Está en la página 1de 4

(820)

mülgó como l e y fundamental la rigurosa agnación , consideran- tituyen la esencia de las leyes : la voluntad del legislador , y (821)
do q u e esle sistema estriba sobre la base misma de la natura- la promulgación suficiente.
leza , y constituye una parte integrante de la legislación e s - Aun mas : dando de barato q u e en 1789 hubiese existi-
palióla. Se mandó pues guardar , cumplir y ejecutar literal- do de parle de Carlos IV una verdadera v o l u n t a d , y q u e
mente el orden d e suceder indicado PVRA SIEMPBE JAMAS, esta hubiera sido solemnemente promulgada , nada adelantan
sin embarijo de la ley de Partida , q u e bablaba sobre la for- con eso los defensores de Isabel ; porque el mismo Carlos I V e a
ma y manera d e suceder en estos Reinos , y otras cualesquie- 2 d e Junio d e 1805 publicó del modo mas solemne la NOVÍSIMA eíuco *]y ^C OllilO % SSj.
ra l e y e s , o r d e n a n z a s , estatutos ó costumbres que pudiese R E C O P I L A C I Ó N , y mando que se observasen todas y cada una
haber en contrario; y sin embargo , asi mismo d e cuales- de las leyes contenidas en aquel código. Y como la ley 8.a,
quiera disposiciones testamentarias ó entre vivos hechas por título i . ° , libro 3 ° de la Novísima Recopilación , única que p r e -
los Reyes , y la declaración otorgada en favor del Duque d e fija el orden d e sucesión a la corona , es la misma del Sr. Don
Orleans y sus hijos , como nieto de la Infanta Doña Ana Mau- Felipe V , es también evidente que al promulgarse aquel código,
ricia ; las cuales todas quedaban anuladas como contrarias a quedó derogada la supuesta ley del año 1780 , en el caso q u e
la l e y expresada de la agnación rigurosa. hubiera existido tal disposición.
Esta ley se apoya en el tratado de Utreelit , tratado g e - La pragmática publicada por Fernando V I I en Marzo d e
neral , donde en vista de la nueva ley , se hicieron por parte 1830 es nula á todas luces ; porque siendo como de hecho
de algunos Soberanos de Europa renuncias recíprocas , como es un simple referente d e la pretendida ley del año 89, y h a -
fue la de Felipe a la corona de Francia, y las d e los Duques d e biendo sido lo actuado entonces nulo y de ningún valor, debe
O r l ' i r i s y Berri á la d e España : se convino en la exclusión serlo del mismo modo esta última farsa en q u e nada se d i s -
GACETA OFICIAL.
de la casa de Austria , en el llamamiento de la de Saboya , y pone , y en que Fernando A" 11 se limito á referir la inten- ARTICULO DE OFICIO. conocida Inicua fe ion para nosotros el mejor garante d e la
exactitud de M I , comunicaciones.
en el reconocimiento del derecho y arden de [suceder en la ción d e s i augusto Padre , q u e como se ha visto no llegó á
S. M- continúa sin novedad en su importante salud. En los dllíinos dial del mea de Agosto, dice , deben con-
Gran BrctaKa. adquirir fuerza de ley. Es una verdad inconcusa que un mero centrarse en lus alrededores de la ciudad de Wornesensk,
De igual beneficio disfruta el Serenísimo Señor Infante un.i de las capitales do la caballería colonizada , todas las lio
Se dirá acaso , q u e la exclusión de las hembras en el Rei- referente jamas ha tenido mas vigor legal q u e su relato , y
Don SEBASTIAN GABRIEL <> la cabeza del ejército. pat del mando del general en gefe conde de W i t t , inspector
no de lí.mover es una ley vijentc , y como tal respetada por estando demostrada en nuestro caso la nulidad del relato, apa- general de loda la caballería colonizada, dispuesta en treinta
todas lai naciones de la Europa , pero que la ley de sucesión rece de un modo inequívoco la nulidad del referente. y dos regimientos y subdivididos estos en trescientos y cin-
establecida por Felipe \ en BeptJia, esta derogada por Cár- Pero aun cuando Fernando A I I hubiera dictado una ley, d e - Las últimas notídat que se han recibido de Snhburijo ase- cuenta escuadrones ; formando un efectivo de mas de cuaren-
ta mil hombrea de á caballo con d i e i y seis batí rías d e á
l'is IV, habiendo publicado Perneado VII la voluntad de su rogando el reglamento de Felipe V , no por esto quedaba deroga- guran, que continuaban en agüeitó Ciudad sin lamí ñor novedad.
ocho piezas cada una , componiendo un total de ciento veinte
augusto Padre. Este es el ridículo argumento de que se b i n do. E s un error suponer que Carlos IV y Fernando por sí solos en su importante salud S. A. R. el Serenísimo Señor PRINCIPE y ocho p i s t a s de artillería volante. Esta masa imponente ma-
valido los defensores de la niña : argumento fundado sobre un estaban autorizados para variar las leyes fundamentales d e s u - DE ASTURIAS , los Serenísimos Seiwres Infantes Don J U A N niobrará en presencia del Emperador , que estará allí á prin-
cipio, de S e t i e m b r e , acompañado de S. i\I. la Emperatriz , y
supuesto falso , y que prueba la ignorancia y mala fe d e los cesión establecidas por Felipe V. Este siendo gefe y funda- C A R L O S y Don F E R N A N D O M A R Í A , su Augusta Tía la Sere- lido de una parta del cuerpo diplomática y de una brillante
sofistas. dor de la nueva dinastía pudo establecer las bases : y los M o - nísima Señora Infanta Doña MARÍA T Ü H Ü S A , y la Serenísima y numerosa comitiva. No se sabe todavía a punió .'/jo los prín-
En primer lugar Carlos IV no derogó la ley de Felipe V. narcas sus sucesores no siendo mas q u e unos vastagos de su cipes extranjeros que asistirán á este imponente espectáculo,
Señora Infanta Doña M A R Í A AMALIA.
el mas numeroso y magnífico que se ha conocido en su clase.
Jamas existió tal ley derogatoria. E s verdad q u e en el año dinastía , no pudieron alterar por s í , y ante sí , una ley fun- Son inmensos los preparativos que se hacen en Wornesensk
I7S9 fueron convocadas las Cortes del R e i n o , q u e habían d e damental d e tanto peso cual es la q u e fija el orden d e s u c e - para recibir á SS. MAÍ. I I . y á sus convidados, pues exceden
intervenir en la farsa de la petición , preparada por Campo- der por agnación rigurosa, y mucho menos han podido hacerlo PARTE N O OFICIAL. sin ninguna comparación á los que se hicieron el año treinta
y cinco en Kalisch.
inanes para variar el orden de s u c e d e r ; pero también es cier- cuando ya la tal ley de Felipe V se apoya en u n tratado so- Noticias extranjeras. — TURQUÍA. A todos aquellos personajes á quienes ha invitado el E m -
to , que la convocatoria se circunscribió á la jura del Princi- lemne europeo y constituye por decirlo asi, una parte del d e - perador , hará S M. el obsequio de q u e se les sirva con el
CONSTANT1XOPLA.
