Está en la página 1de 2

01_ la senda de la obediencia

A Dios hay que darle lo mejor que tenemos?
La respuesta es no.
Similar cuando fui a pedir trabajo, el jefe me pregunto, en que eres bueno?
Empecé a describirle la lista de cosas que hacia bien, en lo que me especializaba, y antes
que terminara, me interrumpió, y me dijo que esa no era la respuesta correcta.
Aquí queremos gente, que solo sepa hacer una sola cosa, que sepa hacer caso, obedecer.
Dios no exige que le demos lo mejor, solo que le demos obediencia.

Jos 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la
ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra,
para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.
Jos 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche
meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito;
porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
Jos 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque
Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.






Yo te daré toda la tierra que prometí a Moisés mi siervo.
Nadie te podrá hacer frente, yo estaré contigo.
No te dejare ni te desamparare.
Serás prosperado en todas las cosas que emprendas,
Dios hará prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
Porque Jehová tu Dios estará contigo donde quiera que vayas.

Nos encantan las promesas, a veces creemos que son cheques en blanco del cielo, los cuales
podemos cobrar cuando queramos. Pero Dios nos ha mostrado en su palabra, que cada
promesa conlleva una condición.
La condición de estas promesas está muy clara al inicio del pasaje.
Solamente: indicar que no se incluye ninguna otra cosa además de lo que se expresa.
solo, únicamente.
[Jos_1:7] esfuérzate y se valiente.
La exhortación del JOS_1:7 dice literalmente: “Solamente sé fuerte y muy valiente en
observar todas las instrucciones [toraha], etc. Esta era la condición del éxito: entrega total
a Dios y cooperación con su voluntad expresa. La tarea era de tal magnitud que Josué no

Josué no podía seguir sus propios planes y esperar que Dios le concediera su favor. El plan de Dios garantizaba el éxito. prosperidad en la Biblia tiene que ver con un buen resultado. y el prestar atención que la grosura de los carneros. Ceder ante el esfuerzo que se realiza para cambiar la forma o el estado de algo. ¿Acaso prosperar aquí tiene que ver como abundancia de riquezas? No! Tiene que ver con el resultado. Josué necesitaba el apoyo de Dios para realizar una empresa como la conquista de Canaán. pero que no nos demos cuenta de la importancia de ciertos detalles. OBEDECER: cumplir la voluntad de quien manda. Sería un reto a la integridad de Dios dejar de lado “uno de estos mandamientos muy pequeños” (Mat_5:19). O “seas prudente”. como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios. Una persona puede ir al extremo en cualquier lado de la senda del deber. el poder divino debía unirse al esfuerzo humano. cumplir. cada detalle de la misma es tan sagrado como el todo. El maligno se complace tanto en que el cristiano tome el sendero de la derecha. Siempre hay un sendero a la derecha y otro a la izquierda. La senda de la obediencia es la senda del medio. con la victoria sobre el pecado: hemos de ser fuertes y valientes al seguir todas las instrucciones del Señor. Una persona sólo puede actuar sabiamente en la medida que coopere con la Fuente de toda sabiduría. que lleva al liberalismo. de quien establece una ley o normas. Compárese con instrucciones similares referentes a los Diez Mandamientos en Deu_5:32. Para que seas prosperado. Es posible que creamos estar de acuerdo con el principio general. someterse. Ejecutar lo que se le indica. las aparentes minucias se transforman en la verdadera prueba de la completa fidelidad a Dios. Hacer lo que se le ordena. un final feliz. sino complaciéndonos a nosotros mismos. Si en su sabiduría Dios ha dado una orden. Lo mismo ocurre con la salvación. respetar. “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría” (Pro_9:10). subordinarse. No te apartes de ella. Por lo tanto. indudablemente ambos están equivocados. se le advirtió que no siguiera su propio camino ni en lo más mínimo. acatar.podía realizarla solo. “No te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra”. 1Sa 15:22 Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas. Al hacer esto no estamos obedeciendo a Dios. Así. . Ambos conducen a la destrucción. hacia el fanatismo. como que entre por el sendero de la izquierda. La prosperidad es resultado de una actuación sabia. ceder.