Está en la página 1de 1

Habia una vez un gatito que era muy feo, tan feo que nadie lo quera, pero

paso un dia que el gatito nado y nado muy lejos para encontrarse con una
gata que le gustaba, le gustaba tanto que no alcanzo a decirle que la
amaba, la pata le adjunto sus papeles para que se percatara de sus
intensiones.

fin