Está en la página 1de 4

(913)

(912)
"Ayer entraron en Yillatiierta 8j' prisioneros con i oficia- tralizar las consecuencias! Este es el mundo real : pensar
les , los mismos que salieron de Peralta á auxiliar á los de lo contrario es remontarse al pais d e las quimeras.
Azagra , q u e no se pudo tomar el fuerte de este primer p u e -
blo por causa del mal temporal, aunque se principió la mina.'' CVVDlÚ t i l . 200. 0 llDíTAfceá 3 ce L ' d u b t c ^e §83^.
En todas partes se ha celebrado con la emoción m a s
pura y grande solemnidad la fiesta de la GENERALÍSIMA
GUIPÚZCOA.—Andoain 2C. "Se asegura que van á embarcar- el <lia 17 del a c t u a l , y no solo en los países ocupados por
se C batallones enemigos para Castilla. Esto y la traslación de
nuestras bayonetas , sino también en pueblos espuestos á la*
todas las familias comprometidas d e Hernani á S. Sebastian y
incursiones del enemigo. El concurso extraordinario con q u e
de los cañones de Oyarzun a Pasajes anuncian , que los r e -
volucionarios van tal vez a levantar su linea y establecer otra se han llenado los templos el domingo de los DOLORES a u n
desde Lugariz , Puyo y Amezagaña." en las ciudades populosas sometidas al yugo de la usurpación,
"La tropa c u todos sus acantonamientos esta sio oficiales
y obran como unos frenéticos, ya entre sí mismos ya c o n -
tra los infelices paisanos que viven dentro de su linea."
"Las obras de fortificación continúan en la nuestra con m u -
flía actividad. Dentro dos ó tres días presentarán al enemigo
ha hecho recelar á las autoridades revolucionarias , q u e los
pueblos en el fondo d e su corazón secundaban las piadosa*
intenciones del mejor d e los Monarcas. En Logroño se h i -
cieron algunos arrestos en la noche del domingo , interpre-
GACETA OFICIAL.
ARTICULO DE o r u . K ) . casa de YVurtcmberg , y se asegura que el lugar destinado para
tando aquella numerosa asistencia á la misa popular , como su celebraoion es el Palacio de Trianon ¡ \ que tendrá erecto
un muro inexpiuiablo , máxime estando encargada la defensa S. M. continúa sin novedad en su importante salud.
á soldados tan valientes." una demostración hostil. Es d e creer q u e lo propio habrá su- :i principio* de Octubre. El joven Príncipe es sobrino carnal
cedido en otras partes. De igual beneficio disfruta el Serenísimo Señor Infante del Rey de Wurtemberg: nació el 80 de Diciembre de iKiií,
Don ShllASTIAN GAIIRIU. a Id raheza del Ejército. y se lilula Pederíco Guillermo Alejandro , Duque de W'ur-
No hemos recibido sesión alguna de las cortes revolucio- Con este motivo debemos observar, q u e en toda España
teinberg. Es lujo ,1,- una Princesa de Sajorna Coburgn , J pruno
narias. sin excluir la Capital y las grandes ciudades , donde la r e - hermano del Duque reinante, del Hoy Leopoldo y de la D u -
Las últimas noticias que se han recibido dt Salzhurqo ase-
volución ejerce su funesto poderío , cuantos mas templos so guran, que ioniiniiahnn en aquella Cuidad, sin la menor non dad quesa de k e n l , \ por consecuencia tío segundo de la Reina
cierran , cuantos m a s sacerdotes se confinan , y cuanto mas en su importante salad, S. A ¡Leí Serenísima Señor l'itiM i; i;
de. Inglaterra. Dorante algún tiempo lia estado al servicio d « |
Nos causa indignación el oir las sentidas lamentaciones que WE ASTURIAS , los Serenísimos Señores Infantes Don JOAN Emperador de Rusia , y el alunuiak de Gotba le da el titulo
se persigue á los creyentes , tanto mas ostensible se hace u n a
publica el JUttO-medio contra los asesinos de Pamplona y de C A R L O S y Don I ' K R N A M I O M A R Í A , SU Augusta Tia la Seré- de general-mayor de caballería retirado.
Vitoria. Horribles han sido los atentados en cuestión , bár- reacción marcada hacia las prácticas religiosas , notándose a u n — Se asegura que el día 1.'» se reunió el consejo de M i -
nisima Señora infanta Doñ.i Mitim T r m n * , \¡ la Sftnnivkm
baros y m u y dignos d e la execración universal. El partido en muchos q u e fueron estraviados en algún tiempo por las Señora Infanta Doña MARÍA AMALIA. nistros á consecuencia de las noticias de España recibidas
legilimista reprueba y abomina con toda la energía de su e s - doctrinas liberales, u n cierto género do consolador r e t r o c e s o en aquel (lia, y que recayóla discusión sobre la entrada d e
píritu los efectos y sus causas. Pero el justo-medio , ¿ qué Don Carlos en Madrid que h o y parece probable. La segu-
hacia los sanos principios , y no solo en España , sino t a m -
DARTE N O OFICIAL. ridad que ha dado nuestro embajador de q u e , aunque se
derecho tiene á deplorar los efectos , cuando él es quien ha
bién en los pueblos mas liberalizados d e la Francia. Este e s verificara este a c o n t e c i m i e n t o , no se lurbaria la tranquilidad
creado ó al menos admitido la causa produecnte ? El partido Noticias extranjeras. — IN(',LATERRA.
uno de los hechos q u e deben confundir la pobre inteligen- en aquella Capital , ha sosegado el ánimo de algunos persona-
d e m o c r á t i c o , ¿ se hubiera propasado a cometer atrocidades
cia d e la escuela filosofante. La'filosofía enciclopédica pugna El duque de Terceira sigue siempre en Torres-Yedras , y jes , recordándoles la célebre expresión que en otra época
d e esta línea , si el justo-medio no le hubiese abierto el c a -
sus filas se engruesan con los desertores del partido Contrarío*. pronunció en la tribuna M. Sebastiaui. El orden reina en Var-
mino de la confusión y la anarquía? ¿Quién preparó el i m p e - por materializar al hombre , por extinguir la religión , y con
Han salido de Lisboa un coronel de artillería , que se distin- sovia. (Buen sentid».)