pe de Asturias , sin expresar cosa alguna a cerca del otro p r o - recho general d e la Europa que no pudo derogarse sin otras mayor esmero , pues se les dispondrá un cierlo séquito con
los caballos enjaezados cuidadosamente para asistir í las evo-
y e c t o de ley : mas las del Reino previenen , que en las c a r - solemnidades , y por la mera voluntad d e Carlos IV y d e Se dice q u e las comunicaciones abiertas por los comisio-
luciones , y se les servirá la comida para ellos y todos los
las convocatorias se exprese individualmente el punto que debe F'ernando. nados franceses y turcos para formar una nueva tarifa se han
individuos q u e les acompañen , asi como los refrescos , d e
terminado ya : parece que el proyecto se ha sometido á la ra-
tratarse, para que. con este conocimiento se arreglen los p o - Por último , ninguna ley puede tener efecto retroactivo. las cocinas y reposterías de palacio; y apesar de esta mag-
tificación de las dos corles. N o dudamos q u e m u y luego se
deres que se otorgan por las villas y ciudades á cada procu- Este es un principio innegable, y admitido por todos los j u - nificencia no llegarán los gastos extraordinarios i seis millones
efectúe esta formalidad , y esperamos q u e las demás poten-
de rublos (88 l/¿ millones rs vn.) como algunos periódicos h a n
r a d o r , y sin este requisito todo lo actuado por las Cortes es risconsultos del universo. Ahora bien : nuestro Soberano a c - cias europeas tratarán también de hacer lo que la Francia,
asegurado , pues el gasto de la tropa que es lo que mas debía
aunque con algunas modificaciones ; pero de todos modos esta
M í o , y jamas puede considerarse como ley fundamental del tual el Señor D O N CARLOS V desde el momento que nació, subir será insignificante ; porque de los cuatro cuerpos en q u e
potencia tendrá siempre la satisfacción de haber triunfado por
Reino. se divide el ejército , tres se puede decir que no se moverán
adquirió u n derecho incontestable á la corona , y e n este SU perseverancia , de los obstáculos q u e parecían contrariar la
de los puntos que ocupan , y solo el cuerpo de dragones
En segundo lugar esta y a fuera de toda duda q u e el Sr. supuesto aunque Carlos IV y Fernando hubieran pretendido adopción de un araucel general. , C . de A)
tendrá q u e hacer una marcha de quince dias; mas en llegan-
D. Carlos IV oyó la petición fraguada por Campomanes , y derogar la ley de sucesión agna'lica , el acto era ilegal y nulo, do á las inmediaciones del punto de reunión , se alimenta-
rá de las inmensas provisiones q u e d e antemano tienen allí
firmada maquinalmente por los procuradores, aunque sin liber- respecto del Señor D O N CARLOS V , pues que tenia ya un d e -
AUSTRIA. los otros cuerpos.
tad y sin el poder competente que solo se les habia otorga- recho adquirido lejitimamente, y de que nadie sobre la tierra Esle cuerpo de dragones , compuesto de ocho regimientos
do para la jura del Príncipe d e Asturias; pero el R e y _\ADA pudo despojarle. VIEX.V. de ouce escuadrones cada uno , debe llamar la atención d e
RESOLVIÓ : dijo q u e RESOLVERÍA , y el negocio se sepultó, y los inteligentes en el arma. Es una tropa distinguida p o r el
Reasumiendo todo lo dicho aparece evidentemente que la ley El Emperador , cuya salud se había alterado algún tanto estado de perfección á que ha llegado su disciplina y subor-
no se ha vuelto á hablar d e él en el espacio d e cuarenta años. de Felipe V relativa al orden de suceder , es la vijente en E s - la semana pasada , se halla hoy m u y aliviado y ca>i del todo dinación . según aseguran cuantos la lian visto ; con la parti-
Ahora bien i donde no hay voluntad , donde no h a y resolu- paña, y que respetándose justamente como se respeta la ley d e restablecido. Se dice por cosa cierta , que el Rey de Baviéra cularidad de ser un cuerpo nuevamente creado por el E m p e -
ción , no hay ley : Carlos I V nada quiso , nada resolvió , vista sucesión en el Reino de Hanover , abriendo al Duque de C u m - ha invitado al príncipe de Metteraich , para q u e como aficio- rador reinante. Después de la guerra de Polonia redujo S. U .
nado y protector de las bellas artes venga á visitar todo cnan- á ocho los muchos regimientos de dragones y cazadores á
la petición d e las Cortes ; luego no hubo l e y , sino un sim- berland las puertas d e un solio que indudablemente le p e r t e - to en este género encierra la capital , y parece que accedien- caballo, formando una tropa escojida, y conliú el mando de ellos
ple p r o y e c t o , ¿ y este cómo podrá jamas derogar una ley fun- nece y á q u e es acreedor p o r tantos títulos, debiera obser- do el principe á esta invitación , vendrá por todo el mes d e a los oficiales generales m a s distinguidos de caballería , o c u -
damental del Estado ? Julio. (id.) pándose el mismo en su organización y haciéndoles e j e n i -
varse la misma conducta respecto á CARLOS V , y no se d e -
FRANCFORT. tarse continuamente , observando al mismo tiempo ur.a i n c e -
Ademas , la tal ley no se publicó ; y hasta los niños sa- biera violentar á los españoles para q u e con infracción de sus sante vigilancia. Al lado d e estos ochenta y ocho escuadro-
ben q u e la promulgación es tan d e esencia de toda disposi- leyes fundamentales y repugnándolo su conciencia , admitan En el Diario de esta ciudad se lee;—Diferentes periódicos nes y con antelación á ellos, se colocarán cincuenta y cuatro
ción legal , que sin aquel requisito ni aun existe la ley. A la I por su Soberana á una niña , e x c l u i d a d e l Trono p o r las leyes han jhablado d e la gran revista d e caballería que ha d e veri- escuadrones de coraceros del conde d e W i l t ; regimientos
ficarse en el mediodía del imperio ruso ; pero lo han hecho magníficos , cuyos individuos y caballos son d e una talla e l e -
derogatoria pues d e Carlos IV le faltan dos atributos que cons- i y por la voluntad d e la Nación. en unos términos tan vagos y aun tan contradictorios , que nos vada , y tan uniformes en un t o d o , que no dejan ya nada
ha parecido hacer un servicio á nuestros lectores comunicán- que desear.
