la está
mudando."

"Eww. Definitivamente necesitamos para aprender más acerca de las serpientes de fuego",
dijo Dan.

Farren rió. "Sí definitivamente. Volvamos a la residencia. Estoy listo para celebrar".

Sonrisa maliciosa de Dan, acompañada de gemidos y gritos de demasiada información de sus


hermanos. "Es una gran idea."

112
113

Intereses relacionados