rio de las asonadas? ¿Quién desencadenó la sangrienta fiera ella lanzar de la sociedad todos los sentimientos del honor y guió en el gobierno pedrista como sub-seerelario del minis- Burdeos.
de la revolución , cuyos furores tenia comprimidos la c o r d u - del deber. La sátira , la persecución , la indiferencia , todo terio de la guerra, tres capitanes y dos individuos m a s , y se Se nos asegura q u e han suspendido sus trabajos las fabricas
ra de nuestras antiguas leyes ? ¿ Quién derramó el primer fue- han incorporado al duque de Terceira. El gobierno ha priva-
se ensayó para facilitar el triunfo de la impiedad y del ateís- de noticias de Esparta establecidas en Bayona y Oloron p o r
go en este combustible inmenso , cuyas llamaradas siempre en do de su sueldo á e s t e , al Marques de Salduiba, á los harones
mo. Pero el espíritu d e religión , no solo se ha sostenido e n cuenta de Mendizabal , después d e la deplorable caida d e
creciente amenazan hoy al Cielo y á la tierra ? La usurpación de Setubal y de Vallongo y otros muchos personajes. Se vá
este hábil y grande hacendista: sin embargo se están haciendo
de Cristina sostenida por. el justo-medio impracticable y desas- medio de borrasca tan deshecha , sino q u e va recobrando t o - á proceder al arresto de unos trescientos guardias nacionales,
los acopios necesarios para volver á principiarlos , tan pronto
troso. Uno y otro son responsables a Dios y á la Patria d e los ma- da la plenitud de sus derechos. Pasó la moda d e ser implo: por haberse negado la semana pasada á presentarse en las lí-
como su excelencia vuelva al poder. (Guiena.)
neas , pero es difícil que puedan caber todos en las cárceles:
les que la abruman. Y lo mas irritante para el hombre imparcial el filosofismo es ya una vejez : el desprecio q u e inspiran sus
nada de nuevo se sabe de los movimientos ulteriores de las
e s , que debiendo recaer de lleno sobre las imprudentes cabezas máximas es un hecho incuestionable : toda la animadversión tropas de ambos partidos. Se asegura que el vizconde Sa-Da- N O T I C I A S DE ESPAiÑA.
del justo-medio la odiosidad d e tales atentados , quieran los pe-
y todo el ridículo con q u e atacó al cristianismo refluye afor- Bandejra ha sido hecho prisionero , y que el barón de FJom- La división realista que ocupó á Guadalajara
riódicos d e aquella bandera ridicula imputarlos á la reacción íin se ha pasado á los carlistas con sus tropas : %slo necesita el 19 no fue la de Zaratiegui, sino la de Sanz.
tunadamente contra sus degradados autores. Confundiéronse
d e CARLOS V. En esta imputación juegan á la par la mala fe confirmación. Mas de cincuenta de los principales comercian- El Cuartel Real , dejando la posición de Arganda,
y la estupidez mas degradante. Consúltese la historia de la todos los pronósticos; se falsificaron los cálculos d e ese filo- tes están detenidos en el Palacio de Belem por haberse nega-
revolución , y se verá que en las naciones todas donde por al- sofismo desorganizador, q u e osó extender su mano impía para
se dirigió á Mondejar el dia i 5 : el 18 se puso
do á presentarse en las líneas-, también se halla entre ellos
gún tiempo ha ejercido su funesto poderío , se han cometi- el general Bacon , y el embajador ingles se ha empeñado, a u n -
en marcha para Brihuega, sin que se sepa el o b -
subvertir el orden social por sus mas Íntimos fundamentos:
do los mismos a t e n t a d o s , las mismas espoliaciones , los mis- que en vano , para que le pongan en libertad. El Principe Fer- jeto de este movimiento. Ll 19 un escuadrón d e
fallóles un plan tan maquiabélico. La religión es obra de Dios,
mos asesinatos , y es evidente q u e alli no estaba CARLOS Y, nando ha salido hoy á caballo: habiendo pasado por delante caballería y seis compañías de infantería destaca-
y no la destruyen los hombres ! sus fundamentos están e n de un cuerpo de guardia y advertido que no se le han hecho das del cuartel general de Espartero atacaron en
y en muchas de ellas ni aun se ejecutaba ni se temia reac-
nuestra naturaleza , y nuestra naturaleza por fortuna es i n d e - los honores, se ha quejado al oficial que la mandaba , y este Aranzueque á cinco compañías de un batallón rea-
ción de ninguna especie en aquellas épocas de terror. No es
pendiente del poder de los sofistas. le ha contestado: que obraba asi en virtud de órdenes recibi- lista aragonés, q u e se defendieron bizarramente-
pues CARLOS V , ni es la reacción carlista la causante de e s -
das al efecto. (C. D. M. Post.J pero tuvieron q u e retirarse por no tener mas que
tas e s c e n a s , en que ni ha influido ni influye bajo de nin-
gún concepto. La revolución principiada siempre por el justn- 4o caballos que las protegieran. Este es el e n -
ANUNCIO. cuentro q u e motivó el repique general de cam-
incdio , termina esencialmente por el furor demagógico de los
F R A N C I A . — París. panas , salvas y otras demostraciones. Espartero da
exaltados: esta es su progresión n a t u r a l , vires adquirit cundo. En Lazeano se necesita un regente para la botica. Los a s -
E n el Diario de los Debates se lee.—Parece concluido el un parte equívoco para engañar al p ú b l i c o , como
Dése el primer impulso á las pasiones , y lo demás corre d e pirantes podrán dirijirse á D. José Ramón Mugica, alcalde d e
su cuenta : ¡ Qué mano habrá Un robusta q u e pueda n e u - enlace de S. A. R. la Priucesa María con u n príncipe d e la lo tiene de costumbre. Las cartas del Real y la
aquel pueblo , para tratar del ajuste.

EN LA I M P R E N T A REAL.