doles las noticias relativas á este asunto , que hemos recibido Completarán el cuadro doce regimientos de lanceros y
E N LA I M P R E N T A REAL. de u n corresponsal d e P e t e r s b u r g o , c u y o carácter veraz y cuatro d e húsares , pero n o admira lanío ver reunidos eu una
(823)
llanada cuarenta mil hombres de caballería Magníficamente un arzobispo en Madrid , que se titulará patriarca d e las E s - sus flancos p o r dos batallones navarros q u e h a -verdaderamente. Los j d v e n e s , los viejos ."Hos niños y las m u -
equipados, con un tren de cíenlo veinte y ocho piezas pro IS , e| cual sera gefe de la religión : el 111111010 de las dió-
vistas de to.lo lo neeesario con el mayor lujo •. lo a cesis csla arreglado al de las provincias: quedan suprimidas) bían pasado el r i o , se retiñí precipitadamente y geres , lodos corren por ver y victorear,;» S. M. Esta riudail
es , que para reunir este ejército no se lia desmembrado un abadías y col giatas con sus respectivos cabildos : los curas con una pérdida de 3oo hombres. enminentemente realista , y que ha jurado sucumbir antes que,
solo individuo de la numerosa caballería que está aneja \\ los prestirán juramento de fidelidad a la constitución etc. e t c . En los periódicos de Madrid del 6 del actual, abandonar tan noble causa , no rehusará ningún género de sa-
siete cuerpos de. infantería del grande ejército. Cada uno de lista es la iglesia de España , bija de la iglesia de Francia del
estos cuerpos tiene una división de caballería de cuatro mil ano 17',)!, y cuyos result.nlos ( e n la corla existencia que se que tenemos á la vista, se da por cierto q u e el crificios para mantener el ejército. El enemigo no se, atreve a
cuatrocientos caballos , y entre los siete forman un total de le p r o m e t e r ) serán los mismos que aquella produjo. L o s gobierno revolucionario ha recibido ya noticias cir- atacarnos. Que pasen algunos dias y verá la Europa , cuánto
treinta mil ochocientos, que reunidos a los cuarenta md q u e s de Madrid , que nunca han sido mas que unos m i - cunstanciadas del paso del E b r o : que este se verifi- puede dar de sí el valiente ejército Navarro-Catalán en la fiel
manda el general conde de Witt , y á'ios ¡li< ;•. y sois mil de serables y desaliñados .plagiarios , atacan al puebla español e n
la guardia imperial de la misma arma , ascienden a ochi lo q u e mas ama ; pero su suerte será la misma q u e la d e có p o r Cherta en la madrugada del 29 : q u e y constante Cataluña::: Las brigadas de Sobrevias (Muchacho)
seis mil ochocientos. Si á esta suma añadimos la non:. aquello*, cuyos pasos siguen Un servilmente. ¡ Perecerán : y Oraa ordenó á Nogueras pasase á Cherta con su y Llar d e Copons , y la primera brigada de la división d e
caballería empleada en el Cáucaso , y los cuarenta mil cosa- sus nombres , aborrecidos para siempre , quedarán inscritos división , y que éste no lo pudo verificar : que lo Tristany , se han unido en Suria al ejército expedicionario.»
cos también de a caballo que el Emperador inspeccionara por cu los anales de la infamia! hizo imprudentemente Borso di Carminati con 2000
sí mismo este año en lodo el país del Don , se tendrá una Al Guardia nacional escriben de Tarrasa con fecha d e l
idea exacta del número á que sube la caballería rusa , que es Bayona. h a m b r e s , y halló en aquel p u n t o reunidas las di- 21 á las cuatro d é l a m a ñ a n a , q u e las divisiones catalanas d e
sobre la sétima ú octava parte de su infantería. En la Correspondencia de España se lee un artículo con visiones de Cabrera y Forcadell ! que se trabó una Zorrilla y Caballería habian ocupado los pueblos de \ ila, Ba-
el siguiente euLjrafe:- -Sobre la medalla de honor concedida por acción de cinco horas, al cabo de las cuales Car- querizas , Reinal , Mura y R o q u e f o r l , y q u e s u s avanzadas
l" fíeiaa Cristina a Uis^%-opas que concurrieron á la toma minati se retiró á Tortosa , perdiendo cien hombres. se hallaban cerca de, Tarrasa.
de in'tn. ,
INGLATERRA. Parece que el gobierno de Madrid ha tomado de su c u e n - (El lo dice: algo mas fue.) Se asegura (fue el harón de Meer considerándose sin fuer-
Tsindrcs 2-2 tic Junio—Cámara de los L o r e s El Lord Can- ta el poner en ridli ulo al ejército de la Rema , tratando d e Los mismos periódicos de Madrid q u e confir- za solídenle para atacar a los carlistas , se ha retirado a Bar
ciller leyó" el siguiente mensaje de la Reina Victoria Regina. perpetuar la memoria de unos hechos que le deshonran Cu man la relación pfecede«l», insertan los parles cotona.
La Reina t o n e u mayor confianza de que la cámara de los decreto del 13 de Junio publicado en la (.meta del t."¡ decla- oficiales de Carminati y Nogueras. I'.l primero dice,
Lores participara de la profunda aflicción que experimenta ra . que el valiente general E v a o e , «si como todos los oficia- I)e Tarrasa escriben al Vapor, que según relación de una
S M. por h muerte del difunto R e y , cuyo constante deseo les v soldados que tuvieron p o t e en la toma de Irún, han lle- que los facciosos le atacaron con el mayor encar- persona lie-.ola de l'.cndrcll , el Llar de Copons hacia aiu¿(-
en promover los intereses, niinlcucr las libertades, y mejo- nado completamente las esperantos de S. M , quien ha enrulo lii/amieiito. y que sus tropas apesar de haber sos- gos de dirijuse al campo de Tarragona.
rar las leyes é instituciones del país, •< nombre una medalla de honor, para perpetuar la memoria de este i n - tenido sus posiciones con bravura , hubieron de
el mas cordial y afectuoso respeto de iodos sus subditos. mortal hecho de ai mis Si no tuviésemos tantas pruebas del
l.i presente estado de los negocios públicos en este perio- extremo de humillación I que se *C reducida por las c i r - 'era Ict superioridad numérica de ios facciosos,
CÓRDOBA 2 0 . — " Orejita con las fuerzas que manda s e
do di- las sesiones, considerado en unión con la ley que i m - ,ncias li desventurada viuda de Fernando V i l , diríamos retirándose á Tortosa la no, le- del K}, persegui-
iuttodujcj por la sierra al pueblo de l'uencaliente , habiendo
pone .1 S. M. el deber de reunir un nuevo Parlamento den- que son bien limitadas las eaperanxaa de la Reina , pues que. do por fuerzas navarras , que según él dice ha-
tro de un tiempo limitado, hace inútil. a juicio de S. M., el que con tan poca cosa quedan plenamente satisfechas Sin e m - llegado á cuatro leguas de Córdoba. Posteriormente ha sor-
bían pretendido envolverle por su derecha.
\ \ E i., adopten ninguna medida nueva , á excepción de bargo . viendo que. se ha ejeiido precisamente el día de San prendido á la guarnición y milicia de. 'Torremilano , apodci
las necesarias para el servicio público, desde que se cierren Antonio para crear una medalla de honor , destinada á recom- Nogueras en parte oficial que da á su gobier- dose del [incido y de. cuanta gente y efectos d e guerra r i i ^ -
las presentes sesiones hasta la apertura del nuevo Parlamen- pensar una de las acciones menos gloriosas de esta nucirá , y no desile ¡Mora dice, que aunque quiso resistir
to—firmada.—Victoria, Regina. que na tenido tan atroces consecuencias , principiamos a sos- tian en aquel punto."
Til Vizconde Melhourne propuso se contestase en los s i - peobar q u e acaso había sido el objeto envilecer i la columna al paso del hbro, no pudo conseguirlo por lo es-
guientes términos. "Con el mas profundo respeto asegurara is que tuvo parle, en ella. Todos saben que a San Antonio se le cabroso é iinj>racticable de los caminos que desde
• i \ M , que participamos ele la profonda aflicción que V. M. venen, er> España como alionado de las cosas perdidas , y en Mora por Mir.ivete y Puicel conducen á Cherta,
ARAGÓN. Zaragoza 2 8 . — " Nada sabemos del barón do
experimenta por la muerte del difunto Rey , cuyo constante nuestro concepto es un insulto suponer q u e esta división d e Meer ni d e la expedición ; pero el silencio que observan las
deseo en promover los intereses, mantener las libertades y catorce mil hombres bu perdido su honor. ¿ F u é culpa de los y por hallarse los caminos bien defendidos por los
autoridades es u n indicio muy funesto. Se sabe q u e se han
y mejorar las leyes é instituciones del país , asegurarán ¿í su oficiales y soldados q u e la componían , el que su gefe no se facciosos.
Sombre y memoria el debido y afectuoso respeto de lodos atreviera atacar á tres cientos hombres con menos de catorce recibido en la capitanía general algunos partes recientes d e
los subditos de \ . M » mil? Estamos seguros que ninguno de los que se hallaron en Cataluña , pero nada se trasluce , y e s u n signo mortal ; y
Esta contestación se aprobó por unanimidad. tan memorable jornada la contará como u n hecho honorífico, Por las comunicaciones que preceden que son seguras , ve-
es muy de temer que la expedición pase m u y pronto á la d e -
En la cámara de los comunes se levo el mismo mensaje, a no ser el valiente gefe que la mandaba. rán nuestros lectores el crédito que se merecen las grandes
y la contestación fue la misma. (S. (lelas C.) Pero desde aqui al ridiculo hay todavía una gran diferen- derecha del Ebro, y nos dé u n mal rato. Aqui se hacen algu-
victorias que diariamente publica la prensa revolucionaria:
cia; v la risa que han de excitar y burlas que han de sufrir nos preparativos que valdrán d e poco b nada.»
del p'iblico cuantos se pongan el tal distintivo , solo podran Don Carlos batido por la vez milésima en los campos d e
soportarlas unas tropas , que huyeron vergonzosamente el año Goisona , circunvalado sin que hubiera medio de evadirse al Molina 28 de Junio.—"'Las facciones al mando de L a n -
i R A \ CÍA. pasado d e los muros d e Fuenterrabia , defendida por uu p u - extranjero , Don Ceirlos cuyas fuerzas se habian r e d u c i - gostera y Tena en número de 3000 hombres n o s amenazan
Parts. ñado de realistas.
do á un grupo muy p e q u e ñ o , desalentado y disperso, acosa- muy de c e r c a , pues parece q u e las avanzadas están y a e n
La Gacela de Francia refiriéndose al Buen Sentido dice:— do por columnas poderosas que hacían indudable su extermi- Aluslante."
L o q u e hizo la España en 1808 fue u n acto verdaderamente nio : Don Crrrlos que habia solicitado del barón d e Meer la
nacional; pues al ver tremolar en su territorio el estandarte NOTICIAS D E ESPAÑA.
extranjero , desplego todo el valor de que es capaz , levantán- correspondiente caución para meterse en Francia y renunciar
Es positivo que S. M. pasó el Ebro por Cherta MANCHA.—Se sabe por cartas contestes y por los periódicos
dose y armándose espontáneamente, todas las provincias á la para siempre su derecho a ta Corona ; cruza triunfante las
vez , las cuales aparecieron como animadas de un fuego eléc- en la noche del 28 al 29, según lo anunciamos en revolucionarios, que cerca de Ciudad-Real han sido hechos p r i -
llanuras de Cataluña : amenaza en su paso las plazas fuertes
trico. Apesar de la diversidad de sus costumbres municipales el número del martes último : parte de la expedición sioneros por Palillos 40 granaderos de á caballo de la Cuardia
y de sus leyes administrativas , se entendieron y conformaron del Principado ! marcha sobre las márgenes del Ebro : pasa á
Tveal. También es indudable q u e las partidas realistas d e la
todas de un modo maravilloso. Se formaron varias juntas par- lo verificó por u n puente d e barcas q u e Cabrera su derecha sin que nadie se le oponga ; y si u n imprudente
Mancha han apresado u n convoy de 20 galeras ricamente c a r -
ticulares sobre unas mismas bases , y vino a refundirse la a u - tenia preparado, y la otra parte p o r u n vado á aventurero pretende disputarle el paso , dos batallones bastan
toridad de todas en una junta central , constituyendo asi la poca distancia de Flix. La fuerza del ejército ex- gadas , haciendo prisionera toda la escolta.
para humillar su necio orgullo y hacerle buscar un refugio en
nnidad del pueblo español. Y si aquel fue mi imponente y
noble espcctacu'o , no lo es menos el q u e nos oírecc b o y pedicionario antes de unirse á Cabrera constaba les muros de Tortosa.
Don Carlos puesto al frente de sus valientes tropas; pues ;i de 17,000 hombres. Diferentes divisiones catala- En el Mundo se lee. " ¿ Y qué noticias hay del Señor t n M
la manera q u e entonces se levanta hoy esta invencible ] N J - nas han quedado hacia Solsona con el objeto de
• ion , para defender sus creencias religiosas contra los revo- CARLOS ? Todos se hallan contestes en que viene huyendo á toda
lucionarios ; su independencia nacional contra los mercena-
operar en Cataluña. Nada se sabe del barón de prisa (al revés:) hay quien dice que no parará hasta Valencia ;
CATALURA. De las fronteras con Techa det 2 * escriben lo
rios ingleses , y el principio d e la legitimidad contra la usur- Meer. Oráa no se habia movido de Alcañíz. N o - otros aseguran que su fuga será por Cuenca. Todavía n o s
pación : á la virtud de este gran Monarca estaba reservada g u e r a s , habiendo tenido noticia del próximo paso que sigue : " L a junta catalana ha quedado en Solsona después
tin alta y tan importante misión , cuyo cumplimiento se apro- de la expedición se puso en movimiento para Cher- de la salida d e la expedición. En San Felií se están organi- dará que baccr el ingrato , sin consideración ¿ que d e pura
xima por momentos. zande tres nuevos batallones a toda prisa. 'Tristany está cerca lástima le bemos dejado pasar el Cinca y el Ebro , y basta e l
ta ; pero hubo de retroceder hacia Gandesa por ha- Tajo le dejaríamos vadear también si so empeñase. Tal e s
reto*. de Barcelona habiendo ocupado á Sabadell, Moneada y Mar-
ber ya encontrado todos los desfiladeros cubier- nuestra magnanimidad.»