(91^ (915)
correspondencia de Madrid están perfectamente I GANDA i i leguas de Madrid. En el mismo «lia se adelantó, porque n o p u d i e r o n prever el espantoso aspecto que habia de 1 para arrollar a' 300 e n e m i g o s , causándoles una pérdida con-
de acuerdo en la ninguna importancia de esta in- liasta dar vista a aquella Capital , el General Cabrera con bis tornar la guerra. Lo peor es que la ciudad está inundada de siderable entre muertos y heridos.
significante escaramuza. Los periódicos revolucio- 7000 infantes y 800 caballos , con que se nos reunió en B u e - oficiales, sargentos y soldados, que con cualquier prclesto se N o podemos menos de tributar el debido elogio á gefes
narios que se alegraron un p o c o , creyendo pre- nache de Alarcon , viniendo de Aragón y de Valencia , según retiran del ejército , y se pasau los meses enteros en esta tan beneméritos y soldados tan valientes, t o n tales elemen-
maturamente que era cosa de entidad , confiesan la combinación formada al efecto. Dos escuadrones de la ciudad y en otros pueblos guarnecidos. De esta clase de mau- tos es indispensable el triunfo de CARLOS \ .
hoy que no mereció la pena ni aun de referirse. Guardia Real de Madrid , con artillería volante , quisieron las puede asegurarse que pasarán de 100 tan solo de la clase
La Centinela del Pirineo , papel revolucionario cubrir la «Villa ; pero pronto tuvieron que encerrarse en ella, de gefes y oficiales.» No hemos recibido los Diarios de cortes ; p e r o suponemos
de Bayona , dice en fecha del 28. "El ataque de huyendo precipitadamente, y dejando en poder de Cabrera, "Cabañero y Aznar con 2000 infantes el primero y 3000 el que la ridicula asamblea constituyente seguirá ocupada de los
Espartero no ha sido mas q u e un encuentro de entre algunos soldados prisioneros , al coronel comandante de segundo , ocupan y dominan todo el bajo Aragón , después derechos de estola y sueldo de los sacristanes.
caballería, sin influencia alguna sobre las opera- aquella fuerza y otro oficial. Los generales revolucionarios de la marcha de los expedicionarios.»
ciones ulteriores." El Faro , periódico ardiente- Espartero , Alai* , Baten* y Nogueras entraron el dia siguien- "En esta ciudad no se han recibido estos días los correos de El Diario Mercantil hablando de los ministerios pasados
mente adicto á la causa de Cristina , dice también te en Madrid con cuantas fuerzas tenían en Aragón , habien- Madrid; Todas las fuerzas de Don Carlos se habían aglomerado indica que en su concepto todos ellos han tenido un d e -
en fecha del 28. "Según los partes de la Gaceta do tenido mas de 2000 bajas en el camino por el cansancio en Castilla. Aqui se presume que en breve deberá darse una seo sincero de salvar el trono de Isabel y las nuevas ins-
de Madrid, la acción de Espartera se redujo a una y la deserción que cada dia se aumenta , y continuaron á batalla general , á no ser que entre en el plan de los carlis- tituciones ; pero que una fatalidad inconcebible, ha presidido
escaramuza entre su vanguardia y alguna fuerza l o s pueblos inmediatos de los Carahaucbclcs , \icall>aio y tas diferirla por algún tiempo , b á no ser que Espartero se la marcha de las cosas, perdiendo el lino y el vigor.
de la retaguardia carlista." El 21 ha contramar- Léganos. Como al mismo tiempo era preciso protejer la in- haya propuesto no separarse do la Capital y sus inmediacio- Convenimos con aquel periódico, que en los ministerios
d i a d o una división mandada por Villareal, apro- surrección en masa de la Alcarria , cuyos pueblos se han n e s , ya poique, no tenga la fuerza necesaria, 6 ya purque que con tal frecuencia se han sucedido , existia un deseo
ximándose de nuevo á la Capital por el camino pronunciado con el mayor entusiasmo por si solos en favor considere la indisciplina de sus tropas, y no inspirándole con- eficacísimo de salvar las nuevas instituciones , planteadas por
d e Ctiadalajara. de la justa causa , desarmando los milicianos nacionales, tianza tegun se asegura , se abstenga de aventurar un ataque la revolución ; pero de crisis tan multiplicadas , y de la ine-
S. M. antes de emprender una operación decisiva sobre lo» que podía ser el líllímo.» lii-nii ile tan repetidos esfuerzos resulta una verdad incon-
Zaratiegui fue quien entró en Valladolid. El gene-
restos del ejército enemigo , y la Capital de la Monarquía , testable ; y e s , que nada puede la Voluntad ó el deseo de los
ral rebelde Espinosa no teniendo fuerzas para re-
ha venido a esta Villa , en donde ya lian tenido de alta las hombres contra la fuerza irresistible de las cosas , ni contra
sistirse, resolvió evacuar la ciudad y llevarse toda CASTILLA. Según las cartas de B u r g o s , toda aquella pro
divisiones en dos días mas de 000 plazas. El entusiasmo la influencia de las ideas ; ó que la posición lógica de los
la artillería ; mas el pueblo se opuso tan enérgi- rancia estaba ya sometida á la autoridad de CAIII.DS V. Se o r
de lodos los pueblos de Castilla la Nueva es extraordinario; partidos no solo produce la energía ó debilidad de lus gobier-
camente, que los soldados no pudieron sacar si- ganizan rápidamente nuevos y numerosos batallones, y se I
cscede a nuestras mismas esperanzas, y la marcha de S. M. nos , sino también la bravura de los soldados , el talento de
n o sus mochillas : apenas habia salido la guarni- dispone un tren de artillería , que en breve dará en tierra con
puede decirse con propiedad una ovación continuada.—S. M. los e s c r i t o r e s , la elocuencia de los o r a d o r e s , y la buena d i -
ción, cuando entró la vanguardia de Zaratiegui al todas las casernas, si es que no se da prisa á evacuarlas,
y S. A. no han tenido novedad en su importante salud.» rección y lino de lodos los hombres de estado. La gloría y
•son de las campanas y en medio de las mas vivas como sucederá probablemente.