torell »
Dice la Gaceta de La«'¡uedoc que la Gaceta de Madrid tos p o r la infantería realista. Borso di Carminati
del 18 y ID de .limo no contiene cosa d e importancia, sino con una brigada de 2000 hombres pretendió e n - El mismo dice : "Como no es de todo punto imposible q u e
A la Gaceta de Languedoe escriben de Solsona con fecha
la ceremonia de haberse jurado la nueva constitución . v un torpecer el movimiento de la expedición al pasar el Don Carlos llegue a entrar en Madrid, estamos pensando hacer
decreto que viene i ser , sin añadir ui quitar nada , la cons- dal 24 del pasado : • El entusiasmo que la presencia del R E Y
E b r o ; peto atacada su retaguardia por Cabrera, y las peticiones siguientes. Primera : que n o se tome la m o l e s -
titución civil del clero de Prtfcra. Según «ate decreto habrá excita en iodos ios puntos d e este P r i n c i p a d o , es admirable tia d e mandarnos ahorcar. Segunda-, que caso de ahorcarnos
(823)
llanada cuarenta mil hombres de caballería Magníficamente un arzobispo en Madrid , que se titulará patriarca d e las E s - sus flancos p o r dos batallones navarros q u e h a -verdaderamente. Los j d v e n e s , los viejos ."Hos niños y las m u -
equipados, con un tren de cíenlo veinte y ocho piezas pro IS , e| cual sera gefe de la religión : el 111111010 de las dió-
vistas de to.lo lo neeesario con el mayor lujo •. lo a cesis csla arreglado al de las provincias: quedan suprimidas) bían pasado el r i o , se retiñí precipitadamente y geres , lodos corren por ver y victorear,;» S. M. Esta riudail
es , que para reunir este ejército no se lia desmembrado un abadías y col giatas con sus respectivos cabildos : los curas con una pérdida de 3oo hombres. enminentemente realista , y que ha jurado sucumbir antes que,
solo individuo de la numerosa caballería que está aneja \\ los prestirán juramento de fidelidad a la constitución etc. e t c . En los periódicos de Madrid del 6 del actual, abandonar tan noble causa , no rehusará ningún género de sa-
siete cuerpos de. infantería del grande ejército. Cada uno de lista es la iglesia de España , bija de la iglesia de Francia del
estos cuerpos tiene una división de caballería de cuatro mil ano 17',)!, y cuyos result.nlos ( e n la corla existencia que se que tenemos á la vista, se da por cierto q u e el crificios para mantener el ejército. El enemigo no se, atreve a
cuatrocientos caballos , y entre los siete forman un total de le p r o m e t e r ) serán los mismos que aquella produjo. L o s gobierno revolucionario ha recibido ya noticias cir- atacarnos. Que pasen algunos dias y verá la Europa , cuánto
treinta mil ochocientos, que reunidos a los cuarenta md q u e s de Madrid , que nunca han sido mas que unos m i - cunstanciadas del paso del E b r o : que este se verifi- puede dar de sí el valiente ejército Navarro-Catalán en la fiel
manda el general conde de Witt , y á'ios ¡li< ;•. y sois mil de serables y desaliñados .plagiarios , atacan al puebla español e n
la guardia imperial de la misma arma , ascienden a ochi lo q u e mas ama ; pero su suerte será la misma q u e la d e có p o r Cherta en la madrugada del 29 : q u e y constante Cataluña::: Las brigadas de Sobrevias (Muchacho)
seis mil ochocientos. Si á esta suma añadimos la non:. aquello*, cuyos pasos siguen Un servilmente. ¡ Perecerán : y Oraa ordenó á Nogueras pasase á Cherta con su y Llar d e Copons , y la primera brigada de la división d e
caballería empleada en el Cáucaso , y los cuarenta mil cosa- sus nombres , aborrecidos para siempre , quedarán inscritos división , y que éste no lo pudo verificar : que lo Tristany , se han unido en Suria al ejército expedicionario.»
cos también de a caballo que el Emperador inspeccionara por cu los anales de la infamia! hizo imprudentemente Borso di Carminati con 2000
sí mismo este año en lodo el país del Don , se tendrá una Al Guardia nacional escriben de Tarrasa con fecha d e l
idea exacta del número á que sube la caballería rusa , que es Bayona. h a m b r e s , y halló en aquel p u n t o reunidas las di- 21 á las cuatro d é l a m a ñ a n a , q u e las divisiones catalanas d e
sobre la sétima ú octava parte de su infantería. En la Correspondencia de España se lee un artículo con visiones de Cabrera y Forcadell ! que se trabó una Zorrilla y Caballería habian ocupado los pueblos de \ ila, Ba-
el siguiente euLjrafe:- -Sobre la medalla de honor concedida por acción de cinco horas, al cabo de las cuales Car- querizas , Reinal , Mura y R o q u e f o r l , y q u e s u s avanzadas
l" fíeiaa Cristina a Uis^%-opas que concurrieron á la toma minati se retiró á Tortosa , perdiendo cien hombres. se hallaban cerca de, Tarrasa.
de in'tn. ,
INGLATERRA. Parece que el gobierno de Madrid ha tomado de su c u e n - (El lo dice: algo mas fue.) Se asegura (fue el harón de Meer considerándose sin fuer-
Tsindrcs 2-2 tic Junio—Cámara de los L o r e s El Lord Can- ta el poner en ridli ulo al ejército de la Rema , tratando d e Los mismos periódicos de Madrid q u e confir- za solídenle para atacar a los carlistas , se ha retirado a Bar
ciller leyó" el siguiente mensaje de la Reina Victoria Regina. perpetuar la memoria de unos hechos que le deshonran Cu man la relación pfecede«l», insertan los parles cotona.
La Reina t o n e u mayor confianza de que la cámara de los decreto del 13 de Junio publicado en la (.meta del t."¡ decla- oficiales de Carminati y Nogueras. I'.l primero dice,
Lores participara de la profunda aflicción que experimenta ra . que el valiente general E v a o e , «si como todos los oficia- I)e Tarrasa escriben al Vapor, que según relación de una
S M. por h muerte del difunto R e y , cuyo constante deseo les v soldados que tuvieron p o t e en la toma de Irún, han lle- que los facciosos le atacaron con el mayor encar- persona lie-.ola de l'.cndrcll , el Llar de Copons hacia aiu¿(-
en promover los intereses, niinlcucr las libertades, y mejo- nado completamente las esperantos de S. M , quien ha enrulo lii/amieiito. y que sus tropas apesar de haber sos- gos de dirijuse al campo de Tarragona.
rar las leyes é instituciones del país, •< nombre una medalla de honor, para perpetuar la memoria de este i n - tenido sus posiciones con bravura , hubieron de
el mas cordial y afectuoso respeto de iodos sus subditos. mortal hecho de ai mis Si no tuviésemos tantas pruebas del
l.i presente estado de los negocios públicos en este perio- extremo de humillación I que se *C reducida por las c i r - 'era Ict superioridad numérica de ios facciosos,
CÓRDOBA 2 0 . — " Orejita con las fuerzas que manda s e
do di- las sesiones, considerado en unión con la ley que i m - ,ncias li desventurada viuda de Fernando V i l , diríamos retirándose á Tortosa la no, le- del K}, persegui-
iuttodujcj por la sierra al pueblo de l'uencaliente , habiendo
pone .1 S. M. el deber de reunir un nuevo Parlamento den- que son bien limitadas las eaperanxaa de la Reina , pues que. do por fuerzas navarras , que según él dice ha-
tro de un tiempo limitado, hace inútil. a juicio de S. M., el que con tan poca cosa quedan plenamente satisfechas Sin e m - llegado á cuatro leguas de Córdoba. Posteriormente ha sor-
bían pretendido envolverle por su derecha.
\ \ E i., adopten ninguna medida nueva , á excepción de bargo . viendo que. se ha ejeiido precisamente el día de San prendido á la guarnición y milicia de. 'Torremilano , apodci
las necesarias para el servicio público, desde que se cierren Antonio para crear una medalla de honor , destinada á recom- Nogueras en parte oficial que da á su gobier- dose del [incido y de. cuanta gente y efectos d e guerra r i i ^ -
las presentes sesiones hasta la apertura del nuevo Parlamen- pensar una de las acciones menos gloriosas de esta nucirá , y no desile ¡Mora dice, que aunque quiso resistir
to—firmada.—Victoria, Regina. que na tenido tan atroces consecuencias , principiamos a sos- tian en aquel punto."
Til Vizconde Melhourne propuso se contestase en los s i - peobar q u e acaso había sido el objeto envilecer i la columna al paso del hbro, no pudo conseguirlo por lo es-
guientes términos. "Con el mas profundo respeto asegurara is que tuvo parle, en ella. Todos saben que a San Antonio se le cabroso é iinj>racticable de los caminos que desde
• i \ M , que participamos ele la profonda aflicción que V. M. venen, er> España como alionado de las cosas perdidas , y en Mora por Mir.ivete y Puicel conducen á Cherta,
ARAGÓN. Zaragoza 2 8 . — " Nada sabemos del barón do
experimenta por la muerte del difunto Rey , cuyo constante nuestro concepto es un insulto suponer q u e esta división d e Meer ni d e la expedición ; pero el silencio que observan las
deseo en promover los intereses, mantener las libertades y catorce mil hombres bu perdido su honor. ¿ F u é culpa de los y por hallarse los caminos bien defendidos por los
autoridades es u n indicio muy funesto. Se sabe q u e se han
y mejorar las leyes é instituciones del país , asegurarán ¿í su oficiales y soldados q u e la componían , el que su gefe no se facciosos.
Sombre y memoria el debido y afectuoso respeto de lodos atreviera atacar á tres cientos hombres con menos de catorce recibido en la capitanía general algunos partes recientes d e
los subditos de \ . M » mil? Estamos seguros que ninguno de los que se hallaron en Cataluña , pero nada se trasluce , y e s u n signo mortal ; y
Esta contestación se aprobó por unanimidad. tan memorable jornada la contará como u n hecho honorífico, Por las comunicaciones que preceden que son seguras , ve-
es muy de temer que la expedición pase m u y pronto á la d e -
En la cámara de los comunes se levo el mismo mensaje, a no ser el valiente gefe que la mandaba. rán nuestros lectores el crédito que se merecen las grandes
y la contestación fue la misma. (S. (lelas C.) Pero desde aqui al ridiculo hay todavía una gran diferen- derecha del Ebro, y nos dé u n mal rato. Aqui se hacen algu-
victorias que diariamente publica la prensa revolucionaria:
cia; v la risa que han de excitar y burlas que han de sufrir nos preparativos que valdrán d e poco b nada.»
del p'iblico cuantos se pongan el tal distintivo , solo podran Don Carlos batido por la vez milésima en los campos d e
soportarlas unas tropas , que huyeron vergonzosamente el año Goisona , circunvalado sin que hubiera medio de evadirse al Molina 28 de Junio.—"'Las facciones al mando de L a n -
i R A \ CÍA. pasado d e los muros d e Fuenterrabia , defendida por uu p u - extranjero , Don Ceirlos cuyas fuerzas se habian r e d u c i - gostera y Tena en número de 3000 hombres n o s amenazan
Parts. ñado de realistas.
do á un grupo muy p e q u e ñ o , desalentado y disperso, acosa- muy de c e r c a , pues parece q u e las avanzadas están y a e n
La Gacela de Francia refiriéndose al Buen Sentido dice:— do por columnas poderosas que hacían indudable su extermi- Aluslante."
L o q u e hizo la España en 1808 fue u n acto verdaderamente nio : Don Crrrlos que habia solicitado del barón d e Meer la
nacional; pues al ver tremolar en su territorio el estandarte NOTICIAS D E ESPAÑA.
extranjero , desplego todo el valor de que es capaz , levantán- correspondiente caución para meterse en Francia y renunciar
Es positivo que S. M. pasó el Ebro por Cherta MANCHA.—Se sabe por cartas contestes y por los periódicos
dose y armándose espontáneamente, todas las provincias á la para siempre su derecho a ta Corona ; cruza triunfante las
vez , las cuales aparecieron como animadas de un fuego eléc- en la noche del 28 al 29, según lo anunciamos en revolucionarios, que cerca de Ciudad-Real han sido hechos p r i -
llanuras de Cataluña : amenaza en su paso las plazas fuertes
trico. Apesar de la diversidad de sus costumbres municipales el número del martes último : parte de la expedición sioneros por Palillos 40 granaderos de á caballo de la Cuardia
y de sus leyes administrativas , se entendieron y conformaron del Principado ! marcha sobre las márgenes del Ebro : pasa á
Tveal. También es indudable q u e las partidas realistas d e la
todas de un modo maravilloso. Se formaron varias juntas par- lo verificó por u n puente d e barcas q u e Cabrera su derecha sin que nadie se le oponga ; y si u n imprudente
Mancha han apresado u n convoy de 20 galeras ricamente c a r -
ticulares sobre unas mismas bases , y vino a refundirse la a u - tenia preparado, y la otra parte p o r u n vado á aventurero pretende disputarle el paso , dos batallones bastan
toridad de todas en una junta central , constituyendo asi la poca distancia de Flix. La fuerza del ejército ex- gadas , haciendo prisionera toda la escolta.
para humillar su necio orgullo y hacerle buscar un refugio en
nnidad del pueblo español. Y si aquel fue mi imponente y
noble espcctacu'o , no lo es menos el q u e nos oírecc b o y pedicionario antes de unirse á Cabrera constaba les muros de Tortosa.
Don Carlos puesto al frente de sus valientes tropas; pues ;i de 17,000 hombres. Diferentes divisiones catala- En el Mundo se lee. " ¿ Y qué noticias hay del Señor t n M
la manera q u e entonces se levanta hoy esta invencible ] N J - nas han quedado hacia Solsona con el objeto de
• ion , para defender sus creencias religiosas contra los revo- CARLOS ? Todos se hallan contestes en que viene huyendo á toda
lucionarios ; su independencia nacional contra los mercena-
operar en Cataluña. Nada se sabe del barón de prisa (al revés:) hay quien dice que no parará hasta Valencia ;
CATALURA. De las fronteras con Techa det 2 * escriben lo
rios ingleses , y el principio d e la legitimidad contra la usur- Meer. Oráa no se habia movido de Alcañíz. N o - otros aseguran que su fuga será por Cuenca. Todavía n o s
pación : á la virtud de este gran Monarca estaba reservada g u e r a s , habiendo tenido noticia del próximo paso que sigue : " L a junta catalana ha quedado en Solsona después
tin alta y tan importante misión , cuyo cumplimiento se apro- de la expedición se puso en movimiento para Cher- de la salida d e la expedición. En San Felií se están organi- dará que baccr el ingrato , sin consideración ¿ que d e pura
xima por momentos. zande tres nuevos batallones a toda prisa. 'Tristany está cerca lástima le bemos dejado pasar el Cinca y el Ebro , y basta e l
ta ; pero hubo de retroceder hacia Gandesa por ha- Tajo le dejaríamos vadear también si so empeñase. Tal e s
reto*. de Barcelona habiendo ocupado á Sabadell, Moneada y Mar-
ber ya encontrado todos los desfiladeros cubier- nuestra magnanimidad.»