aclamaciones. El ayuntamiento salió á entregar las el acierto siguen á la virtud como á su sombra i la fuerza y
Del documento preinserto aparece que el Cuartel Real es-
llaves al general de CARLOS V. Se han cojido 1 a pie- energía son prerrogativas de la verdad , y véase aqui la c a u -
tuvo efectivamente en A R G A N D A , como lo anunciamos por VIZCAYA.—Durango 27 de Setiembre.—"Ayer de m a d r u -
zas de artillería, un millón de reales pertenecientes al sa por qué la revolución española no p u e d e salir de ese esta-
dos veces. Esto y las comunicaciones recibidas del mismo gada , el Coronel Jbarzabal, comandante del 3." de Vizcaya,
tesoro público, un depósito considerable de equi- do de debilidad , de languidez y de entorpecimiento, y por
Arganda , sirven de constestacion a los indiscretos comenta- encargado de la línea de Santo Domingo sobre Bilbao , hizo
nos militares, cantidad inmensa de municiones y so- qué marcha á su disolución y término á pasos de gigante.
rios de los que decian que el Cuartel Real no habia estado una de aquellas proezas tan comunes entre los bravos que sos-
b r e 4ooo fusiles. Una carta de Burgos dice, que el Véase aquí por qué algunos hombres de talento han incurri-
en Arganda, á pesar de que to aseguraba la Gaceta. Si el hecho tienen en este Señorío la causa de la legitimidad. Presintien- do en tamaños absurdos ; y apreciados en otro tiempo se han
'haber amagado á Madrid la expedicicion principal hubiera sido d u d o s o , lo hubiéramos publicado con la limi- do que de la guarnición de Bilbao y sus fuertes adyacentes , ha- hecho hoy despreciables á los ojos de la culta Europa. Véase
fue con el objeto de llamar a Espartero, Méndez-Vi- tación de se dice, ú otra s e m e j a n t e ; pero no fue a s i : sino rían los enemigos alguna salida, según lo han tomado de c o s - por qué la reputación militar mas distinguida en las dos al-
g o y demás fuerzas enemigas, facilitando asi la ope- que se anunció en tono de aseveración completa. Hemos pro- tumbre , se situó oportunamente para dejar bien castigado su mas guerras ha venido á estrellarse en esta lucha : por qué
ración de Zaratiegui. testado mil veces que nuestra misión no es la de engañar al atrevimiento ; y con e f e c t o , al observar que cosa de 300 generales muy acreditados y coronados de triunfos cuando
Por conducto extraordinario se acaba de saber, público. Ya nos cansamos de repetirlo. h o m b r e s , subían hacia el monte de Arriagas, de d e s c u - midieron su espada con las legiones del Corso , acaban boy
q u e el i \ entró en Madrid de incógnito el gene- b i e r t a , al abrigo de sus balerías del Desierto y trincaduras, de marchitar su gloria y oscurecer su fama. ¿ Dónde se hun-
ral Lorenzo , pidiendo al gobierno tropas y dine- CATALUÑA. Según las cartas de Berga el barón de M e e r arremetió contra ellos con sola la compañía de tiradores que dió el antiguo valor de Mina , la pericia de Oráa , y los ta-
r o para marchar hacia Valladolid. Por el mismo estaba el 13 en Manresa. El plan que concibió de pasar ha- tenia bajo sus inmediatas ó r d e n e s , y los hizo correr mas que lentos militares de Sarsfield , Valdés y otros antiguos g e n e -
conducto se ha sabido que Lerma y Aranda han cia Berga abortó como todos los demás. Urbizlondo desbara- de paso, hasta meterse en sus guaridas, despreciando el fuego rales ? ¿ Quién paralizó aquellos brazos invencibles? ¿ Q u i é n
sido guarnecidas por batallones realistas , y que tó su combinación reuniendo doce batallones en los alrede- que la artillería enemiga la dirigía de distintos p u n t o s , c a u - embotó aquellas espadas de fuego , aquellos rayos de la guer-
la Junta de Castilla está organizando á toda prisa dores de aquella plaza.
sándoles varios m u e r t o s , muchos heridos y cogiéndoles o n c e r a , que hicieron desaparecer las numerosas cohortes del ca-
«inco batallones sobre los q u e tenia. Se han fundido algunos cañones , y la prueba ha sido m u y prisioneros, que han pasado ya para el depósito de M.irquina, pitán del siglo , y humillaron la orgullosa altivez de los m a -
satisfactoria. Se ha dado un nuevo impulso á las fábricas d e sin pérdida alguna por nuestra parte.
"Cuartel Real de Monde jar 13 de Setiembre de 1837.— riscales del imperio , cuyas sienes venian adornadas con los
pólvora y de fusiles. Según avisa uno de los oficiales de las cuatro compañías laureles de Austcrliz y de Marengo ? Preciso es confesar: q u e
S. W. y S. A. con su cuerpo de ejército salieron de Villar
Tan pronto como capituló la guarnición de Prats , se prin- del 2." de Vizcaya , que con otras cuatro de Navarra fue- la injusticia de la causa que defienden, y la fuerza disolven-
de los Navarros el 30 del mes último , y se dirijieron , per-
cipiaron a demoler sus fuertes por n o haberse conceptuado ron conduciendo municiones para el general Zaratiegui , y que te de sus principios son la causa principal de tan estraña m e -
noctando en Fuembuena , Lagueruela , Calamocba y Alba , a
útil la conservación de aquel punto-
Orihuela del Tremedal. Delante de este pueblo se presenta- regresaron juntos á Estella el 17 , han hecho su expedición tamorfosis. Los grandes genios de Turena y de Conde, c u a n -
La titulada junta central de Barcelona ha publicado un b a n -
ron las columnas de Oráa y Nogiíeras , protegidas por la de para la parle de Castilla con toda felicidad, habiendo llena- do degradaron su carácter con las intrigas y la revolución de
do, en que se intima al vecindario el pago de un nuevo s u b -
Espartero , que á marchas forzadas había pasado á Aragón do el objeto de su marcha, y regresado á N a v a r r a , pasan- la F r o n d e , perdieron su fuerza y su prestigio ; pero cuando
sidio industrial y comercial en el preciso término de 24 horas.