torell »
Dice la Gaceta de La«'¡uedoc que la Gaceta de Madrid tos p o r la infantería realista. Borso di Carminati
del 18 y ID de .limo no contiene cosa d e importancia, sino con una brigada de 2000 hombres pretendió e n - El mismo dice : "Como no es de todo punto imposible q u e
A la Gaceta de Languedoe escriben de Solsona con fecha
la ceremonia de haberse jurado la nueva constitución . v un torpecer el movimiento de la expedición al pasar el Don Carlos llegue a entrar en Madrid, estamos pensando hacer
decreto que viene i ser , sin añadir ui quitar nada , la cons- dal 24 del pasado : • El entusiasmo que la presencia del R E Y
E b r o ; peto atacada su retaguardia por Cabrera, y las peticiones siguientes. Primera : que n o se tome la m o l e s -
titución civil del clero de Prtfcra. Según «ate decreto habrá excita en iodos ios puntos d e este P r i n c i p a d o , es admirable tia d e mandarnos ahorcar. Segunda-, que caso de ahorcarnos
(824) (825)
vayan delante ciertos personajes' que nos kan traido á tan a n - mios , la disciplina del ejército realista , su moralidad , su con-
gustioso lance. T e r c e r a : q u e lo que haya de hacerse , se haya ducta impasible , su sufrimiento , su virtud heroica , su p r e -
pronto , y nada m a s . " sencia de espíritu , su valor , y demás virtudes militares q u e
"El Sr. Arguelles nació para asistir al bautizo de todas las le caracterizan. Mientras el soldado de la revolución se r e b e -
constituciones , ' y el Sr. Culatrava para presidir todos los e n - la en Hernani y lanza un grito de m u e r t e contra sus caudi-
tierros." dillos , los batallones Iegitímistas situados á corta distancia,
presencian aquella escena ; ridiculizan y abominan semejantes
Sfcú i i r . 401, cHWíteá i* 1c cUto % i$3y.
G U I P Ú Z C O A — Tolosa 11. " E l titulado comandante g e n e - demasías, y observan por su parte un orden i n a l t e r a b l e , y
ral de la costa de Cantabria, Conde de Mirasol, que por c o n - toilo el rigor y brillo de la antigua disciplina ; de aquella d i s -
secuencia de las ocurrencias d e llernani se hallaba refugiado ciplina q u e ciñó de laurel en otro tiempo á los ejércitos e s -
en un vapor del puerto de S. Sebastian , se trasladó en la pañoles , y q u e elevó la nación al mas alto grado de prosperi-
tarde del 1) á Francia , huyendo del desenfreno de la solda- dad y grandeza por el esplendor de sus conquistas , y por la
desca , cuya disciplina no se ha sabido conservar.» serie interminable de sus triunfos; de aquella disciplina, que.
colocó á la España en posición de someter á su autoridad

ÁLAVA. Alegría I I . — " S e han pasado anoche cinco indi-


viduos de las lilas enemigas , y la deserción es diaria."

Las cortes revolucionarias han decretado la supresión del


una parte de la Europa, é hizo aparecer el nombre Español
sobre la cordillera de los Andes dictando la ley al m u n d o
estupefacto.
Mientras en Barcelona se pide la cabeza de los generales;
mientras en Sarilla se insulta y se atropella al que ejerce la
GACETA OFICIAL.
d i e z m o ; pero se impone a los pueblos en su lugar una gruesa ARTICULO DE OFICIO. ducta bien agena de un Soberano que cree su vida en peligre.
contribución, en que se grava á la Agricultura dos veces mas autoridad suprema militar ; mientras cu San Sebastian h u y a I,as Voces que se han esparcido de que el Gran Sciior
Mirasol, poniéndose bajo la prolaocion d a loa inglesas y p r e s e n - S. M. continúa sin novedad en su importante salud. eslli disgustado da sus ministros, y que ha venido á la Capi-
que con el diezmo. Un diputado ha hecho la observación de tal irritado contra ellos, carece igualmente de lodo funda-
que, siendo un mandamiento de la Iglesia, las cortea no pudieran tándose después en Bayona oomo un desertor del ejército; n u e s - Dr igual beneficio disfruta ti Serenísimo Señor Infante mento. CC. del M. II )
suprimirle Martínez \ elssco ba respondido ¡ que si es uno de tros generales estrechando saludablemente los vínculos de la Don SEBASTIAN GABRIEL Ü la cabeza del Ejército.
los cinco mandamientos de la Iglesia M b o r r a , y quedarán disciplina , y cuidando al mismo tiempo del soldado con u n
HOLANDA.
solo c u a t r o ; y que seria conveniente variar lambn-n el cate- zelo p a t e r n a l , se granjean su amor y su r e s p e t o ; mandan y
Las últimas noticias que se lian recibido de Salzburgo ase- — El Rey de Ffsnovar desembarcó en Rotterdam el dia 26,
cismo de la Doctrina Cristiana. N o está lejos el dia en q u e son obedecidos , y jamas heñios visto el escándalo d e un gri-
guran, que continuaban en aquella Ciudad sin lamenor novedad y se dirijiu á la Capital de su nuevo reino. Ha sido visitado
lis córlesele Madrid p r e t e n d í a alterar el Credo y los Artículos to de rebelión y de alarma. por el Wty de los l'aises Bajos , que marchaba para el Bra-
en su importante salud S. A. R. el Serenísimo Señor PRINCIPE bante sctentrininl: nada se ha traslucido de la inesperada e n -
de la Fe. Mientras de Bilbao , San Sebastian y Barcelona buyen los
DE ASTURIAS , los Serenísimos Señores Infantes Don JUAN trevista de astee ilos monarcas Si S. M. el Rey de Hanover
ciudadanos pacíficos , porque les es duro y aun imposible, hubiese llegado pocos dias antes , acaso hubiera recibido I
CARLOS y Don FERNANDO MARÍA, su Augusta- Tia. la Sere-
vivir entre tantos elementos de confusión , desorden y a n a r - visita del gran Duque Miguel de Rusia , q u e ¡naba de partir,
nísima Señora Infanta Doña MARÍA T E R E S A , y la Serenísima para Tílboury. ' (Diario del H
Todos los días se repiten en el ejército revolucionario actos quía , los países sometidos á la autoridad de CARLOS V d i s -
Señora Infanta Doña M A R Í A AMALIA.
de la mas escandalosa indisciplina, llernani , San Sebastian, A l - frutan de una tranquilidad imperturbable , como si vivieran e s
eafií'z y Bilbao, acaban de ser el te3tro donde se han represen- los períodos mismos de la paz de Octavio. El pueblo y el V R A N C I A.
tado escenas de esta especie. En León no há m u c h o tiempo ejército fraternizan de un modo encantador , y se entregan al
PARTE NO OFICIAL. París.
que se declararon en motin los cuerpos q u e guarnecían la inocente placer de sus acostumbradas diversiones. Tolosa aca-
Dice la Cotidiana refiriéndose á la correspohdenria de Lis-
ciudad. En Pamplona se vio también el escándalo de una ba d e ver uno d e estos espectáculos q u e se harán lugar e n Noticias extranjeras. — T U R Q U Í A . boa , que se considera poco solido el establecimiento del m i -
soldadesca insubordinada , q u e hizo uso de sus armas con- nuestra historia. Con el enemigo á las puertas, y en medio d e misterio actual de Portugal. Acaban de manifestarse en la
CONSTAXTLNOPLA. corte algunas intrigas , y no será difícil que sean la señal d e
tra sus propios compañeros y contra el indefenso paisa- la ostentación y aparato bélico con q u e se presentaban á corta
una modificación de gabinete: el Principe Fernando ba dado
naje. E n Barcelona los soldados de la revolución , unidos distancia las numerosas huestes de la usurpación y las legio- L o s palacios y casas de campo q u e están situadas sobre el Bos- un golpe ruidoso , echando de palacio á la duquesa de Ficalho,
nes auxiliares , ba sabido despreciarlas , respondiendo a s u s foro han sido iluminados de una manera espléndida: los palos de á su hija y á su hermano , que era gentil hombre de la Reina.