al saber la derrota de B u r e u s ; mas el ejército Real en la do el Ebro á media legua de Lodosa , en donde estaba la defendieron la causa de la virtud en los días de Luis X I V ,
mailrugada tíet 4 continuó su movimiento , desfilando en un columna enemiga de la Rivera : hace mérito en su carta de fueron la gloria de su siglo. La F r o n d e hizo pigmeos á los
ARAGÓN. Zaragoza Id. '"Por aqui no tenemos un soldado:
llano por delante de las mismas avanzadas del campamento las ventajas conseguidas por la expedición de Zaratiegui, el gigantes , y Luis XIV agigantó los pigmeos.
la guardia nacional está haciendo el servicio de la plaza , y
del enemigo , que no se atrevió á atacarnos hasta que , d e s - brillante estado de esta, y lo contentos que se hallan nuestros
ya se deja ver que los talleres están abandonados , las tiendas
p u é s de rebasar la ultima división , amagó cargar con su n u - •voluntarios'»
cerradas generalmente , y los campos desiertos ; porque á Risa da en el apuro en que hoy se halla la Capital el oír
merosa caballería , que pronto tuvo que retroceder al ver al- Campamento de Derio 27.—Ahora que son las once y media
todo el mundo se compele á abandonar sus obligaciones y á los empleados protestar de palabra y por escrito, que están
gunos heridos por la compañía q u e cubría nuestra marcha,
vestir de continuo el uniforme , haciendo un servicio repug- del dia acabo de ver 11 prisioneros francos de B u r g o s , h e - dispuestos á sacrificar su vida en las aras de la Patria, y en
sm que hubiésemos perdido un solo hombre , ni una caballe-
nante é incompatible con el cultivo de los campos , y el pro- chos por el valiente y acreditado gefe D. José Pascual de favor de las instituciones vigentes. Los no empleados parece
ría de brigada. El 3 salimos de Frías , y dando vuelta "a la
greso d e la industria y del comercio. Los nacionales menos Jbarzabal en el punto avanzado de Azpuru , Amagas y Ar- que no manifiestan el mismo patriotismo , y de esto se q u e -
provincia de Cuenca hasta T a r a n c o n , llegamos el 12 á AR-
entusiastas maldicen la hora en que se alistaron en la milicia, danaz ; advirtiendo que una sola compañía ha sido bastante jaba la última correspondencia revolucionaria de Madrid; pero,
(91^ (915)
correspondencia de Madrid están perfectamente I GANDA i i leguas de Madrid. En el mismo «lia se adelantó, porque n o p u d i e r o n prever el espantoso aspecto que habia de 1 para arrollar a' 300 e n e m i g o s , causándoles una pérdida con-
de acuerdo en la ninguna importancia de esta in- liasta dar vista a aquella Capital , el General Cabrera con bis tornar la guerra. Lo peor es que la ciudad está inundada de siderable entre muertos y heridos.
significante escaramuza. Los periódicos revolucio- 7000 infantes y 800 caballos , con que se nos reunió en B u e - oficiales, sargentos y soldados, que con cualquier prclesto se N o podemos menos de tributar el debido elogio á gefes
narios que se alegraron un p o c o , creyendo pre- nache de Alarcon , viniendo de Aragón y de Valencia , según retiran del ejército , y se pasau los meses enteros en esta tan beneméritos y soldados tan valientes, t o n tales elemen-
maturamente que era cosa de entidad , confiesan la combinación formada al efecto. Dos escuadrones de la ciudad y en otros pueblos guarnecidos. De esta clase de mau- tos es indispensable el triunfo de CARLOS \ .
hoy que no mereció la pena ni aun de referirse. Guardia Real de Madrid , con artillería volante , quisieron las puede asegurarse que pasarán de 100 tan solo de la clase
La Centinela del Pirineo , papel revolucionario cubrir la «Villa ; pero pronto tuvieron que encerrarse en ella, de gefes y oficiales.» No hemos recibido los Diarios de cortes ; p e r o suponemos
de Bayona , dice en fecha del 28. "El ataque de huyendo precipitadamente, y dejando en poder de Cabrera, "Cabañero y Aznar con 2000 infantes el primero y 3000 el que la ridicula asamblea constituyente seguirá ocupada de los
Espartero no ha sido mas q u e un encuentro de entre algunos soldados prisioneros , al coronel comandante de segundo , ocupan y dominan todo el bajo Aragón , después derechos de estola y sueldo de los sacristanes.
caballería, sin influencia alguna sobre las opera- aquella fuerza y otro oficial. Los generales revolucionarios de la marcha de los expedicionarios.»
ciones ulteriores." El Faro , periódico ardiente- Espartero , Alai* , Baten* y Nogueras entraron el dia siguien- "En esta ciudad no se han recibido estos días los correos de El Diario Mercantil hablando de los ministerios pasados
mente adicto á la causa de Cristina , dice también te en Madrid con cuantas fuerzas tenían en Aragón , habien- Madrid; Todas las fuerzas de Don Carlos se habían aglomerado indica que en su concepto todos ellos han tenido un d e -
en fecha del 28. "Según los partes de la Gaceta do tenido mas de 2000 bajas en el camino por el cansancio en Castilla. Aqui se presume que en breve deberá darse una seo sincero de salvar el trono de Isabel y las nuevas ins-
de Madrid, la acción de Espartera se redujo a una y la deserción que cada dia se aumenta , y continuaron á batalla general , á no ser que entre en el plan de los carlis- tituciones ; pero que una fatalidad inconcebible, ha presidido
escaramuza entre su vanguardia y alguna fuerza l o s pueblos inmediatos de los Carahaucbclcs , \icall>aio y tas diferirla por algún tiempo , b á no ser que Espartero se la marcha de las cosas, perdiendo el lino y el vigor.
de la retaguardia carlista." El 21 ha contramar- Léganos. Como al mismo tiempo era preciso protejer la in- haya propuesto no separarse do la Capital y sus inmediacio- Convenimos con aquel periódico, que en los ministerios
d i a d o una división mandada por Villareal, apro- surrección en masa de la Alcarria , cuyos pueblos se han n e s , ya poique, no tenga la fuerza necesaria, 6 ya purque que con tal frecuencia se han sucedido , existia un deseo
ximándose de nuevo á la Capital por el camino pronunciado con el mayor entusiasmo por si solos en favor considere la indisciplina de sus tropas, y no inspirándole con- eficacísimo de salvar las nuevas instituciones , planteadas por
d e Ctiadalajara. de la justa causa , desarmando los milicianos nacionales, tianza tegun se asegura , se abstenga de aventurar un ataque la revolución ; pero de crisis tan multiplicadas , y de la ine-
S. M. antes de emprender una operación decisiva sobre lo» que podía ser el líllímo.» lii-nii ile tan repetidos esfuerzos resulta una verdad incon-
Zaratiegui fue quien entró en Valladolid. El gene-
restos del ejército enemigo , y la Capital de la Monarquía , testable ; y e s , que nada puede la Voluntad ó el deseo de los
ral rebelde Espinosa no teniendo fuerzas para re-
ha venido a esta Villa , en donde ya lian tenido de alta las hombres contra la fuerza irresistible de las cosas , ni contra
sistirse, resolvió evacuar la ciudad y llevarse toda CASTILLA. Según las cartas de B u r g o s , toda aquella pro
divisiones en dos días mas de 000 plazas. El entusiasmo la influencia de las ideas ; ó que la posición lógica de los
la artillería ; mas el pueblo se opuso tan enérgi- rancia estaba ya sometida á la autoridad de CAIII.DS V. Se o r
de lodos los pueblos de Castilla la Nueva es extraordinario; partidos no solo produce la energía ó debilidad de lus gobier-
camente, que los soldados no pudieron sacar si- ganizan rápidamente nuevos y numerosos batallones, y se I
cscede a nuestras mismas esperanzas, y la marcha de S. M. nos , sino también la bravura de los soldados , el talento de
n o sus mochillas : apenas habia salido la guarni- dispone un tren de artillería , que en breve dará en tierra con
puede decirse con propiedad una ovación continuada.—S. M. los e s c r i t o r e s , la elocuencia de los o r a d o r e s , y la buena d i -
ción, cuando entró la vanguardia de Zaratiegui al todas las casernas, si es que no se da prisa á evacuarlas,
y S. A. no han tenido novedad en su importante salud.» rección y lino de lodos los hombres de estado. La gloría y
•son de las campanas y en medio de las mas vivas como sucederá probablemente.
aclamaciones. El ayuntamiento salió á entregar las el acierto siguen á la virtud como á su sombra i la fuerza y
Del documento preinserto aparece que el Cuartel Real es-
llaves al general de CARLOS V. Se han cojido 1 a pie- energía son prerrogativas de la verdad , y véase aqui la c a u -
tuvo efectivamente en A R G A N D A , como lo anunciamos por VIZCAYA.—Durango 27 de Setiembre.—"Ayer de m a d r u -
zas de artillería, un millón de reales pertenecientes al sa por qué la revolución española no p u e d e salir de ese esta-
dos veces. Esto y las comunicaciones recibidas del mismo gada , el Coronel Jbarzabal, comandante del 3." de Vizcaya,
tesoro público, un depósito considerable de equi- do de debilidad , de languidez y de entorpecimiento, y por
Arganda , sirven de constestacion a los indiscretos comenta- encargado de la línea de Santo Domingo sobre Bilbao , hizo
nos militares, cantidad inmensa de municiones y so- qué marcha á su disolución y término á pasos de gigante.
rios de los que decian que el Cuartel Real no habia estado una de aquellas proezas tan comunes entre los bravos que sos-
b r e 4ooo fusiles. Una carta de Burgos dice, que el Véase aquí por qué algunos hombres de talento han incurri-
en Arganda, á pesar de que to aseguraba la Gaceta. Si el hecho tienen en este Señorío la causa de la legitimidad. Presintien- do en tamaños absurdos ; y apreciados en otro tiempo se han
'haber amagado á Madrid la expedicicion principal hubiera sido d u d o s o , lo hubiéramos publicado con la limi- do que de la guarnición de Bilbao y sus fuertes adyacentes , ha- hecho hoy despreciables á los ojos de la culta Europa. Véase
fue con el objeto de llamar a Espartero, Méndez-Vi- tación de se dice, ú otra s e m e j a n t e ; pero no fue a s i : sino rían los enemigos alguna salida, según lo han tomado de c o s - por qué la reputación militar mas distinguida en las dos al-
g o y demás fuerzas enemigas, facilitando asi la ope- que se anunció en tono de aseveración completa. Hemos pro- tumbre , se situó oportunamente para dejar bien castigado su mas guerras ha venido á estrellarse en esta lucha : por qué
ración de Zaratiegui. testado mil veces que nuestra misión no es la de engañar al atrevimiento ; y con e f e c t o , al observar que cosa de 300 generales muy acreditados y coronados de triunfos cuando
Por conducto extraordinario se acaba de saber, público. Ya nos cansamos de repetirlo. h o m b r e s , subían hacia el monte de Arriagas, de d e s c u - midieron su espada con las legiones del Corso , acaban boy
q u e el i \ entró en Madrid de incógnito el gene- b i e r t a , al abrigo de sus balerías del Desierto y trincaduras, de marchitar su gloria y oscurecer su fama. ¿ Dónde se hun-
ral Lorenzo , pidiendo al gobierno tropas y dine- CATALUÑA. Según las cartas de Berga el barón de M e e r arremetió contra ellos con sola la compañía de tiradores que dió el antiguo valor de Mina , la pericia de Oráa , y los ta-
r o para marchar hacia Valladolid. Por el mismo estaba el 13 en Manresa. El plan que concibió de pasar ha- tenia bajo sus inmediatas ó r d e n e s , y los hizo correr mas que lentos militares de Sarsfield , Valdés y otros antiguos g e n e -
conducto se ha sabido que Lerma y Aranda han cia Berga abortó como todos los demás. Urbizlondo desbara- de paso, hasta meterse en sus guaridas, despreciando el fuego rales ? ¿ Quién paralizó aquellos brazos invencibles? ¿ Q u i é n
sido guarnecidas por batallones realistas , y que tó su combinación reuniendo doce batallones en los alrede- que la artillería enemiga la dirigía de distintos p u n t o s , c a u - embotó aquellas espadas de fuego , aquellos rayos de la guer-
la Junta de Castilla está organizando á toda prisa dores de aquella plaza.
sándoles varios m u e r t o s , muchos heridos y cogiéndoles o n c e r a , que hicieron desaparecer las numerosas cohortes del ca-
«inco batallones sobre los q u e tenia. Se han fundido algunos cañones , y la prueba ha sido m u y prisioneros, que han pasado ya para el depósito de M.irquina, pitán del siglo , y humillaron la orgullosa altivez de los m a -
satisfactoria. Se ha dado un nuevo impulso á las fábricas d e sin pérdida alguna por nuestra parte.