á la guardia ciudadana, piden á voz en grito las cabezas de
los navios de guerra se ban guarnecido de lamparillas, y se lüeu sabida es la inllueneia que la duquesa tiene para con la
Meer y de Parreño. En Madrid se vieron vibrar los puñales proclamas y á sus ridiculas conminaciones con gritos de g u e r - ban tirado muchas salvas de artillería: todo formaba un e s p e - Reina , y por lo mismo se cree q u e esta novedad de la c a -
en manos de los mismos militares a quienes estaba confiada la ra , alternados con el tamboril y la danza , para mayor confu- tárulo verdaderamente magnifico, y se creia que los regbci- marilla podrá ser fecunda en resultados importantes. Sobre
guardia de P a l a c i o , y compeler á Cristina de u n modo b r u t a l sión de sus enemigos. Esto mismo se ha repetido en Navarra j jos piíblieos durarían tres dias; pero el Sultán ha dispuesto los motivos que han podido ocasionar la desgracia de la fa-
que no haya mas q u e un dia de fiesta , juzgando q u e basta milia de Ficalho circulan varios rumores : algunos aseguran,
á q u e jurase la constitución del 12. Recientemente en Sevilla en los pueblos de Álava y de V i z c a y a , y no una sola, sino r e -
para celebrar la vuelta de su viaje : de consiguiente se ha q u e estando la familia esta resentida d e los procederes del
el titulado capitán general ha sido apedreado por el oficial y petidas veces durante esta c a m p a ñ a ; al puso que Madrid, Z a - dedicado inmediatamente á los negocios, que parece le llaman Principe , ella misma ba solicitado la separación , pues se s u -
soldados de su propia guardia. Mil y mil hechos de esta e s - ragoza y Valencia se cubren de pavor al saber q u e las armas la atención ahora mas que nunca. Corren mil voces diversas pone que toda es adicta al partido del movimiento.
del R E Y se dirijen allá , aunque medie la distancia de m u - sobre conspiraciones ; pero nada de cierto hay , sin e m b a l o —Remechido continúa sus esciirsiones en los Algarves : dias
pecie pudiéramos añadir; pero su misma notoriedad nos dis- de las alarmas que han podido excitar los emisarios de M e -
chas leguas. Aun no había pasado de Huesca la expedición, pasados sorprendió una avanzada , y haciendo fusilar á los
pensa el trabajo de reproducirlos. Bastan los indicados para bemet—Ali—Pacha. dos oficiales, admitió á los soldados en sus lilas.
formar, aunque en bosquejo, el espantoso cuadro que presen- cuando la capital de España se hallaba c o n s t e r n a d a , y el g o - Eu Añdrinonoli hubo un incendio estando allí el Sultán, mas n o
bierno revolucionario agitado de mil temores n o acertaba ni se crea que fue obra de la malicia , sino un caso puramente Burdeos.
ta el ejército de la revolución española. accidental; y en prueba de esto no hay mas que ver la c o n -
aun á dictar providencias para su propia conservación. L o a ducta que observó S. A Luego que tuvo noticia del caso, se
Véase ahora el reverso de la medalla , es decir , el ejér- fin articulo de San Sebastian dice la Guiena lo siguiente.—
partida d e doscientos caballos, mandada por Orejita, y cien presentó en el lugar del fuego en persona sin tomar la m e - Por fin se ha decidido el gobierno ingles á mandar , q u e s e
cito d e la lejilimidad , el ejército de CARLOS V; ese , q u e la nor precaución, y permaneció alli , dando sus disposiciones embarquen para Inglaterra los sol,lulos de la desgraciada l e -
infantes q u e amenazaron descolgarse de los montes de T o l e -
pedantería llama facción , (jrupo de rebeldes , banda de ase- hasta que se apagó enteramente. Ademas el gobernador de gión , que apesar de todos los medios empleados para r e d u -
do, fueron bastantes para q u e el señor Arguelles, presidiendo las
sinos y cuadril/a de salteadores. Sin embargo de tan feas d e - dicha ciudad Miistaffa-Par'iá ha venido á esta capital a c o m - cirlos á que se alistasen de nuevo eu las banderas de la R e i -
c o r t e s , hablase ya del caso posible d e una emigración. ¡ L a pañando al Sultán, y aun p - n n a n e c e aquí ; y no era regular que na , han preferido volver á su patria : ya so han fletado va-
nominaciones y del desprecio con q u e la revolución afecta rios buques para el trasporte.
Europa admirará la recomendable imperturbabilidad de los rea- habiendo como se ha querido suponer uu complot organizado,
calificar á los soldados de CARLOS V, los respeta por un efec- se hubiese venido abandonando su puesto. No hay duda que al- El haber ido retardando el embarco de esta tropa no ha
listas españoles , y la risible cobardía de sus enemigos ! ¡Y la
to de su convicción : convicción amarga , pero inevitable, gunos in-lividnos ban sido arrestados en la Capital, mas no tenido otro objeto, que ver si dando alargas á esta operación
historia también trasmitirá á la posteridad el heroico c o m p o r - se les ha castigado según se hace con los reos de lesama- se podía conseguir el reengauche dé estos soldados; pero han
porque.la arroja d e sí la notoriedad misma de los hechos. El
tamiento de los primeros , y la vil degradación d e los s e - gestad ; de donde se infiere que el delito debe ser de otra sido inútiles todas las tentativas-, y nada ha bastado para h a -
partido de la usurpación , bien apesar suyo . admira , porque naturaleza. S- A. no ha creído que su vida peligrase , y asi es cerles variar de su primera resolución. L o s soldados de Evans
gundos!
CB efecto es admirable y digna de los mas delicados e n c o - que a \ e r durante la función salió diferentes veces del coche se dan por satisfechos con los laureles q u e hasta el dia h a n
para montar á caballo, y acompañado de solas dos ó tres per- conseguido; y adornados de la medalla de honor que Cristina aca-
sonas de su comitiva se mezcló entre los grupos del pueblo, y ba de concederles á nombre de su hija, por la memorable a c -
habló familiarmente con muchos paisanos , que no le cono- ción de I r á n , pretieren ir a recibir las felicitaciones d e sus
E N LA I M P R E N T A REAL. coni patriotas.
cieron , sino por los rasgos de su Real munificencia: con-