"Cuartel Real de Monde jar 13 de Setiembre de 1837.— riscales del imperio , cuyas sienes venian adornadas con los
pólvora y de fusiles. Según avisa uno de los oficiales de las cuatro compañías laureles de Austcrliz y de Marengo ? Preciso es confesar: q u e
S. W. y S. A. con su cuerpo de ejército salieron de Villar
Tan pronto como capituló la guarnición de Prats , se prin- del 2." de Vizcaya , que con otras cuatro de Navarra fue- la injusticia de la causa que defienden, y la fuerza disolven-
de los Navarros el 30 del mes último , y se dirijieron , per-
cipiaron a demoler sus fuertes por n o haberse conceptuado ron conduciendo municiones para el general Zaratiegui , y que te de sus principios son la causa principal de tan estraña m e -
noctando en Fuembuena , Lagueruela , Calamocba y Alba , a
útil la conservación de aquel punto-
Orihuela del Tremedal. Delante de este pueblo se presenta- regresaron juntos á Estella el 17 , han hecho su expedición tamorfosis. Los grandes genios de Turena y de Conde, c u a n -
La titulada junta central de Barcelona ha publicado un b a n -
ron las columnas de Oráa y Nogiíeras , protegidas por la de para la parle de Castilla con toda felicidad, habiendo llena- do degradaron su carácter con las intrigas y la revolución de
do, en que se intima al vecindario el pago de un nuevo s u b -
Espartero , que á marchas forzadas había pasado á Aragón do el objeto de su marcha, y regresado á N a v a r r a , pasan- la F r o n d e , perdieron su fuerza y su prestigio ; pero cuando
sidio industrial y comercial en el preciso término de 24 horas.
al saber la derrota de B u r e u s ; mas el ejército Real en la do el Ebro á media legua de Lodosa , en donde estaba la defendieron la causa de la virtud en los días de Luis X I V ,
mailrugada tíet 4 continuó su movimiento , desfilando en un columna enemiga de la Rivera : hace mérito en su carta de fueron la gloria de su siglo. La F r o n d e hizo pigmeos á los
ARAGÓN. Zaragoza Id. '"Por aqui no tenemos un soldado:
llano por delante de las mismas avanzadas del campamento las ventajas conseguidas por la expedición de Zaratiegui, el gigantes , y Luis XIV agigantó los pigmeos.
la guardia nacional está haciendo el servicio de la plaza , y
del enemigo , que no se atrevió á atacarnos hasta que , d e s - brillante estado de esta, y lo contentos que se hallan nuestros
ya se deja ver que los talleres están abandonados , las tiendas
p u é s de rebasar la ultima división , amagó cargar con su n u - •voluntarios'»
cerradas generalmente , y los campos desiertos ; porque á Risa da en el apuro en que hoy se halla la Capital el oír
merosa caballería , que pronto tuvo que retroceder al ver al- Campamento de Derio 27.—Ahora que son las once y media
todo el mundo se compele á abandonar sus obligaciones y á los empleados protestar de palabra y por escrito, que están
gunos heridos por la compañía q u e cubría nuestra marcha,
vestir de continuo el uniforme , haciendo un servicio repug- del dia acabo de ver 11 prisioneros francos de B u r g o s , h e - dispuestos á sacrificar su vida en las aras de la Patria, y en
sm que hubiésemos perdido un solo hombre , ni una caballe-
nante é incompatible con el cultivo de los campos , y el pro- chos por el valiente y acreditado gefe D. José Pascual de favor de las instituciones vigentes. Los no empleados parece
ría de brigada. El 3 salimos de Frías , y dando vuelta "a la
greso d e la industria y del comercio. Los nacionales menos Jbarzabal en el punto avanzado de Azpuru , Amagas y Ar- que no manifiestan el mismo patriotismo , y de esto se q u e -
provincia de Cuenca hasta T a r a n c o n , llegamos el 12 á AR-
entusiastas maldicen la hora en que se alistaron en la milicia, danaz ; advirtiendo que una sola compañía ha sido bastante jaba la última correspondencia revolucionaria de Madrid; pero,
(916)
•i-mó ni que t'thfiftwiones puede haber para el que una paz interior muy sólida y duradera ; y no á beneficio de
no encuentra los empleos que esperaba ó ha sido destituido una dominación despótica , sino por el esmero con que e v i -
de los que poseía ? Eso es lo mismo que pasar por una fon- tan la introducción de los principios revolucionarios. En las
da de donde sale un olor suavísimo , cuando uno no lleva un Potencias del Norte se mantiene ileso el gran dogma de la
lejilimidad , el derecho hereditario , el esplendor de los tronos,
maravedí en el bolsillo. Sin él vinieron á España centenares
los antiguos fueros y tradiciones del país y sus creencias , y
de vampiros i arrojarse sobre la presa de los empleos , y con
la observancia de sus venerandas leyes , introduciendo gra-
los codos sacados para impedir que se acercara ningún otro.
dual y progresivamente las mejoras que reclaman el tiempo y
Ministerios , tribunales , mandos políticos , secretarías , grados las circunstancias. Véase por qué no se experimentan allí con-
militare! , p n bendas , embajadas , comisiones , empleos de vulsiones emanadas de un principio político. Ni tampoco las
hacienda , y todo cuanto valia ó podia valer dinero , fue in- hay ni las habrá probablemente originadas de ningún princi-
mediatamente arrebatado al son de liberalismo y de soñados pio económico ; porque un país cuyas cargas no son insopor-
persecuciones. Todos estos nuevos funcionarios en tiempo de tables, y donde una administración paternal encuentra en los
Martinez de la Rosa y de Toreno , hacían el mismo genero- recursos ordinarios del tesoro medios suficientes para a t e n -
so ofrecimiento de su sangre por salvar la Patria; pero cam- der á sus obligaciones, prospera naturalmente en una progre-
bió el ministerio . t r i u n f ó ' u n matiz mas avanzado , y cayeron sión muy rápida ; y cuando Un ventajosa es su situación e c o -
nómica , no apetece en verdad trastornas y revueltas. El go-
de sus destinos los hombres que ardían en el fuego sacro del
bierno se mira como un numen tutelar : lejos de odiársele,
mas acendrado patriotismo : quedaron también con la boca
se le ama : lejos de hostilizársele , se le defiende ; porque se
abierta murbos qa • su habían prometido adelantar algo en la
palpan y no se quieren perder sus beneficios. Las sociedades
nueva carrerra constitucional, y se acabo su patriotismo , y y los individuos , obedecen siempre gustosos á la ley de la
las gloriosas instituciones por quien** juraron derramar su conservación , á este sentimiento instintivo que nos prohibe
sangre llegaron ii ser para ellos un objeto indiferente ; y el suiíidi i político. Estas son, p u e s , las causas que mas in-
cuando se ha presentado la ocasión de salvar esa pretendida fluven en el mantenimiento del orden en algunas naciones
Patria, unos han marchado h Francia , y otros se mantienen de la Europa. I'ero si su administración fuese desbaratada y
pasivos en medio del peligro. Solo quedan con las armas en
sus gobiernos transigiesen con el espíritu revolucionario, que
la mano los d00*-añi*Ul Con sus hermanos los del treinta y en algunas partes lialiia asomado su cabeza , si i sintiesen
siete , los emplados público* y los meritorios , cuya patria erigir el dogma de la soberanía popular j si el trono cediese
Consiste 60 los empleos habidos y por liaber. el mas mínimo de sus d e r e c h o s ; si por satisfacer exigencia*
i m p r u d e n t e ! , se desviasen del recomendable sistema de m e -
Antes de ahora teniamo* dicho que aquella* protestas y
joras graduales y provechosas, y adoptasen el de reforma*
todos los juramentos de adbcsion desinteresada á la causa d<
innecesarias, prematuras y violenta*; si se empeñasen en aten-
tu lihcrtail eran palabrotas vanas , que solo sonaban bien « n tar contra las antiguas tradiciones del país , contra sus c o s -
la boca de un parásito , y lo poco qne había que contar en tumbres y fueros , y en cambiar repentinamente el todo de.
semejantes decisiones. Moriremos por la Patria', jdecian , cuan- su legislación fundamental , es bien seguro que experimenta-
do se les dio un destino y se llenaron superabundanteinentc rían ya esa tempestad terrible que aflije á los países d o m i -
todas sus exigencias ; pero cuando cayeron de sus destinos, nados por la revolución , experimentarían el incremento de
los desórdenes , el choque espantoso de los partidos, la a n -
6 cuando no vieron satisfechas las pretensiones de su partido
siedad y el disgusto de los p u e b l o s , la desmoralización del
ó las particulares de los individuos , se apagó esa llama en
ejército , la ruina de la hacienda pública , y aquel espíritu de
que ardia su corazón, y desapareció el enjambre de m o d e - vértigo y aquella insaciabilidad desmesurada que ha sumido
rados que rodeaban el trono de la inocente , esgrimiendo sus tantas naciones en la confusión del caos. ; Ojala que la p o -
espadas contra molinos de viento. Lo peor es que algunos sición geográfica y política de la Península española y otras
d e los patriotas del primer periodo se han formado con tiem- concausas imprevistas, no hubieran diseminado desgraciada-
po un mayorazgo del amor a su adorada Patria y de su d e c i - mente estos gérmenes de perpetuas convulsiones !
sión por la inmortal Cristina , y hoy viven en el extranjero «•Maa30M*!mataBa(SU*B(MMMMt*aWB*B*a9EH«9*(BMaBHMBB**aa*l
entregados á una vida descansada y regalona . ¡ Qué les i m - El REY N. S. se ha servido mandar que este perió-
portará pues ahora que se hunda el trono de Isabel de que dico , que se ha puhlicado en Uñate desde el año
ya no esperan sacar ningún provecho! Y los que se han q u e - "835, varié de nombre en atención á las circuns-
dado por acá sin empleo y sin esperanza de conseguirlo, ¿ qué tancias, llamándose en lo sucesivo BOLETÍN DE
les importara por las nuevas instituciones , á cuya sombra no NAVARRA V- PROVINCIAS VASCONGADAS. Tam-
han podido m e d r a r , sino que al contrario han quedado sin bién quiere S. JM. que continúe el mismo Re-
modo de vivir, y andan por esas oficinas alargando el cuello dactor de la Gaceta , y que se publique dos ve-
a manera de forzados? ¿ I r á n á tomar un fusil ó á recibir un ces por semana como basta a q u i , en los mismos
balazo, sin otra recompensa que el que se les den las gracias dias, y bajo el mismo sistema, según aparece de
en la Gaceta del gobierno? No se entendía asi su patriotis- la Real orden que se ha comunicado al Redactor
m o ; ni esta era su mente , cuando ofrecieron en otro t i e m - por la primera Secretaría de Estado y del Des-
po derramar su sangre por la causa de Isabel.
pacho. En su consecuencia los suscritores recibi-
rán el nuevo periódico en la misma forma q u e
recibían la Gaceta, y los que hayan de suscribirse
En el papelucho de que hicimos mérito en el número 102 de nuevo deberán hacerlo por las administracio-
(el Rayo) se dice , que las Potencias del Norte á fuerza de des- nes de correos, ó en la oficina de la Imprenta Real.
potismo reprimen las gloriosas erupciones de la libertad, y viven Las reclamaciones podrán dirigirse á D. Felipe
con una tranquilidad aparente, pero de poca duración. Hitarte, Tesorero de la Real Imprenta y Encar-
Nosotros creeaios que las Potencias del Norte disfrutan de gado de la administración.

EN LA IMPRENTA REAL.